Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 16th 2013, 10:15

TITULO: Enamorada de mi tutor
FECHA DE CREACIÓN: 16- Junio- 2013
AUTOR(A): Andy_ buenfil
TIPO DE NOVELA: Semi- hot.
MENSAJE PARA SUS LECTORES: Es importante aclarar que ésta novela no me pertenece, la escribió otra fan y yo solo quise adaptarla para que ustedes también se deleitaran con esta preciosa novela. Espero que de verdad les guste tanto como a mi. Tiene drama, romance y escenas un poco hot. Para algunas que me recuerden soy la escritora de "Guerra entre el cielo, el infierno y la tierra & Secreto o mentiras". También subí la novela "Esclavizada" que a muchas les encanto. Gracias por pasarse a esta novela y prometo no defraudarlas!


PD: En mis novelas siempre hay reglas. Si quieren maratones tienen que haber un mínimo de 10 comentarios de diferentes autoras. Si quieren capítulo cada día tiene que haber un máximo de 5 comentarios de también diferentes autoras.










7 Años antes……



David: —¿Quieres más café?


Nick negó con la cabeza y dirigió una mirada especulativa al que una vez había sido su jefe y, desde hacía tiempo, era su mejor amigo. 


Estaban sentados en la terraza de la magnífica mansión de David, comiendo juntos, como siempre hacían cada vez que Nick volvía a Sidney. 


David le había preguntado a Nick acerca del proyecto del complejo residencial que se traía entre manos y había parecido complacido cuando le dijo que iba a ser un negocio muy exitoso.


Pero Nick intuía que pasaba algo; siempre había sido muy intuitivo.


Nick: —¿Pasa algo, David?


David: —Nada concreto. Simplemente tengo el presentimiento de que no voy a seguir mucho tiempo con vida.


Nick: —¿Has ido al médico? —preguntó Nick, estupefacto ante aquella respuesta. 


David: —Hace poco me hicieron una revisión y simplemente me dijeron que perdiera unos kilos y bebiera menos.


Nick: —Entonces ¿por qué te ha dado por pensar eso?


David: :—Sé que algún día moriré y quiero estar preparado.


Nick: —Sólo tienes sesenta y un años, David


David—De todas formas, he decidido rehacer mi testamento. Debería haberlo hecho cuando murió Jess, pero no me sentí con ánimos de hacerlo. 


Nick: —Espero que no se te haya ocurrido dejarme nada, ¿verdad? —le avisó—. Ya has hecho mucho por mí, David. 


David ya le había dado una educación y un trabajo cuando nadie lo habría hecho. Y además, le había enseñado todo lo relacionado con el mundo empresarial. Como colofón, le había dado la oportunidad de invertir en una película que se había convertido en una de las más exitosas de Australia. La novia del desierto les había dado mucho dinero a los dos.


David —Pensé que tal vez quisieras el Rolls —le dijo David —. Sigue yendo estupendamente. Ya sé que ahora prefieres los coches deportivos, pero no hay nada como un Rolls—Royce. 


Nick sonrió. 


Nick: —De acuerdo, puedes dejarme el Rolls. ¡Cómo le gustaba ese coche! En su juventud, había pasado horas lavándolo y abrillantándolo, sintiéndose como un príncipe cuando estaba tras el volante. La única pega había sido el uniforme de chófer que había tenido que llevar. No le gustaba cómo le trataba la gente cuando iba de uniforme, como si fuera inferior a ellos, pero nunca se lo había dicho a David.


David —Me gustaría nombrarte albacea de mi testamento. Si no te importa, claro. 


Nick: —Por supuesto que no. 


David —Bien, también me gustaría que fueras el tutor legal de ______ hasta que tenga veinticinco años.


Nick se puso tenso al oír esa petición, pero recordó que todo aquello era hipotético. Las posibilidades de que David muriera antes de cumplir los setenta eran remotas, pero si por alguna desafortunada razón ocurriera, él estaría en una posición muy incómoda. 


Había estado evitando a la única hija de su amigo desde la comida de Navidad de hacía unos años. La adolescente desgarbada y larguirucha había desaparecido dando paso a una voluptuosa mujer de curvas sinuosas. 


Hasta entonces, no había pensado que los ojos de ______ fueran bonitos. Almendrados y de un color verde oscuro, enmarcados por unas espesas cejas, no le habían parecido nada especiales. Sin embargo, en aquellos momentos, con las cejas depiladas y maquillados, había pensado que tenían una fascinante belleza exótica. 


Nada más mirarla, Nick había sentido un ataque de lujuria tal que le había hecho sentirse culpable. Y las cosas habían ido de mal en peor. 


Ella lo había acorralado bajo el muérdago y le había dado un beso inocente, pero la reacción de él al beso no había tenido nada de inocente. Había tenido que contenerse para no meter la lengua en su dulce boca. 


Si ella hubiese sabido los lujuriosos pensamientos que poblaban su mente, no lo habría mirado con tal adoración. A partir de entonces, él la había evitado; sólo visitaba a David cuando sabía que ella estaba en el internado o el día de Navidad. Y en Navidades, siempre había llevado a alguna chica con él. 


Nick dejó vagar su mirada en esos momentos por la piscina y un recuerdo de las últimas Navidades asaltó su mente. _______ contoneándose al bajar las escaleras que llevaban a la piscina, ataviada con un minúsculo bikini verde esmeralda. 


Él estaba solo en la piscina. Jasmine no había querido acompañarlo; no había querido mojarse el pelo. _____ no tenía esos remilgos. Se había lanzado de cabeza al agua y había aparecido al lado de él. 


—¿Quieres que hagamos una carrera? —le había retado. Aquello le había recordado las incontables veces que habían hecho eso cuando él había sido chófer y ella, una niña.


El problema era que ya no era una niña. Y él ya no era chófer. El podía tener a cualquier mujer que quisiese, excepto a _______. ¡Pero, demonios, cómo la había deseado en esos momentos!
 
Había visto dolor en sus ojos cuando él, con una torpe excusa, había salido de la piscina. No la había vuelto a ver desde entonces. Pero tendría que verla a menudo si David moría y él se convertía en su tutor. 


David—No pareces muy complacido —dijo David —. Sé que es mucho pedir, pero... 


Nick—No es eso —le interrumpió Nick—. Sabes que haría cualquier cosa por ti. Simplemente me pregunto si soy la persona más adecuada.


David—¿Por qué lo dices? ¿Porque no tienes experiencia como padre?


Nick —¿No crees que Flor y Jimm lo harían mejor?


El ama de llaves y su marido llevaban muchos años con David. Aunque no tenían hijos, seguramente serían mejores tutores que un ex chico malo. 


David: No estoy de acuerdo —le contestó—. Ellos no son de la familia.


Nick: —Tampoco lo soy yo. 


David —Tú eres como un hijo para mí. Mira, sé exactamente qué es lo que te preocupa. 


Nick: —¿De verdad? 


David —Habría que estar ciego y sordo para no ver que _______ está encandilada contigo. Pero eso se le pasará una vez salga del internado y se enfrente al mundo real. Con lo guapa que es, seguro que va a tener un montón de jovencitos detrás de ella. No sólo jovencitos, también hombres maduros. Hombres que no sólo van a buscar satisfacer sus deseos carnales. Ahí es donde entra tu experiencia. 


Nick: —No sé adónde quieres llegar —replicó Nick, luchando contra la punzada de celos que sintió al imaginar a _______ con un hombre. 


David —Tú conoces el lado oscuro de la vida —insistió David sabes lo que estarían dispuestos a hacer algunos hombres por poner sus manos en la fortuna que _______ tendrá algún día. 


Nick asintió. 


Nick: —David , creo que estás preocupándote por nada. Probablemente vivirás hasta los cien años. 


David —Es posible, pero por si acaso, quiero asegurarme de que ______ no reciba su herencia hasta los veinticinco. Todo lo que tendrá hasta entonces será dinero suficiente para pagar su educación, y esta asignación cesará una vez que consiga un empleo. 


Nick: —¿No te parece un poco exagerado?


David —No me parece bien que los adolescentes dispongan de grandes sumas de dinero. ______ tiene que aprender que el dinero no crece en los árboles. 


Nick: —¿Y la casa? 


Davis —Daré instrucciones para que tú puedas vivir aquí gratis hasta que la casa pase a ser de _____. Naturalmente, espero que la dejes vivir aquí si ése es su deseo. 


Nick: —¿Te das cuenta de que ______ puede impugnar un testamento de esas características? 


David: —No lo hará. No, a menos que caiga en manos de un canalla. Tu tarea será proteger a mi hija de los canallas, de los cazafortunas, de los corruptos. 


Nick: —Una tarea difícil. 


David—Tengo fe en ti. 


Nick: —Se necesita a un ladrón para atrapar a otro ladrón. Es eso lo que piensas, ¿no?


David—No me digas que todavía te consideras un canalla, Nick.


Nick: —Puedes sacar a un niño de la calle, pero no la calle del niño.


David —No eres un niño, eres un hombre, un buen hombre, y estoy muy orgulloso de ti. 


Nick: —Me gustaría que dejáramos de hablar como si te fueras a morir en cualquier momento. Te quedan muchos años de vida. 


David —Pero, por si acaso, prométeme que cuidarás de mi hija hasta que cumpla veinticinco años.


Nick se lo prometió. Sólo esperaba no tener que cumplir su promesa. 


Sólo hacía tres semanas que Nick había regresado a Happy Island cuando le llamó el ama de llaves de David . Entre sollozos, Flor le comunicó que David había muerto la noche anterior. 


Ven a casa, Nick. Sé que tú eres el albacea de su testamento y el tutor de _______. El me lo dijo. Nick cerró los ojos. Una extraña mezcla de emociones lo asaltó. Conmoción, tristeza, frustración... 


Flor:- ______ te necesita, Nick —añadió Flor—. No tiene a nadie más. 


Aquello era verdad. David y Jess habían tenido sólo una hija después de años intentando tener descendencia. Sus abuelos habían muerto.


David había sido hijo único y Jess sólo tenía un hermano, la oveja negra de la familia que sólo aparecía cuando necesitaba dinero. Ni siquiera había acudido al funeral de su hermana. 


Flor —La pobre está destrozada.


Nick: —Iré ahora mismo para allá. ¿______ sigue en el internado?


Flor:- Sí.


Nick: —Pues que se quede allí hasta que yo llegue. 


Flor —Dios te bendiga, Nick. A partir de aquel momento, iba a necesitar, y mucho, la ayuda de Dios. 


David le había pedido que protegiera a ______ de los canallas. ¡Y él estaba incluido en esa categoría!

7 años después...........









Más de 3 comentarios y subo el 1er capítulo! Wink
Espero que sea de su agrado.


Última edición por Yatxira Jonas Gautier el Agosto 23rd 2013, 09:15, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 16th 2013, 12:02

hola nueva lectora! me encanta siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 16th 2013, 13:26

nueva lectora...
sta genial... siguela
Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1308
Edad : 22
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 16th 2013, 23:00

Nueva lectora me encanta la novela
Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 16th 2013, 23:32

Siiiigueelaaaaaa!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 19th 2013, 16:57

Capítulo 1



Siete años después... ______ observaba con expresión ceñuda a Derek, que en ese momento avanzaba despacio hacia ella por el atestado bar con una copa de champán en cada mano. 


En el rato que habían tardado en servirle, ______ había empezado a preguntarse si no habría hecho mal aceptando la invitación de Derek a tomar una copa con él por Navidad. 


______ se consoló pensando que en los seis meses que Derek llevaba siendo su entrenador personal, jamás se le había insinuado, ni se había pasado de la raya. 


Pero en ese momento, mientras le pasaba la copa de champán y se sentaba frente a ella, _____ percibió un brillo especial en su mirada.


Tu: —Es muy amable por tu parte —comentó ella con cuidado.


______ se sintió mal cuando él le sonrió de oreja a oreja.


Derek —Soy amable,______ —dijo él—. Y no, no estoy tratando de flirtear contigo.


Tu: —No lo había pensado —mintió ella antes de probar el champán.


Derek —Sí que lo has pensado.


Tu: —Bueno...


Derek se echó a reír.


Derek—Esta copa es para celebrar todo el trabajo que has hecho. Pero por favor ten cuidado durante las navidades. No quiero que llegues a finales de enero con la misma figura de hace seis meses.
 
_______ hizo una mueca al recordarlo y dejó la copa sobre la mesa. 


Tu: —He reflexionado mucho estos meses pasados, mientras tú has estado ejercitando mis carnes fofas; y por fin he conseguido reconocer por qué comía descontroladamente.


Derek—Dime cómo se llama, entonces.


Tu: —¿Quién?


Derek—La razón que hay detrás de esa manera de comer.


_______ sonrió.


Tu: —Eres un hombre muy intuitivo, Derek.


Derek se encogió de hombros.


Derek —Es lo lógico. Los gays somos muy comprensivos con los asuntos del corazón.______ estuvo a punto de verter el champán del susto que se llevó.


Derek —No lo sospechabas en absoluto, ¿verdad? —añadió él.


_______ lo miró con los ojos como platos.


Tu:—¡En absoluto!


Derek —No me gustan los hombres que van exhibiendo sus preferencias sexuales, que hablan de ello continuamente o que son muy amanerados. Incluso sabiendo la verdad, ______ no era capaz de detectar nada claramente gay en Derek. Ni tampoco el resto de las mujeres que entrenaba con él en el gimnasio, a juzgar por las conversaciones que había oído en los vestuarios femeninos. La mayoría de las chicas pensaba que era un donjuán. 


Aunque a ______ le parecía atractivo, ya que tenía unos bonitos ojos azules, un cuerpo impresionante y un bonito bronceado, nunca le habían gustado los hombres rubios. 


Derek—Y ahora que ya sabes que no voy detrás de ti —continuó Derek—, ¿qué tal si respondes a mi pregunta de antes? ¿O no quieres hablar de tu vida amorosa?


______ se tuvo que reír.


Tu: —No tengo vida amorosa.


Derek —¿Cómo, nada de nada?


Tu: —Este año no.


Había tenido novios en el pasado, tanto en la universidad como después; pero con todos terminaba mal cuando los llevaba a casa a conocer a Nick. 


En comparación con Nick, el novio de turno siempre le parecía mediocre. Una y otra vez, _______ se daba cuenta con toda claridad de que deseaba a Nick mucho más de lo que deseaba a los demás hombres. Por su parte, Nick poseía la habilidad de hacer comentarios que la llevaban a cuestionarse si su novio de turno estaba interesado en ella o en su futura herencia. 


Sin embargo ________ no imaginaba que Nick pudiera obstaculizar sus relaciones por razón personal alguna. Eso significaría que le importaba con quién salía. Y estaba claro que no le importaba. Nick le había dejado muy claro, demasiado claro, que su tarea le parecía muy ingrata, y que sólo la toleraba por afecto y gratitud hacia su padre. 


El se ocupaba de su bienestar; pero desde un principio había aprovechado cualquier oportunidad para enviar a ______ con otras personas y librarse un poco de sus responsabilidades. 


Las primeras Navidades después de terminar el instituto, él la había enviado a pasar unas largas vacaciones en el extranjero con una amiga y su familia: Después, se había ocupado de que viviera en el campus durante sus años de universidad en los que se había especializado en educación infantil. Cuando ella había conseguido un puesto en un colegio de la zona residencial al oeste de Sidney, él la había animado a alquilar una casita cerca del colegio, diciendo que el trayecto diario en coche desde Parramatta a Pomt Piper era demasiado largo. 


______ tenía que reconocer que era verdad, y por eso había hecho lo que él le había sugerido. Sin embargo, ella siempre había sospechado que detrás de todo aquello estaba el hecho de que Nick quería que ella pasara el mayor tiempo posible fuera de casa para así poder tener mayor libertad de movimientos. Tenerla dos cuartos más allá del suyo sin duda limitaría su libertad de acción. 


Nick cambiaba de novia como quien se cambia de camisa. Cada vez que _______ volvía a casa, Nick tenía una novia distinta colgada del brazo; cada una más bella que la anterior. ______ detestaba verlo con todas ellas. El último año, ______ había restringido sus visitas y sólo iba en Pascua y en Navidad, además de las vacaciones de invierno, durante las cuales Nick siempre había estado fuera, esquiando. Ese año llevaba sin ir a casa desde Pascua, y Nick no se había quejado; más bien había aceptado de buena gana sus muchas y variadas excusas. Cuando llegara a casa al día siguiente, el día de Nochebuena, haría nueve meses que Nick y ella no se veían. 


Sólo de pensarlo ______ se puso nerviosa. «¡Pero qué estúpida soy!», se reprochaba. «Nada cambiará jamás». Había llegado la hora de enfrentarse a la amarga verdad; de dejar de rezar para que ocurriera el milagro.


Tu: —Se llama Nick Jonas —respondió _______ con naturalidad—. Ha sido mi tutor legal desde que tenía dieciséis años; y desde que a los ocho años perdí la cabeza por él, no la he vuelto a recuperar.
 
Se negaba a llamarlo amor. ¿Cómo podía estar enamorada de un hombre como Nick? El había prosperado en los negocios, pero también se había convertido en un mujeriego. 


A veces ______ se preguntaba si se habría imaginado que él había sido amable y bueno con ella cuando ella era una niña.


Derek —¿Has dicho ocho? —le preguntó Derek.


Tu: —Sí. Entró a trabajar de chófer de mi padre cuando yo tenía ocho años.


Derek —¡Era su chófer! 


Tu: —Es una larga historia. Pero no fue Nick el causante de mi obsesión con la comida. Fue su novia. 


Ésa que no le había dejado ni a sol ni a sombra las Navidades pasadas; una bella y esbelta modelo en cuya presencia ______ se había sentido inferior. 


Ya durante aquellas Navidades _____ se había consolado comiendo. Entre Navidad y Pascua, cuando _____ había vuelto a casa, había engordado diez kilos. Cuando la había visto Nick se había quedado boquiabierto, seguramente del susto, pero no había dicho nada. Su nueva novia, una impresionante pero igualmente delgada actriz, no había sido tan discreta y enseguida había hecho un comentario socarrón sobre el aumento de la obesidad en Australia. Consecuentemente, a finales de mayo Sarah había engordado cinco kilos más. 


Un día ______ había visto una fotografía del colegio que le había hecho reflexionar; y finalmente había buscado la ayuda de Derek.


Y allí estaba, con una figura esbelta y la autoestima por las nubes.


—O más bien sus dos novias —añadió ______.


Pasó a darle más detalles de la relación con su tutor, aparte de las circunstancias que la habían animado a apuntarse al gimnasio. 


Derek —Sorprendente —comentó Derek cuando ella terminó de contarle. 


Tu:—¿Qué es lo que te parece tan sorprendente? ¿Que estuviera tan gorda? 


Derek —Nunca estuviste gorda, ______. Sólo te sobraban un par de kilos y te faltaba un poco de tono muscular. No, me refería a lo de tu herencia; porque tú no te comportas como una de esas niñas ricas. 


Tu: —Es porque no lo soy. Al menos hasta que cumpla veinticinco. Durante años, tuve todos los gastos cubiertos, pero en cuanto terminé los estudios y pude ganarme la vida, tuve que mantenerme o morirme de hambre. Al principio me sentó un poco mal, pero finalmente entendí la postura de mi padre. Los regalos nunca le hicieron ningún bien a nadie. 


Derek—Eso depende. ¿Entonces este Nick vive en la casa de tu familia sin pagar alquiler?


Tu—Bueno, sí... En el testamento de mi padre decía que podía hacerlo.


Derek—Hasta que tú cumplas veinticinco.


Tu:—Sí.


Derek—¿Y cuándo será eso, exactamente?


Tu: —Bueno, en febrero. El dos.


Derek—Y supongo que entonces echarás a esa sanguijuela de tu casa y le dirás que no quieres volver a verlo. De momento _____ pestañeó, pero al instante se echó a reír. 


Tu: —Estás totalmente equivocado, Derek. Nick no necesita vivir sin pagar el alquiler. El tiene mucho dinero propio. Podría comprarse su propia mansión si quisiera. 


En realidad, había querido comprarle la suya, pero ella había rechazado la oferta. ______ sabía que la casa era demasiado grande para una chica soltera, pero era lo único que le quedaba de sus padres y, sencillamente, no quería deshacerse de ella. 


Derek—¿Y cómo es que este Nick tiene tanto dinero? —preguntó Derek—. Has dicho que era el chófer de tu padre, ¿no? 


Tu: —Era, tú lo has dicho. Mi padre lo acogió bajo su protección y le enseñó a hacer dinero, tanto en la Bolsa corno en el mundo de los negocios. Nick tuvo mucha suerte de tener a un hombre como mi padre como mentor. 


______ pensó en hablarle de la buena suerte de Nick con La novia del desierto, pero decidió no hacerlo. Tal vez porque si lo hacía parecería como si Nick no hubiera conseguido el éxito en los negocios con el sudor de su frente. 


—Has estado alguna vez de vacaciones en Happy Island? —le preguntó ella.


Derek —No. Pero he oído hablar de ese sitio. 


Tu: —Nick tomó dinero prestado y compró Happy Island cuando estaba tirada de precio. Supervisó personalmente la remodelación de un enorme complejo turístico que estaba totalmente abandonado, y construyó también un aeropuerto. Al final vendió todo a una empresa multinacional por una fortuna. 


Derek—Un hombre afortunado


Tu: —Papá decía siempre que la suerte empieza y termina con mucho trabajo. Siempre le dijo a Nick que nunca se haría rico trabajando para otro. Por esa razón Nick había montado su propia empresa de producciones cinematográficas hacía ya un par de años. Desde un principio había tenido éxito, pero nada como el conseguido con 'La novia del desierto'. 


Derek—En eso tu padre tenía razón —dijo Derek—. Cuando yo tenía jefe, lo detestaba. Por eso monté mi propio gimnasio.


Tu:—¿Tú eres el dueño de The New You? Derek la miró asombrada.


Derek—No me digas que tampoco sabías eso.


Tu: —No.


El sonrió, mostrando una fila de dientes blancos.


Derek—Desde luego no parece que te guste cotillear.


Tu: —Lo siento —se disculpó _______—. A veces soy así. Soy un poco solitaria, no sé si te has dado cuenta —añadió con una sonrisa de pesar—. No hago amistades con facilidad. Supongo que es por ser hija única. 


Derek—Yo también lo soy —confesó él—. Y por eso es muy duro para mis padres que yo sea gay. No pueden ilusionarse con tener nietos. Se lo conté hace un par de años, cuando mamá no dejaba de presionarme para que me casara. Mi padre no ha vuelto a dirigirme la palabra —añadió Derek con evidente pesar.


Tu:—¡Qué pena! —dijo _____—. ¿Y tu madre?


Derek—Ella me llama, pero no me deja ir a casa; ni siquiera en Navidad.


Tu: —Ay, Dios mío. Tal vez lo acepten con el tiempo.


Derek—Tal vez. Pero no tengo muchas esperanzas. Mi padre es un hombre muy orgulloso y testarudo. Cuando dice algo, no suele echarse atrás. Pero volvamos a ti, cariño. Dime... entonces estás loca por ese tal Nick, ¿no? 


A _______ se le encogió el corazón.


Tu: —Loca describe mis sentimientos hacia Nick de maravilla. Cuando estoy con él, no puedo dejar de mirarlo. Pero yo no le gusto a él, y nunca le gustaré. Es hora de que lo acepte. 


Derek —Pero no lo harás hasta que no lo intentes por última vez. 


Tu: —¿Cómo? 


Derek —No has estado sudando tinta porque una modelo con anorexia te dijera que estabas gorda, cariño. Es a Nick a quien tienes que impresionar, y por supuesto atraer. 


________ no quería reconocerlo abiertamente, pero Derek tenía razón. Haría cualquier cosa para que Nick la mirara con deseo. ¡Cualquier cosa! Aunque sólo fuera una vez... 


No. Sería más propio decir otra vez. Porque estaba bastante segura de que había visto deseo en su mirada cuando ella tenía dieciséis años, unas Navidades que había bajado a la piscina con un bikini diminuto que se había comprado pensando en Nick. 


Aunque a lo mejor se lo había imaginado. A lo mejor la desesperación por creer que ese día ella le había gustado un poco la había llevado a imaginar esas miradas. Las fantasías eran típicas de las adolescentes... aunque también de las jóvenes de veinticuatro. Por esa misma razón _____ llevaba toda esa semana comprándose la clase de ropa de verano que le despertaría las hormonas a un octogenario. 


Solo que Nick no era un octogenario. Era un hombre de treinta y seis años que tenía sus necesidades bien atendidas. _______ ya sabía que él se había librado de su novia la actriz, y que la había sustituido por una ejecutiva publicitaria.


Aunque _____ llevaba bastantes meses sin ir por casa, había llamado todas las semanas para hablar con Flor, que siempre le informaba bien de las idas y venidas de Nick antes de pasarle la llamada a él. Eso si estaba en casa. Nick era un hombre con una intensa vida social que tenía muchas amistades, o contactos, como él prefería llamarlos, y salía a menudo. 


Derek—Supongo que pasarás las vacaciones de Navidad en casa —las palabras de Derek interrumpieron sus pensamientos. 


Tu_ —Sí —suspiró ella—. Suelo volver a casa en cuanto terminan las clases. Este año me estoy retrasando. Pero mañana tengo que aparecer por casa para decorar el árbol de Navidad. Si no lo hago yo, nadie lo hace. Luego ayudo a Flor a preparar todo para el día siguiente. La comida la suele servir un catering, pero a Flor también le gusta preparar algunas cosas. Flor es el ama de llaves —añadió al ver que Derek fruncía el ceño —. Lleva años con la familia. 


Derek —Te confieso que no imaginaba a Nick con una novia que se llamara Flor. —En eso tienes razón. Las novias de Nick siempre tienen nombres como Jasmine, Sapphire o Chloe. Así se llamaba la última, Chloe.


Última edición por Yatxira Jonas Gautier el Junio 25th 2013, 09:10, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1308
Edad : 22
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 19th 2013, 17:20

siguela siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 24th 2013, 09:47

Siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 24th 2013, 14:55

uju otro reencuentro...
siguela!!!
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 24th 2013, 20:43

Siguela me encanta
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 25th 2013, 09:04


Capítulo 2 


La actitud positiva de _______ le duró hasta que a la mañana siguiente aparcó el coche en el camino de entrada de su casa y vio el deportivo rojo de Nick estacionado fuera de los garajes. 

Tu: —¡Qué raro! —murmuró mientras apretaba el botón del control remoto para abrir las puertas electrónicas.

Había supuesto que Nick estaría fuera jugando al golf, como siempre solía hacer los sábados, lloviera, nevara o hiciera sol. ¡Incluso la víspera del día de Navidad! 

De haber sabido que Nick estaría en casa, se habría puesto uno de los bonitos vestidos de verano que se había comprado, seguramente el blanco y negro atado al cuello que dejaba al descubierto sus hombros esbeltos y sus brazos bien formados. A Nick le gustaban las mujeres muy arregladas, pero ella se había vestido con vaqueros y un top amarillo, pensando en que iba a decorar el árbol de Navidad. 

Pero con un poco de suerte a lo mejor podía subir a su dormitorio sin que nadie la viera y cambiarse antes de encontrarse con Nick. Después de todo, era una casa enorme. 

Como estaba construida sobre un terreno en pendiente, desde la carretera parecía como si la casa tuviera dos pisos, cuando en realidad había otro piso bajo en la parte de atrás donde la arquitectura había incorporado mucho cristal para aprovechar las vistas al puerto. 

No había muchas habitaciones en la casa que no dieran al puerto de Sidney; y en la distancia también se veían el puente y el teatro de la ópera. Los dormitorios del piso superior tenían cada uno su balcón con vistas al puerto, y la terraza del dormitorio principal era lo suficientemente amplia como para colocar una mesa y sillas. 

Pero las mejores vistas se disfrutaban desde la terraza de atrás; y por eso siempre se celebraba allí la comida de Navidad. Sólo en una ocasión, cuando las temperaturas habían rondado los cuarenta grados, habían hecho la comida de Navidad dentro, en el salón comedor, que era la única habitación lo suficientemente grande como para acomodar a todos los invitados que acudían cada Navidad a Goldmine, que así se llamaba la casa.La tradición la habían iniciado los padres de ______ poco después de comprar la casa, hacía casi treinta años; una tradición que su padre había continuado tras la muerte de su esposa y que Nick parecía también contento de seguir en los años que llevaba viviendo allí.
 
______ pensó con cinismo que la mayoría de los invitados a la mesa del día siguiente serían personas con las que Nick hacía negocios, valiosos contactos cuya prioridad era el dinero. 

No se ilusionaba pensando que Nick fuera distinto a las personas con las que se mezclaba. Le gustaba el dinero tanto como a ellos, si no más. _______ pensó en lo que Derek le había dicho la noche anterior de que Nick se aprovechaba de vivir en Goldmine sin pagar alquiler; y aunque ella le había defendido, tenía que reconocer que vivir en Goldmine era una gran ventaja a nivel social. No tanto por su tamaño, ya que algunas de las casas vecinas eran igual o más grandes que ésa, sino por su emplazamiento. No le cabía la menor duda que vivir en aquel domicilio había beneficiado enormemente a Nick en los negocios; y que por eso quería comprarle la casa. 

Finalmente se abrieron las puertas y ______ entró y aparcó el coche junto al de Nick. ¡Qué extraño que no hubiera ido a jugar al golf ese día! Eso le llevó a pensar en el regalo de Navidad que le había comprado: un juego de palos de golf en miniatura hechos en plata y ébano, con una bolsa de cuero rojo. Lo había comprado en eBay y le había costado varios cientos de dólares, que era más de lo que solía gastarse en él. 

Nada más verlo, había sabido que a Nick le encantaría. ¿Pero no le extrañaría un poco que ella se hubiera gastado tanto dinero en él? Esperaba que no. ______ hizo una mueca de contrariedad cuando se dio cuenta de que a Nick podría extrañarle mucho más que ella no le hubiera comprado nada a su nuevo novio. Derek y ella habían hablado de la hora a la que debía llegar al día siguiente y sobre qué ropa ponerse, pero no habían pensado en los regalos. 

______ suspiró, cada vez más desanimada por todo aquel tinglado; aunque era consciente de que no debía darle demasiada importancia. ¿Por qué de pronto Nick se iba a fijar en ella, después de tanto tiempo? Se había arreglado para él otras veces, sin resultado alguno. 

Estaba claro que ella no era su tipo. Ni siquiera con la figura que se le había quedado sería parecería o actuaría como la clase de novias que Nick solía tener: no sólo delgadas, sino también chics y sofisticadas. 

A Nick no le pegaba nada una profesora de escuela infantil, aunque fuera a heredar una gran fortuna. Si acaso, aquello actuaría en detrimento suyo. En el fondo Nick no quería que nada ni nadie le recordara cómo habían sido sus comienzos, ni que ella lo hubiera conocido cuando él era un don nadie. 

Con cada novia que tenía, Nick pasaba página. Sarah estaba segura de que no le habría contado a su novia Chloe que había estado en la cárcel; o que el padre de la joven a su cargo había sido su benefactor. Estaba segura de que Nick siempre presentaba a su padre como un amigo de toda la vida como explicación a la razón por la cual ella estaba a su cargo. 

______ aceptó aquellos pensamientos con una mezcla de emociones. Por una parte se sentía decepcionada, pero por otra aliviada porque se daba cuenta de que era una tontería creer que esas Navidades pudiera suscitar el interés de Nick. Eso no iba a ocurrir. Y con eso en mente empezó a relajarse un poco. Daba lo mismo lo que llevara puesto. Ya podía tranquilizarse y actuar con naturalidad delante de Nick, algo que no habría hecho con los ridículos planes anteriores.
 
_______ habría llamado a Derek para decirle que no hacía falta que fuera al día siguiente si no le hubiera dicho ya a Flor que pusieran un cubierto más en la mesa de Navidad para su novio. Aunque Nick no había estado en casa cuando se lo había contado, ______ estaba segura de que Flor se lo habría contado esa mañana durante el desayuno. Flor era una mujer estupenda, pero bastante dada al chismorreo.

Sólo quedaba continuar con aquella charada.

Tu: —Seguro que mañana me alegraré de todo esto —murmuraba ______ en voz baja al salir del coche. Por lo que le había comentado Flor, la nueva novia de Nick, Chloe, debía de ser una bruja. 

Flor—Es tan mona como la anterior —le había dicho Flor después de decirle que era una creída—, sólo que más inteligente. ¡Y cómo presume de ello! Pero sé que no va a durar más que las demás; nuestro Nick no supera los seis meses. Si ese chico sienta la cabeza algún día, me meto a monja. 

_______ hizo una mueca mientras sacaba las dos pesadas maletas del maletero del coche. Ella haría lo mismo. Nick no era de los que se casaban, eso estaba muy claro; y tampoco le iba el romanticismo. Satisfacer sus necesidades sexuales era su juego en lo que se refería a las mujeres.
 
Una vez le había reconocido a ______, cuando ella tenía unos doce años y acababan de ver una película romántica en la tele, que jamás podría enamorarse corno los personajes de aquella historia.

Le había confesado con tristeza que no tenía ni idea de lo que era sentir esa clase de amor.
 
_______ presumía que su incapacidad para amar a las mujeres estaba relacionada con haberse criado en un hogar sin amor, un tema que había oído discutir a sus padres poco antes de morir su madre. Aparentemente, Nick había sufrido muchísimo a manos de un padre alcohólico y violento y se había escapado de casa para vivir en las calles de Sidney cuando sólo tenía trece años. Después de esto, había tenido que hacer algunas cosas horribles para sobrevivir. 

_______ jamás se había enterado del grado de violencia de esas cosas, pero se las imaginaba. Justo después de cumplir dieciocho años, Nick había pasado dos años en la cárcel por robar coches. Durante ese tiempo Nick había conocido por fin lo que era la bondad y que alguien lo ayudara un poco. Un hombre había descubierto su inteligencia, su capacidad, un hombre que durante años había dedicado generosamente muchas horas a ayudar a los menos favorecidos. 

Nick entró a formar parte de un programa especial de reinserción que ese hombre había fundado. Enseguida se había convertido en uno de los alumnos más brillantes y conseguido completar sus estudios superiores en un tiempo récord. 

Ese hombre que había ayudado a Nick había sido su padre.

Jimm —¡______! -_______ estuvo a punto de caerse del susto; pero al ver quién era, sonrió. 

Tu: —Hola Jimm, qué bien te veo. El marido de Flor debía de tener más de sesenta años ya, pero era uno de esos hombres atléticos que se movía siempre con agilidad y por el que los años no parecían pasar. 

Jimm—¿Traes mucho equipaje, _______? —el hombre se acercó al maletero —. Vienes para quedarte, ¿verdad? 

Tu: —Todavía no, Jim. ¿Me has conseguido un buen árbol? 

Jimm—Sí, una preciosidad. Lo he colocado en el sitio de siempre en el salón. También he puesto los paquetes para decorar alrededor y he colgado las luces en la terraza de atrás. 

Tu: —Estupendo. Gracias, Jimm. Jimm asintió. A diferencia de su esposa, él no era un hombre muy hablador. Cuidaba maravillosamente de los extensos jardines de Goldmine, donde había muchos caminos y grupos de rocas, combinados con estanques y fuentes, estratégicamente colocados entre los árboles y las diferentes plantas. 

Recogió las maletas de _______ sin que ella se lo pidiera y echó a andar por el camino que llevaba al porche delantero, fastidiándole a ______ el plan de colarse por los garajes sin que nadie la viera. 
Para ser sincera, a _____ le habría gustado de todos modos cambiarse antes de que la viera Nick.

Habría sido agradable ver la cara de sorpresa de su tutor. 

Suspiró, cerró el coche y se apresuró por el camino para alcanzar a Jim, que ya había dejado las maletas a la puerta y en ese momento llamaba al timbre. 

Tu: —Tengo llaves —dijo _____. _______ metió la mano en el bolso, pero en ese momento alguien abrió la puerta. 

Era Nick. _____ se alegró de llevar puestas las gafas de sol; y no por la reacción de Nick al verla, sino por su reacción al verlo a él. Tan preocupada había estado pensando en su propia apariencia que se había olvidado de lo atractivo que siempre le había parecido Nick; sobre todo con la poca ropa como llevaba en ese momento: unos pantalones cortos y una camiseta blanca sin mangas que destacaba su precioso bronceado. 

_______ paseó la mirada oculta tras las lentes oscuras por su cuerpo, hasta regresar a sus labios. De no haber tenido unos ojos tan negros y unas facciones tan duras, los labios le habrían dado el aspecto de un niño bonito, ya que eran carnosos y sensuales. 

Lo único que a ______ no le gustaba demasiado era que llevara el pelo tan corto; pero entendía que aquel estilo de pelo le daba un aire de imposición que seguramente le sería muy útil en el mundo de los negocios en el que se movía. 

Nick—Vaya... Hola, desconocida —Nick la miró de arriba abajo. Pero Nick no reacción en modo alguno aparte de eso; en su expresión no había ni rastro de admiración, ni siquiera de sorpresa. Esa falta de reacción exasperó a ______, que había esperado al menos algo por parte de Nick. ¿Qué tenía que hacer para que aquel hombre se fijara en ella? Gracias, Jim —se agachó a recoger las maletas—. Ya me ocupo yo. Cuando Jimm asintió y se dio la vuelta, Nick ya le había metido las maletas en casa. 

_______ tuvo ganas de darle un grito o una patada, pero se contuvo. Se dijo que estaba a punto de cumplir veinticinco años; que cuanto antes echara a Nick de su vida, mejor. Era como una espina que llevaba clavada. ¿Cómo podía conseguir lo que más deseaba en la vida, que era tener hijos, si él estaba siempre allí, fastidiándole todo? ¿Cómo iba a sentirse feliz si siempre lo comparaba con los demás hombres con los que salía? 

________ ahogó un suspiro mientras cerraba la puerta, y vio que Nick se dirigía a las escaleras.

Tu: —Ya las subo yo.

Necesitaba estar a solas un momento para recuperar la compostura.

Aunque hacía tiempo que sabía que sus sentimientos hacia Nick no tenían futuro, enfrentarse por fin a la inutilidad de sus fantasías era una experiencia dolorosa. 

¿De qué le había servido esforzarse tanto en el gimnasio? ¡El ni siquiera se había dado cuenta de que había perdido peso! 

Nick: —No me importa hacerlo —respondió él mientras se echaba una de las bolsas al hombro y continuaba escaleras arriba.

_______ apretó los dientes y lo siguió.

Tu: —¿Por qué no estás jugando al golf?

Nick—Quería hablar contigo —respondió él—. En privado.

Tu: —¿Sobre qué?

El no respondió y continuó subiendo.

Tu: —¿Sobre qué, Nick? —repitió ella cuando lo alcanzó.

Él se detuvo en el rellano del primer piso, dejó las bolsas en el suelo y se volvió hacia ella.

Nick: —Para empezar, de Flor.

Tu: —¿Qué le pasa? No estará enferma, ¿verdad?

Nick: —No, pero ya no puede hacer lo que hacía antes; se cansa mucho. Este último año, he tenido que contratar los servicios de limpieza de una agencia para que vinieran dos veces por semana e hicieran las tareas más pesadas por ella. 

Tu:—No lo sabía.

Nick: —Si vinieras a casa de vez en cuando —señaló Nick—, a lo mejor te habrías dado cuenta. Era un comentario lógico, que la hizo sentirse culpable. ______ reconoció que ese año había estado muy obsesionada consigo misma, muy ocupada con su empeño de bajar de peso y hacer ejercicio.

Tu:—Yo... he estado muy ocupada —se excusó.

Nick: —Con el novio nuevo, imagino —comentó él en tono sarcástico.

_______ se puso tensa.

Tu: —Tengo derecho a tener vida social —se quitó las gafas y lo miró con rabia—. Tú desde luego la tienes. 

Nick:—Desde luego. Pero no domina mi existencia. Aquella actitud de condena en Nick en lo referente a los novios de ______ siempre provocaba en ella una reacción de rebeldía. 

Tu: —Derek y yo estamos muy enamorados; algo con lo que tú jamás podrás identificarte. Cuando una persona está verdaderamente enamorada, quiere pasar todo el día con el objeto de su amor.

Nick: —Me sorprende entonces que hayas venido a casa —respondió Nick en tono seco—. ¿O acaso tu amante se pasará luego?

Tu:—Derek trabaja hoy —respondió ______ enfadada.

Nick: —¿Haciendo qué?

Tu: —Es dueño de un gimnasio.

Nick: —Ah, eso lo explica todo.

Tu:—¿Qué es lo que explica?

Nick: —Tu nueva figura.

¡Se había fijado!

Tu:—Lo dices como si eso tuviera algo de malo.

Nick: —Estabas bien como estabas.

______ se quedó boquiabierta.

Tu: —¡No me digas tonterías! Estaba engordando.

Nick—¡Qué ridiculez, _______!

______ volteó los ojos. O bien Nick estaba ciego, o le importaba tan poco que ni siquiera se había fijado antes en ella.

Tu:—A lo mejor tú no te habías fijado.

Nick se encogió de hombros con brusquedad.

Nick—A lo mejor no. Aun así, supongo que yo no tengo por qué decirte lo que tienes que hacer.

Tu:—¡Me alegro de que por fin te hayas dado cuenta!

Nick—¿Qué quieres decir con eso?

Tu: —He perdido la cuenta ya del número de veces que te has metido en mi vida, en mis relaciones. Cada vez que traía un novio a casa, tú hacías todo lo posible para hacer que se sintiera mal. Y de rebote a mí. 

Nick: —Sólo hice lo que tu padre me pidió que hiciera; que fue protegerte de los avariciosos de este mundo.

Tu:—¡No eran avariciosos!

Nick—Desde luego que lo eran.

Tu:—A partir de ahora, seré yo quien juzgue eso, muchas gracias.

Nick—Hasta que no cumplas veinticinco no, señorita. No tengo intención de dejar que caigas en las redes de algún gigoló que vaya detrás de tu herencia. No podría dormir por las noches si lo hiciera. 

Tu: —Vaya. No te imagino pasando las noches en vela por mi causa.

Nick —Entonces te equivocas completamente —soltó él en tono áspero. 

Cuando se miraron a los ojos, _____ se sorprendió bastante al ver la rabia en la mirada de Nick. 

¡Cuánto le había pesado ser su protector todos esos años! Estaba segura de que se alegraría muchísimo cuando ella cumpliera veinticinco en poco más de un mes, y la obligación con su padre dejara de existir.

Tu: —No te he dado muchos problemas, ¿no? —le dijo ella en tono bajo, más desanimada. Aunque aceptaba que jamás atraería a Nick, siempre había pensado que, en el fondo, ella le gustaba. No sólo por ser hija de quien era, sino por ella misma. Cuando era más pequeña, él a menudo le había dicho lo encantadora que era. Nick le había dicho que tenía temperamento y buen corazón, también que era divertida, algo que había demostrado pasando buena parte de su tiempo libre con ella. 

Pero eso había sido hacía mucho tiempo, antes de que Nick hubiera alcanzado el éxito en sus negocios. A partir de entonces, había empezado a ignorarla; y después de morir su padre, esa actitud hacia ella se había Enamorado de su tutor afianzado del todo. Estaba claro que en ese momento sólo había quedado reducida a una mera responsabilidad; una responsabilidad que obviamente le resultaba tediosa y exasperante. 

Nick—¿Sabe él lo rica que vas a ser dentro de muy poco? —quiso saber Nick. 

_____ se puso tensa. Sin embargo, no tenía sentido mentir. Mejor sería responder a sus preguntas en ese momento que dejar que le hiciera el tercer grado a Derek en la comida de Navidad. 

Tu: —El sabe que voy a ser rica —soltó ella enfadada. — Pero no conoce el volumen de mi herencia. 

Nick: —Lo sabrá en cuanto aparezca mañana. La gente que vive en esta calle tiene que ser por lo menos multimillonaria. No le costará sumar dos y dos.

Tu: —Derek no es un cazafortunas, Nick. Es un hombre honrado.

Nick: —¿Cómo lo sabes?

Tu:—Lo sé, así sin más.

Nick: —¡Dios mío, tú no sabes nada! —dijo él—. Tu padre pensó que te protegía con su testamento. Sin embargo sólo te ha abocado al desastre. Debería haber regalado la mayor parte de su dinero, haberlo donado a alguna institución benéfica, en lugar de dejarlo en manos de una chica como tú. 

Tu—¿Qué quieres decir con eso de una chica como yo?

Él abrió la boca para decir algo, pero claramente cambió de opinión; levantó las maletas del suelo y las llevó a su dormitorio con cara de póquer. Después de dejarlas en el suelo con malos modos, salió al pasillo. 

—Seguiremos con esta discusión más tarde —le dijo en aquel engañoso tono bajo que adoptaba cuando estaba a punto de perder los nervios, aunque eso sólo ocurriera raramente. 

En los años que llevaba con él, ______ había aprendido a reconocer esa táctica de Nick. El detestaba perder los nervios, perder el control. Prefería comportarse con frialdad, tanto en los negocios como en su vida personal. Raramente le había oído gritar. Ni siquiera decía palabrotas ya, como había hecho antes. 

Pero su lenguaje corporal lo decía todo, y también su mirada. 

Nick: —Tomaremos un té por la mañana en la cocina —declaró él—. Después pasaremos a mi despacho a hablar. 

Tu: —Sobre Derek, no —le advirtió ______—. No tengo intención de que te pongas a criticar delante de mí a alguien a quien ni siquiera conoces. 

Nick: —Lo entiendo. Pero tengo muchas otras cosas que hablar contigo, ______; cosas importantes relacionadas con tu herencia. Quiero que todo quede hablado antes de que terminen las Navidades. 

Tu:—Pero hasta febrero no cumplo los veinticinco —protestó ella—. Tenemos el resto de mis vacaciones de verano para hablar.

Nick—No, no es así. Yo no voy a estar.

Tu—¿Dónde vas a estar?

Nick—Voy a pasar casi todo el mes de enero en Happy Island.

A ______ se le cayó el alma a los pies. Sabía que Nick tenía allí una casa de vacaciones, aunque raramente la utilizaba en esa época del año.

Tu—Flor no me ha dicho nada de eso por teléfono.

Nick—No saldría el tema.

Tu—Entre Navidad y Año Nuevo tenemos una semana —argumentó ella, decepcionada porque Nick se marchara tanto tiempo. 

Nick—Sí. Pero esa semana tengo un invitado. Y tú tienes a tu nuevo novio, con quien reconoces que deseas pasar cada minuto del día. Será mejor dejarlo todo claro mientras tengamos tiempo.

Tu—Pero hoy tengo que decorar el árbol.

Nick—Sólo quiero un par de horas, _____, no todo el día.

Tu—¿Y esta tarde? ¿No puede esperar hasta esta tarde?

Nick—Esta tarde voy a comprar regalos.

_____ suspiró. Qué típico de un hombre ir a comprar los regalos en el último momento.

Nick—Vamos —dijo bruscamente—. Bajemos.

Tu—Primero necesito ir al baño —le dijo ella sin mentir.

Nick—Bien —respondió él con indiferencia—. Voy bajando y le digo a Flor que vaya haciendo el té.

______ se quedó pensativa. Ponerse guapa al día siguiente y fingir con un novio de pega no iba a cambiar nada. Ella no significaba nada para Nick salvo una obligación de la que él claramente se quería librar. 

Estaba claro que él no podía esperar a que ella cumpliera años; y de pronto ______ sentía lo mismo.

Estaba más que harta de permitir que lo que sentía por Nick la dominara y disgustara de continuo; Harta de penar en secreto por lo que nunca podría ser. 

Había llegado el momento de seguir adelante con su vida. Con una vida en la que no estaría Nick.


Última edición por Yatxira Jonas Gautier el Junio 30th 2013, 13:51, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1308
Edad : 22
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 25th 2013, 10:59

siguela siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 28th 2013, 12:04

Capítulo 3


Flor estaba en la cocina cortando el flan que había preparado esa mañana cuando entró Nick con cara de pocos amigos.

Flor—¿No es ______ la que ha venido? —preguntó ella.

Nick—Sí. Ahora mismo baja; puedes poner la tetera.

Flor se dio la vuelta para guardar el dulce en la nevera antes de encender la tetera eléctrica.

Flor: —Qué bien que esté en casa —dijo la mujer—. ¿Verdad?

Nick frunció el ceño y se sentó en uno de los cuatro taburetes que había delante de la barra de mármol negro de la cocina americana.

Nick:—Yo no pienso lo mismo, Flor

Flor:—Vamos, Nick, la has echado de menos, y lo sabes.

Nick:—Yo no sé nada de eso. David hizo una locura cuando me nombró su tutor. Voy a respirar hondo cuando llegue el mes de febrero, eso te lo aseguro.

Flor:—Supongo que ha sido una responsabilidad enorme pura ti — concedió Flor—. Sobre todo teniendo en cuenta todo el dinero que va a heredar. ¿Qué te parece este nuevo novio de _______?¿Crees que está bien situado?

Nick—Quién sabe.

Flor:—Me extraña que no haya dicho nada de él hasta ayer por la noche, ¿verdad?

Nick: —Yo he pensando lo mismo. Supongo que tendremos que esperar a ver.

Flor:—Sí supongo —respondió Flor—. ¿Y cómo está ella?

Nick:—¿A qué te refieres?

Flor: —Anoche me dijo que ha estado haciendo ejercicio y que ha perdido peso. No me digas que no te has fijado.

Nick: —Sí, me he fijado.

Flor: —¿Y bien? —continuó Flora, exasperada con la apatía de Nick a la hora de comunicarse.

A veces era igual que Jimm. ¿Por qué a los hombres les costaba tanto hablar? Pensó que sería estupendo tener de nuevo a ______ en casa; al menos tendría a alguien con quien charlar de vez en cuando.

Nick: —A mí me parecía que estaba bien antes.

Tu: —Típico de los hombres. Nunca quieren que las mujeres de su vida cambien... Ah, aquí llega la niña. Ven aquí, cariño, y dale un abrazo a la vieja Flor.

A ______ se le encogió el corazón de emoción cuando Flor la abrazó con tanto afecto. Hacía mucho tiempo que nadie la abrazaba así. Sin ir más lejos, Nick no le había dado un abrazo esa mañana; ni siquiera un beso en la mejilla. Jamás la tocaba, salvo accidentalmente Levantó la vista y la fijó en el hombre que ocupaba sus pensamientos, pero él no la miraba a ella, sino el banco de madera con gesto contrariado. Seguramente deseando estar en el golf.

Flor —Ay, Dios mío —dijo Flor cuando finalmente soltó a _____ para mirarla—. Has perdido varios kilos, ¿verdad? Ahora podrás tomar un poco de tu postre favorito sin sentirte culpable —añadió antes de darse la vuelta para abrir el frigorífico—. Te lo he preparado esta mañana.

Tu: —No deberías haberlo hecho, Flor —le reprochó _____ con suavidad.

Flor —Tonterías. ¿Qué otra cosa voy a hacer? ¿Sabes que este año el catering va a servir toda la comida de Navidad? Nick dice que es demasiado para mí. Lo único que se me permite preparar es un par de miserables postres. ¡Qué te parece!

La mujer volteó los ojos, y _____ se dijo que Flor había envejecido bastante en ese último año. Tenía la cara más arrugada y el pelo totalmente blanco, No me quejo, Nick —continuó Flora—. Sé que me estoy haciendo mayor. Pero aún no soy totalmente inútil. Podría haber asado perfectamente una paletilla de cerdo y un pavo; y unas verduras para aquellos a los que no le guste la ensalada y el marisco. Pero bueno, basta de todo eso. Lo hecho, hecho está. Vamos, siéntate ahí al lado de Nick, _____, y cuéntanos algo de tu novio nuevo mientras os sirvo el té.

______ ahogó un gemido de protesta e hizo lo que le decía la mujer; pero no se sentó al lado de Nick, sino que dejó un taburete libre entre ellos.

Tu: —¿Qué quieres saber? —preguntó fingiendo naturalidad.

Flor:—Para empezar. ¿Cuántos años tiene?

______ se dio cuenta de que no tenía ni idea.

Tu: —Treinta y cinco —aventuró.

Un año menos que Nick.

Nick se volvió a mirarla.

Nick: —¿Es guapo? —preguntó él.

Tu: —Mucho. Parece un galán de cine.

¿Estaría viendo visiones, o le había parecido ver una alteración en su mirada al decirle eso?

Nick: —¿Cuánto tiempo lleváis juntos? _____ decidió ceñirse a la verdad en la medida de lo posible.

Tu: —Nos conocimos poco después de las vacaciones de Pascua de este año. Contraté sus servicios como entrenador personal.

Nick resopló disimuladamente, y ______ lo ignoró.

Flor —¿Por qué no has dicho nada antes? —preguntó Flor.

_______ se quedó helada. Debería haber sido consciente de que tanto Nick como Flor le harían el tercer grado con Derek. De nuevo, decidió ceñirse a la verdad.

Tu: —No hemos sido novios todo este tiempo —respondió—. Eso ha sido más recientemente. Una noche me invitó a tomar una copa después de la sesión de ejercicios; una cosa llevó a la otra y... Bueno, ¿qué puedo decir? Estoy muy feliz.

______ sonrió, aunque se le había formado un nudo en la garganta de los nervios.

Flor: —Y también muy saludable —dijo Flor con una sonrisa—. ¿No te parece, Nick?

Nick—Creo que le vendría bien tomarse un poco de tu flan.

A _______ le dio la risa.

Tu: —Resulta gracioso que digas eso. Todas tus novias siempre están esqueléticas.

Nick: —No todas. No conoces aún a Chloe, ¿verdad?

Tu:—Aún no he tenido el placer.

Nick—Lo tendrás. Mañana.

Tu:—Qué agradable.

Nick—Te gustará.

Tu: —Oh, lo dudo. Nunca me gusta ninguna de tus novias, Nick. Igual que a ti no te gusta ninguno de mis novios. Ya se lo he advertido a Derek.

Nick: —¿Debería advertírselo yo a Chloe?

______ se encogió de hombros.

Tu: —¿Para qué molestarte? No va a cambiar nada.

Flor —¿Queréis dejar de discutir? —intervino Flor—. Es Navidad, una época de paz y amor. ______ estuvo a punto de comentar que Nick no creía en el amor, pero se mordió la lengua. Meterse con Nick no entraba dentro de su decisión de seguir adelante. Pero él ya la había molestado con sus comentarios de que estaba demasiado delgada.

Cuando Flor le puso delante un poco de flan en un cuenco, ______ no pudo negarse, aunque sí trató de tomárselo muy despacio. Nick, por el contrario, engulló su parte en dos segundos y después tuvo el atrevimiento de servirse una segunda porción. Claro que él hacía pesas tres o cuatro veces por semana, y también nadaba bastante. Aunque ya tenía treinta y seis años, no tenía ni un gramo de grasa en su cuerpo largo y esbelto; y aparte de ensanchar un poco por los hombros y el pecho, Nick no había cambiado mucho desde que se habían conocido. Físicamente no había cambiado mucho, pero en otras cosas el cambio había sido notable. Nick siempre se había adaptado a la empresa en la que estuviera, mostrándose a veces amable y encantador y otras adoptando un aire sofisticado y de saber hacer; ambos personajes muy alejados del joven introvertido y furibundo que había sido cuando había ido a vivir a Goldmine.

______ recordó que con ella nunca se había enfadado, y cómo siempre había sido dulce, amable y generoso con su tiempo. Gracias a Nick la vida de una niña solitaria había sido menos solitaria.

¡Y cuánto le quería por ello! ______ prefería mucho más al Nick de antaño que al que tenía sentado a su lado en ese momento. Al principio, cuando se había metido en el mundo de los negocios, ella había admirado su ambición. Pero el éxito había convertido a Nick en un hombre que ansiaba la buena vida, alimentándose de placeres tan fugaces como superficiales. Aparte de la casa de verano de Happy Island, tenía un ático de lujo en Gold Coast y un chalé en las pistas de nieve del sur. Cuando no estaba trabajando para ganar más dinero, iba de un sitio a otro, siempre en compañía de su última conquista amorosa.

Pero el amor no formaba parte de la vida de Nick. Su padre siempre había dicho lo orgulloso que había estado de Nick; había alabado la ética profesional de su protegido, su intelecto y su vista para los negocios. Y _____ se daba cuenta de que, profesionalmente, había mucho de lo que estar orgulloso. Pero sin duda su padre, de haber vivido, se habría sentido decepcionado con el modo en que Nick llevaba su vida personal. Había algo censurable en un hombre a quien las novias sólo le duraban seis meses y que presumía de que jamás se casaría con ninguna.

Para ser sinceros nunca había presumido de su incapacidad para enamorarse; sólo se había limitado a afirmar que era así. _____ tenía que reconocer que por lo menos Nick era sincero en sus relaciones personales. Estaba segura de que nunca le contaba mentiras a sus novias, y que éstas siempre sabían desde el principio que su papel en la vida de Nick era estrictamente sexual y definitivamente temporal.

Nick: —Me alegra ver que aún eres capaz de disfrutar de la comida. El chistoso comentario de Nick sacó a ______ de su ensimismamiento. Cuando vio que se había servido otra porción y se la había zampado sin darse cuenta, se puso un poco tensa.

Tu: —¿Quién podría resistirse al flan de Flor? —le dijo tranquilamente para no delatarse—. Las próximas Navidades haremos una comida de Navidad más reducida, Flora, y podrás cocinar lo que te apetezca.

Nick: —¿No vas a continuar con la tradición de tu padre? —le preguntó Nick en tono de desafío.

Tu: —¿Eso crees que has estado haciendo, Nick? —respondió ella—. Cuando papá vivía, la comida de Navidad era una reunión de amigos de verdad, no una colección de conocidos de trabajo.

Nick—Me parece que te equivocas en eso, ______. La mayoría de los llamados amigos de tu padre eran contactos de negocios.

Nick tenía razón, por supuesto. Pero la gente había querido a su padre por la persona que era, no sólo por lo que pudieran sacarle. Al menos, ella quería pensar eso.

Su padre había sido un hombre amable y generoso, aunque como padre no hubiera sido el mejor. En los años que había estado en el internado, a menudo su padre había buscado cualquier excusa para no ir a las funciones del colegio, todas ellas relacionadas con el trabajo. Después, cuando volvía a casa de vacaciones, solían dejarla sola.

Para ser totalmente sinceros, la situación no había sido mejor cuando su madre había vivido. Jess Steinway había sido una mujer dedicada enteramente a su profesión y en absoluto preparada para hacer los sacrificios que implicaba una maternidad inesperada a los cuarenta.

_______ había sido criada por una sucesión de niñeras impersonales hasta que había ido al jardín de infancia; y a partir de entonces Flor se había hecho cargo de su cuidado antes y después del colegio. Pero Flor, aunque era una persona cariñosa y charlatana, había estado siempre muy ocupada con las tareas domésticas y la organización de la casa como para hacer algo más aparte de alimentar a _____ y asegurarse de que hacía los deberes.

Nadie había pasado tiempo con ella, ni jugado con ella, hasta que había llegado Nick. Volvió la cabeza para mirarlo, sintiendo de pronto tristeza. Ay, cuánto le habría gustado que él siguiera siendo su chófer, y ella una niña para poder quererlo sin reservas.

Sintió ganas de llorar en el mismo momento en que Nick se volvió a mirarla. Ella bajó la vista para disimular, pero antes de hacerlo vio el pesar en su mirada.

Nick—Lo siento —murmuró él—. No ha sido mi intención faltarle el respeto a tu padre, que era un hombre muy bueno y generoso. ¿Sabías que cada Navidad hacía enormes donaciones a distintas instituciones benéficas de Sidney para las personas sin hogar? Gracias a él, siempre celebraban una comida de Navidad decente. Y nadie, en especial los niños, se quedaba sin un regalo.

______ frunció el ceño

Tu: —Eso no lo sabía. Sabía lo de su trabajo con los jóvenes presos, y que había dado mucho dinero para la lucha contra el cáncer; pero nunca había mencionado las donaciones de Navidad. espero que su patrimonio siga dedicándose a esa tradición, Nick. ¿Tú sabes si continúa haciéndose?

Nick:—Como no quedó especificado en su testamento, yo lo hago en nombre suyo todos los años.

Tu: —¿Tú?

Nick: —No te sorprendas tanto. Soy capaz de tener gestos generosos, ¿sabes? No soy tan egoísta.

Tu:—Yo nunca he dicho que lo fueras.

Nick: —Pero lo piensas. Y, en general, no te equivocarías.

Flor —No seas tan modesto, Nick —comentó Flor—. Deberías ver la tele de plasma tan enorme que Nick nos compró a Jimm y a mí hace unas semanas; y sólo lo hizo porque pensó que nos gustaría. Jimm está en el séptimo cielo viendo críquet y tenis todo el día.

Nick—No esperéis un regalo caro esta Navidad, porque ahora mismo estoy sin blanca.

Flor—Oh, vamos —dijo Flor riéndose.

Nick: —No te rías. He hecho ya dos películas este año, y estoy muy preocupado por la que se va a estrenar en Año Nuevo. Según un test de audiencia, el final es muy triste. El director, aunque de mala gana, quiso filmar un final feliz, pero al final he decidido dejar el primer final. Si esta fracasa, tal vez tenga que pedirle un préstamo a ______.

La noticia sorprendió a _____. Sabía mejor que nadie que por orgullo Nick no soportaría ser pobre de nuevo.

Tu: —En febrero, podré darte todo lo que necesites. Y no será un préstamo.

Nick: —¿Dios, qué voy a hacer con esta chica, Flor? Espero que no le hayas hecho ninguna oferta similar a ese novio tuyo. Jamás le des dinero a un hombre, ______ —dijo Nick en tono firme—. Sacarás lo peor de ellos.

______ negó con la cabeza.

Tu—¿Cuántas veces tengo que decirte que Derek no quiere mi dinero?

Nick—Lo hará cuando vea todo lo que tienes.

Tu: —No todos los hombres van detrás del dinero, Nick. Ahora, si no te importa, no quiero hablar más de Derek. Sé que jamás podré convencerte de que un hombre me ama por mí misma y no por mi dinero, así que prefiero no intentarlo

Flor: —Estoy de acuerdo con ______ —la secundó Flor—. ¿Quieres otra porción de flan? ______ agradeció que en ese momento sonara el móvil de Nick, ya que la exasperaban sus incesantes preguntas sobre Derek. ¡Qué mal lo iba a pasar al día siguiente!

Nick :—Hola —dijo Nick en aquel tono que reservaba para sus novias—. Sí, me encantaría, Chloe. De acuerdo. Te recojo esta tarde sobre las siete. Adiós —colgó y se bajó del taburete—. Lo siento, chicas; cambio de planes. Chloe ha recibido una invitación de última hora para una fiesta que se celebra hoy en casa de algún ricachón, así que tengo que irme corriendo a comprar los regalos. Tendremos que dejar nuestra conversación hasta que vuelva, _____.

Tu: —Está bien —respondió ______ como si no le importara. Pero le importaba mucho; y no tanto la conversación pendiente, sino que saliera esa tarde, y luego esa noche con Chloe. Resultaba ridículo aceptar de él las migajas, pero así era.

Tu: —No se te olvide que quiero un coche nuevo —le dijo _____ en voz alta mientras salía—. Amarillo.

Nick se paró y se volvió a mirarla.

Nick: —¿Alguna marca en especial?

Tu: Pues claro

Ella nombró una de las primeras marcas del momento.

Nick: ¿Algo más? —añadió Nick.

Cuando él la miró con aquella sonrisa y esa expresión divertida, _____ se sintió más aliviada.

Aquel vínculo especial que compartían seguía allí; porque ellos se conocían. Chloe no conocía a Nick; no al verdadero Nick. Sin duda sólo conocía al hombre que había aparecido en la portada del diario de economía el año anterior.

Nick—Veré lo que puedo hacer —dijo Nick—. Adiós, chicas.

Tu: —Adiós —canturreó ______. Sonrió para disimular la sensación de que volvía a hundirse en la miseria. Su breve momento de feliz intimidad se desvanecía con la salida de Nick de esa noche.

Flor: —No seguirás sintiendo algo por Nick, ¿verdad, cariño? El tono suave de la inesperada pregunta de Flor estuvo a punto de hacerle perder la compostura. ______ tragó saliva con dificultad y se puso derecha y adoptó una expresión lo más creíble posible.

Tu: No, claro que no.

Nick: —Menos mal. Porque sería un error. Ninguna mujer tiene futuro con un hombre como Nick.

______ soltó una risita seca.

Tu: —¿Acaso no te das cuenta de que lo sé de más, Flor?

Flor —Este chico, Derek... ¿Vais en serio? ______ tardó demasiado en contestar. —Lo sabía —continuó Flora—. De haber sido novios, me lo habrías contado antes.

Tu: —No se lo digas a Nick —soltó ella. Flor entrecerró los ojos.

Flor —¿Este Derek es un novio de verdad o no? —le preguntó Flor entrecerrando los ojos.

Tu: —Bueno… él, sólo es un amigo. Flor la miró con interés.

Flor —¿A qué estás jugando?

______ suspiró.

Tu: —A nada malo. Sólo quería traer a alguien a la comida de Navidad, y Derek se ofreció voluntario. Estoy harta de que las novias de Nick me miren siempre por encima del hombro.

Flor —Así que se trata de tu orgullo femenino, ¿no?

Tu: —Sí. Eso es exactamente lo que es.

Flor —Sabes que Nick le va a hacer el tercer grado al pobre Derek , ¿no? —dijo Flor.

Tu: —Sí, ya le he preparado. Flor hizo una mueca

Flor —Eso espero. Porque Nick se toma su trabajo de tutor muy en serio, cariño.

Tu: —Derek podrá con él, tiene personalidad.

Flor—Ninguno de tus otros novios pudo.

Tu:—Derek no es un novio de verdad.

Flor—Sí, pero va a fingir que lo es.

Tu:—Es verdad.

Flor suspiró.

Flor—Le deseo buena suerte, eso es todo lo que puedo decir.
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 28th 2013, 13:00

uju bonito reencuentro...
siguela
me gusta mucho tu nove
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 29th 2013, 11:36

Chicas no veo muchos comentarios...
Y si sigue así tendré que cancelarla Sad
Ustedes deciden!
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 29th 2013, 11:40

no x favor.... affraid 
no la canceles
sta muy buena Lloron  
Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 29th 2013, 13:13

Siiiiigueeeeelaaaa
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 30th 2013, 13:35

Capítulo 4


________ decoró el árbol de Navidad con movimientos automáticos, sin dejar de pensar en las palabras de Flor. Ella también le había advertido a Derek que pasaría un mal rato; pero él había insistido en ir a estar con ella. Parecía como si la idea de hacer de novio suyo le pareciera un emocionante desafío.

Pero a ______ empezaba a aterrorizarle todo aquel tinglado. ¿Y si Nick de alguna manera descubría que Derek era gay? ¿O que su relación era un timo? ¿Cómo iba a explicar ella aquel engaño tan ridículo? Sólo para salvaguardar su orgullo no hacía falta pasar vergüenza delante de él; y delante de Chloe...

Aunque no la conocía aún, ya le caía mal. Nick había implicado antes que Chloe no era tan delgada como las novias anteriores. ¿Sería también rubia? Tendría que pedirle una descripción más detallada a Flor. ______ terminó de decorar el árbol, salvo por la estrella que iba en la punta. Se fijó en el reloj y vio que eran más de las seis, un poco tarde para merendar. Había comido mucho flan y no había almorzado, así que tenía bastante hambre.

Pero la estrella del árbol de Navidad era lo primero, así que se subió a la escalera una vez más y se puso de puntillas para conseguir llegar a aquel punto deseado.

Nick—Qué árbol tan bonito.

______ pegó un respingo al oír la voz inesperada de Nick. Las patas traseras de la escalera se levantaron del suelo, y notó que se precipitaba hacia delante. No entendió cómo Nick pudo sujetarla, pero cuando estaba a punto de caerse encima del árbol, la escalera volvió a ponerse derecha y cayó directamente en brazos de Nick.

Tu: —¡Ay, Dios mío! —gimió _____, moviendo los brazos mientras Nick le abrazaba la espalda con fuerza y la estrechaba contra su cuerpo.

Nick—No te ha pasado nada, tranquila —le dijo él.

Tu: —¡Me has dado un susto de muerte! —exclamó ______ mientras por fin le echaba los brazos al cuello.

Nick—Lo siento. No ha sido mi intención.

_____ abrió la boca para decir algo más, cualquier cosa que la ayudara a calmar la emoción que había sentido al estar entre los brazos de Nick. Con él tan cerca no podía pensar, y menos si la miraba de esa manera con aquellos ojos negros tan ardientes.

Nick le miró los labios unos instantes, aunque el tiempo pareció ralentizarse, acompañado de los ensordecedores latidos de su corazón. ______ ladeó la cabeza con gesto provocativo. ¡Estaba segura de que Nick iba a besarla!

Se sorprendió al ver que él la dejaba en el suelo. Abrió los ojos y vio que Nick la miraba con preocupación.

Nick —Tranquila —dijo él.

______ tuvo ganas de chillar. Estaba tan desesperada por aquel hombre que se había inventado una pasión que no existía. Al menos por parte de él.

Tu: —Estoy bien, gracias —dijo ella en tono seco.

Su orgullo le pedía calma, recuperar la compostura.

Nick:—De momento pensé que te ibas a desmayar.

Tu:—¿Desmayarme? ¿Y por qué iba a desmayarme?

Nick: —Le pasa a algunas chicas después de un shock.

Tu: —Estoy bien —repitió ella.

Nick:—En ese caso, ¿por qué no me das las gracias por haberte salvado de una mala caída?

Tu: —Una caída que has provocado tú —señaló ella—. ¿Y qué estás haciendo en casa, de todos modos? Pensaba que te ibas a las siete a una fiesta. Son más de las seis.

Nick —Chloe se olvidó de decirme que había que ir de etiqueta; y he venido a cambiarme. A Nick le quedaba muy bien el esmoquin; y ______ sintió celos sólo de imaginarse a la tal Chloe del brazo de Nick esa noche. —Me sorprende que tú no salgas esta noche —dijo Nick.

Tu: —¿Cómo? Ah, sí, bueno... Derek quería llevarme por ahí, pero le dije que estaría muy ocupada preparando el árbol y los regalos. _____ notó que vacilaba y tartamudeaba. ¿Por qué tenía que pensar en Nick con Chloe?

Nick: —Deberías hacer lo que hago yo —dijo Nick—. Comprar regalos en tiendas que te lo envuelven gratis. Y en tiendas donde alguna dependienta a quien le hicieran los ojos chiribitas lo hiciera todo por él, pensaba ______ con pesar. —Será mejor que me marche —continuó diciendo Nick—. Te veo mañana para abrir los regalos. Y antes de que me lo preguntes, te diré que no, que Chloe no va a estar; así que no tendrás que enfurruñarte.

Tu: —Yo no me enfurruño nunca —soltó _______.

Nick: —Pues claro que lo haces, señorita. Aunque tengo que estar de acuerdo contigo en una cosa, y es que algunas de mis novias no han sido demasiado agradables contigo. Pero eso es porque todas están celosas.

Tu: —¿De mí? —______ no podría haber estado más sorprendida. Nick sonrió con pesar.

Nick: —¿Te gustaría descubrir que tu Derek vive con una atractiva pupila? Ahora debo irme —dijo bruscamente, antes darse la vuelta y marcharse.

Tu: —Aún no hemos mantenido esa conversación —le dijo subiendo la voz para que él la oyera.
El dejó de caminar y se volvió a mirarla con gesto impaciente.

Nick: —Ya me he dado cuenta. Tendrá que esperar hasta después de la comida de Navidad.

Tu: —¿Pero entonces no estará aquí Chloe?

Nick había dicho esa mañana que tendría una persona invitada en casa entre Navidad y Año Nuevo. ¿Quién si no su novia de turno?

Nick: —Chloe y yo no tenemos por qué pasar todo el día juntos —dijo con significativamente—. Te veré mañana, ______. ______ se entristeció al oírle subir las escaleras a toda prisa, como si estuviera deseando salir para encontrarse con su novia.

Tu: —Me alegro de que Derek venga mañana —murmuró en voz baja.

Flora—Hablar sola no está bien, cariño.

_______ se dio la vuelta y sonrió a Flor.

Tu: —Muchas de las mejores conversaciones las mantengo conmigo misma.

Flor—Mejor entonces que con el paño de cocina con el que solías hablar cuando eras pequeña, supongo.

______ miró a Flor con asombro.

Tu:—¿Entonces lo sabías?

Flor —No hay muchas cosas de las que yo no me entere, cariño. ¿Era como tu otro yo, o como un amigo especial?

Tu: —Como un amigo especial —respondió ella.

Flor: —¿Por casualidad no se llamaría Nick?

______ se puso colorada.

Flor: —Como ya te he dicho, cariño, a mí no se me escapa una —dijo mientras iba a encender el árbol—. Vaya, qué árbol tan precioso.

Tu:—Jimm ha traído un árbol muy bonito este año.

Flor —Desde luego. Me ha parecido oír a Nick entrar hace un rato.

Tu:—Sí. Ha venido a casa a cambiarse. La fiesta es de etiqueta.

Flor: —No me sorprende. Chloe es una persona arribista como pocas.

_____ sacudió la cabeza.

Tu:—Suena horrible. ¿Qué demonios ve Nick en ella?

Flor:—¿Qué ve Nick en ninguna de sus novias? Supongo que no le importa mucho la personalidad que tengan si son bellas y en la cama hacen lo que él quiera. Al final, no se queda con ninguna.

Tu:—¡Flor! Nunca te he oído hablar así de Nick.

Flor se encogió de hombros.

Flor —Será porque me estoy haciendo mayor. Cuando te haces mayor dices cosas que antes no te atrevías a decir. No me interpretes mal. Quiero mucho a Nick, pero con las mujeres no se porta bien. Nunca se te habrá insinuado, ¿verdad _____?

Tu: —¿Qué? ¿A mí? ¡Qué va! ¡Nunca!

Flor: —Menos mal, porque con lo enamorada que estás de él. A lo mejor lo parece; pero si él intentara seducirte, seguramente suscitaría de nuevo tu interés. Flor jamás había dicho una verdad más grande. —¿Por qué se iba a molestar cuando se lleva a la cama a mujeres como Chloe?

Flor arrugó la nariz.

Flor: —Sospecho que los días de madame Chloe están tocando a su fin. Yo, en tu lugar, tendría cuidado cuando bajara las escaleras mañana con uno de esos vestidos nuevos tan sexys que te has comprado.

_______ se quedó boquiabierta.

Tu:—¿Cómo sabes nada de esos vestidos?

Flor —No podía quedarme toda la tarde sin hacer nada, así que te deshice la maleta. ¿Cuál te vas a poner mañana? ¡Seguro que el rojo y blanco!

Tu:—¡Flor, eres una vieja entrometida!

Flor permaneció impasible ante aquella acusación.

Flor: —¿Cómo crees que me entero de todo lo que pasa? También te he colocado esas bonitas felicitaciones navideñas que te han regalado tus alumnos sobre la coqueta. Y como no quedaba sitio para nada más, he dejado todo el maquillaje, los perfumes y los cosméticos nuevos en el armario del cuarto de baño.

_______ no sabía si mostrarse agradecida o si sentirse molesta.

Tu: —¿Y te parece bien todo?

Flor—Digamos que en materia de belleza harás sudar tinta a Chloe.

Tu: —Espero que sí.

Flor—¿Y quién sabe? A lo mejor tu Derek te mira y decide llevar la amistad un paso más allá.

Tu: —No sé por qué, pero creo que eso no va a ocurrir.

Flor: —Nunca se sabe, cariño. Nunca se sabe.

Tu:—Ya se, me ha pasado.
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Junio 30th 2013, 20:18

wow.... siguela...
me gusta...
jejeje
esa caida de ____
y q nick la atrape...
siguela
Volver arriba Ir abajo
~nazz~
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 22
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 01/07/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 1st 2013, 06:23

Nueva lectora! :3
Debes seguirla esta muy buena *-*
Nick es un tonto deberia dejarse llevar 7u7
ya quiero leer el proximo capi, subela pronto please! *^*
Volver arriba Ir abajo
Yatxira Jonas Gautier
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Edad : 20
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 2nd 2013, 20:28

Bienvenida nazz, gracias por comentar y espero que te siga gustando la novela hasta el final! Wink


Capítulo 5



_____ se despertó cuando alguien la zarandeó por los hombros. Abrió los ojos como platos y se le aceleró el pulso al ver la cara de Nick. 

Tu:: —¿Qué pasa? —preguntó extrañada. 

Cuando él se puso derecho, vio que ya estaba vestido con vaqueros y camiseta.

Nick: —No pasa nada —respondió él.

¿Entonces qué hacía allí en su cuarto tan temprano?

Nick: —Me ha enviado Flor para que te despierte —continuó Nick con cierta exasperación.

Tu: —¿Para qué? —preguntó ______ algo confusa.

Nick: —Para desayunar e intercambiar los regalos.

______ se sorprendió.

Tu: —¿Tan temprano?

Nick: —Los hombres con las mesas y los toldos llegarán a las nueve, y son las ocho

Tu:. —¡Las ocho! 

_____ había puesto el despertadora las seis para arreglarse y estar perfecta con sus vaqueros y su nuevo top verde, lista para abrir los regalos. 

Tu: —Creo que no he oído el despertador —protestó.

O a lo mejor se había quedado dormida y no lo había puesto bien. Se había quedado despierta hasta bien tarde preparando todo lo que había podido para estar preparada para el día de Navidad. 

Nick: —Levántate y baja —le dijo Nick con impaciencia antes de darse la vuelta y salir del dormitorio. 

Hasta que Nick no salió _______ no se dio cuenta de que no le había deseado feliz Navidad. 

Claro que él tampoco le había dicho nada. Nick le había parecido cansado e irritable; seguramente no habría dormido mucho. La noche anterior no le había oído entrar, señal de que había regresado muy tarde. Seguramente habría ido a casa de Chloe después de la fiesta y... _____ se levantó de la cama de un salto y entró corriendo al baño. 

«Día D, hora H», pensaba con un revoloteo en el estómago. Menos mal que no tenía casi tiempo para arreglarse, así su transformación más tarde sería más impresionante y dramática. 

Sin embargo tampoco quería bajar hecha un adefesio. No había tiempo para hacerse ningún peinado, así que se cepilló el cabello y se lo recogió en un moño. No había tiempo de maquillarse. 


Menos mal que el camisón que llevaba era muy bonito; corto, de seda color lila y a juego con una bata también corta. Se dijo que no tenía zapatillas de estar en casa, ya que nunca las usaba; pero tampoco podía ponerse otra cosa, de modo que decidió bajar descalza. 

No sería la primera vez que bajaba a desayunar el día de Navidad descalza y en camisón, aunque aquel era un poco más corto que los que usaba habitualmente. Tendría que tener cuidado cuando se sentara. Por lo menos tenía las piernas bonitas y suaves, ya que la semana anterior había ido a un salón de belleza para depilarse. 

Se sentía un poco rara sin braguitas, pero lo cierto era que no había tiempo de retrasarse más. Además, nadie se daría cuenta. _______ aspiró hondo y solo el aire despacio antes de bajar las escaleras. El árbol de Navidad siempre se colocaba en un extremo del gran salón, donde había dos sofás de cuero marrón, uno enfrente del otro, y una pesada mesa de madera entre los sofás. 

Todo estaba preparado cuando ______ entró en el salón. Como iba descalza, no hizo ruido al entrar, de modo que aprovechó para ver dónde se podría sentar. 

Flor y Jimm estaban sentados en el sofá que estaba colocado de frente a la terraza, y Nick en el centro del otro sofá, tomando un café. No quería sentarse a su lado después de lo que había pasado el día anterior; sobre todo porque no llevaba braguitas. Cuando estaba cerca de Nick, su cuerpo y su mente se trastornaban. 

Aunque ______ se arreglaría para la comida de Navidad y fingiría que Derek era su novio, no tenía esperanza alguna de atraer a Nick. Había llegado a la desalentadora conclusión de que después de la muerte de su padre, Nick la había clasificado como «responsabilidad legal», aniquilando de ese modo cualquier posibilidad de una relación personal entre ellos. 

En ese momento Nick se volvió hacia ella y la miró de arriba abajo con rapidez. A lo mejor se lo había imaginado, pero le pareció que Nick se fijaba en sus pechos un momento más de lo estrictamente necesario. Fuera como fuera, _____ sintió un cosquilleo por todo el cuerpo y la sensación de que los pezones se le endurecían bajo la tela del camisón. Sin duda debía de estar imaginándoselo; igual que el día anterior se había imaginado que él había estado a punto de besarla. 

Pues claro que se lo estaba imaginando. Nick sólo la miraba como cualquier hombre miraría a una joven bonita en camisón. El siempre la había mirado, sólo que no como le habría gustado a ella. 

Tu: —¡Feliz Navidad a todos! —canturreó ______, que no pensaba permitir que sus sentimientos hacia Nick estropearan el momento. Flor y Jim se volvieron y sonrieron. 

Flora —Feliz Navidad, cariño —dijo Flor—. Vamos, ven aquí y siéntate a mi lado.

Tu: —Siento haberos hecho esperar. Se sentó al lado de Flor, justo en frente de Nick. 

Tu: —Creo que no he oído el despertador —añadió mientras juntaba las piernas y se colocaba la bata correctamente para taparse los muslos todo lo posible. 

Flor—No pasa nada, cariño —la tranquilizó Flor—. ¿Quieres un poco de café? —le ofreció, inclinándose hacia delante para servirle. 

Tu: —Sí, por favor —_______ ignoró a Nick, que no había dejado de mirarla, tomó un cruasán de un plato y empezó a untarle mantequilla—. ¿Habéis desayunado todos ya? 

Flor: —Jimm y yo sí —dijo Flor—. Pero Nick no; dice que no tiene hambre. Yo creo que tiene resaca. 

Nick: —No tengo resaca —protestó Nick—. Me siento bien, pero no quiero desayunar para que no se me quiten las ganas de comer. De todos modos quiero otro café, Flor —le dijo mientras le pasaba la taza—. Con leche y azúcar, por favor. Así aguantaré un par de horas más. 

Tu: —¿Te lo pasaste bien anoche en la fiesta? —le preguntó ______ antes de percatarse de lo que estaba diciendo. Nick dio un sorbo de café antes de responder. 

Nick: —Fue una fiesta muy típica. La verdad es que de momento estoy cansado y aburrido de fiestas. Esa es una de las razones por las que voy a ir a Happy Island, para relajarme y no hacer nada unos días. 

Tu: —Podrías no hacer nada de nada aquí —señaló ______, que detestaba que se marchara. 

Nick: —Aquí no puedo hacer eso —respondió Nick mientras la miraba por encima del borde de la taza—. La gente no me deja.

Así podría pasar más tiempo a solas con su novia. _______ se los imaginó bañándose desnudos en la piscina de Happy Island, haciendo el amor en el agua y en todas partes de la sin duda lujosa casa. 

Flor —Creo que deberíamos empezar a dar los regalos —sugirió en ese momento Flor —Jimm, ¿por qué no haces de Santa Claus este año? ¿Te parece bien, _____? 

Tu: —Claro. 

______ necesitaba el consuelo que le ofrecía el delicioso cruasán; necesitaba combatir la consternación que la abatía en ese momento. 

Qué decepción, pensaba _______ mientras se terminaba el primer cruasán en un abrir y cerrar de ojos y tomaba otro. Nick nunca sería suyo; ni en la cama, ni en ningún otro sitio. 

Flor le tocó el brazo con suavidad, impidiendo así que empezara con el segundo cruasán. 

Flor —Eso puede esperar hasta después de abrir los regalos —sugirió en tono bajo—. Ve a por uno de los regalos de Nick primero, Jimm, para que ______ pueda tomarse el café tranquilamente. 

Tu: —Gracias, Flor —susurró _______ mientras dejaba el bollo en el plato.

Jimm escogió una caja pequeña envuelta en papel dorado. 

Tu: —Ése es de mi parte —dijo ______ fingiendo alegría cuando Jimm se lo dio a Nick. 

En lugar de sentir emoción porque Nick iba a abrir el regalo, sólo sentía inquietud por su posible reacción. Sabía que le gustaría, pero no quería que sacara ninguna conclusión equivocada. 

Detestaría que él adivinara lo que en secreto sentía por él; detestaría la humillación que acompañaría tal descubrimiento. 

Nick dejó el café sobre la mesa y rasgó el envoltorio.

Nick: —¿No es perfume este año?

Tu: —No —respondió ella.

Frunció el ceño mientras le daba la vuelta a la caja y dejaba caer el regalo envuelto en papel burbuja sobre la palma de su mano.

Nick: —No tengo ni idea de lo que es —dijo él con curiosidad mientras retiraba el papel burbuja. _____ contuvo la respiración; pero la expresión de delicia de Nick no se hizo esperar.

Tu: —Yo... espero que te guste —______ se puso colorada.

Flor —¿Qué es? —preguntó Flor antes de que Nick pudiera responder—. Enséñamelo. Nick dejó la bolsita de cuero rojo sobre la mesa para que la vieran los demás.

Nick: —No sé qué decir, _____ —dijo Nick con admiración. 




Flor: Mira, Jimm, es una bolsa de golf en miniatura con dos preciosos y diminutos palos de golf.

Jim se inclinó hacia delante para mirarlos mejor.

Jimm: —Parecen caros.

Nick: —Sí —concedió Nick—. No deberías haberte gastado tanto dinero en mí, ______. 

Tu: —Bah, no ha sido tan caro para una futura heredera —respondió airadamente—. Pensé que te merecías algo especial por haberme aguantado todos estos años. Esos palos de golf son de plata auténtica, ¿sabes?; de plata inglesa. Tienen la marca.

Nick: —¿De dónde los has sacado? —le preguntó Nick. 

Tu: —Los compré en eBay. Tienen cosas que uno no encuentra en las tiendas. 

Nick: —Es un detalle exquisito —le dijo mientras lo examinaba de nuevo—. Siempre lo cuidaré.

______ estaba rebosante de alegría. Su regalo le había encantado, y en su reacción _____ había visto que Nick la apreciaba de verdad, había percibido su afecto. 

Si no podía suscitar su interés sexual, entonces se conformaría con su afecto. Era mejor que nada.

Durante un tiempo, en los últimos años, había empezado a pensar que él ya no la quería. 

Pero estaba claro que se había equivocado. A lo mejor cuando ella madurara un poco y se le pasara la tonta obsesión que llevaba atormentándola tanto tiempo, podrían volver a ser amigos. 

Nick: —Te toca a ti —dijo Nick—. Jim, pásame esa caja con el lazo rojo, por favor. Sí, esa.

Nick le dio la caja a ______ con una sonrisa en los labios.

Nick:—Siento que no sea lo que pediste.

Tu: —Ah, te refieres al coche. Ya sabes que era una broma.

Dentro de la caja había un coche amarillo que era como el modelo que ella le había mencionado a Nick. No era una miniatura, sino un poco más grande, y muy bonito. 




Tu: —Mirad lo que me ha comprado el muy sinvergüenza —dijo riéndose. 

A Jimm le pareció una belleza. 

Nick: —Si abres la puerta del conductor, a lo mejor encuentras algo más útil para una futura heredera.

______ hizo lo que le decía y sacó un pequeño estuche rectangular de terciopelo rojo oscuro. Sabía antes de abrirlo que contenía una joya... ¿pero el qué? 

Cuando abrió el estuche se quedó sin aliento.




Tu: —¡Ay, Dios mío! —exclamó con un gemido entrecortado antes de mirar a Nick con los ojos muy abiertos—. ¡No me digas que son diamantes de verdad! 

Flor—Por supuesto que son diamantes de verdad —dijo Flor mientras se acercaba a ver el regalo de _____. 

Nick: —¿No te gustan? —le preguntó Nick un poco tenso—. Si quieres cambiarlos, tengo la factura guardada. 

Tu: —Sobre mi cadáver —respondió _______ cerrando el estuche y abrazándolo contra su pecho Nick sonrió. 

Nick: —Sé que tienes las joyas de tu madre, pero lo que le queda bien a una mujer no tiene por qué quedarle bien a otra. Estos me parecieron más propios para ti.

_______ abrió de nuevo el estuche y sacó los pendientes para mirarlos mejor. Cada pendiente estaba formado por un diamante grande del que colgaban dos diamantes más pequeños en forma de gota. 

Tu: —¿Crees que soy una chica a la que le gustan las joyas llamativas? 

Nick: —Los diamantes no son llamativos, sino elegantes. Y nunca se pasan de moda. Puedes ponértelos con cualquier ropa. 

Tu: —Entonces me los pondré hoy —decidió de inmediato—, para la comida de Navidad. 

Y se aseguraría de que Chloe se enterara de quién se los había regalado, pensó con una malicia muy poco característica de ella. 

Nick: —Sí, póntelos —dijo él con un brillo extraño en la mirada.

______ deseó poder adivinar lo que él estaba pensando; pero si él no quería, no delataba nada. 

Flor —Quiero ver mi regalo de Nick —dijo Flor—. ¿Ah, también me va a regalar unos diamantes? —añadió cuando Jimm le pasó una caja envuelta en un bonito papel de regalo, casi tan pequeña como la de ______. 

Nick: —Lo siento —respondió Nick—. Pensé que los zafiros harían juego con tus bonitos ojos azules.

Flor —Ah, venga, tonto —dijo Flor muerta de risa.




Nick le había comprado un maravilloso reloj con zafiros incrustados. El regalo de Jim también fue un reloj; un caro reloj de oro, y ambos estaban encantados.




Era la primera vez que ______ veía a Nick gastarse tanto dinero en regalos de Navidad. Con alivio pensó que, si se había gastado tanto dinero, sería porque no andaba tan mal. 

A Flora y a Jim parecieron gustarle los regalos que les había comprado ______. Flora estaba feliz con un frasco su perfume favorito y un libro de cocina de menús sanos. A Jim era muy difícil hacerle un regalo, pero la botella de oporto añejo y el vaso de cristal con su nombre grabado le gustaron mucho. 

Por su parte, Flor y Jim le regalaron a ______ un precioso marco de fotos y una femenina agenda del año que estaba a punto de empezar. En cada página había dibujos de flores aparte de una reflexión especial para cada día. Nick se convirtió en el orgulloso dueño de una billetera de piel y de una estilosa corbata de seda dorada. 

Flor : —Para las pocas ocasiones en las que te ves obligado a llevar corbata —le dijo Flor. Nick estaba muy guapo de traje, pero lo cierto era que detestaba vestirse de traje y corbata y prefería la ropa informal. 

Nick:—De acuerdo, chicos —Nick se puso de pie bruscamente—. Es hora de quitar todos estos papeles y de ponernos manos a la obra. Jimm, voy a necesitar tu ayuda para prepararlo todo fuera. Flor, no te pongas a hacerlo todo como sueles hacer. Los del catering tienen que venir a las diez. Lo único que les hace falta es que la cocina esté limpia. Van a traerlo todo, incluida vajilla, cubiertos y cristalería; aunque el vino no. Yo me encargué de comprarlo la semana pasada y lo metí en la bodega. Jim, tenemos que subirlo también. Voy a guardar mis regalos y te veo en cinco minutos en la terraza. Los invitados llegarán a partir del mediodía, así que, _____, tienes tiempo de sobra para vestirte y estar aquí abajo a las doce menos cinco, lista para ayudarme a recibir a la gente cuando llegue. 

—¿Cuántos vienen este año? —le preguntó ella.

Nick: —Si se presentan todos, veinte. Y con nosotros, veinticuatro. ¿De acuerdo? 

Flor—De acuerdo.

Todos se levantaron para hacer cada uno lo que tuviera que hacer, ______ con el pulso acelerado sólo de pensar en lo que le depararía el día. 


Tal vez la idea de invitar a Derek hubiera sido algo tonta, pero a medida que se acercaba el momento se dio cuenta de que prefería que él estuviera allí a tener que ir sola a la comida de Navidad. Por lo menos, Derek evitaría que se comiera todo lo que le pillara a mano. 

Se sentiría más segura de todo si Derek no fuera gay; y también si hubiera conocido ya a Chloe. Lo desconocido la ponía nerviosa; y no quería estar nerviosa. Quería bajar al mediodía al salón con un aire tranquilo y sofisticado; quería que Nick la mirara y pensara que era la mujer más deseable que había visto en su vida.
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/AliDraStarJonas
Ashley_Jonatik@Nickosha
Forista!


Cantidad de envíos : 98
Edad : 20
Fecha de inscripción : 16/04/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 2nd 2013, 21:26

me encanta tu Nove siguela
Volver arriba Ir abajo
~nazz~
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 22
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 01/07/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 3rd 2013, 05:10

Claro que me gustara hasta el final, se ve demaciado interesante.
Sigue por favor! Ya quiero ver que sucede en la comida *-*
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 3rd 2013, 11:22

me encanta...
siguela
me fascino el regalo de nick para ____
jejeje
ahora q pasara en la comida
y como es la chloe
Volver arriba Ir abajo
~nazz~
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 22
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 01/07/2013

MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Julio 8th 2013, 00:34

Por favor, por favor, por favor
Sube capi pronto *^* soy de las personas impasientes que no puede esperar a que suban capitulos hahaha
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!   Hoy a las 05:17

Volver arriba Ir abajo
 
Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 7.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» Enamorada de mi tutor (Nick y Tú) Semi- hot. Terminada!
» ENAMORADA DE MI TUTOR (NICK Y TU) ADAPTADA!!HOT,DE TODO UN POCO TERMINADA!!!
» Estupidamente enamorada de mi amigo Nick y tu ! :D
» enamorada de mi gemelo (nick y tu) "de todo un poco"
» Enamorada de un narcotraficante (Nick y tu)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: