Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16, 17, 18  Siguiente
AutorMensaje
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 11:44

QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 11:46

QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 11:47

QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 11:47

QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥



Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 11:48

QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥
QuierO MaaS♥



Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
Niinooskaa
Merecedora de los Tres Jonas
Merecedora de los Tres Jonas


Cantidad de envíos : 9686
Edad : 21
Localización : Joelandia
Fecha de inscripción : 18/01/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 13:00

Siguela me encanta tu novela esta buenisima y sube capitulo please pronto!!!!

By
Niinoo

Like a Star @ heaven Enamorada
Volver arriba Ir abajo
Niinooskaa
Merecedora de los Tres Jonas
Merecedora de los Tres Jonas


Cantidad de envíos : 9686
Edad : 21
Localización : Joelandia
Fecha de inscripción : 18/01/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 13:00

Siguela me encanta tu novela esta buenisima y sube capitulo please pronto!!!!

By
Niinoo

Like a Star @ heaven Enamorada
Volver arriba Ir abajo
GisలL×Jß
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1365
Edad : 19
Localización : Culiacán, Sinaloa
Fecha de inscripción : 24/07/2010

MensajeTema: 1 SEMANA DE PECADO [JJ&TU] -Solo para mayores-   Julio 31st 2011, 13:04

chicas!
siento mucho no haberles subido ayer, lo que pasa es que no estuve en casa dos dias :/ pero bueno Muchísimas Gracias por leer & por comentar
PreservativoJonaS♥ Gracias por pasar de pagina bueno mejor dicho de paginas(; por sierto me encanta tu firma *_* esa de Kevo & Riley Y Joe donde saca la lengua :L dios (babas)





_____________________________________________


El placer fue casi abrumador cuando él la lamió una y otra vez, desde abajo hacia arriba, como si su vulva fuera un cono de helado.
—Dios, oh Dios —se escuchó a sí misma jadear mientras empezaba a moverse involuntariamente contra su boca. —Dios, sí.
En cuestión de segundos, Joe levantó la mano del agua e introdujo dos de sus dedos en la abertura que ya estaba empapada, y aquello la hizo sentir como si le tuviera a él dentro. No era su verga, desde luego, pero sus dedos lo hacían bien, demasiado bien, especialmente cuando él empezó a desrizarlos dentro y fuera al mismo tiempo que ella marcaba el ritmo.
Ella lo observó. Estaba sorprendida por la crudeza de lo que estaba viendo, otra vez. Solía hacer ese tipo de cosas en la oscuridad, y no estaba acostumbrada a mirar mientras sucedía, mirar al hombre que estaba comiéndole la vulva. No estaba segura de si alguna vez había sido testigo de una escena tan erótica.
Fue entonces cuando la vista de Joe, con la cara enterrada tan sensualmente entre sus piernas, le recordó los espejos que había rodeando las paredes a dos lados de la bañera. Le ofrecían una visión no solo de su amante, sino también de ella misma, con la cabeza de un hombre moviéndose entre sus muslos abiertos, y sus caderas levantándose ligeramente para recibirlo. Al observar la pasión que se grababa en su propia cara, se sintió como si estuviera metida en una película porno.
Lo próximo que hizo fue mirar al otro lado de la habitación, hacia el espejo más grande que había sobre el tocador. Y entonces, vio algo diferente. El denso y negro cabello de Joe. Sus piernas completamente extendidas. Sus pechos balanceándose ligeramente con sus movimientos.
Cuando la atención de Joe se concentró más específicamente en su clítoris, la respiración de (____) se volvió más pesada, mientras el placer crecía en su interior. Su hábil lengua daba vueltas sobre la dilatada protuberancia, cada uno de los movimientos le provocaba una nueva explosión de calor que le recorría todo el cuerpo. Aquello hizo que apartara la mirada del espejo y bajara la cabeza hacia Joe, cuyos ojos estaban en ella. La había estado mirando mientras ella se veía en el espejo.
Entonces, su boca se pegó a su clítoris y colándose dentro, empujó su lengua con más fuerza. Oh, Dios, aquel brusco movimiento la hizo apretar los dientes, y sintió cómo le flaqueaban las piernas y los brazos. Ahora estaba mirándolo a él, y sin dudarlo, sin ni siquiera planearlo, empezó a mostrarle exactamente cómo de sucia era.
—Chúpame, cariño —le susurró apasionadamente. —Chúpame el clítoris. Hazlo con fuerza. Chúpalo. Chúpalo.
Sus descaradas peticiones fueron lo último de lo que se acordó antes de que la golpeara el orgasmo, duro y rápido, que apareció antes de que ni siquiera lo hubiera visto acercarse. Arqueó el cuello en respuesta a las intensas olas de sensación, gritó suavemente mientras conducía su vulva contra su boca —sí, sí, sí—, impregnándose con cada palpitación de placer que él le daba.
Cuando finalmente disminuyó, todavía siguió moviéndose y él se hizo hacia atrás.
—Estás jodidamente guapa cuando te corres —le dijo él, entre las burbujas, con un brillo oscuro en los ojos.
Todavía respiraba con dificultad, pero se las arregló para esbozar una sonrisa.
—Entonces, deberías hacer que ocurriera a menudo.
—Eso es lo que pretendo.
En aquel momento, le impactó la idea de que aquellas palabras eran las típicas que se podían intercambiar cuando la gente mantenía una verdadera relación, una que fuera a durar, pero ella sabía que aquello solo significaba que él pretendía hacerlo mientras estuvieran en Las Vegas, y dejó a un lado la pizca de decepción que le había producido aquello y volvió a concentrarse en el hombre sexy y desnudo que tenía delante de ella.
—¿Puedo ahora entrar en la bañera? —le preguntó, y permitió que una nota juguetona de sarcasmo coloreara su voz.
Él le concedió una sonrisa lenta y sexy, y después le tendió la mano.
—Entra, chica sucia, y déjame que te limpie.
Una vez estuvo en la bañera, delante de él, le rodeó el cuerpo con las piernas. Joe cogió las dos copas de vino que había al lado de los zapatos y le pasó una.
—¿De dónde lo has sacado? —le preguntó ella.
—Del mini-bar —le contestó él, y después levantó la copa para hacer un brindis. —Por mi pequeña y sucia (____), que me sorprende cada día más.
Ella pensó que le gustaba aquello, al brindar con su copa. Le gustaba sorprenderlo. Y deseaba seguir haciéndolo. Así que, sin tomarse un momento para pensarlo, hizo la pregunta que había estado dándole vueltas a la cabeza hacía unos minutos, cuando lo había observado mientras la comía.
—¿A qué sabe?
Él pareció confuso y al parecer pensó que estaba hablando del vino.
—Toma un trago y verás.
Pero ella negó con la cabeza.
—No. Mi vulva. ¿A qué sabe?
Una vez más, se le oscureció la mirada, y ella supo que había tenido éxito al intentar sorprenderlo, y excitarlo, otra vez más.
En respuesta, simplemente tendió la mano que le quedaba libre, hacia su boca.
—Así —llevó dos dedos hacia sus labios, y empujó, y después de solo un segundo de duda, ella los abrió y dejó que él los metiera dentro.
El sabor que notó en la lengua le pareció extraño, un poco salado, un poco dulce, de alguna manera algo agrio, y muy persuasivo. No le gustó, pero aun así la excitó compartir algo tan sumamente íntimo con él.
—¿Y bien? —preguntó él.
—Francamente... puaj —hizo una mueca de repugnancia y después tomó un gran sorbo de vino.
Él rió tranquilamente.
—Supongo que se parece un poco a la cerveza. Un gusto adquirido.
—¿Pero sinceramente te gusta? —ella sentía curiosidad, y un poco de fascinación.
Sus ojos le dijeron que aquella pregunta estaba haciéndola pensar de una manera que nunca antes había hecho.
—Definitivamente me excita —dijo él—, así que, sí, sinceramente me gusta. Pero... si igualo el sabor con el sexo... bueno, digamos que probablemente no lo utilizaría como una salsa para mi hamburguesa.
Ella soltó una carcajada rápida y fuerte, después le informó:
—Te estás poniendo un poco vulgar.
Él se inclinó hacia delante, todavía con aquella sonrisa sexy en los labios.
—Has sido tú quien ha empezado la conversación.
Ella dejó a un lado el vino, le pasó los brazos por el cuello y le dijo:
—Bueno, ahora voy a terminarla —y lo besó.
Por supuesto, ella también pudo saborearse en su boca, pero una vez más, la crudeza de todo aquello solo hacía añadir más a su deseo. Acababa de tener un orgasmo y sin embargo, todavía deseaba mucho más de él, particularmente la parte que había debajo de las burbujas. Y ya hacía mucho que había dejado de sentirse tímida.
Sumergió las manos en la espuma y rodeó con la mano toda la longitud de su dura verga y entonces, lo escuchó gemir y vio cómo cerraba con fuerza los ojos. Ella había hecho lo mismo cuando habían estado en el almacén, pero una vez más, aquello era diferente.
Ahora tenía el tiempo de recorrer su pene con el puño arriba y abajo, apretujarlo, acariciarlo, explorarlo. Mmm, vaya, era enorme. Se había dado cuenta de aquello la pasada noche, pero aun así, un pene de aquel tamaño no era el tipo de cosa al que una chica pudiera acostumbrarse fácilmente.
—Esto es tan diferente de la última vez —dijo ella, dándole voz a sus pensamientos. —Aquello fue tan precipitado, tan apasionado. Y esto es tan... lento. Mejor.
Una expresión lasciva se dibujó en su cara.
—Esto es todavía apasionado, nena. Mucho.
Era verdad, por lo que se limitó a asentir, pero aun así seguía pensando que aquello era... mucho más fácil. Le daba la impresión de que todo era menos pecaminoso. Solo porque estaban en su habitación, en algún lugar en el que no había riesgo de que la descubrieran.
Por supuesto, estaba pensando demasiado acerca de ello, era consciente. No es que fuera mejor o peor que habérselo follado en el almacén. Era simplemente igual de sucio, simplemente igual de descarado; mucho más, en cierto modo. Pero le parecía mejor. Solo poder disfrutar de aquel momento en privado con él. Tener tiempo para jugar. Tener tiempo para ser sexy.
Y en aquel momento, supo que era hora de cabalgarle, de cabalgar sobre aquella excitante y dura erección, llenarse de él, demostrarle todo el deseo libertino que había estado creciendo dentro de ella.
Dejó que su lengua se deslizara con sensualidad a lo largo de su labio superior, encontró su mirada, y se dirigió hacia él para sentarse a horcajadas.
—¿Has encontrado algo que te guste ahí abajo, mi chica sucia?
—Mmm —ronroneó ella, y se colocó bien hasta que sintió la cabeza de su mango justo donde ella quería.
—Entonces, voy a dejar que juegues con ella —tras aquello, él le puso las manos en las caderas y empujó hacia abajo para enfundarla.
Ambos gimieron ante el impacto y (____) supo que nunca antes se había sentido tan llena ya que, en aquella posición, le daba la impresión de que la tenía más grande que la noche anterior.
—Es tan grande —murmuró.
—Dime que te gusta.
—Me encanta —le dijo ella entre suspiros, y empezó a moverse sobre él.
Joe dejó que las palmas de sus manos se cerraran alrededor de su trasero y bajo las burbujas, y después, se inclinó para darle un sensual beso con lengua que casi la derrite. Un beso que dio lugar a un segundo y luego a más y más, mientras (____) seguía el instinto de su cuerpo, moviéndose sobre él en círculos rítmicos que estimulaban su clítoris con cada excitante giro.
Pronto, comenzó a moverse más y más rápido.
Él la miró directamente a los ojos, y le susurró las mismas palabras que ella le había dicho la noche anterior.
—Fóllame, nena. Oh, sí. Fóllame. Justo así.
Aquello sobrealimentó cada sensación que ya palpitaba en su cuerpo, volviéndola incluso más hambrienta y salvaje aún. Cuando la boca de Joe se cerró sobre uno de sus sensibles pezones, ella se encorvó contra él y gritó. Él le succionó con más fuerza, con más intensidad, y ella empujó el pecho hacia su boca, de alguna manera deseando tener parte de ella en el interior de Joe, como ella lo tenía de él.
Mientras se movía sobre su cuerpo, se dio cuenta de que el agua que había en la bañera estaba siguiéndoles el ritmo, que ella estaba provocando olas enfurecidas, algunas chapoteaban contra las paredes de la bañera y las burbujas se derramaban por los bordes. Pero estaba demasiado perdida en el placer como para que aquello le importara o le hiciera detenerse, o ni siquiera aminorar la marcha.
Clavó ligeramente las uñas en su torso, mientras gemía su placer, y se deleitaba con la decadencia de aquel momento y con la sensación de libertad que todo aquello le daba, hasta que escuchó a Joe decir:
—(_____). Para.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/#!/IfYoureNotMine
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Julio 31st 2011, 18:20

NO MAMES!!
Haha m diverti mas leyyendo esta novela q viendo los videos de Werrevertumorro!!ç
si nunca pense q esto pasara
Sigele!
Volver arriba Ir abajo
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 4th 2011, 11:02

sigele!
Volver arriba Ir abajo
GisలL×Jß
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1365
Edad : 19
Localización : Culiacán, Sinaloa
Fecha de inscripción : 24/07/2010

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 7th 2011, 13:10

uh parece que ya se olvidaron de la nove ):
*Smile Yare'Diaz Gracias por comentar (:

__________________________________________________







Asombrada —y ligeramente devastada— se quedó quieta.
—¿Estás a punto de correrte? Porque si lo estás no pasa nada. Yo ya...
—No, nena. Es que estás ahogándome.
Oh, Dios. Se había olvidado completamente del hecho de que él se había ido hundiendo poco a poco en la bañera mientras ella le cabalgaba con tanto vigor, que ahora la cara le asomaba ligeramente sobre la superficie del agua, enmarcada por las burbujas. Ella ahogó un grito.
—Lo siento. Ni siquiera me he dado cuenta... —entonces, salió de él, ya que le pareció la única manera para que él pudiera sentarse.
Después de hacerlo, él le sonrió indulgentemente, con el agua cayéndole de las puntas de su largo pelo.
—No quería interrumpirte, pero temía que me empujaras completamente hacia abajo y que no te dieras cuenta.
El calor le coloreó las mejillas.
—Soy una idiota.
Levantó una húmeda mano hacia la cara.
—No, eres una mujer salvaje. Lo cual me gusta mucho. Pero... quizás esta bañera en particular no sea el mejor lugar para esta posición.
Ella lo consideró y no pudo evitar sentirse un poco desanimada, y completamente frustrada.
—Estaba... acercándome mucho.
La mirada de Joe se volvió más sexy aún, decidida.
—No te preocupes, nena, te llevaré de vuelta a ese preciso punto.
Ella se mordió el labio cuando él subió las manos por sus caderas y las llevó hacia arriba, hasta cubrirle los laterales de los senos, y acariciarle los húmedos pezones con los pulgares, una y otra vez.

—Oh... Dios... qué bueno.
Él dejó que se le cerraran los ojos, y luego, se inclinó para recorrer uno de sus turgentes pezones con la lengua. Después, sopló ligeramente sobre él —y aquello mandó otra ligera ráfaga de placer a su vulva— y se inclinó hacia delante para hablar en voz baja y profunda en su oído.
—¿Quieres mi verga dura, (___)?
—Oh, Dios, sí.
Todavía seguía jugueteando con sus pezones, y sentía su aliento cálido en el cuello.
—¿La quieres con todas tus ganas? ¿Con fuerza? ¿En lo más profundo?
Oh, Dios, había estado en lo cierto, aquel sexo más lento y exploratorio era extremadamente agradable, pero las palabras dentro y profundo le parecían ahora atraerla aún más. Quería sentirlo dentro de ella, como lo había hecho en el almacén, impactando contra ella, haciendo que cada embestida resonara por cada centímetro de su cuerpo. Y no estaba exactamente segura de cómo iban a hacer aquello en la bañera, pero estaba deseando averiguarlo.
—Sí, cariño, sí.
Joe bajó las manos hacia su cintura y le dijo:
—Date la vuelta.
Con cuidado de no resbalarse, (____) dejó que la guiara hasta que le dio la espalda, y se apoyó sobre las rodillas. Como antes, pudo captar un atisbo de ellos en el espejo de la pared que había justo delante de ella, un atisbo de sus pechos desnudos, de sus firmes manos en ella desde detrás, de sus ojos llenos con una oscura intención.
—Inclínate sobre el borde de la bañera. Levanta el trasero.
(____) lo hizo y se observó en el espejo para ver cómo Joe estudiaba su trasero, o más probablemente, lo que había entre sus muslos. A pesar de que estaba dentro de una bañera, sintió cómo su vulva se humedecía todavía más, y se preguntó qué aspecto tendría desde aquel ángulo. Instintivamente, hizo un contoneo juguetón con las caderas, lo que provocó que él le diera un suave beso sobre la nalga.
—Mmm —dijo ella, aquel diminuto gesto de cariño recorrió su cuerpo con una onda de placer.
—¿Te gusta eso? —le susurró.
—Sí.
Pudo escuchar, más que ver, su traviesa sonrisa.
—No entraba en mis planes, pero seré bueno contigo y te daré algunos más.
—De acuerdo —su tono de voz se volvió suave, casi infantil, estaba conmovida por unas caricias tan tiernas de su boca.
Sus besos sobre su trasero que ya de por sí estaba mojado le hicieron sentir el placer más tierno que nunca antes había experimentado y que resonó con dulzura a través de cada una de sus extremidades. Y entonces, ¡oh!, vinieron los dedos, que le daban golpecitos desde abajo, donde estaba más que preparada para él. Un grito se escapó de su boca cuando él le introdujo dos dedos y ella se movió por instinto contra ellos. Había dejado de observar su reflejo en el espejo y ahora tenía los ojos cerrados y se limitaba a sentir, a absorber, a experimentar.
—Más —se escuchó a sí misma. —Fóllame.
Un suave gruñido salió de la garganta de Joe, el calor de su aliento flotaba sobre su trasero mientras le daba el último de sus suaves besos, antes de que el agua comenzara a girar con violencia.
—¿Qué es...? —le preguntó ella, y abrió los ojos.
Se encontró con la mirada negra de Joe en el espejo.
—He encendido el jacuzzi —le dijo.
—Oh —suspiró ella en respuesta, y notó el fuerte chorro de agua que se arremolinaba alrededor de sus muslos; parte de ella chapoteaba sobre su vulva, lo que le daba la impresión de que lo iba a hacer todo incluso mejor aún.
La siguiente cosa que supo, fue que la verga de Joe se arqueaba hacia arriba a través del valle que formaba su trasero, deliciosamente dura cuando la deslizó hacia delante y detrás, e hizo que ella empujara hacia detrás, simplemente con la necesidad de sentir aquella cálida erección en cualquier lugar, en todo lugar.
Entonces, finalmente, hundió toda la longitud de su erección dentro de ella. Justo como había pasado antes, ambos gritaron ante la entrada inicial, pero no había descanso, no había periodo de ajustamiento para tener aquella columna de piedra dentro de ella, antes de que empezara a moverse dentro de ella, fuerte, fuerte, fuerte, exactamente como le había prometido.
Ella escuchó sus propios gritos, sintió el duro placer estallar como cohetes en su interior, escalofríos que se abrían camino hacia los dedos de sus manos y pies con cada una de las poderosas embestidas. Más abajo, el agua le empujaba en tumultuosas olas y las burbujas empezaban a subir, crecían como montañas blancas y espumosas alrededor de ellos.
—¡Sí! ¡Sí! —gritó ella, apenas era incapaz de formar palabras, solo quería con todas sus ganas que él supiera cuánto adoraba que su pene entrara dentro de ella, cuánto adoraba lo duro y salvaje que era el sexo con Joe, lo dura y salvaje que la hacía sentirse a ella.
Las burbujas de la bañera seguían volviéndola loca, ascendían en ondas hasta ser todo lo que (____) podía ver. Era como follar dentro de una nube blanca y brillante, y sintió que las burbujas se derramaban por todos los bordes de la bañera.
—¿Eres una chica mala? —le preguntó Joe, que todavía la embestía, resbaladizo y profundo.
—¡Sí! —gritó ella.
—¿Necesitas que te den un castigo?
—¡Sí! ¡Oh, sí!
Con aquello, él llevó la palma de la mano hacia abajo para darle una palmada en el trasero mientras seguía embistiéndola.
— ¡Oh! —chilló ella, aquella sensación superaba a las otras.
Su mano regresó una y otra vez, azotándola mientras seguía follándosela, toda aquella escena la debilitó por completo, incluso aunque se empapara de cada segundo de deleite. Nunca en su vida había experimentado una reacción física tan abrumadora que bloqueaba cada movimiento, cada pensamiento, y dejaba que su cuerpo solo se revelara en la alegría pura y carnal de ello.
Se escuchó a sí misma gritando, sintió cómo su trasero empujaba contra él, su cuerpo respondía sin pensarlo ni consentirlo. No es que ella no lo consintiera. Nunca había disfrutado de algo parecido en su vida.
Hasta que los azotes pararon y él deslizó la mano sobre su cadera y hacia su vulva.
Un profundo gemido salió de su boca cuando sus dedos se hundieron en sus pliegues, y la frotaron tan expertamente que a ella ni siquiera le importaba cuántas mujeres más hubiera tocado él para llegar a hacerlo tan bien. Ningún hombre la había acariciado nunca con tanta destreza, tanto como ella se podía tocar a sí misma, en cálidos y pequeños círculos, provocando el placer perfecto cada vez que las yemas de sus dedos pasaban sobre su clítoris.
Su cálida verga todavía seguía guiándola desde detrás, justo como hacían sus dedos, dando golpes perfectos.
La música todavía resonaba en la sala de fuera, pero todo lo que escuchaba (____) en aquel momento eran los gemidos de Joe mientras se la follaba y el sonido de su propia respiración, más pesada, más intensa, y se perdió a sí misma en las sensaciones.
—Oh, Dios —se escuchó a sí misma murmurar. —Estoy cerca, cariño. Estoy cerca.
Estaba a punto de alcanzar el orgasmo. Estaba muy, muy cerca.
Su verga, sus dedos, trabajando al unísono, casi como uno, empujando con más y más fuerza.
—¡Oh! —gritó ella cuando la golpeó el clímax, haciéndola rodar en cálidas y envolventes olas que la impactaron y le hicieron desear desplomarse allí mismo. Joe tuvo que ser consciente de ello, porque mientras una de sus manos todavía le acariciaba la abertura, su otro brazo la rodeaba por la cintura, sujetándola.
Y fue justo cuando las dulces palpitaciones empezaban a decrecer cuando Joe —que todavía la embestía profundamente— también alcanzó el orgasmo. Sintió el cálido estremecimiento de su cuerpo contra el suyo, el intenso gemido de la satisfacción última, el placer susurrado:
—Ah... ah, joder sí... sí.
Se quedaron inmóviles unos segundos después de aquello, y solo entonces le golpeó a (____) el hecho de lo extrañas y pervertidas que se habían vuelto las cosas con lo del azote. Después esbozó una amplia sonrisa en su cara al darse cuenta de que lo extraño y pervertido podía ser divertido.
Y aquello ni siquiera le parecía tan extraño ni pervertido... con Joe.
Vaya una semana de formación. Estaba segura de que cuando Jenkins la había enviado a aquel viaje no tenía ni idea de que además de recibir una educación profesional iba a recibirla también sexual.
Cuando finalmente, después de su orgasmo, puso los pies lo suficiente sobre la tierra como para mirar a su alrededor, se sintió horrorizada por el lío que habían armado. «Oh, Dios mío».
—¡Mira este sitio!
Montañas de burbujas blancas se habían caído al suelo, algunas se abrían camino hacia el tocador. Al otro lado de la bañera, en los rincones enlosados, el mal había ascendido varios centímetros.
Detrás de ella, Joe solo reía a carcajadas a medida que salía suavemente de su cuerpo y apagaba el jacuzzi.
—No te preocupes, nena —dijo él. —Las burbujas acabarán derritiéndose. Y estoy seguro de que las mujeres de la limpieza habrán visto cosas peores.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/#!/IfYoureNotMine
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 7th 2011, 16:57

WTF!Hahah
creo q.. ES TU MEJOR PI*CHI CAPITULO Q EH LEIDO DE TU NOVELA!
Volver arriba Ir abajo
GisలL×Jß
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1365
Edad : 19
Localización : Culiacán, Sinaloa
Fecha de inscripción : 24/07/2010

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 10th 2011, 19:40

ya Que pasen de pagina volvere a subir cap
aqui les dejo uno


________________________________


CAPÍTULO 05;
TERCERA NOCHE


Mientras (____) sacaba el cuerpo de las burbujas, Joe rescataba sus zapatos, los cuales, le anunció él, estaban empapados pero no parecían estar estropeados. Ella encontró su ropa bajo una pila de espuma que había en el suelo, y también estaba húmeda, lo que era previsible. Después de que se secaran el uno al otro con las toallas, ella miró hacia atrás, al recinto enlosado que todavía estaba cubierto de blanco:
—¿Qué hay del vino?
—Olvídate del vino, quiero que nos acostemos en la cama.
Ella no podía discutirle algo así, especialmente cuando se metieron en la enorme y lujosa cama y Joe tiró de su cuerpo desnudo más hacia él y le dio un beso en la frente.
Después, él se quedó dormido, pero a ella no le importaba, en realidad, casi pensó que era muy mono que incluso Joe Jonas, el dios del sexo, cayera presa del sueño después de un orgasmo.
Lo observó dormir, respiró la fragancia fresca pero todavía masculina de su cuerpo, observó la manera en la que sus largos mechones empezaban a secarse y a hacerse pequeños rizos, un pelo que ella misma había mojado cuando casi lo ahoga en la bañera con su entusiasmo... no podía evitar reflexionar sobre la miríada de experiencias que aquel hombre le provocaba. Y la miríada de emociones que la hacía sentir. Se había dado cuenta en la bañera de que el sexo era tan abrumador como las emociones más oscuras, pero incluso que aquello en sí mismo, la idea de que todo lo que deseabas o por lo que te preocupabas era de un pene embistiéndote... ¿no era acaso una emoción en sí misma?
Ella se encontró acordándose también de los otros encuentros. El deseo que sintió aquel día en la piscina había sido completamente intenso. Tan intenso como en el Fetiche, pero incluso más extremo de alguna manera. En la discoteca, se había comportado como una descarada, pero había necesitado un lugar privado para dar rienda suelta a su descaro. Mientras que en la piscina, había hablado en serio cuando le había dicho aquello a Joe: lo deseaba con tanta fuerza que había dejado de preocuparse por los espectadores.
Y quizás, y solo quizás, una parte de ella realmente pervertida se había sentido excitada con la idea de ser observada por las mujeres que deseaban hacer lo que ella estaba haciendo. Había admitido eso en la piscina, pero la verdad era que había seguido pensando acerca de que le gustaría que la hubieran visto hacer algo más que besarlo. Hubiera sido consciente del deseo fugaz de tenerlas mirándola mientras se lo follaba, mirándola mientras ella recibía la verga que ellas codiciaban pero no podían tener.
Nunca antes había sabido mucho de la intimidad real y verdadera. Suponía que ni Wayne, ni los otros pocos hombres con los que había estado, le habían inspirado nunca unos sentimientos como aquellos. Aun así, sabía que aquella noche lo había experimentado con Joe.
(____) todavía estaba observándolo cuando, unos segundos más tarde, su mano se movió sobre su cadera bajo las sábanas y sus ojos se abrieron.
—Eh —dijo él, con una somnolienta sonrisa.
—Eh.
—Siento haberme quedado dormido.
Ella le concedió una sonrisa paciente.
—El orgasmo puede ser el causante.
—Follarte con tanta intensidad me ha dejado agotado —admitió con una pequeña sonrisa lasciva. Después, meditó: —Las luces están todavía encendidas. La música también.
Era verdad, no se había dado cuenta, tan ensimismada había estado con Joe y con la sensación sexual y abrumadora que le había dado en las últimas veinticuatro horas.
—Me siento demasiado cómoda como para levantarme ahora mismo —y además, las luces de la habitación estaban apagadas, solo la luz del cuarto de baño y las del salón se filtraban a través de las puertas, dándole una luz tenue y romántica al ambiente.
Él se acurrucó más cerca de ella.
—Yo también.
Cuando su mirada recayó en la cruz que llevaba en la garganta, tendió la mano suavemente y deslizó la yema del dedo sobre la suave superficie de plata.
—¿Es especial para ti? Nunca me había dado cuenta de que la llevabas hasta la pasada noche, pero la llevas puesta desde entonces.
—La llevo todo el tiempo. Simplemente acaba bajo mi camiseta la mayoría de los días.
—Entonces, sí es especial.
Él asintió ligeramente contra la almohada.
—Mi abuela me la regaló en mi confirmación, cuando tenía doce años. La trajo con ella desde Grecia y la tenía desde que era pequeña.
—Vaya —su respuesta la había sorprendido a muchos niveles. Le sorprendió darse cuenta de que la cruz fuera tan antigua. Y que Joe Jonas fuera el tipo de hombre que apreciara tanto a su abuela. Y que Joe Jonas tuviera un lado religioso. —No suponía que fueras un buen chico católico.
La miró de reojo.
—Católico, sí. No necesariamente bueno.
Ella le sonrió en respuesta.
—¿Está tu abuela... todavía viva?
Su expresión se convirtió en una acalorada, quizás algo de alivio, que ella no había visto nunca.
—Tiene ochenta y cinco años y todavía está fuerte. Está de vuelta en Brooklyn con el resto de mi familia.
—Vaya —le dijo ella otra vez. Nunca había pensado en la familia de Joe. —Apuesto a que están muy orgullosos de ti.
Dejó escapar una carcajada corta y cínica.
—Sí, es el sueño de todo padre tener un hijo al que lo acusan de mala conducta sexual en un canal nacional de televisión.
Ella parpadeó.
—Lo siento... no estaba pensando en ello. Estaba pensando en tu trabajo.
—Me quieren y aceptan lo que hago, pero esa no fue exactamente su primera opción.
—¿Y cuál era?
Él suspiró.
—Hasta su jubilación hace unos pocos meses, mi padre vendía seguros en la misma pequeña oficina y en la misma calle de Brooklyn desde antes de que él naciera. Tengo tres hermanas mayores, pero mis padres siguieron intentándolo hasta que tuvieron un chico, alguien que algún día pudiera encargarse del negocio familiar.
—Oh —no podía imaginar la presión que aquello podría suponer para un chico. —¿Y ninguna de tus hermanas podía hacerlo?
Él sonrió.
—Son muy tradicionales. Y también muy orgullosos, condenadamente orgullosos de que mi abuelo emprendiera el negocio siendo un inmigrante y que mi padre hubiera podido seguir con él. Así que desde pequeño me prepararon para ser el siguiente hombre de la Aseguradora Jonas. El problema era que a mí me gustaba mucho la música, mucho más que vender seguros. Me metí en un grupo cuando iba al instituto, pero cuando me di cuenta de que no tenía mucha madera de músico, conseguí un trabajo en CBGB. Así que para cuando cumplí los dieciocho años, me encontré trabajando en la oficina de seguros de día y en el bar por la noche.
(____) estaba impresionada, como era de esperar, porque el CBGB, un pequeño club de música underground de Manhattan, había sido el lugar del lanzamiento del punk y de los grupos alternativos de los setenta. Grupos como los Blondie, los Ramones, y los Talking Heads se habían abierto camino a la fama desde el escenario del CBGB.
—Debió de ser fabuloso.
—Fue jodidamente increíble —dijo él. —Estuve allí a principios de los noventa y trabajé duro para pasar de ayudante de camarero a encargado de sonido y a coordinador de eventos. Vi a grupos como Soundgarden, Pearl Jam, y Smashing Pumpkins antes de que ni siquiera fueran conocidos por nadie. De hecho —le dijo él, lanzándole una mirada que le decía que sabía que aquello iba a sorprenderla— fue allí donde conocí a Jenkins.
Ella echó la barbilla hacia atrás.
—No es posible.
—Sí. Blue Night era entonces una discográfica nueva y era él quien estaba haciendo su propia exploración aquel día. Empezamos a hablar de música, y él pensó que yo tenía un buen dominio del campo. Llegamos a conocernos bien y me ofreció un puesto de trabajo.
—¿Te resultó difícil hacer las maletas y mudarte a Los Ángeles? ¿Decirle a tu padre que abandonabas el negocio de los seguros? —antes, hacía unos minutos, ella no podía haber imaginado que hubiera algo difícil para Joe Jonas, pero escuchar todo aquello de su familia, imaginarlo como un chico joven de Brooklyn, lo cambiaba todo.
—Sí y no —le dijo él, suavizando el tono de voz. —No me gustaba la idea de decepcionarlos, pero me sentía asfixiado allí. Dejarlo todo para perseguir lo que realmente quería hacer en la vida era muy... liberador. En más de un sentido.
—¿Qué quieres decir?
Su mirada se alejó del techo para centrarse en ella, y después volvió a mirar hacia arriba. —Estaba prometido.
Se esforzó todo lo que pudo para no quedarse mirándolo boquiabierta. —¿En serio? El asintió ligeramente.
—Su nombre era Demi, era una buena chica griega del barrio. Llevábamos saliendo juntos desde los dieciséis años y...
—¿Y qué? —le preguntó ella cuando él se detuvo. —Era como lo de estar en el negocio de los seguros. No quería estar en esa situación, pero me sentía obligado. —Oh.
Él volvió a mirarla.
—Una vez la amé, pero tenía que irme. Fue la cosa más inteligente que he hecho nunca. Y una lección aprendida. (___) se mordió el labio. —¿Y cuál era la lección?
—Que sentirme atado me hace sentir de alguna manera... en fin, atado. Así que desde entonces, simplemente me limito a no hacerlo. Me siento más feliz así. Y no me arriesgo a hacerle daño a nadie.
—Suena inteligente —le dijo ella, intentando ignorar el leve retortijón en su estómago. Y en realidad, sonaba inteligente, entonces, ¿por qué se sentía tan nerviosa? No era exactamente algo nuevo que Joe no se comprometiera ni tuviera relaciones serias con alguien. Básicamente le estaba contando lo que ella ya sabía.
Solo que quizás escucharlo de su propia voz le parecía un poco diferente.
Porque quizás a ella le gustara realmente.
No es que solo le gustara el sexo con él, sino que le gustaba él. Estar con él, hablar con él, aprender con él, reír con él.
—Háblame de tu ex marido —le dijo Joe, y ella se sorprendió ante aquella petición. Cuando no le respondió enseguida, añadió: —A no ser que prefieras no hacerlo.
Ella negó con la cabeza.
—No, no me importa. Yo... conocí a David hace cinco años, y me pareció que había encontrado al hombre de mis sueños. Nos casamos después de un año saliendo juntos (una boda grande y tradicional, con todos los detalles) y un año después, su compañía lo trasladó desde Ohio a Los Ángeles. Así que nos mudamos y todo nos pareció genial. Supongo que a medida que pasaba el tiempo, nos separamos un poco, pero yo lo achaqué a lo ocupados que nos mantenían nuestros trabajos, yo con el puesto en Blue Night y él con su trabajo de desarrollo de sistemas, y además se había apuntado al gimnasio y pasaba mucho tiempo fuera de casa. Entonces, una noche se fue al gimnasio pero se olvidó el teléfono móvil. Me di cuenta de que había una llamada perdida y pensando que quizás fuera algo importante, escuché el mensaje que le habían dejado. Escuché a una mujer diciendo que llegaba tarde, pero que estaría allí pronto y que llevaba un nuevo conjunto de ropa interior bajo el chándal.
—Mierda.
Ella asintió con un gesto indiferente, perdida en aquel ensueño.
—Sí, mierda.
—¿Y qué hiciste entonces?
—Me fui al gimnasio. Y los encontré trabajando juntos y me enfrenté a él. Me lo contó todo, que la había conocido allí, que se habían caído bien, que una cosa había llevado a la otra. Que ella estaba casada también y que era madre de tres hijos.
(___) agradeció la sonrisa de Joe.
Le animaba a compartir sus sentimientos en aquel tema en particular.
—Creo que el sexo es genial y todo eso, pero para mí hay un par de cosas que son sagradas: el matrimonio y la familia. Quiero decir, ¿por qué molestarse con esas cosas si uno no las desea realmente?
Él asintió.
—Exactamente. Esa es la razón por la que yo no las tengo.
—Entonces, entiendes por qué no pude perdonarlo.
Él la miró, sorprendido.
—¿Pretendía que lo hicieras?
—Eso es lo que quería él. Pero... una vez que la confianza estuvo tan completamente destrozada, supe que nunca volvería a sentir por él lo de antes.
—No te culpo, nena —le dijo él; después se inclinó para darle un pequeño beso, lo que ella necesitaba realmente en aquel preciso momento. —Pero te contaré un secreto.
Ella se acercó más, contenta de que estuvieran dejando atrás la historia de su ex marido. Su ruptura no podía haber contrastado más con la nueva (___).
—¿Qué es?
—Su pérdida me ha venido definitivamente bien.
Se besaron otra vez, y Joe cerró los ojos, dejando que (___) volviera de nuevo a sus propios pensamientos, y a sus propias palabras: «una vez que la confianza estuvo tan completamente destrozada, supe que nunca volvería a sentir por él lo de antes». ¿No sería así como se sentiría Joe si se enteraba de su engaño, de que estaba robándole un puesto de trabajo que adoraba y que había hecho tan bien durante tanto tiempo? De alguna manera, casi se había olvidado de ello aquel día: había existido tanta excitación entre ellos que le resultó muy fácil dejar apartado cualquier pensamiento negativo.
Ella sabía que estaba cometiendo muchos pecados con Joe, pero aquella mentira era mucho peor que todo lo demás y ella se apartó de él y se bajó de la cama, caminó desnuda para apagar las luces y el equipo de música, y sufrió un sincero sentimiento de culpa que no había sentido hasta aquel momento. Porque ahora lo conocía. Y porque ahora todo aquello le parecía más que una simple cuestión de sexo. Como mínimo, se habían hecho amigos. Bueno, amigos con derecho a roce.
Cuando se dirigió hacia la amplia pared de ventanas que había en la espaciosa zona de la salita, miró las luces de la ciudad, y se obligó una vez más a dejar a un lado el sentimiento de culpabilidad. Después de todo, ¿no le había dicho él que lo que pasara en Las Vegas se quedaba en Las Vegas?
Así que el sexo se quedaría en Las Vegas.
Y con algo de suerte, también lo haría el sentimiento de culpa.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/#!/IfYoureNotMine
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 11th 2011, 21:26

....
...
...
...
...
.m dejas sin palabras

o.0'

q onda con el sentimiento q tengo!

haha & ni ablar de lo q te cuenta Joe...
...
...
practicamente su historia.....

Sigele!
Volver arriba Ir abajo
GisలL×Jß
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1365
Edad : 19
Localización : Culiacán, Sinaloa
Fecha de inscripción : 24/07/2010

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 14th 2011, 16:49

Que paasa T_T ya ha nadie le gusta la nove e.e(?
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/#!/IfYoureNotMine
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 14th 2011, 22:32

No es sierto yo la leo yo reviso el foro todos los dias esperando a q subas!
Volver arriba Ir abajo
GisలL×Jß
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1365
Edad : 19
Localización : Culiacán, Sinaloa
Fecha de inscripción : 24/07/2010

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 15th 2011, 18:06




Dios mio, pero como tienes esa apariencia de wow, "Que no cunda en pánico" Diablos Joe como quieres que no cunda eh? eh? que pasa :L no puedo creer que un año mas *¬* no puedo creer me dan ganas de gritar FUAAAAAAAAAAAAAAAAAA! Y sacar todo lo que tengo adentro e.e te amo demasiado desgraciado *¬* eres el amor de mi vida, por que eres tan malditamente sexy eh irresistible? Joseph Adam Jonas Miller eres como el Vino *¬* entre mas viejo, mas bueno
Sigues siendo el mismo adolescente *_* tan hermoso, sonriente, humilde, gracioso, con un gran corazón, con unos hermosos ojos color avellana tan tan maravillosos, con sus hermosas cejas negras, con esos biceps tan *_* Grr♥ provoca violarte amor :L' Y tu BODY dios QUE BODY! & dios tu ANA :L.

No puedo creer que un chico que ni siquiera conozco me haya conquistado con tan solo una sonrisa, no me importa que este la pantalla de la pc de por medio, yo te amo *_*♥ Me ha conquistado con tan solo una canción.
Y espero y en un futuro "No mui lejano" Te encuentre, me encuentres, nos enamoremos mas, nos casemos, te haré el amor tan salvajemente Grr♥, tendremos muchos Joesitos y Abitas, y viviremos felices por siempre(:

Lo siento me emocione demasiado♥

JOE JONAS HBD! TE AMO! *_* ERES EL AMOR DE MI VIDA(:
OK YA CREO QUE YA DIJE ESO♥

YO SI TE DOY BILLONES DE VECES 1313
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/#!/IfYoureNotMine
teamkj2
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 445
Edad : 24
Fecha de inscripción : 05/10/2010

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 15th 2011, 21:39

porfaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Mariee Diaz:)
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 465
Edad : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 15th 2011, 22:20

HAHAHAH
AMO ESTO
por que eres tan malditamente sexy eh irresistible? Joseph Adam Jonas Miller eres como el Vino *¬* entre mas viejo, mas bueno
HAHA M ISO REIR COMO LOCA!
HAHA
SIGE!
Volver arriba Ir abajo
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:16

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:17

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:18

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:22

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:24

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Agosto 16th 2011, 16:25

Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Subeeeee Maas♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)   Hoy a las 18:12

Volver arriba Ir abajo
 
1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 15 de 18.Ir a la página : Precedente  1 ... 9 ... 14, 15, 16, 17, 18  Siguiente
 Temas similares
-
» 1 SEMANA DE PECADO (JJ&TU)
» Semana en Berlín
» Yo también me alegro cuando llueve en semana santa
» Agricultor fin de semana
» MI PECADO:..AMARTE (JOICK)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: