Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
AutorMensaje
DenizEstrada
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1092
Edad : 18
Localización : porahi.
Fecha de inscripción : 13/04/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 17th 2010, 19:16

^Hola
soy nueva lectora
jajaja
Emm me llamo
monyse
bueno no pero dime asi ajajaj
xD
Tienes que seguir la nove
esta genial!!!
Volver arriba Ir abajo
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 17th 2010, 20:04

siguela me encanto!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
Dark Angel
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 771
Edad : 21
Localización : chile!!!
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 17th 2010, 21:09

siguela please!!
Volver arriba Ir abajo
Luluu
Nuev@


Cantidad de envíos : 44
Edad : 20
Fecha de inscripción : 19/08/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 18th 2010, 16:10

En ese momento, sonó el teléfono móvil de Joe. Lo sacó del bolsillo de su chaqueta para contestarlo mientras le decía que podía marcharse. Mientras se daba media vuelta para dirigirse hacia la puerta, __________ oyó la voz femenina al otro lado de la línea:
—Joe, querido...

__________ estaba acabando de recoger las cosas de su escritorio cuando Laura entró en su despacho.
—__________... ¿Qué estás haciendo?
— ¿Tu qué crees? Recogiendo mis cosas —respondió ella secamente.
— ¿Te marchas?
__________ alzó la cabeza para asentir y vio una expresión de espanto en el rostro de su compañera.
— ¿Te ha echado simplemente por llegar tarde?
__________ esbozó una leve sonrisa.
—No, no me ha echado. Digamos simplemente que me marcho antes de que lo haga
—Pero, __________... —replicó Laura—. Quizá tu relación con el nuevo jefe no haya empezado con buen pie, pero parece un buen tipo; seguro que en el fondo es un encanto.
¡Joe! ¡Encanto! __________ reprimió una risa amarga. Podían decirse muchas cosas de Joe, pero no que era un encanto. Joe Jonas era un hombre arrogante y sin sentimientos. Resoplando, dejó a un lado la caja que había estado llenando de cosas y se puso a teclear en el ordenador.
—Gracias a Dios... has cambiado de opinión—dijo Laura, suspirando de alivio.
—No lo he hecho —replicó __________ sin dejar de teclear—. Estoy escribiendo una carta de dimisión.
— ¡Dimisión!—exclamó Laura espantada—. ¿No crees que te estás tomando esto demasiado a pecho? Tal vez John pueda hablar con él y arreglar las cosas.

Sin embargo, __________ no quiso escucharla, y siguió tecleando para, segundos después, imprimir la carta, doblarla y meterla en un sobre que puso en la bandeja del correo interno. Una vez hecho eso, tomó la chaqueta de su asiento y se la puso ante la mirada angustiada de Laura.

—Me marcho —le dijo—. Por lo que a mí respecta, ya no
trabajo aquí.
—Pero, __________, no puedes irte así... sin decírselo a nadie —le insistió su compañera siguiéndola por el pasillo.
— ¿Qué no? Fíjate.
Y con esas palabras, salió por la puerta y abandonó la oficina.

¡(tu apodo) estaba trabajando allí! Joe no podía dar crédito a aquel inesperado giro del destino. Acababa de terminar la conversación telefónica con la esposa de su asesor financiero, que lo había llamado para invitarlo a una cena que iban a celebrar con varios amigos. Había rehusado, por supuesto. Detestaba esa clase de reuniones sociales, y siempre que podía las evitaba. Antes de conocer a (tu apodo) ni siquiera había sabido cuáles eran los cubiertos correctos para cada plato. Había sido ella quien se lo había enseñado, quien con dulzura y paciencia había limado las asperezas de su carácter. ¿Y qué había hecho él para pagárselo?
Se dirigió enfadado hacia el ventanal y miró fuera, sin ver nada en realidad, pues no podía dejar de pensar en __________. En aquellos cinco años, después del divorcio, nunca había intentado localizarla, saber qué había sido de ella. ¿Qué sentido habría tenido? Su matrimonio se había acabado y, aunque ella la hubiera rechazado, le había ofrecido una compensación más que generosa por el divorcio. ¿Con quién se había casado?, ¿y cuándo?.

Cuándo se bajó del coche delante de su casita, __________ estaba temblando de tal modo, que no sabía cómo había podido llegar hasta el pueblo. Durante todo el trayecto, su mente había estado nublada por los dolorosos recuerdos que habían resurgido al ver a Joe.— ¡__________!
Carol, vecina suya y madre de George, el mejor amigo de Oliver, era quien la había llamado, y quien estaba acercándose a ella en ese momento.

— ¿Cómo es que hoy vuelves tan pronto? —Le preguntó cuando llegó a su lado—. ¿Tan bien te ha ido en la entrevista con el nuevo jefe esta mañana que te ha dado el resto del día libre? — añadió divertida.
__________ habría querido sonreírle y seguirle la broma, pero las emociones que se habían agolpado en su interior hicieron que le temblaran los labios.
—He... He dejado el trabajo —le dijo con voz entre cortada—. No... No podía hacer otra cosa. Mi... ¡El nuevo jefe es mi ex marido! —exclamó, rompiendo a llorar.
—__________... —murmuró Carol contrayendo el rostro. Le pasó un brazo por los hombros y le dijo—: Ven, vamos adentro y cuéntamelo todo.

Diez minutos después, Carol le había preparado una tila, y estaban las dos sentadas en el saloncito, la una junto a la otra.
—Conocí a Joe, mi ex marido, cuando tenía dieciocho años —comenzó __________ su relato, inspirando profundamente y soltando el aíre con pesadez—. Era verano, y estaba trabajando como albañil en la construcción de un edificio del vecindario donde yo vivía con mis tíos. Cada vez que pasaba por allí, camino del instituto, y lo veía, descamisado, y con esos vaqueros gastados...
—Mmmm... Qué sexy. Ya me lo estoy imaginando—la interrumpió Carol para aligerar el ambiente, y sintiéndose aliviada al ver que una leve sonrisa afloraba a los labios de __________.
—No era descarada mirándolo, ni nada de eso, así que no creí que se hubiera dado cuenta, ni que se hubiera fijado en mí — continuó __________—, pero una noche había ido con unas amigas a un pub, y se acercó para invitarme a bailar. Fantasear con él cuando pasaba delante de la obra era una cosa, pero que me abordara era algo muy distinto. Yo era tímida e ingenua, y él parecía tan seguro de sí mismo, que me sentí intimidada y le dije que no. Creyó que lo estaba rechazando por algún tipo de prejuicio clasista, y... — sacudió la cabeza—. Yo entonces no lo sabía, pero al igual que me había pasado a mí, había tenido una infancia muy infeliz y solitaria, y aquello le había dejado una espinita en el corazón. Se había propuesto hacer que su vida cambiase. Creo que esa noche, cuando me negué a bailar con él, aunque en un principio se sintió despechado, se lo tomó como una especie de desafío personal, y siguió insistiendo hasta que accedí a una cita. Debí parecerle sofisticada porque pertenecía a una familia de clase media-alta, pero supongo que una vez nos hubimos casado, inició su propio negocio, y empezó a tener éxito, fue perdiendo el interés en mí. Seguramente podía encontrar a una docena de mujeres con más clase que yo.
Carol contrajo el rostro al advertir el dolor en el tono de __________.—Pero tú lo amabas, ¿no es así? —inquirió suave mente.
__________ bajó la vista a la taza de tila entre sus manos y asintió con la cabeza.
—Estaba loca por él —respondió—, aunque sólo ahora me doy cuenta de lo ciega que estuve, de lo estúpida que fui al enamorarme de él, de haber llegado a creer que sentía lo mismo por mí.
Nuevas lágrimas rodaron por sus mejillas, y Carol le apretó la mano. __________ tragó saliva y continuó:
—Mis tíos se pusieron furiosos cuando supieron que estábamos saliendo, sobre todo mi tía. Tuvimos una fuerte discusión y me dijo una serie de cosas horribles, como que mi madre nunca le había gustado, y que siempre se había opuesto a su matrimonio con su hermano. Me dijo que, si no dejaba de ver a Joe, ya podía empezar a trabajar, porque no iban a seguir manteniéndome. Pero no podía hacerlo; lo amaba demasiado. Cuando le conté la amenaza de mi tía, me dijo que no tenía por qué quedarme con ellos y seguir aguantando sus menosprecios y sus abusos de poder, que él cuidaría de mí —__________ exhaló un profundo suspiro—. Nos casamos seis semanas después.

Carol vio lo cansada que estaba __________. Se levantó y le dijo:
— ¿Por qué no te quedas y te relajas un poco? Como tengo que ir al parvulario a recoger a George, de paso puedo traerme a Oliver.
__________ no quería abusar de la amabilidad de su vecina, pero todavía se sentía con los nervios a flor de piel.
—Gracias, Carol. Siempre eres tan buena conmigo...
—Bobadas. Tú harías lo mismo por mí.
Y lo haría, se dijo __________, aunque le parecía improbable que fuese a necesitarla nunca, cuando tenía un marido que no podía ser más atento y cariñoso, y a sus padres y sus suegros, que adoraban a su nieto.
—Anda, échate y descansa. Luego nos vemos —le dijo Carol,
poniéndose de pie y levantando la mano a modo de despedida.
—De acuerdo, hasta luego —respondió __________ mientras se tumbaba.
Volver arriba Ir abajo
almustyles
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 452
Edad : 17
Localización : Enganchada a la boca de Nick y Joe. Madrid,España
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 05:45

Siguela.
Me gusta.
Volver arriba Ir abajo
claribel de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1416
Edad : 22
Localización : tomando el sol en las playas de republica dominicana con nick a mi lado wiii
Fecha de inscripción : 06/02/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 12:30

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
mafepr15
Nuev@


Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 18/08/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 15:14

siguela
Volver arriba Ir abajo
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 15:36

me encanto seguila quiero saber que mas pasa!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
--JoBros
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 745
Edad : 20
Localización : Jonaslandiia
Fecha de inscripción : 08/06/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 16:02

Nuevaa Leectooraa!!!

Volver arriba Ir abajo
IshPaniagua
Novia De..


Cantidad de envíos : 558
Edad : 21
Fecha de inscripción : 06/04/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 16:03

siiiiiiiigueeeeeeelaaaaaaa!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/IshPaniagua
Dark Angel
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 771
Edad : 21
Localización : chile!!!
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 19th 2010, 17:03

siguela pliisss!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Luluu
Nuev@


Cantidad de envíos : 44
Edad : 20
Fecha de inscripción : 19/08/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 14:22

Contra su voluntad, los recuerdos acudieron de pronto a la mente de __________, como un torbellino.

Cinco años atrás, el mismo día en que Joe le había dicho que quería el divorcio, no había podido imaginar que aquello iba a ocurrir, ni lo frágil que era su felicidad. De hecho, un par de semanas antes la había llevado a pasar un idílico fin de semana en un hotelito rural, para compensarla, le había dicho, por el hecho de que las negociaciones que había estado manteniendo para cenar un importante contrato les hubiesen impedido tomarse las vacaciones de verano que habían estado planeando.
Habían llegado allí al atardecer, y habían dado un romántico paseo antes de subir a su habitación, donde Joe la había desvestido lentamente y le había hecho el amor.
Luego, durante la cena, Joe le había entregado un gran sobre marrón, con mucho aire de misterio, y le había dicho que lo abriera. Al hacerlo, __________ encontró dentro información de una inmobiliaria sobre una antigua casa parroquial de estilo georgiano. Habían pasado por delante un día el año anterior, con el coche, y se había quedado prendada de ella.
—Dijiste que era la clase de sitio en el que siempre habías soñado vivir —le recordó él—. Está a la venta.
__________ había pasado el resto del día como en una nube, planeando entusiasmada con Joe cómo iban a decorarla, habitación por habitación.

Aquella noche volvieron a hacer el amor, y por la mañana, al despertar en los brazos de Joe, se había dicho que no podía haber en la faz de la tierra una mujer más feliz que ella. Sin embargo, dos semanas después le decía que ya no la amaba, y que quería el divorcio.
__________ cerró los ojos, sintiéndose física y emocionalmente exhausta, y al poco rato, se quedó dormida.

Ya había tenido aquel sueño otras veces, un sueño en el que se repetía lo que había ocurrido cinco años atrás.

Estaba en la salita del apartamento donde habían vivido juntos, y oía la llave girar en la cerradura de la puerta. Joe había llegado pronto del trabajo. Corría a saludarlo, pero él la apartaba irritado.
—Joe, ¿qué pasa? —le preguntaba ella, extendiendo una mano y estremeciéndose al ver cómo ignoraba ese gesto de cariño.
Joe se giraba sobre los talones, dándole la espalda, y ella lo observaba sin comprender, sintiendo que su corazón se llenaba de temor.
—Quiero el divorcio —le decía Joe en un tono gélido.
— ¿El divorcio? —repetía ella—. Pero, ¿por qué...? Joe, ¿qué estás diciendo? —le preguntaba con voz ronca, la garganta atenazada por la angustia y la incomprensión.
—Estoy diciendo que ya no siento nada por ti, y que quiero que pongamos fin a nuestro matrimonio.
— ¡No!, ¡no! No es verdad, no puede ser verdad...—gemía desesperada—. Tú me amas...
—Creía que te amaba —le aclaraba él con frialdad—, pero me he dado cuenta de que no es así. Queremos cosas distintas de la vida, __________. Tú estás loca por tener niños, y yo estoy harto de oírte hablar de ello sin cesar.
—Pero… pero eso es imposible —balbucía ella—. Desde... desde el día en que nos conocimos has estado diciéndome que tú también querías tener hijos —le recordaba con voz temblorosa—, que querías que formásemos una familia...
— ¡Por amor de Dios, __________!, ¿cuándo vas a despertar? —la interrumpía él exasperado—. Habría dicho cualquier cosa con tal de llevarte a la cama.
El desprecio en su voz era como un cuchillo que se le clavase en el alma.
—Mira, __________, no es mi intención que discutamos. No siento nada por ti, y este matrimonio no tiene sentido. Ya he hablado con mi abogado. Recibirás una compensación monetaria que te permitirá...
— ¿Hay otra mujer? —lo interrumpía ella, con el corazón en un puño.

Se miraban durante largo rato en un tenso silencio, y ella rogaba por que le respondiese que no, pero en lugar de eso le contestaba con un sarcástico:

— ¿Tú qué crees? __________ se notaba temblar y aunque no quería llorar delante de él, no podía contener las lágrimas por más tiempo, y empezaba a sollozar, diciendo su nombre en un ruego entre desesperado e incrédulo.
Volver arriba Ir abajo
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 14:34

awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww siguela pliiiiiiiiiiiiiiiiis
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
lapixuu
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 395
Edad : 21
Localización : EN LA CAMA DE JOE AMANDONOS
Fecha de inscripción : 05/01/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 15:02

ESTA BUENISIMA POR FAVOR SIGUELAAAA PRONTOO
Volver arriba Ir abajo
--JoBros
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 745
Edad : 20
Localización : Jonaslandiia
Fecha de inscripción : 08/06/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 15:40

aggg josepeh ¬¬

sigueela!!! xD
Volver arriba Ir abajo
DenizEstrada
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1092
Edad : 18
Localización : porahi.
Fecha de inscripción : 13/04/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 18:09

OMG...O_O
Siguela!!
quiero ver que pasa
con Joe
!!!
tienes que seguirla
me encanto!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
deidany
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 984
Localización : Maracay - Aragua
Fecha de inscripción : 29/10/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 20th 2010, 18:12

Nuevaaa lectoraaaaaaaaaaaaaaa....
siguelaaa yaaaaaaaaaaaaa.....
tienes q seguirla porfis ... Wink
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/deidany
Dark Angel
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 771
Edad : 21
Localización : chile!!!
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 21st 2010, 10:13

pobre Sad
sigula porfa!
Volver arriba Ir abajo
lapixuu
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 395
Edad : 21
Localización : EN LA CAMA DE JOE AMANDONOS
Fecha de inscripción : 05/01/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 21st 2010, 17:02

SIGUELA KE ME ENCANTA LA NOVEEE
Volver arriba Ir abajo
Kathy_hb
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3178
Fecha de inscripción : 20/01/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 21st 2010, 23:14

siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
Luluu
Nuev@


Cantidad de envíos : 44
Edad : 20
Fecha de inscripción : 19/08/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 23rd 2010, 17:10

Joe apretó el volante con ambas manos. ¿Por qué diablos estaba haciendo aquello? ¿Qué sentido tenía querer retener a __________? Si quería abandonar la empresa, podría reemplazarla fácilmente por otra persona. Sin embargo, John Loames le había dicho que era eficiente y responsable, y ésa era exactamente la clase de empleados que necesitaba para poder poner en marcha los planes de expansión que tenía para el negocio.
El que hubiera decidido ir a convencerla de que no dejase la empresa no tenía nada que ver con el hecho de que fuera su ex mujer, se dijo, ni tampoco con que hubiera visto en su expediente que no estaba casada.
Cuando entró en pueblecito apretó los labios ligeramente. Aquél era exactamente la clase de ambiente que siempre le había gustado a __________: pequeño, familiar, acogedor... todo lo que no había sido su vida con sus tíos. Aparcó en un espacio libre, y se bajó del vehículo.
No le había dicho a nadie de la oficina que __________ había presentado su renuncia, así que oficialmente seguía siendo una empleada de la compañía..., su empleada.
Rodeó el estanque, y justo iba a llamar a la puerta cuando la anciana de la casa de al lado, que había estado observándolo desde su verja, le dijo:
—Tiene el timbre estropeado. Será mejor que dé la vuelta y llame por la puerta de atrás.

Joe rodeó la casa, y al ir a empujar la puerta de la verja de madera se encontró con que no se abría. Miró por encima y vio que tenía un cerrojo echado, pero sólo tuvo que tirar de él y levantarlo. Típico de __________, se dijo; nunca le había preocupado demasiado la seguridad, aunque, viviendo sola con un niño pequeño debería. Atravesó el jardín, y al ver que la puerta trasera estaba entreabierta sacudió la cabeza y resopló. Era demasiado confiada.
Acababa de poner la mano en el pomo cuando la oyó gritar su nombre. El corazón le dio un vuelco de preocupación, y entró en la casa a toda prisa, parándose en seco al ver que estaba dormida en el sillón.
De pronto, fue como si hubiera sido transportado atrás en el tiempo. Siempre le había encantado mirarla mientras dormía, observar sus largas y espesas pestañas, sus labios entreabiertos, el rostro vuelto hacia un lado, dejando al descubierto la pequeña oreja... Dormida parecía tan vulnerable, tan frágil...
Dio un paso adelante, extendiendo una mano para apartarle mechón de la frente, cuando recordó que no estaba en el pasado, sino en el presente, y se detuvo. Pero entonces __________ volvió a gemir su nombre en sueños angustiado, y, vacilando un instante, inspiró profundamente antes de tocarle el hombro con la mano y zarandearla suavemente.
—__________..., __________, despierta.
Ella despegó los párpados lentamente, y al verlo abrió los
ojos como platos, sobresaltada, incorporándose.
— ¡Joe!, ¿qué...?
—Estabas gritando mi nombre —le dijo él.
__________ apartó la vista azorada, sintió que las mejillas le ardían.
—Estaba soñando, eso es todo —se defendió con aspereza.
— ¿Y sueles soñar conmigo?
A __________ se le aceleraron los latidos del corazón.
—En realidad era más bien una pesadilla —le espetó.
—No has vuelto a casarte —dijo Joe de pronto, en un tono
que a ella le sonó acusatorio.
__________ se levantó del sillón.
— ¿Volver a casarme? ¿De verdad crees que me arriesgaría de nuevo a compartir mi vida con un hombre después de lo que me hiciste? —le espetó acaloradamente—. No, Joe, no he vuelto a casarme, y no pienso hacerlo jamás.
No haría sufrir a su hijo dándole un padrastro que quizá no llegase a quererlo como si fuese suyo. Sabía lo que era crecer sin sentirse querido, y no iba a hacer a su pequeño pasar por lo que ella había pasado.
—Entonces, ¿por qué te has cambiado de apellido?
__________ se rodeó la cintura con los brazos.
— ¿Acaso hay alguna razón por la que no debería haberlo hecho? No quería seguir llevando el tuyo, y desde luego tampoco el de mis tíos, así que me lo cambié por el de apellido de soltera de mi madre —le espetó—. ¿Y qué has venido a hacer aquí si puede saberse? —Exigió saber—. No tienes derecho a...
—He venido por esto -la interrumpió Joe. Sacó su carta de renuncia del bolsillo de la chaqueta y la arrojó sobre la mesita frente al sillón—. Y por esto —añadió sacando unos papeles doblados del mismo bolsillo y blandiéndolos en la mano—. Es tu contrato, firmado de tu puño y letra, y te obliga a dar un preaviso de quince días si quieres abandonar la empresa. No puedes marcharte así como así, __________. Si no cumples lo estipulado en tu contrato, te demandaré.
—No... No puedes hacerme eso —balbució ella.
—Ya lo creo que puedo, y pienso hacerlo si te empeñas en dejar tu puesto de esta manera —replicó Joe—. He pagado mucho dinero por esta empresa, __________, e imagino que no has olvidado que ante todo soy un hombre de negocios, y que me gusta rentabilizar mis inversiones.
Sus palabras le sirvieron a __________ para darle la respuesta que hacía rato llevaba de Joe de darle por su prepotencia.
—Si algo he hecho en estos cinco años, ha sido no
desperdiciar un solo momento acordándome de ti—mintió.
— ¿Ni un solo recuerdo? —inquirió Joe en un tono insolente, acariciándole la barbilla con el índice, y bajando la vista a su boca —. ¿Vas a decirme que no te has acordado siquiera una vez de esto? Sin darle tiempo a reaccionar, sus labios descendieron sobre los de ella y, sin saber cómo, __________ se encontró con sus manos deslizándose por debajo de la chaqueta de Joe, y subiendo por su espalda. Fue un beso sensual, apasionado, tal como recordaba los besos de Joe, y cuando él levantó la cabeza, sus ojos se encontraron, y permanecieron así, mirándose, largo rato.

Las manos de Joe habían subido a su nuca, y estaba masajeándola suavemente en movimientos circulares con los pulgares. Un escalofrío delicioso recorrió la espalda de __________, que cerró los ojos, temerosa de que Joe pudiera leer en ellos la excitación que estaba sintiendo en ese momento. Se notaba los pezones erectos, como si ansiaran el contacto de sus dedos y sus labios, mariposas en el estómago, y un creciente calor húmedo en la parte más íntima de su cuerpo.
Joe la besó de nuevo, y esa vez __________ se dejó llevar por completo, abriendo la boca para permitir los fieros envites de su lengua, y sus manos recorrieron la espalda de Joe mientras de su garganta escapaba un gemido de placer.
Joe bajó las manos a sus caderas, y la atrajo hacia sí, masajeándolas. __________ sintió que el deseo la consumía. Lo necesitaba tanto…, tanto...
Volver arriba Ir abajo
lapixuu
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 395
Edad : 21
Localización : EN LA CAMA DE JOE AMANDONOS
Fecha de inscripción : 05/01/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 23rd 2010, 17:28

haaaaaaaaaaaaaaaaaaaa HAY MUJER KOMO LA DEJAS AIII PLISSSS SIGUELA SIGUELAAA QE NO AGUANTOOO
Volver arriba Ir abajo
Marianna * perez
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1470
Edad : 19
Localización : vzla
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 24th 2010, 10:17

hoola soy nueva siiguela
Volver arriba Ir abajo
--JoBros
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 745
Edad : 20
Localización : Jonaslandiia
Fecha de inscripción : 08/06/2010

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 24th 2010, 11:13

awww siguelaa!!
Volver arriba Ir abajo
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Agosto 24th 2010, 12:22

mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
mujer seguila Bravo!
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥   Hoy a las 14:50

Volver arriba Ir abajo
 
Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 5.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente
 Temas similares
-
» Amante de su marido - Joe y tú - Hot ♥
» 3 amigas, una con un amante, otra con novio y la otra casada:
» EL AMANTE...
» Mata a su marido tras 34 años de malos tratos...y la meten en la cárcel...
» Cristina Tárrega: 'Mi marido y mi hijo son los pilares de mi vida'

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: