Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 La Heredera(Nick&Tu)[HOT]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3 ... 11, 12, 13  Siguiente
AutorMensaje
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:29

Como única heredera de un millonario, ______ Gakis se convertiría algún día en una de las mujeres más ricas del mundo. Sin embargo, había algo que su dinero no podía comprar: la libertad. Cuando su padre le ordeno casarse con el magnate griego Nicholas Jonas, ______ decidió que huiría durante la noche de bodas.
Pero, para su propia sorpresa, ______ pronto se encontró cautivada por el encantador Nick. Y, a medida que se iba acercando el día de la boda, se fue dando cuenta de que iba a tener que tomar una difícil decisión. ¿Cómo podría abandonar a su flamante esposo?
Su dinero no podía comprar la libertad.










Besitos!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
K2Mrpresidentedanger
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1289
Localización : ConMi Sepsi! novio Kevo y mis cuñadithos Nicky y Joe ;) :baba:
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:34

siguela!!
primera lectora!!
Wink
Volver arriba Ir abajo
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:44

K2Mrpresidentedanger escribió:
siguela!!
primera lectora!!
Wink

Bienvenida♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
AnonimoJonasLove
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 736
Edad : 20
Localización : Colombia
Fecha de inscripción : 26/03/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:45

OMG

SIGUELA

POR DIOS

ME ENCANTOOOO
Volver arriba Ir abajo
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:48

AnonimoJonasLove escribió:
OMG

SIGUELA

POR DIOS

ME ENCANTOOOO

Bienvenidaaa♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:49

Gracias por comentar chicas ya les subo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 17:52

CAPITULO 1

—Antes o después tendrás que casarte con “alguien” —señalo Sander Christuolakis—. ¿Por qué no ______ Gakis?
Nick no contesto. En otro momento de su vida se habría reído a carcajadas si su padre le hubiera sugerido un matrimonio de conveniencia. Pero llevaba casi 2 años sumido en un infierno de dolor, del que solo escapaba enfrascándose en el trabajo. En un intento desesperado por llenar el vacío que lo asolaba, había tenido múltiples aventuras, pero esas relac______s sexuales tan solo le habían dejado un regusto amargo.
—Es un honor que Minos Gakis haya penso en nuestra familia para su hija —continuo Sander con persistencia, observando a su impredecible hijo—. Tiene muy buena opinión de tu visión para los negocios y le preocupa su salud. “Necesita“ un yerno en quien confiar.
Nick, escucho con escepticismo el astuto discurso de su padre, que parecía sugerir que un matrimonio concertado por la familia, en vez de por los interesados, fuera habitual en Grecia, aunque ya no lo era en absoluto. Además, le asombraba que el interés demostrado por uno de los hombres más ricos del mundo hubiera cegado a su padre, haciéndole olvidar otras cosas mucho menos agradables.
—Minos Gakis es un malvado y un matón. Tu lo sabes y yo también.
—Aún así su hija ______ es una joven decente y bien educada —siguió Sander con determinación, convencido de que solo un matrimonio como ese podría apartar a su hijo de la vida de fiestas y escándalos continuos que estaba destrozando el corazón de su madre—. No veo razón que impida que, con el tiempo, seas feliz con ella.
El rostro delgado y poderoso de Nick se contrajo con un rictus de amargura. Desde que Crystal, a quien había amado por encima de todo, se había ido para siempre, no se creía capaz de ser feliz con mujer alguna. Decidió no mencionar ese tema, porque su padre no era hipócrita y no se callaría.
Los padres de Nick, griegos y muy conservadores, habían odiado a Crystal y se habían negado a aceptarla como esposa de su único hijo. Su reputación de mujer alocada y su turbio pasado ofendían su sensibilidad. Cuando se comprometió con ella la reacción de su padre fue la ira y la de su madre el llanto y Nick corto todo vinculo con ellos. El enfrentamiento había empezado a suavizarse después de la muerte de Crystal, pero solo porque Nick estaba tan desesperado que era incapaz de hacer el esfuerzo de rechazar a su familia.
Sin embargo, desde entonces, cada negocio que hacía era una mina de oro. Ya era mucho mas rico que su padre porque, mientras Sander había heredado una fortuna y se había limitado a conservarla, Nick se había dedicado al capital del riesgo y al desarrollo de programas informáticos, olvidando la cautela. Era muy irónico que sus increíbles ganancias de los últimos meses hubieran hecho que Minos Gakis, el magnate multimillonario, lo considerara como un posible yerno.
—Ni siquiera he visto a la hija de Gakis –dijo Nick secamente.
—Claro que sí —contradijo Sander—. Según Minos, la viste cuando pasaste la noche en Lexos.
Nick frunció el entrecejo. Hacia un par de meses su yate había tenido problemas en una tormenta, cerca de la costa de Lexos y había llamado por radio para que le permitieran atracar; Gakis tenía forma de evitar de malas maneras la visita de intrusos en su isla. Aunque Nick había sido bien recibido y agasajado con todo tipo de lujos, había sido una noche espantosa.
Aunque tenía más de sesenta años, Minos tenía un pequeño harén de bellísimas jóvenes en su casa palaciega, y había invitado a Nick a elegir a una para completar la diversión de la noche. El sintió repulsión al ver lo dispuestas que estaban las aduladoras jovencitas a satisfacer los deseos del viejo. Pero Nick no había cometido el error de comentar los excesos sexuales de Minos con nadie. Minos Gakis era un enemigo implacable y despiadado y solo un estúpido se atrevería a provocar su ira. Nick Christoulakis no quería que nada amenazara su recién creado imperio empresarial...
No creía que ninguna de las jovencitas que había visto fuera ______ Gakis. Nick soltó una carcajada seca; Gakis distaba de ser un personaje agradable, pero no estaba loco. Por más que lo pensó, no recordaba haber visto a ninguna otra mujer esa noche, excepto el ama de llaves, que lo había llevado a su suite ardiendo de ira y frustración por como se había burlado Gakis cuando se negó a dormir con una de sus prostitutas.
—Deja que refresque tu memoria —dijo Sander Christoulakis incomodo, ya que había contado con que su hijo recordara a la joven sin tener que ver una foto.
Nick miro la foto con incredulidad y la reconoció de inmediato. Mascullo una maldición. Aunque estaba de perfil, recordó la inclinación sumisa de la cabeza, el pelo claro recogido en un moño severo y los rasgos frágiles y delicados del rostro.
—¡Creí que era el ama de llaves! —exclamo Nick indignado, pero sus pómulos se tiñeron levemente; aquella noche, a pesar de su ira, no había sido inmune al encanto natural de la joven.
La recordaba demasiado bien: rasgos finos y delicados, ojos verdes como esmeraldas, sorprendentes e inesperados en una mujer griega. Una belleza natural: la antítesis total de las chicas voluptuosas y artificiales que habían desfilado ante él por orden de si anfitrión. Nunca se había insinuado a una sirvienta, pero esa noche solo lo habían detenido el silencio y formalidad de ella y su innato sentido de la justicia.
—Tengo entendido que ______ apenas ha salido de la isla. Su padre opina que las mujeres deben quedarse en casa —comento Sander Christoulakis, con cierta fascinación; él tenía una esposa y dos hijas que no se lo pensaban dos veces antes de volar a cualquier lugar de Europa para visitar a sus amigas o ir de compras.
—Puede que en el futuro considere la posibilidad de un matrimonio de conveniencia —concedió Nick, pensando que ______ debería haberse presentado de inmediato—. Pero no tengo ningún interés de casarme con la excéntrica hija de Gakis. Al menos, me gustaría una esposa con personalidad.
—Un mínimo de personalidad da mucho de sí —arguyo Sander con vehemencia, insistiendo en lo que consideraba una gran oportunidad para su hijo—. Y antes de criticar las carencias de ______ Gakis, deberías preguntarte que tienes “tu” que ofrecerle a una mujer.
—¿En qué sentido? –inquirió Nick con voz seca.
—Si no tienes corazón que ofrecer, solo se casara contigo una cazafortunas —advirtió Sander con frustración—. Tu reputación de mujeriego es tal que la mayoría de nuestros amigos no quieren que sus hijas se relación contigo.
—No me interesan las vírgenes fervorosas ni las arribistas ambiciosas, así que hacen muy bien —masculló Nick con desprecio.
Sander Christoulakis contuvo un suspiro. Había hecho lo posible por convencer a su hijo, con la esperanza de que el reto de participar en la amplia red de Sociedades Gakis lo tentara. Había pensado que podría atraerlo al aspecto práctico de un acuerdo matrimonial que apenas le exigiría esfuerzo personal. Sabía que comentar lo beneficioso que sería casarse con la futura heredera de una fortuna, no habría servido de nada.
—A Minos le ofenderá que te niegues sin más —apunto Sander atribulado—. Quiere que te reúnas con él para discutir la propuesta. ¿Qué mal puede hacer eso?
—Lo pensare –dijo Nick, mirando a su padre con ojos oscuros y fríos, que sus competidores habían aprendido a respetar. No estaba dispuesto a demostrarlo, pero el recuerdo de esa noche en Lexos lo intrigaba.



______ se miro en el espejo cuidadosamente, los ojos verde jade llenos de tensión; que su padre la convocara formalmente era extraño y amedrentador.
Llevaba el pelo rubio claro recogido. El vestido azul oscuro apenas dejaba que se insinuaran las curvas de su esbelto cuerpo, y le llegaba por debajo de las rodillas. En una multitud, habría pasado desapercibida; esa era la imagen que su padre le exigía: modesta, discreta y asexuada. No le importaba lo más mínimo que sus ideas pertenecieran a otros tiempos y estuvieran fuera de lugar en una familia rica y educada; se enorgullecía de sus raíces campesinas y no veía razón para permitir al mundo exterior invadiera el reino feudal de su isla.
Minos Gakis era un hombre dominante y controlador con un carácter explosivo que podía convertirse en violencia en segundos y que consideraba a la mujer un ser inferior y una posesión. Ya de niña, ______ había aprendido el código de comportamiento que debía mantener ante su padre, y sabía controlar la lengua y mantener la cabeza gacha. En más de una ocasión lo había visto golpear a su madre, ya fallecida. Cuando creció, por mucho que Amanda Gakis intentara protegerla, ella también había sufrido los mismos malos tratos.
La puerta del dormitorio se abrió bruscamente. ______ dio un respingo y se volvió hacia el rostro delgado y agrio de Kalliope, la hermana de padre.
—¿Por qué estas siempre mirándote al espejo? —resopló Kalliope con desprecio—. Es una tontería siendo tan fea. Si hubieras nacido Gakis, serías una belleza.
______, acostumbrado a las pullas de la mujer, se resistió a la tentación de preguntarle que había fallado en su caso, pues sería difícil encontrar algo atractivo en sus rasgos afilados. En cuanto a lo de “no” haber nacido Gakis, ______ sabia perfectamente que era adoptada, y evitaba los enfrentamientos con Kalliope, para que no se quejara a su hermano de que había sido grosera.
Se tía cumplía con fervor religioso las normas de su Minos y la satisfacía denunciar ante él a cualquier incauto que no lo hiciera. Kalliope no había tenido problemas para dominar a la gentil inglesa que su hermano había tomado como esposa, pero su hija adoptiva era un hueso mas duro de roer. ______ no contestaba mal y demostraba un respeto superficial, pero desde que, cuatro años antes, la habían traído gritando y pataleando de vuelta del aeropuerto de Atenas, había en su mirada una determinación estoica, y Kalliope se sentía frustrada como un mosquito que aguijoneara a una víctima insensible.
—Tu padre tiene noticias interesantes para ti —informo Kalliope secamente.
—Me encantara escucharlas —dijo ______ cruzando la antesala al dormitorio lentamente, con aprensión.
—Has sido una hija muy desagradecida —réprobo duramente Kalliope—. ¡No te mereces lo que vas a tener!
¿Qué podía ser? El obvio resentimiento de su tía exacerbo la curiosidad de ______, pero el nudo de ansiedad que sentía en el estomago se acrecentó. Era incapaz de estar ante su padre sin sentir miedo, y el no era un hombre que hiciera regalos. De hecho, ______ se preguntaba a menudo si su padre sentía placer al negarle todo lo que deseaba. Nunca la había querido y, cuando su madre adoptiva murió, disfruto contándole por que la habían adoptado.
Amanda Gakis había tenido un niño, Cosmas, al año de casarse, pero en los siete años siguientes no volvió a concebir. Minos Gakis, desesperado por no tener un segundo hijo, oyó decir que algunas mujeres se quedaban embarazadas después de adoptar uno. Se pensaba que, al satisfacer su deseo de tener otro hijo, la mujer se relajaba y era mas fácil que volviera a concebir. Por desgracia, la llegada de ______ no había cumplido esas expectativas. Como Minos solo la consideraba un medio para un fin, nunca había contado con su afecto paterno.
Su tía la dejo en el vestíbulo, ante el despacho de su padre. Ambas sabían que la haría esperar. Rígida de tensión, ______ miro por la ventana, sin inmutarse ante la maravillosa vista de la bahía. La dorada luz del sol y el intenso azul del cielo se reflejaban sobre el mar Egeo. Lexos era una isla preciosa, y la enorme casa contaba con todas las comodidades que se podían comprar con dinero. Sin embargo, nada podía compensarle a ______ el saberse tan prisionera en casa de su padre como un criminal en una celda de castigo.
La libertad que ansiaba seguía estando fuera de su alcance. Llevaba 4 interminables años sin salir de la isla, pues Minos ya no confiaba en ella. Había planificado mal la escapada, había malgastado su oportunidad y había puesto a su padre sobre aviso.
En aquella época seguía un tratamiento de ortodoncia en Atenas, y había sido fácil salir de la clínica dental sin que la vieran los guardaespaldas, meterse en un taxi e ir al aeropuerto. Pero no había consultado los horarios de antemano, y no tuvo la sensatez suficiente de comprar un billete para el primer vuelo internacional que saliera. Quería ir a Londres y se había sentado a esperar como una tonta, hasta que sus guardaespaldas la sacaron arrastras del aeropuerto. Se estremecido al recordar el recibimiento de su enojado e incrédulo padre, que nunca había soñado que se atreviera a intentar escapar de su tiranía.
Su madre nunca lo había hecho. Pero eso era porque el espíritu de Amanda Gakis había sucumbido a los ataques verbales y físicos de su marido.
—¿Dónde iría? —le había preguntado su madre con asombro cuando ______, entonces una adolescente, le sugirió que escapara de ese matrimonio abusivo—. ¿Cómo viviría? Fuera donde fuera, tu padre me encontraría. No me dejaría marchar... ¡me quiere demasiado!
______, con un cinismo que no correspondía a sus años, había pensado que el amor había convertido en víctima a la bella madre que ella adoraba. El amor era una de las excusas favoritas de Amanda para justificar la violencia que había aceptado como parte de su vida, otra era la adicción al trabajo de su marido, que lo volvía agresivo, y otra, su propia e inexcusable estupidez. Se culpaba a sí misma. Incluso mientras moría lentamente de una enfermedad terminal, se había culpado por causar dolor e inconvenientes a su marido y a su hijo.
Los ojos se le llenaron de lágrimas al comprender cuanto echaba de menos a esa mujer cuyo amor la había protegido de los peores momentos de su padre.
—Señorita Gakis... entre —dijo el secretario personal de su padre, con una sonrisa aduladora.
Minos Gakis estaba de pie bajo su propio y favorecedor retrato. Era un hombre fuerte y de presencia imponente, pero aún no había recuperado el peso perdido mientras seguía un tratamiento contra el cáncer. Aunque el tratamiento había tenido éxito, tenía el rostro grisáceo y estaba más demacrado que meses antes. Por primera vez, ______ pensó que, para ser un hombre tan fuerte y vigoroso, estaba tardando mucho en recuperarse.
—¿Estás bien, papá? —se oyó decir instintivamente.
—Veo que echaremos mucho de menos a mi cariñosa y compasiva hija —replico Minos con ironía.
La palidez de ______ se tiño de rubor pero, un segundo después, se pregunto por qué iban a echarla de menos. La esperanza la asalto con tanta fuerza que le temblaron las rodillas. ¿La habría perdonado por intentar escaparse? ¿Iba a permitirle llevar una vida más normal?
—Después de todos estos años, por fin vas a serme útil —informo el hombre con satisfacción.
______ comprendió la estupidez de su esperanza. Su padre nunca había hecho nada para complacerla. Se había derrumbado ante la tumba de su madre, pero ese reflejo de humanidad quedaba eclipsado por los recuerdos del daño físico y mental que había infligido a una mujer incapaz de hacer daño a nadie.
—Te he encontrado un marido —anuncio Minos.
La sorpresa casi hizo que ______ se tambaleara, y aunque se esforzó por no mostrar ninguna reacción, no pudo evitar un leve gemido estrangulado. ¿Por qué le había buscado un marido? Tenía que ser algo beneficioso para él. Se mordió la lengua, una sola pregunta o exclamación lo harían reaccionar como si hubiera sido una impertinente.
—Habla cuando te hablen —era una lección que ______ había aprendido bien en su infancia —. Una hija respetuosa no cuestiona las decisiones de su padre.
El silencio, como una losa, hizo que se pusiera aún más rígida, mientras espera a que el hablara de nuevo. La idea de un marido la dejaba anonadada, nunca se lo había planteado; sobre todo porque era consciente de su padre disfrutaba teniendo a su familia a su disposición, dependiendo de él en cuerpo y alma.
—Si Cosmas no hubiera muerto —dijo el anciano refiriéndose a su hijo, que se había estrellado con su avioneta el año anterior—, ni se me hubiera pasado por la cabeza un matrimonio así para ti. Pero eres lo único que tengo y algún día heredaras Sociedades Gakis.
—Yo... ¿voy a ser su heredera? —susurro, aún mas asombrada por esta segunda noticia.
—¿Quién más hay? —soltó una risa sardónica—. Legalmente, eres mi hija, aunque no tengas una sola gota de sangre mía.
Ella estaba orgullosa de no ser una Gakis, sabiendo que no llevaba la lacra de sus genes, y se quedo paralizada, perdida en pensamientos frenéticos. No quería heredar Sociedades Gakis. Su gigantesco imperio de negocios era el monstruo que le había dado su poder incuestionable. La riqueza lo había hecho intocable. Sin dudarlo, destruiría a todos lo que se le oponían y su esfera de influencia era casi infinita. Una y otra vez, la avaricia de los demás lo protegía, pues sobornaba a cualquiera que pudiera sacar a la luz sus corruptos negocios... o incluso lo que ocurría en su propia casa.
El labio superior de ______ se perlo de sudor. Su padre acababa de decirle que le había encontrado un esposo, desearía estar pensando en eso y no en otras cosas. Se sentía mareada, y escuchaba los latidos de su propio corazón como un martilleo en la cabeza.
De repente, comprendió por que no pensaba en que la iban a casar como si fuera una novia medieval, sin derecho a opinar. No servía para nada darle vueltas a algo que no podía cambiar. Si lo desafiaba la haría daño, no tenía ningún escrúpulo y comenzaría a intimidarla en cuanto dijera una sola palabra de objeción. La había convertido en una cobarde, un despojo sin agallas para iniciar una lucha que sabía que no poda ganar.
—Estoy impresionado —comento Minos Gakis con un tono tranquilo que a ella le provoco un escalofrío—. Ahora sabes el lugar que te corresponde en la vida. Eso es bueno, porque no voy a aceptar ninguna tontería en este caso. Como padre tuyo, sé lo que te conviene.
—Sí, papá —musito ella débilmente.
—¿Ni siquiera deseas saber quién será tu marido? —se burlo él, encantado con su sumisión.
—Si tú quieres decírmelo —murmuro ella.
—Nick Christoulakis.
—¿Nick... Christoulakis? —temblorosa, alzo los ojos y se encontró con la mirada divertida de su padre.
Su rostro triangular perdió todo vestigio de color al recordar, con demasiada claridad, la noche que había conocido a Nick Christoulakis. Dejo que sus pestañas largas y oscuras cayeran sobre sus ojos para ocultar su mirada. Nick Christoulakis, el mujeriego nº 1, que parecía adepto a ocupar los titulares de las páginas de negocios y las de sociedad. El tipo al que no le gustaban las sabanas de satén y que había insistido en que se las cambiaran, aunque era ya de madrugada. El hombre cuya prometida se había ahogado nadando borracha a la luz de la luna. El que la había tratado como a una criada, sin darse cuenta de que era un ser humano. Ese hombre tan increíblemente guapo que no había podido evitar mirarlo a pesar suyo...
—No me extraña que te asombres de tu buena fortuna —murmuro Minos Gakis con voz desagradable—. Pero supongo que no necesito añadir que no debes esperar fidelidad. Esto es un acuerdo de negocios. Ocupara el lugar que ocupaba tu hermano y, como marido tuyo, pasara a ser parte de la familia.
Para ______, cada una de sus palabras fue como un jarro de agua helada que se filtrara en sus venas. Estaba brutalmente claro. Era solo el medio para conseguir situar a Nick Christoulakis en un puesto de confianza como yerno.
—Es brillante, decidido, fuerte. Me costó mucho conseguir que aceptara esta alianza. Pero lo necesito. Cuando llegue mañana, harás cuanto sea necesario para mantenerlo contento. ¿Está claro? —presiono su padre.
—Sí, papá —asintió ella, con los labios blancos.
—Incluso cuando te conviertas en su mujer, tu lealtad estará ante todo conmigo. No le dirás que eres adoptada. Los Christoulakis están muy orgullosos de su árbol genealógico. No les avergonzaras ni ofenderás diciéndoles que eres ilegitima, ni que tienes a una hermana melliza que no es más que una vulgar prostituta. Ni intentaras ponerte en contacto con ella. ¿Lo has entendido?
El frágil cuerpo de ______ se estremeció un segundo. Sintió una oleada de ira y de amarga repulsión, pero la dominaba la desesperación. Comprendía que el futuro que su padre había diseñado para ella sería tan vacío y limitado como el presente. Quería casarla con un desconocido para que lo espiara. Le obligaba a seguir viviendo una mentira y no quería que se supiera que era adoptada. Además, insultaba a la hermana melliza que ella nunca había conocido. El odio le abraso los pulmones y miro hacia otro lado.
—Contéstame, ______ —gruño él.
—Sí, papá. Lo entiendo —replico como un robot.
En cuanto acabó la entrevista, fue directamente al gimnasio. Se cambio de ropa e inicio una rigurosa sesión de entrenamiento para eliminar las tensiones de su cuerpo. Se excedió y acabo derrumbándose en un colchoneta, empapada y temblorosa. Fue en ese momento cuando comprendió por qué la noticia de su boda debería llenarla de alegría y alivio.
¡El minuto en que abandonara la isla con su esposo, sería el que iniciara la cuenta hacia atrás y su risa resonó en el gimnasio. Nick Christoulakis sería su pasaporte hacia la libertad, no su futuro guardián, no un nuevo señor y dueño de su vida.
Tras haber convivido con un macho dominante y agresivo, no pensaba aceptar a un segundo. Era esencial que Nick se casara con ella para sacarla de Lexos. Ni siquiera su padre sospecharía que era capaz de abandonar a su marido después de la boda. Sobre todo cuando se trataba de un hombre tan solicitado y atractivo, cuya foto se decía era la más popular en las taquillas y dormitorios de los colegios femeninos del mundo.
______ esbozo una sonrisa y se tiro de espaldas en la colchoneta para hacer planes. Cuando llegara a Inglaterra buscaría a su hermana, Misty. Habían pasado más de 4 años desde que recibió una carta de ella, pero aún recordaba cada palabra y la dirección. La casa de acogida de su hermana se llamaba Fossetts, y estaba segura de que desde allí podría localizarla, aunque hubiera cambiado de residencia. En cambio, su hermana no sabía nada de ella, ni siquiera como se llamaba. Su verdadero nombre de pila era Shannon, pero Amanda Gakis se lo había cambiado. En cualquier caso, cuando por fin se encontrara con su hermana melliza, tendría que convencerla, con tacto y amabilidad, de que no tenía por que ser la victima de hombres ricos y abusivos.



Mientras el helicóptero aterrizaba en Lexos, Nick pensaba en la desconcertante reunión que había mantenido con Minos Gakis 48 horas antes, y en el compromiso que había asumido de casarse con ______.
Después de ofrecerle una asociación de negocios extremadamente ventajosa, que había pillado a Nick por sorpresa, Gakis había puesto todas las cartas sobre la mesa. Al contarle la verdad sobre su estado de salud, el magnate se había puesto, en gran medida, en sus manos. La noticia de que al multimillonario podían quedarle solo unos meses de vida, podría desencadenar una caída en picado del valor de las acciones de Sociedades Gakis, haciéndola vulnerable a una oferta pública de compra.
El impero Gakis solo tenía a Minos Gakis al timón. Sus directores ejecutivos no habían sido elegidos por su capacidad de pensar por sí mismos, sino por su eficiencia al seguir órdenes sin hacer preguntas. Minos necesitaba un brazo derecho, un yerno atado a la empresa por vínculos familiares, que se hiciera cargo mientras el recibía otro tratamiento en el hospital. Si no se recuperaba, ¿qué le ocurriría a una hija educada como una novicia de convento, en una isla, que no tenía la mas mínima idea de cómo era el mundo real? Una jovencita que heredaría billones y se convertiría en la meta de todos los cazadores de fortuna del mundo.
Sin duda, Gakis no solo estaba enfermo físicamente, era un padre demasiado celoso de los afectos de su nenita, ¿por qué si no la había educado en un aislamiento tan poco natural? Tenía casi 23 años y nunca había tenido novio. Se pregunto si Minos Gakis estaba loco; ¿acaso no sabia que su hija se enamoraría locamente del primer hombre que le prestara atención?
Nick razono que el mismo podría ser ese hombre y, aunque las mujeres que lo perseguían y lo miraban con adoración no lo atraían en absoluto, sus labios se curvaron en una sonrisa. ______ sería su esposa, y no daba la impresión de ser muy exigente. Si ella lo quería, quizá su matrimonio de conveniencia tuviera más posibilidades. Pero, ¿qué clase de mujer permitía que la vendieran como si no fuera más que una mercancía?



La “mercancía” en cuestión, estaba igual de pensativa. ______ estaba decidiendo como tratar a Nick y hacer que se sintiera seguro. No quería que diera marcha atrás y estropeara sus planes; tampoco olvidaba que su padre había dicho que le había costado mucho convencerlo. Hubiera deseado poder demostrarle que tenía mucho mejor aspecto que el que le permitían las circunstancias. Pero era imposible, su padre se enfadaría si aparecía maquillada y con un modelito de los que se ponía para animarse en la intimidad de su dormitorio.
Por desgracia, lo único en lo que pensaría Nick Christoulakis al mirarla sería… sexo. Arrugo la nariz. Se preguntaría como seria ella en la cama. Era griego, y un obseso sexual. Y había quedado como un imbécil dos años antes, enamorándose de una avariciosa mujerzuela cuyo único don era su capacidad de mostrar los pechos y el trasero en público, con una regularidad monótona. ______ se hizo a la idea de que se enfrentaba a un macho básico, cargado de testosterona, que dejaba su supuestamente brillante cerebro a la puerta del dormitorio. Ella, en cambio, tenía un aspecto sencillo y asexuado, y el podría asustarse. Tenía que atraerlo... de algún modo, convencerle de que, aunque no pareciera atractiva inicialmente, la noche de bodas seria espectacular.
______ no tenía intención de asistir a esa noche de bodas, pero él no lo sospecharía. Le daría su merecido. ¿Qué clase de hombre accedía a casarse como parte de un frio e interesado trato de negocios? ¡Solo podía ser un cerdo sexista, dominante y ansioso de poder!
Cuando Nick Christoulakis bajo del helicóptero, ______, rígida como una estatua y diminuta al lado de su padre, se recordó que ese era el cerdo egoísta y caprichoso que le había obligado a cambiarle las sabanas a las dos de la mañana.
Pero no recordaba el impacto que provocaba Nick en persona, y cuanto mas se acercaba, más le costaba respirar, era increíblemente atractivo. La dorada luz del sol resplandecía en su pelo corto y negro, acentuando la definida estructura ósea de su rostro, los impresionantes ojos oscuros, su mandíbula agresiva y su carismática boca. Llevaba un traje gris perla que acentuaba sus anchos hombros, caderas estrechas y piernas largas y poderosas. Camino hacia ellos sin titubear, como si no le impresionara una situación que habría incomodado a noventa y nueve hombres de cada cien.
El corazón de ______ latía acelerado y habría temblado, de no ser por tantos años de autodisciplina. La enojaba su vibrante seguridad en sí mismo, pero la impresionaba su demostración de poder, tranquilidad y dureza. Si daba un paso en falso o decía una palabra de más, su padre lo arruinaría. ¿No sabia que entraba en la boca del lobo? ¿No entendía que si se unía a la familia Gakis estaría vendiendo su alma al diablo?
—______... —Nick miro los ojos verdes como el jade, los ojos femeninos más impenetrables que había visto en su vida, limpios de expresión alguna, y se quedo sin palabras. Tenía el rostro pálido de una Madonna, con una simetría pura y perfecta... intocable. A distancia parecía una muñeca, pero de cerca era más bien una estatua de hielo: frígida de cabeza a pies. La noche de bodas iba a ser un autentico reto.
—Nick... —______ musito su nombre, aunque apenas tenía oxigeno para hacerlo.
Nick observó el rubor que teñía sus mejillas, el aleteo tembloroso de sus pestañas oscuras y la leve relajación de sus labios, que adquirieron suavidad y sensualidad al hablar. Percibió el latido acelerado de una vena junto a su clavícula y comprendió que no era cuestión de frialdad o de indiferencia, ______ estaba muy nerviosa y luchaba por ocultarlo. Sintió una punzada de satisfacción y una sonrisa lenta y peligrosa curvo su atractiva boca.


Espero les guste ^^
y comenten muxo
miren que es largo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
Marizol
Nuev@


Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 16th 2011, 20:42

síguela esta muy muy buena!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
RosarisLovesJoe
Forista!


Cantidad de envíos : 126
Edad : 20
Localización : con mi joe :D
Fecha de inscripción : 05/02/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 19th 2011, 13:46

me ENCANTA!!! Love! PLIS SIGUELAA ESTA REKETEBUENAA Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.youtube.com/user/efronmania19952809
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 19th 2011, 14:10

Bienvenids a las nuevas Lectora♥
mas tarde subo Very Happy
gracias por pasarse y comenzar
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 20th 2011, 11:53

CAPITULO 2 - Primera Parte

—Tráenos café... —espeto Minos Gakis a ______ cuando los tres entraron en la casa.
______, consciente de la velada sorpresa de Nick ante la brusca petición, se sonrojo. Le dolió mas de lo habitual ser tratada con desdén en presencia de Nick. Pero, ocultando su vergüenza, alzo la cabeza e irguió los hombros. Rezando porque su padre estuviera demasiado ocupado para verla, camino por el largo vestíbulo de mármol con pasos cortos y lentos, contoneando las caderas con un movimiento sutil y sensual.
Conocía esos pequeños trucos visuales que empleaban las mujeres con el sexo masculino. Había tenido muchas posibilidades de observar el comportamiento de las voluptuosas rubias que su padre llevaba a Lexos cuando tenía visitas. Por supuesto, en esas ocasiones se suponía que ella debía de actuar como si no supiera lo que ocurría y quedarse en su propia ala de la villa, pero con el paso de los años Minos Gakis se había vuelto menos discreto. ______ había visto a esas mujeres en la piscina y había observado como utilizaban sus encantos para seducir a los lujuriosos visitantes masculinos. Frunció los labios con un gesto de disgusto.
Mientras escuchaba a su anfitrión, Nick la observo y sus negras cejas se fruncieron levemente. La lentitud fluida de su paso atrajo su mirada a la femenina curva de su trasero, y después a sus esbeltas y torneadas piernas. Se movía con la gracia de una bailarina, pero había otra cualidad, bastante más turbadora, que le provoco una sorprendente tensión en la entrepierna.
Segundos después, ______ desapareció de la vista y se apoyo contra la fría pared, temblando por la tensión de esa farsa que le parecía denigrante. Tenía que interesar a Nick y convencerlo de que quería casarse con él, si sospechaba lo contrario podría cambiar de opinión y todas sus esperanzas de escapar de la isla quedarían en nada. Se estremeció al pensarlo. Pero intentar atraer a un hombre por primera vez en su vida, y hacerlo en presencia de su padre exigía un grado de valentía y sutilidad que no creía poseer.
Mientras recogía la bandeja con el café, ya preparado, ______ pensó que, aunque se había esforzado mucho por olvidar la desconcertante personalidad de Christoulakis, su llegada la había afectado más de lo previsto.
Aquella noche, un par de meses antes, la había aliviado que él la confundiera con una empleada, ya que era humillante que su padre la tratara como a una sirvienta en presencia de sus invitados. Nick había estado demasiado enfadado para darse cuenta. Sus ojos oscuros chispeaban con orgullo y tenía la mandíbula tensa como el hierro. Ella se imagino perfectamente como habría jugado su padre con él para ponerlo en ese estado.
Aún asi, se había quedado muda como una colegiala cuando vio a Nick Christoulakis. Aunque había visto su atractivo rostro en las revistas que leía, siempre le había parecido frio y reservado. No esperaba enfrentarse a un hombre tan vibrante y volátil que parecía rodeado por un aura de energía pura.
Y cuando él la llamo para que cambiara las sabanas de satén que su tía consideraba el ultimo hito de sofisticación, no habría tenido por qué hacerlo ella misma; había personal de servicio las 24 horas al día. Pero, inexplicablemente, había ido por otras sabanas. Cuando regreso el estaba ante el balcón, irradiando una tensión que la puso nerviosa.
Sintiéndose culpable como un ladrón, pero incapaz de resistir su fascinación, lo había observado de reojo y, por puros nervios, había tardado muchísimo en hacer la cama. Pero él había mostrado indiferencia a su presencia y a su falta de pericia. Sus ojos solo se habían encontrado una vez y a ella se le seco la boca al ver esos espectaculares ojos. Un segundo después, él le dio la espalda y salió al balcón hasta que ella se marcho.
Cuando entro al salón principal con la bandeja cargada, vio que su padre estaba sentado fuera en la galería, a la sombra de la parra y se le encogió el corazón. Nick, a quien no parecían impresionar las alturas, estaba apoyado en el muro bajo que estaba construido en el mismo borde del acantilado. ______ apretó con fuerza las asas de la bandeja, mientras intentaba no ver la vista panorámica y superar la sensación de mareo y terror que siempre sentía en la galería.
—Yo me ocupare de la bandeja —Nick se acerco al observar la palidez de su rostro.
______ se quedo helada al ver que había interrumpido su conversación para ayudarla. Sus ojos se encontraron con los dorados ojos oscuros, enmarcados por pestañas largas y negras, y le dio un vuelco el corazón. Él le quito la bandeja y la llevo a la mesa de piedra. Ella pego la espalda a la pared de la casa mientras se acercaba para servir el café.
—Tienes vértigo —murmuro Nick.
—Debe superarlo —comento secamente Minos Gakis.
—Es una tontería, irracional —se excuso ______, consciente de que su padre estaba irritado porque había interrumpido su dialogo—. No debo dejar que me domine.
Nick la estudio. Estaba esforzándose por controlar su miedo, pero estaba blanca como una sabana y la cafetera temblaba en su mano. En cambio, su padre, sonreía. Nick sintió el impulso de levantarlo del asiento y suspenderlo de cabeza sobre el acantilado para borrar esa sonrisa de su rostro.
______ se derrumbó en la silla más cercana e intentó recuperar el control. Estaba acostumbrada a que su padre la ignorara así que se centró en Nick mientras ellos dos hablaban de negocios. Supuso que debía haberle causado muy mala impresión al desvelar su miedo a las alturas. No era la mejor manera de impresionar a un hombre reputado por su afición a los deportes de riesgo.
Nick la miró con esos brillantes ojos dorado oscuro y una inesperada oleada de calor recorrió el cuerpo de ______. Apretó los dientes para controlar su respiración y aparto la vista. Sus mejillas se tiñeron de carmín mientras, avergonzada e irritada, intentaba controlar su reacción instintiva ante su poderosa masculinidad.
No tenía intención seguir los pasos de su infortunada madre, y permitir que su cuerpo mandara sobre su cerebro. Era un hombre impresionante, pero eso no servía para nada. Un canalla mujeriego como Nick Christoulakis no tenía cabida en el futuro que anhelaba. Ningún hombre iba a romperle el corazón ni a controlarla. Cuando fuera libre, si alguien rompía corazones seria ella. Concentrándose en esa ambición, ______ se acomodo en la silla, arqueo la espalda y movió las piernas para permitir que el bajo de la falda subiera unos centímetros más.
Nick, pendiente de cada uno de sus movimientos, se divertía con su intento por parecer una mujer sensual simplemente mostrando una rodilla; era consciente de que cada movimiento provocativo era forzado. Se pregunto si intentaba convencerlo de que no se casara con ella, o si seria al revés. Fuera lo que fuera, empezaba a comprender que esa dulce cara virginal era engañosa.
______ echo la cabeza rubia hacia atrás, bajo las pestañas y se paso la punta de la lengua por el labio inferior. Él clavo los ojos en esa carne rosa que humedecía una boca llena y sensual. Menos divertido, su delgado y fuerte cuerpo se contrajo con una oleada de deseo sexual que lo enfureció. ¿Por qué estaba jugando con él?
—Debo atender una llamada de negocios, Nick... —Minos Gakis se puso de pie con cansancio—. ______ se ocupara de ti. Comentaremos los detalles de la boda en la cena.
______ se quedo anonadada. Si iban a discutir los detalles de la boda, entonces ya estaba decidido. Si Nick había aceptado casarse con ella antes de llegar a Lexos, sus intentos de parecerle más atractiva habían sido una estúpida pérdida de tiempo y energía. Para Nick, su valor residía en su apellido, Gakis, y en su dote, no en su apariencia ni en su personalidad. Se ruborizo de vergüenza. Una vez más, acababan de herirla con el dardo de lo poco que significaba ella por sí misma, pero comprendió que no sería inteligente de repente la farsa con la que había intentado atraerlo.
—¿Vamos dentro? —sugirió Nick con firmeza.
______ se habría negado, pero lo cierto era que estar en la galería suponía un castigo para ella. Alzo la vista, noto lo alto que se le veía y, con un resentimiento casi infantil por su tamaño, asintió y se levanto.
Nick sintió una súbita y airada sospecha al dejarla pasar ante él y observar su innegable atractivo sensual mientras caminaba hacia el salón. ______ Gakis podía ser una ninfómana alocada y su padre un hombre desesperado por casarla antes de que involucrara a la familia en un escándalo. Si ese fuera el caso, el dinero de Gakis impediría que se extendieran los rumores, pero una vergüenza como esa no podía ocultarse para siempre. Las constantes referencias a la timidez de ______, su rígida educación y aislamiento y su descuidada imagen podían ser un truco para convencerlo de que era lo que su padre decía. Pero, ¿cómo saberlo? ¿Cómo podía saber que no estaban engañándolo para que se casara con una mujer que podía convertir el apellido Christoulakis en el hazmerreir del mundo entero?
—Tu padre se ha precipitado un poco al hablar sobre los detalles de la boda —informo Nick, con voz suave como el terciopelo—. Le dije que tú y yo tendríamos que hablar antes de concretar nada.
—Debería haberlo imaginado —______ se tenso, comprendiendo que aun tenía que ganárselo—. Papá... papá puede ser impaciente. Asume demasiadas cosas.
—¿Quién no lo hace? —Nick poso una mano en su espalda para conducirla hacia el amplio salón y ella fue tan consciente de su mano, que se imagino que los dedos atravesaban la tela de su vestido y le quemaban la piel—. Pero me intrigas. No sé qué pensar de ti.
______ sintió algo muy parecido al pánico. Si lo intrigaba, eso quería decir que creía que le ocultaba algo. ¿Acaso sospechaba que sus esfuerzos por atraerlo no eran más que una farsa? Nunca debería haber supuesto que podía convencer a un hombre que había dormido con decenas de mujeres de que le esperaba una noche de bodas inolvidable.
—No me conoces —comento ______ con nerviosismo, pasándose una mano por el vestido para estirarlo, mientras pensaba en como tranquilizarlo—. Pero puedo ser “cualquier” cosa que quieras que sea.
El silencio que siguió tenso los nervios de ______ aún más. Nick frunció el ceño, asombrado por esa sorprendente declaración, y la miro fijamente.
—Simplemente aún no sé lo que quieres de mi—afirmo ______, sacando fuerzas del miedo que la paralizaba. Si ya lo había estropeado todo con su pequeña actuación, no tenía nada que perder. Su padre perdería la cabeza con ella y además seguiría enterrada viva en Lexos años y años.
—¿Lo que quiero de ti? —pregunto Nick fascinado, tras notar la chispa de pánico que había iluminado sus enormes ojos verdes durante un segundo.
—Necesito saber lo que quieres —volvió a decir ______—. Quizá no quieras que interfiera en tu vida si nos casamos. Eso no importa. No lo haré. No te preocupes por eso. Soy una persona práctica y muy callada. Ni siquiera sabrás que estoy allí. Cuando sepa lo que te gusta, todo será como tú quieras.
Nick sintió un fogonazo de compasión y de ira. Era hacia su padre por darle a ______ la impresión de que tendría que hacer ese tipo de concesiones y compasión porque ella se sintiera obligada a humillarse ante él.
—Solo tengo una pregunta que hacerte. ¿Quieres casarte conmigo?


Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
RosarisLovesJoe
Forista!


Cantidad de envíos : 126
Edad : 20
Localización : con mi joe :D
Fecha de inscripción : 05/02/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 20th 2011, 13:57

aii no la dejes alli!!!! esta reketebuenaa! apenas el cap 2 y ya estoy super addictaa! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.youtube.com/user/efronmania19952809
AnonimoJonasLove
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 736
Edad : 20
Localización : Colombia
Fecha de inscripción : 26/03/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 20th 2011, 15:51

DIOS

TIENES

QUE SEGUIR

PRONTO
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 20th 2011, 21:43

OMG!
LA AMÉ! definitivamente la amé
las novelas griegas son mi punto débil
soy nueva lectora
siguela pronto!
muy pronto!
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 09:41

siiiguela por favor!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 10:54

JonaticaNerdMCR' escribió:
OMG!
LA AMÉ! definitivamente la amé
las novelas griegas son mi punto débil
soy nueva lectora
siguela pronto!
muy pronto!
[right]

Bienvenida♥
Me alegra mucho Que te Guste tanto Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 10:54

CAPITULO 2 - Segunda Parte

______, temblorosa, bajo los ojos y apretó los labios. Era una pregunta obvia, que debía haber previsto, pero era más difícil de contestar de lo que nunca hubiera imaginado, pues no solía mentir. Cuando volvió a alzar las pestañas y se encontró con la intensidad interrogante de esos ojos dorado oscuro, se quedo sin aliento y sus pechos se tensaron bajo el vestido. Noto, avergonzada, que sus pezones se erguían y una ráfaga de calor acariciaba su pelvis. Pero no podía dejar de mirarlo.
—______... Soy consciente de que tu padre tiene una personalidad dominante. Si te sientes presionada...
—¡Oh, no! —interrumpió ______ rápidamente, al ver el rumbo que tomaba el dialogo—. ¿Cómo has podido pensar eso?
—No sé qué pensar —confeso Nick con la franqueza que solo utilizaba con su propia familia—. Me estas desconcertando.
—Deseo casarme contigo más que nada en el mundo —murmuro ______ entre dientes, hechizada por la luz de esos ojos, sin saber de donde salían sus palabras. Los pómulos de Nick se oscurecieron de sorpresa, no esperaba una declaración tan emotiva.
—¿Por qué? —pregunto, como si lo que acababa de decir no fuera suficiente, aunque sin duda lo era.
—Tenía una foto tuya en mi armario, en el internado —su clara piel se tiño de rosa al decirlo—. Todas teníamos fotos. Yo tenía la tuya.
Inicialmente desconcertado al saber que había sido el amor platónico de una colegiala, de repente, Nick sonrió, y fue una sonrisa tan amplia y carismática que a ______ le temblaron las rodillas.
“Te atrape”, pensó ______ con satisfacción, a pesar de esa sonrisa. Se lo había creído, y no tenía por qué no hacerlo. Estaba acostumbrado a la adulación constante de mujeres que lo perseguían. De hecho, había sido una compañera de ______ la que se moría por él a los quince años. ______ había pensado que el amor platónico era infantil y una pérdida de energía, y en el armario tenía puestas las fotos de su perro.
—Supongo que por algún sitio hay que empezar —concedió Nick con una risa grave y divertida.
Se recrimino mentalmente por haber sospechado de sus motivos y de su moral en la galería. Su honradez era refrescante pero ingenua. Pero esa ingenuidad era comprensible habiendo llevado una vida tan protegida. Supuso que era posible que en el futuro, cuando recordara esa escena, ______ lo odiara por haber escuchado esa torpe declaración, ya que él no tenía nada que ofrecer a cambio. En el plano material, nada en absoluto y eso no le gustaba. De hecho, ya había decidido como enfrentarse a ese posible problema.
—Creo que nuestro matrimonio irá mejor si pones tu futura herencia a nombre de los hijos que podamos tener, y vivimos de mis ingresos —expuso Nick.
______ se alegro de no tener planes de convertirse en una mujer mantenida. Como un macho típico, quería que su esposa dependiera de él. Le asombraba que se atreviera a sugerir un acuerdo similar solo para conservar su preciado orgullo varonil. En la misma situación ningún hombre aceptaría ese acuerdo. Parecía que el no imaginaba que ______ pudiera ser rica, pero lo era, puesto que había heredado una fortuna considerable de manos de su madre y de su hermano. Ni siquiera se planteaba la posibilidad de tener hijos con él.
—______... entiendo que será una decisión muy difícil para ti, pero me gustaría que la consideraras seriamente —continuo Nick.
—Lo pensare —replico ______ con ojos entrecerrados. ¿Vivir en una casita al estilo de los Christoulakis? Si hubiera nacido Gakis y se planteara en serio ser su esposa, las negociaciones habrían terminado en ese momento. Pero en realidad no le importaba el dinero, la riqueza sólo había creado sufrimiento en su familia.
—Tu padre lo desaprobará, pero no pienso permitir que interfiera en nuestro matrimonio —él apretó la mandíbula y la miro con ojos desafiantes—. Eso también tendrás que aceptarlo.
—Sí, por supuesto —______ estuvo a punto de soltar un suspiro de alivio al pensar en su futura escapada. Las palabras de Nick habrían provocado una batalla campal. Minos Gakis no era un padre cariñoso pero, por orgullo, no permitiría que su hija viviera en algo menos que un palacio. Se recordó que eso no llegaría a ocurrir; su relación con Nick no pasaría del día de la boda. Además, Nick estaba dictando los términos de un pacto de negocios, no de un matrimonio.
—Necesito que manifiestes tu propia opinión —exclamó Nick con exasperación, al verla inmóvil como una estatua, sin desvelar ningún pensamiento. ______ pensó que no era cierto, las ordenes nunca contaban con la opinión de los demás.
—Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho —contesto, entrecerrando los ojos, porque cada vez que lo miraba volvía a sentir su oscura y letal atracción.
—Pero tendrás algo que pedirme a mi—insistió él.
—Me gustaría pasar la luna de miel en París —pidió ______ con voz temblorosa—. Tienes una casa allí, ¿no?
—También tengo una casa preciosa en el Caribe.
A ______ la irrito que incluso le discutiera una petición tan simple. Era inevitable, todos los hombres despiadados y con éxito eran incapaces de ceder ante los demás. Pero, quisiera o no, irían a París. Tenía que llevarla a una ciudad para que pudiera abandonarlo. Organizar una escapada desde un lugar remoto como el Caribe podría ser demasiado difícil.
—Podríamos hacer un crucero —sugirió Nick notando, con sorpresa, el antagonismo que teñía su silencio.
—Me mareo —mintió ______, ocultando el pánico que le provocaba esa opción, aún peor que la otra.
París era la ciudad en la que Nick había pasado tanto tiempo con Crystal, y eso le producía un gran rechazo, pero al mirar a ______ y ver el brillo ansioso de sus ojos, se sintió como un egoísta por negarle lo que parecía anhelar de corazón.
—Será París, entonces... —acepto. La sonrisa de ______, que no había visto hasta ese momento, ilumino su rostro como un rayo de sol. miro sus brillantes ojos verdes y volvió a sentir una tensión en la entrepierna que empezaba a ser habitual en su proximidad. Decidió que sería bueno tener otros recuerdos de una de sus ciudades favoritas.
—Deja que te enseñe la pinacoteca —sugirió ______, atreviéndose a tomar las riendas ahora que había ganado la batalla y sus peores temores habían desaparecido.
—Antes... —Nick, sin previo aviso, se acerco a ella, la tomo de las manos y luego deslizo las suyas hacia sus hombros. La mente de ______ ser lleno con un grito de negación. No podía permitir que la tocara. Se puso tensa de pies a cabeza—. No tienes por qué ponerte nerviosa —tranquilizo Nick con voz aterciopelada. Pero sabia que mentía, cada vez que ella se tensaba, anhelaba derrumbar sus barreras, destruir sus defensas y conseguir que esos bellos ojos se clavaran en el llenos de deseo.
Sus miradas se cruzaron y a ______ se le fue la cabeza al ver sus ojos dorados y ardientes. Intento dar un paso hacia atrás, pero no pudo. Todo su cuerpo le pedía ir a encontrarse con esos fuertes músculos, el riguroso control que siempre había ejercido sobre si misma parecía haber desaparecido.
—Nick... —musito con voz extraña, casi suplicante.
Él poso su boca amplia y sensual sobre la suya y, con un suave ronroneo, entreabrió sus labios cerrados con la punta de la lengua y exploro el interior de su boca. ______ se estremeció al sentir una explosión de sensualidad; se disolvió en una tormenta de sensaciones que recorrió cada poro de su piel. Aplastada contra su fuerte torso, sintió que sus pezones se endurecían con una sensación casi dolorosa.
—¿Soy el primero? —Nick alzo su arrogante cabeza y miro sus ojos nublados de pasión con una sensación de éxito totalmente nueva para él.
—¿El primero en besarme? No... —murmuro ______, asombrada por su excitación e intentando recobrar el control sobre sí misma.
Nick la soltó bruscamente, preguntándose por qué intentaba engañarlo. ¡Ni siquiera sabia besar hasta que él le había mostrado como hacerlo! Pero sus ojos se habían aclarado y se había puesto pálida. De hecho, se aparto de él como si no existiera y, notando su rechazo, sospechó el motivo mas probable.
—¿Quién era él? —exigió Nick, colérico.
______, pálida como la muerte, tras esa estúpida admisión, se hubiera arrancado la lengua. Los recuerdos la asolaron, pero por encima de todo, estaba el miedo. Si su padre descubría que había mencionado a Yannis, se pondría furioso. No la extrañaba la ira de Nick. Su padre era igual de hipócrita, exigía la pureza femenina pero no dudaba en relacionarse con chicas de alterne.
—Era hijo de un pescador. Ocurrió hace más de dos años. Me... beso. Eso es todo —mintió temblorosa.
Nick cerro los puños y los abrió lentamente. No había razón para que la hubieran besado antes. Y era una confesión tan patética que se arrepintió de haberla forzado a hacerla. Era incapaz de explicarse su irracional arrebato de ira; volvió a mirarla y noto que sus ojos lo evitaban y tenía el rostro grisáceo. Volvió a sentir un arrebato de cólera. Era obvio que no le había contado todo y sintió el deseo primitivo de obligarla a hacerlo; su palidez indicaba claramente que ese hijo de pescador había sido algo fundamental en su vida.
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
OrgasmoJonaS♥
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 11334
Edad : 22
Localización : En Jobroslandiia- JooNas <3 Edo- Miranda (:
Fecha de inscripción : 15/10/2008

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 10:55

Spero les guste y cmenten muxooo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/yeroska
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:15

omg!!!!
omg!!!!
omg!!!!
nick me beso!!!!!!!!!
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
pero yo queria que fuese el primero u.u
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:19

siiiiguela!!!!!!!!!
quien será yannis¿?¿?
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:20

just friends lalala (Cool
es la cancion que estoy escuchando xdd
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:21

chillin' in the summertime.. lalala
ya sé acabo la otra cancion xD
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:22

continuala!!!!!!!!!!!!!!!! please!!!
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:23

siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiguela!!!!!!!!!!!
por favor me muero!!!!
Volver arriba Ir abajo
Haruko Taemin'
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 323
Edad : 19
Localización : in my crazy world
Fecha de inscripción : 17/07/2011

MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Julio 21st 2011, 12:26

me declaro completamente adicta a tu novela!
diablos! estan buena!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Heredera(Nick&Tu)[HOT]   Hoy a las 18:53

Volver arriba Ir abajo
 
La Heredera(Nick&Tu)[HOT]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 13.Ir a la página : 1, 2, 3 ... 11, 12, 13  Siguiente
 Temas similares
-
» La Heredera(Nick&Tu)[HOT]
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN
» Nick Capaldi - A Shade of Orange (2012)
» NICK LOWE en España (abril 2013)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: