Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Valen de Joe Jonas <3
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 284
Edad : 18
Localización : En Jonasworld con Joesitoh en la piscina!
Fecha de inscripción : 10/10/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 12th 2010, 12:52

Ha! lo sabia fiona le era infiel a mi joe! pero ahora ke el lo sabe popdremos ser felices!

SIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 13th 2010, 19:07

Mariiianiitaah... Por Favoor ssiigueelaaaa..!! I need to know Don't be meaan..!

PD. Tanbnn pleasee la de si lo hubieeras dicho antees por favoor..!
Volver arriba Ir abajo
Valen de Joe Jonas <3
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 284
Edad : 18
Localización : En Jonasworld con Joesitoh en la piscina!
Fecha de inscripción : 10/10/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 14th 2010, 15:00

Mariianitah siguela xfavorr! anda anda chiiii tiste
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 09:09

Siiguelaa Crying or Very sad
Volver arriba Ir abajo
Dt_lv_xD
Forista!


Cantidad de envíos : 110
Edad : 20
Localización : Venezuela, edo Falcon
Fecha de inscripción : 10/06/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 17:26

Hola!!!! Dios!! Cm amo tu novela
Es maravillosa!! Me encanta, me fascina!! De todo
Siguela x favor no la dejes hay x favor!!
Bueno cdt ns vemos bye!!
Pd: siguela x favor!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 17:27

Capítulo 18
Los ojos de ___(tn)____ estaban hinchados y rojos de tanto llorar. Creía que ya no tenía futuro al lado de Joe y todo por culpa de una mujer que les había hecho creer que estaba muerta.
Cuando le había preguntado a Joe sobre lo que pensaba hacer, él se había limitado a sacudir la cabeza.
—Ahora sólo quiero estar solo.
Había visto en sus ojos que no deseaba tenerla cerca. Su rostro había vuelto a llenarse de tristeza e indiferencia. Sufría tanto como ella y notó que empezaba a distanciarse.
Creía que, si Fiona seguía viva, Joe iría tras ella, trataría de arreglar las cosas con su esposa y volvería con ella sin recordar que se había casado de nuevo.
Su dolor se transformó en ira. Fiona les había arrebatado la oportunidad de ser felices.
Se puso su toquilla y la capa. Necesitaba salir de allí. Los guardianes trataron de bloquearle el paso, pero ella los apartó a empujones.
Ewan intentó detenerla, pero ella se apartó.
—Lo he oído todo —le dijo el joven—. ¿Estáis bien?
—No —repuso ella intentando controlar las lágrimas—. Por favor, Ewan, necesito salir de aquí. Dejad que salga a cabalgar un tiempo. Necesito estar sola para poder llorar.
Ewan hizo un gesto al mozo de las cuadras para que les llevara un caballo.
—Pero él no querrá que salgáis sola.
—A él ya no le importo —repuso ella con cansancio—. Todo lo que importa es que Fiona está viva. Sólo piensa en ella.
—Eso no es verdad. Vos le importáis —protestó Ewan.
—Pero no lo suficiente —susurró ella.
Creía que, de tener la opción entre las dos, Joe siempre elegiría a Fiona y siempre pondría su sentido del honor por encima de sus sentimientos.
Ewan la ayudó a montar y convenció a los soldados de la puerta para que la dejaran salir. Pocos segundos después, estaba galopando sobre los campos cubiertos de nieve y dejando que el viento agitara su pelo.
Hacía mucho frío, pero ella no sentía nada. Azuzó a la yegua para ir tan deprisa como pudiera. Los cielos encapotados reflejaban cómo se sentía. El sol iba bajando hacia el horizonte. Pronto se haría de noche.
Llegó hasta la arboleda donde la había llevado Joe el día anterior. Aminoró la marcha y desmontó, caminando hasta el círculo de monolitos. Sentía que su corazón se rompía un poco más con cada paso que daba. Apoyó su rostro contra la más grade de las piedras y se dejó caer de rodillas sobre la nieve.
Rompió entonces a llorar con desesperación. Lloró por Joey por un futuro que ya no era de los dos.
Pero lloró sobre todo porque Joe no se había parado a considerar la posibilidad de mantenerla a ella como su esposa.


Esa misma noche, de regreso a Rionallís, ___(tn)____ encontró a Joe en su dormitorio. El arcón con las cosas de Fiona estaba abierto y su esposo sostenía en las manos el preciado pedazo de tela que le recordaba a su primera esposa y a su hija.
Fue despacio hacia él.
—Joe—murmuró con cuidado—. ¿Y si Siorcha se equivoca? ¿Y si nada de eso fuera verdad?
—Es verdad —repuso él—. Y creo que lo sabes tan bien como yo.
—No entiendo cómo pudo dejarte —susurró.
Para ella, Joeera el hombre que amaba y le destrozaba verlo sufrir tanto. Rodeó su cuello con los brazos, pero él no reaccionó al gesto.
—Lo hizo por las mismas razones por las que tú dejaste a Hugh. Sabías que él volvería a por ti pasara lo que pasara —murmuró él con la voz ronca y fría—. Prefirió huir antes que enfrentarse a mí.
—Tú no eres Hugh. No puedes compararte con él.
—¿De verdad soy tan distinto? Quería matar a los hombres que me arrebataron a Fiona. Si hubiera sabido que amaba a Somerton, no sé lo que le habría hecho al barón…
—Y, ¿qué va a pasar con nosotros? —preguntó.
Intentó agarrar su mano, pero él la apartó.
—Ya no estamos casados —repuso él sin más—. Deberías volver a casa de tus padres.
Estaba renunciando a ella. Pero le quedaba muy poco orgullo y le dijo lo que pensaba.
—Si te divorcias formalmente de Fiona, podríamos casarnos de nuevo.
Joesacudió la cabeza antes de hablar.
—Debo encontrarla —le dijo—. Cuando lo consiga, la traeré de vuelta a Eireann.
—¿Y si no quiere venir?
—No sé lo que va a decirme —repuso él—. Han pasado dos años, han cambiado muchas cosas.
—¿Aún la amas?
Joela miró con un mar de dudas en la mirada.
—No sé lo que siento por ella…
Se dio media vuelta para que Joeno pudiera ver sus lágrimas. Lamentó haberle entregado su corazón porque el dolor era imposible de soportar.
Inhaló profundamente y trató de ser fuerte.
—¿Qué pasará con Rionallís?
—Viviremos en Laochre hasta que se resuelva el asunto en los tribunales —le explicó él—. Puede que tu padre me permita comprarle estas tierras.
Abrió la boca para protestar, pero se dio cuenta de que no iba a servirle de nada. Cerró los ojos, deseó tener el poder de volver atrás en el tiempo y cambiar los acontecimientos de ese día.
—Aún me importas mucho —susurró.


Las palabras de ___(tn)____ fueron como un puñal en el corazón de Joe. Él también la apreciaba, pero sentía que no podía tenerla. Estaba casado con Fiona y los pocos momentos robados que había tenido con ___(tn)____ no habían sido otra cosa que deslices.
No sabía qué decirle. Cualquier cosa que le dijera, no iba sino a causarles más dolor a los dos.
—Ha sido un día muy largo, deberías acostarte —le dijo.
—¿Dónde? —preguntó ___(tn)____ con la voz entrecortada, mientras miraba la cama donde habían compartido grandes momentos de pasión y ternura.
—No importa —repuso él—. Yo dormiré abajo con los hombres.
—Pero… —protestó ___(tn)____ mientras iba hacia él.
—¿No lo entiendes? —la interrumpió él—. Ya no eres mi esposa. Todo ha terminado entre nosotros.
Sin querer mirar atrás, salió del dormitorio y cerró la puerta. Esperó unos momentos en el pasillo y pronto la oyó llorando. Él también sufría, pero pensaba que no había nada que hacer.
Se apoyó en la pared y agachó la cabeza. No derramó lágrimas, pero su dolor era tan fuerte como el de ___(tn)____. La única manera que tenía de pagar por su pecado era llevando a su esposa de vuelta a casa para intentar hacerla feliz.
Y eso significaba que no podría ver a ___(tn)____ nunca más.


Joese despertó al amanecer, empaquetó unas pocas cosas y desayunó solo en el salón. Se acercó después a donde dormía Ewan y lo despertó.
El joven se estiró y abrió los ojos.
—¿Qué pasa? —le preguntó entre bostezos.
—Salgo para Inglaterra. Quiero que te encargues de avisar a Connor para que venga y entre los dos deberéis cuidar de Rionallís y de ___(tn)____ hasta que yo regrese.
—Vas a ir a buscarla, ¿no es así? —preguntó Ewan con una mueca de desagrado que no hacía nada por ocultar cómo se sentía—. No sé por qué no puedes quedarte con ___(tn)____. Me gusta mucho para ti. Y con ella comemos mejor.
Miró desesperado a su hermano. No podía creer que siempre pensara con el estómago.
—Si Fiona está viva, tengo que encontrarla. Y éste es su sitio, donde debe estar.
—Pero nunca quiso estar aquí.
Eso ya lo sabía él, pero creía que iba a tener que convencerla para que volviera a Rionallís. Se sentía muy culpable por haber deshonrado a su esposa, había compartido vida marital con otra mujer y el destino le había regalado otra oportunidad, le había concedido su mayor deseo, que su esposa no hubiera muerto. Creía que no tenía más opción que conseguir que volviera a su lado.
Reconocía que Ewan tenía razón. Si se había ido voluntariamente de Rionallís, le iba a ser complicado convencerla para que volviera a vivir allí.
—Si no vuelvo en dos semanas, consigue que Patrick vaya a la frontera con Gales. Él sabrá qué hacer si me hacen prisionero.
—¿Vas a ir solo? —preguntó Ewan con estupor—. ¡No puedes ir solo!
—Tampoco puedo llevar un ejército conmigo. El barón no querrá renunciar a Fiona sin luchar y no puedo dejar que una guerra estalle entre nosotros cuando podría convencerla personalmente. Voy a disfrazarme de campesino. Así tendré más libertad para observar el castillo.
—Es peligroso. ¿Y si ella te traiciona?
—Espero que no lo haga —repuso mientras se ponía la capa.
Pero el comentario de Ewan había conseguido afectarle. Se preguntó si Fiona lo habría vendido a los normandos durante aquella primera batalla. Habían conseguido deshacerse entonces del enemigo, pero con un coste muy alto.
Sabía que ese viaje era arriesgado, pero creía que era necesario. Más que nada, tenía que saber si seguía viva. Durante los últimos dos años, había soñado cada noche con ella, deseando volver a abrazarla.
Pero no sabía si seguía queriéndola. Los dos habían sido infieles, aunque lo suyo no había sido intencionado. No sabía qué iba a decirle cuando la viera de nuevo. Pensaba que la noticia debería haberle llenado de alegría, pero sólo sentía tristeza al ver que su matrimonio con ___(tn)____ se había acabado.
Sabía que no había llegado a ser una unión real, pero la había sentido como tal. Le gustaba verla despertar cada mañana a su lado, estirando su cuerpo y tratando de arrebatarle la colcha. Nunca iba a volver a tener esos momentos en su vida.
Miró hacia las escaleras que subían a los dormitorios donde dormía ___(tn)____. Creyó que era mejor salir sin despedirse. Se enfrentaría a su incierto futuro sin el recuerdo de haberla mirado por última vez.
Cuando salió al patio, se encontró con un fuerte viento y el olor al humo del carbón. Su caballo ya estaba preparado y habían cargado en las alforjas los víveres que había pedido.
—¿Dónde te quedarás antes de llegar a la frontera? —le preguntó Ewan.
—Me hospedaré con los O’Flayertey.
Su hermano Trahern había crecido en esa fortaleza y algunos primos de su madre vivían allí, en Leinster.
Las tierras de Somerton estaban cerca, justo al otro lado de la frontera con Gales, y sabía que sería más seguro viajar hacia el norte por sus propias costas antes de cruzar las aguas hasta Inglaterra.
—¿Qué quieres que le diga a ___(tn)____? Se enfadará al ver que te has ido.
—Dile lo que quieras, pero encárgate de que no se mueva de aquí. Puedes avisar a sus padres para que vengan a buscarla y llevarla de regreso a su hogar.
—Éste es su hogar —protestó Ewan.
Él no contestó, se limitó a montar su caballo. Miró el cielo, estaba despejado, no parecía que fuera a nevar, pero el suelo estaba helado.
—Ve con Dios —le dijo Ewan.
—Que Dios esté también contigo —repuso él.
Salió por las puertas de Rionallís camino de Dun Laoghaire, desde allí cruzaría hasta Holyhead.


—Me va a matar —dijo Ewan al ver que ya se acercaban a las tierras de los O’Flayertey—. Le prometí que no os dejaría salir de Rionallís.
—Prometisteis protegerme —repuso ___(tn)____—. Y eso no podrías hacerlo si me hubierais dejado viajar sola.
Cuando ___(tn)____ se había despertado y vio que Joehabía salido de viaje, decidió que no iba a permitir que la dejara. Pensaba agarrarse con todas sus fuerzas a ese matrimonio hasta ver con sus propios ojos a Fiona. Aunque la habían visto con vida un año antes, cabía la posibilidad de que hubiera muerto. Ésa era su última esperanza.
Llevaban días viajando hacia el norte y Ewan no había dejado de protestar. Pero la había mantenido a salvo y sabía que tendría que enfrentarse a Joepor desobedecerlo.
Ewan saludó a los guardias de la fortaleza de O’Flayertey. Los dejaron pasar y el joven la ayudó a bajar del caballo.
—Yo cuidaré de los caballos mientras vos buscáis a mi hermano.
—Cobarde… —bromeó ella.
Pero estaba también muy nerviosa. No sabía qué le diría Joecuando la viera allí.
—Sí, soy cobarde. Intento evitar sus puños.
—Él no te pegaría…
—Puede que sí. Viendo que os he puesto en peligro, no creo que dudara en castigarme. Bueno, será mejor que os deje para que podáis ir a verlo.
Levantó la barbilla y fue hacia el castillo. Había ensayado muy bien sus razones y estaba dispuesta a convencerlo. La recibió una mujer de mejillas sonrosadas y en avanzado estado de gestación.
—He venido a ver a Joe—le explicó.
—Está cenando con mi esposo. Soy Aoife O’Flayertey —le dijo la mujer—. ¿A quién debo anunciarle?
—Decidle que está aquí su esposa ___(tn)____.
Aoife se sorprendió, pero lo escondió con una sonrisa.
—Por favor, cenad con nosotros. Le diré a Ewan que se una también después de que termine con los caballos.
Siguió a Aoife hasta un salón lleno de gente cenando. Un arpista amenizaba la cena y decenas de antorchas lo iluminaban todo desde las paredes.
Cuando Joela vio, ella se dio cuenta de que Ewan había estado en lo cierto. Apenas podía esconder su enfado.
Aun así, fue hacia él. Había viajado hasta muy lejos y tenía que enfrentarse a su esposo. Joeno le dijo nada. Tomó su brazo y la llevó a un rincón de la sala para hablar con ella a solas.
—No deberías estar aquí, ___(tn)____.
—Tú tampoco —replicó ella sin poder controlar su ira—. Sí, Fiona te abandonó y su cuerpo no yace junto al de vuestra hija, pero eso es todo lo que sabes. Puede que no viva ya en Somerton y que nunca la encuentres.
—Pero tengo que saberlo —repuso Joe—. Y lo haré yo solo.
—No. Hasta que la vea con mis propios ojos, sigues siendo mi esposo.
La tímida mujer que había conocido había desaparecido, ___(tn)____ se había convertido en una esposa indignada y valiente. A Joele costó controlar una sonrisa de satisfacción.
—¿Lo soy? —le preguntó.
—Sí, aún eres mi esposo —repuso ___(tn)____ mientras tomaba su mano—. Y no pienso renunciar a los últimos días que me quedan para estar contigo —añadió en un susurro.
___(tn)____ acarició su cara y él sintió cómo se despertaba su deseo. Él tampoco deseaba ir a buscar a Fiona y le habría encantado poder olvidar lo que Siorcha les había confesado. Pensó que, si todo fuera mentira, podría subir a ___(tn)____ a una de las habitaciones y hacerle el amor hasta que amaneciera.
Pero no tenía otra alternativa, había roto los votos matrimoniales y ya no tenía derecho a yacer con ___(tn)____.
Recordó entonces que Fiona lo había traicionado primero, pero no podía renunciar a su honor por muy mal que lo hubiera hecho su esposa.
A pesar de que deseaba con todo su ser a ___(tn)____, le sería fiel a Fiona.
Esa noche, sus anfitriones les ofrecieron un solo dormitorio. Cuando ___(tn)____ vio que colocaba su capa en el suelo para dormir allí, lo miró atónita.
—No seas tonto —le dijo yendo a sentarse en el suelo con él—. Puedes dormir a mi lado en la cama. Prometo respetarte —añadió.
—No sé si puedo fiarme —repuso él con algo de humor.
—Joe, por una noche, olvidémonos del mañana —le dijo ella con una sonrisa—. Duerme a mi lado, no hay nada pecaminoso en eso.
Sabía que tenía razón. Pero no soportaba la idea de dormir con ella sin poder tocarla.
Soñaba con abrazarla y sentir una vez más su dulzura. Cerró los ojos para controlar la tentación.
___(tn)____ se tumbó a un lado de la cama y abrió la colcha para invitarlo. Después se giró para darle la espalda. Fue una tortura ver su piel desnuda y se metió en la cama sin desvestirse.
—Buenas noches —susurró ___(tn)____.
—Buenas noches.
Estaban a pocos centímetros y ella lo rozó cuando se dio la vuelta. Fue suficiente para que se excitara y se tumbó mirando el techo para intentar calmarse. Se puso a contar para no caer en la tentación.
Pasaron las horas, pero no conseguía dormirse. Sólo podía pensar en el viaje. No sabía si Fiona querría verlo o si lo traicionaría y le diría al barón quién era él. Tenía que admitir que no quería ir y que hubiera preferido no haber sabido nunca la verdad.
Miró a ___(tn)____. Respiraba profundamente y en calma. Siempre había creído que el matrimonio era sagrado. Por eso estaba dispuesto a sacrificar su propia felicidad e intentar volver con Fiona. La había amado y pensó que podría llegar a quererla de nuevo.
Pero no podía soportar la idea de dejar a ___(tn)____. Tampoco podía permitir que fuera con él, no quería que sufriera más si conseguía convencer a Fiona para que volviera con él a Rionallís.
Había una abadía cerca de Dun Laoghaire. Decidió que allí se despediría de ella y se encargaría de que sus padres fueran a buscarla.
___(tn)____ metió sus pies helados entre sus piernas. Estuvo a punto de apartarse, pero se dio cuenta de que era su última noche juntos y que no podría volver a tocarla nunca más. Alargó las manos hasta tocar sus delicados pies. Los frotó para calentarlos. Ella no se movió.
La abrazó entonces y no tardó mucho en quedarse por fin dormido.


Ewan se inclinó sobre el caballo. Era casi mediodía y el sol estaba en lo más alto. Sintió que le rugía el estómago. Había salido a media mañana, después de que Ewan le ordenara que regresara solo a Rionallís.
Azuzó al caballo. Le gustaba la velocidad y esa sensación le ayudaba a olvidar su malhumor. Estaba harto de que Joelo viera como un niño. No tenía fe en él. Pasaba horas entrenando cada día y estaba mejorando, pero para Joenunca era suficiente.
Oyó de repente caballos detrás de él. No había ni un árbol alrededor para esconderse de ellos. Estaba en medio de un claro y sería un blanco muy fácil si decidían atacarlo.
Miró hacia atrás y le pareció que eran normandos. Reconoció el tipo de armadura y se le hizo un nudo en el estómago al ver quiénes eran.
Le perseguían los hombres de sir Hugh. El propio Marstowe iba con ellos. Esperaba que pasaran de largo, pero pronto se dio cuenta de que no iba tener suerte.
Estaba rodeado.
Inhaló profundamente y rezó deprisa. Pretendía que las palabras en latín lo distrajeran. Deseaba salir corriendo, pero sabía que no sería un movimiento muy inteligente.
Bajó la cabeza.
—Sois el más joven de losJonas, ¿no es así? —le preguntó Hugh Marstowe mientras se acercaba a él—. Veo que os han enviando de vuelta a casa.
Ewan no contestó. Fingió que Hugh no estaba allí y trató de pensar en otra cosa, pero la espada que apareció sobre su garganta se lo impidió.
—¿Hacia dónde van? —preguntó Hugh.
Se quedó inmóvil. El pánico había atenazado su garganta. Sabía que lo torturarían si no confesaba, pero no podía traicionar a su propio hermano ni a ___(tn)____. Ya había decepcionado una vez a Joe, cuando su cobardía provocó que los capturaran a los dos.
No podía permitir que le volviera a pasar.
El filo atravesó su piel y sintió la sangre caliente cayendo por su cuello. Se le nubló la vista y sólo podía escuchar un zumbido en sus oídos.
—No os diré nada —repuso con firmeza.
Rezó para que Dios le diera valor para soportar cualquier tortura.
—Viajan solos —comentó Hugh Marstowe—. Es muy raro… ¿Por qué viajan sin escolta? Lo único que se me ocurre es que no desean que nadie los reconozca…
Ewan trató de tomar su espada, pero Hugh Marstowe le retorció el brazo para evitarlo. El caballero desenvainó su daga y pasó el filo por la palma del joven.
—¿Adónde van, chico?
«LosJonas somos los mejores guerreros de Eireann. Nunca nos rendimos. Nuestro valor es legendario», se repitió para no flaquear.
Pero fue demasiado aterrador sentir la daga de Hugh Marstowe clavándose en su carne.
—Somerton… —musitó al fin.


—No pienso dejar que te vayas sin mí —le dijo ___(tn)____ cuando estaban llegando a Dun Laoghaire—. Si crees que voy a quedarme en una abadía mientras tú vas en busca de Fiona, estás muy equivocado.
—No voy a llevarte conmigo —insistió Joe—. ¡Y no se hable más!
—Me da igual, te seguiré de nuevo.
No podía creer lo testarudo que era su esposo. Sabía que lo más probable era que Fiona estuviera viva, pero le quedaba la esperanza de que no pudiera encontrarla y consiguiera así salvar su frágil matrimonio.
Giró su caballo en dirección a la costa. Joela alcanzó, mirándola con enfado y preocupación.
—___(tn)____, obedéceme.
—Joe, escúchame —replicó ella al ver que su esposo no parecía dispuesto a ceder—. Ponte en mi lugar, si estuviera aquí, ¿dejarías que me enfrentara sola a él?
—No es lo mismo.
—Sí lo es. Tú tendrías miedo porque sabes cómo es. Yo también temo por tu seguridad. ¿Por qué piensas que Somerton dejará que te la lleves? Puede que intente matarte. Si voy contigo, intentaré buscar ayuda si pasa algo —le dijo ella—. Si Fiona está viva, me iré en cuanto vea que los dos estáis a salvo. Lo prometo.
Los celos la carcomían. Sabía que Joela olvidaría en cuanto viera de nuevo a su esposa.
Tenía que luchar por él y conseguir que la amara. No podía hacerse a la idea de renunciar a Joe, pero decidió que dejaría que se fuera si veía que con Fiona podría llegar a ser más feliz.
Tenía una pequeña esperanza. Llevaba algunos días de retraso ese mes y cabía la posibilidad de que se hubiera quedado encinta. Soñaba con que fuera cierto y tener así algo que le recordara a su esposo. Pero no podía decírselo hasta que estuviera segura.
—No quiero hacerte daño, querida —le dijo Joe—. Tampoco quiero que corras peligro.
—Correré más riesgos sin ti. No puede pasarme nada malo estando contigo.
La ciega confianza que tenía en él consiguió convencerlo.
—De acuerdo, puedes venir conmigo —concedió Joecon un suspiro.


Llegaron poco tiempo después a la costa. Llegarían a Somerton en unos pocos días y por fin conocerían la verdad.
___(tn)____ vio que la fortaleza y las tierras de Somerton eran tan importantes como las de Laochre. El castillo lo rodeaba un gran foso y estaba a lo alto de una colina. Las edificaciones que lo rodeaban estaban construidas en madera cubierta de yeso.
Joese había vestido con ropas de campesino y ella también, con un vestido marrón y un velo cubriendo su cabeza.
Su esposo escondía la espada bajo su túnica por si llegaba a necesitarla. Iban a entrar en el castillo fingiendo ser criados mientras él trataba de encontrar a Fiona.
No había podido comer nada esa mañana. Su estómago era un manojo de nervios. Esperaba que esa mujer no estuviera allí y que el viaje hubiera sido una pérdida de tiempo. Miró a Joe. Tampoco había querido desayunar mucho y estaba algo distante. Cuando le decía cualquier cosa para tener algo sobre lo que conversar, Joecontestaba lacónicamente o no le contestaba. Tenía cuidado de no tocarla y se comportaba como si ella no existiera.
Con cada paso que los acercaba al castillo se le iba un poco más de esperanza. Había mucha gente y ruido por todas partes.
Estaban a punto de entrar cuando ella se detuvo. No quería ver al hombre que amaba abrazando a otra mujer.
—¿Qué pasa? —le preguntó Joecon preocupación.
—No voy a entrar.
—¿Por qué?
—Entra tú, ve en su búsqueda —le dijo entre lágrimas y tratando de controlar sus sentimientos—. Creo que deberías estar solo cuando la veas por primera vez.


Joeacarició la cara de ___(tn)____. Se sentía muy cerca de ella. Había conseguido salvarlo del pesar cuando él seguía obsesionado con vengar la muerte de su esposa. Esa mujer se lo había dado todo y le dolía tener que dejarla.
—Lo siento —le dijo mientras besaba su frente—. Vendré a buscarte en cuando vea lo que tengo que ver.
___(tn)____ asintió con la cabeza. Verla llorar era lo más doloroso, pero debía irse.
—Yo… —comenzó él.
Se quedaron callados los dos.
—Lo siento —repitió poco después—. Nunca pretendí hacerte daño, corazón.
—No me llames «corazón» —repuso ella con un hilo de voz—. Te deseo lo mejor… —añadió mientras se alejaba de él.


___(tn)____ sintió que se le caía el alma a los pies cuando vio a Joeentrando en el castillo. Deseaba más que nada en el mundo que él cambiara de opinión y la eligiera a ella por encima de su primera mujer.
Creía que habría sido mejor no enamorarse de él porque el corazón de Joenunca le pertenecería. Se apoyó en una pared y lloró amargamente por el matrimonio que acababa de esfumarse. Se dejó caer sobre la nieve y se desahogó durante largo rato.
Después, se alejó de allí y se mezcló entre la gente para que nadie la reconociera. No tardó mucho en salir y llegar a donde habían dejado los caballos. Montó su yegua y la espoleó para que saliera al galope.
Cabalgó durante mucho tiempo y estaba tan ensimismada en sus pensamientos que no oyó a los otros caballos hasta que fue demasiado tarde. Alguien cubrió su cabeza con un saco. Intentó pelear, pero unos hombres agarraron sus brazos y la bajaron del caballo. Se dio un buen golpe contra el suelo y, cuando intentó levantarse, la golpearon. Notó sangre en sus labios y se quedó inmóvil.
Alguien ató sus manos.
—Llevadla al campamento —dijo un hombre.
—¿YJonas? —preguntó otro.
—Vendrá cuando sepa que la tenemos. Que traigan al chico.
Estaba aterrada.
Sabía que Joeno iría a buscarla, ya no. Si quería escapar de aquellos hombres, sólo podía confiar en sí misma.


Joelevantó un bulto de leña y siguió a otro criado dentro del castillo. Mantuvo la cabeza agachada y nadie habló con él.
Dejó la leña al lado de la chimenea y se escondió entre las sombras. Imaginó que, si Fiona estaba en el castillo, estaría sentada al lado del barón, esperando a que les sirvieran el almuerzo.
Deseó de repente no estar allí. Había sido feliz con ___(tn)____. Ella había conseguido llenar su vida. Recordó todo lo vivido con ella. Cómo la había rescatado de Marstowe y cómo sus heridas habían ido desapareciendo.
Recordó cómo habían hecho el amor y cómo ella lo miraba con total fe y con algo más. Algo que no quería olvidar.
Sabía que ___(tn)____ lo amaba, aunque nunca se lo hubiera dicho. No entendía por qué tenía que dejarla por una mujer que lo había abandonado.
Se sintió herido y muy dolido. Se dio cuenta de que no quería a Fiona. No quería ver su mirada triste y vacía cuando yaciera con ella. Quería despertarse al lado de ___(tn)____ cada día y darle los hijos que ella tanto deseaba. Quería ver su sonrisa.
Cerró los ojos y dio la vuelta. Tenía que salir de allí, fingir que nunca había estado en ese sitio, dejar que el pasado se esfumara para siempre. Se había enamorado de ___(tn)____ y quería tenerla siempre a su lado.
Pero entonces la vio.

Capítulo 19
Su hija, su querida hija…
Estaba viva.
Joeno entendía nada. No sabía cómo ni por qué, pero no le importó. Se arrodilló frente a ella y vio que la pequeña lo reconocía.
—¿Me recuerdas, cariño?
Había crecido mucho. Llevaba su pelo oscuro trenzado y un vestido azul con adornos dorados.
—¿Papá? —susurró ella.
Abrió los brazos y la pequeña fue hacia ellos y se agarró a su cuello. Rompió a llorar sin poder controlarse. No podía creerlo.
—Brianna… Te he echado tanto de menos. ¿Qué pasó? ¿Por qué estás aquí?
—Mamá me trajo aquí —repuso la niña sin dejar de abrazarlo.
Besó su cara sin descanso. Sabía que estaba abrazándola demasiado fuerte, pero no podía contener su alegría al verla de nuevo.
Se dio cuenta de que Fiona había vuelto a engañarlo. Su traición le dolió tanto que le daba miedo verla de nuevo. No podía creer que le hubiera robado a su hija. Se había pasado dos años sin verla y llorando su muerte. Estaba furioso.
—¿Dónde está tu madre?
—Mamá murió el pasado otoño.
«El pasado otoño», se repitió él.
Eso quería decir que seguía casado con ___(tn)____, su matrimonio era válido. Sintió una alegría inmensa y se imaginó a su esposa esperándolo afuera. No habían pecado, habían estado casados de verdad ante los ojos de Dios.
Se sintió muy feliz, pero recordó entonces que su hija aún debía de llorar la pérdida de su madre. Sólo tenía cinco años y no podía saber lo que Fiona había hecho.
—Esperé y esperé mucho tiempo, papá. ¿Por qué no viniste a buscarme?
—No sabía dónde estabas. ¿Quién cuida de ti?
La niña señaló hacia el salón del castillo.
—Él dice que ahora es mi nuevo padre. Pero tú eres mi papá, no él.
Eran muchas las emociones que se mezclaban en su corazón. Fiona lo había dejado y se había ido con su hija.
—Alejaos de ella —dijo alguien.
Joelevantó la vista y vio a un caballero normando completamente fuera de sí. Apretó más a su hija al verlo allí.
—No temas nada, cariño. Nadie volverá a separarme de ti.


Sus captores metieron a ___(tn)____ en una especie de tienda de tela. No había fuego y estaba helada.
Tenía las manos atadas a la espalda y le dolían las muñecas.
Hugh Marstowe la estaba usando como cebo para atrapar a Joe. Había intentado convencerlo de que su esposo no iría a buscarla, que no le importaba ya lo que le pasara. Se había enterado también de lo que le había ocurrido a Ewan y rezaba para que siguiera con vida.
Se imaginó que Joeiría a rescatar a su hermano, pero allí sólo le esperaba la muerte.
No paraba de mover las manos intentando soltar las tiras de cuero. La habían registrado para asegurarse de que no llevaba armas y le habían quitado la navaja que usaba para comer.
Vio que se abría la puerta de tela y entró Hugh. Se puso en cuclillas y la observó.
—Me pregunto cuánto tardará vuestro esposo en venir —le dijo mientras se acercaba y agarraba su cuello—. ¿Querréis ver cómo lo mato?
Cerró aterrada los ojos, no quería llorar delante de ese hombre. Rezó para que Joeno fuera a buscarla y estuviera a salvo.
Sintió de repente un golpe y un fuerte dolor se extendió por su mandíbula.
—¡Contestadme cuando os hago una pregunta!
No dijo nada y Hugh tiró de su pelo para que tuviera que levantar la cara y mirarlo.
—Sé que le entregasteis vuestro cuerpo, sois una fulana. Dejasteis que tomara lo que era mío y pagará con su vida por tal osadía.
La golpeó de nuevo en la cara y la tiró al suelo. No trató de defenderse, sabía que habría sido peor. Hugh se levantó enfurecido y salió de la tienda.
Con la cara pegada a la fría tierra vio que la tela de la tienda no llegaba del todo al suelo. Se arrastró hasta ella y distinguió los pies de tres soldados que la vigilaban a ella y que algunos más estaban listos para atacar. Era una trampa mortal para su esposo. Hugh iba a matarlo y ella tendría que verlo. Tenía que hacer algo para detenerlo, pero no sabía el qué. Debía concentrarse en los nudos que ataban sus muñecas. La humedad de la nieve había apretado más aún el nudo, pero siguió intentándolo sin descanso. Tenía que escapar si quería salvar a Joe.
Se le encogió el corazón al pensar en él. Recordó tantos momentos de ternura pasados juntos y cómo le había enseñado a enfrentarse a sus miedos.
No quería que muriera, aunque no pudiera ser su esposo. Rezó por su vida y para pedirle a Dios que se hubiera quedado encinta de él.
Consiguió desatar uno de los nudos, y sintió un poco más de esperanza.


—No deberíais haber venido,Jonas —le dijo el barón de Somerton con la espada en alto.
Era un hombre fuerte con barba y bigote. Un poco más bajo que Joe, pero parecía bien curtido en batallas.
—He venido a buscar a Brianna —repuso Joe.
No estaba dispuesto a que nadie impidiera que se llevara a su hija de allí.
Se llevó la mano a la espalda y sacó su arma. El barón llevaba un escudo de madera. Él, en cambio, no tenía ninguna protección. Sus espadas chocaron mientras se movían en círculos.
—¿Por qué me quitasteis a mi esposa y a mi hija? ¿Acaso no teníais el valor suficiente para enfrentaros a mí?
Somerton levantó su escudo para defenderse de su ataque.
—Eso fue cosa de Fiona. Yo quería que revelara la verdad —le dijo el barón—. Habría sido más fácil si hubierais muerto en aquella batalla. Fiona me lo impidió, pero me habría encantado hacerlo.
Estaba disfrutando con aquello. Le gustaba usar la espada y deseaba acabar con el normando.
Un soldado sujetó a Brianna para que la niña no fuera hacia ellos.
—¡Papá! —gritó su pequeña.
El sonido de su voz le dio renovadas fuerzas para luchar por ella. Pero Somerton volvió a rechazar su ataque y le forzó a cambiar de dirección. Se dio cuenta de que era un gran espadachín.
La lucha cada vez fue más feroz, más intensa y rápida. Un par de movimientos provocaron que Somerton tuviera que dar varios pasos hacia atrás.
Joeconcentró toda su energía en el enfrentamiento y vio que pronto aparecieron gotas de sudor en la frente del barón.
Le costaba respirar. La armadura lo protegía, pero también añadía peso al cuerpo y entorpecía los movimientos.
Somerton lo atacó desde arriba y estuvo a punto de acabar con él. Respondió atacando más rápidamente hasta conseguir que el barón quedara atrapado contra una pared. Sostuvo entonces el filo de su arma sobre la garganta de Somerton.
—Debería mataros por todo lo que habéis hecho —masculló entre dientes.
—Papá, quiero irme a casa…
La cara del barón se suavizó al oír a la niña.
—La he tratado como a una hija, deseando que de verdad lo fuera —le confesó—. Lleváosla. Debe estar con su padre —añadió con un gesto de rendición.
Los brazos de su hija se agarraron a su pierna.
—Nunca quise que se os engañara así, debéis saberlo —le dijo el barón—. Siempre deseé que Fiona os confesara desde el principio la verdad, pero ella quería traerse a la niña. Me juró que vos nunca le concederíais el divorcio y que no podría soportar estar sin Brianna.
Joeasintió con la cabeza y bajó la espada.
—Fiona tenía razón.
Pero seguía sin entender que hubiera llegado tan lejos en su engaño. Ya no sentía nada por ella. Se dio cuenta de que nunca la había conocido de verdad.
—¿Cómo murió?
—Me temo que siguió arrastrando esa misma naturaleza melancólica. Lamentó mucho la muerte de su doncella, la que tomasteis por vuestra esposa. Después, sufrió un aborto —le contó Somerton con gesto de dolor—. Se quitó la vida poco después. No pude salvarla.
Sintió que ya no le dolía la infidelidad de su esposa.
—Me llevo conmigo a Brianna —anunció.
El barón se agachó frente a la niña. Él lo observó con temor y con la espada preparada.
—Ve con tu padre, muñeca. Y sé muy feliz —le dijo el hombre con gran pesar.
Brianna asintió con la cabeza.
Somerton ordenó que alguien los acompañara fuera y él buscó a ___(tn)____ con la mirada en cuanto abandonaron el castillo.
Se quedó sin aliento y enfermo de preocupación al ver que ya no estaba allí.


Las manos de Ewan estaban ensangrentadas y tenía todo el cuerpo magullado por los golpes. Aun así, cabalgaba tan rápido como podía hacia la fortaleza de Somerton. Tenía tantos dolores que le costaba mantenerse sentado sobre la silla.
Sentía que le había fallado de nuevo a su hermano. Y también a ___(tn)____. Le había contado a sir Hugh todo lo que sabía, pero éste había seguido torturándolo. Le había abierto unas heridas tan profundas en las palmas de las manos que no creía que fuera a ser capaz de volver a empuñar una espada. Sus vendajes estaban ensangrentados y tenía que sostener las riendas con las muñecas.
Los guardias no le dejaron entrar, pero tuvo la fortuna de que Joeatravesara en ese momento el patio.
—¡Ewan!—gritó su hermano al verlo—. ¿Qué ha pasado?
—Marstowe. Ha capturado a ___(tn)____. Están en un campamento al otro lado del río —le informó sin perder un segundo.
—¿Por qué? —preguntó con desesperación.
—Por Rionallís… —repuso Ewan.
Pero fueron sus últimas palabras antes de perder el conocimiento.
Joeatrapó el cuerpo de su hermano. Se sentía muy culpable y se estremeció al ver las manos del joven.
Pero sólo podía pensar en ___(tn)____ y en lo que estaría padeciendo en esos momentos. Se imaginó que todo era una trampa para atraerlo y acabar con él. Además, Marstowe necesitaba a ___(tn)____ para recuperar Rionallís.
Pensó en pedirle a Somerton que le prestara unos cuantos soldados, pero dudaba que pudiera ayudarlo. Además, creía que lo mejor que podía hacer era ir solo para asegurarse de que no hiriera a ___(tn)____. Su única alternativa era tratar de infiltrarse entre los hombres de Hugh Marstowe y tratar de sacar a su esposa con vida del campamento.


El barón se les acercó entonces y, al ver las heridas de Ewan, dio órdenes para que lo atendiera la curandera.
—¿Podríais cuidar de mi hija hasta mi vuelta? —le preguntó Joe.
—Por supuesto —asintió Somerton.
Dejó a Brianna y montó un caballo. Salió en dirección al campamento. Lamentaba haber hecho que Ewan viajara solo. Había sido su manera de darle más responsabilidades, pero se había equivocado. Había estado tan obsesionado con encontrar a Fiona que había puesto en peligro a dos de sus seres más queridos.
Tenía que vengar tanto sufrimiento. Debía encontrar a ___(tn)____ y rescatarla.
Sólo esperaba que no fuera ya demasiado tarde.
Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 17:29

Capítulo 20
Ewan abrió los ojos cuando sintió un fuerte dolor en sus manos.
—Quieto, muchacho. He de limpiar esas heridas —le dijo una curandera.
La mujer le dio una bebida amarga que hizo que se sintiera mareado. Pero intentó no dormirse mientras ella lo curaba.
—Tengo que ayudarle —murmuró.
—Tumbaos, debéis descansar.
Pero no podía estarse quieto sabiendo que Joehabía salido en busca de ___(tn)____. Creía que los soldados de Marstowe los matarían a los dos y sería todo por su culpa.
Se sentía fatal por haber fracasado una vez más. Se sentó y apartó a la mujer de un empujón.
—He de irme. La vida de mi hermano depende de ello.
Pero la bebida estaba consiguiendo adormecerlo. Se levantó y se obligó a vomitar la infusión.
—¿Qué es lo que ocurre? —preguntó el barón cuando entró en el cuarto.
—Los hombres de Marstowe matarán a mi hermano cuando llegue. Necesito que enviéis hombres en su ayuda. Está solo.
—No debo involucrarme en esa lucha —repuso el barón.
—¡Morirá si no lo hacéis! ¿O acaso es eso lo que queréis? —exclamó Ewan fuera de sí—. Después de todo lo que le habéis hecho, se lo debéis.
El hombre se quedó pensativo unos minutos.
—¿Dónde están?
Ewan describió el lugar donde estaba el campamento y consiguió convencerlo.
—Después del dolor que le he causado, le debo esto —asintió el barón.
Fue hacia la puerta con renovada energía. Le dolían las manos, pero no iba a concentrarse en ello. Esa vez no iba a fracasar.
Joebajó del caballo cuando vio el campamento. Se echó al suelo y avanzó lentamente por la colina para observar a su enemigo.
No había rocas ni árboles donde esconderse. Los soldados lo esperaban. En el centro del campamento había una sola tienda y estaba vigilada por varios hombres, pero no sabía si ___(tn)____ estaría dentro.
Vio que no era posible un ataque sorpresa. Pero, antes que nada, tenía que asegurarse de que ella seguía viva. Volvió a subirse al caballo y cabalgó hasta la cima. Sacó su arco y colocó una flecha.
—¡Marstowe! —gritó.
El soldado fue hacia él con la lanza en alto. Disparó la flecha y el hombre cayó al suelo. Preparó de nuevo el arco.
—¡Quiero ver a ___(tn)____! Si está viva, bajaré al campamento.
No podía ver a Marstowe, pero los soldados abrieron la tienda y sacaron a ___(tn)____ a rastras. Llevaba las manos atadas a la espalda y le caía sangre por la cara.
—¡Joe, no te acerques! ¡Vete de aquí! —le gritó ella.
Ignoró sus palabras y fue hacia al campamento, sin dejar por ello de mantenerse fuera de su alcance. Aquello era una pesadilla y no sabía cómo salvarla.
—¡Soltadla y me encargaré de conseguir lo que deseáis! —exclamó.
Marstowe dio entonces la cara.
—Todo lo que quiero es veros muerto —murmuró el normando.
Oyó entonces caballos acercándose por detrás. Lo rodearon en segundos. Disparó algunas flechas, pero eran demasiados.
—Bajadlo vivo —ordenó Marstowe—. Seré yo quien lo mate.
Luchó contra ellos y necesitaron seis hombres para apresarlo. Sólo podía pensar en ella. Lo ataron con tanta fuerza que apenas podía respirar. También ataron sus pies.
Marstowe se acercó y le obligó a mirar a su esposa. Tenía el rostro ensangrentado, su melena era una maraña, su vestido estaba roto y no llevaba botines.
—No os atreváis a tocarla —le advirtió fuera de sí.
—¿O qué? No podéis hacer nada para detenerme —repuso Marstowe riendo.
—Juro por Dios que os mataré si la tocáis.
—Ya lo he hecho y sufrirá por vuestra insolencia.
Marstowe se acercó a ___(tn)____ y la golpeó en la cara. Ella bajó un segundo la cabeza, después la levantó y miró a su agresor. Éste se colocó detrás de ella y colocó un cuchillo en su garganta.
No podía verla sufrir así. Tensó sus músculos para romper las cuerdas y con su cuerpo empujó a uno de los soldados, que cayó al suelo.
___(tn)____ aprovechó la distracción para empujar a Marstowe. Había conseguido soltar las cuerdas que la ataban. Vio cómo se echaba hacia atrás y, girando su cuerpo, tiraba a Marstowe al suelo. Le arrebató la daga y se la clavó en el muslo.
Después corrió a donde estaba él y comenzó a cortar las cuerdas, pero él le quitó el cuchillo.
—Corre, ___(tn)____, corre —le gritó.
Le había soltado lo suficiente como para que él pudiera terminar de desatarse. Usó el cuchillo para defenderse de los soldados. De reojo, vio que Marstowe se ponía de nuevo en pie. El normando montó a caballo y persiguió a ___(tn)____ con la espada en alto, listo para matarla.
La ira lo enloqueció y luchó como nunca contra los soldados.
Marstowe se acercaba ya mucho a su esposa.
Consiguió apartar a los soldados y montar uno de sus caballos.
«Señor, mantenla a salvo», rezó.
___(tn)____ había casi llegado a la cima cuando Marstowe la alcanzó. Preparó su arma para atacar al normando cuando apareció de repente otro jinete al otro lado de la colina.
Con un grito de guerra, vio a su hermano Ewan atacando a Marstowe. Consiguió tirarlo del caballo. Un pequeño grupo de hombres llegó con él y se dispusieron a ayudarlos en la lucha.
Respiró aliviado al ver que ___(tn)____ estaba bien, pero Marstowe se puso de nuevo en pie y cargó contra Ewan. Su hermano bloqueó el ataque, pero el normando lo hirió en el brazo.
Sacó Joeentonces su espada y desmontó. Atacó a Hugh y éste repelió el ataque, contraatacando con la misma fuerza. Pero sabía que podría con él. Sus movimientos no eran tan rápidos y perdía mucha sangre por la herida del muslo.
Atacó a Marstowe y estuvo a punto de aguijonear su estómago. Fue una lucha feroz, pero entonces Joese resbaló en el hielo. El normando atacó para aprovechar la ventaja, pero él rodó por el suelo. Levantó su espada en el último momento y atravesó el torso de Hugh Marstowe.
Vio cómo se helaban sus ojos. Sacó la espada y dejó que cayera su cuerpo inerte al suelo.
Corrió hasta donde estaba ___(tn)____ y la abrazó con fuerza.
—Ewan… —susurró ella.
Tomó la mano de su esposa y se arrodillaron al lado del muchacho. Tenía un profundo corte en el hombro izquierdo. Estaba muy pálido, pero les sonrió.
—Esta vez no te he fallado, hermano —susurró.
—No, es verdad —repuso Joecon cariño—. Te debo nuestras vidas, joven guerrero.
Ewan sonrió de nuevo, pero perdió la consciencia.
—¿Vivirá? —le preguntó ___(tn)____ con angustia, mientras taponaba la herida con su propio vestido.
—Sí, pero debemos llevarlo deprisa a la fortaleza.
—Muchas gracias por todo —susurró ___(tn)____ entonces—. Siento haber causado tantos problemas.
Joela abrazó de nuevo.
—No tienes nada por lo que disculparte. Soy yo el que se arrepiente —le dijo con emoción—. Vuelvo a tu lado para decirte que Fiona murió mucho antes de que nos casáramos.
Acarició su rostro ensangrentado con cuidado para no hacerle daño.
—Fiona escondió a Brianna y dejó que todos creyeran que había muerto por culpa de las fiebres. He encontrado a mi hija en el castillo de Somerton.
___(tn)____ lo miraba con dolor, pero consiguió sonreír levemente.
—Me alegro mucho por ti.
—___(tn)____, vuelve conmigo —le dijo él sin dejar de abrazarla.


___(tn)____ se llenó de esperanza al oír sus palabras, pero no podía olvidar los sentimientos de dolor e ira que habían conseguido ahogar el amor que sentía por ese hombre. Sabía que, de no haber muerto ya, habría elegido a Fiona.
—Debemos atender enseguida las heridas de Ewan —le dijo mientras se ponía en pie—. Después, volveré a casa de mis padres.
Vio dolor y sorpresa en el rostro de Joe. Se imaginó que él esperaba que volviera a su lado.
—Estoy enamorado de ti —le confesó entonces—. No quiero que te vayas.
Se le llenaron los ojos de lágrimas, pero mantuvo la cara muy alta.
—Tú ya tomaste tu decisión, Joe. Ahora me toca a mí.

Capítulo 21
La fortaleza de Thomas de Renalt, conde de Longford, estaba en penumbra. Una solitaria silueta escalaba la muralla. Otro hombre esperaba abajo, mascullando algo en latín.
—Esto es absurdo, Joe—repitió el padre O’Brian—. Preferiría usar las escaleras.
—Callad y subid ya —le dijo él mientras le hacía un gesto para que lo siguiera.
Entraron en el castillo y le pidió al clérigo que lo esperara mientras daba con el cuarto.
Tuvo suerte y la dulce música de un arpa lo condujo hasta donde estaba su esposa.
Hacía ya un mes que no la veía. Le había costado más de lo previsto ganarse la confianza de su padre y pagar la multa correspondiente por haber matado a sir Hugh.
Sabía que ___(tn)____ estaba enfadada, pero no iba a renunciar a ella.
Longford le había permitido que entrara en la fortaleza, pero no iba a ayudarle a convencer de nuevo a su hija. Por eso había decidido acudir con un sacerdote y cuerdas para escalar el edificio.
Entró en el cuarto y vio a ___(tn)____ tocando el arpa que él le había enviado como regalo.
Todas las palabras que había ensayado sin descanso le fallaron cuando la vio.
Se quedó mudo.
—¿Te gustó mi regalo? —le preguntó por fin.
___(tn)____ interrumpió bruscamente la melodía y se sobresaltó al verlo.
—¿Qué haces aquí? Si mi padre te encuentra…
—Tu padre me ha dejado pasar y sabe dónde estoy. Aunque no creo que tu madre me quiera aquí.
—Yo tampoco te quiero aquí —replicó ella.
Se acercó y apartó el arpa de sus manos.
—Estabas equivocada, ¿sabes? Quería estar… No, necesitaba estar contigo antes… Mucho antes…
Vio la incertidumbre y el dolor en sus ojos y se dio cuenta de que tenía que elegir bien las palabras.
—Te fuiste antes de que pudiera decirte la verdad. Habría vuelto contigo aunque Fiona no hubiera muerto. Eres la única mujer a la que deseo tener por esposa.
Pero ___(tn)____ lo miró como si no creyera sus palabras.
___(tn)____ quería creer sus palabras.
—No pienso que…
—Estoy de acuerdo —la interrumpió Joe—. ¡No pienses! No hay nada que pensar. Sólo tienes que saber que te amo.
Cuando vio la intensidad de su mirada verde, supo que estaba siendo sincero.
—Te amo y no pienso irme sin ti —le dijo mientras rodeaba su cintura con los brazos.
Cada día sin él había sido una tortura. Lo había echado muchísimo de menos. Había llorado amargamente después de recibir su regalo.
—¿Lo prometes? —preguntó con voz temblorosa.
—¿Qué si prometo el qué?
—¿Prometes no salir de aquí sin mí? ¿Vas a sacarme a cuestas como el salvaje irlandés que eres?
—Siempre y cuando me permitas acceso a tu cuerpo de vez en cuando…
Ella se limitó a sonreír.
Joese inclinó y la besó. Le quitó el velo y la abrazó con la misma pasión que recordaba.
—Te quiero —le dijo ella a su esposo.
Joemovía las manos sobre su cuerpo como si no pudiera creer que volvía a ser suya. Vio que se quedaba sin respiración al notar una nueva curva en su estómago. La miró a los ojos y ella entendió perfectamente su pregunta.
Asintió con la cabeza y abrazó a Joecon fuerza. Después de tanto tiempo, necesitaba sentirlo cerca.
Alguien llamó entonces a la puerta.
—Supongo que será el padre O’Brian —le dijo Joe—. He traído al sacerdote conmigo. Pasad ya, padre.
—¿No será en serio? —preguntó ella con perplejidad.
—Esto no me parece apropiado, Joe. Nunca he casado así a nadie.
—Sí. Pero con mujeres testarudas como ésta, a veces hay que tomar medidas extremas.
El padre O’Brian comenzó a pronunciar en latín las palabras del rito matrimonial. Le dio entonces la mano a Joe.
—He elegido, ___(tn)____ —le dijo él con mucha emoción—. Tú siempre serás la elegida. Te quiero y deseo que seas mi esposa.
El sacerdote la miró a ella entonces.
—Joe Jonas, te tomo como esposo. De nuevo…
Él sonrió con ganas y el clérigo prosiguió hasta llegar a la bendición final.
El beso de su marido acabó con todas las dudas que pudieran quedarle.
—Ahora debéis dejadnos solos, padre. Tengo un matrimonio que consumar.
___(tn)____ se sonrojó al escuchar sus palabras, pero lo abrazó con cariño.
Joeacarició cada centímetro de su cuerpo, deteniéndose después en su vientre.
—Te quiero y me casaría mil veces contigo si pudiera —susurró Joe—. ¿Es eso lo que quieres?
—No —repuso ella con el corazón rebosante de amor—. Ya tengo todo lo que quiero. Te tengo a ti.


*bedan : Dios del sol cultura irlandesa por la zona norte
Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 17:35

Epílogo
—Tenéis un varón —anunció Isabel mientras le mostraba a Joe el recién nacido envuelto en mantas.
El niño agarró su pulgar y se sintió el hombre más feliz del mundo. Volvía a ser padre.
Acarició la mejilla del pequeño y le dio gracias a Dios por tanta fortuna.
Su cuñada abrió la puerta de los aposentos y vio a su esposa en la cama con cara de agotamiento. Era el rostro más bello que había visto en su vida. Se sentó en la cama y colocó al niño entre los dos.
—Tenemos un hijo precioso, corazón.
—Sí, es verdad —repuso ___(tn)____ apoyando en su hombro la cabeza—. Brianna estará deseando conocer a su hermano. Aunque creo que habría preferido una niña…
—¿Cómo deberíamos llamarlo?
Su hermano pequeño asomó la cabeza por la puerta.
—Ewan sería una buena elección —les dijo con humor.
—¿Qué haces que no estás preparando tu viaje a Inglaterra? —le preguntó Joe.
El padre de ___(tn)____ se había ofrecido a continuar con su entrenamiento. Ya le habían curado las manos y seguía practicando cada día con la espada. Joeconfiaba mucho más en sus posibilidades.
Para él, Ewan siempre sería el mejor guerrero, el que había conseguido salvar la vida de ___(tn)____. Esperaba que algún día pudiera llegar a luchar tal y como deseaba.
—Quería conocer a mi sobrino antes de partir —les dijo—. Muchas felicidades a los dos.
___(tn)____ lo abrazó y Joehizo lo mismo.
—Y nosotros te deseamos buen viaje. Envíanos una carta cuando llegues.
—¿Cómo se llamaba vuestro padre? —preguntó entonces ___(tn)____.
—Duncan —respondió Joe sin entender la pregunta.
—Me gusta ese nombre para el niño —le dijo ella mientras besaba a su esposo en la mejilla.
—Te quiero, ___(tn)____ —declaró Joe.
Tomó la cara de su esposa y la besó en la boca. Se lo decía a menudo, pero siempre se preguntaba si ella entendería hasta qué punto era cierto. Cada día con ella, era un día en el paraíso.
—Y yo a ti —repuso ___(tn)____.
Con su hijo entre los dos, Joe sintió una gran paz. De su momento de mayor dolor y desesperación había surgido la mayor alegría de todas.

* * *

Volver arriba Ir abajo
Dt_lv_xD
Forista!


Cantidad de envíos : 110
Edad : 20
Localización : Venezuela, edo Falcon
Fecha de inscripción : 10/06/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 17:54

Me encantaron los capitulos!!!
Amo tu novela!! Bueno pensaras q eso mismo digo en
Todos los comentarios pero esq me encantas todas!!
Me fascina!! Cdt!!
Volver arriba Ir abajo
Yam3lTolentiinoC'
Novia De..


Cantidad de envíos : 575
Edad : 21
Localización : Inside of my crazy and freaky mind.. :P New York 8)
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 15th 2010, 19:42

Awwwwwww que lindooooo.. me encanto la noveeeeeeeeeeeeeeee... Enamorada
Llore con todos los caps. por felicidad, tristeza por todooo, pero me encantaron... Very Happy
Dios mio que final tan lindooooo... tiste
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 16th 2010, 11:10

Awwww q bellooo..! Sad Me fasciinaron todos los caaps..! tiste AShh a hugh antes de matarlo le tenian q entrarle eso .l. por dnd menos le cabiia Mad Q se cree el, para estar pegandome..? -.-' Ese estupido Bobo! Buenoo.. Me encantaroon todos lo caps y qiero decir q le saques provecho a esa imaginacion q tienes Smile Me emocione en casi todos los caps Embarassed

PD. Graciias por subiir la novee..! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 16th 2010, 11:11

Yeeeiii..! Cambiie de paag..! Razz
Volver arriba Ir abajo
Valen de Joe Jonas <3
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 284
Edad : 18
Localización : En Jonasworld con Joesitoh en la piscina!
Fecha de inscripción : 10/10/2010

MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Diciembre 17th 2010, 11:17

Awwww ame los caps! estuvieronn muyy hermosoooss! siguelaaaa prontitoh pleasee! Enamorada
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.   Hoy a las 10:22

Volver arriba Ir abajo
 
___(tn)_____de Renalt necesitaba huir de su prometido, aunque para ello tuviera que poner su vida en manos del enemigo.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» *Eres todo lo que necesitaba en mi vida*( nick y tu)-(romatik hot)
» Danger Days le dio a Gerard respuestas que no sabía que necesitaba.
» Alguien que necesitaba en mi vida.
» **♥ Me Case sin Amor y Ahora Te Amo ♥** (Joe Jonas y Tu) HOT
» Quiero montar un grow shop!! Alguien me echa un cable??

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: