Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6
AutorMensaje
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 3rd 2013, 21:07

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 4th 2013, 15:47

17. Sed de mal


Hacía casi un mes que no lo veía y, si era sincera consigo misma, tenía que reconocer que lo echaba de menos. En la universidad las cosas habían terminado por ponerse en su sitio y _____ volvía a tenerlo todo bajo control. Estudiaba mucho, como siempre, pero sin excesos, y cada día salía a pasear un rato, o leía un poco, o miraba una película de cine clásico.
La conversación con su madre había sido terapéutica. Elizabeth había tardado unos minutos en reaccionar, y lo primero que hizo fue preguntarle si le estaba tomando el pelo. Lo segundo, coger el coche y plantarse en Barcelona en un tiempo récord, como seguro demostrarían las multas que tarde o temprano le llegarían. La madre de______ la riñó por no habérselo dicho antes y luego la abrazó mientras lloraba; después esperó pacientemente a que le contara toda la historia. ______ le pidió que de momento no le dijera nada ni a su padre ni a sus hermanos, y ella accedió a regañadientes con una condición: que se lo dijera a Nicholas .
Elizabeth, aunque estaba completamente a favor de su hija, y si hubiera tenido al futuro papá delante le habría sacudido, estaba convencida de que tenían que hablar. A juzgar por lo que _____ le había contado, y según lo que ella misma sabía del joven, en Londres le había sucedido algo muy grave y ni él ni _____ podrían seguir adelante con sus vidas hasta resolver las cosas definitivamente entre los dos.


______ todavía no había hablado con Nicholas , y su madre había cumplido con su parte del trato y había mantenido el secreto, pero ambas sabían que se le estaba acabando el tiempo. Faltaban pocos días para la boda de Ian y Emma, y tarde o temprano empezaría a notársele el embarazo y alguno de sus hermanos se daría cuenta, o el propio Nicholas , y no quería que se enterasen así.
Era viernes, y _____ iba andando por la calle. Al pasar por delante de la Filmoteca vio que esa noche ponían Sed de mal. Era una de las películas preferidas de Nicholas , y ella lo interpretó como una señal, así que, armándose de valor, lo llamó al móvil y le preguntó si le apetecía verla. Él no pudo disimular lo sorprendido que estaba de escuchar su voz, pero accedió rápidamente a la invitación, y ______ empezó a cuestionarse si había hecho bien en telefonear.


Habían quedado a las ocho delante del cine, pero Nicholas llegó un poco antes y compró las dos entradas; quería asegurarse de que ______ se quedaba al menos a ver la película. Ella llegó puntual, unos minutos antes de la hora acordada, y lo saludó con un sencillo «hola». Nicholas le hubiera dado dos besos, pero se limitó a sonreír y a devolverle el saludo.
Entraron en la sala sin decir nada importante, intercambiando sólo preguntas de cortesía, igual que si fueran dos compañeros de trabajo o unos conocidos. Él tuvo ganas de gritar, y ella sintió unas arcadas que nada tenían que ver con el embarazo. Por suerte, la película empezó en seguida y les proporcionó la excusa necesaria para dejar de fingir, aunque ni siquiera las intrigas de Orson Welles consiguieron que el uno pensara en algo que no fuera el otro. Las luces volvieron a encenderse casi dos horas más tarde y ambos se levantaron de las butacas sin mirarse a los ojos; qué distintas habían sido las cosas antes, cuando iban al cine. Salieron y Nicholas fue el primero en hablar:
—¿Te apetece ir a cenar? —le preguntó.
—No, la verdad es que no. No tengo hambre —añadió. Estaba tan nerviosa que si comía seguro que terminaría vomitando—. Prefiero irme a casa, ¿me acompañas? —Si tenía que hablar con él, prefería hacerlo en la tranquilidad de su apartamento.
—Claro.
Cruzaron en silencio unas cuantas calles, hasta que ______ reinició la conversación:
—¿Cómo te va el trabajo? Supongo que estarás a punto de regresar a Londres, ¿no?
Él se encogió de hombros.
—Mi intervención en el proyecto Marítim ha finalizado —se limitó a decir.
Tanto él como Juan habían recibido muchos elogios por su trabajo, tantos que a Nicholas le habían ofrecido un mejor puesto en la central de Londres. Él lo había agradecido y les había dicho que regresaría pasada la boda de Ian .
Estaba convencido de su decisión, a pesar de que Juan le había dicho que era un idiota y que debería quedarse en España y dar a su relación con ______ otra oportunidad. Su amigo no sabía por qué habían roto, pero no desaprovechaba ninguna oportunidad para recordarle que se estaba equivocando, poniéndose incluso a sí mismo como ejemplo.
Siguieron andando sin decir nada más, y, minutos más tarde, llegaron al portal del edificio donde vivía ______.
—¿Por qué no subes? —lo invitó antes de perder el valor—. Tengo que contarte algo.
Nicholas se quedó mirándola y entonces se acordó del famoso Eric. Seguro que quería decirle que iría acompañada a la boda, o algo por el estilo.
—De acuerdo —dijo Nicholas con la garganta seca.
Subieron y, al entrar, ella se dirigió a la cocina para servirse un vaso de agua.
—¿Te apetece tomar algo? —le ofreció.
—Un poco de agua, si no te importa.
Segundos más tarde, salió de la pequeña cocina con dos vasos y le dio uno. Él lo aceptó. Sus dedos se rozaron con el intercambio, y ambos disimularon.
_____ se sentó en la butaca, en su lugar preferido, y respiró hondo.
—Tengo que contarte algo. Tarde o temprano ibas a enterarte, pero prefiero que lo sepas por mí —empezó, tratando de mirarlo a los ojos, sin demasiado éxito.
—Lo sé, ______.
—¿Lo sabes?
—Sí, y me alegro por ti. Te aseguro que no me importa.
—¿Te alegras por mí?
—Sí, por supuesto, y puedes estar tranquila. No me entrometeré en tu vida.
—No te entrometerás en mi vida —repitió ella, atónita—. ¿Cómo te has enterado?
—Me lo dijo tu hermano.
—¿Mi hermano? —Iba a matar a su madre—. ¿Ian ?
—Sí, Ian . —¿Por qué le parecía tan raro? Él y Ian se veían muy a menudo—. Me dijo que habías empezado a salir con alguien. —Eso no había sido exactamente lo que su amigo había dicho, pero Nicholas aprovechó para sacar el tema y ver si _____ lo confirmaba.
Ella suspiró aliviada. Nicholas no sabía nada del embarazo, y, al parecer, su hermano tampoco.
—No estoy saliendo con nadie —dijo con media sonrisa.
Nicholas tardó varios segundos en reaccionar.
—¿No estás saliendo con nadie? —El corazón empezó a latirle descontrolado y la determinación que lo había mantenido alejado de ella durante todos aquellos días se fue desvaneciendo.
—No, por supuesto que no —añadió, antes de darse cuenta de que era un error.
Todo sucedió tan rápido que, al terminar, ninguno de los dos recordaba quién había sido el primero en besar al otro, pero cuando sus labios se tocaron, ambos supieron que iban a hacer el amor. Cualquier otra cosa era inconcebible. Nicholas la besó sujetándole la cabeza para que ______ no se apartara, y cuando se sació de sus labios descendió por su cuello y su escote. La desnudó en cuestión de segundos, los mismos que tardó ella en hacerlo con él, y se hundió en su interior sin poderlo evitar, respondiendo a una necesidad tan antigua como el tiempo.
______ le recorrió la espalda con las manos, de aquel modo que a él le hacía perder el control, y, aunque una vocecita le decía que aquello era un error, lo había echado tanto de menos que no le importaba. Igual que las otras veces, Nicholas la abrazó con desesperación, y siguió besándola incluso después de que ambos sucumbieran al placer. Pero de repente sucedió algo, qué, ______ nunca lo supo, pero él se puso tenso y empezó a apartarse.
—Lo siento —fue lo primero que Nicholas dijo.
Ella se sonrojó y se sentó despacio en el sofá.
—Yo no. —Estaba harta de fingir que aquel distanciamiento que se había producido entre los dos le parecía bien—. No lo siento, y sé que tú tampoco —se atrevió a añadir.
Él suspiró abatido y empezó a vestirse, incapaz de sostenerle la mirada.
—Me tengo que ir. —Estaba asustado, se sentía perdido y no quería arrastrar a _______ tras sí—. Será mejor que no volvamos a vernos.
Ella habría hecho cualquier cosa por él, cualquier cosa excepto contarle lo del bebé y que se quedara con ella por lástima, o por cumplir con algún estúpido código de honor propio de siglos pasados.
—Nicholas —lo detuvo con voz firme—, si te vas ahora sin contarme qué demonios sucedió en Londres, y sin decirme qué diablos te pasa —hizo un pausa y esperó a que la mirara a los ojos—, no hace falta que regreses.
Nunca más volvería a ver a una mujer tan bella y decidida como _______ en aquel instante, y al ser consciente de ello sintió un nudo en el estómago y en el alma, pero terminó de abrocharse la camisa.
—No volveré. —Caminó hacia la puerta y se detuvo—. Es mejor así, créeme. —Salió sin mirarla y secándose con el dorso de la mano una lágrima que le resbaló por la mejilla.
Ella lanzó un bol que tenía encima de la mesa contra la puerta y lloró al ver que se hacía añicos, igual que su corazón.


Un par de días más tarde, llamó a su madre y le contó el fiasco de la cita con Nicholas . Elizabeth la escuchó con atención, sintiendo en el alma que la relación entre ellos dos no tuviera un final feliz, y ambas decidieron que lo mejor sería esperar a que hubiera pasado la boda de Ian . Nicholas le había dicho que regresaría a Londres después de ésta, así que esperarían a entonces para contarle al resto de la familia lo del embarazo.
_____ no pretendía ocultárselo a Nicholas para siempre, pero en su mente había decidido que iba a tener al bebé sola, y que ya se lo diría por teléfono cuando estuviera en Londres y no pudiera volver a hacerle daño sólo con mirarla. Mientras, los últimos preparativos para la boda de Ian y Emma consiguieron distraerla lo suficiente, incluso llegó a sonreír en varias ocasiones, a pesar de la envidia que sentía.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 4th 2013, 15:58

Hi girls, se que quieren matar a Nick, verdad? yo tambien, bue solo les aviso que la nove ya esta llegando al final... y estoy pensando en subir otra novela, y creo que le quedara mejor a Joe, asi que si les parece, al terminar esta subo otra Smile Bue. nos leemos SOON Razz
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 4th 2013, 17:28

maldito nick!!!
ni la dejo decirle dl bebe
siguela
quiero ver como termina esto
en cuanto a la otra nove...
la espero con ansias
cheers cheers 
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 4th 2013, 19:34

Si tienes razón...
En este momento odio a Nick con todas mis fuerzas...!!! Evil or Very Mad Bravo! 
Cómo puede ser así con _______????
Pero esperaré el siguiente capítulo a ver qué pasa...
Y no puedo creer que ya se acerque el final... Crying or Very sad 
Pero esperaré con emoción tu siguiente nove...
por favor siguelaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 07:20

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 07:20

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 07:20

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 07:25

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 07:28

Aaaaaaaaaa Esa actitud de Nick Bravo! Mad y habla y habla y aaaaaa! Y piensa dejar a ____ en definitiva!? , ____ criara al bebe sola!? AAAAAAAAAAAA NICK RECAPASITA ! Jumm cuando se enteren... Very Happy AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA SIGUELA !

Y que mal que ya casi termine pero estare pendiente de la proxima nove que subas Wink

Cuidate

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 15:17

17. 2. Sed de mal


La boda fue preciosa. Emma e Ian pronunciaron sus votos matrimoniales frente a cuarenta invitados. Al terminar la ceremonia, que consistió sólo en un par de lecturas elegidas por los novios, se fueron a celebrarlo a un pequeño restaurante con vistas al mar que había en un pueblo cercano al de la familia Martí.
Había cuatro músicos tocando suaves melodías de jazz, regalo de Nicholas , y todo el mundo parecía estar casi tan contento como los recién casados. Incluso los padres de Emma, los doctores, como los llamaba ella, sonrieron en un par de ocasiones. Ian aprovechó que Emma estaba hablando con Raquel para acercarse a Nicholas quien, aunque había participado animadamente en toda la celebración, parecía estar triste. Su amigo estaba apoyado en una pared, con un whisky en la mano, observando la improvisada pista de baile en la que ______ formaba pareja con Eduard, su flamante y orgulloso padre.
—Me prometí a mí mismo que iba a darte algo de tiempo —le dijo Ian apoyándose en la pared junto a él—. Y creo que tres meses son más que suficiente. ¿Puede saberse por qué diablos no estás bailando con ella? Y no se te ocurra volver a soltarme ese rollo acerca de que la decepcionarás.
—Caray, Ian , creo que el matrimonio empieza a afectarte.
—Ríete si quieres, pero no pienso darme por vencido. —Dio un sorbo a la copa que también él sujetaba en la mano—. ¿Te acuerdas de cuando Emma estaba en Nueva York y yo creía que nunca volveríamos a estar juntos?
—Claro que me acuerdo. —Nicholas bebió un poco sin apartar la vista de ______. Estaba preciosa con aquel vestido de seda y aquella sonrisa.
—En esa época conocí a una chica. Lucía, la chica de la inmobiliaria que me encontró el despacho.
—Me acuerdo de ella.
—Pues bien, Lucía era muy agradable, guapa y simpática. Y seguro que habría podido llegar a ser relativamente feliz con ella, pero jamás habría sido como con Emma. ¿Sabes lo difícil que es encontrar a la única persona del mundo que llena todos y cada uno de los rincones de tu alma?
Nicholas miró a su amigo a los ojos.
—No la dejes escapar, Nicholas . —Y, con esa frase, Ian lo dejó allí solo y fue a buscar a Emma, pues sentía la imperiosa necesidad de darle un beso a su esposa.
Él se quedó allí de pie, meditando sus palabras. «Los rincones de tu alma», pensó. Sí, eso era aquel vacío que llevaba días sintiendo, el vacío que amenazaba con engullirlo y no dejarlo escapar.
______ había salido de su vida, mejor dicho, él la había echado, y ahora se sentía solo, sin rumbo y sin sentido, e incapaz incluso de respirar. Después de la muerte de su padre llegó a convencerse de que ______ estaría mejor sin él, pero ¿y si se equivocaba? ¿Y si lo único que sucedía era que tenía miedo? ¿Y si había cometido el peor error de su vida y ya no podía hacer nada para arreglarlo? Dejó la copa en el suelo y fue a buscarla.


—_____, ¿puedo hablar contigo un segundo? —Nicholas la siguió hasta el pasillo—. No puedes evitarme durante toda la boda.
—La verdad es que sí puedo, lo único que necesito es que tú colabores un poco —contestó ella sin darse la vuelta.
—No tengo intención de hacerlo. —La cogió por la muñeca—. No puedo seguir haciéndolo. Te echo de menos.

Esa confesión, hecha con voz temblorosa, consiguió que ______ se detuviera y bajara la vista. Nicholas estaba casi pegado a su espalda, y ella inclinó la cabeza para mirar cómo sus dedos la rodeaban. Nicholas miró a su alrededor y vio que el pasillo en el que estaban se dividía en dos; hacia la derecha, para ir a los servicios, y hacia la izquierda, en dirección a lo que parecían ser unos despachos. Se decantó por ése y tiró de ______. Cuando creyó que gozaban de la suficiente intimidad, se detuvo y, despacio, la apoyó contra la pared. El pasillo estaba a oscuras, y la única luz provenía de una enorme ventana que había al fondo. Era de noche, pero la luna de invierno ofrecía la suficiente claridad como para poder verle la cara. Y los ojos, aquellos ojos con los que tantas noches había soñado.
—Tenemos que hablar, ______ —le repitió, apoyando las manos a ambos lados de su cabeza.
—No —insistió ella, diciéndose a sí misma que Nicholas le había roto el corazón tantas veces que ahora apenas le quedaba el suficiente como para seguir viviendo. Aunque una voz en su interior no dejaba de repetirle que nunca antes lo había visto tan afectado como en aquellos instantes—. No tenemos nada de qué hablar.
—¿Cómo que no tenemos nada de qué hablar? —A él le tembló la mandíbula—. ¿Acaso te has olvidado de lo que sucedió entre nosotros?
______ se negó a responder. Nunca se le había dado bien mentir, así que decidió levantar la barbilla y mantenerse impasible.
—Ya te he dicho que no quiero hablar.
—No quieres hablar —repitió él—. Y tampoco quieres verme. Y, por lo que se ve, tampoco estás dispuesta a escucharme. —La miró a los ojos.
—Deja que me vaya, Nicholas —susurró ella, que empezaba a notar que se le llenaban los ojos de lágrimas—. Tú mismo dijiste que era mejor así.
Él se quedó inmóvil, recordando todo lo que había sucedido entre los dos, las palabras de ella, las de él... y lo que le había dicho Ian acerca de encontrar a la única persona capaz de llenar los vacíos de su alma. ______era esa persona, y, si la perdía, jamás podría ser feliz.
—No puedo, cielo. No puedo —le dijo con voz ronca.
Nicholas movió la mano derecha y la hundió en la melena de ella. Le acarició la nuca con los dedos, deleitándose al sentir que a ______ se le ponía la piel de gallina. Despacio, inclinó la cabeza en busca de su boca, dándole una última oportunidad de apartarse. Ella no lo hizo, sino que abrió un poquito los labios y se le aceleró la respiración. A Nicholas le bastó ese gesto para perder el control y conquistó su boca con desesperación. La besó sin la delicadeza que se suponía que tenía, sin la destreza de un hombre de su edad. Lo hizo con el corazón, con el alma, y con el miedo que comporta saber que sin esa persona nunca estaría completo. El beso siguió y siguió. Pegó su cuerpo al de ella y, cuando sintió que las manos de ______ se aferraban a la solapa de su americana, una avalancha de sentimientos le inundaron con un solo beso. Quizá su corazón y su cerebro por fin habían comprendido que estaba enamorado de aquella mujer, y que sí valía la pena correr el riesgo.
—No, no —susurró ella, a pesar de que apenas unos instantes atrás lo estaba besando con pasión—. Suéltame.
Nicholas la sintió temblar entre sus brazos y la soltó.
—¿Qué pasa? —le preguntó, preocupado de verdad—. ¿Te he hecho daño?
—Ahora no —contestó, segura de que él comprendía a qué se refería.
—_____ —pronunció su nombre emocionado—, no puedo seguir así. Tengo que contarte lo que me ha pasado. Necesito contártelo todo y que tú me digas que no pasa nada, que todo va a salir bien. —Nicholas sabía que se estaba derrumbando, pero ni su alma ni su corazón estaban dispuestos a darle tregua.
Ella se quedó mirándolo, y no se dio cuenta de que estaba llorando hasta que él le secó una lágrima con el pulgar. El gesto la hizo reaccionar y dio un paso atrás.
—Sí que pasa, Nicholas , y no, todo no va a salir bien.
—No digas eso, por favor. —Trató de cogerle de nuevo la muñeca, pero ella volvió a apartarse y él dejó de intentarlo.
—No, Nicholas . No puedo volver a pasar por esto.
—Sé que te he hecho daño, y sé que me he comportado como un imbécil y un cobarde, pero déjame que te lo explique. Cuando murió mi padre...
—No —lo interrumpió ella—. No quiero saberlo. Ya no. Si te escucho, seguro que terminarás por convencerme de que volvamos a estar juntos, y yo —se le quebró la voz—, yo no podría soportar que te alejaras de mí una tercera vez. Además, ya no puedo pensar sólo en mí.
Nicholas sintió esa frase como una punzada en el corazón.
—¿Estás con alguien? —se obligó a preguntarle.
_____ levantó la vista y lo miró a los ojos. Los de él también brillaban por las lágrimas.
—Estoy embarazada.
—¿Cómo...? —Se quedó sin habla.
—Cuando te sometiste al trasplante de médula —respondió escueta—. Del modo tradicional.
—El día que fuimos al cine... —dijo para sí mismo.
—Sí, eso era lo que iba a decirte. —Tragó saliva y se mordió el labio inferior para mantener a raya las lágrimas.
A Nicholas le flaquearon las piernas y tuvo que apoyarse en la pared para no caerse. Desvió la mirada hacia el estómago de ______ y creyó ver una pequeña curva que antes no estaba. Quería levantar la mano y acariciarlo. Quería abrazarla, besarla, pero se quedó paralizado, incapaz de mover una sola articulación, ni decir nada. Iba a ser padre. ¿Y si lo hacía mal? ¿Y si cometía los mismos errores que Paul había cometido con él? ¿Y si ______ no quería que él fuera el padre de su hijo o hija? Todas esas preguntas lo asaltaron de golpe y terminó por sentarse en el suelo. Y ella malinterpretó completamente su reacción y salió corriendo. Nicholas reaccionó, pero no lo bastante rápido.

Estuvo media hora buscándola, y, al final, Emma se compadeció de él y le dijo que Marc, otro de los hermanos de ______, la había llevado a casa. Emma debió de leerle la mente, cosa nada difícil, pues seguro que su rostro lo delataba, y añadió sin ninguna sutileza que no fuera a buscarla, que ______ no quería verlo. Nicholas sintió como sí lo hubieran golpeado en el esternón, pero aceptó resignado su decisión. Abatido, se despidió de sus amigos y se fue. Se veía incapaz de estar rodeado de tanta gente feliz.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 15:34

18. Up


Nicholas la llamó al móvil ocho veces seguidas hasta darse por vencido, y ______ borró los mensajes sin escucharlos. Antes le había dicho la verdad, no quería saber qué le había pasado, no después de ver que le resultaba tan fácil alejarse de ella. Ya había pasado por ello en dos ocasiones, tres, si contaba la noche en que fueron al cine, y no se veía capaz de sobrevivir a una cuarta. La primera vez, cuando Nicholas dejó de verla después de que ella se atreviera a besarlo le costó un poco superarlo, pero estuvo a punto de conseguirlo. La segunda fue cuando, después de estar con él en Londres, se limitó a llamarla un día y a decirle que lo mejor sería que se tomaran un tiempo. Esa vez fue sin duda la peor de todas; su padre había muerto y él no se lo había contado. «De hecho —pensó ______ —, me necesitaba tan poco que ni siquiera quiso que estuviera a su lado.» Y el día que fueron al cine, el día en que ella le habría contado lo del embarazo, cuando Nicholas le hizo el amor y luego la dejó sin darle otra explicación que aquella tontería de que iba a estar mejor sin él.
Ahora estaba dispuesto a contárselo, genial, pero ahora ella no quería escucharlo. Tenía miedo de creerle, de darle otra oportunidad para que luego, en el futuro, volviera a desaparecer. Y no podía decirse que la noticia del embarazo le hubiera hecho especial ilusión. Casi se había desplomado, y por su rostro pasaron un montón de emociones, y ninguna buena.
Le dolían los pies, y, al desviar la vista hacia abajo, vio que todavía llevaba el vestido de boda y los zapatos de tacón. Con razón estaba tan cansada. Había sido un día muy emotivo, y el encuentro con Nicholas había sido demoledor. Se desnudó y se puso el pijama. No sabía qué hora era, pero tenía que descansar. Al día siguiente sería un gran día; empezaba el resto de su vida.


Nicholas se planteó varias posibilidades, que iban desde plantarse frente al piso de _____ y echar la puerta abajo, hasta regresar a Londres y tratar de olvidarla. La segunda la descartó al instante, la primera iba adquiriendo fuerza por segundos. Necesitaba hablar con alguien; había estado a punto de decirle a una vecina que se había encontrado en la escalera que iba a ser padre. Se tiró de la corbata hasta aflojarla, cogió el móvil y llamó a Miriam Potts. Habría llamado a Kevin , pero no sabía si _______ le había contado lo del embarazo a su familia y no quería meter la pata. Es decir, más de lo que ya la había metido.
—Nicholas —respondió la señora asustada—, ¿sucede algo, sabes qué hora es?
—_______ está embarazada —soltó, y al decirlo en voz alta se le quebró la voz.
—¡Felicidades, cariño! —exclamó la mujer, feliz, perdonándole que le hubiera dado un susto de muerte al llamarla a las dos de la madrugada—. Seguro que estás muy contento.
—Lo estoy. —Y era verdad—. Pero también estoy muy asustado.
—Es normal, pero no tienes nada de que preocuparte, seguro que todo saldrá bien. Lo único que tienes que hacer es cuidar de _______ y del bebé. Serás un padre fantástico.
—¿Cómo lo sabes? No puede decirse que haya tenido un gran ejemplo.
—Vamos, Nicholas , no digas tonterías.
—No me dirás ahora que te pones del lado de Paul y Denise —dijo él, incrédulo, a la defensiva.
—Por supuesto que no. Con lo listo que eres, a veces parece mentira que digas tales estupideces. —Su niñera lo riñó como cuando era pequeño—. Por supuesto que no me pongo del lado de Paul y de Denise, ellos no tienen nada que ver con esto.
—Son mis padres —insistió.
—Dime una cosa, Nicholas , ¿por qué me has llamado a mí y no a Denise? —Él no respondió y siguió con el razonamiento—. ¿A quién tenías más ganas de contarle lo del bebé, a Joe o a Kevin ?
Nicholas sujetaba el móvil con tanta fuerza que tenía los nudillos blancos.
—La familia no es sólo cuestión de genética —prosiguió la mujer—. Serás un gran padre porque llevas años siendo un gran hermano. Si no me crees, pregúntaselo a Kevin y verás cómo él te dice lo mismo. Desde que le conociste, has estado a su lado; lo ayudaste cuando murió su padre, cuando se peleó con Ágata, y estoy convencida de que te dejarías matar para proteger a su hijita. Y serás un gran padre porque llevas un montón de años siendo un gran hijo, algo testarudo, si me lo permites, pero siempre he sabido que me querías y que cuidarías de mí pasara lo que pasase. Así que ahora pásame a______para que pueda felicitarla —dijo Miriam también emocionada.
Ella siempre había considerado a Nicholas como a su hijo, y no iba a permitir que la sombra del matrimonio Jonas le impidiera disfrutar de la alegría de ser padre.
Nicholas tardó unos segundos en asimilar lo que Miriam le estaba diciendo. Tenía razón, como siempre. Ella se convirtió en su familia el día en que decidió luchar por él y ayudarlo a superar las trabas de la dislexia. Era más madre ella, que lo había consolado tras cada suspenso, que lo había animado cuando se daba por vencido, y que había celebrado con él todos sus éxitos, que Denise, que se había limitado a presumir de él cuando podía, y a dejar de hacerlo cuando ya no pudo. Y esa familia había crecido cuando conoció a Kevin , y seguramente también con Zac , Amanda y Ian . Y, ahora, si conseguía convencer a _______ de lo mucho que la amaba, y de que se había comportado como un cobarde, tenía la posibilidad de formar una nueva con ella, y con el bebé que estaban esperando.
—Nicholas , ¿sigues ahí? —preguntó Miriam—. Pásame a ______.
—______no está aquí —contestó avergonzado.
—¿Y dónde está? —Lo conocía tanto que había detectado su dolor en la respuesta.
—En su casa. Yo... nos peleamos. Después de lo de mi padre, creí que estaría mejor sin mí y la dejé —confesó, y al oírlo le pareció el razonamiento más absurdo que hubiera escuchado jamás.
—Bueno, ¿y a qué esperas para arreglarlo?
—No sé qué hacer.
—No me vengas con excusas, Nicholas . Un hombre que consiguió aprender a leer a base de fichas de colores es capaz de reconquistar a la mujer que ama. Piensa en algo, no estoy dispuesta a no conocer a mi nieta.
—Gracias, Miriam —dijo con sinceridad.
—De nada, cariño. Y ahora, acuéstate, mañana tienes mucho que hacer.


Se despertó a las seis de la madrugada y fue corriendo a su ordenador. Necesitaba mucho rato para escribir todo lo que tenía en la cabeza.


______no abrió los ojos hasta las doce del mediodía, era domingo y, normalmente, ella y su hermana Selena desayunaban juntas en pijama y luego se iban a Arenys a comer con sus padres y el resto de sus hermanos. Pero dado que el día anterior había sido la boda de Ian y Emma, habían decidido cambiar de planes. Selena estaba durmiendo en un hotel, cerca del lugar donde se celebró la fiesta, el mismo en el que ella se habría quedado si no hubiera sucedido lo de Nicholas .
Seguro que toda su familia seguía durmiendo, pensó, mientras se preparaba un zumo; los llamaría más tarde y se reuniría con ellos para comer y contarles lo sucedido. Desayunó sola y, al terminar, decidió conectar el ordenador y ver si así se distraía un poco. Fue al programa de correo y se quedó helada. ¡Tendría cara, el muy cretino! En la bandeja de entrada había un correo de Nicholas y el título era: «No me leas si no quieres, pero no me borres. Por favor». ______ tenía seleccionada la casilla de eliminar, pero no fue capaz de apretar, aunque tampoco lo leyó. Se quedó mirando la pantalla sin saber qué hacer, con el corazón y la cabeza hechos un lío. Por suerte, en aquel instante llamó su hermana Ágata y le dijo que todos la estaban esperando en el hotel. Sonrió y fue a vestirse.


Nicholas le escribió un correo electrónico cada semana. ______ nunca los leía, pero siempre los guardaba en una carpeta. Los recibía los sábados por la mañana, alrededor de las diez, y si eran las once y el ordenador no parpadeaba, se ponía muy nerviosa. Llevaban así casi dos meses, siete semanas para ser exactos, y ninguno de los dos parecía estar dispuesto a dar un paso adelante y terminar su relación.
_______ sabía que Nicholas había regresado a Inglaterra, y que seguía trabajando como arquitecto para el mismo despacho. Kevin se lo había contado, sin ni siquiera tratar de disfrazar los motivos por los que lo hacía. Por su parte, Nicholas sabía que _______ estaba casi de cinco meses, y no porque se lo hubieran contado, sino porque él llamaba a Kevin semanalmente para sonsacarle información. Los dos amigos habían llegado a un acuerdo, más que nada para evitar que la integridad física de Kevin saliera perjudicada; el pobre, era el único que tenía un pie en cada bando, aunque Ágata, su mujer, tenía la teoría de que todos estaban del bando de los dos, pues, en el fondo, lo único que querían era que ambos fueran felices, juntos a poder ser.
El citado acuerdo consistía en que Nicholas sólo le preguntaba a su amigo por el tema del embarazo, y él a cambio le iba soltando a _______ pequeñas dosis de información acerca de Nicholas . Éste quería asegurarse así de que ella, aunque fuera sólo muy de vez en cuando, pensara en él. Lo que peor llevaba Nicholas , aparte de echarla muchísimo de menos, era no poder compartir con ella lo del bebé.
Él hubiera preferido quedarse en Barcelona, pero después de hablar con Kevin y con Ian comprendió que _______ necesitaba espacio, que necesitaba estar sola para aclararse las ideas y organizar su vida, y para recuperarse del dolor que él le había causado. Si se hubiera quedado, habría terminado por seguirla a todas partes hasta conseguir hablar con ella, y quizá entonces la perdería para siempre. Y Ian y Kevin tenían razón, _______ le había aguantado muchas cosas, ya iba siendo hora de que él tuviera la misma paciencia. Lo único que tenía que hacer era ser constante y esperar, y confiar en que ella lo amara lo suficiente como para darle otra oportunidad. Esa última parte era la que le resultaba más difícil. Pero cada noche, cuando se iba a dormir y veía el vacío que había a su lado y en su corazón, se repetía que tenía que seguir luchando, que tarde o temprano ______ lo escucharía... o lo llamaría para decirle que dejara de escribirle.


Selena entró en el apartamento, y, como cada día, fue recibida por la imagen de su hermana sentada en el sofá, con el portátil sobre el regazo y la mirada fija en la pantalla. Aquello no podía seguir así, no era bueno para ninguna de las partes implicadas, y, dado que al parecer tanto ______ como Nicholas eran incapaces de dar un paso en ningún sentido, y ni Kevin ni Ian se atrevían a tomar cartas en el asunto, ella y Ágata habían decidido entrar en acción.
Ágata la había llamado aquella misma mañana para decirle que fuera a verla, que tenía que hablar con ella. Selena , que nunca había podido resistir un misterio, salió corriendo hacia casa de su hermana mayor. Esta le contó que a Kevin se le «habían escapado» varios comentarios acerca de lo abatido y desesperado que estaba Nicholas . Los justos para despertar su curiosidad:
—Cuando piqué y le pedí que desembuchara —le explicó Ágata con una taza de té en la mano—, mi queridísimo marido tardó menos de un segundo en empezar a cantar.
—¿Y? —Selena estaba en ascuas.
—Y ¡es tan romántico! —suspiró Ágata—. Resulta que Nicholas es disléxico...
—¡Disléxico, pero si es arquitecto! —la interrumpió Selena .
—No seas boba, una cosa no tiene nada que ver con la otra. Déjame continuar; Nicholas es disléxico y sus padres nunca lo apoyaron, es más, de pequeño lo trataron como si fuera idiota y llegaron incluso a esconderlo de las visitas.
—Vaya par de cretinos, realmente, hay gente que no se merece tener hijos —sentenció su hermana indignada.
—Pues va a peor. Gracias a la ayuda de su niñera, una señora que creo que se llama Miriam, Nicholas consiguió terminar la escuela, pero cuando quiso ir a la universidad su padre se negó a ayudarlo.
—¿Cuándo te has enterado de todo esto? —Era imposible que Ágata lo hubiera sabido y no se lo hubiera contado antes.
—Ayer por la noche. Nunca había sospechado que Nicholas fuera disléxico, pero la verdad es que ahora entiendo muchas cosas.
—¿Como cuáles?
—Como que nunca mirara las cartas de los restaurantes —le explicó—. Cuando vuelva a verlo, tendrá que darme explicaciones, ¡mira que pensar que sus amigos no íbamos a estar a su lado! En fin, deja que termine de contarte lo de ______.
—Claro, sigue. —Selena bebió un sorbo de té y tardó varios segundos en darse cuenta de que no le había echado azúcar.
—Nicholas le pidió a su padre que le pagara la universidad, pero al parecer, el hombre volvió a negarse, así que Nicholas lo amenazó con provocar un escándalo si no le daba el dinero.
—¿En serio?
—No sé todos los detalles, pero el padre de Nicholas terminó por pagar y él perdió el contacto con su familia. Ni sus padres ni sus hermanos quisieron saber nada más de él.
—Vaya —dijo sorprendida Selena , en su familia nunca había sucedido nada tan dramático.
—Todavía no he terminado. —Su hermana levantó las cejas y entonces prosiguió—: Hace unos meses, el padre de Nicholas lo llamó para decirle que estaba enfermo de leucemia y exigirle, no te lo pierdas, exigirle que le donara médula ósea para ver si así se curaba.
—Es como un culebrón.
—Igual. —Ágata cogió en brazos a María, que había empezado a llorar; por lo visto, quería participar en la conversación—. Kevin me dijo que se le escaparon muchos detalles, y que había tardado semanas en sonsacarle toda esa información a Nicholas , pero la cuestión es que al final su padre murió y por eso Nicholas dejó a _______. Según Kevin , el muy idiota llegó a la conclusión de que estaría mejor sin él.
—Cuando los hombres se ponen en plan víctima cometen auténticas estupideces.
—Ya, pues espera. ¿Te acuerdas de que ______ nos dijo que Nicholas no había reaccionado del todo bien al saber lo del embarazo? —Selena asintió y Ágata continuó—: Le dijo a Kevin que se había quedado tan impresionado que había sido incapaz de reaccionar, y que cuando lo hizo ______ ya se había ido.
—¿Y por qué no ha tratado de hacer las paces?
—Ahora viene lo más romántico: la llamó un montón de veces, pero ella no le cogió el teléfono, y también se plantó en su casa, pero ya conoces a ______.
—No le abrió —acertó Selena .
—Entonces Nicholas decidió que le escribiría un e—mail cada semana y que en él le iría contando todo lo que había sucedido antes de conocerla, con la esperanza de que así_______ llegara a comprender que el error tan grande que había cometido era en realidad fruto de sus miedos. Y también le está contando todo lo que está haciendo para prepararse para la llegada del bebé.
—¡OOOOHHHH!
—Lo sé, a mí me pasó igual.
Las dos hermanas sonrieron como bobas durante unos segundos.
—Un momento —dijo Selena —. Nicholas y ______ todavía no han hecho las paces. De hecho, ______ se niega a hablar de él y se pasa todo el día pegada al ordenador.
—Pues no será para leer sus e—mails. Según Kevin , Nicholas está convencido de que ______ los ha borrado o, si los conserva, no los ha leído o no la han hecho cambiar de opinión.
Selena golpeó la mesa de la cocina con los dedos.
—Tenemos que hacer algo —dijo de repente.
—Esperaba que dijeras eso —respondió Ágata.


Al final, ambas hermanas decidieron que lo mejor sería ser directas, así que Selena fue al piso que compartía con ______ dispuesta a interrogar, pero jamás habría creído que su hermana fuera a ponérselo tan fácil. El hecho de pillarla allí, con la mirada clavada en el ordenador, le dio la excusa perfecta:

—¿Se puede saber por qué no has leído los e—mails de Nicholas ?
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 5th 2013, 19:21

ay me encanta selena y agata
soy tan buenas hermanas
siguela
Enamorada 
y efectivamente,
como dicen las dos
es tan romantico
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 14:01

OH POR DIOS!!!!
Qué bonito ese detalle de Nick de los correos... Enamorada 
______ tiene que leerlos y perdonar a Nick...
digo yo creo que el pobre ya sufrió bastante no???
Por favor tienes que seguirla!!!!!
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 17:30

19. Encadenados (Capitulo Final)


—¿Se puede saber por qué no has leído los e—mails de Nicholas ? —repitió Selena .
______, aunque se sobresaltó un poco al oír la voz de su hermana, tardó unos segundos en comprender lo que le estaba preguntando.
—¿Cómo sabes que no los he leído?
Selena se le acercó y se sentó a su lado en el sofá.
—Mírate, ______. —Le señaló la cara con las manos, insinuándole que tenía ojeras—. Si los hubieras leído, ya habríais solucionado lo vuestro, en un sentido u otro. No podéis seguir así, no es bueno para ninguno de los dos, de los tres. —Le tocó la barriguita—. ¿Por qué no lo has hecho?
—Hoy he recibido éste. —Giró el ordenador y le mostró la pantalla.
En ella se veía el programa de correo y en la bandeja de entrada había uno que llevaba por título: MI ULTIMA CARTA.
—¿Lo has leído? —le preguntó Selena , apartándole un mechón de pelo de la frente.
—No. No he leído ninguno. —Tomó aire y volvió a colocar bien el ordenador—. Al principio, estaba tan enfadada con él que no quería escuchar, o leer, sus excusas, pero luego...
—Luego te diste cuenta de que le quieres. ______, ni siquiera sabe si estás embarazada de un niño o de una niña. Kevin no se lo ha dicho —añadió, al ver que ella la miraba sorprendida—. ¿No crees que al menos deberías leerlos? Quizá en este último te diga que ha conocido a otra persona. —No esperó a que su hermana dijera nada, sino que se levantó, le dio un beso en la frente y se dirigió hacia la puerta—. Estaré fuera un par de horas. Si me necesitas, llámame.


______ no se despidió de ella, sabía que su hermana había dicho esa frase para provocarla. Una especie de reto que sabía que no iba a poder resistir. Quizá Selena tuviera razón, no podían seguir así. «Quizá Nicholas haya encontrado a otra», le repitió una voz en su cabeza. Movió el ratón por la pantalla y abrió la carpeta en la que guardaba todos y cada uno de los correos que le había mandado Nicholas . Le dio al primero y no pudo parar de leer...

"Gracias por no haberlo borrado. No me creerás, pero estoy muy contento por lo del embarazo. Sé que no he reaccionado bien, pero me he asustado... Hasta ayer por la noche estaba convencido de que mi familia no me quería, y si ellos no me querían, ¿cómo iba a quererme otra persona? ¿Cómo iba a ser yo capaz de querer a nadie?
Quizá sea tarde para recuperarte, si pudiera viajar en el tiempo y hacerlo todo de otro modo, lo haría, pero no puedo. Sé que debería habértelo explicado todo antes, desde el principio, y quiero que sepas que sé, sin ninguna duda, que habrías estado conmigo. Y tenía miedo de que lo hicieras por pena, tenía miedo de que terminaras dejándome. Y tenía miedo de convertirme en un hombre cruel y egoísta como mi padre. Y tenía miedo de... de tantas cosas.
Llevo tantos años teniendo miedo que ya no sé si seré capaz de arriesgarme. Pero contigo quiero hacerlo, necesito hacerlo, y si al terminar de conocerme no quieres volver a saber nada de mí, lo entenderé.
Si no me dices lo contrario, te escribiré cada semana, y esperaré tu respuesta durante todo el tiempo que sea necesario.
Nicholas ."

_______ abrió el segundo correo al instante.

"Ayer vi a Kevin y a Ágata, y, si las miradas matasen, yo estaría muerto y tu hermana en la cárcel. Comprendo perfectamente su reacción, así que les dije que si lo preferían no volvería a visitarlos. Por suerte para mí, los dos han accedido a seguir siendo mis amigos, no tengo tantos como para poder permitirme el lujo de perder a los mejores. Espero que no te importe. Te prometo que no les preguntaré por ti; no quisiera incomodarlos, y a ti tampoco. Cualquier cosa que quieras que sepa puedes decírmela tú misma.
Aunque te vi en persona, me enseñaron unas cuantas fotos de la boda de Ian y Emma. Estabas preciosa.
Te prometí que te contaría quién soy, así que más vale que empiece. No leí mi primer cuento de un tirón hasta los catorce años. Cuando me di cuenta de que no aprendía a la misma velocidad que los otros niños del colegio traté de ocultarlo, pero no pensé que era tonto hasta que mi padre me lo dijo a la cara. De no haber sido por Miriam, no sé si habría sido capaz de terminar la escuela; ella me leía los cuentos y me hacía hacer dibujos para que los recordara. Yo dibujaba una escena y ella escribía debajo una frase que la resumía. Creo que mi cerebro empezó a asociar ciertas palabras con ciertas imágenes, aunque en realidad al final lo que sucedió fue que me aprendí los cuentos de memoria.
Ayer le conté a Kevin lo de la dislexia. Miriam tiene razón, es como un hermano para mí, y no me ha defraudado; se ha puesto furioso porque se lo hubiera ocultado, y luego ha hecho algo muy típico de él: le ha quitado importancia y ha hecho como si nada. Debería haber confiado en él antes.
Me he quedado una de las fotos. Te echo de menos,
Nicholas"

Abrió el tercero, y, en él, Nicholas le relataba cómo había aprendido a memorizar listas enteras y lo mal que lo pasaba rellenando los cuadernos de caligrafía; la frustración que sentía y las pesadillas que tenía casi cada noche, con números y letras que lo asaltaban.

El cuarto volvía a ser más íntimo:

"Regreso a Londres, a una parte de mí le gustaría quedarse, cada día salgo a la calle con la esperanza de cruzarme contigo, y sé que si me marcho eso no sucederá, pero otra, muy pequeña, pero que al parecer tiene más sentido común y ha decidido escuchar a tu hermano Ian y a tu cuñado, me obliga a marcharme.
Me han ascendido, y cuando vuelva a Londres seré jefe de proyectos. Juan, el arquitecto que ha trabajado conmigo en Barcelona durante todo este tiempo, me ha dicho que podría quedarme, que a su equipo le iría bien, y está convencido de que los de la central lo autorizarían. Pero le he dicho que no, que prefiero regresar, al menos por ahora.
He tratado de dibujarte embarazada, pero no puedo, siempre que lo intento me quedo atrapado en tus ojos, y en lo tristes que estaban la última vez que te vi. Me prometí a mí mismo que no te preguntaría nada acerca del bebé, pero hoy no puedo cumplir esa promesa. ¿Te encuentras bien? ¿Necesitas algo? ¿Sabes si es niño o niña? ¿Tú qué prefieres?
Sé que diciéndote todo esto corro el riesgo de que borres este correo y de que no leas los próximos, pero necesito hacerlo. Necesito creer que aún existe una conexión entre nosotros.
Te escribiré desde Londres.
Nicholas ."

_____ notó que tenía las mejillas húmedas y se dio cuenta de que estaba llorando.

"Una vez escuché una canción que decía que en Londres siempre brilla el sol, el problema es que las nubes se empeñan en taparlo. Me gustó la idea, aunque sin ti a mi lado no creo que el sol vuelva a brillar nunca más.
En el trabajo dicen que me han echado de menos, y quizá sea cierto, a juzgar por el montón de carpetas que me he encontrado encima de la que fue mi mesa, y que he recuperado ahora.
Recuerdo perfectamente el día en que decidí que quería ser arquitecto y también recuerdo la rabia que sentí cuando mi padre me dijo que no pensaba permitir que fuera a la universidad y lo dejara en ridículo. Horas antes de que muriera, estuve hablando con Paul, le pregunté directamente por qué no me quería, y me dijo que, en realidad, jamás le había importado. Habló de mí como si fuera un mueble, un objeto que al final había terminado por estorbarle. Creo que aguanté los insultos bastante bien, pero antes de que me fuera me dijo que en realidad yo era como él; un hombre egoísta que sólo se preocupaba por sí mismo y su prestigio. Me echó en cara que le hubiera exigido que me diera dinero para ir a la universidad y me dijo que lo único que me había motivado a superar las dificultades de la dislexia era mi orgullo. Un orgullo que me había llevado a no confesarles nunca a mis amigos mi problema. Salí convencido de que él tenía razón. Todo parecía indicarlo, y decidí que tenía que alejarme de ti, que tú te merecías a alguien mucho mejor que yo; alguien sin dislexia y con corazón.
Sé que cometí un error, un gravísimo error... Sigo creyendo que te mereces a alguien mucho mejor que yo, pero no me corresponde a mí decidirlo. Debería haberte contado lo de mi padre y debería haberte confesado todas mis neuras para que fueras tú quien tomara la decisión.
El apartamento está vacío sin ti.
Besos,
Nicholas ."

«El muy idiota», pensó _____, secándose otra lágrima. Debió de pasarlo muy mal, y seguro que no se lo contó a nadie.

"Durante el primer año de carrera, los ordenadores me daban terror. Si no hubiera sido por el profesor Hopper jamás lo habría superado. Este profesor también es disléxico, tiene casi el mismo grado de dislexia que yo, y en seguida detectó mi problema. El fue el primero que me dijo que lo que me pasaba tenía un nombre y que lo padecía mucha más gente de lo que yo creía. Una tarde, me llamó a su despacho y me recomendó varios centros a los que acudir en busca de ayuda e información, y también me comunicó que había hablado con el resto de los profesores y que todos habían accedido a que grabara las clases en cintas de casete.
Sin la ayuda de un programa informático especializado, hubiera tardado horas en escribir una página: las letras bailaban delante de mis ojos y no lograba comprenderlas, o, cuando lo hacía, mi cerebro era incapaz de retener la información el tiempo suficiente como para formular una frase. Me aprendí de memoria la posición de las letras en el teclado, y luego una voz me leía lo que había escrito.
Charlar con el profesor Hopper me ayudó mucho, y el médico que me presentó también. Me inventé una especie de lenguaje de símbolos para tomar apuntes y, al terminar cada clase, las escuchaba varias veces, y luego me ofrecía voluntario para explicarla a cualquiera que estuviera interesado. No faltaba nunca a clase, no podía permitírmelo, y, a partir de tercero, mis repeticiones de las clases eran tan populares que las hacía en la cafetería, y a menudo acudían más de veinte personas.
Hoy he comprado un cuaderno nuevo. Trataré de dibujar algo que te guste. Ojalá estuvieras aquí.
Besos,
Nicholas ."

Leía tan rápido que apenas asimilaba todo lo que él le estaba contando. Nicholas había dicho en serio eso de que iba a contárselo todo, y con cada palabra que leía más cerca estaba de comprender que se hubiera asustado.

"Unas semanas antes de graduarme le mandé una invitación de la ceremonia a mi padre. No vinieron, ni él ni mi madre. Cuando lo vi en el hospital la mañana antes de su muerte, le pregunté por qué, y me dijo que no le importaba, pero antes de que me fuera confesó que tenía la copia del título que le mandé guardada en su escritorio. Era un hombre muy retorcido, y no sé si con esa frase pretendía hacer las paces conmigo o infligirme más dolor, pero ahora ya no me importa.
El día que hablé con Miriam me dijo que Paul y Denise Jonas no eran mis padres, no en el sentido que de verdad importa. Por desgracia, biológicamente sí que soy hijo suyo. Miriam me dijo que la gente que me quería era mi familia, y que ellos siempre habían estado a mi lado. Y de repente vi que era verdad; ella siempre me ha apoyado en todo, a diferencia de Denise, y Kevin ha sido más un hermano que un amigo. Pero ahora ya no me conformo con ellos, quiero que tú seas mi familia.
No puedo dormir en la cama sin ti, ni en la de invitados —huele a ti—, y tampoco en el sofá. A veces pienso que jamás te recuperaré, que jamás volveremos a estar juntos, pero entonces me digo que tengo que confiar en ti, en nosotros. Lo siento, hoy no puedo escribir más.
Besos,
Nicholas ."

En los siguientes correos le contaba varias anécdotas relacionadas con su primer trabajo y le hablaba también de sus amigos Zac y Amanda y de lo mucho que lo estaban ayudando esos días. Había algún que otro comentario personal, alguna referencia íntima a lo que había sucedido entre los dos, pero en líneas generales Nicholas mantenía su promesa de contarle sólo cosas sobre él, sin abrumarla en ningún sentido.
Le quedaba un correo: el último. Y tenía un miedo atroz a abrirlo. Sólo contenía una línea:

"Te amo. Dame otra oportunidad. Por favor"

Ni siquiera lo había firmado.

Nicholas nunca se lo había dicho, y tampoco lo había escrito en ninguno de los correos, pero en el fondo de su corazón _____ supo que era verdad.


—¿Cuándo te vas? —le preguntó su hermana desde la puerta. Selena llevaba allí un par de minutos, pero _____ había estado tan absorta que no la había oído entrar.
—¿Qué? —le preguntó, secándose las lágrimas con la manga de la camiseta.
—¿Cuándo te vas a Londres? —repitió con media sonrisa.
—Ahora mismo —contestó, poniéndose en pie.
—Vamos, te ayudo a hacer la maleta. —Selena la abrazó—. Pero como se te ocurra quedarte a vivir allí, te arranco la cabeza.


Gracias a los puntos que Ian tenía acumulados en una tarjeta de una compañía aérea, gentileza de su anterior trabajo, ______ consiguió plaza en un vuelo que salía hacia Londres a primera hora de la mañana. Y además en clase preferente, lo que en su estado no le pareció nada mal. Después de que el avión aterrizara, cogió la maleta, en la que sólo llevaba ropa para dos días, y fue en busca de un taxi. Ella se acordaba perfectamente de la dirección del apartamento de Nicholas , pero Kevin había insistido en apuntársela en mil sitios, así como los teléfonos de todos sus amigos de Londres. Sólo le había faltado apuntar el de la guardia del palacio de Buckingham.


Llegó sin ningún problema y llamó al timbre, pero nadie le abrió. Era domingo, así que Nicholas no estaba en el trabajo, aunque podía estar en cualquier parte. «Quizá debería llamarlo», pensó, pero no lo hizo. Dejó la maleta apoyada contra la pared y, justo cuando iba a sentarse a esperar en el portal, oyó que a alguien se le caía un vaso a rebosar de líquido. El ruido fue seguido de su nombre pronunciado a media voz.
Se volvió despacio y allí estaba Nicholas , con los pantalones manchados de café y la mirada fija en ella.
—¿______?
—He vuelto —susurró.
Él eliminó la distancia que los separaba y se detuvo frente a ella. Levantó una mano, sin poder ocultar que estaba temblando, y la acercó a su mejilla. No la tocó.
—Tengo miedo de que si te toco desaparezcas —confesó con los ojos cerrados.
______ le sujetó la muñeca y le llevó la palma hasta su rostro.
—Estoy aquí.
Él soltó la respiración que retenía.
—Siento...
Ella le tapó los labios con dos dedos, y Nicholas inclinó la cabeza hasta apoyar la frente contra la suya.
—No pasa nada.
Estaban en silencio, todavía no se habían besado, pero apenas el aliento separaba sus labios.
—¿Quieres entrar en casa? —le preguntó él.
La estaba sujetando por los hombros y seguro que ______ podía sentir la desesperación corriendo por sus venas. Estaba dispuesto a retenerla si ella le decía que no.
—Claro —respondió ______, y poco a poco le deslizó la mano derecha por el brazo hasta entrelazar los dedos con los suyos.
Nicholas le soltó los hombros, pero se aferró a aquellos dedos como si su vida dependiera de ello. Porque en realidad así era.
Subieron la escalera en silencio. Nicholas cogió la maleta y, después de abrir, la dejó en medio del recibidor. No le importaba lo más mínimo adonde fuera a parar, su cuerpo y su corazón sólo sabían que necesitaban besar a ______ cuanto antes. Cerró la puerta e igual que en las películas en blanco y negro que tanto le gustaban, le sujetó la cara y la besó. Durante menos de lo que dura el latido de un corazón, Nicholas tuvo miedo de que ella lo apartara, pero cuando notó que entreabría los labios debajo de los suyos comprendió que no iba a hacer tal cosa. La besó con tanta pasión que el dolor que había acumulado durante toda su vida fue derritiéndose. ______ estaba entre sus brazos, besándolo, abrazándolo. Le recorrió el interior de los labios con la lengua y se apartó de ella. Esperó a que abriera los ojos, y cuando la vio sonreír le dijo:
—Te amo. —No se dio cuenta de que estaba llorando hasta que ella atrapó la lágrima que le resbalaba por la mejilla—. Te amo —repitió—. Jamás se lo había dicho a nadie. Jamás creí ser capaz de sentirlo por nadie.
______ le acarició la nuca y se puso de puntillas para ver si con sus besos conseguía hacer que dejara de temblar. Nicholas le devolvió todos y cada uno de los besos y los multiplicó por dos, o por mil, y con las manos fue recorriéndole la espalda hasta llegar a la cintura. Allí se detuvo y, despacio, muy, muy, muy despacio, las dirigió hacia su vientre. La curva era más pronunciada que la última vez que la vio. Igual que en la calle, Nicholas no la tocó, sino que detuvo las manos a pocos centímetros.
—¿Puedo? —le preguntó con la voz rota.
Ella lo cogió por las muñecas y colocó ambas palmas encima de su abdomen.
—Es una niña —susurró ______.
Nicholas la miró a los ojos y las antes lágrimas contenidas empezaron a fluir. Para ser un hombre que había estado convencido de no ser capaz de amar, en aquel preciso instante sintió tanto amor que cerró los ojos para tratar de controlarse. Segundos más tarde, volvió a abrirlos y se encontró con el rostro de _______. Ella también lloraba, pero esbozaba también una dulce sonrisa.
—Te amo —repitió él—. Nunca me cansaré de decírtelo. —Le dio un beso—. Ni de sentirlo. —Iba a darle otro, pero ella lo detuvo.
Esperó a que la mirara de nuevo a los ojos.
—Yo también te amo.
Nicholas sintió que le flaqueaban las rodillas y, como por fin había comprendido que con _______ no tenía nada que temer, se arrodilló delante de ella y se abrazó a su cintura. Ocultó el rostro en el abdomen en el que descansaba su hija y le dio un beso.
—A ti te quiero mucho —susurró como si fuera un secreto—, pero a ti —levantó de nuevo la vista, orgulloso de sí mismo por haber superado sus miedos, y consciente de que sin _______ nunca habría llegado a sentir nada parecido al amor—, a ti te amo.
—Y yo a ti. —Le pasó la mano por el pelo y se quedó mirándolo—. Te amo, Nicholas .

Él volvió a cerrar los ojos y respiró profundamente. Ahora que tenía todo lo que necesitaba entre los brazos, lo demás carecía de importancia.

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 17:37

Epilogo

La vida es bella


Barcelona, unos meses más tarde...

_____ fue la primera en despertarse y se quedó mirando al hombre que dormía a su lado. Nicholas siempre había sido muy atractivo, pero a lo largo de los últimos meses había ganado una paz que lo hacía irresistible. Ahora ya no ocultaba nunca sus problemas, y le contaba todo lo que le pasaba por la mente. Seguro que se había acostado tarde, pensó ella. Últimamente no paraba de dibujar, y había hecho tantos esbozos de la niña, que todavía no había nacido, y de todas las habitaciones, casas y palacios que iba a construirle, que la pobre tendría que vivir como mínimo diez vidas para poder estar en todas.
Salió de la cama y fue hacia la cocina para preparar el desayuno. Quizá pudiesen desayunar en la cama, pero con la barriga que tenía no se veía capaz de llevar la bandeja hasta allí sin derramar nada. Regresó al dormitorio y vio que él seguía durmiendo. Estaba tumbado boca abajo y no llevaba la parte de arriba del pijama, y ______ jamás había sido capaz de resistir aquella espalda. De repente recordó algo y fue a la habitación que Nicholas había convertido en su estudio. Luego, sin hacer ruido, se sentó a su lado y abrió el tintero.
Él tembló al notar el pincel sobre la piel desnuda.
—¿Qué estás haciendo? —le preguntó medio dormido y sin moverse.
—Escribiendo —respondió ______—. Estáte quieto. —Volvió a mojar el pincel y trazó otra línea.
—¿Qué escribes? —Nicholas había pasado de estar medio dormido a medio despierto y completamente excitado.
—Ya lo verás. —Ella notó que a él se le aceleraba el pulso y le alegró ver que no era la única.
—Dímelo.
—¿Qué me escribiste tú? —Otro trazo.
—Tú primero.
—Está bien. —Tenía tantas ganas de besarlo que se dio por vencida—. «Mío.» He escrito «mío».
Nicholas tragó saliva. Llevaban algunos meses viviendo juntos, y ______ le decía a menudo que lo amaba, y se lo demostraba a diario, pero él siempre se emocionaba.
—El símbolo que yo te dibujé —empezó, pero tuvo que parar cuando ella le besó el cuello—... suele traducirse por «eternidad».
—Eternidad.
—Sí —dijo Nicholas , y, a pesar de que le encantaba que ______ le besara la espalda, se puso de lado para poder mirarla—. Ése era exactamente el tiempo que quería pasar contigo.
—¿Era? —preguntó medio en broma—. ¿Ahora ya no?
—No, ahora no creo que me baste con eso —respondió muy en serio.
—Estás loco —susurró, pues él empezó a quitarle el camisón.
—Seguramente, pero no se me ocurre nada mejor que estar loco por mi esposa. —Se incorporó un poco más y le dio un beso en la barriga, para luego recorrer el camino hacia arriba. Iba a besarle los pechos cuando ella lo detuvo otra vez.
—¿Esposa?
Nicholas la miró a los ojos y le abrió su corazón.
—Es así como pienso en ti. —Entrelazó los dedos de una de sus manos con los suyos.
—¿Ah, sí? —______ sonrió con ternura, aunque también notó que se le llenaban los ojos de lágrimas.
—Sí. ¿Crees que podría convencerte de que te casaras conmigo?
—Creo que sí. —Le temblaron la voz y el corazón al responder.
Nicholas la tumbó con cuidado en la cama y le dio uno de aquellos besos increíbles; demoledor y lleno de amor al mismo tiempo.
—¿Qué haces? —le preguntó ______ al ver que cogía el tintero y la pluma.
—Asegurarme de que no te olvidas —le explicó, mientras le dibujaba a toda velocidad un símbolo oriental sobre el pecho izquierdo. Al terminar, volvió a mojar la pluma de tinta y repitió el símbolo justo en el lugar que ocupaba su corazón—. Ya está.
—¿Qué significa?
—Para siempre.
Nicholas y ______ hicieron el amor y desayunaron en la cama y, aunque los símbolos se borraron, estuvieron de verdad juntos para siempre.


FIN
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 18:11

cheers 
ME ENCANTO!!!
ESTA BELLISIMA STA NOVE
LA FORMA EN Q ELLA LO RECIBE
YA ME IMAGINO SU HIJITA
EN SERIO ME ENCANTO
ESPERO LA OTRA HISTORIA
cheers
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 18:16

Hi girls, termino la nove, se que fue medio corta, en comparacion con las que suelo subir, pero creo que fue una linda historia de amor, y muy diferente a las anteriores, fue mas romantica que hot, espero que les haya gustado... Nos vemos en mi proxima nove One week girlfriend (Joe y tu)... Bye Smile
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 6th 2013, 22:03

OMG!!!!!
Amé el final...
y toda la nove para ser mas exactas!!!!
Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha 
Espero pronto empezar a leer tu siguiente nove ehh???
cuando tenga tiempo la seguiré te lo aseguro...Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 8th 2013, 08:53

Aaaa FIN! ME ENCANTO !!! Que bueno que se pudieron arreglar las cosas entre Nick y _____ , el baby *-* Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaa :DLa nove estuvo INCREIBLE ! Muy chevere y con el final me hiciste llorar jejje :)Y estare en tu otra nove, ya voy para alla Jajaja Very Happy

Gracias por haberla compartido con nosotras. Fue hermosa.

Cuidate

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
sabriDeJonas
Forista!


Cantidad de envíos : 132
Localización : JonaticWord
Fecha de inscripción : 18/07/2013

MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Julio 23rd 2013, 11:09

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot   Hoy a las 09:19

Volver arriba Ir abajo
 
Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6
 Temas similares
-
» Sweet Love (Nick y tú) Romantica-Semi Hot
» Sweet Love & Hate - Second Season. [Nick&______]
» Sweet Love & Hate.
» Somebody To Love ~ Nick y tu {Romantica}
» Eres tú, solo tú. (Nick y Tu) Romantica y Semi-Hot

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: