Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 23 ... 44  Siguiente
AutorMensaje
Jonatika!!!
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 875
Edad : 20
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 28th 2010, 21:25

Haaayyyy!! amo tanto tu nove.... Me enknto el capi!
Siguelaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 03:23

Ale, de nuevo leyendo una novela creada por ti.
realmente hermosos los capitulos, se que esta nove sera un exito al igual que las otras, antigua, pero fiel lectora de tus novelas.
Me encanta, sigue pronto.
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 14:57

Capítulo VI

“Conociéndonos parte I”

–Creo que me he excedido– le dije al vendedor al tomar el paquete de libros que había comprado en esta oportunidad –no sé cómo haces para guardar tanta información en esa cabecita– se burló Fred antes de ayudarme a colocarlo entre mis brazos, sería un viaje largo considerando el peso, pero el material de estos libros se merecía el esfuerzo –creo que necesitas ayuda– me dijeron repentinamente, de nuevo ese escalofrió recorría mi columna –¿no te enseñaron que acosar era un delito?– le pregunté sin voltear al verlo –no recuerdo que me lo hayan dicho– respondió, no pude evitar poner los ojos en blanco al escuchar el tono de juego en que lo decía –déjame ayudarte– insistió, cuando pretendía voltearme para negarme me arrebató los libros de los brazos, mis manos se dilataron del alivio, ahora no podía negarme a recibir su ayuda –gracias– dije entre dientes –es un progreso, estoy a tu orden– respondió con una evidente acento de victoria –igual solo debes acompañarme hasta la plaza, luego llamare a mi tío para que me recoja– no había terminado de hablar cuando estaba asiento un sonido de disgusto con la lengua –no hace falta, yo puedo llevarte–
–No pienso subirme a un coche sola con un hombre extraño–
–Buen punto, entonces tendré que acompañarte caminando ¿vives muy lejos?–
–No vivo tan lejos, pero igual no debes hacerlo–
– Ese sería un problema, porque mientras más cerca vivas, menos tiempo caminaremos juntos– para eso no tenía respuesta, desvié mi mirada hacia la plaza ¿Por qué este hermoso y suculento hombre me decía estas cosas? Seguro ya tenía un historial de conquistas –dime, ¿le dices eso a todas?– le pregunté sin detenerme, tarde unos cuantos minutos en darme cuenta que ya no caminaba a mi lado, cuando voltee lo vi parado con el ceño fruncido, sus labios estaban arrugados como si estuviera pensando en algo o quizás recordando, fue en ese momento que me dedique a observarlo, tenía una polo negra que se pegaba a sus brazos, los dos botones abiertos en su cuello dejaban ver un collar negro de cuero con una medallita de plata en forma de sol, su pantalón era un jean azul que le quedaba a la perfección marcando con masculinidad sus muslos, se podía ver a kilómetros que su cuerpo era pura fibra, con solo verlo provocaba morderlo, si así se veía con ropa…agité mi cabeza para desaparecer el pensamiento –no sé de qué todas hablas– dijo mientras suavizaba su expresión y giraba hacia la plaza – ¡hey, yo no vivo por allá!– le recalqué pero pareció no escucharme, colocó los libros a un lado del banco y se sentó, con un ágil movimiento se lanzó sobre el banco de hierro, apoyó sus manos sobre su abdomen y con sus piernas estiradas cruzo sus pies en un gesto de relajación –ven siéntate– me invitó dando un par de palmaditas a su lado, considerando que los libros ocupaban un puesto entero y su ancho cuerpo ocupada puesto y medio, debía sentarme prácticamente abrazándolo, sin pensarlo con claridad estaba sentada a su lado rozando nuestros brazos, su perfume masculino era embriagante – ¿Qué hacemos aquí?– le pregunté intentando eliminar el sonido incomodo del cual el parecía disfrutar –nada solo disfruto del tiempo al lado de la mujer más hermosa del pueblo–
–Tengo que estar soñando– dije negando con la cabeza –si fuera un sueño no estaríamos en esta vieja plaza, encuentro otros lugares más fascinantes para compartir contigo– dijo con suspicacia mientras posaba su mirada sobre mí –claro si esto fuera un sueño– luego giró la mirada hacia las personas que paseaban –es hermoso como las luces reflejan el rostro de la gente, todos se ven tan felices, todos menos tu– nuevamente su mirada se posó sobre mí –no entiendo a qué te refieres, no estoy molesta ni nada parecido–
–pero tampoco estas feliz– replicó, quise contestarle pero me delataría, no quería contarle sobre lo mucho que soñaba con estar sentada en uno de estos bancos junto a un atractivo compañero, claro en mis sueños amaba y conocía a ese hombre, ese no era el caso –creo que no tengo porque estarlo– volvió a ver a la personas, me quede observando su reciente ceño fruncido –creo que ya sé porque no estas feliz– se levantó si decir a donde iba, pensé en detenerlo pero me contuve, si quería irse podía hacerlo, cinco minutos después venía con algo en sus manos –como no sabía cuál era tu sabor favorito compré cuatro– comentó mientras se sentaba de nuevo a mi lado, abriéndose paso entre los libros y mi cuerpo, era bastante fornido, al sentarse podía ver sus músculos afirmarse a mi lado, mi instinto femenino me pedía que lo tocara, que lo acercara a mí, que lo besara, moría por probar esos suculentos labios, pero mi consciencia me detenía y siempre era a ella a quien obedecía, fue después que me dediqué a ver a que se refería, tenía en sus manos cuatro barquillas de cuatro sabores diferentes –¿Qué harás con todas las demás? Me parece que compraste muchas– comenté mientras tomaba la de vainilla, al oírme se encogió de hombros –no te preocupes yo me comeré las otras–
–Es mucho, podría darte una indigestión–
–Nah! Tranquila, suelo comerme esta misma cantidad mientras hablo con mi socio, él incluso se come seis o siete, es sorprendente– sus ojos brillaron mientras hablaba de él, seguro se trataba de un persona a la que le tenía mucho aprecio –oye, ya que no piensas dejarme ir aun y me compraste un postre creo que debemos comenzar conocernos, dime a que te dedicas– acomodó su cuerpo pegándose aún más al mío –Veo que estamos progresando, bueno tengo un bar el cual administro junto a mi socio, Ángel, y tu ¿a qué te dedicas?– sus ojos brillaban de curiosidad mientras su provocativos labios probaban el cremosos helado –acabo de terminar la universidad y por ahora ayudo a mis abuelos en la panadería donde me viste esta tarde–
– ¿Qué estudiaste?–
–Economía en la universidad de Ancona–
–Entonces resultaste ser toda una cerebrito ¡¿Economía en Ancona?! Me siento orgulloso– comentó con una hermosa sonrisa – Es allí en donde nos conocimos ¿tu estudiaste?– pregunté para continuar la conversación, cosa en lo que no era muy ágil –si– su seca respuesta incremento mi curiosidad, ahora era yo quien no podía dejar de observarlo.
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 14:58

Gracias a TODAS por el apoyo!!!
bienvenidas tanto las viejas lectoras como las nuevas!!
espero les guste la novela!!!!
espero emocionada sus comentarios!!!!





xoxo
Volver arriba Ir abajo
alejaxjns
Forista!


Cantidad de envíos : 89
Edad : 26
Fecha de inscripción : 07/11/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 15:27

Very Happy
comoo ya t lo dije en el otro foro
felicitaciones
cada cap son mas lindos!!!

Enamorada Joe
siguelaaaaaaaaaaa

xoxo
Volver arriba Ir abajo
claribel de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1416
Edad : 22
Localización : tomando el sol en las playas de republica dominicana con nick a mi lado wiii
Fecha de inscripción : 06/02/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 16:45

mas cappppppp Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 29th 2010, 17:03

Hermos el capi Ale, me encanto<3
coloca mas please
AMO TU NOVEE:$
Volver arriba Ir abajo
Jonatika!!!
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 875
Edad : 20
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 30th 2010, 00:51

Uuuhh! ame el capi!
X favor siguelaaaa...
No puedo creer lo hemoros que es Joe...
Siguellaaaaa...
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 30th 2010, 13:52

Capítulo VII

“Conociéndonos parte II”

– ¿Qué estudiaste y en dónde?– pregunté, algo tenia este hombre que me llenaba de curiosidad –Derecho en Harvard– dijo sin emoción, sentí que la quijada se me caía, no tenía apariencia de ser graduado en Harvard, luego entrecerré los ojos al imaginar que podría estar mintiéndome, una sonrisa apareció en su rostro mientras alzaba su mano para mostrarme el emblemático anillo que otorgaban a todos los graduandos de la prestigiosa universidad –entonces resultamos ser dos cerebritos, no todo el mundo se gradúa en Harvard– él se encogió de hombros dejándome más inquieta ¿Cómo es que eso no le importaba? –Dime ¿Qué hace un Abogado de Harvard en un pequeño pueblo como este?– comenté mientras me acomodaba para verlo más directamente, fue hasta después de ubicarme que me percaté de que parte de mi pierna estaba arriba de la suya, el contacto me fulminó y el deseo le ganó a mi consciencia, no movería mi pierna –lo mismo que hace una Economista egresada de Ancona–
–Astuta tu respuesta, pero yo acabo de graduarme, apenas acabo de ir a la fiesta, además no quiero dejar a mi familia aun, pero tú no tienes familia aquí–
– ¿Cómo sabes que no tengo familia?–
–No te conozco y aquí todos nos conocemos, además tu apellido no es Italiano, tal vez judío por las raíces pero no Italiano–
–Cierto no tengo familia aquí pero he venido acompañando a un amigo, tengo muchos intereses en este pueblo y ahora pretendo quedarme–
– ¿Te revocaron la licencia?– al escuchar mi pregunta desfiguró el rostro con asombro – ¡No! ¿Por qué piensas eso?– dijo ofendido –no lo sé, solo no consigo la razón de tu presencia en este pueblo–
–Ya te la he dicho, además me gusta este pueblo, la gente, las calles, el aroma, la tranquilidad, todo me gusta, inclusive la chica más hermosa– su mirada se entrecerró significativamente sobre mí, aun no confiaba en su respuesta pero había reaccionado mal a mi antigua suposición y seguro no reaccionaria bien a la hipótesis que recorría mi cabeza, en la que estaba buscado por desfalco o algo parecido –a mí también me gusta eso, claro obviando lo de la mujer más hermosa ya que no la conozco, quizás eso es lo que más extrañe cuando deba irme–
–Bueno no pensemos en eso, he aprendido a vivir la vida como vaya viniendo y tu mi hermosa dama deberías suavizarte un poco, ven te llevare a conocer mi bar– al instante se colocó de pie, al subir mi mirada me encontré con su hermoso abdomen descubierto, Joe había decidió estirarse provocando que su camisa se subiera un poco permitiéndome ver un buen paquete de abdominales, solo mostró los primeros dejándome deseosa de ver los siguientes – ¿estás bien?– me preguntó al incorporarse –sí, solo es que no creo poder ir contigo, mi familia debe estar esperándome, se preocuparan si no llego temprano, no está entre mis costumbres llegar tarde a casa y menos sin avisar– su cara fue de desacuerdo pero luego asintió –entiendo perfectamente, lo dejaremos para otro día ¿lo prometes?– una sonrisa cegadora apareció en sus labios –lo prometo– respondí como una estúpida a la que acaban de hipnotizar, Joe hizo un gesto infantil que simulaba a un soldado marchando cuando tomó los libros para acompañarme hasta mi casa –es una casa muy linda– dijo mientras la observaba –gracias, se lo hare saber a mis abuelos– respondí mientras tomaba de sus manos los libros, pero ese no era su plan, Joe retuvo los libros con mis manos incluidas acercando nuestros cuerpos, su intensa mirada de compenetro con la mía mientras podía sentir su respiración acariciar mis mejillas –fue un placer haberte conocido– susurró –para mí también fue un placer, gracias– en ese momento delató sus intenciones, con suavidad intento acercarse y yo con rapidez sentí como las mejillas me ardían, pero no de vergüenza o deseo, me ardían de la rabia, una punzada apareció atrás de mi ojo izquierdo, me daría migraña, cuando lo tuve lo suficientemente cerca acomodé mi pie para darle justo arriba del suyo, con todas las fuerzas que podía acumular le di un puntapié –¡DEMONIOS!– gritó al retroceder dejando caer mis libros –¡¿estás loca?!– preguntó aún exaltado caminado de un lado al otro intentando suavizar el dolor que sentía, incluso a mí me había quedado doliendo el pie, Joe continuaba caminando de un lado al otro promulgando diferentes maldiciones –el loco eres tu si creías que por ayudarme con unos libros y comprarme un helado podrías besarme, resultaste ser un verdadero imbécil– dije mientras me ponía de rodillas para recoger los maltratados libros, sentía como las lágrimas de rabia se acumulaban en mis ojos, había gastado la mayoría de mi salario de todo el mes en estos ejemplares y ahora un desconocido idiota acababa de lastimarlos, sus pasos se detuvieron al mismo momento en que guardo silencio –no los toques– le dije al verlo agachado a mi lado para ayudarme a recogerlos, cuando tomé uno de los que faltaba las paginas volaron, en ese instante un sollozo escapo de mi garganta –eres un verdadero idiota– le dije apurándome en recoger las paginas antes de que el viento hiciera de las suyas nuevamente –lo siento no pensé que… –
–no pensaste que te rechazaría, pues resulta que no voy por el mundo besando a el primer chico que se me para al frente, deberían enseñarte como tratar a una dama, ahora por favor vete y déjame sola–
–déjame ayudarte– insistió mientras tomaba una de las paginas la cual arranque de su mano rompiéndola a la mitad –quiero que te vayas ¿Qué parte de eso no has entendido?– le dije amenazadoramente mientras lo veía a la cara, sus ojos estaban dilatados, por un momento me recordó a un niño al que regañaban, incluso podría jurar que estaba a punto de llorar conmigo, pero eso no le quitaba el termino de cretino –de verdad lo siento, no era mi intención– dijo estoicamente mientras se colocaba de pie retomando su pose impenetrable, al tener todo en mis manos me encaminé hacia la entrada –tampoco era mi intención que pensaras que iba a besarte y mira lo que sucedió, ahora retiro lo de fue un placer, que le vaya bien señor Jonas– dije antes de cerrar la entrada del jardín en su cara, sentía tanta rabia que entraba en la posibilidad un desmayo por acumulación de sangre a presión en mi cabeza, quizás podría darme una apoplejía.

Volver arriba Ir abajo
Jonatika!!!
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 875
Edad : 20
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 30th 2010, 22:03

Amo esta noveee... x favor siguelaaaaa!!
Ojala ese puntapien no uviece existido jaja
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 31st 2010, 02:05

precioso el capi como siempre ale:)
me encanto<3
bueno, nose si publicaras mañana ya que es año nuevo
asi que FELIZ AÑO NUEVO a partir de ahora:)
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 31st 2010, 17:45

Capítulo VIII

“Visita”

Atravesé la pequeña estancia que separaba la entrada de las escaleras hacia las recamaras, escuché los susurros de mi familia en la cocina pero no tenía ánimos para saludarlos, recordaba la cara de Joe cerca de la mía y me picaba la mano, me arrepentía de no haberlo abofeteado, al entrar a mi habitación me senté sobre mi cama para intentar reparar los libros destruidos –¿hija estas bien?– preguntó mi mamá desde el otro lado de la puerta –sí, estoy bien, solo tengo un poco de dolor de cabeza, en cuanto se me pase bajare–
–¿Estas segura?– por primera vez sentía fastidio de mi madre, quería que me dejara sola y eso me hacía sentir un poco culpable –si estoy segura, gracias por preocuparte– le respondí con suavidad, escuché como se alejaba, con tranquilidad acaricié los libros que ya no podían salvarse y por un momento, incluso por primera vez sentí envidia de aquellas personas a las que esto no les habría perturbado, aquellas personas que tenían el dinero para volver a la tienda y comprarlos, pero ese no era mi caso, yo debía esperar un mes más limitando mis gastos para poder recuperarlos.
Escuché varios golpes a lo lejos, eran constantes y repetitivos, todos venían del mismo sitio, alguien siseaba a lo lejos, en ese momento me percaté de que me había quedado dormida, al abrir los ojos que instintivamente se cerraban nuevamente por el sueño me coloqué de un lado de la cama para sentarme, acaricié mi cuello para masajearlo, estaba adolorido por la postura incomoda que debí haber adoptado al dormirme, los libros estaban aún más revueltos sobre la cama, froté una vez más mis ojos antes de dejarme caer sobre las suaves sabanas –¡shhhh!– sonó suavemente antes de escuchar otro golpeteo, por un momento me quedé en silencio antes de escuchar nuevamente algo golpeando el vidrio, me levanté alarmada, al observar mi reloj me asusté aún más, eran las tres de la madrugada, con precaución me puse de pie para dirigirme hacia la ventana de dónde venían los sonidos, me quedé impactada al verlo, aun en la oscuridad del jardín sabía quién era, desde mi ventana podía ver su hermoso trasero desde primera fila, estaba de espaldas a mí mientras se agachaba para lo que suponía debía estar buscando algo más que arrojar, aun adormecida solo podía ver lo que hacía, abrí la ventana para acercar más mi vista, debo admitir que no quería alertarlo, quería seguir viéndolo desde mi ventana, si alguna vez había pensado que algún chico estaba bueno debía admitir que este estaba buenísimo –¡Auch!– me quejé al sentir que algo me pegaba en la frente, una punzada de dolor apareció en el medio de mi entrecejo –¡Maldición!– escuché mientras me retiraba de la ventana para sobar mi frente –¿estás bien?– susurró para evitar que alguien más lo escuchara, tres minutos más tarde estaba entrando por la ventana –¿Cómo demonios llegaste hasta aquí?– pregunté casi en un susurro al tenerlo cerca, cuando pensaba comenzar a reclamarle tomó mi rostro entre sus manos, las ganas de abofetearlo desaparecieron repentinamente, su ceño estaba fruncido mientras me observaba, su rostro era aún más perfecto que esta tarde y su olor era penetrante, pura virilidad, podía sentir en mi paladar el suave perfume masculino y ahora me daba cuenta de lo loca que estaba, quería que hiciera lo que hace poco me había hecho enfadar tanto, quería besarlo, sentir sus provocativos labios contra los míos, su ligera barba acariciar mi piel, sus caricias en mis mejillas me calentaban ¡OH! ¿Qué estaba pensando? El golpe debió soltarme un tornillo –está un poco rojo ¿tienes botiquín?– preguntó con ese acento intoxicante, su respiración acarició mi rostro –si, al final del pasillo, el armario de puerta blanca– al terminar de hablar ya se encontraba saliendo en silencio, no había asimilado nada cuando ya estaba de nuevo en la habitación, cerró con cuidado la puerta pasándole luego el seguro –no te asustes, solo quiero evitar que alguien entre y piensen que soy un ladrón o algo– con su imponente cuerpo se acercó a la cama sentándose en una de las esquinas, al acomodarse dio un par de golpes a su lado, antes de saber cuándo ya me encontraba caminando, simplemente todo mi cuerpo obedecía a mis hormonas, algo dentro de mí se excitaba al observarlo sentado en mi cama ¿Cómo se sentiría tener a un hombre en mi cama? ¿Cómo se sentirían las caricias de Joe? Su simple mirada y gestos eran seductores, todo su cuerpo hablaba por sí solo, debía ser bueno, simplemente lo decretaba cada vez que se movía o hablaba –no voy a morderte tn_____– comentó acercándose hasta donde estaba sentada, tan cerca estaba que nuestros muslos rosaban –al menos que tu desees que lo haga– dijo pícaramente mientras tomaba una mota de algodón y un poco de cicatrizante, quería repudiar su insinuación pero no pude hablar al sentir sus caricias en mi rostro, pero eso no fue nada cuando comenzó a arder, acercó sus labios para soplar un poco, el simple contacto me encendió –no quedara marca, solo fue un golpecito– se levantó de la cama para tomar el maletín y salir con sigilo de la habitación, nuevamente repitió el mismo proceso anterior, al haber cerrado la puerta se sentó a mi lado, dudó un poco antes de estirar sus manos al estar a poco centímetros de las mías se detuvo, una respiración pausada y una mirada llena de añoranza aparecieron en la habitación ¿Qué le sucedía a este hombre? Un momento estaba seguro de sus movimientos y al siguiente estaba tan inseguro como un niño, quizás debí estudiar psicología, sus intensos ojos castaños que brillaban aclarándose con destellos de ámbar me miraban llenos de esperanza, sin saber por qué envolví sus manos con las mías, una suave sonrisa apareció en su rostro –para mañana no tendrás nada en la frente–
–me imagino que no es de eso a lo que viniste a hablar, mucho menos considerando que fue un hecho imprevisto– volteó su rostro como avergonzado, deseaba poder leer su mente, saber que pensaba –realmente no se a que he venido, solo quería verte– un par de cortas carcajadas se escaparon de mi garganta –no puedo creer que hayas venido solo a eso– su rostro se volvió estoico y al seguir su mirada descubrí a que se debía, los libros destrozados aun cubrían la cama –lo lamento mucho, no encuentro las palabras indicadas para disculparme pero quiero que sepas que no era mi intención dañarlos y mucho menos faltarte el respeto– sus ojos volvieron a encontrarse con los míos y aunque quería ahorcarlo no podía, de hecho ya lo había olvidado, el me hacía olvidarlo –no te preocupes, el mes que viene los comprare de nuevo– sus dedos comenzaron a acariciar los míos –háblame de ti tn_____ quiero saber que te gusta y que no, quiero saber que puede alegrarte el día y que puede amargártelo, quiero que me hables de tus sueños, háblame de ti– sentí que la quijada me llegaba a las rodillas, su tono de voz era más como una orden que una petición o suplica, lo había dicho suave y tranquilo pero aun podía percatarme de que era una orden, por lo poco que había visto Joe no era un hombre acostumbrado a acatarlas sino en su gran contraste el solo las daba, su naturaleza era dominante, le gustaba ser el que mandara, o por lo menos esa era la impresión que me daba, su mirada brillaba llena de incertidumbre –bueno no se…es que ni siquiera sé lo que me gusta, la verdad es que me pone incomoda tu petición– sonrió abiertamente –eres bastante sincera–
–Y tú bastante preguntón– se encogió de hombros –Solo tengo curiosidad, te encuentro fascinante– la sangre se me acumuló en las mejillas, podía sentir como me ardían por lo que me vi obligada a cambiar de tema; luego de un par de horas de divagar y acomodar los libros en el estante los ojos me pesaban y cediendo ante todo me encontré dormida en sus brazos, en sus cálidos, duros y fuertes brazos, su pecho se sentía como una suave roca que me invitaba a besarlo, me preguntaba constantemente a que sabrían sus besos, a que sabría su piel, obligada por mi consciencia me quede dormida.
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 31st 2010, 17:50

Queridas Lectoras, les escribo este ultimo día del año
para agradecerles por su apoyo, por leer mi nove y por ser tan especiales!!!

Espero este año este lleno de salud, esperanza y amor para ustedes y sus familias!!!
Como ya no habra capí hasta mañana primero de Enero quiero desearles
UN MAGNIFICO AÑO NUEVO!!!!
que sirva para enterrar las cosas malas del año que dejamos atras
al igual que nos ayude a recordar las cosas buenas que vivimos este 2010!!!


Las aprecio mucho y antes de ponernos mas sentimentales les envio los mas Grandes Deseos!!!


FELIZ AÑO!!!!


Besos y Abrazos desde Venezuela, las quiere su fiel Escritora Alejandra (aacp_nile)


xoxo
Volver arriba Ir abajo
purplekaarii
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Diciembre 31st 2010, 22:10

me encantaron los capis!!!! perdon por no pasar antes Sad pero bueno...
feliz año!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 1st 2011, 18:40

Chicas!! espero hayan recibido el año con felicidad!!!
veo que no comentaron mucho pero las perdono por
que se tartaba del 31...JAJAJAJAJA!!!!! aqui les dejo el capi de hoy!!
el primer capi del año!!!!
espero lo difruten!! estoy segura de que asi sera!!!!



xoxo
(espero ver su comentario por ambos capis JAJAJAJAJA broma)



Capítulo IX

“Narración especial (Joe)”

Su respiración era suave contra mi pecho, por primera vez desde que la conocía estaba tranquila, no discutía, no objetaba nada, simplemente descansaba, su cuerpo se sentía frágil entre mis brazos, sin embargo quería apretarla más contra mi pecho, quería sentirla aún más cerca, sus sonrojados labios se abrían ligeramente con la expulsión suave del aire, deseaba probarlos, la simple imagen de esos carnosos y provocativos labios acariciando las partes más sensibles de mi cuerpo me ponían duro, me sentía un animal encerrado, uno que quería tomarla entre sus dientes, la sed por su cuerpo quemaba mis nervios ¿cómo se escucharían sus gemidos de placer? ¿Cómo se vería debajo de mi cuerpo?¿Cómo se sentiría su piel desnuda contra la mía? deslicé mi mano con suavidad por su hermosa cabellera, tn______ no poseía una belleza normal, parecía sacada de los sueños más hermosos que cualquier hombre podría tener, su piel era de un tono marfileño que contrastaba a la perfección con su cabellera pelirroja que bañaba con precisión sus hombros y parte de su rostro el cual era delgado, su diminuta nariz provocaba acariciarla y a sus labios rojizos provocaban comerlos, carnosos y bien definidos invitaban a cualquier hombre a fantasear con ellos de la manera más decadente, eso no era nada cuando sus ojos de un verde olivo con centellantes rayos de diferentes tonos verdosos se fijaban en un lugar específico, hipnotizantes y envolventes; deslicé con disfrute mi mano por su espalda cubierta con la suavidad de una camiseta de algodón, su silueta era perfecta, esbelta y bien definida, su cintura delgada y sus pechos perfectos para ser tomados en mis largas manos, generalmente ningún seno natural era suficiente, pero los de ella prometían más de lo que mostraban, sin poder detenerme rodé mi manos hasta una de sus caderas, era firme y redondo, invitante, esta mujer tenía el mejor culo que había tocado y ahora que lo tenía entre mis manos no podía dentarme, quería apretarlo, quería sentir la piel suave entre mis dedos pero si cedía ante mis impulsos la despertaría y si por un pequeño beso casi me dejaba sin pie por esto me dejaría sin…me encogí de solo pensarlo, el pobre estaba tan necesitado de ella que dolía, ahora entendía porque los pantalones a la medida no eran completamente efectivos para los hombres, me acomodé para evitar que ella lo notara, no entendía lo que sucedía con esta chica, en otra ocasión ya la tendría tendida en la cama dando gritos de placer para luego escapar la mañana siguiente mientras duerme, pero con ella no podía, quería despertar a su lado, amanecer viéndola, desayunar junto a ella, no era una mujer para dejar escapar de eso estaba seguro, luego recordé que en la misma casa donde yo estaba viviendo una pequeña fantasía estaban a algunas recamaras de distancia un abuelo y un tío que matarían a un hombre que irrumpiera en el cuarto de su nieta o sobrina y más tratándose de tn_____, por lo menos yo lo haría, tragué grueso al imaginar lo que me harían, no me intimidaban ya que no le temía a compartir unos buenos golpes con alguien, el problema es que las cosas con tn____ se pondrían más difíciles si golpeaba a su abuelo o a su tío y ahora que la tenía en mi brazos no quería que se complicaran aún más, me deslicé con cautela para que no se despertara, al estar de pie me dediqué a observarla, su belleza era incluso mayor a la de mi cuñada la cual con su metro setenta y tantos de altura era el ejemplo exacto de una diosa reencarnada pero tn_____ estaba por la misma estatura y si mi cuñada era sobrenatural tn______ era extra sobrenatural, su cabello rojizo estaba desparramado por su espalda en hermosos bucles lo cuales no se veían rebeldes, al contrario tenían la forma de un comercial de televisión, nunca había detallado tanto el cabello de una mujer pero el de ella me parecía hermoso, cada detalle en ella era perfecto, su cuerpo era dueño de una simetría inmaculada, sin embargo por experiencia propia sabía que no existía tal perfección, la vida me había enseñado eso, me di media vuelta al comenzar a dolerme los pies por estar observándola durante tanto tiempo, abrí la ventana con mucho cuidado para no hacer ruido y despertarla o en dado caso hacerle pensar a sus familiares que había un ladrón en casa –¿A dónde vas?– escuché en un susurro, al darme vuelta su mirada estaba sobre mí, la luz de la noche se deslizaba sobre su rostro haciendo que sus olivosos ojos brillaran con un tono sobrenatural, con un gesto dormilón acarició uno de sus parpados para luego acomodar un mechón de su cabello que acariciaba su mejilla detrás de su oreja –pensé que querías descansar– respondí aun desde la ventana, su mirada se entrecerró taladrándome el poco sentido común que había ganado con el tiempo, aun en la oscuridad su belleza me dejaba sin aliento –ya he descansado, además no me parece justo que yo descanse y tú no–
–No te preocupes por mí, yo estoy bien–
–Tienes cara de sueño, sería una irresponsabilidad de mi parte dejarte ir de esa forma, además no es bueno caminar de noche por las calles, siempre hay uno que otro bandido en espera de un turista para asaltar– “ya quisiera hacerlo” pensé antes de ver como se levantaba de la cama, sus piernas eran largas y bien compuestas, ni gordas ni delgadas, simplemente bien definidas, provocativas, unos pasos más tarde estaba frente a mí, una suave sonrisa apareció en su rostro antes de colocar su mano sobre la mía, el contacto me calcinó y mi cuerpo deseó a gritos tenerla desnuda entre mis brazos, alzó la vista para encontrar sus ojos con los míos –ven a la cama conmigo– mis ojos se abrieron instantáneamente y el deseo se afirmó en mis pantalones, sus palabras perforaron mi subconsciente, segundos después frunció los labios –no quería que eso sonara de esa forma, quiero que vengas a descansar a la cama, a eso me refería– arregló luego, sabía que no podía ser tan sencillo, mi cuerpo protestó al escucharla, sin soltar mi mano giró su cuerpo para encaminarse hacia la cama, la estela de su olor me mantenía encendido, al estar al lado se volteó hacia mí, colocó su mano en mi pecho y me empujó hacia las suaves sabanas –ya vuelvo, iré a lavarme el rostro, si quieres ve acomodándote– dos segundos después se había escapado de la habitación, me estiré en la cama respirando su esencia en las sábanas, su suave perfume femenino y su ligera fragancia a rosas estaba esparcida en cada rincón, me acomodé en las almohadas con olor a frutas, las tomé en mis manos para llevarlas hasta mi rostro y poder inhalar más su esencia, me reía de mí mismo al pensar que me vería muy perturbador de esta forma pero había algo en su olor que me cautivaba, prometía tener una piel dulce y deleitable, debía ser por las cremas que utilizaba o alguna otra cosa, un instante después estaba envuelto en su seductor y perturbador perfume y a pesar de ello mi deseo no se calmaba, muy por el contrario aumentaba, sin percatarme cuando me había quedado dormido.
Volver arriba Ir abajo
purplekaarii
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 1st 2011, 19:43

Very Happy sigue!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! muy buena tu nove!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 1st 2011, 20:09

me encantaron ambos capitulos, hermosos
PERFECTOS, me encanta como Joe se deleita con
"mi" fragancia, como su deseo crece tan solo
por mi olor, ES PERFECTO!
sigue alee$:
Volver arriba Ir abajo
Jonatika!!!
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 875
Edad : 20
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 1st 2011, 22:57

Buenisimos los dos capisss!!!
El de ayer no lo comente, x q no pude, pero si lo havia leido Smile y me enknto!
y este tambn, me enknto la narracion especial
Siguelaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 2nd 2011, 10:02

Capítulo X

“Compartiendo”

Al regresar a la habitación me quedé perpleja, su imponente cuerpo estaba desplegado sobre la cama con un estado de relajación que inspiraba cierta ternura, una de mis almohadas cubría su rostro mientras uno de sus prominentes brazos la mantenía pegada a su piel, me acerqué con delicadeza para evitar despertarlo, sin poder contenerme estiré mi mano hasta su abdomen cubierto por su suave camisa, en ese momento odiaba el hecho de estar viviendo en nuestro siglo, unos seiscientos años atrás estaría viéndolo como dios lo había traído al mundo, considerando que la desnudez no era una mayor problemática para las personas, o por lo menos no tanto como ahora, “¡Qué demonios!” pensé al intentar retirar mi mano, no todos los días tenía en mi cama a un hombre tan perfectamente formado, sin remordimiento deslicé mis dedos por el contorno de su abdomen lo que provocó que se escapara un gemido desde lo más profundo de mi pecho el cual tuve que ahogar para evitar que se despertara y por consecuencia me descubriera tocándolo o en su defecto admirándolo, podía sentir los cuadros bien formados aun con la tela cubriéndolo, me estaba volviendo loca sin duda alguna, me senté a su lado en la angosta cama la cual rechinaba con cada uno de mis movimientos, al ser una cama individual nuestros cuerpos rozaban, me parecía tan intrigante, sus cejas negras como la noche combinaban con su cabello ligeramente desordenado y esa barba que parecía ligeramente descuidada aunque claramente estaba de ese largo con plena intención, quince minutos después me percaté de que no sería capaz de retomar el sueño así que me levanté de la cama y tomé uno de los libros que había comprado la tarde anterior, tenía que hacerlo o terminaría desnudándolo solo como experimento, en esta ocasión me dediqué a leer uno de Maza Zavala, economista reconocido, por autores como él había querido estudiar Economía, la dicción que utilizaba y la descripción con que se refería a la economía de una región especifica o de un nivel universal me fascinaba, era crudo y real, nunca había sido optimista y siempre había acertado, su falta de temor era lo que lo hacía tan maravilloso ante mis ojos, me arrincone en una de las esquinas de la habitación en donde conservaba una vieja silla y una lámpara de noche, era esa mi esquina de lectura, muy poco cómoda pero me encantaba y desde este punto no despertaría a Joe, unos cuantos capítulos después ya se asomaba el sol, me levanté y coloqué el libro en una de las esquinas de la cama, Joe ahora estaba con el pecho contra la cama y su rostro aun perdido entre las almohadas, su respiración era pausada incluso se le escapaba uno que otro ronquido suave “seguro tendrá hambre al despertarse” pensé así que con cuidado abrí la puerta de mi recamara y salí en dirección al tocador haciendo todo el ruido posible para que todos notaran que me había levantado y ya no me encontraba en mi cuarto de esa forma no tendría preocuparme de que alguno fuera a despertarme, al terminar de asearme bajé con rapidez a la cocina donde mi madre junto a mi abuela terminaban de servir el desayuno –buenos días– las saludé acompañada de un beso en la mejilla de cada una, el estómago me sonó al oler el omelet recién hecho que habían servido para mí en la mesa –abuela hoy comeré en mi recamara– dije mientras tomaba en otro plato varios trozos de pan fresco y medio litro de jugo de naranja recién exprimido, mi madre me observo extrañada –no es nada, solo acabo de comenzar a leer un libro y no quiero perder el orden de mis anotaciones– me excusé intentado parecer despreocupada –nunca habías buscado comida para leer un libro, siempre lo terminas y después comes– comentó mi madre con suspicacia mientras continuaba con los preparativos para el desayuno, comencé a sentir como las manos me sudaban, odiaba no poder mentir –no es nada, solo que ayer no cené y hoy tengo mucha hambre, pero eso no importa estoy perdiendo tiempo lo que significa a su vez ideas perdidas, las quiero, nos vemos más tarde– les dije luego de tomar todo y salir disparada de la cocina antes de que me continuaran interrogando y por la tanto me descubrieran, escuché como soltaban un par de carcajadas, al instante las mejillas se me acaloraron, seguro me creerían loca, me cuidé de que mi abuelo o mi tío no estuvieran por el pasillo, cuando me percaté de que estaba desocupado me aventuré a abrir la puerta ingeniándomela con las caderas ya que ambas manos las tenía ocupadas –¡¿Necesitas ayuda con la puerta?!– Preguntó mi madre desde el pie de la escalera – ¡No, ya he abierto gracias!– le respondí justo antes de que la manilla cediera ante el roce de mi cuerpo contra ella, cerré la puerta con uno de mis codos luego de estar adentro, coloqué la comida sobre la peinadora, al voltearme me percaté de que ya no se encontraba en la cama, segundos después se abrió la puerta a mis espaldas, todo el calor de mi cuerpo desaprecio al escuchar que no había colocado llave a la puerta –esperaba que no hubieras pasado llave– dijo Joe en un susurro pasándole luego llave a la puerta –¿En dónde estabas?– pregunté en el mismo tono –todos tenemos necesidades humanas– al escuchar su respuesta el color me volvió a las mejillas, una suave sonrisa apareció en sus labios –supongo que todos las tenemos, me has dado un gran susto–
–Lo siento, no fue mi intención–
–Lo sé, he traído el desayuno– al terminar de hablar su estómago rugió, dos círculos rojizos aparecieron debajo de sus ojos, pero sus ojos no demostraron vergüenza –tiene un olor exquisito– argumentó –mi abuela cocina exquisito, aunque no he traído lo suficiente, tendremos que compartir la ración para una persona, si mi abuela me veía traer más sospecharía– asintió un par de veces –entiendo perfectamente, no me molesta compartir, de hecho podría compartir todo contigo si me lo permitieras– ahora era yo seguramente la sonrojada –me conformo con la mitad del desayuno– sus ojos se torcieron al escucharme –ok, ok ,ok– dijo mientras asentaba con las manos, esta vez me ayudo con los platos mientras nos sentábamos sobre una alfombra que forraba el centro de la habitación, pensé en sentarnos sobre la cama pero sería muy incómodo considerando que era solo para un persona, Joe movió una de las mesas de noche hasta el centro para colocar la comida sobre ella, los dos nos vimos a la cara cuando nos percatamos de que solo había un juego de cubierto, dos segundos más tarde Joe se encogió de hombros y tomó con mucha naturaleza un trozo del omelet con sus dedos para llevárselo a los labios “¿Cómo ese simple gesto podría excitar a una persona?” no lo sabía pero estaba completamente deseosa de probar y sentir esos labios, en un acto de solidaridad hice lo mismo, su mirada se posó con intensidad y misterio sobre mí –no tenías que utilizar los dedos– su mirada era aún más intensa que antes, una suave caricia eléctrica de deslizó por el centro de mi espalda –estamos compartiendo la comida, también compartiremos la forma de comer– su mirada volvió al plato y luego se posó sobre mí, parecía querer pronunciar alguna idea pero luego tomo un trozo de pan silenciándola, no comentamos nada más mientras desayunábamos, estaba maravillada con su rostro, con sus gestos, con lo suave que se veía su cabello –tenías razón, tu abuela cocina muy bien– dijo cuando ya habíamos terminado, sin duda aun él estaría hambriento sin embargo se negó cuando le ofrecí buscar un poco más –creo que ya debes irte, debes tener muchas cosas pendientes por hacer– sus cejas se arrugaron ligeramente como si estuviera debatiendo la certeza de mi comentario, sus labios de fruncieron –sí, creo que debo irme, Ángel debe estar preguntándose en que lio me he metido esta vez–
–Te acompañaría hasta la puerta pero considerando por donde entraste no necesitamos caminar mucho o ese tipo de formalidades– una seductora sonrisa apareció en sus labios dejándome ver sus hermosos dientes –creo que no soy la persona más convencional de todas– “sin duda no lo era” ningún hombre podía ser tan hermosamente perfecto, sin percatarme cuando me encontraba devolviéndole la sonrisa, su mirada se oscureció y sin borrar su sonrisa su dientes superiores mordieron con suavidad el labio inferior, el cuerpo repentinamente me ardió, nunca había experimentado esa sensación, no era temor me atrevía a decir que de alguna forma quería que se quedara, quería que se acercara y me tocara, me besara, me aclaré la garganta –creo que debes irte entonces, fue un placer haber pasado contigo la noche– solté una pequeña carcajada que retumbó en la habitación como si fueran campanillas –no hicimos ni una milésima de las cosas que me habría encantado hacer contigo pero admito que disfrute mucho de tu compañía– entrecerré los ojos pero luego preferí ignorar su comentario por lo que comencé a caminar hacia la ventana, Joe colocó un pie sobre el marco pero antes de colocar el otro se dio media vuelta, estábamos tan cerca que mi pecho rozaba el suyo, su respiración acariciaba la mis labios y su mirada abrazaba mi rostro, en este momento algo dentro de mí deseaba con todas mis fuerzas que Joe me besara mientras que otra parte deseaba apartarlo como lo haría con cualquier otro, pero debía aceptar la verdad, en esta oportunidad no me atrevería a rechazarlo, quería compartirlo todo con él.
Volver arriba Ir abajo
Jonatika!!!
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 875
Edad : 20
Fecha de inscripción : 11/01/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 2nd 2011, 17:35

Hermoso capitulooooo!!!
Siguelaa!
Lo ame al capi...
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 2nd 2011, 18:50

PERFECTISIMO EL CAP:')

ME ENCANTO ALE, SIGUELA PLEASE.
Volver arriba Ir abajo
aacp
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1256
Edad : 26
Localización : caracas
Fecha de inscripción : 01/01/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 3rd 2011, 13:36

Capítulo XI

“Mascota”

Podía escuchar como mi corazón aumentaba el ritmo de sus latidos convirtiéndolos en un delirio frenético, me sentí avergonzada al imaginar que él podría escucharme, su amplia mano se ubicó en el centro de mi espalda abriéndose con seguridad y precisión, con un movimiento que pareció tan simple como decir “hola” me apretó contra su cuerpo el cual se sentía contra mis débiles músculos duro como una piedra pero cálido como una mañana de verano, su tonificada pierna se ubicó entra las mías, mi cuerpo automáticamente se había adaptado al suyo creando una sola anatomía, cada espacio que mi cuerpo estaba siendo ocupado por una extremidad del suyo, su pierna ubicada entra las mías, su mano envolviendo mi espalda, su abdomen y pecho presionados contra los míos, mis manos deslizándose por su marcada y amplia espalda que no se diferenciaba en suavidad y fortaleza a los otras zonas de su cuerpo que ya había tocado, fue luego de un par de minutos de disfrutar nuestro penetrante abrazo que su mano libre se abrió camino entre mi cabello para llegar hasta la parte trasera de mi cuello y así acercar lo único que estaba separado, nuestros labios, con su mano firme y demandante guió mis labios hasta los suyos, ambos soltamos un gemido al sentir el contacto de nuestros labios y si no deseáramos tanto ese beso nos habríamos separado para reírnos, nuestros cuerpos se acercaron más aun pareciendo imposible que sucediera, las manos de Joe se deslizaron hasta mis caderas tomándolas con firmeza, su beso era abrazador y excitante, su lengua se debatía con la mía en un juego de placer que amenazaba con explotar todas las neuronas de mi cerebro, con cada caricia de sus labios quería más y fue hasta que sentí a mis pulmones protestar cuando recordé que debía respirar, como si leyera mis pensamientos termino el intenso beso con un ligero roce de labios, la acción dejo aflorar otro gemido de mi parte, una maliciosa sonrisa apareció en sus labios, segundos después entendí, los labios de Joe ahora acariciaban mi cuello, su barba rozaba mi piel irritándola pero deleitándola con el ácido contacto, las piernas empezaron a fallarme pero Joe ya esperaba esa reacción, sus manos me sostenían manteniéndome aun apretada contra su cuerpo, Joe estaba llevándome al borde de placer solo con sus besos, su lengua dibujaba pequeños círculos, coloqué mis manos sobre el inicio de sus piernas, su trasero era tal cual lo imaginaba, firme, tenía trasero de deportista, sentí como sus labios formaban una sonrisa sobre mi piel al sentir la fuerza con que mis manos lo apretaron –¡tn_____ mi mamá te llama!– gritó mi tío desde el otro lado de la puerta, quise responder pero la voz me delataría –¡tn_____ apúrate!– gritó luego, fue hasta que golpeó la puerta que supe que no se iría, los besos de Joe subieron hasta mi oreja –respóndele– susurró en su sórdido y embriagante tono de voz tan peculiar –ya voy– logré decir casi imperceptiblemente –creo que no te ha oído– dijo mientras seguía besándome –¡Ya voy!– grité ahora enojada por haberme sacado del momento, Joe subió sus labios hasta los míos, los presiono con los suyos de una manera inocente, un simple beso, eso había sido –nos vemos esta tarde, pasare por ti a las ocho cuando salgas del trabajo– comentó, se preparó para saltar por la ventana pero luego se devolvió, sin decir nada me tomó en brazos me dio otro beso y se fue, lo vi tropezarse con varios arbustos, incluso caerse un metro más adelante, sin sacudirse siguió adelante, obviamente debía irse lo más rápido posible para evitar que lo descubrieran, al abrir la puerta me encontré con mi tío, de mi tamaño y con sus ojos del mismo tono me vía con suspicacia, sus brazos rodeaban su pecho y una de sus cejas se erguía con expectativa, a veces olvidaba lo penetrante que podían ser nuestras miradas –¿Por qué me ves así?– pregunté desentendida mientras me abría paso para bajar hasta la cocina -¿Por qué tardaste tanto en responder?– preguntó a mis espaldas, podía sentir como sus pisadas se marcaban sobre la vieja madera que forraba el piso –porque estaba ocupada–
– ¿haciendo qué?–
–Nada que te importe–
–Escuché unos ruidos extraños en tu cuarto–
–Estaba leyendo y me quede dormida, cuando me llamaste se me cayó el libro, ese es el único ruido que pudiste haber escuchado– me quedé sorprendida por la naturalidad con que invente la excusa, en ese momento entramos a la cocina, donde mis abuelos y mi abuela sacaban las cuentas de la semana, por ser sábado abrirían a mediados de la tarde –tn______ tiene escondido en su cuarto una mascota, por la magnitud del sonido debe ser un cachorro o un gato y considerando que estuvo hablando toda la noche es nueva, de no ser eso se está volviendo loca– todos nos le quedamos viendo, era típico que mi tío hiciera sus deducciones en voz alta, pero esta me causaba mucha gracia, todos voltearon a verme esperando que lo desmintiera, pero si decía algo se me escaparía una carcajada, claro tenía una “mascota” en mi cuarto, pensé con sarcasmo, aunque no sería mala idea tener a Joe de mascota en mi cuarto –¿Dices que yo soy la loca? No tengo ninguna mascota, pueden subir a ver–
– ¿Entonces con quien hablabas anoche?–
– ¿Desde cuándo te dedicas a espiarme? Estaba hablando en voz alta porque hacia unas anotaciones–
–Antes no lo habías hecho–
–A ver… ¿Qué quieres que te diga? Si mis respuestas no te complacen dime que quieres que invente para que seas feliz– mi abuelo soltó un silbido bajo mientras se levantaba de su silla, mi abuela soltó una risilla acompañándolo luego, solo mi madre se quedaba porque si terminábamos dándonos golpes ella debería separarnos, aun no madurábamos en lo que a peleas se refería, sorprendentemente no respondió solo se encogió de hombros –está bien, solo preguntaba, igual siempre supe que no eras normal, si no eras loca te faltaba poco– solté un bufido de disgusto y él una gloriosa carcajada, siempre lograba irritarme –sube a arreglarte, hoy abriremos nosotros, tengo una cita así que nosotros cumpliremos el primer horario para poder salir a tiempo– la idea no era mala, salir más temprano significaba más tiempo con mi “mascota” sonreí ante la imagen del apodo en mi análisis de la situación ¿existirían cajas de regalo de ese tamaño? –ok, no tengo problema, me voy a vestir en quince minutos nos vamos– respondí sacudiendo mi cabeza para liberar la imagen de Joe en una caja gigante, mi madre se sorprendió de que no discutiera sobre el cambio de turno solo para enojarlo y seguro él también se sentía sorprendido.
Las primeras horas de la tarde siempre eran más tranquilas, los clientes solían venir y pedir para llevar lo preferían antes que sentarse a consumir en una de las mesas lo que significaba más tiempo libre, además no venían el grupo de amigos de mi primo que me juraban amor eterno, no eran más que un grupo de babosos, al salir el ultimo cliente de mi turno me dirigí hacia la parte trasera para sacar los desechos, algo me llamo la atención, claro como no me llamaría la atención, Joe caminaba al otro lado de la calle con un hombre, se veía claramente que ambos discutían, pero no era una discusión de golpes era como si uno le reclamara al otro, me apresuré en ir al frente de la tienda para observarlos, ambos se detuvieron Joe parecía exasperado mientras el atractivo rubio cruzaba las manos sobre su pecho, su estatura igualaba a la de Joe con sus buenos seis pies de altura, era hermoso, con un jean y una camiseta negra sin mangas tenía el aspecto de alguien a quien le encantaba comenzar las peleas de un bar o a esa persona que no le importaba el mundo que lo rodeaba, podía verlo apenas a la distancia pero sin duda era atractivo, ambos voltearon hacia la panadería, ya me habían visto observándolos, las mejillas se me encendieron al notarlo, duré dos buenos minutos antes de que mis piernas reaccionaran y me diera media vuelta para resguardarme de los ojos que me habían descubierto, ya estaba lista para irme así que tome mis cosas y me salí de la panadería –¿Quieres que te lleve?– escuché preguntar a mi tío pero lo ignoré, debía salir rápido estaba muy avergonzada, abrí la puerta para cuando alcé la vista ya era muy tarde el duro pecho de Joe volvía dejarme sin aire, en esta oportunidad sus manos estaban listas para sostenerme evitando que cayera directamente en el suelo, alcé la mirada y sus ojos aún más claros de lo que eran esta mañana perforaron los míos con intensidad, sus cejas negras como la noche, su rostro blanco sonrojado por el calor y el brillo del sol hacían resaltar más sus ojos que estaban claros como la miel –¿A dónde vas?– preguntó con el ceño fruncido.
Volver arriba Ir abajo
purplekaarii
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 3rd 2011, 14:32

Embarassed a ningun lado jajajjajaj
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 3rd 2011, 17:56

A NINGUN LADO SIN TI:$
SIGUEEEEE ALEEE POR AMOR A DIOS, COMO LA DEJAS ASIII:'(
Volver arriba Ir abajo
NichoJonas
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 161
Fecha de inscripción : 10/12/2010

MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Enero 3rd 2011, 18:17

OMG! LECTORAAA NUEVAAAAAAAA!, DEAMMMMMMMMMM:'D
AMOO TU NOVEE! SUBE MAS SII? PORFAVVOORRR:E,
ANDAALEE! OK YAAA,D ME ENCANTAAA SIMPLEMENTEE!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)   Hoy a las 19:57

Volver arriba Ir abajo
 
Experiencias Intimas - Joe y tu (solo para mayores)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 44.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 23 ... 44  Siguiente
 Temas similares
-
» Esclavos Del Deseo segunda temporada (Nick, Joe & Tu) [Solo Para Mayores]
» Solo para fans de ONE DIRECTION!!
» "Solo Para El..." «Nick & Tu» {adaptada}
» Solo Para Ti - Binomio de Oro (completa y adornos) by DESAFINADO jejeje
» Una gran aventura - (solo para mayores) super HOT

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: