Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 One Week Girlfriend (Joe y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 6th 2013, 18:32

Sinopsis


Temporal.

Esa palabra es la que mejor describe mi vida en estos últimos años. Estoy trabajando en un empleo temporal hasta que por fin pueda valerme por mí misma. Soy la madre temporal de mi hermano pequeño porque a la nuestra no le importamos. Y soy esa chica temporal a la que todos los chicos quieren conseguir porque me doy por vencida muy fácilmente. Según los rumores, por lo menos.
Pero ahora soy la novia temporal de Joe Jonas , la leyenda del fútbol universitario. Él es hermoso, dulce y esconde muchos más secretos que yo. Me ha traído a esta vida falsa donde todo el mundo parece odiarme. Y todo el mundo parece querer algo de él. Aunque lo único que parece querer él es... A mí.
No sé qué creer. Todo lo que sé es que creo que Joe me necesita. Y quiero estar ahí para él. Por siempre.

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 6th 2013, 18:51

Prólogo


Día 6, 11 p.m.

"Demasiado atrapada.
Esas dos palabras suenan a través de mi mente una y otra vez. La perfecta descripción de cómo me siento en este preciso momento. Demasiado atrapada en tus dulces y conmovedoras palabras, en tus fuertes y capaces brazos, y en tus cálidos y suaves labios. Estoy demasiado atrapada en esto…
fingiendo una vida en la que estoy completamente sumergida."

"¿Y sabes qué? Me gusta. La amo. Aunque en el fondo sé que es falsa. La manera en que me hablas, me miras, me tocas. Me besas… es todo parte del show. Soy una especie de protección para ti, pero no me importa."

"Lo quiero.
Te quiero."

"Lo que no entiendo es por qué estamos aquí. Ahora mismo. Estoy en tu cama, estamos medios desnudos, nuestros brazos y piernas enredadas alrededor del otro, las sabanas apartadas de nuestros cuerpos porque nuestra piel está tan caliente, se siente como si nos estuviéramos quemando vivos. Sigues besándome y susurrándome al oído cuánto me quieres y oh, mi Dios, también te quiero, pero esa insistente, pequeña voz dentro de mi cabeza me dice que sólo tenemos un día más juntos y luego volveremos al mundo real. Donde tú me ignores. Y yo te ignore a ti. Conseguirás lo que quieres —cabrear a tus padres y todo lo demás en casa, así no te molestaran nuevamente nunca más. Y yo conseguiré lo que quiero, el dinero que me prometiste por “aguantarte durante siete días” — textualmente— para que pueda cuidar a mi hermano pequeño por al menos un poco más de tiempo. Volveremos a estar en nuestros roles
habituales. Donde tú me odias y yo te odio.
Eso será una mentira. Pude haberte odiado antes de todo esto, pero ahora…"
"Creo que me estoy enamorando de ti."

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 6th 2013, 19:27

wow
(si lo se, pensaras q stoy loca x q acabas de publicar apenas el tema
y yo ya ando aqui escribiendote) Laughing 
pero ya andaba esperando la siguiente nove
primera lectora...
jejejje siguela
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 7th 2013, 18:40


Capitulo 1:Tiempo menos cuatro días y contando…

Traer hacia sí mismo, por la fuerza inherente o influenciar; atraer.


JOE


La espero fuera del bar, apoyado en el tosco edificio de ladrillo con las manos metidas dentro de los bolsillos de mi
sudadera, mis hombros encorvados contra el viento. Hace frío un frío infernal y está oscuro por las nubes que cuelgan bajo el cielo. No hay estrellas, ni luna. Horripilante, sobre todo porque estoy parado aquí solo.
Si comienza a llover y sigue trabajando, olvídenlo. Me voy. No mnecesito pasar por esto.
Pánico me atraviesa y tomo una respiración profunda. No puedo mirme y lo sé. La necesito. Ni siquiera la conozco y seguro que no me conoce, pero la necesito para sobrevivir. No me importa si eso suena como si fuera un completo idiota, es cierto.
De ninguna manera puedo afrontar la próxima semana por mi cuenta.

La música en el pequeño bar golpea con fuerza y puedo oír a todo el mundo dentro riendo y gritando. Juro que podría reconocer algunas voces. Están pasando un buen rato. Los parciales se están acabando y la mayoría debería de estar estudiando ¿no? Pasando el tiempo libre en la biblioteca o inclinados sobre nuestros escritorios, con la cabeza en un libro, o encorvados sobre nuestros portátiles, releyendo las notas, escribiendo artículos, lo que sea.
La mayoría de mis amigos están en ese bar borrachos hasta caer nsobre sus culos. A nadie parece importarle que sea sólo martes y todavía faltan tres días de pruebas y más. Es un momento decisivo, pero todo el mundo está centrado en el hecho de que nos vamos la próxima semana. La mayoría somos de clase alta fuera de este maldito pueblo en donde asistimos a la Universidad. Al igual que yo, se van de aquí la tarde del sábado. Aunque no me quiero ir. Prefiero quedarme aquí.
No puedo.

Ella estará fuera del trabajo a medianoche. Le pregunté a una de las otras camareras que trabajan en La Salle, cuando me escapé de allí hace un rato, antes de que el bar se llenara. Ella había estado dentro trabajando, en la cocina, así que no me vio. Lo cual estaba muy bien. No quería que supiera que yo estaba ahí. Todavía no. Y mis supuestos amigos no necesitaban saber lo que estoy haciendo. Nadie sabe acerca de mi plan. Me temo que alguien me dijera que lo olvidara si se lo decía.
Como si tuviera alguien a quien contárselo. Puede parecer que estoy rodeado de un montón de gente que llamo mis amigos, pero no soy cercano a ninguno de ellos. No quiero serlo. Acercarse demasiado a alguien sólo trae problemas.

Las puertas de madera se balancean abiertas, crujiendo sobre sí juntas, el ruido viene desde adentro hacia mí como una explosión física mientras golpea contra mi pecho. Sale a la oscuridad, dando un portazo a sus espaldas, el sonido resuena en el tranquilo aire nocturno. Tiene una gran chaqueta roja que casi se traga su uniforme, haciendo que sus piernas cubiertas de medias negras luzcan extra largas.

Apartándome de la pared me acerco. —Hola.

La mirada que lanza en mi dirección lo dice todo. —No estoy interesada.

¿Eh? —Pero no te pedí nada.

—Sé lo que quieres. —Comienza a caminar y voy detrás de ella. Persiguiéndola realmente. No tenía intención de esto—. Eres igual a todos. Pensando que pueden esperar aquí, esperando agarrarme. Atraparme. Mi reputación es mucho más escandalosa de lo que en realidad he hecho con cualquiera de tus amigos —dice por encima de su hombro mientras acelera. Para una cosa tan pequeña, es bastante rápida.

Espera un minuto. ¿Qué dijo, que se supone que significa eso? — No estoy buscando una presa fácil.

Se ríe, pero el sonido es frágil. —No tienes por qué mentir, Joe Jonas . Sé lo que quieres de mí.

Al menos sabe quién soy. La engancho del brazo, justo cuando está a punto de cruzar la calle, deteniéndola en seco y se gira para mirarme. Mis dedos hormiguean a pesar de que sólo estoy agarrando su abrigo. —¿Qué crees que quiero de ti?

—Sexo —escupe la palabra, entrecerrando sus ojos verdes, su cabello rubio pálido brillando bajo la luz de la farola donde estamos parados—. Mira, mis pies me están matando y estoy agotada. Elegiste la noche equivocada para pasar la noche conmigo.

Estoy totalmente confundido. Está hablando como si fuera una especie de prostituta y estuviera esperando una rapidita mamada en el callejón o algo así.
Bebiendo sus rasgos, mi mirada se posa sobre su boca. Tiene una buena. Labios gruesos, sensuales, probablemente podría dar una mamada más que excelente si estoy siendo honesto conmigo mismo, pero no es por eso que estoy aquí.
Me pregunto exactamente cuántos de mis compañeros de equipo estuvieron con ella. Es decir, la única razón por la que estoy
hablando con ella es por su reputación ya mencionada. Pero no estoy tratando de comprar sexo.



______(TN)


"una historia que no está fundada por hechos, una mentira; una falsedad."

El chico de oro de la universidad Joe Jonas se aferra a mí como si nunca me fuera a dejar ir y me pone nerviosa. Es enorme, más de 1,75 de altura y hombros tan amplios como una montaña. Teniendo en cuenta que juega futbol, no es ninguna sorpresa, ¿verdad? Y lo he hecho con algunos de los chicos de su equipo. Son bastante musculosos y grandes.
Sin embargo, ninguno hace que mi corazón se acelere sólo con agarrar mi brazo. No me gusta como reacciono ante él. No suelo reaccionar ante cualquiera.
Con toda la fuerza que tengo, tiro mi brazo fuera de su control y me alejo de él ganando cierta distancia tan necesitada. Una especie de súplica destella en sus ojos y separo mis labios, lista para decirle que se fuera a la mierda cuando habla antes que yo.

—Necesito tu ayuda.

Frunciendo el ceño, descanso mis manos en mis caderas. Lo cual es un poco difícil debido al estúpido voluminoso abrigo que estoy usando. Hace frío y la endeble falda que uso para el trabajo deja mucho que desear tapando mis piernas. Gracias a Dios por las medias de lana, aunque sé que mi jefe las odia, dice que no son muy sexy.
Me importa una mierda lo que dice cuando se trata de lo que es sexy. Mis consejos siguen siendo buenos. Tengo más de cien dólares en el bolso esta noche. Aunque ya esté gastado. Mi dinero realmente se gasta antes de llegar a mis manos.

—¿Por qué necesitas mi ayuda? —pregunto.

Mira alrededor, como si tuviera miedo de que alguien nos viera. No es ninguna sorpresa. La mayoría de los chicos no quieren que los vean conmigo en público. A veces es una mierda, soy la puta de la universidad. Sobre todo cuando ni siquiera voy a la jodida universidad.

—Tal vez podríamos ir a algún lugar y hablar —sugiere con una leve sonrisa. Estoy segura de que la mayoría de las chicas se derriten a primera vista por esa sonrisa, la mirada seductora en su cara. Tiene un
bonito rostro y lo sabe, con esas cejas oscuras que coinciden con el pelo castaño y los ojos de un tono cafe claro.
Pero no soy como la mayoría de las chicas. No me dejo tentar por mun montón de mierda.

—No voy a ninguna parte contigo para hablar. Si tienes algo que decir, puedes hacerlo aquí. Sé rápido por favor, porque tengo que ir a casa. —Estoy bastante segura de que mi mamá no está ahí, por lo que mi hermano pequeño está solo. No es bueno.

Sopla un aliento áspero, sonando todo irritado. No me importa. Todo lo que tiene que decir no puede ser algo que yo consideraría. Soy demasiado curiosa, sin embargo, por lo que necesito saber. Sólo para poder disfrutarlo después.
Joe Jonas no habla con chicas como yo. Soy una local. Una pueblerina. Él es el mariscal de campo de nuestro equipo de futbol
universitario. Es como una súper estrella, más grande que la vida, con los aficionados y todo. Tiene aspiraciones en la NFL por el amor de Dios. Tengo un trabajo de mierda y apenas puedo llegar a fin de mes. Mi mamá es una alcohólica que duerme con cualquiera y mi hermano pequeño está empezando a meterse en problemas en la escuela. Nuestros mundos son tan totalmente opuestos así que no tengo ni idea de por qué querría hablar conmigo.

—Las vacaciones de acción de gracias son la próxima semana — comienza y pongo los ojos en blanco.
Obvio. Estoy tan agradecida por eso. Significa que todos en este pueblo se irán y el bar estará prácticamente vacío, haciendo el trabajo una brisa.

—Continúa.

—Tengo que volver a casa. —Hace una pausa, su mirada me corta y se desliza un malestar por mi espina dorsal. No tengo ni idea de lo que tiene que ver conmigo—. Quiero que vayas conmigo.

Bien. No esperaba eso. —¿Qué? ¿Por qué?

Su mirada se reúne con la mía otra vez. —Quiero que finjas ser mi novia durante una semana.

Lo miro con la boca abierta. Me siento como un pez moribundo. Cerrando los labios, abriéndolos. Como si estuviera luchando por mi último aliento, que es exactamente lo que estoy haciendo. —¿Estás bromeando?

Poco a poco, sacude la cabeza. —No lo estoy.

—¿Por qué yo?

—Yo… —Niega con la cabeza, cerrando sus labios, como si no quisiera decírmelo—. Te voy a pagar.

Cruzo mis brazos en mi pecho. Todavía tengo la estúpida chaqueta acolchada. La odio pero es la más calientita que tengo.
Apuesto a que me parezco a un dirigible.

—No estoy en venta.

—Mira, no te quiero pagar por algo sexual. —Su voz baja una octava y dispersa escalofríos por toda mi piel. La forma en que lo dijo fue sexy, aunque no tenía la intención de serlo—. Sólo tienes que fingir ser mi novia. No vamos a tener que compartir una habitación o algo así. No voy a tratar de meterme en tus pantalones, pero tendremos que vernos como que estamos juntos. ¿Sabes lo que quiero decir?

No respondo. Quiero que siga con esto para poder recordar cómo había conseguido que Joe Jonas me pidiera que fuera su
novia falsa. El momento no podía ser más surrealista de lo que ya era.

—Sé que tienes una vida y un trabajo y más cosas que hacer. Probablemente va a ser difícil que puedas deshacerte de todo y vengas conmigo por una semana, pero te juro que voy a hacer digno tu tiempo.

Me hace sentir barata con ese último comentario. Como si fuera la puta que todos los hombres se jactan. Las exageraciones están ahí fuera. Las historias son escandalosas, pero no te molestes en negarlo. No tiene sentido.

—¿De cuánto estás hablando?

Su mirada se encuentra con la mía y estoy atrapada. La anticipación se riza a mí alrededor, mientras espero su respuesta,

—Tres mil dólares.
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 7th 2013, 20:10

wow...
joe si necesita el favor
siguela
me encantan todas las historias q escribes...
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:48

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:52

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:55

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:55

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:55

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 09:56

Hola ! Nueva lectora Smile Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy Ya Joe le dijo a ____ que se fuera con ella y que le pagaba 3000 , wow...


SIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAA Very Happy

Cuidate

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 19:38

2


Dos días minutos y contando.


Por una vez, quiero saber que se siente ser la primera opción de alguien. (____)


(____)

Todavía no puedo creer que estuve de acuerdo en hacer esto. Tres mil dólares es demasiado dinero para dejarlo pasar. Y
Joe lo sabe. Me tuvo en el momento en que ese asombroso número cayó de sus perfectos labios. A pesar de mi cautela y
preocupación por cómo diablos voy a salir de la ciudad durante una semana y no desmoronar mundo completamente mientras estoy fuera, le dije que sí sin dudarlo.
Supongo que soy demasiado codiciosa. No puedo dejar ir ese tipo de oportunidad y eso me hace sentir como una mierda. A pesar de lo mucho que me digo a mí misma que lo estoy haciendo por mi familia. Por mi hermano, Owen. Sólo tiene trece años y odio ver como se está convirtiendo en un gran problemático. Es dulce, tiene un buen corazón pero se junta con un grupo de niños de mierda en la escuela y está haciendo cosas malas como saltarse clase, hurto menor y sé que fuma hierba varias veces. Lo he olido en su ropa. A nuestra madre no le importa. Soy la única que lo hace. Y ahora me voy por una semana. Él va a estar fuera de la escuela la mitad de ese tiempo, pero es tiempo suficiente para que se meta en problemas. El tirón de la cuerda en mi corazón está cerca de ser abrumador.

—¿Por qué te tienes que ir?

Tiro de la vieja bolsa de lona que nadie ha usado en mucho tiempo desde el estante superior del armario y la echo en la cama de mi madre. Una nube de polvo sopla cuando cae.

—No voy a estar fuera mucho tiempo.

—Una semana, ____ . Me dejas aquí con mamá durante siete días de mierda. —Owen cae de nuevo en la cama al lado de la bolsa de lona y comienza a toser por el polvo flotando en el aire.

—No maldigas. —Le pego en la rodilla y él rueda con un grito exagerado—. Es un trabajo especial que me va a pagar un montón de dinero. Vamos a tener una buena Navidad.

—Me importa una mierda la Navidad.

Le disparo una mirada dura y murmura un poco entusiasta perdón. ¿Desde cuándo se siente tan cómodo maldiciendo así delante de mí? ¿Qué pasó con el hermano pequeño llorón que me seguía a todas partes como si me adoraba?

—¿Y qué clase de trabajo especial te paga tanto dinero por tan poco tiempo? —El sarcasmo en su voz es clara.

Es demasiado joven... No,en realidad no, sólo estoy engañándome... pero espero que no piense que estoy saliendo para
prostituirme. Claro que siento que lo estoy haciendo. Mi cerebro lucha entre sí mientras trato de inventar una excusa.
No puedo decirle a Owen lo que realmente estoy haciendo. No le dije la cantidad de dinero que estaba haciendo. Sólo sabe que es mucho.
No le dije a mamá tampoco, no es que le importe. No la he visto en más de veinte y cuatro horas, pero tiene un novio nuevo, así que estoy segura de que está con él.

—Voy a ser una niñera para una familia mientras se van de vacaciones por Acción de Gracias. Tienen tres hijos.

La mentira sale fácilmente de mis labios y eso me asusta. Owen comienza a reír, el idiota.

—¿Vas a ser una niñera? ¡Odias a los niños!

—No lo hago. —Sí lo hago—. La familia es muy agradable. —No tengo ni idea de si los Jonas son agradables—. Y me voy a quedar en una mansión enorme. —Joe me dijo que su familia vive en Carmel. Nunca he estado allí, pero he oído hablar de ese lugar. Hice un poco de investigación de Google en la biblioteca y vi fotos. El lugar parece increíble. Caro. Tenebroso.

—No vas a querer irte, supongo. —Owen se sienta, dirige su dedo por la parte superior de la bolsa de lona, dejando una raya en el polvo—. Vas a parecer una perra pobre, mostrando esta bolsa de mierda.

—¿Acabas de llamarme perra pobre? —No puedo estar ofendida porque lo que dice es la verdad. Voy a quedar en ridículo con mi vestuario y mi pobre bolsa de lona rota y polvorienta. Su familia se reirá de mí. Joe probablemente se reirá de mí. Entonces dejara cincuenta en la palma de mi mano y me dejara caer en la estación de autobús porque se dará cuenta rápidamente que hago de la más mierdera novia falsa.

—Tal vez. —Owen sonríe—. Espero que dejarme valga la pena.

Pavor me consume por el menor momento, pero lo empujo lejos.

—Lo va a valer, te lo prometo.

—¿Qué pasa si mamá desaparece? —Por un segundo, veo al viejo Owen. El niño que depende de mí, que me trata como a su mamá ya que la nuestra es tan poco fiable.

—No lo hará. —Ya hablé con ella y voy a volver a hablar antes de irme. Necesita acoso constante, como si yo fuera la madre y ella fuera la niña—. Voy a hacerla jurar volver a casa todas las noches.

—Más vale que lo hagas. O voy a estar llamando y pidiendo que vuelvas a casa. —La sonrisa ha vuelto—. Te llamaré de nuevo perra pobre otra vez y estarás tan enojada que tendrás que venir aquí sólo para darme una patada en el culo.

Eso es todo. Alcanzándolo, empiezo a hacerle cosquillas, mis dedos se clavan en sus costillas, el sonido de su risa me llena de
felicidad.

—Detente —resopla entre ataques de risa—. ¡Suéltame!

Casi puedo olvidar lo horrible que es nuestra vida en este único, tonto momento. Casi.



(JOE)

—Estás trayendo a alguien a casa. —Mi papá pone su mano sobre el receptor pero aún puedo oírlo—. Adele, Joe está trayendo a casa a alguien para Acción de Gracias.

Me estremezco. De ninguna manera quería que mi padre cotilleara a mi madrastra, sobre todo cuando aún estoy en el teléfono
con él. Ella lo iba a saber tarde o temprano, pero esperaba que fuera tarde.

—¿Cuál es su nombre? —Oigo su voz. No parece contenta. Eso hace que todo dentro de mí se apriete.

—_____ —le digo a mi papá sin que lo pregunte.

Mi papá está callado durante tanto tiempo que creo que colgó, pero luego oigo susurrar a Adele en el fondo.

—¿Bueno, Paul? ¿Cuál es su nombre?

Suena como una arpía celosa. Probablemente lo está.

—¿Eso es un apodo o qué? —pregunta mi papá.

—Es su verdadero nombre. —No tengo ninguna explicación para ello tampoco.

Diablos, difícilmente sé de _____ Maguire. Es una pueblerina. Tiene veinte años, tiene un hermano menor y trabaja en un bar.
_____ también tiene el pelo rubio muy pálido, ojos verdes y buenas tetas. Pero no voy a decirle a mi padre eso. Estoy seguro de que lo va a averiguar por su cuenta.
Sonidos amortiguados vienen de nuevo y sé que le está diciendo a Adele el nombre de _____. Oigo su risa. Es una perra. Odio a Adele. Mi madre murió cuando yo tenía como dos. No me acuerdo de ella y me gustaría hacerlo. Mi padre comenzó a salir con Adele cuando tenía ocho años y se casó con ella cuando tenía once. Adele es realmente la única mamá que he tenido y no la quiero. Ella también lo sabe.

—Bueno, trae a tu pequeña _____ a quedarse con nosotros, es mmás que bienvenida. —Papá hace una pausa y me pongo tenso, temeroso de lo que pudiera preguntar—. Tú no has tenido una novia estable.

—Ella es diferente. —Más bien como lo opuesto a cualquier chica con la que esperan que esté. Para mí, esto hace a ____ casi tan perfecta como pueda ser.

—¿Estás enamorado de ella? —Papá baja la voz—. Adele quiere saber.

La ira hierve dentro de mí. Como si fuera asunto suyo.

—No lo sé. ¿Qué es el amor de cualquier manera?

—Hablas como un completo cínico.

Aprender de los mejores le hace eso a una persona. Mi padre es bastante distante. No puedo recordar la última vez que lo he visto besar o abrazar a Adele. Desde luego, no me besaba o abrazaba a mí, no es que se lo permitiera.

—Sí, bueno, hemos estado saliendo durante un tiempo, pero no lo sé. —Me encojo de hombros, recuerdo que no puede verme y me siento como un idiota.

—Nunca la has mencionado antes.

—¿Qué es esto, el tercer grado? —Estoy empezando a sudar sólo porque estoy mintiendo. No he hablado con _____ en todo el día y es la noche del jueves. Nos vamos la tarde del sábado. Tenemos que permanecer juntos y saber nuestras historias, aunque supongo que tendremos tiempo de sobra durante el viaje de cuatro horas para entrar en detalles.
Mi garganta se seca ante la idea de estar con _____ en mi camioneta solos durante cuatro horas. ¿De qué vamos a hablar? No la conozco y voy a llevarla a casa de mi padre y pretender que estamos juntos. Tenemos que actuar como si fuéramos una pareja real. ¿En qué demonios me metí?

—Sólo estoy curioso. Sabremos todos los detalles cuando estén aquí, estoy seguro. Sábado por la noche, ¿verdad?

—Sí. —Trago saliva—. Sábado por la noche.

—Deberíamos estar en otra función del club de campo. ¿Todavía tienes tu llave?

—La tengo. —Maldita sea, realmente no quiero volver. Mierda mala pasó allí. He evitado ese lugar como la peste desde hace un tiempo. Hemos salido de la ciudad para las vacaciones de los dos últimos años, pasando Acción de Gracias o Navidad en Hawaii en tiempo compartido de mi padre. O me quedo en la escuela debido a la práctica de fútbol o digo cualquier mentira que pueda mantenerme lejos de ellos por un poco más. Vida dura, lo sé. Desde el exterior, mi familia se ve perfecta. Bueno, tan perfecta como una familia puede ser con una madre muerta y una hermana muerta. Una jodida madrastra y un padre frío como el infierno. Sí. Perfectamente real.

Que mi padre haya insistido en que volviera a casa por Acción de Gracias es una mierda. La última vez que hablamos, me dijo que está cansado de todos nosotros, evitando la casa durante las vacaciones. Tenemos que crear nuevos recuerdos. No quiero hacer ningún recuerdo. No ahí. No con Adele.

—Entonces nos vemos luego. —Puedo oír a mi padre caminando, con los pies resonando contra el suelo de baldosas, como si estuviera saliendo del alcance del oído de Adele.

—Esta acción de gracias será buena, hijo. Ya lo verás. El tiempo se supone que es agradable y tu madre parece mucho más saludable.

—No es mi madre —le digo con los dientes apretados.

—¿Qué?

—Adele no es mi madre.

—Es la única madre que has tenido realmente. —Genial. Ahora está ofendido—. ¿Por qué no puedes aceptarla? Dios mío, ha sido parte de tu vida durante tanto tiempo.

El más jodido de mi vida, no es que pueda revelar eso a mi papá. Si no se pudo imaginarlo todo entonces, seguro como el infierno que no podía concebirlo ahora.

—No me gusta lo fácil que olvidaste a mi verdadera madre. No quiero olvidarla nunca —le digo con vehemencia.

Permanece en silencio durante un rato y miro por la ventana, pero no veo nada. Es de noche, está lloviendo ligeramente y el viento está otra vez, azotando las ramas desnudas de los árboles que salpican el patio del complejo de apartamentos en el que vivo de acá para allá. Puedo verlos meciéndose en la oscuridad. La gente piensa que mi vida es tan increíble. Por una mierda que no lo es. Estudio mucho y juego más duro porque me ayuda a olvidar. Tengo amigos, pero no realmente. La mayoría de las veces, estoy solo. Como ahora. Estoy sentado en mi habitación a oscuras. Hablando con mi papá y deseando como el infierno poder decirle la verdad. Pero no puedo. Estoy atrapado.

Necesito conseguir un amortiguador para pasar a través de lo que podría llegar a ser una de las peores semanas de mi vida.
Gracias a Dios por ____ . No tiene ni idea de lo mucho que me está ayudando.
Nunca lo sabrá tampoco.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 19:40

Hi girls, bienvenidas a mis mas fieles lectoras, gracias por pasarse, espero que la nove sea de su agrado, las logeo Smile
Volver arriba Ir abajo
Kari_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 116
Edad : 22
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 02/07/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 21:28

olaaaa aqui tienes una lectora fiel me encanto la novela por favor siguelaaa!!!
Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 21:34

unaaa lectoraaa maaaaas he leido todaas tus novelaaaas :3333 siiguelaa mee encaanthaaa
Volver arriba Ir abajo
eschio
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 405
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 03/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 8th 2013, 22:00

me gusta muchooooooo:) que bueno que estás subiendo esta! me gustó mucho rock harddd
me encanta monica murphy y que bueno que estás haciendo esta adaptaciónnn<3<3
síguela!!
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 14:26

3


Día de viaje (no cuenta los días)


Sólo un tonto viaja con lo que está detrás de él. -Desconocido


{____}

Su camioneta es agradable. Como el vehículo más nuevo en el que he tenido el privilegio de subir jamás. También luce bien en él, tanto como odio admitir eso, incluso a mí misma. Pero el Toyota Tacoma azul oscuro encaja perfectamente con él.
Todo sobre Joe es perfecto. La forma en que viste: su trasero luce grandioso en esos jeans y ni siquiera voy a mencionar como esa remera negra que está vistiendo se aferra a todos los músculos de su pecho. Como se comporta: siempre educado, siempre mirándome a los ojos y no hace comentarios groseros sobre mis pechos o mi trasero. Y el sonido de su voz, profundo y sexy, el tipo de voz que no me importaría sólo sentarme alrededor a escuchar mientras habla todo el día. Tiene la perfección al dedillo.
Me llamó ayer antes de que me fuera a trabajar para ultimar algunas cosas menores. A qué hora me recogería, cómo necesitábamos elaborar un plan en el camino a la casa de sus padres. Luego lo tiré ahí. El dinero. ¿Cómo iba a conseguir mi pago? Me sentí una especie de puta, preguntándolo así sin rodeos, pero tuve que hacerlo. Quería ese cheque antes de dejar la ciudad así podía dejar algo de dinero para Owen en caso de una emergencia.

Así que me encontré con Joe en el centro de la ciudad en mi banco quince minutos antes de cerrar y antes que me dirigiera al bar. Conversamos por algunos minutos, nada importante y luego me dio el cheque. Él era todo despreocupado y esas cosas, como un chico que le da a una chica un cheque de tres mil dólares cada maldito día de su vida.
El cheque estaba escrito por su cuenta personal del banco. Firmado por él y todo. Tenía una escritura poco rigurosa. No pude leer realmente su firma. Y su nombre es Joseph A. Jonas .
Mientras caminaba sola dentro del banco y me aproximaba al cajero, me pregunté por qué era la A. Ahora, aquí sentada en la camioneta de Joseph A. Jonas, el motor ronroneando suavemente y no resoplando y ahogándose como si pudiera morir en cualquier momento como la basura de mi mamá, un Honda 91.
Le dije a mi mamá la misma historia de niñera que le di a Owen. Le dije a mi jefe de La Salle también lo mismo. Considerando que mi salida es durante un momento tranquilo para el negocio, mi jefe estaba bien con ello. Sabe que nuestra situación financiera está en el inodoro y estaba feliz que encontrara un trabajo tan corto con un gran pago.

Mi mamá difícilmente me reconoció cuando le dije que me estaba yendo. En realidad no sé qué hice para hacerla odiarme tanto. Bueno. Odio es una palabra fuerte. Eso quiere decir que en realidad siente algo hacia mí. Es tan indiferente, como si no le importara. En absoluto.

—¿Cuatro horas, eh? —Mi voz rompe el silencio y lo sobresalta.

Observé la forma en que saltó en su asiento. ¿El gran feroz jugador de futbol se asustó de mí? Extraño.

—Sí, cuatro horas. —Bate sus dedos contra el volante, atrayendo mi atención hacia ellos. Son largos, sus uñas son cortas sin suciedad entre ellas. Fuertes, manos limpias con palmas anchas. Lucen…bien.

Frunciendo el ceño, sacudo mi cabeza. Estoy pensando estupideces cuando necesito pensar claramente.

—Nunca he estado antes en Carmel. —Estoy tratando de entablar conversación porque el pensamiento de conducir durante un largo mtiempo y no hablar me asusta.

—Es bonito. Caro. —Se encoge de hombros, cambiando mi atención a sus hombros. Está vistiendo una camisa de franela azul y gris oscura sobre una remera negra y es una buena vista. Dios. Me giro, manteniendo mis ojos pegados a la ventana mientras el paisaje pasa. Necesito parar de mirarlo. Me está distrayendo como el infierno.

—Así que, ¿probablemente necesitamos llegar con algún tipo de historia, no? —Le echo un vistazo como si no pudiera evitarlo. Con mi suerte, estas cuatro horas de viaje en auto van a volar y entonces la próxima cosa que sabré es que estoy cara a cara con sus pulidos padres y no sabré qué decir. En otras palabras, necesito tanto tiempo como pueda conseguir para llegar a un plan completo con Joe para que sonemos como una pareja real.

—Sí. Una historia sería buena. —Asiente, nunca quitando sus ojos del camino. Lo que es una cosa buena, me digo a mí misma. Es un conductor seguro, consciente de todo lo que está pasando a su alrededor. Pero realmente desearía que me mirara. Ofrecer una sonrisa de seguridad. Diablos, incluso una falsa, un “todo va a estar bien” me haría feliz ahora mismo. No obtengo nada de eso. Ni un gracias tampoco. Falso.

—Bien. —Me aclaro la garganta, porque me estoy hundiendo en el agua fría a pesar de su deseo de permanecer a salvo en la orilla—. ¿Hace cuánto tiempo hemos estado saliendo?

—Desde el comienzo de la escuela suena bien, creo.

Su indiferencia me hace querer ahogarlo. —¿Seis meses entonces? —Lo estoy probando al lanzar eso allí. Y funciona.

Me desliza una mirada incrédula. —Tres.

—Oh —asiento—, así es. Bueno, como no lo sé desde que no voy más a la escuela. —La respuesta más estúpida de todos los tiempos. Todos saben cuándo comienza la escuela.

—¿Por qué no?

No esperaba que me preguntara eso. Me imaginé que realmente no le importaba.

—No puedo permitírmelo y no era lo suficientemente inteligente para conseguir una beca. —Como si pudiera desperdiciar mi tiempo con la escuela en este momento de todas formas. Trabajo tanto como puedo. Solía tener un trabajo a tiempo completo, pero eso fracasó hace menos de un año. Me puse en cuantas horas como puedo de camarera en La Salle y otro pequeño restaurante mexicano no demasiado lejos de nuestro apartamento, eso es más una cosa temporaria. Sólo me llaman cuando están con poco personal.

El dinero que se asienta en mi cuenta corriente gracias a Joe aliviará parte de esa carga, al menos por un rato. No lo puse en la
cuenta que comparto con mi madre porque sé que en el segundo que note cuánto dinero hay allí, la vaciará. No puedo correr ese riesgo.

—¿Cómo nos conocimos? —La profunda voz de Joe rompe a través de mis pensamientos. Desearía que tome la iniciativa y elaborara algo de esta historia.

—El bar —sugiero, eso suena tan basura y me imagino que la única razón por la que está trayéndome es porque quiere parecer
como si fuera un barriobajero a su arrogante familia—. Tú viniste con un grupo de amigos y fue amor a primera vista en el momento que nuestros ojos se encontraron.

Me envía una mirada que dice mierda y le sonrío de regreso. Si estoy en control de crear esta historia, voy a hacer la más sensible, romántica cosa que hay. No hay espacio para el romance en mi vida. Es tan estúpido, pero dejo que los chicos me usen porque en ese momento fugaz, cuando está centrando toda su atención en mí y nadie más, se siente bien. Me ayuda a olvidar que a nadie le importo. En el segundo que se termina, es como si se sacudiera mi confusión mental y me siento barata. Sucia. Todos esos clichés que uno lee en libros y ve en la tele o las películas, esa soy yo. Soy un cliché caminante.
También soy la puta de la ciudad que no es tan libertina como todos piensan que es, otra vez otro cliché. Y no soy definitivamente la chica que quieres llevar a casa para impresionar a tu mamá. No hay nada especial sobre mí. Sin embargo, aquí está Joe llevándome a casa para impresionar a su mamá. O con más exactitud, para asustar a su mamá. Estoy segura que esa perra rica —ahora sueno como Owen, de perra pobre a perra rica— es cada pesadilla que viene a la vida. En el momento que ponga los ojos en mí, va a dar la vuelta.

—Estoy asumiendo que me estás llevando a casa por tu mamá, así perderá su mierda, ¿es así? —Necesito confirmación. Es una cosa para pensarlo y estar bien con ello. Necesito encarar los hechos de frente y lidiar con las repercusiones después. Por ejemplo, cómo podría esto joder con mi cabeza a pesar de lo mucho que necesito el dinero.
Su mandíbula se afirma y sus labios delgados en una línea recta, sombría.

—Mi mamá está muerta.

Oh. —Lo siento. —Me siento como una imbécil.

—No lo sabías. Murió cuando tenía dos. —Se encoge de hombros—. Sé que mi papá te amará.

La forma en que lo dice me asusta. Como si su papá fuera probablemente un pelele y eso es por lo que me amará.

—¿Son sólo tu papá y tú entonces?

—No. Está Adele. —Sus labios desaparecen virtualmente cuando dice aquel nombre. Y tiene realmente lindos labios llenos, así que me me estoy preguntando dónde exactamente fueron—. Es mi madrastra.

—Así que quieres asustar a tu madrastra.

—Podría dar dos mierdas sobre lo que ella piensa.

La tensión irradia fuera de él en olas visibles. Hay algo que sucede entre él y su madrastra, eso definitivamente no es bueno.
Haciendo caso omiso de su observación acerca de la malvada bruja llamada Adele, avanzo—: ¿Tienes hermanos o hermanas?

Sacude su cabeza. —Nop.

—Oh. —La falta de habilidades de comunicación podrían ser un problema real desde que estoy dependiendo completamente de este chico por la siguiente maldita semana—. Yo tengo un hermano.

—¿Cuántos años tiene?

—Trece —suspiro—. Owen está en octavo grado. Se mete en un montón de problemas.

—Es una edad ruda. La preparatoria apesta.

—¿Te metías en un montón de problemas cuando tenías trece? — No podía imaginarlo siendo así.

Se ríe, reafirmando mis sospechas en un latido. —No estaba permitido.

—¿Qué quieres decir? —Frunzo el ceño. Su respuesta no tiene sentido.

—Mi papá me patearía el trasero si me pasara de la raya. —Se mencoge de hombros otra vez. Hace eso un montón, pero me gusta porque me recuerda que tiene esos deliciosos hombros anchos. Si tengo la suficiente suerte, conseguiré tocarlos durante nuestra falsa relación en los próximos siete días. Dejaré caer mi cabeza en sus hombros también. Presionar mi mejilla contra el suave algodón de su camisa y secretamente respirar su esencia. Huele bien, pero quiero conocerlo de
cerca y realmente inhalarlo. La sensiblería está dispuesta a tomarme desprevenida y por una vez en mi cínica, sin espacio para cuentos de hadas, vida, estoy dispuesta a dejar que eso pase. Después de todo, necesito ser la mejor actriz del planeta, ¿no?

—¿No es eso lo que todos los papás dicen que van a hacer cuando sus hijos se pasan de la raya? —pregunto.

—Sí, pero el mío lo dice en serio. Además, era más fácil hacer lo que se suponía y distraerme. Me pierdo en las cosas sin sentido, ¿sabes?

—¿Y que se supone que hagas? —Agrego comillas como esas molestas chicas de hermandad que vienen a La Salle. Realmente odio a mesas chicas, cómo voltean su pelo, se ríen demasiado alto y dicen las cosas más estúpidas. Literalmente baten sus falsas pestañas a los chicos y todo. Es patético, qué putas que son. Santo Dios. Suena amargo incluso en mi propia cabeza.

—Ir a clases, estudiar y obtener buenas notas. Ir a la práctica de futbol, estar en forma, jugar con lo mejor de mi habilidad y esperar como loco estar impresionando a los cazatalentos que están allí mirándome —dice todo de corrido como algún tipo de lista, su voz monótona, aburrida.

—¿Y cuáles son las distracciones que necesitas evitar?

—Fiestas, bebidas, chicas. —Me desliza otra mirada, sus rasgos más suaves, la ira de más temprano se fue—. No me gusta perder el control.

—A mí tampoco —susurro.

Me sonríe y se siente como una daga en mi corazón.

—Suena como si pudiéramos hacer una buena pareja después de todo.


{JOE}

Al segundo que las palabras salen de mi boca, quiero arrebatarlas de vuelta. Nosotros no somos definitivamente una buena pareja. Es el peor tipo de chica para mí y lo sé. Es el por qué la estoy trayendo a casa. Así, mi papá pensará que he anotado con una pequeña, caliente groupie de futbol quien me lo entrega todo cuando quiero y Adele finalmente me dejará en paz.
_____ realmente es una groupie del equipo. Supuestamente se folló a la mitad de los chicos sólo esta temporada, aunque no sé cuan exactos son los rumores. Así es como descubrí por primera vez su existencia. Un grupo de chicos del equipo hablaban de ella cuando estábamos en La Salle una noche después que el semestre empezó. Después que tomó nuestra orden, compararon notas y se jactaron de lo buena que es en la cama. Uno de ellos incluso pellizcó su trasero cuando pasaba, ganándose una mirada sucia de ella que hizo reír a todos.

Su reputación y su animada reacción, fueron mi primera pista de que ella podría hacer la perfecta novia falsa. No pierdo el tiempo con ninguna de esas chicas que andan por el vestuario después de la práctica o después de un juego. No pierdo el tiempo realmente con nadie. Es más fácil de esa manera. Les das a las chicas un poquito de ti mismo y siempre quieren más, más, más. Cosas que no puedo darles. Me encierro en mí mismo para hacer mi vida tolerable. Soy como una maldita máquina algunas veces. Sin sentimientos. Indiferente. Sin emociones. Mi papá se preocupa por mí. Sé que lo que quema su mente es
que piensa que soy una especie de marica que no puede conseguir sexo. Me ha confrontado sobre esto antes, preguntándome a quemarropa si soy gay.
La pregunta había aparecido de la nada y estaba tan conmocionado que comencé a reírme. Eso lo molestó más y, aunque
negué la acusación, sé que realmente no me creyó. Esperemos que apareciendo con _____ colgando sobre mí, termine con esa preocupación. Maldita sea. Pensándolo, sé que soy idiota por hacer esto. Por usar a _____ de tal manera de mierda, pero no es la única razón por la que viene conmigo. No es como si pudiera contarle la verdad, pero, ¿y si lo hiciera? Podría entender, luce como el tipo de chica que lo entendería. Quien podría haber pasado a través del mismo tipo de mierda que pasé.

Lo que realmente necesitamos hacer es hablar más sobre nuestra supuesta relación. Tengo que parar de estar tan enredado por mi preocupación sobre ir a casa y hacerle más preguntas.

—¿Sólo tienes a tu pequeño hermano entones, eh?

—Sí, sólo Owen y yo. Y mi mamá. —Su voz se aprieta. Me imagino que no le gusta demasiado su mamá. Puedo relacionarme.

—¿No te llevas bien con tu mamá?

—Nunca está alrededor para llevarnos bien. Siempre estoy trabajando y ella siempre está jodiendo con su último novio. —La
amargura es obvia. No hay amor perdido entre esas dos.

—¿Y tu papá?

—No lo conozco. Nunca ha sido parte de mi vida.

—Pero si Owen tiene solamente trece... —Estoy confundido.

—Diferente tipo. Ese tampoco se quedó. —_____ niega con la cabeza—. Mi mamá sabe cómo elegirlos.

No sé qué decir. No estoy cómodo con las cosas personales. Tengo amigos, pero ninguno es realmente cercano. Los chicos con los que paso el tiempo son de mi equipo y hablamos de futbol, deportes y de ese tipo de mierda. Algunas veces hablamos sobre chicas, aunque sólo me siento allí y me río de cualquier cosa que dicen. Nunca lo disfruto realmente. No tengo mucho que agregar. Aquí está el asunto. Podría tener a cualquier chica que quiera. Lo sé. Sí, soy un idiota arrogante por pensar así, pero es verdad. Luzco bien. Soy inteligente y juego futbol decente. Las chicas me quieren incluso más porque no les presto ninguna atención. Todas quieren algo. Algo que no puedo dar. Al menos con ____, fui de frente con lo que necesitaba de ella desde el comienzo y la compensé de la manera correcta. No querrá nada más de mí. Es más fácil de esa forma. Más seguro.

—¿Puedo hacerte una pregunta?

Me saca de mis pensamientos con su dulce voz. Luce toda ruda, con el pesado maquillaje en los ojos, la ropa oscura y ese cabello rubio platinado. Pero tiene la voz más lírica que nunca he escuchado.

—Seguro. —Estoy abriendo esta discusión para un potencial desastre. Puedo sentirlo.

—¿Por qué yo?

—¿Eh? —Me hago el tonto. Sé lo que quiere decir.

—¿Por qué me elegiste para pretender que soy tu novia? Sé que no soy la elección ideal. Seamos realistas.

Debe ser lectora de mentes. —Sabía que no me darías un montón de problemas.

—¿Qué quieres decir?

Voy a cagar esto. Lo puedo sentir en mis huesos. —Ninguna otra chica querría sólo pretender ser mi novia. Querría realmente estar en una relación conmigo, tú sabes. Y sé que tú no querrías.

—¿Cómo? No me conoces.

—Te he visto en La Salle. —Débil razonamiento.

—Gran cosa. Un montón de chicos vienen a La Salle. Un montón de chicos con los que juegas al futbol y pasas el rato van allí todo el tiempo. He conectado con alguno de ellos. —Cruza los brazos enfrente de ella, apretando sus pechos, así que echo un vistazo a la piel cremosa lista para derramarse de su escotado top. Generalmente no suelo babear por las chicas, pero hay algo sobre esta que me hace querer verla desnuda—. No voy a tener sexo contigo.
Está siendo desafiante y como que me gusta. ¿Qué demonios está mal conmigo?

—No quiero tener sexo contigo. No es por eso que te contraté.

—Contratarme —resopla, como si no le importara cómo suena o cómo luce cuando hace eso y no puedo menos que admirarlo—. Lo haces sonar como un buen trabajo cuando en realidad soy tu puta-novia-paga. ¿Dónde conseguiste el dinero de todos modos?

—Es mío, no te preocupes. —Tengo dinero ahorrado. Mi papá está en finanzas e hizo un montón de dinero a lo largo de su carrera. Es generoso con él, especialmente ahora que soy su único hijo—. Y no te llames a ti misma una puta. No lo eres. —No quiero hacerla sentir como una. Aunque cualquier cosa que haya hecho con otros chicos pudiera calificarla como puta, el sexo es la última cosa que me viene a la mente cuando se trata de ella. O al menos, lo era. Aunque ahora… joder. No lo sé.
Ella me confunde. Lo que pienso. Lo que siento cuando está alrededor, me confunde. Y ni siquiera la conozco. Me estoy adelantando a mí mismo y no sé cómo detenerlo.

—No va a haber sexo —dice otra vez. Casi como si se estuviera tratando de convencer a sí misma tanto como a mí—. Mamadas
tampoco.

—No quiero nada de eso. —Es la verdad, al menos eso es lo que me digo a mí mismo. Ella es caliente, no hay que negarlo, pero el sexo no trae más que problemas. No voy a perder tiempo con una chica de reputación fácil y que está literalmente a mi entera disposición la próxima semana. No tiene sentido. ¿Cierto?

—Pero vamos a tener que pretender que nos gustamos —le recuerdo—. Se supone que debemos estar… enamorados. —La última palabra me fue difícil de decir. En realidad no la uso. Mi papá nunca me dice que me ama. Adele sí. Pero su amor se ha contaminado con condiciones de mierda y cosas que no quiero pensar. Joder, no puedo pensar en ella o voy a explotar.

—Puedo hacer eso —dice fácilmente.

La comprensión cae. Soy un idiota. —Tendré que sostener tu mano y poner mi brazo a tu alrededor. Abrazarte. —No consideré eso.

—No es gran cosa. —Se encoge de hombros.

—También tendré que besarte. —Sí, tampoco consideré eso.

Me mira descaradamente, su mirada cayendo a mi boca. ¿Está pensando en besarme? —No creo que sea una dificultad. ¿Puedes manejarlo?

—Demonios sí, puedo. —Sueno de una manera más confiada de la que me siento.

—Si tú lo dices —murmura mientras se sienta más profundamente en su asiento.

Y maldita sea, sé que ve a través de mí. Eso debería asustarme. Eso me asusta tanto que no parece molestarme en absoluto.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 15:05

Hi Girls, estoy tan feliz porque seremos tias, asi que subire otro cap, espero que les guste Smile

4


La noche anterior (no cuenta los días)


Quiero creer en el cuento de hadas. {____}


{JOE}

Mientras conduzco mi camioneta por el camino largo y sinuoso, la casa está a la vista, cada ventana individual ardiendo con la luz. Hay miles de ventanas, la casa es tan jodidamente grande y está haciendo una gran impresión. La preocupación se estrella contra mí y me pregunto si están en casa después de todo. Tenía la esperanza de evitarlos hasta la mañana. La tensión viniendo de _____ es obvia. La realidad está golpeando, supongo. Me está sucediendo a mí también. Que tengo que entrar en esa casa y enfrentar mis demonios. Totalmente dramático y sueno como un maricón, pero mierda. Es la verdad.

—Tu casa es enorme —murmura.

—Sí. —Yo la odio. La pérdida de mi hermana... La cosa momentáneamente más horrible que me ha pasado en mi vida, ha
pasado aquí. A pesar de que ella murió casi exactamente hace dos años, todavía se siente como ayer. En lo profundo de mi corazón, sé que su muerte fue en parte culpa mía. Y Adele. Esta es una de las muchas razones por las que no quiero estar aquí.

—Y está junto al océano. —Suena melancólica—. Me encanta el océano. Rara vez puedo ir.

—Hay escaleras justo fuera de nuestra terraza de atrás que te llevara directamente a la playa —le digo, tratando de darle algo para esperar con interés.

La sonrisa que me dirige me alivia un poco, pero no mucho. Esta no sería una visita cómoda. Me engañaba a mí mismo,
pensando que _____ lo haría mas fácil. Su presencia hará que sea un poco menos estresante, pero todavía hay tensión, ira y tristeza, demasiadas emociones envueltas en este lugar, en esta época del año. En el momento de irnos, probablemente piense que estoy completamente loco.

¿Le dirá a alguien sobre mí? Ni siquiera pienso en eso. Demostrando una vez más que no pensé este plan detenidamente a
fondo lo suficiente. Todo va a terminar perjudicándome al final. Lo puedo sentir. No puedo confiar en nadie. Nadie. Definitivamente no esta chica sentada junto a mí, mordiendo su dedo índice como si fuera a roerlo al hueso. Está nerviosa,
pero no tiene nada que envidiarme.

Mis palmas están sudando y siento que voy a vomitar. Es una cosa ver a mis padres cuando nos vamos de vacaciones en lugar de enfrentar la realidad de lo sucedido dentro de nuestra casa. Es completamente otra cosa cuando vuelvo a casa y la última vez que he estado aquí es hace casi dos años exactamente.

—¿Estas bien? —La voz de _____rompe el silencio y está llena de preocupación—. Estás respirando raro.

Genial. —Estoy bien —le digo en una exhalación, desesperado por mantener mi mierda.

Estaciono mi camioneta delante del garaje cerrado y apago el motor, dejo que el silencio me envuelva por un segundo. Incluso puedo oír la suave respiración de _____ , el tranquilo tic tac del motor y el olor de su perfume, su champú, lo que sea, permanece en el aire. Es ligero, un poco dulce como la vainilla o chocolate, no lo sé y no se ajusta a la personalidad de chica dura que proyecta. Es una contradicción y quiero entenderla.

—Escucha. No sé lo que está pasando, pero tengo la sensación de que esto va a ser difícil para ti. ¿Verdad? —Deposita su mano sobre la mía en el volante, las puntas de sus dedos diminutos suavizando a lo largo de mis nudillos. Me estremezco ante su toque, pero no se mueve. Me sorprende que esté extendiendo la mano y tratando de tranquilizarme. Asintiendo, trago con fuerza, trato de reunir unas palabras, pero nada sale.

—Tengo una jodida familia también. —Su voz tranquila llega dentro de mí y de inmediato se calman mis nervios. Su fácil aceptación es inesperada.

—¿No la tiene todo el mundo? —Estoy tratando de bromear, pero la mayoría de las veces creo que estoy solo con la locura. Ninguna familia está tan jodida como la mía.

—No lo creo. Mierda, no lo sé. —Sonríe y esto alivia mi corazón mientras la miro—. Sólo... recuerda respirar, ¿Si? Ya sé que no me vas a decir que está mal contigo, o porque odias tanto a tu familia, pero lo entiendo. Lo entiendo totalmente y si necesitas alejarte de ellos, aunque sea por cinco minutos, te voy a ayudar. Deberíamos tener una palabra
clave o algo así. Frunzo el ceño. —¿Una palabra clave?

—Sí. —Asiente y sus ojos se iluminan. Como si realmente entrara en esto—. Por ejemplo, tu padre está siendo un idiota, preguntándote que quieres hacer con tu vida y no puedes soportarlo más. Solo di, malvavisco y lo voy a interrumpir y a sacarte de ahí.

Una sonrisa poco dispuesta se forma en mis labios. —¿Malvavisco?

—Totalmente al azar, ¿no? No tiene sentido. Eso es lo que lo hace mejor. —Su sonrisa crece y lo mismo ocurre con la mía.

—¿Qué pasa si no estás cerca? —Tengo la sensación de que nunca voy a dejarla fuera de mi vista, pero sé que eso es imposible.

—Envíame un texto con la palabra malvavisco. Dondequiera que esté, voy a venir corriendo.

—¿Realmente harías eso por mí?

Sus ojos se encuentran con los míos, y están brillando, son tan brillantes. Y hermosos. Mierda, es muy bonita. ¿Por qué no me di cuenta de esto antes? Me siento atraído hacia ella y nunca estoy atraído hacia nadie.

—Estoy totalmente dispuesta a hacer el trabajo para el que me paga.

La cálida sensación es empapada con un balde de agua helada por sus palabras. Un brutal recordatorio de lo que estamos haciendo, esta falsa relación en la que estamos no es más que un trabajo para ella.

—Tienes razón.

Estúpido de mí. Tenía la esperanza de que me rescatara porque ella quisiera.



{_____}

Esta casa es tan grande como un museo pero también muy fría. Es hermosa,tranquila e inmaculada con una calidad baja que verdaderamente me asusta hasta la muerte. La puerta se cierra tras nosotros definitivamente, enviando un escalofrío por mi espalda; sigo a Joe por un amplio corredor cubierto de fotos familiares que planeo estudiar más tarde. Oigo voces que vienen de la habitación al final del corto pasillo y entonces estamos ahí. En una sala gigante con toda una pared de ventanas con vistas al océano. Puedo ver las crestas de las olas al otro lado del vidrio, es el lugar más bonito que jamás haya visto. Joe ni siquiera lo nota. Está demasiado centrado en las dos personas sentadas, ambos cuerpos largos y delgados saliendo del sofá
de felpa aterciopelado marrón oscuro y acercándose a nosotros con pasos rápidos.
Los nervios comen mi estómago y de repente mi mano es apretada por la de Joe, nuestros dedos entrelazados. La demostración de afecto me sobresalta por un momento, pero luego me acuerdo. Soy su novia. Estoy jugando un papel y eso es lo que estamos haciendo por estas personas que ahora están de pie delante de nosotros con miradas expectantes en sus rostros.

—Joseph. Es tan bueno verte. Te ves positivamente delicioso — dice la madrastra y me parece un cumplido raro. ¿Quién llama a su hijastro delicioso?

A Joe no le gusta tampoco, puedo decir. Suelta mi mano y desliza su brazo alrededor de mis hombros, tirando de mí cerca de él.
Choco contra un cuerpo cálido, sólido y un hormigueo se arrastra sobre mí. Es tan duro como una roca y no tengo más remedio que deslizar mi brazo alrededor de su cintura y aferrarme a él para salvar su vida. No es que esté protestando.
Todo esto es una distracción para evitar abrazar a su madrastra. Ella tiene sus brazos extendidos y todo pero los deja caer a su lado, la cara de decepción en su hermoso rostro es clara. Y cuando digo hermoso, me refiero a increíblemente hermoso. Su cabello casi negro es largo y recto, cuelga hasta la cintura. Sus pómulos son agudos, su piel un cálido color de oliva y sus oscuros ojos café expreso. Se eleva sobre mí y con su esbelta figura no puedo evitar preguntarme si fue alguna vez una modelo.

—¿Esta es tu pequeña _____? —Su voz condescendiente me pone nerviosa y endurece mi columna vertebral. Joe extiende su mano amplia a través de la parte baja de mi espalda, sus dedos presionando en mí y su toque es tranquilizador.

—Sí, soy _____. Es un placer conocerla. —Extiendo mi mano y la sacude con un desdén que es palpable, dejando caer mi mano rápido como si estuviera cubierta de mierda. ¿Cuál es el problema de esta perra?

—_____, esta es Adele —nos presenta Joe con gravedad— Adele, esta es mi novia.

Pone un énfasis especial en la palabra novia y una pizca de disgusto brilla en los ojos de Adele. Tan pronto como aparece, se ha ido.

—Joe . —El hombre que está al lado de Adele es como una versión más vieja de mi supuesto novio y estoy impresionada. Joe va a ser increíblemente guapo cuando esté en sus cuarenta o cincuenta si termina luciendo como su padre.

Algo cercano al afecto cruza la cara de Joe y me deja ir para abrazar a su padre brevemente. Pero tan rápido como me deja ir, me sostiene de nuevo, su fuerte brazo alrededor de mi cintura y sus dedos descansando en mi cadera. Es un agarre muy posesivo, y no puedo evitar sentir todo tipo de calor, por lo que tengo que recordarme que esto es falso.

Joe no quiere una novia. No parece que le gusten las chicas. Me pregunto si juega para el otro equipo. Miro fijamente en su dirección, absorbiendo todo ese cabello negro y los intensos ojos cafes bordeados de gruesas pestañas. Es una pena si es verdad. ¡Que pérdida para las chicas!

—Papá, esta es _____ . Mi novia —dice Joe de nuevo y esta vez mi mano es sacudida con gusto, aunque la mirada de evaluación que su padre asienta sobre mí me pone un poco incomoda. Estoy siendo juzgada y lo sé. Estoy acostumbrada a este tipo de cosas porque oye, los chicos me echan un vistazo. Viene con el trabajo de camarera. Pero este hombre mayor me está contemplando de una manera que es incómodo. Me dan ganas de retorcerme y largarme de aquí.

—¿Cómo estuvo el viaje? —pregunta el papá de Joe una vez que finalmente arranca sus ojos de mí. Casi me hundo del alivio.

—Tranquilo. —Joe hace una pausa por un momento—. Creí que iban a estar afuera esta noche.

—Adele decidió que no tenía ganas de que nos reuniéramos en otro club de campo —explica su padre.

—Ellos los tienen todo el tiempo. De hecho, habrá otro más tarde esta semana y queremos que ambos vengan con nosotros. —Agita una mano elegante y esboza una sonrisa, los dientes rectos y blancos y tan asquerosamente perfectos que quiero darles un puñetazo y verlos caer de su boca. Por alguna razón, saca una racha violenta en mí—. Quería estar aquí para darles la bienvenida.

—Totalmente innecesario —murmura Joe, sus dedos clavándose en mi carne.

Esto es tan raro. Ninguno se parece al otro y hay esta corriente subterránea de electricidad que fluye entre nosotros cuatro que es francamente dolorosa. Vi un poco de afecto entre Joe y su padre, pero aparte de eso, todo el mundo está preocupado y lleno de desconfianza. Es como que todos dicen cosas, pero significan algo completamente diferente. Espeluznantemente diferente. Por un momento fugaz, estoy tentada de agarrar la mano de Joe y arrastrarlo fuera de aquí. El ambiente es tan malo. Pero no lo hago.

—Te vas a quedar en la casa de huéspedes durante la semana. Había dos dormitorios limpios y los prepare a los dos —dice su papá, llevando mi atención a Adele que está tratando de interrumpirlo.

—No creo que sea apropiado —exclama Adele, apretando sus labios cerrados. Su desaprobación es clara.

El papá de Joe rueda sus ojos. —Él tiene veintitres malditos años, Adele. Vamos a darles un poco de privacidad.

Huh. Entonces la madrastra no nos quiere fornicando por miedo a que seamos heridos de muerte por un Dios que todo lo sabe y el papá nos anima a seguir adelante al permitir un santuario privado para que podamos escapar. Todo es sólo tan malditamente extraño.

—Gracias, papá. La casa de huéspedes funciona de maravilla. — El alivio en la voz de Joe es claro y debo confesar, me siento aliviada también. No quiero quedarme en esta casa con esta gente. No parezco gustarles mucho. Bueno, uno actúa como si pudiera gustarle demasiado, y la otra apenas quiere mirarme en absoluto.

—Estoy seguro de que ambos necesitan descansar. —Su padre le guiña el ojo y luego da palmadas a Joe en la espalda, enviándolo un paso adelante por la fuerza de ello, llevándome a lo largo también—. Nos vemos en el comedor de la cocina a las ocho a.m. María está haciendo sus famosas tortillas.

Tienen una cocinera. Estoy totalmente sorprendida. Hay demasiado dinero fluyendo por aquí y cada uno de ellos parece triste o
frágil o malditamente tan falso, ¿cómo pueden ser felices? Siempre pensé que el dinero podía comprar la felicidad. Cuento con aquel fajo de billetes sentado en mi cuenta corriente para que Owen y yo seamos felices, por lo menos tres sólidos meses, aunque sé que puede ser una exageración.
Estoy empezando a darme cuenta de que el dinero no compra la felicidad. Y ahí voy de nuevo. Estoy en otra caminata, hablando cliché.


{JOE}

Al segundo de entrar a la casa de huéspedes, exhalo un suspiro de alivio, agradecido de estar fuera de esa casa sofocante donde crecí. Todavía no puedo creer como Adele actuó hacia mí, como una novia celosa lista para hundir sus garras en_____ Llamándola mi pequeña _____, ¿qué demonios? Y mi papá la comprobó abiertamente. Me hizo sentir malditos escalofríos y no soy el que usualmente los tiene. Esto es mucho peor de lo que pensaba que sería y estoy avergonzado. Tal vez deberíamos irnos. Tal vez debería poner a _____ en un autobús y enviarla de vuelta a casa así no tengo que mantenerla en esto por más tiempo. Es horrible y no quiero ponerla a través de ello. Incluso la dejaré quedarse con el dinero.

—Tus padres son monstruosos.

Su dulce voz insultando a las personas que me criaron me sorprende tanto que me echo a reír. Y una vez que empiezo, parece
que no puedo parar. Se siente bien. ¿Cuándo fue la última vez que reí de esta manera? No puedo recordar.

—¿Estás riendo porque estoy diciendo la verdad, o porque es mejor reír que gritarme por insultar a tus padres? —_____ suena un poco nerviosa, pero detecto diversión en su tono también.

—Eres brutalmente honesta y lo aprecio —digo finalmente una vez que encuentro mi voz de nuevo—. Y concuerdo. Son monstruos.

—Estuvo muy tenso allí. No lo entiendo. —Mira alrededor de la casa de huéspedes. Con su diseño amplio y la pared de ventanas que dan al océano, casi idéntica a de la sala de estar en la casa principal, sigue siendo impresionante, pero en una escala menos grandiosa. Mucho más cómodo aquí, no desprende esa vibración de “mirar pero no tocar”—. Oh, tienes una plataforma exterior. Quiero echarle un vistazo.

La veo deslizarse a través de la sala de estar, en dirección a la puerta, que destraba y abre sin dudarlo. La sigo, curioso por saber más de sus observaciones de mi familia monstruosa y me deslizo fuera a la plataforma.
Se apoya en la barandilla que da al océano, el viento sopla a través de su pelo pálido y largo. Mete la mano en el bolsillo de su abrigo negro y saca un cigarrillo y un encendedor, su expresión llena de vergüenza. —Hace mucho rompí el hábito lo juro, pero me gusta llevar unos pocos cigarrillos conmigo en caso de una emergencia.

—¿Y lo qué sucedió allí se considera una emergencia?

_____ parpadea una rápida sonrisa antes de que pase la mano alrededor del encendedor e intente encenderlo una vez, dos veces. Tres veces antes de que finalmente se encienda. El cigarrillo cuelga entre sus labios y lleva el encendedor a la punta, inspirando y provocando la luz.

—Oh mi Dios, totalmente. —Sopla un chorro de humo sobre la barandilla y se forman pequeñas nubes grises en la oscuridad antes de desaparecer poco a poco—. Tu padre... creo que me estaba mirando.

—Sí —acepte, mi voz baja—. Lo siento.

—No es tu culpa. —Sacude su mano, como si estuviera apartando lo que mi padre hizo.

—Te he traído aquí. Técnicamente, es mi culpa.

Otro gesto de su mano mientras rechaza mis palabras. —No lo veo de esa manera. Voy a decir esto. La próxima vez que traigas una novia falsa, tal vez deberías prepararla un poco mejor.

Me río entre dientes. No hay manera de que traiga otra novia falsa aquí. Si fuera por mí, nunca habría regresado. No me importa lo hermoso que es este lugar. Lo odio. Esta casa es como una prisión para mí.

—¿Te puedo hacer una pregunta súper personal?

Una respiración entrecortada se me escapa. Chicas. más como _____, y sus preguntas súper personales van a ser la muerte para mí.

—Adelante. —No tengo nada que ocultar. Mierda. Tengo mucho que ocultar que me asusta.

—Joe ... ¿Eres gay?

Santo infierno. ¿Por qué todos piensan eso?



{_____}

Espero sin aliento por su respuesta. El aire es frío, el viento azotando escalofríos a todos mis huesos. Estoy culpando a la repentina inhalación de nicotina por mi pregunta demasiado impetuosa. Podría haber esperado al menos un día o dos, ¿no? Salir un poco con él, pasar un tiempo personal primero. Mi boca grande y gorda y mi cerebro extra curioso no podían esperar un segundo más. Tenía que saber. Haría mucho más fácil perder todo este tiempo con él durante siete días largos. No tendría que preocuparme acerca de él tratando de hacer un movimiento en mí. O peor aún, secretamente deseando que haga un movimiento en mí. Preguntándome cuál es mi problema y por qué no se siente atraído a mí. Mierda, todavía no me ha dado una respuesta.

—¿Por qué lo preguntas? —dice finalmente, respondiendo una pregunta con otra, lo cual odio. Owen me hace ese tipo de cosas todo el tiempo. Además, al hacerlo, Joe me va a hacer recitar una lista de todas las sospechas gay que tengo sobre él. No es que tenga muchas. Sólo se me ocurrió mientras conducía hacia la casa de sus padres.

—Bien, dijiste que nunca has tenido una novia antes. Tu padre está preocupado por ti y tu falta de compañía femenina. Nunca te he visto con una chica en el bar y mucho menos coquetear con cualquiera, no es que haya prestado atención —me aseguro de añadir. Estoy siendo honesta. No he prestado demasiada atención a él, pero si mi memoria no me falla, no es un gran jugador.

—Tal vez no he encontrado a la chica adecuada todavía.

Mi corazón se enciende con esperanza. Lo cual es tan increíblemente estúpido que deseo poder golpearme en el pecho. Sí, soy una completa idiota por pensar que tengo la oportunidad de ser la adecuada para Joe. ¿La única que contrató? Eso es todo lo que siempre seré.

—¿Te estás um... reservando a ti mismo? —Fuerzo mi voz para sonar casual. Mientras que interiormente todo se ha convertido en un caos. Tengo veinte. Él por lo menos veintitres. ¿Hay realmente una posibilidad de que sea virgen? Sé que están ahí, pero nunca imaginé a Joe Jonas como uno. Su risa me dice que estoy equivocada y el alivio que barre a través de mí está cerca de abrumarme.

—Definitivamente no soy virgen. Pero es... ha pasado un tiempo.

Tomo una calada a mi cigarrillo. —¿Por qué? —Vaya, ahí voy de nuevo. Profundizando en su vida personal cuando no es de mi
incumbencia hacerlo. Se encoge de hombros, con la camisa de franela extendiéndose por los hombros.Joe tiene un muy fino conjunto de hombros.

—No tengo relaciones. El sexo es demasiado… complicado.

Interesante. Me parece demasiado fácil. —Tal vez tienes el sexo equivocado.

—Tal vez el tipo equivocado de sexo es todo lo que puedes conseguir. —Su fuerte mandíbula está firme y sus ojos se oscurecen. Está enojado. Sé que esto es todo retorcido, pero se ve increíblemente sexy. Su expresión feroz sólo hace a mi corazón latir más rápido.
Su respuesta es demasiado misteriosa para mí.

—Parece que definitivamente estás teniendo el tipo equivocado de sexo. —Trato de reír, sacudiendo la ceniza de mi cigarrillo encima de la barandilla, viendo su mirada disimulada de disgusto. Joe no se ríe tanto. Me pregunto si lo ofendí.

El cigarrillo es porque estoy nerviosa y es una mierda que él no lo apruebe, pero no puedo evitarlo. Yo fumaba de vez en cuando en el instituto porque pensaba que era genial y por cualquier motivo, el verano después de que me gradué me levanté y dejé todo de golpe. En su mayor parte. Pero guardo un paquete secreto en mí todo el tiempo, como una manta de seguridad, sólo saco uno cuando estoy muy nerviosa o agitada y necesito calmar mis nervios. Como esta noche. Esa presentación a sus padres fue intensa. Normalmente fumo un paquete de cigarrillos en seis meses. Al ritmo que voy, estaré fumando un paquete al día para el tercer día de estas supuestas vacaciones.

—Si mi papá te ve ahora mismo, se volvería loco —dice Joe sacándome de mis pensamientos.

Tomo otra calada del cigarrillo antes de tirarlo lo más lejos que pueda. No es que golpee el océano pero me gusta la imagen de ello, el chisporroteo y el toque de humo que el cigarrillo deja al golpear el agua. En realidad, tiro basura en cualquier lugar cotidianamente y me siento como una mierda, pero Joe no me está castigando.

—Será nuestro pequeño secreto, ¿verdad?

—Vamos a tener un montón de secretos entre nosotros por el final de la semana, eh. —No lo pregunta, es más como una declaración y tiene razón.

—Sí, los tendremos. —Le sonrío, pero no lo devuelve. En su lugar, se da la vuelta y sale de la plataforma, deslizándose de nuevo en la casa, cerrando la puerta detrás de él con un clic silencioso. Dejándome sola en la fría noche oscura con mis oscuros y fríos pensamientos.

Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 16:32

Wuuujuu siigueelaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 17:03

wow
me espanto la madrastra de joe
pero bueno
me gusta mucho
siguela
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 22:30

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 22:30

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 22:30

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 22:30

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 9th 2013, 22:33

Gracias por los capis ! Estuvieron increibles! Y vaya, ya llegaron a la casa de los padres de Joe , exceptuando a Adele, y bueno sobre la charla de si Joe es gay ? Jajaja Very Happy


Y SIIIIIIIIIIIIIIIII ! TIAS Baila cheers UN BABY JONAS !!! QUE LINDO !!! Very Happy Aawww llorre cuando me entere, estoy muy feliz por Kev y Dani.

Aaaaaaaaaaaaaaaa QUE EMOCION !!! Very Happy

Siguela pronto !! Wink

XOXOOX
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Hoy a las 15:31

Volver arriba Ir abajo
 
One Week Girlfriend (Joe y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 5.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» One Week Girlfriend (Joe y tu)
» Timmy Sean - Songs of the week
» JEFF BECK - Performing This Week ... Live At The Ronnie Scott's - DVD

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: