Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
AleCraazyJB♥
Nuev@


Cantidad de envíos : 8
Edad : 17
Fecha de inscripción : 25/06/2010

MensajeTema: Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO    Febrero 7th 2011, 14:26

Esta nove no es miiaa pero a mi me encanta Smile
________________________________________






LIBRO I

__________(tn)

Toda una vida viviendo por vivir, viviendo sin amar, sin ser amado, entonces, aparece el amor, amas y te aman, aprendes a vivir, te enseñan a vivir, justo cuando te acostumbras, estás al borde del abismo, al borde de la muerte. ¿Qué hacer? ¿Renunciar al amor y seguir viviendo? ¿O amar hasta morir?


CAPITULO I EXTRAÑOS

Mi nombre es __________(tn) y mi vida consiste básicamente en ir al colegio, volver, cocinar para mí abuelo, estudiar, dormir y volver al colegio, la vida de una típica adolescente, solo que yo no era una típica adolescente, no se le puede llamar típico a esto que encarno, en el colegio no saben lo que soy, pero sospechan mi diferencia, así que simplemente se aterran, para mí es mucho mejor ya que no me gusta tener personas cerca, solo tolero a mi abuelo, porque es la única persona que de verdad me quiere, en la única que confío, hoy era el primer día de clases después de las vacaciones de verano.
–Bueno abuelo nos vemos, el desayuno y el almuerzo están en el microondas como siempre, te quiero-. Dije al darle un abrazo a mi abuelo que no hablaba mucho que digamos.
– Cuídate pequeña- Dijo el abuelo después de darme una palmadita en el hombro.

Un típico día de Clases en este pueblo sin ley al que llamamos “casa”, siento un increíble odio hacia toda la humanidad, detesto tener personas cerca y odio el sol, principalmente por lo que soy, ya deben imaginarse que soy una vampira, pero no una común, soy una especie de resultado del cruce de un vampiro y un humano, una semi-vampira , mi abuelo no es como yo, ya que él es el padre de mi mama una humana normal que se enamoró de un vampiro, en fin, él me cuida desde que mis padres murieron, mi padre era un vampiro, y mi madre una humana, ambos víctimas un doloroso incendio cuando yo era bebe.
Entré al salón de clases justo dos minutos antes como solía hacerlo siempre, no tan tarde para que no me vieran todos entrar al salón, pero no temprano para tener que hablar con alguien de una forma bastante incómoda, siempre quieren buscar conversación, como si de verdad me importara que sucede con sus minúsculas y aburridas vidas…
-Buenos días señorita Mendez- Dijo la señora Díaz.
-Buenos días- Dije en un tono arrogante como suelo hacerlo siempre dirigiéndome a estas personas.
Caminé paso a paso pero rápidamente hasta sentarme en el último puesto que había en el salón de clases, la verdad me importaba mucho lo que veía en el colegio, pero como estábamos comenzando el año, me límite a tomar nota sin prestar demasiada atención, en estos días te suelen dar repasos de los años anteriores y mi memoria era un don del que gozaba plenamente. Para mí lamentable sorpresa había gente nueva en el salón, estás me parecían tan increíblemente raras, olían de una forma nada peculiar, y su sangre no se sentía fluir, tampoco su corazón, ellos, ellos eran distintos, ellos eran o parecían vampiros, eran pálidos como la arena, y eran bastante bien parecidos, perfecto, alguien que sabe mi secreto o que podría descubrirlo. Eran tres chicos que no me quitaban la vista de encima, a penas sonó la campana de salida, salí huyendo de ese salón, me fui a sentar lo más alejada posible de toda esa gente, pero ellos aún me seguían mirando y como se sentaron cerca pude oír lo que le decían a Andrea, la chica mas popular del colegio, para mí de popular no tenía nada pero así pensaba todo el mundo, hay un momento en el cual te terminas acostumbrando a los nombres , siempre estaba rodeada de personas admirando su cabello o diciéndole lo bien que bailaba, bah… para mí solo patrañas, yo solo era la chica rara que se sienta a distancia, y no me importaba en lo más mínimo que lo que sucediera o dejara de suceder con su diminuta y tonta vida.

-Quién es ella?- Decía el chico de Cabello largo y despeinado, al voltear a mirar a verme -Es __________(tn), la rara, la inteligente pero no nerd, sino extraña y ya- Dijo Andrea al pestañarle al hermano del chico, al del cabello rizado- Pero no me pregunten de ella ¿sí? Es tonta, háblenme de ustedes…
El chico del cabello largo por el cuello mas o menos y despeinado le dijo -Soy Joe, él es Nick-Dijo al señalar al de cabello rizado,- Y él es Kevin, mi hermano mayor, yo soy el del medio- Dijo al terminar de señalar al de ojos verdes, al parecer Kevin.
-Mucho gusto-dijo Nick
-Un placer conocerte-inquirió Kevin

Al menos ya sabía los nombres de los vampiros desafiantes que llegaron a mi territorio. Había una casualidad, en casi todas las clases en las que yo estaba, estaba Joe, él chico del cabello despeinado, ojos pardos y piel como la arena, no me quitaba la vista de encima, ¿es que a caso no se cansaba de eso? ¿Nunca había visto a una humana-vampira en su vida? Probablemente No…

Al final de mi última clase, tomé las llaves de mi auto, un convertible negro, de hace 10 años de antigüedad, y cuando iba a arrancar el motor, este no quiso prender, definitivamente hoy no era mi día de suerte, para nada lo era, me levanté del asiento, abrí el capo y comencé a observar el motor, sabía algo de mecánica, además que estaba en clases de física avanzada, allí debes aprender algo, no se por que, pero el chico, Joe se me acercó, para que el día cerrara con broche de oro…
-Disculpa, puedo ayudarte?-Dijo con una voz dulce, parecía que de verdad si quería ayudarme pero a mí no me engañaban sus “encantos”.
-No necesito tu ayuda gracias- Dije con voz recia y sin voltear a mirarlo
-Anda vamos deja que te ayude- insistió
-¿Qué quieres chico?, deja de fastidiar, busca un oficio parasito- Dije al apretar la batería del auto, aún sin voltear a mirarlo
- Quiero saber si eres lo que realmente creo que eres- dijo fuertemente, me puse tensa pero lo disimulé muy bien.
-No me importan tus inquietudes, y no soy quien para responderlas, así que déjame en paz.- Dije al intentar prender el auto, simplemente no servía.
-¿Que es lo que anda mal?- Dije pero principalmente para mí misma.
-Yo creo que- Dijo al mover una pieza que no se me hubiese ocurrido tocar.
-Umm… yo no creo que…
-Inténtalo…
Intenté prender el auto y efectivamente, lo había logrado, el chico era un genio ahora, el auto encendió perfectamente…
-Bien- Dije secamente al partir hacia mi camino, mi casa.
Me detuvo – ¿Ni un gracias? tienes unos lindos ojos color amarillo, no deberías taparlos con tu cabello, y no deberías ser tan descortés.- Dijo al intentar mirarme a los ojos.
-Y a mi me importa lo que dices porque...- Dije sarcásticamente al retomar mi camino a casa.

Volví a casa pronto, comí un poco de lo que había de almuerzo, pero eso no saciaba mi sed, tenía que salir a cazar este fin de semana, la comida me mantenía viva, pero no me satisfacía. Cumplí con mis deberes del día, arreglé la casa, hice los trabajos que me habían mandado de la escuela, y luego me puse a hacer la cena, tome unos panes, y los rellené con pollo al Teriyaki, queso, jamón, mantequilla y lo metí en la tostadora, mientras esperaba mi abuelo que estaba sentado en su mecedora frente a mí, quiso hablarme.
- ¿Qué paso hoy en el colegio?- Quiso saber mi abuelo
- ¿qué paso de que abuelo? Todo igual que siempre- Dije esbozando una falsa sonrisa.
- Yo se que algo pasó, estás preocupada, te noto tensa, sabes que puedes confiar en mí- me animó el abuelo
- ¿Bueno sabes que tienes razón? Es que hoy llegaron unos chicos nuevos al colegio y, parece que saben mi secreto, saben lo que soy- Admití triste
- ¿Y como puede ser? ¿Les dijiste algo?- Preguntó
- Ellos son... ellos son vampiros abuelo- murmuré rápidamente
- ¿Que?- me dirigió una mirada misteriosa
- ¡sí! Pero no creo que planeen nada contra mí, parecen civilizados- Agregué.
- Deberías hablar con ellos de todas maneras, no sabes que puedan tramar- dijo al fruncir el seño.
- Tranquilo Abuelo, yo sabré como manejar el asunto- Concluí.

Mis conversaciones con el abuelo no eran demasiado largas, él era de poco hablar, y a mi no muchos me habían oído la voz alguna vez. Le dí su cena, y comí la mía en silencio, inmediatamente después de comer subí, me dí un baño corto y luego comencé a oír música clásica, realmente la única música que me interesaba, al no tener amigos al menos tenía tiempo de sobra para estudiar y oír música.
Al día siguiente, me arreglé como siempre, ropa negra holgada, cabello en la cara, y cubierta completamente, era con lo único que me sentía cómoda, nunca entendí a aquellas chicas que usan faldas y shorts para el colegio, y más aquí en este pueblo, no hace nada de sol, es una simple montaña olvidada, que tiene suerte de estar en algún mapa.
Volver arriba Ir abajo
AleCraazyJB♥
Nuev@


Cantidad de envíos : 8
Edad : 17
Fecha de inscripción : 25/06/2010

MensajeTema: Re: Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO    Febrero 7th 2011, 14:27

CAPÍTULO II ¿Necesidad?

El día hoy no era muy lindo que digamos, parecía que nevaría hoy, estaba haciendo un frío que quemaba, gracias al cielo yo tenía un gran abrigo, había mucha neblina en el camino y el piso estaba resbaloso, así que conduje con cuidado, no quería dañar mi auto, tampoco estaba dispuesta a morir, tenía algo de inmortal pero no lo era del todo, podía morir de un choque. Estacioné el auto en el mismo lugar de siempre y entré al salón 2 minutos antes como siempre, teníamos clases de química.
-Señorita Mendez, escoja a un estudiante para que trabaje con usted por favor- pidió la Profesora de Química, la señorita. Bellow
-Profesora, preferiría trabajar sola, si es posible- dije con un suspiro.
-Bueno señorita Mendez si formo los grupos y sobra alguna persona tendrá que trabajar con ese alguien- dijo con voz fuerte, como acusándome
-Esta bien- Acepté un poco molesta
Todos se estaban agrupando de dos en dos, Andrea la chica popular, corrió rápidamente a colocarse con Nick, el del cabello rizado, y Taylor su novio del año pasado estaba que no podía ni mirarla de la rabia, estas cosas de telenovelas me parecían tan graciosas, peleándose por un tonto grupo. Kevin se coloco con una chica llamada Daniela, nueva al igual que él, al final Joe ni siquiera se veía interesado en integrar un grupo, una chica llamada Camilla se lo pidió pero el no aceptó, esta se colocó con otra desconocida, en fin, la profesora al ver que Joe estaba solo y yo igual, nos colocó juntos.
-Señorita Mendez trabaje con el señor Jonas- El chico se sentó a mi lado, nos dieron las sustancias que debíamos utilizar y una guía para rellenar.
-Pueden comenzar a trabajar-Dijo la Señorita Bellow casi gritando.
Comencé a seguir los pasos que me señalaba la guía en silencio, amaba hacer esto, Joe solo me miraba insistentemente, y su aroma era, tan distinto a otro que haya sentido en toda mi vida, gracias a Dios el no podía verme la cara, yo siempre llevaba mi cabello negro liso tapándomela. Yo iba mezclando los ingredientes de la solución y anotando en la guía.
-¿Puedo hacer algo?- Preguntó tímido el chico, Joe.
-No- Respondí malhumorada
-Ya que no necesitas mi ayuda, me voy a presentar soy Joe Jonas- Dijo orgulloso al tenderme la mano. Yo simplemente ignoré su mano extendida.
-Umm mira chico de verdad no me importa si te llamas Joe o Joseph o Fulano… solo déjame trabajar en paz, tu nombre estará escrito en la guía de todas maneras.
-Primero, no hablas, segundo, cuando hablas solo es para insultarme o insultar a la humanidad, ¿por qué eres tan infeliz?.- Preguntó al querer ver mi expresión ante esto.
Yo no le respondí, solo seguí con mi trabajo, y si que iba bastante adelantada en cuanto a los demás. Acabé el trabajo sin ningún tipo de ánimo de responder su pregunta, me levanté del asiento tomé la guía escribí el nombre del chico y el mío debajo, tomé la solución y se la entregue a la profesora.
-Muy bien señorita Mendez y señor Jonas, hacen una buena pareja de trabajo, desde ahora estarán juntos para las próximas prácticas- Dijo mirándonos de una forma extraña, con una sonrisa extendida. No tenía ánimos de discutir así que esperé a que nos diera la nota.
- Ambos tienen un 10, he revisado los datos y están perfectos, pueden salir- Antes de que terminara de decirlo ya yo estaba afuera con mis cosas. En el almuerzo el chico no dejaba de mirarme, y en todas las clases solo hacía eso mirarme, yo me sentía tan incómoda, nunca soporte que me miraran, pero me daba aún mas vergüenza pedirle que dejara de hacerlo, y cada vez recordaba la clase de química me dolían sus palabras, así que infeliz, ¿de verdad lo era?, entonces ¿a que llamaba Joe Jonas felicidad? ¿Desde cuando a mi me importaba lo que alguien me decía? Esto me dejó malhumorada todo el día. Al Salir fui a la casa y repetí lo mismo del día anterior, y así fue al cabo de toda la semana, ir al colegio, cocinar, estudiar y oír música, el chico se me quedaba mirando todos los días y cada vez que quería formar una conversación conmigo yo me levantaba y me iba, o simplemente lo ignoraba, el viernes hizo sol como cosa extraña, esto solo sucedía 3 veces al año, y esta al parecer era uno de esos días soleados, me quedé en mi casa, a los vampiros se les reconoce fácilmente con el sol, brillamos como un diamante en la luz, mi brillo no es tan fuerte pero siempre he sido muy precavida ya que esto no es nada típico en humanos, además si estás débil y te expones al sol puedes tener grandes heridas, el mito de que el sol mata a los vampiros tiene algo de cierto, así que en los pocos días soleados me quedé en mi casa, haciendo lo de siempre, pero hoy paso algo que no pensé que sucediera jamás, tenía cierta necesidad por volver al colegio, pero no por las clases, sino quería ver a Joe, y esto no era nada bueno, era completamente desconocido para mí, se suponía que yo no revelaría ningún sentimiento jamás ya que esto me convertiría en vulnerable, y temerosa, pero esto era completamente involuntario, las ansias de verlo que tenía solo se iban a saciar con verlo, y no podía salir de mi casa. Así que decidí establecer una conversación con el abuelo, debía olvidar esta necesidad de su compañía, de su mirada clavada en mí, resultaba que aquello que me incomodaba tanto era adictivo.
-Abuelo- le solté en voz baja
-Dime cariño- Dijo dulcemente
-Alguna vez, ¿haz sentido necesidad por algo o alguien?- Pregunté sin rodeos
- ¡Si! Por supuesto, con tu abuela que no conociste, cuando estábamos de novios sentía necesidad de verla, de estar cerca de ella, eso se llama amor pequeña- dijo como perdido en sus recuerdos.
-Umm bien - Alcancé a murmurar
- ¿Por qué eso te está sucediendo?- Pregunto el abuelo con cierta curiosidad.
- No abuelo ¿como crees?, nadie de este tonto pueblo me gusta, fuera del pueblo tampoco, y no creo que me suceda eso jamás, solo quise preguntar por casualidad- dije con cara de despreocupación, pero la verdad es que me moría por decirle a alguien esto que me estaba sucediendo, que conveniente no tener amigos en este momento, sabía que el hecho de que te gustara una persona no traería nada bueno, ahora quiero tener un amigo, en realidad no quiero ¿o si?, ni que quisiera, nadie quisiera juntarse conmigo, soy la rara, de todas maneras estoy intelectualmente por encima de todas esas personas, esa frase siempre me dejaba más tranquila, por mas arrogante que fuera.
El fin de semana fui a cazar algunos alces y pumas, mis ojos están cada vez mas amarillos, suelen estar así cuando estoy de buenas, esto hace que recuerde a Joe, el notó el color amarillo de mis ojos, no puedo pensar en él, no debo pensar en él.
El lunes todo estaba calmado en el colegio, y todo el fin de semana estuve teniendo pesadillas, como si algo malo fuera a sucederme, y en las pesadillas estaba Joe, esto no podía seguir sucediendo, ¿por qué me importaba tanto este nuevo chico que vino a arruinar mi aburrida vida? Yo estaba hundida en mis pensamientos durante la clase de biología cuando de repente siento que alguien me toca la espalda, con una mano fría como la nieve yo enseguida volteo.
Volver arriba Ir abajo
AleCraazyJB♥
Nuev@


Cantidad de envíos : 8
Edad : 17
Fecha de inscripción : 25/06/2010

MensajeTema: Re: Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO    Febrero 8th 2011, 19:26

CAPÍTULO III ¿DESAFORTUNADO O AFORTUNADO ENCUENTRO?


Yo estaba hundida en mis pensamientos durante la clase de biología cuando de repente siento que alguien me toca la espalda, con una mano fría como la nieve yo enseguida volteo.
-¿Estás bien?- me sorprendió Joe
-Si si, es decir, ¿Qué te importa?- Dije molesta
-¿Que genio no? Igual que siempre- Dijo con su voz dulce.
Yo como de costumbre no le respondí.
En el examen de Química que teníamos hoy, respondí todo fácilmente, lo hice en unos 10 minutos, y después de revisar mi prueba la entregue y me fui a almorzar.
Mientras tomaba un jugo, para nada delicioso, sentí como otra mano helada me tomaba el hombro, rápidamente lo aparté, era Joe, se sentó a mi lado.
- Vi como respondías rápidamente la prueba, eres buena en química ¿no?- Preguntó Joe
- Sí- Contesté
- Tú siempre con tus respuestas cortas- Dijo al intentar mirarme a los ojos de nuevo, agache la cabeza.
- La otra vez me dejaste hablando solo, cuanto te pregunte que si eras infeliz, estuve pensando todo el día en eso, y, discúlpame, no soy nadie para decirte que eres infeliz.
- ¿Te puedo preguntar algo?- Inquirí
- Todo lo que tu quieras- Dijo al acercarse un poco mas a mí.
- ¿Por qué me hablas? ¿Por qué no estás con tus amigos? ¿Por qué no te aterro como a todos los demás?
- Esas son tres preguntas, no una.- Dijo vacilando
- Si quieres no me respondas- Dije al levantarme de la mesa, el inmediatamente me tomó por un brazo para que me sentara de nuevo.
- No me toques- dije con ira.
- ¿Por qué eres tan arisca?- Dijo el molesto esta vez.
- No te importa.- Dije al terminar de irme a mi próxima clase.
Todo el día me la pasé pensando en ese chico y de que en verdad quería oír sus respuestas, quería saber por que le interesaba lo que pasara o dejara de pasar conmigo, y no tenía la menor idea de porque a mi me importaba él.
Al siguiente día el chico volvió a buscarme, a preguntarme cosas, yo solo lo ignoraba como de costumbre. Al llegar el fin de semana, me tocaba ir de caza de nuevo, y como el lugar donde siempre cazaba iba a estar lleno de cazadores esta vez, me fui un poco mas lejos, no conocía muy bien esta parte del bosque, pero tenía hambre, como dije antes, la comida humana me mantenía viva, mas no me gustaba ni tampoco era suficiente, cacé un oso, y luego iba tras un puma cuando de repente vi una sombra, tras de mí.
-¿Quién es usted?- Pregunté sin voltear a mirar.
-No te aflijas cachorrita, podemos negociar- Dijo una voz tenebrosa.
-¿Cachorrita? ¿Negociar?- Pregunté de nuevo, e inmediatamente volteé a mirar, era un hombre, considerablemente alto, grande, piel clara y pálida, era un vampiro, por sus colmillos, y estaba segura de que olía distinto, así que se acercó a mí poco a poco, con sus ojos sedientos de mí, cuando quise salir corriendo no pude, era demasiado tarde, me tenía atrapada, no había escape, y aunque yo era fuerte, tenía las de perder en una pelea, así que recurrí a distraerlo, hablando al menos.
-¿Qué es lo que quiere?- dije nerviosa
- Quiero tu cuerpo, quiero tu sangre, eres como nosotros, lo se te he estado observando, pero tu corazón si late, y tu temperatura es cálida, tu sangre huele tan delicioso- Dijo acercándose cada vez un poco mas a mí.
- Mire de verdad, no soy lo que usted, es decir, adiós- tartamudeé al salir corriendo cuando pude, pero él me acorraló contra un árbol y comenzó a tocarme, pasaba sus frías manos por mi cuerpo, y yo estaba llena de asco.
- hueles tan bien- Era lo único que repetía al acercarse a mi cada vez mas mientras intentaba desgarrar mi ropa, yo intentaba gritar pero nadie me oía, estaba desesperada, llena de tristeza, no quería que me siguiera tocando, y de repente cuando estaba terminando de desgarrar mi blusa, llegó alguien, que no pude ver claramente al principio, tomó por detrás a aquel hombre que quiso abusar de mí, y le dio un golpe a puño cerrado en la cara, luego vi como se alejaban de mí, aquel chico que me había salvado hablaba con él, solo pude oír cuando le dijo que no volviera por su bien y aquel hombre o mas bien vampiro, no dejaba de repetir que se vengaría de mí, todo estaba muy oscuro, yo no podía ver mucho, solo vi a aquel hombre que quiso hacerme daño alejarse, y al chico que me salvo acercarse, era Joe, por alguna razón, sentí unas increíbles ganas de abrazarlo, y eso fue lo que hice, lo abracé, mientras lloraba, no quería que el me viera así pero yo tenía mucho miedo, y él me abrazó también, me abrazó fuertemente como consolándome.
-No llores más, todo está bien, no te pasará nada malo, ya se fue y yo estoy contigo- Dijo Joe con su voz desconcertantemente dulce, yo nunca había estado tan cerca de él, tan cerca de nadie, rápidamente me separé de él y él me secó las lágrimas con sus dedos. Me senté al lado del árbol, y él hizo lo mismo que yo.
- Gracias- Dije agradecida de verdad.
-Sabía que si tenías sentimientos ___________(tn)- dijo con suavidad.
- Lamentablemente nadie escapa de tenerlos- admití
- Tenías mucho miedo y por eso las lagrimas, no son los sentimientos que quiero ver en ti, quiero verte feliz, quiero que sepas que puedo ser un amigo para ti- dijo al apartarme el cabello de la cara.
-No me toques-Dije como de costumbre al apartar su mano de mi cara - Y yo nunca voy a ser feliz, porque no tengo motivos para serlo, mejor búscate una amiga con sentimientos de felicidad, no una chica rara con una vida triste, y lo siento por lo del abrazo, no volverá a ocurrir- le aseguré.
- No tienes que pedirme disculpas por nada, y las gracias tampoco, no te voy a obligar a que seas mi amiga, quiero que tú lo seas por tu propia voluntad- me explicó.
- Lo pensaré- Dije con voz quebrada. –Ahora tengo muchas cosas en que pensar, y quiero tomar un baño, ese maldito vampiro rasgó mi ropa y casi abusa de mí- Dije molesta.
- Te aseguro que no se volverá a meter contigo- Prometió
- Mejor vete a tu casa- Le sugerí y mientras me escabullía…
- ¿O sea que sabías que era un vampiro? – Me sorprendió.
- Yo… yo no se nada

Dije nerviosa al tomar mi camino de regreso a casa.

Todo el fin de semana me la pasé en mi casa, ni siquiera salí a comprar víveres, el abuelo lo hizo por mí, yo tenía mucho miedo, en cualquier momento aparecía aquel vampiro de nuevo, yo estaba aterrada, cada vez que recordaba como rasgaba mi ropa me estremecía, y no me cansaba de agradecerle a Dios que Joe haya llegado, pero había un problema, el ya sabía que yo estaba enterada lo de los vampiros, él y yo teníamos mucho de que hablar...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO    Hoy a las 03:13

Volver arriba Ir abajo
 
Oo°~• Entre el Amor y la Venganza •~°oO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ENTRE EL ODIO Y AMOR CAPITULO 1
» Amor entre hermanos Nick y tu (digamos algo hot)
» ~Amor Entre Famosos~ //Nick Jonas Y Tu//
» Ana y Teresa, un amor valiente II
» VENGANZA FINAL ADAPTADA!!! (NICK Y TU) DE TODO UN POCO CAPITULO 15 EL FINAL pag 4 TERMINADA!!!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ROMANTICAS-
Cambiar a: