Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
AutorMensaje
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 4th 2010, 15:36

Pq siempre la dejas en una parte asii..!! Eress crueel..!! Shocked Y q hace joe poniendo mano dnd no se debe Bobo! Hombre tenia q ser -.-'' maleducado o no hombre tenia q ser..!!

Solamente te pudeo decir q la sigaaas..!! Esta demasiado intrigante y por facor q en el proximo capitulo nos demos el dichoso beso de por dioos..! OMG!
Volver arriba Ir abajo
Yam3lTolentiinoC'
Novia De..


Cantidad de envíos : 575
Edad : 21
Localización : Inside of my crazy and freaky mind.. :P New York 8)
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 4th 2010, 16:01

Emmy'Chiang♥ escribió:
Pq siempre la dejas en una parte asii..!! Eress crueel..!! Shocked Y q hace joe poniendo mano dnd no se debe Hombre tenia q ser -.-'' maleducado o no hombre tenia q ser..!!

Solamente te pudeo decir q la sigaaas..!! Esta demasiado intrigante y por facor q en el proximo capitulo nos demos el dichoso beso de por dioos..!

Ohh pero tu si eres excijente (o como se escriba xD) tu ta tota.. tongue


P.D: Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Peace Out...
Volver arriba Ir abajo
katiih_jb
Nuev@


Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 4th 2010, 16:05

Ahhh~! ame los ckaps

joe me hace sonrojar tanto Embarassed
pero siigues dejandome ckada vez ckon mas iintriiga >.<
Sube ckap pronto!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
katiih_jb
Nuev@


Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 8th 2010, 20:18

Porcke no la siigues??!!

Siiguela porfa!! Sad
Volver arriba Ir abajo
Dana
Novia De..


Cantidad de envíos : 656
Edad : 19
Fecha de inscripción : 16/02/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 17th 2010, 16:22

Ok chicas... sè que quizà me quieran patear en estos momentos, y no las culpo xd
Es que se me ha estado yendo el internet y no me dejaba subir los caps -.-"
Pero ahora ya tengo internet y les subire un capi wiiii =D

Bueno aqui va Cool

- Shhh...
La boca de Joe era como una brisa veraniega que le rozara los labios. Sus dedos ya habían llegado a donde querían llegar y la mano que antes exploraba su cuerpo, ahora abarcaba completamente uno de sus pechos, chocando con el duro pezón, excitándola con cada movimiento, alterando su cuerpo como estaba alterando completamente su boca.
______ abrió los ojos y su respiración se aceleró. Tenía su rostro tan cerca que todo lo que podía ver de él era su boca. Se había afeitado por la mañana y sabía a humo, café y menta, pero, ¡esa mano...!
Pudo cogérsela justo cuando él atrapaba entre el pulgar y el índice el duro pezón y le clavaba las uñas, haciendo que ______ gimiera.

Le costó mucho trabajo hacer que apartara la mano en cuestión. Tenía miedo de las nuevas sensaciones que se estaban despertando en su cuerpo.
Tenía miedo de Joe.

– De acuerdo – dijo él suavemente, sin ofenderse en lo más mínimo.

Los ojos de ______ le dijeron todo lo que necesitaba saber, y la miró con tal reverencia que a ella le costó trabajo creerse lo que había visto en su expresión.

– El anzuelo – le recordó ella.
– Sí, más tarde. Ahora quiero ese beso. (aahh claro ¬¬)

El corazón le latía tan salvajemente que casi no le era posible respirar. La cabeza de Joe volvió a inclinarse hacia ella, y se quedó esperando el contacto con su boca, con una especie de sentido de la anticipación.
Sus labios eran cálidos y exquisitamente cariñosos. Cerró los ojos con un suave suspiro y le dejó hacer lo que quisiera. Él se acomodó entre esos temblorosos labios y la hizo catar la textura de los suyos. Las manos de ______ se deslizaron por los duros músculos de la espalda de Joe en una agonía de deseo.

– Está bien – murmuró él arropándola entre sus brazos– . Quiero tenerte muy cerca de mí.
______ le tocó la cara.
– Joe...– susurró.
– Llevo años esperando oírte decir mi nombre de esa forma – murmuró él– . Años, siglos...
– Un beso más – le suplicó ella– Un beso màs, ...por favor...

En ese mismo momento, la lengua de Joe se introdujo por entre los dientes de ______ en el oscuro calor de su boca, explorándola salvaje y minuciosamente.
Un extraño temblor la recorrió cuando se pegó literalmente a su cuerpo. Le deseaba. Todo su cuerpo se lo estaba diciendo. Le saboreó con todos sus sentidos mientras él se ocupaba de apretarle los pechos contra su recio torso, y sus bocas se unían apasionadamente.
Un temblor sensual le recorrió el cuerpo a ______, un temblor que hizo que se acoplara aún mejor al cuerpo de Joe. Quería sentir su piel en contacto con la de él, el maravilloso cuerpo de Joe sobre el suyo, dentro del suyo...
poseyéndola. Quería sentir su boca en los ansiosos pechos. (<- Que miedo con los pensamientos de _____ xd)
Cuando él levantó de repente la cabeza, fue como si la hubieran tirado al suelo de un empujón. Suspiró.
Joe se echó para atrás y casi le arrancó un trozo de la camiseta.

– ¡Demonios! – murmuró.
El anzuelo había atravesado la camiseta y se le había metido en el bolsillo de su camisa.
______ se rió.
Parece que te he enganchado.

Comenten ^^
Volver arriba Ir abajo
Yam3lTolentiinoC'
Novia De..


Cantidad de envíos : 575
Edad : 21
Localización : Inside of my crazy and freaky mind.. :P New York 8)
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 17th 2010, 17:29

Oyemeeee... pero que beso Twisted Evil
Wow.. que pensamientos los de ____ Shocked
Buenooo aunque con un tipo en esas condiciones...

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaa...




Peace Out...
Volver arriba Ir abajo
EmmyChiiang*
Novia De..


Cantidad de envíos : 668
Edad : 20
Localización : Fight dragons w' ma'Danger in DR' babe..! ;)
Fecha de inscripción : 02/07/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 17th 2010, 17:29

Jesuuuus..! OMG! Dios miio.. Joe.. Shocked tu si estas bueno Ojala yo conseguir un beso de verdad de parte de ti ..Oyee..! Esta un poqito cortito.. Sube otro pleasee..! Siguela siguela siguelaa..!
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 17th 2010, 21:32

Nueva lectoraa
Wowwww
Quede asi O.O
Estuvo cortoo el cap Sad
Quieroo masss prontooo Very Happy
Siguelaa siii Very Happy
Un besoo
Byee
Volver arriba Ir abajo
katiih_jb
Nuev@


Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 18th 2010, 16:44

Wiii~!! subiiste ckap

OMG! ese beso
sube ckap ii haslos mas largos please!! >.<
Volver arriba Ir abajo
Dana
Novia De..


Cantidad de envíos : 656
Edad : 19
Fecha de inscripción : 16/02/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 19th 2010, 10:30

Bienvenida a Jen Jb, gracias por pasarte por la nove =D


______ se rió.
– Parece que te he enganchado.

Él se la quedó mirando otra vez durante un largo rato. Parecía como si no la hubiera visto nunca hasta esa mañana, a juzgar por la cantidad de veces que se había quedado así desde que ella fue a recogerle.

– Nunca te había visto reírte así.
– Porque nunca antes me había sentido así. Quiero decir, tan relajada, tan contenta; aquí, paseando tranquilamente y... y siendo yo misma.
– Quédate quieta mientras sigamos enganchados – le dijo mientras trataba de sacarse el anzuelo del bolsillo– . ¡Maldita sea! Creo que voy a tener que cortarlo.

Entonces, Se sacó del bolsillo una vieja navaja.

– Lo siento, chica, pero es la única forma. Ya te compraré otra camiseta – le dijo mientras empezaba a cortar la tela.
– No tienes por qué hacerlo, al fin y al cabo ha sido culpa mía.
– Quédate quieta para que no te corte – le dijo volviendo a deslizar la mano bajo el tejido otra vez.

______ se sintió tremendamente femenina al ver esa morena y gran mano dentro de su camiseta, y se le quedó mirando como fascinada mientras él manipulaba el anzuelo; Joe se dio cuenta de esa mirada y se la devolvió.

– ¿Por qué no quieres que te toque?
El labio inferior de ______ tembló un poco.
– Es... es que nadie me ha tocado... de esa forma desde que tenía dieciocho años, Joe.
– Si hubiera continuado un minuto más, seguro que me habrías dejado hacer más cosas, ¿verdad? – le preguntó él
Ella se humedeció los labios y sus ojos buscaron los de él dubitativamente.
– No creo que hubiera pasado eso.
– ¿Y por qué no? Yo soy humano, _____. Puedo ser una bestia y estar a medio civilizar, pero soy perfectamente capaz de desear a una mujer.
– ¡Oh! Yo no quería decir eso. Joe tú... tú te has acostado con mujeres, ¿no?
El tiempo parecía haberse detenido entre ellos.

– Sí, los hombres no me van – le dijo él en broma, pero sin reírse. (uf! me quita un peso de encima XD)
– Es que yo nunca he estado en la cama con un hombre – susurró ella.
Joe pareció extrañarse.
– Tienes ya veintiséis años.
Ella sonrió nerviosamente. El tenerle tan cerca la estaba afectando tremendamente.
– Ya lo sé. ¿Crees que debería inscribirme en el libro Guinness de los récords?
– No si me sigues mirando así.
– Oh, lo siento – le contestó ella cuando se dio cuenta de cómo le estaba mirando.
– Me excitas – le dijo él, volviendo a prestar atención al anzuelo– . Ahora, quieta – le dijo cuando terminó de quitárselo.
– Gracias.
– De nada – le contestó Joe secamente.
– Joe, yo no quería decir que... – le dijo, perdiendo el hilo de sus pensamientos cuando le miró a los ojos– . No sabía... no intentaba...
– Déjalo – le contestó él alargándole la cesta de pesca con una cálida e inteligente mirada de comprensión– . Hace ya mucho tiempo que no estoy con una mujer – le dijo lentamente– . Ha sido un momento como fuera del tiempo, eso es todo. No hay nada que temer.
– Por supuesto – le dijo ella, reaccionando y controlando el nerviosismo.

Se había comportado como una jovencita tímida y ahora sabía, que, si bien era cierto que Joe necesitaba lecciones de cómo comportarse, no ocurría lo mismo en cuanto a hacer el amor se refería. Sabía exactamente lo que hacer con una mujer.
Desde que le conocía, nunca había pensado en él como amante, y ahora le era completamente imposible pensar en él de otra forma.


Comenten uu"
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 19th 2010, 11:55

OMGGGG
AHHH :O
Estaa superrrr buenaaa la novellaaa :O
Jejejej
xD
Graciass por la bienvenida de ahora en adelante me la pasare comentandoo Very Happy
BEsoss
Volver arriba Ir abajo
katiih_jb
Nuev@


Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 19th 2010, 13:23

Me enckanto la ckoontii!! Very Happy

Por mii seguiiriia miirando a joe asi xD
pon ckontii pronto!! bounce
Volver arriba Ir abajo
Yam3lTolentiinoC'
Novia De..


Cantidad de envíos : 575
Edad : 21
Localización : Inside of my crazy and freaky mind.. :P New York 8)
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 20th 2010, 12:39

Jesuuuuuuuuuuus.. y que piensa ese muchachoooo.. Twisted Evil
Diiioos miooo muxaxo no me hagas pecar..


Siguelaaaaaaaaaaaaaa





Peace Out...
Volver arriba Ir abajo
*Jonatica*
Forista!


Cantidad de envíos : 143
Edad : 20
Localización : en l0s braz0s de mi amad0 Nicholas xD
Fecha de inscripción : 13/10/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 29th 2010, 14:00

tengo mucho q no vengo,sorry pero ya estoy devuelta esta super la nove SIGUELA! bounce
Volver arriba Ir abajo
Dana
Novia De..


Cantidad de envíos : 656
Edad : 19
Fecha de inscripción : 16/02/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 30th 2010, 13:27

Continuaron durante un buen rato hablando de generalidades y, cuando capturaron un buen número de peces, recogieron sus trastos y volvieron a la casa.

– Me lo he pasado muy bien hoy, gracias – le dijo ella.
No le apetecía nada el separarse de él y eso era curioso, ya que en el pasado siempre había querido mantenerse fuera de su vista.
– Y yo – le replicó él.
Joe se la quedó mirando durante un instante.
– ¿Quieres quedarte a cenar? Podríamos cocinar juntos lo que hemos pescado.

Tendría que haberle dicho que no, pero no lo hizo. En vez de eso, se le encendió el rostro y le sonrió.
– ¡De acuerdo!
– ¿Podrías limpiar los peces tú? – ______ frunció el ceño.
– Joe, me fastidia enormemente dar la impresión que no sé hacer nada, pero creo que no voy a saber hacerlo. El tío no pescaba, ya lo sabes.
– Sí, y limpiar pescado no es algo que se aprenda en la universidad, ¿verdad, señorita?
Joe no dijo aquello de una forma insultante. Ella lo sabía. En respuesta, le acarició el rostro.

– ¿Es que te molestan mis orígenes?
– No. Si quieres, te puedo decir que he pensado mucho en ti. Hasta que tú llegaste, nunca había conocido a una verdadera dama.
– Supongo que habría veces que no pensarías eso de mí – murmuró ella sonriéndole y siguiéndole a la cocina.
– Sí, a veces eres un poco cabezota, de acuerdo – en ese mismo momento, la agarró por la muñeca y la atrajo hacia sí, apretándola contra su cuerpo– . Pero me gustas de esa forma, _____. Una mujer con temperamento – murmuró inclinándose sobre ella– , suele ser muy apasionada...
La boca de Joe se apretó contra la suya otra vez y ______ dejó escapar un murmullo de satisfacción, saboreando ese recio beso.
Cuando él levantó la cabeza, los ojos le brillaban con una nueva emoción.
– ¿Por qué has hecho ese ruido? ¿Por miedo o por placer?
Los labios de ______ temblaron y, turbada, se apartó un poco de él.
– Voy a empezar a preparar el pescado.
– Bueno, entonces, voy a pelar unas patatas para freírlas.

Fue una cena tranquila. ______ disfrutó de ella, pero Joe parecía preocupado.
– ¿Qué te pasa?
– Que no me apetece ir a esa fiesta, antes quisiera que me enseñaras a bailar.
Ya estaba haciéndolo de nuevo. Estaba utilizando ese tremendo atractivo que ella no había sabido que tenía hasta entonces.
– Tengo que practicar con alguien, ¿no? – le preguntó él cuando vio que las dudas la estaban asaltando– . Creo que esas cosas forman parte de la enseñanza de cómo conquistar a una mujer.
– Tú no necesitas que nadie te enseñe a eso, y lo sabes.
Joe arqueó las cejas.
– ¿Ah, no?
– La verdad, es que té temo un poco.
– Si, lo sé.
Joe se levantó y, dirigiéndose hacia donde estaba sentada ella, le cogió las manos.
– ¿Es que nunca has deseado a un hombre? ¿O es tu educación lo que te ha mantenido así de inocente? ¿Es que nunca has salido con ningún hombre?
Eso le llevó a la memoria unos recuerdos excesivamente penosos a los que no quería enfrentarse de nuevo.
– Entonces era terriblemente tímida. Me resultaba muy difícil hablar con los hombres.
– No sería en este pueblo. Todavía me acuerdo de la primera vez qué nos vimos.
– Te di una bofetada – le recordó ella sonriendo– . En ese momento no sabía lo peligroso que podía ser eso.
– Pues yo no te la devolví nunca. Antes me hubiera cortado la mano.
– Eso lo sabe también Zac. Por eso es por lo que me llama siempre que te metes en jaleos.
– Parece que Zac no está tan ciego como tú. <- a.a
– ¿Ciego?
– No tiene importancia – le dijo él soltándole la mano y encendiendo un cigarrillo.– Está oscureciendo. Es mejor que te marches a casa antes que a alguien se le ocurra ponerse a hablar que te quedas aquí, a solas conmigo, después de anochecer.
– ¿Y eso te importaría?
– Sí. No quiero que nadie pueda decir nada de tu reputación. Despediría a cualquiera de mis empleados que se atreviera a decir que aquí sucede algo impropio.
– Pues esta tarde sí que pasó – le contestó ella ruborizándose.
– Quería ver si era capaz de hacer que tú me desearas – le explicó él tranquilamente y mirándola a los ojos.
Volver arriba Ir abajo
Dana
Novia De..


Cantidad de envíos : 656
Edad : 19
Fecha de inscripción : 16/02/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 30th 2010, 13:30

Ella se levantó de la mesa tan deprisa que estuvo a punto de tirar la silla.
– Es mejor que me vaya.
Él se levantó también y la acompañó. .
– ¿Es que lo que acabo de decir es demasiado crudo para un caballero? Lo siento, _______. No siempre pienso las cosas antes de decirlas. Tómatelo como si fuera un poco de experiencia sexual. Parece que no andas muy sobrada de eso.
Cuando llegaron al porche, ella se volvió y se le quedó mirando.
– ¿Lo sientes? ¿Lo sentirías también si tuviera más experiencia?
– Me gustaría muchísimo que consiguieras esa experiencia conmigo. Porque, de la forma en que yo te tomaría, incluso siendo la primera vez, te gustaría. Ya me aseguraría yo de eso.
Ella casi no podía andar, le temblaban las rodillas.
– ¡Hey! – le gritó él cuando abrió la puerta del coche.
– ¿Qué?
– ¿A qué hora mañana?
______ suspiró y se volvió. Joe estaba de pie en el porche, apoyado contra una columna. La suave luz de las lámparas de petróleo destacaba su perfecto físico. Estaba devastador y ella se preguntó qué haría él si volvía al porche y le daba un beso.
– A eso de las seis.
– ¿Tengo que vestirme?
– Es mejor, si queremos hacer las cosas propiamente.
– En todos los sentidos – murmuró él irónicamente. – Buenas noches.
– Buenas noches, Joe.
______ se metió en el coche, arrancó y condujo como no lo había hecho hasta entonces. Estaba alucinada. ¡Joe intentaba darle lecciones de sexo! Eso no podía ser, la profesora era ella, no el. Tenía que tener cuidado, sus recuerdos amorosos eran demasiado dulces como para dejar que la realidad se interpusiera. Había aprendido de la forma más dolorosa que amar era el primer paso hacia la agonía. No quería volver a pasar por eso otra vez. ¡No podía! Desde ese mismo instante tenía que mantener a distancia a Joe. Era más seguro de esa forma.

______ llegó a su casa y se estuvo paseando hasta la hora de acostarse. Cuando lo hizo, estuvo dando vueltas en la cama durante horas, recordando vívidamente el contacto de las manos de Joe contra sus pechos y la fiera ansia de su boca sobre la suya.
Habían pasado años, desde la última vez que había sentido ese tipo de pasión, y no quería ceder a ella de nuevo. Pero Joe había despertado en su interior un tipo de emoción que sobrepasaba y ahogaba sus dulces recuerdos del pasado. Nunca antes se había sentido tan hambrienta de sexo. Se tumbó de espaldas y se quedó mirando al techo. A lo mejor era cosa de la edad.
Quizás lo que le estaba pasando era que ya no se sentía tan joven y se encontraba sola, como le pasaba a Joe.
Se podía imaginar devorándola con la mirada y acariciándole dulcemente el cuerpo...
Por supuesto, todo eso podía no ser más que un capricho.
Al fin y al cabo, él era su creación, ella le estaba enseñando. Sí, eso debía ser. Pero, si era así, ¿por qué se ponía a temblar cuando pensaba en Joe?
Cerró los ojos y empezó a contar ovejas.

Ashley fue al día siguiente a la oficina. Llevaba algunos documentos del banco.
– Aquí están los papeles del crédito – le dijo sonriendo– . ¿A qué hora vamos a ir a ver a ese abogado?
– Hoy a las cinco – le dijo ______ – , ¿Estás contenta?
– Sólo extasiada. Tengo que ir al rancho de Joe para ver a ese toro. ¿Por qué no te vienes y comemos juntas a la vuelta?
– Sí, me gustaría – le dijo ______ – . Demi, cierra a mediodía, cuando te vayas a almorzar. ¿De acuerdo?
Demi asintió.
– Que se diviertan.
¡Divertirse! El corazón de ______ iba ya a toda velocidad cuando se metió en la furgoneta de Ashley. En realidad no quería ver a Joe, pero iba a ir a cenar a su casa esa noche, así que no podía evitar hacerlo de todas formas.

Joe no estaba en la casa cuando llegaron y la puerta estaba cerrada a cal y canto.
– ¿Dónde podrá estar? – se preguntó Ashley– . Estoy segura que sabía que iba a venir... mira, ahí está la furgoneta del rancho.
Ambas se dirigieron al rancho. ______ deseó entonces no haberse puesto ese bonito conjunto blanco y azul que llevaba. Pero, cuando entraron en el granero y vio la cara de aprobación de Joe, pensó que, al fin y al cabo, no había hecho mal. Él estaba de rodillas al lado de su toro, con Zac a su lado, y parecía como si no pudiera apartar la mirada de ella.
Ambos hombres se pusieron en pie y ______ no pudo evitar darse cuenta de lo contenta que parecía haberse puesto Ashley.
Llevaba unos vaqueros y una camiseta, también llevaba el pelo recogido en un moño, pero tenía un aspecto muy femenino. Joe le dedicó una amplia sonrisa y la abrazó.

– ¡Ésta es mi mejor chica! – dijo él, y a ______ le entraron de repente ganas de asesinarle.
– ¿Cómo sigue mi paciente? – le preguntó Ashley devolviéndole el abrazo mientras Zac les miraba con una expresión que ______ no pudo descifrar.
– Bueno, está más o menos igual – suspiró Joe mirando al toro.
Todavía tenía un brazo alrededor de Ashley y ______ notó que ese gesto le hacía daño casi físicamente.
– Creo que vamos a darle una dosis más fuerte de lo mismo. Es muy probable que podamos salvarle, Joe.
– Espero que lo hagas, si no, sé de cuatro o cinco de mis vacas que van a morirse de tristeza. De hecho, ya no están igual que cuando éste estaba funcionando como debe de ser.______ enrojeció, pero Ashley sólo se echó a reír, y salió a buscar su maletín.
– Te ayudo – le dijo Zac y salió detrás de ella rápidamente.
______ nunca había visto semejantes prisas en el capataz.
Cuando se quedaron solos, Joe se la quedó mirando con los brazos en jarras y las piernas abiertas.
– Estás muy tranquila y no me quieres mirar. ¿Por qué?
______ miró al toro como si no hubiera oído lo que Joe acababa de decirle.
– ¿Qué le pasa? – preguntó nerviosamente.
Él se acercó aún más, ignorando la pregunta. Se puso tan cerca de ella que habría podido olerle, sentirle, tocarle si se hubiera atrevido. Tenía la camisa a medio abrochar y ella hubiera deseado abrírsela del todo de un tirón...
Las manos de Joe rodearon su ovalado rostro e hicieron que le mirara a los ojos.
– ¿Todavía tímida, ______?
Ella volvió a enrojecer y trató de desviar la mirada, pero él no la dejó.
– Esta noche – le dijo él haciendo de esa frase una promesa.
Los labios de ______ temblaron cuando él empezó a inclinarse sobre ella, pero justo cuando ya tenía la boca abierta y los labios de ambos empezaban a unirse, oyeron cerrarse de un golpe la puerta de la furgoneta.
Joe se rió.
– Parece que no voy a poder besarte nunca sin que alguien nos interrumpa, ¿verdad?
______ no pasó por alto la mirada de curiosidad que Joe dirigió a Ashley y Zac cuando entraron, ni la forma en que él se puso rápidamente al lado del toro. ¿Es que estaba tratando de poner celosa a la otra chica? <- ¬¬'
Volver arriba Ir abajo
Yam3lTolentiinoC'
Novia De..


Cantidad de envíos : 575
Edad : 21
Localización : Inside of my crazy and freaky mind.. :P New York 8)
Fecha de inscripción : 22/08/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 30th 2010, 14:02

Ayyyyyyyyyy qe buena estaaaaaaaaaaaaaaa... Ayyy Joseph..
Siguelaaaaaaaaaaaa..!




Peace Out..
Volver arriba Ir abajo
*Jonatica*
Forista!


Cantidad de envíos : 143
Edad : 20
Localización : en l0s braz0s de mi amad0 Nicholas xD
Fecha de inscripción : 13/10/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 30th 2010, 14:15

oh Dios siguela chica no la dejes asi!sube cap please Very Happy
Volver arriba Ir abajo
katiih_jb
Nuev@


Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 03/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Noviembre 30th 2010, 21:29

ahh!! tiienes cke seguiirla!!

ckomo cke joe ckiiere dale celos a ashley.. ¬¬
ckiiero saber cke va a pasar en el proxiimo ckap!!
voii a esperar a cke lo subas! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
JenJB
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 283
Edad : 22
Localización : L.A Latino America :)
Fecha de inscripción : 15/11/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 1st 2010, 11:49

OMGG
siguelaa no nos dejes tantoo tiempooo asiii
O.o
Que vienee ahoraa?
Bailar con Joe?
Ummm Tentativoo xD
Siguelaa prontoo!!
U besoo
Volver arriba Ir abajo
kenijonas
Novia De..


Cantidad de envíos : 699
Edad : 20
Localización : con los jonas *-*
Fecha de inscripción : 22/09/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 2nd 2010, 19:42

bueva lectora
tu nove esta increible
Volver arriba Ir abajo
*Jonatica*
Forista!


Cantidad de envíos : 143
Edad : 20
Localización : en l0s braz0s de mi amad0 Nicholas xD
Fecha de inscripción : 13/10/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 14th 2010, 11:44

sube cap!!please te lo ruego!!por favor!!
Volver arriba Ir abajo
Miss.Jonatica
Nuev@


Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 20/12/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 20th 2010, 07:34

Awwwwwwwwwwwwwww amo tu nove por DIOS sube mas! please!
Volver arriba Ir abajo
Llala
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 906
Localización : Yo Busco la Felicidad, y tu? (;
Fecha de inscripción : 21/12/2009

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 20th 2010, 10:10

Dios ame esta novela tambien me la ley de verdad muy buena publicacion... Smile
Volver arriba Ir abajo
Miss.Jonatica
Nuev@


Cantidad de envíos : 2
Fecha de inscripción : 20/12/2010

MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Diciembre 21st 2010, 08:21

Aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii Sube por favor!!! No me dejes asi esque no soporto que no la sigaas!! Porfis tenme compacion *-*


Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Siguela Siguela Siguela
Mad
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer   Hoy a las 14:48

Volver arriba Ir abajo
 
Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 6.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente
 Temas similares
-
» Nueva Novela Adaptada: *Tal como eres [Joe&Tu] By Diana Palmer
» NUEVA NOVELA: procedimientos para llegar a un común acuerdo JOE Y TU / DE TODO UN POCO
» Nuevos, Mejores y Algo mas que Amigos (JOE Y TU) You are my favorite song (NUEVA NOVELA)
» nueva novela.. nick y tu...i love you (drama,romantica..)
» Cerca del Paraíso (Joe y tu) - Adaptada [TERMINADA]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: