Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 15th 2011, 13:29

Argumento:
_______(TN) era un fracaso con los hombres. Así que cuando el guapo Joseph Jonas acudió en su ayuda y la salvó de otro desastre más, no la asombro que él no quisiera entablar una relación con ella.
Las circunstancias hicieron que Joseph volviera a sacar a ______ de un aprieto y la atracción surgió entre los dos. Sin embargo, Audrey empezó a dudar del pasado de Joseph y de sus intenciones para con ella. Después de todo, ______ era la heredera de una gran fortuna y Joseph ya había estado casado antes con una mujer rica y mayor que él…




CAPITULO 1
________ estaba de pie en la acera, afuera de la cafetería. Frunció el ceño al mirar la calle. Russell estaba retrasado. .Como de costumbre.
Inhaló hondo y exhaló con lentitud para tranquilizarse.
Después de este día, ya no tendrás que preocuparte por la tardanza de Russell pues este ya no formará parte de tu vida, se dijo.
Sin embargo, no pudo dejar de angustiarse ni de recriminarse.
¿Por qué, para empezar, me dejé embaucar por un hombre que tiene la reputación de ser un mujeriego?, se preguntó. ¿Por qué creí en sus promesas de amor? ¿Y, por qué, Dios mío, dejé que me convenciera de que me acostara con él?
________ sospechó el motivo tan pronto como lo vio avanzar hacia ella por la calle. Russell iba muy elegante en su traje gris y era encantador con su cabello rubio sensual ojos azules. Y, como tenía una charla amena y suave, era un excelente vendedor.
Cuando Russell empezó a trabajar en Modern Office Supplies como representante meses atrás, tuvo mucho éxito con las chicas de la oficina. Y, sin embargo, en unos cuantos días, empezó a cortejar a ________. Al principio, ésta se mostró escéptica. Después de todo, había muchas chicas más atractivas en la oficina. No obstante, Russell se mostró muy insistente, muy sincero y eso halagó a_________. ¡Qué tonta fue!
__________ se miró con rapidez en el escaparate a su espalda. Casi respingó al ver su reflejo. Sólo tenía que mirarse al espejo para darse cuenta de que Russell no podía haberse enamorado de una chica tan poco atractiva como ella.
¡Cómo odiaba su apariencia! Tenía la piel muy blanca, los ojos grandes y castaños y la boca arqueada como la de una niña. En cuanto a su cabello… Siempre fue un desastre. __________ nació con el cabello castaño muy delgado. Ahora lo tenía teñido de color rojo y se había hecho un permanente para rizarlo. Lavinia le dijo que eso le sentaba bien. __________ no compartía su opinión y tampoco le parecía estar bien ataviada con el vestido rojo de lana que su madrastra le regaló, insistiendo que el color rojo le iba bien. Parecía que ningún color le convenía.
La chica se estremeció y prestó atención a Rússell quien le sonreía y la miraba con una disculpa en los ojos.
—Lamento llegar tarde, querida —susurró con voz sedosa y le dio un beso en la mejilla.
___________ se deprimió. La primera vez que él la llamó así, fue embargada por la alegría. Ahora, esa palabra era como una daga traicionera que se le clavaba en el corazón.
—Oh, oh —Russell trató de reír al verla tan tensa y pálida—.Creo que he hecho algo que no te gusta mucho. ¿Es por eso que me pediste que viniera aquí para que tomáramos un café? ¿O acaso pones esa cara porque he llegado un poquitín tarde? —Añadió con dureza.
Qué raro, se dijo________, de pronto, él ya no me resulta tan guapo ni encantador.
—Media hora no es un poquitín tarde, Russell —le indicó fría—. Te pedía que me encontraras aquí a las tres. Y ya casi son las tres y media.
El encogió los hombros y su sonrisa intentó en vano calmarla,
—Sí, pero merece la pena que me esperes, ¿no lo crees?
__________ entristeció aún más. ¿Acaso alguna vez le gustaron esa clase de comentarios? Apenas si podía creerlo, aunque supuso que las chicas que no eran atractivas eran muy vulnerables cuando se trataba de recibir la atención del sexo opuesto. ________ decidió que debió estar desesperada.
—¿Crees que podríamos entrar a sentarnos? —preguntó molesta.
—Claro. Antes de sentarnos, le pediré a la camarera que nos lleve dos capuchinos.
—La cafetería era igual a muchas otras de los suburbios de Sydney… era un rectángulo que de un lado tenía un largo mostrador y, del otro, mesas con sillas de altos respaldos. _________ pensó que, a esa hora del viernes por la tarde, la cafetería estaría prácticamente vacía y que así podría hablar con Russell con cierta intimidad. Sin embargo, ese no fue el caso. Casi todas las mesas estaban ocupadas. Sólo las últimas dos no.
__________ se dirigió a la más alejada, consciente de que su tensión y nerviosismo aumentaban con cada segundo que transcurría. Por fin, llegaba el momento de la confrontación.
La última de las mesas ocupadas, era usada por un hombre que leía un periódico. Este alzó la vista para ver pasar a __________ y luego siguió leyendo.
__________ se sentó en la última mesa con un suspiro de cansancio. Vio con tristeza cómo Russell coqueteaba con la camarera detrás del mostrador. La empleada lo miró con admiración mientras Russell se acercaba a __________. Parecía estar muy satisfecho de sí. Y ________ sintió que otra venda se le caía de los ojos. ¿Era así como Russell se emocionaba? ¿Conquistando a todas las mujeres que podía? ¿Acaso __________ fue la conquista número diez, veinte o cien?
— ¿Y bien? ¿Vas a satisfacer mi curiosidad y a explicarme por qué me citaste aquí? —Russell se sentó frente a _________.
—Sí —inhaló hondo. El corazón empezó a latirle con fuerza. Cuando logró hablar, __________ lo hizo con voz temblorosa—. Diana me confesó hoy que la invitaste a salir el sábado por la noche… la misma noche que me dijiste que tenías una cena de negocios. También me dijo que tú… te acostaste con ella.
La expresión de enojo de Russell lo hizo perder de inmediato todo su atractivo. Hizo una mueca desagradable y la miró con desprecio. —Así que para eso estoy aquí. Para contestar a una serie de estúpidas y malditas acusaciones. Yo creí que serías más sensata y que no escucharías a una maldita chismosa como Diane.
—No me mintió —sollozó __________, más deprimida aún. Russell nunca había usado malas palabras frente a ella, siempre actuó como un caballero.
—Por supuesto que te mintió —se burló—. Te tiene celos. Si tuvieras algo de inteligencia, ya te habrías percatado de eso.
__________ aspiró al oír ese nuevo insulto. Sin embargo, el dolor que la invadió, cristalizó su decisión de terminar de una vez por todas con ese hombre.
—Diane me mostró el recibo del motel a donde ustedes fueron el sábado por la noche —declaró, trémula pero decidida—. Esta firmado por ti y… conozco tu firma. —___________… —suspiró impaciente.
—No tiene objeto que mientas, Russell —alzó la barbilla y trató de controlar el temblor de su voz—. De todos modos, hemos terminado.
—No puedes hablar en serio.
—Claro que sí. Creo en lo que Diana me dijo y seguiré creyendo en ella sin importar lo que tú me digas.
— ¿Ah, sí? —murmuró, socarrón—. Bueno, en ese caso, será mejor que lo sepas. Sí, me la tiré.
__________ ya no pudo contenerse y profirió un jadeo, escandalizada. Se dio cuenta de que Russell era un hombre vulgar y despreciable. Y _________ también experimentó una gran zozobra al pensar que le permitió a Russell… que lo dejó…
—Dijiste que me amabas —susurró con tristeza—. Dijiste que querías casarte conmigo…
—Claro que quería hacerlo —replicó él, ácido—. Eres la hija del jefe, ¿no es cierto? Su única hija. Eres su única heredera. ¿Tengo que darte otra explicación?
______________ gimió sin poder evitarlo. Cielos, ¿por qué no se le ocurrió eso antes? ¿Por qué sólo pensó que Russell era un mujeriego compulsivo…?


Última edición por JoyJBjoenicok2 el Octubre 15th 2011, 13:35, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 15th 2011, 13:32

Hola Soy Joy, Soy de Maracaibo, me gustan las novelas del foro
y ya tengo varias solo que no las termino nunca
esta novela la empece a leer Hoy, es de un Libro la
escritora es LEE MIRANDA es una Escritora Argentina y de verdad me gusto mucho
espero que les Guste... Dejen Comentarios si les Gusta La Sigo Smile
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
lau_smilerjb
Nuev@


Cantidad de envíos : 17
Edad : 19
Localización : Jonas Landia...Ciudad cyrus Demi ... Calle Swift
Fecha de inscripción : 28/08/2011

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 15th 2011, 15:51

PRIMERA LECTORA !!! ...

Esta genial la nove Wow Me encantoo !!!

Very Happy Siiguela por nada me la perderè ...

SIGUE ... SIGUE .. SIGUE ...

BESITOS !!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 15th 2011, 18:37

hahaha que linda pense que nadiee la leeria Smile
Gracias ya subo mas
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 15th 2011, 18:39

—Entonces, ¿nado de lo que dijiste fue cierto? —se atragantó—. Todo lo que sucedió entre nosotros… ¿sólo fue por mi dinero?
—Vamos, linda, ¿cuál es el problema? —Rió con crueldad—. ¿De veras creíste que me impresionó tu belleza y atractivo físico? Bueno, no estás tan mal una vez que te quitas esa horrible ropa que te pones. Pero te aseguro que no tienes la menor idea de cómo complacer a un hombre en la cama. Querida ________, eres como un ladrillo. Te hice un gran favor al invitarte a pasear, al hacerte sentir como mujer, aunque supongo que no verás las cosas desde ese punto de vista. Supongo que vas a correr a casa y decirle a papi que uno de sus malévolos vendedores sedujo a su virginal y remilgada hijita.
_________ sintió una fuerte repulsión al escuchar sus palabras.
—No te preocupes —se estremeció—. No le diré nada a mi padre.
A _______ le quedaba algo de orgullo todavía, no mucho, pero sí lo suficiente como para evitar caer en la desesperación.
—Pues me parece bien, porque, si lo haces y tu padre me despide, me aseguraré de que toaos los hombres de la compañía y de toda la ciudad sepan que eres una malvada vengativa y maliciosa. Y no le cuentes a los compañeros de la oficina que tú rompiste conmigo, cariño. Claro, ellos de todos modos no te creerían. Yo sí puedo estar con la chica que quiera. Lo que pasó es que me diste lástima, eso es todo, y creí que podía alegrarte un poco la vida. Deberías estar agradecida por lo que hice por ti en vez de…

Russell siguió la perorata, pero __________ ya no escuchó sus comentarios crueles y arrogantes. Pensaba con tristeza en lo que les sucedía a las mujeres como ella, a las mujeres que eran un fracaso en lo que a los hombres y al sexo se refería, pero que tenían mucho dinero. Las mujeres como su propia madre…
__________ cerró los ojos al enfrentarse a la terrible verdad. Sin embargo, también se enfureció contra el destino que la hizo poco atractiva, pero rica, una chica que sobre todo deseaba tener una familia propia a quien amar y que soñaba con eso desde hacía mucho tiempo.
__________ apretó su bolso y se disponía a levantarse de la silla, cuando alguien se interpuso en su camino.
Sobresaltada, alzó la vista y vio que un hombre muy alto y de alrededor de veinte tres años la miraba con una sonrisa. Sus dientes blancos relucían en su rostro bronceado y sus ojos marrones tenían un brillo de inteligencia. Tenía el cabello ondulado y negro como la noche.
Sin embargo, a pesar de que _________ se sorprendió al ver a ese hombre tan guapo, se asombró aún más al oírlo hablar.
—_________, linda —susurró con una profunda voz masculina—, ya no podía seguirte esperando en el auto. Ya sé que dijiste que te harías cargo de la situación, mas eso no me pareció bien.
Mientras él hablaba, la miró a los ojos con cierta fijeza, como si le pidiera con la mirada que lo siguiera viendo y que no hiciera nada que revelara que era un extraño para ella.
¿De veras lo era?
Había algo conocido cu ese hombre, aunque __________ ni podía saber qué era. Frunció el ceño, confundida. ¿Quién rayos era él? ¿Cómo sabía su nombre? ¿Y por qué decía esas cosas tan extraordinarias?
Cuando el desconocido terminó de hablar, dejó de mirarla y clavó la vista en Russell quien se había quedado con la boca abierta.
—Tú eres Russell, ¿verdad? —prosiguió el extraño y _________ se quedó atónita al ver que también conocía su nombre. La joven jadeó sin querer y el desconocido la miró con dureza así que cerró la boca y ocultó su azoro.
—Lamento todo esto, amigo —prosiguió el hombre—, pero, ya sabes, estas cosas suelen suceder. __________ y yo nos conocimos el sábado por la noche y nos enamoramos a primera vista. Yo no creía en esas tonterías románticas, pero ahora tengo que cambiar de opinión, ¿verdad, ________, preciosa?
La preciosa _________ estaba tan pasmada, que sólo se quedó sentada sin decir nada. A pesar dé que tenía los ojos muy abiertos, sus labios estaban apretados.
Russell también estaba sorprendido, mas él no perdió el habla.
—¡___________! ¿Quién es este hombre? —inquirió—. Vaya, no me digas que lo has estado viendo a mis espaldas —la miró con enojo—. ~ Eres una hipócrita, eres…
—____________, qué traviesa eres —intervino el hombre con firmeza y diversión—, no le has dicho nada a Russell, ¿verdad? —se encogió de hombros con elegancia y ___________ se fijó en su ropa informal pero distinguida.
—Oh, así es ella, ¿no te parece, Russell? —Prosiguió el extraño—. Odia herir los sentimientos de los demás. Mira, tal vez tú y yo debamos salir de la cafetería para que puedas decir todo lo que quieras. Los dos sabemos que ________ es muy sensible y tal vez sea mejor que arreglemos este asunto hablando de hombre a hombre.
Russell se puso de pie, aguijoneado y rebelde. Sin embargo, al lado del desconocido se veía muy debilucho, lo cual sorprendió a __________ pues Russell debía medir más de un metro setenta y cinco y era bastante fornido. Sin embargo, el hombre a quien Russell se enfrentaba debía medir al menos un metro ochenta y ocho y sus anchos hombros y cuerpo musculoso empequeñecían a Russell.
—Eso no es necesario —fue obvio que Russell se dio cuenta de que no tenía grandes posibilidades de salir victorioso en una pelea—. Ya entendí. Además, no hay problema, ________ es toda tuya. Ni todo el dinero del mundo compensa por el hecho de tener que tirar…
El extraño apretó la muñeca de Russell de inmediato y Russell hizo una mueca de dolor.
—Si fuera tú, yo no diría una sola palabra más —advirtió el hombre con un susurro que fue mucho más amenazador que cualquier rugido—. Y también te sugiero que te largues de aquí, antes que olvide que soy un caballero que está en presencia de una dama.
Russell abrió la boca, aunque lo pensó y volvió a cerrarla. Miró a _________ con furia y salió de la cafetería con rapidez. El extraño lo vio alejarse y sonrió con satisfacción. — ¿Quién… quién es usted? —gimió ________. Al fin tenía la oportunidad de hacer esa pregunta. Sólo la satisfacción de ver como Russell recibía su merecido, le impidió hablar antes.
—Un amigo —él suavizó la sonrisa y se sentó frente a la joven. _______ se apoyó contra el alto respaldo de la silla y lo miró con fijeza. ¿Se habían conocido antes? ¿Acaso ese hombre era un amigo de su padre? No, se dijo de inmediato. Ella nunca habría podido olvidar a un hombre como él si lo hubiera visto antes.
—No lo conozco —declaró con firmeza, aunque en su voz hubo un pequeño temblor.
—Ah, sí. Eso es cierto —frunció el ceño y se frotó la barbilla durante unos segundos antes de mirar a la chica con diversión—. ¿Me creerías si te digo que soy tu ángel guardián que ha venido a salvarte de un villano?
—Usted no parece ser un ángel —sonrió. Como ese hombre estaba vestido todo de negro más bien parecía ser un visitante de ultratumba.
—¿Qué te parece si te digo que soy un caballero que rescata a hermosas doncellas en peligro? —sugirió y echó a reír.
—¿Por qué le causa eso tanta gracia? —inquirió ___________ con ingenuidad. De pronto, lo entendió y dejó de sonreír—. Ah, ya veo… se ríe porque yo no soy una hermosa doncella…
—Santos Dios, _________ —suspiró, exasperado—, no me reí por eso, sino porque mi apellido es Jonas, "caballero". Me llamo Joseph Jonas. ¿Y por qué no podrías ser una hermosa doncella? Vaya tienes la piel blanca más delicada que he visto, unos herniosos y grandes ojos castaños y una boca que se antoja besar.
Impresionada, ___________ se llevó los dedos a la boca. ¿Qué quería ese hombre al coquetear con ella de ese modo? _______________ quedó tan confundida, que empezó a sentir pánico.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
Julieta♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 433
Fecha de inscripción : 20/10/2010

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 18th 2011, 13:34

holaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!! esta nove presiento que me va a encantar...si asi son los 2 promeros capitulos no me imagino como sera el resto

sube pronto plissssssssss
Volver arriba Ir abajo
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 20th 2011, 10:38

Hola chicas disculpen de verdad que no alla subido mas
pero estoy en la universidad y estoy viviendo lejos de mi casa solo puedo subir cap
los JUEVES, VIERNES Y SABADO ASI Q
LES PROMETO Q SUBIRE HOY VARIOS CAPITULOS

LOS JUEVES SERAN DE MARATÓN DE 4 CAPS
LOS VIERNES CAPITULO NORMARL
SABADO MARATÓN (RECOMPENSA DEL DOMINGO) 4 CAPS


ASO LES SUBIRE CAPS
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 20th 2011, 10:52

1er Capitulo del Maratón
CapituloII: Me enamore Otra vez?


—Yo… no sé quién es usted, ni por qué sabe mi nombre, pero… creo que debo regresar a mi trabajo —__________ tomó su bolso y se dispuso a levantarse.
—No seas tonta —sus palabras cortantes la hicieron volver a sentarse y mirarlo con dolor—. Lo siento —suspiró, cansado—. No quise decirte eso. Pero, ¿por qué vas a regresar a la oficina? ¿Para enfrentarte a la sorna de Diane? Hoy es viernes y ya casi son las cuatro de la tarde. El lunes, ya nadie hablará de tu rompimiento con Russell. Ven a mi casa para tomar algo y charlar frente a la chimenea y luego te llevaré a casa. Vamos, ¿qué dices a eso?
—¿Cómo sabe usted todas esas cosas sobre mí? —parpadeó—. ¿Y sobre Russell y Diana?
Varias emociones se reflejaron en esos ojos Marrones: frustración, irritación y, por último, resignación.
—Yo estaba sentado en la mesa de al lado —confesó, reacio—. Escuché sin querer tú… charla con tu novio. El me hizo enojar tanto cuando oí lo que te dijo, que decidí darle una lección.
¡Así que por eso le pareció conocido a ______________! Esta sintió un gran alivio al descubrir que había una explicación lógica para el comportamiento del hombre. Sin embargo, cuando entendió que él lo había escuchado todo, se ruborizó mucho.
—Oh, no —gimió y sacudió la cabeza con vergüenza.
—No has hecho nada de lo que tengas que avergonzarte, __________ —susurró—. Es obvio que estabas enamorada de ese hombre y que creíste que él correspondía a ese amor. La culpa es de él, no tuya.
—Quizá —murmuró; le pareció que tanta ingenuidad en una chica que iba a cumplir veintiún años la semana próxima era imperdonable. _________ sabía que no les resultaba atractiva a los hombres. ¿Por qué nunca se preguntó por qué Russell la eligió a ella?
—Qué bueno que te has deshecho de él, ___________ —susurró su acompañante con la misma suavidad.
—Pues sí, pero de todos modos es algo que me duele.
—Sí, lo sé…
Al oír el tono comprensivo del hombre, ________ dejó de pensar en Russell para considerar lo que Joseph Jonas hizo por ella. Y quedó muy conmovida. La mayoría de los hombres habrían sido tan sólo testigos mudos de la humillación de ___________ e incluso se habrían mofado de su ingenuidad. Sin embargo, ese hombre sintió compasión por ella y se dispuso a salvarla. Y lo hizo con tanta galantería, humillando a Russell para que __________ no tuviera que perder la dignidad. E incluso ahora trataba de hacerla sentirse mejor al hacerle un cumplido.
—De veras es un caballero montado en un corcel blanco, ¿verdad? —Lo miró con ternura en los ojos—. No obstante, no tiene que rescatarme señor Jonas —prosiguió con vez temblorosa—. Usted ya hizo suficiente. Yo… le estoy muy agradecida —se mordió el labio cuando los ojos se le llenaron de lágrimas.
—Vamos… —la tomó de la mano y la hizo levantarse de la mesa—. Vendrás a mi casa durante un rato. Y ya no quiero oír más negativas de tu parte. No vivo lejos.
—No puedo hacerlo, señor Jonas. Yo… yo…
—No discutas conmigo, __________. Esto es por tu propio bien. Y, por favor, llámame Joe. Y antes de que me lo preguntes, no estoy casado ni tengo una novia que tal vez se molestaría si te llevo a mi casa. ¿Ya hice desaparecer tus dudas con estas aclaraciones?
_____________ tal vez se habría negado, pero la verdad era que no quería volver a la oficina. Y tampoco creyó que Joe tuviera intenciones sexuales reprobables al insistir en llevarla a su casa. ¡No podía tener ese tipo de ideas con ella!
Cuando Elliot la condujo hacia un Saab Cabriolet negro que estaba estacionado cerca de allí, Audrey se detuvo y se apartó de Joe.
—¿Este es tu auto? —inquirió con temor.
—Sí, ¿tiene algo de malo? —frunció el ceño.
—No, supongo que no —asintió tensa y entró al auto deportivo. Sin embargo, una tensión automática la invadió cuando el auto se puso en marcha y recorrió la avenida sinuosa que llevaba por el acantilado de Newport a Avalon Beach. __________ se preguntó si alguna vez se curaría de esa fobia.
___________ sintió un gran alivio al ver que se acercaban a una casa con vista al mar. Joseph presionó un botón y la puerta de la cochera se abrió de manera automática. Cuando se estacionó y apagó el motor, __________ exhaló con lentitud y creyó que había logrado ocultar muy bien su aprensión.
Joseph la miró con curiosidad y tomó el periódico que estaba sobre el asiento trasero.
—Eres una pasajera muy nerviosa.
—Sí… la velocidad me tensa mucho —confesó—. Los hombres que tienen autos deportivos suelen conducir muy rápido y, sin embargo, tú no lo hiciste. Claro que eres muy diferente de la mayor parte de los hombres.
—¿De veras? —rió, seco—. Lo dudo, _________, lo dudo mucho —la miró de una manera rara, antes de bajar del auto.
La chica frunció el ceño cuando Joseph la condujo por una escalera interna que llevaba a la planta baja de la casa. ¿Por qué la miró de ese modo e hizo ese comentario? ¿Acaso Joseph era igual a Russell y querría seducir a una rica heredera, aunque no fuera muy atractiva?
Aunque ___________ no creía que su salvador hiciera semejante cosa, de todos modos se mantuvo alerta.
Al ver la enorme sala, con sus muebles antiguos y mullidas alfombras, se reconfortó de nuevo. La gente no solía rentar casas con ese tipo de tesoros, sino que era dueña de ellas.
—Vaya, te ganas muy bien la vida, Joseph —comentó mientras lo observaba a su alrededor. Había un Renoir en el muro y también un Gauguin. Y los cuadros no parecían ser copias sino originales.
—Así es —asintió. Aventó el periódico en una mesita de café—. Ponte cómoda —señaló un sofá que estaba frente a la chimenea.
—¿A qué te dedicas? —inquirió _________ al tomar asiento.
Joseph se dirigió a la chimenea de mármol y empezó a encender los leños y a remover las cenizas.
—¿A qué me dedico? —Repitió al encender un fósforo—. Veamos…
Se puso de pie y encaró a ___________ con una sonrisa sarcástica.
—Pues no he hecho gran cosa últimamente. Hace quince días, fui a esquiar. Ayer, leí un libro bastante bueno. Mañana intentaré ganar algo en las carreras de caballos.
—¿No trabajas?
—Digamos que no tengo que trabajar a menos de que quiera hacerlo. Y durante este año no he tenido deseos de hacerlo.
—Vaya —ahora estaba totalmente intrigada por él—. ¿Naciste millonario?
—En lo absoluto —se dirigió al bar—. ¿Qué quieres tomar? ¿Ginebra, vodka, una copa de vino blanco?
Joseph se volvió y sacó una botella de Riesling de un refrigerador que estaba empotrado en el muro. La descorchó como si tuviera mucha práctica en esos menesteres. Sirvió dos copas y se acercó al sofá.
Fascinada, __________ lo miraba con detenimiento. Se movía con tanta gracia y… masculinidad.
—La verdad es que una vez estuve casado con una mujer muy rica —le dio una copa y se sentó frente al fuego.
________________ lo miró con asombro. Estalla muy impresionada.
—¿Quieres decir que te cásate con ella por su dinero?
—No, claro que no —estaba muy irritado—. Por favor, no pienses eso. Yo sólo traté de explicarte de dónde provino gran parte de mi dinero. Verás, Moira murió el año pasado. Tuvo una pulmonía infecciosa.
____________ se quedó de una pieza al saber que una persona podía morir de pulmonía hoy día, cuando había tantos antibióticos en el mercado. Y así se lo comentó a Joseph.
—Mi esposa tuvo esclerosis múltiple durante algún tiempo —explicó, reacio—, y llegó a tenerles aversión a los médicos. Yo estaba de viaje cuando ella enfermó. Creyó que sólo se trataba de una simple gripe. Mis amigos me contaron que ella se negó a llamar al médico. Cuando regresé a casa, ella ya estaba muy enferma. A pesar de que la llevé al hospital de inmediato, murió en cuestión de horas.
—Qué terrible debió ser eso para ti, Joe —murmuró.
—Sí —gruñó. Pareció incomodarse por el comentario de __________—. Sí, lo fue —apretó su copa con fuerza.

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 20th 2011, 11:02



2do Capitulo del Maraton.

__________ pensó que debía ser horrible estar en semejante situación. Ver morir a un cónyuge de manera tan inesperada… tan joven. Claro que la muerte siempre es horrible en cualquier circunstancia. Nada puede prepararlo a uno para experimentar el vacío que se crea en la vida con la muerte de un ser querido.
___________ supo que rompería en llanto si seguía pensando en eso. Con un enorme esfuerzo, recobró la compostura y se irguió. Inhaló hondo. Entonces se dio cuenta de que Joe la observaba con detenimiento, pensativo. Abochornada por ese escrutinio, Audrey tomó un sorbo de vino.
—¿Ustedes… no tuvieron hijos? —inquirió.
—No —apretó la mandíbula—. Moira no podía tener hijos. ¿Podemos cambiar el tema de conversación? —inquirió, brusco.
—Sí, sí, claro —se sintió culpable por ser tan poco sensible. Era obvio que Joseph amó mucho a Moira y que ahora la extrañaba. Audrey guardó un silencio tenso.
—Cuéntame de Russell —dijo al fin Joseph.
—¿Es necesario hablar de él? —se estremeció.
—Creo que podría ser una buena idea —declaró—. Tal vez así tengas otro punto de vista respecto a ese hombre y te des cuenta de quién es en realidad. No es un hombre que merezca tu sufrimiento.
—Créeme que ya empiezo a percatarme de eso.
—¿Y qué hay con tu padre?
—¿Con mi padre? —frunció el ceño.
—¿Sabía él, que tú estabas saliendo con Russell?
—Sí —se tensó.
—¿Y él estaba de acuerdo? —se escandalizó.
__________ se encogió de hombros para ocultar su tristeza.
—A él pareció gustarle que un hombre se interesara por mí al fin. Mi padre es uno de esos hombres que piensa que las mujeres no son nada si no están casadas. Y ya me considera una solterona —concluyó con una risa amarga.
—Vamos, esas son tonterías. Las mujeres no tienen que casarse a una edad temprana hoy día. Ni siquiera tienen por qué casarse si no lo desean. Además, apenas eres una niña.
—La semana próxima cumpliré veintiún años.
—Vaya, tú sí que eres anciana —rió, seco.
—Pues son muchos años sí tienes mi apariencia física. Lavinia dice que, con dinero, incluso la chica más insípida puede verse bien, cuando es joven. Sin embargo, después de cierta edad, el deterioro es inevitable.
__________ se quedó de una pieza al ver la mirada de furia de Joseph.
—¿Y quién —gruñó—, es Lavinia?
—Mi madrastra.
—Tu madrastra… —alzó una ceja con ironía—. ¿Y tu madrastra te dijo que eres insípida?
_____________ se dio cuenta de que Joe pensaba que Lavinia era la típica madrastra malévola.
—No, no, Lavinia no sería tan cruel. Es muy amable conmigo. Trata de ayudarme a arreglarme. Pero no tengo remedio. Nada parece mejorar mi aspecto.
____________ se dio cuenta de que Joseph se mostraba escéptico.
—¿Y cómo es tu madrastra? —inquirió con ojos insondables—.
—Está cerca a los cuarenta años, pero se ve más joven. Es muy hermosa y tiene una gran seguridad en sí misma.
____________ suspiró con envidia sin poder evitarlo. A veces deseaba poder ser tan guapa como Lavinia.
—No sé de dónde sacaste la idea de que no eres atractiva, ____________.
—Por favor, no trates de halagarme —se molestó y la invadió el resentimiento—. No es necesario. Sé cómo soy y qué aspecto tengo.
De pronto, no pudo contener más las lágrimas. Sus ojos se anegaron de llanto y corrió por las mejillas. Atónita, dejó su copa de vino en la mesa y hundió el rostro en las manos para contener sus sollozos. Y lo logró. Pero los hombros le seguían temblando de manera incontrolable y ____________ no sabía que tenía una apariencia desgarradora al llorar en silencio y con amargura.
—____________, no llores —susurró Joseph. Dejó su copa a un lado y abrazó a la joven. De manera automática, ella le echó los brazos al cuello y lo abrazó con desesperación.
Cuando Joseph le acarició el cabello, ____________ reaccionó de una manera que la asombró. A pesar de su tristeza, se emocionó al sentir la caricia. Y cuando él le susurró palabras dulces de consuelo, la joven se estremeció de gusto.
—Eres muy atractiva, ____________. No he estado tratando de halagarte…
¿Cómo fue que Joseph le alzó la barbilla y la besó en la boca? ____________ se quedó paralizada un segundo, pero los labios del hombre eran suaves, como un bálsamo de dulzura y simpatía. La chica suspiró y entreabrió sus propios labios mientras hundía los dedos en su cabello.
Entonces, el beso cambió. Joseph se volvió más exigente y la abrazó con más fuerza. La hizo abrir más la boca y le metió la lengua.
____________ empezó a temblar por la impresión y empezó a forcejear. Golpeó el pecho de Joseph mientras la invadía el pánico.
Cuando al fin él se apartó, la chica lo miró con confusión.
El sacudió la cabeza, avergonzada.
—Dios mío… lo siento, ____________. Perdóname, por favor —encogió los hombros, frustrado, cansado—. Me dejé llevar por la emoción del momento.
—Pero, ¿por… qué? —se atragantó ella.
El hizo una mueca sarcástica.
—Esta es otra lección que tienes que aprender hoy de los hombres, ____________ —gruñó—. Cuando se trata de sexo, los hombres se portan casi como animales. A veces desean lo que desean en el momento en que lo desean y ya no les importa mucho con quién esté. Hace casi un año que me mantengo en celibato(sin tener Sexo). A juzgar por lo que acaba de suceder, creo que mi vida de monje está a punto de terminar.
—Pero no contigo, mi querida jovencita —añadió mientras la miraba de modo extraño—. No contigo… Vamos. Te voy a llevar a tu casa.
EL lunes por la mañana, ____________ despertó, muy confundida. No quería ir a trabajar, no quería enfrentarse a la mirada burlona de Diane ni a la hostilidad enfurruñada de Russell; ____________ no quería pasar el día fingiendo que todo estaba bien cuando no era así. Se sentó en la cama y hundió el rostro en las manos. Pero ya no podía seguir llorando. El viernes por la noche, agotó su reserva de lágrimas. Lloró y lloró hasta que los ojos se le secaron y quedo vacía de toda energía y emoción.
. El sábado se sumió en una profunda depresión. Y el domingo la invadió la melancolía y la apatía.
Ahora, empezaba una nueva semana y la vida seguía adelante, quisiera lo o no. No tenía otra alternativa que seguir viviendo y recobrar la compostura. Sin embargo, antes de poder hacer eso, tenía que enfrentarse a la verdad de lo que sucedió el viernes anterior.
Alzó la vista y sintió un dolor en el pecho. ¿Qué le dolía más?, se preguntó, intrigada. ¿La traición de Russell? ¿O la huida rápida de Joseph Jonas?
No estaba segura. ____________ ya no estaba segura de nada. Sólo sabía lo que siempre sospechó: que era un fracaso con los hombres. La única razón por la que Russell le hizo el amor, fue la ambición y la razón de Joe fue la lástima. Pero ese breve beso no podía ser calificado como "hacer el amor".
____________ nunca olvidaría lo impresionado que estuvo Joseph por su propia conducta. Dijo que se dejó llevar por la emoción del momento. Sin duda, debía estar muy frustrado, decidió con amargura. Nada mas podía explicar que un hombre como el experimentara una pasión incontrolable por alguien como ella. Russell ya lo había aclarada muy bien, ____________ tenía el mismo atractivo sexual que una rana. Russell…
____________ no soportaba pensar en él, ni en lo que le hizo. O, mejor dicho, en lo que ella le permitió hacer. Era una tonta… ¡una estúpida, ingenua, insípida e insegura tonta!
A punto de ser embargada por la desolación, ____________ recordó los halagos de Joe que él insistió en que eran sinceros. Le dijo que tenía piel hermosa, ojos hermosos y boca besable. ¿Lo dijo sólo por hacerla sentirse bien o porque era la verdad? Audrey se animó un poco. Incluso Russell dijo que no estaba tan mal.
Se puso de pie y se acercó al espejo. Se tocó la cara y los labios al mirar su reflejo. En su opinión, su piel siempre fue demasiado pálida, sus ojos demasiado grandes y su boca demasiado infantil. Pero… pues sí, supuso que en realidad no era fea. Era tan sólo insípida. Se miró el cabello y se estremeció. Eso sí que tenía color. Se acordó que Russell comentó que la ropa que ella usaba era horrible. ____________ se miró el traje de color rosa chillón que tenía puesto. Frunció el ceño y aceptó que no tenía buen aspecto vestida así. Y era algo raro, puesto que Lavinia tenía un traje similar, de color rojo, y ella se veía muy bien con él. ____________ sabía que su figura no era tan espectacular como la de su madrastra, pero tenía un cuerpo delgado y con curvas agradables.
La chica frunció el ceño, frustrada. Si tan sólo tuviera cierto sentido de la moda, cierta confianza en sí para elegir cómo quería vestirse.
Pero nunca tuvo nada de eso. ____________ deseó contar con la opinión de otra persona que no fuera Lavinia, a alguien maduro y objetivo que fuera sincero. ____________ pensó que Lavinia tal vez decía que se veía bien, sólo para no herir sus sentimientos.
Por enésima vez, ____________ pensó en Joseph Jonas.
El sí le diría la verdad. Joe era muy honesto, al punto de ser rudo a veces. Joe…
El la llevó a casa el viernes por la noche y al irse, le hizo serias advertencias.
—____________, no voy a disculparme otra vez por lo que sucedió —fue brusco—. Tú también debes aceptar que tuviste parte de la responsabilidad. Ya eras una mujer adulta y es hora de que empieces a actuar y a pensar como tal. Primero, en el futuro no dejes que ningún extraño con apariencia decente te lleve a su casa, como lo hiciste conmigo esta tarde. Fue algo ingenuo y peligroso. Segundo, no te acuestes con ningún hombre a menos de que quieras hacerlo. Tercero, sé tú misma en todos sentidos. Forma tus propias opiniones acerca de quién eres y de lo que quieres en la vida. Audrey, la vida es sólo una. Al final, tú eres quien debe aceptar las consecuencias de tus decisiones, así que asegúrate de que esas decisiones sean las tuyas, nada más.
Joseph ya se disponía a irse y añadió:
—No te voy a buscar, ____________. Y por favor, no lo tomes como algo personal. Seguir tu amistad conmigo en este momento, no es lo mejor para ti. Claro, si alguna vez tienes un verdadero problema, por favor, no dudes en llamarme y trataré de hacer lo que pueda para ayudarte.
Ahora, ____________ se sentó en la orilla de la cama y suspiró. Tenía que reconocer que pedir un consejo acerca de su apariencia no era un verdadero problema. Además, ella no se atrevería a llamar a Joe. No tenía ese valor. El sólo hecho de imaginar a Joe contestando con su profunda voz masculina la hacía estremecerse. De hecho, el sólo hecho de pensar en Joe la ponía nerviosa.
El estómago se le tensó cuando recordó el beso de Joseph, el momento en que él le metió la lengua en la boca. El corazón le dio vuelco y la sangre se le agolpó en las venas.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 20th 2011, 11:14

3er Capitulo del Maratón

____________ se quedó atónita al experimentar una fuerte ansia sexual. Nunca antes sintió algo parecido con Russell. Aun ahora, tan sólo al recordar el beso, se mareaba. Se preguntó una y otra vez qué hubiera sucedido si ella no hubiera forcejeado, si Joseph no se hubiera detenido.
Eso la hizo palpitar. Audrey sospechó que fue esa intensa reacción física que Joseph le provocó lo que la hizo llorar el viernes por la noche, y no tanto la traición de Russell. Entristeció porque no quería que Joseph la llevara a casa. Quería que él le hiciera el amor. ¡Ya! ¡Lo había confesado! De hecho, si no fuera más sensata, casi podría estar segura de que se desenamoró de un hombre y se enamoró de otro en una misma tarde. ¡Lo cual era una locura!
Aunque tal vez no era algo tan absurdo, se dijo; en realidad nunca estuvo enamorada de Russell. Tal vez sólo la cautivó su atractivo masculino, la halagó que él le coqueteara y la sedujera. ____________ ansiaba tanto el amor, que aceptó con desesperación cualquier demostración de afecto. Se puso a temblar al recordar todas las mentiras que Russell le dijo sólo para convencerla de acostarse con él. Era obvio que se estuvo burlando de ella durante todo ese tiempo.
Y con mucha razón, decidió ____________ con amargura. Era una tonta crédula. Todavía era una tonta pues creía estar enamorada de Joseph sólo porque la excitó con un beso apasionado.
____________ sacudió la cabeza. ¿Acaso nunca voy a madurar para ver las cosas cómo son y no como mi corazón romántico quiere verlas?, se preguntó. Joseph era un hombre guapo, sensual y muy elegante que se mostró muy galante con ella y que luego la emocionó con un beso cuando se hallaba en una situación vulnerable. Eso no significaba que estaba enamorada de él. Tal vez sólo impresionada. Nada más.
Sin embargo, si no estaba enamorada de Joseph, ¿por qué el hecho de pensar en no volverlo a ver le producía tal tristeza, tanta desesperación?
____________ se puso de pie, molesta consigo misma. Ya estaba harta de estar deprimida, de tenerse lástima, de estar confundida. Eres joven, sana y no eres tan fea, se dijo con fiereza. Un día, encontrarás a alguien que de veras te ame, alguien a quien también amarás sin duda ni sufrimientos. Ahora, deja de quejarte y ve a desayunar.
Su padre ya estaba en el desayunador, devorando el filete con huevos que solía comer siempre. Elsie le llenaba la taza de café.
—Buenos días —____________ trató de mostrarse alegre y se sentó—. Elsie, por favor dame café y pan tostado nada más.
—Bien, linda —Elsie se alejó. Era la cocinera de la casa y la persona más buena que ____________ conocía y la quería mucho. Warwick Farnsworth miró a su hija con un reproche en los ojos. —No vas a volverte como esas anorexicas, ¿verdad, ____________? Está miró a su padre quien a los cincuenta años, seguía siendo un hombre atractivo. Tenía hombros anchos, una excelente condición física. Sólo tenía canas en las sienes. Y sus ojos azules eran muy brillantes. Por un momento, ____________deseó haber heredado los genes paternos.
Pero no su falta de tacto.
Warwick no tenía la menor idea de cómo relacionarse con su hija.
—No estoy anoréxica, padre. Mido uno sesenta y peso' cincuenta y dos kilos. Así que estoy dentro de mi peso normal.
____________ había aprendido hacía mucho a contestarle a su padre con hechos. A él le gustaban los hechos concretos y objetivos.
—Mmm —el padre tomó su periódico y empezó a leerlo.
Elsie entró con el café y el pan y ____________ se dispuso a untar el pan con mantequilla y mermelada. Una vez que su padre se ponía a leer el diario, toda charla terminaba. Por eso, Audrey se sorprendió cuando Warwick volvió a hablar.
—____________, espero que te des cuenta de que Lavinia está haciendo un gran esfuerzo para que estés contenta con tu fiesta del viernes.
____________ trató de no mostrarse malagradecida. Como ella era tímida, pidió que no hubiera ninguna clase de festejo. No obstante, Lavinia «asistió en dar una cena para ella. Y ____________ sólo aceptó de buena gana cuando la idea le agradó también a Russell.
—Ha sido una buena madrastra para ti —prosiguió el padre—. Muy buena. Nunca ha perdido la paciencia contigo, a pesar de tu actitud poco cooperativa.
____________ se resintió. No fue poco cooperativa, sólo estaba embargada por el dolor de haber perdido a su madre en ese accidente automovilístico que también la lastimó a ella. Sus piernas rotas tardaron mucho en sanar, para no mencionar el sufrimiento de perder a la madre a quien ____________ adoraba. Claro que su padre jamás podría entender eso. El mostró que era muy insensible al volver a casarse, apenas seis meses después de la muerte de su primera esposa.
De pronto, ____________ aceptó al fin los rumores que escuchó tantas veces y que ella siempre negó. Se dio cuenta de que su padre no amó a su madre y que sólo se casó con ella para hacerse dueño de su compañía.
____________ miró con enojo a su padre y lo consideró igual a Russell: un hombre ambicioso y mercenario que tenía muy poco amor que dar. Tal vez ni siquiera amaba a Lavinia. Esta era tan sólo una anfitriona agradable, un cuerpo hermoso que convenía tener en la cama, una posesión, igual que los cuadros y esculturas que Warwick empezó a coleccionar en fechas recientes.
Lo que molestó más a ____________ fue el hecho de que, a pesar de que por fin reconocía los defectos de su padre, no podía dejar de quererlo.
—Lavinia me contó que cancelaste la invitación de Russell para la fiesta —añadió Warwick—. Si es cierto, ¿por qué?
—Rompimos nuestra relación —el corazón le empezó a palpitar.
—¿Por qué? —insistió.
____________ se disponía a inventar algún pretexto, cuando un impulso rebelde e incomprensible la hizo decir:
—Conocí a otro hombre.
—¿De veras? —se quedó atónito—. ¿A quién?
____________ tragó saliva, pero ya no podía dar marcha atrás.
—Tú… no lo conoces.
—Bueno, ¿cómo se llama? ¿En dónde lo conociste? ¿A qué se dedica?
—Yo… este… se llama Joseph Jonas. Vive en Avalon Beach y es un hombre independiente que no necesita trabajar —decidió que lo más prudente era no contestar a la segunda pregunta de su padre. Este no quedaría contento al enterarse de que ____________ conoció a Joseph en una cafetería. — ¿Quieres decir que es rico? —Sí, supongo que sí.
—Y de todos modos él está interesado en ti. ____________ se quedó pasmada. Así que su padre sabía que Russell sólo estaba interesado en el dinero que ella heredaría. Y sin embargo, dejó que la relación siguiera su curso, a pesar de estar enterado de que Russell no era sincero. De nuevo, la autoestima de ____________ empezó a declinar. Ningún hombre se había interesado antes por ella misma. La única emoción que lograba inspirar era lástima. Fue la lástima lo que provocó que Joseph acudiera en su ayuda, que la llevara a su casa, que la besara. Por lástima…
____________ quería llorar, pero su padre la miraba, de modo que la chica alzó la barbilla. La invadía una nueva fuerza, tal vez originada en su reciente y amarga experiencia. —Está muy interesado.
—Entonces, ¿por qué no lo invitas a tu fiesta? — ¿Invitar a quién? —inquirió Lavinia al entrar al desayunador, vestida con su negligé favorito de seda negra. Era alta y voluptuosa, tenía el cabello negro y largo y ondulado y un cuerpo hermoso y sensual.
—Buenos días, cariño —se inclinó a darle un beso a su esposo en la frente antes de servirse una taza de café.
____________ la miró con envidia incontenible. ¡Cómo ansiaba ser tan elegante, tan segura de sí misma, tan sexy!
—____________ tiene un novio nuevo —anunció Warwick con mezcla de asombro y de orgullo paterno—. Dice que él está muy interesado en ella.
____________ respingó. Ahora sí que estaba metida en un lío.
Lavinia la miró sin poder creerlo.
—¿De viras? ¿Se trata de alguien a quien conocemos?
—Ya se lo pregunté y ____________ dice que no. Parece que se trata de un joven y acaudalado playboy.
—Pero, ¿cómo logró ____________ conocer a alguien así? —se burló Lavinia—. Ella nunca se mezcla con la sociedad de Sydney. Claro que debería hacerlo, pero a Audrey no le interesan esas personas. ¿Estás seguro de que ella te está diciendo la verdad? Todo esto me parece muy extraño.
____________ odiaba que su padre y Lavinia empezaran a hablar de ella en sus narices. De costumbre, ella permanecía en silencio y se marchaba sin hacer ruido; mas no pensaba hacerlo esa mañana.
—¿Por qué habría de mentir, Lavinia? —la retó.
—Pues sí, ¿por qué? —murmuró la otra mujer.
—Pregúntame lo que quieras saber sobre Joe.
Lavinia alzó las cejas negras y se sentó a la mesa con su café.
—¿Y bien? —urgió—. Cuéntanos algo entonces. ¿En dónde lo conociste?
____________ tragó saliva y su valor recién descubierto disminuyó.
Yo… este… yo…
Al ver la mirada socarrona de Lavinia, ____________ hizo un esfuerzo tremendo por salir del aprieto.
—Nos conocimos en una fiesta el sábado por la noche —usó la mentira que Joseph empleó con Russell—. No el fin de semana acaba de pasar, sino el anterior.
—Pero esa noche no saliste a ninguna parte —señaló Lavinia.
____________ hurgó en su memoria con frenesí. Recordó que su padre y Lavinia salieron a un club nocturno esa noche. No regresaron a casa sino hasta después de la medianoche y no fueron a revisar el cuarto de ____________ para ver si estaba en casa. Elsie era la única sirvienta que dormía en la casa y se acostaba muy temprano.
A pesar de su corazón palpitante, ____________ logró encoger los hombros con naturalidad.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 20th 2011, 11:53


ULTIMO CAPITULO DEL MARATÓN ESPERO QUE
LES ALLÁ GUSTADO.

—____________, creí haberte aclarado, que no estoy dispuesto ni disponible para sustituir a Russell en ningún sentido —protestó.
____________ se alegró de que Joseph no pudiera ver el rubor de sus mejillas. Y ansió no haber usado esas palabras pues evocaron unas imágenes increíblemente explícitas y emocionantes en su mente.
—¿No puedes invitar a nadie más? —se frustró Joseph—. ¿A algún chico de tu edad?
—Pues, no —trató de hacer un esfuerzo para no perder la compostura—. No puedo invitar a nadie de quien yo estaría orgullosa. Joe, quiero estar orgullosa de mi pareja, ¿lo entiendes, verdad? Esto… es muy importante para mí —____________ sabía que esa última súplica era como darle un golpe abajo del cinturón. Pero la desesperación la hizo tratar de despertar la compasión de Joseph.
Este suspiró, resignado.
—Sí, lo entiendo. Por desgracia… Está bien, ____________. Dame tu dirección y dime a qué hora quieres que llegue. Y dame también tu apellido pues nunca me enteré de cuál era.
El éxito le provocó a ____________ una mezcla de agitación y de sensación de triunfo. Joe iba a ir… ¡Iba a ir a la fiesta! se estremeció emocionada.
De alguna manera, ____________ logró darle la dirección de su casa en Newport, le dijo que se llamaba ____________ Henrietta Farnsworth y le dio su número de teléfono… en caso de que algo le impidiera asistir. Pero, por favor, que no surja ningún desastre, rezó.
—¿Podrás llegar poco después de las siete? —inquirió, anhelante—. Vamos a tomar algo antes de cenar. Ah, y ponte traje de gala. Es una cena formal.
Cuando lo oyó vacilar, ____________ añadió, preocupada:
—Tienes un traje de gala, ¿verdad?
—Sí, Audrey, lo tengo —hubo una sonrisa en su voz.
—Eso pensé, tomando en cuenta que…
—¿Qué cosa?
—Pues, que eres rico y… bueno… que es obvio que te gusta asistir a fiestas.
—No he estado haciéndolo mucho en fechas recientes —masculló—. Tal vez, debía hacerlo más… ¿Y tú, qué te vas a poner, ____________? ¿Acaso "formal" significa que te pondrás un vestido largo?
—No, los vestidos largos no están de moda por ahora. Ahora se usa el largo a media pierna. Todavía no sé qué me voy a poner. Iba a ir de compras el jueves por la tarde con Lavinia, después de salir del trabajo. Tal vez me compre un vestido de tela brillante. Lavinia dice que las lentejuelas están de moda —____________ se detuvo para respirar. Sabía que estaba diciendo tonterías, pero estaba muy nerviosa.
—¿No se te ha ocurrido que lo que está de moda tal vez no te quede bien a ti? —Comentó Joseph—. ¿O que quizá Lavinia escogerá algo que le sentaría bien a ella, pero no a ti?
—Sí —confesó la chica—. De hecho, es algo que se me ha ocurrido.
—Bueno, ¿por qué no te compras algo sola, algo que a ti te guste?
Eso me gustaría —habló con tristeza—. El problema es que… nunca sé qué debo comprarme. Las vendedoras siempre te dicen que todo te queda bien… y siempre terminan por confundirme. Hace poco compré un vestido de noche y, cuando Lavinia lo vio, me dijo que estaba horrible, que me hacía verme muy pálida y enfermiza.
—¿De qué color era?
—Era todo en color crema y la tela era sedosa.
—¿Y el modelo?
—No es nada espectacular. Tiene mangas largas y ajustadas, el corpiño también ajustado, el escote ancho y redondo y también un pequeño escote en la espalda. Y la falda es bastante amplia.
—¿Todavía lo tienes?
—Sí, pero…
—Déjame hacerte una sugerencia —la interrumpió—. ¡Póntelo! Creo que el color crema te sentará a la perfección. Hazte un peinado de moño y ponte unos pendientes de oro muy sencillos. No uses otras joyas, ni siquiera un reloj. Maquíllate con tonos neutrales en los ojos y ponte mucho rubor. Usa un color y un barniz de uñas de tono cobrizo. ¿Me entendiste?
—Bueno, sí… pero… pero, ¿qué eres? —Inquirió con una risa nerviosa—, ¿Un experto en moda femenina?
—No. Un experto en mujeres.
El corazón de ____________ dejó de latirle. No lo dudaba ni por un momento.
Por vez primera, la joven se preguntó quiénes habrían sido las mujeres con quienes Joseph se relacionó en el pasado. Primero, sus novias; luego, su esposa, Moira… ¿Acaso ella fue hermosa y sensual? ¿La habría amado con locura?
Por supuesto, se dijo ____________ y "se asombró al experimentar unos celos intensos. No sintió celos cuando se enteró de lo de Diana y Russell, sólo dolor al darse cuenta de que Russell la traicionó y de que ella misma no era capaz de inspirar un amor profundo y verdadero. Y, sin embargo, con Joseph la invadía una inmensa envidia al pensar en que él pudiera estar con otra mujer.
¿Significaba eso que se había enamorado de él?
____________ esperó que ese no fuera el caso. Era fácil olvidar a un tipo como Russell. Pero Joe… era otra cosa por completo. Un hombre como él sólo se aparecía una vez en la vida de una chica y sería imposible de olvidar.
__Ahora, prométeme que no dejarás que Lavinia te vista —dijo .Prométeme que harás lo que te he sugerido.
—Lo prometo. Y, Joe… muchas gracias…
—No tienes por qué darlas.
Joseph colgó y ____________ se quedó un momento con el auricular pegado a la oreja. Lo puso en su lugar con mano temblorosa. El viernes… Parecía que faltaba un millón de años luz para que llegara ese día.


CAPITULO 3
¿PUEDO entrar, ____________? —No, Lavinia, no entres. Todavía me estoy vistiendo. No quiero que nadie me vea sino hasta que salga.
—Vaya, cuánto misterio —exclamó Lavinia, despechada, detrás de la puerta—. Primero, no nos quieres contar nada acerca de Joseph. Ahora, no quieres que vea cómo estás. Pensé que tal vez necesitarías que te ayudara a peinarte. Como no fuiste conmigo al salón de belleza hoy por la tarde, a pesar de que tu padre te dijo que te podías tomar la tarde libre…
—Mi cabello está muy bien —aseguró ____________—. Yo misma me peiné.
—Eso es lo que me temo, querida. Ya sabes que…
—¡Lavinia! —exclamó ____________ con desacostumbrada firmeza—. Por favor, déjame ser yo misma por una vez.
—No tienes que hablarme de ese modo, ____________. De veras que no sé qué te ha pasado hoy. Cumplir veintiún años no te da el derecho de ser grosera con la gente.
____________ se sintió culpable al oír que Lavinia se alejaba, mascullando algo. Sintió el impulso de llamarla y disculparse, pero tuvo miedo de que su madrastra le hiciera un comentario negativo acerca de su apariencia, y de que así disminuyera la seguridad que adquiría con cada segundo que transcurría.
Se volvió para mirarse al espejo de cuerpo entero una vez más. Apenas si podía creer lo bien que se veía. El vestido de color crema no aumentaba la palidez de la piel de ____________, como Lavinia aseguró que sucedería, sino que le daba un suave brillo. Ahora que tenía las pruebas frente a los ojos, ____________ se dio cuenta de que los tonos brillantes que Lavinia siempre la alentaba a usar, para que tuviera algo de color en la cara, tenían el efecto opuesto al darle un aspecto enfermizo y descolorido.
En cuanto a su cabello… A ____________ nunca le gustó mucho el tono rojizo con el que se lo pintó ni el permanente que le rizaba el pelo. Sin embargo, Lavinia y la peinadora insistieron en que esos dos elementos hacían desaparecer el tono castaño desabrido del pelo de ____________, que le daban mayor volumen y que el peinado prestarían al pequeño rostro de la chica un equilibrio dramático, aunque ____________ nunca entendió qué significaba eso. A pesar de que ____________ no estuvo totalmente convencida, decidió rizar su cabello y cambiarlo de color pues era un estilo muy de moda. ____________ sabía que le quedaba muy bien a muchas mujeres.
Pero era obvio que no la favorecía a ella.

Vestido y Peinado


Uploaded with ImageShack.us

PERO DE COLOR CREMA

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 23
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 21st 2011, 11:11

Smile
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
Julieta♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 433
Fecha de inscripción : 20/10/2010

MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Octubre 21st 2011, 21:26

ya quiero saber q pas sube cap!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)   Hoy a las 01:03

Volver arriba Ir abajo
 
Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Caballero Al Rescate (JoeyTU) (HOT) (NuevaNovela)
» Opera Magna __El ultimo caballero
» Gear Ian Williams ( Don Caballero / Battles / Storm & Stress)
» Koltum + Kuturlat + Eterna Penumbra
» La Venganza Es Dulce -JoeYtu- HOOOOTTT! capitulo HOOTT pag. 40 (por Nathi =D )

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: