Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 One Week Girlfriend (Joe y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 10:33

14


Día 7 (Partida), 9:00 a.m.


El curso del verdadero amor nunca se ejecutó sin problemas. William Shakespeare


{JOE}

Dormimos con nuestros cuerpos desnudos entrelazados, de espalda ella con mis manos ahuecando sus pechos. Con su fragante cabello en mi cara y sus piernas enredas con las mías, me desperté duro como el acero y listo para tomarla de nuevo.
Y lo hice.
He tenido sexo con ____ cuatro veces desde anoche. Cada vez es mejor que el anterior y me estaba enamorando de esta chica, es patético. Increíble.
Finalmente me urge para salir de la cama, me dice que tenemos que irnos y tiene razón. Cuatro horas de viaje en un ocupado día de viaje, sé que probablemente va a tardar más de lo habitual.
Además, quiero escapar para así no tener que hacer frente a Adele. O a mi padre. ¿Qué terrible es eso? Amo a mi papá, pero hoy… hoy va a ser difícil para él. Y no sé si puedo lidiar con eso. De hecho, me siento culpable, al ser tan feliz en este día, aunque no es el día exacto de la muerte de Vanessa, está lo suficientemente cerca, pero quiero superarlo.
Estoy cansado de la culpa y el agotamiento. La preocupación y la vergüenza. Por una vez en mi vida, acabo de tener sexo con una hermosa mujer durante toda la noche y quiero revelarlo. Quiero estar con ella, tocarla, decirle lo mucho que significa para mí, en vez de huir y esconderlo de todos.
____ es tan jodidamente buena para mí, no puedo dejarla ir jamás.

Nos duchamos juntos, porque soy goloso y ella también. Deslizo mis dedos entre sus piernas y suavemente la llevo al orgasmo, mi boca se funde con la de ella todo el tiempo, tragándose sus jadeos y gemidos mientras el agua caliente cae sobre nosotros. Y entonces cae de rodillas y me toma con su boca, con sus labios alrededor de mi polla, su lengua apea cada pedacito de mí hasta que me vengo en una ráfaga estremecedora de aliento.
Eso en sí fue un punto de inflexión. Mis experiencias pasadas me han hecho odiar las mamadas. Sólo porque me llenaban de esa repugnancia cuando los recuerdos venían. La vergüenza, el horror de la facilidad con que cedí ante la insistencia de una mujer que decía que lo que hacíamos no estaba mal. Que no había nada de qué avergonzarse.
Se equivocaba. Yo sabía que lo que hacíamos no estaba bien, pero no podía controlarme, mis impulsos, mis respuestas a ella. Sabía cómo despertarme y yo odiaba eso.

Odiaba en lo que me convirtió. Su juguete sexual, un juguete para sacar, follar, masturbar y usar hasta que me cansara y me enfermara del estómago. Más de una vez después de que se fue, contemplé el suicidio. Pero no podía hacerlo. Me asustaba, tenía demasiado miedo de lo que sucedería si viviera después de todo.
Así que me envolví en un caparazón. Un robot que sólo se movía, viviendo mi vida, haciendo lo que suponía tenía que hacer y saliendo muy bien adelante. Manteniendo a todos a distancia, enfrascándome en el futbol y nada más.
Hasta que esta chica apareció y me intrigó. Me sorprendió. Me intoxicó. Me despojó completamente.

—Eres insaciable —me dijo después que nos secamos el uno al otro con las toallas.

Sus palabras me congelaron. Adele me dijo más o menos lo mismo esa noche en el club de campo. Esas palabras me habían enfurecido. Me habían avergonzado. Tanto como ahora lo hacían.
La sonrisa desaparece de los perfectos labios de ____ cuando la miro fijamente, tratando de controlarme. No puedo perderlo, no así. No después de pasar la noche más perfecta de mi vida con ella.

—¿Qué pasa? —pregunta.

Sacudo la cabeza y salgo del baño, dirigiéndome hacia mi habitación para poder cambiarme. Ya terminé de empacar y estaba casi listo para salir, a excepción de unas cuantas cosas. Tengo que salir de aquí, lejos de esta casa. Lejos de esta vida. Ya no es una parte de mí, y puedo sentir sus tentáculos espinosos enrollándose alrededor de mi mente, tratando de aferrarse a mí y nunca dejarme escapar.
Unos minutos después ____ está en la habitación, vestida apresuradamente, sus jeans aún están desabrochados, su camisa puesta al azar. Se endereza sobre sus delgados hombros, ofreciendo
tentadores vislumbres de su piel distrayéndome momentáneamente. Pero me doy cuenta de su mirada penetrante fijada en mí, no va a dejarme escapar.

—Dime lo qué está mal.

—Es sólo que… Estoy listo para irme. —Esa es una respuesta bastante buena. Tiene que serla.

—Algo pasó allí. Quiero saber qué. —Cruza sus brazos sobre su pecho, algo que no la he visto hacer en días y me doy cuenta de que es un gesto defensivo. Está tratando de ser dura, mostrando que no va a dar marcha atrás.
Bueno, no me echaré atrás tampoco. No podemos tener esta conversación aquí. Ahora.
—Déjalo ____ . En serio.
—No. —Da un paso hacia adelante y me empuja justo en mi pecho con ambas manos—. Estoy cansada de fingir que no hay nada malo. Estoy harta de que me explotes y me enloquezcas para que luego me digas que estás bien. Sé que todavía estás llorando por tu hermana. Sé que te sientes culpable por su muerte y lo entiendo. Pero hay más en juego aquí. Algo más sucedió que no me estás diciendo. Y realmente necesito que me lo digas, Joe .
Poco a poco sacudo la cabeza mientras a la vez saco el aire que está en mis pulmones.

—Yo… no puedo.

—Tienes que hacerlo. —Trata de empujarme de nuevo pero la agarro por sus muñecas, deteniéndola—. Necesito saberlo. ¿Quién más puede ayudarte a superarlo?

—Confía en mí, no lo quieres saber. —La dejo ir y me giro hacia mi maleta que está sobre la cama, pero me agarra del brazo, haciéndome girar y quedándome frente a ella un vez más.

—No me dejes fuera. Estoy aquí para ti. Después de todo lo que hemos pasado, después de lo que acabamos de compartir. —Suspira y cierra los ojos por un breve momento como si estuviera completamente repuesta—. He desnudado mi cuerpo y mi alma a ti, y nunca pero nunca he hecho eso por nadie. Así que por favor, te lo ruego. ¡Dime qué demonios ha pasado!
La miro fijamente, desesperado por confesar pero asustado de cómo fuera a reaccionar. Aparto mis labios, pero las palabras no salen.
Es como si el mundo estuviera sentado sobre mi pecho, aplastando mi corazón y convirtiéndolo en polvo.

—¿Puedo adivinar? —Su voz es suave, me inclino a escucharla—. Yo… tengo mis sospechas. ¿Puedo hacer preguntas y me contestas sí o no?

Lo que sugiere es la manera cobarde. Y teniendo en cuenta que soy bastante cobarde en este mismo momento, es la única salida para mí.
Así que asiento.
Respirando hondo, toma un paso hacia atrás, apoyándose en el aparador detrás de ella. —Todo lo que te ha pasado en tu pasado, pasó aquí, ¿no es así? No pasó en la casa de huéspedes sino aquí, en esta casa. No, en la escuela, no en cualquier otro lugar, ¿no?
Trago saliva y asiento una vez.

—Está bien. —Aprieta los labios, sus ojos nublados por lo que parece ser preocupación—. Creo… que tiene que ver con Adele, ¿no?
Me quedo en silencio. Paralizado. Quiero decir que sí. Quiero correr. Está tan cerca. Tan cerca de averiguarlo y entonces me doy cuenta de que probablemente ya se ha dado cuenta, y estoy tan lleno de vergüenza, me dan ganas de vomitar.

—Sí —digo en una respiración entrecortada, frotando el dorso de mi mano por mi boca. Juro que voy a vomitar.
El miedo está en sus ojos cuando me mira. La simpatía, la preocupación y las lágrimas que no quiero que las derrame por mí.

—E- Ella te abusó sexualmente, ¿verdad?

Niego con la cabeza, sorprendido por la elección de sus palabras.

—No abusó de mí. Sabía exactamente lo que hacía con ella.

La boca de ____se abre. —¿Qué?

—Teníamos una aventura. Eso es todo. No abuso sexual, no estuvo tocándome cuando era un niño pequeño. Vino a mí, me sedujo, me enamoré de ella y tuvimos una aventura por años. —Escupo las últimas palabras, tan disgustado conmigo mismo que casi no puedo ver bien—. Allí ____.Allí está tu respuesta. Ahora que lo tienes, ¿qué te parece? Soy repugnante, ¿no? Furtivamente con mi madrastra, que se deslizaba dentro de mi habitación en medio de la noche. Follándola con furia una y otra vez. Siempre supo cómo ponerme duro y no podía soportar cuán fácilmente ella tenía control sobre mí. —Estoy temblando, mi respiración está tartamudeando en mis pulmones y mis dientes castañean. No puedo creer que se lo haya dicho todo. Le dije todo. Todo.
____ sólo se queda ahí boquiabierta, con los ojos aún inundados de lágrimas.

—¿Cómo cuantos años tenías cuando comenzó esto?

—Casi dieciséis años. —Cachondo para follar, también. Adele lo sabía. Era hermosa, misteriosa. Me halagaba, coqueteaba y yo respondía. Es tan sólo once años mayor que yo, me había dicho que
nosotros teníamos más en común de lo que ella tenía con mi papá, y luego la siguiente cosa que supe, fue ella entrando a escondidas a mi habitación en medio de la noche, tocándome. Yendo hacia abajo, haciéndome venir tan duro que pensé que iba a desmayarme.

Era joven,lleno de hormonas y con ganas de follar. Constantemente. Y a pesar de la vergüenza y el odio que sentía por mí mismo y por ella, secretamente quería darme el lote con ella. Buscaba
su atención porque por un breve momento, me sentí querido, deseado, amado. Y después, cuando me dejaba solo en mi habitación, me daba vergüenza. Disgustado. Lleno de odio por ella y por mí mismo. Por mi padre, que estaba completamente ciego a lo que pasaba. Por mi madre, que murió cuando yo era joven y no estaba allí para protegerme.

—Eras un niño y se aprovechó de ti, Joe. Eso no es una aventura entre dos adultos consientes, tu madrastra abusaba de ti. —
Su voz tiembla, todo su cuerpo tiembla, al igual que el mío, y luego pasa la cosa más loca.

Corre hacia mí y me agarra tan fuerte, como si nunca fuera a dejarme ir. Está llorando, sollozando en mi camisa y poco a poco deslizo mis brazos alrededor de ella y la abrazo. No tengo lágrimas, no hay tristeza brotando desde mi interior. Estoy sin emociones. Blanco. Creo que podría estar en shock.
Acabo de confesar mi más oscuro y sucio secreto, y ____ no huyó. No se rió, no se burló de mí, no me señaló con un dedo acusador. Por una vez en mi vida, siento que por fin he encontrado a alguien que me entiende.


{____}

Lo sabía. Por mucho que no quería hacerle frente, sabía que el problema derivaba de Adele. A medida que la semana avanzaba, más y más pistas fueron revelándose y crecieron mis sospechas.
Y ahora han sido confirmadas.
El odio me llena, tan abrumadoramente fuerte que estoy mareada por él. Odio a esa mujer por lo que le ha hecho a Joe. Como continua torturándolo. Es asquerosa. Es una puta pederasta que debería estar en la cárcel, por el amor de Dios, ¿cómo se aprovechó de Joe?
La odio con todo mí ser.

—Tenemos que irnos —le digo contra su pecho, con la voz ahogada. Me alejo para poder mirarlo, noto que su rostro está completamente desprovisto de emoción. Está en modo apagado y no
puedo reprenderlo ya que muy probablemente está usándolo como un mecanismo de supervivencia.
En el momento en que regresemos a casa, le diré que tiene que ir con un terapeuta profesional. Sacar lo que le pasó de su mente de una vez por todas. No es que pueda olvidar sus experiencias pasadas para siempre, pero al menos que pueda hablarlas con alguien. Buscaré ayuda para que pueda hacerle frente mejor a todo.
—Joe . —Sacudo sus brazos y sus ojos se centran en mí una vez más—. Tenemos que irnos. Ahora.

—Tienes razón. Vámonos.

Corro a mi habitación y tiro todo en mi maleta, luego subo la cremallera. Agarro mi bolso, la sudadera que voy a llevar y echo un vistazo alrededor de la habitación, asegurándome de que no haya dejado nada.
Realmente no importa si lo hiciera. Quiero salir de aquí, no me importa.
Espero a Joe en la sala, vigilando por la ventana, mi mirada concentrada en la casa principal. No han salido aún para cualquier cosa que planearan hacer para llorar la muerte de Vanessa. Veo el
Range Rover aparcado en el camino de la entrada de la casa, como si el papá de Joe lo hubiera sacado con anticipación. Por lo menos no está bloqueando la camioneta de Joe .
Gracias a Dios.

—¿Quieres despedirte de tu padre? —pregunto cuando entra a la sala, con la bolsa colgada en su hombro, su expresión todavía un poco en blanco.
Poco a poco, sacude la cabeza. —Le mandaré un mensaje de texto. ¿Ya se han ido?

—No. —El pánico está evidente en mi voz por lo que me aclaro la garganta, irritada conmigo misma—. Joe , no creo que sea una buena idea de que vayamos allá…

—Yo tampoco —me interrumpe.

El alivio barre a través de mí y nos dirigimos a su camioneta con pasos apresurados, mis movimientos francamente son desesperados ya que tiro mi bolsa al angosto asiento trasero de su estrecha cabina. Se sube a la camioneta al mismo tiempo que yo lo hago y golpeamos nuestras puertas al unísono,Joe pincha la llave en la ignición.
Estamos tan cerca de salir de aquí, casi puedo saborearlo. Nunca me he sentido tan feliz de dejar un lugar como lo estoy ahora en este momento.

—¡Joseph !

Giro bruscamente mi cabeza hacia la izquierda, miro con incredulidad como Adele corre hacia la camioneta, parándose en la puerta del lado del conductor. Está golpeando el cristal con el puño,
gritando por él para que baje la ventana y la mire fijamente. Él aún con su mano en la palanca de cambios, listo para poner el camión en sentido inverso.

—No lo hagas —murmuro—. No abras la ventana. Ya no se merece tu atención, Joe.

—¿Y si le dice a mi papá? —Su voz es pequeña, suena como la de un niño pequeño y mi corazón se rompe por él. Su dolor se ha convertido en el mío.

—¿A quién le importa? No estás obrando mal en esta situación. Ella sí.
Manteniendo su cabeza inclinada, extiende la mano y toca el botón para que la ventana lentamente ruede. —¿Qué quieres? — pregunta fríamente.

—Sólo… por favor, ven con nosotros. Te quiero allí, Joseph . —Ella me lanza una mirada fría y dura por un breve instante y luego la aleja. Así como el frío, así tan duro.

La quiero destrozar, la odio tanto.

—Ya he visitado su tumba ayer. Presenté mis respetos a mi hermana. ¿Qué más quieres de mí? —Su voz es como el hielo, su mirada tan helada cuando la mira, es como si fuera alguien completamente ajena.

—Hay muchas más cosas que no sabes y tengo que decírtelo. En privado. Es importante, Joseph .Por favor.

—Para de llamarlo así. —No puedo evitarlo, tengo que hacer que se detenga. No puedo soportar la forma en que dice su nombre completo.

—Es su nombre. —Su voz es plana—. ¿Y quién diablos eres tú para decirme qué hacer?

—No le hables así. —Su voz es una advertencia, pero todavía no parece afectar a Adele.

—Ella no es nada, Joseph. Es una inútil. ¿Por qué pasas tiempo con ella? ¿Es buena en la cama? ¿Abrió las piernas para ti constantemente y es por eso que la tienes aquí? —Adele suena
francamente como una maniaca. Me niego a dejar que sus insultos me afecten en absoluto.
Está tan debajo de mí por lo que le hizo a Joe, merece pudrirse en el infierno.

—Por lo menos no soy un pedazo de mierda que abusa de menores —murmuro en voz baja.

El grito que oigo venir de Adele indica claramente que no murmuré lo suficientemente bajo.

—¿Qué has dicho tú, pequeña perra?

Mierda, en que me metí ahora.

—Lo sabe, Adele —interviene Joe con dureza—. Lo sabe todo.

El pesado silencio que se asiente sobre los tres es casi doloroso. No puedo mirarla. Mantengo mi enfoque en mis temblorosas rodillas, haciendo mi mejor esfuerzo para mantener mi respiración uniforme y controlada. Echo un vistazo a Joe por el rabillo de mi ojo, veo la señal en su mandíbula, la forma en que está agarrando el volante con tanta fuerza que sus nudillos están blancos.

—Bien. —Su voz chilla y suelta una pequeña tos—. Así que. ¿Le dijiste todo, hmm? ¿Sabe sobre nuestra pequeña aventura?

—Abusar sexualmente de un niño de quince años está muy lejos de ser una aventura. —Cierro mis labios con fuerza y cierro los ojos. Mi mamá siempre me decía que mi bocaza me metería en problemas. Supongo que tenía razón.

—De acuerdo, quieres que lo sepa todo, entonces seguiré adelante y te diré lo que quería decirte en privado delante de tu puta bocona en su lugar. —Su voz es dulce y brillante, tan desconcertante
que no puedo evitar levantar la cabeza y mirarla. No me gusta lo que veo. Hay un brillo asesino en sus ojos y su boca se curva hacia arriba en una sonrisa enloquecida. Claramente está a punto de volverse loca.

—Debemos irnos —le susurro a Joe y sin decir una palabra enciende el motor.

—¿No quieres escuchar lo que tengo que decir? —pregunta en una escalofriante voz cantarina.

—En realidad no. —Él mantiene su mirada enfocada en el volante.

—Eso es malo. Debido a que se trata de Vanessa.

Él se gira para mirarla, al igual que yo. —¿Qué pasa con ella?

—He estado tratando de decirte esto que casi siento que ha pasado una eternidad, sólo que el momento nunca era propicio. Pero necesitas saberlo. Siempre he sentido que era la verdad… pero no estaba segura. Ahora lo sé, sin embargo. Sin lugar a dudas, lo sé.

—Escúpelo, Adele.

Mi estómago se revuelve mientras espero. El miedo hace que mis manos se pongan pegajosas y me aferro a mis rodillas, muerta de miedo por lo que está a punto de decir.

—Vanessa no era tu hermana, Joseph . —Adele hace una pausa, la sonrisa que dispara a mi dirección es devastadora—. Era tu hija.

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 11:25

es una broma, vdd?! affraid
maldita adele!!!
como se atreve!!!
aghhhh
la odio!!! Evil or Very Mad 
siguela
Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 11:37

Queeeee????????????? No eso no es cieertoo u.u aaaaaah maalditaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 14:20

WTF!!!! Como que su hijaa!? Aaaah adele es una...m3@+_;"/(_ siguela por favoor! ....pronto! Nueva lectora! Bye!
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 16:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 16:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 16:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 16:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 17:32

Que bien que esten juntos, pues no oficial, pero se sinceros y Joe le dijo lo que paso con Adele, mas encima cuando se va que ella se aparece junto al carro y LE DICE A JOE QUE VANESSA ERA SU HIJA!!!??? REALLY !!!??? OMG !!! ESTA BUENISIMA !!!

Y perdoname por no comentar antes pero el colegio me tenia hasta el cuello con trabajos y evaluaciones.

Cuidate

SIGUELA PRONTO !!! Wink

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 19:19

18


Día 7 (Salida), 11:30 a.m.


Donde hay amor, hay dolor. Proverbio español


{____}

Casi dos horas más tarde, y todavía no sé qué decir. Estoy en un perpetuo estado de conmoción por la devastadora confesión de Adele. No soy la que está más afectada traumáticamente por ello, tampoco.
Tengo mucho miedo por la manera en que Joe lo está tomando. La cual es, cero reacción en absoluto.
Está frío como el hielo. Inexpresivo. Sin emociones. Vacío de cualquier cosa y de todo.
He pasado seis días y noches con él. Lo he visto en sus puntos más bajos y más altos. Más enojado y más cariñoso, pero nunca lo he visto actuar así. No sé qué hacer por él. Y no quiere hablar conmigo.
Estas terminan siendo las más largas y silenciosas cuatro horas de mi vida. El tráfico era brutal. El clima de mierda, con lluvia constante y carreteras resbaladizas, haciendo casi imposible para él ver a través del parabrisas, la lluvia cayendo tan pesadamente.
Encendió la radio en el mismo comienzo de nuestro viaje, un claro indicador de que no quería hablar, así que no insistí. Pero yo quería. Oh, cómo quería. Había muchas preguntas y no tenía respuestas. ¿Adele decía la verdad? ¿Realmente había sido Vanessa hija de Joe ? ¿Acaso su padre —su marido— tuvo algún tipo de pista? ¿Había sido consciente de su aventura? ¿Exactamente cuánto tiempo había durado de todos modos?
Por mis cálculos, había hecho esto con él durante mucho tiempo. Por lo menos cuatro años. En las pocas cosas que me contó acerca del día en que Vanessa murió, tengo la sensación de que Adele lo arrastró hacia la casa y se salió con la suya con él. Así que mientras follaban, Vanessa se ahogó.
Brutal pero la verdad, lo puedo sentir. De ahí la dosis extra colmada de culpa que apila sobre sí mismo.
No estoy enojada con él, sin embargo y no puedo odiarlo por lo que pasó. No es su culpa, no importa lo mucho que piensa que lo es.
Ella lo atrapó en esta relación loca y enfermiza, y él no sabía cómo salir. Era un niño cuando ella empezó a jugar su juego retorcido.
Es un milagro que fuera capaz de estar conmigo toda la noche pasada.
Dormí a ratos la última hora o así del viaje, despertando con un sobresalto cuando la camioneta se detuvo por completo y él apagó el motor. Levanto la cabeza y miro por la ventana, descubriendo que estamos en el estacionamiento de mi complejo de apartamentos.
Sí. Estoy en casa.

—Estamos aquí —dice, su profunda voz mortalmente tranquila—. ¿Necesitas ayuda con tu bolsa?

Lo miro con incredulidad. —¿Es así realmente como vamos a terminarlo?
Su mirada encuentra la mía y está llena de tanto dolor, que casi aparto la mirada. Pero me niego. No va a ganar. Me niego a dejarlo alejarme. —Ya oíste lo que dijo, _____ . De ninguna manera espero que te quedes por eso.

—¿De verdad crees eso de mí? ¿En serio? —Dios, me enfurece. Quiero golpearlo y abrazarlo, todo a la vez—. Bien.
Estiro mi mano hacia atrás y agarro mi bolsa de lona, luego abro la puerta, saliendo de la camioneta con tanta rapidez, que casi me caigo de culo.

—____ .

El sonido de mi nombre me hace detenerme, mis dedos agarrando el borde de la puerta de la camioneta que yo estaba tan ansiosa por golpear sólo hace un segundo.

—¿Qué?

—Yo-yo tengo que analizar. Tengo que entender todo esto. —Sus ojos implorándome que entendiera—. Necesito tiempo.

Sacudo la cabeza, mi barbilla temblando y yo tratando de controlarla. Me niego a llorar delante de él. —¿Cuántas veces tengo que decírtelo? No me rechaces, Joe.
Inhala profundamente y aleja la mirada de mí. Ese gesto aún sigue en su mandíbula y su expresión es tan cerrada, me temo que podría romperse.

—No sé cómo manejar todo con ayuda de otra persona. Estoy acostumbrado a hacer frente por mi cuenta.

Mi corazón se rompe sólo un poco más. No sé cómo está todavía intacto, con todo lo que hemos vivido.

—Ven conmigo. Tengo que revisar a Owen y luego... luego podemos hablar. ¿De acuerdo?

—Owen. —Su mirada se encuentra con la mía y suspira. Es como si hubiera olvidado todo y yo lo trajera de vuelta a mi realidad—. Ve con tu hermano. Te necesita también. Es más importante en este momento.

—Joe ... —Owen es importante, siempre será importante, pero mi preocupación por Joe importa mucho, mucho más. Tengo miedo de lo que podría hacer si no estoy.

—Ve, ____ . Yo... yo te llamo.

—No, no lo harás. —La ira me llena y lanzo la puerta de la camioneta duro, decepcionada por cuan insatisfecha me deja eso todavía.

Me dirijo hacia mi edificio de apartamentos, los hombros encorvados contra la ligera cantidad de lluvia que cae del cielo oscuro y enojado. Oigo a Joe encender el camión, escucho su voz decir mi
nombre desde su ventana abierta, pero no me vuelvo. No le respondo. Hago lo que dice y voy hacia mi hermano en su lugar.


***


Me detengo brevemente cuando veo a mi madre sentada en el sofá, sus ojos inyectados en sangre, con las mejillas manchadas. Se ve como si hubiera estado llorando. Owen está de pie detrás del sofá, con una expresión indefensa en su rostro joven y sus ojos se llenan de alivio
cuando me ve.

—¿Qué estás haciendo aquí? —le pregunto mientras cierro la puerta.
Ella me mira. —Yo vivo aquí. ¿Dónde más crees que estaría? Sin molestarme en decir nada, voy hacia Owen y le doy un abrazo rápido. —¿Estás bien?

—Sí. —Se inclina dando una mirada nerviosa en dirección de mamá—. Ahora que estás aquí, ¿te importa si voy a casa de Wade por un rato? Estaré de vuelta para la cena, lo prometo.

—Pensé que íbamos al cine. —Necesito la distracción. Mi cabeza está llena de Joe y todo el drama loco que es su vida, y preferiría ver una película estúpida sin sentido durante un rato y olvidar.
Aunque sé que en realidad no va a funcionar. ¿Cómo puedo olvidarlo? ¿Incluso por un rato?

—Creo que mamá quiere hablar contigo. —Se mueve en exceso. Claramente, quiere hacer su escape.

—Vamos a ir al cine en otra ocasión. —Alboroto su pelo rubio oscuro y se agacha debajo de mis manos, disparándome una sonrisa encantadora—. ¿Qué piensas acerca de tener pizza para la cena de esta noche?

Su cara se ilumina mientras se dirige a la puerta. —¿En serio? Está bien.
Veo a Owen irse, volviéndome hacia mamá cuando la puerta se cierra detrás de él. Ella me mira con recelo, su pelo rubio —tan parecido al mío— cayendo sobre sus ojos. Su delineador de ojos es espeso, sus labios apretados. Tengo un vistazo en mi mente de mí, viéndome exactamente así dentro de veinte años y el sólo pensamiento casi me lleva a mis rodillas.
Me niego a convertirme en mi madre, sin importar cuan parecido es el camino que estoy tomando al de ella.

—¿Por qué te pregunta si puede salir y no me lo pregunta a mí? — Mamá hace señas con una mano a la puerta cerrada—. Actúa como si fueras su madre.

—Si estuvieras en casa más a menudo, entonces tal vez te preguntaría. —Llevo la bolsa de lona a mi habitación y lo descargo en mi cama sin hacer. Dejé el lugar hecho un desastre. Hay ropa por todas partes, un revoltijo de joyería barata dejado sobre mi vieja cómoda y al espejo le vendría una buena restregada de Windex. Uso este espacio para dormir y realmente para nada más, ya que siempre estoy corriendo para trabajar o hacer... lo que sea.
Imagino trayendo a Joe a mi apartamento, a mi habitación, probablemente estaría disgustado. Es una especie de maniático del orden y todo el que vive aquí es una especie de negación.
Como nunca voy a traerlo aquí de todos modos. No hay manera de que nosotros pudiéramos funcionar. Tengo que enfrentar los hechos. Está demasiado dañado, demasiado obstinado para darme una oportunidad.

—Estoy en casa todo el tiempo. —Mi mamá tiene el descaro de decir eso cuando vuelvo a la sala de estar. Abre una cerveza y toma un sorbo de esta, soltando el aliento en forma abrupta—. He tenido un fin de semana duro. No te necesito jodiéndome la mierda para hacerme sentir culpable.
Me encantaría oír su definición de un fin de semana difícil. ¿Se quedaron sin cerveza o cigarrillos? Tal vez su novio coqueteaba con otra mujer. Si alguien ha tenido un fin de semana duro —maldición, una maldita semana difícil— sería Joe Jonas . Oh sí, y yo.

—Es sólo sábado —señalo—. ¿No tienes un bar en donde pasar el rato, o algo así?

Resopla. —¿Desde cuándo te volviste tan listilla?

No me molesto en responderle. En su lugar, me dirijo a la pequeña cocina y abro la nevera, mirando dentro. Es deprimente como el infierno ahí. Restos de comida china para llevar desde hace mucho tiempo y en su mayoría botellas vacías de salsa de tomate, mostaza, mayonesa y gelatina de uva alineada en la puerta. Dentro hay un galón de leche, pero tal vez un sorbo de esta esté pasada y por la fecha de caducidad impresa allí, también tiene muchos días de antigüedad.
Hay dos refrescos y una caja arrugada, media vacía, de doce latas de cerveza en el interior también. Por supuesto. El cielo no lo permita que mamá esté sin su Bud Light.
Prometo que mañana lo primero, voy a ir de compras con el dinero que gané de mi contrato de novia, así tendremos comida de verdad en la casa. Sé que Owen no ha dejado de crecer. Tiene que
comer correctamente, y no un montón de mierda chatarra y comida rápida. Vamos a tener una última noche de pizza de pepperoni grasosa, pero mañana vamos a estar comiendo bien.

—He oído que perdiste tu trabajo —le digo cuando tomo un refresco y lo abro. La oleada de frío de la cafeína y el azúcar se desliza fácilmente en mi garganta y cierro la puerta de la nevera encontrando a mi madre apoyada en la encimera de la cocina, su lata de cerveza
casi vacía colgando de sus dedos.

—Owen te dijo, ¿no? —Niega con la cabeza—. Es una mierda, lo que adujeron.

—¿Qué dijeron ellos? —Genial. Suena como que es su culpa que perdiera su trabajo.

—Un cliente que supuestamente se quejó de que cuando le servía, mi aliento olía a cerveza. —Levanta su lata brindando hacia mí, luego traga el resto de la cerveza. Irónico, ¿no?—. Quiero decir, me quedé despierta hasta tarde anoche bebiendo con Larry, así que me imagino que era un remanente que quedó, ¿sabes? Yo no estaba realmente borracha. Estaba bien.
Sólo la miro, bebiendo de mi lata de refresco. Mi vida de algún modo apesta, mi mamá es totalmente irresponsable, pero no tengo nada como Joe . Nada.

—¿Dónde está Larry? —Cuando me mira, levanto mis cejas—. Tu nuevo novio, ¿verdad?

—No lo sé. —Se encoge de hombros—. Tuvimos una gran pelea y me dejó aquí no hace siquiera una hora. Se suponía que íbamos a salir esta noche.

Dios, realmente no la quiero aquí. Me gustaría que se fuera y me dejara sola, dejarme con mis pensamientos. Owen volvería por la pizza, pero quiero estar con él. —Tal vez deberías llamar a Larry y decirle que lo sientes.

—¿Por qué crees que es mi culpa?

¿Porque siempre lo es? —Tal vez deberías tomar la iniciativa y pedir perdón, incluso si no es tu culpa. —Ahora es mi turno de encogerme de hombros.
Mamá golpea ligeramente sus labios con su dedo índice, sacando su celular de su bolsillo. —No es una mala idea. Lo estoy llamando.
Camina de vuelta a su habitación, su teléfono en la oreja. —Hola, bebé. Soy yo. —Le oigo decir mientras lentamente cierra la puerta.
Me quedo donde estoy parada mucho tiempo después de que se ha ido. Pensando en Joe . ¿Dónde está, qué está haciendo? ¿Está bien? Estoy enferma de preocupación y no me gusta sentirme así. Ojala no me hubiera excluido. Me gustaría que me dejara entrar. Pero los deseos son para los tontos.


{JOE}

Después de dejar a ____ en su lugar, conduje por la ciudad durante una hora, disfrutando de las familiares y reconfortantes vistas.
Este pequeño pueblo en donde he pasado los últimos tres años se siente mucho más como un hogar de lo que nunca lo haría donde crecí. Por supuesto, mi ciudad natal está contaminada principalmente con malos recuerdos, salvo aquellos pocos días con ____.
Conduje por el campus, el estadio donde paso la mayoría de mi tiempo, y todo está muy abandonado. Fui por el centro, más allá de las tiendas, los cafés de esquina y el Starbucks, frenando un poco cuando paso delante de La Salle, que se ve tranquilo. Teniendo en cuenta que
ni siquiera son las seis, no es ninguna sorpresa. Además, los estudiantes no están realmente de vuelta en la ciudad todavía. Todo eso va a pasar mañana.
La lluvia sigue cayendo de manera constante y cuando me doy cuenta de que he estado conduciendo durante más de una hora sin ningún destino en mente, finalmente termino en mi edificio de apartamentos. Está en el lado opuesto de la ciudad de ____ , vivo en la parte más nueva, la mejor parte. Donde los barrios son tranquilos y los patios son perfectos. No como los barrios atestados, los antiguos barrios abarrotados de ruidosos jóvenes estudiantes universitarios, ya que las tasas de alquiler son tan baratas. Apuesto que mi departamento es el doble del tamaño del de ella y sólo tengo un dormitorio. Mierda, soy el único que vive allí mientras ella tiene a su madre y su hermano, los tres haciendo su mejor esfuerzo para mantenerse juntos...
Golpeo mi puño contra el volante una vez y otra vez, ignorando el dolor que irradia a través de mis nudillos, brotando a través de mi mano. Mi entrenador me mataría si me viera ahora mismo, tratando de arruinar mi mano lanzadora. Imaginar su ira me hace golpear el volante una vez
más y mi puño está palpitando por el tercer golpe. Pero el dolor se siente bien. Crudo y real, me recuerda quien soy, que soy. Mi vida parece fácil, tan malditamente fácil. Todo lo que he
querido ha sido entregado a mí en bandeja de plata. Soy un niño mimado como el infierno rico que debe vivir la vida. Alardeo ante mis supuestos amigos, viviendo en un apartamento enorme, pavoneándome por el campus con una chica en cada brazo, porque soy lo que llaman el héroe, quien ha salvado a nuestro equipo de fútbol estas dos últimas temporadas.
Mi mundo... es un mundo de mierda. Lo que Adele confesó me ha dejado en un jodido shock. Conduje casi todo el camino a casa sin decir una palabra. Tampoco _____. Me siento como una mierda por actuar así, pero ¿qué podía hacer? Tener una pequeña charla con ella, charlar sobre el tiempo y nuestra música favorita y ¡oh!, sobre el hecho de que mi madrastra me acaba de decir que mi hermana no es mi hermana en absoluto, si no ¿Mi hija?
Mi vida es una total telenovela. No sé cómo manejarlo. No sé si le creo a Adele. Ha mentido antes. Siempre miente. Tal vez trataba de impresionarme. Disgustar a mi novia y así podría quitarla del camino y mantenerla a distancia. Mi chica es más fuerte que eso.
Además, sé exactamente cómo impulsarla lejos y mantenerla fuera. Me he convertido en un profesional de ello en estos últimos días.
Esa realidad me llena de pesar.
Incapaz de soportar mis pensamientos controlándome por más tiempo, llamo a Adele mientras sigo sentado en mi camioneta en el estacionamiento, la lluvia golpeteando a un ritmo constante en el techo.

—Joseph —responde sobre el segundo tono y parece sorprendida de saber de mí. Debe estarlo.

—Dime que estabas mintiendo. —Las palabras salen y aprieto los ojos cerrados, esperando y temiendo su respuesta.
Hay un momento en silencio. Puedo escuchar música suave de fondo, como si estuviera en un restaurante o algo así. Me pregunto si está con mi papá. Espero como el infierno que se excusase así misma para que no oyese lo que está diciendo.

—Yo no estaba mintiendo. Es tuya.

Tomo un suspiro áspero, mis pulmones se sienten como si se estuvieran doblando sobre sí mismos, tan apretados.

—¿Cómo lo sabes?

—Dios, Joseph, es la misma vieja historia de siempre, ¿sabes? Tu padre y yo... hemos intentado durante años tener un hijo, pero sin éxito. La idea se me ocurrió un día que podrías ser el candidato perfecto. Lo más conveniente, por así decirlo, y lo eras. Planeé mis visitas contigo de acuerdo con mi ciclo, hice unos cuantos agujeros en el condón y fue un éxito casi instantáneo.

—Su voz se detuvo, pero parece tan malditamente razonable en ello, que quiero gritar. Bilis sube por mi garganta y la empujo abajo. Yo estaba jodido a los dieciséis años cuando dejé a esta perra embarazada. Sólo dieciséis años.

—Así que me engañaste. Y mi padre. Has jugado con los dos. Espero que estés orgullosa de ti misma.

—Nunca estuve jugando con ninguno de los dos, debes creer eso. Amo a tu padre enormemente. Y yo... te amo también, Joseph . ¿Una mujer no puede estar enamorada de dos hombres? Hay tantas cualidades entre ustedes dos que los hacen similares pero diferentes. Yo los quería a los dos. —Su voz es pequeña. Que incluso habla de mí como si ella... me quería cuando sólo era un niño, me pone enfermo.

—Bueno, ya nos tuviste a los dos. Espero que estés satisfecha — gruño en el teléfono, listo para colgar pero la oigo decir mi nombre, su voz absolutamente frenética, decido escucharla. No sé por qué—. ¿Qué?

—Tú no... no vas a decirle a tu padre, ¿No? ¿Lo que dije?

El conocimiento lo devastaría. Incluso si no puede ser confirmado, debido a que Vanessa ya no está, no voy a decirlo. ¿Por qué iba a querer hacerle daño? Esto dañaría nuestra relación de manera irrevocable y en este momento, es la única familia que tengo que cuenta. Este secreto, planeo llevarlo a la tumba.

—No voy a decirle. No para salvar tu culo, sino para salvar el suyo.

Exhala en voz alta, con la voz temblorosa.

—Gracias, Joseph.

—No te molestes en agradecerme. No voy a hacer esto por ti.

—Por supuesto que no. —Hace una pausa—. ¿Qué pasa con tu novia? Sabe, desde que lo dije delante de ella. ¿Qué dijo?

—Ella no lo hará —digo automáticamente, porque sé que es la verdad. Confío en _____.No se atrevería a decirle a nadie.

—No han salido mucho. ¿Qué pasa si se separan y quiere venganza y decide arruinar la vida de ambos? Nunca podríamos recuperarnos si la verdad se revela. —Adele suena tan llena de drama,
casi me pregunto si se baja de ello.

—No hay forma en el infierno que _____ divulgue esto. Deja de preocuparte. —Con eso, cuelgo. No quiero hablar con ella nunca más. No quiero hablar, nunca.

En cambio, me siento en mi camión un poco más de tiempo, pensando. La cabina se envicia, el vapor en ventanas por mi respiración y la lluvia está cayendo más fuerte. No quiero entrar en mi apartamento y pasar la noche allí solo. Mis pensamientos son demasiado confusos, demasiados centrados en lo que dijo Adele. Deseo que nunca me dijera la supuesta verdad sobre Vanessa.
Hubiera sido mucho más fácil ir por la vida ajeno a ese hecho. Pero compartió su miseria y por eso, estoy encerrado para siempre con ella una vez más. Justo cuando pienso que estoy libre de los grilletes de Adele, me tira de nuevo, me encierra. Y tira lejos la llave.


________________________________________________________________________________________
Mañana los ultimos dos capitulos, los subire despues de venir de la universidad, tengo examen a primera hora, espero que me vaya bien Smile ...
P.S. Que piensan de la confesion de Adele? y que va a pasar entre Joe y ____? oh oh scratch 
Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 19th 2013, 22:45

Auuun estoy en shock......... Tiienes q seguiirlaa ¿solo faltan 2 caps? Diooos
Volver arriba Ir abajo
eschio
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 405
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 03/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 00:38

síguelaaaaaa=)
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 11:31

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 11:32

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 11:32

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 11:33

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 11:39

OMG ! Ya dejo a _____ en la casa y jumm ahora que pasara, espero que Joe se anime a contar con ____ como apoyo y la confesion de Adele mas a fondo Jummm vieja loca, pero bueno espero que todo salga bien Smile

Cuidate

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 13:50

si quiere lo mejor joe
deberia confiar en ____
en cuanto a adele
dejar sin mas
se q _____ y joe
saldran adelante juntos
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:02

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:02

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:02

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:02

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:03

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:44

18


Una semana , Medianoche



Te elijo a ti. -Joe Jonas


{____}

No puedo dormir. Estoy demasiado inquieta, demasiado preocupada, demasiado... todo. Mi mamá se fue hace horas, su novio vino por un plazo de quince minutos antes de que ella termine la llamada y salieron a su lugar favorito: un bar de mierda que los borrachos locales aman.
Que yo trabajo en un bar no pasa desapercibido para mí. Me doy cuenta de que estoy siguiendo sus pasos, no importa lo duro que intento no hacerlo. Me pregunto si estamos predestinados a terminar como nuestros padres de todos modos, sin importar si luchamos contra ello.
La sola idea me deprime, así que lo archivo.
Owen llegó a casa alrededor de las cinco, el alivio de que mamá no estaba allí fue evidente por su sonrisa y sus bromas, si un poco crudas, naturales. Realmente necesito romperle ese hábito de mal lenguaje que está desarrollando a un ritmo rápido, pero ¿quién soy yo para hablar? Maldigo todo el maldito tiempo. Nos pedí una pizza, y se tarda una eternidad, porque es la noche
del sábado después de Acción de Gracias y nadie en el pueblo quiere cocinar. Miramos películas increíbles de los noventa en el cable, el único lujo que pago con mucho gusto ya que hace bien a Owen, y eso me hace feliz, y esperamos por nuestra comida, gimiendo y gruñendo como muertos de hambre que somos.
Al mismo tiempo, pienso en Joe. Su sonrisa, la forma en que me tocó, la forma en que me miró cuando me arrastró en su regazo aquella primera vez. El sabor de sus labios, el calor de su aliento, el tacto de sus manos sobre mi piel desnuda, me atormenta mientras bromeo con mi hermano, cuando veo una película que he visto cien veces, cuando finalmente empujo la pizza en mi boca como si no hubiera comido en semanas.
No puedo soportar la idea de él a solas en algún lugar con sus pensamientos, sus recuerdos, sus angustias. Chequeo mi teléfono una y otra vez, con la esperanza de un texto, una llamada, algo, pero no me contacta. Y no voy a contactar con él. Todavía.
Tal vez necesita tiempo, razono conmigo misma más tarde en la noche cuando veo a Owen arrojar algo de ropa en su mochila. Se dirige de nuevo a lo de Wade para pasar la noche. Su amigo me llamó para preguntarme y hablé con la madre de Wade, me aseguró que él realmente iba para allá y no corría por las calles en medio de la noche. Quiero confiar en mi hermano pero qué va.
Tiene trece años.
Entonces me quedo sola y estoy acostumbrada a eso. Owen pasa mucho la noche en casa de su amigo y mi mamá prefiere mantenerse fuera hasta que los bares cierren. Siempre estoy trabajando así que usualmente no hay nadie en casa alrededor de este tiempo de todos
modos.
La lluvia sigue cayendo, la puedo escuchar mientras estoy acostada en la cama en la oscuridad, con los ojos bien abiertos mientras miro al techo. No me puedo sacar a Joe de mi mente.
Necesito saber que está bien, que está a salvo. Sin pensarlo, agarro el teléfono y le escribo un texto rápido, enviándolo antes de que pueda considerarlo un segundo más y borrarlo.
Deslizándome fuera de la cama, me voy a la sala y me acurrucoen el sofá, lanzando una vieja manta encima de mí mientras enciendo el televisor. Es más de medianoche. Nuestra larga semana de falsa relación ha terminado oficialmente.
Y a medida que los minutos se convierten en horas, me doy cuenta de que no va a venir a rescatarme. Cumplió su palabra a nuestro acuerdo.
Mi posición como la novia de una semana de Joe Jonas está terminada.


{JOE}

Quedé inconsciente en la parte superior de la cama, todavía en mis jeans y una sudadera, sin molestarme en tirar las sábanas sobre mí. Debo de haber dormido así durante horas, porque me levanto aturdido y desorientado, mis músculos doloridos y la boca seca, el estómago gruñendo ya que me he saltado dos comidas. Nunca hago eso.
Echando un vistazo al despertador en mi mesita de noche, veo que son las dos de la mañana y me siento, me rasco la parte posterior de mi cabeza y me inclino para encender la lámpara. Mi celular está en la mesa de noche, burlándose de mí y lo agarro, presiono el botón para ver si alguien ha llamado o enviado mensajes de texto cuando lo veo. Un texto de ____ y dice una palabra.
“Malvavisco.”
Mierda. Me lo envió hace horas. Horas. Sintiéndome como un completo idiota, prácticamente tropiezo con mis pies mientras lucho fuera de la cama, empujando mi teléfono en mi bolsillo de atrás y agarro las llaves de la cómoda. Debo responderle, pero eso tomaría mucho tiempo y estoy consumido por la necesidad de verla. La he dejado colgada durante horas. La idea de decepcionarla...
No puedo soportarlo.

Salgo de mi apartamento y me encuentro con la todavía lluvia torrencial, subo a mi camioneta y marcho. Las calles están casi vacías, paso sólo un coche ocasional y lo único que puedo pensar es en ____.
Tal vez debería haberla llamado. ¿Y si está en problemas reales? ¿Y si realmente me necesitaba y la decepcioné?
Entrando en el estacionamiento de su complejo en un tiempo récord, salgo de mi camioneta y prácticamente corro hacia la puerta, recordando su número de apartamento de recogerla cuando nos fuimos hace siete días.
Maldita sea. No puedo creer que haya conocido a esta chica por sólo siete días. Se ha convertido en mi todo y con todos mis antecedentes, probablemente me he convertido en su peor pesadilla.
Me obligo a subir las escaleras de concreto a su apartamento del segundo piso, la barandilla de metal sacudiendo con fuerza y llamo a su puerta casi desesperadamente, mi aliento entrando en rachas cortas, la lluvia cayendo por mi cara.
Minutos largos y agonizantes pasan y llamo de nuevo. ¿Y si no está ahí? Maldita sea, sin duda debería haber llamado primero. Sacando mi teléfono, estoy a punto de hacerlo cuando la puerta se abre en una grieta, la cadena de seguridad en su lugar.
El alivio me inunda, haciendo que mis rodillas tiemblen. Es ____ , mirando a través de la puerta un poco abierta, vestida sólo con una fina camiseta de gran tamaño y nada más. Todo lo que veo es piernas largas y bien trabajadas y el pelo rubio despeinado.
Mi cuerpo reacciona instantáneamente.
—¿Qué estás haciendo aquí? —Su voz es pequeña. Fría.
—Recibí tu mensaje. —Paso mi mano por mi rostro, limpiando las gotas de lluvia.
—Hace dos horas atrás. —Está a punto de cerrar la puerta, pero calzo el pie adentro, manteniéndola abierta—. Vete Joe .
—____ , escúchame. Me quedé dormido. He estado dormido durante horas. Me desperté hace ni siquiera quince minutos y el segundo en que vi tu mensaje, me subí a mi camioneta y vine aquí. —
Abro mis brazos—. Mírame. Corrí bajo la lluvia de mierda a través del estacionamiento de mi apartamento y el tuyo para llegar a ti.
—¿Y qué? —Su tono impertinente me irrita. _____ en modo difícil está de vuelta en plena vigencia y no me gusta, aunque probablemente merece la actitud.
—Vamos. —Me rasco la parte posterior de la cabeza—. Sólo dime esto. ¿Estás bien? ¿Todo bien con tu madre y tu hermano? ¿No hay emergencias locas o algo?
Frunce el ceño. —No hay emergencias. Estamos bien.
—Bien. —Mi corazón se alivia un poco y me froto mi pecho, agradecido de que esté bien—. Si no me quieres aquí, lo entiendo. Es que... después de ver ese texto, tenía que asegurarme de que estabas a salvo.
Alivio el pie para que pueda cerrar la puerta y giro, listo para irme cuando la oigo hablar.
—Joe ... espera.
Poco a poco me doy la vuelta para encontrar que abrió la puerta del todo, permitiéndome verla completamente. Y joder, es tan hermosa. Su rostro está completamente limpio de maquillaje, con expresión cautelosa, todo ese pelo hermoso un lío ondulado que cae justo debajo de sus hombros. La camiseta sólo alude a sus curvas, pero sé exactamente como se ve debajo de ella y mis dedos pican para quitársela.
—¿Sí? —Mi voz se quiebra y me aclaro la garganta. Debería mantenerme alejado de ella. Mantenerla cerca la lleva dentro de mi mundo desastroso y tiene bastantes problemas por su cuenta. No necesita los míos para joder absolutamente su vida.
—¿Podrías... quieres venir y quedarte dentro conmigo?
Mi corazón queda inmóvil, literalmente da un vuelco y doy un paso hacia adelante, listo para saltar a la oportunidad. A pesar de las advertencias de marcharme en mi cabeza, a pesar de saber que no
soy lo suficientemente bueno para ella, no quiero alejarla. No puedo apartarla. Me siento atraído por ella. Tengo que tenerla. Al menos una vez más antes de alejarme de ella para siempre.
Sería lo mejor que me mantenga fuera de su vida, sin importar lo egoísta que quiero ser. Quiero tenerla conmigo. Para siempre.
—¿Dónde está tu mamá? —pregunto, mi voz engañosamente casual.
—Con su novio.
—¿Y tu hermano? —Estoy hundiendo mis dientes en mi labio inferior, abriéndome paso en él. Estoy tan cerca de hacer lo correcto y caminar lejos de ella.
Pero también estoy así de cerca de empujarla al interior y desgarrar esa camiseta directamente de su pequeño cuerpo apretado para que pueda tenerla desnuda y debajo de mí en cuestión de
segundos.
—Está pasando la noche en casa de su amigo. —Abre más la puerta, una clara invitación de que me quiere allí—. Por favor, Joe.Entra. Estás mojándote.

Tiene razón. Lo estoy. A pesar del alero que cubre la puerta principal, me estoy empapado. Y es una mierda.
—¿Estás segura de que me quieres? —pregunto, mi voz baja. Hay un doble significado detrás de mis palabras. Espero que lo reciba.
____ asiente con la cabeza lentamente, sus labios curvándose en la más mínima sonrisa. —Definitivamente te quiero.
Sin decir una palabra, paso hacia el interior de su apartamento, caminando derecho por delante de ella. Cierra la puerta, gira la cerradura mientras me vuelvo hacia ella. Deslizo mis brazos alrededor de su cintura y la tiro hacia mí, necesitando sentir su cuerpo tan pronto
como sea posible. Me sorprende, lanzándose hacia mí, pasando los brazos alrededor
de mi cuello y sus piernas se encrespan alrededor de mi cintura. Me agarro de ella para mantenerla en su lugar, con las manos agarrando su culo. Lleva bragas endebles, tan finas que pueden sentir su carne caliente, flexible y gimo mientras presiona su boca contra la mía.
Estuvimos juntos por última vez sólo unas pocas horas atrás. Infierno, estaba dentro de su cuerpo esta mañana. Pero siento como si hubiéramos estado separados durante semanas. Meses. Nuestras bocas son voraces, con sus manos enterradas en mi pelo, me sostiene cerca
mientras me tropiezo alrededor de su sala de estar, finalmente desplomándome en el sofá con ella todavía envuelta a mí alrededor.
Está empujando mi sudadera, estoy tirando de su camiseta, y gano la primera vuelta, desenmarañándola de la camisa de gran tamaño y azotándola fuera de su cuerpo.
Está desnuda salvo por las bragas y no cubren mucho. Mi polla está dura como el acero mientras la bebo ávidamente, mis ojos no pueden centrarse en una sola cosa. Todo el conjunto es magnífico. Sexy como el infierno. Y todo mío.
____ se escabulle más cerca, levantando su cuerpo un poco para que sus pechos estén justo en mi cara. Me está tomando el pelo, esos pezones rosados bastante pálidos tan cerca de mi boca. Tomo uno en profundidad, chupándolo, arremolinando mi lengua alrededor del duro trocito de carne. Está gimiendo, moliendo sus caderas contra mí, sus manos se aferran apretadas en mi cabello y deslizo una mano por debajo de sus bragas para acariciar su mojada piel.
—Oh Dios,Joe . —Jadea mi nombre, retorciéndose contra mí mientras continúo acariciándola. Esto no es nada como anoche, donde nos tomamos nuestro tiempo y exploramos el cuerpo del otro.
Ahora mismo, estoy frenético, casi fuera de control con la necesidad de hacer que se corra. Mueve sus caderas contra mis dedos cuando me hundo en lo más profundo, su mirada se traba con la mía
mientras separa sus labios. Un suspiro tembloroso se le escapa y entonces se está viniendo, así como así.
El orgullo me inunda mientras la observo. Estoy pensando como un capullo arrogante, pero joder eso me enciende, la facilidad con la que acabo de hacer a mi chica venir.
De alguna manera terminamos en su pequeña habitación, conmigo llevándola dentro. Golpeo los muebles en la oscuridad, haciéndola reír mientras la dejo caer sobre la cama. Su risa se mueve a
través de mí, suena tan feliz, tan despreocupada y por un rato, puedo fingir que estoy igual.
—Quítate la ropa —susurra, con voz ansiosa que me retuerce en el interior y está alcanzando mis vaqueros, desabrochándolo y soltándolo rápidamente. Extiende el dril de algodón separándolo y alcanza el interior, con los dedos a la deriva a través del frente de mi boxer y me trago el gemido que quiere escapar, alejándome de ella.
Sigue tocándome así y explotaré.
Arrojando mi ropa, agarro el único condón que metí en mi billetera esta mañana que está en el bolsillo trasero de mis vaqueros y me deslizo en la cama con ella, sosteniéndola cerca. Está cálida y
fragante y tan suave como la seda, instantáneamente necesito estar dentro de ella.
—Déjame —susurra, arrancando el condón de entre mis dedos y desgarrándolo lo abre. Me alcanza, sus dedos delgados envolviéndose alrededor de mi erección. Me doy la vuelta sobre mi espalda y cierro los ojos, abrumado por las sensaciones que sus dedos están creando
mientras lentamente me acaricia, poniendo el condón tan seductoramente, un escalofrío rueda a través de mi cuerpo—. Quiero estar encima —susurra y me congelo.
Adele casi siempre quería estar encima. No me molestó tener a _____ sentada en mi regazo cuando tuvimos sexo, pero montándome... Dios. No sé si puedo hacerlo.
—Joe. —Toca mi mejilla, sorprendiéndome y mis ojos se encuentran con los suyos. Incluso en la oscuridad, puedo verlos, brillando resplandecientes con tanta emoción. Esta chica... quiero aún
reclamarla como mía, pero dijimos todas esas cosas anoche. Antes de que supiera lo mucho más que Adele me traicionó. Lo mucho que traicionó a toda nuestra familia.
No puedo someter a ____ a este completo desastre que es mi vida. Yo sólo... maldita sea.
No puedo.
—Te estaba perdiendo. —Sonríe, repitiendo las mismas palabras que le dije anoche y me inclino en su palma de la mano, girando mi rostro para poder besarla allí—. Deja que te ayude a borrar los malos recuerdos, Joe. ¿Por favor?
—Yo... —Diablos, no sé cómo expresar con palabras lo mucho que esto me puede joder. No porque estoy con ella, no hay ningún otro lugar en el que preferiría estar, pero temo que podría quedar atrapado en el pasado y hacer algo estúpido.
Como alejarla. Volverme loco. Perder la cabeza completamente. Ya me ha visto hacer eso y todavía está aquí. Dale al menos esta oportunidad.
Alcanzándola, la arrastro encima de mí, con sus piernas a horcajadas sobre mis caderas. —Muy bien —susurro, agarrándola por la cintura, mis dedos en su piel.


{____}

Este momento de tranquilidad en mi dormitorio desordenado entre Joe y yo es mayor. Como, el momento más importante entre nosotros, sin embargo, al menos en mis ojos.
Estoy tratando de ayudarlo a recuperar su vida. Ayudarlo a olvidar el pasado, lo que Adele, Dios, me cuesta pensar su nombre, y mucho menos decirlo, le hizo. Me rehúso a dejar que la mujer tenga esta firma de control sobre él después de todos estos años. No es tan poderosa.
No voy a dejar que lo sea.
Manteniendo los ojos trabados con Joe , bajo sobre él, un pequeño suspiro se me escapa mientras entra en mí lentamente. Cada vez que nuestros cuerpos se conectan, cascada de temblores
atraviesan toda mi piel y no puedo creer que está sucediendo realmente. Una vez más. Yo. Él.
Juntos.
Sus manos se envuelven apretadas alrededor de mi cintura y me inclino hacia delante, rozando mi boca con la suya. Nuestros ojos siguen abiertos a medida que empezamos a movernos y aprieto el asimiento de sus hombros musculosos, levantando mis caderas, bajándome a mí misma sobre él y enviándolo más profundo. Más profundo aún, hasta que estoy tan llena de él que estoy completamente abrumada.
—Te sientes bien —susurra, meciéndose en mí.
—Sigue mirándome. —No quiero que aparte la mirada. Tiene que desterrarla de su mente por completo y centrarse sólo en mí. Y él. Nosotros. Juntos.
Ya me he venido una vez, yo estaba tan caliente por él, tan ansiosa y lista para cuando comprendí que en realidad vino a rescatarme, después de todo, no necesita mucho para que sus dedos
me traigan casi instantáneo placer. Ese orgasmo temporalmente me llevó al borde, pero soy tonta en pensar que iba a durar. Yo siempre lo quiero. Siempre.
Es siempre así entre nosotros, también. Nos reunimos y simplemente... combustión. Tan fácilmente. Bellamente. ¿Acaso siquiera sabe lo mucho que me afecta? ¿Se da cuenta cómo mi corazón ahora descansa en sus manos? Le pertenezco a él por completo, tal como dijo anoche. Ninguna de las noticias sorprendente que Adele dejo caer más temprano importa. Quiero estar aquí para él. Consolarlo, curarlo, quiero ser su compañera en todos los sentidos. Si me lo permite.

En unos momentos nos hemos perdido tan completamente en el otro. Nuestra piel está húmeda por el sudor mientras nos deslizamos y amoldamos nuestros cuerpos, balanceándonos al ritmo perfecto, las sensaciones de escalofrío de mi segundo clímax ya amenazan con apoderarse de mí con cada empuje. Contemplo sus ojos, viendo la desesperación, el sombreado frenesí en las hermosas profundidades cafes y sé que está cerca. Tan, tan cerca.
—Di mi nombre —le susurro, necesitando que sepa exactamente con quién está.
—____.
Me levanto, presionando mis manos contra su pecho duro y comienzo a montarlo en serio. —Dilo de nuevo —murmuro, cerrando los ojos por un breve momento, superada con el placer.
—____. Dios, yo voy a… —Se arquea hacia mí mientras pierde completamente el control y abro los ojos, viéndolo mientras se estremece y tiembla bajo mis pies. Al mismo tiempo, sus ojos todavía
están trabados con los míos, jamás rompiendo la conexión y es por mucho el encuentro más íntimo que he tenido con otra persona.
Colapso encima de él, colgando mi cuerpo a través de él, saboreando cómo nuestra piel caliente se siente tan bien presionada entre sí. Tengo la cabeza en su pecho, puedo oír su corazón latir
rápidamente contra mi oído. Mis ojos se cierran por voluntad propia cuando desliza sus grandes manos arriba y abajo por mi espalda, adormeciéndome, confortándome.
—Gracias —Le oigo susurrar y me acurruco cerca, desesperada por no separarme de él todavía.
—¿Por qué? —Tengo que oírlo decirlo.
—Por ayudarme a empujarla fuera de mis recuerdos. —Tira de mi pelo y levanto mi cabeza, encontrando su mirada—. Funcionó.
Sonrío con pereza, de repente vencida por el cansancio. —¿En serio?
—Sí. —Aprieta mi nalga con la otra mano—. Tengo que levantarme por un minuto. ¿Dónde está el baño?
Le digo y veo como se baja de la cama, con el cuerpo desnudo tan hermoso, que me duele el pecho. Se dirige al baño, desasiéndose del condón y se desliza de nuevo en mi cama en cuestión de segundos.
Tiro de las mantas sobre nosotros y descanso mi cabeza en su hombro, mi brazo colgando sobre su estómago.
—¿Te vas a quedar?
—Sí.
No dice nada y yo tampoco, no puedo. Estoy tan cansada y se siente tan bien dormirse en los brazos de Joe. Tan correcto. Duermo como un tronco, como lo hice anoche cuando estaba también en sus brazos.
Joe Jonas es tan adictivo como cualquier píldora para dormir.

Cuando me despierto por la mañana...
Se ha ido.

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 20th 2013, 15:46

CAPITULO FINAL


Una nueva semana, una nueva vida


{____}

Querida ____ ,
Mi peor enemigo está detrás de mí por tu culpa.
Aún hay mucho que me queda por explicar.
Justo ahora, lo único en que puedo pensar es en ti.
Tantas cosas en mi vida me confunden y…
Me lastiman—excepto tú.
Tal vez podemos estar juntos de nuevo algún día.
Eres todo lo que realmente quiero, pero no puedo hacer esto
ahora.
Perderte será la cosa más difícil con la que he lidiado.
Amarte podría ser un error. Arrastrarte dentro de mi mundo
sólo te dañaría. Y me niego a hacerlo.
¿Me perdonarás alguna vez?
Te amo.
Joe



Mis lágrimas caen como gotas de lluvia sobre la carta que Joe me escribió, manchando sus palabras escritas apresuradamente, y me paso la mano con enojo sobre mis mejillas, limpiando las lágrimas. Estudio la nota, tratando de darle sentido a todo. ¿Por qué me dejaría? ¿Por qué lo haría…?
Y entonces leo la carta de nuevo lentamente. Mi corazón está latiendo rápidamente mientras escaneo las oraciones desordenadas que escribió para mí, la primera letra de cada una saltando para mí. Trazo cada primera letra con la punta de mi dedo índice, diciéndolas en voz alta.

—M-A-L-V-A-V-I-S-C-O

Mi corazón amenaza con estallar y llevo la nota hacia mi pecho. Su mensaje secreto me llena con tanta esperanza y tanto amor, que comienzo a llorar de nuevo. Pero estas lágrimas, no son de tristeza. Joe meestá alejando, y aún así quiere que lo rescate. Su carta lo prueba.
Pero, ¿cómo puedo hacerlo si no me deja realmente?
La determinación me llena mientras doblo cuidadosamente el pedazo de papel que antes encontré en mi mesita de noche. Abro el cajón superior de mi armario, metiendo la carta debajo de una pila de ropa interior doblada antes de lentamente esconderla.
Limpiando las esquinas de mis ojos, miro fijamente mi reflejo en el espejo. Me veo diferente. Mayor, más madura. Menos desafiante, menos… infeliz. A pesar del hecho de que el hombre por el que he caído perdidamente enamorada me ha dejado con una carta estúpida y hermosamente dolorosa y que he llorado suficientes lágrimas como para llenar el fregadero de la cocina, soy feliz.
Porque sé que Joseph A.Jonas me ama.


FIN

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Hoy a las 07:35

Volver arriba Ir abajo
 
One Week Girlfriend (Joe y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 4 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» One Week Girlfriend (Joe y tu)
» Timmy Sean - Songs of the week
» JEFF BECK - Performing This Week ... Live At The Ronnie Scott's - DVD

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: