Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Cambios... Joe&Tu

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Noviembre 30th 2010, 12:08

Capítulo 7
_____(tn)______ creyó que iba a derretirse. Los labios de Joe eran duros y suaves al mismo tiempo, provocadores y sumisos. Eran demasiadas emociones, y _____(tn)______ estaba temblando.
Le devolvió el beso con una efusividad tan intensa que casi resultó peligrosa. Estaba ardiendo, cada poro de su cuerpo estallaba por tocarle, por dejarse llevar por el placer hasta más allá de cualquier límite.
Sin dejar de besarla, Joe empezó a desabrocharle los botones de la blusa de algodón que se había puesto aquella mañana. Cuando llegó al último, le quitó el sujetador con una facilidad sorprendente y hundió su boca en uno de sus senos. _____(tn)______ suspiró al sentir la lengua de él recorriendo su pezón, luego el otro, apretándolos con las manos. Se sentía transportada por una ola poderosa que la vaciaba de todo lo que no fuera él.
Joe se incorporó de nuevo, pegó su cuerpo al de ella para que sintiera lo excitado que estaba, y la besó de nuevo.
—Sabes condenadamente bien —murmuró—. Quiero saborearte entera.
_____(tn)______ cubrió los labios de él con los suyos e introdujo su lengua. Sus piernas estaban temblando, y sus pulmones respiraban rítmicamente, provocando un jadeo constante.
—Ven arriba conmigo —dijo él dejando de besarla para mirarla a los ojos—. No hace falta esperar hasta el viernes. Te deseo ahora mismo.
_____(tn)______ era el escenario donde se estaba librando una terrible batalla entre su cuerpo, que quería subir a su habitación, abandonarse al deseo, y su cabeza, que intentaba impedirlo. Joe tenía una amante, era un mujeriego, sólo quería casarse con ella por venganza. No había el más mínimo rastro de amor en todo aquello. Era sólo lujuria. Había existido una fuerte atracción entre ambos desde el principio, pero algún día eso también se acabaría, y entonces él la abandonaría sin contemplaciones.
Su cuerpo, sin embargo, también era muy convincente. Estaba desesperado, gritando de necesidad, anhelando el contacto con el cuerpo de él, deseando despertar del interminable letargo al que había sido condenado.
—Bueno, ahora que lo pienso, ¿qué te parece si lo hacemos aquí mismo? —le preguntó él apoyándola contra la encimera de la cocina y empezando a subirle la falda.
—¡No! —exclamó ella poniendo las dos manos sobre el pecho de él.
—¿Ah, no? —preguntó él frunciendo el ceño.
—No… —dijo ella tomando el control de su voluntad, cerrando la boca para no seguir jadeando, intentando recuperar su dignidad—. No puedo…
—Pues hace unos segundos no me estaba dando esa impresión —apuntó él algo decepcionado—. ¿Puedo saber qué te ha hecho cambiar de opinión?
_____(tn)______ estaba intentando recomponer su ropa de alguna manera, poniéndose de nuevo el sujetador, abrochándose otra vez la blusa, recuperando la compostura.
—No quiero acostarme contigo antes de que estemos casados —afirmó _____(tn)______ diciendo lo primero que le vino a la cabeza.
—Por amor de Dios, _____(tn)______… Has estado cinco años casada con otro hombre, no creo que tengas que salvaguardar tu virginidad ni nada parecido.
_____(tn)______ podía percibir la frustración en la voz de Joe, y no pudo evitar sentirse culpable y avergonzada por haber permitido que las cosas hubieran llegado tan lejos.
—Lo siento… Sé que debe de ser muy duro para ti…
Joe rompió a reír a carcajada limpia.
—Sí… Duro es la palabra exacta —replicó. _____(tn)______ se sonrojó.
—Tampoco es nada fácil para mí. Hace… Hace mucho tiempo que yo no… Bueno, ya sabes…
Joe puso un dedo sobre sus labios.
—No hablemos de tu difunto marido otra vez, ¿te parece, preciosa? Empieza a ser muy aburrido. Además, cada vez que te imagino con él me dan ganas de romper algo.
_____(tn)______ le miró en silencio, sintiendo los dedos de Joe recorrer suavemente sus labios, sintiendo que el deseo seguía corriendo por sus venas.
—¿Fue él el primero? —le preguntó Joe.
La _____(tn)______ asintió tímidamente y recordó la primera y única vez que Tristan había conseguido forzarla. Nunca en toda su vida había pensado que pudiera llegar a ser tan doloroso, aunque era cierto que él no había hecho nada para preparar el momento, no la había seducido, nada de nada. Había sido utilizada como una prostituta, para ser luego abandonada física y psicológicamente.
—¿Ha habido alguien desde entonces? —preguntó Joe de nuevo después de un tenso y largo silencio.
—No… —agitó ella la cabeza—. No, nadie…
Joe no sabía si creerla o no. No había reaccionado a la muerte de su marido de la forma esperada. Tristan se había estrellado contra un poste de teléfono la noche de su quinto aniversario y había muerto en el acto. La prensa le había sacado a _____(tn)______ miles de fotos en los días siguientes y ella se había comportado en todo momento como si nada hubiese pasado. Había ido a la peluquería en varias ocasiones, se había arreglado el pelo, se había hecho la manicura… Joe se había preguntado con frecuencia si los rumores que había oído tantas veces serían ciertos. La gente murmuraba que ella tenía muchas aventuras extraconyugales y que él hacía la vista gorda para no decepcionar a las familias de ambos.
—¿Le amabas?
—Creía que no querías que habláramos de él —contestó ella con una sonrisa irónica.
—Es una pregunta sencilla y directa —replicó Joe—. Con un sí o un no es suficiente.
—¿Por qué quieres saberlo? —preguntó ella de nuevo, mirándole fijamente—. ¿Por qué quieres saberlo, si lo único que sientes por mí es lujuria y deseo? ¿O es que acaso hay algo que no me estás contando?
Una cosa era cierta, _____(tn)______ tenía un talento extraordinario para recuperarse de los golpes recibidos. Allí la tenía, delante de él, y no sabía muy bien qué sentía por ella. Durante muchos años, el odio y el deseo se habían mezclado cada día. Le había herido en incontables ocasiones en el pasado y, aunque podía llegar a perdonarle su comportamiento de juventud diciéndose que sólo se trataba de una chiquilla malcriada, no podía soportar el aire de desdén y de superioridad con el que todavía le miraba. Para ella, él seguía siendo el hijo de la mujer que limpiaba la casa de sus padres, alguien que no estaba a su altura, alguien que no era digno de llevarla a la cama y hacerla vibrar de placer, sólo de abrirle la puerta del coche o de su casa.
—Te vendría muy bien en estos momentos, ¿verdad, _____(tn)______? Sería un auténtico golpe de suerte que yo declarara ahora un incondicional y apasionado amor por ti. Siento desilusionarte, querida, pero mis necesidades son mucho más sencillas. La mejor palabra para definirlas es lujuria. Quizá para una mujer sofisticada y culta como tú sea una forma algo bruta de decirlo, pero lo resume a la perfección.
_____(tn)______ le miró atentamente sin decir nada.
—Será mejor que te abroches bien la blusa, rubia, antes de que te lleve de nuevo al hospital a ver a tu padre —dijo tomando las llaves del coche—. Creo que el último botón no está donde debería.
_____(tn)______ bajó la cabeza para ver si tenía razón y entonces se dio cuenta de que había vuelto a suceder. Joe había terminado la conversación a su manera, había tomado en la mano su orgullo y su dignidad y los había tirado al suelo. La tenía comiendo en su mano, podía destruirla en cuanto se lo propusiera. Estaba luchando con uñas y dientes para que eso no sucediera, pero con cada beso que él le daba su voluntad se hundía más y más en las profundidades del deseo.
Siempre había pensado que el haberse casado con Tristan había sido el mayor error que había cometido en su vida, pero en ese momento comprendió que enamorarse de Joe Venadicci podía ser mucho peor.


_____(tn)______ escuchó las palabras llenas de compromiso y lealtad durante la ceremonia y repitió los votos mecánicamente, unos votos que, en aquellas circunstancias, no significaban absolutamente nada para ella.
En la voz clara y profunda de Joe, sin embargo, sonaron más convincentes, sonaron como si él realmente la amara, como si fuera a tratarla con respeto y con honor el resto de su vida.
Cuando llegó el momento de darse un beso, _____(tn)______ se volvió hacia Joe, cerró los ojos, y sintió cómo los labios de él se posaban suavemente en los suyos. Cada movimiento de aquellos labios parecía una expresión de su triunfo, como si estuviera tomando posesión de algo muy valioso y largamente anhelado.
Ya habían reservado los billetes de avión al complejo St Clair Island, donde iban a pasar la luna de miel. El avión salía en una hora, y las maletas estaban guardadas meticulosamente en el maletero del coche de Joe.
Durante el trayecto hasta el aeropuerto, _____(tn)______ se sentó en silencio sin saber qué decir. Joe se había quitado la chaqueta del traje a causa del calor, y conducía tranquilo con una mano mientras con la otra le acariciaba de vez en cuando las piernas, excitándola como sólo él era capaz de hacer.
Había consultado en los periódicos el tiempo que iba a hacer aquella semana y había llegado a la conclusión de que un bikini era todo lo que iba a poder ponerse durante el día. Era difícil saber qué llevaría de noche. Si lo dejaba a elección de Joe, la respuesta era evidente, tendría que pasar todas las noches desnuda.
—¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que fuiste a la isla? —preguntó Joe de repente.
—Fui a principios de este año —respondió _____(tn)______ después de pensarlo un poco—. Creo que fue en febrero. Fui a comprobar la nueva decoración, pero sólo me quedé un par de noches.
Aunque Joe no dijo nada, _____(tn)______ se preguntó si estaría pensando que debería haber ido más a menudo para asegurarse de que todo estaba en orden. El nuevo administrador que Joe había contratado ya había encontrado algunos problemas de contabilidad y de administración que habían hecho crecer el complejo de incompetencia que _____(tn)______ ya tenía. A decir verdad, Joe no lo había utilizado para cebarse con ella. Le había dicho a Mark Vella, el nuevo administrador, que había estado sometida a mucha presión. Durante un momento, _____(tn)______ había llegado a pensar que lo había hecho por empatía hacia ella, porque se habían preocupado sinceramente de sus emociones, pero enseguida había descubierto que lo único que había pretendido había sido representar el papel de novio protector.
Tampoco iba a decírselo a Joe de ninguna de las maneras pero, desde que había dejado de ir a la oficina, sentía como si se hubiera quitado un peso de encima. Sus padres no habían hecho el menor comentario al respecto, únicamente habían declarado su absoluta confianza en el juicio de Joe.
—De todas formas —había dicho su madre en cierta ocasión—, tu padre se recuperará pronto y podrá volver al trabajo. Además, pronto tendrás treinta años y no puedes dejar pasar demasiado tiempo ya para tener hijos.
—No te preocupes, Pamela —había replicado Joe pasándole el brazo por la cintura a _____(tn)______—. Nos pondremos a ello enseguida.
_____(tn)______ se había sonrojado por el comentario, pero había disimulado a la perfección con la mejor de sus sonrisas.
Joe entró en el aparcamiento del aeropuerto. A los pocos minutos ya habían facturado las maletas y tenían sus tarjetas de embarque.
Cuando subieron al avión, _____(tn)______ tuvo la excusa perfecta para cerrar los ojos y descansar un rato. No sabía cuánto tiempo había pasado cuando abrió los ojos y se encontró apoyada en el hombro de Joe.
—Oh, lo siento… —dijo apartándose de él como impulsada por un resorte—. Debo de haberme quedado dormida. Espero no haberte estropeado la camisa.
—No te preocupes —sonrió él—. Me gusta oír tus ronquidos mientras duermes.
—Yo no ronco —protestó _____(tn)______.
—¿Cómo lo sabes? —preguntó él frunciendo el ceño—. No has dormido con nadie desde que Tristan murió, o, al menos, eso es lo que dices.
—¿No me crees?
—¿Es que no tienes ni idea de los rumores que corrían sobre ti y tu matrimonio?
—¿Qué rumores? —preguntó ella desconcertada.
—Rumores acerca de tu legión de amantes.
—¿Sabes? Es curioso que me vengas con ésas cuando eres el primero que se niega a dar crédito a lo que se publica en las revistas del corazón. ¿No fuiste tú el que me dijo que aquella mujer de la fotografía era sólo una amiga?
—¿Estás diciendo entonces que los rumores son infundados? —preguntó Joe mirándola expectante.
_____(tn)______ se preguntó si debía contarle lo que realmente había sucedido durante su matrimonio con Tristan, pero dos cosas decidieron en contra. Por un lado, estaban rodeados de gente, no era el lugar adecuado. En segundo lugar, había sido el propio Joe quien más le había aconsejado en contra de aquel matrimonio. No podía darle más munición contra ella para que la utilizara a discreción cuando le diera la gana. Ya había pagado con creces el error.
—Lo único que estoy diciendo es que no deberías creerle todo lo que lees en esas revistas —repitió ella—. Siempre hay varias versiones de la misma historia.
—Siempre he oído que, en realidad, hay tres, la del marido, la de la esposa, y la verdad.
_____(tn)______ respiró aliviada cuando el piloto anunció por los altavoces que estaban llegando a su destino. Se irguió en su asiento, se puso el cinturón de seguridad y miró el intenso azul del mar por la ventanilla.
Había muchas islas en aquella región pero, para ella, ninguna era tan bonita como St Clair Island. Tenía hermosos recuerdos de la isla, recuerdos de cuando era niña, de cuando jugaba con su hermano por todas partes haciendo castillos de arena, corriendo de un lado para otro o metiéndose en todas partes sin permiso.
Durante unos instantes, la nostalgia se apoderó de ella. Sintió que las lágrimas empezaban a derramarse por sus mejillas y tuvo que secárselas y hacer un enorme esfuerzo por contenerse. A Blair siempre le había gustado la isla. De hecho, aunque ya hacía años de su muerte, todavía era difícil imaginarse siquiera aquel lugar sin él, saber que nunca más volvería para dar un paseo con ella por la playa.
Joe extendió el brazo y tomó su mano.
—¿Estás bien?
—Sí… —respondió ella ocultando sus emociones—. Los aterrizajes siempre me ponen un poco nerviosa.
—Yo también le echo muchísimo de menos, cariño —dijo sin embargo Joe—. Era un amigo extraordinario.
—Eras como un hermano para él —dijo ella—. Tenía tantos celos de vosotros… De los ratos que pasabais juntos… Después de tantos años parece algo muy infantil, pero…
—Eras sólo una niña —dijo Joe apretando su mano—. Una niña un poco maleducada, pero una niña al fin y al cabo. La culpa no fue tuya. No voy a pasarme toda la vida echándotelo en cara.
_____(tn)______ le miró y se preguntó si estaba hablando en serio. Al fin y al cabo, ¿no estaba basado aquel matrimonio en eso, en la venganza?

Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Noviembre 30th 2010, 12:15

Capítulo 8
Los Administradores del complejo vacacional, Judy y Garry Foster, les dieron una calurosa bienvenida. Garry tomó los equipajes y, después de recorrer el lugar para que Joe lo conociera mejor, Judy les mostró su habitación, una suite de lujo con vistas a una playa privada.
Había una enorme piscina, un spa, una sauna y todo tipo de lujos.
—SÍ necesitáis algo, avisadnos —les dijo Judy.
—Muchas gracias —dijo Joe sonriendo mientras le abría la puerta a _____(tn)______.
Cuando se quedaron solos, Joe se volvió hacia ella, la miró fijamente y _____(tn)______ se echó a temblar.
—¿Te apetece un baño? —propuso él.
—Mmm… —respondió ella—. Sí.
Las maletas de ambos estaban juntas pegadas a la cama. La idea de compartir la habitación con él le llenaba de nervios. Nunca había compartido una habitación con nadie, ni siquiera con Tristan. Su difunto marido había insistido incluso en tener un cuarto de baño personal para él, una necesidad que no había comprendido bien hasta unos meses antes de su muerte, una tarde en que había entrado en busca de un poco de gel y había descubierto un billete de veinte dólares enrollado y unos polvos blancos sobre el mármol de la encimera.
No había sido un golpe demasiado duro para ella descubrir que su marido esnifaba cocaína habitualmente. Lo que más le había impactado había sido el que ella no se hubiera dado cuenta antes. Sus extraños cambios de humor, su comportamiento errático, todos eran síntomas del consumo de aquella droga que también se había cebado con su hermano, Blair. Al igual que sus padres, ella tampoco había querido aceptar lo que había tenido delante de sus ojos durante tanto tiempo, había sido una mentira más que había introducido en su vida junto con todas las demás.
—Te dejaré sola para que puedas cambiarte —dijo Joe desde la puerta—. Voy a echar un vistazo al gimnasio.
—Oh… Gracias —dijo ella sacando de su maleta un bañador.
La puerta se cerró y _____(tn)______ respiró aliviada.


La playa privada de que disponía la suite tenía unos doscientos metros de largo y estaba oculta del resto de la costa por dos enormes promontorios de roca. _____(tn)______ nadó un buen rato de un lado para otro disfrutando del agua salada recorriendo su piel. En el fondo, a muy poca profundidad, había cientos de peces tropicales de colores. El agua estaba tan limpia como el cristal, y la arena del fondo era tan fina que casi parecía polvo.
Estaba bastante lejos de la orilla cuando, de repente, una sombra negra se acercó a ella. Se asustó por un instante hasta que reconoció a Joe.
—No deberías haber venido tan lejos tú sola —dijo nadando a su lado—. Podría ser muy peligroso.
—Sé nadar muy bien —replicó ella sin inmutarse.
—Da igual que nades bien o mal cuando se trata de una marea o un pez agresivo, cariño —le advirtió él.
—A ti no parece importarte estar tan lejos de la orilla —dijo ella en tono desafiante.
—Eso es porque casi nunca lo hago —replicó él—. En ninguna situación.
Joe se acercó a ella y la besó suavemente. Sus labios se tocaron y pudieron sentir el olor de la sal mezclado con el de sus cuerpos. _____(tn)______ sintió la lengua de él explorando su interior, jugando con la suya, y se dio cuenta de que ya no le hacía falta mover los brazos para mantenerse a flote, ya que Joe la tenía sujeta entre sus brazos. Le rodeó con los suyos y le besó apasionadamente. Podía sentir su miembro erecto contra su vientre con tanta fuerza que casi le costaba respirar.
—¿Sabes lo cerca que estoy de quitarte el bañador y hacerlo aquí mismo? —le preguntó él lleno de deseo a punto de estallar.
—¿Crees que sería buena idea aquí, delante de todo el mundo? —replicó ella con la misma urgencia, con el mismo deseo temblándole en la voz.
—Ahora mismo, me da igual quién nos vea o deje de vernos —respondió él—. Pero, por si acaso, deberíamos entrar en la casa.
_____(tn)______ estaba temblando entre sus brazos, pero no de frío, sino de placer. Era un halago para él darse cuenta de que ella le deseaba tanto como él a ella. Y la deseaba. La deseaba con cada parte de su cuerpo, llevaba soñando con ella toda su vida, noche tras noche imaginándose sus largas piernas alrededor de su cuerpo y sus manos arañándole la espalda, odiándose a sí mismo por haber sido tan débil en todo lo relacionado con ella, sabiendo que nunca estaría completamente satisfecho hasta que fuera suya.
La tomó de la mano y salieron del agua. A _____(tn)______ se le marcaban los pezones en un bikini que ahora parecía minúsculo, a punto de estallar por la presión y la excitación. Joe no podía hacer otra cosa que seguirla con la mirada. Quería poseerla, quería hacerla suya, quería que, desde aquel día, no volviera a estar con nadie más que con él, quería que fuera suya de la forma más básica y primitiva posible, quería ser el padre de sus hijos.
En el bungalow donde estaban alojados hacía un poco de frío, pero _____(tn)______ estaba tan excitada que ni siquiera se dio cuenta. En cuanto él cerró la puerta, ella se echó a temblar. Había conseguido excitarla completamente. Ya no era capaz de negarle nada.
Aunque no se lo había dicho con palabras, aunque había quedado flotando en el aire, de alguna manera, sabía que Joe no iba a ser la decepción que había sido Tristan.
El cuerpo de Joe exudaba sexo por todos sus poros. No había duda de que debía de haberse acostado con muchas mujeres, que había hecho con ellas cosas que ella jamás había siquiera imaginado, pero allí estaba, con ella, excitado y deseándola.
La parle superior de su bikini fue lo primero en caer al suelo. Joe se la quitó violentamente, dejando sus senos endurecidos y sus pezones erectos al descubierto. Empezó a besarlos sin poder esperar más, y _____(tn)______ sintió la aspereza masculina de su barbilla rozando su delicada y suave piel. Mientras lo hacía, buscó los nudos que mantenían firme la parte inferior del bikini, los desató y la dejó desnuda completamente.
—Eres tan hermosa… —murmuró con una voz llena de pasión—. Tan hermosa…
—Yo también quiero verte —dijo ella con voz ahogada.
¿Había sido ella la que había pronunciado aquellas palabras? ¿Había admitido tan abiertamente lo mucho que le deseaba?
—Soy todo tuyo —dijo él levantando los brazos como si se estuviera rindiendo—. Haz los honores.
_____(tn)______ no necesitaba que se lo dijera dos veces. Con las manos temblando, le bajó poco a poco el bañador y le miró. Era grande, más grande de lo que había imaginado, y estaba dura, más dura de lo que era posible pensar.
Sus manos tomaron su miembro y empezaron a acariciarlo poco a poco, lentamente, como si estuvieran descubriendo un territorio desconocido, una y otra vez.
—Dios… Me gusta… —dijo él cerrando por un momento los ojos—. Pero es mejor que no sigas hasta el final.
_____(tn)______ se estremeció. No estaba acostumbrada a aquel torrente de pasión, a aquella furia de los sentidos. Entonces, hizo lo que cualquier mujer hubiera hecho en aquella situación. Se pegó a él y le besó con deseo, demostrándole que también ella estaba excitada.
Joe respondió exactamente de la forma que ella había supuesto. La tendió sobre la cama, se echó sobre ella lentamente y la penetró.
A pesar de lo excitada que estaba, a _____(tn)______ le dolió un poco.
Joe se dio cuenta y empezó a aflojar el ritmo.
—¿Estoy yendo demasiado deprisa? —le preguntó.
—No… Es sólo que… Hace mucho tiempo que…
Joe odiaba recordar que otro hombre había hecho aquello con ella. Le hervía la sangre sólo de pensar que aquella sanguijuela la había poseído, que había tenido entre sus brazos lo que él había deseado durante tanto tiempo.
Estaba decidido a que se olvidara de él. Haría todo lo que estuviera en su mano para darle tanto placer que Tristan pasara a ser un mal recuerdo. Iba a transportarla al paraíso.
—Lo haré más despacio —dijo besándola suavemente—. Tranquila, cariño, confía en mí, no te pongas nerviosa.
Empezó a moverse lentamente, pero notaba que ella no estaba tranquila. Podía sentirlo, estaba muy tensa.
—Eso es, muy bien —dijo intentando animarla—. Lo estás haciendo muy bien, _____(tn)______. Así, despacio…
_____(tn)______ empezó a sentir como si sus huesos se estuvieran derritiendo. Era tan masculino, tan fuerte, y tan caballero… Podía sentirle en su interior, moverse lentamente, cada vez a más profundidad. Empezaba a temblar, pero el placer no era lo suficientemente intenso como para hacerle olvidar el dolor que sentía.
Entonces, Joe deslizó su mano hacia su vientre y empezó a masajearle su lugar más íntimo. _____(tn)______ sintió una dulce oleada de placer ascender por su cuerpo, la resistencia empezó a ceder un poco y se encontró de repente en lo alto de un precipicio, a punto de caer.
El miedo a dejarse llevar le hizo dar marcha atrás.
—Vamos, cariño —dijo él suavemente—. No te aguantes. Déjate llevar.
_____(tn)______ lo intentó, intentó apartar de su mente las sombras que la amenazaban.
—No puedo… —murmuró a punto de echarse a llorar—. Lo siento… No puedo…
—Está bien —dijo él frenando el ritmo—. No te preocupes… Tómate tu tiempo.
—No puedo hacerlo —dijo ella sonrojándose de vergüenza—. Nunca he sido capaz de hacer esto.
Joe frunció el ceño y la miró.
—¿Qué estás diciendo, _____(tn)______?
Ella quiso que se la tragara la tierra en aquel mismo momento.
—¿Me estás diciendo que nunca has tenido un orgasmo?
_____(tn)______ asintió tímidamente mientras las lágrimas recorrían sus mejillas.
—¿Te ha gustado?
Entonces, Joe pensó en todo lo que estaba pasando. Pensó en su reacción, en la forma hostil con que ella le había recibido…
—¿Te hizo daño ese bastardo? —le preguntó de repente.
Ella no respondió, pero la cara que puso fue suficiente para él. Vio el miedo reflejado en sus ojos. Vio sus pupilas temblando y sus manos endureciéndose.
Salió de ella lo más suavemente posible.
—Lo siento, _____(tn)______. Nunca habría permitido que las cosas hubieran llegado tan lejos de haberlo sabido.
—No es culpa tuya, Joe —dijo ella—. Quería saber qué se sentía. Quería que me hicieras disfrutar. He estado tan cerca… Sé que puedo conseguirlo… Contigo puedo conseguirlo.
Joe la miró. Había estado casada durante cinco años con aquel hombre y no había experimentado nada parecido al placer. ¿De qué demonios había estado hecho aquel idiota?
—No quiero hacerte daño —le dijo, a pesar de que se moría de deseo por ella, a pesar de lo excitado que estaba.
Joe la penetró de nuevo muy lentamente.
—Dime cómo quieres que lo haga, ve diciéndome.
—Te necesito a ti —dijo ella pasando las manos por su espalda—. Nadie me había hecho sentir así nunca.
_____(tn)______ suspiró cuándo sintió que él empezaba a moverse, lentamente, despacio, pensando en ella, comprobando lo que necesitaba en cada momento, midiendo sus respuestas a partir de las reacciones de su piel y de su rostro.
Supo enseguida cuándo empezó a ascender el deseo en ella. Pudo sentirlo en los temblores de su cuerpo, en la forma en que le sujetó con los brazos, en el éxtasis reflejado en su rostro. Sintió el primer estallido como si se tratara de un volcán. Ella empezó a gritar y su cuerpo empezó a tener espasmos, como si poderosas ondas superficiales estuvieran recorriendo su cuerpo. Aquella furia que había estado aletargada durante tanto tiempo provocó tal excitación en él que llegó súbitamente al clímax y con una intensidad que nunca antes había experimentado. Se derrumbó sobre ella exhausto, incapaz de mover un solo músculo de su cuerpo.
Cuando finalmente reunió fuerzas para mirarla, vio que estaba llorando. Aquellas lágrimas le conmovieron indescriptiblemente.
—Eres increíble —susurró él—. Eres absolutamente increíble.
—Yo no… No sabía lo maravilloso que era esto….
—Es todavía mejor cuando aprendes a dejarte llevar, de esa manera descubres lo que tu cuerpo necesita, lo que a tu cuerpo le gusta.
_____(tn)______ le miró insegura.
—¿Te ha gustado? —le preguntó nerviosa.
—¿Acaso lo dudas, cariño?
_____(tn)______ empezó a acariciar la cicatriz que le partía en dos la ceja.
—Siempre me he sentido un desastre en… Bueno, en estas cosas —dijo en voz baja—. Tristan nunca llegó a tocarme en el tiempo que estuvimos juntos antes de la boda, aparte de un par de besos en la mano y poco más. Siempre me decía que prefería esperar a que estuviéramos casados… —continuó _____(tn)______, haciendo una pausa para respirar profundamente—. No supe que tenía otras relaciones hasta un tiempo después. Nunca dejó de tenerlas.
Joe la miró intentando asimilar lo que acababa de decirle.
—¿Cuándo lo descubriste?
—Justo después de habernos casado —dijo ella apartando la mirada por vergüenza—. Un día entré en su despacho y le encontré… en una situación comprometida.
—¿Cómo de comprometida?
—Bueno… —dijo ella sonrojándose y sin mirarle a los ojos—. Su secretaria estaba satisfaciéndole, digámoslo así.
Joe maldijo, se levantó de la cama y empezó a dar vueltas por la habitación.
—Por el amor de Dios, _____(tn)______, ¿por qué no se lo dijiste a nadie? El matrimonio podría haberse anulado, todavía estabas a tiempo.
—Mis padres habían pasado una mala racha —dijo ella con los ojos húmedos—. No quería que tuvieran que vivir otro escándalo. Mamá estaba muy orgullosa de mí, había dejado los tranquilizantes y las pastillas… ¿Qué podía hacer? ¿Hundirla de nuevo contándole la verdad? No, no podía hacerlo.
—Juro por Dios que, de haber estado cerca, no lo habría permitido —afirmó Joe furioso—. Pero te aseguraste de que estuviera bien lejos de ti, ¿verdad?
—No quería que montaras otra escena, Joe —dijo ella—. No quería que mamá y papá se preocuparan más.
—¿Te contó tu marido alguna vez que fue él quien me hizo esto? —le preguntó Joe señalando su cicatriz.
_____(tn)______ se quedó blanca.
—No… No… No puede ser….
—Llamó a unos cuantos matones y entre todos me dieron una buena paliza. Antes de marcharse, él se acercó a mí, me hizo esta cicatriz y me dijo que era un regalo de tu parte.

Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Noviembre 30th 2010, 12:23

Chicas Smile hay tienen 4 capitulos costo prepararlos pero hay estan, por fa digan que les gusta de los capis que les eh dejado y que no les gusta, o cual es la mejor parte o la peor Razz
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Noviembre 30th 2010, 20:11

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa muy buenos los cap`ssssssssss
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Noviembre 30th 2010, 23:19

Definitivamente AMOO TU NOVELAAA
escribes espectacularr, la verdaddddd Me encantaaaaa
Amo como escribess, y nunca dejes de seguirlaa por favorr!!
aqui voy a estar como fiel lectora, leyendo todoosss los capitulosss
Un beso enormee
Y siguela prontoo!!
Volver arriba Ir abajo
ArianaCupcake:]<3
Forista!


Cantidad de envíos : 115
Edad : 22
Localización : United States of Ariana <3 ... Chilling in La Crib the la Jonas :]
Fecha de inscripción : 18/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 1st 2010, 15:46

Siguelaaaaaaaaa !!!! :]
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 1st 2010, 18:23

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
daniieliitha
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 161
Edad : 21
Localización : ...CoLoMbIiA...
Fecha de inscripción : 02/10/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 1st 2010, 18:36

..SiGuElA SthA GeNiiAl... Me eNcAnThA...
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 10:59

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 18:03

hayyyyyyyyyyyy siguelaaaaaaaaaaaa
digo por fin paso lo que queria que pasara jejejeje
plis sube massssssssss
que todas nos estamos muriendo!!!!
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 18:04

siguela
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 18:04

siguela!!!
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 18:05

hay vamos otro cap!!!!
plis quiero saber que sucede ahora!!!!
Volver arriba Ir abajo
ArianaCupcake:]<3
Forista!


Cantidad de envíos : 115
Edad : 22
Localización : United States of Ariana <3 ... Chilling in La Crib the la Jonas :]
Fecha de inscripción : 18/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 19:05

Siguelaaaaaa !!!!! Esta super interesante !!!! <3
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 2nd 2010, 20:47

OTRO CAP!!! PLIS!! Sad
Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 3rd 2010, 07:00

Capítulo 9
_____(tn)______ creyó que se iba a desmayar. Era incapaz de moverse ni de hablar. Las palabras se habían atascado en su garganta y no podían moverse. Joe había sido brutalmente golpeado por unos matones contratados por Tristan y había vivido todos aquellos años pensando que todo había sido organizado por ella. Era cierto que el día de su boda había hablado con Tony Malvern por teléfono, el jefe de seguridad de su padre, y le había pedido que se asegurara de que Joe no asistía a la boda, pero en ningún momento le había dicho que usara la violencia y mucho menos que le atacara sin mediar provocación. Además, Tony jamás habría hecho nada parecido, era un hombre maravilloso y un fantástico padre de familia incapaz de cometer un acto de cobardía como ése. Lo único que ella había hecho había sido informarle de que Joe no era bienvenido.
—¡No! —gritó ella—. ¡Yo no le ordené a nadie que te hiciera daño! ¿Por qué habría tenido que hacerlo? ¿Por qué motivo?
—Reaccionaste contra mí desde el mismo momento en que puse el pie por primera vez en la propiedad de tus padres. Estuviste años mirándome por encima del hombro, con todo el desdén de que eras capaz. ¿Ya no te acuerdas de lo mucho que te gustaba ponerme en ridículo, reírte de mí delante de todas tus amigas?
—Sé que me porte muy mal contigo —respondió ella avergonzada de sus actos—. Ya te he contado lo celosa que estaba por la relación que tenías con mi hermano. Nunca tenía tiempo para estar conmigo cuando tú estabas cerca.
—Nunca pareció importarte que pasara tiempo con el resto de la gente, sólo te molestaba que lo hiciera conmigo. Hasta veías bien que estuviera con tu difunto marido.
—Eso era distinto. A Tristan le conocíamos de toda la vida, desde pequeños, estaba acostumbrada a verle por todas partes.
—¿Niegas entonces que le pidieras a Glendenning que impidiera mi asistencia a la ceremonia?
—Por supuesto que lo niego —respondió _____(tn)______—. Admito que hablé con Tony Malvern, el jefe de seguridad de mi padre, pero sólo le dije que no te dejara entrar en la iglesia, nunca le dije nada a Tristan.
Joe la miró durante unos segundos intentando valorar si decía la verdad o no. Tony ya no trabajaba para Henry, se había retirado a causa de un problema de salud, pero Joe siempre le había considerado como un trabajador honesto, padre de familia, alguien que había ejercido su misión de vigilancia y protección con gran profesionalidad.
—¿Pudo escuchar alguien tu conversación con Tony?
—No lo sé —respondió dubitativa—. Estaba enfadada No me paré a mirar a mi alrededor para comprobar si alguien me estaba espiando.
—Lo que es seguro es que fue Tristan.
—Cuando volví de la luna de miel, me dijeron que te habías emborrachado —recordó ella—. Me dijeron que habías salido a tomar unas copas y te habías enzarzado en una pelea callejera que te había llevado al hospital. Si estás diciendo la verdad y todo fue idea de Tristan, ¿por qué no le denunciaste?
—¿Y hacer pasar a tus padres por un escándalo que, además, salpicaba a su preciosa y única hija? —preguntó con ironía—. No sé cuál será tu opinión sobre este tipo de cosas, _____(tn)______, pero a mí me gusta guiarme por mi sentido del honor.
_____(tn)______ no sabía qué pensar ni qué sentir. Joe había estado odiándola durante todos aquellos años por algo que ella no había hecho, y aun así, no había dicho nada para protegerla a ella y a su familia. Nunca había sacado el tema delante de nadie, al menos sus padres no lo habían sabido nunca. Había acumulado su furia día tras día, esperando el momento en que pudiera tomarse la revancha. Al acudir a él aquel día en busca de ayuda financiera, le había servido la ocasión en bandeja.
—¿Por eso has querido que me casara contigo? ¿De eso se trata? ¿Quieres hacerme pagar por la paliza que crees que te dieron por mi culpa? ¿Por eso quieres atarme a un matrimonio sin amor y sin respeto?
—Ya te he contado cuáles son mis razones —dijo él.
—Oh, claro… Te has sentido atraído físicamente hacia mí desde el primer día que nos conocimos y has estado esperando el momento para cumplir tu sueño, ¿no es eso?
—No creo haberte oído protestar hace un momento —dijo él—. En realidad, creo recordar que has llegado a suplicarme que te hiciera el amor.
_____(tn)______ se dio la vuelta furiosa, incapaz de escapar a la desesperada necesidad de tocarle, de tenerle dentro de ella, de abandonarse al placer que sentía entre sus brazos. Estaba tomándose la píldora, de lo contrario, podría haberse quedado embarazada allí mismo.
Por otro lado, aunque las razones para contraer matrimonio con ella no podían haber sido más lamentables, no le cabía la menor duda de que Joe podía ser un padre extraordinario. De joven había querido a su madre más que a cualquier otra persona en el mundo, había sacrificado muchas de sus ambiciones por estar a su lado y cuidarla.
—¿No tienes nada que decir, _____(tn)______? —le preguntó desafiándola—. ¿No te quedan ya insultos que lanzarme a la cara?
—Joe, siento mucho lo que te pasó aquella noche, de verdad —dijo ella—. Sé que no me crees, pero yo no tuve nada que ver en ello. Puede que Tristan escuchara mi conversación con Tony pero, incluso si no lo hubiera hecho, tenía motivos más que suficientes para impedir que asistieras a la ceremonia.
—¿Como cuál?
—A veces me he preguntado si nos vio besándonos aquella noche.
—En caso de ser cierto, comprendo que estuviera celoso, porque él nunca hubiera conseguido que le respondieras físicamente como me respondiste a mí. No podría culparle. He pensado en aquel momento una y otra vez a lo largo de estos años y siempre he llegado a la misma conclusión, nadie me ha hecho sentir nada parecido en toda mi vida.
Las palabras de Joe acariciaron el corazón de _____(tn)______ como si fueran miel derramándose por su piel. También ella había recordado aquel beso todas las noches. ¿Cómo reaccionaría él si le dijera cuánto había pensado en ello, lo viva que se había sentido entre sus brazos, con su cuerpo pegado al suyo?
Se había sentido atraída por él durante mucho tiempo, pero se había reprimido estoicamente.
De hecho, siempre había estado enamorada de él, pero había sido demasiado orgullosa y había tenido demasiado miedo de admitirlo.
No podía seguir engañándose a sí misma.
Estaba enamorada de él.
Había sentido aquella intensa atracción por él desde el principio. Había reconocido en él al hombre que podía hacerla feliz, satisfacer sus necesidades, pero le había apartado de su vida por inseguridad, por miedo y por orgullo.
¿Habrían reaccionado mal sus padres de haberles dicho los sentimientos que tenía hacia Joe? No habían dicho nada malo cuando les había comunicado su decisión de casarse con él, todo lo contrario. Incluso su madre, la más recalcitrante de los dos, le había dado la bienvenida a la familia St Clair.
Blair había sentido verdadera devoción por él, habían sido amigos, camaradas y compañeros.
—¿Pasa algo? —le preguntó él—. Estás pálida.
—Estoy bien… —respondió ella intentando poner en orden sus pensamientos—. Sólo estaba dando vueltas a todo esto para intentar comprenderlo.
—Cualquier cosa que sucediera en el pasado no tiene que condicionarnos ahora. Si tú dices que no tuviste nada que ver con aquello, yo tendré que creerte.
—¿Cómo vas a ser capaz de hacerlo si no confías en mí? Nunca podrás estar seguro.
—Me doy por satisfecho sabiendo que no participaste directamente en ello. Además, no sería bueno que nuestros futuros hijos creyeran que su madre es capaz de hacer ese tipo de cosas.
—Pareces tener mucha prisa en tener un descendiente. ¿Qué pasa si resulta que no soy fértil? ¿Y si no puedo tener hijos?
—¿Tienes algún motivo para pensar eso?
—¿Me liberarías de este compromiso si fuera cierto? —preguntó ella levantándose de la cama y tapándose con la sábana.
Joe la miró pensativo unos segundos.
—No —respondió finalmente—. Si no puedes tener hijos de forma natural, exploraremos otras opciones.
—¿Qué pasa si no quiero tener un hijo ahora mismo? —preguntó ella desafiándole—. Es más, ¿qué pasa si no quiero tener hijos nunca?
Se hizo un silencio denso e incómodo entre ambos.
—¿No quieres ser madre? ¿Es que tienes algún tipo de aversión a los niños?
—No, claro que no… A lo que tengo aversión es a vivir la vida en función de los deseos y los planes de otra persona.
—Tener hijos es una decisión que debe tomarse conjuntamente —dijo él muy serio, cruzando los brazos y apoyándose contra la pared—. Si no estás preparada, esperaremos.
—Ni siquiera te caigo bien, ¿cómo puedes querer tener hijos conmigo? —preguntó _____(tn)______ irritada.
—Porque siempre te he deseado, _____(tn)______. Eres mi otra mitad, la persona que me complementa. La complicidad con la que hemos hecho el amor lo demuestra. Siempre supe que sería así.
—¿Y si Tristan no hubiera muerto? ¿Habrías intentado vengarte a pesar de todo?
—Eso habría dependido de ti —respondió Joe—. La noche antes de tu boda fui a tu casa para descubrir algo, y lo hice. No estabas más enamorada de él de lo que él lo estaba de ti. De lo contrario, no me habrías besado de aquella manera.
—¿De modo que besarme fue una especie de experimento? —preguntó ella en tono de reproche.
—Fue una tentación a la que no me pude resistir —dijo avanzando hacia ella y poniendo las manos sobre sus hombros—. Igual que ahora. Quiero sentir cómo tiemblas al besarte, cómo te entregas a mí. Te deseo, y quiero todo de ti, _____(tn)______.
Joe se inclinó desnudo sobre ella, que sólo estaba cubierta por la sábana, a través de la cual se marcaban sus duros pezones. Su boca se abrió para recibirle y ambos se fundieron en un apasionado beso que provocó una explosión en sus cuerpos, como dos motores que se hubieran encendido y hubieran empezado a bombear lava por sus venas.
—Te deseo, quiero que te entregues a mí otra vez —murmuró él entre los labios de ella mientras sus manos retiraban la sábana.
—Yo también te deseo —dijo ella extendiendo las manos para atraerle, para sentir su cuerpo junto al de ella—. Quiero que me llenes de placer. Hazme sentir bien de nuevo.
A Joe no le hacía falta que le insistiera demasiado. Estaba tan excitado como ella, quería dejarse llevar y recibir a través de sus sentidos todo el deseo que fuera posible atrapar. Era como si hubiera abierto un cofre y se hubieran desatado miles de salvajes sensaciones. Quería experimentarlas todas, quería ver el deseo reflejado en los ojos de ella, verla sucumbir al placer y hundirse junto a ella en las profundidades.
—Joe… —murmuró ella mientras le recorría el cuello con los labios.
—No hables, pequeña —dijo tomando su cara entre las manos y besándola—. Sólo siente.
_____(tn)______ estaba completamente fuera de control. La forma en que Joe la besaba estaba desatando de nuevo todas las ataduras, todos los prejuicios del pasado, todo lo que se interponía entre ella y el placer. Sólo era capaz de pensar en aquel instante, en Joe deslizándose por su piel, en su propio cuerpo, que amplificaba cada uno de los besos que él le daba y los propagaba como si fueran ondas poderosas que hicieran temblar los cimientos del universo.
Joe tomó sus manos, las sujetó con fuerza y la apoyó contra la pared mientras la besaba. _____(tn)______ recostó la cabeza contra la pared sintiendo cómo Joe bajaba poco a poco por su cuerpo y devoraba sus pezones.
—He deseado esto desde hace tanto tiempo… —dijo sin dejar de jugar con sus senos—. No creo que exista un hombre en este mundo que haya deseado tanto a una mujer como yo.
_____(tn)______ sabía que sólo estaba hablando de atracción física, pero al menos no estaba mintiendo, al contrario de lo que había hecho Tristan. Aun así, una punzada de decepción anidaba en su interior. ¿Iba a permitir que su vida quedara atada a un hombre cuyo único deseo era explotarla sexualmente? ¿Estaba condenada a no ser amada de verdad por nadie? Necesitaba sentirse segura, necesitaba sentir a su lado el calor del cariño, de una ternura que no se disipara con el tiempo. ¿Podía seguir adelante con aquel acuerdo suicida y traer hijos al mundo sin que sintiera el más mínimo sentimiento entre ellos, aparte del deseo físico?
—Joe… —dijo ella tomando su cara entre las manos para intentar detenerle antes de que fuera demasiado tarde.
—¿Tenemos que hablar ahora mismo, cariño? —preguntó él en pleno desenfreno.
—¿Todavía me odias?
—¿Odiarte? —repitió él mirándola—. He sentido muchas cosas hacia ti, pero odio nunca.
—¿Ah, no? —preguntó ella.
—Si te odiara, no estaría aquí ahora mismo, _____(tn)______.
—Pero no me quieres, ¿verdad?
—Es una pregunta muy peligrosa —contestó él—. ¿Es necesario que te quiera para que podamos acostarnos juntos? ¿Puedo decirte un par de frases bonitas y volver a donde lo hemos dejado?
_____(tn)______ se sintió decepcionada, no podía evitarlo.
—No puedo desconectar mis sentimientos sin más, y creo que tú tampoco puedes —dijo ella—. Me haces el amor como si veneraras cada uno de mis gestos, cada una de mis sonrisas, pero luego afirmas no sentir el más mínimo afecto por mí. ¿Cómo quieres que me lo tome?
—¿Quieres que te diga que te quiero? —le preguntó él alzando los hombros—. ¿Es eso lo que quieres? ¿Quieres que simule sentir ese tipo de afecto por ti?
—No, no quiero que lo simules, por supuesto que no —dijo ella intentando no echarse a llorar.
«Quiero que me quieras de verdad», pensó.
—¿Por qué de repente es tan importante lo que siento o dejo de sentir por ti?
—Porque prácticamente cualquier mujer de este planeta quiere sentir la más mínima seguridad de que el hombre que está a su lado la quiere por algo más que por su cuerpo. De lo contrario, se siente degradada, deshumanizada y vacía.
Joe se apartó de ella, tomó una toalla que había en el suelo y se la puso alrededor de la cintura. _____(tn)______ se sintió completamente abandonada.
—¿Eso es lo que crees que estoy haciendo? —preguntó él mirándola fijamente—. ¿Intentar aprovecharme sexualmente de ti sin importar cómo te sientas? ¿Acaso la última media hora te ha hecho ver la clase de persona que soy?
—Te casaste conmigo porque querías acostarte conmigo —respondió ella—. Soy el trofeo que todavía no tenías en la estantería. Sabías que nunca me habría casado contigo, de modo que aprovechaste la primera oportunidad para chantajearme con el dinero.
—No voy a negar que te he deseado durante mucho, mucho tiempo —dijo él—, pero no confundamos las cosas, por favor. Tú también me deseas, y no veo por qué hemos de fingir unos sentimientos que no tenemos con la intención de sentirnos mejor mientras hacemos el amor.
—Creo que nunca admitirás querer a nadie, incluso cuando lo sientas de verdad —replicó ella—. Te da miedo sentirte vulnerable delante de otra persona, ¿verdad? No quieres darle a una mujer ese poder sobre ti, y mucho menos a mí.
—¿Eso es lo que crees? —preguntó Joe—. ¿Crees de veras que durante todos estos años he sentido un frustrado amor por ti y que ahora no quiero expresarlo en voz alta para no darte munición que lanzarme a la cara?
_____(tn)______ ya no sabía qué pensar. Allí estaba, desnuda delante de él, suplicándole que confesara algún tipo de sentimiento cuando era evidente que no tenía ninguno. Era una idiota romántica llorando por que saliera una luna llena que jamás brillaría para ella. Nunca antes se había sentido tan vulnerable, tan avergonzada y tan humillada.
—Me gustaría estar sola —dijo tapándose con la sábana.
Joe no quería dejarla sola de aquella manera, triste, abatida y a punto de echarse a llorar, pero no podía hacer nada, no podía quedarse allí.
El primer sentimiento que había experimentado hacia ella cuando la había visto por primera vez había sido algo muy parecido al amor, pero ella lo había ensuciado y dinamitado con su condescendencia, con sus aires de superioridad y su desprecio. Durante muchos años, la venganza había sido su único objetivo. Pero ahora que la tenía delante, no estaba seguro de nada.
Tenía que reflexionar sobre lo que estaba pasando. Desde que había entrado en su oficina no había dejado de expresar el odio que sentía hacia él. Sin embargo, había caído entre sus brazos y se había acostado con él. ¿Cómo era posible?
Dos millones cuatrocientos mil dólares eran un argumento poderoso, no podía negarse. El había salvado su precioso negocio familiar y le había dado algo que su difunto y despreciable marido nunca le había dado. Las mujeres eran así. Era tener un buen orgasmo y de repente enamorarse de uno como por arte de magia. ¿Acaso era la primera vez que una mujer le había dicho algo semejante movida por el deseo?
—Creo que voy a darme un baño —dijo él poniéndose el bañador—. Te veré luego.
Al darse la vuelta para abrir la puerta, Joe oyó el ruido de las sábanas, como si ella estuviera haciendo algo ajena a él, como si no le importara lo que él pudiera hacer o dejar de hacer.
Se lo merecía, no podía negarlo.

Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 3rd 2010, 07:12

Mis chicas hay tienen, jeje me gustaron los comentarios Smile el capi es un poco largo espero y lo disfruten y dejen comentarios
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 3rd 2010, 13:00

Holiiiiii
Wowwwww
Me encantooo el cpaituloooo
PErooo paraa miii, Joe si sientee algoo
Asi sea un poquito, lo que pasa es que aveces el orgullo y rencor no te dejan ver esooo "/
Siguellaa prontoo!!
Me encanta tu novelaaa
Y gracias por pasarte por la miaa Very Happy
Un besoo
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 3rd 2010, 13:41

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
ArianaCupcake:]<3
Forista!


Cantidad de envíos : 115
Edad : 22
Localización : United States of Ariana <3 ... Chilling in La Crib the la Jonas :]
Fecha de inscripción : 18/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 3rd 2010, 14:32

Siguelaaaaaaaaaaa !!!!!! :] [i]
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 4th 2010, 10:23

siguelaaaaaaaaaaa kiero cap
Volver arriba Ir abajo
ArianaCupcake:]<3
Forista!


Cantidad de envíos : 115
Edad : 22
Localización : United States of Ariana <3 ... Chilling in La Crib the la Jonas :]
Fecha de inscripción : 18/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 4th 2010, 16:21

Siguelaaaaaaaaaaa !!!! <3 :]
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 4th 2010, 18:00

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
ArianaCupcake:]<3
Forista!


Cantidad de envíos : 115
Edad : 22
Localización : United States of Ariana <3 ... Chilling in La Crib the la Jonas :]
Fecha de inscripción : 18/11/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 4th 2010, 18:46

hey !!!!!!!!!!!!!!! Siguelaaaaaaaaaaa !!!! :]
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Diciembre 4th 2010, 20:25

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cambios... Joe&Tu    Hoy a las 19:47

Volver arriba Ir abajo
 
Cambios... Joe&Tu
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Cambios en la estructura del foro (Heavy Metal)
» cambios inesperados
» Material en vinilo para cambio/venta (DROWNED PROD/ THRASH RECORDS...etc)
» Cambios Drásticos (Nick y tu) (de todo un poco)
» JD 2035 ABIERTO POR CAMBIO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: