Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Passion [Joe & Tu] [Mayores]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3 ... 7 ... 14  Siguiente
AutorMensaje
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 4th 2010, 17:53

Hiii nenazz!!
Voi a abrir esta nove...
es bueniizima...
no es mia... pero cuando la lei...
waoo!! enserio es buena!!
se les traigo...van a ver que les va a gustar...
es HOT y tragica a la vez...
bueno solo espero que comenten..
y les guste claro...
aki les traigo la SINOPSIS
....










Passion






La joven viuda _____ Dare estaba convencida de que nunca más volvería a amar. Pero un apuesto Conde ha empezado a perseguirla —y tras toda una vida en la que nunca se ha apartado de las normas, ______ empieza a considerar el hecho de olvidarse de todo comportamiento correcto. Tras varios encuentros pasionales, ambos deberán hacer frente a un chantaje, aprender unas cuantas verdades y escoger entre el deber... o el deseo.

Una mujer llamada _______. Un hombre que convertirá su nombre en realidad.

Durante su segundo año de luto, la joven y bella viuda ______ _________ Dare nunca soñó que volvería a estar con otro hombre... y mucho menos con un completo desconocido. Pero en medio de la multitud del Crystal Palace de Londres, _______ es perseguida discreta, aunque insistentemente, por un sensual caballero que despierta sus deseos reprimidos por tanto tiempo. Y, después de haber pasado por un matrimonio sin amor siguiendo todas las convenciones sociales, _______ se abandona a la felicidad por primera vez en su vida.

Embriagado por su encuentro con una bella desconocida, Joseph Adam Jonas, Conde de Langley, arde en deseos de verla de nuevo. Tras una serie de apasionados encuentros, Joe y su misteriosa amante se dan cuenta de que entre elles empieza a haber algo precioso y maravilloso. Pero un complot para chantajear al conde amenaza con destruirlo todo. Cuando surge el escándalo, cada uno tendrá que elegir entre el deber y el deseo... el amor por sus familias... y el amor que comparten el uno por el otro.
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 4th 2010, 18:46

se ve que esta genial
siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Mary ♥ Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1537
Edad : 21
Localización : En un mundo en el cual solo existimos Ellos y yo *_*
Fecha de inscripción : 05/09/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 12:46

aa siguelaa
me gusto la sinopsis
la nove debe de ser waaa
siguela pronto
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/MariiViico
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 14:33

Capitulo Uno

Passion



4 de mayo de 1851.

Londres, Palacio de cristal

Su mano sostenía su pecho.

______ _________ Dare bajó la mirada hacia la grande, enguantada mano gris ahuecada sobre la seda lavanda de su corpiño. Este se elevó y cayó con su rápida respiración. Un brazo cubierto de negro se curvaba alrededor de su cintura, sosteniéndola fuerte, tan fuerte que ella sintió la firme presión de un cuerpo contra su espalda.

¿Nadie los veía?

No, los espectadores y expositores estaban demasiado ocupados intentando reunir a los tres diablillos que habían volcado el alto tiesto de palma, demasiado ocupados en abanicar a la anciana matrona que se había desmayado cuando eso se estrelló delante de ella, demasiado ocupados asegurándose que ninguna de las finas porcelanas en la exposición hubiese sido perturbada. Demasiado ocupados para fijarse en ella, que había sido apartada del medio del desastre antes de que ella misma hubiera visto el peligro de la palma cayendo.

El cuerpo de él la protegió de la mayor parte de la muchedumbre. Sus manos no se movieron y, aunque el ala de su sombrero ocultara su visión de él, ella sintió la cabeza de él inclinarse hacia delante. ¿Estaba él mirando sus manos sobre ella?

_______ parpadeó lentamente. Ella sintió que estaba en un sueño. Un forastero la sostenía con descarada intimidad en un lugar público. Él olía a verbena limón. ¿Por qué se sentía ella tan a salvo?

Cuando se volvió para enfrentarlo, su mirada siguió el camino de los enguantados dedos grises de su salvador. Le acariciaban desde la cintura hasta su pecho, convirtiendo su pezón en un duro pico. _______ cerró sus ojos con un jadeo. Entonces, mientras sus manos subían por sus brazos en una larga, implacable caricia, una chispa infinitesimal llameó entre el guante de él y su manga. El caliente hormigueo penetró su piel y encendió sus nervios. Estremecimientos bajaron por su columna, inundaron su útero para luego debilitar sus piernas.

_______ contuvo un gemido. Sus dedos agarraron los hombros de él. Sus pechos le dolían y sintió la humedad en sus muslos. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que ella había sentido deseo?

El zumbido bajo pero constante de voces la rodeó. Ella estaba en el Palacio De cristal, el maravilloso esfuerzo del Príncipe Alberto en exhibir los avances del mundo en manufacturas, textiles, y arte. ¡Ella había venido para encontrar a su prima Demi, en la porcelana, no a ser acariciada por un extraño! Los ojos de _______ se abrieron de golpe.

Azules. Los ojos que ella miraba fijamente eran vívidamente Azules. Azules como las alas de una mariposa que ella había visto una vez revolotear en su ventana. Ella inspiró profundamente. ¿Podría ella pintar ese color de ojos? ¿Podría capturar su intensa mirada? ¿Podría dibujar la particular inclinación de las oscuras cejas que se fruncían al mirarla desde debajo del ala de su sombrero de copa? ¿Y qué de su amplia y sensualmente curvada boca? Por Dios, sí que era él guapo.

Las aletas de la nariz de él flamearon antes de que sus manos se deslizaran lentamente por sus brazos hasta sus muñecas. _______ sintió sus dedos apretando firmemente contra su acelerado pulso. Ella no podía moverse. No podía hablar. Solamente estar de pie, temblando, mientras su caliente mirada fija azul se desplazaba por sus rasgos.

La gente se movió por delante de ellos, rodeándolos. Detrás, alguien se rió fuerte, alarmándola. Él echó una rápida mirada, casi enfadada, hacia la fuente de la bulliciosa risa antes de liberar sus muñecas. Durante un largo momento, sus ojos se perdieron en los suyos. Ella volvió a mirarlo fijamente, congelada. Finalmente, él elevó la mano al ala de su sombrero. Con un asentimiento de cabeza, se dio la vuelta y se alejó.

_______ dejó escapar el aliento retenido. Él era alto, y ella siguió con su mirada su ancha espalda mientas él se movía fácilmente por la muchedumbre. Justo cuando ella pensó que desaparecería completamente en la multitud, él hizo una pausa. Ella se tensó. Sus ojos se ensancharon cuando él se giró lentamente y la miró directamente a través del amplio espacio del área de exposición. Ella no podía leer su expresión. ¿En qué estaba pensando él?

Su corazón saltó en su pecho cuando él decididamente comenzó regresar hacia ella. _______ dio dos pasos inestables hacia atrás, luego se giró y se apresuró al área de exposición adyacente. Cuando ella echó un vistazo sobre su hombro, él estaba todavía allí, cerrando la distancia entre ellos, con una intensidad decidida, predadora en sus ojos.

_______ se apresuró a adelantarse, pasando de una sala de exhibición a la siguiente sin pensar en donde estaba. Finalmente, ella se detuvo al lado de una pequeña multitud que estaba escuchando a un hombre con fuerte acento alemán. Relojes. Él hablaba de relojes suizos. _______ echó una mirada detrás de ella. Un sordo golpe de decepción resonó una vez en su estómago. Él no estaba allí. Ella exploró la muchedumbre antes de girarse para mirar fijamente un gran reloj de pie con una amenazante cara blanca.

¿Decepción? La manilla grande avanzó un minuto. Alivio, seguramente. Suspiró. ¿Por qué se mentía a sí misma? Ella había querido que él la siguiera. Había deseado que él la tocara. Sólo una vez más.

El pequeño hombre suizo hablaba de forma monótona. La manilla grande avanzó otro minuto y el pesado péndulo se balanceaba hacia adelante y hacia atrás, hacia adelante y hacia atrás. Ella lo miró fijamente hasta que se vio borroso. Sí, sólo una vez más. Ella cerró sus ojos y evocó los penetrantes ojos azules y las enguantadas grandes manos grises. Las manos que la hicieron desear…

¡Una caricia! Los ojos de _______ se abrieron de repente. Aunque el ala de su sombrero le entorpecía la visión, ella podía olerlo. Desnudos dedos presionaron la pequeña extensión de piel entre su guante y la manga de su vestido. Él la había encontrado.

Las yemas de sus dedos se movieron despacio sobre la fina piel del interior de su muñeca. Ella se mordió el labio cuando él deslizó un dedo dentro de su guante, presionándolo en su palma desnuda mientras sus otros dedos se envolvían alrededor de su muñeca. Seguramente él podía sentir su sangre palpitando por sus venas.

El hombre suizo todavía estaba hablando. El reloj grande todavía hacía tictac. Nadie estaba mirando. Vacilante, _______ giró su cabeza para mirarlo. Él estaba cerca parado a un lado de ella, mirando fijamente al relojero como si estuviese escuchando cada palabra pesadamente acentuada. Aún oculto por los pliegues de su falda, su dedo se movía despacio y sensualmente sobre las curvas y las líneas de su palma. Ella cerró su mano alrededor de su dedo y observó un músculo contraerse en su mandíbula.

Aplausos corteses puntuaron el final del discurso del relojero. Pero _______ siguió mirando fijamente. Sus palabras llegaron antes que ella pensara en contenerlas.

—Su perfil debería estar acuñado sobre una moneda.

Él inclinó su mirada oscura sobre ella.

—Su cuerpo debería estar presionado sobre el mío.

La boca de _______ se secó. Su interior se volvió líquido.

—Perdóneme —susurró ella, retirándose.

—No —dijo él con indiferencia—. No la perdono.

El grave tono de su voz hizo temblar un músculo en su muslo. Ella humedeció sus labios y tragó convulsivamente antes de reunir fuerzas para apartarse de él y adentrarse en la multitud.
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 14:35

Andando despacio por la galería principal del Palacio de Cristal, ella entornó los ojos un momento en reacción a la brillante luz del sol que atravesaba el altísimo, abovedado techo. Debería volver junto a su tía. Debería marcharse. En cambio, echó un vistazo detrás de ella.

Él estaba allí, siguiéndola tranquilamente varios pasos detrás.

Una esquina de su hermosa boca se levantaba en una especie de media sonrisa.

_______ torció hacia otra área de exhibición, menos atestada que las demás. Piezas de plata, descansando sobre plataformas cubiertas por terciopelo, daban brillo al cuarto cuando la luz se reflejaba en las pulidas superficies. Cruzando hacia una esquina, ella hizo una pausa ante una gran sopera decorada con uvas, hojas, y retozantes Pans♥ enzarzados en incesantes bacanales.

Ella le sentía detrás, presionando las protectoras capas de falda y enaguas contra sus piernas. Ella se mordió el labio. ¿Qué estaba ella haciendo? ¿Por qué no le paraba?

Sus dedos subían por el medio de su espalda. Se le puso la carne de gallina en los brazos, y sus pezones se tensaron como duros brotes. Esto era lo que ella estaba haciendo. Era lo que quería.

Moviéndose a su lado, él pareció estudiar la sopera. ________ lo estudió a él. Él era alto, grande también, pero no grueso. Impecablemente vestido, la fina tela de su abrigo acentuaba su afilado torso. Su camisa blanca mostraba el agudo contraste de su corbata de fantasía perfectamente atada y el chaleco oscuro. Las largas piernas de su pantalón terminaban perfectamente sobre sus pulidas botas.

—¿Cuento con su aprobación?

_______ levantó su mirada. Él la miraba con una caliente intensidad. La gente se movía por detrás de ellos. Ella no se preocupó.

—Sí.

—Bien —de repente él atrajo su mano al frente de sus pantalones. Ella jadeó al sentir su enorme y dura erección contra su palma. Sus ojos se oscurecieron—. Tú cuentas con mi aprobación también.

Los dedos de ________ se apretaron convulsivamente. Su mandíbula se tensó. Señor, ella no había pensado en hacer esto. Él se sentía tan grande, sus dedos se movieron por propia decisión.

Ella intentó apartarse, pero él la sostuvo firmemente contra él. Sus ojos se ensancharon en una petición silenciosa cuando un grupo grande de gente hizo una pausa directamente detrás de ellos. La esquina de su boca se elevó en una pequeña media sonrisa, entonces él, despacio y deliberadamente, frotó su mano arriba y abajo sobre su gruesa longitud.

Mirando fijamente sus ojos, _______ se congeló, segura de que cualquier movimiento o sonido de ella atraería la inmediata atención de algún individuo observador. Su labio tembló, y la mirada de él cayó sobre su boca.

—¿Miedo o entusiasmo? —preguntó él en voz baja.

—Ambos —la palabra salió en una suave ráfaga.

—Y tu simplemente debes mirar esta maravillosa sopera —dijo fuerte una mujer detrás de ellos.

Él la liberó, pero dejó a sus dedos acariciar su pezón cuando levantó su mano para otra vez tocar el ala de su sombrero. Ambos se distanciaron, y un pequeño grupo de damas, acompañadas por un caballero, se movieron para apiñarse alrededor del llamativo pedazo de plata.

________ los miró un momento mientras admiraban la horrible cosa. Cuan diferente se sintió de ellos, como alejada. Pero claro, excepto en la compañía de sus hermanas, ella siempre se sentía diferente. Y ahora, con todo su cuerpo temblando por las sensaciones, ella se sintió aun más diferente. Era como si ella estuviese moviéndose en el paisaje de un sueño.

Ella lo miró. Hasta ahora él era real, estaba con ella. Aunque desconocido, él era, de algún modo, una parte de ella.

Su abrigo estaba echado hacia adelante, sus brazos cruzados sobre el pecho. Él permanecía al lado de un exhibidor, observándola mirar a los demás. Sus ojos no la dejaron. ¿Qué debía pensar él? ¿Que era una prostituta? Qué curioso. Ella, _______ __________ Dare, respetuosa hija, dedicada hermana, respetable viuda, sociable sobrina, y servicial prima, ¿una p*/a?

Su cuerpo se inclinó ligeramente hacia él. Oh, olvidar deber y obligación. ¿Podría ella satisfacer esta ansia, este deseo? ¿Sólo una vez? Se sentía peligroso, mas completamente necesario.

_______ se adelantó, las puntas de sus dedos enguantados acariciaron la pernera de su pantalón mientras pasaba. Ella sabía que él la seguía. Había sentido la flexión de su muslo cuando él se dio la vuelta. Su decisión no la sorprendió tanto como su audacia. De pronto ella se sentía como Bathsheba o Delilah. Y aunque ella conocía el caos que aquellas mujeres habían causado, no podía detenerse a sí misma, a pesar de un inquietante miedo.

_______ anduvo de un objeto expuesto a otro. Él estaba allí, a cada momento, siguiéndola. Ella no sabía qué hacer o dónde ir. Sólo quería tocarlo y ser tocada por él. Finalmente se detuvo en una habitación de muebles góticos. Como en todas las exhibiciones, la gente vagaba por todas partes.

Ella dio un paseo hacia el final de la habitación, haciendo una pausa ante un enorme biombo erigido en una esquina. Estaba tallado para semejar la fachada de un castillo medieval. A su lado se encontraba un alto reclinatorio, una pieza italiana diseñada para propiciar la oración individual, completo con un cojín para que el devoto se arrodillase sobre él. Una Biblia colocada abierta sobre la amplia parte superior. _______ la miró fijamente un momento antes de acercarse un paso. Ella se inclinó con indecisión. Las palabras en la página le llamaron la atención.

Huya de la fornicación. Cada pecado que un hombre comete es sin el cuerpo; pero el que comete fornicación peca contra su propio cuerpo.

Por Dios, ¿cuántas veces su padre había citado los Corintios en sus homilías? Incluso a millas de distancia, no había ninguna escapatoria a su influencia.

Ella lo sintió antes de que él la tocara. No su padre. Él. _______ se estremeció cuando sintió su mano descansar cariñosamente sobre su cintura. ¿Por qué se sentía tan consolador, tan segura?
Él estaba mirando por encima de su hombro la Biblia. Después de sólo un momento, su voz sonó cerca de su oído.

—No leas eso —Él se extendió alrededor de ella—. Es poco apropiado para la ocasión.

Su pecho se presionó contra su hombro cuando él volteó las páginas. Sus manos eran grandes y bronceadas. Los sutiles olores a verbena limón, lino, y su piel la rodearon.

—Allí —él examinó sus ojos. Él estaba de pie tan cerca—. Lee esto.
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 14:48

_______ apartó su mirada de él para ver el pasaje que le indicaba. La Canción de Salomón. Una pequeña sonrisa curvó las esquinas de su boca.

—Hermoso —él dijo la palabra como para sí mismo, pero estaba mirándola a ella, mirándola intensamente.

—Léemelo —dijo él, su voz baja—. Quiero oírle decir las palabras.

_______ vaciló.

Sus ojos parpadeaban sobre su hombro, inspeccionando el cuarto. Entonces él levantó su dedo, trazó una línea desde su mejilla hasta su barbilla, y, con una suave presión, inclinó su cabeza hasta enfrentar la página.

—Léelo —instó él suavemente.

Ella no necesitaba leerlo. Sabía las palabras de memoria y las dijo suavemente.

—Como el manzano entre los árboles del bosque, así es mi amado entre los hijos. Me senté bajo su sombra con gran deleite, y su fruta fue dulce para mi gusto —ella vio su ardiente mirada, y su voz tembló—. Él me trajo a la casa del banquete —su mano grande ahuecó su pecho; el deseo la atravesó, humedeciéndola—, y su estandarte sobre mí era el amor —ella jadeó.

—Tengo lo que necesitas —dijo él, su voz áspera y urgente. Su ancha espalda evitaba que les observaran mientras su mano se deslizaba al otro pecho—. Y tú tienes lo que yo necesito.

—Sí.

La palabra apenas había salido de sus labios cuando, con una rápida mirada sobre su hombro, él la empujó detrás del enorme biombo.

_______ se dio la vuelta y sintió la pared contra su espalda. Él cerró la pequeña distancia entre ellos en dos pasos y posó sus manos a ambos lados de su cabeza. Incluso a la débil luz ella podía ver el azul de sus ojos.

Su voz salió baja y tranquila.

— Si quieres decir no, dilo ahora —él sacudió la cabeza—. No en dos minutos, ni en cinco minutos —con una mano, él despacio deshizo las cintas de su sombrero—. Ahora, o nunca.

_______ lo miró fijamente. Su respiración era rápida, pero ella era incapaz de reducir el ritmo. La charla ruidosa de las voces flotaba por encima del biombo. Esta era la bifurcación en el camino, su última posibilidad para retirarse. Ella nunca había pensado en estar con un hombre otra vez. Pero aquí estaba de pie, en la más increíble y extraordinaria de las situaciones. Este hombre, este día, estas circunstancias nunca pasarían otra vez. Él era la oportunidad de "una vez en la vida”. ¿Podría alejarse ella? Toda lo que ella era, sangre, huesos, corazón y alma, rogaba por quedarse. Ella no podía hacer nada más.

Despacio, ella alcanzó el ala del sombrero de él y se lo quitó. Un grueso mechón de pelo negro cayó sobre su frente. De todos modos él no se movió.

—Tú tienes lo que necesito —suspiró _______. Ella levantó la otra mano hacia su gorro y, lo empujó hacia atrás, dejándolo caer al piso junto a su sombrero. Ella metió un rizo castaño detrás de su oreja—. Sin reproches. Sin excusas —ella se quitó sus guantes y los dejó caer—. Sin arrepentimientos.

La boca de él estaba sobre la de ella, su cuerpo presionándola. Ella apenas había tenido tiempo para inspirar un poco de aire, pero eso no importaba porque ella había dejado de respirar.

La lengua de él empujó entre sus labios separados. Su mano agarró su pecho, y su enorme erección creció contra sus faldas y empujó contra su estómago. ______ gimió en su boca mientras su cuerpo temblaba de insatisfecha necesidad.

Ella probó y chupó su habilidosa lengua. Su nuca se sentía fuerte y firme bajo sus dedos, su pecho duro y sólido. ¿Cuándo se había abrazado a él? No sabía. No le importaba. Él sabía como el deseo, y ella quería saborearlo para siempre.

La lengua de él se hundía repetidamente para encontrarse con la suya, y sus manos se movían apretando, acariciando sus pechos y alrededor de su cintura. Ella se arqueó contra él. Sus muslos estaban mojados.

Él arrancó su boca de la de ella y _______ llenó sus pulmones con una fuerte, jadeante inspiración. De repente, su mano presionó sobre su boca, y ella fijó su mirada en sus ojos que estaban brillando con lujuria y potente expectativa.

—Debes estar tranquila —dijo él por lo bajo, su propia respiración breve y rápida.

Ella podía oír la voz de la muchedumbre justo más allá del biombo.

Cuando los dedos de él se movieron ligeramente trazando el contorno de su boca, ella sintió su otra mano abriéndose camino entre ellos. Él bajó su mano, y ella curvó sus dedos alrededor del tieso, grueso eje de su p*@e.

Su mandíbula se tensó, y sus manos cayeron alejándose de ella.

—Míralo —sus palabras eran una demanda, pero su tono era una súplica.

_______ bajó su mirada. Sus ojos se ensancharon, y ella le miró hambrienta. Sobresaliendo de sus pantalones como un gigantesco falo pagano, su p*@e sobresalía enorme y pesado en su mano. Recorrido por venas parecidas a una cuerda, ella miró, como encantada, mientras él lo empujaba hacia adelante y hacia atrás dentro de su sujeción. Su mano parecía pequeña y sus dedos apenas se cerraban alrededor de él. La boca se le hizo agua, y una pesada palpitación comenzó entre sus piernas. Era hermoso, y ella lo deseaba.

—Te dije que tenía lo que necesitabas —murmuró él. Una gota clara de fluido manó de la hinchada cabeza de su pene—. Mira, está llorando por estar dentro de ti.

_______ jadeó suavemente y lamió sus labios.

Con un dedo bajo su barbilla, él levantó su cara para que lo mirara.

—¿Tu c/*o está llorando, también?

Algo revoloteó en el estómago de _______ mientras su útero pulsaba con necesidad. Ella miró su penetrante mirada azul y sus piernas temblaron.

Él agachó la cabeza y apenas rozó sus labios contra los de ella.

—Dime —él la besó suave, brevemente—. ¿Tu c/*o llora por mi p*@e?

—¡Sí! —la palabra llegó en un susurro precipitado contra su boca.
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 15:04

Y luego él la besó otra vez profunda, implacablemente. Sus manos tiraron de su falda y de sus enaguas.

El pecho de ________ subió y bajó, y ella abrió más su boca bajo la fuerza de su beso. Ella aspiró el aire de su boca en un jadeo cuando sintió su mano entre sus muslos. Él continuaba aún besándola y besándola, dándole el aliento que ella no parecía capaz de tomar. Entonces sus dedos se abrieron camino por la raja de sus calzones y se hundieron dentro de ella.

La sangre de _______ se precipitó a su centro. El tenso, palpitante punto presionado por el talón de su mano latía como un segundo corazón. Ella gimió en su boca cuando se encontró apretándose alrededor de sus invasores dedos. Sus piernas temblaban de modo incontrolable y sus brazos se apretaban alrededor de él por miedo a caerse.

Él interrumpió el beso bruscamente, y su voz sonó baja y ronca en su oído.

—Dios mío, ¿ha sido tanto tiempo?

_______ sintió las lágrimas manar de sus ojos. Había sido siempre. Había sido nunca. Nunca como esto. Sus dedos sujetaron la tela de su abrigo.

—Por favor —pidió ella en un susurro desesperado—. ¡Por favor!

Algo llameó en los ojos de él. Una mano se deslizó sobre su boca; la otra se movió entre ellos. _______ miró fijamente sus hermosos ojos y sollozó silenciosamente detrás de su mano cuando él frotó la cabeza de su p*@e contra sus mojados rizos y la sensible carne. Sus caderas se sacudieron una vez, dos veces.

Gimiendo, _______ cerró sus ojos. Ella nunca se había sentido tan fuera del control.

Entonces él empujó profundamente dentro de ella, y en un increíble, desgarrador momento, ella no se preocupó. Sus ojos se abrieron de repente, y ella gritó contra su mano mientras un profundo gemido escapaba de él.

_______ no podía moverse. Ella estaba empalada, colmada, estirada; fija contra a la pared. Los dedos de sus pies apenas tocaban el suelo. Ella no quería moverse. Se sostenía en el lugar por la implacable presión de su p*@e contra la abertura de su útero. Si sólo ella pudiera quedarse aquí siempre; siempre colmada, nunca vacía. Su carne palpitaba y se apretaba alrededor de él.

Él empujó hacia arriba, y _______ gimió cuando ella se elevó contra la pared. El pulso palpitante entre sus piernas se intensificó, ahogándose con el latido de su corazón.

Sus ojos ardieron en los suyos y él empujó otra vez.

—Esto es lo que necesitas —susurró él—. Necesitas ser follada —él la embistió—. Y follar.

¡Sí! Era verdad. _______ jadeó con cada embestida, la presión creciendo dentro de su cuerpo, mientras él parecía estar siempre empujando, nunca retirándose.

—Tómame dentro de ti —gimió él, empujando otra vez.

Sus músculos se tensaron con expectación. Ella deseaba gritar, sacar todo de ella que no fuese un aliado del placer. Para librarse de la mujer que era y ser sólo esta mujer, ahora, siempre. Profundamente dentro de ella, la presión crecía. ¿Estaba él intentando llegar, o ella intentando escaparse? Ella se sintió mareada. Sus ojos se llenaron de lágrimas por el deseo reprimido.

¿Vio él su necesidad? Él debía haber visto, ya que ella sintió su mano apretarse sobre su nalga, y al siguiente momento, él golpeaba con fuerza sobre su cadera mientras él empujaba dentro de ella.
_______ contuvo un grito. Su mente se tambaleó. Ella se tensó ávidamente, de manera protectora alrededor del grueso eje de su p*@e, aunque la hinchada cabeza estaba lentamente forzando la apretada entrada de su útero. Esto la mataba. Ella se retorció licenciosamente contra él. Era el mayor placer que ella alguna vez había conocido.

—Tómame —jadeó él—. Eso es. Tómame —él rechinó contra ella.

El cuerpo entero de _______ comenzó a sacudirse y abrirse. Ella sintió que todo dentro de ella iba a romperse. Y lo deseaba.

Sus ojos nunca la dejaron.

—Tómame todo. Ábrete para mí. ¡Ábrete!

Y él empujó con tanta fuerza sobre ella y llegó con tanta ferocidad que _______ estalló. La resistencia en su útero se levantó, moviéndose de una pequeña forma. Su corazón se paró, y ella tomó aire. Entonces su cuerpo entero comenzó a convulsionar sacudido por los calientes espasmos, temblando de deseo. El único corazón que latía era el que estaba entre sus piernas. Latía con tanta fuerza, tan rápido, haciéndola temblar con violentas sacudidas de placer. Sus ojos se pusieron en blanco, y con un débil, agudo grito, una caliente humedad manó de ella en una torrencial estela de semen y lágrimas.

Con un gemido ahogado, él bombeó con sus caderas en ella, obligándola a darle más. _______ sollozó por la exquisita presión y no pudo hacer nada para resistirse a ella; no quería resistirse a ella.

—Eso es —él soltó el aliento por entre los dientes apretados—. ¡Ábrete! Tengo más para darte —él empujó con ferocidad en su humedad caliente, y _______ ahogó un sollozo tras otro, de deseo, de angustia, y de gratitud—. Está bien —jadeó él—. Está bien —pero él siguió empujando, más rápido y más rápido, su p*@e adentrándose en ella, levantándola.

________ vio el hambre y la súplica en sus ojos. Su cuerpo contestó, y de algún modo se movió con cuidado abriéndose otro pequeño trozo.

Él jadeó, sus ojos se cerraron por un momento. Entonces sus caderas la empujaron contra la pared. Passion sintió todo en su interior tenso y preparado. Él apartó su mano de su boca y la besó, llenándola con su lengua.

Su carne apretaba y acariciaba su grueso eje. El apretado canal de su útero frotaba la invasora cabeza de su p*@e. Sus brazos le sostuvieron, sus dedos se enredaron en el cabello de su nuca. Sus muslos temblaron en voluntaria sumisión.

Entonces con un largo, gutural gemido dentro de su boca y embistiendo profundamente en su cuerpo, expulsó su caliente semilla profundamente dentro de ella. Él se corrió y se corrió, bañando su interior con la caliente lava de su semen.

Y _______ lloró silenciosamente entre jadeos y besos mientras el torturador pulso entre sus piernas explotaba otra vez y enviaba mil dardos de ardiente placer a su coño, su útero, y a todos los órganos de su cuerpo.
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 16:31

chicaz...
pliz...
comentenn...
=)
=)
=)
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 19:06


ohhhhhhhh mi bella no sabes como adoro todas la noves q subes.............. dios no me importa q no sea tuya... pero es igual de "perver" hahahahahaah dios la amoooooooooooooooo ya quierooooooooooooooooo maaaaaaaaaaaasssssssssssssssssssss soy adictaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa............ waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa............... loveeeeeeeeeee youuuuuuuuuuuuuuu
att: fer.joseph and your bb... jajajajaja we love you.....

besos de parte de ambos.... Wink
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 5th 2010, 22:28

awwww graciazz!!

mñn subo otro cappp!!!

lozz amoo!!! Besoss...


Biee!!
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 07:41

y me dejas asi????????????............ te mato y luego me suicido............... -suspiro- cuendo te conectes lees mi nick...... te va a gustar........... osea lees lo q dice despues de odio el heavy metal y todo eso.... jajajajaj la q dice Yem,Clari Y Betania.... love you amix.... te gustara algo q coloque alli.... waaaaa..... love you .... see you mas tardeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee jajajaja q convinacion tan fea la de el ingles y el español... hahahaha

att: fer.joseph.danger and frank...the.big.bro....
te amamossssss..... kiss kiss
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
Andreina Jonas :)
Novia De..


Cantidad de envíos : 552
Edad : 22
Fecha de inscripción : 08/12/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 09:18

Soy nueva lectora Smile
Mi nombre es Andreina Smile

OMG....................!

ESTA SUPER BUENA ESTA NOVELA.! hahaahha

Waaa...! Dios mio..! Me va a dar algo.! como la dejas asiiiiiiiiiiiiii...!
Me gustaron los capitulos.!

me doy cuenta que va hacer muy interesante esta novelaa...!

SERE TU FIEL LECTORA HASTA EL FINAL....! Smile
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 13:14

siguelaa plis
Volver arriba Ir abajo
FeeFii_LauTner
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 739
Edad : 19
Localización : FeeFiitalandia *-*
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 15:21

O_O kede pa dentro xd
siguelaa pleeasee!!
perver akii presentandoseee lista para avansar asta la pagina 70!
^^ cuidadiiitoo qe somos lockas por caps Emm Emm Emm xd
Lool
Sudando me dio calorsh xd
Hahahaha Hahahaha Hahahaha siguelaaa luegooo!!! juju digoooo
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
siguela Twisted Evil baba
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 15:49

Capitulo Dos


La Secuela




—¿Y? ¿Cómo lucía la señorita Demetria Lovato?

Fuera del Palacio de cristal, Joe se balanceó en el escalón al lado de su hermano.

—No lo sé. No la vi.

—¿No la viste? Se suponía que ella estaba allí, en la porcelana.

Joe se encogió de hombros.

—Ella no estaba.

—¿Dónde demonios has estado, entonces? —Nicholas abrió su reloj de bolsillo—. Voy a llegar tarde para el té con Miley.

—¿Qué solíamos decir sobre el matrimonio cuando éramos muchachos, Nick?

Nicholas levantó su ceja con una sonrisa burlona mientras resbalaba su reloj dentro de su bolsillo.

—Sea ella tabernera, pescadera, lavandera, o p/*a; la mujer que folle mi p*@e entero será la que llevaré a la puerta de la iglesia.

Joe hundió sus manos en los bolsillos con una sonrisa.

—Bien, no conseguí casarme, pero estuve más cerca que cualquier otra vez.

Nicholas se rió con incredulidad.

—¿Qué? ¿Y cómo, en medio del espectáculo del Palacio de cristal, tú, querido hermano, conseguiste entrar en una mujer?

Ellos asintieron educadamente a dos matronas que pasaban.

—Más fácilmente de lo que tú podrías imaginarte —contestó Joe.

—Eso tengo que escucharlo.

—No. Estás atrasado para el té.

Nicholas sonrió abiertamente mientras levantaba su brazo para llamar a su cochero.

—Maldito seas. Dímelo en el camino.

Un coche con el escudo de armas de Hawkmore pintado sobre la puerta se detuvo frente a ellos.

—A la casa Cyrus, Bingham —le indicó Nicholas al cochero mientras los hermanos introducían sus altas figuras en el coche.

Sentados uno frente al otro, apoyaron sus botas sobre el asiento del otro mientras el coche partía. Lo habían hecho así desde la niñez, tan pronto como sus piernas se habían vuelto lo suficiente largas para lograrlo. También en su típica costumbre, Joe se sentaba con sus brazos cruzados sobre su pecho, mientras su hermano se apoyaba, relajado, en la esquina.

—¿Bien? —lo pinchó Nicholas.

Joe se encogió de hombros.

—¿Qué puedo decir? El día fue realmente más encantador de lo que yo alguna vez hubiera esperado.

—Tú puedes ser tan gracioso cuando decides serlo. Ahora dame los detalles antes que decida fingir que no me interesan.

Joe sonrió abiertamente.

—Yo la tuve detrás de un gran biombo en el salón de muebles góticos. Fue muy rápido y, necesariamente, silencioso —su sonrisa burlona se marchitó—. Y fue muy, muy bueno.

—¿Sólo bueno?

Joe sacudió su cabeza y miró fijamente hacia fuera de la ventana. Él no veía el paisaje que pasaba. Él veía unos amplios ojos color avellana y una boca perfectamente arqueada.

—No. Mejor que bueno. Mejor que espléndido. Mejor que… cualquier cosa —sus cejas levantadas entonces cayeron—. Lo mejor —él se volvió hacia su hermano—. Lo mejor que me haya pasado.

Un ligero ceño frunció la frente de Nicholas. Él se inclinó hacia delante.

—¿Cuál es su nombre? ¿Quién es ella?

—No sé.

El ceño se hizo más profundo.

—¿Tienes la jodida follada de tu vida, y no sabes quién es ella o cómo encontrarla?

Joe lanzó su sombrero sobre el asiento.

—No.

—Bien. Cuéntame sobre ella. ¿Cómo es?

Joe sintió que los latidos de su corazón se aceleraban.

—Ella es el deseo y la esperanza y… —¿Qué era lo que él estaba por decir?

Él reclinó su cabeza contra el asiento con un suspiro.

—Ella tiene ojos color avellana tan grandes como una gama. Ojos hermosos, expresivos que te invitan a examinarlos —él recordó como había mirado el grupo de gente que admiraba la sopera. Ella era una forastera, como él. Lo había visto en su expresión. Sus ojos mostraban cada uno de sus cambiantes pensamientos y emociones. Ojos que lo atraían hacia ella.

—Tiene el pelo castaño rojizo y una boca hecha para besar —Joe cerró sus ojos y disfrutó con sus recuerdos—. Huele a flores de vainilla y naranja. Y su risa es demasiado malditamente hermosa para expresarlo con palabras —sus brazos cayeron a su lado—. Su voz es baja y suave, y hay una ternura en su forma de hablar que te hace querer tenerla aún más.

Joe abrió sus ojos y encontró a su hermano mirándolo fijamente con concentrada intensidad. ¿Cuándo se había detenido el coche?

—¿Joven? —preguntó Nicholas, inclinándose hacia delante.

Joe miró ausentemente fuera de la ventana.

—Una viuda joven, yo apostaría. Ella estaba usando lavanda y tenía una cinta negra atada alrededor de su brazo.

—Una viuda joven en su segundo año de luto sería una fruta madura, verdad. ¿Tal vez debería buscarla y ver si puedo probar suerte?

Joe levantó de golpe su cabeza mientras ardientes celos rugían a través de él, feroces e innegables.

—Inténtalo, y te mandaré al infierno —gruñó.

La repentina sonrisa de Nicholas fue amplia.

—Un poco posesivo con esta, ¿no, hermano? Creo que ésta es la primera vez —palmoteó con la mano la rodilla de Joe—. Solo bromeaba. Estoy enamorado de Miley, ¿recuerdas?

Joe se encogió de hombros e intentó parecer despreocupado.

—¿Qué importa? Es poco probable que vuelva a verla otra vez.

—No. Probablemente no —Nicholas hizo una pausa y luego ajustó su sombrero—. Tengo que irme. Miley estará esperando.

—Eres tal esclavo de esa muchacha.

—Eso es el amor, hermano —dijo Nicholas mientras brincaba del carruaje—. Amor verdadero.

Joe estaba haciendo rodar sus ojos cuando Nicholas volvió su cabeza.

—¿Y tu? —preguntó Nick—. ¿Le diste tu nombre?

—No. Ningún nombre —Joe hizo una pausa mientras recordaba sus ojos llenos de lágrimas—. Ella lloró. Le di mi pañuelo.

—¿Ella lloró? ¿Le hiciste daño?

—Ella dijo que no —Joe deseo estar de regreso en sus brazos—. Creo que eran lágrimas de deseo. Lágrimas de pasión.
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 15:52

awww graciaz chicazz!!
bienvenidass!!
es una parte del cap...
mas tarde pongo la otra parte...
lazz kierooo!!!
Y Fer...ahorita entro al msn...
que sera lo que has echo ahora?? scratch ^^
jajajjaa..saludos para Frank...los amoo!!



Biee!!
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 21:47

por el amor de cristo siguela o te matooooooooo........

me mueeeeroooooooooooo plizzzzzzzzzzzzzz....................................... siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 6th 2010, 22:23

siguelaaa............waaa como me describio.....siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
Romi love jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 139
Edad : 21
Localización : margarita
Fecha de inscripción : 03/10/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 00:06

SiguelaaaaaaaaaaAaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelAaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
FeeFii_LauTner
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 739
Edad : 19
Localización : FeeFiitalandia *-*
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 15:51

T E L E P H O N E (Cool
bueeehh iio XD
parece qe soi tu sombra ajksjajkksj xd
bueeh sombra de aki asta la mier... del mundo XD
siguelaa baba
xd
bounce bounce novee bounce bounce
digoooo
bounce bounce just bounce bounce (Cool xd
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
siguelaaa Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
I.Love.Joe.11.20
Nuev@


Cantidad de envíos : 12
Localización : En loz brazos de Joe, y en otraz partez tbm...jaja!
Fecha de inscripción : 07/04/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 16:24

Holaaa!!
La segunda nove ke leo tuya!!
esta bueniisimaa!!
siguelaaa plizz!!
me encantan noves como estas!!!
siguelaaa!! biee!
Volver arriba Ir abajo
llollzz
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 307
Edad : 22
Localización : santo domingo , Rep. dominicana
Fecha de inscripción : 27/12/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 16:30

me encanta tu nove Smile
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 17:43

Las lágrimas de _______ habían bautizado el fino lino del pañuelo. Ella miró fijamente el monograma "J" en la esquina del cuadrado. Aunque se sentaba sobre un banco en la amplia galería del Palacio de cristal, no veía nada más que esta "J". Su pulgar se movía despacio sobre los hilos azules oscuros, remontando las líneas de la letra. ¿Quién era él? ¿Dónde estaba ahora? ¿Pensaba en ella? Llevando el pañuelo a su nariz, sus ojos se entrecerraron mientras aspiraba su fragancia. ¿Estaba él deseándola como ella lo deseaba?

—¡Ah! ¿Dónde has estado? ¿Y dónde está Demetria?

Los ojos de ______ se abrieron para encontrar a su nerviosa tía sentada al lado de ella. Las redondas mejillas de Mathilda Dare estaban enrojecidas, y ella soltaba cortos resoplidos de aire por su nariz como si se dispusiera a arrojar fuego sobre cualquiera que pudiera ofenderla.

La tranquila soledad de _______ se había terminado.

—Lo siento tanto, Tía Matty. Demi nunca llegó y me temo que estuve terriblemente distraída con todas las cosas expuestas.

Su tía estaba rebuscando en su retículo y apenas la había mirado.

—No digas una palabra. Debo conseguir mi abanico antes de que me desmaye.

______ suspiró mientras deslizaba el pañuelo, el pañuelo de él, cuidadosamente en su bolsillo. Ella no quería hablar con su tía. Ella quería pensar, pensar sólo en él. ¡Ay!

Sacando de repente el pequeño abanico de marfil que siempre llevaba, la Tía Matty cerró sus ojos y se abanicó con energía. Las plumas azules encima de su sombrero temblaron con la brisa que ella creaba. A pesar de lo mucho que ella amenazaba con el acontecimiento, por lo que _______ sabía, Matilde Dare nunca se había desmayado en su vida. De todos modos hacía un buen espectáculo de ello.

—Todo bien, ahora. Estoy recuperada —dijo su tía dramáticamente—. Entonces —ella se volvió hacia ______— qué estabas... ¡Dios mío! ¿Qué te ha pasado?

______ retrocedió, asustada. Su corazón palpitó, y ella levantó una mano hacia su mejilla. Buen Dios, ¿su indiscreción era evidente? ¿Estaba descubierta?

La Tía Matty señaló con un dedo cubierto hacia la esquina de la boca de ______.

—Tienes una señal roja allí —ella se inclinó hacia delante y, levantando el monóculo que colgaba de una cinta alrededor de su cuello, miró detenidamente a través de él como un naturalista que examina alguna flora o fauna nueva—. Luce un poco irritado.

La mano de ______ cayó a su pecho del alivio. Este fue de corta vida, sin embargo, ya que ahora era mirado por un enorme ojo gris.

—¿Bien? —el ojo gris bizqueó.

______ hizo una pausa. Ella odiaba la mentira.

—Cuando estaba en la exhibición de porcelana esperando a Demi, un tiesto con una palma cayó directamente enfrente de mí. Pensé que me salvé totalmente, pero supongo que una de las ramas debe haber rozado mi cara.

La Tía Matty dejó caer su monóculo y se reclinó.

—Que espantoso. Podrías haber perdido un ojo —dijo ella, abanicándose otra vez—. Esta exposición será un completo fracaso si no hay ninguna medida de seguridad para los espectadores y patrocinadores.

Las manos de él habían sido tan firmes sobre ella. Ella se había sentido segura en sus brazos. A salvo.

—Esto es perfectamente seguro, tía. La palma no se habría caído si no fuese por la influencia de tres chicos.

Matty se estremeció.

—Odiosos brutos —ella inspeccionó a los paseantes con desaprobación, como si todos ellos fueran culpables de alguna ofensa, y luego levantó una ceja plateada hacia ______.

—Yo misma fui empujada por un caballero que pasaba —ella sacudió su cabeza—. Aunque no sé por qué le adjudico ese título. Él tenía demasiada prisa por evitarme —se abanicó más todavía—. Casi me pisó los dedos del pie.

______ deslizó su mano en su bolsillo. Sus dedos se cerraron alrededor del pañuelo. Un caballero pasó. Parecía que el lugar estaba lleno de ellos. Una incertidumbre repentina la abrumó.

—No tenemos que volver —dijo, casi para sí misma.

—¿No tenemos que volver? —su tía la miró con sorpresa y luego rápidamente empezó a consternarse—. Bueno, no me habría importado evitar el lugar por completo. Fue por tu bien, ______, por tu amor al arte, que hice proyectos con Mary y Agnes Efron de encontrarme aquí toda la semana —más abanico agitándose, plumas volando—. ¿Les diré que todo está cancelado, entonces? Lo haré, si tú lo dices. Aunque ellas indudablemente han rechazado innumerables invitaciones para reunirse aquí conmigo. Pero si tú lo deseas…

______ no se engañó. Su tía y las hermanas Efron eran inseparables y llenaban la mayoría de sus calendarios sociales con visitas mutuas y excursiones. Además, ¿qué tenía ella que temer? Como la experiencia lo demostraba, ella y su amante se habían separado tan de repente como se habían encontrado. Una vez en la vida, repitió su mente.

Ella acarició la mano de su tía.

—Por supuesto que no debe cambiar sus planes, y desde luego no por mí. Es sólo que parecía tan disgustada, por su dedo del pie que casi fue pisado.

La expresión de Matty se volvió resignada.

—Sí, mi pobre dedo del pie, y tu casi quedaste ciega. Pero por tu felicidad, mi querida, yo desafiaré estas multitudes —su tía puso su otra mano encima de la de ______—. Además, hay que tomar algunos riesgos en la vida, tú sabes. Sólo porque casi te sacan un ojo, no es razón para alejarse del mundo. Tú podrías también haberte quedado en el campo, en casa. No —Matty sacudió su cabeza con autoridad—. No te dejaré hacerlo.

—¿No lo harás?

—No.

______ se sentó, sin palabras por un momento. Su tía tenía el modo más asombroso de girar una situación patas para arriba y al revés. Y no había ningún inconveniente para ella en que su mente no siguiera progresiones naturales.

—Muy bien, entonces —dijo ______, complaciendo a su tía—. Por que estaba tan preocupada acerca de ese encerrarme en mí misma, eso es.

—Lo sé. Lo sé, querida —le dijo dándole una palmadita con su mano.

Su tía pareció haber olvidado el tiempo. ______ rió.

—¿No cree que nosotros deberíamos irnos? Charlotte no ha llegado, y estoy segura que no lo hará a esta hora tardía.

—¡Ah! —Matty retrocedió como sobresaltada, luego remetió su abanico en su retículo.

—¡Esa Demetria Lovato! No sé como tienes alguna paciencia con esa prima tuya. Ella nunca pintará flores sobre la porcelana tan hermosamente como lo haces tú, mi querida —ella miró hacia el cielo por el alto cristal del techo mientras _______ la ayudaba a levantarse—. Y hemos omitido el té, ciertamente. ¡No es nada asombroso que yo esté cerca del desmayo!

Mientras _______ caminaba silenciosamente al lado de su parlanchina tía, disfrutaba del pesado dolor que palpitaba entre sus piernas y pulsaba dentro de ella. Ella le dio la bienvenida, conmovida con él. Con cada paso la tocaba profundamente, conjurando visiones de intensos ojos Cafés y el olor de verbena. Sus dedos se cerraron posesivamente alrededor del pañuelo en su bolsillo. No podía negarlo. Ella deseaba poder verlo otra vez.



Él deseaba poder verla otra vez. ¿Qué estaba haciendo ella ahora?

Joe rápidamente ascendió los escalones hacia su casa de la ciudad. Su mayordomo, Cranford, mantenía abierta la puerta para él.

—La condesa está en el estudio, milord.

El humor de Joe inmediatamente se oscureció. Él frunció el ceño mientras entregaba su sombrero y guantes.

—Gracias, Cranford —. Maldita sea. La última persona que él quería ver era su madre. Él quería estar a solas con los pensamientos de ella.

—¿Traigo algún refrigerio, mi lord?

—No. Mi madre no se quedará —dijo Joe en voz alta mientras cruzaba su estudio.

Denisse Jonas holgazaneaba sobre el sofá, un vaso de brandy suspendido entre sus dedos.

—Qué grosero.

Joe se sentó en el sofá de enfrente y cruzando sus tobillos, apoyó sus botas sobre la mesa entre ellos. Cruzando sus brazos, él miró fijamente a su madre.

Denisse echo un vistazo desdeñoso a sus pies y luego sobre el cuarto.

—¿Cuándo vas a vender esta diminuta casa y mudarte a algo más adecuado a tu posición? Me avergüenza ser vista llegando aquí.

—Entonces no llegues.

Denisse apenas parpadeó.

—Ni siquiera puedes entretenerte correctamente aquí —ella señaló el cuarto con su vaso—. Esto es una caja de fósforos.

—No vengo a Londres para entretenerme. Vengo a trabajar.

—Trabajar —se mofó Lucinda—. Como un burgués. Como si necesitaras trabajar.

Joe apretó sus dientes.

—Me entretengo en la Casa Jonas. Trabajo porque me gusta la arquitectura. ¿Ahora, Madre, qué quieres?

Denisse se encogió de hombros.

—Cuando te cases, necesitarás una casa apropiada aquí en Londres, eso es todo. Constrúyela tú mismo, no me importa, pero tendrás que dejar esto —ella dio un sorbo de su vaso—. ¿Y? ¿Qué piensas de la señorita Lovato? ¿Es una muchacha encantadora, verdad?

—No sabría decirlo. No la vi.

—¿Qué? —Denisse se sentó derecha—. Abigail me dijo que ella estaría allí en la porcelana. ¿No viste a ninguna señorita con un sombrero amarillo con un penacho escarlata?

—Te dije que ella no estaba allí —Joe pensó en unos ojos color avellana de largas pestañas—. Eso no importa de todos modos.

—¿Por qué?

—Porque mañana voy a ofrecer a tu querida amiga, Abigail Lovato, mucho dinero a cambio de su carta.

—A ella no le preocupa el dinero. Ella quiere un título para esa hijita suya de sonrisa afectada —Denisse bajó sus pestañas y bebió a sorbos de su brandy antes de preguntar—, ¿Cuánto dinero?

Él había ido a ofrecer quince mil libras. Pero ahora sentía una necesidad aún más urgente de liberarse de este enredo. Él no quería pensar en nada o nadie, sino en ella.

—Veinticinco mil libras deberían conseguirla.

Denisse jadeó.

—¿Vas a ofrecer veinticinco mil libras a esa perra? ¿Ella me chantajea, y tú vas a ofrecerle una fortuna?

La cólera de Joe llameó.

—¿Chantajearte a ti? —se mofó él—. ¿Dime, Madre, qué precio estás tú pagando en este pequeño plan de tu amiga?

—Abigail Lovato no ha sido mi amiga durante años —dijo Denisse con altanería—. Nunca debería haberlo sido. Ella estaba debajo de mi posición. Pero yo era joven y no reconocí que no tenía que asociarme con la hija de un mero comerciante, no importa cuán rico fuera.

Las manos de Joe se apretaron en puños bajo sus brazos cruzados.

—Ah, pero ella era tu confidente más querida y más confiable. La hermana de tu corazón —rugió él antes de soltar una furiosa patada a la mesa entre ellos.

Denisse ni siquiera brincó.

—Cuando comprendí mi error de juicio, le di de calabazas. Y cuando le di de calabazas, la sociedad noble hizo lo mismo —ella se encogió de hombros y sacudió unos pocos hilos de su falda—. Ella pensó que conseguiría un marido con título a través de mí —Denisse levantó sus cejas—. Puse freno a eso.

Poniéndose de pie, Joe se alejó de su madre y cruzó hacia su escritorio. Una vez a salvo detrás de él, se apoyó sobre sus puños.

—Tu vanidad es increíble, Madre. Aunque tú eres la causa, yo soy al que Abigail Lovato intenta obligar a casarse con “su hijita de sonrisa afectada”. Ella no te está chantajeando. Me está chantajeando a mí, a mí y a Nicholas, aunque yo juré que él nunca lo sabrá.

Denisse lo miró con frialdad desde el otro lado del cuarto.

—Bien, tengo que preocuparme por mi reputación incluso si tú no lo haces.

Joe expulsó un amargo ladrido de risa.

—¡Tu reputación! Señora, pisaste tan a menudo tu propia reputación, y con tal energía, que ella es indistinguible del estiércol que corre por la alcantarilla. Me pregunto por qué crees que tienes una reputación que proteger.

Denisse tragó el resto de su brandy antes de colocar el vaso sobre la mesa que él había pateado momentos antes.

—Como te pareces a tu padre —dijo ella, curvando su labio—. Dios me ayude, tú te le pareces más cada día.

—No tanto como para permitir que tú me destruyas —soltó Joe. Él sintió que su respiración se agitaba y se esforzó por contenerla. Él no iba a permitirle que lo forzara a discutir sobre su padre. No hoy—. No me importa tu reputación —dijo él firmemente—. No me preocupo por mí mismo. Nicholas, sin embargo, merece protección. Él es mi hermano, y lo considero como tal a pesar de esa reciente revelación respecto a su paternidad.

Joe cerró sus ojos y visualizó a su hermano tomando el té en la rodilla de su querida novia, Lady Miley. Cristo, Nicholas estaba tan profundamente enamorado de la muchacha. Muy profundamente.

Joe miró a su madre y la encontró deslizado sus manos en sus guantes. Bueno, ella se marchaba. Ella se dirigió suavemente hacia la puerta.

Él habló a su espalda.

—Lord Cyrus nunca permitirá que Miley se case con Nick si sólo hay una duda en torno a su nombre. Júrame que sólo fuiste lo bastante estúpida para escribir una carta.

Denisse se volvió para mirarlo fijamente a través del cuarto con sus fríos ojos verdes tan diferentes de aquellos cálidos color avellana. ¿Y si él nunca veía aquellos hermosos ojos otra vez? Él debía verlos.

Su madre no había contestado. Su ceño se hizo más profundo.

—Dímelo ahora, Madre. ¿Aparecerán más secretos de familia?

Sus ojos bajaron al piso.

—No —contestó ella amargamente—. No más secretos. Yo sólo fui estúpida una vez.

Joe dejó que siguiera adelante. Él podría argumentar, pero no quiso. Él quería a su madre fuera. Poco después la puerta de calle se cerró de golpe. Él cayó en su silla y, descansó sus codos sobre los dibujos arquitectónicos dispersos a través de su escritorio, apoyó su cabeza en sus manos. Como la odiaba. Como detestaba su egoísta preocupación, su constante necesidad de atención y preeminencia. Eso era asfixiante.

Él suspiró y se esforzó en sacar a su madre de su mente. Inclinándose en su silla, él dejó que sus ojos se cerraran y regresó al Palacio de cristal, a ella. ¿Cómo no la había notado inmediatamente? Él había estado tan preocupado con sus propios pensamientos que, de no haber sido por la caída del árbol… Gracias a Dios por los chicos traviesos. Él simplemente había reaccionado, alejándola del camino del daño sin pensar. Entonces, en el siguiente instante, la conciencia de ella, de su cuerpo, su esencia lo había dominado con una prisa avasallante. Y luego ella se había vuelto y él había mirado la cara del deseo.
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 19:10

wooowww O.O siguelaa
waaaa como es eso de a paternidad de nick?
no lo creoooo y lo del chantaje a joe
nooooo jamas se casara con demiii nuncaa!!
Volver arriba Ir abajo
Romi love jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 139
Edad : 21
Localización : margarita
Fecha de inscripción : 03/10/2009

MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Abril 7th 2010, 19:26

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Passion [Joe & Tu] [Mayores]   Hoy a las 14:59

Volver arriba Ir abajo
 
Passion [Joe & Tu] [Mayores]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 14.Ir a la página : 1, 2, 3 ... 7 ... 14  Siguiente
 Temas similares
-
» Passion [Joe & Tu] [Mayores]
» En sus redes (Joe&Tu) /Mayores/
» AMOR,PASSION Y LOCURA EN LAS VEGAS!!! (NICK Y TU)
» Esclavos Del Deseo segunda temporada (Nick, Joe & Tu) [Solo Para Mayores]
» Fiesta Privada (Kevin&Tu) [Mayores]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: