Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
AutorMensaje
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 08:35

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaw me encantaron amo tu nove eres una gran escritora....
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 11:17

Tema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu) Ayer a las 21:33

--------------------------------------------------------------------------------

siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[b]siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-[siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-siguela-
Volver arriba Ir abajo
andreinarg jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1184
Edad : 21
Localización : con nickk y joee para toda la vida hasta que la muerte nos separe
Fecha de inscripción : 19/06/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 12:37

ameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee el capi siguela esta super amo tus noves
pobre de mi hermana
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 16:12

siguela por favorrrrrrr
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 17:02

Graciaz por loz coment'z chicaz!!
Aki lez pongo el cap 10...
Ezpero que lez guzte..
Ahh y...mañana talvez no pueda poner cap..
voy a salir...talvez en la noooooche...
Pero nose la verdad...
Mientras comenten!!












CAPITULO 10

Su cabeza le daba vueltas y su desayuno había quedado intacto en la mesa. No entendía que le pasaba, nunca se había sentido tan mal, despues de dos horas se había tomado un agua con gas para sentirse mejor. No ayudó mucho pero no tenía nauseas.

La temperatura en esa época del año oscilaba entre los 10 y 15 Cº... Tenía que salir en menos de veinte minutos a ver su sobrino. Joe no estaba y realmente no tenía ganas de hacer nada. Todo el tiempo tenía ganas de echarse a dormir. Aún asi, se levantó de la cama y salió. Miller había llegado un día antes. Definitivamente esos dos parecían un matrimonio. _________ sonrió para sus adentros.

La casa de Matt era de estilo americana, aunque clásica y colonial al norte de Lisboa. La ama de llaves le dijo que hacía semanas que él no estaba en el país. _________ frunció el ceño pero aún asi no dijo nada.

Entró a la habitación de David, que estaba jugando con un tren de juguetes. Al verla se le iluminaron sus grandes ojos azules, iguales a los de Suzie. Corrió hacia ella y la abrazó con fuerza.

-Não fale muito bem inglês [No habla muy bien inglés].-dijo la ama de llaves a su lado.

-Não preocupe [No se preocupe].-le contestó _________, que entendía y hablaba el portugués muy bien. La ama de llaves le sonrió moviendo la cabeza afirmativamente y salió de la recamara.

-¿Onde o tia Kate é? [¿Dónde está la tia Kate?].-preguntó con su bonita voz tierna y aguda.

-En estados Unidos.-le dió un tierno beso en la mejilla y lo alejó un momento para llamar a Matt, como era posible que se fuera y dejara a David sólo con una ama de llaves. Él era pediatra igual que Suzie. No tenía negocios hasta donde ella tenia entendido.

-Hola Matt, soy yo, __________.

-Oh, __________, que gusto hablar contigo. Te iba a llamar pronto para pedirte un favor.

-¿Dónde estás?-quiso saber.

-En...Porto Santo.-__________ hizo una mueca, Porto Santo estaba en Portugal.

-Tu ama de llaves dijo que no estaba en el país.

-Quizá se equivocó, claro que estoy en el país. De negocios.-agregó.

-Mmm, de acuerdo, y cual es ese favor que quieres pedirme.

-Me da pena hacerlo, pero realmente necesito que te quedes con David por un tiempo. Sólo serán unas semanas, no puedo encargarme de él ahora.-Ella sonrió, a _________ le encantaría cuidar de David. Su hermana estaría de acuerdo tambien. Y ella mucho mas.

-Sí, no te preocupes me lo llevaré a Estados Unidos.

-Muchas gracias, ________. Por cierto ¿Qué haces en Lisboa?

-Trabajar. -dijo sin agregar mas nada-¿Por cuantas semanas estarás de viaje?

-Creo que ocho. Que serian dos meses y tranquila, si no lo puedes cuidar durante ese tiempo yo lo iré a buscar.

-Deja de preocuparte por eso. Nos encantará tener a David en casa.-Matt le agradeció una vez y colgaron. Volvió a mirar a su sobrino que estaba otra vez concentrado en su tren.

-David, ¿Você gosta de ir em uma viagem? [¿Te gusta viajar?].-él niño le asintió sonriendo.-Vendrás conmigo a Estados Unidos ¿Te parece?-Dijo agachándose a su lado. David volvió a asentir y la abrazó por el cuello.

Le explicó a la ama de llaves y ella le hizo la maleta. Todavía no le quedaba claro lo que pasaba con Matt, él tenía algo que no terminaba por gustarle a __________. Llamó a Joe y le explicó todo brevemente. Luego se devolvió al hotel.

Miller estaba en el lobby y le dijo que Joe llegaría un poco mas tarde. Miró al niño y le sonrió tomandole la manita.

-Hola, compañero. Yo soy Nick, ¿y tú?

-Me llamo David.-dijo en su medio inglés. Miller le sonrió a _________.

-Espero que no te parezcas mucho a tu tia porque ahí si como dice la hermana de Joe: OMG.-________ se echó a reír y le dio un golpecito en el hombro.-Oye ¿te sientes bien? Te veo un poco pálida.

-No, no me siento bien y tambien estoy un poco mareada.-Miller la miró preocupado.-Y ni una palabra a Joe.-agregó ________ y lo decía en serio.

-Está bien. ¿Cuándo fue la última vez que comiste? -________ se lo pensó un momento.

-No he comido hoy.-aceptó.-Pero no tengo hambre.-Miller no le creyó mucho, pero aún asi le asintió con la cabeza. Se subió a su habitación no sin antes dejarle una nota a Joe.

No quería creer lo que le decía su subconsciente. No era que no le gustara tener un hijo, pero no por el momento. Tenía demasiadas cosas sin resolver en su vida como para convertirse en mamá. No quería estar embarazada. No en ese momento.











Bueno nenaz...
nos vemoz...cuidenzeee...
laz kiero...ah y comentennnn!!



Biee!*



Atte: Donce!* ♪
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 17:21

EMBARAZADA? SIII!!!!
jejeje me encanto el cap. mi sobrinito
jejeje siguelaa siguelaa
y SIGUELAA
Volver arriba Ir abajo
OriGabi
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 506
Edad : 20
Localización : Los Teques - Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 19:01

Donceeee..

embarazada???

yo???

encerio??

Buehhh..!

no se q comentar tengo un pocotote de dudass!! solo quiero q la sigas si?
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 19:16

siguela por favor
Volver arriba Ir abajo
llollzz
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 307
Edad : 22
Localización : santo domingo , Rep. dominicana
Fecha de inscripción : 27/12/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 13th 2010, 19:39

siguela!!!!!
GP
Volver arriba Ir abajo
andreinarg jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1184
Edad : 21
Localización : con nickk y joee para toda la vida hasta que la muerte nos separe
Fecha de inscripción : 19/06/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 06:38

siguela enbarazada tan pronto
Volver arriba Ir abajo
[#__SeeNoMore]
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 820
Edad : 21
Localización : ¡Con Joe! Always (:
Fecha de inscripción : 12/01/2010

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 10:10

Hii nenaz...
Estoy encubierta...
por ahora les dejo este cap..
disfrutenlo..











CAPITULO 11

Una semana despues confirmó sus sospechas; tenía los exámenes en la mano. La cabeza le daba vueltas, ¿qué diablos se suponía que iba a hacer? Por un lado se sentía feliz de tener un bebé dentro de ella, pero Joe nunca había hablado del tema. Ni siquiera sabía si le gustaban los niños, aunque David y él se llevaban bastante bien.

-¿Qué piensas hacer, _________?.-le preguntó Silvana con evidente preocupación.

-No lo sé, mi cabeza está hecha un ocho.

-Pero…¿quieres tenerlo?-_________ se encogió de hombros.

-Estoy confundida, sin embargo no le haría daño deliberadamente. Eso nunca y tu lo sabes.-Silvana le acarició el hombro por encima de la chaqueta y decidió dejarla sola.

-Díselo a Joe... No le guardes secretos sino quieres que truene aquí en Los Angeles.-Ella consiguió reír.-Dios mio, tu mala suerte está al borde, _________. Para colmo de males tu mamá ya está aquí. Las volverá locas.-dijo antes de salir de la oficina de _________.

Y ella lo sabía, su madre debía ser la única persona en el mundo capaz de mantener una conversación prolongada sin hacer más que preguntas. Y su excesiva forma de cuidarla.

Llamó a Joe diciendole que fuera un momento a su oficina.

-¿Te pasa algo?-fue lo primero que le dijo al entrar.

-Estoy bien. No…en realidad no estoy bien.-dijo inquieta viendo la mirada dubitativa de Joe.-No sé cómo...-soltó aire.-Joe... -Él la miró con el ceño fruncido y un poco preocupado. Se acercó y la atrajo de los hombros.

-¿Qué diablos te pasa?-dijo lo mas suavemente que pudo.

-Mira esto...-dijo entregándole el papel. Joe lo tomó despacio y al empezar a leer palideció inmediatamente, ________ contuvo la respiración. Joe levantó la vista y la miró intensamente por unos segundos.

-Creí que... tomabas…-balbuceó.

-Sí, lo hago, pero...

-En todo hay un margen de error.-completó él. ________ asintió.

-No quería que esto pasara, Joe. No ahora.

-¿Por qué no? Por el amor de Dios, _________, ambos tenemos veintisiete años. No te voy a negar que estoi sorprendido pero... un hijo es... perfecto.-dijo ensimismado. Se le veia tan feliz que _________ se sintió un poco contagiada, pero eso no quitaba que ella estuviese asustada.

-Tengo miedo.-admitió.

-No tienes porque tenerlo, amor. Todo estará bien.-dijo besándole la frente. Ella logró sonreír, Joe tenía razón; era maravilloso tener un hijo y mucho mas llevarlo dentro de ti.

-Te amo.

-Y yo a ti.-dijo abrazándola con fuerza.- ¿Te sientes bien?

-Ya se me hacia raro que no hubieses formulado esa pregunta antes.

-No te hagas la lista conmigo.-le dijo divertido.-¿Te has sentido mal ultimamente?

-Ahora no, cuando estaba en Portugal sí. Pero en ese momento no lo sabía.

-Tienes que pedir una licencia.-Joe levantó la vista.

-¿Estás de broma? No lo haré ahora, Joe.-El iba a protestar pero ________ lo calló con una mirada.-Te prometo que cuando tenga mas tiempo lo haré.-Joe no quedó muy convencido, pero tambien sabía que no la haría cambiar de opinión.

Despues de hablar un rato mas, Joe se fue a su oficina, como encima de una nube. Por todos los cielos, iba a tener un hijo. Le gustaban los niños, su inocencia, su inteligencia. Le caia muy bien David, el sobrino de ________. Y su sobrina, Erika, era su mejor amiga, no guardaba secretos con ella, asi tuviera siete años.

Dios mio, su madre le iba a tirar de las orejas, primero no le había dicho que se iba a casar, mucho menos que iba a tener un hijo. Era mejor que lo jalara de las orejas, a que empezara a hacerle pucheros y a llamarlo "ratoncito". Odiaba aquel apodo cariñoso, y su madre parecia divertirse cuando él protestaba.

Miller lo llamó desde el pasillo de su oficina, haciendo instantaneamente que abandonara sus pensamientos. Joe se volvió a mirarlo y frunció el ceño. Luego soltó una carcajada.

-No tiene nada de gracioso.-dijo Miller lo mas de serio.

-¿Quien te hizo eso?.-dijo ya calmado.
-Silvana. Lo hizo a próposito. Yo no le hice nada...bueno, simplemente le hice un pequeño comentario sexista, pero en broma y me lanzó el pastel en la cara.-Joe hacía todo lo posible por no largarse a reír de nuevo. Pero no lo pudo evitar al ver a Silvana salir del ascensor.

-Hola, Joe.-dijo saludandolo como si nada.-¿Ya hablaste con _______?.

-Sí.

-Me alegro, ¿qué se siente saber que vas a tener un hijo?.-Miller se quedó de piedra mirando a Silvana, no creia haber escuchado bien, asi que se volvió hacia Joe, este ultimo le asintió. Miller parecía haber emergido en la dimensión desconocida. Silvana lo miró de reojo.-¿Quieres quitarte del pasillo? le das mal aspecto a la oficina.

-¿Ah si? ¿y de quién es la culpa? No recuerdo yo mismo haberme puesto pastel de chocolate en la cara.-Meneó la cabeza como si se estuviese volviendo loco y se volvió de nuevo hacia Joe.-Vas a ser papá.-dijo como alucinando. Joe esbozó una sonrisa.

-Asi es, y ahora vete a lavar la cara. Madura.-le dijo y se encaminó a su oficina. Mientras tanto Silvana le dedicó una radiante sonrisa a Miller.

-Tu dijiste que te gustaban los pasteles de chocolate.-dijo encogiendose de hombros en un gesto inocente.

-¡Pero no te dije que me lo untaras en la cara!.-espetó.

-Tenias que haber aclarado la cosa.-dijo entre risitas y tambien se volvió a su trabajo. Miller no sabia si gritar o lanzarse por la ventana. Joe y _________ iban a tener un hijo, Silvana jugando a la niña chiquita y él en el meollo de todo, y parado en un pasillo con pastel de chocolate en la cara. De pronto se echó a reír. Qué vida la que tenía.













Me escape un ratito de la reunion...
esque hay fiesta en mi casa...
y tenia que ponerles cap....
me estan cubriendo xk si alguien se va...
bueno....solo es malo si alguien se va...
jajaja...ojala les guste el cap...
laz kiero....



Biee!*


Atte: Donce!* ♪
Volver arriba Ir abajo
MafeGray
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1561
Edad : 23
Localización : Valencia Venezuela.
Fecha de inscripción : 04/02/2010

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 10:18

estubo geniaaaaaaaaaaaallllllllllllllllllllll......

siguelaaaaaaaaaaaaaaa............


te amooooooo....... me encanto el caaaaaaapppppppp........... mi diosss... aaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/IstSexyNickJ
OriGabi
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 506
Edad : 20
Localización : Los Teques - Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 12:31

Jujujujuuu!!!!

mas finooooooooo!! voy a tener un BB Con joeee!!

Wiiiiiiiiiiiii!!

y se lo tomó de lo mejor!!

awwww♥

mas lindooo!!

jejeje grax por el capi doncee!!

Te quiero!
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 13:49

lo amo siguela por favorrrrrrrr
Volver arriba Ir abajo
Dark Angel
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 771
Edad : 22
Localización : chile!!!
Fecha de inscripción : 30/12/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 14:40

hola perdon por no pasar antes es qe tube un peqeño problema jaja
siiguela esta buenisima
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 14:49

siguelaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
deidany
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 984
Localización : Maracay - Aragua
Fecha de inscripción : 29/10/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 16:47

disculpaaa que no habia pasadoooooooooo................
awwwwwwwww ese capiiii fuee demasiadoooooooo OMG
siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
siguelaaaaaaaaaaaaaaa ...
kisss
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/deidany
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 18:09

siguelaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Neslie D' Jonas
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2465
Edad : 22
Localización : En La Mente, Corazon y haciendo muchas cositas con Joe Jonas (6)
Fecha de inscripción : 18/05/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 18:58

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/NeslieP
marce
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Fecha de inscripción : 09/12/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 14th 2010, 21:45

OMG ME LLAMO MARCELA Y SOY NUEVA LECTORA MEENCANTA
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 15th 2010, 07:23

SIGUELAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
PameeJB
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 726
Localización : nicklandiia
Fecha de inscripción : 26/01/2010

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 15th 2010, 13:13

SIGUELAAA!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
andreinarg jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1184
Edad : 21
Localización : con nickk y joee para toda la vida hasta que la muerte nos separe
Fecha de inscripción : 19/06/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 16th 2010, 18:42

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 16th 2010, 18:47

muero por que no la ha seguidoooooooooo siguelaaaaaaaa por favor
Volver arriba Ir abajo
nailedys jimenez
Amo A Los Jonas Brothers!
Amo A Los Jonas Brothers!


Cantidad de envíos : 2623
Edad : 25
Localización : monagas
Fecha de inscripción : 28/09/2009

MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Marzo 17th 2010, 12:28

siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)   Hoy a las 03:22

Volver arriba Ir abajo
 
(wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 5 de 9.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente
 Temas similares
-
» (wn) •!¦[•Tentación Oscura•]¦!• HoT (Joe&Tu)
» Terrible tentación [Nick Jonas & tu] HOT!
» ÑU: Nuevo disco el 15 de abril
» PURA TENTACION (joe y tu) HOT
» ~Tentación y Lujuria~

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: