Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

¿la sigo?
si
95%
 95% [ 38 ]
no
5%
 5% [ 2 ]
Votos Totales : 40
 

AutorMensaje
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 20:03

Capitulo 3

La cena me había maravillado, no solo por la comida, sino también porque me encontré con mi viejo padre y pude familiarizarme un poco con el pequeño Frankie, era un niño realmente enérgico.
Luego pasamos al salón principal para charlar sobre mi estancia en Bogotá y uno que otro tema que emergía espontáneamente.
-Les he traído obsequios- les dije muy feliz mientras me retiraba temporalmente hacia mi habitación para buscar los mismos.
-no era necesario- dijo mi madre al observar la cantidad de objetos que llevaba en mis manos al volver al salón.
-principalmente quiero que sepan que cada uno de estos obsequios tienen un valor sentimental- dije tomando en mis manos un pequeño juego de inteligencia para entregárselo a Frankie, quien se encontraba en los brazos de _____ (tn) –este lo compre para ti porque, como me lo han hecho saber, eres un investigador curioso. Esto podrá entretenerte por un rato, lo suficiente para que mis mujeres descansen sus brazos- todos rieron pero se concentraron enseguida –esta pluma es exótica, los señores del mercado me contaron que es una antigüedad, decían que perteneció a los magnates empresariales de hace un siglo. Papá te la he traído para que la sumes a tu colección-
-exótica, antigua, de magnates empresariales; pensaste en todo, sin duda alguna es la mejor. Gracias- dijo mi padre
-no fue nada- hice una corta pausa –esta bisutería es hecha a mano, los indios de las costas colombianas me enseñaron a hacerlas. Llevan piedras preciosas y minerales pulidos que simbolizan al amor. Me dije a mi mismo: si una madre aprecia las manualidades escolares de sus pequeños hijos ¿Por qué no hacer joyas para ella? Y aquí están- dije a mi madre entregándole los pendientes.
-mi vida, eres grandioso- pronuncio con lagrimas en sus ojos -¿y como una madre no se siente orgullosa de su caballero?- reímos.
- no es para tanto. Te amo y por ello haría todo por ti- le dije abrazándola.
-bueno, prosigue- dijo mi padre animoso.
-ok. Esta es una sencilla cajuela de música, la he traído para mi mejor amiga. Al ver su hermosura recordé su rostro cuando disfrutaba serena de las melodías que tocaba yo ara ella en el piano- dije a _____ (tn) entregándole en sus manos la caja musical.
Podía ver en sus ojos la maravillosa felicidad que sentía, también pude percibir sus nervios a través de sus movimientos. Ella abrió la cajuela con mucha delicadeza y al escuchar las tonadas que esta emitía, ella cerró los ojos para deleitarse con la misma.
Esos segundos fueron agonizantes y realmente provocativos; mis padres tal vez captaron lo que sucedía pero en el momento poco me importaba lo que pensaran.
Vi el cielo a través de sus ojos cuando ella los abrió nuevamente para observarme con cierta nostalgia.
-¿te gustó?-
-claro, es hermosa, es especial. Gracias-
-no hay nada que agradecer-
-oh! Qué bueno que no hayan olvidado su amistad- observo mi madre.
-bueno, bueno; parece que extendimos el momento. Se ha hecho tarde y debemos ir a dormir, aunque Frankie se adelanto- dijo mi padre observando al pequeño dormido sobre las piernas de _____ (tn)
-cierto, además el obsequio de Nick lo guardare hasta que vuelva- dije.
-entonces si no hay más, buenas noches- dijeron mis padres saliendo del salón.
-buenas noches Joe- me dijo luego _____ (tn) poniéndose en pie con Frank en sus brazos.
-¿necesitas ayuda?-
-no, gracias- concluyó perdiéndose en la habitación contigua.
Eche un último vistazo a mí alrededor y me encamine hacia mi habitación, donde me coloque un pantalón de algodón para dormir quedándome sin camisa para drenar por mis poros lo que sucedía en mí.
Recostado en mí cama no encontraba la mejor forma de dormir, solo pensaba en ella. En cierto punto se convirtió en algo incomodo, pues debía dormir.
Frustrado Salí de mi habitación hasta la cocina para tomar un vaso de agua, pero cuando disponía a volver una luz en el pasillo llamo mi atención. Al acercarme me percate de que provenía del salón, por lo que asome mi curiosidad encontrándome con _____ (tn), ella se había quedado dormida en un sillón, tal parecía que había estado leyendo.
Dedique unos minutos a observarla, pero al hacer unos movimientos incómodos, decidí que debía llevarla a su habitación, por lo que intente levantarla en mis brazos. Ella se acoplo a la posición rozando su piel con mi pecho, era realmente esplendido, pero poco a poco su sueño fue acabando, por lo que cuando la recosté en su cama ella abrió los ojos de inmediato un tanto desconcertada.
-¿Qué haces?- pregunto erguiendo su cuerpo sobre la cama.
-lo siento, te habías quedado dormida en el salón, por eso pensé que sería mejor traerte a tu habitación-
-ah ok. Gracias, pero de igual forma pasadas algunas horas en ese sillón me hubiese despertado-
-sí, note que estabas incomoda-
-ahora sí que me desvelare-
-si deseas yo puedo acompañarte, precisamente no puedo dormir-
-ah ¿sí?-
-normalmente los pensamientos alejan el sueño-
-¿pensamientos? Claro si puedo saber de ellos-
-pensaba en ti. Aunque ha pasado el tiempo sigues siendo la misma-
-yo puedo decir lo mismo-
-es decir ¿estabas pensando en mi?-
Note como mi pregunta hizo que ella hiciera nuevamente esos toscos movimientos que delataban su nerviosismo.
-sí, me preguntaba que había sido de tu vida en todo este tiempo-
-te lo diré-
-no es necesario. Es tu privacidad-
-y yo quiero compartirla contigo- dije tomando asiento a su lado en la cama, mientras empezaba a acariciar su cabello para emprender una placida conversación.
-al principio fue duro adaptarme al cambio de ambiente, pero lo logre al cabo de un mes. Empecé intensamente mis estudios, encontré amigos muy sencillos y aplicados que ayudaron a corregir a ese Joseph rebelde que habitaba en mi- reímos –era lo que te comentaba en mis cartas. También tenía como necesidad diaria pensar en ti, pues no es fácil olvidarte o simplemente alejarte de mis pensamientos por un momento…-
Volver arriba Ir abajo
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 20:04

Hola mis chicas!
espero les haya gustado el cap!
byeee!!
debo ir a descansar
buenas noches!
Volver arriba Ir abajo
BrianaAndrade
Novia De..


Cantidad de envíos : 557
Edad : 23
Localización : Vnzl-Mcb
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 20:38

omg ok ok ok simplementeee awww hermooosooo *-*
quieor ams i mas i mas mas i mucios cap mas jjajajaja
espectacullar me encanto mucho creo q ia lo dijee
PERFECTOOO
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/brianakarlina
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 20:40

ahiiiii me encanto el capp!!
joe siempre tan lindo...
siguelaaaa plizzzzzzzzzzzzz!!
me encanta esta nove!!



Bie!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
claribel de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1416
Edad : 22
Localización : tomando el sol en las playas de republica dominicana con nick a mi lado wiii
Fecha de inscripción : 06/02/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 20:48

siguela tu sabes bien q amo tu nove y mas sabiendo de donde has sacado la inspiracion Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Marapatrasa
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 905
Edad : 23
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 14/04/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 9th 2010, 21:28

awww!!!
manis me encanto el capi!!!
estubo super tierno y lindo!!! *.*
siento que amo a Joe!!!
Hahahaha siguela!!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
JoyJBjoenicok2
Novia De..


Cantidad de envíos : 565
Edad : 22
Fecha de inscripción : 16/11/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 10th 2010, 11:14

awww neniiis
ya leo tu nove ¬¬
jum xq vos no me decis naaaaaaaa


att: joy
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/JoOy_JB
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 11th 2010, 19:14

Capitulo 4
Narras tú


Iluminados por la tenue luz de luna que se dejaba colar por mi ventana pudimos charlar plácidamente; mientras me dedicaba únicamente a reconocer a ese niño que se fue de casa tan cabizbajo como había quedado yo derramando lagrimas debajo del árbol del jardín. Era sorprendente su vida, esa a la que no pertenecí más que en sus pensamientos reveladores, como él lo expreso.
Me deje llevar por la inocencia hasta mi almohada esa noche que transcurrió fugazmente trayendo consigo un amanecer típico de la ciudad: el cielo adornado por crepúsculos contrastantes que jugueteaban con las densas nubes cargadas de lluvia que se avecinaban; mientras que la brisa nocturna que restaba hacia bailar mi cabello recién lavado y así también las inmensas ramas de los arboles cercanos. Una maravilla natural que significaba días de descubrimientos osados que podrían ser felices.
Tome de mi armario un vestido casual que no perdía de pista la elegancia, tomando en cuenta que era de marca. También un bolso que contrastaba y así los documentos del instituto al que asistía.
-buenos días- dije a los presentes en el comedor.
-buenos días cariño- dijo Denisse.
-hoy te esperare para llevarte al instituto, también debo esperar a Joe- menciono Paul.
-ah ¿sí?-
-deseo llevarlo a la empresa, es bueno que se familiarice con nuestro entorno-
-no creo que despierte temprano- reí.
-¿por qué?- preguntaron al unísono.
De inmediato emergió una voz detrás de mí.
-porque pase la noche recuperando el tiempo. ¿No es así?- se dirigió a mí.
-así es. Tuvimos un momento para conocernos nuevamente, se puede decir-
-buenos días Joe- dijo Paul.
-buenos días-
-Iré por Frankie para desayunar- inquirí partiendo hasta la habitación del pequeño.
Al entrar me senté a su lado en la cama, y de esta forma acaricie su cabello para despertarlo.
-vamos amigo, todos esperamos por ti para desayunar-
-aun no- refuto el niño moviéndose en la cama.
-vamos campeón, es un día hermoso para ir al parque a jugar. ¿Te parece un partido de beisbol?- incitó Joe entrando.
-¡Sí! Y también futbol- respondió Frankie sentándose en la cama de inmediato.
-entonces, primero debemos comer-
-claro, claro- dijo Frankie dirigiéndose al baño.
-gracias. A veces es un poco testarudo para despertar-
-así dijo Denisse, por eso vine a ayudarte. Si quieres puedes ir al comedor, yo lo espero-
-está bien; pero recuérdale que debe cambiarse de ropa-
-descuida-
Salí hacia el comedor, tome asiento y esperamos juntos a los caballeros que no demoraron ni 5 minutos. Luego de pasado el momento la servidumbre recogió la mesa y Joe, Paul y yo partimos a nuestro día.


Capitulo 5
Narra Joe


Apenas llegue a casa con mi padre, me dirigí al estudio, de donde provenía la voz de mi madre. Noté que _____ (tn) estaba con ella; Frankie había ido a jugar. _____ (tn), después de contestarme el saludo, bajo los ojos sobre los libros que analizaba. Mi madre se manifestó alegre porque había regresado temprano a casa.
_____ (tn) levanto de nuevo los ojos para fijarse en la rosa que llevaba en mi mano, la misma que tome del jardín por ser tan vistosa; ella expresaba en sus ojos cuanto deseaba que fuera para ella, pero con la misma intención ignoro mi presencia dándome a comprender que solo alucinaba con lo que veía en ella. “¡simples ilusiones! ¡Yo demuestro lo que hay en mí y tú me das la fría indiferencia!” pensé con resentimiento, el mismo que me instó a echar por la ventana esa flor que había imaginado luciendo en su cabello castaño reluciente. Tal vez si una mujer cualquiera hubiera pasado frente a mí, se la regalaba, para sentir la satisfacción de ver como ella reaccionaría.
Ella se retiró algo extraña, dejándonos a mi madre y a mí a solas, con la oportunidad de comentar lo que en mis estudios aprendí, así también, el resultado de las investigaciones exhaustivas a las que nos vimos sometidos para finalizar la carrera.
Hice esfuerzos para mostrarme jovial durante el resto del día. En la mesa hable con entusiasmo de las hermosas mujeres de Bogotá con una intención oculta. Mi padre se complacía oyéndome; Denisse habría querido que la sobremesa durara hasta la noche. _____ (tn) permaneció silenciosa; pero me pareció que sus mejillas palidecían algunas veces, y que su primitivo color no había vuelto a ellas, así como el de la rosa que ilusionado había tomado esa tarde.
Noté que en la última parte de la conversación, _____ (tn) había fingido jugar con el cabello de Frank. Soporto hasta el fin; pero apenas me puse en pie, se dirigió al jardín con el niño.
Todo el resto de la tarde y comienzos de la noche mi padre me mantuvo ocupado con cuestiones del trabajo; cuestiones que no veía desde antes de partir a Bogotá. Resultaba para mí algo divertido comprender al fin lo que de niño me explicaban al derecho y al revés y no podía entender.
A las ocho, luego que habíamos acabado con lo correspondiente al día, nos llamaron al comedor. Al sentarnos en la mesa, quede sorprendido viendo una rosa en el cabello de _____ (tn), pero asombrosamente parecía la que resentido aventé por la ventana. Había en su bellísimo rostro un aire de nobleza, inocencia y una dulce resignación., que logró cautivarme a tal punto que no me era posible dejar de mirarla.
La conocía como una mujer pura y seductora, con quien había soñado muchas veces; pero resignada ante mi desdén, era nueva para mí. Divinizada por la resignación, me sentía indigno de fijar una mirada en su frente.
Por estar concentrado en mis pensamientos de decepción hacia mí, respondí mal a unas preguntas que me hicieron en la mesa. A mi padre no se le podía ocultar mi turbación, por lo que quiso intervenir.
-Hermosa rosa la que tienes en el cabello, es mar bella que las que hay en el jardín- se dirigió a _____ (tn).
-sorprendentemente es de nuestro jardín, parece que el rocío mañanero le favoreció- dijo disimulando su desconcierto en un tono de voz casi imperceptible.
-¿y quién te la dio?- pregunto Paul.
El desconcierto de _____ (tn) era ya notable. Yo la miraba; y ella debió hallar algo nuevo y animador en mis ojos.
-Joe la había tirado al jardín y el pequeño Frankie la encontró y me la coloco en el cabello. No me opuse, pues sería una lástima perder una flor tan bella- respondió con acento más firme.
-_____ (tn)- dije yo –si hubiese sabido cuan estimada era esa flor, la habría guardado para ti; pero me pareció menos bella que las que en mi habitación colocaban- dije haciendo énfasis en el pasado de mi última palabra.
Ella comprendió la causa de mi resentimiento, y me lo dijo claramente una mirada suya, que temí se oyeran las palpitaciones de mi corazón.
Evidentemente mi resentimiento afloro cuando esas flores que diariamente colocaban en mi mesa de noche ya no estaban. Sabía que ella era quien ordenaba a la muchacha de servicio que las colocara allí, pues había de recordar mi fanatismo por las flores, hierbas, matorrales y arboles, los mismos que constituyeron un factor para la escogencia de mi vocación. Y es que como biólogo me maravilla rodearme de esos detalles naturales.
Aquella noche, cuando la familia encontró la hora de retirarse del salón, _____ (tn) estaba casualmente sentada cerca de mí. Después de haber vacilado mucho, le dije al fin, con una voz que delataba mi emoción “_____ (tn), era para ti, pero tú no me has enviado ninguna otra a mi”.
Volver arriba Ir abajo
Marapatrasa
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 905
Edad : 23
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 14/04/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 11th 2010, 20:16

siguela!!!!
me gustaron los dos capis!!!
awww... *.*
siguela!!! quiero seguir leyendo!!!1 Very Happy
Volver arriba Ir abajo
claribel de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1416
Edad : 22
Localización : tomando el sol en las playas de republica dominicana con nick a mi lado wiii
Fecha de inscripción : 06/02/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 11th 2010, 20:29

siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguelasiguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguelasiguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguelasiguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguelasiguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguelasiguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 14th 2010, 20:10

Awwwww nenaaa!!
siguelaa porfaaaaaa!!
esta nove es bueniisimaa!!
me encantaaaa!!!
siguelaaa porfaaaa!!



•••Donce!!••• Cool
Volver arriba Ir abajo
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 17th 2010, 20:57

Capitulo 6

Fue esa noche la más grata para mi corazón. La esplendida luna llena colgada en el oscuro cielo, los luceros titilantes avistados, la música citadina y los insaciables latidos que retumbaban en las paredes de mi habitación, era perfecto.
Los días siguientes a ese pude yo notar los cambios que se efectuaban entre nosotros. La magia enardecía con mi empeño, pues la inocente _____ (tn) evitaba cualquier demostración, ella huía de mí y oculto con sus estudios lo que a química era referente. Pero de un momento a otro las sonrisas volaban mientras que demostraciones sobraban.
Ansiaba, en las jornadas de trabajo, que acabaran pronto, deseaba ver a _____ (tn), deseaba ofrendarle un detalle, deseaba acercarme a ella. Tenerla constantemente a mi lado se había convertido en una necesidad carnal.
Reunidos en el salón comentábamos los planes para algo como unas vacaciones.
-he acordado con Nick, Patricia, Kevin y Flor una fecha para que se presenten aquí y podernos ir a la casa de campo- dijo mi madre
-ya Joe está al tanto de que partirá una semana antes para encargarse de ordenar, junto a los empleados, la casa. ¿Cierto?- observó Paul.
-así es; mañana en plena madrugada tomaré la vía. Será muy temprano para evitar el tráfico-
-no me parece que vayas solo- refuto Denisse con cierta complicidad en sus ojos.
-A ver ¿a quién recomiendas que lo acompañe?- pregunto recio Paul.
-_____ (tn) termino hoy su labor en el instituto. Pienso que gustosa del campo no se negara ¿Qué dices?- se dirigió a _____ (tn).
-no tengo ningún inconveniente- respondió dedicándome una mirada tímida.
-entonces, vamos cariño, debemos empacar tus cosas- dijo mi madre poniéndose en pie.
-¡un momento!- la detuvo Paul –yo no he dicho que ella puede irse con Joe-
-Papá ¿Qué mejor compañía que _____ (tn)?-
_____ (tn) se sentó al lado de Paul y le tomo las manos en las suyas con cierto temor.
-de verdad me gustaría ir con él; es mi mejor amigo, y es tu hijo. Él no me hará daño, si es lo que te preocupa; además, pienso que ya no soy una niña-
Sus palabras me sorprendieron, yo había empezado a perder ilusiones, pues es difícil ir en contra de la palabra de mi padre. Ella fue valiente, evidentemente una razón de pulso mayor la impulsaba, siendo la misma una chispa que relampagueo en mi estómago.
-está bien, puedes ir. Recuerda que tienes mi confianza- concluyo Paul poniéndose en pie y besando la frente de _____ (tn)-Joe quiero verte en mi despacho- ordenó saliendo del salón.
Observé a _____ (tn) con una sonrisa victoriosa en mi rostro, la abracé muy entusiasmado y me tomé un tiempo para perderme en su mirada.
-Hijo, tu padre te espera- recordó Denisse volviéndome a la tierra –en un momento estaré con ustedes- continuo tomando de la mano a _____ (tn) y llevándola hasta su habitación.
Entré al despacho completamente desconcertado, pues solo una mínima sospecha era la que rondaba en mi cabeza sobre lo que mi padre quería hablarme.
-Toma asiento- dijo y yo obedecí.
-¿para qué me has llamado?-
-Joe, eres muy inteligente, y has de saber a qué se debe tu presencia acá-
-¿_____ (tn)?-
-Correcto. Tu precisamente sabes quién es _____ (tn), así como se cuáles son tus intenciones con ella-
-yo no quiero jugar con ella-
-y yo no quiero que siquiera lo intentes, comprende que ella solo nos tiene a nosotros-
-por eso quiero amarla-
-no puedes, no te permitiré que le hagas daño-
-no lo hare. Entiende que la amo y ella a mi-
-ese amor no puede ir más allá de una simple amistad. Tu mejor que nadie saber cómo ha sufrido por su perdida. ¡Recuérdalo!-
Sin pronunciar ninguna otra palabra, los recuerdos inundaron mi mente.
Esa extraña noche en la que parecía se iba a caer el cielo, alguien toco la puerta de mi casa; mis padres preocupados atendieron a esta. Una mujer con una pequeña en brazos entro sin permiso alguno; y es que podía notarse como ambas sollozaban.
Ellos se dirigieron a la cocina para brindarle cobijo a las dos; mientras yo me quedé escondido detrás de un muro cercano.
-Sus padres han muerto- dijo la extraña sin reticencia –ya no hay nada que yo pueda hacer. Sabemos que no tiene más familia, lo más cercano a ella son ustedes que son los amigos más cercanos-
-¿Cómo pasó?- preguntó Denisse recostando en sus piernas a la niña que no paraba de llorar.
-¡No lo sé! Dijeron que todo pasó en la expedición en la que estaban-
-ya no tiene nada que hacer acá como usted lo ha dicho. Puede marcharse- pidió Paul en un tono sepulcral.
-cuídenla, ámenla, protéjanla; ella solo los tiene a ustedes- dijo la mujer antes de salir de casa.
-¿Qué haremos?- interrogó Denisse acariciando el castaño y húmedo cabello de la niña de unos tres años de edad.
-sus padres han muerto- repitió Paul las palabras de la mujer intentando disipar el dolor contenido en su pecho –ella se quedará con nosotros- dijo luego tomando a la pequeña en brazos dirigiéndola a una de las habitaciones de huéspedes.
Como podía iba tras ellos ocultándome, pero mi padre sin remedio me divisó.
-ven conmigo- dijo llevándome a su despacho.
-¿Por qué llora?- pregunté curioso.
-se llama _____ (tn). Ella perdió a sus padres-
-¿podemos buscarlos? No es bueno que ella llore-
-no campeón. Sus padres se han marchado al cielo ¿recuerdas? Como tu abuela-
-pobre- dije yo lamentándome -¿puedo hacer algo por ella?-
-Sé su amigo; estoy seguro que ella apreciara ese detalle-
-no es difícil- sonreí -¿podemos ir a verla?-
-claro- dijo poniéndose en pie.
Juntos entramos a la habitación donde se encontraban mi madre y _____ (tn); podía percibir aun los sollozos dolorosos que ella emitía, por lo que me acerque un poco e inocentemente envolví su mano en la mía.
-Hola _____ (tn)- dije sonriente llamando su atención -me llamo Joseph, pero puedes decirme Joe, es más corto-
En ese momento pude cruzar mi mirada con la suya pudiendo ver lo que sentía. No pude evitar estremecerme al ver esos ojitos de ángel hinchados e irritados por las lágrimas saladas; sus mejillas estaban pálidas y sus labios se tornaban a un rojo intenso.
-preciosa debemos sacarte esta ropa empapada, es hora de la pijama- musitó Denisse sentándola a su lado.
-vamos Joseph- me dijo mi padre llevándome de la mano.
Era imposible desligar nuestras miradas, había algo en ella que no me lo permitía; y fue solo la puerta de la habitación la que me traslado a la tierra nuevamente.
-lo recuerdas tal vez mejor que yo- dijo Paul retomando nuestra conversación y sacándome de los recuerdos. –Ella es como tu hermana-
-pero no la quiero como tal-
-ese es el problema- hizo una pausa. –Mira Joseph; Raffael hizo que prometiera que si algún día el faltara a _____ (tn) yo me encargaría de ocupar su lugar. Así lo he hecho hasta ahora. Por lo que mi deber esta en impedir ese amor-
-no me parece justo que lo hagas- intervino mi madre llegando.
-tú no sabes…-
-lo sé; sé mucho más que tú. He visto cuanto se aman y no permitiré que les prohíbas amarse-
-no sabes lo que dices- refuto Paul.
-cariño olvida lo que aquí paso; ve con _____ (tn), amala. Déjame a solas con tu padre-
Salí del despacho sin protesta alguna. Bastante perturbado me encontraba por los recuerdos, solo deseaba que las palabras de mi madre retumbaran en mi mente incesantemente, era ella el único apoyo con el que contaba. Entonces comprendí, que desistir no era lo correcto, mucho menos luego de saber que ese amor abundaba en su interior y latía con más fuerza en mi corazón.

Vagué por los corredores de la casa intentando organizar mis pensamientos, intentando descubrir el misterio de los sentimientos e intentando crear planes que me dieran la mejor escapatoria a esa situación.
Vi salir a mi padre del despacho hasta su habitación y segundos después a mi madre, quien me dedico una sonrisa amorosa acercándose a mí para darme un beso en la mejilla y pronto fue a su habitación.
Acodado en la ventana de mi habitación suspiraba como un enamorado; y es que no había diferencia. Observaba caer pequeñas gotas de lluvia y me sorprendía no llorar por ellas, pues mi alma se encontraba revolucionada.
Volver arriba Ir abajo
claribel de jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1416
Edad : 22
Localización : tomando el sol en las playas de republica dominicana con nick a mi lado wiii
Fecha de inscripción : 06/02/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 17th 2010, 22:35

siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---siguelaaaaaaaa me encanto el capppppppppppppppppppppppp ---
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 18th 2010, 13:36

Awwwwwwwwwwwwwwwwwww
Me encantooo!!
Sigeulaaa pleazeeeee!!
Me encanto el cap!!
Me encanta esta noveeee!!
La amoo!! Siguelaaaa!!
Biee!!



•••Doncee!!•••
Volver arriba Ir abajo
andreisjonas
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 816
Edad : 20
Localización : In the bed with Nick
Fecha de inscripción : 16/12/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 18th 2010, 16:20

Magnifico capitulo
me encanta tanto la novela
Siguela tefi
eres una excelente escritora linda

Cuidate

xoxo
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/sunshineofjonas
Marapatrasa
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 905
Edad : 23
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 14/04/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 18th 2010, 17:28

Shocked Shocked
MANIIIIIIIIIIIIIISSSSSSSSS
COMO LA DEJAS ASI????
Me encanto el capi!!!
quiero seguir leyendo y saber lo que pasara
en ese viaje!!!! *.*
Volver arriba Ir abajo
MiriamLondonFoolishly
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1148
Edad : 22
Localización : Washington D.C/ New York
Fecha de inscripción : 30/07/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 19th 2010, 11:36

Tefi..Tefi.. Tefi
Linda estoy enojada contigo...muy muy enojada Estefany.
¿No me avisaste de esta novela?
Eso no se hace...Bueno casi no leo novelas de Joe
pero bueno haha...me gusta mi cuñadito haha
No es cierto...no estoy enojada..Sabes que jamas lo haria contigo
my sister.
Bueno ya empece a leer la novela, aun no termino
pero espero que sea pronto ahha.
Te Amo preciosa.
Y espero hablar contigo pronto
como se debe..mi Net Book ya esta mejor asi
que creo que para cuando me conecte jugaremos tambien haha

Te Amo (No se porque repito tanto las cosas haha)

xoxo
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/MiriamLABaby
BrianaAndrade
Novia De..


Cantidad de envíos : 557
Edad : 23
Localización : Vnzl-Mcb
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 21st 2010, 00:43

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me encantoooooo
no habia comentadoo not enia interrr awwww
me encnato lo dije???
ojala q denisse convensa a paull de q acpete nuestra relaicioonn
ahhss tenemos q estar juntosss i q no me lasitme joe q seaa siempre un niño bueno jjajjajaja aww me encnatoo

sigueeelaa Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/brianakarlina
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 21st 2010, 17:42

Ahiiiiii

Ziguelaaa pleazeeee!!

Amo esta novee!!

Siguelaaaa!!!
Volver arriba Ir abajo
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 23rd 2010, 18:52

Capitulo 7
Narras tú


Acabado de empacar mis cosas, sonreí satisfecha y feliz; y es que había un gran motivo para estarlo. Todo indicaba y conspiraba a favor de nuestro amor, sólo restaban esos pasos que debíamos dar poco a poco.
Salí de mi habitación hasta la cocina tomando un vaso de agua y percatándome de que empezaba a llover. Ocasionalmente decidí pasarme por la habitación de Joe; me sorprendí al ver la puerta abierta y dentro a ese hombre de mis sueños asomado en su ventana. Sus hombros decaídos, sus brazos cruzados y su columna vertebral curvada levemente demostrando la dejadez de sus pensamientos.
-¿sucede algo?- le pregunte corriendo mi mano por su brazo, logrando su atención.
-si- dijo tomando mis manos en las suyas con cierta tristeza.
-dime ¿puedo yo ayudarte?-
Instantáneamente sus manos apretaron aun mas las mías y el bajo sus ojos hacia las mismas.
-no imaginas cuan latentes están los recuerdos. Esas palabras, esta preocupación, esa mirada tuya- susurro esto último acariciando el entorno de mis ojos.
-¿Qué sucedió? ¿De qué recuerdos hablas?- pregunte deleitándome con esa caricia suya.
-Sólo hablo de ti-
-¿Qué hice que te encuentras así?-
-Haz atrapado a mí corazón- confesó Joe nuevamente.
Aunque el significado de esas palabras las había escuchado de sus labios, seguía sorprendiéndome escucharlas. Mil y un sensaciones se acrecentaban dentro de mi organismo enardeciendo los sentimientos que tenía guardados.
-Yo te amo ______ (tn). Permíteme amarte como un hombre lo hace con su pareja- continuo luego pegando su frente de la mía.
-Jamás lo impediría, deberías ya saber que siento yo lo mismo por ti-
Sin darle tiempo a las dudas Joe termino con la distancia entre nosotros uniendo sus labios con los míos en el más delicioso y maravilloso beso que alguna vez había recibido. El más especifico y significativo beso que enmarcaba las ansias que nos carcomían mutuamente al mantener en un margen inexistente nuestros deseos; un beso único que predijo el futuro en cuestión de un par de minutos que duraron una eternidad al sentir y vivir el amor que destellaban nuestras almas enamoradas.
Deseaba que ese mágico instante perdurara en el tiempo, que la luna fuera testigo de la facilidad con la que los seres aprenden y empiezan a amarse de forma diferente tras saltar las bardas que obstaculizaban el encuentro de sus caminos en la cima del cielo, acompañados de las estrellas y el universo. Pero la realidad era diferente y unas pequeñas manitos palpaban mis pantorrillas intentando llamar mi atención. Desligue nuestros labios y baje mis ojos hasta el pequeño Frank, que sollozaba tristemente.
-¿Qué pasó pequeño? ¿Tuviste una pesadilla?- lo interrogué tomando asiento en la cama de Joe con Frankie en mis brazos.
-Soñé que tú te habías marchado sin despedirte-
Sonreí –Ya ves, aquí estoy, no he ido a ninguna parte-
-Créeme, nunca la dejaría ir- inquirió Joe integrándose al instante.
-Pues tú tienes brazos mas fuertes- dijo Frank dirigiéndose a su hermano –tú podrías retenerla para que no se me vaya- continuo.
-Así es- exclamo Joe muy sonriente acostándose a lo largo de la cama.
-Entonces cuando ella quiera marcharse, tú la tomarías en tus brazos y la encerrarías en mi habitación para evitarlo- continuo Frankie saliéndose de mis brazos y sentándose en el abdomen de Joe emanando inocencia.
-Si así lo deseas- le dijo Joe al pequeño, pero extrañamente observándome a los ojos.
-Frank es hora de dormir. Vamos, te llevaré a tu cama-
Bufó –está bien- prosiguió gateando hacia mí.
-¿se van tan pronto?- pregunto Joe con aires de picardía.
-Buenas noches Joseph- respondí saliendo de la habitación.
Después de llevar a Frankie pude volver a mi lugar, para respirar con normalidad y asegurar que todo había sido real. Algo como una exótica flecha había atravesado mi corazón sin poderlo evitar o, en su defecto, sin quererlo evitar.
Una voz alguna vez me advirtió que el amor era así: impredecible y mágico. Dudaba de la sabiduría de mi inconsciente, pero comprobar lo contrario fue innato tras vivir ese tema del que todos hablan y abogan como si fuera el objeto más valioso del universo, como si en un determinado tiempo futuro ese sentimiento fuese a morir por completo; aunque pienso que son miedos infundados por esas personas que han sufrido por el mismo sentimiento por el que muchos sonreímos. Y es que no hay forma de refutar hipótesis o idealismos, pues la vida es larga y conlleva a mil y un situaciones, no todas tan agradables como se desean.
La conformidad y el alivio de mi mente radicaron cuando el sueño se apodero de mis ojos y de mi cuerpo, transportando mi alma a la fantasía imaginativa de nuestro inconsciente hundido en la oscuridad de la noche y la tranquilidad de le relajación.

El día siguiente comenzó maravillosamente, podía percibir la esplendidez del clima por la sensibilidad de mis poros, mientras que mis sentidos se conjugaban para darme sensaciones placenteras que elevaran aun más mi ánimo. Siendo las 4:00 am, el auto estaba encendido abandonando la mansión; a bordo nos encontrábamos solo Joe y yo, completamente absueltos de la vigilia estresante en la que se mantuvo Paul desde que despertó para despedirnos. Algunas actitudes no las comprendía pero a la final decidí hacer caso omiso, para no arruinar mi día.
Joseph se limito a sonreír persistentemente intentando ocultar el estado emocional que llevaba, el cual pude notar desde que abordamos el auto. Sin duda había algo que lo perturbaba, algo que rondaba por su mente desde que en la noche lo había encontrado en su habitación.
Hicimos algunas paradas en el camino para ir al baño y asistir al auto de forma tal que no hubiese ningún inconveniente con él.
En cierto punto me sentí resentida y humillada al recordar con afán el beso que nos habíamos dado, pues todo parecía indicar que no había significado nada para él, nada que deseara repetir. Una chispa se encendió en mi mente instándome a intervenir y averiguar si todo era como comenzaba a pensar o solo eran miedos rondando mi mente.
Coloque suave y nerviosamente mi mano sobre la de él ubicada en la palanca de cambios, de inmediato percibí como la misma se tenso y su estado cambiaba lentamente, como si comprendiera lo que en el camino yo iba pensando.
- no quiero que te sientas obligada a nada luego de lo que pasó anoche- dijo al fin luego de suspirar resignado.
-no me siento obligada a nada- acaricie su rostro –deseo tanto como tu repetir lo que sucedió anoche- continúe corriendo mi caricia hacia el lóbulo de su oreja.
Sorprendentemente llame su atención, él volteo a verme con los ojos radiando felicidad producto de las palabras que le dirigí.
-dímelo ¿Qué es lo que ambos deseamos?- pregunto sonriente volviendo su vista a la vía.
Una nubla de vergüenza lleno mi cuerpo al instante por su pregunta, sabía lo que quería decir con mis palabras pero mencionarlo directamente no era tal vez tan fácil.
Suspire y proseguí a palpar con dedos temblorosos el contorno de sus labios –un beso…- dije al fin volteando hacia el paisaje campestre que se avecinaba ante nuestros ojos.
Repentinamente el auto se detuvo y sus manos tomaron mi mentón con anhelo, logrando de esta forma acercar sus labios a los míos uniéndolos en un beso que sabia a alivio. La originalidad emanada era especial, la historia era diferente y el momento el indicado. Podía soñar y no despertar, podía volar y no volver, podía entonces creer y no perjudicarme. Indudablemente empezaba a vivir la vida como se me había sido destinada, no como otros querían que la organizara y realizara; esas ataduras empezaban a deshacerse mientras que la libertad en conjunto con el amor me llevaba de la mano por el ancho sendero de descubrimientos que me había sido predestinado a seguir.
Terminando con nuestra unión el auto empezó a andar, tal vez no había notado la rapidez con la que Joe retomaba nuestra ruta, o simplemente el aturdimiento que había actuado en mi me impidió ver la lentitud con la que transcurría el tiempo.
-no deberías ser tímida, sabes muy bien lo que quiero- dijo Joe rompiendo el silencio.
-no puedo evitarlo-
Rió –pronto pasará. No pienso tomarme esto como un juego, quiero algo más formal-
Quería ser tragada por la tierra, por más que intentara no podía sentirme incomoda con ese tipo de declaraciones, me limitaba a sentirme satisfecha con la sinceridad de sus palabras.
Doblamos a la derecha al final de un camino arenoso, pudiendo notar cómo se abría en nuestro frente la imagen de una hermosa casa de campo, rodeada del verde natural y las respectivas razas que abundan por esos lugares rurales.
-No recordaba cuan hermoso era esto- dije sonriendo ampliamente mientras aspiraba el delicioso aroma de las flores que rodeaban el jardín.
-El campo es tu favorito, no creo que algún día puedas olvidarlo- observó
-Tienes razón, jamás lo olvidaría. Ahora entremos, para algo hemos venido antes-
-Como tu digas, mientras más antes terminemos con todo podremos disfrutar de nuestro tiempo- repuso hábilmente con su típica táctica del doble sentido.
Él empezaba a tomar al azar como rutina de seducción y persuasión, así como indicaba cuan cambiante se mostraba el destino por llevarnos a ese juego de personalidades, recuerdos y momentos. Sin duda era como una competencia entre la habilidad humana y el espíritu que guarda el alma. Y es que aunque el tiempo lo había cambiado el mostro que parte de ese niño que conocí existía en un lugar recóndito de su ser, justamente lo que de niña me maravillo de su persona.

Misteriosamente la tarde transcurrió entre el trabajo para ordenar la casa y sus alrededores para la visita de la familia. Aunque fue inevitable notar las miradas que me dedicaba Joe y esos movimientos que permitían el roce de nuestras pieles. Era la tentación encarnada de la necesidad que abundaba en nosotros por la abstención de formalizar lo que fácilmente frutos pudiese dar al ser verdadero.
No había nada que deseara mas, que la noche llegara y consigo un momento único e inigualable en el que las decisiones omnipotentes volaron con las más primitivas sensaciones y la libertad cognitiva de nuestros cinco sentidos conjugados bajo la luz radiante de la luna sobre nuestros cuerpos golpeados por la brisa campestre mas deliciosa y placentera.


Queridas Lectoras...
siento tanto haber tardado tanto..
pero desconfie al ver tan pocos comentarios Sad
pienso mucho en dejar de escribir la nove
ps no hay interes y bueno...
Gracias por todo!
yo les avisare cual sea la decision que tome!
Sad bye girls...
espero les haya gustado el capi
Volver arriba Ir abajo
BrianaAndrade
Novia De..


Cantidad de envíos : 557
Edad : 23
Localización : Vnzl-Mcb
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 23rd 2010, 20:08

me encantoooooo i como se te ocurreee
noo la puedes dejarr si es una fantastiicaa novee
me encantaa demasiiadoo buena aww muii muiii :I
pliss isguelaa :I
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/brianakarlina
Marapatrasa
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 905
Edad : 23
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 14/04/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 23rd 2010, 21:53

¬¬ dale pues... no!!!
como que dejar la nove???
osea tas loca o que?
solo debes dejarte llevar, las lectoras vienen
y van... pero siempre estaremos tus FIELES
LECTORAS!!!
no cro que vayas a dejar a nove asi por
ese simple hecho...


Encuenta al capi!!!!
lo ameeee y asi *.*
demasiado espectacular!!!
no me quiero imaginar lo que pasara
en ese viaje
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 23rd 2010, 22:13

Ahiii diosss!!
Me encanto el capp!!
sigeulaa porfaa!!

plizzz!! siguelaa!!
amo la novee!!


Biee!
Volver arriba Ir abajo
MajoonasAzoo
Forista!


Cantidad de envíos : 110
Edad : 22
Localización : venezuela
Fecha de inscripción : 20/03/2010

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 25th 2010, 10:23

Heii Chica Estas locaa? tu nove es mui wenaa! ademas asi seamos poqitas las qe la leemos igual la leemos JUM ademas cuando yo empece a escribir mi nove los 1eros 3 capitulos apenas tenia unaspoQitiqiticas firmas ¬¬ como 3 ii qe? no deje de escribir ii ahoraa tengo nuevas lectoras*-* veras qe todas recomndaremos tu novee ii pss, ya veras qe la leeran mas.. Osea, no dejes de suboirlaa solo xQe no muchas la leen.. Adelante chicaa Wink Me ancanta tu novee Very Happy

Att: MajooAzoo Like a Star @ heaven
Twitter: @niajonascw
Msm: majo_nico.4ever@
Volver arriba Ir abajo
http://www.fotolog.com/majiito16jonas
tefi
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 369
Edad : 22
Localización : Maracaibo/Venezuela
Fecha de inscripción : 01/09/2009

MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Abril 27th 2010, 15:11

Bueno.. gracias por sus comentarios.. gracias por su apoyo.. gracias, gracias, gracias...
Seguire mi novela pero con calma y esperanzas por ustedes.. por las fieles y carismaticas lectoras Smile



Capitulo 8
Narra Joe


La experiencia soñada transformada y realizada en la noche perfecta, en el momento indicado y posiblemente muy apresurado. Eran los deseos quienes gobernaban al instante nuestros cuerpos y nuestras mentes, por lo que era imposible totalmente hacer algo contra ello. Y es que nos instamos a hacer locuras desde pequeños y la mayor que de adultos cometíamos era la más apreciable y más admirable, pues su valentía note cuando por unos cortos segundos toque la realidad con la punta de los dedos.
Desperté con la mas pacifica sensación andando en mi ser, ladee mi cuerpo y ella no estaba allí, fue entonces cuando un susto me recorrió por completo instándome a abandonar la habitación en su búsqueda.
-Buenos días- dijo un hombre detrás de mí en el largo pasillo.
-Buenos días- dije erguiendo mi pecho en autodefensa.
-La señorita no está en casa, ella fue a cabalgar desde muy temprano- dijo quitándose el sombrero que llevaba.
-¿dijo a qué hora volvía?-
-No. Solo dejo un recado para usted- continuo entregándome una nota.
<Espero que hayas descansado bastante.
Si lees esto es porque aun estoy cabalgando,
así que me gustaría encontrarme contigo en el manantial.
No tardes, allí te esperare.
_____ (tn)>>
-Su caballo esta ensillado, lo esperan en el establo- menciono el hombre antes de marcharse.
No pude evitar sonreír por esa nota, había algo en ella que me nombraba tenuemente un reencuentro o un momento envuelto en lo que sería dicha, felicidad y amor; justo lo que sobraba entre nosotros. Fui hasta la cocina tomando mi desayuno lo más rápido posible para luego dirigirme al establo donde Jorge me esperaba con Diamante, mi caballo.
-Buenos días Joe- me dijo el viejo capataz de la hacienda, el más antiguo trabajador o uno de los primeros trabajadores de la hacienda.
-Buenos días Jorge. ¿Cómo le va?-
-Muy bien, sabe que nunca estaría de otra forma. ¿Y usted joven?-
Suspire –Enamorado-
El viejo rió con muchas ganas y volvió a mirarme como cuando niño le confesé lo que hacia mi amiga sentía.
-¡Ya ve! Le dije yo a usted que la señorita ______ (tn) le correspondería. Ella ha cambiado, es mucho más bonita; estuvo por acá temprano, vino por un caballo y como siempre de enérgica se marcho a todo galope por los campos-
-Sí, ella me espera- dije un tanto apenado.
-¿Entonces que espera? ¡Vaya!- dijo entusiasta dándole unas palmadas fuertes a la bestia en el lomo.
-Nos vemos- le dije al tomar camino.
Indudablemente la frescura del campo era incomparable, mientras iba a toda carrera, podía percibir los hermosos paisajes naturales y alternos a los galopes de Diamante, podía percibir el pacifico sonido del río cercano conjugado con el canto de las aves diurnas.
A la distancia divise su caballo blanco atado a un árbol, por lo que baje la velocidad y al estar a solo unos pocos metros baje de Diamante para acercarme sin hacer ruido. Ella estaba sentada sobre una gran roca a orillas del manantial, su columna perfectamente recta, sus piernas cruzadas y su cabeza en alto. Una imagen celestial se presentaba ante mis ojos mientras que a mi mente volvían los recuerdos de nuestra noche juntos. Paso a paso me acercaba cada vez más.
-Recuerdo cuando veníamos a darnos un chapuzón acá. Fueron tiempos realmente esplendidos- dijo riendo.
-Maravillosos diría yo, siempre en compañía de ti- susurre en su cuello.
-Los atardeceres que desde aquí veíamos. Los conejos que a este lugar venían a saciar su sed, los mismos que perseguíamos hasta no poder más. Justo aquí fue nuestro último encuentro especial- dijo estirando un poco su cuello para disfrutar de mi respiración rozando el mismo.
-¿Qué quieres decirme?-
-Recuerdo que fue la última tarde que pasamos acá, luego regresamos a casa y tu debiste marcharte a Bogotá. Ese día, en este lugar, contigo; puedo admitir que en mi corazón ya habitaba el amor-
-¿Por qué no lo dijiste? Hubiese luchado por quedarme-
Abrió sus ojos lentamente –Éramos demasiado jóvenes, nada podía cambiar nuestros destinos-
-en realidad nada logró cambiarlo. Aquí estamos los dos juntos nuevamente, sin nada que ocultar-
Ella se limito a afirmar mis palabras con un corto y suave sonido que dejo colar entre sus cuerdas vocales. Sin más, la tome en mis brazos y la recosté en el pasto verde que cubría los suelos; proseguí besando sus labios y poco a poco acariciando su abdomen plano.
-No sé si esto esté bien- susurro desviando su mirada de mis ojos con cierta nostalgia.
-¿crees que el amor no bueno?-
-no es eso, solo que es muy apresurado-
-tal vez si tienes razón, pero ¿cómo controlar los impulsos del corazón?-
-Tus padres quizás piensen que es malo-
-ellos poco importan. Aquí y ahora, solo nosotros dos importamos- la besé nuevamente.
-Soy una atrevida-
-¿Por qué lo dices?-
-Mira a lo que hemos llegado. Nunca me creí capaz- rió tímida.
Reí también –ya ves como es el amor, puede persuadir cualquier conducta-
-no lo creo obra del amor, sino de un gran persuasor-
-Si eso piensas…-
Uní nuestros labios en un profundo y apasionado beso que transportaba nuestras almas al altísimo universo mientras que nuestros cuerpos yacían en la tierra, junto a los animales y los vegetales, en el mismo lugar que Adán y Eva; haciendo lo que a ellos les fue encargado al partir del paraíso. No habían reglas, no habían temores y no había remedio. Todo cuanto deseábamos en el campo éramos libres de hacerlo, pues como dicen algunos polémicos escritores “las almas libres abundan en las llanuras enternecedoras de pensamientos” Refiriéndose a la innata libertad que se vive en dicho lugar conjugada con la paz que cautiva tus oídos y, de por sí, tu mente.
Quite de su anatomía cualquier tipo de fibra natural que me impidiera disfrutar de la gracia y belleza que la constituía. Ella cerraba sus ojos para complacerse con el tacto que le propiciaba en cada parte suya: sus labios, su cuello, su pecho, sus senos, su abdomen, su vientre… Cada centímetro era importante, cada centímetro era excitante y cada centímetro valía el recuerdo.
-¿estás lista?-
-Sii…- dijo como suplica entre un ameno gemido.
Separe suavemente sus piernas e introduje mi ser en su centro; lo hice preciso y lento con el simple fin de darnos un alto nivel de placer en ese momento para preparar y activar esa capacidad humana que nos llena de sensaciones únicas inigualables, imposibles de vivir en otro lugar que no sea con el ser amado. Y es que al hacer el amor los sentimientos afloran de forma distinta a la que un beso puede hacerlo, pues es la unión penetrante de dos cuerpos, dos seres, dos auroras, dos espíritus… dos individuos vueltos uno solo en las mas llanas y repletas emociones, las mismas que disfrutaban los dioses griegos y los antiguos y primeros pobladores del mundo.
Daba gracias a la expansión de ideales, gustos y pensamientos; por ello sabia técnicas, por ello sabia que hacer, por ello podía llevármela bien en eso, por ello encontraba en su fisiología la pura belleza creadora y emancipada por la actuación de los vitales placeres o efectos carnales.
Los espasmos pronto hicieron presencia en su cuerpo quebrantando su equilibrio y haciendo que su columna se curvara hacia mí. Sin mediar aferre mis manos en sus pantorrillas para recibir y percibir la cima de su éxtasis, mientras decidí acelerar un poco más mis movimientos para aprovechar esa magnifica fricción y lubricación para impulsarme a su lado hacia ese mundo fantástico al que se fue con el resultado de ese momento. Logrando nuestra plena liberación me tendí sobre el pasto a su lado, totalmente satisfecho y aun más enamorado.
Ella apoyo su cabeza de mi pecho envolviendo mi mano en la suya. Por lo que tentadoramente con mi mano libre suavice y acaricie la sensible piel de su espalda albina.
-Rodeada de la naturaleza aparentas ser una ninfa de cuentos encantados-
-Lo mismo podría decir señor soñador- sonrió.
-Pero lo mejor es que no es fantasía, es la realidad- dije besando luego sus labios…
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...   Hoy a las 12:56

Volver arriba Ir abajo
 
Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 11.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente
 Temas similares
-
» Deseos Pecaminosos (Joe & tu) hot...
» DDCI BLOG (Deseos de Cosas Imposibles BLOG)
» Deseos al Anochecer (Nick y tú) Hot (Adaptación)
» tengo ganas de matar...
» ¡¡¡¡¡ FELIZ NAVIDAD A TOD@S !!!!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: