Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente

¿Que les parecio?
Buena
88%
 88% [ 14 ]
regular
6%
 6% [ 1 ]
Mala
6%
 6% [ 1 ]
Votos Totales : 16
 

AutorMensaje
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 9th 2011, 20:36

SUBE CAAAAP!

Hey!

Lee mi novela, espero y te guste, por fa si quieres y puedes recomiendala. Besos Smile

Falling In Love Tonight Nicholas & Tu -Hot,Drama,Romance-

http://jbvenezuela.activoforo.com/t9917-falling-in-love-tonight-nicholastu-hot-drama-romance#348382


Última edición por NicholasJonasMiller el Julio 12th 2011, 00:09, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
noelis
Forista!


Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 12/05/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 10th 2011, 22:45

hya subela please!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! estamos esperando
Volver arriba Ir abajo
noelis
Forista!


Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 12/05/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 10th 2011, 22:45

perdon no pude entrar pero estoy esperando aun sube please
Volver arriba Ir abajo
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 00:09

SUBEEEE CAPIITULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Hey!

Lee mi novela, espero y te guste, por fa si quieres y puedes recomiendala. Besos Smile

Falling In Love Tonight Nicholas & Tu -Hot,Drama,Romance-

http://jbvenezuela.activoforo.com/t9917-falling-in-love-tonight-nicholastu-hot-drama-romance#348382
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 00:23

chicas mañana subo
capitulo ya es muy tarde
y tengo sueño Sleep
bye cuidensen
Volver arriba Ir abajo
noelis
Forista!


Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 12/05/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 14:38

sube capituo please T-T
Volver arriba Ir abajo
noelis
Forista!


Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 12/05/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 14:43

ah x q no sube!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1
Volver arriba Ir abajo
noelis
Forista!


Cantidad de envíos : 86
Fecha de inscripción : 12/05/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 14:44

siguela x amor de Dios
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 14:47

ya subo espera un poco lo edito y lo subo oki Very Happy
Volver arriba Ir abajo
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:05

Sube! Sube! amo tu novela de verdad! Me encanta Nick Very Happy




Subi capitulo de mi novela Very Happy

Falling In Love Tonight Nicholas & Tu Hot-Drama-Romance

Pasate a leerla porfa Very Happy

http://jbvenezuela.activoforo.com/t9917-falling-in-love-tonight-nicholastu-hot-drama-romance#348611
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:18

Capitulo 29



El sonido de aquella voz grave fue como un chorro de agua que la dejó aturdida.
Saturó todos sus poros y todas sus terminaciones nerviosas, del cuero cabelludo a las puntas de los pies, y Annabel se quedó inmóvil frente a la puerta de la salita familiar y contuvo la respiración.
Nadie la había informado de que Derek vendría a tomar el té. Nunca venía a la hora del té. Jamás.
Dios del cielo, ¿no había sido ya bastante terrible haberle visto la noche anterior? Aún le dolía la cara por el esfuerzo de reír durante la pequeña recepción que Margaret había organizado. La fiesta había sido un gesto considerado, y sabía que Thomas y Margaret únicamente deseaban apoyar su decisión de casarse con Alfred. Toda la familia Drake la había tratado siempre como si fuera una más, y habían mostrado un maravilloso entusiasmo ante la inminente boda. Pero, por desgracia, era previsible que Derek estuviera invitado a todo. Siempre lo estaba, aunque solía declinar las celebraciones domésticas. Salvo la noche anterior, cuando apareció de repente con un aspecto pecaminosamente atractivo y aburrido hasta decir basta. También había marchado pronto, se había escabullido poco después la cena. Ella había conseguido ser educada durante las cuatro palabras amables que intercambiaron, pero ¿de verdad tenía que volver a pasar por aquello tan pronto?
—¿Has olvidado algo, hija?
Al oír la voz de su tutor se dio la vuelta inmediatamente. Vio a Thomas que la contemplaba con su habitual sonrisa dibujada en el bondadoso rostro.
—Me parece que los dos llegamos un poco tarde, ¿verdad? Yo estoy bastante sediento y ahora mismo me vendría muy bien un bollo. ¿Entramos? —le dijo él.
¿Qué otra opción había? Debería haber subido corriendo a su habitación con la excusa de una jaqueca, en cuanto tuvo la oportunidad, en lugar de vacilar junto a la puerta. Debería haber enviado a su doncella abajo, para decirles que no los acompañaría a tomar el té porque estaba indispuesta. Pero no había pensado con la suficiente rapidez.
—Sí, sería delicioso —musitó mintiendo descaradamente, pues sintió un repentino nudo en el estómago.
Entraron los dos juntos, y aunque Annabel deseaba no tener que darse por enterada de la presencia del conde de Manderville, cuando él se puso de pie cortésmente, apretó los dientes y consiguió asentir con rigidez. Todo era familiar: las butacas azules de brocado dispuestas con cierto desorden, el viejo pianoforte en un rincón, la alfombra con un dibujo oriental en tonos añil v crema, e incluso el carrito del té junto a una antigua mesa barnizada. Pero cuando él estaba allí todo parecía distinto.
Siempre era así. Si él estaba en la habitación, ella no veía nada más, y sintió un intenso rencor sumado a la aflicción.
Margaret, rellenita, bonita y muy femenina, sonreía serenamente con una taza en la mano.
—Derek ha aparecido en el momento adecuado y yo he insistido para que se quedara a tomar el té.
Annabel no dijo nada y apartó la mirada. Sabía que no había posibilidad alguna de que Margaret y Thomas no hubieran notado la animosidad entre su sobrino y ella. Thomas había intentado preguntar por ello una vez, pero era impensable que ella le hablara a nadie de aquel fatídico beso, ni de con qué se había tropezado después.
Todavía estaba muy vivo en su memoria, marcado a fuego con dolorosa claridad. Derek inclinado sobre lady Bellvue, quien por cierto tenía el valor de ser sofisticada y bellísima, y ella tenía el corpiño desabrochado y él puso la boca sobre...
En aquel momento las lágrimas le habían emborronado la vista y, para no derrumbarse en sollozos descontrolados delante de ambos, Annabel había salido corriendo del invernadero tan deprisa como pudo. No, lo había dejado para después; cuando llegó a su dormitorio lloró hasta que ya no le quedaron lágrimas. Resultaba irónico que aquel beso tierno en la biblioteca hubiera sido la culminación de todas sus fantasías románticas, y que después, ese mismo día, él hubiera destruido sus sueños. Ella se había hecho mayor en aquel segundo exacto en el que se dio cuenta de que la apariencia del joven de sonrisa fácil y naturaleza generosa era una fachada para ocultar su vacuidad y su indiferencia ante los sentimientos de los demás. Siempre había considerado la inteligencia innata y cordial de Derek como una prueba de su humanidad, pero entonces comprendió que sus defectos excedían en mucho a sus virtudes. Todos los rumores eran ciertos. Lo único que él quería era un buen revolcón. La insensibilidad de aquello le revolvía el estómago. ¿Cuántos corazones había roto él aparte del suyo? Aquello que ella creyó haber amado había sido una ilusión, nada más.
—¿... bombón?
Annabel levantó la mirada y parpadeó.
—¿Disculpa?
El protagonista de sus pensamientos hizo un gesto en dirección a la bombonera que había en el carrito del té. Sus vividos ojos azules estaban sombríos, pero en su boca brillaba el tenue destello de una sonrisa.
—¿Puedo comerme uno?
—Estoy segura de que ya te has comido suficientes... bombones. —Las palabras salieron sin más y, para empeorar las cosas, la edulcorada malicia de su voz fue una prueba reveladora de su antipatía.
Dios del cielo, ¿realmente había dicho eso en voz alta?
—Oh, querida —murmuró Margaret.
Derek alzó de pronto sus cejas castañas. Sentado en su butaca con una postura perezosa, las largas piernas extendidas y una copa en la mano, parecía cordialmente ofendido. Estaba, como de costumbre, muy atractivo con una chaqueta azul oscuro, unos pantalones canela, las botas bruñidas y la corbata tan bien anudada como siempre. La luz que entraba por uno de los ventanales confería un brillo tostado a sus mechones de pelo dorado, y acentuaba asimismo la nítida silueta de su mejilla y su frente.
—Admito que me gustan los... bombones de todas clases, pero con el té prefiero los de chocolate —dijo él arrastrando las palabras.
Disgustada, porque se había asegurado a sí misma cada día que ya no le importaba en absoluto lo que pasara entre ellos. Annabel cogió la bombonera de cristal y se la tendió con brusquedad. El contenido se deslizó peligrosamente hacia el borde, pero por fortuna ninguno cayó sobre el estampado floral de la costosa alfombra. Ya se había puesto en ridículo; no había la menor necesidad de empeorarlo.
Maldito fuera, Derek se entretuvo un rato en escoger uno obligándola a sostener la bombonera como una especie de sumisa camarera. Sin duda se había acostado con aquellos bombones también, pensó indignada, sin saber si estaba más enfadada consigo misma por perder el control con tanta facilidad o con él por considerarlo cómico.
Siempre tenía la sensación de que la seguridad y la confianza de Derek acrecentaban la falta de sofisticación de ella, pero iba aprendiendo. Desde aquella horrible tarde, Annabel había convertido en un arte el evitarle, y también más de una vez se había preguntado si él no estaba esforzándose demasiado por declinar todas las invitaciones a actos en los que ella iba a estar presente también. Como es natural, en las fiestas familiares tenían que relacionarse un poco, pero ninguno de los dos hacía apenas nada más que constatar la presencia del otro.
Derek nunca, nunca aparecía a la hora del té. Sobre todo si sabía que ella iba a estar presente.


Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:21

Capitulo 30



—Gracias. —Él cogió un bombón del recipiente de cristal y lo puso en su plato. Fue un movimiento grácil y elegante, con un estilo absolutamente varonil, como todo lo suyo, incluida aquella fastidiosa sonrisita en su cara.
—De nada —dijo ella entre dientes, odiando la rudeza de su tono.
—Creo que aún no he tenido la oportunidad de felicitarte por tu compromiso, Annie. La otra noche estabas muy ocupada y tuve que marcharme temprano.
«Por Dios santo, no me llames Annie.» Era el único que usaba ese diminutivo. Siempre lo había hecho, desde que era una niña. Pero ahora no era una niña, era una mujer, y el sonido vagamente familiar con el que lo dijo le traía recuerdos que era mejor olvidar. Se puso tensa, pero consiguió asentir.
—Le comunicaré a Alfred tus buenos deseos.
—Es un hombre bastante agradable.
Ella sintió un destello de irritación al oír aquel tono de voz. Apenas un ligerísimo matiz de crítica, como si agradable fuera acompañado de aburrido y pesado. No. Alfred no era gallardo emocionante, pero era estable.
—Es un auténtico caballero —señaló a la defensiva. Con eso dejaba claro que Derek no pertenecía a esa categoría. O al menos esperaba haberlo dejado claro, porque lo había dicho con toda la intención.
—Estoy de acuerdo con Derek; lord Hyatt es bastante amable —intervino Thomas con una mirada inexpresiva, antes de beber un sorbo de té. —Un buen tipo. Fiable y todo eso.
—No es mala cosa para un marido —corroboró Margaret.
—Ni para un caballo. —Derek se hundió un poco más en la butaca. La elasticidad de su cuerpo, alto y musculoso, contrastaba con la atmósfera pastel del salón. Si se había sentido insultado por el sarcasmo de Annabel, no lo demostró, como siempre.
—¿Un caballo? —Ella le miró fijamente, ofendida porque compararan a su prometido con un equino.
Él parecía tan inocente como podía serlo un depravado calavera.
—Sí, desde luego. ¿No estás de acuerdo? ¿Qué preferirías montar, un animal plácido y digno de confianza que te llevara a donde quisieras por un sendero tranquilo, o una bestia más fogosa?
Tal vez fuera infinitamente menos experimentada que él, pero no se le escapó la connotación sexual, y para su total y absoluta desgracia enrojeció.
Solo Derek podía decir algo así y salir indemne. Estaba acostumbrado a utilizar su aspecto y sus elegantes maneras para excusarse de multitud de pecados. Eso también le funcionaba para todo lo demás, maldito fuera. Pero no con ella. Nunca más.
El problema era que Annabel le conocía. Conocía aquel ingenio travieso, la chispa de burla en sus ojos, y en el pasado puede que incluso se hubiera echado a reír. Sin embargo, estaban hablando de su matrimonio con otro hombre, y que él pudiera bromear sobre ello... bien, era doloroso.
No, no lo era. Annabel se contradijo a sí misma e irguió la espalda. Derek ya no tenía ese poder sobre ella. Lo había perdido el día que la había besado y después le destrozó el corazón con una traición ocasional con la que se burló de sus sentimientos.
Le miró a los ojos.
—Dice mucho en su favor que sea digno de confianza. La sonrisa de Derek desapareció cuando replicó en voz baja: —Hasta la criatura más salvaje puede ser domesticada con el procedimiento adecuado.
—No todas justifican el esfuerzo —contraatacó ella.
—Eso es difícil de saber si no se intenta.
Margaret intervino en un pobre intento por cambiar de tema:
—Yo creo que la fiesta resultó bien, ¿no os parece?
Annabel asintió, pero fue un gesto ausente, indiferente.
—Fue encantadora.
—Estabas preciosa —murmuró Derek como si hablara del tiempo.
No, no había dicho únicamente eso. Fue un cumplido tan espontáneo, tan sincera la inflexión de su tono, que ella se sorprendió por un momento. Derek la miró como solo él podía hacerlo y durante un segundo ella olvidó que Margaret y Thomas estaban allí.
Como una tontita.
Aunque él lo pensara realmente, ¿qué importancia tenía? ¿Por qué le importaba lo que un hombre tan inmoral y con tan mala fama opinara de ella? ¿Por qué había escogido el vestido con tanto cuidado la noche anterior, solo porque sabía que él estaría allí?
Le resultaba imposible estar tan cerca de Derek ni un minuto más. Ser consciente de ello la abrumó y le provocó un acceso de pánico que le agarrotó la garganta. Sin duda era mejor cuando ambos se evitaban, aunque no estaba segura de que a él le hubiera afectado hasta ese punto. Para un libertino de tal calibre, un beso baladí no tenía importancia. Fue ella quien puso demasiado en aquello.
Pero aun así... aquel beso. La caricia leve pero firme de los labios de Derek mientras poseía su boca, su lengua deslizante, la tentadora sensación de sus brazos reteniéndola. Su aroma, su sabor, aquel suspiro quedo en el interior de la boca, más embriagador que cualquier bebida...
No. A ella no le importaba recordarlo. Era más molesto que permaneciera todavía en su mente.
—Por favor, disculpadme. —Annabel se levantó, echó una rada al reloj del rincón y vio que la inclinación de las agujas formaban un ángulo determinado, sin apreciar realmente qué hora era. —Lo siento, pero he de escribir un montón de cartas y tengo un ligero dolor de cabeza. Creo que me retiraré arriba hasta la hora de cenar.


Hacía una tarde tan calurosa que _______(tn) se había quitado la chaqueta del traje de montar, y ahora colgaba del arzón de la silla mientras los caballos deambulaban tranquilamente por un sendero apenas trazado a la orilla de un río perezoso. Allá en lo alto el cielo era límpido, de un azul prístino libre de nubes, y una ligerísima brisa de aire que contenía la fragancia de los prados le acariciaba el rostro.
Aquel día idílico se ajustaba perfectamente al estado de ánimo de ambos.
_______(tn) era muy consciente de que iba a caer víctima del encanto del infame Rothay por una razón premeditada —la escandalosa apuesta, —pero estaba más que dispuesta a aceptar aquella fantasía.


Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:26

Capitulo 31



Tras una noche de descubrimientos y de rendido placer en brazos de él, ambos habían dormido hasta tarde, habían tomado un ligero desayuno juntos y pasaron el resto del día en una camaradería similar, despreocupada y relajada, que incluía el presente paseo a caballo a última hora de la tarde.
Aquello constituía un placentero cambio de su rutinaria existencia, y no todo el placer que sentía era debido a su despertar sexual. Le resultaría fácil acostumbrarse a que un hombre atractivo estuviera pendiente de ella, sobre todo porque se sentía sorprendentemente cómoda en su compañía. Tal vez fuera solo por la intimidad sexual, pero tal vez no.
Aunque aún no habían culminado el coito, sentía cada vez menos aprensión y más y más curiosidad. Hasta el momento él le había dedicado toda su atención y el opulento placer de sus instructivas caricias, pero no había obtenido nada para sí.
Por supuesto. Lo único que él quería era ganar la apuesta.
Y como si _______(tn) fuera capaz de leer sus pensamientos, Nicholas dijo:
—Debería hacerlo más a menudo.
Ella le miró. El tampoco llevaba chaqueta. El delicado lino de su camisa acentuaba la anchura de sus hombros. La tela, abierta a la altura del cuello, dejaba ver su piel bronceada, y estaba sentado en la silla con naturalidad y estilo. Nicholas cabalgaba todos los días sin falta, y había ordenado que le enviaran previamente los caballos, puesto que en Essex no tenía establos. Montaba un bayo magnífico, lustroso y poderoso, apropiado para el jinete, y el de ella, una yegua con manchas grises, era el caballo mejor entrenado que había montado nunca.
—¿Hacer qué más a menudo? — _______(tn) enarcó una ceja. —¿Llevarse a una extraña al campo para una tutoría sexual?
Resonó la risa espontánea de Nicholas.
—Bien, no, no era precisamente en eso en lo que estaba pensando, pero ahora que lo menciona, las cosas han ido bastante bien hasta el momento.
Ella difícilmente podía disentir, si pensaba en lo reveladora que había resultado la noche anterior. Había vivido un placer pecaminoso; todas las caricias, los sabores y los movimientos fueron una experiencia única para ella. El tenía bien merecida su reputación, si siempre era tan generoso. El exceso de sensaciones la había dejado tan exhausta que se había quedado dormida en sus brazos. Si alguien hubiera predicho tal cosa unos días antes, se habría burlado de esa posibilidad.
Un disfrute desenfrenado y una creciente sensación de libertad, aunque esta no fuera más que el fruto de una rivalidad masculina provocada por el abuso del alcohol, eran exactamente lo que _______(tn) había estado buscando cuando hizo su escandalosa propuesta. Cuando esto terminara, estaría eternamente en deuda con él, porque Nicholas Jomas por fin le había enseñado lo que ella podía ser.
—¿En qué estaba pensando, pues? — _______(tn) se apartó un mechón de cabello suelto de la mejilla y observó su cara con curiosidad.
Nunca en su vida le había preguntado a un hombre en qué pensaba. Con Edward no se habría atrevido jamás. Ni tampoco habría querido saberlo, probablemente. Con Nicholas ya tenía la sensación de poder preguntar con toda libertad, con total impunidad.
—En que malgasto demasiado tiempo en la ciudad. Demasiado tiempo hasta altas horas en fiestas y veladas, demasiado tiempo en mi club, demasiado tiempo en mi estudio y con mis abogados. —Se encogió de hombros. Su cabello brillaba con un matiz azul muy oscuro, como el ala de un cuervo bajo los sesgados rayos del sol. —No dejo de decirme que cuando llegue el momento de estabilizarme en un estilo de vida menos frenético, lo sabré.
Se refería, inevitablemente, a tener una esposa y a engendrar un heredero. Ella se dio cuenta y sintió una punzada inesperada.
Aquella apuesta era una competición pasajera y un aprendizaje para ella. Lo que sucediera después del tiempo que pasarían juntos apenas tenía importancia.
Hizo lo posible por aparentar indiferencia.
—Usted todavía es joven, pero imagino que su familia espera que cumpla con su deber.
Nicholas adoptó un aire aristocrático y un tanto severo. Durante un segundo no pareció en absoluto sofisticado y libertino, sino más bien sombrío. Incluso su voz sonó fría.
—Eso esperan, por supuesto.
Aquello no era asunto suyo, pero por alguna razón _______(tn) se oyó preguntar:
—Pero ¿usted es reacio?
—Siento un patente desinterés por tomar esposa para procrear sin más. —En su tono había un punto de impaciencia.
Una postura curiosa para un noble, ya que él sabía, probablemente desde que se puso pantalones cortos, que tendría que hacer justamente eso.
—Posee usted una sensibilidad romántica.
—No.
—Si he interpretado bien lo que acaba de decir, usted desea enamorarse.
La boca de Nicholas se curvó en una sonrisa cínica.
—Me temo que ha malinterpretado del todo lo que he dicho, querida. Enamorarse es algo que espero que no me pase nunca, ni tampoco lo deseo. Me parece que ni siquiera lo creo posible.
Si _______(tn) había oído alguna vez convicción en las palabras de alguien era en esas. Dicha afirmación resultaba un tanto incongruente en boca del mismo hombre de quien ella sabía, de primera mano, capaz de una ternura infinita y desinteresada.
—Todos queremos que nos amen —aventuró ella, pese a que probablemente era la última persona del mundo con autoridad en la materia.
—Ser amado no es lo mismo que amar a alguien.
La yegua se puso a deambular alrededor de un pequeño arbusto y ella la condujo de nuevo al sendero con aire ausente.
—Supongo que eso es verdad.
No sabía mucho sobre los hombres, pero en el tono de Nicholas había cierta tensión que ni siquiera ella podía ignorar. Esa conversación tenía cierto aire personal desconocido para ella.
Entonces él volvió a sonreír, desechó todo aquello, y en su lugar surgió aquel fogonazo de encanto, travieso e irresistible que cautivaba a todas las mujeres.


Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:32

Capitulo 32



—Si le dice a alguien que ha estado hablando de vínculos sentimentales con el duque diabólico, lo negaré, querida mía, de modo que, por favor, guárdelo para sí misma.
Si ella se lo contaba a alguien, él sufriría un acoso aún mayor por parte de damitas ansiosas, deseosas de conquistar no solo su rulo y su fortuna, sino también su corazón.
—Se supone que no le conozco más que de vista y de un modo ocasional, ¿recuerda? Difícilmente puedo afirmar que sé algo de sus sentimientos personales sobre ningún asunto, y mucho menos sobre el matrimonio.
Él la miró; los caballos pasaron lentamente junto a una arboleda de frondosos sauces, cuyas largas ramas colgaban sobre las aguas mansas y claras. Ella notó la calidez del sol en la espalda.
—Tengo la sensación de que cuando termine esta semana va a ser un poco difícil fingir que no nos conocemos. Según me han dicho, una mujer nunca olvida a su primer amante.
Lo que él había dicho era correcto, sin duda, porque lo que Edward le había hecho a ella le descalificaba como tal.
Nicholas era absolutamente distinto y aunque el cuerpo de _______(tn) no era virgen, tenía razón; él siempre sería su primer ante.
Era asombroso ser consciente de ello, pero estaba perdiendo sus aprensivos temores y lo esperaba con ganas. Puede que incluso con muchas ganas. Se aclaró la garganta.
—Estoy segura de que eso es cierto, porque tiene usted razón... no olvidaré su... amabilidad.
Divertido, sus labios se curvaron.
—¿Amabilidad? Una palabra extraña para describir el deseo carnal, querida mía. Ya que admite que está aquí para una tutoría sexual, permítame continuar con mi papel de instructor informándola de que su disfrute cuando yacemos juntos será primordial para el mío propio. Saber qué proporciona placer a una mujer es un poderoso afrodisíaco para cualquier hombre.
Desgraciadamente, ella sabía de primera mano que él se equivocaba. Fue como si dejaran caer una jarra de agua fría sobre ella.
—No para todos, Nicholas —le informó con serenidad, —y desearía poder decir esto sin tanta seguridad.
En el incómodo silencio que se produjo entre ambos, solo se oyó el ruido sordo de los cascos de los caballos y el trino de un pájaro cantor.
—He vuelto a ser presuntuoso —dijo él finalmente. —Mis disculpas.
Ella no quería pensar en su lóbrego matrimonio al menos en un día tan radiante, cuando estaba con uno de los hombres más atractivos de Inglaterra y ambos disponían del resto de una semana que prometía ser memorable.
Le obsequió con una picara sonrisa.
—Opino, excelencia, que nació presuntuoso. Por suerte para usted, creo que es parte de su atractivo.
—¿Me considera atractivo? Quizá anoche la impresioné, después de todo. —Parecía deseoso de evitar que la conversación tomara un tono serio y de volver a sus despreocupadas bromas de siempre. —¿Le importa decirme qué parte le pareció más instructiva?
Eso no era difícil de contestar y ella se lo debía.
—Todo.
Era cierto. Aquellos besos devastadoramente suaves y persuasivos, la delicadeza de sus caricias íntimas, el regalo de un placer que ella no había imaginado que existiera.
La cara de Nicholas cambió casi al instante.
—Creo que puedo aprender mucho de usted esta semana, mi gélida lady Wynn —dijo en voz baja, —tanto como usted de mí.

La luz del sol caía oblicuamente sobre la hierba del pequeño claro, y el tenue sonido del río era relajante. Nicholas desmontó, se dio la vuelta para levantar a _______(tn) de la silla, y cuando la dejó en el suelo sus manos se entretuvieron en su delicada cintura. Sonrió con indolencia al rostro que ella había alzado para mirarle.
—Es un lugar agradable, ¿no le parece? Y privado también. Las delicadas cejas de _______(tn) se arquearon.
—¿Es importante eso?
Era endiabladamente importante, porque casi desde el momento en el que habían salido de la cama esa mañana, él había estado sopesando su abrumador deseo de llevarla otra vez allí. No obstante, una cama no era necesaria si había un rincón romántico y discreto disponible, y no quería esperar hasta que se acostaran para hacer el amor con ella.
La contención estaba muy bien, pero ¿durante cuánto tiempo tenía que contenerse?
Por desgracia la respuesta era sencilla. Hasta que ella estuviera preparada. Había una enorme diferencia entre lo que ella le permitiría hacer y lo que deseaba que hiciera. _______(tn) se lo habría permitido en cualquier momento desde que llegó. Lo más probable era que el día anterior por la tarde y por la noche no hubiera sentido deseo, tan solo habría capitulado.
Si hacía las cosas a su manera, como pensaba hacer, ella aprendería.
No estaba seguro de por qué estaba tan fascinado con la encantadora pero inexperta lady Wynn, pero lo estaba. En parte era por su candor, en parte por su belleza, y, para su sorpresa, Nicholas se preguntó si no era en parte también por el matiz de vulnerabilidad con el que le miraba con aquellos gloriosos ojos plateados.
En circunstancias normales, solo eso le habría bastado para salir corriendo lo más rápido posible. Las jóvenes vulnerables activaban sus defensas al instante.
—Pensé que podíamos sentarnos un rato a la sombra. —Nicholas dejó caer los párpados un milímetro y dirigió la mirada hacia la boca de ella. —Y admirar la vista. Podemos hablar de literatura, ya que es una de sus pasiones.
—Por alguna razón nunca imaginé al duque diabólico como alguien que se sentara al borde de un arroyo y contemplase la belleza de la naturaleza o la estructura de un poema. En sociedad aún se consideraría más increíble que tuviera una opinión sobre el tema del amor.
—Usted podrá comprobar que se equivocan.
—¿Lo comprobaré? —Ella enarcó una ceja y se echó a reír. —Estoy intentando imaginarme cuál debe de ser su opinión sobre Homero o Rousseau.
No era habitual verla sonreír, y él estaba fascinado. Era una mezcla de reserva y sensualidad subyacente, como la mujer, pensó mirándola fijamente. Y añadió con acento indolente:
—¿Insinúa usted que soy un ignorante, lady Wynn?
—Me parece que su especialidad son más bien los placeres terrenales, excelencia.
—Permítame cambiar su opinión sobre mi personalidad.
La respuesta de ella fue casi coqueta.
—Puede intentarlo.



Volver arriba Ir abajo
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 12th 2011, 15:40

ME ENCANTO! ame los capitulooooos! Definitivamente me canta tu novela!!!!!!! Very Happy


SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA


Subi capitulo de mi novela Very Happy

Falling In Love Tonight Nicholas & Tu Hot-Drama-Romance

Pasate a leerla porfa Very Happy

http://jbvenezuela.activoforo.com/t9917-falling-in-love-tonight-nicholastu-hot-drama-romance#348611
Volver arriba Ir abajo
yonixz
Nuev@


Cantidad de envíos : 45
Localización : rep. dom. santo domingo
Fecha de inscripción : 06/06/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 13th 2011, 14:33

lo ame
sigue Exclamation
estubo cool
Volver arriba Ir abajo
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 15th 2011, 01:30

Continua tu novela me gusta mucho!
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 15th 2011, 12:03

Hi!!! chicas a lo k regreso del cine sk me voy a ver Harry Potter XD de ahi subo capitulo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
yonixz
Nuev@


Cantidad de envíos : 45
Localización : rep. dom. santo domingo
Fecha de inscripción : 06/06/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 15th 2011, 21:46

lo estaré espero y espero
que nos cuentes un
poquito de esa fabulosa peli
que disfrutes bey
Volver arriba Ir abajo
NicholasJonasMiller
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 372
Edad : 21
Fecha de inscripción : 26/07/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 15th 2011, 21:54

Sube cap, cube cap! me encanta mucho tu novela! Smile
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 15th 2011, 21:56

trankila chicas ya subo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
K2Mrpresidentedanger
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1289
Localización : ConMi Sepsi! novio Kevo y mis cuñadithos Nicky y Joe ;) :baba:
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 16th 2011, 17:36

dond sta el kapz? Wink
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 16th 2011, 17:37

sorry ya mismo subo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 16th 2011, 20:14

Capitulo 33



¿Cómo iba a retirarse ante tamaño desafío? Nicholas escogió un lugar cómodo con vistas al meandro del río, donde la hierba e incluso la tierra eran mullidas y fragantes. Se sentaron y hablaron mientras sus caballos pastaban... De nuevo, Nicholas se descubrió fascinado por el modo como los ojos de _______(tn) se iluminaban cuando se concentraba en un punto importante para rebatirlo con él. Mientras conversaban sobre todo, desde arquitectura hasta religión, se dio cuenta de que la independencia de los puntos de vista de su vieja institutriz había sido en efecto muy variada. _______(tn) le dijo que la señorita Dunsworth, a quien recordó con una mirada emotiva de sus magníficos ojos, había fomentado su educación en todos los sentidos posibles, no solo en función de los intereses habituales de las damas jóvenes y recatadas.
—Murió de una infección pulmonar —dijo con la voz algo afectada —al terminar el año en que yo cumplí dieciséis. Aún la echo de menos.
Aquello permitió que él condujera de nuevo la conversación, forma deliberada, al tema de la familia de _______(tn). Hizo girar distraídamente entre los dedos una larga brizna hierba y observó la cara de _______(tn) por debajo de sus párpados un tanto caídos.
—Ya veo que no tiene deseos de volver a York.
Sin dudarlo, ella negó con la cabeza. Estaba deliciosa con una blusa sencilla, la falda de montar y unas botas de media caña, aunque estaba sentada con las piernas dobladas hacia un lado, con una postura de decoro y formalidad propia de una dama, conseguía tener un aspecto adorable y encantador.
—No volveré nunca.
—Eso suena definitivo.
—Lo es. —Un breve destello de melancolía cruzó su cara—.Y tampoco mi padre me quiere allí.
—Entonces es que es un idiota. —Nicholas se acercó y le acarició la mano.
Descubrió que su continencia anterior estaba desapareciendo. La creciente naturalidad que _______(tn) mostraba con él aumentaba su interés. Por lo general, él no solía sentarse y charlar de temas intelectuales con una mujer, y desde luego nunca esperó que eso le excitara sexualmente, pero con ella era distinto. Qué curioso.
_______(tn) le miró fijamente.
—Debe de ser agradable tener una hermana.
Nicholas casi nunca pensaba en ello, pero la mirada melancólica en la cara de ella le hizo ser consciente de la buena suerte que tenía con su familia. Deseaba consolarla, prometerle que encontraría la tranquilidad y la paz, pero ¿cómo demonios lo haría?
El único consuelo real que él sabía ofrecer era físico, y en aquel momento su cuerpo le animó a actuar.
La seducción le era mucho más familiar que la indecisión emocional.
Se inclinó hacia delante y le acarició la boca con los labios, sin hacer caso de su gesto de sorpresa. Aparte de ayudarla a bajar del caballo, no había hecho ningún movimiento para tocarla.
—Hacer el amor al aire libre tiene algo de excitante —susurró. —Es más primario.
—¿Aquí?
Como respuesta a aquella atribulada pregunta, él la besó, divertido por aquella reacción atónita ante sus manos que ya estaban ocupadas. Primero le soltó el cabello, porque quería sentir el peso de aquel satén cuando estaba expuesto al sol, y al intensificar sus besos sintió su seductora fragancia. Para su satisfacción, ella le rodeó el cuello con los brazos y, pese a que no se pegó a él, descansó conformada en su abrazo.
La conformidad de nuevo, pensó él con una sonrisa interna de resignación. Aquello iba a costar algo de esfuerzo por su parte. Lo raro era que estaba disfrutando del desafío, pese a un comprensible grado de frustración.
Su erección creció de un modo inmediato y su corazón latió con una velocidad mayor, mientras admiraba el esplendor irresistible de la belleza de _______(tn). Su deleite se vio incrementado por el sonido amable del curso de agua, que apenas se dejaba oír por encima de la respiración cada vez más agitada de ambos.
—Desnúdese para mí —murmuró Nicholas. —Deseo mirar. No hay nada más excitante que ver el cuerpo de una mujer desnudándose poco a poco.
Bueno, no era del todo cierto. Ver cómo una mujer te besaba el cuerpo, llegaba hasta tu miembro erecto y se lo metía en la boca, quizá eclipsara el que ella se desnudase pero, en cualquier caso, _______(tn) no estaba aún preparada para eso. Esa semana debía dedicarla a darle placer, y no solo por causa de aquella malura apuesta. Ninguna mujer tan hermosa y con aquella sensualidad innata debía temer la intimidad sexual.
Nicholas esperó, con el brazo apoyado sobre una rodilla doblada, en una postura deliberadamente despreocupada, excepto por el bulto de su creciente erección que colmaba sus pantalones ajustados.
Hubo un único momento de vacilación antes de que ella se levantara y empezase a desabrocharse la blusa. Bajo sus párpados caídos, él observó cómo se soltaba cada trabilla, hasta que tiró de la tela del cinturón de la falda de montar y lo dejó caer. Botas, medias y falda vinieron después, mientras las mejillas de _______(tn) se teñían más y más de rosa a medida que se desnudaba. Finalmente, deshizo el lazo de la camisola y levantó la barbilla, pero sin dejar que la tela de encaje se deslizara por sus hombros.
—No se detenga ahora —dijo él de forma persuasiva. —Lo mejor está por llegar.
—Usted lleva toda la ropa puesta. —Ella estaba allí de pie, como una seductora desnuda, sosteniendo con la mano la tela del corpiño.
—¿Quiere que me la quite? —Él le aguantó la mirada. Quería cerciorarse de que ella supiera que, con él, siempre podría elegir. Normalmente, Nicholas prefería tomar la iniciativa en los juegos sexuales, pero estaba dispuesto a hacer concesiones para asegurarse de que ella nunca se sintiera abrumada.
—Estoy segura de que es usted consciente de que se le considera muy apuesto. ¿Hay alguna razón por la que yo no pueda admirarle de la misma manera?
Aquello era bastante directo. Sin trucos, una vez más.
—Lo que milady desee. —Sonrió y tiró del talón de una bota, sin quitarle la vista de encima.
Con una sonrisa temblorosa y sin artificios, ella soltó su camisola, que cayó a sus pies.
Él se detuvo un segundo con la bota en la mano, y bebió de la gloria inmaculada de aquel cuerpo desnudo, con una admiración acentuada por la conciencia de que ella estaba allí para él.
Se despojó de la ropa con una velocidad que le pareció insuficiente.
Había algo en el escenario boscoso, en la forma como la tamizada luz del sol acariciaba con un destello dorado la satinada piel de ella, en el sonido musical de los pájaros en los árboles... Aquello llevaba la excitación a un estadio nuevo. Aquello era primario, elemental, y cuando consiguió quitarse los pantalones, descubrió sorprendido que le temblaban las manos.
No le había pasado nunca.
Tendría que analizarlo. Más tarde. Después.


Volver arriba Ir abajo
sweetbaby_majo
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6488
Edad : 23
Localización : Ecuador
Fecha de inscripción : 14/02/2011

MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Julio 16th 2011, 20:22

Capitulo 34



—Venga a tumbarse a mi lado. —Nicholas se reclinó en la hierba. Aquella sensación táctil bajo su cuerpo contrastaba de un modo interesante con su ardoroso deseo. Sobre el indolente dosel de las ramas, el cielo era de un azul intenso.
—Eso deseo. —_______(tn) pronunció esas palabras en voz baja y con una sorpresa subyacente, mientras daba un paso hacia él.
Él tenía la endiablada esperanza de que fuera así, porque estaba más que preparado. Cuando ella se arrodilló a su lado, él le cogió la cintura y la colocó sobre su cuerpo hambriento para darle un ardiente beso con la boca abierta. No se refrenó tanto como la noche anterior, pero a ella no pareció importarle, pues esta vez su respuesta no fue tan vacilante. Cuando sus dedos se enredaron en el cabello de Nicholas, este sintió un fogonazo de triunfo que atravesó su ardor, y el endurecimiento de los pezones de ella contra su pecho dejó claro lo lejos que _______(tn) había llegado en tan poco tiempo.
Si le correspondía a él juzgar, y se sentía calificado para ello, diría que, en cuanto la semana terminara, ella iba a ser una compañera de cama muy apasionada para algún hombre afortunado.
Claro que entonces pasaría el tiempo correspondiente con Derek. Un temblor de insatisfacción se revolvió en su interior al imaginar a su amigo abrazando aquel cuerpo exquisito como hacia él ahora.
Sofocar aquella emoción fue un acto reflejo. No era un hombre celoso. O no lo había sido antes, en ningún sentido. Considerando el ilícito pacto que había entre ellos, este no parecía el momento adecuado para adquirir ese hábito.
Nicholas se dio la vuelta de modo que la cabellera de Caroline se derramó sobre la hierba como una masa exuberante y reluciente. Él le rozó el mentón con la boca, dibujó con la lengua un sendero y escarbó en la elegante curva de su cuello. _______(tn) arqueó debajo de él, con la respiración acelerada. Nicholas le acarició la cadera desnuda.
—Hábleme.
Ella alzó sus gruesas pestañas y abrió la boca mientras fruncía ligeramente la frente.
—¿No hemos estado hablando?
—Sí, pero cambiemos de tema.
—Habría jurado, Rothay, que usted deseaba hacer otra cosa aparte de conversar, ¿o está así siempre? —Se apretó de forma sugerente contra su pene rígido. —Eso parece.
Si Nicholas no consiguió una sonrisa maliciosa, desde luego intentó.
—Oh, yo terminaré haciéndole el amor al final, eso está fuera de duda, pero hay una inmensa variedad de formas de hacerlo solo me pregunto si es usted consciente de lo excitante que puede ser que los amantes se digan el uno al otro cómo se sienten y, algo aún más importante, qué desean.
_______(tn) negó con la cabeza, sus rizos caoba se movieron y sus ojos se iluminaron cuando levantó la mirada hacia él.
—No tengo ni idea de lo que quiere decir, pero sospecho en cualquier caso que usted ya lo suponía.
Lo suponía. Para ella los juegos de cama eran tan extraños como un beso romántico.
El tendría el placer de cambiar eso.
—Empezaré yo. —Se colocó sobre ella, apoyó su peso en un codo y le acercó la boca a la oreja, mientras le acariciaba un pecho rotundo y maravilloso. —Me encanta sentir su tacto, su piel de seda bajo mis dedos. Tiene usted los pechos más bonitos que he visto en mi vida, llenos y firmes, pero también suaves y perfectos para mis manos.
Ella sintió un pequeño estremecimiento en todo el cuerpo cuando él apretó con delicadeza aquel flexible montículo de carne y esperó, mientras él dibujaba perezosamente con el pulgar un círculo alrededor del pezón rosado, gratificado por la respuesta física de ella. Ya había aprendido que _______(tn) era inteligente, si bien algo tímida. Con cierto aprendizaje en el arte de la coquetería, podría escoger a cualquier hombre de la alta sociedad.
Había unos cuantos canallas por ahí y ella no solo era preciosa, sino además rica. Nicholas confiaba que escogería con prudencia.
La idea de que le importara lo que pudiese pasarle a _______(tn) cuando terminara la semana le sobresaltó. Tal vez simplemente trataba de redimir a su propio sexo ante los ojos de ella, ya que durante la conversación anterior se había dado cuenta de que su padre no parecía mucho mejor que el difunto lord Wynn. No es que ella se hubiera explayado sobre el tema, pero había captado el dolor que subyacía en su voz.
Sí, eso era. El conservaba cierta caballerosidad, a pesar de lo que había sucedido con Helena.
Ahora no era el momento de pensar en aquel espantoso error.
—Le toca a usted —insistió mordisqueándole el lóbulo de la oreja. —Cuénteme.
—Yo... yo... —titubeó y después susurró: —yo estoy empezando a pensar que usted no solo es un amante competente, Nicholas, sino también un hombre muy bueno.
Desconcertado y expectante, dejó de acariciarle el pezón.
Aquello difícilmente era una insinuación sexual, ni aun dicho con un parpadeo de pestañas y una sonrisa seductora, pero se sintió inesperadamente conmovido, no solo por la mera frase sino también por la emoción implícita. Nicholas sabía que tenía fama de ser muchas cosas, pero dudaba que bueno estuviera entre ellas. A la gente no le importaba que fuera un ser humano decente. Por lo general la riqueza, el atractivo y el encanto superficial en abundancia eran más que suficientes. El verdadero nombre que había detrás no era el objetivo de la mayoría de las mujeres que conocía.
Nicholas descubrió que no estaba seguro de qué decir y aquello le incomodó. Ella le había puesto en esa tesitura más de una vez.
—Gracias —murmuró finalmente.
El suspiro de _______(tn) le rozó la mejilla.
—No es el tipo de cosas a las que usted se refería, ¿verdad? No soy buena en esto.
El pensó que era mágica y de otro mundo. Le apartó con mucha suavidad un rizo del hombro y se acomodó sobre ella apoyando el pene tenso contra su muslo.
—Ha sido perfecto.
—¿Usted nunca es descortés? —En sus labios sonrosados se dibujó un gesto casi melancólico. El sonrió.
—Soy detestable cuando mis caballos pierden.
—Algo que, según he oído, es bastante raro.
—Tengo un entrenador excelente y los mejores jinetes de Inglaterra... pero, querida _______(tn), aunque el tema de las carreras me encanta, ¿podemos dejarlo para cuando no esté usted desnuda en mis brazos?
La dulce risa de _______(tn) le rozó la mejilla.




Bueno chicas ahi les dejo dos capitulos espero k les guste y en el siguiente se viene la acción Twisted Evil jajajaja bye
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica    Hoy a las 21:14

Volver arriba Ir abajo
 
La Apuesta Nick y tu (Adaptacion) Hot y Romantica
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 8 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 7, 8, 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» *-Por Una Apuesta-* (Nick Jonas & Tu Hot)
» Del Odio Al Amor {Nick y tu} adaptacion... Regrese
» Los Miserables (Nick y tu) - Adaptacion
» La Apuesta (Nick & Tu; Romantica & Diverida )
» WN: La Huerfana Nick y Tu Hot (Adaptacion)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: