Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 15 ... 27  Siguiente
AutorMensaje
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 1st 2011, 23:49

siguela me encantaaa
ay ese rok y nick
que lindo que son Smile
jajajajaja
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 2nd 2011, 20:57

waaaa que buenos capis!!!!
tienes que seguirla esta demasiado buena...
me encanta la nove de verdad!!!*
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 05:03

Uuuh. Aquí huele a CAPITULO!
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 05:10

y el cappp?? plis subelooooo
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 05:10

Luu ya legamos a la 30 en quimica perfecta te toca subir alli tmb Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 05:34

CAPÍTULO 08
______
Nicholas abrió el maletero del coche más increíble que ______ hubiese visto jamás, y, sin miramientos, tiró dentro todas sus cosas.
—¿Qué clase de coche es éste? —preguntó, metiendo los brazos en las mangas de la cazadora del demonio. Aunque a él seguramente le debía de llegar por la cintura, a ella la tapaba hasta las rodillas.
—Un Veyron. Es de mi hermano. —Abrió las puertas. —Rápido, entra.
______ se sentó y él hizo lo mismo por su lado, pero tuvo que doblar las piernas para meterse. Al ver que ella lo miraba, comentó:
—La maldición de los hombres altos, no cabemos en los deportivos.
______ enarcó las cejas al ver el lujoso interior. El salpicadero era de metal pulido, y la llave tenía el aspecto de un minúsculo USB.
Su padre era un fanático de los deportivos, y ella había aprendido a conducir el Porsche Carrera y el Maserati que tenían en casa; además, muchos domingos la llevaba a ver las carreras o las subastas de vehículos. Pero ______ nunca había visto un coche como aquél.
Nicholas apretó el botón de start y el mando para abrir la puerta del garaje al mismo tiempo. —Abróchate el cinturón.
Este era un arnés, como en los coches de carreras, y mientras ella se lo abrochaba a toda velocidad, Nicholas metió la primera y arrancó.
El camino de salida del garaje se bifurcaba en dos direcciones. Nick tomó el de la izquierda y el asfalto se acabó de repente, entonces giró hacia una ruta que quedaba oculta entre los árboles. Se metió en un par de callejones y luego en otro.
—Creo que los hemos perdido.
Ella miró por el retrovisor. No se veía nada excepto calles desiertas. Luego volvió a mirarlo a él. —¿No vas a ponerte el cinturón?
—¿Para qué lo necesitaría un inmortal?
—La ley dice que tienes que ponértelo.
—Las leyes de los humanos no se aplican a los de mi especie —contestó él.
—Pues deberían, en especial porque estás conduciendo por una carretera de humanos, manejando un coche fabricado por humanos.
—Eso lo dices tú. ¿De verdad vas a andar preocupándote por esas cosas? —Y le echó una rápida mirada a los pechos, que la camiseta húmeda seguía resaltando.
Ella se cruzó de brazos.
—No vas a distraerme.
—Y tú no vas a conseguir que me ponga el cinturón. —Al ver cómo lo miraba, añadió: —Imagínate al zorro más viejo, más tozudo y más irascible que pueda existir. Pues bien, incluso él podría aprender trucos de mí.
Al ver lo mucho que el demonio apretaba la mandíbula, ______ decidió que lo mejor sería dejarlo estar.
—¿Quién estaba en la casa?
—Vampiros. No sé cómo, pero consiguieron seguirnos la pista. Entrarán en la cabaña, la encontrarán llena de humo y luego Rók les cortará la cabeza.
—Ya veo. ¿Qué es una AYS? Supongo que no me gustará que me haya llamado eso, ¿no?
—Algunos demonios pueden ser convocados por otra persona, normalmente del sexo opuesto. AYS quiere decir «ama y señora».
—¿Y por qué me ha llamado eso?
—Lo utilizamos para referirnos a aquellas mujeres que no nos importaría que fueran nuestras amas y señoras.
—Oh.
—Eso ha sido un halago —añadió.
—Claro. Igual que lo de «princesa».
—Eh, yo no me lo he inventado, sólo lo utilizo. —Al ver que disminuía el tráfico, por fin pudo conducir el coche como era debido y aceleró un poco. Iba suave como la seda.
El motor rugió un poco más, un ronquido profundo.
—Este sonido nunca pasará de moda.
______ no había conducido un deportivo desde la muerte de su padre. Ella tenía un híbrido, y hasta aquel momento no lo había echado de menos.
—Nunca había visto un coche como éste.
—Eso es porque sólo hay trescientos. Es el coche más rápido y más caro del mundo.
—¿Cuánto puede alcanzar? —preguntó ______.
—Cuatrocientos. Pasa de cero a cien en dos segundos y medio.
Holly trató de imaginárselo. A velocidad máxima sería como ir en un cohete.
—Tiene mil y un caballos —añadió Nick.
—El doble que un Porsche.
—¿Cómo sabes eso? —preguntó él, atónito.
—Mi padre era un fanático de los coches, y yo solía acompañarlo a las carreras. ¿No te parece que este coche se contradice con nuestros planes?
—Cuando nos encontremos con mi hermano lo cambiaremos por el suyo.
—¿Y qué conduce tu hermano?
—Un McLaren —respondió. —Es un Mercedes...
—Sé lo que es. —______ se rió. —Tampoco puede decirse que sea el coche ideal para pasar desapercibidos.
Nicholas la miró sorprendido.
—Estaba pensando exactamente lo mismo.
Aquella chica sabía de coches.
Los demonios adoraban los coches. Y a las valquirias. Estaba perdido.
En aquel preciso instante, ______ se cruzó y descruzó las piernas, atrayendo su mirada y recordándole que no llevaba ropa interior...
—Nicholas, ¡vista al frente! —Tiró de la cazadora hacia abajo. —Es obvio que no puedo ir vestida así.
—Ya te he dicho que no podemos pasar por tu piso.
—Entonces deja que vea a una amiga —propuso ella. —De todos modos tengo que llamarla para pedirle que se ocupe de mis clases.
—¿Es una buena amiga? —Y luego, tras verla asentir, añadió: —Esos demonios conocían tus horarios lo bastante bien como para secuestrarte. ¿No crees que sea lógico pensar que tengan también a uno de sus hombres espiando a tu amiga?
—Pero ¡mis gafas! Ella podría traerme un par de recambio. No puedo leer nada si ellas.
Sus gafas —recordó Nick. —Aquellas pequeñas gafas de pasta negra que le quedaban tan sexys. Tenían los extremos ligeramente levantados hacia arriba, como los ojos de un gato, y recordaban el estilo de los años cincuenta. A las pinups de los cincuenta.
Cómo echaba de menos esa década.
—Compraremos otras. Y también te compraré ropa y zapatos.
—Y tenemos que ir a por mis medicinas.
—¿Qué pasa si no te las tomas?
—Eso no es ni siquiera una opción —respondió ella apretando los puños.
—Es probable que algunas de las facciones que te andan buscando hayan comprobado tu historial médico. Esta situación es de vida o muerte, ______.
—A pesar de que no comprendo ni la mitad de lo que ha sucedido esta noche, eso me ha quedado claro. Pero te juro que no estoy exagerando con lo de las pastillas.
—Ya veremos. Eso es lo máximo que puedo prometerte ahora.
—¿Dónde vamos a reunimos con tu hermano? —preguntó ella cambiando de tema. Cade sabía que tarde o temprano volvería a ello.
—En el norte del lago.
—Así que todavía tenemos media hora de trayecto. Nicholas, ¿serías tan amable de explicarme por qué soy la chica más popular de la ciudad?
—Ahora eres una valquiria, lo que te convierte en miembro de la Tradición, un grupo de seres mitológicos que de mitológicos no tienen nada, claro está. Todo lo que has imaginado alguna vez existe en la realidad.
—Como los vampiros y las valquirias.
—Y los hombres lobos, las sirenas y las gárgolas —asintió él.
—¿Cómo son las valquirias?
«Extrañas, excéntricas. Bellezas sin parangón.» ______ encajaba perfectamente en esa descripción.
—Soy muy fuertes. Y rápidas, y tienen los instintos muy desarrollados. —No pudo evitar añadir: —Pero a la vez son muy dóciles y siempre obedecen a los hombres.
Al oír eso, ______ frunció el cejo, pero antes de que pudiera preguntar nada, Nicholas prosiguió:
—Veamos, cada quinientos años llega la Ascensión y...
—¿Qué es la Ascensión?
—Es una fuerza sobrenatural que afecta a todos los miembros de la Tradición y hace que nos enfrentemos unos con otros. Es una especie de sistema de regulación de los inmortales, si no nunca moriríamos, y procrearíamos hasta infestar la Tierra. Así que cada quinientos años empiezan a pasar cosas raras. Y tú eres una de ellas.
—¿A qué te refieres?
—En cada Ascensión, una mujer de la Tradición alcanza su plenitud sexual y es elegida como Vestal. El primer hijo de esa mujer se convierte en el más cruel de los guerreros o en el mejor de ellos, dependiendo de quién sea su padre.
—Por eso esos demonios querían... querían...
—¿Procrear contigo? Sí. Y los chupasangres querían matarte, porque no sabían si los demonios habían conseguido completar el ritual.
—Un segundo. —Frunció el cejo. —¿Vestal? ¿No pudieron encontrar un término más peyorativo? Por definición, una Vestal carece de importancia, suena a algo totalmente prescindible. ¿Los señores de la Tradición no pudieron buscar otra palabra? No sé, «vientre de alquiler» u «horno para bollos», por ejemplo.
—Yo aposté por «nave nodriza», pero la descartaron en seguida.
Ella volvió a cruzar las piernas. Otra vez. Tenía los muslos fuertes, bien torneados, todas aquellas piscinas le habían hecho mucho bien. Nick se preguntó qué haría ______ si le pusiera una mano en la rodilla, y la deslizara luego hacia arriba. No encontraría nada que se interpusiera en su camino...
Como si le hubiera leído la mente, ______ tiró de la cazadora hacia abajo.
Maldición, pronto tendría que entregársela a Rydstrom. No. Tan pronto como se le ocurrió ese pensamiento, Nick lo descartó. Tal vez fuera un masoquista, pero quería aprovechar al máximo todo el tiempo que pudiera estar con ella.
—Tanto las facciones malvadas como las buenas de la Tradición te están buscando para matarte o para dejarte embarazada —continuó con su explicación. —Incluso es probable que algunos de los buenos quieran matarte.
—¿Por qué?
—Porque de las últimas siete Ascensiones, sólo ha nacido un ser bondadoso. Todos los demás han sido malignos.
—Así que lo más probable es que el mío también lo sea.
—Exactamente. Unos actúan por el bien de la humanidad y otros en su propio beneficio.
—¿Y si me ligara las trompas o algo por el estilo?
—Te matarían para asegurarse de que ha funcionado.
Y seguramente no funcionaría. El proceso de transformación de humana a valquiria estaba demasiado avanzado. Si ______ se sometía a una intervención quirúrgica, su cuerpo se limitaría a «curarse» por sí solo.
Se quedó callada durante largo rato.
—Por lo que me estás contando, protegerme es una misión muy peligrosa. ¿Lo estás haciendo sólo por dinero?
«Llevo meses protegiéndote, porque me vuelves loco y porque te deseo más de lo que sería razonable.»
—Sí, sólo por dinero. Soy famoso por aceptar misiones suicidas.
—¿Cuánto te pagan?
—Voy a recibir algo de inestimable valor para mi familia.
—¿Podrías ser algo más concreto, por favor? —preguntó ______ con el mismo tono de voz que seguramente utilizaba para enseñar matemáticas a los futbolistas.
Segunda norma del buen mercenario: mentir descaradamente, pero manteniéndose lo más cerca posible de la verdad para así sonar convincente y evitarse complicaciones.
—Mi hermano Rydstrom, con el que vamos a reunimos, es el rey de nuestra especie, los demonios de la ira. Un brujo malvado llamado Omort el Que no Muere le usurpó la corona, y, como se puede ver por su nombre, no se lo puede matar con los métodos convencionales.
—¿Métodos convencionales?
—Sí. La mayoría de los inmortales sólo mueren si se los decapita o mediante un fuego sobrenatural. Omort es inmune a ambas cosas. Como puedes imaginar, es muy difícil derrotar a alguien a quien no se puede matar. Pero ahora, si consigo terminar esta misión, recibiré una espada especialmente diseñada para acabar con él.
—Un brujo malvado. —______ se frotó la sien. —Esto va de mal en peor. Me pregunto por qué ese brujo no querrá también a la «Vestal». Al parecer, todo el mundo la quiere.
Esa frase se acercaba peligrosamente a la verdad. Un brujo malvado sí la quería, pero no el brujo al que ella se estaba refiriendo, así que Nick le dijo:
—Omort nació de una Vestal, por lo que no puede dejarte embarazada. Por eso no te está buscando.
Pero su medio hermano Groot sí.
—Si Rydstrom es rey, entonces, ¿tú eres un príncipe?
—De un reino perdido.
—¿Tu hermano es quien se te llevó a rastras de la facultad el día que te conocí?
—¿Te acuerdas de eso? —La primera vez que habló con ella se quedó tan impresionado que perdió los papeles. Por desgracia, Rydstrom estaba allí para verlo. —Sí, ése era él. El es el bueno de los Woede. Yo soy el malo. Ya lo verás cuando estemos juntos.
—¿Qué son los Woede?
—La gente siempre se refiere a nosotros dos así, por nuestro apellido, y como casi siempre vamos juntos... «A pesar de las ganas que tenemos de perdernos de vista.»
—¿Que te pasaba ese día? —Preguntó ______. —¿Por qué no podías ni hablar?
—¿Que no podía hablar? Eso no es verdad.
—Tartamudeabas cosas sin sentido.
Muy graciosa. Rydstrom también le había dicho que se había puesto a farfullar.
—Yo jamás tartamudeo.
—¿Y qué hacías en la universidad? ¿Ya me estabas espiando?
—No, fue una coincidencia. —Suspiró. Cosas del destino.
______ se dio cuenta de que Nick cambiaba de actitud al oír mencionar a su hermano.
Era obvio que tenía ciertos temas pendientes con el tal Rydstrom.
Ella lo recordaba del día de los premios de matemáticas y entonces le pareció de lo más razonable. Quizá él estuviera dispuesto a responder a sus preguntas de un modo más concreto. Cada vez que Nicholas le explicaba algo tenía la sensación de que omitía lo más importante.
De nuevo, la mirada del demonio se desvió hacia sus piernas desnudas. Odiaba sentirse tan vulnerable, sin ropa interior, sin medias, sin sujetador...
Recurrió a todas las técnicas que había aprendido para ocultar sus emociones. Levantó la mano en busca del collar de perlas para calmarse, pero sabía que no estaban allí. Nada estaba donde debería estar, y se sentía tan frustrada que tenía ganas de golpear algo.
Esa noche todo iba mal. Era una pesadilla para alguien como ella. ______ no necesitaba que un hombre como Nicholas la mirase con lascivia, ni entonces ni antes, cuando estaba completamente desnuda.
La mayor parte de las veces, ______ se esforzaba por olvidarse de que tenía un cuerpo, y en especial de que ese cuerpo podía llegar a ser sexy. De que podía sentirse sexy.
Ningún hombre la había visto desnuda antes de esa noche. Y ahora trece demonios lo habían hecho. Pero sólo uno vivía para contarlo.
«Oh, Dios, esto es demasiado. Es demasiado.»
—Basta, princesa, tienes que dejar de cruzar las piernas. Estate quieta.
—¡Estoy incómoda! —Nunca había pasado tanto rato sin ropa interior. —He perdido mi ropa, mis joyas. Mi portátil. ¡Ni siquiera llevo zapatos!
—Y ahora has conseguido que también yo esté incómodo.
Se quedó atónita al ver que él se colocaba bien ciertas partes.
—Tú... ¡acabas de tocarte!
—Soy un demonio, digamos que no soy precisamente recatado en estos temas. Ella palideció.
—Pero no deberías... no puedes... no...
—¿Y qué quieres que haga? Llevo a una mujer muy atractiva en mi coche, una mujer que, además, no lleva braguitas. Así, ¿qué propones que haga para que estés más cómoda? ¿Quieres que me corte las pe...?
—¡No lo digas! Ya me hago una idea. —Cerró los puños y se clavó las uñas en las palmas de la mano. Uñas no... garras; garras que, por algún motivo, se le estaban curvando. ______ no pudo evitar pensar en el bronceado torso desnudo de Nick y en aquellos vaqueros a medio abrochar.
—No puedo evitar reaccionar —prosiguió él, —a pesar de que no seas mi tipo.
—¿Tu tipo? Oh, deja que lo adivine, mujeres con más pecho que cerebro, ¿me equivoco?
El se encogió de hombros.
—Los de mi especie preferimos a fulanas con más carne en los huesos. Para tener algo a lo que aferramos cuando nos ataca la lujuria demoníaca.
—¿Fulanas? —Apretó la mandíbula. —Dios, eres el hombre más misógino que he conocido jamás. Me apuesto lo que quieras a que te encanta ver a tus fulanas desnudas y embarazadas.
—No, qué dices. Me gustan desnudas, que tomen la píldora y que estén disponibles para meterse en mi cama siempre que a mí me apetezca.
______ se indignó, y de repente se dio cuenta del lío en que se encontraba.
«Mi destino está en manos de un demonio machista al que al parecer le encanta hacerme perder los estribos.»
Nunca había necesitado tanto su medicación como en aquel momento, cuando todo apuntaba a que jamás conseguiría tener de nuevo un bote de pastillas.
Tenía la mente saturada de ideas y de imágenes que no deberían estar allí. Era incapaz de dejar de ver el torso de Nicholas y aquel vello rubio que se escondía por debajo de su ombligo. Cuando más trataba de no pensar en él, con más fuerza se le repetía la imagen.
¿Qué sentiría si recorriera esa línea de vello con los labios? ¿Cómo sería sujetar al demonio por las caderas e inclinarse hacia él?
El corazón le latió aterrorizado al pensar en lo que podría llegar a hacerle si perdía el control.
La última vez había sido hacía ocho años.______ le había dado un susto de muerte a un joven... estuvo a punto de hacerle daño.Y aquel muchacho no había sido el primero.
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 07:33

plis siguelaaa
que loca que es____
me encanta es una genia
jajajajjaja siguelaaa las 2
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 10:40

NUEVA LECTORA!!!
Me encanta!!
Pon el siguiente pronto pliis Very Happy
Por ciertp me llamo Cristinaa Razz
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 11:04

Luu nos debes
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 3rd 2011, 11:33

awwww me encanto el capi!!! (como siempre)
pero me dejaste con la intriga...
please pon otro capi!!!
waaaooo nick es todo un demonio literal!!!! (me encanta )
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 4th 2011, 09:25

Lo siento mañana examen de QUIMICA! A estudiar a tope.
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 4th 2011, 09:34

espero que te vaya bien!!!
pero tambien espero, que cuando puedas poner capis, hagas un maraton...!
please....
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 4th 2011, 09:38

maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*


maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*


maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*

maraton si!!!*
maraton si!!!*

maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*


maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*


maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
maraton si!!!*
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 4th 2011, 14:13

QUE TE VAYA BIEN!! Y ESTOY DE ACUERDO CON BRIGITTE MARATON PLIS tiste AMO TU NOVE!!! ES DE LAS MEJORES QUE HE LEIDO EN MI VIDA...BSS Y...
NO TE OLVIDES DE PONER CAPS Wink
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 4th 2011, 19:18

te deseo suerteee
pero nos debes igual en quimica perfecta y aki Wink
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 10:06

Sí, aqui estan. Poondré una mini maratón, el examen 100% (wiiii)
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 10:24

que bueno que saliste bien en quimica...

awwwww siii mini-maraton!!!*
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 10:26

Estooy editando (:
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 11:31

CAPÍTULO 09
________
Rydstrom no estaba. Y él siempre estaba donde se suponía que tenía que estar. Habían dejado el coche en el aparcamiento de la gasolinera hacía ya veinte minutos. Nick volvió a llamar a su hermano al móvil, pero estaba fuera de cobertura.
—Tal vez haya encontrado caravana —dijo ________.
—Imposible. —Nick se pasó la palma de la mano por uno de los cuernos, y luego salió del coche para pasear frente al letrero de la estación de servicio. Pasaron diez minutos más. «Algo va muy mal», pensó.
Esa misma noche, Rydstrom le había dicho que Omort enviaría a todo el que estuviera disponible a interceptarlos. ¿Habría caído en manos de ese vil bastardo?
Nick no podía seguir con la misión sin su hermano, ni siquiera sabía dónde estaban las bases en las que tenía que reportar, y nunca había hablado con Groot en persona. «Necesito a Rydstrom para que me diga qué tengo que hacer. Lo necesito para que me recuerde cuáles son mis prioridades.»
Había pasado ya media hora más cuando un Bentley rojo se detuvo detrás de ellos, derrapando en la curva con las ruedas chirriando.
—Vaya, es la jodida loca de Nix —murmuró Nick para sí mismo mientras ésta aparcaba el maltratado coche.
Nunca había visto un Bentley tan hecho polvo como el de la valquiria. Tenía la chapa llena de golpes, las ruedas cubiertas de barro y el capó echaba humo por lo que parecían dos agujeros de bala. En la ventana trasera había pegado un Garfield.
Seguro que Rydstrom la había mandado allí para decirle que había cambiado de planes. Pero había un problema. Nick no podía correr el riesgo de que Nix se acercara a ________ y pusiera en evidencia que le había mentido sobre lo de dar marcha atrás al proceso de transformación.
Corrió hacia el coche justo cuando la adivina estaba apagando el motor y la estridente música.
—¿Dónde diablos está mi hermano? —le preguntó tan pronto como ella abrió la puerta. Un montón de arena cayó de dentro.
Nix salió con mucha elegancia y se colocó bien la espada que llevaba colgada a la espalda. Vestía una camiseta que decía «Guarda las distancias».
—Rydstrom anda algo liado.
—¿Qué mierda significa eso? —exclamó, mirando los exóticos ojos de la valquiria en busca de algún signo de lucidez. Los había visto confusos demasiadas veces como para fiarse de ella. —Nix, ¿te ha pedido él que vinieras a buscarme?
—No. Pensé que podría venir a verte y así saludar a mi sobrina. —Pasó por su lado hacia donde estaba ________ y se detuvo delante de la joven.
—Para Rydstrom no hay nada más importante en el mundo que esta misión. Si sabes dónde está, tienes que decírmelo.
—Sabine, la Reina de los Espejismos le ha tendido una trampa y lo ha capturado —explicó como si no tuviera importancia.
A Nick se le hizo un nudo en el estómago.
—Es la hermanastra de Omort y Groot. —Y se decía que era mil veces más cruel que ellos. —¿Y para qué quiere a Rydstrom?
—Mi teoría es que quiere que la deje embarazada —contestó alegremente y Nick se quedó boquiabierto. —Hasta los más rebeldes de vuestro reino se sentirían obligados a reconocer al heredero de tu hermano como su rey... pase lo que pase.
—Pero Rydstrom no puede dejarla embarazada. A no ser que Sabine sea su compañera.
—Estoy convencida de que a ella ya se le ocurrirá algo.
—¿Está aliada con Omort? ¿Rydstrom está preso en Tornin? —«Nadie escapa de las mazmorras de Tornin.»
—No sé si Sabine está aliada con Omort o si tiene sus propios objetivos. Y no puedo ver exactamente dónde está encarcelado Rydstrom. Lo único que sé es que se trata de una celda oscura.
—Ahora más que nunca necesito esa espada —dijo Nick, y se pasó los dedos por el pelo. —No sé cómo contactar con Groot, ni siquiera sé dónde se halla el primer punto de encuentro.
—Yo sí, pero no sé nada más.
—¿Qué? ¡Eso es lo único que necesito! Dímelo.
—Das por hecho que voy a permitir que entregues a mi sobrina a un brujo malvado.
—¡Fue idea tuya! —soltó él.
—Pero entonces no sabía que la Vestal iba a ser una de las mías.
—Tú sabes lo que está en juego.
—Sé lo que para ti está en juego —replicó ella. —________ es una de las nuestras.
—Entonces, ¿por qué estamos discutiendo?
—Porque soy así de mala —contestó guiñándole el ojo.
Nix se dirigió hacia ________, y como el único modo posible de detenerla sería recurriendo a la violencia, el demonio la dejó pasar. Quizá Nick fuera un mercenario, pero nunca le haría daño a una mujer.
Al instante, recordó a la novia vampírica a la que había asesinado. De acuerdo, digamos que Cade nunca haría daño a una mujer a propósito. «Deja de pensar en eso...»
—Sal un momento, cariño —dijo Nix al llegar al coche.
________ abrió la puerta, y al salir, se envolvió bien en la cazadora de Nick. Miró a Nix a los ojos. La muchacha era igual de alta que la adivina valquiria.
—Bienvenida a la familia. —Nix le dio un sonoro beso en cada mejilla, ajena a la expresión casi horrorizada de ________. —Soy tu tía Nix, la Adivina. Y también soy una proto-valquiria y entendida sin igual.
—¿Eres una valquiria? —preguntó la joven, desviando la vista hacia las orejas, que Nix llevaba al descubierto.
—Una de las más antiguas y más poderosas —respondió ella.
—Es una poderosa adivina —explicó Nick.
Nix tenía los ojos plateados de emoción.
—Eres la viva imagen de tu madre. Tienes el mismo pelo rubio rojizo y los mismos ojos color violeta.
—¿Tú y mi madre erais parientes?
—Greta era mi hermanastra.
—Greta —repitió ________ despacio, como perpleja al descubrir por fin el nombre de su madre.
—Era una guerrera muy famosa. Murió hace dos décadas, tuvo el privilegio de hacerlo en una gloriosa batalla.
—¿Guerrera? ¿Batalla? Creía que las valquirias eran muy pacíficas.
Nix se rió.
—¿Eso es lo que te ha dicho el demonio? —Chasqueó la lengua. —¡Nicholas Woede! Debería darte vergüenza.
—Sólo le estaba gastando una broma.
—¿Cómo era Greta? —preguntó ________.
—Era mitad furia...
Nick hizo un ruido de sorpresa que trató de disimular con un ataque de tos. —¿Qué?Se trataba de la raza de guerreras más fieras de la Tradición. Las valquirias eran violentas. Las furias eran... incontrolables.
Si Nick entregaba a ________ a Groot, tal vez la joven acabase matando al brujo con sus propias manos.
—Fíjate en los ojos violeta de ________, en el círculo negro que le rodea el iris: ojos de furia.
—¿Por qué me abandonó? —Preguntó la chica. —Estoy convencida de que tuvo que tener un buen motivo para hacerlo.
Y eso era lo que la hacía tan segura de sí misma. No sentía resentimiento ni amargura por el hecho de que la hubieran abandonado al nacer.
—Te he preparado un paquete de bienvenida con una carta en la que te lo cuento todo. Pero ahora tenéis que iros. Corres peligro quedándote aquí.
—¿Ah, sí? ¿Y adónde se supone que voy a ir? —quiso saber ________.
Nix negó con la cabeza.
—Ah, verás, no te lo estaba sugiriendo, ________.
—Bien dicho —intervino Nick.
—Creía que teníamos que reunimos aquí con el hermano del demonio.
—Y así era —contestó Nix. —Pero Rydstrom no está por aquí.
—De acuerdo —suspiró la joven, impaciente. —Pero al menos dime cómo he llegado a convertirme en esto.
—Lo dices como si fuera una tragedia.
—Yo... no, no quería decir eso. Lo único que deseo es recuperar mi vida normal. Estoy muy cerca de doctorarme, y tengo que impartir un montón de clases...
—Sí, bueno, si yo tuviera unos alumnos tan cachas como tus guapísimos jugadores de fútbol americano, también estaría impaciente por volver. Hay que ver qué...
Nick le dio un codazo.
—Céntrate, Nix. A ver, ¿cómo ha llegado ________ a convertirse en esto?
La valquiria los miró confusa, como si no terminara de entender la pregunta, pero al final respondió:
—La semilla siempre estuvo ahí, pero hasta que no le cayó encima ese rayo no tuvo ni el agua ni el sol necesarios para florecer. —Se volvió hacia ________. —Y ahora te convertirás en la valquiria que siempre estuviste destinada a ser.
—Nick me ha dicho que el proceso es reversible —explicó la joven con un tono marcadamente incrédulo.
—¿En serio?
El se frotó el puente de la nariz dispuesta a aguantar el chaparrón.
—Así es —prosiguió Nix, dejando atónito al demonio al continuar con su mentira. —Y sólo hay un hombre que puede hacerlo; lo llaman Groot el Herrero. Es un hechicero muy poderoso. Si consigues llegar hasta él antes de convertirte en inmortal, podrá hacer que vuelvas a ser humana —explicó sin pestañear, a pesar de que Nick era consciente de que la adivina sabía que tal cosa era imposible.
Sin decir nada más, la valquiria se encaminó a su coche, con lo que a ellos no les quedó más remedio que seguirla.
—Veamos —dijo, —me he tomado la libertad de ir a tu edificio, que, por cierto, estaba infestado de vampiros, y hacerte el equipaje. Supongo que tendrás ganas de cambiarte de ropa.
Nix abrió el maletero, donde llevaba una maleta, que asimismo estaba encima de un montón de arena. Levantó el pesado equipaje con un solo dedo y lo depositó en el suelo.
—Oh, y aquí tienes tus gafas de repuesto. —Se las sacó del bolsillo de la chaqueta y se las pasó a ________. —Me encanta su nombre: «Gatita seductora».
—¿Gatita seductora? —Nick pronunció despacio cada sílaba al repetir la marca.
Mirándolo algo incómoda, ________ se las puso.
Nix continuó con la explicación:
—Está claro que dentro de poco no te harán falta, pues a cada día que pase tu vista irá mejorando. Y aquí tienes el collar de perlas.
Le entregó un collar idéntico al que ________ solía llevar. Nick pensó que era típico de la chica tener uno de repuesto. —Estas cosas son tus talismanes —prosiguió Nix.
—¿Mis talismanes?
—¿Te sientes más fuerte cuando las llevas puestas?
________ se mordió el labio inferior y asintió.
—Entonces sí, son tus talismanes. Veamos, he hechizado las perlas. Mientras las lleves puestas, te protegerán de miradas oscuras.
________ miró a Nick en busca de traducción.
—Significa que no puedes quitártelas. —Le cogió el collar de las manos y, sujetándola por un hombro, le hizo dar media vuelta. —Levántate el pelo.
Cuando ella apartó aquellos rizos rojizos, Nick tuvo que hacer un verdadero esfuerzo para no agacharse y darle un beso en la nuca.
Sacudió la cabeza y le abrochó la joya.
—Tienes que abrigarte un poco más —dijo Nix. —Todavía eres una pequeña mortal vulnerable a las enfermedades. Huy, me olvidaba de que quieres seguir siéndolo. —Se llevó un par de dedos a la mejilla, fingiendo que reflexionaba y que la idea le parecía adorable.
Una aturdida ________ aceptó la bolsa y se dirigió hacia el baño de la gasolinera.
—¿Qué crees que estás haciendo? —le preguntó Nick furioso. Casi le arrancó la bolsa de las manos, cogió el primer par de zapatos que encontró para calzarla y luego, con la bolsa en los brazos, la escoltó hasta el baño de señoras.
________ gimió, mortificada, cuando él se metió también dentro para asegurarse de que el lugar estaba vacío. Antes de irse, le cogió la barbilla con los dedos.
—Cariño, si alguien se mete contigo aquí dentro, dale un poco de lo que les diste a los demonios. ¿Está claro?

Siempre que alguien le preguntaba a ________ qué había hecho la noche anterior, ella respondía:
—Estudiar, ir a la biblioteca y nadar un rato.
La única variación era que, de vez en cuando, las dos primeras actividades las llevaba a cabo con Tim.
¿Y qué respondería si le preguntaban qué había hecho ese día?
—He descuartizado a unos cuantos demonios a sangre fría, me han disparado unos vampiros con metralletas, me han perseguido en coche por el pantano. He descubierto quién, y qué, era mi madre biológica. He averiguado que existe un mundo secreto dentro del nuestro...
«Son demasiadas cosas al mismo tiempo.» ________ no se adaptaba bien a los cambios ni siquiera en las mejores circunstancias. Y en ese momento, bueno, estaba en estado de shock, limitándose a aguantar todo lo que iba sucediendo.
Al menos eso era lo que le gustaba creer. Si no estuviera estupefacta, significaría que los asesinatos que había cometido esa noche no la habrían afectado lo más mínimo.
Sí, aquellos demonios eran unos monstruos, y, sí, ________ estaba convencida de que se merecían lo que les había sucedido, pero ¿no debería sentirse culpable por lo que había hecho? ¿No debería sentir asco? ¿Miedo?
Se paró frente al espejo y se quedó mirando el reflejo de sus ojos. Los círculos que siempre habían rodeado sus iris destacaban más que antes. «Porque, por si no lo sabías, soy en parte furia.»
Fuera lo que fuese eso.
Nix también tenía unos ojos especiales. Pero el color dorado de los de la valquiria quitaba el aliento, mientras que el violeta de ________ era simplemente raro.
Se recogió el pelo y le fue imposible seguir fingiendo que no veía que sus orejas eran ahora puntiagudas. Las de la valquiria parecían exóticas e interesantes; las de ella, fuera de lugar.
Uno de los síntomas más comunes del trastorno obsesivo-compulsivo era el miedo a dejar de ser uno mismo. Pero en el caso de ________ ese miedo tenía base. Estaba dejando de ser ella misma poco a poco. «Si tuviera mis...»
Abrió los ojos. Si Nix le había hecho el equipaje, seguro que habría visto los botes de pastillas que ________ tenía alineados en el baño.
Se inclinó sobre la maleta y abrió la cremallera sin perder un segundo. Dentro encontró todo lo que llevaba en el bolso que había perdido cuando la secuestraron: el portátil, la carpeta, el teléfono móvil, incluso las toallitas desinfectantes.Pero ni rastro de las pastillas...
La valquiria había encontrado el bolso y se había deshecho adrede de los dos botes de pastillas. «¿Por qué, Nix?» Se apoyó contra la pared, tentada de escapar, de salir huyendo de todo aquello.
Pero Nicholas y Nix eran los únicos que podían ayudarla a regresar a su estado normal, por lo que no le quedaba más remedio que seguir con los planes que ellos hubieran trazado.Planes que implicaban abandonar la ciudad.
________ no había salido del distrito de Nueva Orleáns en quince años. De hecho, apenas se alejaba de su piso y de la facultad.
La universidad era todo su mundo, un microcosmos ordenado y perfectamente compartimentado, donde cada cosa tenía sentido. Los días se dividían en horas de clase, las semanas en días escolares, y los años en dos semestres.
Y ahora se sentía como si estuviera temporalmente exiliada.
Negó con la cabeza y cogió el móvil para llamar a su amiga Mei. Cuando ésta no respondió, le dejó un mensaje:
—Hola, Mei, soy ________. Me preguntaba si podrías hacerte cargo de mis clases durante unos días. Sólo unos pocos. Eh, he tenido una urgencia familiar, y supongo que estaré fuera... —¿cuánto tiempo iba a estar fuera? —... una semana.
Tenía la sensación de estar hablando desde fuera de su propio cuerpo, sorprendida de sonar tan normal en vez de al borde de un ataque de nervios.
—Llámame al móvil si sucede algo. Te debo una.
Después de colgar, suspiró nerviosa. «Tengo que cambiarme y salir de aquí.»
De rodillas junto a la maleta, inspeccionó el compartimiento de la ropa interior, y al ver lo que contenía, se quedó atónita. Estaba lleno de medias de ligas, tangas, sujetadores escotados... y todos tenían aún las etiquetas colgando. Todos eran de su talla, y todos eran provocativos.
¿Por qué demonios había cambiado Nix las comodísimas braguitas de ________ y sus sujetadores reductores por aquello?
Como no tenía alternativa, ________ se puso las medias y, por primera vez en su vida, un tanga.
Vestida, con el collar de perlas y las gafas, se peinó furiosa los rizos rebeldes hasta dominarlos, y se aseguró de que le tapaban aquellas orejas tan raras.
Tras colocarse la última horquilla se observó en el espejo. ¿Cómo era posible que tuviera el aspecto de siempre cuando su mundo se había puesto patas arriba? Los ojos se le llenaron de lágrimas, y se aferró al lavabo para no caerse.
Después de todo lo que le había sucedido esa noche, sólo tenía claras dos cosas: «Tengo que hacer retroceder el proceso de transformación. Y no puedo estar cerca de Nicholas Woede».
La loza del lavabo se desmenuzó bajo sus dedos.

CAPÍTULO 10

—Nick, te veo mal —le dijo Nix, sentándose de un salto en el capó del Veyron.
—¿Y eso es nuevo?
—Supongo que sabes que _______ no confía en ti.
—¡No debe hacerlo! Y en ti tampoco. Así que no me dejes en ascuas, ¿por qué le has mentido?
—Quería ver hasta dónde estabas dispuesto a llegar.
—Voy a seguir adelante con el plan.
Le dio al botón del maletero y abrió su bolsa. Buscó la petaca y la cogió para dar un buen trago de cerveza demoníaca. Por desgracia, tardaría en hacerle efecto, pero seguro que tarde o temprano se sentiría algo atontado.
—¿De verdad crees que serás capaz de entregar a ________ a un malvado hechicero en vez de hacerla tuya? Has esperado nueve siglos para encontrarla.
—Tengo que hacerlo, aunque no quiero. Dios, no quiero. Pero ahora, esa bruja de Sabine tiene a mi hermano, y le debo tanto a Rydstrom... Éste es el único modo de compensarlo por todo lo que le he hecho. El reino y toda su gente dependen ahora de mí, y sólo de mí.
La verdad de esa frase le alcanzó de lleno en mitad del pecho, como un puñetazo en el plexo solar. «Maldición.» El destino de todos los rothkalianos estaba en manos de la oveja negra de la familia, en el bueno para nada.
«Hablando del asunto...»
—Le dijiste a Rydstrom que la mortal Néomi había muerto. ¿Estás segura?
—Pues claro.
Nick no se dio cuenta hasta entonces de las esperanzas que había depositado en que no fuera así. «No pienses en eso...» Nix se quedó mirándolo.
—He decidido seguirte el juego con ________ porque estoy convencida de que no serás capaz de entregársela a Groot. Y, no, no he visto el futuro. Es sólo un presentimiento. Y también porque creo firmemente en lo de «educar con mano dura». Necesita que la espabilen, lisa y llanamente, y no se me ocurre nadie mejor para eso que tú.
—¿Qué quieres decir con que «la espabilen»? ________ es la mujer más lista que conozco.
—Quiero que aprenda a vivir la vida. Quiero que le saques la venda que se ha empeñado en llevar ante los ojos y de la que tanto depende. Creo que eres el tipo de persona adecuado para mostrarle todo lo que no sabe y no quiere saber. Mi sobrina es muy inocente, y llega un momento en la vida de una mujer en que la inocencia equivale a ignorancia.
—¿Cuan ignorante puede ser en los tiempos que corren?
—Ha estado evitando todo lo que pudiera desencadenar sus tendencias valquíricas, todo lo que la excitaba o la ponía nerviosa. En su ordenador tiene un sistema de vigilancia de las páginas de Internet, y en su casa no tiene satélite. Hasta ahora, su vida ha sido apta para menores. En su intento por controlar dichas tendencias, ha llegado incluso a ponerse enferma.
—¿De eso va ese rollo de controlarlo todo?
Nix asintió.
—Y cuando no lo logra, toma pastillas.
—Lleva horas pidiéndolas.
—Bueno, como tía suya digo que no vamos a dárselas. Seguro que otras valquirias habrán detectado esa energía emergente. Pronto empezarán a buscarla.
—Tienes que distraerlas.
—Lo haré —contestó Nix tras un largo silencio. —Si tú me juras no hacer ninguna parte del viaje en avión.
—Me lo pides porque sabes que así estaré más tiempo con ella y que me enamoraré todavía más; y sabes que al final terminaré por acostarme con _______ y decidiré quedármela para mí.
—Sí.
—Maldita sea, tardaremos muchísimo en llegar, quizá semanas. El campamento de Groot podría estar en Alaska. —Nick dio otro trago. —Y Rydstrom me dijo que la fecha límite para la entrega es la próxima luna llena. ¿Qué pasará si no llegamos a tiempo?
—Esa es mi condición.
—Así correrá más peligro. Piénsalo... Cuanto antes lleguemos a donde esté Groot, antes estará segura.
—O lo tomas o lo dejas. Pero sin mi ayuda no pasarás de la primera base.
—Está bien —farfulló Nick. —Acepto la condición. —Más tiempo con ________. Más tiempo para encariñarse con ella.
En ese preciso instante la muchacha salió del baño. Llevaba el pelo recogido en un moño perfecto, todos sus «talismanes», un jersey de lo más normal, y una de aquellas faldas tubo que se le pegaban a las nalgas y que hacían que todos los hombres que la veían desearan ser el elegido para destapar la pasión que se escondía en aquella mujer de apariencia tan recatada.
Tenía los hombros echados hacia atrás y la barbilla erguida. Había recuperado la seguridad en sí misma. Esa seguridad propia de una mujer atractiva y que a él le resultaba tan sexy. Nick quería besarla hasta hacer que se le doblasen las rodillas.
—¿Hacia dónde tenemos que ir? —le preguntó a Nix sin prestar demasiada atención. Lo de pasar más tiempo con ________ cada vez le parecía mejor idea.
—Mississippi —respondió la valquiria. —Kilómetro setecientos setenta y cinco. Tienes que ir al norte de Memphis y buscar a una demonio llamada Imatra. Encontrarás más información en el pack de bienvenida que he metido en la maleta de ________.
—Aja. —Se tropezó al coger la maleta de la chica, y se juró a sí mismo que se quedaría callado hasta recuperar la compostura, o hasta que le hiciera efecto todo lo que había bebido.
—Quiero hablar con mi tía a solas.
_______ estaba convencida de que Nick se lo discutiría, pero en vez de eso, el demonio se puso un viejo sombrero de piel, farfulló algo sobre que iba a comprar comida para el viaje y que tenía que poner al día a Rók, y entró en la gasolinera.
—Míralo, con ese sombrero —comentó Nix. —Debería estar prohibido ser tan sexy. —Se quedó mirándolo hasta que desapareció de su vista. Ronroneó y, con movimientos bruscos, se ajustó la espada que llevaba colgada a la espalda.
Sí, quizá Nicholas fuera atractivo, pero seguía siendo un demonio... con cuernos incluidos.
—Los de ahora no son como los de antes —suspiró Nix, mirando a su sobrina.
________ se sorprendió de nuevo al ver lo guapa y peculiar que era su nueva tía.
—Quería darte las gracias por traerme mis cosas, pero ¿a qué viene lo de la ropa interior nueva?
—Toda la que tenías era práctica y de diario. —Puso cara de asco. —Y a las valquirias nos gustan las cosas sexys y bonitas; tu ropa interior práctica no reunía ninguno de esos dos requisitos. Así que he decidido regalarte un pastón en cosas nuevas.
_______ necesitaba esa ropa interior tan poco sexy precisamente para eso: para sentirse poco sexy.
—¿Cogiste por casualidad alguno de los botes de pastillas que había en mi casa?
—Ah, ¿te refieres a esos que estaban perfectamente alineados y en grupos de tres? En tu apartamento todo está en línea recta. O en grupos de tres. O en ángulos de noventa grados —comentó la valquiria con sus ojos dorados mirando, primero hacia el interior de ________ en busca de su alma, y quedándose después vacíos. —Lo he pasado muy bien desordenándolos y alterando todos tus patrones de clasificación.
A ________ le dio un vuelco el corazón. La imagen de su perfecto e inmaculado piso, tal como ella lo había dejado antes de irse, la había ayudado a superar aquella noche. Estaba convencida de que, cuando todo aquello acabara, podría regresar allí y retomar su vida como si no hubiera pasado nada.
—¿Desordenándolos?
Justo cuando creía que iba a vomitar, un rayo iluminó el cielo a su espalda.
Nix sonrió al verlo, satisfecha consigo misma.
—Ya no necesitas esas pastillas. Las utilizabas para acallar tus instintos de valquiria, porque no los entendías. Pero ahora ya no tienes que hacerlo.
—No, yo quiero anular todo este proceso. Necesito hacerlo. Odio los cambios... no los puedo soportar —dijo, llevándose las manos a la cabeza. —¿Cuánto tardaremos en llegar hasta donde está ese hechicero?
—Entre una semana y un mes.
—¿De cuánto tiempo dispongo para dar marcha atrás a la transformación?
—Más o menos del mismo. Después, serás una valquiria en toda regla.
—Si las píldoras conseguían acallar mis instintos de valquiria, ¿no podrían retrasar la transformación? ¿No me darían más margen de tiempo para encontrar al hechicero?
—Es posible. —Nix se encogió de hombros y se echó hacia atrás la melena negra más sedosa que ________ había visto jamás. —Pero no estoy segura. No tengo ninguna visión, y se me escapan los conceptos farmacéuticos de los humanos.
—Nix, por favor, tal vez no lo parezca, pero ahora mismo estoy a punto de tener un ataque de nervios.
—Lo sé —asintió severa. —En el baño has tenido ganas de gritar y de tirarte de los pelos. Y, querida, ya han mandado a alguien a limpiar todo el estropicio que has hecho.
«¿Cómo lo sabe?»
—Soy adivina, yo lo sé todo.
—Entonces, dime, ¿ese rollo de la Vestal es cierto? —preguntó ________.
—Sí, por desgracia lo es. Y será mejor que escojas al padre de tu pequeño con cuidado.
—¿Por qué yo?
—Mala suerte, supongo —contestó Nix.
El rostro de ________ se deformó en una mueca. La mala suerte era algo aleatorio que nunca iba a favor de nadie.
—¿Y si consigo retroceder el proceso de transformación, seguiré siendo la Vestal?
—No creo que eso sea posible. La Vestal tiene que pertenecer a la Tradición.
—Así que si consigo volver a ser como antes, la gente dejará de tratar de matarme. —Había encontrado el modo de anular aquello. Podía hacer algo para luchar contra el azar.
—En teoría sí.
«El razonamiento es el siguiente: dar marcha atrás a lo de convertirme en valquiria equivale a perder la categoría de Vestal. Es decir, dejar de tener a asesinos inmortales pisándome los talones y a vampiros atacándome. Eliminar la dicotomía de morir o tener un bebé. Volver a mi vida anterior y doctorarme. A la larga, tener un bebé normal. Nada de seres malignos.»
—Pero creo que, cuando llegue el momento, te gustará más la persona en la que te habrás convertido —añadió Nix. —Al menos serás alguien.
—¿Qué quieres decir con eso?
La valquiria le soltó un mechón de pelo del tirante moño para hacerla rabiar.
—¿Quién eres, sobrinita? No tienes ni idea, pero pronto lo sabrás. —Nix le sonrió como si supiera algo que la joven no sabía. —Bueno, me tengo que ir. Lo de ser una proto-valquiria y adivina sin igual es un trabajo agotador, pero alguien tiene que hacerlo.
—¡Espera! —________ la siguió hasta el destartalado Bentley. —Tengo aún muchas preguntas. ¿Mi madre murió joven? ¿Y quién era mi padre? ¿Cómo puedo ponerme en contacto contigo? ¿Hay más gente como nosotros por ahí? ¿Cómo puedo reconocerlos?
—Todas tus preguntas serán contestadas a su debido tiempo.
Eso en sí ya era una respuesta.
—¡Por favor, llévame contigo! Has dicho que era de la familia. —Y, además, tenía el presentimiento de que si pasaba más horas con Nicholas acabaría por perder el control.
—Si quieres ser una valquiria para siempre, ya puedes meterte en el coche. Nos espera una noche movidita —la invitó Nix, señalándole el asiento del acompañante.
________ miró el interior del coche y se quedó horrorizada. Estaba lleno de vasos vacíos, globos deshinchados, paquetes de cacahuetes y cajas en las que ponía «¡Peligroso! Goma C-4».
Dio un paso atrás sin darse cuenta.
Nix siguió hablando sin inmutarse:
—Pero si estás decidida a retroceder la transformación, yo no puedo llevarte hasta donde está Groot. Su campamento permanece oculto, y hay que alcanzar una serie de bases, donde recibir la información necesaria para llegar hasta él. Como mínimo, tardaríamos una semana y, dado que estoy en medio de una Ascensión, ahora no puedo permitirme tomarme tantos días libres. Piénsalo, ________. —La rodeó por el hombro, y con el otro brazo dibujó un círculo frente a ella. —Una Ascensión, un Apocalipsis; el caos total.
Ella se estremeció.
—¿De verdad quieres que por tu culpa no pueda evitar que eso suceda? —le preguntó Nix soltándola.
—Bueno, por supuesto que no, pero...
—Si tan decidida estás a rechazar este regalo, me aseguraré de que Nick te lleve sana y salva hasta el hechicero a cambio de su espada. ¿Es eso lo que quieres?
—¡Sí! Pero no quiero estar a solas con él. ¿No podrías encontrar a alguien que fuera menos...?
—¿Atractivo? ¿Sexy? ¿Con unos cuernos que no dieran tantas ganas de besar, o con un acento menos demoledor? —Negó con la cabeza y cerró la puerta del coche. —No. nick puede mantenerte a salvo. Es fuerte y despiadado.
________ se quedó boquiabierta. «¿Cuernos que daban ganas de besar?»
—Oh, casi se me olvida. —Nix cogió un enorme petate del asiento del acompañante. —Aquí tienes tu pack de bienvenida. Me tengo que ir. ¡Chao!
—Una última pregunta —dijo ________ mientras la valquiria ponía el coche en marcha.
—De acuerdo, querida.
—¿Puedo confiar en Nicholas?
Nix esbozó una radiante sonrisa que no alcanzó sus ojos dorados.
—Sólo cuando duerma.

CAPÍTULO 11

—Veo que no nos queda más remedio que seguir con este coche tan discreto —comentó ________ cuando Nick se metió en la autopista en dirección norte.
—De momento, sí. Tenemos que salir de la ciudad a toda velocidad y, por suerte, este coche lleva un cohete pegado en el culo.
—¿Hacia dónde vamos?
—Memphis. Nix me ha dicho que había dejado las instrucciones en tu bolsa.
________ se volvió hacia los asientos traseros en busca del petate que le había dado su tía. Dentro encontró su pasaporte, una carta escrita a mano, un mapa con una «X» justo encima de Memphis, y dos libros enormes. Uno llevaba por título El libro de la Tradición, y el otro El libro de los Guerreros.
Cogió la carta y preguntó.
—¿Por qué Nix parece a veces tan ausente?
Nick dio un sorbo a su Red Bull sin mirarla.
—Porque está tan ocupada viendo el futuro que a veces el presente se le escapa. Te acabas acostumbrando. Además, tiene más de tres mil años.
Eso era alucinante. Aparentaba tener la misma edad que ________.
—¿Y tú cuántos años tienes?
—Casi un milenio. —Nick no aparentaba más de treinta y cuatro o treinta y cinco.
—No era broma eso de que provenías de la Edad Media. ¿Por qué no se te nota en el acento?
—Las especies de la Tradición nos adaptamos a los nuevos lenguajes y acentos. Es algo innato.
Cuando ________ rompió el lacre negro que sellaba la carta, Nick se inclinó hacia ella para poder ver el contenido, pero la joven dobló el extremo del papel hasta que él se dio por vencido y, encogiéndose de hombros, volvió a mirar hacia adelante.
Sólo entonces, ________ empezó a leer la elaborada caligrafía... sólo que con las gafas parecía costarle más que sin ellas.

Querida sobrina:
¡Bienvenida por fin a la familia!
Esta carta te explicará todo lo quejo no he tenido tiempo de contarte. Dentro del pack de bienvenida encontrarás dos libros. Uno cuenta la historia de nuestros orígenes, y habla de las mejores guerreras valquirias de la historia. Tu madre está entre ellas.
Tu padre era un ingeniero humano, y fue el gran amor de Greta. Lo asesinaron unos vampiros para vengarse de uno de nuestros ataques, antes de que ella supiera que estaba embarazada.

¿Vampiros? ¿Ataques?
—¿Las especies de la Tradición son más violentas que los humanos? —le preguntó a Nick. Él respondió sin mirarla:
—Mucho más. Siempre tenemos guerras en marcha.
—Guerras en marcha —repitió ella. ¿Por qué alguien como ________ iba a querer entrar a formar parte de ese mundo tan tumultuoso?

A Greta se le rompió el corazón al abandonarte, pero es lo que hacen las valquirias con los bebés humanos. Y todas estábamos convencidas de que eras humana. Lo hizo porque te quería. De eso puedes estar segura.
Y lo estaba. ________ sabía que no era casualidad que la hubiera dejado en casa de los maravillosos Ashwin.
En el otro libro, encontrarás algunas explicaciones sobre este nuevo mundo en el que has aterrizado.
Lee ambos volúmenes. Luego te haré un examen.
Y ahora, sigamos, sé que tienes muchas dudas sobre lo de ser una valquiria...

¿Cómo podía saber eso? A no ser... —Es una adivina de verdad —murmuró ________. —Oh, sí —dijo Nick, que al parecer estaba un poquito más relajado.

Lo único que te pido es que le des al valquirismo una oportunidad. Sin trampas. Todas las demás lo han hecho. Y lo único que tienes que hacer es acoger con los brazos abiertos todo lo que has temido durante los últimos veinte años. ¡No es tan difícil!
Besa los cuernos de Nick por mí, y, sí, puedes tratarlo como a un mandado si quieres, porque eso es lo que es...y es a lo que está acostumbrado.

¿Que le bese los cuernos? ________ trataba de fingir que no los veía, así que ni loca iba a besárselos.

Dos consejos: si quieres estar segura de que tu milenario guardaespaldas te dice la verdad, haz que lo jure por la Tradición. Y si no quieres quedarte embarazada, no comas, las valquirias no somos fértiles si no comemos los frutos de la tierra. Besos.
Nix, protovalquiria, adivina sin igual.
Semidiosa, tu querida tía.

________ dobló la carta y se quedó sentada pensando. «Demasiadas cosas a la vez.» Demasiada información, y sólo era la carta de bienvenida. Descubrir la profesión de su padre ya había sido algo increíble para ella.
Con un suspiro, cogió El libro de los Guerreros y lo abrió por el capítulo que llevaba por título «El origen de las valquirias», y al instante se quedó fascinada por el relato.
Se decía que en la Tradición, miles de años atrás, los dioses Wóden y Freya se despertaron, tras una década dormidos, al oír el grito de una guerrera que moría en el campo de batalla. Freya se quedó maravillada ante el valor de la muchacha, y quiso conservarlo, así que ella y Wóden lanzaron un rayo a la humana.
La doncella se despertó en la mansión de los dioses, curada y sin heridas, pero mortal, y embarazada de su primera hija; una valquiria inmortal.
A lo largo de los siglos, los dioses lanzaron varios rayos sobre guerreras moribundas pertenecientes a distintos clanes de la Tradición; desde furias a mutantes y licántropos.
Freya y Wóden dieron a todas las hijas de aquellas mujeres el aspecto físico de la diosa y la astucia del dios, y combinaron esas cualidades con el valor de la madre en cuestión y las características individuales de sus antepasados. Las nacidas eran todas medio hermanas entre ellas, pero todas eran únicas; aunque, según la Tradición, siempre se podía reconocer a una valquiria porque sus ojos se volvían plateados cuando experimentaban emociones fuertes.
Holly levantó la vista.
—¿Esta noche he tenido los ojos plateados? Nicholas asintió y por fin la miró.
—Así es como he sabido que te habías transformado en valquiria. O que empezabas a transformarte. —Se pasó las palmas de las manos por los muslos y sujetó el volante con las rodillas. —A todas las criaturas de la Tradición los ojos nos cambian de color. —A Nicholas se le ponían negros.
Pasándose las perlas por los labios, _______ se quedó meditando esa información. Si se creía todo eso, también tendría que asumir que era descendiente de unos dioses nórdicos.
Una cosa era que una persona que había sido adoptada descubriera que sus padres biológicos eran ricos o famosos, pero lo suyo rozaba el ridículo.
Y, a pesar de todo, tenía sentido, y explicaba muchas de las cosas que le habían ido sucediendo. Cosas que ella no entendía, y que un psiquiatra pomposo había empezado a medicar sin más.
¿Su obsesión por las joyas? Una característica propia de las valquirias, heredada directamente de Freya.
¿Su fascinación con los relámpagos y las ganas incontrolables que tenía siempre que había tormenta de meterse debajo? Las valquirias se alimentaban de la electricidad, absorbían la energía de la Tierra. La especie se había creado con rayos, y así era como ________ había empezado a transformarse.
Se preguntó si sus «abuelos» le habían mandado ese rayo, o si lo había causado ella con su miedo.
¿La fuerza sobrenatural que tenía y que se esforzaba tanto en esconder? Las valquirias eran extraordinariamente fuertes, fieras, unas guerreras.
Y también muy... apasionadas.
Pensó en la última vez que se había metido en una cama con un hombre, un compañero de clase llamado Bobby Thibodeaux. Tenían dieciséis años, y los inexpertos besos de Bobby la volvieron loca. Saltó encima de él y lo sujetó con fuerza.
________ estaba tan absorta que no se dio cuenta de lo asustado que se hallaba el muchacho. Terminó por ver que él no le devolvía los besos... y que ella le había clavado las uñas en los brazos para sujetarlo e impedir que se escapara.
Bobby se quedó mirándola aterrorizado y ________ le devolvió la mirada, atónita. Como si estuviera poseída, susurró:
—Supongo que no volveremos a vernos, ¿no?
Tan pronto como lo soltó, él salió huyendo.
Bobby no tardó en contar a toda la escuela lo que había sucedido, y pronto ningún chico volvió a pedirle para salir, así que ________ se encerró todavía más en sus estudios.
De hecho, hasta el primer año de universidad no volvió a intentar quedarse a solas con un hombre. Lo único distinto de ese encuentro fue que ella tenía aún más fuerza y era más agresiva.
Horrorizada ante esos recuerdos, buscó la historia de Greta en El libro de los Guerreros. Greta la Atrevida había sido una gran estratega y había mandado tropas de valquirias, brujas y furias en la Gran Batalla de los Campos de la Perdición.
Si las fechas de la batalla eran correctas, Greta había ido a la guerra embarazada de ________. Seis años más tarde, perdió la vida luchando en primera línea en el famoso Asedio de las Dieciocho Noches.
________ llegó a la conclusión de que si en verdad existía otro mundo, entonces tenía mucha historia que aprender.
Sintiéndose de repente exhausta, cogió el Libro de la Tradición y se lo puso encima del regazo sin ganas. Al pasar páginas, encontró una lista de todas las especies conocidas de inmortales. Tras una breve introducción, había una historia más detallada. Leyendo por encima, se hizo una leve idea sobre los espectros, las sirenas, los mendigos y las de monarquías...
—¿Te apetece comer o beber algo? —preguntó Nicholas.
Por el momento no tenía hambre.
—¿Tienes algo de beber que no sea Red Bull?
El sacó una botella de agua de la parte de atrás de su asiento y se la ofreció.
«Es de mi marca preferida», pensó ella.
—Gracias.
Giró el tapón con cuidado de no tocar... ¡Mierda! Había tocado el borde de la botella. Con un suspiro, volvió a colocar bien el tapón y dejó la botella a sus pies.
—¿Le pasa algo al agua?
________ dudó si responderle, pero llegó a la conclusión de que tarde o temprano se enteraría de sus manías, de los problemas que tenía para comer, de la fobia que sentía hacia los gérmenes, de su incesante ansia por ordenarlo todo.
—He tocado el borde. —Levantó la barbilla. —Ha habido una transferencia y ahora ya no me la puedo beber.
En vez de reírse de ella, Nicholas alargó la mano detrás del asiento y cogió otra botella. La abrió sin tocar el borde y se la pasó.
—Estos tapones tan pequeños son un coñazo —le dijo.
________ se quedó boquiabierta. Ella le había dicho exactamente lo mismo a Mei la semana anterior.
—¿Todavía estás tan aturdida? —preguntó Nick.
—Un poco.
Bebió. Seguía sintiéndose como si estuviera en medio de un relato de ciencia ficción, como si todo aquello fuera demasiado fantástico para ser verdad.
Incluso cuando tenía a un demonio de mil años sentado a escasos centímetros de ella.
—Lee en voz alta y yo te contaré lo que falta o te explicaré lo que quieras saber.
—¿Cómo quieres que confíe en ti? Me dijiste que las valquirias eran dóciles. En El libro de los Guerreros he leído sobre Kaderin la Despiadada, una asesina que con los colmillos de los vampiros que ha decapitado se hace collares. Y luego está Emmaline la Remisa, que mató a su propio padre. Lo cortó en tres pedazos. Tres. —«La verdad es que Emmaline me cae bien». —Es obvio que no son lo que se diría dóciles.
—Ya te lo dije, sólo era una broma. Como decir que una sirena no sabe cantar.
________ ladeó la cabeza.
—Así, ¿si te pregunto algo, me dirás la verdad?
—Sí, si a cambio tú me respondes a algunas preguntas sobre ti.
No le vio ningún problema.
—De acuerdo. Empiezo yo. ¿Cuántas de monarquías hay? ¿Dónde se encuentran?
—Cientos. Casi todas las razas de demonios, desde los demonios de humo, como Rók, hasta los demonios phatos tienen un reino de alguna clase. Normalmente, se encuentran en un universo paralelo.
—¿Un universo paralelo? ¿De verdad existen?
—Hay más dimensiones de las que se pueden trazar en un mapa.
—¿Cómo se llama tu reino?
—Rothkalina. —Al decirlo se le marcó más el acento, como si al mencionar su hogar sintiera algo muy profundo.
—¿Cómo se llega hasta allí?
—El portal más accesible está en el sur de África. Eso explicaba el acento.
—¿Y qué aspecto tiene ese universo alternativo? ¿El cielo es violeta y el sol verde?
—No, qué va. Rothkalina se parece mucho a la costa oeste de Norteamérica.
—Oh —dijo ella sintiéndose como una tonta, pero en seguida frunció el cejo. —Si Omort es un hechicero, ¿por qué iba a querer quedarse con un reino demoníaco?
________________________________________
Volver arriba Ir abajo
Floopii.xoxo
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1984
Edad : 21
Localización : In Wonderland with the Mad Hatter
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 15:57

Me encantooo el maraton!!!!!!!!!!!
me encanto cuando nick dijo

—Me lo pides porque sabes que así estaré más tiempo con ella y que me enamoraré todavía más; y sabes que al final terminaré por acostarme con _______ y decidiré quedármela para mí.

si ovio la tia nix de ____ es una genia!
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 5th 2011, 17:15

awwww ame los capis, gracias por el maraton!!!
tienes que seguirla pronto...
me muero de la intriga...
que le ira a preguntar nick a ______ (rayita)???
estoy de acuerdo con floopii, la tia nix es una genia!!!
dale siguela prontisimo...

cuidate!!*
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 6th 2011, 09:00

La tía Nix sabe mucho más de lo que creeís...
Ahí lo dejo.
Volver arriba Ir abajo
Luu_Nick_16
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1151
Edad : 24
Fecha de inscripción : 09/12/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 6th 2011, 09:02

Subo ahora otros 3 capis para terminar la maratón, pero comeenten Sad
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 6th 2011, 09:07

dale sube!!!!
pon capi, que me muero por saber que va a pasar!!!
Volver arriba Ir abajo
Brigitte!
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1062
Localización : Everywhere! Normally in Valencia- Edo. Carabobo
Fecha de inscripción : 26/10/2010

MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Abril 6th 2011, 09:14

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Maraton!!!
Maraton!!!

Maraton!!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)   Hoy a las 13:09

Volver arriba Ir abajo
 
Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 27.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 15 ... 27  Siguiente
 Temas similares
-
» Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)
» Vecinos Nick y tu Hot [Adaptación]
» Me, Myself & I (Adaptación) (Nick y Tu)
» Por Casualidad - (Nick & tú) Adaptación MEGA HOT
» Crash/El lado explosivo de Nick (Adaptación)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: