Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 14th 2011, 19:57

ssiiguuueeelaaaa
Volver arriba Ir abajo
AnglikN'Jonatica
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1009
Edad : 19
Localización : MUNDO: jonas Pais: nickland ciudad: Kevin City sector: joe jonas Casa 53-S..... Venezuela-Anzoategui(PLC)=)
Fecha de inscripción : 23/01/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 14th 2011, 21:02

FB-BTRVe
porfaaa promociona ESTA ES LA PAG OFICIAL!! para las que sean venezolanas y su twitter es @BTRVe porfa denle Follow =D
porfa si eres fan de BTR! promociona para hacer mas gente
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/anglikN
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 19th 2011, 19:52

siiguueelaa
Volver arriba Ir abajo
Be yourself.
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 290
Edad : 18
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 10/01/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 23rd 2011, 15:11

SIGUESIGUESIGURE:D
Volver arriba Ir abajo
http://Facebook.com/JaaviJonaas
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 23rd 2011, 16:03

siiguueelaa
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 27th 2011, 14:57

Nueva Lectora!!!!!!!!! Esta GENIAL tu nove,
Me Encanta, que divinos que son los tres Nick,
Joe y Kev!! Y tmb las chicaas que son re locas y dulces!!

Me encanta lo de las canciones que cada uno le va a hacer a su chica,
con Joe que hicieron MUCH BETTER que amo ese tema es uno de mis
favoritos y los de Nick y Kevin cuales seran?? Pienso que el de Kevin va a
ser FLY WITH ME... Y la de Nick no se!

Bueno espero que la sigas pronto y no te tardes tanto!!! Ah mi nombre es Andrea
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Septiembre 29th 2011, 20:15

siguela please! juro qe me encanta tu nove y estoy super intrigada :V
Volver arriba Ir abajo
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 6th 2011, 20:37

siguela! please tiste enserio qiero saber qe pasa?
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 12th 2011, 07:06

SIGUELA Quiero saber que pasara!!

Siguela

Siguela

Siguela

Siguela

Siguela

Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 12th 2011, 14:25

sisissisisisis


siguueela pleease! De veerdad muuero poor sabeer quue pasa!
Volver arriba Ir abajo
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 05:54

bueno, aquí llegó la muerta resucitada(?

se que me deben odiar por tener más de un mes sin subir Sad

echenle la culpa a la universidad y a mi nuevo trabajo que no me da chance ni de respirar! (?

les cuento que el sabado pasado, FUE EL MEJOR DIA DE MI VIDA ♥ vi a Nick a escasos metros, conocí a los the administration a los chicos de Ocean Grove, fue inolvidable, lo mejor que me ha pasado en la vida Very Happy

faltan como 4 capitulos y se los subiré ya!! sin mas preambulos

gracias por el incondicional apoyo, son un amor♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 06:11

CAPÍTULO 37 – NOTICIA BOMBA

-NARRA NICK-

La pregunta del paparazzi aún resonaba en mis oídos cuando Joe aparcó dentro de casa, dejando la nube de flashes al otro lado de la valla. "¿Has leído lo que Faith ha dicho sobre ti?". Faith… me había costado mucho olvidarme de ella, y ahora volvía a colarse en mi vida, de repente y sin sentido aparente.

-No te preocupes, Nick –dijo Kev, intentando calmarme cuando entramos en casa –sabes que esos sólo quieren tener una exclusiva a toda costa…

Asentí con la cabeza, aún absorto en mis pensamientos. No sabía exactamente qué era lo que sentía al volver a oír su nombre. ¿Nostalgia? ¿Tristeza? ¿Alegría? ¿Rabia?

Mamá y papá nos esperaban sentados en el salón, con uno de los altos ejecutivos de Disney. Al parecer, estaban hablando de algo seriamente.

-Buenas noches –dijo el hombre –qué bien volver a verlos, chicos.

Tras el primer encuentro, lo reconocimos pronto. Era John Crammer, uno de los primeros que apostaron con nosotros, dándonos un contrato. Dejamos las bolsas a un lado, yendo a sentarnos con ellos. Kevin fue el primero en saludar.

-¿Cómo está, señor Crammer? –dijo, estrechándole la mano. Después, fuimos Joe y yo.

-Muy bien, Kevin –contestó, sentándose. Mamá nos miraba desde el sofá, al parecer preocupada, mientras que papá estaba serio.

-¿Y bien? –dijo Kev. Joe y yo decidimos dejarle hablar a él. Siempre se le habían dado mejor esas cosas - ¿a qué se debe su visita?

-Veran, nos ha surgido un nuevo proyecto, y quiero que participen en él –nos dijo él.

-¿De qué se trata? –preguntó Joe.

-Es una nueva película Disney, destinada a los cines. Ya tenemos a unos posibles candidatos para los papeles secundarios, pero los necesitamos a ustedes para los protagonistas.

-Pero, de momento estamos un poco ocupados con otros proyectos –dije yo –: el nuevo disco, el tour por Europa…

-Y sus novias –añadió John, con reprobación. Mamá lo miró algo ofendida.

-¿Está mal visto por Disney que tengamos vida personal? –preguntó Joe, como siempre demasiado directo.

-No, siempre y cuando esa vida personal sea con alguien de nuestra misma casa –dijo.

-Entonces, según usted, tendríamos que salir con princesitas Disney que creen que el mundo gira alrededor de ellas, ¿no? –espetó Joe, fríamente. Mi padre le lanzó una mirada, alertándole de que se estaba pasando.

-Verás, Joe –empezó el señor Crammer –a nosotros no nos importa quiénes sean sus parejas en la vida real… pero sí necesitamos que, de cara al público, se rodeen de miembros de nuestra gran comunidad Disney.

-Es decir, que debemos mentir a nuestras fans aparentando salir con las chicas que ustedes nos digan –dijo Joe, más enfurecido que nunca. Sin embargo, tenía la sutileza de no parecerlo y, si no lo conocías bien, no te dabas cuenta de que en realidad estaba a punto de clavarte un lápiz en el ojo.

-Yo no diría que "mentir" sea la palabra más adecuada… sus fans adoran a las chicas Disney, y quieren parecerse a ellas. Así que, ¿qué mejor que juntarlos a ustedes con ellas? –explicó John. Los tres intercambiamos una mirada cansina.

-En el contrato pone que mis hijos tendrán que hacer por lo menos dos proyectos con Disney al año –dijo mi padre, tratando de atajar la situación –si no recuerdo mal, ya tuvieron su programa especial con ellos, el cual batió records de audiencia. Así que, supongo que les queda uno.

-¿Eso significa que tenemos que aceptar estos papeles? –preguntó Kev. Mi padre asintió.

Bueno, una película no estaba tan mal… al fin y al cabo, sería nuestra primera en el cine.

-Está bien –dije yo –cuenten con nosotros para la película.

Joe y Kevin me miraron un poco alarmados, pero conseguí que cedieran al mirarles. Tras aceptar todos y firmar los contratos, John se fue de casa, con todos los papeles en su maletín, feliz por haber ganado esa batalla.

-Quedense un momento aquí –dijo mi padre cuando vio que nos levantábamos de los asientos.

-Se nos va a arrugar la ropa, papá –espetó Joe, tratando de escapar.

-Pues luego la planchas Joe –insistió mi padre. Los tres volvimos a acomodarnos en el sofá, y él empezó a hablar –no nos han dicho quiénes son sus compañeras de reparto.

-No importa –dijo Kev –suelen ser bastante simpáticos.

Mi padre sacudió la cabeza, mientras que mi madre tragaba saliva, algo preocupada. ¿Por qué, de alguna manera, me olía el desastre?

-Quieren lanzar a una chica nueva, una nueva actriz –siguió papá –que hará de pareja de Joseph en la película.

Joe entrecerró los ojos, como si estuviera cansado de tanto lío.

-No me lo digas, ¿yo no tengo pareja, verdad? –preguntó Kev, sonriente. Papá negó con la cabeza –perfecto…

Joe miró a Kev, celoso.

-¿Por qué nunca le ponen pareja a Kev? –preguntó el mediano, indignado –soy yo el que tiene que tragarse siempre a las niñas Disney.

-Te olvidas de mi, Joe –le dije. Era cierto, él y yo éramos siempre los que acababan de alguna forma con alguna novia ficticia, pero Kev solía estar solo.

-Entonces, ¿quién es mi pareja? –pregunté, curioso. Sólo habían dicho que iban a lanzar a una nueva, así que la mía sería ya veterana. Las caras de cada una de las chicas Disney pasaron por mi mente, preguntándome cuál sería.

Mamá empezó a toser descontroladamente, mientras que papá parecía titubear.

-Ehh… tu pareja será… Faith –soltó mi padre, por fin. Abrí los ojos desorbitadamente.

-No –me negué –no puedo hacerlo.

-Nicholas, sólo es un papel –dijo papá. El resto me miraba serio. Al parecer, hasta a Joe se le había pasado el enfado.

-Pero, ¿cómo le explico a April que tengo que hacer una película en la que mi pareja será Faith, mi ex novia? –pregunté, preocupado.

-Ella lo entenderá, Nicholas –murmuró mamá –sólo tienes que explicarle la situación. Y lo mismo te digo a ti, Joe.

Él soltó un suspiro. Ni siquiera Kevin parecía contento, y eso que él no iba a tener que estar con otra chica en plató mientras que Danielle, su novia, miraba. Empecé a ponerme nervioso.

-Buenas noches –salí corriendo a mi habitación. Necesitaba estar solo.

Al rato, golpearon mi puerta, y Joe y Kevin entraron, sentándose en el borde de la cama conmigo.

-Creo que necesito estar solo, chicos –les dije, con la cabeza hundida en la almohada.

-Yo creo que no, enano –dijo Joe –échate a un lado

El mayor se quejó con un grito, mientras que Joe se disculpaba riéndose. Decidí apartarme un poco. Quizá hablar con ellos no me sentaría tan mal.

-No quiero actuar con ella. No quiero tener nada que ver con ella… no quiero ni oír su nombre –gruñí por lo bajo, con la cabeza hundida en la almohada. Joe me dio unos golpecitos en la espalda.

-El pasado siempre vuelve –dijo, como si fuera el sabio del bosque –eh, ¡vamos a ponerle un sobrenombre para que nadie sepa de quién hablamos!

-Joseph, ese no es el problema –espetó Kev, cansinamente. Joe pareció hacerle caso, porque se calló –tenemos que hacer esa película, Nicholas.

-Lo sé –murmuré –pero, ¿tenían que elegirla a ella?

-Ya sabes que a Disney siempre le ha encantado la pareja que hacían juntos –se encogió de hombros Joe.

-Apuesto a que ella ya ha ido diciendo cosas por ahí –murmuré. De pronto, caí en algo –¡Eh! ¡Por eso el paparazzi me ha preguntado si sabía lo que Faith había dicho de mí!

Joe dio un salto, cogiendo mi portátil y entrando veloz como un rayo en internet. Ocean Up, la página de cotilleos por excelencia, seguro que decía algo de todo eso.

-¡Ajá! –gritó triunfal Joseph. Kev y yo nos acercamos corriendo al ordenador, impacientes por leer "las nuevas noticias".

"Recientemente se ha filtrado un nuevo proyecto de la casa Disney. Se planea una nueva película que se estrenará en los cines de toda América, protagonizada por los hermanos Jonas, junto con la famosa princesa Disney, Faith. Así, se dice que la compañía planea lanzar al estrellato a una nueva chica, anónima por el momento"

-Vaya, sí que estaban seguros de que diríamos que sí al papel, ¿no? –comentó Joe, sarcásticamente. Yo seguí leyendo.

"Así, Faith ya ha hecho las primeras declaraciones al respecto: -No he leído aún el guión completo, pero sí sé que Nicholas y yo formaremos una pareja interesante. Tengo muchas ganas de volver a trabajar con él- Cuando le preguntamos si había hablado con Nick recientemente, ella se limitó a sonreír y dijo –Sí, he hablado con él. He de decir que siento como que hemos vuelto a conectar.- ¿Reconciliación a la vista? Recordamos que hace poco, los hermanos Jonas afirmaron en un importante show de televisión que los tres estaban saliendo con diferentes chicas. ¿Se refería Nick a Faith? Además, se rumorea que Joe ya ha conocido a la que será su pareja en la película, y que la química ha surgido entre ellos"

¿Pero qué…? Me quedé un rato boquiabierto, confundido por la cantidad de mentiras que habían escrito.

-¿Reconectar? –pregunté, pasmado -¿qué se ha tomado esta chica?

-¿Cuánto hace que no hablas con ella, Nicholas? –preguntó Joe –así que has "reconectado" con ella y no nos has dicho nada, ¿eh?

-Sí, claro… la veo todos los días. Quedamos por la noche y nos escapamos a Disneyland para subir en las atracciones solos, sin que nadie nos vea –dije sarcásticamente.

¿Cómo podía haberse inventado tantas cosas? Un momento… ni si quiera sabia porqué me sorprendía. ella había sido siempre una mentirosa, que había hecho y dicho lo que quería de mí.

-¿Qué vas a hacer? –preguntó Kev. Me encogí de hombros, completamente perdido.

-No tengo ni idea… ¿qué creen que debería hacer? –pregunté.

-Bueno… quizá April debería saberlo –comentó Joe.

-¿Tú le vas a decir a Liz que vas a tener que estar con una nueva princesita Disney? –pregunté, acusador.

-Ehh… creo que de momento, no.

Los tres nos miramos preocupados. .

-NARRA APRIL-

A la mañana siguiente, me desperté sobresaltada por un sonido que no era mi despertador, sino mi móvil sonando enloquecido.

-¿Diga? –pregunté, aún atontada.

-¡Dime que todo esto no es verdad! –gritó Liz a través del auricular, despejándome de repente.

-¿Liz? ¿Qué pasa? –dije cansinamente.

-No se te ha ocurrido mirar OceanUp, ¿verdad? –preguntó ella, enfurecida.

-No… ¿para qué? Siempre lo veía por los Jonas, pero ahora que salgo con uno no me hace falta –contesté, intentando sonar importante.

-Pues tienes que verlo –y colgó.

Me había dejado intrigada, así que corrí hacia el ordenador, buscando la página en cuestión. Menos mal que me dio tiempo a sentarme, porque si no, habría acabado en el suelo por culpa de un desmayo. ¿Reconectado? ¿Película? ¿Pareja? ¿QUÉ?

En estado de shock profundo, no pude hacer otra cosa que quedarme mirando a un punto indefinido de la pantalla, sin ver nada, en realidad. Como pude, agarré mi móvil, marcando el número de Liz, equivocándome varias veces antes de acertar.

-¿Cómo-es-posible? –dije, totalmente ida cuando ella contestó.

-No lo sé, April –murmuró -¿Crees que es verdad?

-No es verdad. Me niego a que sea verdad –negué enérgicamente con la cabeza. –Además, no sería la primera vez que OceanUp se inventa algo.

-¿Te ha llamado Nick para contártelo? –preguntó Liz.

-No… y eso es lo que más me preocupa.

-¿Nos lo estarán intentando ocultar? –insistió Liz.

-Espero que no –contesté. De repente, se colgó. ¿Estaba Liz enfadada? No, yo sabía lo que le pasaba: estaba triste.

Decidí que mi siguiente llamada sería a Nick, pero antes de que buscara su número, él ya me estaba llamando a mí.

-Buenos días –murmuré al contestar.

-Hola, April –dijo él, al parecer de buen humor -¿qué tal has dormido?

-Muy bien… -contesté vagamente. Él pareció darse cuenta en mi voz de que algo me pasaba.

-Has leído esa página, ¿verdad? –preguntó.

-¿Es verdad?

-Sí –contestó secamente. Cerré los ojos, abrumada.

-¿Pensabas contármelo? –pregunté. Si mi "novio" estaba "reconectando" con su ex novia, me habría gustado saberlo.

-Me enteré anoche, tarde. Y pensé que estarías durmiendo –se excusó él.

-¿Te enteraste anoche de que estabas reconectando con tu ex novia? –pregunté, confundida.

-¡No! –exclamó él, alarmado –yo no estoy reconectando con nadie, y menos con ella, sobretodo porque hace mil años que no la veo. Todo eso me ha sorprendido tanto a mí como a ti.

-Entonces, ¿no es verdad? –pregunté, aún más confundida que antes.

-Es verdad la parte de la película, y la de que vamos a protagonizarla con ella como… mi pareja –murmuró él -. Pero la parte de "hemos vuelto a conectar" es una mentira tan grande como Big Rob.

-¿Vas a volver a hacer el papel de pareja con Faith, tu ex novia? –dije, derrotada. Adiós, Nick. Cuando volviera a los brazos de ella, se olvidaría de mí. Porque, ¿quién puede competir contra una princesa Disney?

-Sí… eso quería explicarte –empezó Nick –no tengo otra opción. Disney nos quiere en la película… y sabes que sus deseos son órdenes.

-¿Crees que Liz y yo podríamos hacer un casting para los papeles de sus parejas? –murmuré, tratando de relajar un poco el ambiente. Él se rió.

-¿Por qué no? Pueden intentarlo –dijo -. April, de verdad que lo siento.

-No pasa nada… creo. Siempre y cuando la relación no traspase la pantalla –advertí.

Mi cabeza daba vueltas, preguntándose qué iba a ser de nosotros dos. Yo sabía que no tenía nada que hacer frente a Faith, la perfecta, guapa y talentosa Faith. Sentí ganas de llorar.

-Nada va a traspasar la pantalla –aseguró Nick te quiero a ti, April.

-Y yo a ti, Nicholas –le dije, intentando contener las lágrimas.

Pero era tarde, una de ellas bajó por mi mejilla, como una derrota, como anticipando la desgracia.

-NARRA JOE-

Cuando me desperté aún era temprano, y una sensación de incomodidad me invadió. ¿Liz se habría enterado ya de lo de la película? Me sentiría fatal si lo supiera por otra persona que no fuera yo mismo. Decidí llamarla.

-¿Galletita? –pregunté cuando contestó, tras unos cuantos segundos.

-Joseph –saludó ella, secamente. ok, lo había leído.

-Has leído la página, ¿verdad? –pregunté, preocupado.

-Sí, hace un rato –contestó.

-Antes que nada, quiero decirte que yo me enteré anoche –empecé –y que la mayoría de cosas que dice ahí, son mentira.

-¿Cómo qué? –preguntó ella.

-No he conocido a ninguna "nueva princesita Disney" –aclaré –y, por tanto, no ha surgido la química entre nosotros. Lo de la película es cierto, y lo de que Nick estará con Faith y yo con la chica nueva, también. Pero eso no significa que dejemos de querer estar con ustedes.

-Joe, no es eso lo que me preocupa… bueno sí, un poco, pero no tanto como lo otro –dijo Liz.

-¿Qué te preocupa?

-Que no me lo hayas contado tú antes, que me haya tenido que enterar por una página de cotilleos.

-Liz, nos lo dijeron anoche. Y, básicamente, estamos obligados a hacerla, lo dice nuestro contrato –dije.

-Joe –parecía al borde de las lágrimas –no quiero que te olvides de mí, que te vayas con una nueva y talentosa chica Disney…

-Galletita… ¿cómo iba a dejarte? –traté de calmarla –para mí, esas chicas no son nada comparadas contigo. ¿Crees que me gusta estar con niñas malcriadas y orgullosas?

-Espero que no –murmuró Liz -¿cuándo empieza el rodaje?

-Cuando volvamos de Europa –comenté –Iremos dentro de dos semanas, y estaremos en cinco países diferentes.

-Joe, no me vas a dejar, ¿verdad? –preguntó.

-Por supuesto que no –aseguré.

-NARRA KEVIN-

A mitad de mañana llegaba el avión de Dann desde Nueva York, así que fui al aeropuerto, a esperarla. No llevaba mucho tiempo, cuando empezó a sonar mi móvil.

-¡Ya estoy aquí! –gritó Danielle, alegre -¿Dónde nos vemos?

-En el aparcamiento –dije yo, feliz –no puedo entrar sin ser visto, lo siento…

-Tranquilo, no pasa nada –contestó ella. Luego colgó.

Me miré en el espejo retrovisor, nervioso, tratando de comprobar que todo estaba en orden. ¡Por fin iba a tenerla cerca!

Las puertas de la terminal se abrieron, y ella salió, empujando un carro abarrotado de maletas. Al ver mi coche, sonrió y se paró a mirarme. En realidad, no debía de ver mi cara, porque los cristales eran tintados, pero estaba seguro de que se imaginaba que yo no le quitaba el ojo de encima. Estuve a punto de bajar la ventanilla, cuando, de repente, ella miró a los lados, para ver si venía gente, y sonrió.

-¡Oh Dios mío, es Kevin Jonas! –gritó, alto y claro, señalando mi coche. ¿Qué diantres estaba haciendo?

La gente de alrededor se giró rápidamente, para comprobar si era verdad… dando conmigo. Una masa de personas echaron a correr hacia mi coche, mientras Dann se reía con ganas, apoyada en su carro, sin acercarse. Luego, como pudo, empujó sus maletas hacia un pequeño coche blanco que estaba aparcado unos lugares más hacia la derecha, sacó unas llaves del bolso, las balanceó en el aire para que las viera, y las metió en la cerradura, abriéndolo.

La gente se apilaba alrededor de mi coche, haciendo disparar los flashes, impidiéndome ver claramente. Me mantuve parado hasta que Danielle arrancó su coche y salió del aparcamiento veloz. Entonces, con un lío tremendo en la cabeza, puse en marcha mi motor, y salí lo más rápido que pude de allí. ¿Qué acababa de pasar?

Cuando por fin estuve lejos de la avalancha, reduje la velocidad. De repente, en mi móvil sonó un aviso de mensaje. Me arrimé al borde de la carretera y lo leí.

"Ha estado divertido, ¿verdad? Sólo quería que vieras mi nuevo coche. Te espero en el hotel Trump –Danielle"

¿Divertido? Casi me da un ataque al corazón. Aún así, me reí. De esta chica te podías esperar cualquier cosa. Arranqué de nuevo, de camino al hotel.

Al llegar, la vi apoyada en el capó de su coche nuevo, con las gafas de sol. Se notaba que no era californiana, sobretodo porque no era morena. El pelo le brillaba bajo los rayos del sol, mientras jugueteaba nerviosa con las llaves del coche. Sonreí al verla.

-Muy buenos días, hermosa –saludé, sin que se diera cuenta. Ella dio un salto, sobresaltada.

-Lo siento, sé que no debería… ¡pero tenía tantas ganas de verte! –se lanzó a mi cuello, abrazándome. Yo sonreí, feliz.

-¿No deberías? –pregunté –a partir de ahora, debes hacerlo siempre.

Hundió su cabeza en mi hombro, de manera que me sumergí en su perfume, su abrazo… cómo la había echado de menos…

-¿A qué ha venido lo de antes? –pregunté, cuando se apartó para mirarme. Ella se rió.

-Pensé que no querrías que vieran que ibas a recoger a una chica cualquiera al aeropuerto –dijo ella –y, ha sido muy divertido. La gente ha enloquecido.

-Divertido para ti –murmuré, aguantándome la risa, intentando parecer serio.

-Vamos, sabes que para ti también lo ha sido –dijo, colgándose de mi cuello.

Sonreí. Era imposible no hacerlo con ella ahí, a mi lado.

-Está bien –admití. –por cierto, vas a tener que dejar tu coche aquí. Te vienes conmigo.

-¡La sorpresa! –exclamó ella, emocionada. Yo asentí.

Tras cerrar su coche, ambos subimos al mío. Para mantener la sorpresa, le vendé los ojos hasta que llegamos a la casa. La ayudé a bajar, con cuidado, y hasta que no atravesamos la puerta de entrada no le quité la venda.

-Este es mi regalo de bienvenida –anuncié, tras descubrirle los ojos.

Danielle tardó unos segundos en acostumbrarse a la luz otra vez, pero abrió los ojos lentamente. Se llevó las manos a la boca, asombrada.

-Kev… dime que esto no es lo que… no es lo que yo pienso –murmuró, girándose para mirarme.

-¿No pensarías que te iba a dejar viviendo en un hotel cualquiera, no? –le dije. Ella abrió los ojos.

-¿Es para mí? –preguntó, sorprendida. Yo asentí, sonriente.

-No… no puede ser –balbuceó. Dijo paseándose por la sala.

-¿Te gusta? –pregunté, preocupado –no estaba seguro de si te gustaría…

-¿Bromeas? –exclamó -¡me encanta! –luego se acercó a mí, pasándome los brazos por los hombros, poniendo mirada interesante -¿sabes lo que esto significa? –negué con la cabeza, inocentemente –pues, significa que te mereces un buen agradecimiento.

Tras esto, acarició mis labios con sus dedos, justo antes de lanzarse a besarlos. La agarré por la cintura, aproximándola hacia mí, necesitado de sus besos, de sus manos, de ella.

-¿Te he dicho ya que te quiero? –pregunté, apartándome unos instantes de ella.

-Hoy, no –contestó, sonriente.

-Te quiero –dije sinceramente. Ella me dio un beso, ligero.

-Y yo a ti, Kev –murmuró.

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 06:26

CAPÍTULO 38 – Y EL PREMIO ES PARA…

-NARRA APRIL-

Esa mañana me levanté agitada. Había tenido una pesadilla horrible, pero de repente, la había olvidado. Hasta que no me calmé no me di cuenta del día que era. Casi una semana esperándolo para que ahora, de repente, se me echara encima. ¡Ese día era la entrega de premios!

Emocionada, miré la hora. Aún era temprano, así que bajé a desayunar a la cocina, donde estaban mi madre, mi abuela y mi hermano.

-Buenos días –saludó mamá -¿qué tal has dormido?

-Muy bien –mentí. Tenía que empezar el día con buen pie. Empecé a prepararme el tazón de cereales, hambrienta.

-Cariño, ha llegado algo para ti –dijo mi abuela, sonriente, señalando una caja, perfectamente envuelta encima de la mesa. Las miré a las dos, confundida.

-¿Cuándo ha llegado esto? –pregunté, extrañada.

-Hace una hora –me informó mi madre, sorbiendo su café inocentemente.

Me acerqué a la caja, que estaba envuelta con papel verde claro, con un lazo de seda del mismo tono, un poco más fuerte. Empecé a sospechar… pero no, aparté la idea de mi cabeza. Con manos temblorosas, saqué la pequeña tarjeta que había pegada, antes de desatar el lazo.

"Sé que compraste uno, pero no pude evitar imaginarte con esto puesto cuando lo vi. Me gustaría que te lo pusieras esta noche, especialmente para mí. Te quiero –Nick"

Eché un vistazo hacia mi madre y mi abuela, que curioseaban por encima de mi hombro. ¡No me atrevía a abrir la caja!

-¡Oh, vamos! –gritó mi madre, histérica -¿qué esperas?

Con piernas temblorosas empecé a deshacer el lazo de seda verde, con cuidado. Aparté el papel que lo cubría, y luego levanté la tapa. El vestido más maravilloso que había visto nunca apareció en el fondo de la caja, de un color verde esmeralda brillante, digno de una princesa. El escote tenía forma de corazón, con hombros descubiertos, ceñido hasta la cintura y luego abriéndose, cayendo hasta la altura de los pies, sin llegar a arrastrarse.

Un gritito de admiración salió de las gargantas de mi madre y de mi abuela, mientras que mi hermano soltó un silbido. Yo me había quedado muda. Tras echar un último vistazo a la caja, vi un par de zapatos de tacón plateados, con detalles del mismo tono que el vestido. ¿Podía ser más perfecto?

-Perdonen un momento –les dije a mi madre y a mi abuela. Luego, abrazando el vestido, eché a andar con cuidado hacia mi habitación, necesitada de privacidad. Una vez sola, cogí el móvil, buscando el número de Nick.

-Hola, April –dijo al contestar.

-¿Tienes… tienes idea de…? –balbuceé. Él se rió.

-¿Te ha llegado ya? –preguntó.

-Sí… y… ¡dios mío, Nicholas! –exclamé, sin saber qué decir.

-Espero que te haya gustado –murmuró.

-¿Bromeas? –dije –es perfecto, Nick. No tenías por qué…

-¡Claro que sí! –aseguró –me pareció perfecto para ti… ¿estás nerviosa por esta noche?

-Ahora sí. Me voy a caer con esos zapatos –contesté, refiriéndome a los preciosos, pero peligrosos tacones que me había regalado.

-Tienes toda la tarde para practicar –dijo él, riéndose.

-Tengo toda la tarde para ponerme linda… para ti.

-Tú eres linda ya, no necesitas nada más –me dijo.

-¿Eso quiere decir que puedo ir a la entrega de premios con pijama? –pregunté, haciéndome la graciosa.

-Desde luego que sí –contestó él, riéndose –pero avísame con tiempo, para poder llevar yo el mío…

Tras estar bromeando un rato, Nick se despidió. Tenía que hacer unas cosas antes de que nos viéramos esa noche… al igual que yo. Ahora sí que iba a intentar sacar todas mis armas para dejarle completamente estupefacto.

Llamé a Liz, y a la vez a Danielle. Necesitábamos una llamada de tres.

-ok, ¿quién está emocionada por esta noche? –pregunté cuando contestaron.

-Eso ni se pregunta –exclamó Liz.

-Chicas, necesito una sesión de embellecimiento y perfeccionamiento –confesó Dann. Nosotras reímos.

-¿Alguien sabe a qué hora hemos quedado con los chicos? –pregunté.

-Joseph me ha dicho esta mañana que nos veríamos allí, antes de entrar, para recorrer la alfombra roja juntos, los seis –dijo Liz. De repente me temblaban las piernas.

-¿Vamos a recorrer la alfombra roja con ellos? –pregunté.

-¡Pues claro! –exclamó –es nuestra presentación en sociedad.

¿Y justo tenía que llevar esos tacones inmensos? Ya veía los titulares en todos los blogs de cotilleos "la nueva novia de Nick Jonas se pega el batacazo de su vida delante de las cámaras". Tragué saliva.

-Está bien, entonces nos veremos allí a las ocho, ¿no? –preguntó Dann.

-Sí –dijo Liz, distraída. Me preguntaba qué estaría haciendo…

-¡Hasta luego chicas! –me despedí, colgando. Tenía mucho que hacer, y lo primero era una ducha.

-NARRA NICK-

La hora se acercaba y los nervios empezaban a aflorar. La casa era como un campo de batalla, con Kevin corriendo de un lado a otro, asegurándose de que lo llevaba todo, mientras que Joe se miraba en el espejo, quejándose de su pelo.

-No se me ha quedado bien, ¿verdad? –repetía.

-Joe, tu nuevo corte va a causar sensación –le aseguramos por quinta vez. Él no pareció convencido del todo.

-¿Alguien ha visto mi corbata? –pregunté. Había revuelto toda la casa sin encontrarla.

-La llevas puesta, Nicholas –dijo mi madre, burlona.

-Es cierto –admití, enrojeciendo.

-Tienen que venir allí, ¿verdad? –preguntó Kev. Nosotros asentimos, dispersos en nuestras cosas.

Cuando por fin estuvimos listos, nos reunimos en la salida de casa, para hacer el último repaso.

-Bien, creo que ya estoy –dijo Kev, mirándonos nervioso.

Joe y yo empezamos a reírnos, ante un Kevin confundido.

-En fin, hermanito –dijo Joe –he de decir que tu propuesta de vestuario es un poco arriesgada, pero me gusta.

Kev frunció el ceño, sin saber a qué se refería. Yo señalé sus piernas, desnudas. De un salto, salió corriendo escaleras arriba, en busca de sus pantalones. El pobre había estado tan distraído que no se había dado cuenta de que iba sin ellos.

-Ahora sí –dijo, cuando bajó –¿estamos todos listos? Vamos allá…

Esta vez, ninguno de los tres conducía, sino que nos habían facilitado un coche con chófer. Estuvimos todo el trayecto callados, muertos de miedo.

Cuando llegamos, pasamos a la sala especial que nos habían preparado, donde íbamos a esperar a las chicas, intentando relajarnos. No pasó mucho rato, cuando una chica en un vestido negro corto entró, sonriente.

-Perdona, creo que no puedes estar aquí –dijo Big Rob, deteniéndola.

-Oh, sí puedo –respondió ella, con una voz agradable, sin dejar de sonreír –soy Kate, compañera de reparto de los chicos…

Parecía segura de sí misma, e irradiaba esa luz propia de las chicas Disney: inocente y a la vez peligrosa. Joe levantó la cabeza para mirarla, al fin y al cabo ella era la nueva princesita, su pareja en la película.

-Déjala pasar, Big Rob –dijo Joe, levantándose para saludar a la recién llegada. Kate le dirigió una sonrisa encantadora.

-Hola, Joe –saludó –tenía muchas ganas de conocerte. Igual a ustedes, chicos.

Kevin y yo la saludamos amablemente, estrechándole la mano. Se la veía nerviosa, pero a la vez segura. ¿Podía existir mayor contradicción? Joe no dejaba de evaluarla con la mirada, tratando de sacar conclusiones sobre cómo era.

-¿les importa que me quede aquí con ustedes? –preguntó Kate, tímidamente.

-Para nada –dijo Kev, ofreciéndole uno de los sofás. Luego, intentó entablar una conversación con ella, pero al parecer, Kate estaba demasiado nerviosa, porque sólo podía reírse como una tonta.

Joe perdió su interés por ella en el momento en que le dijo "¡Vaya brazos tienes, Joe! ¿Haces pesas?". Sí, así era Joe. Me lanzó una mirada de exasperación, como lamentándose de tener que compartir con tal espécimen un mes de rodaje. Yo sonreí. Lo que me esperaba a mí era mucho peor.

Aún quedaba una hora, más o menos para que nos llamaran para ir a la alfombra roja, pero las chicas no habían llegado aún. El ambiente en la sala era tenso, porque Kev intentaba como podía hablar con la nueva chica, Kate, pero a ella parecía interesarle únicamente Joseph. Puse los ojos en blanco, tratando de hacer que Kev se rindiera, que se olvidara de ella.

-¿Has llamado a Danielle? –le pregunté, para cambiar de tema.

-Me ha enviado un mensaje –contestó –dice que vendrá en coche. Ya he pedido que le guarden un sitio en el aparcamiento.

Asentí con la cabeza. Luego, paseé nervioso por la sala, mirando el suelo, el techo, las paredes… ¿no estaban tardando mucho? Justo en ese instante, la puerta se abrió y yo me giré, emocionado… pero no era April, sino Faith.

Al verla, mi corazón dio un vuelco, el nudo de mi estómago se apretó hasta casi ahogarme, y las manos empezaron a temblarme. Llevaba un vestido largo rojo, tacones negros, el pelo largo suelto ondulado… y esa sonrisa en la cara.

Se quedó un instante mirando a mis hermanos en el sofá, mientras que ellos le devolvían la mirada, nerviosos y extrañados.

-Ho-hola Faith –saludó Kev. Ella le sonrió, sacudiéndose el pelo.

-¡Cuánto tiempo, Kevin! –le dijo, sin acercarse a él –hola, Joseph.

Joe la saludó con un pequeño movimiento de cabeza, como si le importara poco su presencia. Luego, Faith miró a Kate.

-¡Hola, ratoncillo! –le dijo con tono burlón –no sabía que estabas aquí, con mis chicos…

¿Sus chicos? ¿Desde cuándo? Di media vuelta, para que ella no viera mi expresión de indignación. ¿No podía chasquear los dedos y hacer que desapareciera? Lamentablemente, no.

-Sólo he venido a saludarlos, Faith –contestó Kate. La miraba con una profunda admiración, como si fuera la cosa más perfecta del mundo, su modelo a seguir. Y así era, sospeché.

Y, puede que lo pareciera, pero no lo era en realidad, en absoluto. Nervioso, comprobé mi reloj, deseando que April viniera lo antes posible, para poder apoyarme en ella. No me veía capaz de enfrentarme a Faith yo solo.

-Nicholas, ¿no me dices nada? –preguntó, sacándome de mis pensamientos. Me giré para mirarla a los ojos, aún serio.

-Hola, ¿cómo estás? –respondí, secamente. Ella se sacudió el pelo, acercándose a mí, para darme un abrazo.

-Muy bien –dijo. Luego, cuando estuvo sobre mi hombro, me susurró -: te he echado de menos.

Cuando se apartó para mirarme a los ojos, yo aparté mi mirada.

-Yo a ti no –contesté, en voz baja, pero firme. Ella pareció confundida.

-Vamos, ¿no seguirás enfadado conmigo, verdad?

-¿Contigo? –dije –para nada, Faith…

Me aparté, buscando una lata de algo de beber, porque de repente la garganta se me había quedado seca. Mis hermanos me lanzaban miradas nerviosas desde el sofá, mientras que Kate parecía escandalizada por cómo yo trataba a Faith.

-Eh… Faith –dijo Joe, tratando de calmar un poco el ambiente -, creo que deberías ir a tu zona. Deben de estar a punto de llamarnos para ir a la alfombra.

Ella se rió, arreglando su vestido, mirándolo con superioridad.

-¿No se los he dicho? –preguntó, haciéndose la despistada. Todos nos miramos extrañados –tenemos que pasar por delante de los fotógrafos juntos.

-¿Cómo? –saltó Kev –nosotros estamos esperando a nuestras parejas, Faith.

-¡Oh, sí claro! –dijo ella –tú puedes ir con tu novia si quieres, pero Joe y Nick tienen que ir con nosotras –miró a Kate, que se revolvió en su asiento, nerviosa.

-¿Perdona? –preguntó Joe –yo ya tengo pareja, y Nicholas también.

-Lo sé… pero son órdenes de Disney. Quieren que finjamos delante de los fotógrafos que somos pareja –contestó, mirándome sonriente.

-Tú y yo no somos pareja, Faith –le dije, fríamente.

-¡Claro que lo somos! –respondió –siempre lo hemos sido, Nicky.

Respiré profundamente, para evitar ponerme a gritar como un histérico.

-¡Chicos, tienen que salir ya! –dijo Big Rob, interrumpiendo el momento –les toca a ustedes.

-Pero Big Rob, no han llegado nuestras parejas –dijo Kev, nervioso.

-Lo sé, pero es lo que me están diciendo… no puedo hacer nada –contestó, encogiéndose de hombros.

Faith se acercó corriendo, cogiéndome de la mano. Yo me quedé mirándola, soltando un suspiro.

-Ni te creas que esto va a traspasar las cámaras. Puedo aparentar que estamos juntos frente a la prensa, pero no te voy a querer nunca. ¿Lo sabes, no? –le dije, en voz baja.

-Eso lo dices ahora –respondió ella. Ignoré su comentario.

-Chicos, tenemos que hacerlo –les dije a Joe y a Kev. Ellos me miraron escandalizados –lo sé… pero es lo que hay. Joe, tendrás que estar con Kate. Y Kev… tendrás que ir solo.

Mis hermanos me miraron como si estuviera loco, mientras que yo me armaba de valor para pasearme por ahí cogido de la mano de Faith, la persona a la que menos soportaba en esos momentos.

-NARRA APRIL-

-Liz, si no te das prisa llegaremos tarde –le grité desde la puerta de su habitación. Al parecer, algo no iba bien con su vestido.

-No consigo abrochar la cremallera –se quejó ella. Exasperada, entré a ayudarla.

Con un movimiento certero y firme, conseguí cerrar el vestido, antes atascado. Estaba radiante, emocionada… bueno, lo estábamos las dos.

El coche que Joe y Nick nos habían mandado esperaba en la puerta, dispuesto a llevarnos a la gala. Resultó que habría sido mejor ir andando, porque entramos en un gran atasco de tráfico.

-¿Llevas el móvil? –preguntó Liz, nerviosa.

-Sí –contesté. Pensé en avisar a Nick de nuestra situación, pero de repente, se me apagó -¡Mierda, la batería!

Frustradas por nuestra mala suerte, no pudimos hacer nada más que esperar pacientemente a que los coches fueran circulando.

-Que pasen una buena noche, señoritas –dijo el chófer cuando llegamos al recinto.

Al parecer, los invitados ya estaban paseándose delante de las cámaras, así que, nerviosas, Liz y yo escudriñábamos entre la gente, en busca de nuestros chicos.

-Perdone, ¿saben dónde están los hermanos Jonas? –preguntó Liz a uno de los organizadores del evento. Este, nervioso y estresado, se giró para señalar hacia una nube de fotógrafos.

-Ahí están. Van con sus parejas –informó antes de salir corriendo a otro sitio en el que le necesitaban.

Con la certeza de que le habíamos oído mal, Liz y yo miramos adónde el hombre nos había señalado. Pero no, habíamos oído perfectamente.

Encabezando el grupo, iba Kev, solo. Sonreía de una manera forzada… al menos, yo me di cuenta de eso porque sabía cómo era su sonrisa real. Me pregunté dónde estaba Danielle, cayendo en la cuenta de que seguramente también se habría visto atrapada en el atasco. Detrás de Kevin, pude ver a Joe. Pero él no iba sólo. Una chica de pelo largo rubio, con un vestido negro iba cogida a él. Iban cogidos de la mano, y ella sonreía, exultante. Nunca antes la había visto, pero desprendía ese aire de "nueva estrella". Sentí que la mandíbula se me desencajaba, y decidí no mirar a Liz, a mi lado. No quería ver su expresión.

Traté de volver a concentrarme en ellos, mirando detrás de Joe, pero no quise creerme lo que vi. No era posible. Nick… su brazo se ceñía alrededor de la cintura de una preciosa chica de pelo largo ondulado, de sonrisa perfecta. La abrazaba con ternura, como si fuera su bien más preciado, como si nunca quisiera separarse de ella. Entrecerró los ojos, deslumbrado por los flashes que se disparaban sin descanso delante de ellos. Sentí que me quedaba sin aliento, que mi corazón dejaba de latir durante un buen rato. La chica a la que Nick iba abrazado, sonreía altanera, posando para las fotos, apoyando su mano en su pecho, mirándole embelesada.

Me acerqué a Liz, cogiéndole de la mano, como buscando un soporte, un apoyo. Sentí que me iba a caer, sin fuerza en las piernas. Ella la apretó con fuerza, mirando aún al grupo con los ojos desorbitados. Las lágrimas caían dramáticas por su rostro, con expresión de no creerse lo que estaba pasando.

Como estábamos justo detrás de los fotógrafos y periodistas, pudimos escuchar claramente el murmullo, las impresiones que compartían entre ellos, la forma de gritar a los famosos para que se acercaran a ellos a responder sus preguntas o para que miraran a su cámara.

-¡Nick! ¿Faith y tú estáis juntos otra vez? –preguntó el más valiente, ansioso por saber la respuesta. Ella le sonrió al paparazzi, guiñándole un ojo con chulería.

Como respuesta, Nicholas la sujetó por la cintura, acercándose a ella tímidamente, cerrando los ojos y dándole un beso en los labios. Un gritito de emoción y sorpresa recorrió la nube de periodistas, histéricos por la noticia.

-Tranquilízate –murmuró Liz, sabiendo que en ese momento yo ya no sabía qué hacer.

Acto seguido, Joe se acercó con la chica nueva a contestar unas preguntas, aún sin vernos. Liz y yo estábamos justo detrás, pero los flashes impedían que pudieran ver más allá de las cámaras.

-Joe, ¿vais a ser pareja en la próxima película? –preguntó un periodista. Joe se aproximó mucho más a la chica.

-Sí. Kate y yo nos conocimos hace unos días, y sólo puedo decir una cosa de ella: es maravillosa –contestó Joseph, sonriente.

Kate, la chica nueva, bajó la mirada, nerviosa. Al fin y al cabo, toda la atención era extraña para ella.

-Y dime, Kate, ¿estás emocionada por trabajar con uno de los chicos más deseados? –contraatacó el periodista. La chica sonrió de oreja a oreja.

-¡Por supuesto! –contestó –es un chico increíble.

-¿Son ciertos los rumores de que están juntos? –preguntó otro reportero. Joe se giró para contestarle.

-Yo diría que es demasiado pronto para saber algo, pero sí que estamos muy a gusto el uno con el otro –respondió, con aire misterioso. Kate parecía que iba a explotar de emoción.

-¿Esto es una pesadilla? –murmuró Liz, con la voz quebrada. Negué con la cabeza, tragando saliva, intentando que el nudo de mi garganta se deshiciera.

-Ojalá –contesté, en voz baja. Justo entonces, Nick y Faith se acercaron a la nube de periodistas, aún cogidos el uno al otro.

-¿Es una reconciliación? –atacó uno de los periodistas. Ella sonreía, sin soltarse de Nicholas.

-Faith siempre ha sido una parte importante en mi vida –contestó él –y nunca he podido olvidarla.

Sentí como si me acabaran de dar un puñetazo en el estómago.

-Nicholas es el amor de mi vida –confesó Faith, con voz melosa. Luego, intercambiaron una mirada y una sonrisa.

-¿Y qué hay de la canción que escribiste sobre él? –preguntó uno de los buitres.

-Siempre he transmitido mis emociones mediante mis canciones, y cuando la escribí, estaba enfadada y triste, porque sentía que lo nuestro se había acabado –contestó ella –pero ahora más que nunca estoy segura de que ese no era el final.

Tras esto, se despidieron de todos, tratando de escapar de la nube de flashes. Liz y yo nos quedamos cogidas de la mano, demasiado paradas como para reaccionar. ¿Había pasado todo eso en realidad, o nos lo habíamos imaginado?

Mientras los hermanos Jonas se dirigían a la entrada del recinto en el que se iba a desarrollar la gala, nosotras los seguimos con la mirada perdida. Parecían no haberse dado cuenta de que estábamos allí, cuando de repente, Nick se dio la vuelta, encontrándose con mis ojos llorosos. A pesar de estar lejos, distinguí perfectamente su cara de sorpresa, de disculpa. Intentó soltarse de Faith para, al parecer, venir hacia donde estábamos nosotras, pero ella se dio cuenta y le agarró más fuerte, tirando de él para que continuara andando.

-¿Nos ha visto? –preguntó Liz. Yo asentí -¿y no ha hecho nada? –negué con la cabeza.

Así que, ¿eso era todo? ¿Habían estado jugando con nosotras? Decidida, me sorbí la nariz y me sequé las lágrimas.

-Vámonos –le dije a Liz. Ella levantó la cabeza para mirarme.

-¿Y qué pasa con ellos? –preguntó.

-No pasa nada. Por mi parte, ya no significan nada en mi vida –contesté –ahora te toca a ti: ¿te vas a quedar aquí, esperándolos por si se les ocurre volver?

Liz pareció pensárselo unos instantes. Luego, negó con la cabeza, recomponiéndose.

-Vámonos –me dijo.

Tras esto, dimos media vuelta, preparadas para dejarlos atrás.

-NARRA DANIELLE-

¿Tenía que haber un atasco justamente ese día? Exasperada, tamborileé con los dedos sobre el volante, comprobando la hora en mi móvil. Llegaba media hora tarde y encima, ni Liz ni April respondían el teléfono. Seguramente ya habían entrado a la gala, y lo habían apagado. Decidí arriesgarme y llamar a Kevin.

-¿Dann? –preguntó él en cuanto descolgó -¿dónde estás?

-Kev, me he metido en un atasco –grité, para hacerme oír en medio de todos los pitidos de los coches -¿estan todos ahí ya?

-Queda media hora para que empiece todo. ¿Te da tiempo a llegar? –preguntó, preocupado.

-Sí… creo que sí –dije, sin estar demasiado segura. Eché un vistazo a los coches delante de mí, preguntándome cómo poder esquivarlos – ¡nos vemos ahora! Te quiero.

Tenía que estar allí cuanto antes, Kevin me necesitaba y yo ya le había dicho que iría. Volví a llamar a Liz, para preguntar qué tal iba todo y qué me estaba perdiendo.

-Liz, ¿me oyes? –pregunté cuando descolgaron el teléfono.

-Sí… hola, Dann –contestó. Se le oía congestionada, pero ignoré la idea pensando que sería un problema de la línea.

-Liz, estoy en un atasco, pero no tardaré mucho en llegar –grité. Ella se quedó un momento en silencio.

-Está bien, Dann –murmuró. ¿Qué diantres le pasaba? Supuse que estaría nerviosa.

-¡Hasta luego! –colgué.

Armándome de valor, agarré el volante con fuerza y presioné el acelerador. Ignoré los pitidos y los insultos del resto de conductores… pero no pude evitar al camión que se me cruzó en el camino.

-NARRA APRIL-

Desmoralizadas, Liz y yo acabamos en su casa, tumbadas en su habitación, llorando a moco tendido. Danielle le había llamado, diciendo que ya iba hacia la gala, pero que estaba atrapada en un atasco. Decidimos no decirle nada, para que fuera tranquilamente. Por lo menos, Kev había sido sincero con ella.

-¿Cuánto tiempo crees que llevan planeando todo esto? –le pregunté a Liz. Ella cerró los ojos, dejando escapar una lágrima.

-Prefiero no saberlo –contestó. Ella estaba tumbada sobre su cama, mientras que yo estaba en el suelo, a su lado. De pronto, su móvil volvió a sonar.

-¿Diga? –preguntó Liz, sorbiéndose la nariz -¿cómo?... sí, claro –escuchaba con atención –por supuesto, enseguida estamos allí.

Confundida, me levanté del suelo, mirándola con curiosidad.

-¿Qué pasa? –pregunté.

-Danielle está en el hospital. Ha tenido un accidente de coche.

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 06:44

CAPÍTULO 39 – HOLA, EUROPA

-NARRA KEVIN-

Las chicas estaban tardando demasiado. Ya estábamos dentro del teatro donde se iban a celebrar los premios, esperando a que toda la gente importante entrara y se sentara, delante del escenario. Los decorados eran increíbles, pero casi no pude apreciarlos porque estaba demasiado nervioso.

Nos habían sentado a todos juntos, es decir, a Faith, Kate, Joe, Nick y a mí, sin dejar sitio para Anne, Liz y April, cosa que me preocupaba. Nervioso, tamborileé los dedos sobre mi regazo, sin dejar de mirar hacia la entrada, deseando ver entrar a Danielle por allí.

-¿No están tardando demasiado? –le pregunté a Nick, que estaba a mi lado. Él bajó la cabeza.

-Se han ido –murmuró. Creí no entenderle bien.

-¿Perdona? –dije desconcertado. Él me miró. Por primera vez me di cuenta de que tenía los ojos empañados, pero no lloraba.

-Estaban aquí antes –contestó, tragando saliva –se han ido cuando nos han visto en la alfombra.

-¿Por qué se han ido? –pregunté yo, cada vez más sorprendido. No necesité que Nick contestara, me di cuenta en seguida.

Faith cogió suavemente la mano de Nicholas, que descansaba sobre el reposa brazos. Él no hizo nada, sino que se limitó a suspirar, agachando la cabeza.

-¿Nos han visto entrar? –susurré en voz baja. Nick se limitó a asentir.

A mi izquierda tenía a Joe, que miraba un punto fijo en el escenario, sin ganas.

-Kevin, ¿sabes algo de las chicas? –preguntó disimuladamente. Me giré para mirarlo.

-¿No lo sabes? –levantó la ceja, completamente perdido. Me dispuse a contárselo –nos han visto en la alfombra… y se han ido.

Joe abrió los ojos, desconcertado. Luego miró a Nick, y se dio cuenta de que no bromeaba por su expresión.

-¿Por qué no me habian dicho nada? –preguntó escandalizado, pero a la vez discreto –habríamos hecho algo…

-Lo sé –contesté, incómodo –yo no las he visto, ha sido Nicholas.

-¿Estaban las tres? –preguntó Joe, aún preocupado.

-Sólo Liz… y April –contestó Nick, con voz seca.

-Galletita… -murmuró Joseph, triste.

Entonces, ¿Danielle no había visto nada? Y si lo había visto, no debería estar enfadada conmigo, ¿no? Al fin y al cabo, yo iba solo… sin embargo, no me pude alegrar, porque las expresiones de mis hermanos eran demasiado tristes como para poder yo alegrarme de algo así.

Justo en ese momento, mi móvil empezó a vibrar. De un salto, lo saqué de mi pantalón, rezando para que fuera Danielle. Pero no era ella, sino un número largo, que no conocía. Contesté de todas formas.

-¿Diga?

-¡Kevin! –gritó una voz. Se oía un poco mal -¡soy April!

-¡Hola! –me alivió oír su voz. Quizá podían solucionarse las cosas, después de todo -¿dónde estás? ¿No vienes?

-Kevin… -soltó un suspiro –estamos en el hospital. Danielle ha tenido un accidente de coche… -mi mente se nubló –los médicos han hecho todo lo que han podido.

¿Qué? No podía ser cierto lo que estaba escuchando.

-April, dime que está bien, dime que se va a poner bien –le urgí, sintiendo las lágrimas a punto de desatarse. Joe y Nick se me quedaron mirando, preocupados.

-Kev, lo siento mucho –contestó ella, con voz quebrada –está en coma. No saben cuándo se despertará.

Oí como se sorbía la nariz, como contenía un sollozo. Sentí que mi corazón se paraba, mientras que en mi mente aparecía la imagen de Danielle, rodeada de tubos y aparatos de hospital. Demasiado doloroso.

-April, ¿estás con Liz? –pregunté, tratando de mantener la calma. Ella asintió -¿se van a quedar con ella? ¿Por favor?

-Claro que sí, Kev. Todo el tiempo que haga falta –contestó. Se lo agradecí infinitas veces.

-Salgo ya hacia allí… cuidaenla, por favor –les pedí, casi rogué. Luego colgué.

-¿Qué pasa? –preguntaron Joe y Nick, casi a la vez. Sintiendo unas ganas tremendas de ponerme a llorar, decidí que tenía que ser fuerte, al menos de momento.

-Danielle está en el hospital –murmuré. Hice ademán de levantarme –tengo que ir a estar con ella.

Faith levantó la cabeza, mirándome extrañada.

-Kevin, ¿adónde vas? –preguntó desde su asiento.

-Lo siento, tengo que irme –contesté, secamente.

-Espera –dijo Nick, levantándose también.

-No te puedes ir solo –añadió Joe, haciendo lo mismo que el pequeño -, vamos contigo.

-¿Estan locos? –preguntó Faith, escandalizada desde su asiento -¡la gala está a punto de empezar!

Al parecer, la gente estaba demasiado ocupada en sus propios asuntos, porque no nos prestaban demasiada atención. Di gracias por ello.

-¿A quién le importa esta estúpida gala? –murmuró Nick, sin mirarla.

-A ti y a mí, Nicholas –dijo ella, agarrándole por el brazo, intentando que se volviera a sentar a su lado –tenemos que hacer esto por la película, ¿recuerdas?

-Faith, la novia de mi hermano está en el hospital, en coma –espetó Nick, fríamente.

-¿Ah, sí? –murmuró Faith, algo sorprendida –bueno, Kev… tú si quieres puedes irte. Pero Nick, ¿no pretenderás dejarme plantada, verdad?

Kate observaba la escena, demasiado intimidada como para hablar. Sin embargo, pareció armarse de valor.

-Bueno... verás Faith, yo creo que no pasa nada si se van… -empezó a balbucear. Todos nos quedamos mirándola, mientras que Faith parecía echar humo –son hermanos, es normal que quieran estar juntos…

-¿Y a ti quién te ha dicho que hablaras, ratoncillo? –espetó Faith, altanera. Kate se quedó muda al instante, con la cabeza gacha. Luego, Faith se volvió hacia nosotros –tienen que quedarse. Son órdenes de arriba.

Por "arriba" se refería a Disney. Mi paciencia, que antes creía que era infinita, empezó a agotarse. Sin embargo, me contuve.

-Sientense –dijo, casi como una orden. Nicholas tomó aire, profundamente, tratando de calmarse, mientras que Joe la miraba como si se hubiera vuelto loca.

-¿Quién eres tú para mandarme? ¿Acaso te crees la jodida reina de los mares? –preguntó Joseph, completamente enfadado. La situación se estaba poniendo intensa.

-Nicholas, ¿vas a dejar que tu hermano me hable así? –preguntó Faith, helada por la respuesta del mayor, que la miraba con una mezcla de asco y rabia en la cara. Nunca había visto a Joseph así.

-En realidad, Faith, me da exactamente igual cómo te hable –contestó fríamente Nick. La cara de ella fue como si le hubieran dado una bofetada –vámonos.

Kate se había quedado de piedra, alternando la mirada entre su heroína Faith y nosotros. Sin embargo, cuando pasé por su lado, me cogió de la mano, deteniéndome.

-Suerte, Kevin –murmuró, sinceramente –espero que todo salga bien.

Sonreí, dándole las gracias. Al fin y al cabo, por lo menos ella tenía sentido de la humanidad. ¿Qué le había pasado a esa pequeña chica de pueblo, sonriente y amable con todo el mundo? Faith había cambiado mucho, y demasiado rápido. Suspiré, echando a andar detrás de Nick, que seguía a Joe, que encabezaba la fila.

-NARRA APRIL-

Odiaba la atmósfera de hospital, la odiaba con todas mis fuerzas. Por suerte, a Danielle le habían dado una habitación muy pronto, con sólo una camilla para ella, sin tener que compartirla con nadie. Los médicos no habían dejado de entrar durante la anterior hora, haciéndole pequeñas pruebas, comprobando los papeles que colgaban de su cama, intentando descubrir algo nuevo… sin éxito.

Liz y yo conseguimos dos sillones, más o menos cómodos, en los que recostarnos, con la mirada perdida en algún punto de la habitación, sin hablar o movernos, dándole vueltas aún a lo sucedido en la gala. No podía quitarme de la cabeza la escena del beso entre Nick y Faith, se había incrustado en mi retina y era como si se negara a desaparecer. De vez en cuando, Liz dejaba escapar un suspiro, conteniendo las lágrimas. Ni siquiera nos había dado tiempo a cambiarnos, así que íbamos aún con los vestidos de fiesta, pero con menos glamour: el maquillaje corrido por haber llorado, el pelo deshecho por las prisas…

De pronto, escuchamos un pequeño revuelo en el pasillo, seguido de una voz enérgica, obligando al murmullo que se callara.

-¿Qué hacen aquí? –exclamó una voz fuera, emocionada. Nosotras intercambiamos una mirada, extrañadas. Los susurros seguían, excitados.

-¡Hagan el favor de callarse! –mandó una voz, que supuse sería la enfermera jefe -¡esto es un hospital, no una sala de conciertos!

¿Sala de conciertos? Liz y yo dimos un salto, comprendiendo de repente. Sólo una cosa podía provocar ese escándalo… o mejor dicho, tres cosas. Justo en ese instante, Kevin, Joe y Nick entraron en la habitación, por ese orden. El mayor estaba completamente serio, con una expresión que creí no haberle visto nunca. Liz y yo nos levantamos, acercándonos a la cama en la que Danielle estaba tendida.

-Chicas, gracias por estar aquí –dijo Kev, sin mirarnos. Tenía la vista clavada en Dann, inmóvil y con los ojos cerrados. No me atrevía a mirar a Nick a la cara, o quizá no me apetecía demasiado, así que traté de acercarme a Kev.

-No te preocupes, Kevin –le dije.

-Nos quedaremos aquí todo el tiempo que haga falta –añadió Liz, apoyándome. Tampoco ella parecía querer mirar a Joe, porque trataba de evitarlo a toda costa.

-Gracias –repitió el mayor -¿Qué han dicho los médicos? ¿Van a poder hacer algo más?

-De momento sólo nos queda esperar a ver cómo va evolucionando. Dicen que puede despertarse hoy, el mes que viene, o dentro de un año. No lo saben, sólo depende de ella.

Kevin acarició la mano de Dann, posada sobre la cama, como muerta. Y, así era, en parte.

-No debería haberla dejado ir en su coche –murmuró Kev, rompiendo a llorar. No podía verlo así, se me hacía imposible, me rompía el corazón –debería haber enviado a alguien a que la recogiera…

-No podías hacer nada, Kev –se apresuró Liz, a su lado, apoyando su mano en su hombro. Joe y Nick se acercaron también, provocando que ella se separara rápidamente.

-Ya sabes lo testaruda que es –me negaba a hablar en pasado. Al fin y al cabo, no estaba muerta –habría insistido en ir en su propio coche.

Kevin se mantuvo callado, acariciando la frente de Dann, apartándole el pelo de la cara. Le habían quitado todo rastro de maquillaje del rostro, magullado por el impacto, y aún sin el brillo de sus ojos verdes seguía siendo guapísima.

-¿les importa dejarnos solos? –preguntó Kevin, casi en un susurro. Todos asentimos, saliendo de allí lo más rápido posible.

En cuanto pisamos el pasillo, pude ver un montón de cabezas asomadas desde las puertas de las habitaciones, mirando a Nick y a Joe, que aún no habían dicho una sola palabra. Liz y yo salimos las primeras, dándonos apoyo mutuo. Detrás, vinieron Joe y Nick.

-Nick, Joe, ¿por qué estan aquí? –preguntó una chica, curiosa.

-Asuntos personales –contestó secamente Nick. Luego bajaron la cabeza, poniéndose a nuestro lado.

-Galletita –oí murmurar a Joseph. Ella giró la cabeza, mirándome a mí en vez de a él –Galletita, sé que estás enfadada… pero mírame por lo menos.

-April, tengo un poco de hambre. ¿Vamos a la cafetería? –me dijo ella, ignorándole. Asentí, deseando salir lo antes posible de allí. Sin embargo, Nick me cogió fuertemente del brazo, impidiéndome que la siguiera.

-Tú no vas a ningún sitio hasta que nosotros dos hablemos –murmuró, firme. Por primera vez, me giré a mirarle a los ojos. Parecía suplicante, pero a la vez decidido.

-¿Hablar? –pregunté –creía que se te daba mejor besar a otras chicas.

Me deshice de su agarre, mirándole desafiante. De repente, el pasillo se había quedado desierto, quizá porque las curiosas estaban intimidadas por la enfermera jefe, que había amenazado con echarlas a todas del hospital si armaban escándalo. Joe y Liz nos miraban a nosotros, preocupados.

-April, déjame que te lo explique –murmuró Nicholas. Tomé aire, tratando de calmarme; de lo contrario, iba a ponerme a gritar y llorar, todo al mismo tiempo.

-Está bien –le dije –explícame porqué me pides que vaya contigo a un sitio para luego llegar y encontrarte besando a tu ex novia, diciendo que se han "reconectado". Explícame porqué me haces crearme ilusiones, asegurándome que "soy la única" para luego ir y ver que todo era mentira. Explícamelo, porque no lo entiendo, de verdad.

Empecé a llorar, silenciosamente. Liz apoyó su mano sobre mi hombro, intentando tranquilizarme. Nick se quedó parado, mirándome serio.

-Galletita, vámonos –murmuró Joe, dirigiéndose a Liz.

-No, Joseph. No quiero ir contigo –contestó ella. Yo tomé aire, de nuevo.

-Liz, ves a la cafetería si quieres… luego iré –le dije.

-¿Estás segura? –preguntó. Yo asentí.

Mientras Liz echaba a andar hacia el ascensor, Joe suspiró profundamente y salió detrás de ella. Nick y yo nos quedamos solos en el pasillo.

-Aquí no podemos hablar –dijo Nick, tratando de pasar su brazo alrededor de mi cintura. Yo me aparté –vamos por lo menos a un sitio más tranquilo… y privado.

Manteniéndome a tres pasos de distancia de él, andamos en dirección contraria, durante un rato dando vueltas.

-¿Sabes adónde vamos? –pregunté, cuando empezó a subir escaleras.

-A la azotea –contestó él. Resignada, le seguí. Era la única forma de acabar de una vez con todo.

-NARRA LIZ-

Sabía que April no quería hablar con Nick, y sabía que no debía dejarla a solas con él, pero la mirada de Nicholas y la voz de ella cuando me pidió que fuera a la cafetería, me convencieron. Quizá si lo hablaban… negué con la cabeza, entrando en el ascensor. Nick había herido a April, y no le iba a ser tan fácil arreglarlo.

Cuando la puerta del ascensor se empezaba a cerrar, un brazo perfectamente musculado se interpuso, impidiéndolo, consiguiendo colarse dentro en el último segundo. Joe.

-¿Qué haces? –pregunté, alarmada –podrías haberte hecho daño.

-Nada puede hacerme más daño que el que me has hecho tú –murmuró, poniéndose frente a mí. El ascensor empezó a bajar.

-¿Daño yo a ti? –pregunté, atónita -¿y qué hay del que me has hecho tú? ¿Eso no importa?

Ahora resultaba que yo le había hecho daño a él. ¿Cómo de gracioso era eso? Joseph se giró pulsando un botón, haciendo que el ascensor se parara en seco, entre dos pisos.

-¡Joe! –exclamé, aterrorizada. Odiaba los ascensores y tenía pánico a quedarme encerrada en uno.

-Es la única forma de que me escuches –dijo él. ¿Se había vuelto loco?

-Vuelve a apretar el botón. Haz que esto se mueva –le exigí –Joe, me empieza a costar respirar.

-Galletita tonta –dijo él, acercándose a mí. Traté de apartarme, pero él era demasiado fuerte y sus brazos ya me rodeaban, firmes –cálmate, yo estoy aquí.

Sin poder evitarlo, empecé a llorar sobre su hombro. Lloraba de rabia, de impotencia, de tristeza, de miedo. Todo eso junto. Joe no me soltó en todo el rato, susurrándome al oído para que me calmara, diciendo que él estaba conmigo, que mejor que lo soltara todo para luego poder hablar tranquilamente. Y quizá tenía razón… lloré por todo, por haberle visto tomado de la mano de aquella chica, por haberle oído decir que estaba teniendo una relación muy especial con ella, por Danielle, por Kevin… y también por April y Nick. Nuestro cuento de hadas hecho pedazos.

Le abracé con fuerza, como si así pudiera hacer que nunca se separara de mí, que no se fuera nunca más, que borrara todo lo que había pasado y que las cosas volvieran a ser normales entre nosotros. Después de todo lo que habíamos compartido, se me hacía demasiado doloroso.

-¿Estás mejor? –preguntó al cabo de un rato, deshaciendo su abrazo para mirarme a los ojos. Yo asentí con la cabeza, más tranquila. Tenía razón con eso de soltarlo todo -¿me vas a explicar ya porqué tú y April ose fueron de la gala?

-Era como si no debiéramos estar allí, como si sobráramos –murmuré, recordando la escena.

-¿Crees que sobras en un sitio en el que estoy yo? –preguntó, apartándome el pelo de la cara con ternura.

-Claro que sí –exclamé –y más cuando vas acompañado de una chica rubia con vestido corto.

-Kate –aclaró él. Yo asentí con la cabeza. Exacto: Kate.

-les deseo toda la suerte del mundo –espeté, duramente, sin mirarle a la cara.

-¿Qué? –preguntó Joe, extrañado.

-Sólo digo que quizá deberías haber aclarado tus sentimientos antes de prometerme nada. Hacen muy buena pareja.

-Liz, ¿no pensarás en serio que…? –le miré, fría -¿es eso lo que piensas de mi, que voy por ahí mintiendo a las chicas, diciéndoles que las quiero y luego salgo con otras?

-No es lo que pienso –contesté –, es lo que he visto.

Joe me dirigió otra mirada, como si esperara ver algo en mi cara que le diera una señal o algo parecido. No pareció encontrar lo que buscaba, así que asintió débilmente con la cabeza, girándose para volver a apretar el botón, poniendo en marcha el ascensor de nuevo.

-Si eso es lo que opinas de mi, creo que no deberías verme más –dijo él, arreglándose la chaqueta, de espaldas.

-Está bien –contesté.

Al parecer se había extendido el rumor de que los Jonas Brothers estaban en ese hospital, porque al salir del ascensor en la planta baja, pude ver a un montón de chicas agrupadas a las puertas, sin poder entrar debido a la seguridad. Cuando vieron a Joe, empezaron a gritar como locas, señalándole y llamándole. Sin echar la mirada hacia atrás, hacia mí, Joe salió con paso firme del ascensor, levantando la mano, saludándolas. Luego, dio unos pasos más hacia la cafetería del hospital, que por suerte para él, era privada. Yo no pude hacer mucho más que quedarme en el ascensor parada, de pie, mientras las puertas se volvían a cerrar, esta vez para dejarme a mí dentro. Completamente sola.

-NARRA APRIL-

Subir a la azotea era la peor idea en siglos. Ya era de noche y hacía mucho frío allí arriba, pero eso no parecía importarle a Nicholas: allí estábamos solos. Cerré la puerta tras de mí, una vez que los dos salimos. No había demasiada luz, sólo la que reflejaban los carteles luminosos de alrededor del edificio, ya que el cielo estaba cubierto por nubes bastantes gruesas. Una ráfaga de aire helado me hizo estremecer. Al fin y al cabo, aún llevaba mi vestido de fiesta. Nick se dio cuenta, y se apresuró a quitarse la chaqueta, pasándomela por los hombros.

Odié y amé ese gesto, todo a la vez. Lo odié porque la chaqueta olía a él, conservaba su calor corporal, me recordó sus abrazos, cómo me sentía cuando estaba entre sus fuertes brazos. La seguridad que había sentido, la emoción, los acelerones de mis latidos del corazón… todo. Y lo amé por las mismas razones. Todo eso me impedía estar enfadada con él.

-¿Estás bien? –preguntó Nick, mirándome preocupado –sé que hace frío, pero es el único sitio tranquilo en este maldito edificio.

-No importa –espeté, fríamente –, estoy bien.

Él se acercó, sujetándome por los brazos, mirándome a la cara.

-¿Me cuentas ya por qué te has ido? –preguntó.

-¿Por dónde empiezo, por la reconexión o por el beso? –espeté duramente. Él suspiró.

-¿Lo has visto todo?

-¿Habrías preferido que no lo hubiera visto? –pregunté. Él sacudió la cabeza.

-No es lo que parece, April.

-¡Qué típico, Nick! –dije, apartándome de él –pero, ¿sabes qué es lo que más me ha dolido? Que me has visto, me has visto allí parada detrás de todos los fotógrafos y no has hecho nada para venir a explicármelo, a intentar que me quedara. Te has ido como un perrito faldero detrás de ella.

Ni siquiera podía pronunciar su nombre. Dolía demasiado.

-April, yo no he elegido ir con ella –contestó, con la cabeza gacha –son cosas del negocio.

-¿El negocio? –pregunté sorprendida -¿estás obligado a estar con ella?

Había dado justamente en el clavo: Nick tenía que "salir" con Faith para dar publicidad a la película.

-Es lo que te estaba intentando explicar –dijo él, volviendo a aproximarse a mí.

-¿Y no podías explicármelo antes? –pregunté, desconcertada.

-No… sabía cómo te lo ibas a tomar –murmuró él. Luego, me cogió de la barbilla, obligándome a mirarle a la cara –April, tengo que hacer ciertas cosas por mi carrera, por nuestra carrera.

-¿Y qué pasa con Kevin? A él no le han puesto pareja falsa –espeté. -¿Por qué a Joe y a ti sí?

-No lo sé –se encogió de hombros –. Mira, puedo aparentar que me gusta una persona si me lo piden, pero es eso: aparentar. No es real.

-Pero la has besado –murmuré yo.

–no beso a nadie como te beso a ti.

Levanté la ceja, incrédula. Él soltó un suspiro, exasperado. Luego, se lanzó a mis labios, besándome de repente, abrazándome. Yo no pude resistirme, así que me dejé llevar… sólo un momento. Tras unos segundos, abrí los ojos, dándome cuenta de lo que estaba pasando. Puse mi mano sobre su pecho, apartándolo. Él me miró, preocupado.

-No estoy segura de querer compartirte con nadie –murmuré. Él suspiró.

-No puedes pedirme que elija entre mi carrera y tú –dijo, con voz desvalida –no sé… si podría decidirme.

Traté de contener las lágrimas, de alguna manera, mordiéndome los labios hasta que doliera, apretando los puños… cualquier cosa con tal de que no me viera llorar.

-No hace falta que decidas tú. Lo haré yo –dije, tratando parecer decidida. Él me miró, con miedo. Luego sacudió la cabeza.

-No lo hagas –me pidió –no sé qué voy a hacer sin ti.

Me acarició la cara, con ternura. Se topó con una de mis lágrimas, que se habían hartado de quedarse paradas. A pesar de estar oscuro, por primera vez noté que sus ojos estaban húmedos, pero no estaba segura de si estaba llorando. Nunca le había visto hacerlo. Sonreí amargamente.

-¿Sin mi? –pregunté –harás lo mismo que hacías antes de conocerme. Sólo que ahora también irás a Europa. ¿Cuándo te vas?

-Dentro de dos semanas –murmuró él, bajando la cabeza –puede que antes.

Nos quedamos los dos callados, sin valor para decir nada más. Yo me quité su chaqueta, devolviéndosela. Nick la cogió con pesar, sin mirarme. Suspiré, dándole un beso en la mejilla antes de dar media vuelta hacia las escaleras, dejándole allí arriba sólo.

Mientras bajaba, rompí a llorar silenciosamente, saboreando el gusto salado de una lágrima. Una lágrima que no era mía.


Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 06:48

EPÍLOGO
-APRIL-

Había pasado una semana y Danielle seguía sin despertarse. Liz y yo íbamos todos los días después de clase al hospital y nos quedábamos allí hasta que se hacía tarde y teníamos que volver a casa. Kevin venía de vez en cuando a estar con ella, a hablarle. Estaba convencido de que ella le escuchaba y luchaba por volver a despertarse, pero los médicos decían que no había cambios. Era exasperante no saber cuándo íbamos a poder volver a hablar con ella, a volver a escucharla reír, pero era lo único que teníamos: esperar. En todo ese tiempo, no habíamos vuelto a ver ni a Joe ni a Nick, ya que evitábamos poner la televisión o mirar internet cuando estábamos en casa. Incluso habíamos quitado todos los pósters de nuestra habitación y borrado las fotos de nuestro ordenador.

Liz sólo me había dicho que Joe salió del ascensor, diciéndole que quizá no deberían verse más. Creo que no se volvió a comportar como antes. Nick no volvió a llamarme, ni yo a él. Cortamos el contacto completamente. Y por una parte era mejor. Aún así, no podíamos evitar levantar la mirada con el corazón a mil cada vez que Kev entraba por la puerta de la habitación, esperando que viniera acompañado de alguno de sus hermanos. Pero siempre iba solo.

Un día, Kevin dejó de venir. Pero, no fue sólo un día, sino casi cuatro seguidos. Era muy raro que no se pasara por el hospital, pero incluso las enfermeras nos aseguraron que no había vuelto.

-¿Crees que algo va mal? –le pregunté inquieta a Liz.

-Espero que no –murmuró.

Nuestro primer impulso fue llamar a alguno de los tres, para preguntarles qué pasaba, pero luego nos dimos cuenta de que habíamos borrado sus teléfonos el mismo día en que… bueno, ese día. Ni siquiera teníamos el de Kevin. Decidimos que era hora de mirar internet.

Los Jonas no estaban en América, se habían ido a Europa. Con sus respectivas novias.

-NICK-

Surgió de repente, casi sin planearlo. Aún quedaba una semana, supuestamente, pero al parecer las cosas se habían adelantado y nos querían en Europa lo antes posible. Joe y yo aceptamos rápidamente, deseando salir de allí, pero a Kevin le costó muchísimo más. Se negaba a dejar a Danielle e irse, tenía la esperanza de que se despertara si seguía yendo a verla todos los días… pero no era así, y sospechaba que no se recuperaría nunca. A pesar de todo, me callé.

Ese día me llamó Faith, como todos los días hasta entonces.

-Nicholas, nos vamos a Europa mañana –exclamó en cuanto descolgué –¿no estás emocionado?

-Oh, sí, mucho –contesté, con voz inexpresiva.

Sí, Faith había hablado en plural. Ella y Kate vendrían con nosotros a Europa, a la gira, para seguir con la farsa de que estábamos juntos. Ya veía los titulares: "Los Jonas Brothers viajan con sus novias". Después de la gira empezaríamos el rodaje de la película, esa que Disney esperaba batiera récords de taquilla.

Tras colgar el teléfono, después de tener que escuchar pacientemente todo lo que Faith pensaba llevarse a Europa, subí a mi habitación, deseando acabar la maleta y que llegara el día de irnos. Sin embargo, me encontré a Joe tumbado en mi cama, durmiendo, como había hecho últimamente. Me supo mal hacerlo, pero tuve que zarandearlo un poco para despertarlo. Él se recompuso enseguida.

-¿Qué pasa? –preguntó, mirándome con los ojos entrecerrados.

-Joe, tenemos que hablar –le dije, sentándome a su lado. Él se incorporó, dispuesto a escucharme. Tomé aire –¿Por qué no duermes en tu habitación, que sería lo más normal? Llevas desde… bueno, desde ese día ocupando mi cama.

Él bajó la cabeza, triste de repente.

-No puedo dormir en mi habitación –contestó –me recuerda a mi galle… a Liz.

-¿Ha estado allí? –pregunté, extrañado. Él asintió.

-Se quedó a dormir –contestó quedamente. Decidí no hurgar más en la herida.

-Está bien, lo siento Joe. No quería despertarte –recogí mis cosas, cerré la maleta y salí de allí, apagando la luz.

Había sido duro, nos había costado trabajo, pero de alguna manera conseguíamos sonreír cuando estábamos rodeados de fans, de fotógrafos, de gente. Pero cuando estábamos solos o con nuestra familia, era como si nos aisláramos, nos asaltaban nuestros pensamientos y nos hundíamos.

Sólo esperaba que ir a Europa, estar lejos de ellas, nos permitiera olvidar todo, olvidar a esas chicas con las que habíamos tenido una relación un poco más personal.

-FIN-

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 06:50

aaiinnss, hasta yo lloré al publicar el capítulo final, me viene todo a la mente: el concierto, Nick, TODO ♥

gracias por seguir esta historia ( a pesar de los bahíos de no publicar ) y apoyarme en todo

no se aflijan, esto NO termina aquí

las amo♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 07:57

omg! Te pasaaste con el fin! Te quuedo suuper! Noo estooy casi llorando pero puues la deejaste en suuspenso....signifcaa quue hay 2da parte??? Oo porfavoor si!
La veerdad esquue ame tuu noove de principio a fin!
Volver arriba Ir abajo
AnglikN'Jonatica
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1009
Edad : 19
Localización : MUNDO: jonas Pais: nickland ciudad: Kevin City sector: joe jonas Casa 53-S..... Venezuela-Anzoategui(PLC)=)
Fecha de inscripción : 23/01/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 10:07

O.O queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?!?!?! no xq termina asi!! T-T se "supone" que el BIEN y el AMOR siempre ganan!! ¬¬... el final es muy triste pobresitoos T-T INSISTO ESTA NOVE TIENE 2DA TEMPORADA! y mas te vale que si okey!!! xq este final no fue feliz!! este final fue dramatico!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/anglikN
Rebecca Alvz
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 4155
Edad : 20
Localización : Dating a Jonas Brother! In NYC con Nick
Fecha de inscripción : 06/07/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 15th 2011, 11:51

sisisisis yo apoyo la mocioon de la 2da teemporada!
Volver arriba Ir abajo
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 16th 2011, 21:28

casi corro a darte un balazo cuando
vi ese HORIBLE FIN!!!
pero despues me calme cuando vi
que no terminaba ahi me imagino que
habra una segunda temporada
me encanta la idea...te han quedad
dolorosamente maravillosos estos
capitulos..pobres de TODOS
todo mundo esta sufriendo pero
se que viene algo mejor


espero la continuacion Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 17th 2011, 08:40

Ay porr dios!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Que tristeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!
Que tierno nick llorando. Joe y Kev ahhhhhhhhhhh!!!!!!!!

Por fa debes seguirla, si pon un 2da temporada siiiiiiiiiiiii no
la dejes asi por favor te lo pido!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
AnglikN'Jonatica
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1009
Edad : 19
Localización : MUNDO: jonas Pais: nickland ciudad: Kevin City sector: joe jonas Casa 53-S..... Venezuela-Anzoategui(PLC)=)
Fecha de inscripción : 23/01/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 21st 2011, 20:17

GP GP lol! PORFAAAAAAAAAAAAAASSS!! PASEN POR ESTAS NOVES GP GP lol!

I'm RockStar! Razz

Un Amor de Adolescencia [joe y tu] Narrado por ti


(DENLE CLICK ENCIMA DE LOS NOMBRES DE LAS NOVES Y SE VA A ABRIR EN LA ULTIMA PAG, SI SON NUEVAS LECTORAS LEEANLAS DESDE LAS PRIMERAS PAG'S PARA QUE LAS ENTIENDAN)


POOOOOOOOORfiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis tiste tiste pasen por esatas noves! yo estoy subiendo cap's en ellos pero la verdadera escritora empieza el proximo sabado 29 y con dos cap's! porfavor pasen por las noves! les aseguro que son MUUUUUUUUUUUYY!! buenas! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/anglikN
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Octubre 27th 2011, 17:57

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!1
Volver arriba Ir abajo
Andrea-JB-Nick Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1199
Edad : 29
Localización : Argentina, Córdoba
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Noviembre 9th 2011, 11:40

Siguela

Siguela

Siguela

Siguela

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://andrea_m_c87@hotmail.com
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Diciembre 2nd 2011, 13:58

aaaaaaaaaaaaaaahhh!!!! D:
¬¬
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)   Hoy a las 19:09

Volver arriba Ir abajo
 
A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 9 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
 Temas similares
-
» A Little More Personal ♥ (Nick y Tú)
» A Little More Personal ♥ (Nick y Tú) NOVELA MOVIDA A "DE TODO UN POCO"
» Nuestro destino es estar juntos♥ ♥(Nick y tu)
» Casada a la Fuerza♥ (NICK & TU)
» ♥Amante Y Esposa♥--Nick Y Tu (Adaptaciion)♥

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: