Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 15th 2011, 16:42

Capítulo Cinco
Nick: —____- , ¿dónde diablos están mis calcetines marrones? —preguntó Nick mientras rebuscaba en un cajón del armario—. ¿No lavaste los oscuros la otra noche?
Maldijo en silencio. No estaba acostumbrado a vivir de esa forma, a merced de una mujer con tan escasas habilidades domésticas. Desde su divorcio había contado con una asistenta que realizaba todas esas labores.
Tu: —Mira en la secadora —le gritó ____ desde su habitación—. Ahora no tengo tiempo de buscarte nada.
Gruñendo, Nick salió descalzo de su dormitorio para ir al cuarto de lavado. Allí se encontró con un gran cesto lleno de toallas sin doblar y manoplas de baño, y al lado, con un montón de calcetines arrugados; al cabo de un rato, encontró los marrones que buscaba.
Tres semanas de matrimonio habían transcurrido; tres semanas que habían estado a punto de matarlo. ¿Pero qué se había esperado? Un matrimonio exclusivamente formal, que había empezado sin una apropiada noche de bodas, difícilmente podía presagiar días de dicha conyugal y noches de pasión. Él era un hombre casado que había tenido que renunciar a su casa, a su asistenta y a su vida sexual. ¿Y por qué? Por una irritable pelirroja que no se acostaba con él, raras veces tenía la comida preparada cuando volvía a casa del trabajo… ¡y ni siquiera se molestaba en buscarle unos calcetines!
Al pasar al lado del dormitorio de ______, se detuvo para observar sus esfuerzos por domeñar su rebelde pelo de color canela. Después de pasarse el cepillo una y otra vez, acabó por lanzarlo al suelo.
Nick: —¿Problemas? —preguntó él.
Tu: —¿Has encontrado tus calcetines?
Nick:—No tendrías que preocuparte por el lavado de la ropa —comentó Nick , después de asentir a su pregunta—, si consintieras en dejar que lo hiciese Pearl.
Tu: —Eso no formaba parte de nuestro acuerdo —repuso ____ —. Acordamos compartir todas las responsabilidades del hogar, ¿no? ¿Cómo podemos hacerlo si contratas a tu asistenta para que haga tu parte?
Nick: —También haría la tuya —apoyándose con una mano en el marco de la puerta, Nick se dispuso a ponerse un calcetín—. Es obvio que no eres lo que se dice muy eficiente como ama de casa, así que… ¿qué sentido tiene seguir con esto?
Tu: —Ya te dije antes de que nos casáramos que nunca sería el tipo de esposa hogareña que esperabas.
Nick: —¿Que dejes mis calcetines perfectamente localizables cuando te toca turno de lavado de ropa es pedirte mucho? ¿Que me prepares una comida decente los días que te toca cocinar también es pedirte mucho? No lo creo.
Tu: —¡Te preparo comidas decentes! ¿Qué tenía de malo la cena que te hice ayer? —lo fulminó con la mirada, con las manos en las caderas.
Nick: —Para empezar, no estaba preparada cuando llegué a casa. Y para seguir, nuestra cena consistió en dos pollos de encargo con algunas galletas de chocolate.
Tu: —¿Y?
Nick: —Pues que, si no lo has notado, soy un hombre grande con un gran apetito. Con ese pollo y esas galletas rancias no tenía ni para empezar.
Tu: —Las galletas no estaban rancias.
Nick: —Todos esos problemas domésticos podrían resolverse así —chasqueó los dedos— si fueras razonable y consintieras en que Pearl viniera todos los días. Le estoy pagando un salario por hacer prácticamente nada; sólo limpiar el polvo de mi apartamento.
Tu: —Esta no es una casa grande y sólo estamos nosotros dos. No necesitamos una asistenta. Si te comprometieras un poco e hicieras algunas concesiones…
Nick: Lo que tú quieres es que yo cambie de forma de vida para complacerte —dijo Nick .
Tu: Esta mañana me toca a mí preparar el desayuno —comentó ____ cambiando de tema y saliendo al pasillo, de camino a la cocina—. Espero que te conformes con un café, cereales y un plátano. El café descafeinado, por supuesto.
Nick murmuró entre dientes, pero no dijo una palabra. Sabía que el desayuno que ____ pensaba preparar era más sano para ella y para el bebé que lo que prefería él, huevos con beicon y galletas. Por otro lado, y contra todo pronóstico, había esperado que ___ lo sorprendiera agradablemente interesándose más por la casa que por su trabajo en la floristería. Tenía que haber adivinado que en eso se parecía tanto a su propia madre como a su ex mujer.
Desde que era un niño había tenido que soportar discusiones familiares acerca de la carencia de interés de su madre por las tareas de la casa, que contrastaba fuertemente con la devoción que sentía por su trabajo. Al final, no tuvo ningún escrúpulo en abandonar a su marido y a su hijo de diez años. Nick nunca había podido olvidar las amargas recriminaciones que su padre solía hacerle a su madre.
En cuanto a Lynn, cuando se casó con ella era una niña de educación tradicional, dulce, obediente y dócil; su padre había tenido especial interés en que contrajera matrimonio con Nick . Además, en aquel entonces sólo contaba dieciocho años y acababa de llegar a la ciudad procedente de Cherokee. Pero la buena vida que el dinero de Nick pudo permitirle la cambió completamente. Y empezó a hacer concesión tras concesión, intentando ser el cariñoso y paciente marido que no había sido su padre con su esposa. Estaba decidido a salvar su matrimonio, a aceptar el derecho de su mujer a desarrollarse profesionalmente, pero su infidelidad acabó por colmar su paciencia.
Fue a su dormitorio y terminó de vestirse; luego se reunió en la cocina con _____ , que ya había servido los desayunos.
Tu: —Puedo prepararte alguna tostada, si quieres —le dijo ella.
Nick: —Valoro ese gesto —Nick tomó la caja de cereales y se sirvió—. Quiero cuatro, con mantequilla y mermelada.
____ se levantó y se dedicó a preparar las tostadas. Debería haberse dado cuenta de que un hombre tan grande como Nick no quedaría satisfecho con la cantidad de alimento a la que ella estaba acostumbrada. En lo sucesivo, tendría que acordarse de preparar más comida para él.
Deseaba que su matrimonio funcionara, por muy breve que fuese. Deseaba que Nick y ella se hicieran amigos. Deseaba tener una relación solidaria y cordial con el padre de su hijo. Y ponía al cielo por testigo de que lo había intentado. Pero algunas veces, Nick la irritaba tanto que no podía hacer ni pensar nada a derechas.
Por supuesto, tenía que admitir que lo estaba intentando, esforzándose tanto como ella misma. ______ había soportado con estoicismo sus chuletas de cordero quemadas, y Nick había aguantado su variedad de comidas precocinadas calentadas en el microondas. Ella se había reído cuando él estropeó la ropa la primera vez que intentó lavarla, al mezclarla toda. Y Nick , en lugar de criticarla por su falta de talentos domésticos, se había limitado a escribir su nombre en el polvo que cubría la mesita del café.
Tu: —No hay necesidad de que pierdas tiempo de tu trabajo para acompañarme a ver al doctor Meyers esta mañana —le dijo ____ mientras le servía las tostadas, antes de sentarse a la mesa—. Este mes no va hacer nada importante; hasta el que viene no me hará la ecografía.
Nick: —Entonces conoceremos el sexo de nuestro bebé, ¿no? —Nick devoró una tostada en tres bocados.
Tu: —Si queremos, sí.
Nick: —¿No quieres saberlo? —preguntó él.
Tu: —Sí, supongo que sí. Especialmente si tuviera que decorar la habitación del bebé.
Nick: —Ya te dije que decoráramos la tercera habitación. Me encargaré de que alguien saque las cosas para que puedas hacer lo que quieras con ella.
Tu: —Pero eso será una pérdida de tiempo y de dinero ya que yo… el bebé y yo no vamos a vivir aquí.
Nick: —Creo que deberíais quedaros aquí después de… —Nick se dio cuenta de que ___ lo estaba mirando fijamente, y tragó saliva— después de nuestro divorcio, hasta que te consiga una casa de tu propiedad.
Tu: —Eso no es necesario.
Nick: —Sí que lo es. Forma parte de nuestro acuerdo.
Tu: —Estupendo —____ se preguntó si Nick y ella serían la única pareja de recién casados que se ponían a discutir sobre su divorcio cuando se sentaban a desayunar.
Cuando terminaron, ella recogió los platos y los metió en el lavavajillas. En el momento en que se volvía para recoger las tazas y las cucharas chocó con Nick , que estaba justo detrás de ella, ayudándola.
Se quedaron donde estaban, con sus cuerpos en contacto._____ no se movió; no podía hacerlo. Apenas podía respirar. Cada vez que Nick se acercaba a ella, era como si perdiese el sentido.
Nick: —Yo terminaré con esto mientras tú te preparas —le dijo él—. No queremos que ni el bebé Jonas ni tú lleguéis tarde a vuestra cita con el médico —y mientras pronunciaba esas palabras le deslizó un brazo por la cintura y la atrajo hacia sí, acariciándole el vientre con extrema delicadeza.
Se preguntó por qué las cosas no podían ser diferentes entre ellos; por qué su matrimonio no podía ser real, verdadero. Él había sido el primer amante de ____- … su único amante, y ella iba a tener un hijo suyo. Pero _____- se negaba a mantener relaciones sexuales con él, no le permitía que le hiciera el amor lenta, dulcemente, de la forma que tanto ansiaba. Ya llevaban tres semanas durmiendo bajo el mismo techo y Nick tenía los nervios desquiciados. ¿Cómo iba a poder soportar siete meses más de abstinencia? Cinco meses más hasta el nacimiento del bebé, y posiblemente otros dos hasta que firmaran los papeles del divorcio.
____ se apartó al fin de Nick , incapaz de soportar aquella tierna caricia por más tiempo. Sabía que quería hacer el amor con ella, que estaba frustrado por sus continuadas negativas a convertirse en su amante mientras estuvieran casados.
No se atrevía a dejar que Nick volviera a hacerle el amor. Su matrimonio ya había llegado a ser demasiado real para su conveniencia. A pesar del constante disgusto que le provocaba su autoritario y dominante marido, por las noches el deseo que sentía por él la impedía dormir. Y si cedía al deseo, muy fácilmente podría terminar enamorándose de un hombre que tenía la intención de divorciarse de ella una vez que naciera su bebé. No se trataba de que quisiera seguir casada con Nick ; en absoluto. Si tuviera que seguir siendo su esposa durante más tiempo, correría el riesgo de perder su propia identidad, de ceder en su manera de pensar, en sus principios. Y jamás haría eso. Había dedicado toda su vida a llegar a ser la mujer independiente que su madre no había sido, por culpa de su cobardía. Y no estaba dispuesta a permitir que la abrumadora atracción que sentía por Nick acabara con sus principios.


«No grites. Quédate tranquila. Deja que Nick te abra la puerta y te ayude a subir al coche», se dijo _____ .
Después de ayudarla, Nick le cerró la puerta y se sentó al volante. Luego dejó un montón de folletos en la guantera, comprobó que ____ llevara bien abrochado el cinturón de seguridad y le dio unas palmaditas en el vientre.
Nick: —Creo que el doctor Meyers se quedó preocupado al ver que no habías recuperado el peso que perdiste al principio, cuando sufrías esas náuseas matutinas. Eso no es bueno ni para el bebé ni para ti —comentó mientras encendía el motor.
______ se dijo que no iba a pegarle en la cabeza con el bolso, ni le diría que se había comportado como un estúpido integral delante del médico. Pero, ciertamente, tampoco iba a consentir que se hiciera cargo de todos los aspectos de su vida durante su embarazo.
Había hecho tantas preguntas que incluso había llegado a fastidiarle un poco al doctor Meyers. Lo que tendría que haber sido un reconocimiento de rutina, había terminado por convertirse en un interrogatorio de una hora para su médico y sesenta minutos de innecesario estrés para ella.
Nick: —Voy a invitarte a comer fuera. Quiero que comas mucho y bien. ¿A dónde te gustaría ir?
Tu: —Quiero ir a mi tienda de flores —respondió con voz clara, obligándose a permanecer tranquila—. Joy quería irse a su casa a las doce, y después de comer tengo que entrevistar a mis futuros empleados. ¿Recuerdas? Fue idea tuya, no mía. Yo creo que puedo continuar arreglándome sin ayuda hasta Navidad.
Nick: —Llamaré a Joy para ver si puede quedarse una hora más. Si quieres, yo podría hacer esas entrevistas en tu lugar; así podrías dormirte una siesta. El doctor Meyers dijo que las embarazadas necesitaban mucho descanso —comentó Nick mientras conducía. mirando al frente, decidida a no mirar a Adam. Si lo hacía, podría perd
Tu; —Ya descanso lo suficiente —respondió ____ para no perder el control y decir cosas de las que más tarde podría arrepentirse—. Haré esas entrevistas y elegiré a mis propios empleados. No sabes absolutamente nada acerca de cómo llevar una tienda de flores.
Nick: —Estás enfadada conmigo, ¿no?
Tu: —No estoy enfadada —respondió, cerrando los ojos y apretando los dientes, conteniéndose con esfuerzo—. Un poquito disgustada, quizá, pero no enfadada.
Nick: —Mira, sé que quizá me he pasado un poco haciéndole todas esas preguntas al doctor Meyers, pero…
Tu: —¿Que te has pasado un poco? ¡Ja!
Nick: —Creo que ha comprendido que soy un padre interesado y preocupado, que quiere estar al tanto de todos los aspectos de tu embarazo.
Tu: —¡Interesado! ¡Maldita sea! Controlas cada bocado de comida que me llevo a la boca; lo revisas todo para asegurarte de que cumplo con las dosis de vitaminas y minerales que necesito, compras todos los libros del mundo que se han publicado sobre embarazo y esperas que me los lea todos, además…
Nick: —Cálmate. Te estás alterando por nada —Nick vio que estaba ruborizada de furia—. Haremos lo que tú quieras. Te llevaré a la tienda para que Joy pueda irse a su casa, y luego compraré comida para los dos en el Court Street Café. Te gusta el arroz con gambas, ¿verdad?
Suspirando profundamente, _____ relajó los hombros y asintió con la cabeza. ¿Cómo podía enfadarse con alguien que tanto se esforzaba por agradarla?
Tu: —No tienes por qué comer conmigo. Ya has perdido toda la mañana.
Nick: —Quiero que comamos juntos —repuso él—. Podemos hablar de la recepción.
Tu:—¿Es realmente necesario que la hagamos?
Nick: —Parecerá extraño si no organizamos una. Después de todo, mis amigos y mis socios de negocios lo están esperando. Y los tuyos, claro está. Dado que celebramos una boda sencilla e íntima, algunas personas se sentirán molestas si no preparamos una recepción en condiciones.
Tu: —Será la próxima semana, ¿no? —a ____ la aterrorizaba pensar que la vieran los amigos de Nick
Nick: —Sí, eso ya está arreglado. Mi secretaria envió las invitaciones la semana pasada. ¿No te acuerdas?
Tu: —Sí, sí me acuerdo —repuso ella, para luego musitar—: Pero me gustaría olvidarlo.
Nick aparcó justo delante de la tienda de flores. _____ no esperó a que él le abriera la puerta y se apresuró a salir, esperando que la siguiera.
Joy: —¿Cómo está la madre y el bebé? —le preguntó Joy al verla entrar, con Nick pisándole los talones.
Tu: —Muy bien —respondió ____—. ¡Pero el padre no!
Joy: —Oh, oh. ¿Qué ha sucedido? —Joy miró a ___ y luego a Nick —. Dejadme adivinar. Tú fuiste con _____ a ver al doctor Meyers y le hiciste miles de preguntas sobre los cuidados que debía recibir durante su embarazo.
Tu: —Efectivamente —dijo _____ —. Pregúntale lo que sabe acerca del estado del feto al final del tercer mes —añadió, cruzando los brazos sobre el pecho.
Joy miró con los ojos muy abiertos a su amiga, sonriendo, mientras Nick sacudía la cabeza.
Tu: —Vamos, ¡pregúntaselo! —insistió____

Nick: —Tranquilízala —dijo Nick —. Está enfadada conmigo porque me he comportado como un padre y un marido excesivamente protector y posesivo.
Joy: —Oh, ya veo —comentó Joy—. Bueno, dime, Nick , ¿qué sabes acerca de tu bebé?
Nick: —Sé que ella, o él, mide cerca de ocho centímetros y pesa menos de treinta gramos, pero ya… —miró a ____ , que acababa de meterse las manos en los bolsillos de su vestido— tiene uñas en los dedos de las manos y de los pies, se le han empezado a calcificar los huesos y los órganos sexuales se están desarrollando. Los músculos de…
Tu: —Dios mío, ya es suficiente —dijo enfurruñada _____—. ¿Ves lo que te decía? Este hombre es una enciclopedia andante sobre embarazos. ¡Sabe más sobre eso que yo misma!
Nick: —Joy —dijo Nick , lanzándole una exagerada mirada suplicante—, voy a ir al Court Street Café a comprar algo de comida. ¿Quieres quedarte aquí a comer con nosotros?
Joy: —La chica que me cuida a la niña tiene que marcharse a las doce y media —le informó Joy—. Me temo que tendré que irme a casa.
Nick: —Bueno, mientras voy a comprar la comida, ¿qué te parece si hablas con mi esposa en mi nombre y la convences de que mi comportamiento es perfectamente normal en un hombre que va a ser padre por primera vez?
Joy: —Veré lo que puedo hacer.
Nick: —Gracias —dijo Nick , para luego dirigirse a ____ ¿Quieres algo en especial, aparte del arroz con gambas?
Joy: —Sí —respondió, dándole la espalda—, quiero un pedazo de pastel de queso.
Nick: —Creo que eso tiene demasiada grasa. Quizá deberías escoger algo diferente…
Joy se aclaró la garganta ostensiblemente. Nick se interrumpió y la miró de manera significativa, comprendiendo su advertencia.
Nick: —Compraré pastel de queso para los dos —dijo antes de salir apresurado de la tienda.
En el mismo momento en que se marchó, ____ exhaló un profundo suspiro y se derrumbó sobre una banqueta con gesto cansado. Joy le dio unas palmaditas en la espalda, diciéndole:
Joy: —Para ser un padre primerizo, se está comportando de una forma normal. A Craig le pasó lo mismo mientras estuve embarazada. Algunos hombres, los que realmente desean ser padres, se ponen un poquito pesados algunas veces.
Tu: —Supongo que estoy reaccionando de manera exagerada —admitió _____ —. Lo que pasa es que no estoy acostumbrada a compartir mi vida con un hombre; a tener un marido a quien tengo que darle cuentas todo el tiempo.
Joy: —Lo mismo le pasa a Nick , ¿sabes? —repuso Joy—. No está acostumbrado a contraer compromisos. Siempre le dijo a Craig que no tenía intenciones de volver a casarse. Quizá, si pensaras en ello, te darías cuenta de que vuestro arreglo matrimonial le está resultando tan difícil a él como a ti.
Tu: —Supongo que se habrá estado quejando a Craig de su forzada abstinencia sexual.
Joy: —Craig no me ha dicho nada —Joy sonrió tímidamente.
Tu: —Bueno, Nick acordó… ambos acordamos no mantener relaciones sexuales mientras legalmente fuéramos marido y mujer.
Joy: —Y yo estoy segura de que Nick cumplirá con su parte del acuerdo —afirmó Joy—. Pero debe de ser difícil para un hombre tan… tan sexual como él vivir en la misma casa con una mujer que es su esposa y obligarse a no tocarla siquiera…
Tu: —Él me toca —dijo ____ —. Me toca todo el tiempo. Siempre me está abrazando por la cintura o acariciándome el vientre…
Joy: —Para ser sincera —sonrió Joy—, no sé cómo puedes vivir con un hombre tan fabuloso como Nick Jonas y no aprovechar la oportunidad de dormir cada noche en su cama. Después de todo, es tu marido.
Tu: —Temporalmente. Sólo hasta que me recupere del parto. Entonces hablaremos con los abogados.
Joy: —Hasta entonces pueden suceder muchas cosas.
Tu: —¿Qué quieres decir con eso? —_____ la miró desconfiada.
Joy: —Quizá Nick y tú resolváis vuestras diferencias.
Tu: —Tengo mis serias dudas.
Joy:—¿De qué tienes miedo? —le preguntó Joy.
Tu: —Yo no tengo…
Joy: —No me mientas. Soy tu mejor amiga y te conozco. ¿Recuerdas?
Tu: —No voy a enamorarme de Nick —murmuró ____.
Joy: —Oh, ya veo. Así que es de eso de lo que tienes miedo, ¿eh? —Joy empezó a darle un masaje en los tensos músculos de los hombros—. Enamorarse de alguien no es algo que se pueda controlar; simplemente sucede. Es como un accidente que no podemos prevenir. Fíjate en Craig y en mí. Juraba y perjuraba que nunca me casaría con alguien como él. Ya sabes lo mucho que me gustaba salir con los «chicos malos» de la escuela, sólo para hacer de rabiar a mi padre.
Tu: —¡Oh —rió ____—, claro que me acuerdo! Siempre nos atraían tipos diferentes. Tú querías hombres grandes y varoniles y yo…
Joy: —Tipos exactamente opuestos a tu padrastro.
Tu: —Supongo que sabes que Nick —repuso ______ después de asentir, suspirando— está decidido a celebrar una recepción nupcial en el club. La semana pasada envió las invitaciones.
Joy: —Ya la recibimos, pero no quería decirte nada hasta que tú me lo mencionases.
Tu: —Todo el mundo va a saber por qué me he casado —dijo _____—. Apostaría a que, a estas alturas, ya lo sabe medio Decatur. Nick no lo ha mantenido precisamente en secreto.
Joy: —Mira, todo lo que tienes que hacer es quedarte al lado de Nick y sonreír. Créeme, si alguien se atreve a hacer algún comentario improcedente, Nick lo aniquilará.
Tu: —No sabes el miedo que le tengo a esa recepción. Todos los socios de Nick estarán allí, y probablemente también una horda completa de las mujeres que han intentado cazar a Nick de la misma forma que, involuntariamente, lo cacé yo. Y a veces sigo preguntándome por qué.
Joy: —Creo que la respuesta es evidente.
Tu: —¿Cómo?
Joy: —Ninguna otra mujer consiguió excitar tanto a Nick hasta hacer que se olvidara completamente de tomar precauciones.
Tu: —Desearía… —empezó a decir _____, pero se interrumpió mordiéndose un labio.
Joy: —¿Qué es lo que desearías?
Estuvo a punto de decir que desearía poder olvidar aquella noche, dejar de recordar lo que había sentido, la manera en que Nick la había hecho sentir.
Tu: —Desearía que Nick se diera prisa en traer la comida. Me estoy muriendo de hambre.
Volver arriba Ir abajo
Carpe Diem
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4765
Edad : 21
Fecha de inscripción : 03/02/2011

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 15th 2011, 17:16

jajaja
POR DIOS!!
me perdi de mucho u.u
PERO AQUI ESTOY!
volvi del viaje!!
adolorida
pero aun asi Wink
siguela me encanto,
ahh si!
nueva lectora Cool
aunque creo que eso
estaba mas que claro Razz
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 08:23

siguela ... por que soy tan cabrona con nick si el es un dulce conmigo !"!!!!




SIGUELAAA!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 09:22

Capítulo Seis
Cansada, ______ ya se estaba preguntando si la recepción de boda terminaría alguna vez. Intentó sonreír cuando Nick la presentó a otro de sus socios y a su esposa, que la miró de la cabeza a los pies, posando la mirada de manera significativa en su vientre.
Xxx: —Encantada de conocerte, querida —le dijo la mujer—. Ya habíamos renunciado a que Nick volviera a casarse. Debes de ser una mujer muy especial para haber atrapado a un soltero tan impenitente como él. Seguro que eres consciente de la suerte que has tenido.
En ese momento Nick deslizó un brazo por la cintura de _____ y la acercó hacia sí.
Nick: —Nunca he conocido a nadie tan especial como ____. Y soy yo quien ha tenido suerte, Wylodean, por haber convertido a esta joven tan encantadora en mi mujer.
Chester:—Estoy de acuerdo contigo —intervino Chester McCorkle—. Espero que seáis tan felices como lo hemos sido Wylodean y yo durante todos estos años.
Los McCorkle se retiraron dando paso a otra pareja que felicitó cordialmente a Nick y a ______. A la joven ya le dolían los pies. Nick le había sugerido que no se pusiera zapatos de tacón alto, pero ella se había negado; había querido tener una apariencia perfecta durante la recepción. ¿Y cómo podía haberla tenido con zapatos de tacón bajo, cuando apenas le llegaba a Nick hasta el hombro? Sus amigos y asociados eran gente importante, y no quería decepcionarlo sabiendo lo mucho que significaba aquella velada para él.
Suspiró aliviada cuando descubrió a Joy y a Craig en la fila de gente que esperaba para saludarlos; al fin podría hablar con alguien conocido.
Joy: —Estás fabulosa —le dijo Joy—. Eres la única pelirroja que conozco que le sienta maravillosamente bien el rosa. Ese conjunto ha debido de costarte una fortuna.
Tu: —Nick insistió en que no reparase en gastos al elegir algo para esta noche —le explicó ____ bajando el tono de voz—. Si hubiese seguido haciendo compras, creo que me habría llevado un vestido de pre-mamá.
Craig: —Oye, que estáis paralizando la cola —les recriminó Craig—. Vamos, Joy. _______ y tú podréis seguir hablando más tarde.
Joy: —Resiste —le dijo Joy a _______-—. Ya te queda poco.
Lleno de orgullo, Nick miró a su esposa. ____ era una mujer preciosa y encantadora, y esa noche estaba más hermosa que nunca. Joy tenía razón cuando le dijo que le sentaba muy bien el color rosa, a pesar de su brillante cabello de color canela. Y el conjunto que lucía era excitante. Nick se dijo que tenía que desechar de su mente el pensamiento de hacer el amor con su esposa o la pondría en ridículo a ella y a él mismo si seguía allí de pie durante mucho tiempo, tan excitado como estaba mientras saludaba a los invitados.
Miró la fila y suspiró aliviado al darse cuenta de que faltaba poco para que terminaran con las presentaciones; quedaba menos de una docena de personas. De repente descubrió a Angela Wright. ¿Cómo diablos había conseguido aquella mujer una invitación? Con toda seguridad, él no la había incluido en la lista. Durante varios meses había estado saliendo con Angela y ya había decidido dejarla antes de la fiesta que dieron Joy y Craig para celebrar el bautizo de su hija, pero no cortó formalmente hasta algún tiempo después. Después de que se hubiera acostado con ________ dejándola embarazada.
Angela no había querido dar por terminada su relación. Se había mostrado demasiado posesiva, demasiado pegajosa para el gusto de Nick . Y durante todo el tiempo, había estado seguro de que su cuenta bancaria era el máximo atractivo que ella había visto en él.
_______- no tardó en descubrir a la despampanante rubia, que lucía un escotado vestido azul, y se preguntó quién sería. Debía de tratarse de una amiga de Nick . ¡Una de sus antiguas novias, sin duda!
Angela: —¡Nick , querido! —exclamó la rubia antes de abalanzarse sobre él y besarlo en los labios.
A ____ se le encogió el estómago, como si fuera a marearse, y apretó los puños para evitar apartar violentamente a aquella intrusa de Nick . Por su parte, él intentaba separarse de la rubia, que seguía colgándose de su cuello.
Angela: —Qué hombre más travieso eres, casándote a escondidas de esta manera… Y después de que me juraras que nunca volverías a contraer matrimonio…
Nick: —Encontré a una mujer que me hizo cambiar de idea —se atrevió a decir Nick.
Angela: —Bueno, pues debes presentarnos. Me moría de ganas de conocer a la mujer que te había pescado —todavía del brazo de Nick , se volvió para mirar a _____-—. ¿Es ésta? Dios mío, no se parece en nada a lo que me esperaba.
Nick: —Angela… —le advirtió él.
Tu: —Como tú misma puedes ver, los gustos de Nick han cambiado… —______ esbozó su sonrisa más maligna— para mejor.
Aterrado, Nick tosió varias veces para aclararse la garganta.
Tu: —Ya que mi marido parece haber perdido la capacidad de habla por el momento —añadió _____-, tendiéndole la mano a la rubia—, voy a presentarme yo misma. _____ Elliott Jonas , la esposa de Nick Y tú eres…
Angela: —Una vieja amiga de tu marido —Angela sonrió, estrechándole la mano antes de apoyarla de nuevo en el pecho de Nick—. Tienes que contarme tu secreto, cariño. ¿Cómo has podido atrapar a este hombre? Esa es una empresa en la que han fracasado mujeres mejores que tú.
Nick se ruborizó. El salón estaba en silencio y todo el mundo parecía pendiente de aquella conversación. Furiosa, ____ agarró la muñeca de Angela y le apartó la mano del pecho de su marido.
Tu: —Supongo que podría negar que lo atrapé, pero no voy a hacerlo. Y podría decir también que hice uso de una trampa que muchas veces ha sido utilizada con éxito, pero que cuando probablemente la intentaste tú, fracasaste. No, ya ves que atrapé a Nick con una trampa insólita, nunca antes usada… pero sin su total colaboración, y desde luego de su ciega pasión, incluso mi virginal trampa hubiera fallado.
Mirando a Nick , que permanecía boquiabierto, Angela rió nerviosa.
Angela: —Qué agresiva es esta pequeña, ¿no, cariño?
_____ se interpuso entre los dos y, apretándose contra Nick , levantó la mirada hacia la rubia.
Tu: —Además soy celosa y posesiva. Lo que es mío, es mío. Y no lo comparto.
Angela miró a su alrededor, como señalando la callada multitud de curiosos.
Angela:—Desde luego no te importa montar un espectáculo y avergonzar a Nick delante de sus amigos, ¿verdad?
Nick: —No estoy en absoluto avergonzado —intervino él, abrazando a su esposa y apoyando la barbilla sobre su cabeza.
_____ aspiró profundamente y levantó la mano izquierda, manteniéndola en el aire delante de la cara de Angela.
Tu: —Mientras lleve este anillo, Nick Jonas me pertenece. ¿Entiendes?
Nick: —No tiene importancia que Angela lo entienda o no, corazón —dijo Nick —. Yo lo entiendo.
Angela se volvió airada y se dirigió a la salida, sin mirar ni responder a la gente que intentó hablar con ella. Wylodean McCorkle se acercó rápidamente a Nick y a ______ visiblemente indignado.
Wylodean: —¡Qué desgraciado incidente! —exclamó, dándole luego a la joven unas palmaditas en un hombro—. Bien hecho, querida. Nunca he visto a una esposa deshacerse de una problemática amante de su marido con tanta maestría —y miró a Nick entrecerrando los ojos—. Tenías razón. Tú eres el afortunado.
Nick: —Era un antigua amante —dijo Nick .
Wylodean: —¿Qué? —preguntó Wylodean.
Nick: —Que terminé con Angela antes de casarme con _____.
Wylodean:—Fue una buena cosa que lo hicieras —comentó el señor.
De repente, _____ se sintió mareada. De todos los problemas que había esperado encontrarse aquella noche, jamás se le había pasado por la cabeza tener un careo con una antigua amante de Nick . No podía dejar de temblar. Con el espectáculo que había montado, cualquiera de los presentes pensaría que estaba locamente enamorada de él. Pero la verdad era que, simple y llanamente, estaba loca de atar. Y en medio de su furia, prácticamente había proclamado que era virgen cuando «atrapó» a Nick, obligándolo a casarse al quedar embarazada.
Joy: —_____, ¿estas bien? —le preguntó Joy, apareciendo en ese instante—. Te lo juro, si hubiera tenido un arma a mano, habría disparado contra esa arpía.
Tu:—Creo que me estoy mareando…
Nick: —¿Qué? —Nick se volvió rápidamente hacia ella—. Creía que las náuseas matutinas habían terminado el mes pasado…
Tu: —¿Cómo te has atrevido a invitar a esa mujer a nuestra recepción de boda? —murmuró _____, airada.
Nick: —Yo no…
Tu: —Si vuelves a ver a esa mujer, te… te…
Nick: —Te prometo que… —repuso Nick, sonriendo.
Tu: —Si alguna vez te la encuentras por la calle, será mejor que te cambies de acera. ¿Está claro?
Nick: —Perfectamente claro, señora Jonas.
Tu: —Y borra esa ridícula sonrisa de tu cara, ¡especie de gorila estúpido! —de repente ____ estalló en sollozos y salió corriendo de la sala.
Joy la alcanzó dentro del lavabo de señoras.
Joy: —¿Estás bien? —le preguntó, abrazándola.
Tu: —Acabo de… —respondió la joven, sollozando sobre su hombro— de hacer el ridículo delante de todo el mundo, y todo por un hombre que no me quiere.
Joy:—No digas eso, no es verdad. Has sido muy valiente.
Tu:—¿Cómo ha podido invitar a esa mujer?
Joy: —No creo que lo haya hecho —dijo Joy—. Angela Wright es del tipo de mujeres capaces de echar a perder una fiesta.
Tu: —¿La conoces? —le preguntó ____ , apartándose de ella y enjugándose las lágrimas.
Joy:—La vi algunas veces cuando Nick estaba saliendo con ella.
Tu:—¿Era muy seria su relación? —le preguntó ____.
Joy: —No más que cualquiera de las que tuvo Nick después de su divorcio. Incluso antes del bautizo de Missy, ya le había comentado a Craig que pensaba terminar con ella.
Tu: —Es despampanante, ¿verdad? —______ se miró en el espejo y gruñó al ver que se le había corrido el maquillaje—. ¿Por qué un hombre habría de conformarse conmigo… si pudiera tenerla a ella?
Joy: —La inseguridad no te sienta bien —comentó Joy—. Eres una de las personas más seguras de sí mismas que conozco. Aquí pasa algo raro. Confiesa. ¿Qué es?
Tu: —No sé de qué estás hablando.
Joy: —Claro que sí. Te has enamorado de Nick Jonas. No era puro teatro ese despliegue de posesividad del que antes has hecho gala.
Tu: —Estás loca.
Joy:—No, no estoy loca. Pero tú sí estás enamorada.
Tu:—Qué va. No puedo estarlo. Tiene que ser otra cosa. Estoy embarazada y tengo trastornadas las hormonas. Debe de ser eso —dijo ____ antes de empezar a mojarse la cara—. Tendré que maquillarme de nuevo antes de salir. ¿Te importaría decirle a Nick que estoy bien?
Joy asintió, suspirando.
Joy: —Tómate todo el tiempo que necesites. Voy a buscar a tu marido.


Nick había decidido que nunca sería capaz de entender a las mujeres en general, y a _______ en particular. Joy le había explicado que su reacción se había debido simplemente a la alteración que sufrían sus hormonas, y no había tenido más remedio que aceptarlo, sobre todo cuando ________ se incorporó a la recepción con una sonrisa pintada en el rostro. Se había ganado a todos sus amigos gracias a su inteligencia y encanto. Y él se había mostrado orgulloso de ella hasta casi reventar; su vanidad masculina había quedado halagada por el primitivo despliegue de posesividad de su esposa.
De alguna forma incluso había llegado a pensar que aquella noche podría ser la que marcara el final de la abstinencia sexual de su matrimonio. Después de todo, lo de no practicar el sexo había sido idea de _____, no suya. Pero cuando se encontraron solos en su coche, todas sus esperanzas quedaron hechas añicos por una simple pregunta:
Tu: —¿Por qué la invitaste?
Después de diez minutos de intentar convencerla de que Angela se había presentado en la fiesta sin invitación, al fin renunció. Hicieron el trayecto hasta la casa en medio de un denso e interminable silencio. Nick estaba seguro de que se había casado con la mujer más testaruda del mundo. Y la más celosa.
En el mismo momento en que Nick terminó de aparcar el coche, _____ salió disparada hacia la casa.
Maldiciendo para sus adentros, se planteó pasar aquella noche en su apartamento. No estaba seguro de lo que esperaba cuando al fin se decidió y entró en la casa. ¿Continuaría ____ negándose a hablar con él, o volvería a lanzarle aquellas falsas acusaciones?
Al entrar en el salón, lo encontró vacío; ____ debía de haberse retirado directamente a su dormitorio. Se quitó la chaqueta, se aflojó la corbata y se dirigió a su habitación, pero al pasar al lado de la de ____, la vio salir al pasillo. Con las manos en las caderas, mirándolo fijamente, le espetó:
Tu: —Te creo cuando me dices que no la invitaste —después volvió a entrar en su habitación y cerró de un portazo.
Nick: —Que me cuelguen —rió Nick

Las mujeres eran un misterio para él, y la suya el peor de todos. Al fin se atrevió a llamar a su puerta.
Tu:—¿Qué?
Nick: —¿Puedo entrar?
Tu:—Es tarde y estoy cansada. Hablaremos por la mañana.
Nick: ____, si estás dispuesta a escucharme, quiero hablarte de Angela —siguió un completo, absoluto silencio—. ¿_____?
De repente se abrió la puerta y ella apareció en el umbral. Echaba chispas por los ojos. Nick se le acercó, sonriendo, y descubrió que temblaba ligeramente. Cuando le acarició una mejilla con las puntas de los dedos, vio que cerraba los ojos, suspirando.
Nick: —Estuve unos meses saliendo con Angela. Tuvimos una breve aventura, y…
Tu: —Oh —____ abrió los ojos y retrocedió, intentando huir de la caricia de Nick, pero él la retuvo con delicadeza, atrayéndola hacia sí.
Nick: —Angela sólo me quería por mi dinero. Así de sencillo. Y desde el principio le dejé perfectamente claro que no estaba interesado en una relación permanente, y desde luego no en el matrimonio.
Tu: —Todavía salías con ella la noche que tú y yo… nosotros…
Nick: —La noche que hicimos el amor. La noche que me diste tu virginidad.
Tu: —Sí, esa noche —afirmó ____, bajando la mirada—. ¿Todavía estabas saliendo con ella?
Nick: —Había decidido terminar con ella antes del bautizo de Missy, pero no rompí oficialmente hasta después de aquella noche que pasamos juntos.
Tu: —¿La viste de nuevo durante los dos meses que siguieron, antes de que te dijera que estaba embarazada?
Nick: —Sí, la vi otra vez —la tomó de la barbilla para levantarle el rostro—. Para terminar oficialmente con aquella aventura.
Tu: —Ella piensa que tiene algún tipo de derecho sobre ti.
Nick: —Tú eres la única mujer que tiene algún tipo de derecho sobre mí.
Tu: —Mi hija es mi único derecho sobre ti —explicó ella, llevándose una mano al vientre.
En ese momento Nick la tomó en sus brazos, la levantó en vilo y le besó en los labios con infinita ternura. Luego entró en la habitación y se sentó en la cama, con ella en su regazo.
Nick: —Durante aquellos dos meses después de que pasaras la noche en mi apartamento, salí con una docena de mujeres diferentes —admitió.
Tu: —Me lo imaginaba.
Nick: —¿También te imaginabas que saldría con una docena de hermosas y muy dispuestas mujeres y no tendría relaciones sexuales con ninguna de ellas?
______ se tensó y lo miró fijamente, boquiabierta.
Tu: —¿De verdad? ¿Pero por qué?
Nick: —Ni yo mismo lo sé —respondió Nick —. Quizá porque alguna virgen pelirroja me echó a perder para las otras mujeres.
Tu: —¿Estás bromeando? —preguntó ____ , sonriendo, y luego rió entre dientes.
Nick: —¿Qué es lo que te parece tan condenadamente divertido? —le preguntó él.
Tu: —Estuve bien, ¿eh? No tenía ni la más remota idea de lo que estaba haciendo. Simplemente actuaba por instinto.
Nick: —Me dejaste fuera de combate, nena —sonriendo, Nick la tumbó sobre la cama—. Piensa en lo que mejorará tu talento cuando adquieras un poco de practica.
Tu: —Hey, espera un momento —intentó empujarlo, pero él le tomó las manos entre las suyas mientras la apretaba contra sí.
Nick: —¿Por qué no reconoces que aquella noche disfrutaste tanto como yo?
Tu: —Nunca he negado que disfrutara haciendo… ¡Oh, ya sabes lo que quiero decir!
Nick: —No, ____ —murmuró Nick mientras le bajaba un tirante del vestido y la besaba en un hombro—, no sé qué es lo que quieres decirme. Dímelo claramente. Aprovecha la oportunidad. Hazme la misma colosal confesión que yo acabo de hacerte.
Tu: —¿Qué tipo de colosal confesión me has hecho tú? —gimió cuando él deslizó una mano por su pierna.
Nick: —No he estado con ninguna otra mujer desde aquella noche en que hicimos el amor —declaró, y la besó en los labios.
Al principio ____ sencillamente aceptó su beso. Pero cuando su cuerpo empezó a despertarse temblando de deseo, correspondió a sus caricias.
Nick: —Te deseo tanto… Cada vez que te miro, quiero arrancarte la ropa y hacerte el amor.
_____ se sentía como si el aire se le hubiese quedado atrapado en los pulmones. Le dolía el pecho, tenía un nudo en la garganta. En su cuerpo latía la poderosa necesidad de sentir a aquel hombre en su interior.
Tu: —Por favor, no me hagas esto. No me hagas desearte cuando los dos sabemos que no vamos a tener ningún futuro juntos.
Nick: —Maldita sea, ____ , ¿por qué no puedes ser sincera y admitir que estamos bien juntos? Diablos, estamos estupendamente bien. Ardimos de deseo la noche en que hicimos el amor —se apretó contra ella, excitado—. Eres mi esposa. Te deseo.
Tu: —No soy realmente tu esposa, Nick y los dos lo sabemos. Llegamos a un acuerdo; nada más.
Nick: —Oh, tenemos mucho más que un simple acuerdo, y tú lo sabes perfectamente —se apartó de ella y se sentó en el borde de la cama—. Esta noche, en la recepción, creí vislumbrar por un instante a la verdadera ____ Elliott… a la mujer de verdad. La mujer que reclamaba a su hombre. La fuerte, posesiva mujer que no se dejaba asustar.
Respirando aceleradamente, _____ seguía tumbada en la cama de espaldas, mirando al techo.
Tu: —¿Por qué no aceptas el hecho de que ni soy, ni lo seré nunca, la verdadera mujer que tú quieres que sea? —le preguntó—. No puedes aceptarme por lo que soy, y yo no tengo intención de cambiar mis principios o renunciar a mi identidad por complacerte —añadió con tristeza.
Nick: —Yo no te he pedido que cambies tus principios —Nick se levantó, dándole la espalda—. Dios te libre de que hagas cualquier cosa por complacerme. Después de todo, yo no significo nada para ti, ¿verdad?
«Eso no es cierto», quiso gritarle _______. «Tú significas demasiado para mí. Me estoy enamorando de ti, y si no me protejo a mí misma, acabarás rompiéndome el corazón.»
Nick cruzó la habitación, pero antes de salir se detuvo en el umbral de la puerta y se volvió para mirarla.
Nick: —Sólo una cosa, nena. ¿Qué era todo eso de la recepción de esta noche: la ultrajada esposa, la celosa mujer que reclamaba a su marido? ¿Es que todo fue una comedia?
___ intentó hablar, pero las lágrimas le atenazaban la garganta. Nick salió al pasillo y cerró detrás de sí dando un portazo.
Volviéndose, la joven agarró una almohada y enterró el rostro en ella. Silenciando sus ahogados sollozos, lloró hasta que no pudo más, hasta que se hizo un ovillo y cerró los ojos. ¿Cómo podría dormir aquella noche cuando lo único que quería hacer era correr a los brazos de Nick ? Pero no podía; no se atrevía. A pesar de la pasión que parecía despertarse entre ellos cuando se tocaban, Nick no la amaba y no le había ofrecido un compromiso duradero. Todo lo que quería era que fueran amantes durante aquel breve matrimonio al que se habían visto obligados. Para él era una simple cuestión de necesitar a una mujer. Para ella, un complicado problema de necesidad de amor y respeto.
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 09:57

Capítulo Siete
De repente, cuando estaba desayunando, ____ sintió que el bebé se movía. Con una mano temblorosa, dejó sobre la mesa su vaso de zumo.
Nick: —¿Te pasa algo? —preguntó Nick levantando la mirada del periódico que estaba leyendo.
Tu: —No, estoy bien —pensó que debería decirle que su hijo se estaba moviendo. Debería tomarle una mano y ponérsela en el vientre, para que pudiera sentir el milagro que crecía en su interior. Pero no podía soportar el pensamiento de que Nick la tocara, de compartir un momento tan íntimo con él. Hacía más de una semana que había sentido los primeros movimientos, pero no se lo había dicho a nadie, ni siquiera a Joy.
Nick: —Estás pálida —Nick dobló el periódico y lo dejó sobre la mesa—. ¿Estás segura de que te encuentras bien?
Tu: —¡Te he dicho que estoy bien! —exclamó—. Lo siento, Nick , supongo que estoy un poquito nerviosa por la cita que tengo esta tarde con el médico.
Nick: —El doctor Meyers dijo que no había ningún peligro en hacer una ecografía —le aseguró Nick . ¿Qué fue lo que comentó cuando le pregunté por los riesgos? Ah, sí. Que en veinticinco años no se había conocido ningún caso con problemas.
Tu: —No estoy preocupada por la ecografía; sólo estoy nerviosa, preguntándome qué es lo que vamos a poder ver exactamente.
Nick: —¿Por qué no te tomas la mañana libre y aprovechas para relajarte? —le sugirió Nick .
Tu: —No puedo hacer eso. Estamos en diciembre, uno de los meses con más trabajo.
Nick: —Si hubieras contratado a un ayudante como quería que hicieras, ahora podrías tomarte un día libre, y no tendrías que trabajar tanto.
Tu: —No he encontrado a nadie que me convenga —dijo ____.
Nick: —En las tres últimas semanas, no has entrevistado a nadie. No es una buena idea esperar hasta el último minuto para contratar a alguien de confianza.
Nick nunca había conocido a nadie tan decidido a administrar un negocio propio sin ayuda. Algunas veces se preguntaba qué era lo que _____ intentaba demostrar, y a quién. Esa mañana tenía una sorpresa reservada para ella, algo que tal vez no quisiera, pero que necesitaba. Probablemente al principio le diera un ataque de ira y después permaneciera enfurruñada con él durante un par de días, pero Nick podría soportarlo todo siempre y cuando terminara por aceptar que lo que había hecho era lo mejor para el bebé y para ella misma.
Nick: —Me encargaré de encontrarte a alguien.
El bebé se movió de nuevo y ____ se estremeció visiblemente.
Nick: —Qué es lo que te pasa? ¿Qué sucede? ¿Te duele algo? —le preguntó él, preocupado, a punto de levantarse.
Tu: —Quédate sentado y termínate el café. Estoy perfectamente.
Nick asintió. No tenía ni idea de lo que pasaba, pero aquella mañana ____ se estaba comportando de un modo extraño. Lo cual, hasta cierto punto, no era raro en ella. _____ constantemente lo sorprendía, a menudo le dejaba impresionado, y a veces lo irritaba; pero siempre lo excitaba.
Tu: —¿Has hecho alguna oferta por el proyecto River Walk? —le preguntó ____ mientras pelaba un plátano.
Nick: —¿Qué?
Tu: —La pasada noche me hablaste de las posibilidades de construcción en la zona de Decatur, y de cómo tu empresa tiene más posibilidades que nunca de aspirar a proyectos realizables aquí y ahora —le explicó ella.
A Nick le gustaba hablar de negocios con ____ . Quizá porque ella misma regentaba un negocio, comprendía perfectamente la devoción que sentía por su trabajo, su excitación cuando acometía un proyecto nuevo. La primera vez que le hizo un par de sugerencias, Nick no le había hecho mucho caso. Pero después se había ido dando cuenta de que su esposa era una mujer de negocios muy inteligente.
Nick: —En esta zona, la construcción se está convirtiendo rápidamente en un gran negocio —dijo Nick —. No sólo con el proyecto River Walk, sino con la nueva planta de tratamiento de aguas, el nuevo puente sobre el Tennessee, y los planes futuros para construir un centro cívico y restaurar la antigua marina.
Tu: —Pero ese es demasiado trabajo para una sola empresa —comentó ____ —. Si te presentas al concurso del proyecto River Walk y lo ganas, ¿podrías pensarte la posibilidad de utilizarme como una de tus subcontratas?
Nick: —¿Tú? ¿Para qué?
Tu: —Para el diseño del paisaje —respondió—. Sé bastante sobre plantas, flores, arbustos, árboles, céspedes. Y siempre he querido ampliar mi negocio y crear un vivero.
Nick: —¿De dónde vas a sacar tiempo para llevar dos negocios y cuidar al bebé al mismo tiempo?
_____ se sintió en ese momento como si hubiera recibido una bofetada. Nunca había compartido sus sueños con nadie excepto con Joy; y ahora acababa de compartirlos con Nick . Había sido una estúpida al esperar que él la comprendiera, y que incluso pudiera animarla.
Por la expresión de su rostro, Nick sabía que había dicho algo inadecuado; estaba sorprendido de que todavía no lo hubiera fustigado con aquella lengua viperina que tenía. ____ seguía allí sentada, mirándolo fijamente, sin decir nada. Y él ya sabía, por los dos meses que llevaba viviendo con ella, que sus silencios eran todavía más peligrosos que sus ataques verbales.
Nick: —¿Cómo me estás matando esta vez? —le preguntó él—. ¿Arrojándome en aceite hirviendo? ¿Lanzándome a unas aguas infestadas de tiburones?
Tu: —¿De qué estás hablando?
Nick: —No creas que puedes engañarme. Cada vez que me miras de esa manera, sé que estás fantaseando sobre las formas de asesinarme.
____ se esforzó por no sonreír. Aquel hombre tenía el don de hacerla enfadar, pero también un talento especial para hacerla reír.
Tu: —Es mejor para ti que no te cuente mis fantasías —respondió, pensando que también era mejor para ella que no las conociera.
En ese momento,Nick le tomó una mano. _____ se tensó ante su contacto, pero no hizo ningún intento por retirarla.
Nick: —Me gustaría conocer todos tus sueños, todas tus fantasías, especialmente las que me conciernen a mí —le acarició el dorso de la mano con el pulgar, admirado de la tersura de su piel. Era suave como todo su cuerpo, incluso más suave y más delicada en algunas zonas. Zonas que ansiaba tocar en aquel instante.
Tu: —Hace un momento intenté compartir uno de mis sueños contigo, pero tú…
Nick: —Cuestioné tu capacidad para compatibilizar tu condición de madre y empresaria —se llevó la mano a los labios, y se la besó con ternura y pasión—. Hago todo lo posible por reprimir mis actitudes machistas, pero fracaso algunas veces.
_____ no podía soportar la ardiente sensación de sus labios en su piel. Labios cálidos, húmedos, excitantes…
Tu: —Si tú puedes administrar un negocio multimillonario y ser a la vez un buen padre, ¿por qué no puedo yo llevar una floristería y un vivero y ser una buena madre?
Cuando él empezó a acariciarle los dedos con la lengua,_______ ya no pudo soportarlo más y retiró la mano de repente. Sonriendo, consciente de lo que la había hecho sentir, Nick clavó en ella sus penetrantes ojos marrones , provocándole un temblor que le recorrió todo el cuerpo.
Nick: —Tienes razón —dijo él.
Tu: —¿Yo? ¿Quieres decir que estás de acuerdo conmigo?
Nick: —Claro. Para convertirnos en unos buenos padres, los dos tendremos que hacer concesiones, y habrá veces en que tendremos que anteponer las necesidades de nuestro bebé a nuestros negocios. Yo… —se señaló a sí mismo, y luego a ella— tanto como tú.
Tu: —En realidad todavía no hemos tratado con detalle cómo vamos a compartir la custodia de… —en ese instante el bebé se movió otra vez, y _____ se contuvo para no llevarse la mano al vientre—. Quiero decir, bueno… ¿cómo vamos a poder compartir la custodia durante los primeros seis meses si tengo intención de dar de mamar al bebé?
Nick no daba crédito a sus oídos. Hasta ese momento, ella no había dicho nada acerca de dar de mamar. Tragándose el nudo que sentía en la garganta, contempló sus senos erguidos y redondeados.
Nick: —¿Vas a dar de mamar al bebé? —le preguntó.
Tu: —Sí. El doctor Meyers dice que es mucho más saludable para mí y para el bebé; además, es algo que realmente quiero hacer.
Nick: —Creo que eso es maravilloso, pero nunca había imaginado que lo harías. Quiero decir que… la mayoría de las mujeres no lo hace, ¿no?
Tu: —Algunas mujeres lo hacen, y no siempre el tipo de mujeres dulces, dóciles y anticuadas que tú te estás imaginando —explicó _____ , y se levantó de la mesa—. Las mujeres inteligentes e independientes también dan de mamar a sus bebés, ¿sabes? El hecho de que tenga un negocio propio no significa que no sea capaz de ser una buena madre.
Antes de que saliera de la cocina, Nick la agarró suavemente de un hombro. _____ se detuvo, pero no se volvió para mirarlo.
Nick: —El bebé vivirá contigo durante el primer año entero —acercando los labios a su oído,Nick añadió en un murmullo, a su espalda—: Os visitaré a diario, y quizá incluso te observe mientras cuidas de nuestra hija.
La imagen de Nick de pie al lado de ella, sentada en una mecedora mientras daba de mamar al bebé, asaltó la mente de ___. Los pezones se le endurecieron y cerró los ojos, saboreando aquel momento.
En cuanto a Nick el cuerpo le temblaba de deseo y maldijo para sus adentros. El sexo se le excitaba dolorosamente, pulsando contra las nalgas de ____ . No había manera de que pudiera disimular su excitación, de evitar que ella sintiera su deseo.
Quería tomarla allí mismo, en ese preciso momento, de pie; era tan menuda, que podría levantarla sin esfuerzo.
Tu: —Yo… tengo que irme a trabajar, y… tú también —dijo _____ sin aliento.
Nick rodeó su pequeño cuerpo con los dos brazos, descansando una mano sobre su vientre ligeramente abultado y acunando uno de sus senos con la otra.
Nick: —Los dos podríamos entrar un poquito tarde hoy, si…
Tu: —No —temblando, cerró los ojos con fuerza. Sabía que tenía que apartarse de Nick , del calor de su cuerpo.
Tu: —Ya nos hemos tomado la tarde libre por la ecografía, no podemos…
Nick: —Podemos hacer lo que queramos —le acarició el pezón a través de su suéter de algodón, y a punto estuvo de explotar cuando ella gimió de gozo e inclinó la cabeza hacia atrás, apoyándola sobre su pecho.
Tu: —No hagas esto —le rogó _____ —. Nada de sexo; me lo prometiste —en el fondo sabía que, si cedía a su deseo, acabaría con el corazón destrozado.
Lentamente, con desgana, Nick dejó de abrazarla y retrocedió un paso. ___ seguía inmóvil, sin poder moverse.
Nick: —No te olvides de beber mucha agua antes de que te recoja después de comer —dijo Nick con una voz sorprendentemente calmada.
Tu: —Sí, tranquilo. Estaré lista a eso de las dos. Joy entrará a la una.
Salió apresurada de la cocina, recogió su bolso y abandonó la casa. Cuanto antes se alejara de Nick mejor; era la tentación personificada.


¡____ no podía dar crédito a lo que había hecho Nick ! De todas las maniobras manipuladoras y autoritarias en las que era un experto, aquella era la mayor de todas. ¿Cómo podía llegar a enamorarse de un hombre como él? Justo cuando pensaba que estaba cambiando, que se le estaba abriendo la mente, había hecho algo como aquello.
Miró fijamente a las dos mujeres que estaban frente a ella, obviamente esperando sus instrucciones. La mujer de mayor edad tendría unos cincuenta años, iba muy bien arreglada y lucía una melena corta, rubia; se llamaba Martha Jean. Después de sonreírle, ____ se volvió hacia la mujer más joven, una atractiva morena llamada Cindy Burns.
Tu: —Lo siento, señoras, pero realmente no las esperaba. Y tampoco estoy segura de poder enfrentarme a esta situación —dijo Blythe.
Cuando llegó a la tienda hacía unos diez minutos, se había encontrado con las dos mujeres esperándola en la puerta. Después de presentarse ellas mismas, le contaron que su marido las había entrevistado el día antes y que, según sus instrucciones, ese mismo día empezarían a trabajar.
____ estaba orgullosa de la manera en que se había conducido. Tranquilamente había invitado a las dos mujeres a pasar a la floristería, había dejado su chaqueta y su bolso en la trastienda y allí se había puesto a preparar un descafeinado.
Cindy: —Lo entendemos perfectamente, señora Jonas —dijo Cindy—. El señor Jonas nos explicó que el hecho de que nos contratara para ayudarla mientras estuviera embarazada constituiría una sorpresa para usted.
Tu: —Oh, ya veo. Sí, sí —asintiendo, ____ se obligó a sonreír—. Mi marido constantemente me está sorprendiendo.
Martha: —Yo pienso que eso es maravilloso —Martha Jean suspiró con gesto teatral—. Es usted tan afortunada de tener un marido como Nick Jonas . Es tan atractivo, tan impresionante, está tan enamorado de usted… Durante nuestra entrevista, sólo hablaba de usted; que si trabajaba demasiado, que si la temporada de Navidad le exigía mucho trabajo y que estaba preocupado de que se excediera…
Cindy: —Se aseguró de que comprendiéramos que usted era nuestra jefa, y no él —intervino Cindy.
Tu: —Bueno, Cindy, Martha Jean, ya que yo soy la jefa… —estuvo a punto de decirles que la «pequeña sorpresa» de su marido había fallado, pero cambió de opinión al ver las expresiones anhelantes de las dos mujeres; no tenía corazón para despedirlas.
Cindy: —¿Sí? —preguntó Cindy.
Tu: ¿Nick … esto es, el señor Jonas … les contó que sus trabajos serían solamente de media jornada, y de carácter temporal? —les preguntó ____ , y de inmediato vio la sorpresa pintada en sus rostros—. Siento que él les haya hecho creer otra cosa, pero mi negocio es pequeño y no puedo permitirme contratar a dos empleadas de jornada completa.
Martha: —Oh —Martha Jean rió entre dientes—. Por un momento me he quedado preocupada. No necesita inquietarse por eso. El señor Jonas dijo que figuraríamos en su nómina y que nuestros sueldos correrían de su cuenta. Estoy dispuesta a trabajar cinco días por semana, incluidos los sábados, así que tendrá tiempo libre para pasarlo con su marido, y Cindy trabajará media jornada, cuando sea necesario. El señor Jonas comentó que usted misma nos diría qué días libraríamos.
Irónicamente, ____ se dijo que Nick al menos le había dejado margen para que tomara aquella pequeña decisión. De repente sonó la campanilla de la puerta y las tres mujeres se volvieron para ver quién había entrado en la tienda. Joy se detuvo bruscamente al ver a Cindy y a Martha Jean, y luego miró a _____ con expresión inquisitiva.
Tu: —Por favor, entra, Joy. Te presento a Cindy y a Martha Jean, mis nuevas empleadas.Nick las contrató ayer.
Joy: —Oh —Joy forzó una sonrisa y se acercó a las dos mujeres—. Encantadas de conocerlas.
Tu: —Bueno, Cindy, ¿qué te parece si terminas de decorar el árbol de Navidad del escaparate? —le pidió ____- —. Los adornos están en las cajas doradas del almacén—. Y usted, Martha Jean, podría responder al teléfono y atender a los clientes que entren mientras yo hablo con la señora Simpson.
____ tomó a Joy del brazo y la llevó al pequeño cuarto de baño de la tienda. Una vez dentro, cerró la puerta, cruzó los brazos sobre el pecho y le preguntó:
Tu: —¿Qué voy a hacer? No puedo echarlas. Necesitan el trabajo.
Joy: —Ya deberías haber contratado a alguien para que trabajara media jornada —le recordó Joy—. Hace semanas que se lo prometiste a Nick .
Tu:—¿Es que estás de su lado? ¿Después de todo lo que él me ha hecho?
Joy: —No estoy del lado de nadie. Simplemente te estoy señalando que si tú hubieras cumplido tu promesa,Nick probablemente no habría tomado cartas en este asunto.
Tu: —¡Decididamente estás de su lado! —exclamó _____ .
Joy: —Mira —Joy la tomó de los hombros—, cualquier otra mujer en el mundo habría estado encantada de tener un marido como Nick , que te adora y hace todo lo posible por facilitarte las cosas.
Tu: —No te atrevas a señalarme sus virtudes. No ahora, cuando estoy tan furiosa —replicó ____ , enfurruñada.
Joy: —Admítelo —la instó Joy, riendo—. Nick no es el salvaje Neanderthal que pensabas que era. Y no se parece en nada a tu padrastro.
Tu: —No, no es como Raymond. Pero tampoco es perfecto; es demasiado dominante. Quiere convertirme en un ama de casa modelo. Y a mí me gusta mi floristería, y algún día también tendré un vivero. Odiaría tener que quedarme en casa todo el tiempo.
Joy: —Entonces, ¿qué piensas hacer con el pequeño Nick ? —le preguntó Joy.
Tu: —Creo que podré venir a trabajar a la tienda con el bebé.
Joy: —¿Todos los días?
Tu: —Sí, todos los días.
Joy: —Y si el pequeño Nick se pone enfermo, ¿qué harás entonces?—inquirió Joy.
Tu: —Me quedaré en casa para cuidarlo. ¡Para cuidarla a ella! Maldita sea, Joy, ¿quieres dejar de llamar a mi hija «pequeño Nick»?
Joy: —Vas a necesitar ayuda a tiempo completo una vez que tengas al bebé, así que ¿por qué no contratas a tus ayudantes ahora? Así podrán…
Tu: —Joy, ¿qué estás haciendo aquí? —____ la miró con sospecha.
Joy: —No me preguntes. Tú eres la que me has metido en este cuarto de baño.
Tu: —No me vengas con evasivas. Nick te envió, ¿no? —la acusó ____.
Joy: —He venido a buscar unas flores para la repisa de la chimenea —Joy sonrió, intentando aplacarla—. Quiero decorarla y…
Tu: —Nick sabía que montaría en cólera y te envió aquí para defender su causa, ¿verdad? —continuó _____, con las manos en las caderas.
Joy: —Tranquilízate, ¿quieres? —le dijo Joy, pasándole un brazo por los hombros—. No estarás en forma para que te hagan la ecografía si te pones tan tensa.
_____ dejó caer los brazos a los lados, relajándose un tanto, pero se negaba a mirar a Joy.
Tu: —Sinceramente, ¿no ves nada malo en lo que me ha hecho?
Joy: —Yo no diría eso. Creo que Nick debería haberlo hablado contigo en un principio, antes de contratar a Cindy y a Martha Jean… Por eso me llamó antes de salir de casa; se había dado cuenta de que podía haber cometido un error. Y estaba preocupado por la forma en que reaccionarías…
Tu: —¿Qué se esperaba que hiciera? ¿Despedirlas?
Joy: —No, creo que temía más que lo despidieras a él cuando se presentara para acompañarte a ver al médico.
Tu: —Bueno, pues llámale por teléfono y dile que puede respirar tranquilo. Necesito ayuda en la temporada navideña, y también la necesitaré cuando nazca el bebé.
Joy: —Ahora te estás mostrando razonable —comentó Joy—. ¿Por qué no le llamas y se lo cuentas tú misma?
Tu: —No puedo. No tengo intención de hablar con él por lo menos durante una semana. Quizá más.
Joy estalló en carcajadas y salió del cuarto de baño, pero antes se volvió para mirar a su amiga y decirle:
Joy: —¿Te has preguntado alguna vez por qué Nick sigue soportándote?


Nick no se atrevió a tocar a _____ cuando la enfermera, Helen Thrasher, les mostró la habitación donde se realizaría la ecografía. Quería tomarla del brazo, demostrarle su cariño y afecto en un día tan importante para los dos, pero sabía muy bien que ella deseaba que la dejara en paz. No le había dirigido la palabra desde que la recogió en la floristería. Por supuesto, Joy se lo había avisado, así que había tenido tiempo de prepararse para su silencio. O al menos eso creía él.
Doctor: —Por favor entrad, _____,Nick —el doctor Meyers les presentó a una joven sonriente que se hallaba sentada en la sala—. Whitney Lawrence es la especialista que se hará cargo de la ecografía.
En ese momento la enfermera Thrasher entregó a la especialista la cinta de vídeo que ____ había llevado consigo para que pudieran grabar la ecografía.
Whitney: —Ahora, señora Jonas si quiere tumbarse aquí, empezaremos ahora mismo —le dijo Whitney.
Doctor: —Nick , usted puede sentarse allí… —el doctor Meyers le indicó un asiento al lado de la camilla— y tomar a su esposa de la mano mientras los dos ven a su hijo o a su hija. Me dijeron que querían saber el sexo de la criatura, si es que podemos, ¿verdad?
Ambos: —Sí —respondieron al unísono _____ y Nick
Doctor: —¿Esperan un niño o una niña? —les preguntó el médico, sonriente.
Tu: —Una niña —dijo ____.
Nick: —Da igual —fue la respuesta de Nick
Whitney le levantó la blusa a _____ y le bajó la falda, dejando su vientre al descubierto.
Whitney: —Le aplicaremos esta pomada en la zona a explorar —les informó—. Así garantizamos la transmisión del sonido.
Doctor: —Lo que vamos a hacer hoy es utilizar ultrasonidos de nivel dos —les informó el doctor Meyers—. Comprobaremos que la fecha que hemos calculado para el nacimiento se corresponde con el tamaño observado en el feto. Así sabremos cómo se está desarrollando y si hay más de uno o no.
Tu: —¿Más de uno? —____ intentó sentarse, pero Whitney la tranquilizó, volviendo a tumbarla.
Whitney: —No nos llevará más de cinco o diez minutos —le dijo la especialista—. Y no sentirá absolutamente ningún dolor. Ahora voy a aplicarle el transductor en el abdomen. ¿Ven? —le enseñó el aparato a _____ y a Nick —. Y podrán observar la exploración en este monitor.
Nick se encontraba sentado detrás de _____ pero no le tomó la mano, ya que ella no se la había ofrecido.
Tu: —Oh, mira eso —exclamó ____ en ese momento.
Doctor: —¿Ve cómo late su pequeño corazón? —el doctor Meyers le dio unas palmaditas en un hombro.
____ miraba fijamente las imágenes en blanco y negro de su bebé. Y el de Nick.
Nick dirigió la mirada al monitor y por un momento se quedó sin aliento. El médico iba señalando la cabeza del bebé, las piernas, los brazos, la columna vertebral…
Whitney: —Miren cómo se está chupando un dedo —les dijo Whitney.
Nick: —¿Qué? —Nick miró fijamente la pantalla hasta que terminó por ver lo que le había indicado la médico—. ¿Es posible?
Tu: —Qué precioso es —exclamó ____ con lágrimas en los ojos. Eran lágrimas de felicidad.
Cuando miró a Nick , se le encogió el corazón; estaba contemplando la pantalla con una expresión de sobrecogimiento en sus ojos oscuros, casi de reverencia. Le tomó de la mano. Y él bajó la mirada a sus manos entrelazadas.
Tu: —Es real, Nick . Mírala.
El doctor Meyers rió entre dientes. Whitney Lawrence se aclaró la garganta y sonrió.
Tu: —¿Qué es eso? —preguntó ____ , mirando a uno y a otra.
Doctor: —Fíjese en eso, ahí… —el doctor Meyers señaló la zona de los genitales del feto— y usted misma podrá decirme si es niño o niña.
Nick: —¿Un niño? —exclamó Nick . Un hijo. Su hijo. Contempló la pantalla durante unos segundos más, y luego miró el rostro asombrado de _____.
Tu: —¿Mi bebé es un niño? —preguntó ella—. ¿No es una niña?
Doctor: —No podemos estar seguros al cien por cien, pero sí al noventa —elijo el doctor Meyers—. No creo que haya muchas dudas sobre ello. Su bebé es un niño.
Whitney: —Ya casi hemos terminado —intervino Whitney—. Tendrá su cinta de vídeo y unas cuantas fotos para que se las lleve a casa.
Doctor: —Podrá enmarcar la primera fotografía de su hijo y ponerla sobre su escritorio —le comentó el doctor Meyers a Nick , poniéndole una mano en un hombro.
Nick: —La primera fotografía de mi hijo —Nick sonrió—. Sí, supongo que eso es exactamente lo que es, ¿no? —imágenes de su hijo a diferentes edades asaltaron su mente. Un bebé gordito, sonriente, con los ojos de color avellana de su madre y el cabello negro de su padre. Apretó la mano de ____ mientras le preguntaba—: ¿Te sientes muy decepcionada? Sé que esperabas una niña.
Tu: —No estoy decepcionada —le contestó ella—. Estoy sorprendida, pero… —no podía apartar de su mente la imagen de un bebé de ojos y cabello oscuro, tendiéndole las manitas y llamándole «mamá». El niño era la viva imagen de Nick.
Nick: —¿Pero qué?
Tu: —Nada. Tendré que empezar a llamarle «él», y no «ella».
De repente el bebé se movió, y ____ emitió un gemido.
Nick: —¿Qué pasa? —Nick le apretó la mano.
Whitney: —¿Todavía no se ha acostumbrado a sus movimientos, señora Jonas ? —le preguntó Whitney—. Imagino que llevará haciéndolo un par de semanas más o menos, ¿no?
Nick: —¿Que se ha estado moviendo? —Nick le soltó bruscamente la mano a ____ , se levantó con rapidez de la silla y miró fijamente su vientre desnudo—. ¿Lo has sentido moverse desde entonces?
Tu: —Sí —admitió ella, y luego miró a Whitney—. La sentí… lo sentí moverse la primera vez hará unos diez días.
Nick: —Diez días —murmuró Nick , pensando que ____ lo había sentido moverse desde hacía diez condenados días y no le había dicho ni una palabra. ¡Ni una palabra! ¿Por qué no se lo había contado? Habían convenido en que lo compartirían todo…
____ y Nick abandonaron la clínica del doctor Meyers aquel día con una cinta de vídeo, un fajo de fotografías en blanco y negro y la imagen de su hijo grabada en sus mentes.Nick no le había dirigido la palabra desde que descubrió que ella le había ocultado los primeros movimientos del niño. No podía evitar sentirse dolido e incluso, en cierta manera, traicionado.
Ayudó a ______ a entrar en el coche, se sentó al volante y condujo rumbo a casa. Ni la miró ni le habló. Aunque ella lo miraba subrepticiamente de vez en cuando, Nick permaneció silencioso durante todo el trayecto.
En el mismo momento en que Nick entró en la casa y cerró la puerta tras de sí, miró a ____ . Levantando la barbilla con gesto desafiante, ella le sostuvo la mirada.
Nick: —Quiero saber por qué no me lo dijiste, _____ . ¿Por qué no compartiste eso conmigo?
Tu: —Nick no se lo dije a nadie. Ni siquiera a Joy.
Nick: —Joy no es el padre de ese niño, ¡sino yo! Convinimos en que lo compartiríamos todo. ¡Todo, maldita sea!
Tu: —Lo siento. No sabía que te alterarías tanto —sabía que se resentiría por ello, pero sinceramente no había imaginado que se pondría tan furioso—. No estoy segura de poder explicarme bien —se preguntó cómo podría decirle que el simple pensamiento de que la tocara de una manera tan íntima la había llenado de pánico. Cada vez que él la tocaba, por muy inocente que fuera el contacto, sentía cómo se le despertaba el cuerpo, deseando y necesitando que él siguiera tocándola.
Nick: —¿Es que te disgusto tanto? —preguntó—. Creía que habíamos superado nuestros prejuicios. Creía que estábamos empezando a comprendernos. ¿Estaba equivocado?
Tu: —No, no estabas equivocado.
Nick: —Entonces, ¿cuál es el problema? Explícamelo.
Tu: —No quería que tú… si hubieras sabido que el bebé se estaba moviendo… habrías querido… no podía soportarlo…
Nick: —¿No podías soportar que yo te tocara? ¿Es eso lo que estás intentando decirme? —Nick apretó los dientes con tanta fuerza que le dolió la mandíbula. Su esposa, la madre de su hijo, le estaba diciendo que no podía soportar sentir sus manos sobre su cuerpo. Un intenso, rabioso dolor lo recorrió, y tensó los músculos dolorosamente, cerrando los puños—. ¿Tanto te disgusta que te toque?
Tu: —No es lo que estás pensando —___- se quitó el abrigo, lo lanzó sobre el sofá y se acercó a Nick —. No me disgusta que me toques. En todo caso, se trata de todo lo contrario. ¿Es que no te das cuenta? ¿No puedes comprenderlo? Por eso no puedo soportar que me toques.
Nick la miró fijamente, sin saber a ciencia cierta si la había entendido bien. Cuando lo hizo, preguntó con voz ronca:
Nick: —¿____?
Tu: —Lo nuestro es un matrimonio de conveniencia, provisional. Nos casamos porque estaba embarazada, no porque estuviéramos enamorados. Dentro de unos pocos meses, nos divorciaremos. Simplemente no creo que pueda soportar tener una relación sexual temporal contigo.
Súbitamente Nick tomó conciencia de lo que ella le había dicho. ____ dio un paso hacia él, le tomó una mano y se la puso sobre su vientre, debajo de la blusa. La mano le temblaba. Ella la sentía dura y suave al mismo tiempo, cálida. Él aspiró su dulce perfume a jazmín.
Tu: —No se mueve durante todo el tiempo, ya lo sabes. Podría tardar horas en volver a moverse otra vez —____ apoyó su mano sobre la de Nick .
Nick: —No me importa pasar las próximas horas tocándote, sólo tocándote —le dijo él.
Tu: —¿____?
Dejando la mano sobre su abdomen, con la otra él le tomó la barbilla, levantándole la cabeza. Luego se inclinó, se perdió en la mirada de sus ojos y la besó. Fue el más largo, dulce y hambriento beso de su vida.
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 10:16

Capítulo Ocho
Tu: —Oh, Nick , esto es lo que yo temía —____ apoyó las manos en su pecho en un poco convincente intento por apartarlo.
Nick le acarició la nuca con una mano, y deslizó la otra bajo la cintura de su falda y de sus pantis de seda.
Nick: —Esto es lo que querías. Lo que queríamos los dos.
Su voz era tan ronca, tan viril y excitante que ____ empezó a temblar como si reverberara en su interior, acariciándole la piel. Quería negar la verdad que contenían aquellas palabras, pero no podía. Lo deseaba desesperadamente, como nunca antes había deseado a ningún otro hombre.
Tu: —Después nos arrepentiremos, como la última vez…
Nick siguió deslizando la mano por debajo de sus pantis, entre sus muslos, hasta llegar a su sexo. _____ ahogó un grito cuando sintió que le acariciaba delicadamente con dos dedos, asegurándose de que estaba tan excitada como él mismo.
Nick: —Nos arrepentiremos si no lo hacemos —replicó Nick , moviendo los dedos en círculos.
____ sintió que un calor ardiente se extendía por su interior, endureciéndole los pezones. Mientras sus dedos continuaban con aquella rítmica penetración, Nick inclinó la cabeza y la besó de nuevo, deslizando la lengua en su boca y sincronizando ambos movimientos. _____ tuvo que apoyarse en sus hombros para sostenerse a la vez que él la hacía retroceder arrinconándola contra la pared; fue en ese momento cuando le desabrochó apresurado la blusa y le apartó el sostén para apoderarse de un seno. Al sentir la caricia de su pulgar en el pezón endurecido, gritó y Nick se detuvo de inmediato.
Nick: —¿Te he hecho daño? —le preguntó él, diciéndose que jamás se lo perdonaría si le provocaba algún dolor en medio de la furia de su pasión.
Tu: —No, no… —respondió, respirando aceleradamente— no me has hecho daño.
De nuevo Nick continuó torturándola de placer. Gimiendo, ____ cerró los ojos, estremecida, mientras él le bajaba la falda y los pantis para después desabrocharse los pantalones y liberar su excitado sexo. Tomándola de las nalgas la levantó en vilo y se introdujo en ella, incapaz de prolongar el momento. Había esperado demasiado, se había sentido demasiado dolido para comportarse como el amante tierno que ella tal vez esperaba. Y _____ jadeó desenfrenadamente cuando él la penetró.
Nick: —Maldita sea, te gusta, cariño —por un instante saboreó el dulce, cálido éxtasis de sentirse completamente dentro de ella, rodeado por el húmedo calor de su cuerpo—. No quiero hacerte daño, pero lo necesito… lo necesito tanto…
____ le rodeó las caderas con las piernas y se abrazó a su cuello, enterrando el rostro en su pecho.
Tu: —No me estás haciendo daño; de verdad… me estás… me estás…
Nick: —¿Qué? —le preguntó Nick , apartándose un poco y agarrándola de las caderas para levantarla y bajarla rítmicamente, hundiéndose en ella.
Tu: —Me estás dando tanto placer que me duele… —respondió _____ echando hacia atrás la cabeza y sonriendo, mientras suspiraba de gozo— pero es un dolor dulce…
Aquella confesión lo excitó todavía más, hasta un punto insoportable, y el ritmo de sus movimientos se aceleró. La liberación llegó como una explosión de gozo. La dura, potente intensidad de su sexo contra el suyo transportó a _____a un prolongado clímax, que la dejó temblando de manera incontrolable. Jadeando frenéticamente, cubierto de sudor, Nick la abrazó, unidos todavía sus cuerpos. Ella apoyó la cabeza sobre su hombro mientras él la llevaba a la habitación y luego al cuarto de baño; allí la dejó de pie, y rió entre dientes al ver cómo se tambaleaba, con las piernas débiles. La sentó con cuidado en un taburete, la besó en la nariz y se volvió para abrir el grifo de la bañera de hidromasaje.
Después le quitó lentamente la blusa y el sostén, y no pudo evitar acariciarle una vez más los senos, pequeños y redondeados.____ observó cómo la miraba y detectó un renovado deseo en sus ojos oscuros. Luego, cuando él se apartó para quitarse los pantalones y los calzoncillos, descubrió con sorpresa que estaba excitado de nuevo.
El propio Nick estaba asombrado. ¿Cómo era posible? Acababa de tener la mejor experiencia sexual de toda su vida y, al parecer, todavía no era suficiente. Con ______ , nunca lo sería. Había algo en ella… algo que afloraba cuando los dos estaban juntos. Siempre había disfrutado del sexo, desde la primera vez, cuando tenía dieciséis años y perdió la virginidad con una mujer experimentada, dos años mayor que él. Había tenido muchas experiencias, pero ninguna le había preparado para lo que sentía con ____ cada vez que la tocaba.
Nick: —¿Tienes alguna objeción a que tomemos un buen baño caliente antes de acostarnos? —le preguntó mientras la levantaba en brazos.
Tu: —¿Es eso lo que vamos a hacer? ¿Solamente tomar un baño?
Nick: —Durante un rato, sí —respondió él, entrando luego en el agua burbujeante y sentándose con ella en su regazo.
La colocó frente a sí, entre sus piernas extendidas, y deslizó los brazos por su cintura mientras ella apoyaba la cabeza en su pecho. De repente,____ se quedó sobrecogida; le tomó una mano y se la puso sobre su vientre, diciendo:
Tu: —Se está moviendo,Nick. Siéntelo. Siente cómo se mueve dentro de mí.
Nick: —¡Dios mío! —exclamó Nick , conteniendo el aliento cuando sintió a su hijo moverse.
Tu: —No podía imaginarme cómo sería esto —le confesó ella—. Joy intentó explicármelo, pero con palabras era imposible.
Nick: —Hey, chico, soy tu padre. ¿Qué te pasa? ¿Tu mamá y yo te hemos despertado con tanto movimiento? ¿Estás intentando decirnos que tengamos cuidado contigo?
Tu: —Creo —rió ____ — que es demasiado pequeño para que te entienda.
Nick: —No te habré hecho daño, ¿verdad? —le preguntó—. Y tampoco al niño, espero… No quería tomarte de esa manera, cariño. Lo que pasa es que una vez que empezamos, perdí el control…
Tu: —No te preocupes. Estoy bien, y también nuestro hijo. Soy joven y fuerte y no hay ninguna razón para que las relaciones sexuales puedan perjudicarme ni a mí ni al bebé.
Nick: —En ese caso… —después de levantarla en vilo, Nick entró en ella dejándola por un instante sin aliento.
Tu: —¡Nick! —exclamó, cerrando los ojos.
La sensación de tenerlo en su interior bastaba casi para hacerla perder el sentido. El agua burbujeante de la bañera se arremolinaba en torno a sus cuerpos desnudos, acariciándoles la piel ardiente.
Nick: —Muévete, cariño —la instó él—. Muévete con fuerza.
Se movieron a un ritmo rápido, que fue creciendo a cada embate hasta que ambos estallaron de gozo a la vez. Después Nick la abrazó, besándola con una furiosa necesidad, anhelando que aquella sensación durara para siempre.
Minutos más tarde salió de la bañera y levantó a _____ en sus brazos; después de envolverla en un par de toallas, la llevó al dormitorio y se dedicó a secarla, deleitándose mientras acariciaba su dulce cuerpo desnudo.
Nick: —Acuéstate, nena. Creo que ambos podríamos dormir una larga siesta antes de cenar —le dijo, preguntándose a continuación si ____ pensaría que le estaba dando una orden. Pero se tranquilizó al ver que sonreía y apartaba el edredón para acostarse.
Se metió en la cama, se arropó y observó a Nick mientras se tumbaba a su lado. Quizá debería protestar, decirle que aunque hubieran mantenido relaciones sexuales, probablemente no deberían dormir juntos; eso convertiría a su matrimonio en algo demasiado real.
Pero cuando Nick la envolvió en sus brazos, se olvidó de todo lo demás.


A la mañana siguiente, todavía medio dormido, Nick palpó el lugar de la cama donde ____ había dormido. Al no encontrarla, abrió los ojos.
Nick: —¿____?
Aguzó el oído esperando escuchar el sonido del agua en el cuarto de baño, pensando que estaría duchándose, pero no oyó nada. Un silencio inusual flotaba en el ambiente.
Miró el reloj de la mesilla; eran las seis y media. Se dijo que seguramente _____ no había ido a trabajar esa mañana, sobre todo cuando contaba con dos trabajadoras más en la tienda. Quizá estaría en la cocina preparando un desayuno especial para celebrar aquella noche de pasión. La pasada noche, después de cenar juntos, había vuelto a la cama de ____ para seguir haciendo el amor.
Nick se estiró y apartó el edredón; ¡qué noche habían compartido! El simple hecho de pensar en _____ lo excitaba. Ya estaba deseando que se olvidara del desayuno y volviera a la cama. La deseaba, quería hacer el amor con ella en ese mismo momento.
Nick: —¿_____?
Nadie respondió. Nick salió de la cama y se dirigió a la cocina; no había nadie. Y ni un solo plato sucio en el fregadero.
Nick: —¿_____?
Desnudo y excitado recorrió la casa, para descubrir que su esposa había desaparecido. Volvió a su habitación, se puso los pantalones y salió a la puerta exterior; el coche de ____ no estaba por ninguna parte.
Nick: —¡Maldita sea! ¿A dónde se habrá ido esta vez?
La primera vez que hicieron el amor, no la encontró cuando se despertó a la mañana siguiente. Se había marchado, había escapado de su vida porque pensaba que aquello había sido un monumental error. ¿Pero por qué se había ido ahora? Estaban casados, esperaban un hijo y al fin habían empezado a conocerse y entenderse mutuamente. O al menos eso había pensado él. Seguro que _____ no podía haber pensado que lo ocurrido aquella noche había sido otro error. Era imposible.
Se dijo que no tenía sentido quedarse allí, en la puerta de su casa, intentando explicarse por qué había desaparecido aquella explosiva pelirroja. Tendría que encontrarla y preguntarle qué había pasado. Haría cualquier cosa para que volviera a casa. Habían acordado que vivirían juntos mientras durara el embarazo y a los dos meses gestionarían el divorcio. ____ no iba a romper ese acuerdo. No después de haber compartido aquella noche.
Nick se duchó, se afeitó y desayunó. Luego se dirigió a Decatur; desde el coche hizo varias llamadas para localizar a su esposa. A la tercera dio en el blanco. Estaba con Joy.
Craig: : —Sí, está aquí. Se presentó de repente hace cerca de una hora y nos sacó de la cama —le informó Craig, bajando la voz—. Joy me echó a la cocina. Están encerradas en el despacho, probablemente conspirando contra ti.
Nick: —¿Qué quieres decir con eso? —le preguntó Nick mientras frenaba para dar media vuelta; en su distracción, se había pasado el desvío que llevaba a la casa de Craig y Joy.
Craig: —Bueno, las palabras exactas de ____ cuando le abrí la puerta hace una hora fueron: «¿Dónde está Joy? Tengo que hablar con ella ahora mismo. Tiene que ayudarme a decidir lo que voy a hacer con Nick».
Nick: —Oh, diablos. Te juro, Craig, que hace unos miles de años las cosas eran mucho más simples, cuando todo lo que tenía que hacer un hombre en estos casos era darle un porrazo en la cabeza a su mujer y arrastrarla de vuelta a la cueva.
Craig: —Entra por la puerta de atrás —Craig rió entre dientes—. Tendrás una taza de café bien cargado esperándote.
Nick aparcó su coche directamente detrás del de _____ , bloqueando su salida en caso de que quisiera marcharse a toda prisa. Siguiendo las instrucciones de Craig, se dirigió a la puerta trasera y levantó la mano para llamar. Antes de que lo hiciera, Craig apareció en el umbral con su hija en brazos, llorando.
Craig: —Entra. Missy ha entrado en crisis. Se ha levantado con hambre y voy a tener que entrar allí e interrumpir esa reunión de mujeres.
Nick: —Hey, preciosa —Nick saludó a Missy haciéndole cosquillas debajo de la barbilla.
La niña dejó de llorar y miró con interés a su padrino, llevándose un puñito a la boca.
Nick: —¿Tú entiendes a tu esposa? —preguntó Nick a su mejor amigo.
Craig: —Un poco. Pero ella es una mujer y yo un hombre, lo que descarta toda posibilidad de un entendimiento completo.
Nick: —Creí que después de la pasada noche la situación habría mejorado. ¿Cómo he podido estar tan equivocado? —Nick sacudió la cabeza—. Cada vez que hago el amor con ella, se escapa. ¿Qué se supone que voy a hacer?
Craig: —Yo no puedo responder a esa pregunta —Craig besó a su hija en el pelo—. Vamos, tío Nick, síguenos. Missy quiere ver a mamá, y tú quieres ver a la tía ____.
Nick: —No sé si quiero verla o no. Esa mujer crea más problemas de lo que vale.
Craig: —No te creas. Si eso fuera cierto, tú no estarías aquí —y llamó a la puerta del despacho.
Joy: —¿Sí? ¿Qué pasa, Craig? —inquirió Joy al otro lado.
Craig: —Su hija tiene hambre, madame —respondió Craig a la vez que abría la puerta y entraba.
Joy: Ven con mamá, corazón —Joy abrazó a su hija—. ¿Tienes hambre? —ya se disponía a darle el pecho cuando se detuvo bruscamente al ver a Nick entrando en la habitación—. Hola, Nick .
____ , que estaba sentada en el sofá, levantó rápidamente la cabeza y se quedó mirándolo fijamente, con los ojos muy abiertos y una expresión muy extraña. De repente, Nick se dio cuenta de que le tenía miedo. ¡Su mujer le tenía miedo!
Nick: —¿Puedo hablar contigo a solas? —Nick se dirigió directamente a ___ .
Tu: —Sí —respondió ella, y le dijo a Joy—: Ve y hazte cargo de Missy. Nick y yo necesitamos hablar.
Joy: —Si necesitas que yo… —empezó a decir Joy.
Craig: —No creo que te necesiten, cariño —intervino Craig.
Joy: —De acuerdo —Joy abandonó el despacho del brazo de su marido.
Nick: —¿Puedo sentarme? —preguntó Nick . Odiaba andarse con tantos rodeos, pero no tenía otra elección; no quería cometer un error haciendo o diciendo algo que pudiera hacerla enfadar.
____ asintió pero, antes de que pudiera evitarlo, él se sentó en el sofá, a su lado. Cuando vio que se iba al otro extremo, Nick maldijo en silencio; recordaba que había hecho eso mismo la noche del bautizo de Missy, cuando estaban en su apartamento, durante la tormenta. Parecía tenerle tanto miedo como entonces. ¿Pero por qué?
Nick: —¿Qué te pasa, nena? ¿Por qué te has ido?
Tu: —Ya no podemos vivir juntos —respondió sin mirarlo.
Nick: —¿Qué quieres decir?
Tu: —Creo que es obvio, después de lo que ha pasado esta noche.
Nick: —Me temo que no acabo de comprender tu razonamiento. Pero eso, por supuesto, no es algo nuevo, ¿verdad?
Tu: —Hicimos un trato, y nos comprometimos a ciertas cosas. La pasada noche, rompimos nuestra promesa de no mantener relaciones sexuales. Eso cambia las cosas. ¿No te das cuenta?
Nick:—No, no me doy cuenta.
Tu: —Las relaciones sexuales han cambiado nuestra relación, ¿no? —lo miró de reojo.
Nick se preguntó qué sería lo que la molestaba. ¿Pensaría que el hecho de que de nuevo se hubieran convertido en amantes había alterado sus planes? ¿Temía que él pudiera esperar que ella se comportara como una verdadera esposa? ¿Que siguieran casados y se olvidaran del divorcio?
Nick: —Eso no tiene por qué cambiar nada —dijo Nick con cautela, y después añadió—: A no ser que tú lo quieras.
Tu: —¿Y qué pasa contigo? —preguntó ella—. ¿No te parece que ahora ha cambiado nuestra relación?
Nick se preguntó qué querría decir con eso. Si pudiera leerle el pensamiento y escoger la respuesta adecuada… Por lo que a él se refería, el hecho de que hubieran vuelto a convertirse en amantes había cambiado su relación… para mejor. O al menos, debería haberlo hecho. Si era totalmente sincero con ella y consigo mismo, le diría que en ese momento la deseaba más que nunca, y que la idea de dar por terminada su relación después de que naciera su hijo no le gustaba en absoluto. ¿Pero cómo reaccionaría _____ si era sincero con ella? Obviamente, el pensamiento de que su relación se volviera permanente la aterrorizaba.
Nick: —Mira, sé que hacer el amor adquiere para una mujer algunas veces un significado demasiado especial. Quizá hayas reaccionado de forma exagerada ante algo que no podía menos que ocurrir. Después de todo, estamos casados, vivimos en la misma casa y sentimos una mutua atracción. Es natural que queramos hacer el amor.
Tu. —Sí, supongo que sí.
___ pensó que Nick estaba reaccionando como ella había esperado. Le estaba diciendo que para él nada había cambiado, mientras que para ella todo era diferente. Nick la deseaba como compañera sexual mientras estuvieran casados, pero todavía tenía intención de divorciarse después de que naciera su hijo. Para él, aquel apasionado interludio amoroso simplemente había sido sexo; pero, para ella, había sido amor.
Después de despertarse esa mañana y de meditar sobre lo sucedido, se había marchado esperando que Nick la persiguiera, rezando para que se apresurara a seguirla a casa de Joy y de Craig y allí le hiciera una declaración de amor eterno. Había sido una estúpida.Nick podría desearla sexualmente, pero nunca la aceptaría como una compañera con quien compartir su vida. Ella no era lo que él quería.
¿Y él era lo que ella quería?, se preguntó. Casada con Nick , nunca podría estar segura de si, deseando agradarle y hacerle feliz, estaría renunciando cada día a algo de sí misma. ¿Podría tener la seguridad de que no llegaría a cambiar, de que no intentaría ser el tipo de mujer que él esperaba, más que el tipo de mujer que era en realidad?
Nick extendió una mano y le acarició una mejilla con el dorso. Suspirando profundamente, _____ cerró los ojos, deleitada.
Nick: —Hicimos un trato —dijo él—. Un trato que nos hemos esforzado en respetar, a excepción de la cláusula de las relaciones sexuales —sonrió— que, por cierto, no tenía mucho sentido, teniendo en cuenta la mutua atracción que sentimos.
____ abrió los ojos y le apartó la mano de la cara.
Tu: —A ver si lo entiendo bien. El hecho de que seamos amantes no cambia en nada lo que acordamos en un principio.
Nick: —Efectivamente —repuso Nick , consciente de que mentía.
Tu: —Y tú quieres que continuemos siendo amantes, ya que al parecer no podemos evitarlo…
Nick: —¿Por qué deberíamos luchar contra esa atracción? Te deseo, y tú a mí. ¿Qué tiene de malo disfrutar de una relación sexual mientras estemos casados?
Tu: —Y cuando nos divorciemos, ambos seremos libres de encontrar otros… amantes, ¿no? —le preguntó ella.
«¡No, diablos, no!», exclamó Nick para sí. Sería capaz de matar al hombre que la tocase. _____ era suya, solamente suya.
Nick: —Sí, seguro. Cuando nos divorciemos —le aseguró.
Tu: —No estoy segura de que pueda… seguir teniendo relaciones sexuales contigo.
Nick: —Vuelve a casa conmigo —le dijo Nick, tomándole las dos manos— y prométeme que, a pesar de lo que ocurra, no volverás a marcharte. Y yo te prometo que dejaremos que suceda lo que tenga que suceder.
Tu: —¿Qué quieres decir con eso?
Nick: —Quiero decir que no daré por hecho que sigamos manteniendo relaciones sexuales, pero que si nos deseamos y hacemos el amor, no habrá recriminaciones ni culpas de ningún tipo en lo sucesivo. ¿Estás de acuerdo?
____ consideró sus opciones. Podía abandonar a Nick . Podía quedarse con él y negarse a mantener relaciones sexuales. O podría quedarse con él y permitirse el placer de tenerlo por amante… hasta su divorcio.
Tu: —Volveré a casa… cuando salga del trabajo. Pero quiero un par de días de margen, para dejar reposar las cosas, antes de acordar nada contigo. Dame un poco de espacio. Y no me toques. No puedo pensar bien cuando me tocas.
Nick: —Conozco esa sensación, nena —demasiado bien la conocía. Cuando la tocaba, perdía todo vestigio de razón. Si fuera consciente del poder que ejercía sobre él, podría aniquilarlo—. Amigos otra vez y… quizá, algunas veces… ¿también amantes? —le tendió la mano.
Tu: —Amigos sí —______ esbozó una leve sonrisa—. ¿Amantes? Tal vez.
No le estrechó la mano. T odavía no se atrevía a tocarlo.
Volver arriba Ir abajo
Carpe Diem
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4765
Edad : 21
Fecha de inscripción : 03/02/2011

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 12:10

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAWWW!!
que lindo nick con sus celos, ame la parte de



Tu: —Y cuando nos divorciemos, ambos seremos libres de encontrar otros… amantes, ¿no? —le preguntó ella.
«¡No, diablos, no!», exclamó Nick para sí. Sería capaz de matar al hombre que la tocase. _____ era suya, solamente suya

tan lindo
siguela pronto!! Wink
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 12:39

sii Jaz yo tambien ame esa parte mas al rato subo y una pregunta mas ejemplo yo le deje a un chavo este mesaje


todo lo intente por donde qiera te busq eras tu mi necesidad y llegaste tu y todo cambio y llegaste tu volvi a nacer...

eso le mande y el me puso

no quiero necesitarte..por que se que no puedo tenerte..


q crees q signifiq?


pliss help Wink
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:06

Very Happy Andy bueno primero me encanta la nove segundo disculpa si me meto pero lo de tu comentario que te dijo el chico Very Happy es que el esa enganchado contigo pero si se sigue enganchado mas como por asi decirlo va a sufrir por uqe como que el cree que tu eres su amor imposible Wink



bueno eso es lo que percibo yo un besito y sigue tu nove Very Happy
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:07

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:10

tus noves la llevan son las mejores Very Happy:D:D:D:D
Volver arriba Ir abajo
K2Mrpresidentedanger
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1289
Localización : ConMi Sepsi! novio Kevo y mis cuñadithos Nicky y Joe ;) :baba:
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:25

jeje gracias,noo! si el qiere puedo ser su amours!!!
jeje ia sigo! xD
Volver arriba Ir abajo
K2Mrpresidentedanger
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1289
Localización : ConMi Sepsi! novio Kevo y mis cuñadithos Nicky y Joe ;) :baba:
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:49

Capítulo Nueve
Sentado en su despacho, Nick miró por enésima vez su reloj diciéndose que tenía que contenerse. Durante toda la mañana había estado en ascuas, contando los minutos que faltaban hasta que ______ se presentase a la cita que tenían para comer juntos. Desde el acuerdo al que había llegado hacía cuatro días, dándose algún tiempo para recuperarse, las cosas habían vuelto a la normalidad. Si acaso podía considerarse «normal» que durmieran en camas separadas y tuvieran especial cuidado en no tocarse.
Su primer periodo de abstinencia sexual había finalizado con una noche gloriosa, pero sólo para encontrarse con que al día siguiente empezaba otro más largo, ¡quizá por otros cinco o seis meses! Tenía todas las razones del mundo para acusar a _____ de intentar atormentarlo sirviéndose del sexo, si no supiera que ella sufría tanto como él. _____ lo deseaba, pero por propias e ilógicas razones, estaba negándoles a los dos el inmenso placer que encontraban en hacer el amor.
Sin embargo, ese día tenía intención de cambiar las cosas. No iba a forzar nada; actuaría tranquilo y despacio… pero no demasiado despacio. Quería a su esposa desnuda y excitada bajo su cuerpo antes de que aquella noche tocara a su fin. Quería oírla gritar de placer, suplicándole que la amara. Había tomado una decisión y nada lo detendría. Estaba dispuesto a seducir a su mujer.
Había pensado que ella podría rechazar su invitación a comer y a hacer un pequeño viaje de compras después; por eso había ideado un plan alternativo. Pero ____ se había apresurado a aceptar, ya que necesitaba comprarse ropa de premamá y escoger algunos artículos para la habitación del niño.
Le dolía inmensamente el pensamiento de ____ marchándose de su casa con su hijo. Ella le había preguntado si no creía que era una pérdida de tiempo y de dinero molestarse en preparar y decorar la habitación del niño en la casa que compartían, ya que solamente estaría allí por poco tiempo. Incluso si _____ y su hijo se trasladaban a una nueva casa después del divorcio, Nick deseaba decorar con ella, conjuntamente, la habitación del niño.
Él había insistido especialmente en eso, como en tantas otras cosas.
Algunas veces sabía que la presionaba demasiado, intentando hacerse cargo de ella, haciendo lo que creía era lo mejor. Y que el cielo lo ayudara, pero no podía evitar hacer esas cosas que a ella tanto la irritaban aunque, por otro lado, eso no le impedía ponerse en el punto de vista de _____. Y se esforzaba en ello todo lo posible; incluso ella tenía que admitirlo.
Sandra: —¡Le digo que no puede entrar! —exclamó en ese momento Sandra Pennington, la secretaria de Nick , con voz alta y clara.
Nick levantó la cabeza para ver que la puerta de su despacho se abría de repente, dando paso a Angela Wright, tan despampanante como siempre, con su secretaria pisándole los talones.
Sandra: —Lo siento, señor Jonas —le dijo Sandra—. Le dije a la señorita Wright que usted no quería que nadie lo molestara pero, como puede ver, no me ha hecho caso.
Angela: —Nick, querido, dile a esta mujer que se vaya —Angela se bajó la cremallera de su chaqueta, revelando un ajustado body que destacaba sus generosos senos—. Sabía que querrías verme, por muy ocupado que estuvieras.
Nick: —Gracias por sus esfuerzos, Sandra —le dijo Nick—. Yo me haré cargo de esto.
Frunciendo el ceño, Sandra lanzó una mirada desaprobadora a la intrusa.
Sandra: —No se olvide de que dentro de quince minutos tiene una cita para comer —le recordó a su jefe.
Nick: —No me he olvidado. Si la persona con quien estoy citado llega antes de que se marche la señorita Wright, entreténgala en su oficina.
Sandra:—Creo que de ningún modo debería hacerla esperar, señor Jonas —Sandra le lanzó una mirada de advertencia.
Nick: —No tengo esa intención —le aseguró Nick—. Ahora, vuelva al trabajo. Yo me encargaré de este problema.
Sandra se encogió de hombros y salió del despacho. Después de dejar su chaqueta sobre una silla, Angela se volvió sonriente hacia Nick.
Angela: —¿Con quién has quedado para comer? Apostaría a que tu mujercita no está al tanto de esto —rodeó el escritorio, se sentó en un brazo del sillón y le echó los brazos al cuello—. Si quieres disfrutar de una buena comida caliente… —le acarició el lóbulo de la oreja con la punta de la lengua— ya sabes que lo único que tienes que hacer es llamarme.
Nick: —Voy a disfrutar de una buena comida caliente… —repuso Nick, liberándose de sus brazos y obligándola a levantarse de su sillón— pero con la mujer que yo quiera.
Angela:—Supongo que he llegado tarde, ¿eh? —Angela se puso a pasear por el despacho, contoneando las caderas provocativamente—. Ya me imaginaba que querrías a alguien más excitante que esa pequeña pecosa. ¿De cuántos meses está? De varios, supongo.
Nick: —Al poco tiempo de empezar a salir contigo, Angela, ya me di cuenta de que no me gustabas mucho. Pero nunca creí que fueras tan arpía.
Angela: —Pues parecía que te gustaba bastante… —repuso mientras apoyaba las manos en el pecho de Nick— cuando hacíamos el amor.
Nick: —Era puro sexo, Angela. Una mujer como tú no hace el amor. Hace conquistas.
Angela volvió a echarle los brazos al cuello e intentó besarlo, pero él se lo impidió.
Angela:—¿Qué es lo que te pasa? ¿Es que te ha embrujado tu pequeña esposa?
Nick: —No te deseo —repuso Nick—. Incluso a ti debería quedarte eso claro —la agarró de los hombros—. Tengo una esposa, y ni necesito ni quiero una amante.
Angela:—Si estás satisfecho con tu esposa embarazada, entonces, ¿por qué te entretienes en citarte con otra mujer para comer? Siento de verdad que no me hayas elegido a mí. Llámame la próxima vez que necesites a alguien para divertirte. Ahora, dame un beso de despedida y me iré.
Nick: —Nada de besos.
Angela:—¡Uno pequeñito…! —volvió a inclinarse hacia él.
En ese preciso momento se abrió la puerta del despacho. Y Nick vio a ____ en el umbral, con Sandra Pennington intentando desesperada impedirle el paso.
Sandra:—Lo siento, señor Jonas, pero la señora Jonas no quería esperar.
Nick apartó de sí a Angela, dio un tentativo paso hacia ____ y se detuvo en seco, paralizado por la airada expresión de su esposa.
Nick: —Esto no es lo que parece —intentó explicarse.
Angela:—Por supuesto que no —Angela recogió su chaqueta, se la echó al hombro y sonrió a ____—. Precisamente me estaba echando. Me dijo que hoy no tenía tiempo para mí, ya que le esperaba una buena comida caliente con otra mujer, ya me entiendes —luego se volvió hacia Nick le lanzó un beso y pasó de largo al lado de Sandra y de ____
Nick: —No te precipites —le dijo Nick a su esposa—. Por favor, déjame que te lo explique todo.
____ no se movía. No hablaba; ni siquiera pestañeaba. Nick se acercó a ella con cautela.
Nick: —Hoy es la primera vez que la veo desde que apareció en la recepción sin que la invitaran. Y hoy también se ha presentado aquí sin que la llamasen.
Tu: —Puede que no la llamaran, pero obviamente no ha sido mal recibida.
Nick: —Eso no es cierto. Le dije que se marchara. Quería que le diera un beso de despedida antes de…
Nick se agachó justo a tiempo de esquivar el bolso de _____, que le pasó rozando la cabeza. Después la joven agarró dos pequeñas tallas de cristal del escritorio y se las lanzó una detrás de otra; la primera hizo impacto en la mesa, y la segunda en el estómago de Nick
Tu:—Me prometiste que no… que no… Debería haber adivinado que no podrías aguantarte durante todos estos meses —chilló ____ —. Durante todo este tiempo me has estado mintiendo, viéndote con esa mujer a mis espaldas. ¡Mentiroso, estafador…!
____ optó por retroceder hacia la oficina de Sandra, mientras Nick la seguía guardando una prudente distancia.
Nick: —No he tenido relaciones sexuales con ninguna mujer desde la primera vez que hice el amor contigo, y tú lo sabes perfectamente.
Tu: —No te creo. Estabas abrazando a esa mujer. ¡Ibas a besarla!
Nick:—¡Estaba intentando quitármela de encima! ¡Y era ella la que estaba intentando besarme!
Tu:—¿Realmente esperas que me crea eso? —____ blandió el dedo índice de la mano derecha frente a Nick, antes de enjugarse las lágrimas de rabia que le corrían por las mejillas.
Sin darle oportunidad a que pudiera replicar, salió a toda prisa al pasillo y pulsó el botón de llamada del ascensor. En el momento en que se abrieron las puertas, entró apresurada.
Nick alcanzó a entrar cuando ya las puertas se cerraban, y _____ retrocedió a una esquina, cruzando los brazos sobre el pecho. Lo miró fijamente con expresión hostil, pero tuvo que esforzarse por no reír; parecía ridículo con la cara roja de furia, los ojos negros brillantes… y su bolso colgando de un hombro. Nick siguió la dirección de su mirada, gruñó y le tendió el bolso.
Nick: —Te olvidabas de esto.
_____ se las arregló para disimular una sonrisa y aceptó el bolso.
Nick: —Me preguntaste si esperaba que me creyeras —se acercó a ella mientras el ascensor descendía—. Bueno, la respuesta es sí, lo espero, sobre todo teniendo en cuenta que te he dicho la verdad.
Tu: —Hum… lo habría apostado.
Nick: —No me he estado viendo con Angela —Nick levantó las manos, exasperado—. Ni siquiera me gusta esa mujer.
Tu: —No te tiene que gustar alguien para… para…
Nick: —No, pero tienes que desearla al menos… —Nick apoyó las manos en la pared del ascensor, a ambos lados de _____—. Y yo sólo deseo a una mujer.
____ tragó saliva, ruborizada. Un calor familiar empezaba a extenderse por su cuerpo. Lo que decía Nick le parecía convincente; quería creerlo, lo necesitaba. De hecho, lo creía. Pero no tenía intención de ceder tan fácilmente. Quizá no había tenido una aventura con aquella rubia, pero la había tocado, y prácticamente la había estado besando cuando ____ entró en su despacho.
El ascensor se detuvo en el primer piso y las puertas se abrieron. ______ se escurrió por debajo de un brazo de Nick y salió a toda prisa, dejándolo solo, pero él la alcanzó en la puerta del edificio y la obligó a detenerse.
Nick: —Vamos a comer juntos y hablaremos de esto.
Tu: —¡No voy a ningún sitio contigo! —se liberó de él y se dirigió apresurada al aparcamiento.
Nick: —¡Oh, claro que sí! —le gritó Nick antes de levantarla en vilo.
Tu: —¡Bájame! Ya sabes que odio que hagas esto. ¡Porque seas más grande y fuerte que yo, crees que puedes hacerme lo que quieras!
A Nick no le importaron las miradas de los curiosos mientras llevaba en brazos a ___ hacia su coche. Abrió la puerta, la sentó en el asiento y le abrochó el cinturón de seguridad. Pero cuando se disponía a sentarse al volante, ella ya se lo había desabrochado y estaba intentando abrir la puerta. Inclinándose, le agarró las dos manos y volvió a ajustarle el cinturón.
Nick: —Vamos a comer juntos, y luego iremos de compras.
Tu:—No quiero ir a ninguna parte.
Nick: —Bueno, pues lo siento porque vamos a ir. No voy a consentir que Angela trastorne nuestros planes. Quiero pasar unas horas con mi esposa.
Tu:—¿No te importa lo que quiera yo?
Nick: —Querías comer conmigo y luego salir de compras antes de que descubrieras a Angela en mi despacho —Nick arrancó el coche y salió del aparcamiento.
____ cruzó los brazos sobre el pecho. Al pensar en la despampanante rubia, se sentía insignificante comparada con ella.
Tu: —Ella es muy sexy, ¿verdad?
Nick:—¿Quién?
Tu:—Angela, maldita sea.
Nick: —Sí, Angela es muy sexy —afirmó Nick—. Si te gusta ese tipo de mujeres.
Tu: —A ti te gustaba, ¿no? Saliste durante meses con ella. Te acostaste con ella —____ deseó que el pensamiento de Nick haciendo el amor con cualquier otra mujer, pero especialmente con Angela, no la afectara tanto. ¿Cómo iba a sobrevivir cuando se divorciaran? ¿Qué sucedería si Nick volvía a casarse otra vez?
Nick: —Creía que Angela era mi tipo —Nick se encogió de hombros—, pero estaba equivocado —miró a ____ , y ella le sostuvo la mirada—. Además, ha cambiado mis gustos en lo tocante a mujeres. Ninguna de las mujeres con las que solía salir son mi tipo ahora.
Tu: —Te propuso mantener relaciones sexuales, ¿no? —le preguntó _____
Nick:—Decliné su oferta.
Tu:—¿Por qué?
Nick: —¿Por qué crees tú?
Tu: —Porque me prometiste que no mantendrías relaciones sexuales con nadie mientras estuviéramos casados —respondió ____ . Sabía que Nick era un hombre de palabra; por esa razón creía, confiaba en él.
Nick: —Y… —añadió Nick, mirándola.
Tu: —¿Y qué?
Nick: —Que esa no era la única razón por la que decliné su oferta.
Tu:—Ya sé que dijiste que ella ya no es tu tipo. ¿No es eso?
Nick abandonó la carretera principal y aparcó en el primer lugar que encontró libre, apagando luego el motor.
Tu: —Creía que íbamos a comer en el Jardín Italiano —dijo ____—. ¿Por qué te has detenido aquí?
Nick: —¿Sabe usted cuál es mi tipo, señora Jonas ? —le preguntó de repente Nick , inclinándose hacia ella y tomando su rostro entre las manos. Mi tipo es una pequeña pelirroja, independiente y tenaz, aficionada a ver viejas películas de terror conmigo, celosa de mis viejas amantes, y que me excita cada vez que me mira con sus grandes ojos del color de la avellana.
Tu: —¡Nick!
Nick: —Para que te desee, lo único que tienes que hacer es mirarme —le tomó una mano y se la puso en la entrepierna, como para demostrarle lo que le decía—. Tú, sólo tú.
Tu: —No sé por qué te creo, pero sí, te creo —retiró la mano de repente.
Nick: —Sabes que no te mentiría —repuso él—. Puede que nuestro matrimonio no sea real, y puede que no estuviéramos enamorados cuando nos casamos, pero mientras seas mi esposa, serás la única mujer que exista para mí.
_____ no estaba dispuesta a disculparse, ni a reconocer que había reaccionado de manera exagerada cuando descubrió a Angela en su despacho. Y tampoco iba a admitir lo mucho que significaba para ella la promesa que acababa de hacerle Nick , pero le debía alguna concesión. Iba a proponerle que firmaran la paz y a intentar que su relación volviera a su cauce normal.
Tu: —¿Nick?
Nick: —¿Qué?
Tu:—Ya sabes que hoy tengo que quedarme a trabajar hasta tarde.
Nick:—Sí.
Tu: —Podrías pasarte por la tienda y ayudarme. Yo podría decirle a Martha Jean que no se quedara trabajando, y tú y yo podríamos hablar sobre la decoración de la habitación del niño, encargaríamos una pizza y…
Nick: —¿Esa es tu forma de decirme que sientes haberme juzgado mal? —le preguntó él.
Tu: —Es mi manera de decirte que apruebo tus nuevos gustos en cuestión de mujeres.
Nick: —Si no dejas de mirarme de esa manera, voy a terminar haciendo el amor contigo aquí mismo, ahora —musitó Nick con una sonrisa en los ojos.
____ deslizó una mano por su pecho, y fue bajando hasta llegar al vientre y a su excitado sexo. Nick gruñó.
Tu: Conozco una manera mejor de decirte que lo siento —dijo ella, retirando la mano—. Esta noche.


Nick: —Ya está. Éste es el último —Nick le entregó a _____ el último lazo de terciopelo rojo; luego estiró la espalda, levantándose de la banqueta donde había estado sentado al lado de su mujer, frente a la mesa de trabajo—. Ahora, estoy listo para devorar esa pizza.
___ se levantó también; le dolía todo el cuerpo. Nick y ella habían estado trabajando durante tres horas, preparando un gigantesco encargo de arreglos florales de Navidad.
Nick —Déjame darte un masaje de espalda, nena —le propuso Nick—. No sabía que tu trabajo era tan cansado —comentó mientras le daba un masaje en los hombros para relajarla—. Para ser sincero, no sé gran cosa acerca de este oficio. ¿De verdad quieres ampliar tu negocio y montar un vivero?
Tu: —No te detengas; lo haces tan bien… —dijo ____, suspirando—. Sí, cuando el niño sea un poco mayor, me gustaría comprar una propiedad y compaginar mi negocio de flores con un vivero.
Nick: —¿Te lo pensarías si te propusiera que yo te comprase la propiedad? —continuaba dándole el masaje en los hombros y en la espalda.
Tu: —No. Ya harás demasiadas cosas por mí después… después de nuestro divorcio. Construir una casa para nuestro hijo y para mí, pagar los salarios de dos empleadas y…
Nick: —Soy un hombre rico, cariño. En tu situación, la mayoría de las mujeres se aprovecharía de eso.
Tu:—Yo no soy como la mayoría de las mujeres.
Antes de que ____ pudiera darse cuenta, Nick la hizo volverse y la besó.
Tu:—¿A qué viene esto? —preguntó ella.
Nick:—Porque eres tú misma, y no como la mayoría de las mujeres.
Tu: —Oh —____ sonrió—. Acepto esa respuesta. Me gusta. Puedes seguir dándome un masaje en la espalda; también me gusta.
Riendo, Nick la acercó más hacia sí y empezó a acariciarla.
Tu: —Hora de la pizza —____ se liberó de su abrazo y prácticamente corrió a la trastienda, donde Nick había dejado la pizza hacía unos diez minutos, cuando se la entregó el repartidor.
Nick: —No corras, nena —dijo Nick, siguiéndola—. No te sienta bien.
Tu: —No estoy corriendo —mintió—. Lo que pasa es que estoy hambrienta. De hecho, me muero de hambre —se dio unas palmaditas en el vientre—. Y mi Elliott también.
Nick:—¿Elliott?
Tu: —¿Te importaría que lo llamáramos Elliott? —se volvió sonriente hacia Nick —. Yo era hija única y el apellido de mi padre se iba a perder conmigo.
Nick:—No lo sé, cariño. Elliott suena tan… tan…
Tu:—¿Tan qué?
Nick:—Tan estirado…
Tu:—¡No! Suena a distinguido y sofisticado.
Nick:—Elliott, ¿eh?
Tu: —Elliott Nicholas Jonas —sugirió ___.
Una agradable sensación de calidez invadió a Nick cuando ella pronunció el nombre que había escogido para su hijo. El nombre de su padre; su nombre.
Nick: —Si Elliott Nicholas Jonas tiene hambre, será mejor que le demos de comer —declaró—. ¿Tenemos platos, servilletas? ¿Algo de beber?
Tu: —Tengo la sensación de que si Elliott sale al padre, voy a pasar el primer año dándole de mamar y cambiándole los pañales.
Nick: —Respecto a lo primero no puedo hacer mucho, hasta que empiece a comer comida de bebé, pero puedo cambiar los pañales, si tú me enseñas.
___ quería preguntarle si tenía intención de verlos con la frecuencia necesaria para hacer esas labores, pero prefirió no echar a perder aquel momento.
Tu: —Yo me encargaré de esto —le dijo mientras sacaba de debajo del mostrador vasos, platos y cubiertos—. Tú ve a la nevera a buscar unos refrescos.
Mientras comían las pizzas charlaron animadamente. Cuando terminaron, _____ le dijo que tenía que cambiar de maceta unos cactus que a Cindy se le habían caído accidentalmente cuando los colocaba en un estante.
Nick: —Si me enseñas cómo se hace, te ayudaré —se ofreció Nick
Tu:—Puedes recoger ese saco de tierra vegetal que está debajo del mostrador, y colocarlo aquí arriba —señaló su mesa de trabajo.
Nick siguió sus instrucciones y se sentó en la banqueta, a su lado.
Nick:—¿Y ahora?
Tu: —¿Estás seguro de que quieres hacer esto? Te vas a manchar las manos —dijo mientras introducía una mano en el saco y sacaba un puñado de tierra oscura.
Nick: —Sólo porque sea el jefe de Construcciones Jonas , eso no quiere decir que no me ensucie las manos de vez en cuando —Nick observó que ____ seguía sosteniendo en la mano el puñado de tierra y se preguntó qué pretendía hacer. A juzgar por la forma en que lo miraba, estaba tramando algo—. Cuando era adolescente, trabajaba con los empleados de mi padre haciendo todo tipo de trabajos duros. Entonces no temía ensuciarme, y ahora tampoco.
Tu: —¿Estás seguro? —le preguntó con tono juguetón.
Y cuando él asintió, le lanzó el puñado de tierra a la pechera de su inmaculada camisa blanca.
Nick: —Quieres jugar, ¿eh? —Nic kse bajó de la banqueta.
____ saltó de la suya y corrió al otro lado de la mesa de trabajo.
Tu: —¿Te das cuenta de que nunca te he visto sucio?
Nick: —¿De verdad? —Nick metió la mano en el saco y agarró un puñado de tierra—. Ahora que lo dices, yo tampoco te he visto sucia a ti.
Tu: —Detente y piensa en lo que estás haciendo —le advirtió _____ mientras retrocedía—. Soy una mujer embarazada.
Nick: —Ya lo sé —repuso mientras rodeaba la mesa, persiguiéndola—. Eres una mujer embarazada muy juguetona.
Tu: —¡Nick!
Nick: —Nena, supongo que sabes que esto es la guerra —declaró Nick agarrando el saco y acercándose a ella.
____ corrió a la trastienda e intentó cerrar la puerta, pero él fue más rápido; la agarró, la atrajo hacia sí, levantó el saco de tierra y lo volcó sobre su cabeza. Tres cuartas partes del saco cayeron en cascada sobre ____; a Nick le correspondió el otro cuarto.
Después de hacer el saco vacío a un lado, Nick miró a ____ que, toda cubierta de tierra, reía sin parar.
Nick: —¿Sabía usted que está preciosa cuando está sucia, señora Jonas ?
Tu: —Al igual que usted, señor Jonas —le echó los brazos al cuello—. Pero, ¿cómo se te ha ocurrido esta idea de ducharnos a los dos de tierra?
Nick: —Pensé que si nos ensuciábamos lo suficiente, podríamos ir a casa y jugar juntos en la bañera.
Tu: —¿Sí? ¿Qué te parecería si te dijera que prefiero quedarme aquí y jugar contigo en la tierra?
Nick: —Nena, será mejor que no tientes a un hombre a no ser que vayas en serio.
Tu: —He oído que la gente puede hacer el amor en cualquier parte.
En ese momento Nick la besó hasta dejarla sin aliento. Luego____ se agarró a sus hombros cuando él la levantó en vilo, y le rodeó las caderas con las piernas. Sosteniéndola por las nalgas, Nick la sacó de la trastienda, la llevó directamente a la mesa de trabajo y, sin dejar de besarla, la depositó encima y empezó a desvestirla.
En su apresuramiento por despojarlo de la camisa, ____ le rompió varios botones. Lo deseaba. Allí, ahora, en ese mismo momento. Deslizó las manos por su pecho desnudo mientras él le besaba los senos, atormentándola de placer, acariciándole los delicados pezones. Nick gruñó; luego la levantó de nuevo para bajarle los pantalones y las medias hasta las rodillas. Arrastrados por una salvaje, ciega furia, se desnudaron mutuamente.
Nick entró en ella con fiera avidez; su deseo era demasiado intenso para poder atemperarlo con la ternura. _____ respondió con igual pasión. Nada les importaba excepto la ardiente, desesperada necesidad que terminó arrastrándolos a un común éxtasis.
Mucho más tarde _____ yacía despierta en su cama, con Nick durmiendo a su lado. Allí estaba, enamorada de un hombre que se había casado con ella por una única razón; la trampa de amor en la que cayó la primera noche que se amaron, concibiendo un hijo. Lloró en silencio, temiendo lo que el futuro le depararía a ella, a Nick … y al pequeño Elliott.
Volver arriba Ir abajo
K2Mrpresidentedanger
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1289
Localización : ConMi Sepsi! novio Kevo y mis cuñadithos Nicky y Joe ;) :baba:
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 19:50

ya solo falta un capi y el epilogo xD
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 20:21

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!
demaciado buenos tus cap me encata como escribes eres una gran escritora !!!!
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 20:33

bno chicas si se preguntan por q k2mrpresidentedanger subio capz es por q es mi bestfriendforever jejeje y cuando yo no pueda ella subira!! vale?
pero el ultimo cap se los subo yo enseguida! xD
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 20:36

Capítulo Diez
Nick echó una última mirada a los planos de la casa de____ ; luego los enrolló y los metió en el tubo. Esa noche se los llevaría a casa para que ella pudiera hacer los cambios que quisiera. Al día siguiente se los entregaría al arquitecto.
Los planos de la casa que había soñado ____ ; la casa que Nick había prometido construir para ella. La casa en la que ella viviría con su hijo después de su divorcio.
Cuando se casó con ____ , había pensado que su divorcio no era nada más que otra cláusula de su acuerdo. Pero ahora se sorprendía pensando en diferentes maneras de posponer el final de su matrimonio. Quizá pudiera renegociar los términos, convencer a _____ de que esperara hasta que Elliott Nicholas cumpliera su primer año. Después de todo, el primer año de la vida de su hijo era crucial… para él y para todos.
Había convenido con _____ en que el niño se quedaría con ella durante ese primer año, pero odiaba la idea de vivir alejado de ellos. Se perdería tantos momentos de su desarrollo si no estaba a su lado cada día…
Varias veces durante las últimas semanas, le había dado a entender a ____ que no tenía ninguna prisa en dar por terminado su matrimonio. Pero fuera que ella simplemente no había entendido sus indirectas, o que las hubiese ignorado, el caso era que no le había hecho ninguna mención del divorcio.
Nick sabía que el divorcio era inevitable. Incluso aunque llegaran a convertirse en amigos íntimos, seguirían siendo las dos personas que eran cuando se casaron. Él seguía siendo el tipo chapado a la antigua que no podía cambiar fácilmente sus inclinaciones machistas; dudaba que fuera capaz de dejar de responsabilizarse de cuidar a su esposa… y eso era precisamente lo que más detestaba ____ . A menudo interpretaba sus intentos de cuidarla, de facilitarle las cosas, como una forma de dominarla y controlarla. Y Nick ponía al cielo por testigo de que no se trataba de eso.
Viviendo con ella había superado muchos prejuicios. Le encantaba vivir con una mujer fuerte e independiente con quien podía discutir de negocios y de cualquier otro asunto, sabiendo que no sólo lo comprendía, sino que a menudo lo ayudaba aportando soluciones. Y luego, por supuesto, estaba la maravillosa experiencia del sexo. _____ y él no podían tocarse sin arder inmediatamente de deseo.
Se había acostumbrado a dormir abrazado a ella cada noche. Le gustaba saber que estaba allí, con él. Por supuesto que todavía discutían. Al final ____ le había perdonado que contratara a dos trabajadoras para la floristería sin su permiso, pero también le había advertido que nunca más volviera a hacer algo parecido. Nick intentaba reprimir todo lo posible sus tendencias protectoras, pero pedirle que no se hiciera cargo de ella y de su hijo era como pedirle que dejara de respirar.
Y lo peor de todo era que sabía que el divorcio no cambiaría lo que sentía. Para Nick , _____ y Elliott siempre le pertenecerían, incluso aunque se casara con otro hombre. Un pensamiento que no podía soportar.


_______ colocó la lámpara sobre la cómoda de cajones, retrocedió para ver cómo quedaba y sonrió satisfecha. Contempló la habitación que estaba preparando para el niño desde todos los ángulos posibles; durante los dos últimos meses Nick y ella habían convertido aquel cuarto en un mundo especial para Elliott, escogiendo con exquisito cuidado los muebles, los colores de la pintura de las paredes, todo. Naturalmente Nick no había compartido los gastos, y ____ había dejado al fin de recordarle que para cuando Elliott tuviera dos meses, se divorciarían y ella y el niño se trasladarían a otra casa.
Nick no parecía muy dispuesto a hablar de divorcio, y _____ sabía por qué: Elliott. Nick no podía soportar el pensamiento de separarse de su hijo. ¿Pero cómo podía ella seguir casada con un hombre que sólo quería conservarla en su vida debido a su hijo? Además, incluso aunque Nick y ella se convirtieran en amigos a la par que amantes, él todavía la irritaba algunas veces al tomar decisiones que la concernían sin su consentimiento. Tenía que admitir que lo había hecho a menudo… ¡y seguía haciéndolo!
Quizá, si él la amara, ella podría aprender a tolerar sus faltas dado que sus intenciones eran buenas. Pero Nick no la amaba; esa palabra todavía no había sido mencionada. Solamente la deseaba, o al menos hasta ese momento…
Cada noche _______ se preguntaba si sería la última… la última vez que hacían el amor. Seguro que ya no podía encontrarla deseable, dado su avanzado estado de gestación. La pasada noche Nick le había hecho el amor con infinita ternura y delicadeza y ella ya se había acostumbrado a sus caricias. ¿Qué haría cuando él ya no la deseara?
_____ se tragó el nudo de emoción que sentía en la garganta. Al mirar su reloj y darse cuenta de lo tarde que era, decidió tomar una ducha caliente antes de que volviese Nick. Ese día había salido temprano del trabajo, dejando a Martha Jean al cuidado de la tienda. Se desvistió lentamente en el cuarto de baño y se miró en el espejo; sus senos habían aumentado, y tenía una gran barriga. Llevaba seis meses embarazada y Elliott estaba creciendo a marchas forzadas. Se acarició el vientre, y de repente sintió que el niño le daba una patada.
Tu: —Hola, Elliott. Hoy tu mamá está un poco triste. Papá va a traernos los planos de nuestra nueva casa, la casa en la que tú y yo vamos a vivir cuando papá y yo nos divorciemos —se enjugó las lágrimas—. Y cuando cumplas un año, vivirás temporadas con papá. No me gustará renunciar a tenerte conmigo todo el tiempo, pero eso no lo sabrás tú —terminó de vestirse y abrió la ducha, disfrutando de la sensación del agua caliente sobre su cuerpo. Mientras se enjabonaba, continuó hablándole a su bebé—: Tu papá es muy bueno, ¿sabes? Hubo un tiempo en que pensé que era un tipo agresivo, machista e implacable. Pero eso era antes de que llegara a conocerlo. Claro, no es perfecto; algunas veces me pone tan furiosa que podría estrangularlo. No termina de metérsele en la cabeza que soy capaz de cuidar de mí misma sin su ayuda. Pero…
Las lágrimas le corrían por el rostro. Para cuando ya se había secado y puesto una bata, lloraba de manera inconsolable.


Nick abrió la puerta, con los planos de la nueva casa bajo el brazo.
Nick: —¿____? Hey, nena, ¿dónde estás?
No la vio en la cocina, y después de dejar los planos sobre la mesa del comedor, se dirigió al pasillo. Cuando entró en su dormitorio, se quitó la chaqueta y la corbata.
Nick: —¿_____? —volvió a llamarla.
Sabía que estaba en casa, porque había visto su coche en el garaje. Abrió la puerta del cuarto de baño y al encontrarla sentada en el taburete, sollozando, corrió hacia ella y la abrazó con ternura.
Nick: —Nena, ¿qué te pasa? ¿Estás enferma? ¿Es el bebé? ¿Es…?
Tu: —Elliott está bien. Y… —sollozó de nuevo— yo no estoy enferma.
Nick:—¿Qué te pasa entonces? ¿Algún problema en el trabajo?
____ se enjugó las lágrimas con el dorso de la mano, suspiró profundamente y miró a Nick.
Tu:—No se suponía que ibas a volver a casa tan pronto.
Nick: —He traído los planos de la casa. Sabía que querrías verlos lo antes posible; te van a encantar. Todo es como tú querías.
De repente _____ volvió a estallar en sollozos, y Nick intentó consolarla.
Nick: —____ , me tienes asustado. ¿No puedes decirme lo que te pasa?
Negando con la cabeza, la joven cruzó los brazos y se abrazó con fuerza, sufriendo.
Nick: —Vamos, nena. Intentaré ayudarte —le dijo Nick —. Dime lo que puedo hacer.
Cuando intentó besarla, ella lo empujó, gritando, y salió corriendo del cuarto de baño. Nick reflexionó por unos instantes en lo que estaba sucediendo; era la enésima vez que concluía que no entendía nada a las mujeres, y en particular a ____ . Al entrar en su dormitorio la encontró sentada en medio de la cama, hecha un ovillo.
Nick se sentó a su lado, sonriendo, y al ver la mirada que le lanzaba ella, dedujo que esa no era una táctica adecuada de acercamiento. Cuando optó por fruncir el ceño,_____ le lanzó una mirada aún más hostil; al momento siguiente, le guiñó un ojo.
Tu: —¿Te estás burlando de mí? —le preguntó ella con voz llorosa.
Nick: —Nunca me he burlado de ti, cariño.
Tu: —Supongo que te resulto divertida, ¿no? Estoy gorda como un tonel, tengo la cara redonda como un balón… estoy fea y… —no pudo seguir debido a un nuevo ataque de sollozos.
«Así que ese es el problema», pensó Nick. ____ sentía que había perdido su atractivo debido a su avanzado estado de gestación. La tomó por los hombros y se negó a soltarla cuando ella se resistió. A la fuerza la obligó a mirarlo.
Nick: —No lo sabes, ¿verdad? —la levantó de la cama y la sentó en su regazo, deslizando un brazo por su cintura—. Realmente no sabes lo hermosa que eres para mí —le desató el cinturón de la bata y apartó los pliegues, dejándole al descubierto los senos y el vientre.
____ intentó cubrirse, pero Nick no se lo permitió.
Tu: —¿Cómo puedes mirarme cuando estoy tan gorda y…?
Nick: —No te atrevas a decir que estás fea —Nick le deslizó la bata por los hombros, bajándosela hasta las caderas—. Eres preciosa. Tu cuerpo ha cambiado para acoger a ese niño que está creciendo en tu interior —le acarició el vientre, acelerándole la respiración—. Pero esos cambios no te afean. ¿Cómo puede cualquier hombre mirar a la mujer que va a tener un hijo suyo y no parecerle la más hermosa del mundo?
_______ se abrazó al cuello de Nick, enterró el rostro en su pecho y lloró mientras él le acariciaba la espalda.
Tu: —Eres un hombre tan anticuado, Nick … Eres como un caballero andante, siempre intentando protegerme, defenderme y rescatarme… aunque yo no quiera que me rescaten.
Nick: —Hago todo lo que puedo por evitarlo —le acarició el cuello, y luego la besó en una oreja—. Sinceramente, cariño, hago todo lo que puedo.
Tu: —¡No te atrevas a disculparte por comportarte de una forma tan maravillosa conmigo! —exclamó, y lo besó apasionada.
Tumbándola sobre la cama,Nick la miró fijamente con el deseo ardiendo en sus ojos.
Nick: —Eres la mujer más excitante y deseable que he conocido nunca —deslizó las manos por su cuerpo con una actitud reverente, de homenaje a su belleza—. Déjame amarte, ____ . Déjame demostrarte lo hermosa que eres para mí.
Sus labios encontraron y saborearon cada zona especial y sensitiva del cuerpo de la joven. Con la lengua trazó un húmedo sendero ardiente por su piel, hasta llegar al centro de su feminidad; cuando Nick la tocó allí ____ gimió, arqueando el cuerpo hacia él.
Hacer el amor con una mujer nunca había sido tan trascendental para Nick; necesitaba demostrarle a ____ que era irresistible. Y ponía al cielo por testigo de que realmente lo era. Le encantaba su sabor, le encantaba escuchar sus gemidos, sus jadeos, la sensación de su cuerpo temblando entero bajo su lengua. ___ no pudo evitar la tormenta de placer que la invadió, que barrió su cuerpo, zarandeándola como los restos de un naufragio en medio de un temporal.


Nick recogió del suelo la bandeja con los restos de la comida y la puso sobre la chimenea. Tumbada a su lado en la alfombra, ____ apoyó la cabeza sobre su pecho y contempló el fuego que habían encendido antes de cenar. Le encantaba pasar las tardes sola con su marido. «Su marido provisional», se recordó con un suspiro, anhelando que su matrimonio fuera real, que Nick fuera su marido para siempre.
Nick: —Entonces, ¿qué te parecen los planos de la casa? —le preguntó él.
Tu: —Creo que esa casa es demasiado grande para Elliott y para mí. De hecho, es una mansión.
Nick:—¿No te gusta?
Tu: —Por supuesto que me gusta —se acurrucó contra él, acariciándole el pecho desnudo con los labios—. Es fantástica; la casa de mis sueños. Con dos pisos, tantas ventanas, tanto espacio… Pero te costará una fortuna construirla.
Nick: —Deja que yo me ocupe de eso. Nada es demasiado bueno para ti… y para Elliott.
Tu: —Cuando prometiste que me construirías una casa, nunca esperé algo como esto. Me encanta.
Nick:—Échale un vistazo y decide si quieres hacer cambios —le dijo Nick—. Quiero que esta casa sea perfecta.
Tu: —Cuando Elliott sea mayor y pase más tiempo contigo, me sentiré sola en una casa tan grande —comentó ____ mientras desplegaban los planos—. Me asustará escuchar el eco de mi propia voz.
Nick: —Hasta entonces pasará mucho tiempo. Mientras Elliott sea pequeño, se quedará contigo durante la mayor parte del tiempo. Si me dejaras pasar a verte todos los días, quizá cenaríamos juntos de vez en cuando…
Tu: —Podrás pasar a verme cuando quieras —declaró ____ . Esa noche había sido casi perfecta. No quería hablar del futuro y echar a perder aquella efímera felicidad—. A cualquier hora que quieras pasar a verme, serás bien recibido. Nunca tendrás que llamar antes.
Nick: —Podrías cambiar de opinión cuando tú… —Nick tuvo que tragarse su furia y su frustración— vuelvas a salir con otros hombres.
Tu: —Bueno, tendrá que pasar mucho tiempo, también —respondió—. Estaré demasiado ocupada con Elliott para pensar en salir con nadie. Por supuesto, tú serás el soltero más codiciado de todo el Estado una vez que nos divorciemos.
Nick: —Yo tampoco tengo intención de salir con nadie de manera inmediata —admitió él—. Me gustaría pasar todo mi tiempo libre con mi hijo. No quiero perderme nada —Nick volvió a enrollar los planos y los dejó sobre una mesa cercana—. ____ después del divorcio, ¿podría quedarme a pasar alguna noche con vosotros, para estar más cerca de Elliott? ¿te importaría?
Tu: —No… —se aclaró la garganta—. No, claro que no me importaría.
Nick: —Y si necesitaras a alguien que cuidara del niño, yo podría venir —le dijo Nick . Ya sabes, si tuvieras necesidad de quedarte a trabajar hasta tarde o…
Tu: —Vamos a criar a Elliott entre los dos —lo interrumpió ella, poniéndole un dedo sobre los labios, sonriente—. Lo único en que los dos siempre hemos estado de acuerdo, desde que nos casamos, es que nuestro hijo no va a sufrir porque nosotros estemos divorciados.
Nick: —Ya sabes que tenía mis dudas cuando nos casamos. Me preguntaba si seríamos capaces de resolver eso —Nick la besó en la nariz—. Pero ahora sé una cosa. Vamos a terminar este matrimonio como dos buenos amigos, y vamos a ser unos buenos padres, tanto si seguimos casados como si no.
Tu: —¿Si seguimos casados?
Nick: —Olvida lo que he dicho; ha sido un lapsus. Sé que ninguno de nosotros quiere que sigamos casados por el bien de nuestro hijo.
Tu:—Oh. Claro, tienes razón.
_____ se preguntó qué había esperado que le dijera Nick. ¿Acaso que reflexionara sobre su relación, que se la planteara? Sí. Había esperado que quizá, sólo quizá, Nick Jonas se estuviera enamorando de ella. Pero eso no iba a ocurrir. Ella contaba con su cariño, con su respeto y su amistad… y también con su cuerpo, aunque sólo fuese de manera provisional. Pero contar con más era pedir demasiado.


Joy: —¿Nick Jonas asistiendo a clases de preparación para el parto? ¡Me gustaría ver eso! —exclamó Joy Simpson mientras preparaba un arreglo floral—. Increíble.
Martha: —Deja de burlarte de _____ —la recriminó Martha Jean, que estaba trabajando a su lado—. No es el primer caso de un playboy reformado que se convierte en un marido ejemplar. De la misma manera que famosos pecadores se convierten en religiosos fanáticos.
Tu: —Realmente Nick está intentando moderar su entusiasmo ante la perspectiva de ser padre —comentó ____ —. Pero le resulta difícil controlar su excitación. Parece como si yo fuera la única mujer del mundo que va a tener un bebé.
Joy: —Es que eres la única mujer del mundo que va a tener a su bebé —le recordó Joy.
Martha: —Yo pienso que es encantadora la manera en que el señor Jonas cuida a ____ —comentó Martha Jean—. Es evidente que está locamente enamorado de ella. Cada vez que la ve, se enciende como un árbol de Navidad.
_____ advirtió cierta expresión triste en el rostro de Joy; solamente Craig y ella sabían que no se había casado con Nick por amor, y que al cabo de unos meses se divorciarían.
Tu: —Me muero de hambre —comentó—. Constantemente tengo apetito. Voy a hacer un descanso.
Se dirigió apresurada a la trastienda, conteniendo el llanto hasta que se encerró en el cuarto de baño. Al mirarse en el espejo vio que estaba muy pálida, y se preguntó cómo podía sentirse tan mal por dentro cuando, ante todo el mundo, parecía tan feliz. Se había casado con un hombre admirado por todos. Estaba embarazada de siete meses y medio, y dentro de poco tiempo se trasladaría a la casa de sus sueños, una mansión que había construido su marido sin reparar en gastos. ¿Cómo podía sentirse tan triste cuando lo tenía todo? Todo excepto lo que más ansiaba: el amor de Nick.
Si ocho meses atrás alguien le hubiera dicho que pasaría una apasionada noche con Nick , concebiría un hijo suyo y se enamoraría de él, ____ le habría replicado que todo eso eran locuras. Su vida había cambiado drásticamente en muy poco tiempo, y le aguardaban cambios todavía mayores. Varias veces había estado a punto de decirle a Nick que no quería divorciarse, que deseaba que siguieran casados y criaran juntos a Elliott. Pero luego se había dado cuenta de que él podría aceptar su petición, en cuyo caso tendría que pasar el resto de su vida con un hombre que no la amaba.
De repente, ______ sintió algo líquido corriéndole por las piernas. Asustada, se llevó las manos al vientre, rezando para que todavía no hubiese roto aguas. No podía ser. Sólo llevaba siete meses de embarazo. Se sentó y se levantó el vestido, ¡era sangre lo que le chorreaba por los muslos! Temblando, abrió la boca en un silencioso grito, como si hubiera perdido la voz. ¿Qué le sucedía? ¡No debería estar sangrando! ¿Estaría perdiendo a su bebé? ¿Cómo podía sangrar cuando no sentía ningún dolor?
Tu: —¡Joy! —chilló—. ¡Joy, ven aquí!
La puerta del cuarto de baño se abrió casi de inmediato dando paso a Joy, seguida de Martha Jean.
Joy: —¿Qué te pasa?
Tu: —Estoy sangrando —respondió _____ —. Estoy sangrando mucho.
Joy: —Tranquila —Joy la agarró de un hombro—. Quédate tranquila —luego se volvió hacia Martha Jean—. Llama al doctor Meyers y dile que _____ está sangrando; voy a llevarla al hospital general de Decatur. Luego telefonea a Nick y dile que nos veremos allí; pero procura no asustarlo demasiado.
Martha: —¿Quieres que te ayude a llevar a ____ al coche? —le preguntó Martha Jean.
Joy: —No, ya me encargo yo de eso. Tú haz esas llamadas —Joy deslizó un brazo por la cintura de ____ y la ayudó a ponerse de pie—. ¿Puedes andar?
Tu: —Sí, no me duele nada… lo que pasa es que no paro de sangrar —____ se apoyó en su amiga y la miró asustada—. No puedo perder al bebé. ¡No puedo! Tú no sabes lo que significa Elliott para nosotros, para mí y para Nick. Morirá si algo le sucede a su hijo.
Rodeándole la cintura con un brazo, Joy tomó una toalla de papel y se la entregó antes de salir del cuarto de baño. Martha Jean, hablando por el teléfono móvil con el doctor Meyers, les abrió la puerta de la tienda, salió con ellas y las siguió hasta el coche de Joy.
Martha: —Sí, sí. Se lo diré —Martha Jean se inclinó hacia _____ y le tomó las manos, que le temblaban—. El doctor Meyers irá a buscarte al hospital.
Tu: —Llama a Nick —insistió la joven—. Por favor, quiero ver a Nick.
Martha: —Lo llamaré ahora mismo —Martha Jean cerró la puerta del coche y marcó el número de Construcciones Jonas

Nick entró en el hospital como un ciclón, haciendo preguntas a gritos y apartando al personal que intentaba detenerlo. Al fin vio a Joy Simpson de pie en el pasillo, con expresión llorosa.
Nick:—¿Cómo está ___?
Joy_ —Por ahora, bien —respondió Joy.
Nick:—¿Dónde está?
Cuando Joy le señaló con la mirada la puerta cerrada de una habitación próxima, tuvo que agarrarlo de un brazo para que no entrara.
Joy:—El doctor Meyers está dentro, con ella.
Nick: —Quiero verla.
Joy: —Nick, tienes que tranquilizarte. No la ayudarás a ella ni al bebé si sigues en ese estado.
Nick: —¿Qué diablos ha sucedido? Estaba bien, mejor que nunca; no había ningún problema —Nick apoyó la frente en la puerta con gesto desesperado; temblaba de pies a cabeza.
Joy: —No sé lo que sucedió —le dijo Joy poniéndole una mano en la espalda—. De repente empezó a sangrar.
Nick: —¿Que estaba sangrando? ¿Es grave? —Nick se volvió de repente y la agarró por los hombros.
Joy:—Nick…
Nick: —¿Está grave?
Joy:—Muy grave —admitió Joy, volviendo la cabeza.
Nick: —No puedo quedarme aquí esperando, sin saber nada. Si quieren apartarme de ella, vas a tener que pegarme hasta dejarme inconsciente —y de repente abrió la puerta con furia.
El doctor Meyers, que estaba al pie de la cama, se volvió con rapidez, sonrió débilmente y le indicó a Nick que entrara.
Doctor:—Vamos —le dijo—. Usted es la única persona a la que quiere ver.
Nick: —¿Nena? Estoy aquí —se apresuró a acercarse a la cama y le tomó una mano.
____ parecía tan pequeña y débil tumbada en aquella cama de hospital, que a Nick se le encogió el corazón. Estaba intensamente pálida.
Tu:—Me he asustado tanto… —murmuró—. No quiero perder a Elliott. No puedo… no puedo…
Nick: —Tranquilízate, cariño. No pienses en ello —Nick miró al doctor Meyers—. Nada malo va a ocurrirte, ni a ti ni a Elliott.
Tu: —No debería haberle dado ya un nombre, ¿verdad? —se llevó la mano de Nick al vientre—. Al darle un nombre le convertí en una persona de verdad, y ahora si… si… —estalló en sollozos.
Nick se sentó en el borde de la cama y la abrazó. Luego, con lágrimas en los ojos, volvió a mirar al médico.
Doctor: —Nick —dijo el doctor Meyers—. ____ ha desarrollado lo que se conoce como placenta previa.
_____ y Nick lo miraron con el corazón acelerado, estremecidos.
Doctor: —Sé que suena como si se tratara de algún tipo de enfermedad, pero no lo es. A estas alturas del embarazo, ____ , la placenta debería haberse apartado de la boca del útero, pero todavía está cubriendo el borde de la matriz… la propia boca del útero. De hecho, la placenta aún está tocando la matriz, y eso es lo que está causando la hemorragia.
Tu: —¿Es muy grave? —preguntó ____—. ¿Elliott… nuestro bebé está en peligro?
Doctor:—A estas alturas, si tiene el bebé, debería sobrevivir —explicó el médico—. Pero vamos a hacer todo lo posible para evitar una operación, así que dejaremos que el bebé se desarrolle un poco más.
Tu: —¿Qué puede hacer? —inquirió ella mientras se dejaba abrazar por Nick.
Doctor:—Vamos a tenerla en el hospital durante unos días más. Se quedará en la cama todo el tiempo. Haremos un cuidadoso seguimiento de su evolución, le daremos dosis de hierro y vitaminas y, si es necesario —el doctor Meyers dudó por un momento—… si continúa la hemorragia, le haremos transfusiones de sangre.
Tu: —Haré lo que sea para salvar al bebé —afirmó ___
Nick: —¿Corre algún peligro ____ ? —preguntó Nick mientras acariciaba la espalda de su esposa, ansiando hacer lo que fuera para salvarla.
Doctor: —Actualmente el noventa por ciento de las embarazadas con placenta previa se salvan, al igual que sus hijos —el doctor Meyers se acercó a Nick y le dio unas palmadas en la espalda—. Vamos a cuidar muy bien a ____ y, si mejora su estado, podrá volver a casa dentro de una semana, más o menos. Por supuesto, tendrá que guardar cama, y alguien deberá quedarse con ella durante las veinticuatro horas del día.
Nick: —Yo me haré cargo —declaró Nick
Tu: —Pero tú no puedes hacer eso —objetó ____—. No puedes dejar abandonada tu empresa durante semanas. Podemos contratar a una enfermera…
Nick: —Puedo administrar el negocio desde mi casa, si es necesario. Si crees que voy a dejarte sola ni siquiera por un minuto, estás equivocada. Nada me importa más en el mundo que Elliott y tú.
A ____ se le llenaron los ojos de lágrimas; volviendo la cabeza para disimularlas, empezó a llorar en silencio.
Nick salió de la habitación con el doctor Meyers y le preguntó si había sido completamente sincero acerca del estado de ____. Joy se reunió con ellos al momento.
Doctor: —Les he contado la verdad. Queremos hacer todo lo posible por llevar este embarazo a buen término, pero si continúa la hemorragia, no tendremos más remedio que operar.
Joy: —¿Puedo entrar a ver a _____ ? —inquirió Joy.
Doctor: —Vaya —le permitió el médico, y luego se volvió hacia Nick—. Si quiere quedarse esta noche con ____, puedo encargarme de ello.
Nick: —Encárguese de que me quede durante todo el tiempo que ella esté aquí.


Nick no abandonó el hospital durante las dos semanas que duró la hospitalización de ____ . Comía con ella, se duchaba y afeitaba en el cuarto de baño de su habitación. Nadie consiguió moverlo de allí; ni siquiera los intentos de Joy y de Craig dieron resultado. Incluso cuando ____ le suplicó que se volviera a casa, se negó a hacerlo. Y ahora se alegraba de haberse mantenido tan firme, porque el doctor Meyers había decidido realizar inmediatamente una operación de cesárea.
_____ se encontraba en la trigésima cuarta semana de embarazo. El doctor Meyers había dicho que no preveía ninguna complicación, pero ya había alertado a la unidad de cuidados intensivos del hospital de Huntsville, por si fuera necesario.
Joy y Craig encontraron a Nick sentado en la sala de espera, solo, con la cabeza baja y los codos apoyados en las rodillas.
Craig: —¿Se sabe algo? —le preguntó Craig.
Nick: —Nada todavía —respondió Nick con la mirada fija en el suelo.
Joy: —Todo va a salir bien —le aseguró Joy—. El doctor Meyers es uno de los mejores especialistas de todo el Estado. Voy a por unos cafés. Ahora vuelvo —se levantó, haciendo una seña a su marido para que consolara a Nick.
Nick: —Está bien —le comentó Nick a Craig cuando su esposa se hubo marchado—, no tenéis ninguna necesidad de animarme. Sé que Joy piensa que hay algo que puedes decirme para que deje de preocuparme. Pues bien, es imposible que lo consigas.
Craig: —Ya lo sé —Craig metió las manos en los bolsillos y apoyó la espalda en el respaldo del sofá—. En tu caso, reaccionaría de la misma forma que tú.
Nick: —No sé cómo sucedió, ni siquiera cuándo. Pero he terminado enamorándome de esa mujer.
Craig: —¿Ahora te das cuenta de eso? —rió Craig—. Diablos, hacía meses que todo el mundo lo sabía.
Nick:—¿Cómo?
Craig: —Joy y yo, Martha Jean, Sandra, el doctor Meyers… todos.
Nick:—¿Tan evidente era?
Craig: —Sí, para todo el mundo excepto para tu mujer. No se lo has dicho, ¿verdad?
Nick:—No, maldita sea. Y ha entrado en el quirófano sin saber lo que siento realmente por ella —Nick se levantó de repente y empezó a pasear por la sala—. Diablos, ni siquiera quise reconocerlo yo hasta que… No voy a concederle el divorcio. Jamás la dejaré separarse de mí.
Enfermera: —¿Señor Jonas? —lo llamó una enfermera.
Nick: —¿Sí? —se acercó apresurado.
Enfermera: —El doctor Meyers desea verlo. Si quiere hacer el favor de acompañarme…
Nick: —¿Ha sucedido algo malo? ¿Se encuentra bien ____?
Enfermera:—Su esposa se encuentra bien, señor Jonas —le informó la enfermera, sonriendo.
Nick dejó escapar el aliento que había contenido hasta ese instante. Se sentía mareado.
Enfermera—El doctor Meyers pensó que tal vez querría entrar en el quirófano para asistir al nacimiento de su hijo.
Nick: —¿Cómo? ¿Es posible? Iba a hacer la cesárea a mi esposa.
Enfermera: —Sí, lo sé. Pero el doctor está especialmente interesado en que asista a la operación.
Nick: —¿Quiere decir que pudo entrar ahora mismo y estar con ____ durante la operación?
Enfermera: —Sí —respondió la enfermera—, pero tendrá que darse prisa.
Craig se acercó a Nick y le puso una mano en el hombro.
Craig: —Es una experiencia trascendental. Nunca olvidaré el día que nació Missy; es un recuerdo especial que Joy y yo compartiremos para siempre.
Nick: —Dios mío, Craig, estoy asustado.
Craig: —Yo también lo estaba —rió su amigo—. Pero _____ reunirá la fortaleza suficiente para los dos.
Enfermera—Por favor, señor Jonas tenemos que irnos —insistió la enfermera—. Tenemos que prepararlo antes.
Nick siguió sus instrucciones, se puso un traje esterilizado y entró en el quirófano. ____ estaba tumbada en la mesa de operaciones, con el vientre expuesto y desnudo. La habían anestesiado parcialmente.
Nick: —Estoy aquí, nena —le dijo mientras se sentaba en una silla que habían dispuesto para él, a la cabecera de la mesa.
Ella le tomó la mano derecha. Con extremada delicadeza, Nick se la llevó a los labios para besarla.
Tu: —Le dije al doctor Meyers que no iba a tener este bebé sin ti —le confesó ____—. Habíamos acordado compartirlo todo.
Nick:—Gracias —le susurró Nick al oído.
La operación duró unos diez minutos. Tanto ____ como Nick no podían apartar la mirada de su hijo, emocionados.
Tu: —¿Me lo puede dar ya? —le pidió ____ al doctor Meyers.
El médico se lo dio de inmediato, pero después le advirtió que debían llevarlo con rapidez a la incubadora.
Tu: —¿La incubadora? —inquirió ella, aferrándose a la mano de su marido—. ¿Sucede algo malo? ¿Elliott…?
Doctor: —Elliott parece estar perfectamente, sobre todo teniendo en cuenta que es un niño prematuro —explicó el doctor Meyers—. Se trata de un procedimiento rutinario.
La enfermera entregó luego a Elliott a su padre. Nick lo contempló con lágrimas en los ojos; era su hijo. Luego volvió a depositarlo en los brazos de su madre, que deslizó el dedo índice por su carita mientras lo miraba con adoración.
Tu: : —Es muy guapo, ¿verdad? —cuando levantó la mirada hacia Nick, vio que estaba llorando.
Sonriendo, Nick se enjugó las lágrimas y acarició la cabecita de su hijo con infinita ternura.
Nick: —Tiene tu mismo pelo. Rojo, del color de la canela.
La enfermera tuvo que interrumpirlos para llevarse al niño.
Enfermera: —Más tarde se lo llevaré a la habitación, señora Jonas.
Doctor: —Descanse, ____—le ordenó el doctor Meyers, y luego se dirigió a Nick —. Vaya a tomarse un café y a reponerse un poco. Para cuando ____ se encuentre en su habitación, con Elliott si ya han terminado de examinarlo, podrá ver al niño de nuevo.
De vuelta en la habitación Nick se quedó durante todo el tiempo con su esposa, velando su sueño. No sabía cómo reaccionaría cuando le dijera que había cambiado de idea con respecto al divorcio, y que no podría separarse de ella. Tenía que encontrar una manera de tocar ese tema sin entrar a discutirlo. Porque Nick no tenía intención alguna de discutir nada. ¡Simplemente no estaba dispuesto a perder a su esposa!


Durante los tres días que transcurrieron desde el nacimiento de su hijo, Nick no se había apartado en ningún momento de su esposa. Satisfecho de la recuperación de _____ , al fin el doctor Meyers le había dado permiso para regresar a su casa. En cuanto a ella, se esforzaba por no pensar en el poco tiempo de vida que le quedaba a su matrimonio, cuando se trasladara con Elliott a la casa que Nick les había construido.
La enfermera la ayudó a vestirse mientras Nick esperaba impaciente. Ese día ____ intuía que algo andaba mal; contra su costumbre, su marido se encontraba nervioso, preocupado. Y no era por su hijo, cuyo estado de salud era perfecto. Tal vez estaba deseoso de hablar del divorcio, y no quería disgustarla cuando había pasado tan poco tiempo desde el parto.
Durante el trayecto a casa, Nick permaneció extrañamente callado. La enfermera que con anterioridad había contratado los estaba esperando en el sendero de entrada; ella fue quien se hizo cargo del niño cuando llegaron, ya que _____ todavía estaba algo débil y no podía sostenerlo. Nick la levantó en brazos y la llevó al dormitorio, que estaba lleno de rosas, sus flores favoritas; después de dejarla sentada en la cama, la ayudó a quitarse el abrigo.
Tu: —Quiero tener a Elliott conmigo —le pidió ___.
Nick: —La señorita Hobart te lo traerá dentro de un rato —repuso Nick —. Antes necesito hablar contigo.
Tu: —¿De qué me quieres hablar? —le preguntó, sin atreverse a mirarlo.
Nick: —De nuestro divorcio —respondió él al tiempo que sacaba unos documentos de su maletín.
Era como si una mano helada le hubiese tocado el corazón. Se dijo que no debería sentirse sorprendida; era lo que había esperado.
Tu: —¿Nuestro divorcio? Acordamos que nos divorciaríamos unos dos meses después de que naciera el niño.
Nick: —Efectivamente, eso fue lo que acordamos antes de casarnos —Nick se sentó en la cama al lado de ella, con los documentos en la mano.
Tu: —También acordamos compartir la custodia de Elliott. Pero luego dijiste que me lo dejarías durante el primer año. ¿Es que has cambiado de idea?
Nick: —He cambiado de idea acerca de muchas cosas.
Lágrimas de desilusión y furia asomaron a los ojos de _____. ¿Querría el divorcio de inmediato, y empezar a compartir la custodia a partir de ese mismo momento? ¿Por eso había insistido en contratar a una enfermera?
Tu: —Debí haberlo adivinado —dijo con voz débil, tragándose las lágrimas.
Nick se volvió hacia ella y descubrió que estaba a punto de llorar.
Nick: —____ … nena… ¿qué te pasa? ¿He dicho algo que te haya disgustado? —la tomó de los hombros con delicadeza.
Tu: —¿Quieres el divorcio, no? —lo miró mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas—. Bueno, pues dame esos malditos papeles para que los firme. Te concederé el divorcio, pero no vas a llevarte a Elliott. Ahora no. Ni siquiera aunque contrataras a una docena de enfermeras para cuidarlo. Me prometiste que yo lo tendría durante el primer año. Hicimos un trato.
Nick sonrió, con el corazón henchido de esperanza. Había intentado encontrar una manera de tocar aquel tema, de decirle que tenía intención de romper su acuerdo. Había tenido tanto miedo de que no quisiera seguir casada con él, y ahora allí estaba, a punto de sufrir un ataque porque pensaba que quería pedirle el divorcio de inmediato…
Nick: —Nunca te separaré de Elliott. Te lo prometo.
Tu: —¿Me estás diciendo que ya no quieres compartir su custodia? —preguntó incrédula.
Nick: —Te estoy diciendo que… no va a haber divorcio. No voy a consentirlo. Elliott necesita crecer en un hogar en el que sus padres estén juntos, unidos.
____ lo miró fijamente durante unos segundos, y tuvo que parpadear para contener las lágrimas.
Tu: —¿Quieres que sigamos casados… por Elliott? —le preguntó. No quería seguir casada con él por eso. Le quería, le necesitaba… tenía que contar con su amor—. Elliott no necesita unos padres que se esfuercen por vivir juntos, por permanecer unidos… si no se aman —le acarició una mejilla—. No podría funcionar.
Nick: —Aunque tú no me quieras ahora, podrías llegar a hacerlo un día, quizá —Nick le cubrió la mano con la suya—. Ya sé que no soy tu hombre ideal, pero intentaré hacer todo lo posible por no volverte loca con mi inaceptable comportamiento. Y tenemos muchas cosas en común, más de lo que pensábamos. Para no hablar de Elliott —acariciándole la nunca y atrayéndola hacia sí, murmuró contra sus labios—: Y el sexo entre nosotros es increíble.
Tu: —Oh, Nick —exclamó ella, terriblemente tentada de aceptar—. ¿Cómo podríamos pasar junto el resto de nuestras vidas sin querernos?
Nick: —¿No crees que hay alguna posibilidad de que algún día pudieras amarme? —le preguntó él.
Tu: —Pero si ya te quiero, Nick. Me enamoré de ti poco después de casarnos.
Nick: —¿Me quieres? —le preguntó Nick, estrechándola con fuerza entre sus brazos.
Tu: —Sí, claro que te quiero, grandísimo imbécil —sonrió, con los ojos llenos de lágrimas—. No puedo creer que todavía no te hayas dado cuenta. Quiero decir que… bueno, cada vez que me tocas, me derrito…
Nick: —Creí que sólo era sexo —repuso él—. Por ambas partes. Fabuloso, maravilloso, pero sexo al fin y al cabo. Al menos, yo intentaba decirme que sólo era eso…
Tu: —¿Cuándo te diste cuenta de que era algo más… de que era… amor?
Nick: —Dios mío, mujer, si no hubieras tenido el bebé, te habría estado haciendo el amor día y noche —Nick acunó su rostro entre las manos—. Justo antes de que naciera Elliott le confesé a Craig que te amaba, pero hacía semanas que ya lo había descubierto: el día en que Joy te llevó al hospital. Ese día, por un instante, temí perderte, y esa revelación me dejó impactado. Me di cuenta de que la vida no merecía la pena si te perdía, cariño. Te quiero. Te quiero más que a nadie en el mundo.

bno chicas mañana subo el epilogo y la sinopsis de la nueva nove xD
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 16th 2011, 21:53

SUBEE !!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!

SUBEE!!!! PLEASE !!!!
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 09:19

Epílogo
Joy: —Celebrar una fiesta de cumpleaños en la casa de los Jonas es como montar un circo. -comentó Joy Simpson mientras repartía helados entre los niños que jugaban en el enorme patio de la casa; la elegante mansión que Nick le había construido a _____ hacía ya ocho años.
Craig: —Bueno, si hubieran sido sensatos y se hubiesen conformado con tener dos hijos, como nosotros, no habrían tenido este problema —repuso Craig.
Tu: —Los niños no son ningún problema —_____ le sonrió a Craig, sosteniendo a su hija de un año en brazos—. Nuestro problema es que Nick encuentre tiempo para administrar Construcciones Jonas y que yo pueda dirigir mis dos negocios a la vez, sin dejar de ser unos buenos padres. Menos mal que Martha Jean puede hacerse cargo sola de la floristería. Y a los niños les encanta pasar el tiempo conmigo en el vivero.
Nick: —Creo que Joy y Craig piensan que hemos tenido demasiados hijos, nena. ¿Qué opinas tú? —preguntó Nick dirigiéndose a su hija más pequeña, que obviamente no le entendía y que ese día celebraba su primer cumpleaños—. Ven con papá, pequeña.
Tu: —Bueno, si Nick no hubiera tenido tanto empeño en tener una hija, nos habríamos tenido que conformar con los chicos —_____ entregó a Rachel Alana Jonas a su padre—. Toby y Max dan mucho trabajo, como todos los gemelos, pero cuando llegamos a los cuatro, decidimos hacer un nuevo intento.
Joy: —Menos mal que tuvisteis a Rachel —rió Joy—. Porque si no, podrías haber continuado hasta reunir los suficientes para formar un equipo de béisbol.
Craig: —Si hubierais tenido una niña antes que un niño, como nosotros —comentó Craig—, os habrías ahorrado tener que pagarles a cuatro hijos la universidad. Tienes suerte de ser millonario,Nick .
Nick: —Creo que, sobre todo, tengo suerte de que _____ sea la madre de mis hijos —replicó, rodeando los hombros de su esposa con un brazo.
Los dos estaban contemplando cómo sus hijos jugaban con Missy Simpson, que contaba ya nueve años, mientras su hermano pequeño se incorporaba al juego.
Craig: —Sí, creo que ambos somos unos tipos afortunados —comentó Craig—. Tenemos unas preciosas esposas y unos hijos sanos y felices.
Tu:—Eso está claro —asintió ____—. Pero mira lo que nos ha tocado en suerte a Joy y a mí: ¡aguantar a unos maridos como vosotros!
Y todos se echaron a reír.

Fin
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 09:21

Chicas aqui la sinopsis de la siguiente novela


Cosas del corazón

En su coche, a punto de dar a luz, ____ Jamison estaba desesperada... hasta que apareció Nick Jonas . Como una visión, el hombre vestido de esmoquin consiguió tranquilizarla, y _____ le confió lo más precioso de su vida...
Cuando Nick le ofreció su casa a ella y a su recién nacida hija,____ aceptó el ofrecimiento. Pero cuando le ofreció su apellido, se lo pensó. ¿Por qué aquel hombre tan atractivo y generoso creía que no merecía encontrar el amor? ¿Y cómo podría ella convencerlo de lo contrario?
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 14:34

qieren q empieze la otra novela o no?
Volver arriba Ir abajo
paulovenick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 180
Edad : 24
Fecha de inscripción : 02/02/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 15:02

siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!
siguee!!!

Volver arriba Ir abajo
Carpe Diem
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4765
Edad : 21
Fecha de inscripción : 03/02/2011

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 15:04

AKI ESTOY"!!!
ESTA GENIAL LA NOVE!!
POR DIOS!!
QUE BELLO CAPI!
jajja con nick no son suficientes :p
ME ENCANTO LA SINOPSIS DE DE LA NUEVA NOVE!!!
ya sabes!!
cuando tengas el linck
avisame! Wink
Volver arriba Ir abajo
Andy_buenfil
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 313
Fecha de inscripción : 26/06/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Junio 17th 2011, 21:01

Chicas ustedes son Las mejor deL mundo mundiaL xD Lo sabian?...No!!?? pues ahora Lo saben son Las Mejores oqqs Las mejoRes mañana subo La nueva NoveLa!!

p.d: Odio Las fotos de Nick con su SEÑORA novia xD
o seño o señito como sea!! al fin y alcabo SEÑORA ya esta usada!

jaja bno
cambiando de tema no se oLviden son Las mejores!
mañana subo 2 o 3 capz
Volver arriba Ir abajo
florjudith
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1596
Edad : 20
Fecha de inscripción : 30/10/2010

MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Julio 12th 2011, 12:34

siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela pleasesiguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela pleasesiguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please
siguela siguela siguela siguela please



pasen

http://jbvenezuela.activoforo.com/t8259-lo-mejor-que-me-paso-despues-del-conciertonick-y-tu

http://jbvenezuela.activoforo.com/t9236-nick-jonas-y-tu#309648

NOVELAS RECOMENDADAS Very Happy

http://jbvenezuela.activoforo.com/t6136-yo-no-puedo-enamorarme-de-ti-nick-y-tu-romantica-l

http://jbvenezuela.activoforo.com/t5465-don-t-fforget-nick-y-tu-romantica

http://jbvenezuela.activoforo.com/t7860-bal-fin-amor-nick-y-tutiene-de-todo

http://jbvenezuela.activoforo.com/t7764-el-gran-cambio-de-mi-vida

http://jbvenezuela.activoforo.com/t8017-introducing-me-nick-y-tu-romantica

http://jbvenezuela.activoforo.com/t5281p945-demasiados-problemas-a-mi-corta-edadnick-y-tuhot-y-romantica#327675

http://jbvenezuela.activoforo.com/t6619p330-seduccion-en-el-dormitorio-nick-y-tu-hot#327673

http://jbvenezuela.activoforo.com/t6794p510-en-la-cama-de-un-millonario-nick-y-tu-hot#327676

http://jbvenezuela.activoforo.com/t8820-te-llevo-en-la-piel-nicktu

http://jbvenezuela.activoforo.com/t8709-staynick-y-tu
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!   Hoy a las 18:58

Volver arriba Ir abajo
 
TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» TIERNA PASION (NICK Y TU) DE TODO! ADAPTADA!
» AMOR ROBADO (NICK Y TU) De todo!! Adaptada!!
» LAGRIMAS DE DESAMOR (NICK Y TU) DE TODO UN POCO ADAPTADA! TERMINADA!!!
» VENGANZA FINAL ADAPTADA!!! (NICK Y TU) DE TODO UN POCO CAPITULO 15 EL FINAL pag 4 TERMINADA!!!!!
» Leaving Paradise - Nick y Tu - (Adaptada)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ROMANTICAS-
Cambiar a: