Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

  Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 3rd 2011, 20:58

siguela
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 4th 2011, 17:50

siguela Wink
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 6th 2011, 20:15

siguela Wink please tiste
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 11th 2011, 22:48

aaayyyy siguueelaa pleease! Dee veerdad me guusta tuu noove toodos y cadaa uuno de loos caps quue suubes me emoocionan!

Ahoora si quue coon tuu noove he llorado reido enoojado renegado soonreido! De toodo!

Noo puuede ser quue la dejees asi dee repeente Sad auunquue seea da uuna seeñal de vidaa


Juuro quue extraño demaasiado leer tuu noove y tuus magnificoos caps! Yaa leei tuu novee trees veeces y siguue provoocaando las mismaas emoocionees incluuso maas!

La veerdad es uuna noove quue suupeer meega valee la peena leer

Pleease dimee quue haceer para quue la sigaas!/:

S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
S I G U E L A S U P E R M E G A A M O T U N O V E L A
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 18th 2011, 19:36

S I G U E L A A M O T U N O V E L A ♥ !
Volver arriba Ir abajo
Daniie
Forista!


Cantidad de envíos : 101
Edad : 23
Localización : Monterrey, Mexico :)
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 19th 2011, 19:45

Capítulo XVII

NARRA ADE

Me le había quedado viendo de nuevo como una tonta, estaba comenzando a pensar que era Nick, otra vez. Caminaba de la misma manera luciendo su ancho y bien torneado torso, sus ojos brillaban de una manera especial, pero él nunca igualaría su sonrisa, que era formada por sus finos labios, aunque sus brazos rodeaban mi cuerpo de una manera particular, no era lo mismo, simplemente él no era Nick, pero me hacía sentir bien, mejor.

-Ade-me llamó haciéndome salir de mis pensamientos- tu celular está sonando-me lo entregó y se sentó a mi lado, al mirar la pantalla me llevé la gran sorpresa de que me estaban llamando desde mi departamento, instantáneamente volteé a verlo, también se había percatado del número-si deseas me voy…-dijo tratando de ponerse de pié, pero lo tomé del brazo y lo volví a sentar a mi lado.

-quiero que estés a mi lado-lo miré y contesté, las manos me temblaban y supuse que mi voz estaría igual, sentía que la sangre no me llegaba al cerebro y que sufriría un desmayo en cualquier momento, era un hecho que por más que estuviéramos separados seguiría teniendo el mismo efecto en mí; tenía un ataque de pánico y a la vez estaba ansiosa por volver a escuchar su voz, por una parte me estaba preparando para la conversación que tal vez cambiaria el resto de mi vida, tomé la mano de John tan fuerte hasta llegar al grado de que él llegara a poner su otra mano sobre la mía y la frotara para tranquilizarme-¿hola?

-tía Ade-dejé salir una gran bocanada de aire de mi pecho y abracé a John como pude, escuchar su vocecita había sido un gran alivio, no estaba preparada aún.

-Isabella, ¿cómo estás?

-bien, te he extrañado mucho-contestó en tono triste-¿ya vas a llegar?-preguntó ansiosa.

-yo…no, yo creo que tardaré más tiempo-dije confusa.

-mi tía Less dijo que llegarías pronto porque me extrañabas-contestó enojada-me mintió.

-no cariño, yo te extraño mucho-dije con sinceridad-solo que estoy muy ocupada en estos momentos.

-¿cuándo regresas?

-pues…en verdad aún me falta un tiempo, Isa, ¿por qué estás en mi departamento?

-vine a ver si ya habías llegado.

-tu mamá sabe que no he llegado.

-no le dije que vendría-contestó con mucha naturalidad-yo te quería ver…

-Isabella, ¿quién está contigo en el departamento?, ¿está Nick contigo?-pregunté preocupada, John me miraba fijamente y volvió a tomar mi mano.

-no, estoy yo solita-contestó como lo haría una chica que acabara de recibir una gran premio-¿porqué tía?

-¿nadie sabe qué estás ahí?-me levanté y comencé a dar vueltas mientras trataba de tranquilizarte.

-no…

-escucha Isa, ¿recuerdas la vez que te quedaste a dormir conmigo?

-sí… ¿cuándo jugamos a las muñecas?-preguntó alegremente.

-sí, esa vez… ¿recuerdas que te dije que no utilizaras la estufa, que solo podías utilizar la televisión porqué estabas aún muy chica para eso?

-sí…solo puedo utilizar la televisión.

-en este momento deben de estar pasando tus caricaturas favoritas, ¿por qué no las ves mientras yo llamo a tu mami?

-sí…está bien…

-ok, no le abras a nadie Isabella, solo cuándo sea alguno de tus papis o tus tíos… ¿tienes la puerta con llave?

-sí, como me dijiste que lo hiciera siempre.

-ok, pórtate bien…llamaré a tu mami para que te recoja.

-sí, te quiero y espero verte pronto.

-yo también, linda-colgué y marqué rápidamente el teléfono de Flor, el pánico había vuelto, estaba imaginando a Flor vuelta loca por no saber donde se encontraba su adorada hija, esperé unos segundos que para mí fueron eternos, miraba a John nerviosa y me mordía las uñas de los nervios-Flor-dije apenas contestaron.

-no, no soy Flor-sentí que las piernas me fallaban y que el teléfono se me resbalaba de las manos, John corrió a mi lado y logró llevarme a una de las sillas más cercanas, me había quedado muda de la impresión y todo el aíre que se encontraba en mis pulmones se había desvanecido debido a la impresión, ahora mi corazón latía aceleradamente causándome un dolor en el pecho y la presión en mis ojos se hizo presiente una vez más.

-yo…necesito que me comuniques con Flor-dije con mucha firmeza sorprendiéndome a mi misma del tono de mi voz.

-no…debemos hablar-exigió y por un momento pensé que me rendiría y que hablaría con él, pero habían cosas más importantes que en ese que resolver.

-no…pásame a Flor-dije una vez más ahora molesta.

-no, te digo que debemos hablar, yo necesito que hablemos-mis nervios explotaron en ese momento.

-Nick, esto es una urgencia, en este momento no me interesa que hablemos, sé dónde está Isa…

-¿pe…pero cómo?-dijo sin aliento.

-no importa, solo pásame a Flor-estaba prácticamente gritando.

-Ade-contestó la voz temblorosa de Flor-Isa…desapareció-comenzó a llorar y pude escuchar la voz de Kevin tratando de tranquilizarla en el fondo-ella…esta mañana no estaba y…no sé qué haría si le pasara algo…

-yo…yo sé dónde está-estaba luchando por controlar mis nervios-está en mi departamento, ella…ella me llamó y le dije que se quedará ahí hasta que ustedes llegaran, está bien, pensó que ya había llegado y quiso ir a verme-esto último lo dije sintiéndome muy culpable-ve con ella…

-gracias…-el tono de alivio en su voz hizo que me tranquilizara y que mis músculos dejaran de tensarse, me recargué en John quién seguía sin saber lo que pasaba, sin embargo estaba a mi lado brindándome su apoyo, una de las cosas que más me gustaban de estar a su lado-te lo agradezco tanto…

-no me agradezcas, en realidad estoy muy apenada, pero solo quiero que vallas por ella, llámame cuándo ya estés con ella a tu lado, Flower, ella está bien-colgué sabiendo que no podría ayudar más…



Capítulo 18 Culpa

-ÚLTIMA SEMANA-gritó Emma saliendo de la gran limosina-estoy muy cansada, pero no puedo negar que fue una de las mejores semanas de mi vida-entramos al lobby del hotel y todos nos miramos.

-tienes razón, nunca pensé que pasaría esto-Celine se sentó en uno de los sillones como si estuviera muy cansada.

-yo…tendré que salir-dijo Alexa entusiasmada- tengo una cita…-nos miró a todas llena de emoción.

-¿Dónde lo conociste?-preguntó Avi sentándose a un lado de Celine.

-en uno de nuestros desfiles, es tan guapo y además es dos años mayor que yo y es americano, ¿qué me pueden decir de ellos?-nos volteó a ver a Celine y a mí.

-pues…hay de todos tipos, te puedes encontrar con los más educados hasta los más irresponsables…-dijo Celine tratando de no darle falsas ilusiones.

-los chicos que yo conozco son muy lindos, pero también me he topado con uno que otro que se quiere pasar de la raya-continué-debes tener cuidado.

-se ve que es un caballero, yo tuve que dar el primer paso…-se sonrojó.

-¿tú lo invitaste a salir?-preguntó Michelle con la boca abierta.

-algo así…le dije que hace mucho que no salía por el trabajo y que tenía ganas de salir a bailar- se encogió de hombros-dijo que me invitaba a cenar…y obvio que acepté-todas reímos, John estaba a mi lado como siempre escuchándonos con detenimiento-me tengo que ir, apenas y tengo tiempo para arreglarme…nos vemos-se dirigió al ascensor y sin perder la sonrisa desapareció.

-¿no te gustaría ir a cenar?-susurró a mi oído-hace mucho que no nos divertimos…

-¿tú y yo solos?-nunca había salido como pareja, procurábamos salir en grupo para evitar malos entendidos, él asintió-claro…

-vamos…-tomó mi mano y empezamos a salir del hotel.

-¿a dónde van?-gritó Celine.

-no tengo idea-dije riéndome.

-es una sorpresa, Celi-John le guiñó el ojo, al llegar a su auto me abrió la puerta del lado del copiloto y después subió- ¿te encuentras bien?

-es extraño...-dije sin ocultarle lo que realmente sentía, hace mucho que había dejado de hacerlo- nunca habíamos salido tú y yo solos…

-sí, a mí también me parece extraño-me sonrió y empezó a manejar a un rumbo que no conocía-iremos a uno de los mejores restaurantes de Australia.

-¿a qué se debe tanto lujo?-preguntó juguetona.

-a que hoy cumplimos 3 meses que nos conocimos-dijo tan serio y sin dejar de mirar el camino.

-buena razón-sonreí-no lo recordaba.

-yo sí, no podré olvidar ese día-rió-has cambiado mucho, creo que es para bien y confió en que ayudé en eso…

-tenlo por seguro-di unas palmaditas en su hombro y por fin llegamos al restaurante-es una suerte que traiga mi cartera…

-yo voy a pagar la cena-dijo sorprendido- ¿acaso pensaste que tú pagarías?

-pues…generalmente eso hago…yo voy a pagar John…

-no…yo lo haré, yo te invité…es algo justo y no discutiré-bajamos del auto e inmediatamente me abrazó-mesa para dos personas-pidió al empleado que estaba en el lobby, inmediatamente nos pasó a una mesa y nos dieron las cartas.

-¡caray! Nunca había visto unos precios tan elevados como estos-dije al ver los platillos y los costosos que eran-creo que me sentiré culpable si pagas-dije avergonzada.

-no tienes por qué…aquí la comida es deliciosa, pide lo que desees.

-eres tan gentil…

-¿gustan algo para beber?-preguntó el mesero interrumpiendo por completo nuestra plática.

-champagne- contestó Jonh sonriéndome de una forma burlona.

-enseguida se los traigo-apenas se retiró y lo miré desafiante.

-sabes perfectamente que con una sola copa me pongo “happy” –rió-¿acaso uno de tus propósitos es ponerme borracha y así aprovecharte de mi debilidad?-pregunté jugando.

-has descubierto uno de mi planes-dijo con tono serio y llevándose las manos a la cara, puse los ojos como platos.

-¿me estás hablando enserio?

-¿cuándo no te hablo enserio?-dije mirándome directamente a los ojos-vas a pensar que soy un pervertido…

-yo…lo decía jugando, no…-dije aún sin poder asimilar la fuerte declaración que recién había hecho.

-obvio estoy jugando -comenzó a reír tan alto que todas las personas que estaban alrededor de nosotros nos voltearon a ver, yo también comencé a reír.

-eres un tonto, John, estaba a punto de salir corriendo de restaurante-comenzó a reírse más fuerte, lo miré con una sonrisa.

-eres tan linda-acarició mi rostro con las yemas de sus dedos, su suave contacto hizo que despertaran todos mis sentidos, por un momento imaginé que era el amor de mi vida quién estaba sentado justo enfrente de mí; se acercó más a mi rostro, su mirada pasó a mis labios y de un momento a otro nos estábamos besando, tomó mi rostro con una mano y me aferró más a él con mucha delicadeza. Sentía como si sus labios estuvieran perfectamente moldeados, tan suaves como la seda y tan dulces como la miel, en realidad lo disfrutaba mucho, hubiera sido el beso perfecto a excepción de una cosa, que él no era Nick.

Me separé de golpe recargándome tan fuerte en la silla que me di un golpe, pero no le di importancia, estaba más ocupada tratando de comprender lo que recién habíamos hecho, lo había besado.

-perdón, yo…-comenzó a disculparse completamente nervioso-no pensé que…creí…

-que era Jane-lo miré-creíste que era Jane-no estaba enojada, estaba avergonzada-yo creí que eras Nick-le dije a punto de llorar, se levantó de su asiento y de inmediato me abrazó, no quería llorar-no debimos, John, debimos tener más cuidado…

-tranquila, linda-acariciaba mi cabello con completa calma, yo estaba temblando.

-no…puedo creerlo-estaba enojada conmigo misma, me había hecho falsas esperanzas de poder olvidarlo.

-olvidemos lo que pasó-me propuso mirándome frente a frente.

-como si fuera tan fácil…-dije dándome por vencida-eso quedará en mi mente siempre…

-no seas exagerada, sé que beso bien, pero no es para tanto-le di un leve golpe en el hombro-bromeo… ¿quieres que vayamos a casa?-asentí. Tomó mi mano y me levanté del asiento, sacó un par de billetes y los dejó en la mesa; me aferré a su brazo y escondí mi cara entre su chaqueta.

-¡Ade!, ¡John!-la voz de Alexa hizo que ambos volteáramos a verla-que sorpresa que los encontremos aquí, él es mi amigo, del que les conté.

Apenas dirigí la mirada hacia su acompañante el terror invadió mi cuerpo, no fui capaz de respirar, ni de moverme, simplemente mi cerebro no funcionaba, sentía que iba a colapsar, que me golpearía en el piso, ya estaba sintiendo el impacto; comencé a temblar, si su miraba no estuviera tan fija en mi rostro y sus ojos no reflejaran tristeza tal vez me hubiera sentido menos culpable, sus labios no reflejaban emoción como antes solían hacerlo. Las lágrimas volvieron a acumularse en mis ojos.

-¡Ade!-gritaba John tratando de hacerme reaccionar, tomaba mi rostro y trataba de hacer que lo mirara, sin embargo no podía, no podía retirar mi mirada de aquellos ojos avellanados que parecía que empezarían a llorar-Silver…escúchame, ¿estás bien?-después de varios intentos logró que saliera de mi transe, lo miré asustada, no podía hablar, no me salía la voz-Alexa, tenemos que irnos, no está bien…

-¿quieres que vaya?-dijo ella acercándose a mí.

-no, está bien, creo que necesita un poco de aire-me tomó en brazos y prácticamente me llevaba cargada, nos sentamos en una de las bancas que estaban afuera-Ade, ¿qué te sucede?-comencé a llorar en su pecho, él me abrazó con ternura y logré sentirme solo un poco más tranquila.

No sabía que dolía más, el ver sus ojos llenos de dolor, verlo al lado de ella rehaciendo su vida o el sentimiento de culpa que me carcomía por dentro, no estaba preparada para verlo aún, quizá nunca estaría preparada.





Capítulo XIX

-era él ¿cierto?-preguntó tomando mi mano cuándo íbamos camino al hotel-¿por eso te pusiste así?

-sí…-dije tan bajo que ni yo pude escucharme-era él…

-sabes que estoy aquí para lo que necesites…

-lo sé…necesito a Celine…-lo miré-necesito hablar con ella, no es que no te tenga confianza solo que…

-no te preocupes, en realidad comprendo…

Sonrió, era sorprenderte y me preguntaba a diario como no me podía enamorar de un hombre tan maravilloso como él. Apenas nos estacionamos y salí corriendo hasta mi habitación, entré, cerré la puerta y Celine estaba mirando el televisor.

-Nick está aquí…lo vi-se levantó de inmediato y me abrazó.

-¿hablaste con él?

-no…solo lo miré, Celine…estaba triste, me siento tan culpable, él estaba mal, yo no pude ni hablar…y es que…-me detuve.

-¿qué sucedió?

-besé a John-la miré-lo besé y es probable que nos haya visto-no sabía ni que hacer-estoy desesperada, Celi, ¿qué voy a hacer?, él ya me vio…-me senté en el piso y ella se sentó a mi lado-está saliendo con Alexa, se consiguió un buen hombre…-mi celular empezó a sonar, ambas nos miramos. La pantalla indicaba que Alexa me estaba llamando, contesté temerosa.

-¿sí?

-¿por qué no me dijiste que él era para ti?-dijo llorando-te hubiera respetado, no me hubiera metido, lo siento tanto-su voz no se escuchaba normal y cada vez la escuchaba menos.

-¿Alexa?, ¿estás bien?-pregunté poniéndome de pie-¿dónde estás?

-perdón-empezaba a llorar.

-Alexa, ¿dónde te encuentras?-grité.

-en el restaurante…-colgué.

-¿qué sucede?-preguntó Celine completamente aterrada.

-Alexa está pasadita de copas…tenemos que ir por ella-salí de la habitación con ella detrás de mí, toqué varias veces la puerta de John y por fin abrió.

-¿estás bien?

-no del todo, ¿me puedes prestar tu auto?-pregunté sin darle muchas vueltas al asunto-digamos que es una urgencia y que lo necesito…

-yo las llevo-dijo tomando las llaves.

-John, no…tengo que hacer eso sola-lo pensó durante unos segundos y me dio las llaves. Salí corriendo y ambas subimos al auto, traté de recordar por donde se había metido y después de varias vueltas logré llegar al restaurante.

-señorita, ya no tenemos mesas-dijo el mismo empleado que me había atendido un par de horas antes.

-vengo a recoger a unas personas-dije lo más tranquila posible.

-¿me puedes decir cuáles? , para llamarlas.

-no creo que se puedan levantar por sí mismas-dirigió su mirada hacia el par de jóvenes que estaba quedándose dormidos en una mesa-para evitar…problemas-nos dejó pasar, Celine no había comentado nada desde que habíamos salido del hotel, vio a Alexa y fue hacia ella.

-Alexa, vamos, tienes que ayudarme a levantarte-dijo tratando de que reaccionara-Alexa…

Mis pies se habían quedado plantados en el suelo, su imagen en aquella silla, dormido me hizo recordar viejos tiempos.

-Ade, yo me llevo a Alexa, tú llévate a Nick-me acerqué a él y acaricié su mejilla, se movió un poco y tomó mi mano.

-Nick, ponte de pié, ayúdame-a duras penas logré ponerlo de pie y acomodé un de sus brazos detrás de mi espalda. Llegamos al auto y Celine se fue atrás con Alexa, senté a Nick en el asiento del copiloto, regresé a pagar la cuenta y manejé hacia el hotel más cercano.

-es lindo-dijo Celine-tienes buen gusto-rió y yo no pude evitar hacerlo.

-nunca se había puesto de eso manera, lo conozco desde que tenía 16 años y no lo había visto así-me estacione y bajé del auto-voy a separar las habitaciones.

-yo me quedo a cuidar a Alexa, no está acostumbrada a esto y creo que tendrá problemas esta noche.

Me dirigí al lobby y alquilé tres recámaras, al regresar, Celi ya estaba tratando de levantar a Alexa que yacía dormida en el asiento trasero, cuando por fin pudo levantar un poco, le di la llave de la habitación y la llevó. Fui por Nick y él se levantó de inmediato, estaba un poco más consiente por lo cual no me costó mucho trabajo llevarlo a su habitación. Lo recosté en la cama, le quité la corbata y los zapatos y apagué el foco dispuesta a salir de aquella habitación.

-Ade-me jaló de los brazos y me besó. Por más que quisiera separarme de él me fue imposible, tomó mi rostro con ambas manos; podría decirse que llegué a sentir amor. Yo lo amaba igual que antes, nada en cuanto a mis sentimientos hacia él había cambiado, rodeé su cuello con mis manos y acaricié su cabello. Parecía uno de los tantos sueños que había tenido con él, después de haberlo necesitado tanto, lo estaba besando de nuevo, justo como los viejos tiempos.



Capítulo XX

El intenso olor a alcohol llegó a mis pulmones justo cuando me separé de él, fue cuando volví a la realidad, él no me estaba besando en sus cinco sentidos como me hubiera gustado.

-creo…que te voy a dejar dormir-me di media vuelta, las lágrimas volvieron a hacerse presentes.

-no…no te vayas-dijo casi balbuceando.

-veo que estás mucho mejor, te dejaré solo-me di la vuelta y entré a mi habitación enojada. Una vez más me había dejado llevar por mis sentimientos, no estaba viendo la realidad. Respiré profundo tratando de tranquilizarme, caminé hacia la cama y me dejé caer. Cerré los ojos, pero el sonido de mi celular no permitió que me tranquilizara.

-¿dónde están?-preguntó John preocupado.

-en un hotel, nos quedaremos aquí esta noche, ¿no te importa si te regreso el auto mañana?

-el auto es lo que menos me importa, ¿se encuentran bien?

-Celine está cuidando de Alexa…ambas se ven bien.

-¿y tú?

-no lo sé, es algo complicado de explicar por teléfono…

-¿quieres que te deje descansar?

-me encantaría dormir.

-buenas noches.

-duerme bien-colgó, no pude evitarlo, marqué a la persona con la que debería estar hablando, a la que le debería pedir explicaciones, porque de alguna manera sabía que ella estaba detrás de todo esto-¿Lesley?-pregunté con suma cautela.

-¿sí?-contestó nerviosa-¿cómo estás, amiga?

-¿Lesley tienes idea porqué Nick está en Australia?-pregunté tratando de controlar mi tono de voz.

-¿Nick?, ¿Australia?, ¡pff!, no sé ni de qué me hablas…-se hizo la desentendida.

-Lesley, ¿dónde te encuentras?

-en…em…¿mi casa?-dijo inocentemente.

-confío en ti porqué se que eres una de mis mejores amigas y que nunca me mentirías-comencé a decir sabiendo que no soportaría eso.

-¡ush!, está bien…estoy en un hermoso hotel de Australia…disfrutando unas vacaciones con mi familia y amigos…

-¿cómo demonios me encontraron?

-ay linda, ahora que eres una súper modelo, tus fotos salen en cualquier revista de moda, no fue difícil…así que ya lo viste…

-sí, y no fue lindo…o sea sí, pero no, no sé cómo explicarlo, digamos que no fue de la mejor manera…-estaba comenzando a desesperarme-Less prometiste…

-no…no me metas a mí, él me invito en el viaje porque dijo que no quería estar solo en esto…yo, como buena amiga y alguien que te extraña accedí…

-de seguro le pensaste mucho-dije sarcástica-acaba de suceder algo realmente horrible y lindo a la vez-me recargué en la cama esperando a que hiciera la pregunta esperada.

-¿por qué?-inmediatamente preguntó con un tono un tanto confuso.

-me besó-dejó salir un pequeño gritito de lo que supuse que fue emoción-pero no era el beso que esperaba…yo…solo no pensé que fuera así-dije con tristeza.

-explícate…

-está tomado, tuve que hospedarme en un hotel que ni siquiera conozco, porqué se le ocurrió salir con una de mis amigas y los dos tomaron copitas de mas, no sé qué pensar, es decir…no sé si en verdad le deseó besarme o solo…lo hizo como un impulso por el alcohol …

-no seas tonta, obvio te quería besar…¡NICK ESTÁ TOMADO!-gritó como si apenas estuviera analizando lo que recién le había comentado.

-sí… nunca lo había visto de esa manera y me cierto culpable…

-no lo hagas…te tengo que dejar…Marcus está un poco inquieto y Joe se quedó dormido hace como una hora…hablamos mañana-me colgó, miré el teléfono y lo dejé caer en la alfombra de la habitación, cerré los ojos y caí en un sueño profundo, esperando que despertara de una pesadilla.

Sonreí al escuchar una hermosa canción y al sentir un cálido cosquilleo en mi rostro, hace tanto que no experimentaba esa sensación, inferí que era otro sueño más, no quería despertar.

-hello beautiful…it’s been a long time, since my phone rung and you keep on that line…-sentí una respiración cerca de mi rostro y entonces me di cuenta de que no estaba soñando; empujé con todas mis fuerzas a la persona que estaba casi encima de mí y di un fuerte grito. Después de oír un fuerte golpe me animé a abrir los ojos poco a poco. Di un gran suspiro al ver que en realidad era Nick el que estaba en el piso, no me digné a levantarme, volví a cerrar los ojos esperando a que me ignorara y saliera de la habitación sin decir ni una palabra, pero como era de esperarse, no hizo nada de lo anterior, en cambio, se volvió a levantar y con una linda sonrisa se acercó a mí para tomarme de la mano.

-perdón si te asusté-dijo con la voz muy serena, yo lo miré asustada-no era mi intensión…-el pánico no me permitía saber si estaba o no en sus cinco sentidos.

-Nick-me alejé un poco de él-¿te encuentras bien?-me miró sorprendido.

-¿te refieres al golpe?...estoy bien, no te preocupes-sonrió. Estaba hecha un manojo de nervios, su cercanía me hacía sentir extraña y nerviosa, con su simple presencia cambiaba mis estados de ánimo-Ade…-trató de tocarme una vez más-te extrañé-la sinceridad de su voz, el brillo en sus ojos y la tristeza en su rostro hicieron que me diera cuenta de que no mentía. Traté de controlarme, luché con todas mis fuerzas, enfrenté mis impulsos, pero el deseo era más fuerte que todo lo anterior, me apresuré a abrazarlo. De inmediato colocó sus manos en mi espalda haciéndome sentir aún más cercana a él. Por obra de un milagro, no estaba llorando. Tal vez estaba cansada de hacerlo, me había dado cuenta que eso no resolvería mis problemas. Mi respiración estaba acelerada, los recuerdos venían a mi mente con tan solo oler su colonia y sentir su piel rozar la mía, sonreí al recordar sus besos, abrazos, palabras de aliento, sonrisas, carcajadas, enojos, tristezas, nuestras peleas y reconciliaciones, el apoyo que nos dábamos el uno al otro en momentos difíciles, nuestras bromas, nuestros códigos, las miradas de complicidad, las noches en las que no podía dormir y él me acompañaba hasta el final de la noche y el principio de la mañana, sonreí porque en todo aquello él siempre estaba presente, era lo que me importaba.

-perdón-fue lo primero que pude articular al darme cuenta de que era el momento más apropiado para hablar de nuestro pasado-no debí de haberme ido de esa manera y menos dejarte así, tenía miedo de que me odiaras, tenía miedo de que no me volvieras a hablar nunca y mírame, hice el problema más grande como siempre…-me separé de él y bajé la mirada-no sabía qué hacer, tenía en cuenta que te enterarías en algún momento, que… te lastimaría como lo hice, me siento tan mal-lo miré, me sorprendí al ver la hermosa sonrisa que formaban sus finos labios y las delgadas lágrimas que escurrían por sus mejillas.

-eres la única mujer que tiene mi vida entera, eres la única que logra hacerme sentir sentimientos que ni siquiera sabía que existían, eres la única que me ha hecho pasar las peores preocupaciones y la que me ha enseñado el sentido de la vida, tú eres el sentido de mi vida, sin ti estoy perdido. Estuve perdido durante tres meses, traté de buscar un mapa, una salida y para donde sea que mirara siempre estabas presente, de cualquier manera, siempre estabas ahí…no puedo culparte por lo que hiciste, porque hasta lo que recuerdo, me has dado los mejores momentos de mi vida-acarició mi rostro con suavidad-no te vuelvas a alejar de mí, ¿qué no ves que te necesito?-capturó mis labios una vez más y una vez más me dejé llevar. Sus manos se colocaron en mi cintura y mis brazos rodearon su cuello atrayéndolo más hacia mí, no experimentaba otro sentimiento más que amor… soltó mi cintura y apoyó ambas manos sobre la cama para poder sostenerse, se separó de mí y pegó su frente con la mía- es la segunda vez en el día que recibo lo que más he deseado en los últimos meses. He vuelto nacer-sonreí al darme cuenta de que los sentimientos de ambos eran los mismos.





WOO!! Gracias por tus comentarios fiel seguidora : ) en verdad! perdon por no haber subido pero ni tenia tiempO! te dejo varios! hope you like them!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/sdaniies
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 19th 2011, 20:48

ayy noo juuro quue quuiero lloraar! Sad noose coomo hacees para escribir caps! taan lindoos! tieenes quue seguuirla poorfa y sabees quue aquui estaare leyeendo toodos los caps y si noo estaare comeentando hastaa quue suubas!

siguuela Wink
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 25th 2011, 20:25

siguuela pleease!Wink
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Octubre 27th 2011, 19:04

siguuela Wink
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 2nd 2011, 19:19

siguela!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 3rd 2011, 20:04

siguela!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 7th 2011, 20:34

siguela!
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 8th 2011, 17:02

tienes que seguirlaaaaaaaaaaaa mujeeeeeeeeeer!!! Very Happy
aqui sigo yo fielmente Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 8th 2011, 19:44

siguela!
Volver arriba Ir abajo
Daniie
Forista!


Cantidad de envíos : 101
Edad : 23
Localización : Monterrey, Mexico :)
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 19th 2011, 20:55

Capítulo XXI “Somos nada”
Sentía el calor de su cuerpo junto al mío, me seguía abrazando. Me di cuenta de que no había sido un sueño. Él había vuelto. Lo tenía junto a mí. No quería salir de sus brazos. Sus risos caían por su cara cubriendo sus hermosos ojos. Su respiración era pausada y lenta. Tranquila.
-te extrañé-dijo de pronto aún si abrir los ojos, sonrió-extrañaba tenerte a mi lado-cada cosa que decía causaba un lucha interna para no llorar, llorar de la emoción que tenía de verlo, de tan solo tenerlo a mi lado.
-yo también-me dio un suave beso en los labios. Suaves golpes en la habitación hicieron que ambos nos separáramos- yo voy-me levanté rápidamente, tenía aun puesto el vestido de la noche anterior, me arreglé un poco el pelo y abrí la puerta. Alexa tenía la mirada fija en el piso.
-lo siento-se disculpó sin voltear a verme-yo…no supe que era tu chico-me miró- te aseguro que no me habría entrometido-la abracé, al principio se sorprendió, pero después se unió al abrazo.
-no te disculpes…yo les oculté muchas cosas…no debí-ambas sonreímos-¿te sientes mejor?
-¡mi mundo da vueltas, literalmente!-reímos-nunca me había pasado esto, en cuando me lo dijo me sentí culpable.
-no sabías, olvida eso…además se supone que él no debería de estar aquí-apareció justo atrás de mí.
-¡oh! ¿interrumpí algo?-preguntó colorada.
-no, para nada-dije inmediatamente-él…bueno, vino anoche y platicamos sobre nosotros.
-¿y cómo está todo?-preguntó Celine ya totalmente arreglada, miró a Nicholas y le sonrió-¿todo bien?
-al parecer-lo miré y él tomó mi mano.
-me siento tan feliz por ustedes-ella de inmediato nos abrazó a los dos-al fin…-al verla, parecía como si realmente fuera a llorar-bien…John llamó.
-qué raro…porqué no me llamó a mí-dije confundida.
-no quiso hacerlo, dijo que no quería interrumpir en caso de que estuvieran hablando o algo…-sonrió-solo llamó para saber si estábamos bien.
-lo llamaré-entré a la habitación por mi celular-¿les parece que nos vayamos ya?-ellas asintieron, marqué su celular, me contestó al instante.
-¿estás bien?-contestó preocupado.
-totalmente bien-dije riéndome-perdón…ya vamos para allá.
-unas personas te fueron a buscar a tu habitación muy temprano por la mañana.
-¿no sabes quienes eran?
-tu hermano, su esposa y familia y otra familia…-dijo algo confundido.
-KEVIN ESTA ALLÁ-grité con emoción-¿ya se fueron?
-estoy desayunando con ellos-dijo algo nervioso-¿les digo que ya vienes?
-por favor…gracias, John, eres el mejor-colgué y Celine y Alexa me miraban confundidas-mi hermano está en el hotel…me gustaría que lo conocieran.
-con gusto-contestaron las dos al unísono-regresamos en 15 minutos-se retiraron a su habitación.
-¿John?-preguntó acercándose a mí.
-es un amigo…es una gran persona, te va a encantar.
-pues por lo visto se preocupa mucho por ti-torció la boca-¿segura que son solo amigos?
-no hubo más que un beso entre nosotros, pero fue por malentendidos…-me retiré de él-es decir…no somos nada-continué rápidamente.
-te creo-me dio un pequeño beso en los labios.
-voy…por mi bolso-entré a la habitación, recogí mis cosas del piso y las metí en la bolsa, entré al baño, me lavé la cara y retiré todo el maquillaje que ya estaba esparcido por mi cara. Al salir Nick estaba sentado en uno de los sillones sonriéndome.
-¿sucede algo?-pregunté al ver que no hacía otra cosa más que sonreír-pareces…no sé…extraño.
-estoy feliz-se acercó a mí y me tomó por la cintura-ya sabes la razón-se acercó a mi lentamente, su tibia respiración chocaba con la piel de mi rostro y me producía escalofríos.
-Nick…-susurré antes de que capturara mis labios, al separarnos lo miré con alegría.
-vamos-entrelazó su mano con la mía y ambos bajamos al lobby donde Alexa y Celine ya se encontraban. Subimos al auto, todo el camino Nick se dedicó a conocerlas, le contaban sobre su vida y Alexa sorprendió al saber que era un famoso cantante retirado ya hace 5 años.
-lo dejaste tan joven-exclamó frustraba.
-tuve mis razones-me volteó a ver de reojo-aunque no las recuerde, creo que ya sé cuales fueron-me sonrió.
Estacioné el auto en estacionamiento del hotel y nos dirigimos al restaurante, busqué con la mirada y mi hermano y lo encontré riendo escandalosamente con junto con Joe y John, me acerqué a él por la espalda y lo abracé con muchas fuerzas.
-Ade-gritaron los demás, Kevin se giró y me dio un gran abrazo hasta levantarme del piso.
-te extrañé mucho-susurró a mi oído.
-no me hagas llorar Kevin-le dije separándome de él, le di un beso en la mejilla y saludé a Flor, que estaba cuidando a los pequeños, Isabella corrió a abrazarme fuertemente, tuve que hincarme para no caerme. Joe estaba más sonriente que de costumbre y sus ojos brillaban de una forma especial. Miré a Lesley, estaba sentada con sus manos en su ligeramente abultado regazo. Corrí hacia ella y la abracé. Ambas empezamos a llorar, sentí unas palmaditas en mi espalda, era Joe que estaba sonriéndonos, una forma de dar apoyo para él, tenía a Marcus en sus brazos totalmente dormido.
-¿por qué no me dijiste?-pregunté mirándola, ella se encogió de hombros.
-quería decírtelo en persona-dijo muy tranquila, ambas empezamos a reír.
-Joe-lo abracé con fuerza-muchas felicidades-tomé a Marcus en brazos y me senté al lado de John dejando una silla vacía a mi lado, le di un beso y un abrazo a John y le entregué las llaves de su auto. Nick se sentó a lado tomando a Marcus de mis brazos.
-John, él es mi hermano, su esposa Flor, quien es una de mis mejores amigas, sus hijos-señalé a los pequeños-ella es Lesley, hermana de Flor que al igual es una de mis mejores amigas, su esposo Joe, su hijo Macus, el pequeño en espera-todos rieron-y él es Nick-ambos se tendieron la mano-estoy tan contenta de tenerlos aquí a todos-Alexa y Celine llegaron junto con las demás-ellas son mis compañeras y amigas de trabajo-las señalé-y ellos son toda mi familia…
-vamos a juntar las mesas-sugirió Joe levantándose de su lugar y juntando otra mesa con la de nosotros, los chicos se levantaron y lo ayudaron a colocar las sillas suficientes como para que todos cupiéramos.
-¿estarán aquí mucho tiempo?-pregunté tomando un poco de agua.
-no tenemos fecha de regreso, además nos faltan vacaciones-contestó Flor.
-¿cuándo regresarás tú?-preguntó Nick tomándome de la mano.
-pues…yo ya terminé mi trabajo aquí, todas volveremos a nuestro hogares en dos días-miré a John, lo extrañaría. Él en cambio me miró con una gran sonrisa.
-tengo que contarte algo, creo que te va a gustar-todos lo voltearon a ver-pero creo que ahorita no es la ocasión…
-¡oh! Entiendo…
-¿Y bien?-preguntó Lesley mirando nuestras manos entrelazadas sobre la mesa-¿algo nuevo?-miré a Nick por unos segundos, después regresé mi mirada hacia ella.
-estamos bien…
-más que bien-me dio un beso en la mejilla.
-¿ahora sin son novios?-preguntó Isabella acomodando sus codos sobre la mesa para mirarnos más de cerca, todos nos sorprendimos.
-¡Wow! Es directa-dijo John, todos se echaron a reír.
-no linda…no lo somos…-contesté tratando de convencerla, ella hizo un puchero y se sentó en su silla con los brazos cruzados.
-¿ya conocieron la playa de Australia?-dijo John de golpe.
-no, tenemos intención de ir…-contestó Kevin.
-yo los llevo con todo gusto…
-estás hablando con un auténtico australiano, hermanito…-dije apoyando mi cabeza en el hombro de John-además de que es muy buen guía…
-exageras-dijo él restándole importancia- solo me estoy ofreciendo…
-eres muy amable, John-dijo Flor-creo que te tomaremos la palabra-él sonrió ampliamente mostrando sus impecables dientes blancos.
-¿puedo hablar contigo, John?-Nick preguntó con seriedad.
-claro que sí-las chicas me miraron nerviosas, yo por otro lado me encontraba más tranquila que de costumbre. Él celular de Kevin comenzó a sonar, al contestar sus ojos se cristalizaron y me miró fijamente. Algo iba mal.

Capítulo XXII
-Kevin-dijo Flor mirándolo con preocupación mientras lo movía delicadamente, él seguía sin retirar su mirada de mí. Una lágrima se deslizó por su mejilla, se giró con Flor y la abrazó con fuerza.
-tenemos que irnos-dijo aun abrazado de Flor-papá está en sus últimos días- Abrí los ojos como platos, ¿acaba de decir eso?
-¿a qué te refieres?-pregunté levantándome de mi lugar y sentándome justo a un lado de él.
-papá tiene cáncer, Ade…
-yo…no lo sabía-me llevé las manos a la cara, no había sabido de mi padre desde hace meses.
-está en sus últimos momentos-me abrazó con fuerza, por alguna extraña razón no tenía ganas de llorar, era más fuerte el sentimiento de culpabilidad que tenía en mi interior-tenemos que ir…
-¿a dónde?-me separé de él-¿dónde está?
-en su casa en Miami-lo miré confundida.
-él nunca tuvo una casa en Miami…
-yo tampoco sabía eso…tenemos que irnos Ade…-me levanté de la mesa y corrí hacia el lugar por donde había visto que John y Nick se habían ido. Los encontré charlando recargados en la pared con una sonrisa en sus rostros, Nick fue el primero en verme y enseguida se acercó a mí para cubrirme con sus brazos. John se acercó a nosotros y acarició mi cabeza mientras yo dejaba salir las primeras lágrimas.

Seguía mirando por la venilla, me encontraba recargada en el hombro de John y tomada de la mano con Nick, al estar con los dos mi remordimiento había bajado. No tenía ganas de llorar más.
-¿te encuentras mejor?-preguntó acariciando mi cabello con su mano libre, John inmediatamente volteó a verme.
-sí, gracias-miré a Kevin, él tenía los ojos llorosos y no había parado de verme durante todo el camino, la camioneta entró a un gran mansión de color blanco y un jardín muy grande, justo como el que siempre deseé en mi niñez y nunca obtuve, se estacionó justo enfrente de la puerta principal, abrieron la puerta y John bajó para después ayudarme a mí a hacer lo mismo. Nick me tomó de la cintura mientras esperábamos a que Flor bajara a los niños y Kevin tomaba a Isabella de la mano.
-Adrianne- mi madre salió de la mansión con lágrimas en los ojos, me abrazó fuertemente.
-mamá-dije sin saber reaccionar, no tenía ni idea de que hacer en aquellos momentos.
-hija…-tomó mi rostro con ambas manos-lo siento tanto…-Kevin la abrazó con fuerza mientras yo seguía sin poder moverme-tienen que pasar, él está adentro…no…no queda mucho tiempo-Kevin corrió por las escaleras mientras yo comencé a caminar al sentir leves empujoncitos en mi espalda.
Me sentía toda una egoísta, veía sufrir a mi hermano mientras yo no sentía ni una pizca de dolor ante la pérdida de mi padre, pero no me nacía nada hacia él, ni siquiera odio al haberme hecho sufrir tanto durante toda mi niñez ni al haberme puesto las más terribles pruebas para ver si pasaba de su orgullo, solo una vez me había demostrado cuanto le importaba, y no duró mucho como para comprobar si era real.
La gran casa estaba adornada con grandes fotografías que se extendían a los largo de las paredes. Nadie en ellas me era conocido, miré con detenimiento cada una de ellas y la imagen de una mujer desde su infancia hasta adolescencia estaba acomodada en forma cronológica, cartas que su padre le había dado en navidad y en su cumpleaños, pequeños juguetes estaban en las estanterías que le daban un poco más de comodidad a la sala. Me senté en uno de los sillones aún sin poder quitar la mirada de aquellas reliquias, me seguía preguntando quién era esa chica y porqué esas fotografías estaban en la casa de mi padre.
-¿quieres agua?-preguntó John sacándome completamente de mis pensamientos, asentí y el sonrió para desaparecer en un puerta, me encontré sola con Nick al lado de mi.
-¿qué tanto piensas?-acarició mi mejilla derecha con delicadeza, pude sentir como cada uno de mis sentidos cobraba vida.
-en muchas cosas-lo miré directamente a los ojos-no siento nada, Nick-continué ahora susurrando-no siento dolor ni ganas de llorar…
-todo ha pasado muy rápido-trató de explicarme pero yo negué con la cabeza.
-sueno muy egoísta, pero ¿cómo puedo llorar por la pérdida de alguien que nunca me quiso y me hizo la vida imposible?, por la única razón por la que lloraría sería ver a Kevin en este estado, me duele verlo así…-me acorruqué en su pecho.
-los sentimientos son extraños-contestó besando mi cabeza-no te sientas mal por no sentirlo…-John dejó el vaso de agua justo enfrente de mí y se sentó a mi lado.
-John, tú tenias algo que decirme-me enderecé para ver su rostro-¿qué era?
-no creo que sea el momento indicado…-contestó algo nervioso.
-no te preocupes, dímelo-le sonreí levemente.
-Jane y yo volvimos y vamos a vivir en USA-sonrió y sus ojos brillaron.
-eso es maravilloso-lo abracé fuertemente-estoy tan feliz por ti.
-gracias-Kevin entró a la habitación con los ojos rojos y la mirada baja, me levanté y lo abracé fuertemente.
-papá quiere hablar contigo, dice que es muy importante.

Capítulo XXIII “Hija Feliz”
Los corredores de la casa eran tantos que era fácil perderse, después de tantas vueltas y líneas rectas llegué hasta la gran puerta blanca con un marco lleno de detalles negros, era preciosa. Miré a mi alrededor, una mujer más o menos de la edad de mi madre lloraba abrazada de una chica que no pasaba de los 25 años, era la misma de los fotos, la misma de la que llegué a sentir una chispa de envidia, no pude evitar ponerme triste de verla llorar, de esa manera debía estar yo, sin embargo ni una lágrima se animaba a salir, estaba seca. Sentí unos empujoncitos en la espalda, Kevin me miraba de una manera diferente, pero seguía con sus ojos tristes y húmedos, abrió la gran puerta y entré sin decir una palabra. Me sorprendí al ver el lujo de aquella habitación, los colores más alegres podían verse en ella, la luz entraba por la ventana iluminándola y haciéndola ver más llena de vida, mi atención se enfocó en los cuadros que adornaban las frías paredes color pistache, ahora eran fotografías de mi padre con ella. Un débil estornudo hizo que esta vez solo pusiera atención a la gran cama que estaba justo en el centro de la habitación. Parecía un cuerpo sin vida, el color a perlado de su piel se había perdido al igual que el verde de sus ojos, me acerqué a él lentamente y cuanto estuve a su lado él tomó mi mano y la apretó levemente.
-tengo que decirte algo-dijo con dificultad y con estornudos de por medio, me quedé callada esperándolo a que continuara- quiero que sepas…que yo nunca abandoné a mi familia, nunca estuve alejado de mi hija, recibió lo que se merecía al igual que mi hijo, la amo…la cuido y la protejo porque lleva mi sangre, no pienses que soy un mal padre…-paró para recobrar el aire que había perdido debido a la gran oración que había pronunciado- soy el padre que cualquier chica quiere tener, cumplí sus caprichos y la hice la más feliz del mundo…la vi reír y llorar, la escuché cuando más la necesitaba-ninguna de esas palabras lograba tocar ni una parte de mis sentidos-le di consejos, lloró en mi pecho, le di la mejor educación y es una señorita respetable con valores, es fuerte, responsable…y bella, al igual que su madre, la mujer que he amado los últimos años de mi vida, la que me ha hecho feliz-terminó sus discursos y permaneció unos minutos callado, lo seguía mirando con cautela- Adrianne, tú no eres mi hija…no podía seguir en ese secreto…tenía que decírtelo…-ningún músculo de mi cuerpo se movió, no me lo esperaba, pero tampoco me sorprendía-lo siento…-dijo ya casi sin aire.
-no lo sientas, estoy perfectamente-le aseguré, le di un beso en la frente, me miró con sus ojos ya cansados y dejó caer la mano en la cama, sin vida, fría.
Caminé hacia la puerta y la abrí, todos los presentes me miraron, me acerqué a la chica que aún seguía con su madre y la abracé dándole todo mi apoyo, ella acababa de perder a su padre; su llanto se escuchó en todo el lugar, se aferró a mí y comenzó a sollozar cada vez más fuerte, miré a Kevin de reojo, no estaba llorando, mantenía la vista fija sobre mí. Las personas comenzaron a entrar a la habitación, caminé despacio tomándome mi tiempo para volver a encontrarme con el amor de mi vida y mi mejor amigo, al tenerlos enfrente me abrazaron fuertemente, como si tuvieran miedo a que en cualquier momento me fuera a romper en pedacitos, no estaba mi cerca de hacerlo.
-Ade…-dijo Kevin tomando mi brazo para que lo viera directo a los ojos-yo…
-lo siento tanto Kevin-lo abracé y fue cuando no pudo aguantar más, sus ojos se empaparon de saladas lágrimas que mojaban mi vestido al tenerlo apoyado en mi hombro-lo siento…-comencé a llorar con él, me dolía tanto verlo en ese estado y a aquella chica, no sabía que era tener un padre, nunca lo había experimentado, pero si eso fuera tan siquiera un poco lo que se sentía cuando vi a Nick tirado en la camilla de un hospital totalmente inconsciente, debía ser incontrolable, muy doloroso, pensé en todas las ocasiones en las que él me había brindado su apoyo, dado su hombro en el cual llorar, que se había dormido a mi lado cuando era niña para disminuir mi temor-lo siento…-me aferré más a él, quería que sintiera que en verdad lamentaba la muerte de su padre, los sollozos de la chica llegaron hasta donde nosotros estábamos, Kevin se separó de mi con mirada interrogante-ve…es tu hermana-me dio un beso en la frente y desapareció una vez más por los pasillos. Miré a mi madre, tenía tantas preguntas que hacerle.

Capítulo XXIV “café oscuro”
-¿puedo hablar contigo?-le pregunté siendo directa y sin rodeos.
-claro…-me abrazó dándome sus condolencias.
-en privado, mamá…-me guió hacia la puerta que estaba a unos cuantos metros de nosotras y entramos…
-¿porqué no me lo dijeron?-pregunté con resentimiento- sabías que no era feliz, mamá, pasé una infancia miserable anhelando el amor de un padre…llorando por sus insultos-dije señalando la puerta-¿acaso no te diste cuenta de cuánto lloré?-colocó sus manos en la boca como si eso pudiera controlarme- tuve que salir adelante sola, te apoyé cuando lo necesitaste, te pedía a gritos ayuda…
-Silver-trató de acercarse a mí pero me alejé al instante-yo no…
-mamá, no quiero saber porque…nunca te importé, quiero saber quién es mi verdadero padre y su tú eres mi verdadera madre…-dije con firmeza.
-yo soy tu madre-contestó al borde del llanto-Kevin es tu hermano…
-medio hermano-continué yo-¿qué sucedió?-las preguntas se formulaban en mi cabeza-¿sabes qué?, olvídalo…hay personas que lloran la muerte de Julián, me siento una egoísta tratando mis problemas…-di media vuelta y salí de la habitación para encontrarme directamente con sus brazos, Nick me acercó a su pecho, era más que obvio que había escuchado.
-Ade…-acarició mi rostro una vez más-¿estás más tranquila?
-quiero ir con Kevin…y la otra chica-lo miré, John estaba enfrente de mi jugando con Isabella, quien todavía no sabía lo que sucedía-John…-se giró para mirarme mientras le hablaba-siento tanto que estés pasando por esto…-confesé avergonzada.

Me encontraba sonriendo ampliamente desde la comodidad de mi cama, miraba la foto de nosotros dos juntos, otra vez las cosas habían vuelto a la normalidad, solo que esta vez habían besos de por medio y palabras dulces. Dejando a un lado todas las preguntas que mi cabeza aun seguía cargando y las pláticas pospuestas con Kevin y Deleine, me estaba pasando uno de los momentos más felices de lo que se podría decir mi vida. La muerte de Julián nos había afectado de alguna manera a todos los presentes en esa casa, aún podía ver como Kevin no salía como solía hacerlo, sin embargo estaba al pendiente de su otra hermana, todos los días la llamaba. Lo admiraba tanto, se tomaba las cosas con tranquilidad, por mi parte, le llamaba todos los días para preguntarle cómo se encontraba aunque siempre me respondía con un débil “bien” de su parte. Habían sido innumerables las veces en que me había abrazado aparentemente sin razón alguna, pero lo comprendía de una manera extraordinaria aunque no compartiera su dolor. La brisa pegó en mi rostro despeinando mis cabellos hasta dejarlos alborotados, sentía el cálido tacto de unas manos tibias sobre mis hombros y luego aspiré su colonia hasta asegurarme de que mis pulmones estuvieran lo suficientemente familiarizados para recordarlo.
-¿qué haces?-me preguntó al oído, cerré los ojos.
-nada, solo pienso-se sentó a mi lado y tomó mi mano instantáneamente.
-últimamente has estado así, pensé que tenías algo más…
-no te puedo negar que me han pasado muchas cosas que aun no puedo olvidar, pero estoy muy feliz de tenerte a mi lado, de esta manera siento que puedo vencer lo que sea-él sonrió-te extrañé…
-aún no sé como compensarte todos esos años que pasamos separados…-juntó su frente con la mía- siento que tengo una gran deuda contigo…
-no lo estás-le aseguré-no tienes por qué pagarme nada…
-no estoy muy seguro de eso-se acercó para besarme pero el sonido de la puerta hizo que nos separamos.
-siento interrumpir tortolitos-dijo Kevin un poco más alegre que de costumbre-pero mamá quiere ver a Ade…creo que es hora-di un gran suspiro, le di un beso en la mejilla a Nick y caminé hacia Kevin, él me rodeó con sus fuertes brazos y abordamos el automóvil deportivo estacionado justo enfrente del departamento.
-¿cómo estás?-le pregunté aprovechando a luz roja de uno de los semáforos, me volteó a ver con sus gafas de sol, sus risos estaban perfectamente acomodados en su cabeza, volteó a verme con una sonrisa, pero solo quería ver lo que expresaban sus ojos, sin embargo el elegante accesorio no me lo permitía.
-estoy bien Ade, creo que es tiempo de dejarlo ir-sonreí al ver que lo decía de una forma reconfortante-está en un lugar mejor, debo estar alegre por él…
-estoy muy orgullosa de ti-me acorruqué en su hombro derecho- admiro la fortaleza que tienes-entramos al porche de la casa de mi madre, él al bajarse rodeo el auto para abrirme la puerta, realmente me hacía sentir como una princesa saliendo de una carrosa, él siempre me hacía sentir de esa manera y aunque nuestro parentesco había cambiado ligeramente, nos ayudó a unirnos más. Abrí la puerta con él justo detrás de mí, al levantar la vista vi la sala sola, caminé hacia el estudio que anteriormente había pertenecido a Julián. Oí una risa conocida y no dudé en abrir la puerta, Celine estaba riendo ampliamente al verme se dirigió hacia mí para después darme un fuerte abrazo, tenía de no verla un par de semanas, pero se me había hecho eterno.
-¿qué haces aquí?-le pregunté totalmente sorprendida.
-tú madre nos llamó-señaló a una mujer que estaba sentada en uno de los sillones del estudio-ella es mi madre-si bien era notorio, la mujer no se parecía en lo absoluto a Celine, tenía la piel a perlada y sus ojos eran color café oscuro.
-mucho gusto-la saludé y me vi que mi madre tenía los ojos brillosos-¿mamá?-le pregunté cruzándome los brazos, aún no entendía que tenían que ver ellas en lo que íbamos a hablar.
-vamos a hablar…-dijo muy segura, sin embargo podía verse el miedo en sus ojos.
-pero…-las miré a ellas.
-ellas tienen mucho que ver en esto Ade-miré a Celine, ella tenía tal vez la misma expresión que yo, me senté en uno de los sillones con ella, dispuesta a escuchar.

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/sdaniies
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 20th 2011, 19:27

¿¡Cómo es eso de que _____ no es hija de su papá?! Jaja sono medio raro :/ omg! Tienes que seguirla, muchas preguntas me quedaron

siguela!
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 30th 2011, 18:59

siguuela Wink
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Noviembre 30th 2011, 19:00

siguuela Wink
Volver arriba Ir abajo
Daniie
Forista!


Cantidad de envíos : 101
Edad : 23
Localización : Monterrey, Mexico :)
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Diciembre 16th 2011, 16:24

Capítulo XXV “Blanca”
El intercambio de miradas se convirtió en un pasatiempo mientras trataba de analizar una por una las palabras que salían de los delgados labios de mi madre.
-tu padre y yo nos separamos durante unos meses antes de que tu nacieras, Kevin contaba con casi 4 años cuando eso sucedió…-se le cortó la voz pero un brillo apareció en sus ojos-fui a Washington ya que daría un desfile y conocí a…Javier Paradise-una pequeña sonrisa se formó en su boca haciendo que mi madre se viera aún más hermosa, Celine sonrió ampliamente- era un hombre extraordinario, su sonrisa era capaz de cautivar a cualquier chica que lo viera, caballeroso, amable, comprensible…-dio un gran suspiro-una cosa llevó a la otra…-pude notar como sus mejillas comenzaban a tomar color- Julián me llamó, hablamos sobre nuestra situación y decidimos que para nuestro bien y el de Kevin…él nos necesitaba y no era sano para el ver que sus padres no se hablaban, preguntaba a diario por él…-miró a Kevin que tenía la vista en el piso-un par de semanas después de nuestro reencuentro me enteré de que estaba embarazada-dirigió su mirada hacia nosotras con nerviosismo-fue cuando supe que sería mamá de ti…-se enfocó en mí pero después miró a Celine-y de ti-sentí como si una ola me hundiera hasta el fondo del océano y no pudiera salir, estaba desesperada y no entraba aire a mis pulmones, empecé a respirar entrecortadamente después de unos segundos, la vista se me nubló, opté por cerrar los ojos para ver si de esa manera el mareo se fuera-cuando…supe que eran dos hermosas niñas me comuniqué con su padre…Javier quiso hacerse cargo de ustedes, pero Julián no estaba dispuesto a tener una mala imagen y yo no me quería alejar de ustedes-comenzó a dejar salir gruesas lágrimas-así que decidimos en que él criaría a Celine-la miró-estuve al pendiente de cada uno de tus pasos, supe cuando empezaste a caminar, tu primer diente, tu primera palabra…tu primer amor-se acercó a ella y la tomó de las manos. Todos las personas en la habitación estábamos alteradas de alguna u otra manera-perdónenme, por favor…-tomó está vez las manos de las dos y comenzó a llorar desesperadamente, Kevin se puso a su espalda poniendo una de sus manos en el hombro, como cuidando que no se derrumbara en cualquier momento.
-¿por qué?-preguntó Celine soltándose de mi madre y llevándose las manos a la boca-no…no s-sé que hacer-tartamudeó-esto…es tan…confuso-me miró, sus ojos verdes se concentraron en los míos, fue cuando todo tomó sentido. Sentí esa conexión que solo sentía cuando estaba con Kevin, me di cuenta del increíble parecido que teníamos, el color de piel, nuestro rostro… La abracé. Comprendía cómo se sentía, engañada…dolida, confundida, desesperada. Llorábamos juntas, ¿cómo podía existir rencor entre hermanas?, ella no tenía la culpa de las decisiones que nuestros “padres” habían tomado, pero por primera vez en la vida no me sentí como una extraña, logré sentirme comprendida y fue una sensación un tanto agradable al no sentirme tan sola en aquella ocasión. Si bien las lágrimas no eran suficientes como para expresar lo que sentíamos, el ambiente era de tristeza, podías entrar a aquella habitación y dejar sentir por la ola de sentimientos deprimentes que tenían como único fin hacerte derramar más de un centenar de lágrimas.
-yo…tengo que sacarte de aquí-dijo Kevin con la voz ronca, levantó a mi madre del piso como un cuerpo sin vida-Ade…-lo miré-enseguida vuelvo-asentí.
-creo que…debemos ir con ella-dijo Celine separándose y limpiándose las lágrimas con las mangas de tu suéter.
-Kevin se la llevó porque seguramente su estado no era el mejor, no puede estar recibiendo tantas impresiones, ha sido mucho para ella estos últimos días-le aclaré mientras hacía lo mismo que ella-así que, ¿hermanas no?-me sonrió tímidamente-estoy muy feliz por eso-le volví a dar un abrazo-¿tienes…un lugar dónde quedarte con tú mamá?-miré a la señora quién tenía semblante serio-pueden…quedarse en mi departamento…
-Celine…yo-comenzó a decir la mujer mientras se acercaba lentamente hacia ella-lo siento…
-no te disculpes mamá, me diste muchas cosas y en verdad te admiro mucho… no vas a ser reemplazada nunca…-le dio un fuerte abrazo.
-creo que…yo regresaré a Washington, a la casa, no puedo dejarla sola-comenzó a explicarle la señora a Celine- y creo que es conveniente que te quedes…-le tomó ambas manos-te quiero mucho.
-Ade…-me llamó Kevin desde la puerta, salí de la habitación-creo que…esto es mucho para mí-me confesó mirándome un poco asustado-de pronto tengo dos hermanas perdidas…y luego tú…estas recibiendo demasiado…
-Kevin-tomé su rostro entre mis manos-sé que estos es difícil y que ninguno de nosotros se lo esperaba, pero tenemos que seguir adelante y en lo personal estoy muy feliz porque tengo una hermana y la adoro…tenemos que ser fuertes, ¿sí?-el asintió-¿cómo está mamá?
-mejor, le di un vaso de agua, pero aún así insiste en verlas…
-le diré a Celine e iremos con ella-le aseguré.
-vamos-dijo ella detrás de mí sonriendo levemente-mamá ya se tiene que ir…ya me despedí de ella-explicó algo nerviosa.
-vamos-le sonreí, entramos a la habitación y ella se encontraba viendo un punto fijo en la alfombra roja que cubría el piso.
-¿mamá?-pregunté tratando de cuidar mi tono de voz-¿querías vernos?-ella se levanto y nos dio un fuerte abrazo a ambas.

-¿estás segura de que a Nick no le molesta?-preguntó Celine por décima vez durante el camino al departamento- digo…ustedes ya tiene una vida juntos y no quiero incomodarlos...ustedes saben, sus cosas de pareja…-continuó nerviosa.
-ellos no hacen cosas de pareja-dijo Kevin con tono sobreprotector, me miró de reojo y yo traté de no reír.
-no te preocupes, Celine, a Nick le va a encantar, sabe lo importante que eres para mí y más se va a alegrar cuando sepa que somos hermanas-le sonreí.
-eso espero-dio un gran suspiro.
-¿te quedas Kev?-bajé del auto y Celine hizo lo mismo.
-solo les ayudo con las maletas y me regreso, Flor me necesita y con esto no he pasado tiempo con mi familia-ambas sonreímos-sí que son parecidas-dijo mirándonos con una tierna sonrisa, subió las maletas hasta la puerta del departamento y se despidió de ambas algo apurado.
-estoy nerviosa, Ade …después de todo no me llevo muy bien con él, apenas lo conozco…-abrí la puerta totalmente emocionada, Nick estaba acostado en el sofá viendo televisión totalmente ajeno a lo que nosotras pasábamos, dirigió su mirada hacia nosotras, se acomodó rápidamente y nos saludó con una abrazo a cada una.
-¿cómo les fue?-se acomodó el cabello que lo traía revuelto y sonrió-¿todo quedó claro?
-Nick, tengo el placer de presentarte a mi hermana-Celine se quedó estática en el piso, notablemente nerviosa, Nick parpadeó un par de veces confundido-resulta que somos hermanas, nacíamos el mismo día, solo que nos separaron y su papá es mi papá…es algo complicado…y muy lago-hice una mueca-pero aquí la tienes…-dije otra vez emocionada.
-¡wow!, es grandioso-volvió a darnos un abrazo a cada una.
-invite a Celine a vivir con nosotros…
-solo mientras encuentro departamento-dijo ella.
-por mí no hay problema, bienvenida, puedes quedarte cuanto desees-ella dio un gran suspiro.
-te dije que le iba a encantar, pásale, te mostraré el lugar…esta es la sala.



-la cocina



La llevé por las escaleras, mientras Nick dejaba todo en la habitación que estaba vacía.
-estas es mi habitación.



-la de Nick-abrí la puerta e inmediatamente el olor de su colonia se hizo presente, sonreí al instante.



-y por último la tuya…



-cada habitación tiene su baño, la ropa sucia cada quien la lava y en las mañanas el desayuno se prepara por la primera persona que se levanta, siempre es Nick-reí.
-muchas gracias-me miró alegre-es decir…gracias por lo que estás haciendo…
-no tienes nada que agradecer-le aseguré.
-yo…sigo nerviosa, no sé como lo haya tomado Kevin…
-le encanta la idea, para él mientras más hermanas tenga es feliz, además siempre dijo que le hubiera gustado tener una hermana normal, así que…creo que se le cumplió el sueño.
-¿todo bien?-Nick colocó una mano en mi cintura-¿te gustó el departamento?
-es precioso…muy blanco-reímos-de nuevo se los agradezco…
-no hay de que, por cierto, Ade, Less te ha estado llamando toda la mañana, dice que la has olvidado y que aún le debes una película con helado de chocolate…quiere ver Dear John…
-cierto, ¿nos quieres acompañar? Es todo un ritual y la perfecta escusa para salirte de dietas, está Flower también…
-me encantaría…-dijo totalmente sorprendida-suena divertido…
-invitaré a Joe y Kevin para ver el futbol esta tarde, solo avísenme-me dio un beso en la mejilla…

Capítulo XXVI “Perfume”
Narrado por Nick:
Decir que estaba completo ahora que se encontraba a mi lado no era la forma correcta de describir lo que sentía cada vez que su presencia me reconfortaba y me hacía sonreír. Estaba vivo, ya podía percatarme de las cosas que pasaban a mí alrededor, sonreía sin razón y tenía un sentimiento de bienestar y satisfacción que no quería perder, no otra vez. Era por eso que me había hecho al propósito de que en cuanto la encontrara y estuviera a mi lado sería esta vez para siempre.
-si sigues sonriendo de esa manera te va a dar un calambre en los cachetes-subí la mirada y Celine bajaba las escaleras recién bañada-buenos días.
-Buenos días, ¿dormiste bien?-pregunté cuando se sentó a un lado de mí en la sala.
-muy bien, gracias, ¿esperas a Ade?-asentí-hace tanto que no la veía así-dio un suspiro-y estoy feliz sabiendo que ella es feliz-rió-le hacías falta.
-no te puedo negar que estoy muy feliz por nuestra reconciliación-sonrió y caminó hacia la cocina-¿irás con Less?-ella me volteó a ver y asintió.
-Al parecer sí-sonrió-se oye divertido.
-¡buenos días mundo!-gritó Ade desde las escaleras aún en pijama con el pelo despeinado, no pude evitar reír al verla-¿cómo amanecieron?-se puso las manos en la cintura y sonrió mirándonos a ambos alternadamente.
-pues…bien-Celine rió.
-¿tú, amor?-me abrazó y me dio un beso en los labios, con eso ya estaba más que excelente.
-bien… ¿tú?
-EXCELENTE-alzó los brazos-hoy iremos con Less y los chicos vendrán al departamento a hacer cosas de chicos y a cuidar a los niños…
-¿cuidar a los niños?-pregunté sorprendido, ella se rió como si fuera lo más normal del mundo-pero…
-no los vamos a mandar a una guardería cuando pueden cuidarlos ustedes…no creo que tengan algo más importante que hacer-dijo tan inocente ignorando por completo mi plan.
-pues…-se acercó a mí y me sonrió-creo que no…
-excelente, tomaré un baño, los veo luego-subió las escaleras corriendo y Celine me volteó a ver sospechosamente.
-¿hay algo que estés ocultando?-entrecerró los ojos y se me quedó mirando por unos segundos-pareces nervioso.
-tienes razón, necesito contarle a alguien-asintió.
-soy toda oídos y prometo guardar el secreto-hizo unos ademanes con sus manos como si estuviera cerrando su boca con candado y se guardó “la llave” en el bolsillo de su pantalón.
-quiero que este cumpleaños sea muy especial para ella-asintió-creo que sabes la fecha de su cumpleaños.
-somos hermanas-contestó como si fuera obvio-claro que lo sé, en tres días…no estoy muy segura de que ella lo tenga en cuenta-ambos reímos.
-bueno…verás…no quiero pasar más tiempo alejado de ella y si ya vivimos juntos y nos llevamos bien y la amo…-jugué nerviosamente con mis manos mientras ella abría su boca cada vez más-estaba pensando si…sería el momento correcto para…
-le quieres pedir matrimonio-se cubrió la boca con las manos, gesto que me recordó mucho a Ade y sonreí-no puedo creerlo-las puso ahora en su regazo mientras me miraba asombrada-es fabuloso-se tiró a darme un abrazo y se separó de mi segundos después con la misma sonrisa.
-no les digas nada-le advertí al instante, ella negó efusivamente con la cabeza-eres la única que lo sabe, tenía pensado contarle a los chicos, pero sin que los niños escucharan…necesito idear un plan…
-no te preocupes… ¿cuántos niños son?
-tres…-sonrió-pero una es lo suficientemente lista como para escuchar nuestras conversaciones…
-ponle la película de Barbie, la pasarán a las 8 y ella ya estará aquí, créeme, cualquier versión de Barbie les gusta…-dijo haciendo un ademán con la mano.
-creo que seguiré tu consejo…-me levanté dispuesto a hacer el desayuno.
-gracias por tenerme aquí, encontraré departamento lo más rápido posible-aseguró caminando detrás de mí-y más si ustedes se van a comprometer…
-no quiero que te sientas presionada-la interrumpí-eres de gran ayuda y eso mantendrá a Ade distraída…-bromeé enfocándome en su reacción, ella me miró sonriente.
-al menos seré útil…-se encogió de hombros.
-obvio que es muy agradable tenerte aquí…-aclaré, ella rió. Entré a la cocina y comencé a sacar los ingredientes necesarios para preparar el desayuno. Celine se recargó con los codos en la pequeña mesa y me miró fijamente.
-¿cómo le pedirás matrimonio?-preguntó de pronto y enseguida volteé a ver si Ade no se encontraba cerca.
-pensaba…hacerlo de la misma manera en que la conocí…nada de canciones ni concierto, por una parte Kevin ya hizo eso, quiero que sea especial y demostrarle que seré el mismo chico que conoció en segundo semestre de preparatoria.
-¿cómo la conociste?-tomó una silla-ella no me lo ha contado…
-Teníamos inglés juntos, cuando entré al salón en el primer día de clases y la vi ahí sentada en el banco viendo a cada uno de nuestros compañeros, me pareció hermosa…nunca había visto a alguien así como ella, su rostro parecía lleno de preocupación sin embargo desprendía algo que me hacía sentir bien y feliz, cuando nuestras miradas se toparon supe que sería para mí-ella sonrió con ternura-desde ese momento me propuse conquistarla y lo logré, solo que no estuvimos juntos hasta mucho tiempo después…
-¿tuvieron conflictos?-asentí recordando a Amy y lo que había pasado entre los dos.
-fui novio de su mejor amiga porque yo le gustaba a ella y…tenía miedo a que me rechazara…pero fue una gran equivocación…solo las hice sufrir…
-todo el mundo comete errores…además, ¿cuántos años tenían?
-16 años-sonreí-no ha cambiado nada…-comencé a cocinar mientras ella se quedó pensativa viendo un punto fijo de la pared, después de escuchar ruidos en las escaleras, el amor de mi vida apareció con un hermoso vestido rojo y una gran sonrisa.
-huele delicioso-se puso a mi lado inspeccionando lo que estaba preparando y de inmediato su perfume me cautivó. Se lo había regalado en una ocasión hace 3 años y desde ese momento nunca lo cambió, estaba tan acostumbrado a él que podría echarse el bote completo y no me molestaría, solo causaría que me pusiera alegre al saber que estaba a mi alrededor.

Capítulo XXVII “Egoísta”
-¿qué pasa, Celi?-preguntó mientras se daba la vuelta para ver a su hermana.
-nada-entrecerró sus ojos y se acercó más a ella.
-¿por qué me miras como si supieras algo importante y no me puedes decir?-me giré para mirarlas, Celine se quedó muda ante la pregunta.
-¿por…qué dices que me pasa eso?-preguntó temerosa evitando la mirada de Ade.
-porque haces la misma expresión que yo…-sonrió triunfal- ¿ Me equivoco?
-no…-me miró nerviosa.
-¡lo sabía!-dio un pequeño brinco-¿qué es?, dímelo…prometo guardar el secreto…-juntó sus manos es hizo un puchero con sus labios.
-está bien-contestó sonriendo, yo la miré anonadado-pues resulta que las chicas vendrán en unos cuantos días, ya sabes, nos hicimos tan unidas y todo eso-dijo sonriendo.
-eso es sensacional-la abrazó fuertemente mientras Celine me guiñaba el ojo tranquilizándome, me di la vuelta de nuevo para seguir preparando el desayuno. El timbre sonó y supe inmediatamente qué haría ella en los siguientes segundos. Gritaría que ella abriría la puerta, gritaría de nuevo al ver a las personas en ella y gritaría por tercera vez al saber las noticias que tenían, pero a pesar de que sabría sus reacciones, algo en ella era espontaneo y nuevo para mí.
-¡YO VOY!-gritó exageradamente causando risas en su hermana-¡JOHN!-Celine salió disparada hacia el recibidor mientras yo me tomé el tiempo necesario para lavarme y secarme las manos. La encontré aún colgada del cuello de John ignorando por completo a las personas que la rodeaban, al separarse pude notar delgadas lágrimas cubriendo sus mejillas y una leve sonrisa en su rostro.
-te extrañé mucho-confesó con la mirada baja separándose de él-me has hecho falta…-lo miró a los ojos mientras él la contemplaba con apenado-pero…-se limpió rápidamente las lágrimas y sonrió de la mejor manera que pudo-estás aquí…y tienes a alguien a quién presentarme-dirigió su vista a la espalda de John-pero pasa John…-se hizo a un lado al percatarse que estaba atravesada justo a la mitad de la entrada.
-gracias, ella es Jane-Celine le dio una mirada de sorpresa a Ade, ambas saludaron a la chica con mucho entusiasmo.
-me da mucho gusto conocerlas por fin, John no paraba de hablar de ustedes-confesó con una sonrisa.
-no, créeme que el gusto es de nosotras-habló por primera vez Celine mientras les daba un fuerte abrazo a las invitados-¿qué los trae por acá?
-Nick nos invitó-John alzó la vista y me saludó con la mano-dijo que me necesitaban-sonrió y las chicas me voltearon a ver con los ojos llorosos-creo que tenía razón, me perdí de mucho ¿cierto?-ambas asintieron.
-mi culpa-dijo Jane alzando la mano-yo lo entretuve y…en verdad me disculpo…
-no tienes nada de que disculparte Jane-aseguró Ade-él quería verte y estar a tu lado…-me acerqué y me puse a su lado-él es Nick…el amor de mi vida-se sentía tan bien ser presentado de tal manera y saber que los sentimientos de ambos eran iguales.
-mucho gusto, son una gran fan tuya-estreché su mano- tengo entendido que estás trabajando en otro disco con Joe, ¿cierto?-Ade me miró inmediatamente sorprendida.
-si…estamos trabajando en eso-la miré pidiéndole disculpas, ella bajó la mirada y miró a John de nuevo.
-¿ya desayunaron?-Ade se levantó de su lugar y pasó a mi lado ignorándome por completo, traté de tomar su mano pero la retiró al instante cruzando los brazos.
-no, en verdad no…-comentó John frotándose el estómago.
-entonces, los invitamos a desayunar-ofrecí.
-si no es mucha molestia-Miré a John.
-no, es un placer…
-la cocina está por allá…-señaló Ade con la mirada-pasen…-se levantaron y Celine los acompañó mientras les hacía platica y mostraba algunas partes de la casa, me giré y ella miraba un punto fijo en la pared.
-Ade-me acerqué a ella y ella dio un paso hacia atrás-pensaba decírtelo…
-fui muy egoísta, ¿cierto?-preguntó mirándome con lágrimas en los ojos-me encerré en mi mundo y me hundí en mis problemas…no te escuché ni supe nada de ti…ni siquiera me interesó lo que pasaras…si estabas bien o no, fui muy egoísta-comenzó a llorar mientras se sentaba en el sillón y se cubría el rostro con sus manos-siempre he sido egoísta, siempre terminas apoyándome y…a mi lado, no te mereces eso, Nick-me encontraba sorprendido por sus palabras, nunca me habría imaginado que se estuviera disculpando por eso, para mí eso no era considerado un problema tomando en cuenta que para mí ayudarla era lo que más me gustaba hacer, verla feliz y sonriendo era suficiente, poder quitarle el dolor y la tristeza que la rodeaba era un logro.
-no te disculpes, no debes…-la abracé y ella se acorrucó en mi pecho limpiándose las lágrimas con sus muñecas.
-¿por qué siempre estás ahí para mí?-preguntó balbuceando.
-porque te amo-acaricié su rostro mientras ella se enfocaba en mis ojos.
-te vas a cansar de mí-tomé su rostro entre mis manos, era más que obvio que no imaginaba mis intenciones, que no se imaginaba que quería pasar una vida entera con ella precisamente porque le daba sentido a mi vida.
-estoy seguro de que no-suspiró.
-¿por qué todo lo haces tan difícil?, podrías salir de este edificio y desaparecer de mi vida, haciendo exactamente lo que yo hice contigo…sin embargo estás aquí limpiándome las lágrimas, haciéndome sentir culpable…
-no es mi intención-aseguré.
-lo sé-me miró de reojo-solo que he descuidado tanto esta relación que ni siquiera sé lo que pasa entre nosotros…tenía esperando cinco años con ansias y ahora no le tomo importancia…
-si no le tomaras importancia no me hubieras presentado como el amor de tu vida-ella sonrió melancólicamente.
-es porque eso eres-dijo mirando el piso.
-¿Es acaso necesaria una pregunta para decirte que te quiero a mi lado?, ¿mis acciones nos son suficientes?-junté su frente con la mía obligándola a verme a los ojos-porque si es necesario lo diré… ¿quieres ser mi novia?
-no tengo que responder eso-selló el momento con un beso necesitado, triste, pero con amor.
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/sdaniies
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Diciembre 16th 2011, 16:52

I love you ayy quue lindo! Jaja jamas me imagine quue ceeline y la raayita fuueran heermanas...

Me super mega hiper requuete encanto el cap! xD jaja siguuela proonticoo
Volver arriba Ir abajo
Daniie
Forista!


Cantidad de envíos : 101
Edad : 23
Localización : Monterrey, Mexico :)
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Enero 4th 2012, 19:17

Capítulo XVIII “Fuerte”
NARRA ADE
Mirar las calles llenas de personas caminando apresuradamente para encontrarse con alguien o cumplir con algún compromiso me hizo darme cuenta de que el mundo no giraba en torno a mí, una vez más comencé a preocuparme por los demás y dejar a un lado el sentimiento de traición y resentimiento hacia ciertas personas importantes en mi vida. Me di cuenta de que la mayoría de las relaciones que tenía estaban basadas en apoyo, amor, comprensión, pero sobretodo compañía. Jamás hubiera pensado en que para mantener una amistad es necesario dar lo mejor de nosotros mismos a la otra persona y ser feliz cuando ellos lo son, llorar cuando ellos lloran y guiarlos cuando no encuentran la salida, porque simplemente de pequeña no tuve ese ejemplo. Me di cuenta que el verdadero amor no es suficiente si no se tiene una buena comunicación, si no se logra mantener ese vínculo especial entre la pareja y si no se puede ver más allá de los hechos. Lo importante es la persona con la que estás, como te hace sentir y cómo influye en tu vida, bases principales para que pueda surgir aprecio y necesidad hacia la persona. Al analizar mis descubrimiento logré sentirme feliz, sin necesidad de forzar una sonrisa ni aguantar las ganas de sacar el llanto, quería disfrutar cada segundo de mi vida, ya que es un hecho que ese segundo nunca se volverá a repetir, es único, real, asombroso y especial.
-¿Estás segura de que a tu amiga no le molestará?-preguntó Jane desde el asiento trasero del auto-soy una completa extraña para ella…
-a Less le encanta conocer a personas nuevas, además no has visto Dear John y no te querrías quedar con 5 hombres cuidando niños hiperactivos-expliqué.
-creo que en eso tienes razón-rió-no sé si estoy vestida para la ocasión.
-no te preocupes, no es formal ni nada por el estilo-traté de tranquilizarla pero ella seguía viendo nerviosamente por la ventana-y… ¿dónde vivirán?-pregunté al recordar que John me había dicho que se mudarían para acá.
-es una sorpresa-sonrió ampliamente-por alguna razón no quiso comentarte…así que no seré yo la que te lo diga-la miré por el retrovisor-no me culpes a mí, a él si quieres…-se encogió de hombros mientras Celine reía silenciosamente haciendo que me quedara la duda.
-llegamos-anuncié bajando del auto.
-¡ADE!-Joe me sorprendió mientras caminaba por el pequeño camino que dividía el jardín delantero con Marcus en los brazos-¿cómo estás?-me dio un fuerte abrazo y aprovechó para dejarme al niño en los brazos.
-bien, ¿qué tal ustedes?-le di un beso en la frente al pequeño.
-bien…-contestó más entusiasmado de lo normal, generalmente él era más inquieto que su hijo y en esta ocasión no era excepción, pero algo que era nuevo era verlo nervioso.
-me alegra-sonreí tratando de averiguar que escondía-ya conoces a Celine y ella es Jane, la novia de John-presenté a las chicas, él las saludó con la mano mientras trataba de cargar a su hijo de nuevo.
-tengo que irme, Less está ansiosa por tener esta “tarde libre”-sonrió de nuevo nerviosamente dejando ver su blanca sonrisa-disfruten-caminó hacia el auto y acomodó al pequeño en su asiento.
-¿realmente acabo de conocer a Joe Jonas y a su hijo?-preguntó Jane despacio.
-si…y yo soy su esposa, Lesley Facinelli-dijo Less parada en la puerta con una mano en su vientre abultado y otra en su cintura, se veía simplemente hermosa con su vestido largo de color amarillo con una banda blanca dividiendo su vientre de su pecho.
-¡oh!-Jane me miró nerviosa, quizá ya la había reconocido.
-Lesley, ¿cómo estás?-me acerqué a ella y le di un gran abrazo, cada mes sería más difícil dárselos y aprovechaba cada momento que tenía.
-bien, un poco cansada y olvidada-me miró sería-¿tú como te encuentras?, Kevin me contó todo y aún no logro procesar bien la situación-tomó mis manos-sabes que estoy aquí para ti ¿cierto?-asentí tratando de aguantar las lágrimas.
-ella es Celine, mi hermana-Less la saludó con un abrazo-y ella es Jane, novia de John.
-¿John?, el modelo de Australia…¿ese John?-Jane asintió divertida-que afortunada eres-ambas rieron-pasen, Flor está por llegar.
-wow, conocía los que eran mis ídolos en mi adolescencia y a la cantante que se adueñó de mi i-pod con sus canciones-reveló Jane, Less sonrió animadamente-es mi día…
-puedo decir que también me alegra haberte conocido, ya me empiezas a caer bien-bromeó mientras entrábamos a la sala de la gran casa.
Desde la primera vez que entré a ese lugar, sentí mucha seguridad y tuve la certeza de que pasaría grandes momentos y efectivamente lo hice. Ahí desprendí todas mis penas, saqué todas mis lágrimas y sonreí a más no poder, recibí los abrazos más necesitados y el apoyo suficiente para hacerme salir adelante bajo cualquier circunstancia, amaba el ambiente de ahí y me encantaban las personas que me rodeaban, al pensar que lo visitaría una vez más no podía evitar sentirme emocionaba al tener la esperanza de poder recibir algo nuevo de lo cual pudiera aprender y sostenerme.
-hola-saludó Flor desde la puerta cargando unas bolsas con ambas manos-¿cómo están?-se acercó a nosotras, dejó las bolsas en la mesa y nos abrazó a cada una.
-Flor, ella es Jane, la novia de John y ya conoces a Celine-las presenté señalando a cada una de ellas como si estuviera haciendo un comercial.
-encantada-dijo con una sonrisa-yo también traje a alguien, espero que no les moleste-miró hacia la puerta y de ahí entró la misma chica a la cual había abrazado días anteriores y que había llorado en mi pecho por el dolor que sentía, la sonrisa se me borró del rostro, entró con la cabeza agachada y las manos juntas enfrente de ella, dando la impresión de estar avergonzada-su nombre es Yessica-cuando por fin levantó la mirada pude notar que tenía los mismos ojos de Kevin, esos que alguna vez yo deseé tener, después empecé a notar su increíble parecido: los mismos labios, sus risos, la forma de la nariz, eran casi idénticos a excepción de que ella era rubia y un poco más baja que él.
-Hola-Less la abrazó animadamente en un intento por hacerla sentir más cómoda-bienvenida…la fiesta no ha empezado, las esperábamos-no fui capaz de moverme, me quedé plantada en el piso viendo como las demás comenzaban a organizarse para dar inicio a la celebración, hice exactamente lo mismo que ella, bajé la mirada, crucé mis brazos y me mentí en mis pensamientos preguntándome porqué estaba actuando de esa manera.
-perdóname-la voz que era completamente desconocida para mí sonó totalmente avergonzada, levanté la vista y me topé con sus húmedos ojos verdes, miré a mi alrededor y me percaté de que estábamos solo las dos en la sala, seguramente las demás estaban en la cocina preparando la comida y los bocadillos o conociéndolas nos había dejado solas la propósito.
-¿qué dices?-pregunté sorprendida al haber escuchado esas palabras de su boca, era lo que menos me esperaba.
-estoy muy avergonzada por…todo lo que sucedió-noté cuando esfuerzo le había costado decir aquellas palabras ya que trataba de no llorar.
-no debes disculparte, nada de esto es tu culpa-le aseguré aún confundida por la repentina conversación.
-no, yo fui la culpable de que…mi padre no estuviera a su lado y que…te ignorara-me le quedé mirando, comencé a recordar mi niñez.
-Crecí rodeada de una sola persona, cada vez que mis padres estaban en casa peleaban por alguna u otra cosa en la cual yo tenía que ver, veía como Julián tiraba las cosas de las mesas y rompía las pocas fotografías que teníamos juntos como familia, como rompía cada uno de mis logros e ignoraba completamente mi presencia en aquel lugar, recuerdo perfectamente como su rostro se ponía completamente rojo cuando le gritaba a mi madre, como el rostro de esa mujer se llenaba de lágrimas de tal modo que te preguntabas como una mujer tan hermosa podía llegar a estar en ese estado, nunca fue golpeada, sin embargo estoy completamente consciente de que es más doloroso escuchar palabras hirientes a recibir golpes fuertes, porque con los golpes sanas y el dolor dura solo por unos días, sin embargo las palabras que te dicen te acompañaran siempre y estarán guardadas en tu cabeza por el resto de tus días y las recuerdas justo cuando necesitas ser más fuerte, lo único que logran es hacerte más insegura. La persona que más estuvo a mi lado sin lugar a dudas es mi hermano, Kevin me sacaba de aquel lugar, incluso recuerdo como subíamos rápidamente las escaleras y me tapaba los oídos mientras yo lo miraba asustada, entrábamos a la sala de juegos y me ponía cualquier película que tuviera a la mano y comenzaba a hacerme reír…todo aquello solo para distraerme. Minutos más tarde escuchaba como mi padre huía en su coche furioso y como mi madre lloraba en la habitación continúa a la que yo me encontraba, eso fue solo durante mi niñez, cuando crecí… cada una de mis acciones era un motivo para salir castigada, no podía hacer nada porque todo estaba mal… no tuve el apoyo de mi madre porque tenía miedo…miedo a lo que los demás dijeran de ella, miedo a arruinar su imagen …Las únicas personas que tuve a mi lado fueron Kevin, Flor y Less, era insegura, tenía miedo a hacer lo que quería porque yo pensaba que yo estaba mal, que era una equivocación,…pero después conocí el amor…me enamoré y hasta hace poco me di cuenta de que soy una persona muy fuerte que puede salir adelante en cualquier situación y superar cualquier obstáculo…no llores, no te dejo llorar, disfruta y se consiente de que tuviste grandes oportunidades y una vida sencilla, que creciste rodeada de amor y de una familia, se feliz porque tienes a uno de los mejores hermanos que pueden existir, ya que es la misma persona que fue mi soporte durante años, no me vengas con disculpas, porque si como tú dices tú eres la causante de todo lo que me hizo tu papá, debería estar agradecida contigo por convertirme en lo que ahora soy … una persona fuerte.

Capítulo XXIX “Gran sorpresa”
-disculpa si fui ruda contigo-dije apenada al ver que la chica no había pronunciado palabra después del largo rato de estar solas.
-no, tienes mucha razón, creo que tengo que superar el pasado vivir mi presente y planear mi futuro-me miró con media sonrisa-todo lo de papá me afectó.
-te comprendo-tomé su mano en señal de apoyo, Less salió de la cocina algo enojada mientras Flor iba atrás de ella-¿qué sucede?
-olvidé la película-contestó Flor levantando la mano-no te pongas de esa manera, Less, ya la viste…
-está bien, ¿qué podemos hacer?…-se dio por vencida.
-¿qué te parece platicar?-sugirió su hermana que al parecer había cualquier intento por verla feliz.
-¿sobre qué?-Jane y Celine dejaron algunas frituras en la mesa y se sentaron juntas en uno de los cómodos sillones de piel.
-¿por qué Joe está tan extraño?-pregunté sin siquiera pensarlo, Less me miró nerviosa y empezó a frotarse el vientre-esta mañana lo vi y bueno…no es que sea su mejor amiga, estoy segura de que no hemos tenido la oportunidad de platicar y conocernos más durante estos años, pero nunca lo había visto así antes…-las demás la miraron atentas, ella se sentó en una mecedora acolchada y empezó a mecerse.
-esto se supone que no debería decírselos por el momento, pero simplemente me es imposible-ladeó la cabeza ligeramente-está algo preocupado por tener que atender el doble de las responsabilidades que requiere un bebé-las tres la miramos sin entender.
-pero Marcus está por cumplir los 2 años, no es lo mismo a tener un recién nacido-explicó Flor basándose en todos sus conocimientos como médico comparando el comportamiento de los pequeños.
-no me refiero a Marcus-se sonrojó y un misterioso silencio se apoderó de la habitación mientras todas tratábamos de entender lo que nos había dicho. Comencé a traer imágenes a mi mente y las palabras antes mencionadas y fue cuando me di cuenta de lo que sucedía. El vientre de Lesley era más grande que su embarazo anterior, tenía diferente apetito y no contaba con los mismos gustos, era consciente de que cada embarazo era diferente pero en este caso las cosas parecían aumentar en vez de variar.
-¡oh, Less!-dije levantándome del sofá y abrazándola con cuidado mientras ella comenzaba a derramar unas cuantas lágrimas-tendrás dos bebés-tomé su rostro entre mis manos y pude notar la alegría reflejada en sus ojos.
-sí, bueno en teoría es un niño y una niña, serán cuates…si es que el doctor no se equivoca-explicó limpiándose las lágrimas, Flor estaba a un lado de ella mirándola atónita.
-¿por qué no me lo dijiste?-reaccionó abrazándola animadamente.
-porque se supone que no lo diríamos hasta que…nacieran-confesó apenada.
-te felicito, Less-Celine le tomó la mano y la frotó en señal de apoyo, Jane tenía las manos cubriendo y la miraba con ternura.
-eso es fantástico-dijo por fin sonriendo ampliamente.
-creo que es una gran noticia-dijo por fin Yessica quién había estado callado todo este tiempo.
-Gracias, en verdad Joe está algo…nervioso, pero saldremos adelante. Deben prometer que no comentaran nada, ni a sus novios-todas asentimos-es un secreto-se llevó su dedo índice a la boca en señal de que no dijéramos nada.
El timbre de un celular hizo que todas nos desconcentráramos y buscáramos por todos lados el lugar del cual provenía el sonido, Jane se levantó inmediatamente y sacó su celular de la práctica bolsa blanca que estaba en la mesa de centro.
-Ian, no me habías llamado en meses y realmente pensé que te había pasado algo, de no ser que te veo en la tele pensaría que te tragó la tierra-Celine la miró detenidamente-sé que tienes trabajo y todo eso, pero recuerda que soy tu hermana y tienes que llamarme, por lo menos una vez por semana o algo-se encontraba dando vueltas en el recibidor haciendo ademanes con las manos como si esa persona con la que hablaba estuviera justo enfrente de ella-estoy en New Jersey, con John-dejó salir un bufido-¿en qué mundo vives?, claro que volví con él, no habría podido pasar otro mes sin su compañía-agregó con ternura-¿vacaciones?-preguntó incrédula-¿me visitarás?-su expresión cambió radicalmente-eso es fantástico, te mandaré la dirección más tarde y te espero mañana, te quiero-colgó y se dirigió hacia nosotras-lo siento, era mi hermano.
-Jane, ¿cómo es que te apellidas?-preguntó Celine haciendo un extraño gesto con los ojos.
-Somerhalder-contestó mirándonos nerviosa.
-¿acaso hablabas con Ian Somerhalder?-la rubia asintió lentamente-¿tu hermano es Damon en Vampire Diaries?-volvió a asentir-¿ese chico con hermosos ojos celestres y cuerpo de dios?-esta vez Jane dejó salir una risita.
-bueno, no lo veo de esa manera…es mi hermano y pues, sería extraño, pero sí-explicó mientras Celine comenzaba a abrir la boca tan grande que fácil le cabía una bola de boliche en ella, comenzó a gritar.
-¡tienes que presentármelo!-dijo tomando las manos de Jane-TIENES.
-lo haré, lo prometo-aceptó de inmediato tal vez en temor de que a mi hermana sufriera alguna especie de ataque debido a su reacción.
-¿puede traer también a Stefan?-pregunté a la vez emocionada, esa serie se había convertido en una especie de obsesión cuando nos encontrábamos en Australia e inevitablemente nos habíamos enamorado platónicamente de los hermanos vampiro.
-no cabe duda que son hermanas-comentó Less antes de soltar una carcajada.
-es lo más seguro que Paul venga con él, espero no decepcionarlas, mi hermano está loco…
-créeme que no lo harás- dijo Celine mirándola completamente animada. Todas reímos fuertemente.
-yo creo que necesito ponerme al corriente con esta familia, estoy algo perdida-confesó Yessica avergonzada.
-te explicaremos todo…
***
Entré riendo junto con Celine y Jane al departamento y me quedé congelada al ver a la persona que tenía a todos los chicos incluyendo a los niños sentados en el sillón completamente quietos, eché un vistazo alrededor y el lugar estaba impecable. Busqué con la mirada a Nick y lo encontré algo malhumorado mirando a aquella mujer.
-Buenas noches-hablé haciendo que todos voltearan a vernos.
-Silver, que bueno que llegas-dijo fría y arrogantemente mirándome de arriba abajo y después mirando a mi compañía-necesito hablar con ustedes dos-dirigió su mirada hacia Nick.
-pues…yo creo que debemos irnos-dijo Joe poniéndose de pie al instante, los demás comenzaron a imitarlo y a tomar a los pequeños y sus pertenencias. De un momento a otro el lugar estaba solo a excepción de Nick, yo, Celine y su madre.
-yo…me iré-dijo Celine saliendo por la puerta, la tomé de brazo.
-te puedes quedar…-dijo Nick amablemente mientras su madre le dio una mirada severa.
-estaré…en mi recámara, con permiso-corrió hacia las escaleras.
-es…agradable su visita-dije por fin entrando a la sala e sentándome a un lodo de Nick-hace años que no la veíamos.
-lo sé, solo que vine a ver si mi hijo estaba bien…pero al verte-negó con la cabeza-siento como si todos los consejos que te di fueran tirados a la basura-lo miró alterada-eso es una falta de respeto, soy tu madre y tienes que seguir mi ejemplo-continuó haciendo ademanes con sus manos.
-madre, he tomado tus consejos…
-no parece-se defendió mirándome de nuevo como si estuviera escaneándome.
-no significa que me voy a casar con la persona que tu deseas, madre…me voy a casar con la persona que amo-esas últimas líneas hicieron que mi corazón se alterara y estuviera a punto de salírseme del pecho.
-¿te piensas casar con ella?-me señaló como si fuera cualquier cosa.
-madre…-se levantó completamente rojo.
-no lo voy a permitir, mi único hijo casándose con eso…
-respétala-gritó pero ella no pareció afectarle-ella no te ha insultado…lo que pasa es que siempre estás a la defensiva.
-ella me está insultando al tratar de robarme lo más preciado que tengo-su tono de voz fue tan frio que logró erizar mi piel en menos de un segundo.
-parece que ninguna mujer cumple con tus expectativas.
-tengo a la mujer perfecta para ti, mi vida-se levantó y le tocó la mejilla-sabes de quien estoy hablando…-a mi mente llegó la joven pelirroja.
-para mí no es una opción, madre…
-escúchame bien, Nicholas…te di mi apoyo durante tu momento de fama, te crié y te di las mejores oportunidades…no me puedes ignorar…
-han pasado 8 años ¿hasta ahora te preocupas por mi?
-pensé que solo sería una chica más…-cada una de sus palabras se clavaban en mi pecho haciendo que las ganas de llorar se hicieran inevitables.
-no lo es…te lo dejé claro…
-piénsalo bien, aún estás a tiempo-miró mi mano-aun no tiene el anillo, no es tan difícil-se dio media vuelta y salió por la puerta. Él se acercó a mí rápidamente y me tomó entre sus brazos.
-no me imaginé que sucedería esto, en verdad estoy muy apenado contigo-me dio un beso en la frente.
-siempre supe que no era del agrado de tu madre…
-pero no tiene derecho a tratarte de esa manera…
-escucha…si decides alejarte de mi yo lo entiendo…es tu madre…
-¿estás loca?-tomó mi rostro obligándome a verlo directo a los ojos-recién te recupero, no te podrás librar de mi tan fácilmente-sonrió y me besó. Fue reconfortante sentir como sus labios jugaban con los míos haciéndome sentir segura y la mujer más afortunada del mundo.



Capítulo XXX “Bajo la lluvia”
Intenté cubrirme con las sábanas con el propósito de erradicar el frio que tenía mi cuerpo, sentía un ligera brisa rosar mi piel y por inercia encogí mi cuerpo, tenía demasiada pereza como para levantarme y cerrar la puerta o ventana por la cual se colaba el aire. Chillidos llegaron a mis oídos pero aún así, no tuve la iniciativa de levantarme si quiera para cerciorarme de que todos estuvieran bien, estaba cansada y un poco deprimida, desde hace varios días las palabras que la madre de Nick habían rondado de mi cabeza haciendo que estuviera más distraída que de costumbre: “Su más grande tesoro”. De una cosa si estaba segura, él era el más grande tesoro en mi vida y lo amaba tanto que algunas veces llegaba a ser muy doloroso estar alejada de él unos cuantos segundos. El día anterior no lo había visto, había salido con los chicos y yo había pasado el día completo en el departamento debido a que todos tenían planes, a excepción de Celine, mi hermana me había acompañado y si no fuera por ella tal vez estuviera tirada en el piso hecha un mar de lágrimas, era alguna de esas ocasiones en las que quieres llorar sin razón aparente.
Giré mi cuerpo tratando de ignorar una vez más los pequeños empujoncitos, no me importaba si el departamento se incendiaba, si estaban robando, si el mundo se estuviera acabando, yo estaba decidida a seguir acostada en esa cama durmiendo.
-¡Ade!-gritó una vez más, no tuve alternativa, esta ocasión había sacado las sábanas de la cama y de nuevo el frío invadió mi cuerpo.
-¿qué?-pregunté molesta y somnolienta, no encontraba ninguna razón que justificara la forma en la cual estaba siendo despertada.
-tienes que ver esto-en el momento en el que mis ojos pudieron adaptarse a la luz pude ver como si esbelta figura corría hacia el balcón y veía hacia abajo. Poco a poco mis oídos fueron captando una melodía.
-¿tienes idea de qué hora es?-le pregunté a mi hermana con fastidio.
-las 12:05 am-cubrí mi rostro con las manos mientras me incorporaba lentamente para finalizar sentada en la cama-¡vamos!-empezó a jalarme del brazo y me levanté torpemente tratando de no caerme-los chicos nos trajeron serenata, ¿no es genial?-al ver la emoción de su rostro y escuchar la única voz que hacía que mi corazón se moviera frenéticamente cantando desperté de inmediatamente como si miles de baldes de agua helada se impactaran en mi rostro. Me recargué en el barandal y lo primero que vi fue su sonrisa de luna y sus ojos avellanados brillando como si fueran dos estrellas caídas del cielo-no conozco a la mayoría de las personas que se encuentran abajo-desvié mi mirada solo por unos segundos y me percaté de la cantidad de personas que habían a su alrededor, cada una de ellas había dejado recuerdos en mi mente y creado una historia en mi vida, una nueva anécdota para contar-¿Acaso ese es Ian?-preguntó como si el aire se le estuviera acabando. Miré hacia donde ella apuntaba y lo comprobé, el chico de ojos hermosos por el cual mi hermana casi se desmaya se encontraba cantando la canción con una gran sonrisa.
-sí, creo que es él-la miré y ya se encontraba posando sus ojos en él y escaneando todo su cuerpo
-espero que sea mi regalo de cumpleaños-fue ahí cuando caí en cuenta de que no sabía la razón por la cual había sido despertada por semejante alboroto: era nuestro cumpleaños.
-¿qué no piensan bajar?-gritó alguien haciendo que ambas volteáramos a verlo. Álvaro. Las lágrimas cubrieron mis mejillas al instante al ver de quien estaba acompañado, mis piernas reaccionaron tomando un abrigo y poniéndome mis sandalias para salir disparada hacia las escaleras, Celine hizo lo mismo que yo tal vez siguiéndome el juego, encontré las llaves inmediatamente en la repisa que estaba a un lado de la puerta principal cuando generalmente tardaba unos 20 minutos en encontrarlas y la abrí sintiendo la brisa pegar en mi rostro y enchinar mi piel. ¿Qué fue lo primero que hice? Gritar a todo pulmón sacando toda la emoción que sentía en mi interior, no podía que todas esas personas estaba fuera de mi casa: Ximena, Álvaro, Amy, Max, Vale, Ben , Lea, Emma, Michelle, Avi, Alexa, John, Jane, Less, Joe, Marcus, Flor, Kevin, sus dos retoños, los hermanos Salvatore o mejor dicho: Paul Wesley e Ian Somerhalder y por último y el más importante para mí: Nicholas. Me giré hacia Celine, ella seguía en shock parada en la puerta, la jalé hacia mí y la abracé fuertemente ya con lágrimas en los ojos. Hacía pocos minutos solo quería seguir durmiendo como si mi vida dependiera de eso y ahora quería abrazarlos a todos, pero sabía por dónde empezar. En cuanto me separé corrí con todas mis fuerzas y me tiré en sus brazos dejándole sentir cuando lo había extrañado todo ese tiempo, Álvaro me atrapó y me cargó con sus fuertes brazos mientras yo seguía aferrada a su cuerpo, mi primer mejor amigo, me soltó y abracé a su novia y una de las personas más maravillosas que había conocido en mi vida-te ves preciosa-le susurré al notar su cambio de look, ahora era pelirroja y su pelo era notablemente más corto, sin embargo las ondas seguían ahí. Ladeé mi cabeza al ver los tres pares de radiantes ojos azules, nunca había visto algo más hermoso como eso, los tres simplemente parecían ángeles caídos de cielo, su cabello negro y hoyuelos en las mejillas los hacían ver como sacados de una película de fantasía-Valeria, Benjamín y Maximiliano-la primera que me abrazó fue Valeria y luego pude sentir como el espacio se reducía y que dos personas más se unían a la muestra de cariño. Me separé de ellos y caminé hacia las 5 modelos y el chico más sexy del mundo, como solía decirle en Australia, de un momento a otro me encontraba completamente empapada, había comenzado a llover y de inmediato abrí la puerta de la casa y como estampida entraron todos tratando de no mojarse, especialmente los niños. Comencé a reír histéricamente mientras los demás hacían lo mismo, sentí como retiraban de mi mano y comenzaba a mojarme de nuevo, me tranquilicé al ver a la persona que tenía enfrente de mí, sin embargo no pude evitar sonreír, mi respiración seguía siendo agitada y mi ropa estaba completamente pegada a mi cuerpo, había olvidado por completo el frío, ahora sentía un cosquilleo en mi estómago mejor conocido cómo las mariposas en el estómago, estaba nerviosa, me sentía de nuevo como aquella adolescente de 16 años que estaba a punto de besarse con su novio por primera vez. Una sonrisa se formó en sus finos labios, gotas de lluvia caían de sus risos ahora despeinados en su cabeza, una imagen realmente adorable. Verdaderamente amaba a ese hombre, había dado un nuevo sentido a mi vida y me había apoyado cuando más lo necesitaba, lo amaba como el primer día cuando entre lágrimas descubrí mis sentimientos hacía él, sentiría el mismo dolor si se separara de mí como el de nuestra primera ruptura, lloraría de la misma manera si me olvidara de nuevo, pero estaría con él incondicional para estar presente en sus momentos más importantes, estaba completamente loca por él. En el momento en el que nuestras miradas se conectaron todo desapareció. Se acercó a mí lentamente.
-siempre quise hacer esto-el rose de sus labios con los míos provocó que una descarga eléctrica recorriera mi columna vertebral y los nervios se esfumaran, por inercia coloqué mis manos alrededor se su cuello e hice que su cuerpo se pegara más al mío. Colocó sus manos en mi cintura y nuestros labios se fundieron en el más romántico que pude haber recibido en mi vida, sin duda era el mejor de los cumpleaños.

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/sdaniies
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Enero 27th 2012, 20:34

omg! no habia vist este cap!
esta genial Wink como todos jajaj
esvribes genial! siguela pronto
please, me encanta Wink
Volver arriba Ir abajo
P A R A D I S E
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 339
Edad : 22
Localización : mexico
Fecha de inscripción : 07/07/2010

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Febrero 3rd 2012, 10:42

Hola nueva lectora, dios no se que decir aparte de que me encanta tu novela, no e parado de llorar con cada capitulo, anoche termine de lér la primeras temporada y llore como nunca, con esta segunda llore con los primeros capitulos, simplemente amo tu novela, siguela por favor sisisisi........ Un beso XOoXo
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/jonike94
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Febrero 3rd 2012, 14:19

siguuelaa pleeaasse!!!! <3
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Febrero 6th 2012, 17:45

siguuelaa! ♥
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]   Hoy a las 05:28

Volver arriba Ir abajo
 
Sublime Verdad (2da parte de Dulce Amor Oculto) [ROMANTICA&DRAMATICA]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» "Dulce Amor Oculto" [Nick&Tu] Dramática&Romántica CAPITULO FINAL
» "Un Amor Asesino" (TERROR, dramatica, HOT >:) y romantica)
» Ana y Teresa, un amor valiente XIII
» amor ``prohibido´´ (joe y tu) romantica y dramatica
» Del Odio Al Amor {Nick y tu} adaptacion... Regrese

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DRAMATICAS-
Cambiar a: