Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 The Only Exception ♥ (Nick y Tú)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: The Only Exception ♥ (Nick y Tú)   Marzo 7th 2011, 16:21

Abrí mis ojos de par en par, aun seguía en el departamento de Nick. Había pasado la noche con él, simplemente hablando y bromeando sobre cosas sin sentido. Lo típico entre los dos.

Tomé un bolígrafo que estaba en su mesa y escribí una nota en una de las hojas que estaban sobre aquella mesa, dejé una lágrima caer por mi mejilla y luego besé cortamente la suya. Debía dejarlo antes de que me enamorara.

El amor es estúpido, te hace cometer las cosas más tontas, hacer locuras, en pocas palabras, te hace idiota. Por eso había jurado no enamorarme nunca, al ver como el ‘‘amor’’ de mis padres fracasó sin remedio alguno. Esa y muchas otras razones me habían llevado a ese juramento. Pero, Nick, simplemente me sacaba de mis casillas, de mi mundo y me había hecho cometer locuras. Por eso lo dejaba, para no cometer más locuras como las que ya había hecho.

—Lo lamento…—Dije a mi misma y tomé el suéter que estaba en el perchero de la entrada. Cerré la puerta una vez que salí y recorrí el pasillo hasta llegar al elevador.

Era tonto que me alejara del amor, según mis amigos, pero yo creía que no necesitaba a nadie más que a mí para ser feliz. Eso había cambiado un poco desde que conocí a Nick; sentía la enorme necesidad de verlo todo el día, todos los días. Siete días conformaban la semana, pero yo necesitaba más de siete días para conformarme y verlo el tiempo que se me plazca… ¿Ahora ven de lo que hablo? Me estoy enamorando y eso no queda en mi vida.
—Lucy… ¿Qué haces aquí? ¿No estabas con Nick?—Maya estaba empeñada en que me enamorara de Nick, pero ni ella ni nadie mandaba en mi vida más que yo.
—Maya, no estoy enamorada de Nick, no veo el caso de seguir con tu ‘‘plan’’ si no me gusta ni tantito—Hasta yo sabía que mentía, estoy segura de que podía ver la gran mentira en mis palabras y en mis ojos.
—Claro que lo amas, lo he visto en tus ojos…
— ¡Basta! Sabes que yo ¡no puedo enamorarme!—Grité estas últimas tres palabras para que quedara completamente claro.
—De acuerdo, no puedes enamorarte. Pero, Nick es…
—Nick no es la excepción. No hay excepción alguna que me haga cambiar de opinión. Nin-gu-na—Separé en silabas esta última palabra y dejé caer mi suéter de lunares blancos y grises sobre el sillón.

¿Por qué rayos todos se empeñaban en que Nick y yo fuéramos algo más? Nadie deja de hablar de él, nadie puede hablar de algo sin decir su nombre. Creo que hasta lo imaginaba en ocasiones. Pero nada me haría cambiar de opinión respecto a mi juramento. Nada.

—Vamos, arréglate—Ordenó lanzando un vestido en mi cara mientras esta estaba boca arriba mirando al techo—La boda de Joe es en una hora, ¡vamos!—Suspiré. ¿Ya eran las seis? Porque, según recuerdo, la boda de Joe era a las 7 y había llegado a las 11 am… ¿Cuánto estuve pensando en él?
Como su majestad lo ordenó, me arreglé con ese vestido, me puse un labial rosa y mis zapatos algo altos negros, igual que el vestido. Mi rojo cabello lo arreglé en una coleta, que después enrollé y sostuve con un listón rosa, casi el mismo rosa que mis labios tenían. Lista.

Las puertas de la iglesia se abrieron, una luz que Ash había mandado a que pusieran la iluminó. Todos giraron a verla y Joe tenía esa hermosa sonrisa, la misma que hacía cuando me dijo que eran novios, cuando se comprometieron y cuando me dijo cual era la fecha de su boda. Estaba sumamente feliz, desde que conoció a Ashley, lo único que hace es hablar de ella como si no hubiera un mañana. Estaba tan enamorado de ella.

Algunos días, nuestro único tema de conversación eran Nick y Ashley, él era mi mejor amigo, por lo tanto solo a él le confié aquel secreto. Claro que, me dijo que si me gustaba, me atraía o algo por el estilo, debía decirle, pero nunca seguí su consejo. Nunca lo hice y nunca lo haré…

Miré a Ashley una vez más, su velo tapaba su cara, aun así, yo veía sus ojos, ella sonrió y yo también. Ash giró su vista a Joe, se veía a kilómetros el amor que ambos se tienen…
Me puse de pie, corrí por ese enorme pasillo de la iglesia y todos me miraron. Las lágrimas no las pude contener más tiempo y las dejé salir. Sentí unos pasos apresurados detrás de mí, cuando giré, Joe era quien me seguía.
— ¿A dónde vas? ¿No me acompañarás el mejor día de mi vida, hasta ahora?—Rió levemente y limpió mis lágrimas.
—Tengo que verlo… decirle lo que…
—Ve…—Dijo con voz pacifica sonriendo. Dicho esto, me dio un enorme abrazo, me deseó suerte y lo felicité antes por su matrimonio, aunque aun no estuviera casado, pero no estaría para gritarle ‘‘Felicidades’’ en la iglesia.
Tomé el primer taxi vacío que pasó frente a mí, traté de no parecer una loca con todo ese maquillaje corrido, pero me era imposible. Si quitaba lágrimas, otras salían. Decidí dejarlo así, ya que no veía el caso de quitar lágrimas si después salían otras.

Ese maldito viaje se me hizo eterno, creí que nunca llegaríamos a su departamento, pero finalmente me vi saliendo del taxi, pagando el viaje y después corriendo a la entrada como si de un maratón se tratase. Después corrí por los pasillos y al ver que el elevador no bajaba, decidí usar las escaleras hasta el siguiente piso. Él vivía en el piso 5, así que aun faltaban 4, los cuales subiría por el elevador. Por fortuna, el elevador en esta ocasión bajó rápido, así que subí a él y presioné una y otra vez el botón con el numero 4 en él hasta que las puertas se cerraron. Corrí de nuevo hasta la puerta de su departamento, toqué sin cesar muchas veces, pero nunca abrió.
—Te amo…—Dije golpeando la puerta y dejándome caer por esta.
Fui tan estúpida, no quise decirle y ahora no me quiere abrir la puerta.
—No creo que abran, el chico sexy que vive ahí salió a buscar a una sexy, linda y hermosa chica llamada Lucy—Reconocía su voz, aun que estuviéramos a mil metros bajo el mar.
— ¿Escuchaste lo que dije?—Me puse de pie, con su ayuda, claro, y sonrió—Nick, ¿escuchaste lo que dije?—Volvió a sonreír y esa hermosa y perfecta sonrisa me hizo sonreír. Amaba por completo verlo con aquella expresión de felicidad.
—Creí que nunca te enamorarías…
Pero tú, cariño, eres la única excepción…—Me acerqué a sus labios y los besé con desesperación, amor, cariño… todo lo que él me hacía sentir, lo reflejaba mas en un beso.

Era la única excepción para todo en mi vida. Él era mi vida, si un día se fuera a ir, yo no sé qué rayos sería de mi. Creo que, sería como una muerta viviente o algo por el estilo.
Ahora el único problema es… ¿Qué pasará mañana? Mañana tomo un vuelo de regreso a Nueva York, solo había venido un año a la planeación de la boda de Joe, no contaba con que conocería a su mejor amigo y terminaría enamorándome de él.

Abrió la puerta de su departamento y me atrajo de nuevo a su cuerpo, posicionando sus manos en mi cintura, y yo con las mías en su cuello. Todo esto era perfecto, era nuestro primer beso entre ambos, pero se sentía como el primer beso de toda mi vida. Fue un beso tan… único, especial, maravilloso, hermoso… y glorioso. Mi abuela solía decir que un beso así, solo pasa una vez en la vida. Ahora me daba cuenta de que ese beso, con el que soñé de pequeña antes de querer olvidarme del amor, estaba pasando justo en este momento. Tenía razón, solo el mejor beso de la vida te hace sentir no mariposas, sino enormes aves revolotear tu estómago, no te hacía flotar, te hacía volar en el cielo, no te hacía irte de ti mismo, te hace irte de todo el mundo entero. Eso es un verdadero beso, único, especial. Todo y más de lo que imaginé alguna vez en la vida.

Ni hablar de lo que sucedió después, fue la mejor noche de toda mi vida. Sus besos, sus caricias, el modo en el que su cuerpo y el mío encajaron a la perfección. Y creí que Nick no podía sorprenderme más. Él es perfecto en todo sentido. Su sonrisa, sus ojos, su voz… [justify]todo me había hecho caer en el amor para no dejar de caer por él, y si llegaba a parar, me volvería a lanzar una y otra vez hasta que esté muerta, hasta que los gusanos devoren toda mi carne y mis huesos no sean más que polvo blanco.
Sé que te irás en la mañana cuando despiertes… te pido que me dejes solo una prueba de que no es un sueño, Lucy…—Dijo antes de caer en un profundo sueño.


{Nick}


Tenía miedo de abrir los ojos, yo sabía que al hacerlo no la encontraría dormida junto a mí. Sabía a la perfección que ella se había ido y que, posiblemente, no la volveré a ver nunca más en mi vida. Pero, aun así, abrí los ojos y como era de esperarse, ella se había ido. Miré el reloj que estaba del lado donde se supone que ella debería estar. Las 11:37 am. Era obvio que ya había tomado ese vuelo.

Me puse de pie y caminé al baño, abrí la llave de la regadera y la dejé templarse un poco mientras buscaba que usaría el día de hoy. Una vez listo todo, tomé la ducha que me haría pensar un poco las cosas.

¿De verdad estaba enamorado de ella? Ella llegó en Marzo del año pasado, buscando ayudar a nuestro mejor amigo a organizar su boda, pero terminé enamorándome de ella sin remedio alguno. Un poco de jabón entró a mi ojo derecho dejé caer la botella al mojado y resbaloso suelo.
— ¡Maldicion!— dije dejando entrar un poco de agua a mi ojo. Lo tallé un poco y cuando dejó de arder como al principio, decidí salir de la ducha, ya que ya había limpiado mi cuerpo lo suficiente.

Miré por la ventana al salir con esa toalla tapando mi cuerpo de la cintura para abajo y sentí a los rayos que se colaban por la ventana secar un poco mi cuerpo. Sonreí al recordar aquel día en que amaneció en mis brazos en la playa, después de una fogata ahí con Joe y Ashley. Su hermoso rostro permanecía tan pacifico en las mañanas y los rayos del sol hacían que pareciera aun más hermosa.

Después de vestirme y secar mi rizado cabello, encendí la televisión, miré a un costado cuando una pequeña hoja de papel llamó mi atención al estar colgada en la pared, no sé cómo no noté esos enormes corazones en aquel papel y esa enorme y hermosa letra.
—No es un sueño, Nick, es real…—Decía la hoja.

¡Qué rayos hacía perdiendo mi tiempo aquí cuando puedo subir a un avión y viajar a Nueva York por ella! ¡Idiota, Nick, eres un idiota! ¿Cómo es que no lo pensaste antes? La amas, ¿no es así? ¡Ve por ella! Dijo mi subconsciente con toda la frase llena de razón.

Así que, desayuné lo más rápido que pude y después guardé un poco de ropa en una maleta, después partí al aeropuerto y pedí el primer avión a Nueva York, pero era hasta dentro de seis horas, así que compré el boleto y regresé a casa. Me importaba muy poco lo paranoico que me pongo al pensar en un viaje en avión puede ser desastroso y puede caer en cualquier momento si algo sale mal, pero Lucy lo valía.

Al bajar del avión llamé a Joe tan pronto y tomé un taxi con dirección a cualquier hotel. Me dijo que estaba loco al viajar en busca de la chica de mi vida sin saber donde vive, que con suerte y sabía que ella vivía en NY. Evité todo comentario que me hizo y le pedí con histeria la dirección de su departamento. Por fin me la dio y pedí disculpas por arruinar su luna de miel por querer encontrarla, claro que, le dije con sarcasmo y corté la llamada.
Por suerte, el primer hotel que me dijo el taxista estaba cerca de la dirección que Joe me dio. ¡Suerte, eso es suerte! Así que, rogué a todo lo hermoso en el universo que el viaje fuera rápido, la registración igual y pudiera ir en busca de Lucy.

Corrí por los pasillos del edificio hasta encontrar la habitación 110, el número del departamento de Lucy. Estaba cansado, había bajado del taxi dos calles antes por el trafico que había, así que había corrido esas dos calles para llegar hasta a ella, pero por culpa de mi propio pie había caído al suelo, dándome menos posibilidad para correr. Cuando traté de ponerme de pie, pero pronto unos brazos me ayudaron a hacerlo y al mirar a esa persona para darle las gracias, me quedé en un estado de estupefacción.
—Lucy…
—Nick, ¿Qué rayos haces aquí?—Dijo entre risas entrelazando nuestras manos.
—Yo… vine a…—Aun no podía hablar bien, el aire aun me faltaba y mi corazón no latía normalmente. Sentía que podía morir en cualquier momento—Viajé horas en ese avión, ahora solo quiero que me digas que me amas y quiero descansar un poco…—Dije al recuperar un poco el aire.
—Creí que nunca subirías a un avión—Dijo mientras comenzamos a caminar por el pasillo y luego de unos segundos, nos encontrábamos en la puerta de su departamento.
Tú eres la única excepción…—Cuando dije esto, ella giró con una sonrisa y un brillo que nunca había visto en sus ojos. Se lanzó sobre mí y besó mis labios de una manera tan especial, que me hizo amarla mucho más.

Fin♥


Última edición por twoworldscollide el Marzo 7th 2011, 16:44, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
Netty!
Forista!


Cantidad de envíos : 81
Fecha de inscripción : 01/03/2011

MensajeTema: Re: The Only Exception ♥ (Nick y Tú)   Marzo 7th 2011, 16:34

:')
CASI LLOREEEEEEEEE!!!!!
HERMOSO, COMPLETAMENTE HERMOSO!!!!
ME ENCAANTÓOOOO!!!!!
Volver arriba Ir abajo
 
The Only Exception ♥ (Nick y Tú)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)
» A Little More Personal ♥ (Nick y Tú) NOVELA MOVIDA A "DE TODO UN POCO"
» Nuestro destino es estar juntos♥ ♥(Nick y tu)
» Casada a la Fuerza♥ (NICK & TU)
» ♥Amante Y Esposa♥--Nick Y Tu (Adaptaciion)♥

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ONE-SHOT-
Cambiar a: