Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Riquísimo (Nick&Tú)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente
AutorMensaje
SofiJonasLovato
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1170
Edad : 19
Localización : En Jonaslandia (en realidad en Argentina)
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 6th 2012, 17:14

hdgshjxcfxjk AMO demasiado esta novela, la tenes que seguir shgdsdxchxdsioxjhjsi dios amo esta novela jyiusjhxj
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002220488918
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 6th 2012, 18:16

Siguele...!!!! me encato tu nove <3
Volver arriba Ir abajo
SofiJonasLovato
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1170
Edad : 19
Localización : En Jonaslandia (en realidad en Argentina)
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 7th 2012, 11:18

AMO esta novela, la amo, la amo <3 Enserio necesitamos que la sigas cjdxshiu
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002220488918
ro$$ 100% fan$ griton@
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1282
Edad : 21
Localización : Venezuela Wants Jonas Brothers
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 7th 2012, 18:14

holissss nueva lectora :$
______- es decidida *--*
me encanta
y la trama esta genial!
porfa siguela
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 02:14

POR DIOS!!!!!!
Que capítulos tan emocionantes pero aún no puedo creer que después de que Nick haya visto a _________ en una situacíon tan excitante para él y que después ella se le haya ofrecido y él...
NO HAYA ECHO NADA!!!!!! Evil or Very Mad Shocked
Qúe es lo que le sucede???? Bravo!
No me gustó que se hayan peleado pero todo fué por las ganas que tienen los dos de estar juntos... Twisted Evil
Por otra parte me gustó mucho el plan de _________ ...
Seducir a Nick!!!! Twisted Evil pero espero que en el camino Nick se de cuenta que _________ quiere mucho más de una noche con él y la acepte tal y como es...
Muero por saber que es lo que va a hacer ________ para hacer caer a Nick juju
Plis tienes que continuarla!!!!!
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 13:32


















* * *



El silencio en el interior del 4x4 pesaba como una losa. _________ se mordisqueaba el labio inferior. Unas gafas de sol le protegían los ojos de la intensa luz solar e impedían que él leyera su expresión.
Lo que ella pensara no debía importarle, pero lo hacía. Aunque ella no había dejado traslucir ninguna emoción cuando él había mencionado su relación con Emily, sospechaba que sus palabras le habían dolido. Nicholas se sentía fatal. Quería decirle algo... pero ¿qué? Se iría de allí dentro de seis días y lo más probable es que no volviera a ver a _________ _________ (TA) nunca más. Era mejor de de esa manera.
Pero… se había vuelto a poner una minifalda —esta vez blanca—, con un liguero negro. Cuando le vio las medias negras con costura atrás, casi se traga la lengua. Los zapatos rojos parecían decir directamente «fóllame», al igual que el top que se ceñía a sus exuberantes pechos y a su estrecha cintura.
Ahora mismo ni siquiera podía recordar el aspecto que tenía Emily. Y estaba bastante seguro de que si a ésta le clavara alguien un cuchillo en el asiento con una nota que pusiera «puta», se pondría histérica.
Nick maldijo para sus adentros.
—Dado tu trabajo, has debido de recorrer medio mundo —dijo _________, iniciando la conversación.
Cuando se topó con un semáforo en rojo y se detuvo, la miró. _________ se lo había pensado mucho antes de hacerle esa pregunta. ¿Adónde quería ir a parar?
—Sí.
—¿Y qué te ha gustado más?
—Estamos hablando de viajes, ¿verdad? —«Y no de lo que hablamos antes en el pasillo.»
Ella se puso tensa y se apoyó en el respaldo, apartando la mirada de él.
—Sólo te estaba dando conversación.
Pero, ¿por qué? No era el tipo de mujer a la que le gustasen las charlas sin sentido.
—¿Y de verdad quieres saber mis impresiones sobre los viajes? ¿Nada más?
—Da igual. —_________ giró la cabeza para mirar por la ventanilla.
Él se quedó cortado. Quizá aquélla fuera la manera que tenía _________ de hacer las paces, de demostrar que no le guardaba rencor. Si era así, él acababa de rechazarla de pleno. No podía permitirse el lujo de acostarse con ella, pero no tenía por qué ser cruel.
—Barbados. Me gusta su clima cálido. Hay unas playas preciosas. Nadar entre las tortugas es una experiencia inigualable.
Ella no dijo nada.
—Asistí a una escuela de cocina en París. Es una ciudad maravillosa. Aunque los inviernos son demasiado fríos para mí. Pero no hay nada mejor que sus cafés escondidos, sus calles y su cultura.
Ella le brindó una tensa sonrisa.
—Tendré que creerte.
Cuando _________ giró la cabeza para volver a mirar por la ventanilla, él frunció el ceño. ¿Qué significaba eso? ¿Hablar sobre viajes se había vuelto aburrido de repente? ¿O es que no había estado en París? La verdad resultó evidente y la miró de reojo antes de que el tráfico reclamara de nuevo su atención. ¿Cada cuánto cruzaban las strippers el océano, en especial las que poseían sus propios negocios? Y ahora, había invertido sus ahorros en Bonheur.
Entonces, ¿por qué había iniciado aquella conversación? No creía que quisiera realmente hablar de viajes. ¿Estaría intentando conocerle?
Considerando la manera en que se la había tirado sin ningún tipo de control, de haberla abandonado después, disculpándose con un impersonal ramo de flores, y de mantenerla a distancia hacía tan sólo un rato, ella debería haberse comportado con él como una bruja. Muchas mujeres lo hubieran hecho. _________ había intentado buscar un tema de conversación neutral.
Y ahora él sentía una profunda curiosidad por aquel bomboncito sexy que tenía a la derecha.
—Cuéntame algo sobre ti —le pidió con suavidad.
Ella alzó los hombros haciendo que el pelo rubio platino se le deslizara por la espalda.
—Ya conoces lo más importante. Tengo veintinueve años y estoy a punto de inaugurar un restaurante.
—Quiero saber más cosas. ¿Te criaste en Louisiana?
_________ clavó la mirada en el regazo repentinamente. Se mordisqueó el labio con actitud pensativa.
—No. ¿Te criaste tú en Texas?
Él negó con la cabeza.
—Yo crecí en Clearwater Beach, Florida. No me has dicho dónde lo hiciste tú.
—No, no lo he hecho —convino ella.
Nicholas quiso seguir presionándola, pero ya habían llegado al club. Y notaba cuando alguien no quería seguir hablando de un tema. ¿Por qué demonios no quería decirle donde había nacido?
En cuanto él aparcó el coche, _________ se bajó y se encaminó a la puerta trasera del club. El sol matutino se reflejaba en la gastada superficie negra, iluminando a Zac. El hombre parecía muy tenso. Cuando divisó a Nick le lanzó una mirada encolerizada.
—¿Qué ha pasado? —le preguntó ella, acercándose e intentando pasar junto a él.
Zac la agarró por los brazos y la apretó contra su cuerpo. Luego le acarició la cara con la mano e inclinó la cabeza, haciendo que sus alientos se rozaran.
Al verlo, Nicholas se puso tenso. Gritó una orden mentalmente para que Zac apartara las manos de ella. Pero había dos hechos innegables: en primer lugar, _________ no era suya, así que no podía decirle a nadie que no la tocara; en segundo, ella no estaba rechazando a Zac precisamente.
El hombre le susurró algo que Nicholas no pudo oír. Ella asintió con la cabeza llena de ansiedad, Zac vaciló, la besó en la frente y la cogió de la mano, intentando llevarla hacia la puerta.
—¿Qué pasa? —le preguntó Nick a Zac.
Éste le miró por encima del hombro.
—Soy el responsable de su seguridad y me la tomo muy en serio. Vete a hacer comiditas.
Si fuera un hombre con menos control sobre sí mismo, Nicholas se habría lanzado encima de aquel mamón a pesar de que Zac poseía bastantes más kilos de músculo que él. Aun así, Nick estaba convencido de que habría conseguido propinarle unos cuantos puñetazos. Pero ¿por qué hacer justo lo que quería aquel gilipollas?
—¿Acaso quieres comer otra cosa?
_________ se interpuso entre ellos con una expresión de cólera.
—¿Queréis parar de una vez? Nicholas, al parecer entró alguien en el club después de que cerráramos ayer y antes de que Zac llegara hoy a las diez.
Nick se quedó helado. Qué coincidencia que, la misma noche, alguien clavara un cuchillo con una nota en el asiento de su coche y minutos después allanaran el club. Nicholas había pasado bastante tiempo con Jack y con su primo. Ninguno creía en las coincidencias y Nick estaba de acuerdo con ellos.
—Entraron por una ventana del piso de arriba. Remy ya ha pasado por aquí con los chicos, pero no han encontrado nada. Zac está intentando averiguar cómo han podido desconectar la alarma. Voy a tener que llamar a Jack para que me lo explique.
—Deke me dijo que Jack y Morgan están visitando a su madre en California —dijo Nicholas.
Zac apretó los labios.
—Maldita sea.
—Llamaré a Deke a ver qué averiguo —se ofreció Nick.
_________ clavó en él sus ojos azules.
—Gracias.
Antes de que pudiera responderle, Zac la arrastró al interior. Allí reinaba una extraña quietud. No había nadie dentro. A Nick no le gustaron nada las vibraciones que sintió.
—¿Podría ser que alguien entrara durante el espectáculo de anoche y se colara arriba para dejar entrar a alguien después de cerrar? —sugirió _________.
Zac negó con la cabeza.
—Siempre lo registramos todo antes de irnos. E incluso aunque lograra haberse escondido, al abrir la ventana habría saltado la alarma.
—¿No encontraste nada fuera de lugar? —preguntó Nicholas—. ¿O más mensajes?
—Nick, dudo mucho que ambas cosas estén relacionadas.
—Pero no puedes estar segura.












* * *
















Poco antes de las once y media, _________ y Nicholas salieron por la puerta de atrás y se subieron al 4x4 para dirigirse al Bonheur. Era un día nublado, húmedo y caluroso de septiembre y en el interior del restaurante hacía mucho calor y estaba demasiado oscuro. _________ encendió las luces y puso en marcha los ventiladores. Luego miró a Nick con impaciencia.
—El contratista vendrá a las dos para arreglar la pared divisoria. Dice que habrá acabado para las seis. ¿Alguna cosa más? —La joven se dirigió a la cocina, encendiendo las luces a su paso—. ¿Quieres que nos dediquemos a ultimar los detalles de la inauguración? Será mañana.
Nicholas continuó con el tema anterior.
—¿Por qué iban a entrar en el club?
Ella suspiró.
—No lo sé. A veces los borrachos hacen cosas muy raras. No puedo perder el tiempo ahora pensando en eso. Ese es el trabajo de Zac. Y el tuyo es ayudarme a organizar una inauguración que los deje a todos con la boca abierta. ¿Qué hacemos ahora?
—Deberías tomarte en serio esta amenaza. —La agarró por los hombros, haciendo que se girara hacia él.
_________ arqueó una ceja. Nicholas parecía agitado y respiraba con rapidez. Ella parpadeó, lanzando una mirada lenta y sugerente a la erección masculina. Definitivamente estaba excitado. La joven contuvo una sonrisa.
—Lo haría, pero no puedo permitirme el lujo de ignorar que mañana es la inauguración del restaurante para centrarme en unos extraños acontecimientos. ¿Qué fue lo que dijiste en mi casa? «Lo que deseo no es lo que necesito.» —_________ le brindó una sonrisa mientras cruzaba los brazos, haciendo que sus pechos sobresalieran por el escote del top.
Como ella esperaba, Nicholas clavó allí los ojos. Luego tragó saliva.
—No deberías ignorar el peligro por estar furiosa conmigo.
_________ se preguntó por qué a él le importaba tanto lo que ella hiciera. «Interesante cuestión… »
—No lo hago. Me limito a constatar los hechos.
Dicho eso, se zafó de su agarre y se giró. _________ sospechaba que Nick estaba acostumbrado a controlarlo todo siempre y a ser él quién dijera la última palabra. Y por tanto, no le gustaría que ella le diera la espalda, en especial si la imagen que le mostraba al hacerlo incluía una minifalda de cintura baja que se ceñía a sus nalgas y que dejaba expuesta la rosa que tenía tatuada en la parte baja de la espalda.
Balanceando las caderas, se acercó a la encimera de acero inoxidable, acarició la superficie lisa... y esperó. Apenas lo escuchó recorrer los pasos que los separaban antes de que le metiera los dedos en el pelo y la hiciera levantar la mirada hacia él.
—Deja de provocarme —gruñó él.
—Deja de decirme lo que debo de hacer.
Nick apretó los labios y le tiró del pelo con fuerza. _________ se limitó a lanzarle una mirada desafiante y una sonrisa provocativa.
Algo en aquella discusión aceleraba al máximo la sangre en las venas de _________. El caballeroso chef sureño tenía un lado oscuro y ella quería verlo.
—¡Maldita sea! —Nick le cubrió la boca con la suya.
La empujó contra la encimera al tiempo que le hacía separar los labios, penetrando en aquella cálida caverna y succionando su aliento. Le metió la lengua entre los labios, poseyéndola, saboreándola, marcándola. En un instante, el cuerpo de _________ quedó envuelto en llamas y la sangre le hirvió en las venas. Se aferró a la camisa blanca y almidonada de Nick, cogiéndola por el cuello para acercarlo más.
Nick era justo como recordaba: delicado y fuerte como acero cubierto de seda, envolvente... y mucho más. Jamás había sentido esa dolorosa necesidad mientras un hombre la besaba, jamás había querido tener a uno más cerca.
Le pasó las manos por el cuerpo, sintiendo la curva de sus hombros, cada músculo de su pecho. Deslizó la palma por los marcados abdominales y siguió bajándola. Arrastró la mano —oh, ahora muy despacio— sobre el erecto miembro de Nick. Él contuvo el aliento y dejó de besarla, endureciéndose todavía más bajo su caricia.
Ella sonrió y buscó el botón del pantalón.
Él gimió.
—_________, no podemos...
Ella le acarició de nuevo con la palma de la mano y le apretó la erección. Luego abrió el botón con un suave movimiento. Le bajó la cremallera y le liberó. Entonces le pasó el pulgar por el sensible glande.
—Santo Dios. —Él contuvo el aliento—. No podemos...
_________ no dijo nada, sólo se puso de rodillas.













Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 14:37

O.M.G
Por leer esto ire directito al infierno 0.0 O.O
Hahahahaha bueno siguela soon
Esta nove esta!!!! xD
Volver arriba Ir abajo
SofiJonasLovato
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1170
Edad : 19
Localización : En Jonaslandia (en realidad en Argentina)
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 14:57

FDUCKJM NCGFVIKNUUHGTRFRTTYHUI JSUTO EN ES APARTE GJFHUDESIUJCGBHYDIUCFHSIDUCJFHYDSIEOIDKJFDISX OSEA LA TENES QUE SEGUIR, YA TE DIJE QUE AMO TU NOVELA? YUX7J BUENO, LA AMO <3
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002220488918
I'mFearless♥
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1324
Edad : 20
Localización : Durmiendo en las nebulosas- Falcon, Venezuela.
Fecha de inscripción : 25/10/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 15:27

Nueva lectora Very Happy
Mmm, la Rayita se arrodillo, y juzgando por lo que antes habian hecho, no creo que se haya
arrodillado para alabar a Dios precisamente ^^
¿Quien sera el/la idiota que le hace esas cosas a la Rayita?
Bueno, SIGUELA
Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 16:05

Opino lo mismo que el comentario de arriba.
Dudo de la Rayis se haya arrodillado para alabar a Dios o pedir perdón.
Si no para algo, aún más... Directo y sin rodeos.
Ya que, Martha, ¿¡Cuando la sigues!?
Sigue pronto. Please, necesito leer más. Sigue, sigue, sigue.
Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 8th 2012, 16:19

O: siguele no la puedes dejar asi..!!!!
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 9th 2012, 02:58

POR FAVOR!!!!!! Shocked
cómo la dejas ahí?????
quieres que me de un infarto o algo así verdad???? Crying or Very sad
por fin Nick cayó en la tentación y besó a ________
ella lo acarició baba y ahora está apunto de... y tú la dejas ahí!!!! Evil or Very Mad
tienes que seguirla por favor....
por otro lado me parece muy interesante lo del club...
como que alguien está decidido a hacerle algo a _______ no???
bueno al menos eso pienso yo ....
aunque ella no lo toma muy en serio...
por favor siguela y que Nick no se detenga
por ese orgullo que tiene... TE LO SUPLICO!!!!! Twisted Evil
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
milagros1234
Forista!


Cantidad de envíos : 55
Fecha de inscripción : 10/12/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 9th 2012, 12:47

perdon por no comentar!!!hee empezado las clases y me tiene bastante ocupada!!!
tratare de comentar mas seguidoo!!!

me fasinaron los capiss de encerio eres una gran escritora!!!
plis siguela!!
Volver arriba Ir abajo
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 10th 2012, 15:32

Siguele...!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 10th 2012, 15:58

Kpi!!!!!!!!!!
Vamosssss siguela!!!
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 11th 2012, 14:58















Welcome ¡Bienvenidas a las nuevas lectoras! Welcome
Gracias por leer y comentar Very Happy
Sin más, les dejo lo que DEBÍ haber subido ayer Smile



















Capítulo 4















Antes de que Nicholas pudiera detenerla, _________ le bajó los pantalones y los calzoncillos y cogió el pene entre sus dedos.
En honor a la verdad, él no intentó detenerla.
En el momento en que ella envolvió la erección con la palma de la mano, él sintió una sacudida como si hubiera metido los dedos en un enchufe. Santo Dios, _________ era fuego puro, potente y abrumador. Nicholas sintió que se ahogaba al sentir aquella mano apremiante, cerró los dedos sobre el pelo dorado de _________ y se tensó cuando le tomó entre sus labios.
—_________... —susurró.
«Maldita sea.» Tenía que detenerla. Pero la deseaba demasiado, ¿tan malo sería dejarse llevar?
Hacía semanas que no se acostaba con nadie. Después de la noche que pasó con _________, había volcado todas sus esperanzas en tener un niño con Kimber y Deke, y sólo se había acostado con la mujer de su primo tan a menudo como él. Pero mentiría si dijera que _________ no había invadido sus pensamientos. Estar con Kimber había sido absorbente. Luego se dio cuenta de que eso había sido producto de la situación, no de la mujer. Más tarde, había dejado a un lado cualquier impulso sexual y había apostado por el futuro, para conseguir una esposa que fuera el tipo de madre devota que había sido la suya.
Ahora, la mujer que había anhelado desde aquella noche salvaje estaba de rodillas ante él y, que Dios le ayudara, no poseía suficiente fuerza de voluntad para impedir que tomara su palpitante polla en la boca.
—¿Lo deseas? —susurró ella.
—¡Sí! —bramó él, intentando controlarse sin conseguirlo—. Sí.
Ella abrió más la boca y se inclinó hacia delante. De repente se detuvo.
—¿Estás seguro?
Se burlaba de él. Aquello había sido lo que había desencadenado todo tres meses atrás, lo que había convertido lo que debería haber sido una noche de sexo normal en una maratón inolvidable que él no tenía palabras para describir. Había deseado marcarla, hacerla suya por completo. Y como _________ no se anduviera con cuidado, iba a recibir lo mismo en aquella cocina.
—Chúpamela —le ordenó con voz baja y ronca.
_________ le dirigió otra de sus juguetonas sonrisas.
—Sí, señor.
Aquellas palabras hicieron que a Nick le hirviera la sangre en las venas. Santo Dios, iba a hacerle perder el control por completo. Aquello no era prudente y él lo sabía. Pero en aquel momento, no le importaba. Lo único que quería era sentir la boca de _________ rodeándole, notar su lengua acariciándole y verla arrodillada a sus pies.
¿Por qué? ¿Por qué esa mujer?
Ella se acercó y separó más los labios. Nicholas afirmó las piernas, preparándose para sentir su lengua, con todo el cuerpo tenso de lujuria y perdido en la necesidad de poseerla. Entonces _________ respiró justo encima del glande y él se estremeció. Las sensaciones lo envolvieron y contuvo el aliento tambaleándose.
Ella sacó la lengua. Era lo más jodidamente erótico que él hubiera visto nunca. «Más cerca, más cerca...»
—¿Hola? —se oyó una voz femenina en el comedor—. ¿Hay alguien aquí?
Se escuchó un taconeo sobre el suelo de madera en dirección a la cocina, un sonido que por fin se abrió paso en la mente anegada de lujuria de Nicholas.
«¡Maldita sea!»
_________ se apartó y se puso en pie. Le lanzó una mirada de deseo al miembro de Nick y le acarició la cara con suavidad.
Incluso el roce de aquella mano en la mejilla hizo que saltaran chispas en su interior, y Nick maldijo para sus adentros, apartándose. Se abrochó los pantalones y se colocó la camisa.
A pesar de lo doloroso que era, quizá debería agradecer aquel alivio temporal. Quienquiera que fuese quien hubiera llegado, le había impedido cometer un terrible error. Porque él no hubiera sido capaz de impedir que ella le hiciera una mamada.
—Nick… —le dijo _________ con expresión apenada.
—Vete a ver quién es —ladró él.
Ella suspiró y salió de la cocina. Nicholas se quedó detrás de una de las encimeras, con la respiración alterada, esperando a que su miembro se relajara. No podía pasarse toda la semana con una erección como ésa.
¿Por qué permitía que _________ lo impulsara a realizar algo temerario que no era bueno para él? ¿Por qué se lo permitía?
Un momento después, ella regresó con una de las cocineras, Misa. Él recordaba su currículo; la joven parecía competente y estaba entusiasmada con el trabajo. Y lo consideraba una estrella, algo que le hizo menear la cabeza. A pesar de haber publicado un montón de bestsellers sobre cocina y de poseer una reputación bien merecida en el mundillo culinario, a Nicholas no le gustaba la fama. Gracias a Dios, la mujer no dijo nada cuando le miró.
El resto del personal apareció en los siguientes minutos y Nick les fue saludando según llegaron. Les asignó las tareas y prepararon algunos platos en equipo para asegurarse de que cada uno sabía cuál era su función, resolviendo de esa manera los problemas que pudieran surgir antes de abrir las puertas. La noche siguiente sería la inauguración, aunque sólo acudirían los invitados de _________.
Un momento después, ella se disculpó para ir a reunirse con el contratista en el comedor. El aroma a comida flotó en el aire envolviendo a Nick. Se volvió para mirar al eficiente equipo de cocineros que _________ había contratado sin ayuda, y se quedó impresionado una vez más. Era una mujer muy lista.
Y sentir admiración por ella no era nada bueno. Ya la deseaba tanto que apenas podía concentrarse. Si permitía que le atrajera por algo más que su cuerpo, sería una estupidez por partida doble. Pero Nicholas se temía que ya fuera demasiado tarde. ¿Qué ocurriría después de que salieran del club? ¿Cuándo se encontraran en su casa a solas?












* * *














Concluidas las tareas, _________ se subió al 4x4 de Nicholas en el aparcamiento del Bonheur. El pesado silencio entre ellos la puso nerviosa. Definitivamente, Nick emitía vibraciones que decían que no quería continuar lo que había interrumpido Misa. Pero la erección había surgido de nuevo en el instante en el que se quedaron solos, inconfundible e incansable.
_________ meditó sin dejar de dar golpecitos en el suelo con la punta del pie. Lo que ella deseaba era envolverle entre sus brazos y seducirlo otra vez. Pero bueno, las vibraciones eran muy fuertes y ella no era estúpida. Nick estaba al límite. Después de que consiguiera meterle de nuevo en su cama, esperaba que se relajara y pudieran conversar. Hasta entonces, lo único que podía hacer era continuar bromeando y negando sus propias necesidades.
Alargó la mano y le tocó el hombro.
—Ha estado muy bien. El personal paree muy ilusionado. Gracias por dedicarme esta semana.
Nicholas se estremeció a su tacto, luego se relajó.
—Tenía que cumplir el trato. Era algo que te debía.
—Lo cierto es que siento que lo hagas por obligación. No me gusta nada que la gente haga las cosas a disgusto. —Era la verdad por mucho que doliera. Aunque de todas maneras esperaba que él no le preguntara el porqué—. Si no hubiera anunciado que estarías aquí en la inauguración y no hubiera invertido todos mis ahorros, no te habría coaccionado.
Él la miró con el ceño fruncido y una expresión de desconcierto.
—Después de la manera en que… Después de aquella noche, no merezco tu compasión. Sé que fui muy brusco contigo.
—Nick, no soy una frágil florecilla.
—No —convino él de inmediato—. Eres mucho más fuerte de lo que sospechaba. Pero eso no quita que fui un grosero. No me siento orgulloso de lo que hice esa noche. Lo… Lo siento.
—A mí me gustó. No lo siento en absoluto. —Las palabras de _________ fueron ásperas y apasionadas—. Y tampoco quiero que lo lamentes tú.
Él no dijo nada. Parecía que estaba considerando cuidadosamente su respuesta.
—¿Qué hubiera ocurrió si Deke se hubiera quedado esa noche? ¿Tampoco lo lamentarías?
¿A qué venía esa pregunta? Nicholas estaba intentando averiguar algo. ¿Hasta qué punto debería revelarle lo que sentía?
Finalmente, _________ negó con la cabeza.
—Hubiera estado contigo.
A Nick se le abrió la boca. La cerró mientras negaba con la cabeza y aceleraba, siguiendo la carretera.
—Apenas me conocías. Habíamos hablado, ¿cuántas? ¿Dos veces antes de esa noche?
En realidad eran tres. Pero la primera vez, ella había estado haciendo… striptease. No les habían presentado. Las otras dos veces habían sido encuentros fortuitos.
—Tenía el presentimiento de que juntos seríamos la bomba. No me equivocaba.
Ocultando una sonrisa, _________ se volvió hacia la ventanilla. No creía que Nicholas fuera a hacer más hincapié en ese tema. Y ella tenía que mantener una actitud juguetona y casual. Él no estaba preparado todavía para escuchar cómo impactó en su corazón la noche que pasaron juntos, la manera en que la hizo estremecer la intimidad que habían compartido.

«Ninguna mujer me ha dado nunca tanto placer. Podría ahogarme en ti para siempre. Acaríciame, cariño. Síiiii...»
Al acercarse al club, _________ archivó sus recuerdos. Nicholas detuvo el coche en silencio y lo aparcó. Cuando ella puso la mano sobre la manilla de la puerta, él le sujetó la muñeca, deteniéndola.
—Somos buenos en la cama, nadie puede negarlo. Pero eso es todo.
Una docena de respuestas atravesó la mente de _________; no podía rebatirle su declaración porque, de hecho, lo único que habían hecho juntos era eso, sexo. Además, contradecirle en esos momentos sólo serviría para que se empecinara más en sus convicciones. Y eso sería contraproducente. Tenía que jugar con las cartas que tenía a su al¬cance.
—Jamás he dicho que fuera otra cosa que sexo.
Antes de que él pudiera responderle, ella se zafó de su mano y salió del 4x4. Entró en el club por la puerta de atrás con Nick pisándole los talones.
—¿Por qué tengo la sensación de que no estás siendo totalmente sincera?
Negándose a parecer desconcertada, ella siguió caminando.
—Ni puedo ni quiero responder a eso. Tengo que ocuparme del negocio. Si quieres irte a casa, le diré a Zac que me lleve él en cuanto cerremos el club.
Justo en ese momento, apareció el encargado de la seguridad del club. Tenía barba de un día, una camiseta color caqui con una imagen sugerente de Bettie Page —en bikini y con medias de red— y una sonrisa traviesa. Se acercó a ella, le pasó el brazo por la cintura y le acarició la cadera con la mano. Luego enterró la cara en el cuello de _________ y la olisqueó.
—Mmmm, estoy más que dispuesto a darte un revolcón, cariño.
_________ arqueó una ceja. Pero el numerito de Zac era algo que le venía bien.
Zac apretó los dientes.
—Esperaré y te llevaré yo a casa.
Como mostrarse molesta por el despliegue de cariño no disuadiría a Zac, _________ se limitó a sonreír.
—Genial. Tengo que asegurarme de que todas las chicas han cogido la ropa correcta. Ayer por la noche fue un desastre. Debemos agradecer que la clientela estuviera demasiado borracha como para fijarse.
Zac volvió a rodearla con el brazo.
—Espera. Tengo que darte una mala noticia. Tu mayor detractor está allí fuera con un montón de amigotes.
—¿Primpton? Puff... —suspiró—. ¿Y qué quiere ahora? Es evidente que busca atención, claro, pero ¿qué quiere esta vez exactamente?
—Lo de siempre. Quiere cerrarte el negocio en nombre de la moralidad.
—¿Se refiere al concejal del que me hablaste? —preguntó Nick—. ¿Está protestando delante del club?
—Lo hace con asquerosa regularidad. —_________ se apoyó en la pared y cerró los ojos. Como si no tuviera suficientes cosas de las que preocuparse. Al día siguiente era la inauguración del restaurante, Nick estaba sorprendentemente nervioso y ella tenía que estar en óptimas condiciones para conseguir atraer su atención. Lo último que necesitaba era que Primpton le diera el coñazo.
—¿Qué quieres hacer, cariño? —le preguntó Zac con suavidad.
Él sabía que aquella tontería la molestaba. La había pillado llorando una vez después de que Primpton la hubiera insultado de manera muy desagradable.
—¿No sería mejor ignorarle? Nos arriesgamos a que consiga que la gente le haga el boicot al Bonheur.
—Ésa es la pregunta del siglo —dijo Zac con una desagradable sonrisa.
—¿Qué es lo que suele hacer? —preguntó Nick.
—Estupideces. —Lo último que ella quería era que Nicholas viera como el concejal la llamaba furcia del demonio. Eso sí que se le quedaría grabado en la mente.
—Hoy es peor que nunca —admitió Zac—. Ha traído consigo a la prensa local.
«¡Maldita sea! »¿Que había hecho ella para merecer eso?
—Está tratando de conseguir que la gente no vaya al restaurante.
—Eso es lo que creo yo también.
—No ha conseguido que clausuren el club —señaló Nicholas—. Quizá nadie le haga caso.
—Tiene muchos seguidores y cada vez adquiere más poder. Siempre que Primpton monta un numerito de los suyos, me baja el saldo en la cuenta corriente. Los hombres casados entre treinta y cuarenta años son los que me reportan más ganancias y sospecho que son los que están siendo coaccionados por sus mujeres para que se mantengan alejados de aquí, por lo menos durante un tiempo. Al final siempre vuelve todo a su cauce, pero temo que con el restaurante no ocurra lo mismo. Esperaba que no se viera afectado por este tipo de cosas, pero ahora...
—¿Quieres decir que algunos hombres podrían llevar a sus mujeres al Bonheur sólo para verte a ti?
Nicholas cayó en la cuenta de las implicaciones.
—A mí o a otras de las chicas. Algunas de las bailarinas han decidido cambiar de profesión y trabajar de camareras.
—¿No ganan menos dinero de esa manera?
—Sí. Pero algunas son lo suficientemente listas para saber que no pueden seguir haciendo striptease durante el resto de sus vidas, así que prefieren trabajar de camareras para ganarse la vida mientras estudian algo de provecho. —Encogió los hombros—. Es difícil, pero lo pueden lograr. Si yo lo conseguí, ellas también pueden hacerlo.
La sorpresa de Nick fue evidente.
—¿Fuiste a la universidad mientras... bailabas?
Santo Dios, ¿acaso pensaba que su única aspiración en la vida era hacer striptease?
—Obtuve dos licenciaturas. En Comunicación y en Administración de Empresas. Además, el año pasado terminé un master en Administración de Empresas. No sólo sé bailar en la barra, señor Jonas. Tengo un negocio, es mi obligación saber qué tengo entre manos. Ahora voy a ver si consigo que Primpton se largue.
_________ se dirigió hacia las escaleras, estaba irritada y se notaba. No debería sorprenderla que Nick no viera más allá de su físico. La primera vez que la vio sólo llevaba un tanga y acababa de salir de una tarta. Tampoco es que hubiera tenido la oportunidad de mejorar su imagen ante él desde entonces.
—¿No ibas a salir a enfrentarte con el concejal? —Nick parecía confundido.
—Sí, pero ¿piensas que voy a enfrentarme a un hombre que me insulta de la peor manera vestida de este modo?
Nick observó a _________. Tenía la bragueta abultada —como siempre que estaba con ella— cuando la vio desaparecer en el piso superior de «Las sirenas sexys». La cabeza le daba vueltas.
¿Tenía dos licenciaturas? Y, ¿había realizado un master? Decir que no se lo imaginaba era ser comedido. Sospechaba que detrás de los ojos azules de esa mujer había una gran inteligencia. Pero tanta ambición le asombraba. Fuera o no la dueña de un negocio eran muchos estudios para una bailarina de striptease.
Pero ahora también era la propietaria de un restaurante.
¿Sería Bonheur parte de un plan para cambiar de vida? Y, ¿qué había dicho de las demás bailarinas?
Irritado, Nicholas miró a Zac. El hombre tenía clavados los ojos en las escaleras vacías y prácticamente babeaba. Nick sabía que Zac la deseaba. Maldita sea, a pesar de lo que le dijo _________, no le extrañaría que fueran amantes. Pero la expresión de Zac hablaba de algo más que admiración. Ese hombre sentía algo por ella. ¿Sería mutuo?
Una repentina punzada de celos golpeó a Nick en medio del pecho. Cerró los puños. ¿Estaría ella enamorada de aquella masa de músculos?
No importaba. Él tenía preguntas y Zac respuestas. Si el gorila y ella hacían arder las sábanas o mantenían una relación más profunda, no era asunto suyo... por mucho que le molestara.
—¿Dónde estudió _________?
—¿A ti qué coño te importa?
Nicholas se encogió los hombros como si el tema no le importara.
—Curiosidad.
—En la universidad de Louisiana. Se graduó con honores. Es tan lista como sexy. Es difícil no pensar con la polla cuando ella está presente. —Zac le clavó una aguda mirada—, ¿verdad?
Totalmente cierto...
—¿Las camareras del Bonheur...? ¿Están todas estudiando mientras trabajan en el restaurante?
—Casi todas. Cada cierto tiempo, _________ les habla a las chicas de la vida que les espera cuando dejen de hacer striptease. Si quieren estudiar, ella les ayuda a conseguir una plaza en la universidad y a solicitar una beca. Les alienta a que aspiren a más. Sólo hay un par de chicas que prefieren seguir en el club porque el horario les permite estar más tiempo con sus hijos.
Santo Dios. No se imaginaba que _________ fuera tan comprensiva. Aquello hacía que la comenzara a considerar de una manera totalmente distinta.
—¿Esas mujeres no sacarían más dinero bailando y luego... haciendo otras cosas con los clientes?
—¿Trucos de alcoba? —Zac arqueó una ceja—. Tienes suerte de que _________ no te haya oído. Te desollaría vivo si lo hiciera. Esas cosas no ocurren aquí, y punto. No puede impedir que alguna de las chicas esté dispuesta a entretener a los clientes fuera de las instalaciones, pero suele acabar despidiendo a las que lo hacen, no crean más que problemas.
Aquella respuesta dejó noqueado a Nick.
¿No sólo tenía estudios, sino también principios? ¿Estaba tan ensimismado en el sexo abrasador y en aquellas minifaldas que llevaba, que no había visto a la mujer que escondían?
A pesar de lo mucho que odiara admitirlo, sí.
Pero ¿importaba? Por mucho que la deseara, no podía tenerla. No tenía aspecto de madre. Nick ni siquiera podía imaginarla como esposa. _________ era imposible de domesticar y él quería a una mujer que se sintiera feliz en casa cuidando de los niños. Ella no era la respuesta.
—¿Has dicho que Primpton está ahí fuera?
Zac esbozó una tensa sonrisa.
—Acompañado de toda la prensa local. Alguien debería de pararle los pies. _________ no necesita esa mierda, en especial en este momento.
—¿Por el estrés que supone la inauguración del restaurante?
—Por eso y por lo de su madre. _________ no ha sido la misma desde que murió su madre.
—¿Ha muerto su madre? ¿Cuándo?
—Hace dos meses. Una pena.
Aunque todavía vivían en Florida y no los veía demasiado a menudo, Nicholas hablaba con frecuencia con sus padres. Los quería mucho y le destrozaría que les ocurriera algo. De hecho, si llegara a pasar, no sería ése el momento que elegiría para poner en marcha un nuevo negocio.
—¿Se llevaban bien?
—No.
La respuesta de Zac fue automática y seca. Y su expresión decía que no pensaba decirle nada más.
—Por lo tanto el numerito de Primpton es lo último que necesita. —Zac apretó los dientes—. Van a humillarla todo lo que puedan.
No si Nick podía evitarlo.


















Volver arriba Ir abajo
- Galletas&Leche -
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 19
Localización : Soñando Despierta.
Fecha de inscripción : 02/02/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 11th 2012, 15:15

Ese Primpton, no he leido ni quien es en verdad y YA LO ODIO.
Maldita sea, siento que LO ODIO. Y Nick, ¡JA! La Rayis le salió más lista e inteligente de lo que esperaba. JA JA JA. Y Zac, Bendito Sea, le abrió los ojos a Nick con un poco de la vida de Rayis.
Eso me encantó! Siguela eh. He estado esperando casi todo el dia para que subas. Enserio.
Ya que, solo siguela pronto, por favor.
Bye.
Volver arriba Ir abajo
http://amorsecreto.metroblog.com
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 11th 2012, 15:21

More more more!!!!! I want more!!!!!
Smile
Volver arriba Ir abajo
SofiJonasLovato
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1170
Edad : 19
Localización : En Jonaslandia (en realidad en Argentina)
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 11th 2012, 17:09

AWWWWWWWWWWWWWWWWWWW POR FAVOR LA TENES QUE SEGUIR <3 "NO SI NICK PUEDE EVITARLO" KAJSKAJKSKJAKJJSJKAJSKAJKS SIGUELA AMO TU NOVELA
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002220488918
SofiJonasLovato
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1170
Edad : 19
Localización : En Jonaslandia (en realidad en Argentina)
Fecha de inscripción : 11/04/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 11th 2012, 19:29

QUEREMOS MARATON

MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON
MARATON


Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002220488918
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 12th 2012, 16:44

Siguele....!!!!!!!!!!!!
Buenisima buenisima C:
Volver arriba Ir abajo
nikifriky
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1889
Edad : 20
Localización : Haciendo maldades con mi befo ::)
Fecha de inscripción : 24/04/2010

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 12th 2012, 17:47

No hay capi Sad
Volver arriba Ir abajo
Maaii De Lamela♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 19
Localización : En Roma Con El Amor De Mi Vida &#9829;
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 12th 2012, 19:29

Hola!.

Neww Lectoora!:♥


OMG!:Hermoosa Noove!..Siiguelaa Plss!..Estaa Geniial! ♥ Razz
Volver arriba Ir abajo
http://www.destinyjonasdelamela.blogspot.com
JustKeepDreaming~
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 261
Edad : 20
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 13th 2012, 17:14

SIGUELE....!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Marzo 13th 2012, 20:06













Unos minutos después, _________ salió al exterior bajo los débiles rayos del sol. El aire húmedo y caluroso de septiembre le producía una sensación opresiva y se alegró de haberse recogido el pelo. Con tanta humedad, el cabello sólo le daría más calor. Además se había cambiado su ropa sexy por otra más elegante.
Colocó una mano sobre los ojos para protegerlos de los rayos del sol y echó un vistazo a la acera de enfrente. Sí, allí estaba Primpton con un montón de seguidores que la observaban con expresiones fieras y pancartas en alto. Entre la multitud vio a un par de hombres que habían asistido al espectáculo la noche anterior. Sadie había sido gratificada generosamente por uno de ellos después de que se hubiera contoneado sobre su regazo. Los miró y arqueó una ceja. Ellos apartaron la vista... pero levantaron las odiosas pancartas.
Por supuesto. Fuera de las paredes del club, ella no era una persona, sino una mujerzuela.
Comenzaron a destellar los flashes y se escuchó un coro de gritos, _________ frunció el ceño y les miró. Periodistas. Entonces se quedó sin aliento.
Rodeaban a Nicholas.
Primpton comenzó a gritar.
—¡Aquí está Jezabel! Fotografiadla. Habladle a la buena gente de Lafayette de cómo se dedica a mostrar y a vender su cuerpo a desconocidos.
_________ suspiró.
_________ suspiró. Más de lo mismo. ¿No se aburriría nunca aquel retrasado mental de andar soltando ese tipo de memeces? En «Las sirenas sexys» no se ejercía la prostitución.
Ante los gritos del concejal, las cámaras se giraron en su dirección. Cuando la enfocaron, _________ se parapetó detrás de sus gafas de sol y abrió la boca para decir ante los periodistas el comunicado que había preparado.
Pero Nicholas fue el que habló.
—Muchas gracias por venir. No puedo expresar el placer que siento por ser el cocinero invitado en la inauguración del Bonheur. No dudo que se convertirá en el restaurante más elegante de Lafayette. He supervisado personalmente el menú de esta semana y apli¬cado las recetas de mis libros. Allí se podrá disfrutar del sabor auténtico. Tanto la comida como los vinos serán de la mejor calidad.
—¿Cómo es que colabora con el Bonheur? —preguntó un periodista.
_________ se mordió los labios. De todas las preguntas que se podían hacer, ésa era la única que él no podría responder con honestidad sin que la opinión pública la lapidara.
—La señorita _________ (TA) y yo tenemos amigos comunes y nos conocimos hace algunos meses. Tuve la suerte de que me echara una mano hace poco tiempo. Cuando tuve la oportunidad de devol¬verle el favor, le dije que sí, por supuesto.
—¿Qué tipo de favor? —gritó el periodista—. ¿Quizá de tipo sexual?
—Lo cierto es que se trató de un asunto familiar —dijo Nick suavemente—. Me ayudó a resolver una cuestión con mi primo. Es una mujer muy inteligente. Algo más que evidente en la elegancia que se respira en el Bonheur. Ayer estuve en el restaurante y hoy he conocido al personal. Y estoy muy impresionado.
_________ parpadeó. Nicholas debía de estar enfermo. Que dijera ese tipo de cosas, estuviera o no delante la prensa, era asombroso.
—¿Qué tipo de cocina se servirá en el restaurante? —preguntó otro periodista.
Vaya, parecía que la prensa se había rendido ante un poco de en¬canto y mucha labia, y que ya no era su objetivo llamarle mujerzuela. Por supuesto, tener a una celebridad como Nicholas en la ciudad era algo que no sucedía todos los días, aun así...
—¿A quién le importa eso? —gritó Primpton—. Ella no es más que su puta y él ha permitido que le lleve por el camino del pecado. Recemos para salvar su alma. ¡Es culpa de ella! —Primpton señaló con un dedo a _________—. ¡Condenemos a la amante del diablo! ¡Quiere que Lafayette se convierta en un mundo de corrupción y desenfreno moral!
—Se servirán algunos platos nuevos en los que he estado trabajando —continuó Nick como si Primpton no hubiera abierto la boca—. Habrá un aperitivo a base de raviolis de berenjena, seguidos de carne con cebollitas y queso feta, regado todo con un maravilloso borgoña que les hará la boca agua. El postre es una sorpresa. Toda la carta es asombrosa, les invito a asistir a lo largo de la semana y comprobar por sí mismos las especialidades del Bonheur. No quedarán desilusionados. Las primeras cien reservas recibirán uno de mis libros de cocina dedicado.
_________ se quedó pasmada.
¿Libros? Eso era muy generoso por su parte.
Después de eso, los periodistas siguieron acosando a Nicholas con una pregunta tras otra y él los mantuvo encandilados con su deslumbrante encanto. Parecía en su salsa. Entonces la miró. Lo vio agrandar los ojos de sorpresa y contener el aliento.
«Mmm. ¿La combinación de la falda negra con la blusa blanca y los zapatos de salón quedaría demasiado ridícula?»
Aunque la expresión de Nick no le respondió a esa pregunta. Él se recobró con rapidez de la sorpresa y le hizo señas.
—Aquí está la hermosa dama que responderá mejor que yo a todas sus preguntas. _________ _________ (TA) ha trabajado de una manera incansable para que el Bonheur sea toda una realidad. No quiero acaparar su atención. _________, ¿por qué no les hablas un poco sobre tu maravilloso restaurante?
A _________ le picaron los ojos. ¿Serían lágrimas? ¡Maldita sea! Lo eran. Nicholas había hecho algo... agradable por ella. Y la prensa lo adoraba.
Ella también. Parpadeó para borrar las lágrimas.
Por el rabillo del ojo observó como Primpton y sus seguidores se mantenían en un furioso silencio. Regocijándose por dentro, se acercó a Nicholas, llena de gratitud. Pero por ahora lo único que pudo hacer fue darle las gracias mentalmente.
Más tarde le demostraría exactamente lo que su ayuda había sig¬nificado para ella.






* * *




A Nicholas le dolía la cabeza. Era un dolor provocado por apretar tanto los dientes; le subía por las sienes y la nuca y le estallaba en la frente. El origen estaba a sólo un metro del él, vestida de nuevo de manera descarada, paseándose por el club con una sonrisita provocativa.
Después de que Primpton se fuera con el rabo entre las piernas, había comenzado el espectáculo en «Las sirenas sexys». Ahora _________ le estaba sonriendo al grupo de hombres que revoloteaban a su alrededor. Nick no podía oír la conversación, pero le bastaba con ver la manera en que ella cruzaba sus largas piernas, frotando una contra otra mientras estaba sentada en la silla con una mirada tímida. Los hombres —tuvieran la edad que tuviesen— parecían haberse tragado la lengua. Igual que Nick.
Zac permanecía detrás de la silla en actitud protectora. Era su trabajo. Pero cuando uno de los hombres se acercó a _________ para in¬tentar robarle un beso, el gorila lo agarró por la ropa en menos que canta un gallo y le apartó bruscamente. Después, Zac puso la mano posesivamente sobre el hombro de la joven.
—No os paséis, chicos. Ya conocéis las reglas. —Zac parecía muy feliz de recordárselas.
Pero aquello no disuadía a la audiencia de _________. Un hombre se dejó caer de rodillas ante ella y le echó el aliento en los muslos sin apartar la mirada de sus piernas... antes de subirla a los pechos.
Ahora a Nicholas no sólo le latía la cabeza, sino que le hervía la sangre. Aquel gilipollas que se la comía con los ojos, no dejaba parte de su cuerpo sin mirar. ¿Acaso no sabía que era una mujer con sentimientos?
«¿Y no has pecado tú de lo mismo?», Nick ignoró la vocecita.
Cuando Zac cogió a aquel despojo humano y lo apartó de los pies de _________, poniéndolo de pie y conduciéndolo a la puerta, las cosas se pusieron todavía peor, pues otro hombre apoyó una mano en el respaldo de la silla y comenzó a susurrar marranadas al oído de _________.
Ella se vio atrapada en la silla. Zac estaba deshaciéndose del otro tipo. Y Nicholas ya había tenido suficiente.
Conteniendo un gruñido, salió disparado hacia _________, dispuesto a emprenderla a puñetazos con quien hiciera falta. Pero Zac se le adelantó y cogió al acosador por el cuello de la camiseta.
—Conoces las reglas, Peter. No puedes acercarte tanto.
¿Peter? ¿Este era el tipo que ella había mencionado después de haber encontrado el cuchillo en el coche?
En ese momento, Zac levantó a _________ en brazos, se sentó en la silla y se la puso en el regazo. Tenía una mano en el muslo y la otra en la cintura de la joven. Y no dejaba los dedos quietos. Que si le ro¬zaba la curva del pecho con el pulgar, que si le metía la otra mano por debajo de la falda...
_________ no parpadeó ni luchó contra él.
Aquella intimidad no parecía fingida, puesto que _________ sonreía tan contenta mientras Zac le tocaba el culo. Seguramente eran amantes.
Nick miró el reloj. Maldición. Eran sólo las nueve. No iba a ser capaz de aguantar aquello durante cinco horas más sin vomitar. O sin pegar a alguien. O sin cogerla por la cintura y decirles a todos que era suya.
En ese momento le vibró el móvil en el bolsillo y lo sacó, agra¬deciendo la distracción. Era Deke.
—¿Dónde estás?
—Hola a ti también, primo. Estoy bien, gracias por preguntar.
Nicholas cerró los ojos e intentó controlarse.
—Lo siento. Tengo los nervios de punta. Pensé que revisarías hoy el sistema de seguridad de _________.
—Estoy en ello. Tengo que hablar contigo un momento. ¿Puedes acercarte a la puerta de atrás?
Deke no era de los que hablaban, sino de aquellos a los que les había comido la lengua el gato, así que esa petición inquietó a Nick. Pasaba algo y no era bueno.
—Ahora voy —respondió con irritación, feliz de perder de vista a Zac y a _________.
Al cabo de unos minutos, Deke golpeó la puerta trasera. Era casi imposible oír algo con la música de fondo, pero Nick le escuchó y la abrió. Deke entró en el club con la cara tensa y una mirada pene¬trante.
«Un hombre podía salir del ejército, pero el ejército del hom¬bre...»
—¿Qué pasa? —inquirió Nick.
—¿Podemos hablar en algún sitio privado? —le preguntó Deke, mirando a su alrededor con inquietud.
Nicholas vaciló.
—Ven conmigo.
Cuando atravesaron el local, Nicholas se sintió agradecido de que el gentío que rodeaba a _________ fuera tan numeroso que no le dejara ver cómo Zac la seguía manoseando. Siguió andando, se detuvo frente a la barra y deslizó sobre la superficie un billete de cincuenta dólares.
—Dame toda la Heineken que se pueda pagar con esto.
El camarero, que le habían presentado ese mismo día, encogió los hombros, metió el dinero en la caja y puso ocho botellas de cer¬veza en fila sobre la barra.
Nick le dio cuatro a su primo y luego cogió el resto
—Vamos.
Deke arqueó una ceja pero no dijo nada mientras seguía a su primo a la oficina insonorizada de _________. Nicholas cerró la puerta de una patada, puso los botellines de cerveza sobre el escritorio y abrió uno. Se lo ventiló en tres tragos.
—¡Jesús! —Deke lo miró sorprendido—. ¿Estás bien?
¿Qué diantres podía responder a eso?
—Un día de mierda.
Deke dejó las cervezas sobre el escritorio y se sentó en una silla. Parecía nervioso. Muy nervioso. Nicholas lamentó su comportamiento al instante. A Deke le preocupaba algo, algo mucho más importante que los estúpidos celos que él podía sentir por culpa de una mujer que ni siquiera era suya.
—No importa. ¿Qué me querías decir?
Deke cogió una cerveza, la abrió y... siguió perdiendo el tiempo.
—La verdad es que no sé por dónde empezar. Quería hablar con¬tigo antes. —Tragó saliva—. Pero esta mañana hemos estado visi¬tando a la familia de Kimber.
Era mucha distancia para que se tratara de una visita de cortesía.
—¿Su padre está bien?
—Sí, Edgington sigue siendo un auténtico coñazo —Deke tomó otro sorbo de cerveza.
Nicholas estuvo a punto de gritar. Deke tenía que contarle algo y no se atrevía, ¿qué coño sería?
—¿Y Hunter? ¿Y Logan?
—Los hermanos de Kimber también están bien. Pero pensamos que debíamos... —Deke se inclinó hacia delante, dejó la cerveza a un lado y le lanzó a Nick una mirada de disculpa—. Quería decírtelo yo mismo. —Tragó saliva de nuevo—. Kimber está embarazada de seis semanas.

























Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Riquísimo (Nick&Tú)   Hoy a las 16:01

Volver arriba Ir abajo
 
Riquísimo (Nick&Tú)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 16.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente
 Temas similares
-
» Riquísimo (Nick&Tú)
» Queridísimo Hermanastro.♡ [Nick & tú].
» SIGNIFICADO DE NUESTROS NICK
» Dave Ellefson, Nick Menza y Jeff Waters graban un tema.
» Nick Cave, recomendaciones please

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: