Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jonas Girl
Forista!
avatar

Cantidad de envíos : 148
Edad : 22
Localización : En San Antonio viviendo con mi esposo Austin Mahone, lejos de la realidad de que el ni siquiera me conoce!
Fecha de inscripción : 22/05/2013

MensajeTema: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 3rd 2013, 18:53


Sinopsis:


Los chicos del instituto Fairfield, en los suburbios de Chicago, saben que las bandas de South Side y North Side no son precisamente elementos compatibles. De modo que cuando la líder de las animadoras _______ Clapp y el pandillero Nicholas Jonas se ven obligados a trabajar como compañeros de laboratorio en clase de química, los resultados prometen ser explosivos.


Pero ninguno de los dos adolescentes está preparado para la reacción química más sorprendente de todas: el amor.

¿Podrán romper con los prejuicios y estereotipos que amenazan con separarles?

Empieza el juego...


Nick un chico marginal que pertenece a una banda y que vive en un barrio pobre y _____ una niña rica con un vestuario perfecto, unas notas perfectas y una casa perfecta pero nada más lejos de la realidad, es una chica completamente infeliz que no le gusta la vida que lleva, solamente esforzándose por guardar las apariencias cuando en realidad le gustaría que su madre no fuera tan estricta con ella descargando toda su frustración hacia ella por su otra hija con un retraso mental. _____ quiere con locura a su hermana, la cuida, la mima, y la protege lo que su madre debería hacer pero no hace. A _____ no le gusta tener que llevar el pelo perfecto, la ropa impecable y tener el novio más popular del instituto por el simple hecho que es lo que se espera de ella. Por otro lado Nick aparentemente es un chico duro que pasa de todo, Pero solo en apariencia porque realmente es un chico muy responsable que todo lo que hace es para proteger a su familia, a él tampoco le gusta la vida que le ha tocado vivir, no le gusta pertenecer a una pandilla relacionada con peleas, drogas y muertes. Lo que le gustaría es ser un chico normal, poder ir a la universidad y vivir una vida normal.
Esta novela habla de amor y superación entre dos jóvenes que desafían a todo y a todos para poder estar juntos...


 
Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con
avatar

Cantidad de envíos : 1308
Edad : 23
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 3rd 2013, 20:29

siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela
nueva lectora
lauris reportandose
Volver arriba Ir abajo
Jonas Girl
Forista!
avatar

Cantidad de envíos : 148
Edad : 22
Localización : En San Antonio viviendo con mi esposo Austin Mahone, lejos de la realidad de que el ni siquiera me conoce!
Fecha de inscripción : 22/05/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 4th 2013, 12:43

:3 Aquí te dejo el capítulo 1


1. ______ 

...Todo el mundo sabe que soy perfecta... Mi vida es perfecta, la ropa que visto es perfecta e incluso mi familia es perfecta... Y me he dejado la piel en guardar apariencias y hacer que los demás lo crean así, aunque todo sea una farsa... Esta imagen de ensueño se desvanecería si saliese la verdad a la luz...

Estoy en pie frente al espejo del cuarto de baño, mientras la música suena a todo volumen en los altavoces, y por tercera vez, tengo que borrar la raya torcida que he trazado en el parpado interior. Me tiemblan las manos, maldita sea. El comienzo del último curso del instituto y el rencuentro con mi novio después de un verano separados no son motivos para angustiarme de esta manera, pero hoy me he levantado con el pie izquierdo. Primero, el rizador de pelo ha empezado a echar humo antes de dejar de funcionar. Luego se me ha caído el botón de mi camisa favorita. Y ahora el lápiz de ojos parece haber cobrado vida. Si pudiera elegir, me quedaría en la cama todo el día, comiendo galletas de chocolate recién horneadas.

- ___ baja -grita mi madre desde el vestíbulo sin que apenas pueda oírla. Mi primer impulso es no hacerle caso, pero eso no me ha traído otra cosa que discusiones, dolores de cabeza y más gritos.
- Ahora mismo bajo -respondo, esperando que el lápiz de ojos me de tregua y pueda acabar por fin.

Tras conseguirlo, lanzo el lápiz de ojos al armario y compruebo mi aspecto en el espejo hasta tres veces. Acto seguido, apago el equipo de música y bajo corriendo al vestíbulo.

Mi madre me espera al final de nuestra espléndida escalera para estudiar mi atuendo. Me pongo recta. Lo sé. Lo sé. Tengo 18 años y no me tiene que importar lo que opine mi madre de mí, pero no sabes lo que es vivir en casa de los Clapp. Mi madre tiene ansiedad, y no es el tipo de ansiedad que se pueda controlar fácilmente con la ingesta de unas pastillas de color azul. Y cuando ella se estresa, todos los que estamos alrededor sufrimos las consecuencias. Creo que esa es la razón por la que mi padre se marcha a trabajar antes de que se despierte, para no tener que lidiar con… bueno con ella.

- Los pantalones son horribles, pero me encanta el cinturón -confiesa, señalando ambas prendas con el dedo índice-. Y ese ruido al que llamas música me estaba provocando jaqueca. Menos mal que lo has apagado.
- Buenos días a ti también, mamá -respondo antes de bajar los últimos escalones y darle un beso en la mejilla.

El olor de su perfume es tan fuerte que me cuesta respirar cuando me acerco a ella. Lleva un vestido de Ralph Lauren de tenis que le hace parecer una ricachona. Pero, claro, nadie se atrevería a señalarla con el dedo y criticar su vestimenta.

- Te he comprado uno de esos bolsos que tanto te gustan para tu primer día de instituto -añade tras mostrar la bolsa que escondía en la espalda.
- No gracias -contesto echando un vistazo a mi alrededor, buscando a mi hermana- ¿Donde está Rosalie?
- En la cocina.
- ¿Ha llegado ya su nueva cuidadora?
- Se llama Baghda, y no, no llega hasta dentro de una hora.
- ¿Le has dicho que la lana le provoca picores? ¿Y qué le tirará del pelo en cuanto se despiste? -pregunto.

Mi hermana no soporta la sensación de la lana al contacto con la piel y suele hacérselo saber a los demás mediante pistas no verbales. Ahora le ha dado por tirar del pelo a los demás, y ya ha causado algún que otro desastre. Los desastres en mi casa son tan frecuentes como los accidentes de tráfico, así que es de vital importancia evitarlos.

- Sí y sí. Le he soltado un buen sermón a tu hermana esta mañana, _____. Si sigue dando guerra, llegara un día en que no haya cuidadoras dispuestas a encargarse de ella.

Me dirijo a la cocina. No me apetece escuchar a mi madre una y otra vez de los arrebatos de ira de Rosalie. Mi hermana está sentada en la mesa, en su silla de ruedas, intentado comerse su comida triturada, porque aunque tenga 20 años, sus limitaciones físicas no le permiten masticar y tragar como el resto de la gente. Como de costumbre, se ha manchado de comida la barbilla, los labios y las mejillas.

- Oye Rosalie -digo inclinándome hacia ella y limpiándole la cara con una servilleta.- Es mi primer día de clase. Deséame suerte.

Mi hermana extiende sus vacilantes brazos y me lanza una sonrisa ladeada. Me encanta cuando sonríe.

- ¿Quieres que te de un abrazo? -le pregunto, aunque conozco la respuesta de antemano.

El médico nos dice que cuanto más interactuemos con Rosalie, mejor se sentirá.
Mi hermana asiente. La estrecho entre mis brazos procurando que no pueda alcanzarme el pelo con las manos. Cuando me incorporo, mi madre suelta un grito ahogado. Para mí, es como el silbato del árbitro que detiene el curso de mi vida.

- ___ no puedes ir al instituto así.
- ¿Así como?
- Mírate la camiseta -insiste negando con la cabeza y dejando sacar un suspiro de desesperación.

Bajo la mirada y veo una enorme mancha húmeda en mi camiseta de Calvin Klein. Ups. La baba de Rosalie. Un simple vistazo a la fatigosa expresión en la cara de mi hermana me dice lo que no puede expresar con palabras.

- No pasa nada -digo, aunque en el fondo creo que ha arruinado mi aspecto perfecto.

Mi madre humedece una toallita de papel en el fregadero y frota la mancha a conciencia, con una expresión ceñuda. Me hace sentir como si tuviera 2 años.

- Sube a tu cuarto y cámbiate.
- Mamá, sólo es melocotón -digo andándome con pies de plomo para que mi respuesta no desencadene un autentico combate a gritos. Lo último que quiero es hacer que mi hermana se sienta peor.
- Es una mancha de melocotón. No querrás que la gente piense que descuidas tu aspecto.
- Vale -cedo. Ojalá este fuera uno de los días buenos de mi madre, de esos en los que no me fastidia por tonterías.
Le doy un beso a mi hermana en la coronilla para asegurarme que no piense que me he enfadado con ella por mancharme de baba.
- Te veo después de clase -digo intentando mantener el entusiasmo matinal- Acabaremos nuestra partida de damas.

Subo los escalones de dos en dos. Cuando llego a mi habitación, miro el reloj. Oh no. Son las 7:30. Mi mejor amiga, Demi, se va a poner como loca si llego tarde a recogerla.

Cojo una bufanda azul cielo del armario; estoy segura que me servirá. Si la coloco estratégicamente puede que nadie repare en la mancha.

Cuando bajo de nuevo la escalera, mi madre me espera en el vestíbulo para estudiar mi aspecto por segunda vez.

- Me encanta la bufanda.
¡¡¡¡Uf!!!!

Al pasar por su lado, me da un dulce en la mano.
- Cómetelo por el camino.

Acepto el dulce. Mientras me acerco al coche, le hinco el diente sin mucho entusiasmo. Por desgracia, no es un bollo de arándanos, mi favorito. Es de plátano, pero está demasiado cocido. Me recuerda a mí, con aspecto exterior perfecto pero hecho papilla por dentro..



Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con
avatar

Cantidad de envíos : 1308
Edad : 23
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 4th 2013, 16:05

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah me encanto eh me encanto
esta super bonita
siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
Jonas Girl
Forista!
avatar

Cantidad de envíos : 148
Edad : 22
Localización : En San Antonio viviendo con mi esposo Austin Mahone, lejos de la realidad de que el ni siquiera me conoce!
Fecha de inscripción : 22/05/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 4th 2013, 21:23


:3 Aquí te dejo otro capítulo


2. Nick

- Levántate, Nicholas.
Tras fulminar a mi hermano pequeño con la mirada, escondo la cabeza bajo la almohada. Desde que comparto la habitación con mis hermanos, de once y quince años, el único momento de intimidad del que dispongo es el poco que me proporciona la cabecera.
- Déjame en paz, Frankie-le espeto a través de la almohada- No me des el follón.
- No te estoy dando el follón. Mamá me ha dicho que te despierte para que no llegues tarde al instituto.
El último curso. Debería sentirme orgulloso de ser el primer miembro de la familia Jonas que terminara el instituto. Sin embargo, cuando eso ocurra, empezará una nueva época para mí. La universidad es sólo un sueño. Este último curso será como una fiesta de jubilación de un hombre de 75 años. Sabes que sirves para algo, pero todos esperan que te retires.
- Me he puesto la ropa nueva -dice Frankie en un tono de voz rebosante de orgullo, aunque me llegue algo apagado por culpa de la almohada- Las nenas no podrán resistirse a este machote latino.
- Me alegro por ti -mascullo.
- Mamá ha dicho que te tire encima este jarro de agua si no te levantas.
¿Era mucho pedir algo de intimidad? Cojo la almohada y la lanzo al otro lado de la habitación. Impacta directamente contra Chace, que acaba empapado de agua.
- ¡¡¡Imbécil!!! -me grita- ¡¡¡Es la única ropa nueva que tengo!!!
Oigo el ataque de risa a través de la puerta de la habitación. Kevin, mi otro hermano, ríe como una hiena histérica hasta que Frankie se abalanza sobre él. Me quedo observando la discusión que acaba convirtiéndose en una descontrolada pelea en la que ambos se propinan patadas y puñetazos.
Son buenos luchadores, pienso con orgullo mientras veo la trifulca. Sin embargo, como el hombre mayor de la casa, mi deber es detener la pelea. Cojo a mi hermano Kevin por el cuello de la camisa, pero me tropiezo con la pierna de Frankie y los 3 acabamos en el suelo.
Antes de poder levantarme, siento un chorro de agua gélida bajándome por la espalda. Me doy la vuelta y veo a mamá, vestida con su uniforme de trabajo, empapándonos a todos con un cubo de agua suspendido sobre nuestras cabezas. Su sueldo no es nada del otro mundo, pero tampoco necesitamos mucho.
- Levántense -exige con una actitud desafiante.
-Joder, mamá -dice Kevin poniéndose de pie.
Mi madre se empapa los dedos con el agua gélida que queda en el cubo y le salpica la cara a mi hermano. Frankie estalla en carcajadas y de repente recibe la misma reprimenda que Kevin- ¿Aprenderán alguna vez?
- ¿Algo más que añadir Frankie? -pregunta ella.
- No mamá -contesta mi hermano, enderezándose como un soldado.
- ¿Y tú Kevin? ¿Se te ocurre alguna grosería más por soltar por esa boquita? -pregunta sumergiendo la mano en el agua como señal de advertencia.
- No, mamá -repite el soldado numero 2.
- ¿Y qué hay de ti Nicholas? -dice mirándome con los ojos entreabiertos.
- ¿Qué? Yo intentaba separarlos -contesto inocentemente con una sonrisa irresistible.
Ella me rocía la cara con agua. - Esto es por no haberlos separado antes. Ahora vístete, y vosotros también, y venid a desayunar antes de ir al colegio.
Y eso que le he dedicado mi sonrisa más irresistible.
- En el fondo nos adoras -le grito mientras abandona la habitación.
Tras una ducha rápida, regreso a la habitación con una toalla atada a la cintura. Pillo a Frankie con uno de mis pañuelos estilo bandana en la cabeza y se me forma un nudo en el estómago. Se lo arranco y le advierto: - No vuelvas a tocar esto Frankie.
- ¿Por qué no? -pregunta con sus ojos inocentes.
Para Frankie, tan solo es una bandana. Para mí, es un símbolo del presente y de lo que nunca seré en el futuro. ¿Cómo se supone que voy a explicárselo a un niño de once años? Él sabe lo que soy. La sed de venganza y represalia me empujaron a entrar en este círculo, y ahora no hay manera de salir de él. Pero antes muerto que uno de mis hermanos se deje engañar.
Estrujo la bandana con el puño.
- Frankie, no toques mis cosas. Sobre todo si son de los MuXBlood.
- Me gusta el rojo y negro.
Esto es lo último que necesito escuchar. - Si vuelvo a pillarte con esto puesto, lucirás el negro y el morado, pero en tu cara -le advierto- ¿Lo has entendido, enano?
- Sí, entiendo -contesta encogiéndose de hombros.
Me pregunto si realmente lo ha entendido al verlo marcharse de la habitación dando saltitos. Intento no pensar demasiado en ello mientras saco la camiseta negra y los vaqueros caídos y desgastados del armario. Cuando me ato la bandana a la cabeza, oigo a mi madre que me grita desde la cocina: - Nicholas, ven a desayunar antes de que se enfríe la comida. Vamos, date prisa.
- Ya voy -contesto
Nunca entenderé por qué le da tanta importancia a la comida.
Mis hermanos ya están hincándole el diente al desayuno cuando entro en la cocina. Abro la nevera para echar un vistazo a ver que hay dentro.
- Siéntate.
- Mamá, sólo voy a coger…
- No cogerás nada. Nicholas. Siéntate. Somos una familia y vamos a desayunar como una.
Dejo escapar un suspiro, cierro la puerta del frigorífico y tomo asiento junto a Kevin. Ser miembro de una familia unida tiene a menudos sus desventajas. Mi madre coloca frente a mí un plato colmado de huevos y tortillas de maíz.
- ¿Por qué no me llamas Christopher o algo parecido? -Le pregunto bajando la mirada a la comida que tengo delante.
- Si quisiera llamarte Christopher, no me hubiera molestado en llamarte Nicholas. ¿No te gusta tu nombre?
Me pongo muy tenso. He heredado el nombre de mi padre, que al morir me dejó la responsabilidad que le toca asumir al hombre de la casa. Nicholas. Nicholas Jr. Junior… a mí me da igual.
- ¿Acaso importa? -mascullo mientras cojo una tortilla y entonces levanto la miraba para ver su reacción. Esta fregando los platos de espaldas a mí.
- No.
- Nick quiere aparentar que es blanco -interviene Kevin- Cámbiate el nombre si quieres, hermano, pero todos verán a la legua que no eres más que un chicano.
- Kevin, cierra la boca -le aviso.- No quiero ser blanco. Pero tampoco quiero que me comparen con mi padre.
- Por favor, chicos -ruega mi madre- Ya basta de discusiones por hoy.
- Eres un espalda mojada -canturrea Kevin provocándome otra vez.
Ya he tenido más que suficiente, Kevin se ha pasado. La silla chirría contra el suelo cuando me pongo en pie. Mi hermano imita mis movimientos y se coloca frente a mí, acortando la distancia que nos separa. Sabe que podría llevarse un guantazo, pero es demasiado orgulloso. Uno de estos días dará con la persona equivocada y se meterá en un buen lío.
- Kevin, siéntate -le ordena mi madre.
- Cerdo chicano -me suelta arrastrando las palabras con falso acento forzado-. Mejor todavía eres un inmigrante.
- ¡¡¡Kevin!!! -amonesta mi madre al acercarse, pero yo le corto el paso y agarro a mi hermano por el cuello de la camiseta.
- Sí, eso es lo que la gente siempre pensará de mí -digo-. Pero también lo pensarán de ti si sigues diciendo mierda.
- Hermano, lo pensarán haga lo que haga, lo quiera o no.
- Te equivocas Kevin. Las cosas no tienen por qué ser igual. Puedes ser mucho mejor que yo -contesto soltándole.
- ¿Mejor que tú?
- Claro que mejor que yo, no lo dudes ni un instante -respondo. Ahora pídele perdón a mamá por decir tantas barbaridades delante de ella.
A Kevin le basta con mirarme una sola vez para saber que no estoy bromeando.
- Lo siento mamá -dice, y acto seguido, vuelve a su silla. Aunque puedo percibir en su mirada el golpe que ha sufrido su orgullo.
Mi madre se da la vuelta y abre el frigorífico, procurando que nadie la vea llorar. Maldita sea, está preocupada por Kevin. Mi hermano está en su segundo año de instituto, y los 2 siguientes van a ser decisivos. O madura o se echa a perder.
Me pongo la chaqueta negra de cuero, tengo que salir de aquí. Doy un beso a mi madre en la mejilla y me disculpo por haberle estropeado el desayuno. Salgo de casa preguntándome cómo voy a arreglármelas para conseguir que Kevin & Frankie tengan un destino mejor y no acaben como yo. Vaya una maldita ironía.
En la calle veo a unos cuantos chicos con banda del mismo color que la mía y que me dirigen el saludo de los MuXBlood: se golpean el brazo izquierdo con la mano derecha, 2 veces, manteniendo el dedo anular doblado.
Antes de subirme a la moto, les devuelvo el saludo a pesar de que me consume la rabia por dentro. Si quieren a un tipo duro como miembro de su banda, lo van a tener. Me he metido tanto en el papel que represento, que a veces me sorprendo a mí mismo.
-Nick, espera -me implora una voz de chica que me resulta familiar.

Jasmine, mi vecina y ex novia, se acerca corriendo a mí.
- Hola Jasmine -farfullo.
- ¿Qué tal si me llevas al instituto?
La minifalda negra deja al descubierto unas piernas increíbles y la camiseta ajustada realza unos pechos pequeños pero preciosos. Hubo una vez en la que podría haber hecho cualquier cosa por ella, pero eso fue antes del verano pasado, cuando la pillé en la cama con otro tío, o en el coche… lo mismo da.
- Venga Nick, no muerdo… a no ser que tú quieras que lo haga.
Jasmine es mi chica MuXBlood. Seamos o no pareja, debemos cubrirnos las espaldas. Es nuestro código.
- Sube -digo
Jasmine se sube a la moto de un salto, y mientras me abraza con fuerza el torso, acaba colocándome deliberadamente las manos sobre los muslos. Sin embargo, no surte el efecto que espera. ¿Qué piensa, qué he olvidado todo lo que pasó? De ningún modo. Mi pasado define lo que soy en mi presente. Intento concentrarme en mi último año en Fairfield, en el aquí y ahora. Aunque es muy difícil hacerlo porque, por desgracia, lo más probable cuando termine el instituto, es que el futuro que me espera sea tan jodido como el presente...

Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con
avatar

Cantidad de envíos : 1308
Edad : 23
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 12th 2013, 18:20

siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
Jonas Girl
Forista!
avatar

Cantidad de envíos : 148
Edad : 22
Localización : En San Antonio viviendo con mi esposo Austin Mahone, lejos de la realidad de que el ni siquiera me conoce!
Fecha de inscripción : 22/05/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 13th 2013, 12:57

3. ________

- El pelo se me encrespa siempre que monto en este coche, Demi. Cada vez que bajo la capota parece que me ha pasado un tornado por encima -le comento a mi mejor amiga mientras atravesamos Vine de camino al instituto Fairfield en mi nuevo descapotable plateado- Es que el aspecto es todo.

Mis padres me han enseñado ciertos lemas que ahora rigen mi vida. Esta es la razón por la que no t
uve ninguna objeción cuando mi padre me ofreció el BMW como excesivo regalo de cumpleaños hace un par de semanas.

- Vivimos a 30 km de la ciudad de los vientos -señala Demi, que se entretiene sosteniendo la mano en el aire mientras yo conduzco- Chicago no es una ciudad conocida por su apacible clima. Además, ___, pareces una diosa griega con un peinado castaño salvaje. Sólo estás nerviosa porque estás a punto de ver a Joseph.

Desvío la mirada hacia la foto en forma de corazón que hay sobre el salpicadero, en la que salimos Joe y yo.

- La gente puede cambiar en un verano.
- Pero la distancia refuerza el cariño en una relación -responde Demi- Tú eres la capitana de las animadoras y él es el capitán del equipo de fútbol del instituto. Si vosotros 2 no estáis destinados a estar juntos, es que el mundo se encamina a su fin.

Durante el verano Joe me llamó unas cuantas veces desde la cabaña de su familia, donde fue a pasar unos días con sus colegas, pero ahora no sé en qué punto está nuestra relación. Anoche regresó a Chicago.

- Me encantan esos vaqueros -dice Demi, observado mis pantalones descoloridos con corte brasileño-. Te los pediré prestados cuando menos te los esperes.
- A mi madre no le gustan nada -digo antes de detenerme en un semáforo e intentar domar mis rizos alisándome el pelo con la mano-. Dice que parece que los haya comprado en una tienda de segunda mano.
- ¿Le has dicho que el vintage está de moda?
- Sí, claro, como si escuchara lo que digo. Apenas me prestaba atención cuando le pregunté sobre la nueva cuidadora.

Nadie sabe lo que es vivir en mi casa. Por suerte, puedo contar con Demi. Puede que no lo comprenda todo, pero al menos sabe lo suficiente para escucharme y guardar el secreto de mis asuntos familiares. Aparte de Joe, Demi es la única persona que conoce a mi hermana.

- ¿Qué le ocurrió a la anterior cuidadora? -pregunta Demi mientras abre el estuche de los CDs.
- Rosalie le arrancó un buen mechón de pelo
- Uy.

Entro en el aparcamiento del instituto pensando más en mi hermana que en la carretera. Las ruedas del coche chirrían cuando freno en seco al ver que casi impacto con un chico y una chica montados en una moto. Pensaba que había un espacio libre para aparcar.

- Cuidado niña -dice Jasmine, la chica que veo en la parte de atrás de la moto, y que ahora me enseña el dedo del medio.

Es obvio que no presto mucha atención en clase de educación vial cuando hablaron de la violencia en la carretera.

- Lo siento -grito para que puedan oírme por encima del rugido de la moto-. Pensaba que no había nadie aparcando.

Entonces me doy cuenta a quién pertenece la moto. El conductor se da la vuelta, con una mirada enfadada en sus ojos miel y una bandana roja y negra. Me hundo en el asiento del conductor tanto como puedo.

- Mierda, es Nick Jonas-digo, haciendo una mueca.
- Joder, ___ -añade Demi en voz baja-. Me gustaría vivir para ver nuestra graduación, así que sal aquí antes de que decida matarnos a las 2.

Nick me fulmina con la mirada diabólica mientras baja el caballete de su moto. ¿Acaso va a plantarme cara?

Busco la marcha atrás, moviendo desesperadamente la palanca de cambios de un lado a otro. Desde luego, no me sorprende que mi padre me haya comprado un coche con marchas sin tomarse la molestia de enseñarme cómo manejarlas.

Nick da un paso hacia el coche. Mi instinto me dice que salga de allí y eche a correr, como si estuviera atrapada en las vías del tren y viera la locomotora aproximándose directamente hacia mí. Miro a Demi, quien está demasiado ocupada buscando en el bolso. ¿Está de coña o qué?

- No consigo poner la maltita marcha atrás. Necesito ayuda. ¿Qué estás buscando? -le pregunto
- Pues… nada. Sólo intento no mirarles a los ojos a los MuXBlood. Date prisa, ¿quieres? -dice Demi entre dientes-. Además, yo sólo sé conducir coches automáticos.

Tras conseguir poner la marcha atrás con un fuerte estruendo, las ruedas de mi coche chirrían mientras hago maniobras correspondientes y busco otra plaza de aparcamiento. Después de dejar el coche en la zona oeste. Lejos de un pandillero cuya reputación atemorizaría al más duro de los jugadores de fútbol del instituto, Demi y yo subimos los escalones que llevan al instituto Fairfield. Por desgracia, Nick y el resto de sus compinches nos esperan en la entrada principal.

- No te detengas -masculla Demi- Haz lo que quieras, pero no los mires a los ojos.

Cuando Nick se coloca frente a mí, bloqueándome el paso, se que va a resultar muy difícil seguir el consejo de Demi.
¿Cual era la frase que debía entonarse justo antes de morir?
- Eres una pésima conductora -dice Nick adoptando una pose de macho ibérico.

El chico tiene el cuerpo musculoso y el rostro impecable, casi podría pasar por un modelo de DKNY, pero la expresión de su rostro es más bien de las que aparecen en las fotografías de los más buscados en las comisarías.

Los chicos de la zona norte no se relacionan con los chicos de la zona sur. No es que nos creamos mejores que ellos, pero somos diferentes. Hemos crecido en la misma ciudad, pero en zonas completamente diferentes. Nosotros vivimos en grandes casas al lado del lago Michigan, y ellos viven cerca de las vías del tren. Nosotros nos vestimos, hablamos y actuamos de otro modo. Nuestro aspecto es distinto. No quiero decir ni que sea algo bueno ni malo, pero así funcionan las cosas en Fairfield. He de admitir que la mayoría de las chicas de la zona sur me tratan como lo hace Jasmine … me detestan por lo que soy... 
Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con
avatar

Cantidad de envíos : 1308
Edad : 23
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Agosto 13th 2013, 23:23

siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
Lau_ilovejonas
Me Gustan Los Jonas!
avatar

Cantidad de envíos : 192
Fecha de inscripción : 15/09/2012

MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   Abril 1st 2014, 17:44

Holaaaa
Podrías seguirla?
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)   

Volver arriba Ir abajo
 
Quιмιca Peяfecтa (Nick & Tu) (Adaptada)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» "тє αвσяяєz¢σ...иσ qυιєяσ sєя υиα fαи мαs!!" [Joe&тυ]
» ♥Pяσтégємє♥ (Nick y Tu)
» мι נєfє ♥ иι¢к נσиαѕ у тυ ♥ * мєgα нσт * || (sin ignorar pleasee!!)
» ѕυper aмor! (Nick&tu) (Adaptada)
» ●ℓαs mujᴇʀᴇs dᴇ un мuɢerieɢo.- [Joe&tú] erótica{♥}

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: