Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 The Number One II (Nick)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10
AutorMensaje
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 15:56

Capítulo 61: Mr. and Mrs. Jonas
Nick


Estaba guardando las cosas en el auto, con el mayor silencio posible, cuando de repente oí que alguien abría la puerta de entrada a mis espaldas. Giré enseguida para imitar una buena cara de inocencia.
______ me miró frunciendo el ceño.
-¿Nick? –preguntó, algo adormilada todavía, refregándose los ojos.
Estaba en sus pijamas. El short gris claro era suelto, pero hacía que sus piernas se vieran hermosas y largas. En ese momento miré a todos lados, asegurándome de que no hubiera nadie a nuestro alrededor. No quería que nadie la viera a sí.
Me acerqué a ella y le besé la frente para luego tomarla de las manos.
-Será mejor que vayas a cambiarte –le dije con suavidad.
Ella parecía aún más confundida.
-¿Qué es todo eso? –preguntó señalando las valijas al lado del auto.
Volteé a echarles un vistazo y luego le volví a sonreír.
-Equipaje –respondí simplemente.
-¿Para qué?
-Para viajar.
-No me digas –dijo ella levantando una ceja.
Reí. Era tan linda.
-De acuerdo. Es una sorpresa.
-¿¡Otra más!? –exclamó.
Volví a reír. Parecía que de verdad ya habían sido demasiadas sorpresas por un tiempo.
-Sólo estoy bromeando. Vamos a la playa.
______ no dijo nada. Simplemente se quedó mirando fijamente el auto lleno de cosas sin ninguna señal de tristeza, decepción, felicidad o exitación en su rostro. Neutra. Completamente neutra.
-¿Ocurre algo malo? –pregunté.
Ella me miró rápidamente y sonrió. Al principio fue una sonrisa algo tímida, pero luego se transformó en una de esas sonrisas que hacían que me diera vueltas la cabeza, que iluminaba mi mundo y que me hacía olvidar completamente todo.
-No, en realidad creo que es perfecto –dijo.
Fruncí el ceño.
-¿Perfecto para qué?
-Pues… para estar juntos.
-Oh, claro –le besé la punta de la nariz-. Anda, ve a cambiarte. Salimos en media hora.
Ella me miró y ladeó la cabeza para mirarme fijamente durante unos segundos. Luego rió, la sacudió y entró de nuevo a la casa.
El viaje había sido tranquilo. Nos lo pasamos hablando acerca del reciente casamiento de Amy y Will, del embarazo de Beth, del supuesto romance infantil entre Jerry y Hannah, e incluso hablamos del disco de Anne.
Entonces recordé algo.
-Tengo algo para ti de su parte –le dije mientras conducía-. Está ahí.
Le señalé con la cabeza y ella abrió la pequeña puerta que tenía en frente para sacar un paquete rojo.
-¿Esto? –preguntó mirándolo.
-Sí, ábrelo.
Ella lo hizo y cuando el papel se hubo roto, quedó a la vista un disco y un papel blanco. Ella tomó el papel que se había deslizado de sus manos.
Sé que mueres por escuchar mi asombrosa voz, pero primero me gustaría que leyeras los agradecimientos…
Leyó en voz alta. Yo sonreí. No sólo sabía lo que decía allí sino que también había sido parte de toda esa conspiración.
Ella abrió cuidadosamente la caja del CD y rebuscó entre las pequeñas páginas hasta dar con la última.
Se quedó leyéndolas en silencio hasta que de repente comenzó a leer en voz alta.
… Y un especial agradecimiento a mis grandes amigos Nick II y ______ Jonas, ¡espero que sean muy felices!Leyó. Se quedó en silencio, mirando fijamente hacia los párrafos que estaban allí. Pero no creo que los estuviera leyendo en realidad.
-¿Y? –pregunté con una sonrisa.
Ella levantó la mirada hacia mí.
-¿Tú lo sabías? –preguntó.
Sonreí.
-Lo sabías –aseguró.
-De hecho, me lo comentó antes de que lo publicara.
-¿Y por qué tengo de apellido Jonas? –preguntó con el ceño fruncido.
Intenté no sonreír. Debía mostrarme sorprendido.
-¿Dice eso? –pregunté utilizando mis mejores dones de actor.
Ella pareció tragárselo.
-Sí –afirmó-. Qué extraño.
-Sólo es un pequeño error, no hay problema –dije suavemente.
Por un instante creí que se iba a enojar realmente por el “error” que le había pedido a Anne que cometiera. Temí que llamara a los de la disquera y comenzara un escándalo para que pusieran su verdadero apellido, y no uno que lo convirtiera mágicamente en la esposa de Nick Jonas II.
Una milésima de segundo después de pensar aquello, ______ sonrió. Y en ese momento supe que jamás podría enojarse. ¿Cómo podía olvidar que me amaba?

Cuando llegamos a la casa, la tomé en mis brazos en la entrada y la besé con todo el amor que le tenía. la necesitaba cerca y estaba comenzando a ponerme nervioso.
-¿Estás bien? Desde que salimos estás algo raro –dijo.
-Estoy bien, amor, no te preocupes –sonreí para convencerla-. Ven, será mejor que descarguemos las cosas.
Tras un par de horas en que nos dedicamos a ordenar y limpiar todo, ella bostezó.
-¿Por qué no vas a acostarte un rato así estás descansada para esta noche? –pregunté.
-¿Tienes algo en mente?
-No, pero me gustaría que mi novia estuviera despierta para cuando quiera llevarla a caminar por la playa.
Sonrió dulcemente, se acercó, me besó la mejilla y luego me miró.
-¿Qué harás tú?
-Voy a ir a caminar un poco, quiero tomar aire fresco –sonreí.
-Gracias por traernos, Nick –sonrió.
Le besé los labios durante un segundo y luego sonreí yo también.
-Amor, te llevaría a donde sea cuando sea.
_____ rió y se despidió para subir las escaleras.
-¡Y que ni se te ocurra ocupar un cuarto separado!
Ella giró y me miró como si hubiese enloquecido.
-No lo pensaría ni aunque fuese la última opción en el mundo, Jonas. No te librarás de mí tan fácilmente.
Sonreí y ella me guiñó un ojo.
Diablos, con un guiño me había mandado de vuelta a otro Universo. De vuelta al espacio, donde no podía dejar de pensar en ella y en lo feliz que me hacía, en las cosas que me hacía sentir y en lo mucho que la amaba.
Sí, definitivamente necesitaba una buena caminata por la serena playa antes de volver y cambiar nuestras vidas para siempre.
Antes de salir, me volví hacia un cajón de un mueble al que le había dicho a _____ que no se acercara (sólo tal vez inventé un par de excusas como “la última vez que lo tocaron, se vino abajo y mi padre se quebró un brazo”). Tomé lo que hacía tantos días llevaba mirando fijamente y pensando, y luego suspiré antes de salir de la casa.
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 16:05

Bueno, ÚLTIMO CAPITULO.

Capítulo 62: When you look me in the eyes
Nick

Suspiré por última vez el aire fresco de la playa y decidí volver a la casa, no sin antes revisar mis bolsillos… todo estaba en su lugar. Sonreí y comencé a avanzar lentamente, y al mismo tiempo con ansias.
Comencé a recordar cómo fue que nos habíamos conocido. Yo caminaba por el pasillo del colegio para despejar un poco la mente, tenía demasiadas cosas en la cabeza y necesitaba algo de aire. Y tal vez un milagro.
Y el milagro, llegó.
No la había visto venir. Habíamos chocado y todas sus cosas se habían caído directamente al suelo. Me había agachado a ayudarla, y en el momento en que apoyé mi mano sobre un cuaderno entre medio de ambos, ella había apoyado su mano sobre la mía para hacer lo mismo que yo. Fue un segundo, pero el efecto duró mucho tiempo más de lo que había imaginado. Ya comenzaba a enamorarme y ni siquiera me daba cuenta.
Era, probablemente, la chica más hermosa que había visto jamás. Su sonrisa era maravillosa y sus ojos transmitían una luz que nunca había visto antes. Y lucía tan linda parada frente a mí, abrazando sus cosas a su pecho.
–Siento lo de recién–fueron mis primeras palabras.
–Oh, perdóname tú también, venía algo distraída.
Su voz… no la conocía. Entonces noté que nunca antes la había visto por allí.
–¿Eres nueva?
–Esperaba que nadie lo notara.
Sonreí por dentro. Era lindo que intentara pasar desapercibida.
–Olvídalo entonces. Aquí cualquiera reconocería un rostro nuevo.
–Debí suponerlo.
–¿No te gusta?
Ella vaciló.
–Oh, entiendo. Debe ser complicado– respondí a aquel gesto.
–No conozco a nadie, apenas tengo idea de dónde estoy parada y como si fuera poco ¡llegaré tarde a mi clase favorita!
Sonaba desesperada, pero me había parecido tan adorable. Le sonreí embobado.
–A ver, déjame ayudarte–dije acercándome a ella para ver sus horarios, luego señalé hacia nuestra derecha y ella miró en esa dirección–. Música. Es por allí. De hecho, yo también tengo música ahora. Por lo tanto, creo que estaremos juntos–sonreí–. Oh, casi lo olvido. Soy Nick.
Recuerdo que no le había dicho mi apellido, en un intento de mantenerlo al margen.
–_____. Un placer, Nick.
–El placer es mío, _____-la miré–. Y por cierto, ahora sí conoces a alguien.
Y verla sonrojar había sido, sencillamente, increíble.
Me había preocupado por el hecho de que me reconociera. Estaba harto de que la gente me hablara por llevar aquel insufrible apellido. Pero ella era diferente en todos los sentidos.
–¿No detestas que hagan eso? –le pregunté luego de que toda la clase murmurara tras haber oído el nombre de “la chica nueva”.
–¿Qué cosa?–preguntó ella levantando la vista.
–Eso. Murmurar y mirarte sin parar.
–Oh, es porque soy nueva. Ya me acostumbraré.
–Qué suerte tienes –admití.
–¿Tú no te acostumbras aún?
La miré. Ella había descubierto quién era. No pude evitar sentirme decepcionado.
–Sabes quién soy ¿cierto?
–¿Nick Jonas, el chico amable que chocó conmigo y la única persona que conozco en este lugar? Sí, sé quién eres.
–Me refiero a…–miré a ambos lados y luego susurré– lo otro.
–¿Eres un marciano?–preguntó ella susurrando también.
Su pregunta había sido extraña. Pero me intrigaba.
–No.
–¿Un criminal?
–No.
–¿Eres… mujer?
Hice una mueca de asco.
–¡Claro que no! ¿Parezco mujer? –pregunté preocupado.
–¡No, en absoluto! Sólo preguntaba.
Suspiré aliviado.
–Como sea… no eso. Sino… quiénes son mis padres–ella me observaba con atención, esperando a que siguiera– ¿Nick y Sunny Jonas? ¿Los actores de Hollywood? ¿No te suenan sus nombres?
Era extraño. Por alguna razón, no cabía duda de que mis padres eran demasiado conocidos como para que ella no los recordara.
–Oh, sí. Los conozco. Vi la película que hicieron juntos como un millón de veces, adoro la escena del puente. Son unos increíbles artistas. Tu padre tiene una voz maravillosa y tu madre es realmente hermosa. Admirables.
Fruncí el ceño. Estaba realmente confundido.
–¿O sea que los conoces?
–Sí.
–¿Y…?
–Nick, si crees que voy a hablar contigo por eso estás muy equivocado. No me interesa en absoluto conocerlos… no me malinterpretes. Me refiero a que…
–Te entiendo–sonreí feliz.
–¿Seguro?
–Sí. Gracias.
No lo podía creer. Ella en realidad quería hablar a Nick Jonas, el chico torpe y distraído que la había hecho caer el primer día de clases, y no con Nick Jonas, el hijo de las super estrellas internacionales.

En ese instante supe que estaría a mi lado… para siempre. Y de repente, todos los intentos de quererla de una manera diferente, habían desaparecido.
Hasta que había llegado aquel día. Un año después. Habíamos pasado por una pequeña pelea después de mi temita con Courtney. Como deseaba haberla evitado en toda la historia. Pero así sucedieron las cosas. Y cuando la vi entrar en la fiesta de aquella noche en mi casa, comencé a sentir que todo cambiaba dentro de mi.
Intenté hablar, pero no podía hacerlo. No pude continuar preguntando a qué se refería mi primo cuando señalaba a alguien detrás de mí. Allí a lo lejos, entrando por la puerta principal, la vi. Era como una pequeña luz en el medio de la oscuridad de la fiesta y sentí que la música ya no estaba tan fuerte. Lucía hermosa. No tenía idea de qué era su disfraz exactamente, pero de todos modos me cautivó. Me quedé en silencio observando cómo sonreía tímidamente a los que la reconocían y se acercaba lentamente a la cocina, donde servían los tragos.
−Creo que voy a…−murmuré inútilmente mientras comenzaba a alejarme− Ya vuelvo.
Caminé siguiendo el lila que la cubría y cuando estuve a su lado sonreí. Estaba aún más linda de cerca. Vi que comenzaba a dar los primeros pasos por las escaleras.
−____−la llamé.
Ella volteó rápidamente y sonrió al verme.
−Nicholas.
Subí los dos primeros escalones, quedando uno abajo del que estaba ella. Nos miramos durante segundos sin decir nada, sonriendo. Estaba en mi propio mundo.
−¿Qué se supone que traes puesto?−me dijo ella.
−Digamos que soy algo así como el Príncipe Azul.
−Lo noté.
−¿Y tú qué eres? ¿La princesa?
−Podría serlo…
Él sonrió dulcemente. Era increíblemente hermosa. Me había pedido que le dijera algo simplemente para desafiar a Courtney, pero yo iba muy en serio.
Tragué saliva y sin quitarle un ojo de encima, le dije:
-Estás muy linda.

Me había quedado inmóvil al verla a los ojos, pero aquella vez era diferente a todas las demás. Y como por arte de magia comprendí todo. Cuando mi padre me hizo abrir los ojos aquella tarde, lo comprendí: me había enamorado finalmente de ella.
Rayos, aquello no estaba en mis planes. Y cuando la consolé después del ataque de aquel idiota, sentí que el Cielo por fin me había dado la felicidad más grande y que todo comenzaba a florecer. La tenía en mis brazos y no quería que el tiempo continuara con su curso, que todo se detuviera para jamás separarme de ella. La necesitaba, más de lo que lo hacía antes. Ahora no era adicto a ella, necesitaba su amor, sus ojos. Su vida, la necesitaba a mi lado.
Y después aquel plan para conquistarla y descubrir sus sentimientos. La playa, recuerdo que estaba tan excitado porque llegara el sábado. Y cuando llegó, esperaba hacer lo correcto y no arruinarlo todo mientras nos quedábamos solos, confesándonos en secreto lo que pronto sería increíble.
Y al verla frente a mí aquella noche, bajo la luz de la luna y la brisa, todo fue aún más claro. Estaba realmente hermosa; era, sin lugar a dudas, la mujer más maravillosa que había conocido en mi vida.
Mientras estábamos sentados en la arena, definitivamente descubrí que ella me hacía el hombre más feliz de todo el Universo. Era un lugar especial, y ella estaba allí a mi lado. Tenía la extraña sensación de que se sentía igual que yo al pisar aquella arena, al observar el hermoso paisaje. Y cuando la besé por primera vez allí, sentí que el mundo se detenía para darme una esperanza, una razón de vivir. El beso más maravilloso de mi vida, el momento más preciado por mi corazón. Tanto había ansiado aquello que aún no creía que fuera posible que la tuviera en mis brazos.
Y había pensado que lo había arruinado todo al confesarle mi amor frenéticamente, y me había marchado. Estoy completamente enamorado de ti, fueron mis palabras. Cerré los ojos e intenté calmarme, mientras me detenía un instante sobre la arena. La sensación seguía siendo horrible de tan sólo pensarlo. Fueron los cinco años más solitarios de toda mi vida, sin lugar a dudas la había extrañado demasiado. La necesitaba, y en el preciso instante en que la dejé allí, supe que no podría vivir nunca más sin ella. ¿Por qué diablos la había dejado?
Cuando llegué a la oficina de mi padre, cinco años después, supe que algo pasaría aquel día. Como si en mi corazón hubiera una pequeña luz que me indicaba que todo estaría bien. Y cuando la vi frente a mí, el color volvió a mi mundo, todo volvía tener sentido. Todo.
La amé desde el primer momento en que la vi, y ahora que habían pasado más de seis años de estar a su lado, juraba que era el amor de mi vida. Ya estaba seguro, y lo confirmaba todo. Cada sonrisa, cada palabra, cada beso, cada abrazo, cada pelea incluso, cada reconciliación, cada caricia, cada mirada. La amaba y me amaba, no había nada comparado con nuestro amor. Era tan puro, que parecía irreal.
Suspiré una vez más y volví a revisar mis bolsillos, la mezcla de nervios y ansias volvió a recorrer mi cuerpo mientras caminaba por el caminito que daba a la puerta de entrada y subía las escaleras del porche.
Estaba sentada en el sofá, mirando fijamente la televisión apagada. Me acerqué a ella y le besé la frente para luego sentarme a su lado. Ella me miró fijamente durante un instante y luego sonrió.
-¿Qué haces despierta?
-Te estaba esperando –murmuró tiernamente.
Algo en eso me hizo estremecerme de amor. Le sonreí y la besé lentamente.
-Te amo-susurré.
Sonrió.
-Te amo tanto, amor.
Se produjo un instante de silencio, en el que por mi mente vagaban los recuerdos. Cuando nos besamos nuevamente después de tantos años, cada vez que cantamos juntos nuestra canción, cuando hicimos el amor por primera vez…
-Amor, hay algo que debo decirte… -dije, comenzando a sentir el amor mucho más fuerte de lo que lo sentía hasta hacía segundos.
De tan solo pensar en lo que estaba a punto de hacer, me llenaba el corazón de alegría.
Ella frunció el ceño.
-Cada día que pasa me doy cuenta de qué clase de persona soy y de cómo soy, y me voy descubriendo más a mí mismo minuto tras minuto. Y a cada instante, estás tú siempre allí. Porque, de alguna manera, eres la que me hace descubrirme a mí mismo, y cuando lo haces, sé que soy un mejor hombre. Eres la que está a mi lado cuando todo se derrumba, y cuando apareces, pareciera que todo comienza a florecer una vez más. Eres la que está a mi lado cuando el Cielo me aplasta y cuando las paredes me asfixian, y cuando apareces, todo parece libre de nuevo y recobra sentido cada cosa del Universo. Estaba encantado por estar a tu lado, y cuando lo hiciste, supe que el amor es real y sé que soy el hombre más feliz del mundo por este amor que nos tenemos. Estaba encantado de conocerte, de saber qué era estar contigo, y ahora que lo estás, no puedo dejar de pensar que nuestro amor es tan inmensamente puro. All I can say is it was enchanting to meet you, all I can say is I was enchanted to meet you-canté y ella sonrió-. El amor contigo es algo indescriptible, algo que no podría expresar con palabras. El amor a tu lado es algo que me encanta vivir, algo a lo que quiero dedicarme día y noche, a vivirlo y disfrutarlo con cada parte de mí. El amor contigo es… hermoso, perfecto. Porque eres perfecta. Te amo. Te he amado desde el primer día en que te vi, sólo que en ese momento no me había dado cuenta. Y tal vez, no quería admitirlo, pero mi corazón es demasiado débil como para retenerlo. Por lo tanto, debería demostrarte cada día lo mucho que te amo. Porque llegas a ser tan importante, que comienzo a darme cuenta de que eres una parte de mí. Y que sin ti, nada es igual, porque a mi corazón le falta una mitad. Y eres tú, y cuando llegaste, cambiaste todo. Todo dejó de ser como era para volverse lo más maravilloso-hice una pequeña pausa-. Te amo, _____. Te he amado desde el primer momento, aquella mañana cuando nuestras miradas se encontraron por primera vez, y mi corazón comenzó a latir con fuerza. Te amo ahora, cada vez que me regalas esa sonrisa tan hermosa, y mi mundo quiere saltar de felicidad, porque te tengo conmigo. Y te amaré el resto de mi vida, con tu voz tan perfecta que hace que me sienta en el paraíso. Te amo y siempre te amaré. Y… hay algo que… me gustaría preguntarte…-finalicé mientras la sensación de nervios y ansias volvían a apoderarse de mí.
Abrió sus labios apenas para mirarme fijamente cómo metía mi mano en un bolsillo. Los ojos comenzaron a brillarle, mientras las lágrimas comenzaban a aparecer, amenazando con caer. Me miró sin moverse mientras me levantaba del sofá y me arrodillaba frente a ella.
Y la miré a los ojos, para hundirme en ellos para siempre, cuando tomé una cajita de terciopelo azul entre mis manos y la abrí lentamente. Tembló cuando dirigió sus hermosos ojos al anillo de oro blanco con un diamante en el centro. Parecía enorme, pero era tan delicado como ella.
Tomé su mano izquierda temblorosa y quité el anillo de la cajita. La miré a los ojos una vez más mientras deslizaba el frío metal por el cálido dedo por el que pasaba la vena que conectaba a su corazón.
Sus pupilas brillaban y su tímida sonrisa era más radiante que nunca, aún con la boca algo abierta por el asombro.
Entonces, con la mujer de mi vida frente a mis ojos, y el sentimiento más puro de amor que existía, supe que sería feliz por el resto de mi vida, porque ella estaría a mi lado. Para compartir cada cosa que nos sucediera, para amarnos, para formar una familia juntos, y para ser felices al lado del otro.
Supe que nuestro amor sería eterno.
-______ _______, ¿te casarías conmigo?

FIN♥
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 16:08

Epílogo

______ se levantó de repente aquella mañana. Por alguna razón, su cerebro la obligó a hacerlo. Pero aún no entendía demasiado bien por qué había ocurrido.
Cuando miró a un costado y lo vio durmiendo plácidamente sobre la cama, sonrió. Entonces recordó todo, cada uno de los segundos de la noche anterior, la más hermosa que había tenido al lado de su marido.
Nick parecía un ángel con sus ojos cerrados y su rostro en paz. Respiraba profunda y pausadamente, tranquilo. Definitivamente, estaba feliz. Y aunque ______ lo sospechaba, no tenía idea de que él se sentía el hombre más afortunado del Universo.
Había pasado muchas noches al lado de Nick, pero definitivamente, la anterior había sido la más especial. Luego de su boda, tres meses después de que Nick le propusiera matrimonio en aquella hermosa casa de la playa, se habían casado allí mismo, y ahora estaban disfrutando de la luna de miel, que acababa de comenzar.
Entonces no pudo evitarlo y Nick rió levemente, haciendo que ella frunciera el ceño confundida. Lentamente abrió la boca:
-¿Qué tanto me miras, amor? -preguntó.
_____ bufó y se sonrojó. Había caído una vez más.
Nick rió y se incorporó a su lado, sentándose en la cama y abrazándola por la cintura. La besó suavemente y entonces olvidaron por completo todo alrededor.
-Gracias -susurró él sobre sus labios.
Ella lo miró confundida.
-Simplemente gracias-repitió él-. Por anoche, por hoy, por todas las noches… Por estos siete años, por ser mi esposa, por hacerme feliz día a día… y por haber prometido que estarás a mi lado siempre.
Sunny sonrió.
-Gracias a ti, Nick. No te imaginas lo feliz que me has hecho.
Él la miró divertido.
-¿Lo dices por lo de anoche?
Ella se sonrojó levemente y le pegó suavemente en el brazo mientras él reía más.
A pesar de todo, amaba su risa. Amaba verlo y oírlo feliz. Lo amaba de cualquier manera.
Nick se pegó más a su mujer y suspiró en su oído.
-Suena como un sueño: estar a tu lado todos los días de mi vida.
Y sin dejarle tiempo para que le respondiera que ella aún creía estar soñando, la besó.
Cuando intentó inclinarse sobre ella en la cama, _____ se detuvo de repente. Nick se separó, confundido y la observó frunciendo el ceño.
-¿Ocurre algo? -preguntó mientras la tomaba de las manos.
Ella lo miró y se mordió el labio inferior.
-Hay… algo… hay algo que debo decirte -logró decir en un susurro.
Nick la observó lleno de duda. Comenzaba a temer lo peor.
-¿Te ocurrió algo? ¿Te lastimaste? ¿Qué…?
-No, no es eso -lo interrumpió.
-Entonces ¿qué es?
Miraba hacia abajo, como queriendo encontrar las palabras. Pero no podía. La duda, la alegría, la felicidad y el temor se apoderaban de ella como si fuese vulnerable a todo. Estaba nerviosa, ¡sí que lo estaba! Hacía tanto tiempo que había soñado con ese momento que aún no podía creer que hubiese llegado. No le había ocultado la verdad durante demasiado, sólo un par de horas… Horas en las que se había vuelto loca para no llevárselo en medio de la fiesta y confesarle lo que ahora estaba a punto de decir.
Notó que Nick estaba más nervioso, preocupado y asustado de lo que ella estaba. Suspiró y después de una pequeña pausa, logró sonreír tímidamente.
-Estoy embarazada.
Nick se quedó perplejo observándola. Embarazada. Un hijo de ellos. De ambos. Un hijo de ______ y él. La felicidad llegó en el preciso momento que su mente lo asimiló. Sonrió como nunca antes lo había visto ______ y comenzó a respirar más rápidamente.
-¿Embarazada?-preguntó, incrédulo.
Ella asintió sin quitar la sonrisa de su rostro.
-Seremos papás –dijo tímidamente.
Era maravilloso, estaba feliz. No, era más que eso. Estaba lleno. Completo. No había nada que lo llenara más que tener un hijo. Había deseado tanto tener una familia con ella y ahora era real.
No dejaba de sonreír mientras las lágrimas comenzaban a caer por sus rostros. Con las manos temblorosas, secó las mejillas de su esposa.
La mujer de su vida.
La madre de su hijo.
-Te amo-le dijo-. Te amo y te amaré durante el resto de mi vida, ______, con la misma pasión y cariño que lo hice siempre.
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 16:14

Wow. que les puedo decir(?

desde Julio que empecé a subirles la historia.. luego la segunda temporada ♥

mil disculpas de nuevo por los embarques, las semanas sin subir!! jaja

no me despediré, sigo con más historias sobre Nick♥

estoy re sensible, no voy a llorar!(? jajajajaja

GRACIAS MIL GRACIAS POR APOYAR ESTA HERMOSA HISTORIA

las amo de verdad

tengo corta la inspiración hoy, es que el chat de Joe de ayer me dejó estúpida Wink

las amo (de new) ♥

Lucy.

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
aBii
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2856
Edad : 26
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 01/06/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 21:31

aww ya termino Sad eso me entristece pero a la vez
te puedo decir que me encanto como termino fue
una manera tan maravillosa

la verdad que hace un año pensaba en boda y decia uff falta mucho
lo hablaba con mi novio y deciamos aun falta bastante, pero cuando te
enamoras y estas segura de estar con el amor de tu vida las perspectivas
cambian y los tiempos se aceleran, los chicos maduramos y empezamos a
anhelar mas ese dia Very Happy....ahora ya estamos pensando en empezar a ahorrar
para los dias que vienen Very Happy y wuu a trabajar....aww me proyecte y te abri
un poco mi corazon Smile y planes jiji

muchas gracias corazon por haber subido estas novelas tan hermosas
me sentia muy identificada con ellas...sigue escribiendo de esta manera
tan hermosa y peculiar y nunca permitas que este don se extinga

ahora te reprochare por no subir capitulo en la otra nove ¬¬
estoy esperando

y sobre todo no olvides que en mi encontraras una FIEL LECTORA y una amiga Smile


GRACIAS
Volver arriba Ir abajo
Kevara_jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 44
Localización : Ave.Jonas Calle Corazon de Kevin Casa Mrs.Kevin Jonas xD
Fecha de inscripción : 05/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 17th 2011, 23:51

nooooooooooooo!!!!
Ya acabo! Qe triste!
Ame el final la vdd me conmovio haha
parece qe fue la semana pasada qe empeze a leer the number one
cn nick ii sunny ii ahii nooo!!! Ame las 2 temporadas!
Novela cm sta ahi pocas d vdd amoo tus novelas las copiare xra leerlas
despues muajaja haha waaa!! Qe triste qe ya acabo! Sad
Volver arriba Ir abajo
Andrea (NIAN )
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 804
Localización : de.... nick y kevoo shhhh!!!! somewhere with nick...in home :D
Fecha de inscripción : 23/05/2009

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 18th 2011, 12:06

NOOOOO U.u acabooo

ame el final.. AHH AME TODA LA NOVELA!!

acaboo :S
Volver arriba Ir abajo
twoworldscollide
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 321
Edad : 25
Fecha de inscripción : 25/07/2010

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Marzo 18th 2011, 18:15

LOS JONAS BROTHERS ME SIGUEN EN TWITTER (@iJONASLOVATOFAN)

SI NO LES SUBO EN LA OTRA NOVE ES QUE MORÍ

DE HECHO ESTOY EN TOTAL SHOCK, NI SE COMO LE HAGO PARA ESCRIBIR!

LKJHGFDSADFGHJKLKJHGFDSFGHJKLKJHGFDSFGHJKL ♥

Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iJonasLovatoFan
Maaii De Lamela♥
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 19
Localización : En Roma Con El Amor De Mi Vida ♥
Fecha de inscripción : 16/02/2011

MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Julio 25th 2011, 09:38


estaa bueniisiimaa tuu noovee !!...siiguuelaa porfiiis!=D

siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
siiguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://www.destinyjonasdelamela.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Number One II (Nick)    Hoy a las 15:02

Volver arriba Ir abajo
 
The Number One II (Nick)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 10 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10
 Temas similares
-
» The Number One I (Nick) [Terminada]
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN
» Nick Capaldi - A Shade of Orange (2012)
» NICK LOWE en España (abril 2013)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DRAMATICAS-
Cambiar a: