Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

  Your biggest fan.(Nick yTu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:46




Your biggest fan.


Capítulo 1.

Faltaban solo pocas personas para que mi turno de ver a los Jonas Brothers llegara. Era el mejor día de mi vida, creía que había sido ayer, al verlos en concierto, pero, al ver que solo dos personas faltaban para mi turno, supe que hoy es y será el mejor día de mi vida.
—Ya me quiero ir, ya me quiero ir, ya me quiero ir…—Repetía Any una y otra vez. No es fan de los Jonas, así que odiaba el hecho de tener que verlos y estar rodeada de sus fans— Chelsea, ¿podemos irnos?—La miré enojada unos segundos y ella giró su vista a la puerta de la entrada del centro comercial en el que estábamos.
Mi turno llegó, mordí mi labio inferior y caminé con la mayor felicidad hacia donde el mayor de los Jonas estaba. Un timbre comenzó a sonar cuando crucé el marco que había frente a mí, pensé que era algo malo, pero unos papelitos de colores comenzaron a caer sobre mí.
— ¡Felicidades! ¡Has ganado una semana en LA con los Jonas Brothers!—Un hombre me felicito por haber… ¡¿gané qué?!— ¿Cuál es tu nombre?— Miré a Any, tenía la misma cara que yo. Sorprendida.
—Chelsea Bender— Aun no creía nada de esto. ¿Era a caso un sueño del que me decepcionaría al despertar? No lo sé.
—Bien, Chelsea, mañana te vas con los Jonas Brothers para pasar una semana en Los Ángeles, nena—Mi estado de estupefacción era demasiado, que hasta creí que me desmayaría en cualquier momento.

— ¡Por favor, mamá!— Le rogué una vez más— Es una oportunidad única de conocerlos mejor, ¡ser su amiga!—Mamá no me dejaba irme de Texas, la verdad, nunca he salido de Texas. Menos me dejaría salir con personas que ‘no conozco’
—No, Chels, no irás sola con esos tres muchachos. No irás—Remarcó por milésima vez.
—Pero no iré sola, Stella también—Me habían dado la oportunidad de ir con una amiga.
— ¿Stella? ¿Stella Langsdorf?—Stella era mi compañera de locuras Jonaticas, por eso había decidido que ella pasara una semana conmigo y con ellos en LA.
—Sí, mamá, ¿Cuál otra Stella?—Reí irónicamente y me senté en el sofá de la sala— ¿Iré?—Pregunté con mucha esperanza.
—Si va Stella… de acuerdo…—Abrí mis ojos a más no poder y me puse de pie de un salto, abracé a mi mamá muy fuerte y dejé algunas lágrimas recorrer mis mejillas.
— ¡Gracias, gracias, gracias! ¡Mil veces gracias, má!—Besé su mejilla una y otra vez hasta que me empujó lejos de ella. Ella sonrió y abrió los brazos para abrazarme de nuevo—Te amo, Stephanie—sonreí.
—También yo, Chels—sonrió igual que yo.
—Voy a llamar a Stella a ver si la dejaron ir—solté a mi madre y besé su mejilla una vez más para después irme a mi habitación.
Marqué el número de Stella y sonó el típico pitido cuando entra la llamada al otro teléfono. Una sonrisa se formó en mis labios al escuchar que Stella había contestado.
— ¿Te dejaron?—Dijimos al mismo tiempo— ¡A mi si!—Dimos un enorme grito de emoción y hablamos por horas acerca de lo grandioso que era que ganara eso.

— ¡Hola!—Saludó Stella con entusiasmo al ver a Joe desde la camioneta que habían mandado para nosotras.
—Hola, tú debes ser Stella. Mucho gusto—salió de la camioneta y saludó a Stella con un beso en la mejilla—Pensamos que el concurso era algo malo, que se volverían locas y se abalanzarían sobre nosotros, pero veo que son fans que se saben controlar—Nos dedicó una encantadora sonrisa y miré a Stella.
—A mi no me cuesta nada, tengo autocontrol. Ella se está que se muere por besarte—Stella se tornó roja como tomate y golpeé su hombro—Es mentira, también tiene autocontrol—Besé su mejilla y la abracé por los hombros.
— ¡Vaya! Se nota que son muy unidas—sonrió.
—Unidas o no, ya es hora de irnos, Joseph—El rizado que tanto amaba asomó su cabeza por la ventana y nos miró—Los paparazzi no tardan en llegar—Esto estaría en las noticias hoy, así que todos mis conocidos sabrían que estaría con ellos.
—Ya vamos, Nick—Dijo Joe en tono irritado—Ignoren su actitud. Últimamente su carácter es muy apestoso…
— ¡Te escuché!—Gritó abriendo la puerta.
¿Qué era lo que le pasaba? No parecía el chico dulce y sensible al que yo escuchaba cantar todos los días.
Nos despedimos de mi madre, me dijo un millón de veces que me cuidara y por fin me dejó irme. Entramos a la camioneta y Joe nos presentó a Kevin, Danielle y Nick. Danielle tenía una hermosa y dulce voz. Era todo un encanto. Kevin era como lo describían sus hermanos: dulce, sensible y muy amoroso con su esposa. El chico perfecto. Pero Nicholas… era muy diferente a lo que yo había imaginado.
—Eres muy agradable, Chelsea—Sonrió Danielle—También tu, Stella—sonrió ampliamente y se apegó mas al hombro de su esposo.
—Muchas gracias. También tú, Danielle—reí levemente y observé como Kevin besaba a su esposa. Eran simplemente la pareja perfecta, la forma en la que se miraban, reían juntos, era hermoso.

Llegamos al aeropuerto y suspiré antes de sonreír al saber que los próximos siete días, serían llenos de diversión Jonas. El sueño de mi vida.
Fuimos por los pasajes, pasamos las maletas por esas bandas para que las examinaran y después de eso, pudimos abordar el avión. Me di cuenta de que el aeropuerto estaba lleno de paparazis. Los flashes me aturdían demasiado. Mi vista no era muy buena, usaba lentes en ocasiones, y esto no le ayudaba en nada.
—Vamos, niña— ¿Niña?
— ¿Perdón?—Me detuve y lo observé enojada por unos segundos.
—Y ahora estas sorda…—Okey, este era un clon que los aliens habían dejado, idéntico a él, pero era un muy mal carácter el que tenía.
—Tres cosas. Una: Mi nombre es Chelsea. Chel-se-a—separé el silabas mi nombre—Dos: los flashes me aturden. Mi vista no es la mejor de todas y los flashes la dejan peor. Tres: No soy una niña. Tengo diecisiete—Quité su brazo de mi espalda, ya que lo había puesto ahí para empujarme y caminar más rápido, y me alejé lo mas que pude de él. Su carácter era increíble.

ACLARO!!! ESTA MINI NOVE NO ES DE MI AUTORIA, LA ENCONTRE Y PUES ME GUSTO...
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:47

Capítulo 2.

Kevin regresó del escritorio de la administración del hotel. A juzgar por su expresión, creo que no había habitaciones libres.
—Chicos, solo hay tres habitaciones—Joe y Nick dieron un ‘‘¿Qué?’’ al mismo tiempo. Me molestaba, creí que cada uno tendría su habitación. No quiero dormir con Stella, ronca como nadie.
—Bien, Joe, dormiremos en la misma habitación—Dijo Nicholas en tono irritado, sin gusto.
—Olvídalo. Cuando no tienes sueño, te pones a leer y no apagas la luz hasta las cuatro de la mañana—Stella rió y yo también.
— ¿A caso quieres dormir con una desconocida?—Dulce, amoroso y cariñoso Nicholas… ¿Dónde está ese chico?
—Si la desconocida no deja la luz encendida, si—A Stella se le iluminaron los ojos y yo sonreí. Ella muere por Joe.
—Yo no dormiré con una desconocida…
—Tranquilo, no mordemos—Dije con sarcasmo y alcé una ceja enojada. ¿Cómo es que me enamoré de alguien así?
—Joe, dormirás con Stella y Nick, tú con Chelsea—Dijo Kevin tomando la mano de Danielle y caminando a la recepcionista.
— ¿Qué?—Gritamos al mismo tiempo—No dormiré con él—Dije cruzándome de brazos—No quiero que lo amargada y aguafiestas se me pegue—Sonreí falsa.
— ¿Amargado?—Alzó una ceja y se acercó a mi—No me conoces, no puedes decir que soy y que no, NIÑA—Remarcó el ‘niña’ y eso me hizo casi echar humo por las orejas.
—Creí conocerte, pero veo que tienen razón en el dicho: No juzgues a un libro por su portada. Pareces dulce, sensible, pero eres amargado y no eres para nada dulce y mucho menos sensible—Me descrucé de brazos y me senté en uno de los sillones de la recepción.
—Chelsea, por favor—Dijo Stella en un susurro— te lo pido, quédate con Nick y yo con Joe…—Me hizo una cara de niña pequeña y no me quedó de otra más que aceptar.
—Bien…—rodeé los ojos y sonreí sin gusto. En cierto modo, no me desagradaba nada dormir con él, solo odiaba el carácter que tenía.
—De acuerdo, chicos—Kevin llegó con tres juegos llaves en su mano—Joe, Stella, estas son sus llaves, su habitación es la 205—Joe tomó las llaves, su maleta y caminó junto con Stella hacia el elevador—Chelsea, Nick, sus llaves y su habitación es la 207—Nick arrebató las llaves de la mano de Kevin, tomó su maleta y miró enojado a Kevin.
—Gracias, Kevin—Tomé mi maleta, mi bolsa de maquillaje y lo seguí.
Esperamos a que el elevador bajara de nuevo y cuando las puertas se abrieron, como todo caballero debería dejar que la chica pasara primero, pero en vez de eso, entró él y las puertas comenzaron a cerrarse. De no ser porque puse mi maleta entre las puertas antes de que se juntaran, habría tenido que esperar de nuevo.
Escuché un suspiro de su boca y noté que me miraba de reojo. Era odioso sentir su mirada muy concentrada en mí. Guié mi vista a él y él regresó su vista al frente. Ahora yo suspiré y escuché la típica y odiosa campanada que hace el elevador cuando llegas a tu destino.
—Aquí es—Abrió la puerta y esta vez no esperé a que me dejara la puerta abierta y me dejara entrar primero, me adelanté y entré primero que él.
—Si no me dices, ni cuenta me doy—Caminé en busca de una cama o una habitación.
Era muy espaciosa la habitación en la que viviría los próximos siete días, lo único malo era con quien compartiría dicha habitación y quien la habitaría en las noches.
Normalmente, que ganes un concurso y estés una semana con tus más grandes ídolos, es un milagro, mágico, pero en este caso, lo que más quería era que Nicholas se mantuviera alejado de mí. Irónico, ¿no? Me refiero a que, los últimos cinco años de mi vida, ellos tres, sobre todo Nick, habían sido mi más grande anhelo, pero ahora lo quería lejos de mí. Quería que un meteorito callera sobre él, y su mal carácter dejara de molestarme. ¡Irónico!
— ¡Genial!—Exclamé al ver que si había dos camas, pero estaban separadas por un buró café de madera. ¡No dormiría a escasos metros de él!
Nick entró y dejó caer su maleta al ver lo mismo que yo. Sabía que, como a mí, le molestaba en hecho no solo tener que compartir la habitación, sino que también tener que dormir uno al lado del otro.
—Toc-toc—Entraron en la habitación y nos encontraron viendo las camas—Vamos, Chelsea, tu mejor semana en Los Ángeles comienza en diez minutos—Nick salió de la habitación y se escuchó un enorme portazo desde la entrada—Creo que no le agrada nada la idea de…
— ¿Tú crees?—Rodeé los ojos y tomé mi maleta. Caminé al baño y saqué mis pantalones negros entubados, mi blusa azul sin estampado y mis converse. Era mi combinación de ropa favorita.
Me puse la ropa y acomodé mi corto cabello castaño en una diminuta coleta sujetada con un listón de color negro. Lucía sencilla. Si algo amaba en este mundo era la simpleza en la vestimenta.
—Vámonos, Chels—Stella tomó mi mano y nos encaminamos a la recepción del hotel.
Al llegar, me di cuenta que la pareja perfecta estaba ahí besándose, dulce y amorosamente. Joe hablaba por teléfono y el mal carácter de Nick, no estaba. —Gracias al cielo— Pensé.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:48

Capítulo 3.

Los Ángeles era algo hermoso. Vivir tu vida entera en Texas, era algo frustrante, más si tienes una madre como Stephanie Bender. Vivir entre pura naturaleza era hermoso, pero, siempre pensé en cómo sería una vida en la ciudad. Y hoy, prácticamente, vivía una vida urbana.
— ¿Ya habían venido a Los Ángeles?—Preguntó Joe.
—No—respondí—Nunca había salido de Texas, mi madre es paranoica—reímos todos, menos una persona. Nick.
—Bien, chicas, Kevin irá con Danielle a comer y nosotros cuatro, pasearemos por la ciudad. Mejores guías no podrían tener—Sonrió ampliamente y Stella mordió su labio inferior. De no ser porque yo sostenía su mano, se habría lanzado a besarlo.
—Perfecto—sonreí.
Kevin y Danielle se fueron a comer, como marido y mujer supongo que querían comer solos y después nos encontraríamos.

Cientos de tiendas, miles de cosas que quería comprar, pero solo tenía 600 dólares, así que solo compraría algo que en verdad necesitara.
— ¿Tienen hambre?—Dijo Joe riendo al escuchar mi estómago gruñir.
—Si…—mi cara ardía de vergüenza. La más grande obsesión de mi vida, había escuchado a mi estómago gruñir de hambre.
—Vamos, Kevin y Danielle ya deben de haber salido, así que, podríamos platicar un poco más a gusto.
Por suerte, el restaurante estaba cerca, pero lleno de paparazis por eso de que una fan ganó una convivencia de una semana con ellos. Era la noticia del año.
—Y luego…—Stella comenzó a contar esa vergonzosa historia de cuando me caí al tratar de subir a la yegua que me habían regalado—Chelsea subió una pierna, pero Kenia—así le había puesto a mi yegua—se fue corriendo y Chels se cayó—Joe y Stella comenzaron a reír como tontos mientras yo me crucé de brazos y Nicholas tomaba agua del vaso que tenía.
—Chels, eso es lo más divertido que le debe de haber pasado a una persona—Joe seguía riendo. Mientras más reían, mas me enojaba.
—No me causa gracia. Me hubiera gustado que cayeras en la fría y mojada tierra ese día—Se echaron a reír de nuevo y tomé un sorbo de refresco.
—Bueno, vámonos—Habíamos llegado aquí a Los Ángeles a las cinco de la tarde, ahora eran las diez de la noche.
Había sido la mejor tarde de mi vida, risas y risas con Stella y Joe, era maravilloso poder convivir con él. Stella parecía ser su amiga de toda la vida, hablaban de cosas tan intimas que creerías que nacieron juntos.
—Fue maravilloso, pero hay que descansar. Ahora que tenemos esta semana libre, podemos dormir temprano—Joe besó mi mejilla, Stella también y ambos se fueron a la habitación que compartirían.
Dejé mi bolsa sobre el sofá que había frente a una hermosa televisión de plasma negra. La habitación perfecta, sin duda, pero el inquilino con el que la compartía, no lo era… ¿o sí?
—Tomaré una ducha—Le informé para que no fuera a entrar al baño.
—Bien—Dijo frío dejándose caer en el sofá para ver televisión.
Ahora me daba cuenta que mamá tenía razón al decir que no conocía para nada a Nick Jonas. Joseph era como todo el mundo decía: gracioso, precioso y baboso. Rimas que quedan a la perfección con su actitud, su carácter y su forma de ser. Dulce, tierno, amable… eran cosas que no quedaban en nada al Nicholas Jonas que había conocido hoy.
—Ah… yo… lo siento…—Se disculpó cuando abrió la puerta sin saber que estaba adentro del baño aun—No sabía que…—Mi cuerpo solo estaba cubierto por una toalla, cosa que te incomoda si Nick Jonas está frente a ti—… no sabía que seguías en el baño…—tragó saliva sonoramente y sentía las gotas de agua que aun quedaban en mi rostro, evaporarse mientras más avergonzada estaba.
—No importa, yo… ya iba a…
—Tranquila, vístete y…—Tomó la perilla y cerró la puerta.
Cuando la puerta tocó el marco, di un enorme suspiro y abrí los ojos al tope y luego los cerré. ¿Cómo es que, odiándolo ahora, me hacía sentir un nudo en la garganta y tantas vergüenzas? Me sentía ridícula cuando Stella contaba mis historias vergonzosas y él no hacía nada más que mirarme.
Cerré la puerta a mis espaldas y lo miré, estaba con sus perfectos ojos cerrados, una hermosa sonrisa en sus carnosos e irresistibles labios. Su mano estaba detrás de su nuca, su respiración era normal, o eso parecía. Lucia hermoso mientras dormía.

Un molesto sonido de un celular interrumpió mi perfecto sueño. Nicholas no era el tipo engreído y todo era perfecto. Claro, un sueño, completamente.
— ¿Nick?—Miré la cama de junto y me sorprendí de no verlo ahí acostado—Engreído y ni siquiera me despierta si vamos a salir…—rodeé los ojos y tiré las sabanas a un lado para salir de la cama.
Busque ropa que usar, algo había mencionado Joe de que iríamos a la playa. Hacía un perfecto día en Los ángeles para ir a la playa de Malibú. Era la más cercana.
—Buenos días, Chelsea—Cuando salí de la habitación, vi que Joe, Stella y Kevin jugaban golf de pasillo. ¿A quién se le ocurre?
—Hola, Joe—Iba a preguntar por Nick, pero me valía un binomio donde estuviera— ¿Qué hacen?—sabía perfecto lo que hacían, pero quería que me explicara las cosas a su manera. O sea, para él.
—Pues, verás…—Comenzó a explicarme que en la mañana le dieron ganas de jugar golf, pero no había ningún campo de golf cerca, así que decidieron jugar golf de pasillo. Típico si no quieres o no puedes salir—Y por eso hay calabazas… —Reí cuando imitó aquella línea de Phineas y Ferb. Mi caricatura favorita.
—Idiota—dije entre risas y lo abracé. Un día de conocerlo, pero sentía que habíamos sido siameses.
—Bueno, Chels, toma tus cosas que nos vamos a la playa—Sonrió separándome un poco de su cuerpo para poder verme.
Era increíble como dos de los Jonas eran las personas más maravillosas que existían sobre el planeta Tierra, y como uno hacía caer al apellido Jonas al lodo con su actitud.

— ¡Es increíble!—Grité al ver la enorme playa frente a la que me encontraba—Joe… esto es… asombroso…—sonreí ampliamente y corrí tal y como una niña de cinco de años al árbol en navidad.
— ¡Espera, Chels!—Nos pusimos a correr, Stella, Joe y yo. Los tres éramos un enorme torbellino en cuanto a correr y jugar en la playa se refiere.
No supe cuanto tiempo pasó, pero unas manos me tomaron de la cintura y me hicieron caer al agua y hundirme por completo en ella. Al salir, pude ver una enorme sonrisa en la cara de Nick. Idiota.
— ¿Qué te pasa?—Quité algo de agua de mi cara y lo miré enojada.
—Lo lamento, creí que querías jugar—cambió esa sonrisa por una cara sin expresión alguna y giró hacia la orilla.
—Creí que no te caía bien—le dije en cuanto me puse de pie y caminé en dirección a un puesto de comida. Moría de hambre.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:49

Capítulo 4.
— ¿Quién dijo lo contrario?—O sea que… ¿no le caía bien?
—Nadie, pero, tus cambios de humor me dan miedo… ayer no querías saber nada de mí y hoy… ¿quieres jugar?—Bipolar.
—Una cosa es que quiera jugar y otra es no querer quedar mal por tratar mal a la fan que ganó la convivencia. Piensa, niña—Giré enojada y me crucé de brazos.
—Chelsea—volví al camino que había pausado por recordarle mi nombre y llegué al puesto.
Los paparazis comenzaron a tomar fotos, Nick sonreía y yo ignoraba todo llamado para que me tomara fotos con él. Siempre quise una foto con él, pero ahora que se cómo va a ser, no quiero ni escuchar su nombre.
—La convivencia incluye fotos, Chel-sea—Separó mi nombre en silabas y caminé a la silla donde Danielle había dejado nuestras cosas.
— ¿Ya no soy niña?—Era solo un año menor que él, no entendía la razón, el motivo o la circunstancia por la que me decía ‘‘niña’’
—Creo que ya me sé tu nombre… ¿Andrea, no?—Golpeé su hombro y mordí la hamburguesa que había comprado.

La tarde era hermosa. Lo único que molestaba era tener que soportar las multitudes cada que los reconocían. No sé como lo soportan.
—Mejor nos vamos, aun nos queda una caminata por el parque—Joe llegó con la cara llena de arena, igual que Stella.
—Primero límpiense la cara, Joe—Dijo Danielle pasando su dedo por su mejilla—No quiero que ensucien el auto—Reí levemente y miré a Stella.
Ambos corrieron hacia el océano y comenzaron a lanzarse agua y al minuto regresaron. No quedaban rastros de arena, pero ahora estaban empapados de nuevo. Danielle les dio sus respectivas toallas y comenzaron a secarse. Joe y Stella parecían llevarse muy bien. Lástima que después de esta semana, Stella no lo vuelva a ver.
—Vamos—Tomé mi bolsa y me puse de pie.
Caminamos hacia el auto, todos subieron, tratando de no ser muy captados por las cámaras. Ahora sabía lo estresadas que son las personas famosas. No poder salir de tu casa sin que un paparazzi te siga, era estresante.

Tomé un sweater azul con la gorra negra y salí de la habitación, solo faltaba yo, así que tan pronto y pisara en pasillo, todos comenzarían a caminar hacia el elevador.
Me había dado cuenta de cuánto me había perdido. Todos esos años en Texas, te dejaban con ganas de quedarte la vida entera en Los Ángeles, de recorrer cada rincón de la ciudad y recorrer el mundo entero.
—Llegamos—Stella salió del auto y corrió por el parque, seguida por Joe.
Kevin y Danielle se fueron, me daba cuenta de que Kevin no estaría con nosotras en la semana. Lo entendía, tenía una semana libre y debía aprovechar y salir a pasear con su esposa como todo matrimonio normal.
—Lindo, ¿no?—Aun no entendía el cambio de actitud de Nick. Ya no era el chico engreído de anoche… era ya como lo describían siempre.
—Ah… si…—Dije sin entender.
Un montón de personas con cámara se acercaron corriendo. Paparazis. Joe y Stella corrieron hacia nosotros y los cuatro corrimos juntos detrás de un enorme arbusto.
—Por una vez quisiera salir sin que nos sigan—Joe rodó los ojos y se dejó caer en el pasto. Stella chasqueó los dedos. Tenía una idea o quería ir al baño por esa sonrisa que tenía en sus labios.
—Tengo una idea—sonrió más ampliamente y me miró—Joe, saldremos como si fuéramos una pareja. Esconderás tu cabeza en mi cuello y ni si lo haces bien, no sabrán que eres tú—Joe se puso de pie y sonrió.
—Esa idea es excelente, Stella—Hicieron un saludo que, supongo, ellos inventaron—Nick, Chels, hagan lo mismo—Suspiré y cerré los ojos.
—Prefiero comerme el cuello—Rodeé los ojos y miré a Joe enojada.
—Chels… así podremos tener una salida ‘normal’—Agregó las comillas.
Bien, por una parte, quería igual una salida normal. Eso de las fans, las multitudes de paparazis y las fotos, me tenían hasta el tope. Suspiré y pensé si era lo que quería… asentí con cara de enojo y Joe sonrió.
—Bien—Tomó la mano de Stella y sonrió— ¿Lista para ser mi novia?—Noté como la cara de Stella cambiaba de roja a pálida. Asintió embobada.
Joe, por fortuna, usaba una chaqueta como la mía; con gorra en la espalda. Éramos los únicos dos, pero la chaqueta que Nick usaba, quedaba perfecto para tapar su rostro y usaba esos enormes lentes negros. Lo cubriría perfecto.
—Vamos—Subió un poco su cuello y salió de detrás del arbusto.
Tomé un poco de aire, tomé la gorra y la puse sobre mi cabeza. Me miró enojado y metí las manos en los bolcillos que tenía el sweater.
—Anda, no tenemos mucho tiempo antes de que nos descubran—Extendió la mano y la tomé.
Una hermosa y… rara sensación recorrió mi cuerpo al sentir el menor roce entre nuestras manos. Entrelazó nuestros dedos y comenzamos el pequeño teatro de novio y novia.
—Aquí vienen…—susurró acercándose a mí. Tomó mi cintura con una sola mano y la otra la usó para subir uno de mis brazos a su cuello. Bien… esto era más de lo que yo creí…
Sentía nuestras respiraciones agitarse, a mi corazón agitarse y mis manos comenzando a sudar. Se supone que ahora lo odiaba, ¿no? Entonces, ¿Por qué me pone tan nerviosa la distancia a la que esta…?
— ¡Wow!—Lo separé un poco—No quedamos en que nos besaríamos, Jonas—entrecerré los ojos y él rió.
—No quiero besarte, es para que no nos descubran, Chel-sea—Y seguía separando en silabas.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:49

Capítulo 5.
¿Me estaba diciendo que me iba a besar? Así era, ¿no?
Nuestros labios se acercaban más y más, eso me ponía nerviosa, más de lo que alguna vez estuve en mi vida. Tragué saliva sonoramente y él rió un poco. Era seguro que me besaría. Cerró los ojos y lamió sus labios lentamente, ahora yo cerré mis ojos y era solo de esperar a que nuestros labios chocaran.
— ¡Ajam!—Rápidamente nos separamos—Ya se fueron, no tienen que ‘‘fingir’’ que se querían besar—Stella rió como nunca y chocó la mano derecha con Joe.
—No la quería besar, hice como que la besaba para que no nos descubrieran, idiota—Se dirigió a su hermano.
—Preferiría besar a un sapo que a ti—Rodeé los ojos y sonreí falsa a Nick.
— ¿Sabes? Lo mismo digo—Se dio la vuelta y caminó hacia el auto. Tan pronto y llegó, abrió la puerta y entró, cerró la puerta muy fuerte y di un pequeño brinco.
—Lamento la actitud de Nick…
—No lo lamentes tú, que lo lamente él—rodeé los ojos y metí las manos en mis bolsillos del sweater.
No quería estar con nadie, así que salí del parque ignorando todo llamado de Stella y Joe. Encontré a Kevin y Danielle en el camino, les dije que iba por una malteada y que regresaba. No entendieron el motivo de mi soledad en ese momento, pero aun así ellos siguieron recorriendo la cuidad de noche.
Al ganar esta estúpida convivencia, me imaginé que los tres Jonas estarían felices, pero solo dos de ellos lo estaban. Nick prácticamente me decía con su actitud que conocerme fue lo peor de su vida. Nunca me imagine que conocer a un Jonas fuera lo peor que pude hacer en mi vida.
—Chelsea—Entré a la habitación y él se puso de pie—Quiero hablar contigo—sonrió lentamente y caminó a mí.
—Me voy a dormir—Dejé el vaso de malteada en la entrada y dejé mi sweater caer junto a él.
—Por favor, Chelsea, tengo que hablar contigo—Cerré los ojos cuando pasé junto a él y suspiré. Necesitaba mucho valor para lo que iba a hacer.
— ¿Para qué? ¿Para qué me digas que lo peor que has hecho es conocerme?—Giré a verlo y su mirada era de confusión—Es, prácticamente, lo único que me demuestras, Nick—Un enorme nudo de formó en mi garganta.
—Chelsea…
—Olvídalo, olvida que me conoces tan pronto y la semana termine—Reanudé mi camino a la habitación que contenía mi cama.
Me dejé caer con todas las fuerzas sobre la cama y dejé una lágrima recorrer mi mejilla. Odiaba sentirme completamente estúpida al no caerle bien, al saber que nunca seríamos ni siquiera amigos.
—Chelsea—me senté en el borde de la cama y miré por la ventana que tenía la habitación—, lo lamento—Limpié toda lagrima que estuviera en mis mejillas y me puse de pie—Chelsea, lo digo de verdad…
— ¿En serio? ¿No me dijiste que solo querías quedar bien?—Mi voz se quebró y detuvo mi andar con su mano.
— ¿Crees que te pediría perdón si no lo sintiera?—Bien, si solo quería quedar bien frente a la cámara, pediría perdón frente a la cámara.
—Está bien, como digas—Rodeé los ojos y quité su mano de mi brazo—Ahora quiero dormir—Le señalé la puerta y alzó ambas cejas.
—No me quiero ir, también duermo aquí—Sonrió dejándome en un paro cardiaco al verlo sonreír.
Se acercó a mí, rodeé los ojos y suspiré. No quería mas disculpas de… ¡Un momento! ¿Por qué se acercaba a mí con esa sonrisa perversa? Era extraña la forma en la que acortaba la distancia entre los dos y… la sonrisa que tenía en sus labios, daba miedo.
—Ni-Nick…— ¡Bien, Bender! Ahora resulta que eres tartamuda.
Sus labios estaban cada vez más cerca de los míos. Era extraña la sensación que sentía en mi estómago cuando lo sentía acercarse más y más.
Nuestra distancia era cada vez más escasa, casi podía sentir nuestras respiraciones mezclarse. Las mariposas revoloteaban felices en mi estomago. Sus alas rozaban mi estómago y me hacían querer sonreír. ¡Estúpidas mariposas!
— ¡Es tiempo de fiesta, chicos!— ¡Demonios!—Nick… Chelsea…—Stella nos llamó y rodeé los ojos seguido de un suspiro.
—Ya vamos—dije sin gusto separándome para caminar a la sala que tenía la habitación.
Stella encendió la radio y estaba ‘Please be mine’ en una estación. Joe se puso a cantar esa canción y bailó con Stella. Kevin bailó igual, pero con Danielle. Me dejé caer en el sillón y los observé. La combinación que hacían Stella y Joe era asombrosa. Una hermosa y perfecta combinación, al igual que un poco extraña.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:50

Capítulo 6.


Me senté en una silla frente a la barra que había en la cocina. No quería ni tenía ganas de bailar. Stella, Joe, Kevin y Danielle parecían divertidos, pero yo me puse a jugar con una cuchara y un tenedor en la cocina.
—A bailar, Chels—sonreí falsa y negué tres veces seguidas— ¡Vamos!—Negué de nuevo y Stella se acercó a mi— ¿Qué pasa? Tú lo que más amas es bailar—Odiaba que me conociera tan bien.
—Nada, solo…—Debía inventar algo—son… ya sabes, esos dolores que te dan en esos días—sonreí falsa de nuevo y me puse de pie—Estoy bien, solo es eso—sonreí, besé su mejilla y me fui a la cama.
Era obvio que la música no me dejaría dormir, pero hice el intento después de tomar una ducha y acostarme sobre mi cama. Las voces, en este momento, desafinadas de Stella y Joe daban muchas ganas de reír. Pero yo no quería reír, quería dormir…

—Buenos días, Joe—Saludé al verlo jugar hockey con Stella en el pasillo. ¿Qué tenían que jugaban a todo en el pasillo?
—Buenos días, Chels—besó mi mejilla y Stella agitó su mano saludándome.
—Hola, Stella—me acerqué a ella y besé su mejilla con cariño.
—Chels, quiero hablar contigo—Joe tomó mi brazo y me llevó hasta otro pasillo—Chelsea, Nick de verdad lo siente…
—No lo defiendas. No me importa si lo siente o no. Tenía una semana para convivir con él y en cinco días, todo lo que ha hecho es ignorarme—Sonreí con todo el sarcasmo del mundo y me alejé de Joe.
Bajé por las escaleras, no quería usar el elevador si iba a correr un poco por la cuidad. Habíamos recorrido las mismas calles una y otra vez, así que ya conocía estos rumbos perfectamente.
—Hola—Rodeé los ojos y caminé sin saber a dónde iba. Aun seguía en el hotel, pero quería esconderme y después salir.
Cuando miré hacia el frente, noté que estaba en el comedor. Eran las ocho de la mañana, el restaurante del hotel abría a las diez. Miré el piano que estaba en el centro del lugar y sonreí, con esa sonrisa me acerqué.
Rodeé el piano y después de media vuelta, decidí sentarme en la silla que estaba ahí. Toqué la primera canción que se me vino a la mente; Your biggest fan.
—‘Cause I never even noticed took a while for me to see playing back the moments And I’m starting to believe…—Amaba cantar esa canción, era casi lo que yo sentía por Nick Jonas, sentía, tiempo pasado.
—And I know where we are and I know who I am… baby, I’m your biggest fan…—Su voz interrumpió la mía y dejé de tocar aquella canción.
—Y se acabó la diversión…—rodeé los ojos y me puse de pie.
—No, Chelsea…
Seguí caminando sin importarme que me estuviera hablando. Había herido mis sentimientos mucho en estos cinco días.


— ¡No quiero tener nada que ver con ella!—Tomé la perilla de la puerta y con los ojos llenos de lágrimas, la abrí. Había dicho que no quería estar conmigo, menos tener algo que ver conmigo.
—No te preocupes, en diez minutos me voy—Con rabia y dolor, limpié todo rastro de lágrimas y caminé a la puerta que conducía a la habitación con las camas. Tomé mi maleta y caminé a la puerta—Fue muy desagradable conocerte—extendí mi mano pero él nunca la tomó—No te preocupes, yo diré que me trataste de lo mejor… no diré que lastimaste a tu mas grande fan…—Cerré la puerta de un enorme golpe y Stella estaba del otro lado de esta—Vámonos…
Joe salió de la habitación y me dio un enorme abrazo, descargué todas las lágrimas, lamentos y sollozos sobre él. Había descubierto que era de lo mejor estar con él.
—Vámonos…—Rodó mis hombros con su brazo y tomó la mano de Stella. ¿Había mencionado que comenzaron a salir? Pues así era.
Joe había descubierto que Stella era maravillosa y quiso saber que era salir con ella. Me alegraba por ellos, por lo menos se cayeron bien y hasta salen ahora. Por lo menos Stella disfrutó la semana con su Jonas favorito.

Los flashes comenzaron al momento de salir, se concentraban más en mí y en saber el motivo de mi llanto, que en Joe y su novia no famosa. Sonreí para que no creyeran otra cosa y más y más preguntas crecían.
Cerré la puerta y tomé mi maleta del maletero del auto. Caminé con Stella, Joe, Kevin y Danielle hasta la entrada del aeropuerto y había cientos de fotógrafos más. Fue incluso más odioso que la actitud de Nick, quien, por cierto, no estaba aquí y no me importaba saber donde estaba y si vendría o no.
—Fue un placer conocerte, Chelsea—Danielle me dio un abrazo y sonreí. Casi no convivimos, pero se había hecho una persona especial para mí.
—Lo mismo digo, Danielle—Deshice el abrazo y abracé a Kevin—Te quiero, Kev—dejé una lágrima recorrer mi mejilla.
—También yo, Chels—Besó mi mejilla y sonrió.

Giré para encontrarme con Stella y Joe besándose. No era su primer beso, Stella ya me había contado como le propuso salir con él y como la había besado por primera vez. Casi me quedo sin mi Stella por ello.
—Promete ir a Texas, pronto—Stella se separó de Joe y pidió.
—Tan pronto y pueda, iré—sonrió dejando un beso rápido en los labios de mi amiga—Te quiero—sonrió.
—Igual yo…
Creí que, al ganar esto, sería yo la que le diría eso a Nick y él eso a mí, pero no es así. Lo único que logré fue odiarlo y que me odiara. Patético.
—Nos vemos—Dije tan pronto y anunciaron nuestro vuelo por el altavoz.
Nos despedimos una vez más y Stella mandó un beso a Joe antes de irnos al avión. Sabía que nadie le creería a Stella que sale con él, pero con que ella lo crea, es suficiente.
—Lo extrañaré—susurró mirando por la ventanilla.
—Lo sé—suspiré y me recargué completamente en el asiento del avión.

Fue tan agotador el viaje, tan aburrido que me quedé dormida. Cuando desperté supe que ya estaba de nuevo en la tierra de donde nunca debí salir, en primer lugar. Pero, ya no puedo remediar ese error.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:51

Capítulo 7.

Dejé mi mochila caer en el sillón de la sala y cerré la puerta de mi departamento.
Desde hace casi un año vivía en Nueva York por la universidad. Mamá me había dejado asistir a una universidad que no estuviera en Texas. Desde el peor viaje de mi vida me había dado más libertad que nunca.

—Stella…—susurré al ver su fotografía en mi pared. Ella vivía en Los Ángeles, con Joe, desde que estudiaba ahí. No creía que seguían juntos.
Este año había sido difícil, sin mis padres, mi familia, sin Stella. Solía ver Nick en la televisión, cambiaba el canal o hacía muecas al verlo. Ahora hasta escuchar su nombre me ponía mal.

— ¡Ya llegó por quien llorabas!—Gritó desde la puerta… ¿Stella? Corrí hasta la puerta y la abrí rápido. ¡Si era Stella!— ¡Chelsea Kane!—Me abrazó lo más que pudo y vi a su acompañante.
— ¡Stella! No sabes lo mucho que te he extrañado—Me acerqué a su novio y besé su mejilla—Hola, peligro—siempre, desde que salía con Stella, lo llamaba así. Estaría en peligro si lastima a Stella.
—Hola, Kane—rió sonoramente. No sabía mi segundo nombre, cosa que le causó mucha gracia.
—Silencio, Adam—Amaba su segundo nombre—Pasen—Abrí mas la puerta y los dejé entrar— ¿Qué hacen aquí?—Me senté en el sillón y ellos igual.
—Trabajo…—Joe rodó los ojos y reí.

La tarde entera se la pasaron aquí. Nunca dejaron de mencionar a Nick, cosa que me molestaba y odiaba en lo absoluto. Odiarlo era algo que nunca me creí capaz de hacer. Pero, así era.

Envidiaba tanto a Stella, la forma en la que Joe la miraba, recordaba cómo se conocieron y como comenzaron a salir… era estupendo que en una sola semana, se hayan enamorado.

—Bueno, Chels, ¿lo perdonarás?—No sabía como el tema de las patatas fritas, había cambiado de nuevo al perdón hacia él.
—No tengo nada que perdonarle a las patatas… excepto hacerme engordar…—Reí sola mientras Joe y Stella me miraban sin parpadear—Aun no lo sé, ‘‘Joella’’—sonreí sin ganas y dejé mi cabeza caer en el respaldo del sofá.
—Chelsea, ya pasó un año…

Un año o no, yo aun sentía una enorme herida en mi corazón al escuchar sus palabras ese día. Había convertido mi semana en una espantosa pesadilla con solo haber dicho eso.

—Lo sé, pero…—Pensé en si decirle era lo correcto—olvídalo, no entenderías porque tu Jonas favorito ahora es tu novio—Rodeé los ojos y me puse de pie—Stella, quiero estar sola—sonreí falsa y caminé a la entrada.
—Lo entiendo—Se puso de pie y caminó con Joe a la puerta—Espero que estés mejor, Chels—Besó mi mejilla, Joe igual y me dejaron en mi departamento sola. De nuevo.

Era frustrante recordar aquella semana, sus frías palabras y las veces en que nos íbamos a besar. Patético. Él solo quería quedar bien, no quería convivir con una fan.
Tomé mi chaqueta, afuera había estado lloviendo, y caminé a la salida. Eran ya las diez de la noche, caminaría hasta que las ganas de dormir me llegaran o incluso toda la noche. No me importaría, mañana es sábado.

—Quisiera que… las cosas cambiaran—susurré a mi misma dejando caer una lágrima por mi mejilla—No puedo cambiar las cosas…—Pensé dando vuelta en una esquina.
Nada podía cambiar ya, nada podía hacer volver el tiempo y evitar ir a esa firma de autógrafos. Nada. Así como nada podía cambiar el hecho de que era, su más grande fan.
—Era tu más grande fan…—susurré a mí misma.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:52

Miré la aguja que marcaba el combustible. Vacío. Detuve el auto frente a ese parque que me recordaba tanto al pequeño parque en el que la tuve tan cerca, ese mismo donde nuestros labios rozaron y no tuve el valor de besarla.
Me arrepentía de todo. De haberla tratado mal, de haberla ignorado, todo. La semana que habíamos ‘‘convivido’’ fue suficiente tiempo para darme cuenta de que la quería conmigo la vida entera. Un sueño, sin duda.

Un año. Un año y no la había visto. Esos recuerdos de la tarde en la playa me atormentaban. Más enojada no había visto a una chica, pero, en sí, fue gracioso verla así de enojada al cambiar su nombre. Pero, sin duda, la única memoria que quería borrar, era el adiós. Sus ojos cubiertos de lágrimas, su forma de decirme que fue desagradable conocerme, me había hecho sentir peor. Nunca habría dicho lo que dije si hubiera sabido que ella escuchaba. ¿De qué hablo? El hubiera no existe.

—Te extraño…—dije para mis adentros pateando el agua de un charco.

Eran las doce de la noche, el clima era frio y acababa de llover. Solo un loco recorrería las calles de Nueva York a estas horas y con este clima.

Una gota de agua cayó en mi nariz y miré al cielo, cientos de gotas cayeron en mi rostro al hacer eso. Tomé la gorra de mi chaqueta y evité que más gotas cayeran sobre mi cabello poniéndola sobre mi cabeza.

Sin duda me había comportado como un imbécil con ella, ya no podía remediar eso. Lo único que ella quería, era pasar una semana con alguien a quien admiraba. Ahora, creo que con suerte y recuerda esa semana en Los Ángeles.

Una salada lágrima cayó por mi mejilla al saber que a mis cortos 19 años, había perdido a mi más grande fan, y no solo eso, si no a la chica que había logrado tocar mi corazón en una semana.
Resignado, me di la vuelta hasta salir del frio parque central. La había perdido, eso era seguro, así como que ella era, mi más grande fan.
Volver arriba Ir abajo
Fe-MaToPaHoSty
Forista!


Cantidad de envíos : 58
Edad : 21
Localización : León, México
Fecha de inscripción : 22/04/2010

MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Febrero 4th 2011, 14:53



Final alternativo

Llegué a la gasolinera y tomé una botella de refresco que había en el piso. Necesitaba combustible si quería regresar sano y salvo a casa.

Llené el bote de combustible y caminé de regreso al parque para llenar el tanque con ese contaminante combustible. Metí una de mis manos en mi bolsillo y caminé y caminé hasta perder de vista esa gasolinera. Miré hacia atrás y vi a una chica detrás de mí. Debía estar loca de remante como yo para salir a estas horas.

—Es muy tarde para que una señorita esté afuera—reí levemente y ella caminó más rápido, hasta alejarse de mí—Tranquila, no te haré nada—reí de nuevo y ella detuvo su paso.
—No, eso ya lo hiciste—Quitó su gorra y dejó ver su perfecto cabello castaño ya un poco más largo que hace un año.
— ¿Chelsea?—Me acerqué a ella y más se alejó.
—No te acerques, no quiero verte de nuevo. No quieres tener nada que ver conmigo, ¿recuerdas?—Corrió hasta la esquina y ahí abrazó a un poste y se dejó caer por él hasta el piso. La escuché sollozar, aun con la distancia, y dejé el bote con el combustible en el suelo, el frio y mojado suelo.
—Chels—llegué junto a ella y me miró—No fue mi intención hacerte sentir mal—sonreí—Cuando dije eso… no quería admitir que me enamoré de ti…—sus ojos se abrieron al tope, pero aun así, salían lágrimas de sus hermosos ojos negros—Me enamoré de ti, Chelsea—sonreí hincándome a su altura.
—No hay cámaras, Nick—rodó los ojos y frunció el entrecejo.
—Lo sé—me acerqué a ella—No necesito cámaras para decir que estoy enamorado de ti desde el día en que te conocí—Por fin pude sentir sus labios chocar con los míos.
Al principio, se negó a responderme, pero conforme mis labios presionaban los suyos, comenzó a ceder. Sus labios y los míos se movían al compás, tenían un solo ritmo y encajaban a la perfección.
— ¿Seguirás siendo mi más grande fan?—Me separé de ella para respirar y besé sus labios nuevamente.
—Por siempre y para siempre…—besó mis labios de nuevo y rodeó mi cuello con sus brazos.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Your biggest fan.(Nick yTu)   Hoy a las 17:18

Volver arriba Ir abajo
 
Your biggest fan.(Nick yTu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN
» Nick Capaldi - A Shade of Orange (2012)
» NICK LOWE en España (abril 2013)
» "MENSAJES DE AMOR DE UN DESCONOCIDO" (NICK Y TU) NUEVA NOVE **COMEDIA,ROMANTICA** :)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ONE-SHOT-
Cambiar a: