Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 One Week Girlfriend (Joe y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 14th 2013, 21:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 14th 2013, 21:56

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 14th 2013, 21:59

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 14th 2013, 22:03

OMG!!! QUE CAPI!!! La cena...bien y cuando llueve y estan en el callejon y el beso Smile Love! mas luego la pasion que se inicia y cuando llegan a la casa pero Joe recuerda un suceso pasado y me late y estoy segura que tiene que ver con Alice Bobo! y ____ insistiendole, quiere ayudarlo! Joe dejate ayudar! Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa esta BUENISIMA!!! Very Happy


Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy

Cuidate.

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 14:43

10


Día 4, 9:49 p.m.


"Los zarcillos del amor alrededor del corazón se entrelazan, como alrededor del roble el vid se aferra". -Ardelia Cotton Barton


{JOE}

Estamos en mi cama, _____ está envuelta totalmente a mí alrededor, ambos completamente desnudos todavía sin tocarnos en cualquier clase de manera sexual más allá de estar aplastados juntos. Caemos dormidos así. Sigue dormida, sin embargo yo he estado tumbado aquí completamente despierto por al menos una hora, mi mente corre a gran velocidad con las posibilidades de tenerla aquí en mis brazos ofrecidos. Se rehusó a moverse después de que tuve una completa crisis nerviosa y traté lo más fuerte que pude para alejarla. Tenía que admirarla por eso, no importa lo mucho que no la quería aquí durante tan humillante momento. Verme así, todo roto, asustado y tan jodido, debo haberle parecido un idiota. Por lo menos, un gran cobarde quien
no puede manejar nada sexual, mierda, los rumores que podría comenzar sólo con esa información me arruinaría para siempre. Pero ni batió una pestaña. Sólo continuó hablándome en su voz calmada y dulce hasta que no tuve otra opción excepto rendirme. Después me empujó a la cama, jalando los cobertores arriba hasta mi barbilla, completamente desvergonzada sin su top puesto, dejándome fascinado por la vista de sus pechos desnudos mientras se inclinaba
sobre mí y presionaba un beso en mi frente. A pesar de mi ataque de pánico cuando dijo mi nombre completo —ese recuerdo de mi pasado es todavía muy fuerte para sacudirlo, creo— la quería cerca. La quería sentir contra mí, sabiendo que me traería consuelo. Torturarme también, pero podía lidiar con eso. Así que cuando trató de irse, agarré su mano y le pedí que se quedara. No quería estar solo con mis pensamientos y recuerdos. Vi la renuencia en su mirada pero se quedó de todas formas, perdiendo sus ropas mojadas completamente, la vista de su hermoso y delgado cuerpo en toda su desnuda gloria dejó mi boca seca. Brincó a mi cama y la jalé cerca. La apreté hacia mí, con su espalda en mi parte delantera mientas quedábamos dormidos con el
sonido de la lluvia cayendo afuera. No pude recordar la última vez que me sentí tan contento, teniendo esta cálida y hermosa chica tan cerca en mis brazos, piel contra piel, nuestra respiración sincronizada, mis manos descansando en su suave vientre.
Despertarme con ella totalmente tendida sobre mí, su fragancia, su cabello todavía mojado en mi cara, pensé que estaba soñando, se sentía tan bien. Pero luego me di cuenta que todo es tan real y no me moví por miedo a perturbarla y causar que me deje.
En este momento, no la quiero lejos de mí nunca. Cuidadosamente paso mis dedos a través de su cabello, alisándolo, conteniendo la respiración. Se acurruca más cerca, su rostro presionado contra mi pecho, sus labios rozando mi piel, poniéndome instantáneamente duro. La lluvia está todavía cayendo afuera, la habitación está completamente cubierta en la oscuridad y no puedo ver nada. Sólo sentir. No he sentido nada en años. Despierta lentamente, supe el momento cuando pasó, cómo cambia su respiración, la forma que comienza a dejarme. Fijo mis brazos a su alrededor y la sujeto más cerca, no diciendo una palabra por miedo a joderla y soltar algo estúpido.
En vez de tratar de alejarse, levanta su cabeza y me acaricia más cerca, su boca contra mi cuello. Me besa ahí, lentamente, suavemente y hormigueos inundan todo mi cuerpo con la sensación, haciéndome temblar. Juro que siento su sonrisa y fijo mi brazo apretándolo alrededor de su cintura, extendiendo mis dedos ampliamente así puedo tocar tanta piel desnuda como me es posible. No sé exactamente qué es lo estoy haciendo o qué estoy tratando de conseguir, pero sé que puedo manejar esto. En lo oscuro con ____ . Ningún recuerdo me atrapa, completamente en este momento. _____ en mis brazos, su largo cabello rozando contra mi piel, su cálido aliento en mi oreja. Hunde sus dientes en la sensible carne del lóbulo de mi oreja y me encojo, un jadeo de mi aliento se me escapa, sonando sospechosamente como una carcajada.

—¿Cosquillas? —susurra y asiento, todavía asustado de decir algo, saboreando el sonido de su dulce, dulce voz invadiéndome. Nunca me he reído durante el sexo antes. Es algo que nunca he considerado particularmente gracioso. Más bien es como un significado para el final... O un vergonzoso secreto agobiado por la culpa. —Tienes el cuerpo más hermoso que alguna vez haya visto — susurra mientras se desliza sobre mí, hasta que está completamente encima. El delgado edredón todavía cubre nuestros cuerpos y su calor se filtra en el mío, arropándonos en nuestro propio paraíso privado.
—Ni siquiera puedes verme. —Estoy sorprendido de lo bien que me hacen sentir sus cumplidos.
—Oh, te vi. Y puedo sentirte. —Sus manos están en todos lados, inspeccionándome. Excitándome—. Eres todo músculo, Joe Jonas . No hay un gramo de grasa en ti. —Puedo oír la diversión en su voz y sé que está disfrutando burlarse de mí.
—Eso probablemente no es verdad. —Me atraganto con la última palabra cuando desliza su cuerpo desnudo hacia abajo, luego fuera de mí y está acostada en su lado derecho junto a mí. Sigue su mano hacia abajo a mi pecho, a lo largo de mis abdominales, sus dedos
gentilmente deslizándose sobre mi estómago, haciéndome estremecer. Soy una roca dura y dolorosa con eso y me rehusó a pedirle por algo más de lo que está dispuesta a dar.
Estoy asustado. Jodidamente asustado de tener sexo por miedo a que así arruinaré todo y que me volveré loco. O peor, tener todos esos recuerdos cayendo sobre mí y no seré capaz de lidiar.
Lo que me pasó ha ensombrecido toda mi vida. La ha arruinado. Estoy cansado de que eso me rija.
Tan. Jodidamente. Cansado. Su mano se escabulle lejos de mi polla y suspiro de alivio y agonía. Habría dado todo por tener sus manos en mí. Sentir la irresistible necesidad de conectar con ella, ahueco su mejilla con mi palma e inclino su cabeza hacia arriba, besándola con fiereza. Esta vez no con amables y dulces besos. La devoro, tomando sus labios, succiono su lengua y ella hace lo mismo. Sus manos están en todos lados, haciendo un mapa entre sí de nuestros cuerpos, moviéndonos en un territorio más intimo con cada caricia de nuestros dedos y luego la siento sujeta a mí. Su mano se estremece y todo mi cuerpo se estremece. Gimo con la sensación de ella tocándome así por primera vez y eso la anima. Aprieta mi polla y comienza a acariciarla, esos pequeños dedos trabajándome rápidamente en una frenética masa de necesidad. La beso otra vez, perdiéndome en su sabor, en su mano y ya puedo sentir las sensaciones disparándose en mí.
Susurra mi nombre contra mis labios, su mano ocupándose más y gimo arqueando mis caderas en su toque. La guerra comienza dentro de mí mientras me acerco a mi orgasmo y lucho contra eso.
“Esto no está bien. Deberías estar avergonzado. Enfermo en tu estómago de lo que estás haciendo. Eres asqueroso.”
Empujo la irritante voz en mi cabeza a un lado y me recuerdo a mí mismo que esta es _____. Esto que estamos haciendo, lo que estamos compartiendo no está lleno de vergüenza. No hay nada mal con dos personas queriéndose más cerca y dándose placer entre sí.
Aunque es duro, para mí creerlo completamente. Su mano se detiene y se separa de nuestro beso. —¿Estás bien?
Que siquiera preguntara me maravilla. Y también me hace sentir un maldito débil. Comienzo a alejarme y su agarre se aprieta en mi polla, me asusta un poco. No voy a ningún lado con ese agarre de muerte en mis más privadas partes.
—Joe . Sólo... tengo la sensación que esto no es fácil para ti. Tener intimidad. —Suena vacilante, insegura y relaja su agarre, su pulgar dibujando círculos en la punta, una y otra vez.
Voy a explotar. Rápido. Trato de alcanzarla, ahuecando su cabeza con mis manos y la beso gentilmente. Con reverencia. No quiero que este momento se termine. Y no la dejo entrar
cerca. Ya está muy dentro conmigo, estoy asustado, si supiera lo que mantengo escondido dentro, yo no sería lo que ella quiere. No sería el hombre que está buscando.
—Quiero esto —le digo cuando finalmente rompo el beso. Su mano cayó de mi erección pero todavía la siento. La deseo. Necesito que me lleve al siguiente nivel, donde puedo olvidar completamente, si sólo por un rato—. Quiero esto contigo, _____ .
Digo su nombre para poner los pies en la tierra. Para recordarme que esto está pasando con ____. La chica que se ha convertido en mi fuente de vida en una corta cantidad de tiempo que da risa.
La chica de la que me estoy enamorando.


{____}

Joe es tan enorme y duro que debe de estar dolorido. Esa es parte de la razón por la que lo toqué. No me pude resistir. Bueno, eso y que tenía que saber qué pasaría si lo hacía. ¿Me alejaría esta vez? Quiero traerle placer porque su deleite está lentamente convirtiéndose en el mío y si puedo ayudarlo a echar cualquier cosa horrible que el sexo le hace sentir, entonces lo vale.
Aunque desearía que las luces estuvieran encendidas, así puedo verlo, pero tengo la sensación que no está listo aún. Me duele tanto entre mis piernas que siento como que podría casi morir por desearlo. Ojala pudiera llevarlo dentro de mí pero… no quiero presionar. Ser el agresor aquí en cierto modo me mata pero tiene horribles secretos que espero poder sonsacarle algún día, no importa lo mucho que la idea me aterroriza. Y la idea de verdad, de verdad me aterroriza.
Joe susurra mi nombre y me besa. Lo acaricio y lo sujeto más fuerte, muevo mi mano más rápido. Si sólo le doy una paja esta noche, entonces que así sea. En cierto modo me gusta la idea de nosotros haciendo algo… juvenil. Somos dos adultos, desnudos en la cama completamente solos en una enorme casa y podemos follarnos el uno al otro como sea que quisiéramos. Podría tomarme en cada habitación de esta casa, afuera en la cubierta, donde sea y lo dejaría, lo deseo tan desesperadamente.
Aún aquí estamos como en el asiento trasero de un auto estacionado en el fondo del estacionamiento del cine, tratando de excitarnos antes del toque de queda de medianoche.
Un bajo gemido se le escapa y se pone duro, todo su cuerpo se tensa por un colgado momento antes de que se derrumbe. Se está corriendo, completamente sobre mis dedos mientras mantengo mi mano en él, su cuerpo convulsionando, sacudiendo sus caderas. Una potente ola de satisfacción me invade y me inclino hacia arriba y lo beso, entrelazo nuestras lenguas, sonriendo cuando rompe el beso para soltar un pequeño y tembloroso gemido.
Apartándome de él, salto fuera de la cama sin decir una palabra y me dirijo al baño cruzando el pasillo. Me muevo rápidamente en las luces, mi imagen en el espejo me sorprende y me detengo a mirar fijamente por un momento.

Mis ojos brillan, mis mejillas están sonrojadas y mis labios están hinchados por los aplastantes besos. Todo mi cuerpo está cubierto por un rubor rosado y mis pezones están duros.
Ojala Joe pudiera verme. Que no tuviésemos que estar tan envueltos en la oscuridad. ¿La oscuridad lo hacía más fácil para él? Empujando los tristes pensamientos de mi cabeza, lavo mis manos, cierro el grifo y trato de hacer todo lo posible para alisar mi cabello. Es un enmarañado caos, salvajes ondas están por toda mi cara y culpo a la lluvia. También culpo al hombre quien enterró su manos en mi cabello así pudo mantenerme quieta y besarme sin sentido.
Todavía está tumbado donde lo dejé. Capto su silueta cuando me deslizo en la habitación, aunque al menos su respiración se ha estabilizado. Voy hacia él, trepando encima de la cama, de rodillas a su lado.
—____... —comienza pero lo silencio, inclinándome sobre su cara así puedo poner un dedo en sus labios.
—No digas nada. Lo podrías arruinar —murmuro y siento su ligera sonrisa contra mi dedo.

Satisfecha de que no va a decir algo que arruine el momento, me acuesto a su lado y jalo los cobertores de vuelta sobre nosotros. A pesar de mi cuerpo vibrante y al borde, estoy agotada y la idea de caer de vuelta dormida acunada en los fuertes brazos de Joe es sólo muy difícil de resistir. Me acurruco cerca, descansando mi mejilla contra su pecho duro como roca, donde puedo sentir el incontrolado latido de su corazón.
Sus dedos están de vuelta en mi cabello y su boca roza mi frente. La felicidad me invade, embriagante y poderosa y cierro mis ojos, dejando que mis dedos vaguen a través de su piel.
—Sé que mañana es Acción de Gracias y todo eso, así que probablemente debería guardar esta confesión para entonces. Pero no hay forma en el infierno que vaya a decir esto frente a mis padres así que te diré ahora de lo que estoy más agradecido —susurra contra mi cabello, su baja y profunda voz reconfortándome, arrullándome en una falsa esperanza de la que estoy muy cansada para luchar.
Abro mis ojos, mirando a ciegas en la oscuridad. —¿De qué estás más agradecido? —pregunto, mi aliento atascado en mi garganta. Tanto quiero cómo temo saber lo que está por de decir. Está en silencio por un momento, como si reuniera el coraje y mi corazón se aprieta por él.

—Tú. Estando aquí, pasando tiempo contigo, cómo cuidas de mí no importa cuán duro trate de alejarte. —Su voz se anuda y aclara su garganta—. Estoy agradecido por ti.
No digo nada y afortunadamente, tampoco él por largos y muy silenciosos minutos. Mi garganta está atascada con alguna desconocida emoción la cual no puedo entender completamente y
trato de tragarla, pero es inútil. Sus brazos musculosos están más apretados a mí alrededor, siento
como que no puedo moverme, no puedo respirar y con un pequeño sollozo me deslizo y escapo de su abrazo, cayendo fuera de la cama cuando lo hago.
Subo en mis pies, lo oigo sentarse, las sábanas crujen con sus movimientos. —____, ¿qué está mal?
Ahora soy yo quien tiene un ataque de pánico y lo odio. Me siento terrible. No pidió este tipo de tratamiento de mierda. Acaba de desplegar su corazón y dijo que está agradecido por mí y aquí estoy tratando de escapar. Asustada de lo que está diciendo y lo maravillosamente real que se siente. Pero no es real. Él está atrapado, al igual que yo, y ya no puedo diferenciar que es real y que es falso. Sé que está en el mismo lugar. Quiere que seamos algo real y es fácil pensar que funcionaremos juntos cuando estemos totalmente solos, pretendiendo ser algo que no somos.
Cuando regresemos al mundo real, veremos lo diferentes que somos. Cómo nunca podríamos ser una pareja. No soy lo suficientemente buena para los gustos de Joseph A. Jonas .
—N... Necesito tomar una ducha. —Repentinamente lo hago. La idea del agua hirviendo lavando todas mis turbulentas emociones tiene un atractivo enorme y necesito salir de aquí.
—De acuerdo. —Aclara su garganta, y me pregunto si se da cuenta lo incómoda que estoy. Debe hacerlo—. ¿Regre... regresaras a la cama conmigo cuando hayas terminado?
Tomó todo de él para decir eso, puedo decirlo, sólo por el tono de su voz. —Seguro —mentí, sintiéndome terrible. Soy la peor clase de persona, mintiéndole. Odio las mentiras. Pero debería odiarme porque sólo me estoy mintiendo a mí misma, pensando que Joe puede de alguna manera, de alguna forma, sentir algo por mí.
Escapo de su habitación y me escondo lejos en su baño, tomando la ducha más caliente que puedo soportar. Restriego en mi piel hasta que está roja y en carne viva, vapor haciendo nubes dentro
de la pequeña habitación y el aire caliente me marea. Lágrimas están corriendo por mi rostro mientras lloro espantosamente, sollozos silenciosos que destruyen mi cuerpo. No entiendo por qué estoy tan triste o por qué necesito escapar de Joe. No me arrepiento de lo que hice con él, cómo lo toqué y le traje alivio. Libertad. Si mi toque lo ayudó a borrar aunque sea un poco lo que le atormenta, estoy feliz de que pude hacer eso. Es lo menos que merece. Pero mi reacción a todo esto está fuera de las listas de lo ridículo. Me estoy desplomando. No quiero volverme dependiente de Joe , ya es muy tarde. Lo soy. Lentamente pero seguramente lo soy y si no lo
detengo pronto, mi corazón estará muy entrelazado con el suyo, sé que literalmente sangraré si alguna vez nos separamos.
Un respiro de estremecimiento se me escapa en cuanto doy un paso fuera de la ducha y apresuradamente me seco. Me escabullo de regreso en mi habitación y me deslizo en un par de sudaderas y una camisa, luego me sumerjo debajo de mis sábanas frías como el hielo y
jalo los cobertores sobre mí, mi cuerpo todavía caliente temblando con la diferencia de temperatura comparada con lo helado en la habitación.
Estoy totalmente agotada y emocionalmente drenada, pero no duermo bien por el resto de la noche, me revuelvo y giro, pensando en que Joe está completamente solo en la habitación de al lado. Lo abandoné. Lo decepcioné.
No soy mejor que mi madre.
Con ese entendimiento, lloro.

Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:08

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:08

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:10

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:10

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:11

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 16:14

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ESTA BUENISIMA !!! Un momento lindo el que ellos esten juntos uno al lado del otro, pero que mal que ambos al tratar de "soltar" un poco sus sentimientos ambos tengan obstaculos...Y que ____ haya dejado a Joe solo y cada uno este en su cuarto....hay !!! Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Smile

ME ENCANTA!!! Very Happy

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 15th 2013, 17:14

q ironico
____ odia a su madre x lo q es
y se da cuenta q es igual
q mal
siguela
Sad
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 12:00

11


Día 5 (Acción de Gracias), 12:55 p.m.


“Cuanto más te alejo, más quiero que regreses.” Joe Jonas


{____}

—¿Mamá no hará cena de Acción de Gracias? —pregunto incrédulamente, luchando contra el impulso de salir corriendo e inhalar un cigarrillo. Mis nervios están agotados y mis manos literalmente temblando, pero sólo me quedan dos cigarrillos más en mi paquete secreto. El que estaba lleno cuando llegué aquí. Tengo que salvarlos.

—Nop. Me dijo que había pavo congelado de Marie Callender’s en la nevera por si quería. De lo contrario, estoy por mi cuenta. —Owen suena disgustado y no le culpo—. Supongo que salió de la ciudad con Larry. Tiene una hija o algo así e iban a cenar con ella.

Increíble que mamá no se molestara en llevarse a Owen con ella. Es su hijo. La culpa me carcome por no estar con Owen, ¿pero qué más hay de nuevo? Empiezo a pensar que todo el dinero del mundo no arreglará este caos. Mi corazón está por los suelos, mi cerebro es lento y mi hermano ha sido prácticamente abandonado en una fiesta que a nuestra madre por lo general le encanta y la celebra en exceso. A pesar de que sólo hemos sido nosotros tres por mucho tiempo, desde que mis abuelos murieron con pocos meses de diferencia cuando tenía once, mi madre siempre hace una gran cena de Acción de Gracias e invita a todos los que se pueda imaginar. A veces tiene a
su actual novio en la asistencia. Otras, a amigos del bar al que le gusta ir, los solitarios rezagados que no tienen familia con la que pasar el día.

Mi madre podrá tener sus defectos y tiene un maldito montón de ellos pero siempre invita a los extraviados para las fiestas. No le gusta ver a alguien herido y solo.
Frunciendo el ceño, niego con la cabeza. Sin embargo abandonaría a su hijo. Nunca contactaría con su hija. A veces pienso que se preocupa más por la gente con la que bebe que por la que
procreó.

—Me gustaría estar allí. —Bajo la voz puesto que estoy en la casa principal y quién sabe si hay espías al acecho. No dudo que no los haya—. No deberías tener que pasar las fiestas solo.

—Estaré bien. —Su falsa valentía me mata. Owen trata de actuar tan rudo todo el tiempo. Me pregunto si es tan agotador para él como lo es para mí—. La madre de Wade me invitó. Creo que iré a su casa en una hora más o menos. Wade dijo que les gusta comer sobre las tres. Supuestamente su madre hace un jodido pastel de calabaza impresionante.

—No maldigas. —Mi corazón se aligera y planeo enviarle una tarjeta de agradecimiento, regalo, lo que sea que pueda encontrar a la madre de Wade cuando regrese a casa—. Estoy tan contenta de que tengas a donde ir.

—Lo mismo digo. —Se detiene un momento antes de decir en voz baja—: Te echo de menos.
Trago el nudo en mi garganta. —Yo también. Pero estaré en casa el sábado por la noche, lo prometo. Haremos algo el domingo, ¿de acuerdo? Quizás podríamos ir al cine.

—Nunca vamos, es condenadamente caro, incluso la sesión de tarde, pero al diablo. Necesitamos infundir algo de diversión en nuestras vidas. La casa de Maguire es malditamente aburrida y ambos necesitaremos ese escape para cuando llegue a casa.

—Me gustaría eso, _____. Te quiero. Feliz Acción de Gracias.

—Te quiero, también. Feliz Acción de Gracias, cariño. —Cuelgo y me giro para encontrar a Adele de pie a no menos de cinco metros de mí, sus perfectamente arqueadas cejas tan altas que tengo miedo de que vuelen lejos de su cara demasiado-bonita y demasiado-engreída.

—Bueno. ¿No suenas acogedora chirriando por teléfono lo mucho que le extrañas y lo amas? —Da un paso hacia a mí y yo retrocedo otro, el miedo deslizándose por mi espalda, aunque no sé exactamente por qué. No debería tener miedo de esta mujer, a pesar de su expresión amenazadora y sus fríos, calculadores ojos. No significa nada para mí. Pero no quiero hacer locuras. Es Acción de Gracias por el amor de Dios. Involucrarme en algún tipo de estúpida discusión con su madrastra sólo heriría y humillaría a Joe y no quiero ser ese tipo de novia, falsa o no.

—¿No es de mala educación espiar conversaciones ajenas? — pregunto, porque no puedo evitarlo. Estoy molesta de que esté escuchando, incluso más porque cree que hablaba con otro novio, amante, o lo que sea. No debería tener que darle explicaciones. No es de su maldita incumbencia.

—No cuando las conversaciones se dan dentro de mi casa, en mi estudio. Y cuando tú pasas a ser la pequeña fulana que se está tirando a mi Joseph .

Me estremezco ante el veneno en sus palabras. Ante la facilidad con la que deja caer la bomba y posesivamente le llama “mi Joseph ”.

—No es tuyo —susurro. Es mío. No tengo las agallas para decirlo.

Su sonrisa es maliciosa. —Ahí es donde te equivocas. Eres temporal. Una novedad. Te ha traído a casa para sorprendernos, para horrorizarnos con la creencia de que en realidad podría querer estar con alguien como tú, pero sé la verdad.
Echando un vistazo por la cavernosa habitación, busco una salida, pero la única forma de irme es pasándola a ella, y no quiero hacerlo. Lo sabe. La perra me tiene atrapada. —¿No deberías estar
rociando el pavo o algo así?
Adele se ríe, pero el sonido es frágil. Y no hay humor en él. — ¿Intentado distraerme? No funcionará. —Se cruza de brazos—. Esta fiesta, es un momento muy difícil para mi familia, ya sabes. El segundo aniversario de la muerte de mi hija es este sábado.

El shock choca a través de mí con sus palabras. Estoy literalmente estupefacta. No puedo creerme que Joe nunca me dijera que tuvo una hermana y que murió. ¿Quizás sus problemas derivaban de su muerte? Pero no tiene sentido, no por lo que he visto en su comportamiento.

—Lo siento mucho —digo de forma automática y lo digo en serio.

La muerte de un familiar es horrible y no se la deseo a nadie, ni siquiera a esta grosera bruja de mujer. Me traumaticé cuando perdí a mis abuelos. Eran la única constante en mi mundo cuando era joven, ya que no podía contar con mi madre, ni entonces ni ahora.

—Vanessa tendría seis ahora. Iría a la escuela, dibujaría pavos con la mano sobre un pedazo de papel. —La voz de Adele se distancia, al igual que su mirada. La tristeza que emana es palpable y siento lástima por ella a pesar de lo mal que me ha tratado tan sólo momentos antes—. Era hermosa. Se parecía a su padre.

¿La hermana de Joe murió cuando tenía cuatro años? ¿Cómo? ¿Qué ocurrió? ¿Y justo después de Acción de Gracias? No es de extrañar que no quisiera regresar por vacaciones. Es probablemente un recuerdo doloroso que preferiría olvidar. Y había tanta diferencia entre ellos. Él tendría cuántos, ¿diecisiete, dieciocho cuando nació? Me pregunto por qué les tomó tanto a su padre y a Adele decidir finalmente tener un niño juntos.

—Estoy segura de que era preciosa. Su marido es un hombre muy guapo. —No sé qué más decir y eso suena tan increíblemente trillado que inmediatamente me arrepiento. Especialmente cuando me lanza esa mirada extraña.

—Mi marido… —La voz de Adele se desvanece y sacude la cabeza—. Tienes razón. Paul es muy guapo. Como lo es Joseph .

Siempre lo llama Joseph. Y anoche, cuando le llamé Joseph, no le gustó. Para nada. Se enfureció como el infierno, de hecho. ¿Era ese el gatillo? ¿Era ella el gatillo?

—La cena de Acción de Gracias será servida en media hora — dice secamente, todos los signos de luto y tristeza desaparecidos—. Después, te sugiero que regreses a la caseta de invitados y empaques tus cosas. Tendré a un taxi recogiéndote y llevándote a la estación de autobuses más tarde esta noche.

Mi boca se abre en shock. No puede hablar en serio.

—Oh sí, tengo planes, pequeña ____. Planes que no te incluyen ya que se trata de un asunto familiar privado y no eres más que una intrusa. Es mejor que te vayas. Ya he hablado con Joseph y está completamente de acuerdo conmigo. —Sin otra palabra, se gira sobre sus muy finos, altos tacones y sale de la habitación, dejándome mientras me hundo en un sillón como si mis piernas no pudieran sostenerme por más tiempo.

¿Ya había hablado con Joe y estaba de acuerdo con que debería irme esta noche? No tiene ningún sentido. No entiendo qué está pasando y mi mente es un torbellino con toda la información que
Adele me acaba de dar.
Tiene una hermana de sólo cuatro años muerta. ¿Qué ocurrió? ¿Cómo murió? ¿Era una enfermedad, una enfermedad que se la llevó, u ocurrió un accidente? No puedo ser tan completamente insensible para simplemente preguntar, por lo que supongo que nunca lo sabré a
menos que me lo cuente. Y desde que no me lo ha dicho hasta el momento, no cuento con que lo llegue a saber.
Estúpido de admitir, pero duele que Joe nunca me dijera sobre su hermana. Esa es una experiencia traumática importante y lo retuvo de mí. Por supuesto, retiene un montón de cosas. Está tan lleno de secretos, que aún siento como si no le conociera. No realmente. Esta mañana temprano no estaba en casa para cuando finalmente salí de mi habitación, pero lo había planeado de ese modo.
Bloqueándome a mí misma en el cuarto, intentado como loca contactar con mi madre a pesar de que nunca regresó las llamadas— nada nuevo. Luego intenté llamar y mensajear a Owen, pero me figuré que estaría durmiendo y tuve razón.
De hecho, todavía no he visto a Joe. ¿Estará enojado conmigo por no volver a su cama? Probablemente. Es lo mejor, sin embargo. Lo que sea que hay entre nosotros, no está sucediendo. No realmente. No importa lo mucho que quiera.


{JOE}

—Hay otro hombre en la vida de tu supuesta novia.

Me doy la vuelta al oír la voz de Adele y descubro que me ha seguido hasta el jardín que está conectado con el patio para hablar conmigo. Y estamos solos. La inquietud se apodera de mí y tenso los hombros, preparado para la batalla.

—¿De qué estás hablando?

Adele se encoge de hombros, la expresión de su rostro es inescrutable.

—Escuché una conversación telefónica que estaba teniendo. Le dijo a quien sea con quien hablaba que le echaba de menos, que deseaba que estuviera pasando Acción de Gracias con él y que está planeando una cita para ir a ver una película para los dos cuando regrese a casa. —Está rebajándose totalmente dándome esta mala noticia y estoy haciendo mi mejor esfuerzo en fingir que todo está bien. Que sus crueles y mierdosas palabras no me afectan. Pero lo hacen. ____ se alejó de mí tan completamente anoche después de lo que pasó entre nosotros. Las cosas habían cambiado y no me gustaba. Nunca regresó a mi cama. Me hizo una paja y me dejó ahí, con la adrenalina todavía zumbando en mis venas y excitándome, haciéndome estar ansioso por explorar su cuerpo tan a fondo como ella exploró el mío.
En cambio, me dejó en la estacada. Finalmente me quedé dormido cuando me di cuenta de que no iba a volver y todavía no la había visto ni hablado con ella esta mañana. Es como si se estuviera ocultando de mí.

—____no tiene a nadie más en su vida. Sólo a mí —murmuro, yendo hacia la puerta abierta que lleva de vuelta a la casa. Adele se echa hacia la izquierda, agarrándome del brazo antes de que pueda escapar, clavando sus dedos en mi carne.

—No lo sabes con toda seguridad, idiota. Estoy segura de que esa puta está fuera abriendo las piernas a cualquiera que se lo pida.

Estoy tan enfadado que casi le doy una bofetada a Adele en su cara de zorra.

—No vuelvas a llamarla así —digo con los dientes apretados—. Nunca.

—Yo la escuché. Le llamaba cariño. Le dijo que lo amaba antes de colgar. Son hechos, Joseph . Te está engañando con otro hombre. —Adele me frunce el ceño, batiendo las pestañas—. ¿Qué pasa? ¿No la mantienes lo suficientemente satisfecha? Sé que te gusta controlar todos esos impulsos animales tuyos a lo mejor de su capacidad, pero a veces a una chica le gusta cuando le das rienda suelta.

—Que te jodan. Déjame en paz de una puta vez y deja de decir mierdas sobre mi novia. —Me alejo de un tirón del agarre de Adele y la dejo atrás, corriendo hacia la casa. Necesito encontrar a ____.

Necesito confirmar de una vez por todas que no está hablando con ningún otro tipo mientras está aquí conmigo.
Sé que no tengo derechos de exclusividad sobre ella. Pero lo menos que puede hacer es tomar las llamadas de otros chicos fuera del alcance del oído de nadie. Quiero decir, vamos. Me hace ver como un idiota y le da a Adele demasiada munición. ¿Y la idea de que ____ podría realmente estar con otro tipo mientras pasa tiempo aquí conmigo? Joder, no puedo soportarlo.
Mi sangre está hirviendo y los celos me están comiendo tanto y tan rápido que me estoy convirtiendo en un completo imbécil, paso a grandes pasos por la casa, ignorando a mi padre cuando me llama, haciendo caso omiso de Adele cuando finalmente irrumpe en la casa y
me intenta agarrar otra vez. No encuentro a ____ en ningún lugar en el interior y cuando finalmente la veo en el patio delantero fumando un cigarrillo, mi visión se vuelve roja.
Al instante, quiero patear algún culo.
Abriendo la puerta principal, salgo afuera dirigiéndome directamente hacia ella. Nuestras miradas se encuentran y veo el miedo, la desconfianza, la… misma ira en sus ojos también. Le da una
larga calada a su cigarrillo, echándome el humo directamente a la cara cuando me paro frente a ella y estoy furioso. Con ella. Con Adele. Con mi padre. Conmigo mismo por pensar que podría tener algo con esta chica que claramente no da una mierda por mí.

—Estás con alguien más —digo, sin molestarme en detenerme. Frunce los labios, el cigarrillo está colgando de sus dedos.

—Has hablado con tu madrastra, por lo que veo.

—Dime qué está pasando.

—¿Cómo es que es de tu incumbencia? —Tira el cigarrillo a la hierba y lo pisa con el tacón de su bota para apagarlo, cavando un agujero en el césped, por lo demás impecable, de mis padres. Mi padre se va a enfurecer cuando lo vea.

—Te he pagado un jodido montón de dinero para que finjas ser mi novia esta semana. Creo que eso hace que sea de mi incumbencia. — Le agarro del brazo y la acerco más, mirándola directamente a sus resplandecientes ojos verdes. Quiero ver si me está mintiendo. Si todo lo que compartimos ayer no era más que un montón de mierda sin sentido para ella.
Eso duele. Más de lo que quisiera admitir.

—Así que estamos de vuelta a eso, ¿eh? Todas esas palabras dulces y románticas de ayer se evaporan después de que hiciese que te vinieras. Ahora estamos en la primera casilla y el asunto de la novia pagada.
Está enfadada. Pero yo estoy más enfadado.

—Dime la verdad. ¿Hay otro tipo?

—Sólo si me dices cómo murió tu hermana —me contesta. La sorpresa me deja callado y la dejo ir, retrocede unos pocos pasos. Joder. No había contado con eso. Pensé que todavía tenía un
poco de tiempo antes de tener que confesar lo de Vanessa.

—No hay nada que contar —murmuro, no quiero entrar en detalles, ignorando la culpa que me oprime el pecho.

—Claro, sólo resulta que olvidaste mencionar que tienes una hermana de cuatro años muerta que murió aquí hace dos años. Quiero decir, no me extraña que no quieras volver a este lugar,Joe . Yo
tampoco querría. Estoy segura de que tu casa está llena de recuerdos horrendos que no quieres enfrentar.

—Tienes toda la razón. —Está distrayéndome y me estoy enfadando más por eso. No vamos a hablar más de mi hermana—. ¿Quién es el tipo, ____?

Niega con la cabeza.

—Nadie.

—¿Quién. Es. El. Tipo? —Escupo cada palabra, malditamente cansado de su mierda.

—¿Qué? ¿Estás celoso?

—¡Joder, sí, lo estoy! —rujo, incapaz de evitar que se derramen las palabras—. Después de todo lo que hemos compartido, especialmente ayer, ¿tienes el descaro de preguntar si estoy celoso? Por supuesto, lo estoy. Esto no es un juego para mí, _____. Esto es mi vida. Y quiero que seas parte de ella. Pero si prefieres follar con otros hombres, entonces no puedo lidiar con eso. Te quiero a ti y sólo a ti. No voy a compartirte con nadie más.

Mi respiración sale entrecortada para el momento en que termino mi discurso y no puedo creer lo que le acabo de decir. Me está mirando como si estuviera loco y tal vez lo esté, pero con ella no puedo retenerlo. Por alguna razón, me hace querer confesarlo todo. Cada jodida cosa, lo bueno y lo malo.

—Tú y yo, estamos actuando —susurra. Tiene lágrimas en los ojos y una se desliza por su mejilla. Quiero pararla con mi pulgar, quiero quitar la lágrima con un beso, pero no lo hago. No puedo, no después de lo que ha dicho—. Esto no es real. Te estás enganchando en nada.

—Eso no es cierto —empiezo pero me calla, presionando sus dedos contra mi boca por un breve momento antes de dejar caer la mano.

—Lo es. Tú no me quieres, no realmente. No soy quien crees que soy. Y tú definitivamente no eres quien creo que eres. Hay demasiados secretos y problemas entre nosotros, creo que nuestra vida sería un jodido lío tras otro si intentáramos realmente estar juntos. Y eso nunca va a suceder, ya lo sabes.

No puedo decir nada. Sé que tiene razón, no importa lo mucho que quiero que no la tenga. Estoy deseando por nada ahora mismo. Mi corazón se está rompiendo por ello.

—Dos días más,Joe . —Hace una pausa, mordiendo su labio inferior—. A no ser que quieras que me vaya esta noche como dijo Adele. Tiene algo planeado sobre el aniversario de la muerte de tu
hermana. Y está claro que no estoy invitada.

—No quiero que te vayas —le digo automáticamente—. Dos días más, necesito eso de ti.

—Bien. —Asiente una vez,sus labios delgados, sus ojos implorantes.

Quiere decir algo más, lo intuyo, pero Adele abre la puerta anunciando—: ¡La cena está lista! —dice alegremente y es tan jodido que le lanzo una dura mirada por encima del hombro, ganando un portazo por mis esfuerzos.

—Deberíamos entrar—dice ____, envolviendo sus brazos alrededor de sí misma mientras se dirige hacia la puerta principal. La sigo, dándome cuenta tarde de que nunca supe si realmente había otro tipo o no.

Volver arriba Ir abajo
VaLeexD
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 330
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 12:54

Aaw adele nadamaas de sisañosaaa aaash sigueelaa
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 13:14

wooo
odio a Adele
como se mete en lo q no le importa?!
y como se atreve a decir: "mi Joseph"?!
y luego Joe celoso
y del hermano de ____
jejeje
me encanto q le confesara lo q siente
siguela
me fascina
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 15:53

12


Día 6 (viernes Negro), 8:00 am


Lo que se esconde detrás de nosotros y lo que nos espera no es nada comparado con lo que hay dentro de nosotros. Ralph Waldo Emerson.


{JOE}

Ayer la cena de Acción de Gracias fue un desastre, no es que esperara que fuera algo menos. Papá había invitado a algunos socios de negocios, y mientras hablaban de Wall Street y el estado de la economía en un extremo de la mesa, era más o menos en silencio en el otro extremo. ____ se sentó frente a mí, obstinadamente callada mientras recogía su plato lleno de comida de catering.
Adele no cocina y seguro que no iba a preparar una comida de Acción de Gracias. No sé si alguna vez he tenido un pavo casero desde la última vez que pasamos las vacaciones con mis abuelos en Nueva York, y eso fue hace años.
La hostilidad en la casa había estado fuera de serie. Adele hizo su intento de hablar conmigo y me negué. El taxi se había presentado para llevarnos justo como ____ prometió más tarde esa noche y envié al chico lejos, empujando dos billetes de veinte en la mano como pago por su trabajo.
Ni una sola vez _____ habló conmigo. En el momento en que pudo hacer su escape, se había ido, de regreso a la casa de huéspedes sin decir adiós a nadie y se encerró en su cuarto. No salió por el resto de la noche.
Así que hice lo mismo, enojado conmigo mismo por dejar que se metiera debajo de mi piel. No dormí mucho, no había dormido mucho anoche tampoco, y ahora estoy al acecho junto a la puerta cerrada de ____, tentado para entrar allí y hacerla hablarme.
Esto definitivamente no es como soy. No soy confrontacional. No me gusta enfrentarme con mis sentimientos. Pero, maldita sea, la pelea entre nosotros ayer me dejó crudo y herido. Me siento como una nenaza por siquiera pensar en ello, pero creo que lo que había se estaba convirtiendo en algo especial. Supongo que me equivoqué.
Pero mira, aquí es donde entra en juego mi testarudez, por una vez en mi vida personal. No quiero estar equivocado. No creo que me equivoque. Por alguna razón, está corriendo asustada. No puedo culparla. Yo hago lo mismo, día tras día. La única vez que me siento completamente en control de mi vida está en la cancha de fútbol. Estando atrapado aquí durante los últimos días, estoy desando poder volver a ello. Sacar mi cabeza de la mierda y volver al juego. Volver atrás en el modo robot sin sentimientos y olvidarme de todo lo demás.

Irritado conmigo mismo, llamo a su puerta y giro el mando, sorprendiéndome al encontrarlo desbloqueado. No me molesto en darle ni un segundo, entro en su cuarto oscuro, me paro en los pies de la cama para encontrarla en un sueño, muerta para el mundo en el centro del colchón.
Su cabello rubio está sobre la almohada en ondas enmarañadas, con la cara suave por el sueño. Sus labios rosas entreabiertos, las sábanas están empujadas hasta la cintura y lleva un escaso top azul pálido sin sujetador, sus pezones claramente visibles debajo de la fina
tela de su blusa. La parte superior delgada, sus pezones duros, estoy cautivado, realmente embobado. Hace frío como el infierno en la habitación y me voy con ella, agarrando el borde de la colcha así puedo levantarla sobre su cuerpo. Rozo mis nudillos contra su pecho, lo hice a propósito, no voy a mentir y sus ojos se abren en el primer contacto. Se sienta tan rápido que casi me clava la mandíbula con su frente y tomo un paso hacia atrás, salvándome de una lesión masiva.
—¿Qué estás haciendo? —Tira de las sábanas hasta la barbilla, cubriendo toda la piel expuesta y la decepción se estrella en mí—. ¿Furtivamente alrededor de mi habitación?
—Quería asegurarme de que estabas bien. —Una maldita escusa como respuesta, pero es todo lo que tengo.
—¿Qué hora es? —Se inclina y agarra su teléfono de la mesa de noche, mirando el reloj con un gemido agravado—. ¿Por qué piensas que algo está mal en mí tan temprano en la mañana?
—Te encerraste aquí más de doce horas. Por lo que sé podrías estar inconsciente. ¿Cómo lo iba a saber? —Me pongo a la defensiva. Su reacción me hace estar a la defensiva y no sé cómo saltamos hacia atrás y terminamos hostiles el uno hacia el otro de nuevo. Joder, lo odio. Quiero a la nueva ____ de vuelta. Quiero que lo nuestro vuelva.
Nunca hubo un nosotros idiota.
Mantengo mis labios cerrados, me siento en el borde de la cama, triste cuando se aleja de mí como si necesitara el espacio. He tenido esta idea de acechar en el fondo de mi mente desde alrededor de las tres de la mañana y espero que pueda sanar el daño que se ha hecho en nuestra relación provisional. Si no está de acuerdo... No sé qué más hacer.
—Bueno, estoy bien —replica, dejando su teléfono hacia abajo, con la mirada clavada en las rodillas dobladas en frente de ella—, puedes salir ahora.
—Tenía la esperanza de que pudiera pedirte que me acompañaras a alguna parte.
Voltea su cabeza de una manera no-doy-una-mierda. —No sé si deberíamos pasar el rato juntos,Joe . Sé que se supone que debemos estar pretendiendo que somos novio y novia, pero esta semana está a punto de terminar y no creo que tengamos que hacer un gran show de
lo mismo.
Joder, ¿qué debo hacer? No tengo ni idea y no me va a decirme a no ser que lo arrastre a eso. —Quería que vinieras conmigo al cementerio. Tengo que visitar la tumba de mi hermana.
Su mirada finalmente se encuentra con la mía, esos ojos verdes llenos de dolor y simpatía. Todo para mí.
—No sé si deba...
—Te quiero allí. —Extendiendo mi mano, tomo la suya y la acuno en la mía. Sus dedos están fríos como hielo y trata de retirarse, pero aprieto mis manos—. Te necesito allí, ____ .
—Pensé que Adele tenía algo planeado sólo para la familia. — Levanta la barbilla, mirando desafiante. Vulnerable. Hermosa. Tan hermosa que estoy tentado de tirarla en mis brazos y nunca
dejarla ir. Pero no lo hago.
—No voy a ir con ellos. —Sería mi pesadilla hecha realidad. Adele en un llanto y ruina emocional y yo esperando de pie junto a ella, lleno de simpatía y ofreciendo sus abrazos. No puedo soportar la idea de que me toque.

_____ está quieta. Puedo decir que está teniendo en cuenta mi petición, lo que me llena de alivio. No quiero ir solo, no quiero ir con mis padres tampoco, pero tengo que ir a presentar mis respetos a mi hermanita. La idea de ir solo me llena de una tristeza tan abrumadora, ya sé que me desmoronaré el segundo que aparqué mi coche en el aparcamiento del cementerio. No sería capaz de ir allí y lo necesito. Tener a _____ a mi lado me va a dar la fuerza que necesito para
visitar la tumba de mi hermana. Pedirle perdón a su tumba por no cuidar de ella y espero como el infierno que cuando le diga a ____ la verdad, no me odie por lo que he hecho. Y tal vez, sólo tal vez, su aceptación ayudará a aliviar el odio que siento por mí mismo.
—Voy a ir contigo —dice, en voz baja, con la mirada una vez más abatida—. ¿Cuándo quieres salir?
—Tengo que tomar una ducha. Estoy seguro de que tú también. —Cuando asiente, sigo—: ¿Un par de horas después? ¿A las diez?
—Eso suena bien. —Asiente de nuevo y lentamente libera su agarre en mi mano, con los dedos a la deriva a lo largo de la longitud de los míos. Escalofríos pasan sobre mí en el sutil contacto y cuando la miro, me está mirando, con los labios entreabiertos, los ojos muy abiertos. Tan jodidamente hermosa en su estado despeinado y todavía soñoliento, me duele mirarla fijamente durante mucho tiempo.
—Gracias —le susurro—, por decir que vendrás conmigo.
—Gracias por confiar en mí lo suficiente como para preguntar. — Se lame los labios, dejando un brillo húmedo en ellos y quiero besarla tan mal, que duele—. Es por eso que estaba tan loca, Joe . Después de lo que pasó ayer, de lo que tú y Adele me acusaron, se sentía como si no confiabas en mí. Y todo lo que he sido es honesta contigo. Tiene razón. Sé eso. Exageré. Adele apretó todos los botones en mí y caí en sus trucos. Tan estúpido.
—No debería haber escuchado a Adele. —Tomo una respiración profunda y la dejo escapar—. Lo siento.
Una pequeña sonrisa se formó en sus labios y mi corazón palpita.
—Estás perdonado. Y para que lo sepas. ¿El tipo con el que hablaba ayer?
Ahora mi corazón late con fuerza. —¿Sí?
—Era Owen. Mi hermano.
Me siento cien veces peor. Por supuesto, habló con su hermano. Está muy preocupada por él la mayor parte del tiempo. —No debería escuchar a Adele.
—No, no deberías. Me siento como un idiota.
—Ayer, eras una especie de uno. —Estoy a punto de decir algo, pero me interrumpe—. ¿A decir verdad? Me gustó ver toda la ira. Esto significa que en realidad sientes, ¿sabes?
Estoy quieto. Tiene razón. No puedo recordar la última vez que me comporte de esa manera. ¿Alguna vez fui así? Un fusible se había encendido dentro de mí y no pude contenerlo.
—Voy a tomar una ducha. —Voltea la barbilla hacia mí—. Te tienes que ir. No quiero que me veas. Mi camisa es prácticamente transparente.
—____, odio tener que decirte esto, pero ya te he visto —le recuerdo en voz baja.
Ahora es su turno para estar en silencio y con una sonrisa, me paro, en dirección a la puerta. —Me gustó lo que vi también —le digo por encima de mi hombro. Su suave risa me sigue todo el camino por el pasillo.

Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 15:57

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 16:04

13


Día 6 (viernes Negro), 10:00 am


{____}

Es tan frío afuera y sombrío, el cielo lleno de nubes oscuras, premonitorias y el viento siempre presente. Tiro de mi abrigo apretándolo a mí alrededor, siguiendo a Joe mientras caminamos a
través del cementerio. Está tomando un camino ventoso a través de las lápidas y trato duramente de no mirarlas, pero no puedo resistir. Algunas de ellas son hermosas, con imágenes reales sobre los mismos, mensajes desgarradores e incluso estatuas. Y flores. Flores por todas partes, verdaderas y falsas, brillantes y alegres, oscuras y sombrías. Algunas incluso tienen temas de
vacaciones. Veo los restos de cinta de Halloween, un montón de colores otoñales. Rojizos, naranjas y amarillos. Me sentí mejor, viendo todo el color, los bancos que la gente pone ahí para pasar realmente tiempo con los seres queridos que han perdido. La muerte es una cosa terrible, pero también es una parte de la vida No me gusta pensar en ello, nuestra mortalidad.
Es más fácil fingir que vamos a vivir para siempre.
—Aquí es.
La voz profunda y sombría de Joe, me hace levantar la mirada y veo que está parado justo delante de una lápida pequeña que se encuentra cerca de la tierra. Poco a poco me acerco, deteniéndome justo a su lado y dejo que mi mirada se asiente en las palabras escritas sobre la piedra:
Vanessa Adele Jonas
Nacida el 30 de septiembre 2007 - Muerta el 27 de noviembre 2010
Por siempre en nuestros corazones...


Había una pequeña imagen de Vanessa en la esquina superior derecha. Su pelo era oscuro, como el de Joe, tiene una gran sonrisa en su rostro y sus ojos azules brillan. Era adorable.
Miro a Joe y lo veo mirando su foto, con las manos en los bolsillos de su chaqueta, su sombría expresión. Lleno de tristeza. Quiero consolarlo, atraerlo a mis brazos y susurrarle que todo va a estar bien, pero no siento que sea mi lugar…
Además, tiene que hacer esto. Me lo dijo en el camino. Quería un momento en el que no hiciera nada más que mirar a su tumba y pensar en ella. Hablar con ella en su mente.
Acepté porque ¿quién soy yo para juzgar su manera de estar de luto? Todos pasamos por el duelo de manera diferente. Personalmente, no me gustaría venir aquí, especialmente desde que su hermana murió a una edad tan joven.
La curiosidad se apoderó de mí de nuevo y traté de ignorarla. Tengo muchas ganas de saber cómo murió. No sé por qué me molesta tanto, pero todos los miembros de esta familia son tan
condenadamente reservados sobre todo. Este pequeño detalle es importante y quiero saber.
Tengo que saber. Un suspiro tembloroso sale de Joe y no puedo soportarlo más. Acercándome a él, lo agarro del brazo y lo aprieto, queriendo que sepa que estoy ahí para él si necesita algo. Me arrastra más cerca, su brazo va alrededor de mis hombros y lo siguiente que sé, es que me
abraza, su cara enterrada en mi cabello, su brazo tan apretado a mí alrededor, que me cuesta respirar. Pero lo dejo pasar. Necesita esta comodidad. Yo también.
—Es mi culpa —le oigo murmurar contra mi cabello—. Estaba vigilándola, mientras mi padre recibió una llamada telefónica. Y entonces... entonces me fui.
Una sensación espinosa roza mi espalda y trato de mantenerme relajada para que no se dé cuenta que lo que ha dicho me perturba. Sin embargo, quiero que sea abra conmigo, no se cierre.
—Fue un accidente. —No tengo ni idea, ya que nadie me ha dicho, pero parece la cosa correcta de decir—. No fue culpa de nadie.
—No. —Me aparta de él, sus ojos cafés ardiendo mientras me mira fijamente. Su cuerpo vibra con emoción y pasa una mano temblorosa por su cabello.
—¿Te dijo Adele lo que pasó? ¿Lo hizo?
—Yo… no. —Niego con la cabeza, jadeando cuando me agarra por los hombros y me da una pequeña sacudida.
—No me dijo nada. Sólo que murió.
Me aparta, maldiciendo en voz baja y me tropiezo, aturdida porque me trate de esa manera. Se está alejando, con la cabeza hacia abajo, sus pisadas rápidas y lo sigo, confundida y enojada, y de repente deseando que nunca hubiera venido con él a este lugar horrible, deprimente.
—¿A dónde vas? —grito, jadeando y resoplando contra el viento y el frío, enojada de que sus largas piernas le dan tal ventaja.
—Necesito estar solo.
—Dame un respiro —murmuro, incrementando mi velocidad—. No puedes evitar la mala mierda para siempre, sabes.
Se da la vuelta hacia mí, con el rostro torcido por tanta emoción conflictiva, es como si fuera una persona diferente.
—No me conoces. No evito la mala mierda. ¡Joder, la vivo cada día de mi vida!
Estoy sorprendida por su arrebato, una vez más un espectáculo de emoción. A pesar de que está tomando toda su ira y confusión en mí, esto tiene que ser bueno para él, ¿no?
—No tienes que lidiar con eso por ti mismo, sabes. Está bien llorar y hablar de ella.
—Me duele y estoy lleno de culpa. Es mi culpa que mi hermanita se metiera dentro de la zona de la piscina y se ahogara. Se suponía que debía estar fuera y mirarla pero no lo hice. Creí que la puerta estaba cerrada. —Empuja ambas manos por su cabello, agarrando los mechones oscuros mientras mira fijamente sin verme.
—Es mi culpa y su culpa.
—¿Su culpa? ¿Te refieres a Vanessa? —¡Era prácticamente un bebé! ¿Cómo podía decir eso?
—No, joder, por supuesto que no. Su culpa. Dios. —Su voz se engancha en un sollozo y me doy cuenta de las lágrimas corriendo por sus mejillas. Al verlas, al verlo tan angustiado hace que me duela el corazón, pero tengo miedo de ir a él. Asustada que sólo me aparte y no puedo soportar la idea de eso. Él llorando solo, pensando que de alguna manera es su culpa y quien quiera que sea el otro. Estoy tan confundida. Y ¿honestamente? Tengo miedo de preguntar.
—Dime lo que pasó —exijo, decidiendo ser valiente y enfrentar esto—. ¿Cómo murió tu hermana?
Joe limpia con furia su rostro, desterrando las lágrimas mientras nos dirigimos hacia la tumba de Vanessa. Le doy un momento, sentado en un banco cercano. Las ramas de los árboles por encima de mi cabeza ondean con el viento y me estremezco por debajo de mi abrigo demasiado delgado, observándolo mientras empieza a caminar justo en frente de mí.
—Yo estaba afuera. Pasándola bien con papá y disfrutando del sol. Este descanso de Acción de Gracias, era más caliente de lo normal, y estaba en la cima después de hacerlo bien durante mi primer año en el equipo. —Su voz se apaga y se ve perdido en sus pensamientos—. Adele se había ido casi todo el día, haciendo compras para Navidad. Le pidió a mi papá que vigilara a Vanessa y jugáramos con ella. Había corrido de acá para allá a través del patio trasero, riéndose tontamente
sin parar. Le tomó un tiempo tomarme cariño, ¿sabes? Porque no estaba en casa mucho tiempo, pero siempre la convencía.
No digo nada, dejando que se tome su tiempo para contar esta historia. Tiene que sacarlo, no importa lo doloroso que debe ser para él volver a vivir el día. Prefiero consolarlo y decirle que hablaremos en otro momento, pero ¿cuándo?
—Mi padre recibió una llamada. Había estado trabajando en una gran fusión que le había llevado meses armar y tuvo que tomar la llamada. Me dijo que tenía que vigilar a Vanessa, nunca dejarla fuera de mi vista y, por supuesto, le dije que lo haría. —Soltó un suspiro tembloroso y cerró los ojos—. Jugó al escondite conmigo y nos reíamos, me burlaba de ella. Sabía que mi papá no estaba muy lejos, le oía hablar por teléfono. Adele estaba de repente en la puerta y me pidió... me pidió que entrara con ella. Le dije que no podía, que tenía que vigilar a Vanessa y me convenció de que Vanessa estaría bien. Mi padre estaba allí. Y estaba, te lo juro que estaba ahí. Así que entré y... y
Vanessa de alguna manera entro dentro de la zona cerrada que rodea la piscina y se cayó. Resulta que mi papá había ido a la parte delantera de la casa, pero no lo sabía entonces. No se dio cuenta que dejé a Vanessa sola. Pensé que la cuidaba y él pensó que yo la cuidaba...
Joe se vino abajo. Literalmente cayó al suelo de rodillas frente a la tumba de su hermana, con los hombros temblorosos mientras se encorvó sobre la lápida como si estuviera rezando.
—Lo siento. Lo jodi y estoy malditamente arrepentido.
Fui hacia él. Me puse de rodillas y envolví mis brazos alrededor de él lo mejor que pude. Se volvió hacia mí, lanzando sus brazos alrededor de mi cuello y apretando su cara contra mi pecho. Podía sentir la humedad de sus lágrimas contra mi piel y acaricié su cabeza, mis dedos enredados en su cabello mientras hice mi mejor esfuerzo para calmarlo. Nos sentamos así durante mucho tiempo, en silencio. Su cuerpo temblaba de emoción mientras lloraba en silencio en mi contra. Lo dejé,
sintiendo las lágrimas y la tristeza dentro de mí también y lloré con él. Lágrimas silenciosas que me limpiaron, me conectó con Joe mientras sentí su crudeza, que abarca todo el dolor y pena.
Esto no era lo único que le molestaba, lo sé. Puedo sentir que hay más, mucho más y que está frenando por miedo a que podría enloquecer. O peor aún, pensar mal de él.
Tiene que ver con Adele. Y creo que sé lo que es. No estoy lista para enfrentarlo todavía.


_________________________________________________________________________________________

Bueno, les subi tres capitulos hoy, por las dudas que mañana no pueda subir, es que voy a salir y no se a que hora regrese... Bue, ya vamos enterandonos de que es lo que pasa con Joe, sobre su secreto, aun hay mas eh, esten preparadas, aunque ya de seguro saben lo que es... comenten que creen que es lo que le paso a Joe en el pasado, solo si quieren no hay presion Mmm Gracias por todos sus comentarios, nos estaremos leyendo SOON Lool 
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 16:16

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 16:16

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 16:23

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Adele no se cansara nunca ! Bravo! Espiando a _____ y a Joe, haciendolos pelear y diciendole a _____ que se fuera?! Puff pero que bien que se quedo ! Ademas Joe le dijo un poco lo que sentia ! pero se lo dijo! Ademas lo de Vanessa...wow...en el cementerio...y respondiendo a tu pregunta creo que al momento en que Adele lo llamo, ellos dos estuvieron juntos y hay fue cuando Vanessa entro en el area de la piscina y se ahogo scratch Mmm Pues es lo que pienso jejej Smile Pero esta BUENISIMA !!! Very Happy

ME ENCANTA !!!

Siguela pronto !!! Wink

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 16th 2013, 18:27

pues me imagino q paso algo entre adele y joe
obviamente a joe le molesta
asi q debio star involucrado con vanessa
siguela
me encanta
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 17th 2013, 16:53

Hi girls, hoy no salí, lo pase para el domingo, es que el sábado tengo examen final en la universidad y me quede a estudiar Razz pero me tomo un momento para subirles la nove.
P.S. Les gusto el video de First Time? yo personalmente lo ame, esta super bueno, Nick es un tronco bailando, el chavon no mueve los pies jajaja, en general es muy divertido, hicieron un muy buen trabajo, y eso que ellos mismos son los que dirijen es genial Smile bueno ya les dejo su capitulo de hoy, nos leemos luego Smile

_______________________________________________________________________________________

14


Día 6 (viernes Negro), 11:00 p.m.



“Son las personas que te conocen mejor las que te pueden lastimar más.”- Joe Jonas


{JOE}

Estoy desesperado por perderme en ella así puedo olvidar. Después del cementerio, tomamos comida rápida para el almuerzo, luego nos dirigimos a casa. No había mucho que hablar entre nosotros, y yo no podía haber mantenido una conversación si hubiera tratado. Estoy exhausto, tanto emocional como físicamente, y lo sabe. ____ no presiona, no pide explicaciones a menos que lo considere necesario. Como cuando preguntó qué pasó el día en que Vanessa se ahogó. Difícil de creer, pero se sintió bien sacar todo de mi pecho. Nunca había hablado sobre la muerte de mi hermana con nadie. Ni siquiera con mis padres, con nadie. He tenido eso dentro de mí por dos años y una vez que empecé a hablar, era como si una presa se rompió. Lloré. Me lamenté. Le dije mi historia y estaba tan malditamente agradecido cuando no se inmutó, no me condenó, no me juzgó. Sólo me sostuvo y me dejó llorar, como si fuera una especie de niño grande.
Maldita sea. Me niego a juzgarme, a rendirme por tener malditas emociones. Perdí a mi hermana menor cuando la vigilaba. Tengo todo el derecho a llorar y rabiar si quiero.
Dormimos el resto de la tarde. Juntos. Acurrucados en medio de la cama, nuestros brazos colgando alrededor del otro, una manta sobre nosotros. Nos quedamos así durante la tarde y parte de la noche, y sabía que los dos lo necesitábamos. Ninguno de los dos ha dormido
mucho esta semana en Carmel. Nos vamos mañana, el día en que mi familia conmemora el
segundo aniversario de la muerte de mi hermana. Me alegro de salir de aquí, pero inseguro de lo que la vida nos traerá a ____ y a mí cuando lleguemos a casa.
Tengo miedo de lo que yo podría hacer. Lo que ella podría hacer. Lo que los dos podríamos hacer juntos para arruinarlo todo. Mi celular suena y sé sin mirarlo quién es. Mi papá o Adele, las últimas personas con las que quiero hablar. Me deslizo y me siento, alcanzando el teléfono. La lámpara en el armario a través de la habitación sigue encendida, dando un tenue resplandor. Mirando mi celular, veo que sí, es mi papá que me envió un mensaje de texto y justo cuando estoy a punto de leerlo, el teléfono comienza a sonar. De nuevo, es mi papá.

—Lamento no haber devuelto tus llamadas—digo inmediatamente, sintiéndome mal. Está teniendo un momento difícil igual que yo, y no debería alejarlo, no importa lo fácil que él lo hace.

—No te atrevas a colgarme. —Mierda, es Adele.

—¿Qué quieres? —Mantengo mi voz baja, haciendo mi mayor esfuerzo por no molestar a ____ pero se mueve bajo la manta, dándose vuelta para que su espalda esté hacia mí.
No tengo idea de si está despierta o no, pero no tengo planes en decirle algo a Adele que ____ pueda cuestionar más tarde. Ya es suficientemente malo que hoy le confesara lo que pasó con Vanessa. De ninguna manera puedo volcar nada más sobre ella.

—Vas a venir con nosotros mañana, ¿verdad? ¿A la tumba de Vanessa?

—Ya fui hoy.

Un silencio profundo me responde y no digo nada a cambio. No voy a ser quien diga algo primero. Estoy harto de estar a las órdenes de esta mujer. Ya he durado demasiado tiempo.

—¿Fuiste con ella?

—Sí.
Un silbido se le escapa. —¿Cómo te atreves a llevarla a la tumba de mi pequeña niña?

—Es mi hermana, maldita sea. Puedo llevar a mi novia a su tumba.

—No es tu… Dios. —Adele parece ahogarse con sus palabras—. Vas a ir mañana con nosotros. Te necesito allí.

—Nos vamos mañana. No puedo. Por eso fui hoy. —No es exactamente cierto, pero la explicación funciona.

—Vas a decepcionar a tu padre. —Baja la voz, hasta que suena como si estuviera tarareándome—. No quieres decepcionarlo, ¿verdad? Siempre fuiste un chico bueno, Joseph . Siempre hiciste lo que yo te decía. Lo que te pedía.
Tengo la piel de gallina literalmente por cómo me está hablando y cierro los ojos, respiro profundamente y rezo por no desmoronarme. Una vez más. He estado en una juerga emocional sin parar desde que llegué aquí. Sabía que sería malo. Sin embargo, no esperaba todo esto.

—No voy a ir con ustedes, Adele. Es hora de cortar los lazos para siempre. —Cuelgo antes de que pueda decir algo más.

Miro a ____ para descubrir que rodó de vuelta así que está frente a mí de nuevo, esos intensos ojos verdes mirando todos mis movimientos. Mi estómago se vuelca y me pregunto cuánto escuchó.

—¿Te estaba dando un mal rato? —pregunta suavemente.

Asiento. No digo una palabra.
Empujando la manta fuera de su cuerpo, se levanta sobre sus rodillas y viene hacia mí, apoyando sus manos en mis hombros, su rostro en el mío. Sus párpados bajan y está mirando mi boca, puedo ver lo rápido que sube y baja su pecho, sentir el calor reconfortante de su
tacto. Esta chica, sólo… Lo hace por mí. Pero no sé cómo ponerlo en palabras y decírselo.

—Gracias por todo lo hoy —dice, sorprendiéndome. Frunzo el ceño mientras alcanzo y meto un mechón de cabello sedoso detrás de su oreja.

—Yo debería agradecerte a ti por todo lo que hiciste por mí.

—Sí, deberías. —Una sonrisa trémula se curva en sus labios—. Pero quería agradecerte por ser tan honesto. Por decirme sobre tu hermana y compartir esa parte de tu vida conmigo. Sé que no fue fácil.
Mis dedos permanecen en su suave mejilla y la acaricio con mi pulgar hacia atrás y adelante.

—Gracias por estar allí para mí. Escuchándome. —Y sostenerme en tus brazos y dejarme llorar.
Se sube lentamente sobre mí, con las piernas a cada lado de mis muslos y automáticamente la agarro, extendiendo mis manos sobre su perfecto culo y acercándola. Dios, se siente increíble así, acurrucada contra mí tan cerca que no podría caber un trozo de papel entre nosotros.

—Joe. —Su voz es un suave susurro mientras se inclina y me da un suave beso en los labios—. Esta es nuestra última noche aquí. Juntos.

Me duele el cuerpo por la realización. Esto es todo. Volvemos a nuestras vidas regulares mañana por la noche. No puedo esperar porque esta tortura termine, aún sabiendo que no voy a tener a ____ pretendiendo ser mi novia falsa por más tiempo… Eso apesta. Más de lo que quisiera admitir.
Deslizando una mano por su espalda, la deslizo por debajo de su suéter, así que estoy acariciando piel suave y desnuda. Tiembla bajo mis caricias mientras se inclina, su cabello cayendo alrededor de nuestras caras, sus labios flotando justo sobre los míos. Sé lo que quiere. Quiero lo mismo.
Inclinando mi cabeza contra la cabecera de la cama, tomo su cabeza y tiro de ella, nuestras bocas se encuentran en un beso suave y persistente. Saco la lengua y lamo su labio superior, trazo el borde de su labio inferior, saboreando su sabor dulce y decadente. Un pequeño gemido se escapa de ella y hago el beso más profundo, agarro la parte posterior de su cabeza con más fuerza mientras saqueo su boca con mi lengua.
Estoy abrumado por mi necesidad de ella. Nunca me había sentido de esta manera antes y los recuerdos de nuestra noche juntos me inundan. Cuando tan desinteresadamente me llevó al orgasmo y nunca pidió nada a cambio. Quiero hacer lo mismo por ella. Darle lo que sea que quiera, lo que necesite de mí. Quiero estar con ella, nuestros cuerpos desnudos entrelazados toda la noche. Dormimos toda la tarde hasta altas horas de la noche. También necesito asegurarme de que quiere esto. Que me quiere a mí…

—¿Tienes hambre? Quiero decir, acabamos de despertarnos — digo esto después de romper su beso, mis labios hormigueando y ya ansiosos por estar de vuelta en los suyos. Creo que estoy tratando de darle una salida, no lo sé. Lo cual es muy estúpido, pero no quiero que lleguemos demasiado profundo para que sólo retroceda. Sé que estoy listo. ¿Pero lo está ella? ¿En serio? Alejándose de mí, alcanza el borde de su suéter y lo levanta por encima de su cabeza, tirándolo en el suelo. Tiene puesto un simple sostén blanco, adornado con encaje y el lazo más pequeño de satén blanco en el centro. Luce tan inocente y dulce, aunque mis pensamientos están lejos de eso mientras la miro, contemplando cómo puedo quitarle ese maldito sostén sin que parezca que estoy moviéndome demasiado rápido.

—Estoy hambrienta de ti —susurra, sus ojos brillando, su boca hinchada y brillante por nuestro beso—. Quítate la camisa, Joe.
Sin dudarlo alcanzo la parte inferior de mi camisa y me la quito, dejándola a mi lado en la cama. Su mirada nunca deja la mía mientras se envuelve alrededor de mí, sus piernas cubiertas curvándose alrededor de mi cintura, sus brazos yendo alrededor de mi cuello. Entierra sus manos en mi pelo y cierro los ojos, absorbiendo su olor, la sensación de su cuerpo cálido tan cerca del mío. La parte superior de nuestros cuerpos están piel con piel, su sostén es la única barrera, y el suave tejido satinado me excita más cuando roza su pecho contra el mío.
Nuestras bocas se encuentran, me siento abrumado con emoción por esta chica. He anhelado esta conexión con ella por días. Diablos, he anhelado este tipo de conexión con alguien por años, siempre demasiado asustado como para creer en ello. Pero soy un creyente ahora. Gracias a mi novia de una semana.
Gracias a ____.

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 17th 2013, 16:59

15


Día 6 (viernes Negro), 11:00 p.m.


{____}

Joe Jonas tiene verdaderamente el cuerpo más hermoso sobre el cual he posado mis ojos y estoy avergonzada de admitir que he posado mis ojos en más de mi parte justa de cuerpos masculinos.
Estoy tan distraída por su siempre persistente boca enganchada con la mía que finalmente me separo de su beso, más feliz de absorber primero todos sus músculos y tendones expuestos. La última vez que estuvimos juntos, estábamos envueltos en la oscuridad. Con miedo de vernos el uno al otro por temor de lo que realmente podríamos ver. Ahora quiero verlo todo. Todo. Quiero mirar a sus ojos la primera vez que entre en mí. Quiero mantener nuestras miradas enganchadas
cuando me haga correr. Quiero escucharlo susurrar mi nombre cuando lo haga correr...
Un escalofrío se mueve a través de mí mientras deslizo mis dedos a través de sus anchos hombros, hacia abajo en sus brazos, tardándome en sus bíceps tan duros como una piedra, rozando el oscuro vello cubriendo sus antebrazos. Se mantiene absolutamente quieto, pero puedo sentir sus calientes ojos sobre mí, devorándome mientras busco atentamente su carne con mis manos. Toco su pecho, las puntas de mis dedos índices deslizándose sobre sus pezones simultáneamente y salta
un poco, haciéndome sonreír.
Pero mi sonrisa disminuye al quedar embelesada por cada curva de su estómago duro. Voy más despacio en mi búsqueda, dejo a mis manos dibujar por completo su abdomen y siento sus músculos temblar bajo mi toque.
Levantando mi cabeza, lo encuentro mirándome, sus cejas levantadas, su boca curvada en media sonrisa. Esto, por lejos, es lo más feliz que lo he visto desde la tarde que me llevó a comer y me besó en un pasillo de cuento de hadas mientras llovía, con luces blancas parpadeando a nuestro alrededor.
Sin ninguna palabra presiono mis labios contra los suyos, manteniendo mis ojos abiertos hasta que cierra los suyos y me encuentro a mí misma cayendo tan fácilmente en su hechizo. Este beso
es más hambriento, más urgente y le permito tomar el mando, gozando mientras descansa su mano grande en lo alto de mi pecho, antes de moverla para tocar ligeramente mi garganta en un gesto totalmente posesivo que me tiene tambaleando. Esa misma mano se desliza de nuevo hacia abajo, sus dedos sumergiéndose bajo la tira suelta de mi sostén, mágicamente quitándolo en segundos, y mis senos desnudos se encuentran con su pecho, mis pezones duros contra su cálida piel.
—Te deseo —susurra en mi oído, enviando escalofríos por mi columna—. Tanto que me está matando, ____ .
Amo que diga mi nombre en la misma frase que declara que me desea. En vez de perderse en la oscuridad, o cegarse por el pasado, está aquí. Conmigo ahora, tocándome y besándome, lentamente frotando su erección contra mí. Estoy completamente absorbida por él,
perdida dentro de él y no hay lugar donde prefiera estar. Toma agarre de mi cintura y me empuja hacia abajo sobre la cama, quedando plana sobre mi espalda, sus manos presionadas sobre
el colchón a cada lado de mi cabeza mientras se inclina, su boca nunca deja la mía. En esta posición no está tan cerca como lo quisiera, y envuelvo mis piernas alrededor de sus caderas, desesperada de traerlo cerca.
Rompiendo nuestro beso, se aleja, deslizándose bajo la longitud de mi cuerpo, sus manos en la pretina de mis delgados leggins negros mientras los quita lenta y pacientemente, llevándose mis bragas con ellos. Estoy temblando, mi respiración se agita y miro al techo, mordiendo el interior de mi labio, cuando sus dedos se mueven contra mis muslos, mis rodillas, mis pantorrillas mientras me desnuda. Siento su aliento contra mi propio centro y cierro mis ojos, un mareo arrastrándome cuando siento esas grandes manos suyas separando mis muslos.
Me está estudiando allí abajo y no sé qué pensar, qué decir. Suelta una respiración entrecortada, sus manos tomando mis caderas y luego está besando mi pecho, moviendo sus labios por toda mi piel hasta que siento su lengua lamer un pezón primero, y luego el otro.
No puedo soportarlo por más tiempo. No soy una de mantenerme quieta en la cama, nunca lo he sido, no que sea una total gritona. Pero su toque, su boca en mi piel se siente tan bien, me arqueo hacia él y me quejo. Estoy en un desbordamiento completo de sensaciones, totalmente desnuda y expuesta, nunca me había sentido tan deseada. Tan viva.
—Eres hermosa —susurra contra mis senos, mientras los adora con su boca. Hundo mi mano en su cabello y lo llevo hacia mí, retorciéndome bajo sus labios y lengua ocupada. Todavía estoy desconcertada.
Honestamente, no sé cómo llegamos hasta este punto. Lo odié a plena vista. Hice esto por el dinero. Pensé que era un jodido desastre. Todavía pienso que es un jodido desastre.
Pero yo también lo soy. Y es tan hermoso, tan considerado, tan vulnerable. Podemos ser un desastre juntos. Lo quiero sanar. Sé que lo puedo sanar. Esta unión de nuestros cuerpos es el primer paso.
—Espera —murmura. Abro los ojos y su cara está en la mía. Roba un rápido beso y se quita de encima, saliéndose de la cama—. Regreso enseguida.
Lo observo irse y tiro mi brazo sobre mis ojos, tratando lo mejor posible de calmar mi agitado corazón, mi respiración acelerada. Mi cuerpo está tan elevado, no tomará mucho llevarme hasta el borde.
Estoy temblando, tan llena de energía, deseo y cualquier otra emoción misteriosa que se agita dentro de mi cuerpo. Nunca, jamás, me he sentido así antes. Jamás. La realización me deja sin aliento.
Joe se desliza dentro de la habitación minutos después, cerrando la puerta y colocando el seguro en su lugar. Lo observo silenciosamente mientras camina hacia la cama y deja la pequeña
caja de condones sobre la mesa de noche. Encuentro su mirada, con una ceja levantada y sonríe.

—Tenemos suerte. Hay una caja en el baño bajo el lavamanos. Siempre están allí, como toallas, champú y jabón. Mantienen esta casa de huéspedes ocupada, como un hotel a veces, lo juro. Mi papá siempre tiene clientes de negocios quedándose aquí.
Eh. Bueno, si los Jonas siempre tienen invitados quedándose con ellos, por lo menos están proveyendo un buen puerto.
No puedo meditar acerca del asunto del condón por mucho tiempo. No cuando Joe está ocupado deshaciendo el botón y cierre de sus jeans, dejándolos caer de sus caderas a un montón alrededor de sus tobillos antes de patearlos fuera. Mi boca se seca ante la visión de él, como llena perfectamente sus interiores de algodón negro.
Y luego se está quitando eso también, me quedo mirándolo descaradamente, maravillada de cuán grande realmente es y cómo debe sentirse cuando finalmente una su cuerpo al mío.
Como que, podía doler. De repente, estoy asustada hasta la mierda.
Juro que puede sentir mi cambio de humor e intenta tranquilizarme. Me reúne en sus fuertes brazos, sosteniéndome cerca. Cierro mis ojos y entierro mi cabeza en su pecho, respiro su esencia
limpia y única. Es amable, es suave pero también es persistente y pronto nos estamos besando, buscando el cuerpo del otro con manos ocupadas, rodando por el colchón como un par de niños en un encuentro juguetón de lucha libre.
Pero no hay nada de juego acerca de este hombre grande y musculoso sosteniéndome a la cama, mis brazos extendidos sobre mi cabeza, sus dedos cerrados sobre mis muñecas mientras me estudia con esos hermosos ojos cafés.
Deslizó el condón sólo momentos antes. Sé que está listo. Yo estoy lista. Pero todavía estoy nerviosa. Este es un momento tan crucial en nuestra relación, algo a lo que nunca podremos regresar. No lo olvidaré ni a él ni a esta noche. Está constantemente escribiéndose a sí mismo en
mi historia personal.
—No hay vuelta atrás —susurra, como si pudiera leer mi mente. Lentamente asiento, demasiado abrumada como para encontrar palabras.
—Una vez esté dentro de ti, serás mía.
Oh. Nunca pensé que escuchar a un chico decir eso me excitaría tanto, pero lo hace. Siempre he pensado de mí como una persona independiente. Le pertenezco a nadie.
Pero la idea de pertenecer a Joe me llena de tanta alegría que temo explotar.

—Quiero que seas mía,____. —Perdiendo su agarre en mis muñecas, hunde su cabeza, acariciando mi mejilla, mi nariz. Es el gesto más sexy y dulce, jadeo mientras cierro mis brazos alrededor de su
cuello y lo acuno cerca.
—Quiero ser tuya —respondo en un susurro entrecortado—. Quiero pertenecer a ti, Joe . Sólo a ti.
Me besa, al mismo tiempo que desliza su cuerpo dentro del mío. Centímetro por centímetro, me quita el aliento con su tamaño cortante y me tenso, sosteniendo mi aliento mientras se mece más y más profundo dentro de mí.
—Te estoy lastimando. —Presiona dulces y rápidos besos por toda mi cara—. Relájate. Respira.
Hago lo que sugiere, haciendo mi mejor esfuerzo para calmar la tensión en mi abdomen y se vuelve más fácil, Joe empujándose dentro de mí. Su cuerpo entero está tenso por contenerse, su piel cubierta por una fina capa de sudor, meneo mis caderas y separo mis piernas un poco más, permitiéndole hundirse más profundo. Ambos gemimos ante la sensación y comenzamos a movernos. Juntos. Tentativamente al principio, aprendiendo el ritmo del otro, afinando nuestros cuerpos hasta estar sincronizados en un movimiento fácil y fluido. Se mece dentro de mí, más fuerte. Aun más fuerte, haciéndome perder mi mente con cada empuje. Me estoy perdiendo a
mí misma, mi cerebro está confuso, mis pensamientos distantes. Todo lo que puedo hacer es sentir. La increíble ola amenaza, sé que estoy a punto de ser llevada completamente, pero luego me sorprende.
Joe me arrastra a una posición sentada, su espalda apoyada contra la cabecera de la cama, mis piernas alrededor de su cintura, parecido a como estuvimos sentados hace un momento, cuando
todavía estábamos totalmente vestidos. Sólo que ahora estamos desnudos, tanto física como emocionalmente, nuestros cuerpos conectados, su carne enterrada tan profundamente dentro de la mía, siento como si se hubiera incrustado en mí.
—Te estaba perdiendo —me conoce tan bien—, y no quería que olvidarás con quién estás. Quién está a punto de hacerte venir. —Su voz es profunda, tan profunda, como su pene y me estremezco a su alrededor. Excitada por su tono posesivo, emocionada por sus dulces palabras.
Joe me deshace completamente, con una mirada, con una palabra, con un empuje de su cuerpo, con una lamida de su lengua. Cada cosa que hace me devasta. Intoxica. Renueva. Cada cosa dentro de mí.
—Nunca olvidaré con quién estoy —susurro contra sus labios antes de besarlo. Sus manos están agarrando mis caderas, empujándome hacia abajo y trabajo con él, ansiosa por la explosión, pero queriendo alargarla por un poco más de tiempo. Curva su mano alrededor de la parte de atrás de mi cabeza, sus dedos anudados en mi cabello, en un agarre tan apretado que pica.
Pero saboreo el dolor, cómo me hace sentir viva. Cómo estar en los brazos de Joe, tenerlo enterrado profundamente dentro de mí me hace sentir.
Viva. Deseada. Amada.
Suspira mi nombre contra mis labios y sé que está cerca. Así como yo. Me inclino de tal forma, frotándome contra él, meciéndome hacia él y me derrumbo en pedazos con un pequeño grito, todo mi cuerpo temblando. Cae justo después, su cuerpo temblando mientras gime de
exquisita agonía, sus manos agarrando con tanta fuerza mi cintura, casi no puedo respirar.
Nos aferramos el uno al otro por largos minutos, nuestros cuerpos todavía estremecidos, nuestras respiraciones lentamente emparejándose. No quiero dejarlo ir, no quiero dejarlo salir de mi cuerpo, sé que estoy siendo ridícula. Pero no puedo controlarme. Joe Jonas me ha cambiado
para siempre, y el conocimiento me vigoriza y me aterra a la vez. Todavía hay tanto que no sé.
Todavía tanto que necesito que me revele. Espantosas partes de su vida que tengo miedo de conocer. Pero la verdad... ¿no dicen que la verdad te hará libre?
Quiero liberar a Joe de la prisión que su pasado ha puesto sobre él. Y la única forma de hacerlo es si sé lo que pasó. Y mañana, estoy decidida a averiguarlo.
Tengo que hacerlo.


_______________________________________________________________________________________________
Como se daran cuenta ya estamos en el dia 6, es decir la semana se esta acabando... lo que significa que la nove tambien, preparense para el final, creo que faltan como 4 o 5 capitulos mas o menos, bue hermosas, espero que les haya gustado ambos capitulos, yo me voy a estudiar, nos leemos mañana... comenten y gracias Smilebounce 
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Julio 17th 2013, 19:51

tan rapido?!
wow
se me hiso corta
a pesar de cuantos capitulos son
pero bueno
espero q subas otra....
me encanta las q subes
jejeje
siguela
no puedo esperar el final Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: One Week Girlfriend (Joe y tu)   Hoy a las 11:26

Volver arriba Ir abajo
 
One Week Girlfriend (Joe y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» One Week Girlfriend (Joe y tu)
» 신동 ; Girlfriend.
» novia de shigeaki kato
» JEFF BECK - Performing This Week ... Live At The Ronnie Scott's - DVD
» Dara Sedaka - Im Your Girl Friend (1982)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: