Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Mascarada -Joe&tu- Hot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 15:29

[center]Mascarada

El empresario millonario Joseph Jonas no dejaba de repetirse que la tenta&shy;dora ________ no era más que una jovencita rica y malcriada, acostumbrada a que los hombres cayeran rendidos a sus pies. Sin embargo, cuando se en&shy;contró en peligro, Joe la ayudó y accedió a hacerse pasar por su pro&shy;metido para tranquilizar a su abuelo. De pronto, se dio cuenta de que pa&shy;saba con ella las veinticuatro horas del día y eso suponía demasiado es&shy;fuerzo para no caer en la tentación. En solo un par de semanas su falso noviazgo habría acabado y _______ lo ol&shy;vidaría. ¿O no?

Él jamás caería en la tent
ación... ¿o sí?
[/center]
Volver arriba Ir abajo
lovingmyjonas
Forista!


Cantidad de envíos : 52
Localización : Lost In Nick eyes :)
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 15:34



Última edición por lovingmyjonas el Mayo 1st 2010, 16:20, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 15:35

siguelaaaaaaaaaaa.... esta buenisimaaaaaaa.... wiiiii.... xD!!!



ATT: FERNANDA DE JONAS xD!!

ESTA BIEN MARIFE... DE JONAS xD!!
MUY BIEN ¬¬ MARIA FERNANDA... DE JONAS xD!!
JAJAJA es mi vida... CALATELA PUES...
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 15:37

Ahiiii me gustoo!!
siguelaaa!!
NEW READERR!!
Se ve ke va a estar bacan!!
siguela prontoo!!
Biee!!



•••Doncee!!•••
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 16:18



Capítulo 1

Paraíso era una soñolienta isla del Ca&shy;ribe. Tenía un bar en la playa, ron en canti&shy;dad y el especial sonido de la música de allí, lo que agregaba sensualidad al aire caliente de la tarde.
Alejado de la construcción de madera en la que se hallaba el bar, el azul del mar golpeaba pe&shy;rezosamente la orilla de arena blanca.
Sentado en un taburete del bar, con un vaso de ron entre sus dedos, Joe Jonas decidió que es&shy;taba a gusto. Atrás había dejado el impulso de lla&shy;mar por teléfono, la sensación de sentirse desnudo en pantalones cortos, o caminando descalzo. «Sin preocupaciones», como solían decir los del lugar. Ahora comprendía lo que querían decir.
—¿Quiere que le sirva otra copa, señor Jonas?
El acento melódico característico de la isla hizo que Jonas alzara la mirada para descubrir a una hermosa mulata que servía en la barra. Su sonrisa parecía invitarlo a algo más.
—Sí, claro. ¿Por qué no? —él le devolvió la son&shy;risa y le dio el vaso, ignorando la intención oculta de aquel ofrecimiento.
El sexo en aquel clima cálido era la serpiente del paraíso. A medida que subía la temperatura del cuerpo, aumentaba aquel apetito.
Tal vez debiera considerar lo que ofrecían aquellos ojos de terciopelo marrón de la chica del bar. Pero no había ido a la isla para satisfacer aquel placer. Con solo llevarse un dedo a la comi&shy;sura de la boca recordaría por qué debía tener cui&shy;dado con las mujeres. La herida del labio y la de la mejilla hacía días que se habían borrado, pero el daño a su dignidad seguía intacto. Era mejor no dejar escapar al tigre herido que había en él. Po&shy;dría desquitarse con una mujer inocente. Sería mejor encerrarlo y evitar la tentación a toda costa.

Y ciertamente, tentaciones no faltaban, refle&shy;xionó, cuando se dio la vuelta y observó a la jo&shy;ven que atraía toda la atención de la pequeña pista de baile.
«La ama de la serpiente», la llamó en silencio, mientras observaba sus movimientos sensuales al ritmo de la música. Era rubia color caramelo, alta y delgada. Lucía un bronceado perfecto que con&shy;trastaba con un llamativo vestido rosa muy corto. En el pelo llevaba una flor rosa a juego. Irresisti&shy;ble, en otras palabras.

No era de extrañarse que todos los hombres la mirasen embobados. Tenía clase, estilo, belleza, gracia, y bailaba como una sirena, cambiando de pareja con la facilidad de alguien que está acos&shy;tumbrado a ser el centro de atención.
Sus acompañantes parecían disfrutar de la oportunidad de estar cerca de ella, posar sus ma&shy;nos en su incomparable cuerpo y mirar aquellos hermosos ojos verdes, o ver cómo su deliciosa boca se abría en una sonrisa que les prometía todo.
Y su nombre era _______. Eva, la tentación, la rui&shy;na del hombre.
O la tentación de aquellos jóvenes que querían ser Adán.
_______ lo tenía todo, una de las pocas afortunadas que gozan de todo lo que se puede tener. Una niña de papá, aunque en este caso era una niña de su abuelo. Y única heredera de su fabulosa fortuna.

El dinero era afrodisíaco, pensó Joe cínica&shy;mente. Aunque hubiera sido horriblemente fea, aquellos hombres se habrían arrojado a sus pies del mismo modo. Pero, como ocurría muchas ve&shy;ces, a su fortuna debía agregar una sorprendente belleza.

_______se empezó a reír. El sonido era suave, li&shy;viano y atractivo. El pobre joven a quien iba diri&shy;gida su risa casi estuvo a punto de arrodillarse ante ella. De pronto, ______ se encontró con la mira&shy;da cínica de Joe, y se puso seria, dando paso a una mirada desafiante, como diciéndole «Ven conmigo, si te atreves». Él la conocía. Se habían visto varias veces en casa de su abuelo, en Atenas, en el último año. Joe en su papel de arquitecto, conocido por su genio creador en complejos turís&shy;ticos integrados en su medio natural. _______, en su papel único de niña mimada de su abuelo, regalo de los dioses.

No se gustaban. De hecho, había surgido una cierta antipatía entre ellos. A Joe le molestaba que ella se creyera que había sido puesta sobre la tierra para que la adorase todo el mundo, y a _______ parecía disgustarle la negativa de Joe a caer rendido a sus pies. Por lo tanto, era molesto que estuvieran veraneando en el mismo sitio. La isla era lo suficientemente pequeña como para que se encontrasen a menudo. Y cuando ocurría, la hosti&shy;lidad flotaba en la atmósfera. La gente que los ro&shy;deaba lo notaba, y no sabía qué hacer para alige&shy;rarla.
Joe solía solucionarlo apartándose de la es&shy;cena, diciendo que debía marcharse.

Aquella vez se había apartado dándose la vuel&shy;ta, quedando frente a la barra y a la copa que aca&shy;baban de ponerle. Pero la imagen de ________ seguía en su mente, bailando en la pista. Orgullosa, desa&shy;fiante, desvergonzadamente provocativa, excitán&shy;dolo.

Era la serpiente en el paraíso.
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 17:17

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.... siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, plixxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 19:48

________ siguió sonriendo a pesar de todo. Despre&shy;ciaba a Joe. La hacía sentir mimada, egoísta y vanidosa. Habría preferido que hiciera lo de cos&shy;tumbre: que se hubiera marchado. Así no habría tenido que verlo coqueteando con la camarera.
¿No sabía a lo que se arriesgaba Joe? ¿No sabía que el amante marinero de la chica lo haría trizas si lo sorprendía seduciendo a su mujer? ¿O era la chica la que lo estaba seduciendo? Debía de ser así, porque Joe Jonas era muy atractivo.
Tenía un cuerpo perfecto, pensó ________. En traje y corbata, tenía aspecto de hombre dinámico. En aquel momento, con pantalones cortos y camiseta blanca, debería tener una apariencia completamen&shy;te distinta, pero no era así. Seguía siendo dinámi&shy;co, pensó _________, echándole una ojeada de arriba abajo: piernas fuertes, cubiertas de vello dorado por el sol, pies bronceados de dedos largos... ¿Que cómo sabía que el vello de sus piernas se había vuelto dorado por el sol? Porque se lo había visto antes. ¡Lo había visto aquella terrible noche, en la casa de Atenas de su abuelo! ¡Cuando se había atrevido a entrar en su habitación y lo había sor&shy;prendido sin ropa!
Sintió calor al recordarlo. Pero no era debido al recuerdo de la atracción, aunque siempre había existido, sino a lo mal que se había sentido en aquella situación. Había entrado en su habitación para aclararle algo que la había visto hacer con Aidan Galloway. Indignada, se había dirigido al dormitorio de Joe sin pensarlo, y se había dete&shy;nido confusa, al verlo recién salido de la ducha, prácticamente desnudo, a excepción de la toalla que llevaba en la cabeza. Inmediatamente se ha&shy;bía cubierto otras partes con la toalla. ¡Pero des&shy;pués de que lo hubiera visto!
¡Qué vergüenza! ¡Aún le parecía sentir el fue&shy;go en sus mejillas!
«¿Qué pasa? ¿Que el señor Galloway ha vuel&shy;to con su prometida, y has decidido probar suerte conmigo?», recordó las palabras de Joe con una mueca de dolor.
—¿Te he pisado? Lo siento —se disculpó su compañero de baile en aquel momento. Evidente&shy;mente, el muchacho había malinterpretado el ges&shy;to de dolor de ________.
—No, está bien... —respondió ella dulcemente a Raoul Delacroix sin molestarse en aclarar su error.
________ había salido corriendo en aquella ocasión sin responder a Joe. Pero al día siguiente había transformado su incomodidad en orgullo: ¡No se rebajaría a explicarle nada a él!
La había hecho sentirse culpable. ¡Y lo odiaba por ello! ¡Y por ser tan apuesto! ¡Y por su aspecto frío y distante que impedía que se acercase a él para aclararle algo que cambiaría su imagen de ella!
Pero, ¿era necesario que lo hiciera?, se pregun&shy;tó de repente. ¡Y se sorprendió al ver cuánto le importaba lo que Joe pensara de ella!
—Cena conmigo esta noche —le dijo de repente su compañero de baile, apretándola un poco más—. A solas. En algún lugar tranquilo y román&shy;tico donde nadie pueda interrumpirnos.
—Sabes que no, Raoul —sonrió ______ para suavi&shy;zar su negativa mientras quitaba la mano de Raoul de su trasero—. Nos estamos divirtiendo en grupo, no hay un romance entre nosotros...
—Un romance puede ser divertido —Raoul alzó la mano que ella había rechazado y le tocó el la&shy;bio inferior.
_______ quitó su dedo y notó un gesto de desagra&shy;do en Raoul.
Raoul Delacroix era un apuesto americano-francés de ojos negros, pero no tenía efecto algu&shy;no en ella. Le habría gustado sentirse atraída por él. Porque era de su edad, y una persona afín a ella... No como Joe Jonas, que era de otra ge&shy;neración. Ella tenía veintitrés años, y él treinta y cuatro.
—No te confundas. Hoy es mi cumpleaños y es&shy;tamos divirtiéndonos.
—Mañana es tu cumpleaños —la corrigió Raoul.
—Como sabes, mi abuelo llega mañana para ce&shy;lebrarlo. Lo que significa que tendré que compor&shy;tarme con decoro durante todo el día. Por eso he&shy;mos acordado celebrarlo con los amigos con un día de antelación. ¡No me arruines la noche, Raoul!
Era un ruego y una advertencia. Porque Raoul se había puesto un poco pesado últimamente.
Raoul Delacroix era hermanastro de André Visconte, el dueño del único hotel de la isla. Así que, como el resto de la gente cuyas familias tenían propiedades allí, iba a pasar las vacaciones a la isla desde la infancia. Eran buenos amigos y siem&shy;pre habían sabido que un romance estropearía la relación de la que disfrutaban. Raoul conocía las reglas, así que el querer romperlas en aquel mo&shy;mento era irritante, y una pena, porque Raoul era muy ameno cuando no pensaba en otras cosas.
—La playa es un lugar muy romántico...
—Tranquilo, ya tendrás oportunidad de seducir a otras mujeres en ella —bromeó ella.
—Lo sé. Ya lo he probado con un par de chicas. Pero solo lo he hecho para practicar. Para prepa&shy;rarme para la mujer que amo —agregó.
¿Quería decir que esa mujer era ella? Ella se rió. Era gracioso.
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 1st 2010, 19:54

grax, por seguirlaaaaaaaaaaaaaaaaaaa..... aaawwww.... graxxxx......


siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.......

jajajjaja xD!!
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 22nd 2010, 20:07

Después de un momento, Raoul se rió tam&shy;bién, y la atmósfera entre ellos se relajó. Y al poco rato, otro admirador tomó el lugar de Raoul.
Joe vio el gesto de Raoul en el espejo cuan&shy;do se alejó de _______. No le gustó. ¿De qué habrían estado hablando? No era asunto suyo, se dijo. ________ debía saber que estaba jugando con fuego con todos esos jóvenes rebosantes de testosterona. ¿Lo sabría?
En aquel momento, entró Aidan Galloway al bar. El atractivo americano de sangre irlandesa se detuvo, divisó su objetivo y se dirigió directamen&shy;te a _________.
Hacía un mes que Joe había visto a Aidan por última vez. Había sido en Atenas, cuando el abuelo de ________ lo había invitado a su casa, junto con otros miembros de la familia Galloway. En&shy;tonces, no había tenido ojos más que para su pro&shy;metida. Pero desde que se encontraba en la isla, no la había visto. Y desde entonces Aidan no tenía ojos más que para ________.
Alguien se sentó en un taburete a su lado y lo distrajo de observar la vida y amores de ________ Herakleides. Era Jack Banning, directivo del único hotel de la isla, cuyo dueño era André Visconte. Jack era un americano grandote, fuerte como una roca.
—Mañana saldré a pescar con mi barco. Si te interesa venir, estás invitado.
—¿Saldrás temprano? —preguntó Joe.
—Cuando salga el sol —comentó Jack—. Convie&shy;ne tomar mucho café solo por la mañana y no trasnochar la noche antes, si quieres aprovechar el día.
La camarera los interrumpió con un vaso de ron para Jack. Este conversó con su empleada du&shy;rante unos minutos, pero la chica no dejó de mirar a Joe mientras tanto. Cuando se retiró, Jack miró a Joe con complicidad masculina.
—¿Prefieres otro deporte esta noche?
—No, hoy no, gracias —sonrió Joe y bebió de su vaso.
—Ni ningún otro día, por lo que he oído.
—¿Es una pregunta, realmente, o una crítica ve&shy;lada al uso que pueda dar a la rica y variada hos&shy;pitalidad de la isla?
—Ninguna de las dos cosas. Era solo una obser&shy;vación. Quiero decir, mírate, hombre —bromeó Jack—. Eres atractivo, tienes buen físico, y sé que le has robado el corazón a más de una mujer des&shy;de que has llegado. Pero tú no les has hecho el menor caso.
Joe no quería mujeres, ni romances, ni sexo. Y hacía todo lo posible por alejarse de ello. La isla estaba llena de mujeres que hubieran acepta&shy;do un pequeño romance de vacaciones. Lo sabía. Pero él estaba haciendo un esfuerzo por no ceder a la tentación.
Y esa no era la única tentación... Después esta&shy;ba la otra tentación... Aquella que lo golpeaba cada vez que miraba a ________ Herakleides, y recor&shy;daba un incidente ocurrido cuando ella había en&shy;trado en su habitación y lo había encontrado des&shy;nudo... Lo había mirado. Y sus hormonas habían respondido con la misma ferocidad de cuando era adolescente... Y lo peor había sido que ella se ha&shy;bía dado cuenta...
_______ estaba bailando en el bar con Aidan Gallo&shy;way en aquel momento. El lenguaje del cuerpo re&shy;velaba algo distinto que cuando había estado bai&shy;lando con otros hombres. Mostraba seriedad, tensión. Le recordaba al beso que había presen&shy;ciado en la casa de Atenas de su abuelo. Habían estado tan absortos, que no se habían dado cuenta de su aparición, ni de que los había visto la pro&shy;metida de Aidan, quien casi se había desmayado en brazos de otro joven Galloway.
________ era una mujer sin escrúpulos en lo relativo a los hombres de otras mujeres. Su única misión era seducir a todos los hombres con aquellos in&shy;mensos ojos verdes.
A Joe le encantaban aquellos ojos verdes...
Aquel pensamiento lo sorprendió. ¿Qué dia&shy;blos le sucedía? Tal vez fuera hora de volver a po&shy;nerse el traje y tomar su teléfono móvil.
—¿Y tú? —preguntó a Jack Banning—. ¿Degustas la miel de esos placeres a menudo aquí?
Jack agitó la cabeza.
—El jefe me mataría si lo hiciera —murmuró Jack—. No... —Dio un trago a su bebida—. Tengo a una adorable viuda que vive en la isla de al lado, que me mantiene en forma en ese aspecto.
Joe pensó que sería el tipo de mujer que de&shy;jaría libre a Jack, sin compromisos, sin lazos afec&shy;tivos. Sabía bien de qué se trataba, porque él mis&shy;mo había tenido más de una mujer de ese tipo.
—Es una buena mujer —agregó Jack, como si necesitase aclararlo.
—No lo dudo —contestó Joe.
Joe había llegado a apreciar a Jack en el tiempo que llevaba en la isla. No le sorprendía que André Visconte lo hubiera elegido. Incluso Joe estaba pensando en Jack para que llevase el negocio del nuevo complejo turístico que pensa&shy;ban construir en España.
—Un huracán sorprendió a su esposo en el mar hace cuatro años. La dejó embarazada y con el corazón roto.
Lo que le daba a entender a Joe que Jack estaba enamorado de la viuda. Y que no estaría dispuesto a irse a España y abandonar aquel lu&shy;gar.
—Entonces, ¿cuál es el motivo que te lleva al celibato? —preguntó Jack con curiosidad.
«Lo mismo que a ti», pensó Joe. «Me ena&shy;moré de una mujer casada, solo que su marido está vivito y coleando».
—Hay que moderar los excesos —contestó Joe.
Joe vio que Jack le miraba la mejilla en la que había tenido una herida hacía unos días. Los primeros días de su estadía en la isla había sido evidente. Las especulaciones acerca de cómo se había hecho la herida habían corrido como un río entre los veraneantes, y su rechazo a explicarlo no había hecho más que aumentar el fuego en la ima&shy;ginación de la gente.
Pero la mirada de Jack le indicaba que había adivinado.
Joe suspiró. Jack también. Y ambos hom&shy;bres se llevaron el vaso a la boca y no dijeron nada más.
Jack echó una mirada al bar. Joe se quedó pensando en una mujer pelirroja de piel blanca, que estaba curando su mal de amores con el hom&shy;bre equivocado, desde su punto de vista. Pero con el hombre correcto, según ella. Y Joe se pre&shy;guntó cómo se hacía para curar un amor no co&shy;rrespondido.
—Prueba el sexo —dijo Jack de pronto, como adivinando sus pensamientos—. Es mejor que de&shy;sear lo inalcanzable.
Joe se rió.
—¿Es un consejo para mí o para ti? —preguntó.
—Para ti —hizo un gesto grave y agregó—: El mío, es un caso perdido. ¡Y encima, el hijo de la viuda me llama «papá»! —se puso de pie y dio una palmada a Joe en la espalda—. Avísame si deci&shy;des venir a pescar —dijo y se marchó.
Joe se quedó mirándolo. Vio que Jack se de&shy;tenía a conversar con varias personas cuando esta&shy;ba saliendo. ________ fue a su encuentro. ________, la tenta&shy;dora. Joe echó una ojeada al bar y descubrió a Aidan con gesto sombrío. Otra víctima de _______, junto con Raoul Delacroix, quien la miraba con la misma expresión que la de Aidan.
En cuanto a _____, esta estaba rodeando el cue&shy;llo de Jack con sus largos brazos y pidiéndole un beso. Jack se lo dio y sonrió después de que ella le dijera algo. Finalmente, logró que el adminis&shy;trador saliera a bailar con ella. Jack le rodeó la es&shy;trecha cintura y bajó la cabeza para mirarla a los ojos. Ambos se movieron armoniosamente al compás de la música.
De pronto, Joe supo que era el momento de marcharse. Terminó la copa y se puso de pie. Dejó el dinero en la barra y dijo adiós a la mucha&shy;cha que estaba detrás de ella.
Cuando pasó junto a los bailarines le pareció que ________ se acercaba más al cuerpo de Jack. ¿Lo haría a propósito para que él lo notase?, se pre&shy;guntó Joe. Imposible. A ________ Herakleides le de&shy;sagradaba él. Y a él tampoco le gustaba ella.
En la calle lo envolvió el calor húmedo. Había nubes en el cielo amenazando con estropear la puesta de sol. Podría haber tormenta, predijo, mientras se alejaba hacia su casa en la playa.
Detrás de él sonó la risa de una mujer desde el bar. Sin pensarlo, Joe cambió repentinamente de dirección, caminó por la arena hacia el mar y se zambulló.
—Ni se te ocurra —advirtió Jack a _______—. Es muy mayor y peligroso para una dulce chica como tú.
________ dejó de mirar por la ventana a Joe co&shy;rriendo hacia el mar, y miró a Jack.
—No sé de qué estás hablando —dijo.
—Serías como un aperitivo para el apetito de Joe Jonas —le dijo Jack seriamente.
—Como tú, quieres decir. El malo de Jack —_______ se acercó provocativamente a él.
Jack se apartó con una sonrisa.
—Si te viera tu abuelo, te encerraría. Envías se&shy;ñales peligrosas...
—Mi abuelo me adora y no haría nada así.
—Tu abuelo, pequeña sirena, llega a esta isla mañana —le recordó—. Espera a que vea la expre&shy;sión de tu cara y veremos lo que hace...
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 22nd 2010, 20:54

nueva lectoraa
siguelaaaa esta muy buenaaaa !!! .. pero ya va no entendi estoy casada ?????????
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 24th 2010, 22:18

Capítulo 2



Joe nadó hasta la zona de playa que es&shy;taba frente a su casa. Era la casa de Leandros Petronades, un socio suyo que había comprendido su necesidad de alejarse de los ne&shy;gocios durante una o dos semanas antes de hacer algo tan estúpido como arruinar el sólido lazo co&shy;mercial de diez años de negocios con Victor Frayne.

«Victor...», pensó. Los pies de Joe se detu&shy;vieron ante el recuerdo de la discusión que habían mantenido.

Victor lo había usado, o había permitido que lo usaran, como señuelo, en la pelea entre la hija de Victor, Leona, y su esposo, el jeque Hassan Al-Qadim. El jeque luchaba afanosamente por recu&shy;perar a su esposa, Leona, y en el transcurso de aquellas maniobras por lograrlo, Joe y Leona habían caído en una emboscada, y habían sido se&shy;cuestrados en medio de la noche. Cuando Joe había vuelto en sí de un golpe en la mandíbula, había descubierto que el jeque Hassan lo había hecho prisionero en su lujoso yate. Lo habían de&shy;rribado de un golpe, y se había encontrado tirado en el suelo, con su orgullo tan pisoteado como él.

El tipo era un arrogante bastardo, pensó Joe. No sabía qué veía Leona en él. ¡Un hombre que encima había estado a punto de tomar una segunda esposa! Leona se había alejado de él, pero aho&shy;ra había vuelto a su lado con renovado entusias&shy;mo.

Joe se agachó y recogió una caracola. Luego la arrojó al mar. Lamentó haber hablado con Jack. Hubiera preferido mantener guardado su resenti&shy;miento. Ahora volvía a estar enfadado consigo mismo, enfadado con Victor, con el jeque Hassan Al-Qadim y con todo el mundo.

Se dio la vuelta hacia la casa. Leandros Petro&shy;nades lo había salvado ofreciéndole su casa. Aun&shy;que las razones del griego no habían sido altruis&shy;tas en absoluto, pensó Joe. Leandros era uno de los inversores más importantes del proyecto en España y había cubierto sus espaldas, además de otros negocios que su empresa tenía con Hayes-Frayne. Una riña entre Victor y Joe le habría acarreado problemas. Y después de presenciar la violenta pelea entre Joe y Victor, y de haber visto la herida en la mejilla de Joe, Leandros había sugerido inmediatamente que Joe se to&shy;mase un descanso para que se enfriase un poco.

Así que allí estaba, en la playa de una exclusi&shy;va isla del Caribe, rodeado de mansiones de en&shy;sueño. El complejo turístico del hotel de Visconte ocupaba el centro de la isla, y a su alrededor, se organizaban todas las actividades del lugar. A ambos lados del hotel había mansiones privadas pertenecientes a los poderosos que podían permi&shy;tirse tener tierras en aquel lugar. André Visconte era uno de ellos. La poderosa familia Galloway poseía muchas propiedades en la siguiente bahía. Pero ninguna de ellas era nada comparada con la mansión de Theron Herakleides.

La rodeaba un bosque que cubría la colina en la que se asentaba. La propiedad llegaba hasta el nivel del mar, formando terrazas dedicadas a dis&shy;tintas actividades: solarium, billar, jardines, pistas de tenis y hasta un campo de croquet, aunque Joe no creía que Theron lo hubiera usado alguna vez. Había casas para invitados salpicando el te&shy;rreno. Y al final estaba la casa de playa en la que _______ se alojaba.

Era una pena que los Herakleides y los Petro&shy;nades fueran vecinos, porque eso lo obligaba a es&shy;tar al lado de la casa de playa de _______. Era lo único que lamentaba de su alojamiento. Las casas de playa eran modestas, pero eran cálidas y poseían todo lo que necesitaba. Tenían un cierto encanto que motivaba al artista que había en él.

A la entrada había una ducha. Joe se quitó la camiseta y se metió en ella. Abrió el grifo y dejó caer una cascada de agua fría en su cabeza.

Se quitó la sal y la arena del cuerpo. A pocos metros de allí, en el sendero que rodeaba la bahía, _______ lo miraba fascinada.

El agua caía en sus hombros y su cara. El poco vello que tenia en su pecho brillaba con gotas que se deslizaban hasta su cintura. La otra vez no había reparado en el vello de su pecho, ni en la firmeza de su vien&shy;tre. Era musculoso y duro, perfecto...

—Puedes pasar por aquí. No muerdo —dijo Joe, haciéndole notar que la había visto.

_______ juró entre dientes. Lo odiaba.

—En realidad me gusta el paisaje —respondió ella, decidida a no permitir que la hiciera sentir incómoda otra vez—. Te desnudas muy elegante&shy;mente para ser inglés.

Él flexionó más músculos y _______ se quedó sin aliento. No comprendía por qué aquel cuerpo la fascinaba tanto. Ni siquiera podía decir que era el mejor que había visto porque era el único que ha&shy;bía visto, pensó.

Joe cerró la ducha. Miró a _____ fríamente, y luego salió de la ducha sin decir una palabra. Se&shy;guramente, volvería a hacer lo de siempre y se marcharía como si ella no existiera, se dijo ella.

—Detrás de las corvas, tienes arena —le informó _______.

Él la miró. Luego, en silencio, abrió nueva&shy;mente la ducha.

De pronto, ________ se rió.

—Jack me advirtió que no me enamorase de ti. Dice que eres peligroso con las mujeres.

—Es un hombre sabio —le pareció oír a ______, pero no estaba segura.

—Yo me reí porque me pareció muy gracioso —continuó—. Quiero decir, ambos sabemos que tú eres demasiado caballero inglés como para hacer algo tan grosero como amar a una mujer y aban&shy;donarla luego sin apenas mirarla.

—Te ríes de que sea inglés, pero tú eres medio inglesa —señaló él.

—Lo sé —suspiró _______ fingiendo pesar—. A mis genes griegos a veces les preocupa que pueda enamorarme de un duro inglés.

—Un destino peor que la muerte.

—Sí.

Joe volvió a cerrar el grifo y _______ volvió a sentirse fascinada por su cuerpo cuando se dio la vuelta para volver a ponerse la camiseta. Su vien&shy;tre liso brillaba bajo la luz del sol y unas gotas perlaban el vello de su pecho.
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 24th 2010, 22:25

Joe se dio cuenta de que lo miraba. Eso lo excitó. Sería mejor que se marchase de allí antes de que volviera a verse en un aprieto. Sin embar­go, no se pudo mover. Le gustaba cómo estaba peinada, llevaba el pelo levemente recogido con una flor. Le gustaba cómo le quedaba aquel vesti­do rosa, cómo realzaba sus largas piernas. Y le gustaba su boca. Tenía forma de corazón; era pe­queña y provocativa. Le gustaba su piel dorada y suave, su pequeña nariz, y esos ojos que lo mira­ban como si...

«Vete, ______», le hubiera dicho. Pero en su lu­gar, apartó la vista de ella.

—Pensé que iban todos a una fiesta esta noche —dijo Joe, buscando algo inocuo que decir.

Pero _______ reaccionó como si la hubiera insultado.

—¡Oh! Sé sincero y di «orgía», ya que crees que me dedico a ellas.

Era hora de marcharse, pensó él.

—Mientras tú te dedicas a hacer solitarios... —añadió ella.

Joe se quedó inmóvil.

El corazón de _______ se detuvo. Presentía que por fin había despertado al tigre que siempre había sospechado que dormía dentro de su ancho pecho. Y aquello la excitó.

—¿Qué edad tienes? —preguntó él.

Joe sabía perfectamente qué edad tenía.

—Veintitrés hasta las doce de la noche —le con­testó ella de todos modos.

—Ese es el motivo —asintió él con la cabeza.

—¿El motivo de qué?

—De esa desagradable necesidad de provocar e impresionar a los demás.

Joe tenía razón, pero la hería. No tenía de­fensa alguna. Y tuvo que desviar la mirada y diri­girla hacia el mar para que él no notase las lágri­mas que nublaron su vista.

¿Y quién era el adolescente que había hecho ese comentario tan despiadado?, se preguntó _______ mientras la miraba como si fuera una flor exótica a la que acababan de arrancar. «¡Oh, mal­dita sea!», pensó, y atravesó el portón, con inten­ción de desaparecer.

Pero no podía. Se sentía culpable. ¿Qué le ha­bía hecho ella, después de todo? Únicamente mostrarle sus juegos con un hombre comprometi­do con otra mujer.

También lo había sorprendido desnudo y había visto su respuesta al verla. Pero no quería pensar en ello.

Joe se dio la vuelta para decir algo más frí­volo y menos...

Pero ella se había marchado. Una figura delga­da y alta con un andar gracioso caminaba a lo le­jos con la cabeza alta, pero con cierto aire de vul­nerabilidad. Jurando aún por lo que había dicho, Joe subió la escalinata. Pero antes de entrar no pudo resistir darse la vuelta y ver a _______ entrar en su casa. Una parte de él deseaba ir hacia ella y disculparse, pero la otra parte le decía que se que­dase donde estaba.

_______ Herakleides podía meterlo en un lío con su atractivo. Y él no deseaba volver a tener líos.

¿Cómo había dicho Jack? «Desear lo inalcan­zable»

______ estaba destinada a algo más que a un ar­quitecto, pensó, como le habría dicho su abuelo. Pero era el deseo lo que lo hacía mantenerse ale­jado de ella.





_______ intentó divertirse en la fiesta. Se dedicó a disfrutar en cuerpo y alma. Y entretuvo a todos los asistentes.

Pero la escena con Joe Jonas le había quita­do las ganas de disfrutar. Y estaba preocupada por Aidan. Había estado bebiendo desde que había llegado al bar de la playa aquella tarde y su estado de ánimo también era preocupante. Aunque nadie lo hubiera notado.

Se sentía triste. ¿Por ella? ¿Por Aidan?

Abrió una de las puertas de cristal y salió a la terraza. La noche era calurosa. Tenía intención de pasar a la terraza que daba al mar, pero se sintió tan borracha, que se vio obligada a hundirse en la primera tumbona que encontró, por si se caía.

Se quitó los zapatos y puso los pies en la tum­bona. Luego se relajó y se apoyó en el respaldo con un suspiro. El aire era suave. La tormenta que había amenazado había pasado. Se quedó quieta, oyendo las olas.

Al menos Aidan estaba en su casa, o en una de las propiedades de su familia, y podrían acostarlo en cuanto lo necesitase. Sería mejor olvidarse de los problemas de Aidan y concentrarse en los de ella.

Uno de ellos era Joe Jonas. Otro, su abuelo. Cuanto más viejo se hacía, más decidido estaba a dirigir su vida. Aunque sonrió al recordar la últi­ma conversación que había tenido con él, antes de volar hasta la isla.

—Abuelo, ¿quieres dejar de intentar casarme con todo buen partido que te encuentras? —había protestado—. ¡Solo tengo veintitrés años! ¡Por el amor de Dios!

—A los veintitrés años deberías estar dando de mamar a mi primer nieto y llevando en tu vientre al segundo —se había quejado él.

—Descalza, supongo, preparando comida para un marido gordo.

_______ no había podido evitar hacer ese comenta­rio.

—Spiridon no es gordo.

—Pero me dobla la edad.

—Tiene treinta y nueve años —la había corregi­do su abuelo—. Es muy apuesto. Está en forma. Las mujeres se mueren por él.

—Deberías avergonzarte por querer casarme con semejante mujeriego. Pensé que me querías más.

—¡Eres el sol de mi vida! —Había exclamado Theron Herakleides—. Solo quiero que sigas sien­do mi sol hasta que te vea felizmente casada, an­tes de que me muera.

—¿Morirte? —repitió ella—. Escúchame, viejo diablo. Yo te quiero. ¡Eres el amor de mi vida! Pero si vuelves a intentar emparejarme con un buen partido, no te volveré a hablar. ¿Lo en­tiendes?

—Ne —había contestado el anciano—. Sí, com­prendo que te aprovechas de un anciano enfermo y solo como yo.

No creía que estuviera enfermo, pero era cierto que estaba solo.

—Te veré pronto, abuelo —le había dicho ella.

Y lo vería, porque su abuelo volaría al día si­guiente para estar junto a su nieta en su cumplea­ños. La idea suavizó la expresión de ______. Quería a ese viejo cabezota y cascarrabias. Había sido padre y madre para ella.

Pero elegir marido era algo que tenía que hacer sola. ¡Tendría que aprender a no intervenir en ese asunto!

De pronto, la asaltó una imagen de Joe Jonas. Frunció el ceño.

—Toma, prueba esto.

_______ alzó la vista y encontró a Raoul de pie a su lado, ofreciéndole un vaso con un líquido rosa en su interior, decorado con frutas tropicales.

—¿Qué es?

—Aidan lo llama «zumo de tigre».

Muy apropiado, pensó _____, recordando a Joe Jonas.

—Tal vez el cóctel te quite esa cara de enfado que has tenido toda la noche.

¿Era tan evidente?

______ aceptó el vaso sin decir nada. Pero se dio cuenta de quién era el causante de su malhumor. Si no tenía cuidado, Joe se convertiría en una obsesión.

—¡Salud! —Raoul chocó su vaso.

—¡Chin-chin! —dijo ella.

La bebida tenía un gusto extraño, pero se po­día tomar.

Raoul y _____ se miraron un momento.

—¿En qué estás pensando? —le preguntó ella con curiosidad.

—Eres muy sexy —murmuró él y bebió.

Ella se rió y bebió también aquel brevaje de Aidan. Parecieron jugar a quién terminaba antes la bebida. Después, casi no recordó nada. Ni quién la había sujetado, ni las voces de los invita­dos preguntando dónde colocar a la chica del cumpleaños para que durmiese la borrachera. Ai­dan ofreció una cama, otros opinaron que estaba bien donde estaba. Raoul les recordó que su abue­lo llegaba al amanecer, de manera que tal vez el lugar más adecuado fuera su cama. Sería un pro­blema explicar a Theron Herakleides que su nieta estaba tan borracha que no había podido volver a casa. Raoul se ofreció a llevarla, puesto que su casa le quedaba de camino, y él solo había bebido una copa. Todos estuvieron de acuerdo porque na­die se sentía lo suficientemente sobrio como para conducir.

Todo les pareció bien. Nadie se preguntó por los motivos que guiaban a Raoul. Eran amigos de toda la vida.
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 24th 2010, 22:26

Joe se despertó sobresaltado con el grito de una mujer. Se quedó inmóvil un momen­to, tratando de discernir entre el sueño y la vigilia. No estaba seguro de que no fuera alguien que gritaba en un sueño.

Cuando oyó el segundo grito, saltó de la cama. Se puso unos pantalones cortos y corrió hacia la puerta de entrada.

Estaba oscuro afuera. No se movía una hoja. Miró hacia el mar esperando encontrar a alguien con dificultades, pero no había nadie. El grito ha­bía sido cerca. Más cerca de la casa que del mar.

Luego, se oyó otra vez. Se dio la vuelta para mirar en dirección a la casa de _______ y entonces vio una silueta masculina bajando las escaleras del porche.

Era ______ quien gritaba. Su corazón se aceleró.

—¡Eh! —gritó, haciendo que la figura que bajaba los escalones se detuviera un momento.

Estaba muy oscuro para verlo. Pero Joe sos­pechaba algo, y caminó hacia la pared que separa­ba ambas casas. El nombre de Aidan Galloway sonaba en su cabeza.

—¿Qué sucede? —preguntó.

Pero lo único que logró fue que el hombre se diera la vuelta y huyese.

Joe tuvo el presentimiento de que había su­cedido algo. Nadie huía así por nada. Sin pensarlo, Joe corrió detrás de la figura después de saltar la pared que separaba las casas. Pero el personaje desapareció. Lo único que llegó a ver Joe fue­ron las luces de un coche en la carretera.

Juró en silencio y corrió a ver a ________. Subió los escalones del porche y golpeó la puerta.

—¿_____? ¿Estás bien?

Ella no contestó.

—¡_____! —gritó.

No hubo respuesta.

La puerta estaba entreabierta. Él no conocía la casa, así que tenía que moverse con cuidado en la oscuridad. Se chocó contra algo duro. Era una lámpara de pie. Encendió la luz. Los mue­bles del salón eran de mimbre. Había una cocina en un extremo, y dos puertas que debían de lle­var al cuarto de baño y al único dormitorio de la casa.

—¿______? —volvió a gritar.

Se acercó a las otras puertas. Abrió una de ellas y la estancia se iluminó parcialmente con la luz del salón.

Lo que vio lo dejó petrificado.

La habitación era un desastre. _______ estaba senta­da en el centro, tirada en el suelo, como si fuera un objeto más. La luz hacía brillar su cabello, una cor­tina de seda que ocultaba su rostro. Estaba abraza­da a sí misma y acurrucada. A su lado yacían los restos de su vestido rosa hecho trizas.

—¡Dios santo! —exclamó Joe cuando se dio cuenta de lo que había sucedido.

—Vete —le dijo ______ con voz entrecortada por el llanto.

Joe no le hizo caso y se acercó. Se agachó frente a ella y le preguntó:

—¿Estás herida? —extendió una mano y le tocó levemente el cabello.

Su respuesta fue sorprendente. Hizo un solo movimiento violento y se puso de pie. Le dio la espalda y estalló en llanto. Todo su cuerpo tem­blaba.

Joe se levantó lentamente tratando de deci­dir cuál sería su siguiente movimiento. Estaba claro que _______ había sufrido algún tipo de asalto, que estaba en estado de shock y que tal vez...

—Te odio, ¿lo sabes? —dijo ella de pronto—. Real­mente... te odio por entrar aquí de este modo.

—Oí un grito, salí a ver qué sucedía, y vi que alguien salía de tu casa —explicó Joe—. Había algo en su manera de moverse que me hizo... _______... —de pronto cambió de tema—. Estás tem­blando. Da la impresión de que te vas a derrum­bar... Deja que...

—¡No me toques! —exclamó _______. Luego, se le aflojaron las piernas y se derrumbó al borde de la cama.

Joe no sabía bien qué hacer. _______ no quería que él estuviera allí con ella, pero no podía aban­donarla en aquel estado. Sus ojos se fijaron en el vestido rosa, en el sujetador tirado junto a él. El cuadro sugería una violación, o al menos un in­tento de violación.

Miró alrededor. La cama estaba deshecha y he­cha un lío de sábanas. Tiró de una punta y envol­vió a _______ con una sábana. No estaba desnuda; cuando se había puesto de pie había notado que tenía unas braguitas rosas, pero nada más.

Joe se agachó un poco para quedar a la altu­ra de ella. _______, estaba aferrada a la sábana, con el rostro oculto aún, y los hombros temblando.

—¿Qué ha sucedido, ______?

—¿Tú que crees? —respondió ella amargamen­te—. ¡Supongo que piensas que me lo merezco!

—No.

—Mientes —sollozó y se cubrió la cara con la sábana.

—_______, ninguna persona cuerda puede creer que una mujer se merece lo que parece que ha sucedi­do aquí —insistió él.

—Estoy borracha —admitió ella.

Él olía el alcohol.

—Ha sido culpa mía.

—No —contestó él. Le habría gustado tocarla, pero no se atrevió.

—No siento las piernas. Ni siquiera sé cómo he llegado aquí. Creo que puso algo en la última copa que bebí.

—Posiblemente.

_______ se pasó la sábana por el rostro, luego la bajó. Joe, finalmente, pudo ver su cara. Tenía los labios hinchados y la piel irritada por el roce de una barba áspera.

_______ soltó la sábana y se echó el pelo hacia atrás. Luego se agarró la cabeza y empezó a ha­macarse hacia adelante y hacia atrás.

Joe apretó los dedos en un puño. Ella lo notó.

—Estoy bien —dijo ______, temblorosa—. Solo ne­cesito...

—¿Qué te ha hecho? —preguntó él.

Sabía que ella no querría contestar. Pero tal vez necesitase un médico o una declaración ante la policía.

Pero _______ agitó la cabeza, y no quiso contestar. Luego se estremeció violentamente, y estalló en un compulsivo llanto.

—Oye, ______, ¿me dejas que te abrace? Necesitas que alguien te abrace, pero no quiero...

—Tú me odias —sollozó ella.

—No, no es verdad —Joe suspiró—. Iré a lla­mar a la policía —Joe se irguió.

—¡No! —gritó ella y se derrumbó.

Él la sujetó con dificultad. Entonces ella lloró desesperadamente en su hombro. Luego se aferró al cuello de Joe. La sábana empezó a caerse, y Joe la sujetó y se la colocó encima de los hom­bros, luego la rodeó con sus brazos.

Sus lágrimas comenzaron a humedecer su hombro y su cuello mientras lloraba y temblaba. ______ olía a alcohol y a algo más sutil, y él deseó que no se diera cuenta de que sus pechos desnu­dos se estaban apretando contra su igualmente pe­cho desnudo. ______ estaba tibia y era suave, y pare­cía tan infinitamente frágil que era como abrazar una obra de arte. Joe miró el desastre alrededor, y pensó que era el escenario menos adecuado para estar abrazando a la mujer perfecta.

Aquel pensamiento lo sobresaltó. Tal vez él también estuviera en estado de shock por la situa­ción.

________ fue dejando de llorar lentamente, y poco a poco fue soltándose de su cuello. Las viejas ten­siones entre ellos comenzaron a erigirse; apare­cieron las barreras defensivas de siempre... Llegó el silencio y con él la desesperación de ______ se transformó en incomodidad.

_______ bajó las manos de su cuello y apartó el rostro del hombro de Joe. Luego se apartó de él sujetando firmemente la sábana para taparse. No podía creer que hubiera hecho aquello, que hubie­ra llorado en el hombro de Joe, y menos con los pechos desnudos contra su pecho viril.

¿Qué haría ahora?, se preguntó.

Joe no dijo nada. Ella no sabía qué decir.

—Lo siento —dijo ______ por fin débilmente.

—No digas eso —respondió él seriamente, apar­tándose un poco.

Ella se atrevió entonces a mirar aquel pecho con vello, que había sentido, tibio y un poco áspero, contra sus senos.

Pero, ¿qué le estaba sucediendo?, reflexionó ______. Confusa, se tapó nuevamente el rostro con la sábana. ¿Qué pensaba realmente él? ¿Querría mar­charse? ______ sabía bien qué pensaba Joe de ella.

Ella era una libertina a los ojos de Joe, una vampiresa sin escrúpulos.

—¡Di algo! —exclamó ella de repente. No podía soportar el silencio.

—Dime qué ha sucedido.

—¡No lo recuerdo! —sollozó y se puso de pie. Pero sus piernas estaban débiles aún.
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Mayo 25th 2010, 13:00

ohh por dioss siguelaa ESTA MU BUENAAA
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 21st 2010, 14:53

siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 21st 2010, 14:53

siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 21st 2010, 14:54

siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 00:58

Joe le sujetó el brazo para ayudarla y la lle­vó al borde de la cama para que se sentase.
______ estaba en estado de shock, pero parte de ella se daba cuenta de que Joe no sabía qué ha­cer en aquella situación.
—Lo siento —volvió a decir—. No puedo pensar con claridad... —respiró profundamente—. Estába­mos... Estábamos todos en la casa de la playa de Aidan... Era la fiesta de mi cumpleaños, y supon­go que estábamos todos un poco borrachos. Aidan estaba preparando un cóctel... —su voz se debilitó.
Después ya no recordaba nada, hasta el mo­mento en que se vio allí, en su casa, con Raoul, y a este desvistiéndola.
«Tranquila, _____. Estás en casa... Te voy a acostar...», recordó las palabras de Raoul.
«A acostar...», pensó ______, y el estómago se le revolvió. Se aferró al brazo de Joe para no caer­se. Estaba mareada y no sentía las piernas.
Y lo peor era que no quería soltarse de Joe. No comprendía por qué aquel hombre de gesto frío y actitud distante, que censuraba su compor­tamiento, la reconfortaba y le inspiraba confianza.
—Yo le creí —dijo ______ mirando a Joe—. ¿Cómo he podido hacerlo? —exclamó—. ¿Cómo no supe que tenía otras intenciones?
—Te puso algo en la bebida —le recordó Joe—. No te atormentes con algo sobre lo que no has te­nido control.
______ tragó saliva y se aferró más firmemente al brazo de Joe.
—Debo de haberme desmayado —continuó di­ciendo ella—. Lo siguiente que recuerdo es que me estaban besando... Yo pensé que era un sueño... —se llevó temblorosamente los dedos a sus labios y puso gesto de dolor al descubrir que no había sido un sueño—. Creo... Creo que grité. Creo... que le pegué. Pude... levantarme de la cama. Sé que grité otra vez porque aún escucho el grito dentro de mi cabeza... —dijo con un hilo de voz.
Joe la abrazó. Aquel abrazo fue como un re­galo para ella.
Pero Joe no estaba pensando en regalos, sino en que le hubiera gustado dar un puñetazo a Aidan Galloway. Estaba pensando en cómo una mujer or­gullosa y alegre como aquella había podido ser re­ducida a eso por un energúmeno incapaz de contro­lar su libido. También estaba pensando en el modo en que _______ se había abrazado a él, sin dudarlo.
—Creí que era mi amigo.
Joe notó la pena en sus palabras.
—Podemos equivocarnos al juzgar a la gente...
Ella asintió, apoyada en el pecho de Joe. Él hubiera deseado que no lo hiciera, porque empe­zaba a sentir la respuesta en otras partes de su cuerpo. No lo comprendía, pero aquella mujer lo hacía reaccionar de una forma que jamás había experimentado antes. No era solo cuestión de sexo, pensó. Le gustaba el modo en que había confiado en él a pesar de lo que acababa de vivir, la forma en que se había aferrado a él con aque­llos brazos delgados y largos.
—Eres demasiado amable conmigo.
—¿Preferirías que te hubiera advertido contra los riesgos de coquetear con muchos jóvenes se­xualmente saludables?
—Como lo acabas de hacer, ¿quieres decir? —ella alzó la mirada, atemorizada.
Era vulnerable, pensó Joe. Demasiado vul­nerable. Le hubiera gustado besarla para borrar sus temores. ¡Lo que no hubiera esperado era que _______le rodease el cuello y comenzara a besarlo! ¡Algo que sucedió en realidad!
Joe se sorprendió, pero se entregó al placer de sentir sus labios... Hasta que se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y se separó de ella.
—¿Qué diablos...? —exclamó Joe.
______ se apartó de él y lo miró.
Joe estaba tan alterado, que no podía seguir.
—¡Dios santo, ______! ¿A qué juegas?
Ella pareció volver en sí. Lo miró horrorizada.
—¡Oh! —gimió, estremecida, y quiso alejarse, pero sus piernas le fallaron otra vez.
Joe juró entre dientes y la sujetó nuevamen­te. Luego, la tumbó en la cama. La miró como si se tratase de una extraterrestre. Ella gimió y se llevó una mano a la boca. Joe realmente tomó consciencia de que el desgraciado le había puesto algo muy potente en la bebida, y que le seguía ha­ciendo efecto.
—Lo siento —seguía diciendo ella—. No sé qué me ha pasado. Yo no...
—Hay que llamar a un médico... —decidió Joe.
—¡No!
—Hay que llamar a la policía para que atrapen a ese desgraciado. Así podremos saber qué le ha puesto a la bebida.
—No —gimió ella.
Pero Joe no la escuchó. Buscó un teléfono y se dirigió hacia él. Cuando ______ lo vio, se levantó de repente.
—¡No, Joe, por favor...! —le rogó—. ¡La poli­cía, no! No llames a un médico... ¡Estoy bien!
______ se interpuso, implorante, entre el teléfono y Joe. Este la miró.
—¡En pocos minutos, estaré bien! —exclamó.
Vio que Joe daba dos pasos más y sintió el calor de las lágrimas en sus párpados.
—Por favor... —le rogó—. No comprendes. El es­cándalo... Mi abuelo... Se va a culpar a sí mis­mo... ¡No podría soportarlo! ¡No podría soportar que no me volviese a mirar como antes! —agregó ______, angustiada—. Mira...
Al menos, Joe se había detenido, y eso hacía que el pánico cediera y le permitiese mover las piernas.
—Estaba borracha. Ha sido culpa mía...
—No hay excusa que justifique una violación, ______.
—Pero... No llegó a eso. Pude... detenerlo antes de que pudiera... —_____ no pudo continuar. No po­día pronunciar aquella palabra. Tragó saliva—. Lo superaré —insistió—. Pero solo si podemos mante­ner el secreto entre tú y yo... ¡Por favor, Joe, por favor...! —repitió _______ penosamente.
_______ le rogaba como quien ruega por su vida. Pero él veía el horror en sus ojos, el dolor, el daño y el sentido de traición, los labios hinchados, y la piel marcada, y los efectos de una sustancia que le hacía perder el control.
¿Esperaba que se olvidara de ello?
Joe miró la habitación. Era evidente que aquel era el escenario de un delito. Aquel hombre era peligroso. Había que detenerlo y hacer que pa­gase sus culpas.
Joe volvió a mirar a ______ para decirle aque­llo, pero vio sus ojos llenos de lágrimas, la deses­peración en su rostro, la angustia y el temblor en sus labios... Y se calló.
________ no estaba en condiciones de pasar por otro trance aquella noche. Joe finalmente cedió a sus ruegos.
—De acuerdo —dijo, reacio—. Dejaremos el resto para mañana. Pero ahora no puedes quedarte aquí sola...
No quiso agregar: «Por si vuelve». Pero supo que ______ lo había pensado al verla temblar.
—Gracias —susurró ella.
Él no quería las gracias. Quería saber qué ha­cer ahora. Miró a ______ para ver si encontraba la respuesta y volvió a ver una flor estremecida, solo que aquella vez era una azucena, cubierta con aquella sábana blanca.
Joe se sintió conmovido ante aquella ima­gen.
—¿Cómo te sientes? ¿Crees que puedes vestirte?
—Sí —susurró ella.
—Bien. Hazlo. Luego te llevaré a la casa princi­pal —dijo, pensando en que allí habría personal doméstico que pudiera cuidarla.
—No, a la casa, no. Los criados se lo contarían a mi abuelo y... —su voz se interrumpió. Lo miró abriendo los ojos y agregó—: ¿Puedo quedarme contigo? Solo el resto de la noche. Te prometo no causarte más problemas. Sólo...
Él se sintió conmovido por sus ruegos. Mental­mente trató de buscar una alternativa, pero no la encontró.
—Por supuesto —contestó.
Al ver que ella iba a darle las gracias nueva­mente, Joe agregó:
—No lo digas.
—No iba a decir «gracias» —balbuceó ella—. Iba a decir «lo siento».
Joe se sintió irritado.
—Tampoco digas eso. No quiero tus gracias ni tus disculpas —replicó, dirigiéndose hacia la puerta.
Lo que quería era matar a Aidan.
Estaba enfadado, pensó ______. No lo culpaba. Seguramente acababa de estropearle las vacacio­nes con todo aquello.
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 23
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 00:59

SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA




Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 01:00

_______ se dio la vuelta para vestirse. Estaba marea­da y confusa aún. No llegaba a comprender total­mente lo que le había sucedido aquella noche. Pero al verse reflejada en el espejo se sobresaltó y gi­mió.
Joe se detuvo y la miró.
—Parezco una prostituta —susurró ella, alzando una mano para quitarse la flor del cabello.
Una prostituta muy bella, especial, pensó él.
—Recoge la ropa. Vayámonos de aquí —dijo.
Aún estremecida por su imagen, ______ apenas se movió. Él se acercó y la alzó en brazos.
—¡Puedo caminar! —protestó ella.
—Disfruta del paseo —respondió él mientras la sacaba de la habitación y de la casa.
Desde las sombras, una figura los observó ir de una casa a la otra.
________ estaba demasiado fascinada por Joe y su increíble fuerza masculina como para darse cuenta. Miró su rostro, su pelo. Sintió el urgente deseo de probar sus labios, como lo había hecho antes.
Se estremeció al recordarlo. ¿Por qué lo habría hecho? ¿Qué le habría puesto Raoul en la bebida?
—En cuanto al beso de antes... —empezó a decir ella.
—Olvídalo —le dijo él, desviando la mirada.
Era un gran esfuerzo no querer ser consciente del cuerpo que llevaba. No necesitaba además mi­rarla a los ojos, ni que le recordase aquel inespe­rado beso.
Así que intentó concentrarse en las diferentes maneras de hacerle pagar a Aidan lo que había he­cho. Violación y uso de drogas... pensó.
El beso de ________ era producto de ese estado. Nada más. Pero él sentía aún la huella de sus la­bios contra los de él.
_______ representaba un peligro, la tentación, la atracción sexual. Y solo un tonto no se habría dado cuenta de que ella sentía lo mismo por él. Aunque posiblemente el efecto de la droga había potenciado la reacción hacia él.
________ era un riesgo y un atractivo peligro. De to­dos modos, era un riesgo que no podía asumir, pensó mientras atravesaba el umbral de su casa.
Entonces, ¿qué estaba haciendo?
No quería responderse esa pregunta.


Capítulo 5




Las casas de la playa eran todas muy pinto­rescas, pero muy sencillas. Ideales para descansar después de un día de sol y mar, o para que una persona soltera como Joe pasara sus vacaciones. El problema surgía cuando las personas eran dos.
Un silencio incómodo se instaló entre ellos.
_______ se aferró a la sábana y pensó en algo que decir para romper aquella tensión. Joe encendió las luces; la luz hirió los ojos de ______.
—Lo siento —dijo él—. No pensé que...
—Está bien —murmuró ella sin mirarlo.
—El dormitorio está en aquella puerta. El cuar­to de baño es la otra —le dijo Joe.
Ella asintió.
—¿Quieres beber algo? ¿Algo caliente como té o café?
_______ no supo qué decir. Se sentía confusa, de­sorientada.
—Esto ha sido un error. Creo que sería mejor... —comentó ella.
________ dio un paso y volvió a sentir el mareo y el dolor de cabeza. Volvió a sentir la debilidad en las piernas. Sintió que iba a desmayarse.
Joe volvió a sujetarla.
—¿Tienes miedo de estar sola aquí conmigo, o esto es parte del shock? —preguntó Joe.
—El... shock —dijo _______, pensando en que se tra­taba de ambas cosas—. Joe... necesito sentarme.
—Lo que necesitas es un médico.
—No.
—Entonces, una cama —insistió él, después de suspirar ante su cabezonería—. Al menos podrías dormir hasta que se te pasara el efecto de lo que has tomado.
Joe estaba a punto de alzarla nuevamente cuando ______ lo detuvo.
—Lo que... Lo que me gustaría hacer realmente es ducharme —le dijo ______—. Quiero borrar el con­tacto con sus manos...
Hubo un silencio.
—______, ¿él no te...?
—No. No lo hizo —respondió ______, pero empezó a temblar.
—Ese es el cuarto de baño —dijo él bruscamen­te.
______ volvió a sentir que él la alzaba en brazos y la llevaba al cuarto de baño. La dejó sentada en la banqueta y abrió el grifo de la ducha.
—Quédate ahí —le ordenó Joe mientras salía.
Volvió en segundos.
—Aquí tienes toallas limpias. Y una camiseta mía —las dejó en su regazo—. Pensé que sería más cómoda que la sábana.
Fue un intento de aliviar la atmósfera con hu­mor.
______ hizo un esfuerzo por sonreír.
—El blanco me sienta mal —respondió.
La camiseta era blanca. Ambos la miraron. Ha­bía sido un error tonto que no tenía por qué de­sencadenar un río de lágrimas, pero ella empezó a llorar.
Joe se acercó a ella y se agachó.
—¡Eh! —murmuró—. No pasa nada. No me he ofendido porque no te guste mi camiseta...
A ella le gustó su reacción. Le había gustado todo lo que había hecho por ella. Y lo peor era que ella no le gustaba a él.
—¡Siento mucho haberte causado todas estas molestias! —______ estalló en llanto y volvió a cu­brirse con la sábana.
—Creí que estábamos de acuerdo en que no ibas a volver a disculparte —le recordó él.
—Pero me siento tan mal... Y sé que tú debes odiar todo esto...
—Odio todo lo que te ha sucedido... Y lo que ha hecho que nos encontremos en esta situación. El resto lo haremos mañana, cuando te sientas con más fuerzas de enfrentarte a ello.
______ asintió.
—Me ducharé ahora —dijo ella.
—¿Crees que puedes quedarte sola? ¿No te des­mayarás o...?
—Estaré bien —asintió ______.
Él no estaba tan seguro, notó ______. La miró y ella recordó lo patética que se había visto en el es­pejo y volvió a ponerse a llorar.
Volvió a usar la sábana como pañuelo para en­jugar las lágrimas, pero esa vez fue él quien lo hizo.
—¡Estaré mejor pronto! —Exclamó _______—. Por fa­vor, Joe, vete de aquí... —ella tenía miedo de echarse en sus brazos.
—No cierres con llave. Si me necesitas, grita.
_______ no gritó, pero él se mantuvo cerca por si lo necesitaba. Finalmente, Joe decidió ordenar la habitación, hacer mejor la cama y ponerse una camiseta limpia. Luego fue a hacer una taza de té.
Cuando acababa de poner una bandeja en la mesa baja del salón, se abrió la puerta del cuarto de baño.
Joe alzó la mirada. _______ estaba de pie en el quicio de la puerta. Llevaba una toalla en la cabe­za y la camiseta que le había dado. Le llegaba a la mitad de las piernas y las mangas cortas cubrían gran parte de sus brazos. Pero se equivocaba en cuanto al color blanco.
—¿Quieres té?
—Sí, por favor —contestó ella.
Parecía tan incómoda como él en aquella situa­ción. Finalmente anduvo unos pasos y se sentó en la silla que había al lado del sofá. Después de pre­guntarle cómo quería el té, Joe le dio una taza. Bebieron en silencio.
—¿Tienes un peine o algo así, que pueda usar?
—Sí, claro. Tienes secador en el cuarto de baño —fue a buscar un peine y volvió con él.
Joe se sentó. Ella se peinó delante de él. Era una escena muy hogareña.
—Dormiré en el sofá —dijo ella.
—No. Yo también debo proteger mi honor. Yo dormiré en el sofá.
—Pero...
—No hay discusión —la interrumpió él.
De pronto la vio agotada.
—Venga, ya está bien —Joe tomó su muñeca y tiró de ella.
La puso de pie y la arrastró al dormitorio.
—Mi pelo...
—No me asustaré si dejas que se te seque solo —respondió Joe.
Pero Joe sabía que era él quien no aguantaba más aquella situación. Debía controlar aquellas sensaciones, aunque no supiera de qué se trataba.
La habitación estaba lista. _______ miró la cama, luego toda la habitación. Se quedó en silencio.
—Estás a salvo aquí, _______ —le aseguró él.
Ella asintió, se soltó de su mano y dio unos pa­sos.
De pronto se dio la vuelta y lo miró.
—¿Puedes quedarte? —lo sorprendió—. Solo unos minutos. No quiero estar sola...
En cuanto lo dijo, _______ sintió que había sido un error. Le bastó con ver la cara de Joe. Parecía sorprendido.
_______ se cubrió la cara. A él no le tenía simpatía. Sin embargo, allí estaba ella, rogándole que le hi­ciera compañía.
—Imagina que no he dicho nada —se corrigió ________ y caminó hacia la cama. Se sentía confusa, mareada... ¡Y deseaba que Raoul Delacroix no hubiera nacido!
El brazo que la rozó para abrir la colcha la so­bresaltó.
—Métete dentro —le ordenó Joe.
Como si fuera una niña, pensó ______.
Ella obedeció, avergonzada ante la situación.
—Buenas noches —dijo.
—Calla —respondió Joe, y se echó a su lado, encima de la colcha—. Me quedaré hasta que te duermas.
—No hace falta que lo hagas. He cambiado de idea. No...
El modo en que la miró fue suficiente para acallarla.
—Oye, niña, no incordies. Si necesitas que esté aquí, me quedaré, si quieres que me vaya, me iré. Eres tú quien decide...
—Quédate —dijo ella en un susurro.
Sin decir nada más, Joe se tumbó boca arri­ba y se quedó mirando el techo. Acurrucada a su lado, ________ se imaginó la maldición silenciosa que le estaría echando él.
Ella le hubiera dicho que lo sentía, pero sabía que no quería oírlo. Lo mejor sería cerrar los ojos e intentar dormir.
Cinco minutos le daría, pensó Joe. Le daría cinco minutos para dormirse y luego saldría de allí.
Miró su reloj. Eran las dos.
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 01:01

______ suspiró. Él se dio la vuelta y sintió que su corazón se rompía al ver un reguero de llanto en sus mejillas.
________ había salido de una pesadilla, y él ponía un tiempo límite para consolarla y ayudarla.
Joe suspiró. A ella le gustaba sentirlo cerca. Si había un lugar seguro, era al lado de él, pensó. Al día siguiente sería distinto. Volverían las hosti­lidades. Él volvería a poner distancia... Pero en aquel momento, le gustaba pensar en él como su ángel de la guarda. Y con ese pensamiento se que­dó dormida.
«Otros cinco minutos», pensó Joe. ______ se relajó finalmente y su respiración se hizo regular. Se quedaría otros cinco minutos, hasta que se hu­biera dormido profundamente. Luego, cambiaría la comodidad de la cama por la incomodidad del sofá.
Se le cerraban los párpados. Joe hizo un es­fuerzo por abrir los ojos. Se movió, bostezó, y en­tonces oyó algo que le pareció:
—No.
Se quedó otros cinco minutos, porque no que­ría que ella se despertase en una cama extraña es­tando sola, y se asustase. Se quedaría otros cinco minutos.
_______ salió lentamente del sueño, mezclando las imágenes con la realidad. La había despertado un sueño, aunque no había sabido qué era, solo que había acelerado sus latidos y que la había forzado a abrir los ojos. Entonces, se encontró con la cara de Joe, dormido. Estaba echado a su lado, con sus piernas y sus brazos alrededor de ella, ¿o eran los miembros de ella los que estaban entrelazados a los de él?
No tuvo tiempo de pensar en ello porque el ruido volvió a sonar. ______ levantó la cabeza de la almohada. Estaba segura de que Joe estaba des­pierto también. Ambos miraron hacia la entrada de la habitación, y se quedaron estupefactos.
Theron Herakleides estaba de pie frente a ellos. Parecía un Dios griego, con sus rizos canosos enmarcando una cara de rasgos toscos que se estaba preparando claramente para estallar.
—Abuelo... —balbuceó _______.
Joe juró por lo bajo. El anciano los miró con ojos de fuego.
No podían hablar.
Theron lo hizo por ellos.
—Dentro de una hora, en mi despacho de la casa principal. Allí os espero —ordenó, como un trueno.
Luego se marchó, dejándolos allí, con el senti­miento de culpabilidad de dos amantes que hubie­ran sido sorprendidos haciendo el amor.
—¡Oh, Dios santo! —dijo _______, incorporándose.
Joe se puso de pie. No podía creer lo que es­taba sucediendo.
—¿Cómo has entrado aquí? —preguntó _______ es­túpidamente.
—¿Que cómo he entrado aquí? ¡Esta es mi cama!
Ambos habían reaccionado instintivamente. Ahora volvían a la realidad. _______ empezó a recor­dar. Joe se dio cuenta de que su mente pasaba del horror de la noche anterior al shock de esa mañana. Se puso pálida.
Joe suspiró.
—Ha sido culpa mía. Me he quedado dormido. Iré a hablar con él.
—¡No! —gritó _______ histéricamente—. No te cree­rá. ¡Debo ser yo quien lo haga! —comenzó a apro­ximarse, temblorosa, al borde de la cama. Se puso de pie y empezó a buscar en el suelo.
—Zapatos —balbuceó nerviosamente.
—No has traído zapatos. Yo te traje en brazos, ¿no recuerdas?
Ella se llevó la mano a la boca, horrorizada, mientras otro flujo de recuerdos atravesaba su mente. No tenía zapatos, ni ropa. Joe parecía leer sus pensamientos. Recordaría otra cama, otra habitación.
¿Habría visto Theron Herakleides la habitación de la casa de ______también? Joe se dio cuenta de lo que podría estar pensando el abuelo de _______: un apasionado episodio en casa de su nieta, antes de pasar a casa de él, donde habrían repetido la or­gía.
Se quedó sin aliento.
—Yo le daré una explicación —dijo él—. Puedes quedarte aquí mientras yo...
— ¿Quieres escucharme, Joe? ¡No te creerá! —Exclamó ferozmente _______—. Créeme. Él ha visto lo que ha visto.
—La verdad tiene una cara y un nombre, ______, y cuando lo agarre con mis manos, dirá la verdad a tu abuelo.
_______ se quedó mirándolo. Luego, caminó hacia la puerta.
—¿Adónde vas?
—A ver a mi abuelo antes que tú —respondió fir­memente.
—_______...
—¡No! ¡Te he dicho que lo haré yo! —gritó con lágrimas en los ojos—. ¡Tú nunca lo comprende­rás!
Después de decir aquello, ______ se marchó de­jando a Joe confuso.
Por supuesto que él lo había comprendido. Desde el mismo momento en que había entrado en la habitación de ______ había sabido de qué se trataba, se dijo arrogantemente, Joe. Y le dolía que ella no lo viera.
¡Theron Herakleides esperaba que los dos acu­dieran a su despacho, y eso era lo que sucedería!
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 01:02

Capítulo 6




Comprender algo acerca de ______ Hera­kleides fue imposible cuando Joe fue a reunirse con nieta y abuelo.
Porque ______, descubrió enseguida, había llega­do primero con su versión de los hechos.
Theron estaba de pie detrás de su escritorio, mirando a Joe como si fuera una serpiente.
—Debe considerar, señor Hayes, que en Grecia se espera que un hombre se haga cargo de sus ac­ciones.
—¿Quiere dar a entender que yo no lo haría?
La breve sonrisa del anciano irritó a Joe.
—Usted viene aquí a defender que no ha tenido una relación íntima con mi nieta, ¿no son esas las palabras de un hombre que quiere salvarse del an­zuelo?
—No hemos tenido una relación íntima —insis­tió Joe.
—¿Y quiere que dude de lo que mis propios ojos han visto?
No era solo eso. Joe le dirigió a ______ una mi­rada asesina. Estaba de pie al lado de su abuelo, con aspecto y gesto de inocente. Atrás había que­dado la seductora y llamativa mujer vestida de rosa. Y la vulnerable criatura a la que había prote­gido la noche anterior. _______ estaba representando el papel de niña buena, ¡hasta se había peinado el cabello para parecerlo!
—Por supuesto podría estar intentando proteger la reputación de ______ —interrumpió Theron Hera­kleides—, en cuyo caso le pido disculpas por pen­sar lo contrario. Pero su protección llega tarde, me temo. Porque lo que yo he visto con mis pro­pios ojos ha sido confirmado por uno de los hom­bres que vigilan la propiedad. Lo ha visto llevar a mi nieta desde nuestra casa de la playa a la suya, cubierta apenas con una sábana.
Joe juró en silencio.
—Espere un momento. Si su vigilante estaba vi­gilando, ¿dónde estaba cuando ______...?
______ se movió y le clavó la mirada, rogándole que no dijera nada más. Joe estaba furioso.
Debía parar aquel disparate. El abuelo de _______ debía saber la verdad, pensó. Pero aquellos ojos implorantes le habían hecho recordar la conversa­ción que habían tenido el día antes.
Joe miró a su abuelo, y _______ contuvo la res­piración. Si Joe hablaba, su vida jamás volvería a ser la misma.
—Creo que es hora de que me explique adónde quiere llegar con todo esto, Theron —dijo Joe.
______ sintió un gran alivio. «Gracias», le hubiera dicho. «Gracias con todo mi corazón».
—Le daré el beneficio de la duda, y supondré que sus intenciones hacia mi nieta son honora­bles...
No era una pregunta, sino una afirmación.
El corazón de ______ pareció detenerse. Se quedó sin respiración. No sabía si esperar a que hablase Joe, y arriesgarse a que estropease todo el plan, o hablar ella primero y rogar que no la desdijera.
Joe no sabía qué estaba haciendo. Desvió la mirada hacia ______, y la vio con cara de amante ro­mántica que acaba de oír de su abuelo su más in­tenso deseo.
Sintió que acababa de caer en una trampa.
De pronto _____ saltó y dijo:
—¡Has adivinado nuestro secreto! ¡Me siento tan feliz! ¡Este será el cumpleaños más feliz de mi vida! —exclamó entusiasmada.
Joe se giró lentamente y la miró con ojos asesinos.
—¡Oh, no te enfades! —Puso morritos—. Sé que querías esperar un poco hasta decírselo a la gente. Pero mi abuelo nos mantendrá el secreto, ¿no es cierto, abuelo?
El anciano sonrió.
—¿Por qué tanto secreto, ángel mío? Están ena­morados... ¡No lo ocultes! ¡Hay que celebrarlo! Anunciaremos su compromiso a la familia cuando regresemos a Atenas, la semana próxi­ma...


_______ sabía que Joe había recordado que la odiaba, pensó, nerviosa. A pesar de que él se ha­bía vestido con una elegante camisa azul y unos pantalones grises, se entreveía el hombre de la playa que la miraba con desprecio.
—Por favor, Joe —dijo ______ mientras iba detrás de él por el sendero que conducía a la playa—. Déjame que te explique...
—Me has tendido una emboscada. Eso no nece­sita explicación.
—Fue lo único que se me ocurrió para...
—¿Una proposición de matrimonio? —la inte­rrumpió con desprecio.
—¡No eres tan buen partido! —respondió ella.
Él se detuvo y se dio la vuelta para mirarla. Joe explotaba de rabia; aquello era excitante y peligroso... ¡Y a ella le gustaba!
—Entonces, ¿por qué yo?
—Él me adora...
Joe se rió forzadamente.
—Eso no es nada nuevo.
—Él me ha construido esta brillante urna de cristal a mi alrededor, queriendo creer que puede protegerme de las realidades de la vida.
—Te doy un consejo: rompe la urna —respondió Joe—. Antes de que lo haga otra persona antes.
Se dio la vuelta y siguió caminando.
_______ lo siguió.
—Ese es el tema. Sé que tengo que romper la urna, ¡pero suavemente, Joe! —le rogó—. No con un duro golpe de cruda realidad que pueda herir­lo.
—Tu abuelo se merece la verdad —insistió—. ¡Creyendo que lo proteges, lo estás insultando!
—No —ella le sujetó el brazo para detenerlo nuevamente, y se puso delante para impedirle el paso. Lo miró, implorante—. No lo comprendes. Él es...
—¡No vuelvas a decirme que no comprendo cuando lo único que estás haciendo es utilizarme! ¡Y eso me fastidia!
—Sí, ya veo —ella asintió—. Y lo siento...
—Bien. Ahora déjame pasar para que vaya a ha­cer lo que tengo que hacer.
—¿El qué?
—¡Encontrar al causante de este lío y hacerlo desear no haber nacido antes de ponerlo en manos de tu abuelo!
—¡No puedes hacer eso! ¡Él... Él no está aquí! —exclamó—. Se ha ido de la isla. Lo sé porque he ido a verlo antes de hablar con mi abuelo. Él... debe de haber sabido que yo...
—¡Tú has ido a verlo? —Achicó los ojos—. ¿Por qué has hecho semejante cosa?
—Quería hablar con él, averiguar por qué lo hizo —le explicó—. ¡Realmente necesitaba saber si yo lo provoqué! Él... Él era un amigo... Un amigo de toda la vida. Y los amigos no hacen cosas así, ¿no es cierto? Así que, al menos, ¡tenía que inten­tar averiguar por qué!
Joe no podía creer lo que estaba escuchan­do.
—Después de todo lo que te ha hecho... ¿Has ido a verlo... sola?
—Si te hubiera pedido que me acompañases, ¡sabía que lo habrías matado!
—Y tú no quieres que lo mate...
—No. Quiero evitar problemas. Se declararía una guerra entre nuestras familias... si se descubre lo de anoche.
Pero esa no era la verdadera razón, pensó Joe. Ella estaba intentando proteger a ese individuo...
—¡Estás enamorada de ese desgraciado! —dedu­jo Joe.
¡Por eso no quería que fuera a enfrentarse a él!, reflexionó Joe.
—¿Qué? —preguntó ella sorprendida.
—¡Qué tonto he sido!
Primero se había dejado engañar por Leona, y luego por ______..., se dijo Joe.
—¡Cómo te atreves! —gritó ella, indignada.
—¿Cómo te atreves tú a meterme en tu alocada vida amorosa?
Él estaba enfadado. Ella también. La vieja hos­tilidad volvió a interponerse entre ellos.
—¡Es gracioso! —se burló ______—. ¡Viniendo de un hombre al que han sorprendido con la mujer de otro!
—¿Quién te ha contado eso? —preguntó Joe.
_______ se encogió de hombros.
—Leandros Petronades es pariente de mi abue­lo. Se lo contó a mi abuelo, y mi abuelo pensó que debía decírmelo antes de que me comprome­tiese contigo.
—Es mentira —declaró Joe.
______ no le creyó.
—¿Me tomas por tonta? ¿Crees que no me di cuenta de que tenías una herida en la cara cuan­do llegaste a la isla? Todo el mundo se dio cuen­ta. De hecho, fue el tema de muchas especula­ciones.
—¿Y la herida de tu cuello? —preguntó Joe para responder con otro ataque.
Ella se cubrió la marca, horrorizada.
—¡Me había olvidado!
Joe no la creía. La muy descarada no se ha­bía preocupado ni de tapársela.
—¿Cuánta gente la ha visto y se ha imaginado cómo te la has hecho?
_______ se puso colorada. Joe soltó una risa for­zada.
—¡Dios santo! ¡Eres increíble! Sigue mi conse­jo, _______! Ve a casa de tu abuelo y dile la verdad, antes de que lo haga yo.
—Tú no harías...
Joe se estaba marchando cuando la escuchó. Se dio la vuelta y contestó:
—Sí que lo haría. ¿Y sabes por qué lo voy a ha­cer? Porque tú eres un peligro para ti misma. Co­queteas con todos los hombres sin pensar en el efecto que puede tener. Luego cometes la estupi­dez de enamorarte de un indeseable como Aidan Galloway... ¡Y después de hacerte lo que te ha he­cho, intentas protegerlo! Eres peligrosa...
Joe intentó no fijarse en la palidez de _______, en sus ojos llenos de lágrimas, en su estado de shock. Se marchó enfurecido. Debía marcharse antes de que cometiese alguna estupidez.
Como volver y disculparse por lo que había di­cho. Porque él sabía bien lo que era enamorarse de la persona equivocada, si bien Aidan era un in­deseable comparado con Leona.
Desde la ventana de la casa principal, Theron fue testigo de la discusión que había tenido lugar en el camino que conducía a la playa. No sabía bien de qué se trataba, pero una cosa estaba clara, Joe había sido agredido por su nieta, y estaba furioso.
Le estaba bien empleado por seducir a ______, pensó Theron.
¡De no haber sido porque estaba seguro de que ______ creía que estaba enamorada de ese desgracia­do, él mismo habría armado una pelea!
Si su dulce nieta pensaba que iba a permitir que se echase en brazos de un hombre como Joe Jonas, se equivocaba. Aunque le doliese, tendría que demostrarle a la pequeña _______ lo equivocada que estaba. ¡Daba igual que él fuera un respetable ar­quitecto! ¡Y que él, Theron Herakleides, lo hubiera respetado hasta entonces! ¡Como que se llamaba Theron Herakleides que Joe Jonas desaparece­ría de escena! ______ tendría que aprender a superar su romance de vacaciones.
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 01:03

Con esos pensamientos en mente, Theron se dirigió al teléfono.
—¡Ah, Leandros! —saludó y se puso a conversar amistosamente con su sobrino, mientras veía a _______ por la ventana. Parecía una pobre y triste campesina y no la orgullosa criatura que él cono­cía.
Joe Jonas pagaría por ello, se dijo. ¡Pagaría caro el haber jugado con el corazón de su nieta, cuando todo el mundo sabía que estaba enamora­do de Leona Al-Qadim!
—Mira, Leandros, necesito el favor que me de­bes —le dijo. Luego continuó explicando lo que quería—. Cuanto antes mejor, Leandros...
_______ se quedó de pie en el camino, con la sen­sación de haber sido reducida a polvo por un hombre furioso. Se quedó pensando en todo lo que le había dicho Joe.
Joe pensaba que había sido Aidan, no Raoul..., reflexionó _______.
Cuando Joe entró en la casa, el teléfono es­taba sonando. No tenía ganas de hablar con nadie. No estaba de humor más que para desahogar su rabia.
Pero finalmente se dio por vencido y descolgó el teléfono, aunque solo fuese para acallar su tim­bre. Era Victor Frayne, su socio, quien no mejoró su estado de ánimo.
—¿Qué quieres, Victor?
—Veo que sigues enfadado conmigo —respondió Victor.
En realidad estaba enfadado con el mundo en­tero.
—¿Qué quieres? —repitió.
Victor le dijo que habían tenido un problema en San Esteban y que Leandros Petronades quería que Joe fuera allí para solucionarlo.
—¿No puedes arreglarlo tú? —Joe no tenía ga­nas de hacer un esfuerzo ni por Victor ni por Lean­dros Petronades, quien había divulgado todo lo re­ferente a su vida amorosa.
—Se trata de una discusión con las autoridades españolas —explicó Victor—. Al parecer, no hemos respetado una ley sobre propiedades, y quieren que derribemos el club de yates y que lo constru­yamos en otro sitio.
—¡Están locos! No hemos hecho nada ilegal. Lo sé porque lo he supervisado personalmente.
—Entonces, eres tú el hombre indicado para ir, Joe. Te advierto que están amenazando con derri­bar ellos mismos el club si no lo hacemos nosotros.
—Tomaré el próximo vuelo —dijo Joe.
Se asombró de lo aliviado que se sentía al to­mar aquella decisión. Dejaría a la serpiente en el paraíso, al acecho de su próxima víctima.
—¿Has sabido algo de Leona? —se oyó pregun­tar, y hubiera querido morderse la lengua por ello.
—Está bien —le dijo el padre de Leona—. Está en un crucero por el Mediterráneo, como convini­mos. Se lo está pasando muy bien, al parecer.
«¡Maldita sea!», se dijo. «Malditas todas las mujeres!», se dijo después de colgar.
Volvió a levantar el auricular para reservar un asiento en el siguiente vuelo a Nassau, donde po­dría tomar un vuelo a Londres y de allí otro a Es­paña. Pero no llegó a hacerlo, porque un ruido en la puerta llamó su atención.
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 14:44

siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Junio 26th 2010, 14:44

siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mascarada -Joe&tu- Hot   Hoy a las 07:03

Volver arriba Ir abajo
 
Mascarada -Joe&tu- Hot
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Novelas Mundo de Tinieblas (Vampiro)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: