Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Mermaid [Joe Jonas]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
JB&1D
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 701
Edad : 19
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Marzo 29th 2011, 19:54

Ok...te he dicho que la nove es hermosa?
es Hermosa siguelaaa:)
Volver arriba Ir abajo
MsDream
Nuev@


Cantidad de envíos : 35
Edad : 21
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 17:43

En un impulso lo abracé, el solo hecho de hablar con él me había ayudado mucho a sentirme
mejor, además, sus brazos fuertes y trabajados me hicieron sentir tan protegida. Era lo que necesitaba
en ese momento, no me había equivocado en confiar en él.

Una tos fingida nos interrumpió, me alejé rápido para encontrarme con la imagen de Joseph de
brazos cruzados con una cara de pocos amigos.

—¿Interrumpo algo? —dijo con un tono muy serio, no lo había escuchado así antes.

—No, sólo hablaba con ____________ y creo que ahora deben hablar ustedes —Nick se levantó, antes de
irse me sonrió y luego desapareció.

—¿De qué hablaban? —¿Por qué tenía ese tono tan… controlador?

—Sobre algo… algo que me estapasando.

—¿Y no puedes hablarlo conmigo?

—Es que…

—¿No confías en mí? —Me interrumpió, iba a hablar otra vez pero no me dejó emitir palabra—
o quizás prefieras contarle al tal Martin.

—¿Qué te sucede, Joe? Estas extraño acaso estas… —ahí me di cuenta el porqué de su actitud,
su mirada y todo lo demás— Joseph… ¿Tu apellido?

—¿Cómo? —Inquirió desconcertado— Jonas, peor no entiendo a qué viene esa pregunta.

—Joseph Jonas —carcajeó al entender la espontaneidad de mi pregunta— tú estás celoso, eso
pasa —reí victoriosa, me gustaba la idea de que se pusiera celoso por mí, me hace sentir deseada y me
reafirma que siente algo por mí.

—Para nada, yo no estoy celoso. —evadía mi mirada. Se levantó y empezó a caminar, yo iba tras
él.

—Claro que lo estás, ¿Para qué tratas de engañarte? —se detuvo de golpe, pero sin girar a en-
frentarme— celoso, celoso, celoso —susurré en su oído, o a lo más cerca que pude llegar.


—¿Y si lo estoy qué? —Giró de repente acorralándome contra la pared— ¿Te molesta que lo
esté?

Negué con la cabeza, tenía una chispa de furia en los ojos que, ¡Dios de mi vida! lo hacía verse
tan apetitoso. No me molestaba para nada, al contrario, me gustaba verlo en esa postura de macho alfa
defendiendo lo que es suyo.

Lo tenía encima, sus brazos pasaban por sobre mis hombros y las palmas las apoyaba en la pared sosteniendo su peso, me encontraba entre su perfecto cuerpo y la fría muralla de concreto a mi espalda. Me mordí el labio inferior tentativa, mis bajos instintos se asomaron. Debía demostrarle que no
tenía por qué estar celoso ¿no?

Lo tomé por la camisa y lo arrastré hasta morderle los labios con locura. Le tomó unos segundos
darse cuenta de lo que estaba pasando, en cuanto lo hizo, llevó sus manos hasta mi cintura y me com-
primió contra su cuerpo, introdujo su carnoso miembro en mi boca robándome el aliento. Yo con una
mano jugaba con su cabello y con la otra recorría su espalda, aquella fornida masa muscular tan perfecta y trabajada.

Me impactó contra la pared y se alejó de mi boca para dedicarse a morder la piel de mi cuello,
Dios, es tan delicioso lo que produce el roce de su lengua por mi epidermis, lo excitante que son sus
caricias en mi espalda y que con pudor bajan hasta mis caderas. Fue raro —en un principio— sentir una
de sus grandes manos en mis glúteos, pero pronto aquella presión dio paso a una sensación indescriptible de lujuria y adrenalina. Sus manos no se iba a mover y menos sus labios de mi cuello.

—¡Dios! —Dijo cuando sintió como mis manos subían por su abdomen bajo la camisa que llevaba— Me vas a volver loco.

Sonreí victoriosa, me gustaba esta sensación de ¿control? Sí, creo que lo podría llamar así.

—Me haces querer cosas que aquí no se pueden… —se alejó y miró hacia todos lados— aquí no
se puede hacer casi nada.

Tomó de mi mano y empezó a correr. No sé a dónde me llevaba, pero no me iba a negar, lo seguí. Pronto llegamos a un lugar que ahora si reconocía. Su habitación. Entró acelerado y me tiró hacia
dentro, escuché el seguro de la puerta.

—¿Qué preten…?

No alcancé a terminar mi pregunta cuando él tomó de mi muñeca y haló de mí hasta pegarme a
su cuerpo, antes de que me recuperara de la impresión atacó mis labios y comenzó a avanzar
arrastrándome consigo. Torpemente iba retrocediendo, pero sus manos sosteniéndome firmemente
impidieron que terminara en el suelo.

Nos detuvimos cuando mis pantorrillas chocaron con algo acolchado. Supe luego que era la cama, cuando me vi recostada sobre el colchón y con Joseph encima de mí besándome con más intensidad que antes.
Volver arriba Ir abajo
MsDream
Nuev@


Cantidad de envíos : 35
Edad : 21
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 17:48

Capitulo 13

Sus manos empezaron a recorrerme entera, se colaban entre la pollera de mi uniforme y mis
piernas, subían y subían arrastrando la prenda hasta que pareciera una remera. No sabía porque Joe
estaba tan fogoso, pero no me quejaba, estaba disfrutando y ¿por qué no decirlo? Contagiándome de su
ferviente ímpetu por robarme el aliento.

Como pude lo empujé y me senté sobre su cadera, solté mi cabello y él me miraba expectante, su
pecho se expandía y contraía con rapidez, en pocos segundos se había exaltado mucho. Me dieron ganas de torturarlo un poco. Lentamente empecé a bajar el cierre de mi ropa, luego tomé de la base de mi
prenda y halé de ella hasta quitarla del paso. Ahora Joe respiraba más agitado y se mordía el labio con
fuerza. Que agradable era verlo tan… manejable.

Con el dedo índice dibujé una línea imaginaria desde su cuello por todo su pecho hasta llegar a
la hebilla de su cinturón de cuero. Se veía tan perfecto al cerrar los ojos y disfrutar. Lentamente fui quitando uno a uno los botones de su ojal en la camisa y dejando su torso al descubierto. Con crueldad
comencé a llenar de besos esa parte de su anatomía, lentamente iba subiendo, llegué hasta su cuello,
esa zona tan perfecta, decorada con unos lunares que se veían tan apetitosos. No pude contra la tentación de morderlos mientras él jugaba con fervor en mi espalda. Apretaba con fuerza la parte trasera de
mi brasier cuando mis dientes hincaban con más fuerza.

Volvió a girarme quedando él sobre mí, no le gustaba ser el títere. Con prisa fue al encuentro de
mi boca, mordía mis labios con deseo mientras sus manos masajeaban mi abdomen y llegaban a mis
senos, volvían a bajar y subían nuevamente. Realizaban ese recorrida una y mil veces. De pronto una
mano se alejó, pero no de mi cuerpo, sólo de la parte delantera, ahora vagaba en mi espalda en busca
de algo, objetivo que consiguió rápidamente hallar. El broche de mi sostén. Con dificultad y sin dejar
de besarme aflojó aquellos ganchitos. Era aquí que mi conciencia hacía aparición y me preguntaba si
debía seguir a lo que mis hormonas gritaban a coro un claro “¡¡SÍ!!”.

Fui liberada de la presión de mi prenda superior, sólo estaba encima, cubría, pero no estaba sujeta, cualquier movimiento y volaba de la escena.

—Lo… lo estoy —susurró sobre mis labios— estoy muy, pero muuuuuy celoso.

No pude evitar sonreír, gesto que se borró cuando una de sus manos se coló por debajo de la ligera tela que cubría mis pechos para capturar uno de ellos. Un gemido se me escapó y era él ahora el
que sonreía. Mi sostén no duró mucho en su posición. Nunca nadie había sido testigo de tamaña desnudez en mí, pero no me arrepentía.

Joe se alejó un poco para contemplarme, no pude evitar sonrojarme un poco y él también, era un
rubor tan tierno en sus mejillas que podría comérmelo así mismo.

Se sostuvo sobre sus rodillas y se aflojó el cinturón. Mis hormonas ya habían tomado determinación y no había vuelta atrás. Yo quería hacer el resto, así que detuve sus manos y tomé del cuero que
afirmaba sus jeans chupines. Halé de él lentamente sin perder el contacto visual, luego me dirigí hasta


aquel círculo de cobre que ahora no hacía más que estorbar. Con mayor velocidad aflojé de éste y luego
bajé el cierre. Podía sentir el algodón del bóxer en mis nudillos, pero lo mejor fue ver la cara de Joe al
sentir aquel contacto, como se mordía el labio inferior. Parecía descontrolarlo.

Efectivamente, se arrojó sobre mí antes de que pudiera bajarle todo el pantalón, así que con mis
pies tuve que terminar la tarea. No me costó mucho lograr deshacerme de su pantalón.

Su lengua estaba loca recorriendo mi paladar y la mía luchaba por ingresar al suyo, era una tarea difícil. Pero me concentraba más en recorrer su tórax al descubierto, jugar en su cadera, delinear sus
músculos. Era tan perfecto.

Fue descendiendo con sus besos, por mi cuello, el nacimiento de mis pechos, entre ellos hasta
que se fue acercando hasta la zona más sensible de mi torso, prontamente capturó con su boca aquel
círculo de un tono más oscuro.

Sin mi consentimiento, una de mis manos bajó por la piel de Joe hasta encontrase con algo distinto, algodón muy suave. No sé de donde salió tanto arrebato de mi parte, pero me atreví a meter mi
mano entre la tela y la piel de Joseph. No les explico lo que los gemidos de Joe me producen, cuanto me
incitan a seguir. No sabía que yo disfrutaría tanto proporcionando tal tipo de caricias.

Lo sentí impactar entre mis piernas y creí morir, un grito ahogado fue lo que se tragó Joseph al
robarme un beso justo en ese momento, pero no lo logró en la segunda ocasión, ni en la tercera ni en las
que le siguieron. Una y otra vez, cada ocasión con más fuerza impactaba entre mis piernas y yo me
volvía loca de placer. Mis pies rozaban con fuerza sus piernas, no sé en qué momento él se quitó sus
zapatillas. Creo que algunos de mis sentidos se habían desactivado producto de tanto placer.

No quería detenerme por nada del mundo, estaba disfrutando y mientras lo hacía, rogaba a
Dios que nada nos interrumpiera. Sentí como sus dedos se colaban entre mi prenda inferior halando de
ella hasta abajo. Decidí imitar su acción, ambas prendas ahora se deslizaban hasta terminar como decoración de la alfombra. Completamente desnudos, él sobre mí acomodado a la perfección entre mis
piernas. Nuestros cuerpos sudados, las respiraciones agitadas, nuestros latidos a mil por hora produciendo un ritmo único. Se separó de mí un poco y me miró a los ojos, supongo que buscaba aprobación
de lo que vendría. ¿Qué creen que hice? No podía negarme, mi cuerpo deseaba tanto lo que estaba sucediendo, tanto como mi corazón y todo mi ser. Joseph despertaba en mí de todo, desde la más grande
ternura hasta el más loco deseo de poseerlo, de que sea mío.

Sonreí y alcé mis brazos para arrastrarlo hasta mis labios y poder robarme su aliento así como él
lo había hecho tantas veces, enredé mis dedos entre sus cabellos, ahora habían rizos que se habían formado por el sudor que liberaba. Mis manos barrían el que había en su espalda y volvían a subir hasta
su nuca. ¡Como adoraba su cabello! Siempre tan bien peinado, tan cuidado. ¡Como me gustaba Joseph!
Nadie me había hecho sentir así como él, tan deseada y necesaria.

Sentí como la colcha en mi espalda se arrugaba, Joe halaba de ella al apretarla con fuerza con
una mano y con la otra contorneaba mis curvas lentamente. Acomodé mis piernas alrededor de él y fue
ahí que lo sentí impactar contra mi cuerpo, entre mis piernas, una y otra vez, lentamente se adentraba
en mí, lentamente Joe y yo nos volvíamos uno.

No podía controlar los gemidos, no podía describir la sensación de Joe entrando en mi cuerpo,
entre más se adentraba más placer sentía, más fuerte eran mis gritos y los suyos.


Fui dejando marcas rosadas en su espalda, no sabía que más hacer, halaba de sus cabellos, arañaba su cuerpo pero no había forma de canalizar toda la adrenalina que mi cuerpo liberaba.



Respiraba tranquilamente acurrucada en su pecho, el acariciaba mi cabello, besaba mi frente.
Ambos estábamos bajo las blancas sábanas de su cama de dos plazas. Aún quemaban en mi cuerpo sus
caricias sus besos, la sensación de su cuerpo y el mío siendo uno solo.

—_____________… ¿Sabes? Esto… esta… —empezó a balbucear, levanté la vista y lo vi ligeramente son-
rojado, besé su pecho— Esta fue mi primera… mi primera vez.

Me había tomado por sorpresa su confesión, creí que alguien como él ya tendría muchas experiencias, que muchas mujeres habían de existir en su lista. No sé si esto lo hacía más perfecto.

—También la mía —confesé escondiendo mi cara en su pecho.

—Me alegra de que haya sido contigo porque… porque nunca había sentido algo tan fuerte en
mi vida. _________- —me tomó por el mentón y me hizo mirarlo a los ojos— es demasiado fuerte lo que me
haces sentir.

—Tú también a mí…

—Te quiero mucho, ____________. Demasiado para ser precisos.

Besé con suavidad sus labios, un beso exquisito, no me robaba el aliento, no era una lucha por
ver quién ganaba. Era un beso tan perfecto como él.



MUERAN COMO YO MUERO CON ESTE CAPITULO sinceramente no se podia poner en dos partes era muy cruel de mi parte dejarlas asi kajkajkjakja GRACIAS Wink
Las quiero mucho


Mila
Volver arriba Ir abajo
JB&1D
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 701
Edad : 19
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 18:01

ME MUERO ....Que bello...estoy llorando de tanta felicdad...
que bello el cap...siguelaaa sube otro cap...quiero leer otro
Volver arriba Ir abajo
Belu♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 20
Localización : La La Land
Fecha de inscripción : 25/11/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 20:32

ahhh Mila! morí , reviví y volví a morir!
x dios! no la podes dejar ahii
tenes q seguirla ya!! ahora ya!!!
xfavor ya!!!
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 22:43

OMG.. definitivamente eh vuelto a la vida con ese cap.... Q tiiieerno y h ermosoo fue tiste awwww y mejor aun.. me QIERE..! cheers

Mmmm.. ahora q lo pienso.. me di cuenta de algo.. NO USAMOS PROTECCION..! Shocked Anja.. ahora si.. un futuro bebe con una madre de 18 anios.. yeehah.. q divertidoo..! (Se me nota q estoy usando el sarcasmo)


Ohh vamos tengo q saber q va a pasar..! Siguelaaa,,!!






















Shocked Shocked Shocked
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 1st 2011, 23:44

oo k geneal estubo el kap!! kasi muero
siguela pronto plisss
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 16:08

io no la vas a seguir?? Sad
Volver arriba Ir abajo
Marii_JB*
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 890
Edad : 22
Localización : Estado-Zulia Marialys_Chiquinquira@hotmail.com
Fecha de inscripción : 10/01/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 16:12

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa es mi imaginación o hace calor?? xD
Volver arriba Ir abajo
http://Twitter.com/Marii_jb_16
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 17:04

jiji no ees tu imaginacion y sii siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Cameron’SNerd♥
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2763
Edad : 19
Localización : En una fogata con joe vestido con ese sexy traje azul*.*
Fecha de inscripción : 08/04/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 17:08

nueva en el foro nueva en comentarr!!!!
HOLAAA!!!!=) JELOOUUU!!! BONJOUR!!!! hehehehehexd
nueva lectora como podras ver=)
soy karen AMO ESTA WN!!!! me encantaaaaa SIGELAAA!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 17:12

sii siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
Belu♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 20
Localización : La La Land
Fecha de inscripción : 25/11/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 17:33

Heyy Mila!!!! seguila xfaaa nos dejaste abandonadas!
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 17:34

sii Sad ia no nos kieres Sad
o te damos mucha lata Sad
Volver arriba Ir abajo
JB&1D
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 701
Edad : 19
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 19:49

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 8th 2011, 21:04

siguelaaa bounce bounce bounce bounce bounce bounce bounce bounce bounce bounce
Volver arriba Ir abajo
MsDream
Nuev@


Cantidad de envíos : 35
Edad : 21
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:25

PERDON SERIAMENTE PERDON!!!!
He estado demasiado ocupada tengo muy poco tiempo para todo!
Pero muchas gracias por comentar no las he abandonado y tampoco pienso hacerlo
Para recompensarlas pondre dos capitulos de la novela.!


Las quiero MUCHO
Mila
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:26

siimonnn
jeje pero kuando??
es la pregunta d el millon!
jiji kuando??
Volver arriba Ir abajo
MsDream
Nuev@


Cantidad de envíos : 35
Edad : 21
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:31

Capitulo 14

Aún recostada en su pecho recordé que estaba en horario de trabajo. ¡Qué confianza la mía!
Dios, si llegaban a enterarse ahora sí que sí me tiraban por la borda. Ya veía a nuestra jefa con un parche en el ojo y una pata de palo tomandose las costillas por la risa… OK, quizas ha sido demasiada junta con Moni, ya me está pegando sus ideas locas.

—¡Debo irme! —prácticamente lo grité mientras me tapaba con la sábana al erguirme.

—¿Pero… por qué? Si estamos tan bien. —me abrazó por la espalda pegando sus labios en mis
omóplatos. ¡Compasión! Soy sólo un ser humano.

—Porque debo trabajar, yo no soy un pasajero como tú. Permiso, nos vemos después.

Hice el ademán de levantarme, pero no me salió bien, antes de que pusiera un pie fuera de la
cama fui arrastrada por la fuerza de Joe y ubicada bajo su cuerpo, la sábana enredada entre ambos. Me
sonreía pícaro. Como me podía esa sonrisa.

—Sin despedirte no te vas.

Me tomó por la nuca y me arrastró hasta un beso, fogoso como la última escena entre nosotros
que aún quemaba en mi piel. Me dejé llevar por el juego de sus labios hasta que fui liberada y pude
correr por mis cosas y salir antes de ser descubierta.

Inexplicablemente para todos, anduve el resto del día con una sonrisa que nadie me la podía borrar, tarareando una y otra canción, incluso toparme con Martin no me afectó en nada, seguí mi vida
como si fuera cualquier otra persona. Es que simplemente el momento con Joseph había sido perfecto,
maravilloso, todo lo que alguna vez había soñado, pero ya finalizando el día en mi mente apareció una
pregunta que antes no había llegado a molestar. ¿Qué pasaría de ahora en adelante? No somos nada,
sólo conocidos hace un par de días y ya esto… ¿Qué debo pensar? ¿Qué Joseph va a venir y me pedira
que sea su novia? ¿O que nunca más me va a hablar? En momentos como estos es cuando le recrimino
a Moni que haya dejado de ver la suerte en las cartas. Pero bueno, sólo debía esperar y esperar lo mejor,
no creo que sea tan poco hombre y hacer como si nada hubiese pasado.

En la noche, justo esta noche, me asignaron el casino mismo, así que no podría ver a Joseph como lo llevaba haciendo todo este tiempo. Traté de mantenerme serena, aunque en mi cabeza una y otra
y otra vez venían esas preguntas sobre el futuro. A veces quisiera olvidarme que existe y sólo preocuparme del ahora, pero me es inevitable, supongo que es una forma de defensa.

Terminó la noche y aunque la idea de irme a dormir para mañana levantarme temprano y disfrutar del día libre me tentaba, no podía sin antes, al menos, una zambullida en la piscina. Ya se me
había vuelto una necesidad. Tomé una toalla, me despedí de mi amiga y empecé a caminar hasta la
meta que me había propuesto recientemente. La noche estaba preciosa, cálida como las anteriores,
tranquila, llena de paz. En la pileta no me encontré con lo que esperaba, es decir, estaba el agua y todo
lo que corresponde al lugar, pero había algo que no pertenecía a la decoración, aunque se veía muy bien. Era la espalda de él, perfecta, abrigada por un buzo azul, tenía los zapatos a un lado, estaba sentado en la orilla y chapoteaba con los pies la superficie acuática. Se volteó rápidamente al oír pasos, mis
pasos.

—Sabía que vendrías. Me extrañó que no atendieras hoy en el comedor. —se levantó y caminó
hasta mi encuentro.

—Tuve que atender en el casino.

—De haberlo sabido, hubiera ido a jugar en vez de comer. —reí por la ternura de su comentario.

—Mañana tengo el día libre. —le comenté mientras tomaba mi mano para sentarnos juntos en la
orilla de la pileta.

—¡Genial! ______________- es toda mía. —se restregó las manos con una expresión de avaricia. Reí y él me
imitó— te raptaré temprano y no dejaré que te me escapes.

—De todas formas no lo haría. —le sonreí. Pasó un brazo por sobre mis hombros y me cobijó en
su regazo.

—Te extrañé mucho el resto del día. Ojalá no tuvieras que trabajar o todos fueran días francos.

—Creo que pides mucho. —comenté escondiendo la cara en su pecho, como me encanta su
aroma, es tan característico de él, no tiene comparación y me embriaga sobremanera.

Nos quedamos un rato así, abrazados y en silencia, yo estaba tan a gusto, era arrullada por el
ritmo de los latidos de su corazón, uno tras otro se repetían los golpes en su pecho. Su Torso se expandía, se contraía, volvía a expandirse y me encantaba que mi cabeza acompañara coordinadamente ese
movimiento. En un momento él tomó de mi mentón y me obligó a verlo a los ojos, me encantaba el color pardo de éstos, con motas verdes que con la luz que nos brindaba el firmamento nocturno se veían
más hermosos. Lentamente fue acercando sus labios hasta que al fin se encontraron con los míos. Partió
con una suave presión, pero prontamente comenzó el juego, su boca capturaba mi labio inferior, lo succionaba y a veces tiraba de él con sus dientes en una suave opresión. Aún así, era un beso calmo, no me
robaba el aliento y no me hacía olvidar de cómo respirar para mantenerme viva. Era un beso tan delicioso. Pero no se iba a mantener con ese ritmo todo el tiempo, a los pocos segundos la velocidad comenzó a acelerar, la fuerza de sus brazos alrededor de mi cintura aumentaba, mi respiración insistía en
acelerarse por más que le pedía que se calmara. Perdí el control de mis latidos y mi rebelde respiración
cuando su carnoso y mentolado miembro comenzó a introducirse en mi cavidad bucal y recorrer mi
paladar por completo, acariciaba mi lengua con la propia en un suave lisonjeo que me hacía estremecer.
No estaba arrebatado como en otras ocasiones, pero la parsimonia de sus besos me volvía igual de loca,
era enteramente placentero sentir como se me iba agotando el aire, sentirme tan comprimida entre sus
brazos. Su pecho se acoplaba al mío.

Sus manos comenzaron a jugar en mi espalda, de a poco se iba colando entre mis prendas. Sus
extremidades estaban frías, provocaron que me estremeciera en el primer contacto, pero pronto me
acostumbré a la nueva temperatura. Su índice dibujaba formas abstractas en mi piel, círculos que más
parecían elipses. Se pasaban hasta mi abdomen, jugaban con mi ombligo, lo que me producía un poco
de cosquillas, de las cueles me sobreponía con facilidad.


La intensidad del beso seguía aumentando, cada vez era más el arrebato con el que mordía mis
labios, la velocidad y atrevimiento de sus caricias. Sus manos no tardaron en llegar a uno de mis senos
y hacerlo suyo. Nuevamente esa explosión de adrenalina dentro.

Por mi parte me mantenía firmemente sujeta a sus cabellos, los desordenaba, los tiraba. A veces
solo los dejaba para recorrer su espalda o delinear sus pectorales.

En un movimiento rápido, que no sé como lo logró, terminó por recostarme en la orilla de ma-
dera de la pileta y él se posicionó sobre mí, sus caricias seguían distribuyéndose por mi cuerpo, recorrían mi abdomen transversalmente, delineaban mis curvan y cada vez, elevaban más mis prendas.

Se alejó de mis labios sólo para poder entretenerse con la piel de mi cuello. Yo me dejaba complacer. Disfrutaba de la suavidad de sus manos rozando mi piel, de la delicadeza de sus dientes al
morder mi cuello, del aroma de sus cabellos acariciando mi nariz. De repente sentí una succión en mi
cuello. Genial, me dejaría una marca. Obligada a andar con el pelo suelto todo el tiempo o culpar a alguna sanguijuela gigante.

El vibrar de mi celular me sacó del trance de placer y la incertidumbre de a quien culparía por la
recientemente adquirida marca en mi cuello. Un mensaje de mi amiga. Estaba preocupada, llevaba bastante rato aquí y ni cuenta me había dado, simplemente, al lado de Joseph las horas se van volando.
Mientras yo leía el mensaje Joe seguía esparciendo esos besos suaves y húmedos por todo mi cuello,
por el mismo motivo me tomó el doble de trabajo leer las tres líneas escritas por mi amiga.

—Es… es hora de volver. —dije con un tono que evidenciaba mi desagrado por la afirmación.

—Lamentablemente… —besó mis labios una vez más y se levantó ofreciéndome su mano para
imitarlo— ¿Vamos?

Asentí y empecé a caminar, pronto sentí que sus dedos se entrelazaban con los míos. Lo miré y
me sonreía con ternura, no pude más que corresponderle el gesto. Caminamos hasta mi camarote, sí, él
me acompañó.

—Bien, ahora sé donde venir a secuestrarte en las noches. —rió con un toque de malicia. No me
molestaba la idea— Buenas noches _________. —Me acorraló entre su cuerpo y la pared, abrió un poco las
piernas para no quedar tan alto, aún así, tenía que agachar la cabeza— Mañana vengo temprano por ti,
no hagas planes con nadie más. —Beso mis labios con suavidad y comenzó a alejarse— Te quiero. —
articuló en un susurró y se marchó.

Me quedé como idiota observándolo alejarse, me costó salir del trance y poder entrar. No sé que
me dijo Moni, no le entendí nada, sólo me tiré a la cama de cara al techo, suspiré y luego el sueño me
venció.
Volver arriba Ir abajo
MsDream
Nuev@


Cantidad de envíos : 35
Edad : 21
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:37

Capitulo 15

—¡ARRIBA BELLA DURMIENTE! —desperté con los gritos de mi amiga y una almohada decorando mi rostro— y más vale que te arregles porque hay alguien esperándote —me sonrió picarona.

Me tomó unos segundos reaccionar, o más bien dicho, hacer a mi cerebro darse cuenta de quién
podía ser. Corrí hasta el pequeño bañó, no me fijé si había alguien más en el camarote, no era grande,
pero pasé más rápido que flash que no importaban las dimensiones del cuarto.

Antes de que pudiera decir etildiaminotetracetico, —como diría Moni— salí del baño hecha una
diosa, o lo más cercano a lo que pude llegar. Como me lo había imaginado, ahí estaba él, sentado en un
pequeño banquito a nuestra disposición, jugando con sus dedos simulando que tocaba la batería, concentrado en nada más que en el sonido que producían los golpeteos en su mente. Me quedé unos segundos contemplándolo, se veía tan bien como todos los otros días, con unos pantalones chupines ajustados de color blanco, una remera roja con estampados negros, su cabello perfectamente desordenado,
el característico brillo de sus labios. Me encanta como resaltan sus pómulos en su cara, la nuez de su
cuello, siempre tan perfecta, tan tentadora, decorada con ese lunar que bien conocía yo, su sabor. Se me
escapó un suspiro y al fin él supo que me encontraba presente. Me preguntaba qué sería de Moni, había
desaparecido tan rápido como sentí mis mejillas arder en cuanto su mirada se cruzo con la mía.

—Te ves preciosa… —lentamente se acercó a mí hasta que uno de sus brazos se pasó por mi espalda pegándome a su cuello— como siempre.

Besó mis labios con suavidad, luego me penetró con su mirada tan profunda que no dejaba de
robarme suspiros. Enterró su cara en mi cuello y aspiró con fuerza. Me estremecí por completo con ese
simple movimiento. Al parecer hoy estaba más sensible.

—¿Recuerdas que hoy te voy a secuestrar? —susurró sobre mi piel, era tan cálido el contacto
con su aliento.

—No deberías recordármelo, se supone. De todas formas, lo tenía muy presente. —lo alejé de
mi cuello, si no lo hacía, terminaría derritiéndome en sus brazos— ¿Qué tienes pensado?

—Muchas cosas, nadie más podrá ocupar tu tiempo, ni Moni, ni Nick ni ese tal Martin. —Noté
su expresión de desprecio al pronunciar el nombre del último— Primero, tomaremos desayuno, juntos,
pasearemos, una tarde en la pileta, te presentaré a mi familia y por último, una noche en el boliche del
crucero. ¿Te gustaría agregar algo más?

—Para mí está perfecto.

De verdad lo era, me importaba un comino si íbamos a estar todo el santo día encerrados en este
camarote mirando las paredes o recorriendo el mundo, sólo me importaba tenerlo a mi lado.

Anoche reflexioné muchas cosas, o más bien dicho, mi subconsciente las meditó y yo las procesé
esta mañana mientras me vestía. En mi vida había sentido algo así de importante por alguien, Ni por
Martin ni por nadie. Lo que me hace experimentar Joseph es único, casi indescriptible, me faltan los


calificativos para hacerle justicia a esa hermosa sensación que me hace querer volar. No llevo ni una
semana de haberle conocido, pero ya me basta para sentir que mi corazón le pertenece. Nunca creí en
el amor a primera vista, es decir, amar a una persona con sólo cruzar una mirada, pero es lo más cercano a lo que me pasó con Joseph. Fue más allá de un flechazo, fue más que una simple atracción… Joe,
prácticamente, me embrujó cuando clavó sus ojos marrones en mí. Claro está, que el día que lo vi
quedó decidido que él sería el dueño de mi corazón, que me robaría los suspiros y me haría perder la
cordura.

Tomó mi mano y me sonrió, esa sonrisa de niño que me hace soñar. Me guió por los pasillos
hasta llegar al comedor. Que agradable era sentarse y disfrutar en vez de servir mesas. Más allá pude
ver a mi amiga acompañada del mayor de los hermanos. Al parecer no había sido la única “secuestrada”.

Fue un desayuno exquisito y tranquilo. Me sirvió mucho para conocer más a Joe. No somos almas gemelas, pero tiene todo lo que me gusta y que busco en alguien, más allá de su perfecta apariencia, está él, su corazón. Es un chico dulce y sensible, con un alma de niño, capaz de hacerme reír por la
cosa más absurda del planeta. Sin olvidar mencionar que cerca de él me siento protegida, cuidada. Sé
que en sus brazos nada me podrá pasar. En su compañía puedo olvidarme de ese estúpido miedo que
creó en mí la experiencia con Martin. Disfrutaba cada segundo a su lado, me encantaba todo de él, desde como respira hasta como me mira haciéndome sentir la mujer más deseada e importante de su
mundo. Sé que si me alejo, todas las dudas reaparecen, por lo mismo, prefiero estar la mayor parte del
tiempo a su lado, quiero sentirme así de bien siempre. ¿Es amor lo que siento? Si no lo es, se le parece
mucho.

Luego del desayuno nos dedicamos a recorrer el barco. Nos tomó mucho tiempo y ni siquiera
alcanzamos a conocer todos los lugares, además, Joe se demoraba más de lo común, por alguna razón
que no me explico, siempre encontraba algo que hacer, siendo específicos, algo idiota que hacer y con
lo que terminaba agarrándome las costillas de tanto reír. Cuando estábamos cerca de la cabina del capitán, tuvimos unos pequeños problemas con un guardia. Nada que no se solucionara con una exitosa
fuga.

Así se nos pasó toda la mañana, entre juegos y unos que otro momento romántico. Otra de las
razones por las que nos demoramos, porque antes de seguir con el recorrido, debía recuperar el aliento
que sus besos me quitaban.

El momento de mayor nerviosismo para mí, fue cuando me invitó a almorzar con su familia.

—No quiero separarme de ti hoy. —fue su justificación para la invitación.

Yo tampoco quería separarme, por lo que no me quedó otra más que aceptar. Cada día me quedaba más claro que no todos los pasajeros de este crucero eran unos ricachones estirados. La familia de
Joe era gente tan humilde, tan agradable. Dios, su madre, Denise, es la mujer más encantadora que conozco, hermosa y tan buena. Me encantó conocerla. Todos en el grupo eran excelentes personas, obviamente, con los que más confianza tenía eran Joe y Nick, quien se comportó muy amistoso. Me agradaba eso, no sólo había encontrado a un ladrón de corazones, sino también, a un amigo. Todos los
hermanos tenían un apetito voraz, al contrario de mí, que no ingerí ni un cuarto de la porción que a
ellos les sirvieron.


Luego de la agradable comida, todos fuimos hasta la pileta. Nick y Frankie no esperaron mucho
para meterse al agua, por más que Denise les pidió lo contrario. Kevin desapareció en cuanto nos paramos de nuestros lugares y Kevin padre, dijo que nos acompañaría cuando el sol no fuera tan intenso.
Denise se sentó en una de las blancas sillas playeras, yo a su lado y abrazándome por la espalda, Joe. A
él no parecía importarle, pero a mí me ponía algo incómoda tanta demostración de cariño frente a su
familia. O sea, nos conocemos hace unos cuantos días y ya así frente a todos, no somos nada formal.
Evidentemente han pasado cosas importantes entre nosotros y me siento precoz por ello, pero no me
arrepiento. Traté de restarle importancia a la confianza de Joe frente a su familia y concentrarme en
disfrutar de sus caricias, el calor de su piel que iba aumentando con ayuda del sol. De pronto llamó mi
atención la aparición de Kevin en la escena acompañado nada más y nada menos que por mi amiga
personal. Sí, Moni. Según parece, no fui la única flechada en este viaje. Luego de que el hermano de
ojos verdes presentara a mi amiga y yo la molestara con una risita picarona, se retiraron para chapotear
en la pileta.

—Ya vengo. —le dije a Joe y me levanté hasta llegar a la orilla de la estructura en la que nada-
ban mis nuevos y viejos amigos.

Simplemente había ido a molestar a Moni, ella me había hecho confesar todo, pero nunca ha sido específica con respecto a sus sentimientos. Era tan gracioso verlos a ambos colorados como tomates
cada vez que les decía algo. Sí, me gustaba torturar a mi amiga.

Mientras yo disfrutaba del sufrimiento de Moni, Joe conversaba muy serio con Denise, parecían
discutir algo de importancia, eso demostraba el semblante de ambos. De un momento a otro él empezó
a saltar y abrazó con fuerza a su madre, llenándola de besos. Sea lo que sea que pidió, obviamente lo
había conseguido. Casi corriendo legó a nuestro lado, así como se encontraba, en bermudas y con el
torso descubierto, me abrazó con fuerza y besó mi cuello.

—Lo siento Moni —enunció luego de que sus labios dejaran de rozar la piel de mi cuello— Me
tengo que raptar a Kevin unos minutos.

El mayor no parecía entender mucho de lo que hablaba Joe o lo que pretendía, de igual forma,
se levantó y lo acompañó a un lugar alejado mientras que con Moni mirábamos extrañadas. Volvieron a
los minutos, ambos con sonrisa cómplice. Cada vez me intrigaba más. Antes de que lograra formular
una pregunta, ellos se retiraron con la excusa de volver pronto. Algo raro traían entre manos y el bichito de la curiosidad me había picado muy fuerte. Ni modo, debíamos esperar hasta que regresaran y ahí,
bombardearlos de preguntas.

Tardaron alrededor de cuarenta minutos, cuando volvieron, tenían una sonrisa aún más marcada que antes de retirarse. Nosotras estábamos al lado de Denise tomando un poco de sol mientras platicábamos de la vida.

—Les tenemos una sorpresa… —comenzó Kevin sentándose al lado de mi amiga.

—Regalo de navidad atrasado. —completó Joe.

—Podrían hablar ahora que me están poniendo nerviosa. —se quejó Moni, yo solté una carcajada.

—Aún no… esta noche, cuando vayamos al boliche.


—¡No es justo! —nos quejamos ambas. Denise reía. Ella era cómplice del secreto.




Les pondria 3 capitulos pero .... no lo se tendria que pensarlo jojojojojojo (6)
Ustedes me avisan pongo otro capitulo ????? Smile


Mila.-
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:50

eso no se pregunta OVIO! keremos kap Smile
Volver arriba Ir abajo
Anghy
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 222
Localización : Con los jonas!! XD
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 12:58

Siii, pon otro caap...por lo que mas quieras en este mundo...venga...por lo jonas tiste
Volver arriba Ir abajo
JB&1D
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 701
Edad : 19
Fecha de inscripción : 28/06/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 13:08

sofi_jb_love escribió:
eso no se pregunta OBVIO! keremos kap Smile
Vrdd eso no se pregunta....
pon cap...
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 13:13

OMG! Ayyy..!!! Erees malaaa..! yo tanbn qiero saber q es lo q estan tramando joe y keviin..!! silent No es justoo..! Crying or Very sad Ay.. me encanta el boliche tongue Espero ganar Cool Vaamoos no seaas mala sube otroo cap pleaseeeeeee..!!! No me dejes con la intriga...! silent Siguelaaaaaa..!
Volver arriba Ir abajo
sofi_jb_love
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1029
Edad : 17
Localización : mi laptop
Fecha de inscripción : 04/02/2011

MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Abril 10th 2011, 13:39

ia keremos kapppp plisss ya vezzz
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mermaid [Joe Jonas]    Hoy a las 18:15

Volver arriba Ir abajo
 
Mermaid [Joe Jonas]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» _Please Nick Jonas "Give love a try"_ (music & love)
» Nick Jonas y Samantha Barks oficialmente terminaron(buu noo)
» En la cama con los Jonas (Nick,Joe,Kevin y tu)
» Los peinados de Joe Jonas
» Día de San Valentín - JoBros (videos) kevin jonas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: