Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Hilo Rojo (Nick&____)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 12 ... 18  Siguiente
AutorMensaje
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 5th 2013, 21:16

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhh
no se que decir shdvbjnsakja
SIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAa
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 6th 2013, 13:24

Siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 6th 2013, 15:25

siguelaaaaaaaaaaaaaaaa Smile
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 8th 2013, 18:06

Hey girls! ¿Como están? Espero que muuuuuuuuy bien porque yo lo estoy. Llevo varios días escribiendo (he tenido un tiempo lejos de la escuela) y me fascina poder seguir con la historia y subirles mas capítulos. Se siente bien. Cada vez tengo más y más ideas que incorporar a la novela. Es genial.
Y bueno, me alegro que a ustedes también les guste. Son las mejores. Amo ver sus comentarios, son tan aolsdjakdfhakd. No puedo pedir mejores lectoras :3
Weno, weno, ya subo capítulo. Espero que lo disfruten. Últimamente mi imaginación está volando muy, muy alto xD
Se cuidan. Las quiero ♥



Capitulo 6: Parte 4
Nick abre la puerta del pent-house y entra en él, sosteniendo la puerta para que yo pase. Mis ojos rápidamente viajan alrededor del lugar, desde su decoración en blanco y negro hasta la hermosa vista que tiene desde el ventanal dispuesto en la pared a mi lado izquierdo justo en frente de la cocina también en blanco y negro. Ya se puede ver el sol descendiendo por el horizonte, proyectando una luz dorada y naranja sobre la ciudad y dentro del apartamento. Hay una pequeña chimenea justo en el medio del ventanal. Varios pequeños arbolitos decoran el espacio aquí y allá. Un sofá de cuero blanco está frente a la chimenea y a ambos lados de este están dispuestos dos sillones del mismo material. El piso es de relucientes baldosas negras y las paredes de un blanco mate. En el fondo de la estancia hay tres puertas blancas dispuestas en hilera sobre la pared del mismo color y supongo que son habitaciones.

Nick cierra la puerta de la entrada detrás de mí y enciende las fluorescentes luces del techo, haciendo brillar el apartamento como si fuera una habitación de hospital, algo que me trae recuerdos desagradables. Los reprimo y fuerzo a mi mente a quedarse en el presente para evitar hacer una desagradable escena en este momento.

Me giro en redondo para ver a Nick, y él se mueve en mi dirección. Se detiene junto al mostrador de mármol de la cocina y deja sus llaves, las gafas Ray Ban y su iPhone sobre él. Yo dejo caer mi bolso en el suelo, aún anonadada por la ostentosidad del lugar.

-Este lugar es imponente –digo, sonriendo-. Es como mi lugar soñado para vivir.

Nick me sonríe; apenas es una mueca, pero cuenta como sonrisa para mí. Sus manos desaparecen en los bolsillos delanteros de su jean, su mirada se pierde cuando mira hacia el ventanal.

-Es el apartamento de mi padre –dice. Hay un poco de cólera en su voz-. Según él, era el lugar que usaba para quedarse cuando estaba atendiendo a sus pacientes en el hospital del centro –me mira. Sus ojos llamean con rabia y sus labios son una tensa línea fina-. Luego fue su casa hasta que tu madre decidió llevárselo a vivir a la vuestra.

-Nuestra casa –le corrijo-. Tú también vives allí.

Nick sacude la cabeza y se saca las manos de los bolsillos, acercándose más a mí.

-De todos modos, no importa. No hay que pensar en nada de eso hoy y mucho menos ahora –una sonrisa picara centellea en sus labios cuando se acerca a mí. Sus manos se posan sobre mis caderas, su cara se inclina mucho sobre la mía-. Tenemos todo el apartamento que explorar. ¿Por qué habitación quieres comenzar la investigación primero: el balcón o la cocina?

Yo me rio, rodeando su cuello con mis brazos.

-¿No es un poco peligroso hacerlo en el balcón? –ronroneo, frotando mi nariz contra su cuello.

Elevo una pierna hasta colocarla sobre la cadera de Nick, y lo pego mucho a mí, nuestros sexos frotándose. Toda la excitación que había ardido entre nosotros en el auto vuelve a resurgir sin mucho preámbulo. Nick coloca una mano sobre mi trasero y aprieta con fuerza la piel cubierta por el jean.

-Estar aquí es peligroso, estar contigo es peligroso… -responde, su cálido aliento rozando mi oreja-, y sin embargo aquí estamos, tomando los riesgos.

Su mano se eleva hasta que la coloca debajo de mi barbilla, obligándome a levantar la cara. Sus ojos se posan rápidamente sobre mis labios antes de besarme, profundo y duro. Yo le correspondo al instante, sintiendo más calor que en el auto a pesar de que el ambiente aquí es más abierto. Muevo mis manos de su cuello hacia su cabeza y me deshago de la boina, lanzándola lejos, y entierro mis dedos en su largo cabello castaño. Amo su cabello; es suave, firme y rizado. Justo como me gustaría tener el mío.

Nick inclina su cuerpo un poco sobre el mío y, sin dejar de besarme, sube mi otra pierna a su cadera. Yo las uno sobre su voluptuoso trasero y él coloca sus manos sobre el mío, aguantándome. Me rio contra sus labios y él rompe el beso.

-No tienes mucho tiempo para elegir qué lugar quieres para explorar –dice, sonriendo. Yo lo vuelvo a besar-. Cinco… -comienza la cuenta regresiva, mirándome a los ojos. Me rio, echando mi cabeza hacia atrás.

-Cuatro… -continúa.

Lo miro a los ojos de nuevo e inclino mi cabeza de manera que nuestras frentes se tocan.

-El balcón –murmuro.

Una sonrisa completa separa sus labios, dejándome ver lo guapo que se ve sonriendo así. Me muerdo el labio inferior, sonriendo a medias.

-Tu apariencia de chica buena engaña como el infierno –dice, caminando por la sala conmigo en brazos.

Se dirige hacia el ventanal y me baja cuando nos detenemos frente al cristal que limita con la pared de fondo. El diminuto pomo de la puerta de cristal está escondido entre uno de los pliegues negros de las ventanas por lo que no parece como si en realidad fuera una puerta. Nick la abre y la empuja hacia afuera, permitiendo que el aire fresco entre al apartamento. Pasamos a través de la puerta y noto algo que no había visto antes a través del cristal desde adentro del apartamento. Hay dos tumbonas blancas pegadas a las ventanas y son lo bastante espaciosas como para que quepan dos personas en cada una. Sin embargo, eso no es lo que tengo en mente.

Mis ojos, seguidos por la imagen que se plasma en mi cabeza, se desvían hacia la valla de cristal e hierro que está dispuesta en el límite del balcón. Sonrío.

Me giro hacia Nick. Él está parado detrás de mí, mirándome fijamente. Le guiño y me deshago de la chaqueta negra que traigo puesta con un suave movimiento de brazos y hombros. La tiro al piso de cemento y lo mismo pasa con la camiseta estampada con la cara de Marilyn Monroe. Me deshago de las sandalias negras y me desabotono el pantalón, con la vista fija en la cara de Nick cuyos ojos siguen cuidadosamente todos mis movimientos. Le lanzo el jean cuando me lo quito, despertándolo de su ensueño. Él lo atrapa.

Me quedo en lencería blanca frente a Nick, con el viento azotando mi cuerpo semidesnudo, mas no haciendo nada por enfriar esta ardiente pasión que siento mientras Nick me mira con su intensa mirada lujuriosa. Él lanza el jean a un lado, luego avanza y se pega a mí, deslizando uno de sus brazos por mi cintura, enviando un torrente eléctrico a lo largo de mi columna vertebral. Su otra mano se aprieta en mi nuca. Me besa ferozmente, devorándome. Su lengua de seda se une a la mía dentro de mi boca provocando que mis rodillas tiemblen de anticipación. Nuestros cabellos se arremolinan alrededor de nuestras cabezas danzando al ritmo del viento.

Mis manos se deslizan entre nosotros en dirección a su pantalón. Lo desabrocho con eficiencia, sin romper nuestro hambriento beso. Engancho mis dedos pulgares en el elástico del bóxer y mis otros dedos agarran la tela del jean, dispuestos a bajar ambas piezas de un solo tirón. Después de soltar los deliciosos labios de Nick, lo hago. De rodillas frente a él y con su ayuda le quito las botas de combate, lanzándolas a un lado junto con sus medias. Agarro las perneras del jean una a una y termino de quitarle la prenda antes de incorporarme nuevamente. Nick termina el trabajo quitándose la camiseta por la cabeza y tirándola al suelo. Ahora está completamente desnudo frente a mí. Me muerdo el labio inferior mientras lo aprecio. Su cuerpo es como si hubiera sido esculpido a mano por el mejor artista del mundo, todo detallado y bien proporcionado. Y cuando digo bien proporcionado es por todas partes.

-Me vas a volver jodidamente loco, _____ –gruñe Nick, agarrándome por la cintura y besándome nuevamente.

Él da varios pasos hacia delante, obligándome a caminar hacia atrás hasta que me topo con la valla. Pongo mis manos sobre el tubo de hierro que sostiene los cristales de la valla y las aprieto fuertemente allí. Nick aplasta su cuerpo contra el mío, su pene se presiona con insistencia en mi abdomen; su lengua se introduce en mi boca. Desliza una de sus manos por mi espalda baja hasta llegar a la parte posterior de mis muslos y obliga a mi pierna a levantarse para rodear su cadera. Clavo mi talón sobre una de sus nalgas y él gime contra mi boca. Su pene ahora roza mi sexo empapado. Solo están separados por mi ropa interior.

Nick suelta mis labios y desvía su mirada hacia nuestros sexos. Su mano se desliza por mi muslo y se introduce entre las mejillas de mi trasero para agarrar la tela de la braga y rasgarla. Su miembro duro y caliente ahora roza mi piel sensible, haciéndome gemir con anticipación y excitación. Ni siquiera me importa la ropa; solo quiero que me tome. Ahora. Contra la valla.

Nick se hunde en mi interior con un gruñido. Yo gimo, cerrando los ojos por la abrumante sensación que es tenerlo dentro de mí nuevamente. Nick inclina su cara hacia mi cuello y mordisquea allí mientras bombea dentro de mí. Él casi está reprimiendo sus gemidos. Yo no puedo. Todo lo que puedo hacer es gemir, chillar y jadear.

Tampoco puedo pensar, solo puedo sentir. Y todos mis sentidos están llenos de Nick. Todo mi mundo gira alrededor de él y el placer que me proporciona. Su otro brazo se cierne alrededor de mi cintura, manteniéndome firme en mi lugar. Mi subconsciente da las gracias porque casi no puedo sostenerme sola. Estoy temblando de placer.

Aprieto más fuerte la valla cuando siento el orgasmo construyéndose en mi interior. Estoy gimiendo y jadeando como loca mientras Nick reprime sus sonidos contra mi piel. Sus manos se deslizan hacia mis caderas, entierra sus dedos en mi piel y me presiona para mantenerme quieta contra la valla mientras me penetra furiosamente. Echo mi cabeza hacia atrás jadeando y gritando, poseída por el placer.

-Nick –grito cuando llego al éxtasis-. Oh, sí, sí, sí.

Él se detiene abruptamente mientras las secuelas del orgasmo me hacen retorcer y gemir contra su cuerpo. Una sonrisa extasiada aparece en mis labios mientras Nick desliza su mano entre nosotros y acaricia suavemente mi clítoris. Sus labios se alejan de mi cuello. Exhalo el aire, enderezando mi cabeza para mirarle a los ojos.

-Eso fue increíble –digo, mi voz suena ronca.

Sus ojos se sienten intensos sobre los míos. Su cuerpo está en tensión, su boca es una línea fina. Yo suelto la valla y coloco mis brazos sobre sus tensos hombros. Me inclino sobre su cuerpo y él gime, cerrando los ojos un segundo. Cuando los vuelve a abrir, están ardiendo como el infierno.

-No tengo condón –dice entre dientes sin apartar sus ojos de los míos.

-Tienes que estar bromeando –suelto, anonadada. No puedo creer que se nos haya olvidado algo tan importante como eso.

Él sacude la cabeza.

-Y realmente estoy muriendo aquí. Siento que voy a explotar en cualquier momento –su mano se desliza por mi muslo mientras sus ojos viajan hacia mis pechos.

-¿No tienes alguno dentro del apartamento? –murmuro alarmada. No quiero quedar embarazada. No todavía. Rayos, ¿en que estaba pensando? Me doy una bofetada mental. Que pregunta estúpida, responde mi subconsciente.

Nick me mira a los ojos nuevamente y le toma un momento procesar lo que he dicho. Frunce el ceño ligeramente.

-Tengo condones en la que era mi habitación, pero no voy a esperar, ____. Quiero correrme, ahora –sus ojos taladran los míos.

Y en este entonces a mí me toma un segundo procesar lo que ha dicho. Un clic suena en mi cabeza cuando recuerdo sus palabras de ayer, justo cuando lamí la punta de su pene: “déjalo en agenda para otro día, _____”.

Sonrío con picardía mientras me deslizo fuera de su tieso y duro miembro, haciendo que él apriete la mandíbula y reprima un sonido gutural que me hace morderme el labio. Siento mi sexo empaparse nuevamente por lo excitante que es tener a Nick bajo mi control aunque sea por solo algunos minutos.

Después de bajar mi pierna de su cadera hago un ademan para arrodillarme cuando Nick toma mis brazos con sus manos y me detiene.

-No tienes que hacerlo si no quieres –dice. En sus ojos puedo ver que es cierto lo que dice y a la misma vez puedo ver lo mucho que lo desea. Y yo también lo deseo. No voy a parar.

-No tienes porque comportarte como un caballero ahora, Nick –replico, deshaciéndome de su flojo agarre en mis brazos. Me deslizo hacia abajo por su cuerpo hasta estar arrodillada frente a él-. No soy una dama.

Le guiño antes de desviar mi mirada hacia su glorioso miembro. Coloco una de mis manos en la base, rodeándolo con mis dedos pulgar e índice y acerco mi boca hacia él, haciendo rozar mi aliento contra su rosada cabeza. Nick suelta el aire entre dientes. Sus manos vuelan para posarse sobre mi cabeza y presionan sobre ella, inclinándome para que lo tome entre mis labios. Lo hago, pero muy lentamente. Coloco mi otra mano sobre la mejilla izquierda de su trasero y lo aprieto mientras comienzo a bombear su pene dentro de mi boca. Al principio lento, torturándolo, luego aumento la velocidad y lo escucho jadear. Sus dedos aprietan dos puñados de mi cabello mientras que su boca jadea mi nombre.

Adentro, fuera, adentro, fuera. Y más rápido. Nick está gruñendo ahora. Adentro, fuera, adentro, fuera. Más lento. Sus caderas se balancean hacia adelante, como en una silenciosa suplica para que tenga piedad de él. Adentro, fuera, adentro, fuera. Más rápido. Paso mis dientes a lo largo de su longitud y mordisqueo la punta un poco antes de volver a introducirlo completamente en mi boca. Adentro, fuera, adentro, fuera. Más lento. Las manos de Nick se cierran a un más en mi cabello, haciendo presión para que no lo suelte. Presiono mi otra mano sobre la otra mejilla de su trasero y lo aprieto, provocando que Nick me jale un poco el cabello. Su cuerpo está más tenso que antes lo que me dice que él se va a correr pronto.

Nick grita mi nombre repetidas veces cuando se corre en mi boca, sus caderas se balanceándose violentamente. Su caliente líquido llena mi paladar con su sabor salado y me lo trago, escuchando a Nick gimiendo palabras soeces entre dientes mientras lo hago. Él suelta mi cabello unos instantes después que se recupera del orgasmo. Sin vacilar, saca su miembro de mi boca y me impulsa sobre mis pies para besarme en los labios con agresividad. Me pega contra la valla de cristal nuevamente mientras me besa.

-Me vas a volver jodidamente loco, _____, lo digo en serio –gruñe contra mi boca-. Loco.

Eso inevitablemente me hace sonreír. Me hace sentir poderosa.
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 8th 2013, 20:13

dios
q mas??
siguela pronto
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 8th 2013, 23:10

oh my ese capitulo fue!!!!
WOOOOW es lo unico que puedo decir jaja
espero que la sigas proooonto pronto siii?

Smile
Volver arriba Ir abajo
MaIsaJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 915
Edad : 19
Localización : COLOMBIA
Fecha de inscripción : 03/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 9th 2013, 16:03

Está super hot, jajaja
quiero mas romance *-*
Me encanta! y me encanta que estés subiendo seguido Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.alwayshappyplop.tumblr.com
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 9th 2013, 18:28

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa porfi sii?
Volver arriba Ir abajo
yessi jobrOss
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1356
Edad : 21
Localización : alado de mi Nick dizfrutando de sta maravillosa noche y todas las q vienen
Fecha de inscripción : 14/06/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 9th 2013, 19:52

uhhhhhhhhhhhhhhh Laughing 
mmmm estuvo muy interesante el capi juju baba Twisted Evil jajajajajjaja
encerio me encanta como escribes ^^
siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy Very Happy x fa sisiisisisisiiisisi bounce jajjajaja

PD: siento no haber comentado antes pero no habia
tenido tiempo Neutral sorry!!
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 9th 2013, 21:16

siguelaaaa ^^
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 10th 2013, 17:20

Masasss
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 10th 2013, 21:55

sube capi pronto PORFAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
yessi jobrOss
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1356
Edad : 21
Localización : alado de mi Nick dizfrutando de sta maravillosa noche y todas las q vienen
Fecha de inscripción : 14/06/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 12th 2013, 15:19


siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
yessi jobrOss
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1356
Edad : 21
Localización : alado de mi Nick dizfrutando de sta maravillosa noche y todas las q vienen
Fecha de inscripción : 14/06/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 12th 2013, 15:21

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy
Volver arriba Ir abajo
yessi jobrOss
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1356
Edad : 21
Localización : alado de mi Nick dizfrutando de sta maravillosa noche y todas las q vienen
Fecha de inscripción : 14/06/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 12th 2013, 15:22

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa Very Happy
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 12th 2013, 18:41

Hey, girls! I'm baaaaack! Very Happy
Y traigo un super capitulo. Espero que les guste. En lo personal, no es uno de mis favoritos. Lo siento totalmente impersonal... ay, no lo se. Espero que me digan sus impresiones del capítulo. Ya saben, es interesante saber que piensan de la historia. \o/
Ahora, subiré el capítulo porque no tengo nada mas que decir. Jaja. Se cuidan, las quiero ♥
Enjoy!


Posdata: el capitulo es un poco largo, pero no creo que eso sea inconveniente para ustedes Wink




Capitulo 6: Parte 5
Ya es de noche. Todo el apartamento está sumido en penumbras; la única iluminación proviene de las luces de la ciudad que se filtran a través de las ventanas. Se puede sentir la paz y la tranquilidad en el lugar. Es fantástico.

Nick está acostado de espaldas sobre el sofá blanco de la sala con las manos entrelazadas debajo de su cabeza. Su cabello está desordenado y una sonrisa medio cansada, medio feliz danza en sus labios. Sus bóxers son la única prenda que lleva puesta. Yo estoy sentada sobre su regazo, con mis piernas a ambos lados de sus caderas, vistiendo únicamente una de las camisetas viejas que guarda en su habitación. Mis manos están posadas sobre sus costados donde unos tatuajes resaltan en su piel bronceada.

-Estos son muy raros –me quejo, mirando los tatuajes en su costado derecho: unas letras chinas y una rosa roja. La rosa está en medio de las letras, separando las cuatro hileras de símbolos en dos arriba y dos abajo-. ¿Qué significan? –lo miro con curiosidad.

Nick se lame los labios antes de hablar.

-Son nombres –dice-. Los nombres de los miembros de mi familia en chino.

Frunzo el ceño desviando mi mirada hacia los tatuajes nuevamente. Cuento las hileras de símbolos y frunzo los labios. Algo no es correcto. Vuelvo a mirarlo a los ojos. Él apenas está reprimiendo una sonrisa divertida.

-Solo hay cuatro nombres. ¿Tienes dos o tres hermanos? –ladeo mi cabeza con confusión. Sé que él tiene tres hermanos, entonces, ¿Por qué solo tiene cuatro nombres tatuados?

-Tres –responde, desviando la mirada hacia el tatuaje. Vuelve a lamerse los labios en un intento de reprimir la diversión de su boca. Su mano derecha palpa la primera hilera de símbolos, justo debajo de su axila-. Este es Kevin, mi hermano mayor.

Su dedo palpa el segundo nombre-. Este es Joe.

Se mueve hacia la tercera hilera, que está debajo de la rosa-. Mi hermano Frankie, el menor.

Y por último, se mueve hacia los símbolos cerca de su cadera. Su voz se escucha un poco amarga al hablar-. Y este es mi padre.

Yo abro la boca para decir algo, pero él me interrumpe. Me sonríe tiernamente mientras habla.

-Sé que lo que vas a preguntar –dice-. Y no, no tengo el nombre de mi madre escrito en chino.

Vuelvo a abrir la boca, pero él vuelve a cortar mis palabras. Esta vez, su voz es suave y llena de emoción.

-La rosa la representa a ella.

Sus ojos se desvían hacia el tatuaje, una sonrisa cariñosa se esparce por sus labios. Se ve tan vulnerable, tan abierto, tan diferente a como es él usualmente que no puedo dejar de mirarlo. Se ve maravillosamente tierno. Eso derrite mi corazón.

Él ignora mi mirada embelesada; sus ojos están puestos sobre la rosa solamente. El dedo medio acaricia la marca roja del tatuaje sobre su piel, casi con cariño.

-Ella es muy parecida a una rosa –continua hablando, su voz se escucha como si él ya no estuviera en el presente-. Tiene muchas espinas, sí, muchos defectos, pero eso no cambia que sea una rosa. Es delicada, hermosa y está llena de amor. Ella también es la persona más importante en mi vida, ¿sabes? –Sus ojos se encuentran con los míos y sé que ha vuelto conmigo, al presente. Sonrío un poco-. Ella lo ha dado todo por mí, más de lo que puedes imaginar. No sé qué sería de mí sin ella. Creo que moriría.

Mi pecho aprieta, la garganta arde porque conozco el sentimiento. Azoto la sensación de soledad y dolor lejos de mí y la encierro en una caja bajo llave.

-Eso es lindo –logro decir.

-Si –murmura él, desviando su mirada devuelta al tatuaje-. Este tatuaje en particular es muy especial. Mira –él traza con su dedo una línea imaginaria desde el tatuaje hasta su corazón-. Está justo en línea con mi corazón.

Eso me hace sonreír de ternura. Me inclino y beso suavemente sus labios, derretida por este nuevo Nick que se ha mostrado ante mis ojos.

-Me encanta –digo, mirándolo directo a los ojos mientras aun estoy inclinada sobre él. Mis brazos descansan sobre su pecho desnudo-. Eres más tierno de lo que pensaba, Nick.

Él rueda los ojos y besa mi nariz.

-También eres muy cursi –digo. Arrugo mi nariz y me incorporo, dejando mis manos sobre su pecho-. Lo cursi no me va.

Él se ríe.

-Puedo ser rudo también –bromea.

-Me encantaría verlo –le provoco, mordiéndome el labio inferior con diversión.

-Estoy tentado de mostrártelo justo ahora –dice, apretando sus manos en mis caderas. Su hermosa sonrisa burlona está en sus labios. La imagen del Nick vulnerable desaparece.

-Todavía no –digo, sacudiendo la cabeza mientras sonrío-. Quiero saber que significa este otro tatuaje.

Señalo con mi dedo índice hacia su costado derecho donde hay un halcón con las alas extendidas tomando también parte de su abdomen y espalda. Unas líneas negras simulan el viento alrededor del animal. Es un curioso tatuaje.

Tarda un instante en contestarme.

-Significa libertad –dice después de aclararse la garganta-. Quiero decir, para mí significa libertad –añade rápidamente-. Para otras personas puede significar otra cosa.

-¿Por qué significa libertad para ti? –ladeo mi cabeza, mirándolo fijamente.

Nick entrecierra los ojos y desvía la mirada. Casi puedo ver el debate que está teniendo dentro de sí mismo. Él no quiere contestarme. Y no lo va a hacer, tal y como yo no quiero hablar de las discusiones con Camille. Lo sé.

-Si te digo… –responde al fin, devolviendo su mirada a la mía-, tendría que matarte. Y luego no tendría a nadie así de caliente para tener sexo. ¿Qué haría entonces?

Yo me rio, dejando pasar su cambio de tema, aunque ahora me pica la curiosidad. ¿Qué estará ocultando?

-Todavía podrás usar tus manos –respondo, mordiendo mi labio nuevamente.

Él se ríe.

-Eres muy, muy traviesa, señorita Cavanaugh –dice, su voz sonando más grave de lo normal-. Creo que tendré que darte una seria reprimenda por lo que dices y haces últimamente. Me parece que pasar tiempo conmigo ha sido mala influencia para ti.

-Oh, lo es –respondo, inclinándome para lamer sus labios mientras lo miro directamente a los ojos-. Pero no importa, así puedo dejar salir mi lado salvaje.

Él besa mis labios.

-Me encanta –gruñe-. Me encanta ese lado salvaje.

El sonido un teléfono vibrando sobre una superficie corta mi replica de raíz. Yo desvío la mirada hacia el iPhone de Nick sobre el mostrador de mármol de la cocina y de repente me acuerdo de que estoy castigada y que debería estar en casa cumpliendo con las reglas de Camille. Mi corazón cae a mis pies cuando me doy cuenta de que Camille estará muy cabreada cuando regrese a casa. Frunzo el ceño. Seguramente están llamando a Nick porque yo no contesto mi propio teléfono.

-Tengo que contestar –escucho a Nick abriéndose paso por entre mis pensamientos para llamar mi atención. Me toma un segundo interpretar que es lo que quiere decir-. Ahora.

-Oh, sí, claro –digo mientras me levanto de su regazo.

Nick se levanta del sofá de un salto y camina hacia su teléfono. Me da la espalda cuando lo contesta. Sin embargo, puedo escuchar lo que dice. Me vuelvo a sentar en el sofá, con mis brazos descansando sobre el espaldar de este, mi barbilla sobre mis antebrazos mientras escucho la mitad de la conversación. Mis ojos se deleitan con lo delicioso que se ve su trasero y lo bien trabajada que está su espalda.

-No, um, yo estoy fuera en… otro lugar –está diciendo al teléfono-. No lo sé. En serio, no la he visto –hace una pausa mientras escucha-. Duncan miente. Probablemente ella está en casa de alguna amiga o algo así –otra pausa-. Bueno, yo de eso no sé. No estoy con ella, papá. ¿Por qué lo estaría? Ella apenas me soporta, y no tengo paciencia para soportar chicas como ella… Vale.

Hace otra pequeña pausa y se gira para verme. Se recuesta contra el mostrador y rueda sus ojos. Yo sonrío.  

-Hola Camille… -dice; yo abro los ojos muy grande. Estoy en serios problemas-. No, ya le dije a papá que no la he visto. ¿No está con alguna de sus amigas o con Jared? –Otra pausa-. Oh. Pues no, no sé de ella –pausa-. Oh, claro que se lo diría Camille, yo no podría guardar un secreto así de usted, en especial si ____ está castigada –me guiña y sonríe. Yo aguanto una risa-. No, claro que no. Es algo inaudito que ella rompa las reglas de esa manera… claro, intentaré llamarla para ver si consigo saber dónde está. Si. De nada –cuelga el teléfono.

Alza una de sus cejas mientras me mira y su sonrisa burlona se extiende por sus labios-. ¿Estás castigada, _____? Es de chicas malas romper las reglas, y mucho más si son impuestas por Camille Cavanaugh.

-Soy una chica mala –le saco la lengua y me rio-. Sí, Camille me castigó ayer –ruedo los ojos-. Herí su ego.

-Y mucho –asiente-. Estaba muy molesta por el teléfono. Tendrás problemas cuando llegues a casa.

-Y serán por tu culpa –frunzo los labios-. Pero valió la pena -sonrío.

Nick se impulsa lejos del mostrador y se arrodilla frente a mí para besarme.

-Oh, lo hizo –está de acuerdo.

***

Introduzco la llave en la puerta de entrada y la abro con el mayor silencio posible. Todo el vestíbulo está a oscuras al igual que el resto de la casa, pero no quiero correr el riesgo de despertar a la fiera que me aguarda en una de las habitaciones de esta guarida. Cierro la puerta detrás de mí con suavidad antes de emprender mi camino hacia las escaleras, mirando hacia el suelo para no tropezarme con nada.

Voy a mitad de camino cuando la luz del vestíbulo de enciende. Hago una mueca y me detengo en seco. Estoy atrapada. La fiera no estaba dormida.

-Buenas noches, _____ –dice la fría voz de Camille, a mi derecha-. Me alegro que hayas decidido regresar a casa esta noche.

Yo respiro profundamente y me giro sobre mis talones para encararla. Ella está vestida con un camisón de seda blanca y unas pantuflas del mismo color calzan sus pies, su cabello está recogido en una coleta. Aun tiene su mano sobre el interruptor de la luz mientras me mira. Su sonrisa hipócrita está sobre sus feos labios.

-Buenas noches, Camille –respondo, con una buena imitación de su sonrisa. Sus labios se transforman en una fina línea-. Voy a dormir, si no te molesta. Hablaremos mañana.

Hago un ademan para marcharme, pero me detengo en seco con sus palabras y su tono de voz. Está cabreada.

-Hablaremos ahora –dice duramente. Baja su mano del interruptor y la entrelaza con la otra frente a ella-. Estás castigada, lo sabes, ____.

-Sí, pero no me dijiste los términos del castigo –replico y me encojo de hombros-. Me lo tome como palabras vacías sin ningún significado.

Eso hace llamear su mirada. Me encanta cuando pierde el control porque destroza esa estúpida pantalla que muestra de ser una perra fría y calculadora. Y ahora mismo estoy haciendo un buen trabajo para destruir su autocontrol.

-Conoces los términos, ____ –dice con cansancio-. Mejor que yo debo decir. ¿Dónde estabas?

Entrecierro los ojos y aparto los ojos de los de ella.

-Fuera –respondo con reticencia.

-Oh, entonces la pregunta correcta es: ¿con quién estabas? Y no me digas que estabas sola porque tu no sales sola –devuelvo mi mirada a ella y veo que está seria. Está empleando sus mañas de abogada
conmigo-. Duncan me dijo que Nick fue a buscarte. ¿Es eso cierto? ¿Estabas con él?

-No –respondo demasiado duramente. Va a sospechar. Soy un desastre para guardar secretos.

-Tampoco estabas con los hermanos Wheaton –continua ella, sin inmutarse por mi dura respuesta-, porque yo llamé para verificar y me dijeron que no estabas con ellos –su mirada brilla. Ella sabe que me tiene acorralada, sabe que no me puedo escapar de esto, sabe que miento-. Jared ha estado aquí toda la tarde y solo faltaban tú y Nick. ¿Estabas con él sí o no?

-No –repito, esta vez con un suspiro-. Solo fue… -¿Qué fue?-. Nick y yo nos hicimos un favor -¿Qué? Camille me mira con curiosidad-. Sí, él hizo que Duncan se fuera para yo poder ir a otro lugar… con otra persona. Nick… Nick me llevo –estoy tartamudeando, sudando y mis manos tiemblan. Dios, espero que esta tortura acabe pronto.

-Y como paga de agradecimiento –continuo, con un poco más de fuerza en la voz-, le dejé ir con una chica a no sé dónde y le prometí que no diría nada de eso, pero ahora ya no sé si podré cumplir esa promesa… -mi voz se apaga y me cruzo de brazos. Me enojo de hombros esperando a que ella me crea. El sudor corre abajo por mi espalda, mis manos están húmedas y mi cuero cabelludo pica. De verdad soy mala para mentir.

Camille alza una de sus cejas (¿cómo es que todo el mundo puede hacer eso menos yo?) con escepticismo.

-No te creo –dice, su voz se escucha aun más calmada y eso es malo en ella. Eso demuestra que la he cabreado de verdad-. Dime la verdad, _____ o…

-¡Esa es la verdad! –Exploto, agitando mis brazos de repente-. ¿O qué? ¿Me volverás a pegar? ¿Me encerrarás en mi habitación? No te tengo miedo, Camille. Esa es la verdad y punto. No me importa si me crees o no.

-No grites, niña –me advierte, dando varios pasos hacia mí-. Estás castigada, y es en serio –su dedo índice me señala. Aprieto mis dientes-. Y claro, te voy a mencionar los términos. Estoy pensando en hacer un documento con los términos para cuando te castigue tenerlos a mano. Oh, y claro una copia para ti para que no se te olviden.

-Buena idea. ¿Quieres una medalla? –replico, mirándola fijamente.

-No te pases de lista conmigo, _____  ______ Cavanaugh –me advierte, sus ojos me retan, su voz es firme y dura.

De un momento a otro, la puerta de entrada se abre. Camille levanta sus ojos en dirección al ruido y se endereza, alejándose un poco de mí. Yo me quedo donde estoy. Sé quién está detrás de mí. Nick. Él se había quedado afuera, aparcando su auto. Habíamos acordado que yo debía entrar primero en la casa y que luego de un tiempo él entraría, para no levantar sospechas. No esperábamos encontrarnos con Camille en el vestíbulo, claro está. Este pequeño problemita nos arruinó todos nuestros planes de no ser vinculados en mi acto de rebeldía.

-Buenas noches, Nick –dice Camille, volviendo a sonreír hipócritamente-. Te agradecería que fueras directamente a tu habitación. Ahora mismo no estoy de humor para hablar contigo y tengo otros temas importantes que tratar con _____. Gracias.

No escucho los pasos de Nick alejándose e instantáneamente me preocupo. Cierro los ojos un instante, esperando a que Nick se marche. Si dice algo, siquiera una palabra, eso será suficiente para levantar sospechas en Camille. Ella es demasiado lista para su propio bien y para el nuestro.

Nick no se va. Le responde a Camille.

-¿Qué está pasando? –pregunta con suspicacia. Entonces escucho sus pasos acercándose hacia nosotras-. ¿Algo está mal?

-No –responde Camille-. Ahora vete a tu habitación. Esto no te concierne.

-Me concierne, claro que si –replica Nick-. Ayer le pegaste y no voy a permitir que eso vuelva a pasar. No tienes ningún derecho de hacer eso.

-Tú no tienes ningún derecho de decirme nada –la voz de Camille es apenas un hilo de calma. Su autocontrol está tambaleando-. _____ es mi hija, una menor, y mientras viva en esta casa va a vivir bajo mis reglas. Y tu también.

-Yo no soy nada tuyo –responde Nick despectivamente.

Él coloca su mano sobre mi hombro con suavidad, provocando que yo me gire hacia él con un sobresalto. Nuestras miradas se entrelazan. En sus ojos puedo ver la roja llama de la rebeldía. A él le encanta retar a Camille, puedo verlo.

-¿Estás bien? –me pregunta.

-Perfectamente –le sonrío para tranquilizarlo. Espero que entienda el mensaje en la sonrisa porque realmente necesito que se vaya-. Solo es una pequeña discusión acerca de términos de castigos –me encojo de hombros.

Él asiente y devuelve su mirada a Camille. Su mano suelta mi hombro.

-No me iré hasta que ella no se vaya –dice. Y yo mentalmente lo abofeteo-. No toleraré violencia de ningún tipo, independientemente de lo que digas.

-Eres tan… -comienza Camille, con disgusto. Su voz se apaga porque sabe que no es una buena idea insultar a Nick.

-¿Entrometido, imprudente, testarudo? –le ayuda él-. Oh, soy mucho peor. Concluye el tema. Tenemos clases mañana y necesitamos descansar.

-No te atrevas a decirme que hacer, Nick…

-Ya lo hice –responde él, con la sonrisa burlona adornando sus hermosos labios.

Se están mirando fijamente, como si pudieran asesinarse el uno al otro con la mirada. Yo decido que es momento de terminar con esta absurda discusión.

-Solo termina con ello, Camille –intervengo con cansancio-. Ya me sé los términos del castigo. Esto no volverá a pasar, lo prometo –suspiro.

-De acuerdo –accede ella-. Y espero que sea cierto.

Asiento con la cabeza. Me giro para caminar hacia las escaleras, agradeciendo que por fin me alejaré de ella. Jalo a Nick por su camiseta cuando no lo veo moviéndose detrás de mí. Él da un traspié y poco después se acompasa con mi ritmo. Yo suelto su camiseta, sintiendo mis manos hormiguear al recordar los momentos que Nick y yo pasamos juntos cuando esa camiseta estaba en el suelo.

-_____ –me llama Camille. Yo me detengo y me giro para verla, temiendo a lo que pueda decir ahora-. Tu teléfono, tu iPod y tu computadora deberán estar sobre mi escritorio mañana en la mañana. Sin excusas, sin quejas. Es parte de los términos también.

Estoy a punto de responderle, pero muerdo mi lengua para no decir algo de lo que no pueda retractarme. Me limito a asentir con la cabeza. Me vuelvo a girar para subir las escaleras de dos en dos, con Nick pisándome los talones. Ahora estoy molesta. Camille arruinó mi hermosa noche.

-Hey –Nick me detiene cuando estamos frente a la puerta de mi habitación-. ¿Estás bien?

-No –me cruzo de brazos-. No tenías porque hacer eso. Camille sabrá que estábamos juntos. ¡Fuiste demasiado obvio!

-Tenía que hacerlo –responde él, frunciendo el entrecejo-. No iba a permitir…

-No quiero que hagas ni permitas nada –le interrumpo-. No tenías que hacer eso –repito, apretando mis dientes-. Y ¿sabes? No quiero discutir contigo justo ahora. Estoy cansada –coloco mi mano sobre el pomo de la puerta y la giro, abriendo la puerta-. Buenas noches.

Le doy la espalda y entro en la habitación. Justo antes de cerrar la puerta en sus narices le escucho susurrar algo por lo bajo. No entiendo que es lo que dice y tampoco me importa. Cierro la puerta.

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 12th 2013, 20:40

no es x nd
pero a mi me gusto
como hablo nick de sus tatuajes
aunq el segundo me intriga
y luego ese enfrentamiento
con camille
demonios
nick fue muy obvio
y luego... q le susurro nick?
siguela
me tienes intrigada
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 13th 2013, 09:01

Que dijo??
Siguelaa
Odiaria tener s una mama asi
Yo
Tambn la
Retario
Volver arriba Ir abajo
MaIsaJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 915
Edad : 19
Localización : COLOMBIA
Fecha de inscripción : 03/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 13th 2013, 18:30

dijo que la quería, pero le dio penita entonces lo dijo pasito Smile y ella nunca lo sabrá hasta muchos tiempo después.
Me encantó aunque no estuvo taan largo, me imaginaba que era mas mas largo, pero no jajaj
Volver arriba Ir abajo
http://www.alwayshappyplop.tumblr.com
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 13th 2013, 19:52

ushhh Camille no tienes idea de como la odio!!!!!
y ahwww Nick es tan dulce
quiero saber mas de el mucho mucho mas
y quiero que rayita le cuente por fin que pasa con lo de su papa
y que se comprendan y asi
ah y tambien quiero saber que paso con la mamá de nick (no recuerdo si lo has mencionado)
lo siento Sad
SIGUELA PORFA
Volver arriba Ir abajo
yessi jobrOss
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1356
Edad : 21
Localización : alado de mi Nick dizfrutando de sta maravillosa noche y todas las q vienen
Fecha de inscripción : 14/06/2011

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 19th 2013, 17:38

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
It's Licsa! ♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2833
Edad : 19
Localización : De paseo por la sede de Intrepidez.
Fecha de inscripción : 20/08/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 20th 2013, 05:06

Hola chicas! Very Happy
Vengo a traerles capítulo diurno. Espero que les guste. Quiero ver muchos comentarios cuando regrese de la escuela Wink
Las quiero. Se cuidan ♥


Capitulo 6: Parte 6
Cierro detrás de mí la puerta de la oficina de Camille después de dejar de mala gana mis artefactos tecnológicos sobre su escritorio. La habitación estaba vacía y agradecí a Dios por ello. No hubiera soportado verla allí, sentada detrás de su escritorio con sus manos juntas sobre la madera, sonriéndome hipócritamente mientras me humillaba con su fría y calculadora mirada.

Cuando casi estoy llegando a la esquina que me dirige al comedor, escucho una puerta abrirse y cerrarse detrás de mí y mí nombre ser llamado por una voz masculina. Me detengo, con la mirada puesta en la puerta de cristal que se dirige al patio y respiro profundo antes de girarme.

-Buenos días, Duncan –digo, sonriéndole un poco.

-Buenos días, _____ –responde él, asintiendo con la cabeza. No me devuelve la sonrisa-. Tenemos que hablar.

-¿Sobre qué? –pregunto, francamente intrigada por cualquier cosa que tenga que decir. Frunzo un poco el entrecejo a la vez que ladeo mínimamente mi cabeza-. No tenemos nada de qué hablar. Lo que pasó en el garaje ha quedado aclarado. Y Nick…

-¿Qué te dijo él?

Duncan me interrumpe; su voz tensa, su ceño fruncido. Aparte de eso, su cara está inexpresiva. No hay manera de saber qué puede estar pensando. Sus ojos, sin embargo, destellan. Yo lo miro con curiosidad. ¿Estará ocultando algo? ¿O es simplemente mi imaginación que cree que él puede estar ocultando algo?

-Nada de relevancia –digo, sacudiendo la cabeza-. ¿Por qué lo preguntas?

-Simplemente pensé que… -se interrumpe, mirando un segundo hacia su zapato. Luego vuelve a mirarme y lo intenta de nuevo-, tal vez él podría haberte mentido sobre nuestro enfrentamiento. Solo quería estar seguro de que no ha metido nada incorrecto en tu cabeza –sonríe un poco, acercándose a mí. Su mano se posa sobre mi mejilla derecha con suavidad. Su mano es cálida y suave contra mi piel-. Lo que dije aquel día, eso de sentir algo por ti, lo dije en serio. Siempre he sentido algo por ti, _____.

Sus ojos se fijan en los míos. Yo me quedo inmóvil mientras lo escucho hablar. Es extraño pensar que antes había imaginado esta confesión de mil maneras diferentes, pensando que Duncan me haría vibrar de emoción al confesarse. Y, sin embargo, no estoy vibrando en lo absoluto. Ni siquiera siento esa loca atracción que sentía por él antes. No siento nada junto a él.

-Eres la única chica –continua él, ignorando mis pensamientos- con quien sueño todas las noches y por quien me levanto todas las mañanas. Y a veces, cuando te veo, pienso que aun no me despertado del todo. Eres un sueño, mi sueño, mi sol, mi…

Se escucha un carraspeo a nuestra izquierda, por el pasillo, que interrumpe sus palabras. Ambos giramos la mirada hacia el ruido y vemos a Nick parado en el medio del pasillo mirándonos a ambos con terrible enojo. Su ceño está fruncido y, en sus costados, sus manos están cerradas en puños. Su expresión claramente grita que quiere matar a alguien y yo casi lo veo corriendo hacia Duncan para ahorcarlo con sus manos desnudas…

Pero no lo hace. Se contiene.

Se gira hacia su izquierda para entrar en el comedor; sus ojos nunca dejan de mirarnos hasta que desaparece tras el umbral. Su mirada es helada; hay rabia, molestia y hasta celos en sus ojos. Mi corazón da un vuelco al pensar en que él puede haber interpretado erróneamente este encuentro con Duncan. Recuerdo su cara cuando le cerré la puerta anoche y hago una mueca. De repente siento el enojo crepitando en mi interior con una temperatura violenta.

Aparto de un manotazo la mano de Duncan de mi cara. Lo miro a los ojos; él está sorprendido de mi acto. Mi cabeza vuelve a la realidad, recordando lo que él ha dicho antes mientras mis ojos perforan los suyos. Puede que algún día hubiera esperado fervientemente que Duncan me dijera esas palabras de “amor” -que en aquel momento hubiera considerado tiernas también-, pero precisamente ahora lo que estoy sintiendo es totalmente diferente. Siento pura y ardiente rabia, dirigida tanto hacia mí misma como hacia él. Odio el pensamiento de haber herido a Nick de alguna forma (si eso es posible).

-No me vengas con esas mentiras ahora –le escupo a Duncan, sonando terriblemente irritada. Frunzo el ceño y me cruzo de brazos-. Ese tiempo pasó para ti.

Las cejas de mi chofer se levantan con sorpresa. Sigo sorprendiéndolo.

-¿Qué ha cambiado? –pregunta con una voz dubitativa y vacilante. Está parpadeando también, batiendo sus hermosas y largas pestañas con sorpresa.

-Tus negativas, tus excusas, tus movimientos para evitarme –respondo-. Estoy cansada de ellos. Me harté de estar detrás de ti como estúpida y que tu rechaces todos mis esfuerzos. Así que decidí terminar con ello –me encojo de hombros-. Ahora eres solo Duncan Smirk, mi chofer.

Sus ojos azules brillan con cólera.

-Sabes perfectamente porqué hacia lo que hacía, _____ –su voz muestra todas sus emociones. Rabia, molestia, frustración-, porqué no permitía que te acercases a mí. Hubiera perdido mi empleo…

-Entonces, ¿Por qué te “confiesas” –hago las comillas aéreas- ahora? ¿Qué es lo que cambió? Todavía puedes perder tu empleo. Todavía puedes ser demandado por Camille por acosar a una menor. ¿Qué es lo que cambió? –demando-. ¡Dime! –me inclino hacia al frente y extiendo mis brazos-. Quiero comprenderte.

-¡Todo cambió, _____! –Dice entre dientes-. Todo –susurra y luego suspira.

-Entonces, ¿Por qué no me habías dicho esto antes? ¿Por qué no querías que esto empezara antes?

Él suspira nuevamente y aparta la mirada. Mete las manos dentro de sus bolsillos y me mira.

-Tengo sentimientos por ti, es cierto. Siempre había querido que esto empezara, pero no me había atrevido hasta que… -se interrumpe, sacudiendo la cabeza con pesar-. Y también conoces a Camille. Sabes lo que ella podría hacernos y…

Yo suelto un gruñido y ruedo los ojos.

-Esa siempre ha sido tu excusa: Camille –le señalo con mi dedo índice, entrecerrando mis ojos-. Si me quisieras tanto como dices, jamás te hubiera importado Camille ni perder tu empleo ni nada de lo que supuestamente defiendes. Ni siquiera un poco. Pero obviamente tus sentimientos son pura mentira. Un acto para atraparme entre tus redes como si yo fuera un insecto y tú una araña –sacudo la cabeza-. Pero se acabó. Ya no seré más tu perrito faldero.

Su mandíbula se tensa y entrecierra los ojos. Veo una furiosa batalla librarse detrás de sus ojos y me preparo para su respuesta. Sus manos se aprietan dentro de sus bolsillos y veo como un musculo de su mandíbula se mueve. Uh. Acabo de hacer enojar a Duncan.

-Eres una pequeña perra –dice entre dientes.

Alzo mis cejas con sorpresa por sus palabras. Jamás pensé que él diría algo así y mucho menos dirigido a mí. Casi inesperadamente, las comisuras de mis labios se alzan en una pequeña sonrisa divertida. No es que me diviertan las palabras soeces (porque no lo hacen; las odio), pero su arranque me parece de lo más divertido. Duncan jamás es expresivo; él es todo seriedad y compostura. Así que sus palabras parecen una pequeña victoria para mí. Acabo de hacer que él insulte a alguien y muestre sus emociones. Eso es divertido.

-Esto no se va a quedar así –amenaza él-. Conmigo no se juega. Lamentarás esto.

Me encojo de hombros y finjo que estoy temblando de miedo mientras intento reprimir la sonrisa.

-Mira como tiemblo de miedo –le digo, mostrándole mis manos falsamente temblorosas-. Por favor –ruedo los ojos nuevamente, poniéndome seria. Lo miro-. Limítate a ser mi chofer. Eso es lo que siempre has querido ser. Y eso es lo que serás de ahora en adelante.

Me giro y camino orgullosamente por el pasillo hacia el comedor, dejándolo allí, atónito y sin palabras. Qué bueno. Se siente bien poner a las personas en su lugar. Ya entiendo la satisfacción que siente Camille cada vez que me regaña o me castiga. Aunque no me gusta para nada, es interesante ver las cosas desde su punto de vista.

En el comedor, Nick, Paul y Jared están charlando animadamente sobre algún juego de baloncesto o algo así. Las chicas del servicio están dando vueltas a su alrededor, rellenando vasos, llevándose platos o sirviendo mi propio desayuno.

-Buenos días, _____ –me dice Joan, sonriéndome, cuando me aproximo a la mesa.

-Buenos días, Joan –respondo y le devuelvo la sonrisa.

Ella deja un vaso de jugo de china junto a mi plato y yo me siento en la mesa junto a Nick, quien ahora está silencioso y evita mirarme. Jared y Paul miran en mi dirección, interrumpiendo su charla. Me desean los buenos días y yo les respondo de vuelta.

-Camille ha salido temprano, de modo que no estará aquí para desayunar con nosotros –me informa Paul.

Nick suelta un gruñido molesto y se levanta de su asiento. Yo miro hacia él con confusión y sorpresa. Desvío mi mirada un segundo hacia su desayuno intacto, preguntándome porque se levanta si ni siquiera ha empezado a desayunar. Frunzo un poco el ceño, sintiendo la tensión que crepita alrededor de él. Sigue furioso.

-Y yo tampoco –dice Nick antes retirarse de la habitación a grandes zancadas, como si no pudiera salir de aquí lo suficientemente rápido.

Todos le seguimos con la mirada hasta que desaparece tras un giro a su derecha. Jared ahora me está mirando fijamente, siento el peso de su mirada sobre mi mejilla derecha. Cuando giro mi mirada, evito la suya. Miro a Paul. Él sacude su cabeza y luego se arregla las gafas sobre el puente de la nariz.

-No sé cómo mantener a raya a Nick –dice, suspirando-. Cada día es más y más imprudente y no puedo detenerlo. No sé cómo hacer que siga las reglas y se comporte como una persona civilizada –sacude la cabeza nuevamente.

Jared mira al hombre.

-No lo sé. Nick usualmente es amable y amistoso –responde, encogiéndose de un hombro-. Su mal humor tal vez se debe a que hoy se ha levantado del lado equivocado de la cama –dice-. O tal vez está sufriendo por una chica –añade; su mirada recae en mí. Nuestros ojos se conectan y yo aparto rápidamente la mirada. Paul no nota nuestro intercambio. Su mirada está sobre su desayuno.

-El problema es que cuando Nick se enoja, parece una bomba a punto de explotar. Y últimamente ha estado así todo el tiempo –dice, llevándose un trozo de panqueque a la boca. Lo mastica y traga. Se queda en silencio durante un instante-. Tampoco lo he visto salir con ninguna chica –dice, frunce levemente el entrecejo-. ¿Lo han visto ustedes?

Paul desvía la mirada de Jared hacia mí. Yo me aclaro la garganta, desviando mi mirada hacia mis propios panqueques, sin querer contestarle. Siento mis mejillas arder. No soy buena ocultando secretos. No, no, no. Y si le contesto a Paul, tal vez le responda que yo soy la que salgo con él y que hasta me acuesto con su hijo. No, no pienso contestarle. No voy a hacerlo.

Jared responde por ambos.

-Oh, lo vemos todos los días -dice despreocupadamente-. Las chicas hacen cola por hablar con él. Todas se mueren por respirar el aire que él respira –se encoge de hombros, mostrando una pequeña sonrisa.

Paul se ríe. Yo le pongo mala cara al panqueque. La idea de las chicas haciendo cola por Nick me enferma.

-Bueno, entonces tendré que hablar con él al respecto –dice Paul, pensativamente-. No quiero que todo vuelva a ser como antes.

Eso me hace levantar la mirada.

-¿Cómo antes? –pregunto intrigada-. ¿Qué quiere decir?

Él se fija en mí y abre mucho los ojos, como si se hubiera dado cuenta de que habló demasiado. Se recompone un segundo después y me sonríe un poco.

-Nada. No quise decir nada en especial, _____ –dice suavemente-. Solo estoy hablando babosadas –sacude la cabeza.

Después de eso, comemos en silencio. O por lo menos solamente yo. Jared y Paul vuelven a la conversación que habían estado teniendo antes de que yo llegara. Apenas como algo de mi desayuno. No tengo hambre. Todavía puedo recordar la mirada de Nick sobre mí cuando me encontró hablando con Duncan. No es un bonito recuerdo.

Apenas me percato de Paul marchándose del comedor, dejándonos solos a Jared y a mí. Mi hermano rompe el silencio.

-Bueno… -comienza, atrayendo mi atención. Entrelaza sus dedos sobre la mesa. Su mirada está sobre mí-. Tienes mucho que contarme, _____.

-No tengo nada que contarte –respondo, cortante. Mi voz suena como veneno.

-Sí que lo tienes –insiste-. ¿No discutiste ayer con mamá? ¿Qué no estás castigada? ¿Qué no te estás acostando con…?

Lo miro de hito en hito y él cierra la boca, sofocando el nombre de Nick en una carcajada.

-¡Lo sabia! –Dice, señalándome con su largo dedo índice-. Sabía que no podrías resistirte a él.

-La carne es débil, ¿no? –Replico, esbozando una pequeña sonrisa, aunque desearía no haberlo hecho. Un secreto solo puede mantenerse si lo oculta una sola persona. En este caso, ya son tres. Y eso no es bueno.

-¡Lo sabia! –repite, canturreando. Se ríe-. ¿Qué pasó anoche? ¿Por qué llegaste tarde?

-Larga historia –suspiro-. Te cuento todo después.

-¡Y claro que tienes que hacerlo! Esto es algo que no puedes dejar de contarme. Es algo importantísimo…

-Cierra la boca –me rio-. Eres un chismoso.

-Y tú una mentirosa –me saca la lengua-. ¿Qué paso con eso de “jamás”?

Ruedo los ojos.

-Me estoy acostando con él, no saliendo en citas –digo-. No voy a enamorarme. A eso me refería con jamás. Además…

-Amar es destruir y ser amado es ser destruido… -cita él, rodando los ojos, demostrando lo cansado que esta de esa frase-. Jamás debiste comprar ese libro. Esa frase no me gusta –hace una mueca.

-Bueno a mi sí –respondo, encogiéndome de un hombro-. Y creo firmemente en ella.

Jared sacude la cabeza.

-El amor es algo hermoso y puro, _____. Te hace sentir vivo, te hace sentir vibrante –dice, sonriendo un poco, como si recordara algo… o a alguien-. Vale la pena correr el riesgo de enamorarse. Aun y cuando este amenace con destruirte y arrancar tu corazón de tu pecho sin piedad, vale la pena. Vale la pena todo el dolor –me mira-. Vale la pena porque al final estarás con la persona amada y es todo lo que importa. Es todo lo que importará. El dolor es solo temporal; el amor es para siempre.

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 20th 2013, 08:41

1.
q le pasa a duncan?
x q ahora si quiere confesarse?
la atraccion de nick hacia ___ fue lo q lo impulso?
pero ni modo
q ahora se aguante
antes ____ qria y ahora no
y no puede obligarla a estar con el
2.
q quiso decir paul con "como antes"?
q paso con nick antes?
3.
me encanta jared
quisiera un hermano asi Enamorada
siguela
me encanto
Volver arriba Ir abajo
MaIsaJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 915
Edad : 19
Localización : COLOMBIA
Fecha de inscripción : 03/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 20th 2013, 15:08

Aww nick es tan lindo, quiero que ella valla a buscarlo y el le confiese su amor jajja
y le cuente eso de el "como antes", me encanta la novela siguela pronto!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.alwayshappyplop.tumblr.com
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Septiembre 20th 2013, 20:07

Me encanta nick
Pero no entiendo lo de duncan
Sera alguien malo?
Siguela
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Hilo Rojo (Nick&____)   Hoy a las 15:26

Volver arriba Ir abajo
 
Hilo Rojo (Nick&____)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 18.Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 12 ... 18  Siguiente
 Temas similares
-
» Hilo Rojo (Nick&____)
» Pizza Girl (Nick y ____)
» " nick &____ (tn) " Mi matrimonio mi mejor error ❤️❤️(Hot)
» Del Odio Al Amor (Nick Y Tu)
» Barón rojo - Hijos del blues

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: