Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 23rd 2010, 21:35

Bueno...Soy nueva en el foro =] y quiero poner una nove!...QUE NO ES MIA...Es de Michelle Reid...Yo simplemente cambie los nombres y la voy a colocar aqui!...Les voy a poner el argumento a ver si les gusta!... ;-)

Argumento:

Si había un bebé… tendría que haber una boda

Increíblemente rico y solicitado, Joseph Jonas estaba acostumbrado a amar y después abandonar a las mujeres. Pero su libertad se vio de pronto restringida por una cándida fotografía que daba a entender que el codiciado soltero por fin había caído rendido a los pies de la inocente ________ Carmichael. Unas horas después, toda la prensa afirmaba que estaban prometidos…
Joe no perdió el tiempo en intentar seducir a su falsa prometida y, veinticuatro horas después, ________ estaba en sus brazos… Y sospechaban que podía haberse quedado embarazada. Hasta estar seguro de si iba a ser padre, Joe exigió que ella fingiese ser su prometida…
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 23rd 2010, 21:49

A mii me gustooo!!
Empiezalaaa!!
Se ve buenaa!!!
PRIMERA LECTORAA!!
Biee!!
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 23rd 2010, 23:23

Voy a subir el primer cap!...Va dedicado a mi primera lectora jajajaja xD!...Kiss ;-)

Capítulo 1- Parte I

Era como jugar a la ruleta rusa con la vida sexual: meter una invitación en el cargador, disparar y ver si había suerte.
Joe Jonas observó, sombrío, que todas lo hacían. Jóvenes núbiles siliconadas, con el pelo cuidadosamente alisado y teñido de rubio, que se paseaban por la habitación estudiando a sus posibles víctimas, elegían al hombre más rico que pudieran encontrar, lo preparaban y disparaban para ver si había suerte. O si había mala suerte, según la perspectiva.
«A veces se gana, a veces se pierde», pensó mientras le daba la espalda a una jugadora impaciente que trataba de tentarlo.
Con una expresión de desprecio, se batió en retirada hacia el bar, situado en la esquina más alejada del salón, y pidió que le cambiaran la copa de champán que no había probado por otra de vino tinto.

Detestaba aquellas reuniones y, si su hermanastra no lo hubiera presionado, no habría ido. Pero le debía un favor a Anne por haberle evitado una situación complicada con la mujer que había estado a punto de convertirse en su última amante, al advertirle que estaba casada y tenía un hijo. Enterarse de que hasta le había dado un nombre falso y en realidad era Emilia Castle, la ex modelo casada con Leo Savakis, el poderoso empresario griego, no había hecho que Joe se sintiera muy bien consigo mismo.

Si las mujeres casadas no eran su tipo, las casadas con hijos y las mentirosas que fingían ser quienes no eran, menos aún, y Emilia Castle encajaba en las tres categorías. Lo peor para él había sido reconocer hasta qué punto se había dejado engañar por unos ojos azules ingenuos y un buen par de senos sin operar.
En aquel momento ya no estaba seguro de nada. Tal vez el pecho y los ojos fueran sólo otra de las mentiras con las que la preciosa Emilia lo había engatusado. Afortunadamente, no había llegado a intimar lo suficiente para descubrirlo. Aun así, estaba en deuda con Anne por haberle permitido evitar un escándalo potencial antes de que le estallara en la cara.
Se dio cuenta de que le había dado por las metáforas armamentísticas y pensó que era una manera espantosa de pasar la noche de un sábado. Se preguntaba dónde estaría Anne. Se enderezó hasta alcanzar su metro noventa de estatura y empezó a otear entre el mar de cuerpos que tenía enfrente buscando la silueta de sílfide de su hermosa hermanastra.
La encontró casi de inmediato. Con su melena negra y el vestido rojo que llevaba, era prácticamente imposible no verla. Estaba con un hombre bastante atractivo junto a una pared, en el otro extremo del salón, y Joe se quedó estupefacto al ver que estaba jugando a lo mismo que las demás. Estaba haciendo pucheros con absoluto descaro y tenía el pecho prácticamente encima de su acompañante, que la miraba con una sonrisa que indicaba su interés.

Se preguntó si Anne llevaría silicona, pero al tomar conciencia de lo que estaba pensando maldijo entre dientes, porque no le importaba cómo fuera el pecho de su hermanastra. No era su tipo, ni lo había sido nunca; además, al ser de su familia, estaba y siempre había estado fuera de su alcance, y, por si fuera poco, sólo faltaban dos meses para que se casara con uno de sus mejores amigos.
Sin embargo, estaba allí, coqueteando con otro hombre. Joe se apartó de la barra enfadado y decidido a llevársela antes de que alguno de los buitres de la prensa que pululaban por allí la descubriera y le complicara la vida.

— ¿Señor Jonas? —dijo una mujer de voz grave—. Siento mucho molestarlo, pero...

Joe se giró para encontrarse ante otra chica núbil que cumplía el requisito de la melena rubia y el pecho llamativo. La miró con expresión gélida, aunque la mirada aprensiva de aquellos ojos azules y grandes le hizo dudar sobre si debía darle la espalda. Y dudó aún más cuando la vio pasarse la punta de la lengua por los labios para tratar de ocultar un ligero temblor. Eran unos labios bonitos, carnosos y muy deseables.

—¿Podría hablar un momento con usted? —preguntó ella, nerviosa—. Es muy importante. Necesito pedirle un gran favor...

Un favor. No se podía negar que era un estilo de acercamiento nuevo. Joe sintió que se le arqueaban las comisuras de los labios e hizo lo peor que podría haber hecho: dejarse llevar por el interés en vez de alejarse.

La joven tenía una piel perlada preciosa, y el pelo sedoso y liso le caía por unos hombros esbeltos. Joe bajó la vista al escote, donde unos senos firmes, abundantes y blanquísimos se mantenían a duras penas dentro de la diminuta prenda de seda turquesa que alguien habría definido como vestido. No era alta, pero tenía unas piernas tan largas y espectaculares que no le hacían falta los tacones de diez centímetros que llevaba.

Mientras levantaba la vista para mirarle de nuevo los labios temblorosos, Joe reconoció que, con retoques cosméticos o sin ellos, aquél era el envoltorio más atractivo del lugar.
Al ver que no le contestaba, la joven se acercó un poco más y lo miró con sus ojos azules y luminosos.

—Verá, tengo un problema...
Volver arriba Ir abajo
Kristie
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1214
Fecha de inscripción : 31/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 00:19

Nueva Lectora! ame el primer capi
me llamo Kristel pero puedes
decirme Kristi xD
tienes que seguirla pronto
ya quiero saber que pasara
esa chica quien es? soy yo?
sube otro que me muero de la intriga

Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 18:21


Kristi gracias por leer la nove ;-)...Yo me llamo Angela, pero me puedes decir Angie =]...Jaja

Continuación

Estaba a punto de tocarlo. Joe se puso tenso al comprender que su estúpida vacilación la había impulsado a creer que estaba interesado.
—No —espetó antes de dar media vuelta y alejarse dando grandes zancadas.
__________ lo maldijo mentalmente, presa de una punzada de frustración. Era un cerdo frío, maleducado y arrogante. Se preguntaba si por ser alto, moreno y asquerosamente atractivo se creía tan especial que no necesitaba ser amable con ninguna mujer.

—Pues no es mi tipo, señor Jonas—murmuró entre dientes.

Y menos si el tipo de Joe estaba representado por las mujeres que circulaban por allí aquella noche. A ________ se le agrió la mirada mientras contemplaba a los ricos y famosos reunidos en el lugar. Primero a los ricos, desde luego, porque el dinero era la mayor atracción de la velada. A la gente guapa le parecía lógico ofrecerse como mercancía ante los millonarios de Londres, pero se cuidaba de ocultar la oferta sexual bajo el honorable título de fiesta benéfica.
Se dijo que no debería haber ido. Si Emilia no la hubiera convencido de que aquélla era la única forma de acercarse a un hombre como Joe Jonas, no habría asistido ni muerta.

—Le gustan las rubias provocativas —había dicho Emilia—. No puede quitarles las manos de encima. Basta con ver la lista de sus quince últimas novias para saber que pierde el control cuando tiene delante a una rubia con buenas piernas.

________ pensó que no era precisamente lo que había ocurrido en su caso y trató de bajarse un poco la falda del vestido que le había hecho ponerse Emilia.
—Es necesario que tengas el aspecto adecuado —había insistido su hermana—. Si pagas el precio exorbitante de las entradas a una fiesta como ésa, tiene que parecer que te sobra el dinero.
El precio escandaloso de la entrada ya era bastante grave, pero un vestido de cinco cifras sólo valía la pena si le quedaba bien a quien lo llevara, y ________ se sentía una prostituta barata.
—Hola, guapa...
El hombre que se le había acercado por detrás le pasó una mano por la cintura y le acercó la boca a un tirante.
—¿Tienes problemas con el vestido? —Añadió, sujetando el tirante con los dientes— ¿Te puedo ayudar? ________ resopló indignada.
—Quítame las manos y los dientes de encima —espetó.
Acto seguido, se apartó y se alejó sin mirar atrás. Al cabo de cinco pasos se dio cuenta de que sin querer había avanzado en dirección a Joe Jonas. Al verlo se quedó paralizada. El atractivo italiano estaba tratando de separar a una joven encantadora vestida de rojo de las garras posesivas de otro hombre. La chica de rojo se volvió hacia él para protestar, pero luego le echó los brazos al cuello y le estampó un beso en la boca.
«Ya veo cómo prefiere a las rubias», pensó ________, abatida. La mujer que se acababa de disputar y que lo estaba besando era una espléndida morena de labios ardientes. ________ se desesperó pensando que tal vez no consiguiera cumplir su cometido.
—Estás borracha —le dijo Joe a Anne.
—Un poco alegre —replicó ella con una sonrisa calculada para disipar el enfado de su hermanastro. No tuvo éxito.
—Reconoce que estás borracha, cara —le aconsejó él, mientras la agarraba de las muñecas y le apartaba los brazos del cuello—. Es la única excusa que aceptará Gino para lo que estabas haciendo.
Anne abrió mucho los ojos color chocolate y puso cara de inocente.
—No estaba haciendo nada.
—Estabas seduciendo a ese tipo —la acusó.
—Estábamos coqueteando, nada más.
Joe la tomó de la mano y la llevó hacia la salida.
—¿Qué haces? —protestó ella.
—Te llevo a casa. No sé por qué te dejé convencerme para que te trajera.
—¿Porque querías divertirte?
—No me interesa esta clase de diversión.
—Y ése es el problema. Últimamente no haces más que trabajar a destajo.
—Porque quiero.
—Y también quieres ser un gruñón, sí.
Joe apretó los labios, porque su hermanastra tenía razón: se estaba convirtiendo en un gruñón; un gruñón amargado y negativo.
—Y todo porque una mujer te hizo creer que era un encanto... —añadió Anne.
—¿Igual que lo intentas tú?
—Eso no es justo. Yo soy un encanto. No miento ni engaño a nadie.
—Díselo a Gino, no a mí. Si te hubiera visto con ese tipo, habría cancelado la boda.
—Pero no está aquí, porque prefiere estar en la otra punta del planeta haciendo de magnate famoso.
—Sin embargo, la prensa sí ha venido...
De pronto se le ocurrió algo que lo hizo pararse en seco y volverse hacia ella con una mirada penetrante.
—¿De eso se trata? —le recriminó—. Querías que la prensa te retratara haciéndote la vampiresa, pero con la tranquilidad de saber que me tenías cerca para sacarte de cualquier embrollo. Me has arrastrado a este lugar, que no es más que un burdel caro, sólo para castigar a Gino, ¿verdad?
—Lo odio. Puede que hasta decida no casarme con él. Se supone que soy el amor de su vida, pero no le he visto el pelo en dos semanas.
Cuando se le quebró la voz, Joe notó que estaba conteniendo las lágrimas y suspiró.
—Ven aquí, tonta —dijo, estrechándola entre sus brazos—. Sabes que Gino besa el suelo que pisas, pero está tratando de adelantar todo el trabajo posible para poder disfrutar a sus anchas del largo y maravilloso viaje de novios que tenéis planeado.
—Cuando me llama tengo la impresión de que preferiría estar haciendo cualquier otra cosa antes que hablar conmigo. No soy un felpudo; me niego a dejar que me pisotee.
Joe desvió la vista.
—¡Te estás riendo de mí! —espetó Anne.
—En absoluto.
En realidad, lo que estaba haciendo Joe era mirar los ojos azules cargados de pesimismo de la rubia que se le había acercado unos minutos antes, y que en aquel momento estaba a unos tres metros de distancia mirándolo como si fuera una víbora. Sintió una punzada entre las piernas. Las señales contradictorias que emitía la joven mientras lo miraba así con aquel vestido, o con lo que el vestido no cubría, le estaban alterando los sentidos.
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 18:35

nueva y fiel lectora presentandose...
siguelaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 18:46

TERCERA LECTORA Y FIEL CLARO AMO TU NOVE TIENES QUE SEGUIRLA SOY CRIS Y CREME QUE ESTE TIPO DE NOVES HACEN QUE ME INSPIRE A SER MEJOR ESCRITORA CLARO SE QUE NO ES TUYA PERO AUN ASI QUE BUENO QUE LA PUSISTES AQUI ANGIE Y QUE CONINCIDENCIA MI TERCER NOMBRE ES ANGIE MAS BIEN ANGELES PERO MIS AMIGOS ME DICEN ANGIE QUE GRACIOSO NO?JAJAJAJAJJAJAA BUENO SIGUELA AMIGIS QUE YA QUIERO SABER QUE ES LO QUE SUCEDERA ENTRE MI GUAPISIMO JOSEPH Y YO XOXOXOXOXXO CRIS!!!!
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 18:51

Ahiii
siguelaaa!!
me encantooo!!
tonto joe!!
no sabes reconocer...
a una bellesa cuando la vez??
jajajjajajaja...
es una broma!! jajaja...
siguelaa nenaa...me encanto!!
Biee!!
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 20:24

Aww me hacen tan feliz sus coments =D!...Son mis lectoras favoritas ok?!...Weno son las unicas q tengo jaja pero iwal las qiero juju <3!...Ok ya xD...Aqui les pongo otro cap ;-) q va dedicado a :

Donce.danger, Kristii, Fer.Joseph.Danger.2148 y para Criis <3!

Continuación

No sabía quién era aquella rubia. Pensó en la posibilidad de quedarse a averiguarlo, pero no estaba seguro de querer saberlo. Se le endureció la mirada y se contestó que no, que no sentía la menor curiosidad. El salón estaba lleno de prostitutas de lujo con vestidos caros; no necesitaba comprarse mujeres, y además, aquélla era más adecuada para el hombre que se le estaba acercando por detrás en aquel momento, mirándola de arriba abajo como si fuera su próximo piscolabis. A pesar de sus reparos, mientras le recorría las piernas con la mirada, Joe tuvo que reconocer que era un piscolabis muy apetitoso.

Se preguntaba si tendría el pelo del pubis del mismo tono dorado que el de la cabeza. Volvió a desviar la vista. Sabía que Anne le estaba hablando, pero no la oía. La curiosidad sexual estaba tratando de apoderarse de él y le estaba haciendo hervir la sangre.
Notó que la rubia se ponía tensa y, cuando volvió a mirarla a los ojos, se dio cuenta de que le había leído el pensamiento, porque se había ruborizado.

« ¿Tú también sientes la chispa, cara?», le dijo con la mirada. «Pues es una pena, porque no me interesan tus servicios».

El hombre que se había acercado a ella, un rubio alto y atractivo, le acarició los brazos y se agachó para susurrarle algo al oído. Joe la vio estremecerse, sacudir la cabeza y girarse con una sonrisa.

—Hola —dijo _________, aún tensa porque Joe Jonas había estado mirándola como si fuera un objeto sexual a la venta.

—Hola —contestó Mark—. ¿Has tenido suerte?
—Más quisiera. Míralo.

_________ suspiró y volvió a mirar a Joe, que estaba abrazando a la morena. Mientras lo examinaba de pies a cabeza calculó que debía de medir más de un metro noventa. Llevaba un traje negro, y se notaba que tenía los hombros anchos y las piernas largas y fuertes. La camisa blanca daba un aspecto tan cálido y saludable al tono dorado de su piel que, muy a su pesar, ________ no pudo evitar que se le hiciera la boca agua.

Emilia había dicho que tenía cuerpo de atleta. Al verlo cuando empezaba a llevar a la morena hacia las puertas que conducían al vestíbulo del hotel, ________ entendió a qué se refería. Se movía con elegancia y agilidad, y estaba segura de que no tenía ni un gramo de grasa.
Su historial lo decía todo. Estado civil: soltero. Edad: treinta y tres años. Aficionado al esquí alpino y al acuático. Dueño de una motora de carreras con la que competía cuando tenía tiempo, los fines de semana. Propietario de casas en Londres, París, Mónaco y, por supuesto, su Milán natal, además de un enorme albergue privado en el famoso Gigante Park, donde le gustaba pasarse los inviernos perfeccionando su técnica de esquí, sin duda impecable. Heredero de la fortuna familiar y responsable de las inversiones que habían triplicado aquella fortuna y los habían situado a él y al apellido Jonas en los primeros puestos de las listas de ricos y famosos.

En otras palabras, era un italiano alto, moreno, muy atractivo y muy rico, con una sensualidad de escándalo y todo el engreimiento y la arrogancia que cabía esperar de un historial tan impresionante como el suyo.

No era de extrañar que le hubiera dado la espalda sin concederle la oportunidad de explicarse. Los hombres como él se creían un partido demasiado valioso para que a una mujer pudiera interesarle acercarse a ellos por algo que no fuera su cuerpo espléndido y su fortuna incalculable.
________ se sonrió pensando en lo mucho que se equivocaba con ella. El mundo estaba lleno de millonarios ególatras; bastaba con echar un vistazo al salón para comprobarlo. En cambio, los hombres de honor eran una especie en vías de extinción. .

—Según Emilia, sólo le gustan las rubias —le dijo a Mark—, pero no se despega de esa morenaza. ¿Cómo pretendía que consiguiera acercarme?
—Mira que eres idiota. ¿No sabes quién es la morena? Es la veleta de Annie De Alessandro, su hermanastra. Es hija de los dueños de la cadena de hoteles De Alessandro y está a punto de casarse con el mejor amigo de Jonas, Gino Rossi, otro peso pesado de la hostelería. ¿No lees nada de lo que publico?

________ sacudió la cabeza sin dejar de mirar a Joe, que se había parado en el vestíbulo para ayudar a su hermanastra a ponerse el abrigo. Tenía que reconocer que su perfil era espectacular, con los pómulos marcados y las pestañas larguísimas.



[size=12]Cuando terminó de ponerle el abrigo a Anne, Joe la tomó de la barbilla y sonrió mientras murmuraba algo que le arrancó una sonrisa. ________ observó que, cuando quería, podía ser increíblemente encantador y no le gustó nada el repentino cosquilleo que sintió en el estómago. Se preguntaba si habría utilizado aquel aspecto de su personalidad para que Emilia hubiera cometido la estupidez de poner en peligro su matrimonio por él. Según le había contado su hermana, él la había perseguido, y ella había tratado de guardar las distancias. Pero ________ estaba segura de que ninguna mujer habría podido mantenerlo alejado, si Jonas no quería, y no le sorprendía que Emilia se hubiera rendido con tanta facilidad.




—Lo he echado todo a perder —murmuró—. Mira, se van.

Mark la tomó de la mano y la llevó hacia el vestíbulo.

—Esto no ha terminado. No podemos dejar a Emilia en la estacada después de tantos preparativos. Aún puedo salvar la situación. El problema es que has insistido en intentarlo por las buenas y no ha resultado. Esta vez haz lo que planeamos, ¿de acuerdo? Préstame atención.

Mark se ganaba la vida persiguiendo a los ricos y famosos para pescarlos con las manos en la masa y sabía cómo actuar en aquellas circunstancias.

—Voy a captar la atención de Anne —continuó—. Lo único que tienes que hacer es acercarte a él en el momento en que yo me acerque a ella. Como máximo, puedo conseguirte diez segundos, así que no te entretengas y, por lo que más quieras, no te pongas a pensar. Es nuestra última oportunidad.
Cuando llegaron al vestíbulo, ________ sentía que las instrucciones de Mark le tensaban los músculos. Joe Jonas y su hermanastra ya estaban avanzando hacia la salida.

— ¡Señorita De Alessandro! —Gritó Mark—. ¿Dónde está su futuro esposo?
Anne se detuvo, giró en redondo y, cuando lo vio con la cámara, improvisó una sonrisa.
—Está en...
—Venga —le dijo disimuladamente Mark a ________.

Ella se dejó dominar por la impaciencia de Mark y avanzó con la sensación de que tenía las piernas de gelatina. Como Joe se había vuelto para ver a su hermanastra posando ante el odioso paparazzi, no la vio llegar por el lateral. ________ se situó delante de él y, sin darse tiempo para pensar, le tomó la cara con las dos manos, se puso de puntillas y lo besó en la boca. Sintió que una corriente de alto voltaje le encendía el cuerpo y no supo quién de los dos estaba más estremecido. Le ardía la piel y le temblaban las manos.
Joe tardó unos segundos en comprender qué estaba pasando, y para entonces, la mujer ya estaba devorándole la boca. La tomó de la cintura con intención de quitársela de encima. Vio un flash, apartó la boca y se encontró ante la misma rubia que se le había acercado antes.

Madre de Dio —exclamó—. ¿Qué haces?

El flash lo iluminó una vez más. Ella lo tenía sujeto por la nuca y lo estaba mirado, con los ojos azules llenos de culpa y el pintalabios corrido.

—Lo siento —susurró con la respiración entrecortada—, pero no me has dejado alternativa.

________ empezó a apartarse. La cámara los seguía retratando. En vez de dejarla retroceder, Joe la aferró por la cintura y la hizo quedarse donde estaba. Estaba ciego de cólera.

— ¿Alternativa respecto a qué? —preguntó.

Ella forcejeó tratando de soltarse. Lo que pasó después le hizo contener la respiración, y él supo por qué. Estaban pegados, pelvis contra pelvis.

Dio —maldijo Joe.
—Oh, Dios. Estás... Tienes...
—No necesito que me digas lo que ya sé. Sólo necesito que me expliques qué pretendes con esto.
—Pues...
—De acuerdo, chica. Vamos.

Joe miró al fotógrafo y se preguntó por qué no había reparado antes en que llevaba una cámara al cuello. Apretó los labios y se contestó que porque había estado demasiado ocupado mirándola a ella para prestar atención a cualquier otra cosa.
—Ha sido un montaje —dijo entre dientes.
—Suéltame, por favor —suplicó ________.
—No, ni aunque te desmayes.
Joe echaba fuego por los ojos cuando vio que Anne se volvía y los miraba con perplejidad. Se sentía tan desconcertado como ella. El fotógrafo aprovechó el momento de distracción para escabullirse por la puerta.

—Tú te vienes conmigo —le dijo a la mujer que lo había asaltado—. Quiero una explicación.
Sin darle oportunidad de protestar, la tomó de la muñeca y la arrastró hacia la salida.
—¡Joe...! —gritó Anne mientras corría tras ellos.

Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 20:36

waaaaaaaaaaaa............... siguelaaaaaaaa...... plizzzzzzzzzzzzz..... diooosss..... siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa..... aaaaaaa...........

linda amigaaaaaaaaaa..... siguelaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 24th 2010, 20:55

Nueva y fiel lectora siguela
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 26th 2010, 21:28


Bienvenidaa PameeJB ;-)...

Continuación

Fuera soplaba una brisa fresca. Joe estaba furioso. Más que furioso, estaba colérico. Debía de tener el instinto adormecido, porque de lo contrario no habría caído en aquella trampa.

—Por favor... —imploró la rubia.

—Cállate.

Joe le apretó más la muñeca. Notó que hacía un gesto de dolor, pero no le importó. Cuando vio que Dino, su chofer, acercaba la limusina y se apeaba, avanzó hacia él, llevando a su cautiva casi a rastras.

—Consigue un taxi y lleva a casa a la señorita De Alessandro —le ordenó.

—Pero... Joe... —protestó su hermanastra.

Él no le hizo caso. Ni a ella ni a la rubia que forcejeaba desesperada para que la soltara. Abrió la portezuela del asiento del acompañante de la limusina y trató de empujarla dentro. Ella clavó los tacones en el suelo.

—No...

Joe la levantó en brazos y la metió en el vehículo. Cuando ella trató de salir y abrió la boca para pedir ayuda a gritos, se agachó y la calló con un beso. Se dijo que no disfrutaba de los besos por despecho, y menos cuando la destinataria era una mujer que más que un beso merecía una bofetada. Sin embargo, aquel beso le provocó un intenso placer, sobre todo cuando sintió el grito en la boca y le introdujo la lengua para acallarlo.
Ella se estremeció. Sabía a champán y a pintalabios. El beso la dejó temblando, conmocionada.

—Ahora escúchame —dijo Joe mientras le ponía el cinturón de seguridad—. No sé cuánto te habrá pagado tu cómplice por hacer esto, pero por si no lo has notado, no era el único cazador de escándalos del lugar. La jauría se ha olido una historia y se nos va a echar encima.

Después de aquella advertencia se enderezó, cerró la portezuela y corrió al otro lado del vehículo, mientras ________ volvía la cabeza para ver a un ejército de periodistas reunidos en la puerta del hotel. Al cabo de los segundos que tardó en asimilar la situación, Joe ya estaba sentado a su lado, en el asiento del conductor. El chófer había dejado el motor en marcha, y arrancaron justo cuando la prensa se abalanzaba con sus cámaras.

________ contemplaba aquel desastre como si fuera una tira cómica. Hasta la hermanastra de Jonas desempeñaba su papel en el disparatado argumento. Estaba de pie junto al bordillo mirándolos alejarse mientras el chófer trataba amablemente de subirla a un taxi.
No veía a Mark por ninguna parte.
Se desesperó, segura de que su querido hermano materno había corrido a publicar la primicia sin pensar en qué situación la había dejado. Miró asustada al hombre que tenía a su lado y se estremeció. Tenía mirada de asesino.

—Por favor, para el coche para que me pueda bajar —le suplicó.

Él no contestó y se adentró en el tráfico, con los labios apretados y haciendo caso omiso a las protestas de los otros conductores.

—Oye, sé que estás enfadado —añadió ella, con voz trémula—. Y sé que tienes derecho, pero...

Grazie.

— ¡Esto es un secuestro!

—Pues denúnciame. Tendría gracia.

________ se estremeció. No le parecía gracioso nada de lo que había pasado desde que se había dejado convencer por Mark y Emilia para participar de aquel circo. Había pasado de estar refugiada tranquilamente en Devon para curarse el corazón destrozado a estar en Londres permitiendo que su hermana la enredara con las complicaciones de su vida amorosa.

—No es lo que piensas —balbuceó.

—No sabes qué pienso.

—No me han pagado para...

—¿Para seducirme? —Dijo él, quitándole las palabras de la boca—. Es un alivio saber que aún tengo algo de capacidad de atracción natural.

Precisamente, el problema era que tenía demasiada capacidad de atracción.

—¿Siempre eres tan desagradable cuando te pillan por sorpresa? —preguntó ella—. De acuerdo, he tratado de seducirte. ¿Qué tiene de raro para un hombre como tú? Por lo que he oído, la mitad de las mujeres de Europa han hecho lo mismo, y no todas por tu atractivo sexual.

Él le lanzó una mirada incendiaria.

—Me ha parecido notar un atisbo de desprecio en tu voz, ¿me equivoco?

—¡No! Los hombres como tú se creen los dueños del mundo. Haces lo que quieres cuando quieres. Eliges a las mujeres que se te antojan y no te importa herirlas.

—¿Te he hecho algo malo?

—¿Quieres decir que no lo sabes a ciencia cierta? —replicó ella, sin poder reprimir el sarcasmo.

Se detuvieron en un semáforo, y Joe se giró en el asiento. El poder que emanaba la envolvió como una toalla caliente. Notó que le estudiaba el cuerpo y las facciones mientras repasaban su enorme base de datos de mujeres tratando de identificarla. Sintió la tentación de mentir, aunque sólo fuera para confundirlo, pero sabía que no tardaría en establecer el parentesco que podría haber descubierto horas antes, si hubiera sido más observador.

—No —dijo al fin.

________ no pudo evitar pensar en cuánto la había herido un hombre como él, y lo miró con rencor. Después respiró profundamente y le evitó la molestia de tener que seguir pensando.

—Emilia Castle —añadió con un suspiro.
Volver arriba Ir abajo
CRIS
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 712
Edad : 22
Localización : donde quiera que este joe!!!!
Fecha de inscripción : 10/02/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 26th 2010, 22:03

WOA!!!!! ME ENCANTO EL CAPI SORRY POR NO PASAR ANTES Y GRACIAS POR LA DEDICATORIA TU FIEL LECTORA CON AMOR CRIS BESOS CUIDATE MUCHO Y SIGUELA PERO YA!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Abril 26th 2010, 22:13

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 1st 2010, 13:58

Capitulo 2


________ notó con amargura que el nombre había tenido el efecto deseado. Contuvo la respiración mientras esperaba a que Joe se recuperara y soltara una riada de preguntas iracundas, pero como no dijo ni hizo nada, acabó por tomar la iniciativa y rompió el silencio.

—¿Ese nombre no significa nada para ti? —preguntó con sorna.

Los faros de un vehículo que pasaba les iluminaron la cara momentáneamente. ________ sólo alcanzó a ver la frialdad con que la miraba. Por algún motivo, cuando volvió la penumbra le miró la boca, una boca que ya le resultaba extrañamente conocida. Se pasó la lengua por los labios y notó que aún podía sentir su sabor.

Las luces del exterior volvieron a iluminar el coche y le devolvieron la atención a los ojos de Joe, entrecerrados y con una expresión implacable, como los de un halcón que esperase para apresar a su próxima víctima. Sintió que le faltaba el aire y se le aceleraba el corazón. Era tan atractivo que daba miedo mirarlo; tenía la proporción exacta de belleza y virilidad. Entreabrió la boca para ayudarse a respirar y, cuando lo vio bajar la vista, se pasó la lengua por los labios para tratar de controlar el temblor nervioso que le provocaba la intensidad de su mirada.

La tensión sexual electrizaba el ambiente. ________ sintió la presión de los pezones endurecidos contra el vestido. El volvió a mirarla a los ojos con una complicidad aterradora. Sabía lo que estaba pensando. Lo sabía.

En aquel momento, el semáforo se puso en verde y los obligó a reanudar la marcha. Embelesada, ________ observó el perfil y las manos de Joe mientras doblaba una esquina. Al cabo de unos segundos de contener la respiración sintió que le quemaba el pecho.

—Ese nombre significa mucho para mí —contestó él al cabo de un rato—. Y tú no eres Emilia.

No, _________ no era Emilia. Era su hermana pequeña, menos atractiva y más sensata. En realidad, ya no estaba tan segura de su sensatez. Las personas sensatas no se dejaban enredar en las complicaciones de la vida amorosa de los demás y, mucho menos cuando se trataba de la vida amorosa de hombres tan arrebatadores como aquél. Las personas sensatas no se enamoraban de atractivos italianos con un amplio repertorio de palabras románticas y una técnica de seducción patentada, y ella se había enamorado.

Tuvo que cerrar los ojos para tratar de quitarse la imagen de Alonso de la cabeza. Alonso, el moreno alto y fascinante que había sido tan cálido, atento y posesivo cuando salían, y tan excitantemente intenso y apasionado cuando estaban desnudos en la cama. Habían pasado seis semanas maravillosas viviendo juntos en el piso de Nápoles, y le había asegurado que la quería.

«Ti amo, mía bella cara», le murmuraba con su voz grave.

Y ella estaba segura de que lo quería. No se había dado cuenta de lo ingenua y estúpida que había sido hasta que antes de que se volviera a Inglaterra, él le había dicho: «Nos hemos pasado muy bien, ¿verdad, amore? Es una pena que se tenga que terminar».

Se estremeció al recordarlo.

—He dicho que no eres Emilia —insistió el otro italiano, con acento marcado.

_______ abrió los ojos y volvió a la realidad.

—No —reconoció—, pero casi nadie lo notaría viéndome de espaldas...

En aquel momento, Joe empezó a entender qué ocurría. Revivió mentalmente la forma en que aquella mujer lo había abordado, justo antes de que se dispararan las cámaras. Como un animal que oliera el peligro en el ambiente, percibió el tufillo de un escándalo planeado deliberadamente para relacionarlo con Emilia Castle, la esposa de Leo Savakis. Pero era un escándalo que creía haber eludido. Por lo que sabía, la encantadora Emilia había reconocido lo erróneo de su proceder la última vez que habían hablado por teléfono, antes de que él cortara todo contacto con ella y volviera rápidamente de Londres a Milán. Según Anne, se decía que desde entonces no se la había vuelto a ver en las reuniones sociales.

No entendía qué pretendía la criatura taimada que estaba a su lado ni por qué se había esforzado tanto para hacerse pasar por Emilia ante las cámaras.

—Explícate —le ordenó.

________ pensó que aún era demasiado pronto para decirle la verdad, y apretó los labios. Después de haber llegado tan lejos, no iba a estropearlo todo hablándole del artículo de Mark antes de que saliera publicado. Ya había revelado más de lo que debía.

—Sé que no eres tonto —dijo, eludiendo el asunto—. Deberías saber que puedes tener graves problemas por retenerme contra mi voluntad, así que para el coche y deja que me vaya.

—Ni loco.

Al ver cómo le miraba las piernas, ________ trató infructuosamente de cubrirse un poco más con el vestido. Conocía aquella mirada; era tan antigua como la especie humana. Había permitido que notara que se sentía atraída por él, y la estaba estudiando para ver qué le podía ofrecer.

—Si de verdad crees que...

—¿Te arrepientes de haber tratado de seducirme, cara? —se burló él—. ¿Te preguntas si no te habrás metido en camisas de once varas conmigo? Pues voy a confirmarte que sí, en efecto. Lo has conseguido: me gustas. Ahora vas a jugar a mi manera.

—Estás loco.

Joe no negaba que era posible, pero ninguna mujer, ninguna, jugaba con él y se salía con la suya.
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 1st 2010, 16:43

siguelaaaa
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 1st 2010, 20:15


—Me bajo —dijo ________, estirándose para abrir la portezuela.
Él activó el bloqueo de las puertas y pisó el acelerador. ________ tuvo ganas de gritar cuando empezó a caer en la cuenta del peligro de la situación en la que se había metido. Toda su información sobre Joe Jonas estaba recogida en los pocos detalles que le habían dado Mark y Emilia. No podía saber si era una especie de depravado sexual que se paseaba impunemente por Europa porque podía comprar el silencio de las víctimas.

Se le puso la carne de gallina y se aferró al bolso sin asas para sentir el contacto tranquilizador del móvil. Se preguntaba cuánto tiempo necesitaría para llamar a la policía antes de que Joe reaccionara. Lo miró de reojo, con el corazón en un puño y los dedos tensos en el broche del bolso.
No parecía un loco; sólo un hombre muy enfadado, y _________ no podía negar que tenía derecho a estarlo.
—Tu cómplice no se ha quedado a protegerte —señaló él con seriedad.
Al parecer, se refería a Mark.
—No...
—A menos que vaya en uno de los coches que nos siguen, claro.
__________ se volvió para mirar por la luna trasera.
—Por lo menos hay tres que sé que son de los paparazzis —añadió Joe—. Y es probable que haya más aún.
Ella se volvió a girar para mirarlo.
—Pero ¿para qué nos siguen?
—Si fueras tan ingenua como para no saberlo, no me habrías elegido como víctima de tu truco publicitario.
__________ se apresuró a sacudir la cabeza. Aquello se estaba saliendo de madre por completo.
—No, no lo entiendes. Esto no era...
—Es igual. Ya estamos aquí.
Mientras ella se preguntaba qué querría decir, ante sus ojos apareció uno de los edificios de pisos flamantes y relucientes que se alzaban junto al río. Joe dio un volantazo para entrar por el camino, piso el freno, se apeó de la limusina y corrió a abrirle la portezuela.
__________ no se movió ni siquiera para mirarlo. Siguió con la vista al frente, temblando y sintiendo que le iba a estallar el corazón.
—¿Vas a salir por las buenas, o tengo que llevarte en brazos? —dijo él.
Dado que ya había visto que era perfectamente capaz de cargársela al hombro, _________ tragó saliva y optó por la alternativa más digna: se desabrochó el cinturón y bajó del coche.
Le resultaba extraño estar tan cerca de él. Aunque no tenía sentido que se sintiera rara, porque incluso había estado entre sus brazos, en aquel momento,

Joe le parecía más alto, más poderoso y más peligroso que antes.
Se estremeció, aterrada, y estuvo a punto de echarse a correr hasta que oyó la sinfonía de portezuelas. Los paparazzis habían llegado y estaban bajándose de los coches.
Joe maldijo entre dientes y la rodeó con un brazo. Las cámaras empezaron a disparar sus flashes.

—Mira aquí, Emilia —le gritó uno de los fotógrafos. Pero el italiano ya la había llevado al interior.
—Mantenlos fuera —le ordenó Joe al guardia de seguridad del vestíbulo.

Antes de que ________ se enterara de qué estaba pasando, estaba en un ascensor con él. Todo había pasado muy deprisa. No había tenido tanto miedo en toda su vida. La cabeza le daba vueltas, y le flaqueaban las piernas. El pánico le hizo perder el equilibrio, y resbaló, haciendo chirriar los tacones contra el suelo. Después levantó un brazo para golpear con el bolso a Joe, que interceptó el golpe como si espantara una mosca.

—Cálmate —le dijo.
Ella no quería calmarse y siguió forcejeando.
—Suéltame. ¡Suéltame!

________ echó la cabeza hacia atrás y abrió la boca para gritar, pero el grito se le quedó atragantado. Joe no trató de tranquilizarla como había hecho fuera del hotel, sino que se quedó mirándola a los ojos.
Era una locura. Toda la noche había sido una locura, pero aquél era el momento más delirante, porque parecía que los dos se habían quedado paralizados de repente.

El pánico se dispersó, y __________ se olvidó de respirar. Por lo que podía ver, él tampoco estaba respirando, y fruncía el ceño como si tampoco entendiera qué estaba sucediendo.

Se sorprendió pensando que tenía unas cejas y unas pestañas increíbles. De hecho, era tan atractivo que imponía. Tenía una estructura facial perfecta: frente amplia, pómulos marcados, nariz estrecha y barbilla perfectamente simétrica. Los ojos no eran exactamente grises, sino de un color extraño, verde con vetas plateadas.

Tenía una piel maravillosa, tersa y dorada, y una boca incomparable.
Se dijo que no debía mirarle la boca, pero no lo pudo evitar. Los labios suaves y entreabiertos eran una tentación irresistible. Como cada vez que lo miraba atentamente, sintió un temblor en los labios y se pasó la punta de la lengua para aplacarlo.

El suspiró y le acarició la cara con su aliento cálido, perfumado con los aromas de un vino arrutado. Ella tragó saliva, lo miró a los ojos y comprendió lo que iba a pasar. La iba a besar. No para acallar sus gritos, ni siquiera por despecho, sino porque...
Y ella también lo deseaba.

Joe murmuró algo en italiano, y _________soltó un sonido gutural ahogado. Al cabo de un segundo se estaban besando. No eran besos robados, ni de castigo, sino los besos de dos amantes ávidos. Sus lenguas se entrelazaron en una danza erótica y desenfrenada.

Sin pensarlo, _________ le echó las manos al cuello y se arqueó contra él para sentir su contacto, desde el pecho hasta los muslos. Él le pasó las manos por la espalda, le acarició los hombros desnudos y la tomó de la cintura. Ella se dio cuenta de que estaba ronroneando como un gatito. Joe farfulló algo incomprensible, la tomó en brazos y empezó a andar sin dejar de besarla.

________ le pasó una mano por el pelo y se lo revolvió, mientras le apretaba los senos contra el pecho. Una voz interior le dijo que aquello no estaba bien, que no debería estar pasando, y el pánico volvió a apoderarse de ella. Echó la cabeza hacia atrás en el preciso instante en el que él hacía lo mismo. Se miraron como si ninguno de los dos supiera qué les había pasado; ella, con los ojos llenos de miedo y confusión; él, con la mirada empañada por la incredulidad.

La dejó en el suelo tan bruscamente que la obligó a aferrarse a las solapas de raso del esmoquin para no caer. Sacó la llave del piso, emanando furia, la hizo entrar y cerró la puerta de una patada antes de quitarse a _________ de delante.

Ella ni siquiera se había dado cuenta de que habían salido del ascensor y recorrido todo un pasillo, y se tambaleó aturdida. Lo vio alejarse por el vestíbulo y desaparecer por otra puerta. Se quería desmayar. Le habría gustado poder desmayarse. Quería que la tragara la tierra. Seguía sintiendo la excitación en todas las terminaciones nerviosas y no dejaba de oír un timbre estridente en la cabeza.
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 1st 2010, 21:37

nuve lectora
siguella esta geniall siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Romi love jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 139
Edad : 21
Localización : margarita
Fecha de inscripción : 03/10/2009

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 4th 2010, 00:57

Sigueeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeee =D
Volver arriba Ir abajo
Angie Jonas <3
Forista!


Cantidad de envíos : 59
Edad : 21
Localización : Caracas-La Candelaria/En el corazonsote de mi Joe <3!
Fecha de inscripción : 30/03/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 4th 2010, 19:28

El timbre dejó de sonar de repente, y _________ parpadeó hasta que oyó a Joe hablando en italiano y comprendió que el sonido procedía del teléfono. Cuando oyó el nombre de Emilia, la realidad se le echó encima como un alud. Tuvo que hacer un esfuerzo enorme para que le respondieran las piernas, pero necesitaba acercarse a averiguar qué estaba diciendo y a quién.

La puerta del salón estaba abierta de par en par, y se quedó en el umbral. Era una estancia amplia, con todo un lateral acristalado y el suelo de tarima, cubierto por una alfombra de tonos cálidos. Joe estaba junto a un sofá de cuero negro, de espaldas a ella, con el teléfono al oído y el pelo revuelto.

—Anne... —empezó a decir, pero se interrumpió y suspiró.

Fuera lo que fuera lo que decía su hermanastra, le estaba alterando lo suficiente para que bajara el tono. Hablaba en italiano, tratando de disculparse y sonar tranquilizador.

________ quería rogarle que hiciera lo mismo con ella, que le asegurara que aquello sólo era una pesadilla, con aquella voz que parecía una caricia. Se cubrió los ojos con una mano temblorosa, mientras se preguntaba si todos los italianos tenían una voz grave y sensual, o si sólo era que ella había tenido la mala suerte de conocer a los dos únicos capaces de estremecerla con la palabra.

Joe había vuelto a perder la paciencia con su hermanastra.

—En serio, Annie, llama a Gino y desahógate con él. Yo no estoy de humor para esto.

Se había puesto a hablar en inglés. ________ bajó la mano a tiempo para verlo encogerse de hombros, tenso.

—No sé si Emilia te ha eclipsado, pero deberías alegrarte de que haya sido más interesante para las cámaras que tú y tu comportamiento en el salón.

__________ se puso tensa al oír el nombre de su hermana. Si Anne la había tomado por Emilia, era posible que Mark y ella hubieran logrado su objetivo. Lo oyó volver al tono suave en italiano y escuchó atentamente para ver si volvía a nombrar a Emilia, pero no fue así, y cortó la comunicación al cabo de unos segundos.

Joe dejó el teléfono y se irguió. Aunque percibía la presencia de _________ en la habitación, no quería volverse para mirarla. No quería averiguar qué le estaba haciendo.

Se aflojó la corbata con un movimiento impaciente y, mientras avanzaba a grandes zancadas por el salón, se quitó la chaqueta y la dejó en el respaldo de un sofá. Abrió el mueble bar y sacó una botella de brandy.



—¿Te apetece una copa? —le ofreció.

—No, gracias.

—¿Quieres mantener la cabeza despejada?

—Sí.



Después de servirse un brandy, Joe se giró con la copa en la mano. ________ estaba en el umbral, con su vestido turquesa y los brazos, tensos, a los lados. Estaba sujetando el bolso con que había tratado de golpearlo en el ascensor, y la expresión de sus ojos azules indicaba que tenía miedo. Se podía decir que se había buscado lo que le estaba pasando, pero Joe tenía que reconocer que se había estado comportando como un matón.



Bebió un trago, consciente de que lo que se había desatado en el ascensor le seguía afectando. La deseaba, aunque no sabía por qué. Lo habían tentado sirenas mucho más profesionales que ella, y se había resistido sin inmutarse. Pero con ella quería rendirse. De hecho, el deseo lo estaba consumiendo.



_________ no era lo que él habría llamado una belleza, al menos en el sentido clásico de la belleza estilizada de las modelos como Emilia, que en realidad, tampoco era una modelo estilizada cuando la había conocido. Tampoco tenía las facciones tan perfectas como las de Emilia. Sí que tenía los mismos ojos azules, pero la nariz y, sobre todo, la boca, eran diferentes.



Joe se escondió detrás de la copa para mirarla con detenimiento. Ya no le quedaban rastros del pintalabios rosa, y seguía teniendo los labios hinchados por el beso en el ascensor. Emilia tenía la típica boca de labios perfectamente delineados, mientras que la de _________ tenía más forma de corazón y era francamente exuberante. Emilia era más alta, aunque tenía la impresión de que los escasos centímetros de diferencia no se notarían en las fotografías que les habían sacado cuando _________ se le había echado en los brazos. El vestido era caro; con el tiempo que había pasado rodeado de mujeres obsesionadas con aquellas cosas, sabía reconocer la alta costura. Pero no le sentaba bien. El pecho amenazaba por escapársele por el escote, y le ceñía demasiado las caderas redondeadas.



—Date la vuelta —le ordenó.

Ella se puso tensa en señal de protesta.

—Estoy viendo cuánto te pareces a Emilia —le comunicó—. Así que hazme el favor de darte la vuelta.

__________ obedeció, y Joe se estremeció porque le dio la impresión de que prefería escupirle en la cara antes que hacer nada de lo que le pidiera. Estaba tan tensa y tan a la defensiva que percibía su hostilidad incluso cuando la tenía de espaldas.



Y era otra de las características que la hacían diferente. Emilia podía ser muy buena mentirosa, pero no tenía ni pasión ni atrevimiento. Era curiosamente callada y tímida para ser alguien que se había dedicado profesionalmente a pavonearse por las pasarelas y posar para las portadas de las revistas. Pero era una comparación inútil, porque en su momento, Joe no había sabido quién era Emilia en realidad, y cometía un error si esperaba entender la naturaleza de la ex modelo en una mujer que, sin duda, no era ella.

Sin embargo, vista desde atrás se parecía. El pelo liso, la espalda estrecha y el trasero firme explicaban por qué aquella mujer podía hacerse pasar por Emilia.



—¿Suficiente? —preguntó ________, volviéndose para clavarle una mirada fría.



Joe pensó que si creía que lo iba a amedrentar con su expresión, estaba muy equivocada. A pesar de la frialdad, lo excitaba, y descubrió que no le apetecía hacer nada por aplacar su deseo. De hecho, estaba empezando a disfrutar de la tensión sexual que había entre ellos.
Volver arriba Ir abajo
Romi love jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 139
Edad : 21
Localización : margarita
Fecha de inscripción : 03/10/2009

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 4th 2010, 19:37

Sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
Volver arriba Ir abajo
rox
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3949
Edad : 21
Localización : miranda
Fecha de inscripción : 03/05/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 4th 2010, 19:51

nueva lectora
siguela esta muy buena tu nove
Volver arriba Ir abajo
kaessy
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 18
Localización : Bajo tu Cama *-*
Fecha de inscripción : 01/05/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 5th 2010, 11:32

nueva lectoraaa

yoo te matoo .. ¿por que eres tan mala??

sube la rapidoo

morrireee

ohh nooo veo luzz oh si la veoo nooooooo

MORIIIIIII :S

espero que esto quede entu conciencia

en la noche voy a ir a y te voy a ajalar los piesssssssssss

muahahahahahahhahaha

siguelaaaa no dejes de subirrr

por que sabes no ? muhahahaha

en serio siguelaaaaaaaaaa

siguelaaaaaaaaa



y joe es tan woww y y tan wow y tann wow y adivina que?? O.o
tan wowwwwwww

igual kevin es tna lindooo y

nick no se quedeaa atrassss

reucerdoo siguelaa

me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Romi love jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 139
Edad : 21
Localización : margarita
Fecha de inscripción : 03/10/2009

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 5th 2010, 16:07

siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaa siguelaaaaaasiguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaa siguelaaaaaasiguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaa siguelaaaaaasiguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaa siguelaaaaaasiguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaa siguelaaaaaaaaaa siguelaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Kristie
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1214
Fecha de inscripción : 31/01/2010

MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Mayo 5th 2010, 21:48

O.O como la dejas ahi
quieres provocarme un paro cardiaco?
a ver si entendi...
Emilia es mi hermana que estaba casada
con un señor que ahora no recuerdo el nombre ^^
pero estuvo con Joe
y el al enterarse se distancio de ella
y ahora su hermana esta metida en un problema
con su esposo o algo asi
bueno me encanto el capi
sorry por no pasarme antes
pero estoy ocupada
estoy en examenes S:
bueno sube otro cap vale?
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot   Hoy a las 05:58

Volver arriba Ir abajo
 
Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Una novia para el Italiano. (Joe&tu) (Adaptada)
» Una novia para el italiano (Joe y Tu) Hot
» {Disc} ♡ Novia para Henry; ¿Idol o no?
» {9D} ♕ Si tuvieras que escoger una novia para él.
» {9D} ♕ Tu mejor amiga, novia de Hae.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: