Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:15

Sipnosis

Ahora ______ entendía por qué durante los cinco años que
llevaba casada, su marido la había ignorado completamente: su padre
había chantajeado a Joe para que se casara con ella. Pero cuando ______
decidió olvidar el doloroso pasado y construirse una nueva vida junto
al hombre que realmente la amaba, Joe apareció diciendo que ya estaba
preparado para el matrimonio y que a partir de ese momento, ella iba a
dormir en su cama...
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:17

LA SIGOO..?
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:22

Capitulo 1

______ bajó deprisa los escalones que daban al bar y
entró. Estaba oscuro y lleno de bebedores que aprovechaban la hora del
almuerzo para tomar un trago. No veía a Kevin; no era lo
suficientemente alta como para divisarlo entre las cabezas de hombres
de negocios trajeados que tenía a su alrededor. Mientras se abría
camino entre los clientes, sintió un estremecimiento. La idea de que la
vieran allí, de que la reconociera la ateraba. Por ello fue un alivio
distinguir entre la multitud en el extremo opuesto del local la
cabellera Negra de Kevin. Kevin, alto, sofisticado y atractivo, se puso
de pie al verla aproximarse a él. ______ se sintió orgullosa.

- Llegas tarde – se quejó él.
-
Lo siento, no pude escaparme antes – explicó ella jadeando, mientras se
dejaba caer en el asiento y echaba otra ojeada al lugar, temerosa de
encontrar alguna cara conocida.
- No sigas. Estás en otra parte de la ciudad.
______ bajó la cabeza, escondiendo la cara ruborizada detrás de la melena rubia ceniza.
- Ese hombre de allí me está mirando!
-
La mayoría de los hombres miran a las mujeres bonitas... y tú eres
exquisitamente bonita, mi amor – murmuró Kevin en voz baja, adoptando
un tono íntimo mientras le tomaba la mano-. Me fastidia ver que te
miran todos cuando pasas.
- ¿De verdad? – preguntó ella asombrada por sus cumplidos.
- ¿Por qué no vamos a mi apartamento? – sonrió Kevin dibujando el labio inferior con el dedo.
______ se puso rígida.
- No puedo. Todavía no. Ya sabes cómo me siento – musitó. El miedo se había apoderado de ella.
Él cambió su expresión por un gesto frío y duro.
- Kevin, por favor...
- Por lo que se ve, estás jugando conmigo mientras tu esposo está de viaje.
- Te amo – los ojos de ella se llenaron de tristeza y ansiedad.
- ¿Entonces cuándo vas a decirle que quieres divorciarte? – le exigió.
-
Pronto. Estoy buscando el momento apropiado – ______ había puesto
pálida, y en los rasgos bonitos de su cara expresaba cierta tensión.
-
Teniendo en cuenta que él solo duerme contigo una noche al mes, puedo
esperar sentado aquí hasta el año que viene, según tú. Tal vez lo ames
al desgraciado...
- ¿Y crees que es posible? Tu sabes bien que nuestro matrimonio no es como otros.
- ¿Y no quieren los periódicos aprovecharse de esa situación? – se rió Kevin burlón.
- No me hace ninguna gracia, Kevin.
-
Bueno. Lo único que me tranquiliza es saber que si yo no soy tu amante,
él tampoco lo es. Un verdadero misterio. Mírate. La esposa virgen
después de cinco años. Y sin embargo a él rara vez no se le ve con una
jovencita colgada del brazo. Quizás sea un homosexual no declarado.

El
estómago de ella se revolvió. Pensó que había sido una locura contarle
a Kevin la verdad sobre su matrimonio. No se trataba de que fuese a
usarlo en su contra. Le tenía verdadera confianza a Kevin, pero se daba
cuenta de que su confesión podía resultar peligrosa, si bien servía
para calmar los celos de Kevin hacia Joe.

- ¡No hables así de él! – se quejó ______.
-
¿Acaso no estás cansada de él? No creo que jamás tengas la valentía de
decirle que quieres ser libre nuevamente. Me parece que estoy perdiendo
el tiempo contigo.
- No, eso nunca – dijo ella aterrada ante la idea de perderlo.

No
podía imaginarse volver a los tiempos de su vida sin Kevin. Una vida
aburrida, vacía. Días interminables. Sin ninguna vida social. No tenía
amigos. La observaban en todos los sitios a los que iba. La puerta de
su cárcel se había cerrado el día de su boda, y ella había sido tan
tonta, tan ingenua de no darse cuenta hasta que había intentado pasar
las rejas.

- ¿Entonces cuándo? – presionó él.
- Pronto. Muy pronto. Te lo prometo.
-
No entiendo por qué no recoges tus cosas y te vas. No se puede decir
que no tengas motivos para divorciarte de él. El adulterio no va a
pasarse de moda mientras ande por ahí Joe Jonas
- Tengo que hacerlo bien, Kevin. ¿No crees que le deba eso al menos?
- No creo que le debas nada. Ni siquiera es tu esposo ante los ojos de la iglesia ni de la ley – Kevin insistió.
- ¡Me tengo que ir! – dijo ______ mirando el reloj de pulsera.
Kevin le rodeó los hombros y la besó con demostrada maestría.
- Te llamaré – le prometió -. Te quiero.
______
salió corriendo. Estaba cerca de la peluquería en la que había
reservado hora para una larga sesión de masaje. Era demasiado
arriesgado encontrarse con Kevin. Y su cabeza le decía que cuanto más
tardase en confesarle la verdad a Joe y pedirle el divorcio, más se
arriesgaba a que fuese descubierta. Pero, entonces, ¿qué importaría
realmente?.....

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:24

Capitulo 2
A Joe no le importaba lo que hacía ella. Lo veía una vez
al mes cuando él pasaba por Londres, y el año anterior ni siquiera lo
había visto con esa frecuencia. A veces Joe le pedía que organizara una
cena de negocios. Pero no era frecuente. Había ocurrido pocas veces, y
muy espaciadas. Incluso se solía comunicar con ella a través del
personal de su empresa, en caso de necesitarlo.
Durante el tiempo
que llevaban casados, Joe no la había invitado a salir nunca, ni
siquiera la había llevado a una fiesta. Solía llevar a otras mujeres en
ese caso, pero a su esposa jamás. Joe dormía en el ala de la casa que
había acondicionado para sí. E incluso las pocas noches que habían
dormido bajo el mismo techo, lo había oído salir tarde, y regresar al
amanecer. Es decir que ni siquiera se podían contar esas noches como
compartidas con él.
Por un momento recordó cuánto había llorado y se
había preguntado qué había hecho para que las cosas fuesen así, y que
podía hacer para atraer su atención. Con rabia, quiso borrar esos
recuerdos de su mente. El tiempo se había ocupado de que aquellos
tiempos hubiesen quedados sepultados. La joven novia había crecido y
era más sabia ahora.

- Lo siento. Me olvidé de la cita – murmuró
______ en la recepción de la peluquería, y además insistió en pagarla
de todos modos.
El propietario, Corbin, le ofreció comenzar con ella
una sesión inmediatamente, pero ella se disculpó diciendo que se le
hacía tarde, y se sentó a esperar a su peluquero.
- ¡OH! Señora Jonas, su guardaespaldas ha dejado un mensaje para usted – le dijo Corbin bajando la voz y la cabeza.
______ se puso tensa y pálida.
- Tranquilícese – Corbin la miró con complicidad -. He dicho que estaba en la sesión de masajes.
- Gracias – ahora ______ se había puesto colorada.
- Será mejor que le de el mensaje. El señor Jonas le está esperando en casa.

¿Que
Joe qué? Joe la estaba esperando.... ¿Joe, que nunca la había esperado
en cinco años? ¿Joe estaba en casa cuando no lo esperaba hasta la
siguiente quincena? Involuntariamente, ______ se estremeció; se le
revolvió el estómago. Sintió terror.
Corbin se sentó a su lado, y le dijo:
- Pequeña, tú no eres el tipo de chica para jugar a esto.
- No sé lo que estás...
-
Llevas viniendo a este salón desde hace cinco años. Y desde hace dos
meses no haces más que ponerte colorada – suspiró -. Y no quisiera
pasar a la historia como un estúpido capaz de facilitarle una coartada
a la señora Jonas. Me da la impresión de que tu marido es un tipo capaz
de romperle los dedos a quien haga una falta así. Me dan temblores de
sólo pensarlo.
- Lo siento – ______ se sintió avergonzada.
- Y yo siento no poder ayudarte más, porque ha sido bonito verte feliz por un tiempo.
- ¿Señora Jonas?

______
miró a James, su guardaespaldas, que proyectaba una sombra grande y
oscura sobre ella se puso de pie, James le echó una mirada de
desconfianza a Corbin, quien se encontraba demasiado cerca de la esposa
de su jefe.
Tan pronto como se acomodó en la limusina se desmoronó.
Corbin sabía que ella estaba viendo a alguien. Se sentía tan humillada.
Y también se sentía terriblemente culpable. Ese peluquero además tenía
miedo de verse envuelto en un escándalo matrimonial. Aunque lo cierto
era que nada de eso sería posible, ya que Joe no tenía ni la menor idea
de lo que hacía ella. Pero el dicharachero Corbin, que tantas veces se
había reído de sus depresiones, estaba sinceramente asustado.

Todo
el mundo le tenía miedo a Joe. Y sin embargo ella jamás lo había oído
gritar. Durante los primeros tiempos de su matrimonio, ______ había
sentido terror hacia Joe, pero con el tiempo ese terror se había ido
difuminando, y adquiriendo la forma real de la indiferencia de Joe
hacia ella. Simplemente parecía que ______ no existía en la escala de
seres humanos importantes para Joe. Él se había casado con ______ para
obtener las acciones que su padre le había cedido a ella. Su esposa era
parte de un acuerdo de negocios, nada más.
Y sin embargo, ella
hubiera jurado que había habido momentos, al principio de la relación,
en que Joe la había mirado con odio; un tiempo en que cada palabra de
él sonaba como una amenaza hacia ella, cuando la sola presencia de Joe
la hacía sentir en peligro. Entonces había aprendido a evitarlo siempre
que podía. Había aceptado casarse con ella por las acciones. Pero no
obstante el divorcio no parecía se una idea que lo convenciera. Y esto
era algo que ______ no alcanzaba a comprender.
Y ahora Joe, que no
había dado la más mínima señal hacia ella en cinco años, había vuelto a
casa y la estaba esperando. Era algo que la ponía nerviosa. Subió los
escalones de la enorme casa aferrada a su bolso como si buscase
protección en algo.
" La esposa infiel ", pensó con tristeza.
Pero
ella no era su esposa en realidad, se recordó, como lo había hecho
desde que había conocido a Kevin. Tendría que haberle pedido su
libertad mucho tiempo atrás. Pero su padre se hubiese puesto fuera de
sí, y se hubiera sentido terriblemente decepcionado.
______ se había
pasado los primeros diecisiete años de su vida complaciendo a su padre,
Harry. Y hacía cinco años, por consejo suyo, se había casado con Joe, y
ése había sido el error más grande de su vida. Joe le había quitado la
libertad, y no le había dado nada a cambio. Pero todo eso era historia
pasada, se recordó a sí misma. Hacía apenas dos meses que su padre
había muerto, a causa de la enfermedad coronaria que había dañado su
salud durante años.
- El señor Jonas la está esperando en la sala – le informó Philip, el mayordomo.
______
se puso más nerviosa aún. Como norma general, ella no veía a Joe hasta
la hora de cenar, por lo que sospechó que algo no iba bien.
Joe
estaba de pie, cerca de la chimenea recubierta de mármol. Era un hombre
alto, que irradiaba una presencia extremadamente masculina. Alguna vez
había sentido que su corazón se estremecía al mirarlo, que se le
aflojaban las piernas, y que le costaba pronunciar cualquier palabra
frente a él. Ahora en cambio, ______ lo veía como si entre ellos
hubiera una mampara de cristal. Había aprendido a distanciarse de él,
como primera medida.
_________________
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:25

Capitulo 3
Joe Jonas, el legendario magnate griego, poseedor de un gran poder y una gran fortuna. Tenía una elegancia natural que aumentaba con el exquisito gusto en la elección de la ropa: zapatos de piel acabados a mano, o un fabuloso traje en tela de mohair y seda. Era un hombre por el que cualquier mujer se moriría, había pensado _______ con la ingenuidad y excitación de los diecisiete años.
Y Joe en efecto, era un atractivo hombre, seductor por donde se lo mirase. Un pelo grueso color ébano, la piel dorada, los ojos cafés. Y lo sabía, le gustaba que así fuera, y se valía de ello cuando le venía bien. Una vez, aunque ella casi no lo recordaba, ella había sido el blanco de esa energía sexual que irradiaba.
Pero luego todo había cambiado.
______ entró en la sala. La tensión flotaba en el ambiente. Los profundos ojos cafés de Joe la miraron detenidamente.

- Tienes corrido el carmín – y los dedos de él volaron hacia su boca. Luego frunció el ceño y le dijo - No tenemos mucho tiempo, así que voy a ser muy breve y directo. Nos vamos a París.
- ¿A París? – preguntó ______ como un eco, más que sorprendida.
Pero Joe ya había abierto la puerta, y le decía impaciente:
- Vamos.
- ¿Quieres que vaya contigo a París? ¿Yo? ¿Ahora mismo?
- Sí.
- ¿Pero por qué?
- Un asunto relacionado con la herencia de tu padre.

______ estaba más que sorprendida, ya que no se imaginaba que pudiera haber algo pendiente con relación a la herencia de su padre.
A pesar de que Joe no se había molestado en ir al funeral de su padre, había asumido con arrogancia la responsabilidad de dar instrucciones a sus abogados para liquidar sus propiedades. Mientras ______ lloraba la muerte de su padre, sumida en la gran pérdida que significaba para ella, e incapaz de ocuparse en ese momento de cuestiones materiales, Joe había vendido todos los bienes que tenía su padre, absolutamente todos.
Su hermosa casa, sus inversiones, sus exquisitos muebles y efectos personales habían sido convertidos en dinero en efectivo siguiendo las instrucciones de Joe. No le había dejado a ______ ni un solo recuerdo. Su padre, Harry _______, podría no haber existido, si sus bienes hubieran tenido que testificar sus sesenta y tantos años de vida en la tierra.
______ había quedado impresionada por la falta de sensibilidad de Joe, pero cuando se había dado cuenta de ello ya era tarde para intervenir. Como siempre, sus obedientes empleados habían cumplido sus órdenes eficientemente.

-¿Algo que has pasado por alto?
- No. Algo que andaba buscando, finalmente lo he localizado – dijo con gravedad en el gesto -. Por lo menos es lo que creo. Y por tu propio bien, ruega que no me haya equivocado.
- ¿Por mi propio bien? No entiendo de qué me estabas hablando – dijo ella aterrada.
- Espero que no – dijo él dándose la vuelta.
______ fue hacia la escalera. Una mano fuerte la frenó.
- ¿Adónde crees que vas?
- A cambiarme– contestó ella mirando la mano que la sujetaba, algo que le extrañaba, ya que Joe no la tocaba nunca.
- No hay tiempo para ello. El jet esta listo para despegar.
- ¿Regresaremos esta noche? No llevo nada de equipaje – exclamó ella mientras él la llevaba hacia fuera.
- Te arreglaras sin él.
Luego, ya en la limusina, preguntó ______:
- ¿Qué ocurre?
Joe no le hizo caso y se dispuso a hablar por teléfono durante un buen rato en griego.
Ella no entendía una palabra. A su mente acudió el recuerdo del día de la boda, cuando ella le había dicho que intentaría aprender su lengua, y él le había dicho:
- No pierdas el tiempo.

Ésa había sido la primera grieta que se había abierto en su mundo de fantasía. Antes de que se hubiera terminado el día, la grieta se había hecho más profunda, pero le había llevado algún tiempo de realidad el desvanecer por completo aquel mundo de fantasía que ella tanto ansiaba.
La situación con Joe la había desquiciado, pero sin embargo guardaba la compostura. Había aprendido a disimular sus emociones delante de él, y ahora estaba sentada tranquilamente en el coche, con las manos sobre el regazo, como si en su interior no sintiera un temporal.

- ¿De qué se trata todo esto? – preguntó ______ por segunda vez.
Hubo un silencio sepulcral.
-Creí que los asuntos de la herencia de mi padre ya estaban todos resueltos – insistió ______.
- ¿Estás segura? – respondió Joe con calma.
Algo en el tono de su voz le inquietó. Se volvió hacia él, y se encontró con una mirada de hielo. Tenía la sensación de que se avecinaba un desastre, y el terror a enfrentarlo le provocaba un cierto mareo.
- Si al menos me explicaras. ¿Qué...? – comenzó a decir ______.
- ¿Por qué tengo que darte yo explicaciones?
El desprecio de su contestación la silenció.
- Eres tan joven...Debes ser la secreta fantasía de todo hombre – le había dicho una vez.
¿Quién iba a pensar que esas seductoras palabras habían sido pronunciadas por el esposo que la había ignorado durante los últimos cinco años? Sin embargo, Joe había dicho eso la primera vez que se habían visto. ¿Por qué había mentido? ¿Por qué? ¿Acaso había sido por sus tremendas ganas de conseguir las acciones? Seguramente sí. Porque estaba claro que ella no había sido nunca la secreta fantasía de Joe Jonas. Él la había usado, igual que su padre, que se había dejado llevar por la fortuna y el status de Joe.
Apenada por sus pensamientos, ______ miraba por la ventanilla. Echaba de menos a Kevin. Kevin, quien no había sabido siquiera quién era ella la primera vez que se le había acercado. Kevin, el primer hombre que la había tratado como un ser humano con sentimientos y necesidades, y con opiniones propias. Kevin sólo la quería a ella. No trataba de usarla.[b]
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:27

Capitulo 4
En París le diría a Joe que quería divorciarse. No quería arriesgarse a perder a Kevin. Y estaba deseosa de vivir su propia vida, hambrienta de la libertad que se dibujaba en el horizonte. Joe le había robado su libertad, los años de adolescencia, cuando ella tendría que haber estado saliendo con chicos, divirtiéndose y enamorándose. ¿Por qué no iba a tener derecho a añorar lo que nunca había tenido?
Sentada en el jet privado ojeó unas revistas, pero no dejó de notar que la azafata se apoyaba en el hombro de Joe, como si fuera de un harén, y quisiera ganarse los favores del sultán. La atractiva mujer trataba de seducirlo. Reconocía todos los síntomas. ¿Quién mejor que ella para reconocerlos? Al fin y al cabo ella también había sido una víctima de Joe. Pero ahora estaba lejos de él, y se sentía orgullosa de la distancia que había podido poner.
Joe Jonas, era un hombre con un temperamento acorde con su origen griego, con un aspecto de estrella de cine, no se le movía un pelo, ni física ni emocionalmente. Era además un hombre despiadado, caprichoso, arrogante y perverso con sus enemigos o con aquellos que se le oponían. Si ella hubiese sido su mujer real, no se hubiera arriesgado a andar con otro hombre.

Una limusina los recogió en el aeropuerto de Charles de Gaulle, y los condujo por una ciudad atestada de coches. Se bajó del vehículo. El orgullo le impedía preguntar nuevamente adónde iban, simplemente observaba. Él se bajó también, y se dirigió al edificio más cercano. En la mano llevaba un maletín de ejecutivo. Y el edificio, por su apariencia, debía ser un banco.
Tres hombres los esperaban dentro. Uno de ellos a quien ______ reconoció como el representante de su padre, quiso hablar con ella, pero Joe se lo impidió de manera poco caballerosa. Siempre era así. Intolerante, grosero hacia quienes él consideraba seres inferiores a él. Como el hombre de mediana edad, cara colorada y tensa, que los acompañaba.
Subieron al ascensor. ¿Acaso había una nueva oferta de acciones en su valiosa línea de barcos? ¿Cómo podía ser tan codicioso un hombre con toda la fortuna y el poderío que tenía Joe? ¿Pero acaso no se había casado con ella por codicia?
El representante de su padre puso una llave en la mano de ______ sorpresivamente, y se dispuso a partir.

- Dámela a mí – dijo Joe tenso.
Debía de ser la llave de una caja fuerte, propiedad de su padre. Por primera vez no hizo caso y se dirigió directamente hacia donde estaba el representante del banco, que ponía en ese momento una caja fuerte sobre una mesa, y luego abandonaba la habitación vacía.
- ______ – protestó Joe.
______ no quiso mirarlo. Pero dijo:
- Si es de mi padre, es mío.
- Ten cuidado con lo que dices.
Sus palabras la hicieron estremecer. Lo miró y se sintió paralizada. En el rostro de Joe se adivinaba la agresión y la violencia a punto de estallar.
______ cejó en su intento, y súbitamente dejo la llave al lado de la caja.
- Si está en esta caja, puedes quedarte tranquila. Pero si no está, puedes considerarte afortunada si llegas a ver el día de mañana.
No entendía a qué cosa se refería que pudiera estar en la caja. Un sudor frío se apoderó de ella. Sus piernas se debilitaron. Sus ojos color chocolate lo miraron incrédulos. Pero él no la estaba mirando. Estaba metiendo la llave en la caja, temblándole el pulso.
______ se lamió los labios secos en un gesto ansioso. Debía tratarse de algo más que acciones. Nunca había visto a Joe perder el control de ese modo. Y ahora, fuese lo que fuese lo que estaba dentro de la caja, estaba frente a él.
La caja estaba llena de papeles. Joe comenzó a revolverlos, dejando de lado las fotos y cartas, que quedaron esparcidas por toda la mesa. Estaba pálido, y su búsqueda se iba haciendo más desesperada a medida que avanzaba.
______ fijó la vista en un sobre grande dirigido a una persona de la que jamás había oído hablar. Ni siquiera reconocía la letra. Entonces vio una foto grande en la que se veía a hombres y mujeres en actividades obscenas. Sintió disgusto. No entendía por qué su padre las guardaba.
- ¿Qué es todo eso? – preguntó a Joe, puesto que era evidente que él sabía bastante más que ella acerca de la caja y su contenido.
Él pasó la foto sin demostrar un ápice de asombro.
- ¿Qué es? – preguntó él repitiendo sus palabras con una mueca que simulaba una risa cínica - ¡Es una caja de vidas destrozadas! Los secretos de otra gente. ¡Tu padre vivía a costa de sus víctimas y de su miedo, el muy cerdo!
______ se puso lívida, pero lo increpó:
- ¿Cómo te atreves a hablar así de mi padre?
Joe no la estaba escuchando. Seguía buscando entre los papeles como un poseso.
- Qué me obligase a revolver entre esta basura es el último de sus insultos. ¡Yo, Joe Jonas, ensuciándome las manos, porque no hay nadie en quien pueda confiar como para que hurgue entre esta colección de errores humanos! ¡Sus trofeos! ¡En lugar de tirarlos los ha conservado hasta el final, el muy cochino!
______ casi no se sostenía de pie. No podía dar crédito al crimen que se le imputaba a su padre. Y en su incredulidad todo se le hacía confuso.
- ¿Qué está diciendo? – la voz de ella sonó tan débil que apenas se oyó.
- ¿Estás sorda? – la miró Joe sin piedad -. ¿Por qué crees que me casé contigo? ¿Por tu cara bonita y tu educación de convento? ¿Por tu habilidad para actuar como una dama y saber colocar adornos florales en la casa?
- Por las acciones – alcanzó a pronunciar ella.
- ¡No había acciones! ¡Era todo mentira! ¡Ésa línea de barcos ni siquiera existió! – gritó él con furia, sus palabras retumbando en la habitación.
- Me estás mintiendo – contestó ______ a punto de desfallecer.
La atención de Joe estaba puesta en el documento que tenía en ese momento en sus manos. De pronto, sin aviso alguno previo, dio un puñetazo sobre la mesa.
- ¡Es sólo una copia!
- ¿Una copia de qué?
- ¡Y éste es el fin!
Joe parecía un león dispuesto a comérsela.
- El original te lo dio a ti, ¿no es verdad? ¿Te lo dio a ti para dejar a salvo...?
- ¿Qué cosa me dio? – casi no podía articular palabra ______.
- Tu sabes de qué estoy hablando. No te hagas la inocente – dijo él yendo a un rincón de la habitación -. Si no está aquí, lo tienes que tener tú. Harry no era ningún tonto. Y sabía que me desharía de ti si caía en mis manos. Así que te lo dio a ti. Entonces, ¿dónde está?
- ¡Basta ya! ¡Déjame en paz! – gritó a pesar del terror que sentía.
- Si no me dices dónde está el certificado, soy capaz de cualquier cosa. ¡He vivido extorsionado durante cinco años para proteger a mi familia, y no pienso vivir así un día más!
Joe había pronunciado por fin la palabra, "extorsionado". No podía ser cierto. Su padre no podía haberle hecho un chantaje. ______ estaba a punto de desfallecer.
- Siempre me he preguntado por qué lo había hecho así...que tú tuvieras que ser mi castigo de por vida – soltó Joe como pensando en voz alta -. Pero te diré una cosa, preciosa. Prefiero ir a la cárcel por estrangularte antes que cumplir esta otra sentencia.
Aterrada, ______ miraba la cara de Joe, y finalmente, de manera misericordiosa, dejó de verla, al mismo tiempo que ______ se desvaneció.

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:28

_________________Capitulo 5
_______ recobró la conciencia en la limusina. Joe estaba inclinado sobre ella como cuando ella se había desmayado. En un movimiento brusco del coche, ______ se apartó hacia el lado opuesto del asiento.
- ¡Aléjate de mí! – le gritó presa del pánico.
- ¿Eres una criatura muy delicada, no te parece? De pronto te has vuelto un manojo de nervios – Joe la miraba con satisfacción perversa; parecía haber recuperado el control -. ¿Dónde está el certificado?
______ se clavó las uñas. Necesitaba alguna sensación que le dijera que estaba despierta, que no se trataba de una pesadilla.
- Te he dicho que no sé de qué hablas.
- Bueno, si antes no lo sabías, ahora ya lo sabes, y quiero que me lo digas.
- No puedo creer que mi padre te hiciera un chantaje...
- ¿Un asunto sucio, no? – Joe la trataba sin la más mínima compasión -. Pero él era un profesional, de alto vuelo. A él le interesaban los ricos y famosos. Le gustaba los personajes a los que pudiera sacarles el jugo. Era muy bueno en su trabajo. Nunca dejaba a sus víctimas totalmente secas, ni los llevaba al extremo de que quisieran matarlo. Los hacía pagar durante mucho tiempo y luego los dejaba en paz, pero siempre se quedaba con la prueba de sus delitos y trapos sucios para protegerse. Hizo una fortuna...
- ¡No me lo creo!
- ¿Crees que guardaba esas fotos pornográficas sólo por diversión? Si se quedó con la prueba de los trapos sucios de mi familia... -La voz de Joe se hizo más dura aún -. También tenía el certificado original, y como he intentado recuperarlo buscando por todas partes, es evidente que tú lo tienes.
- ¡Él no me dio nada! – gritó histéricamente.
- A mí no me vas a engañar. Inténtalo y te romperé...
- ¡Estás loco! – sollozó.
- Hasta ahora he sido paciente. He estado en la cuerda floja durante cinco años. La única forma de mantenerme a salvo era seguir casado contigo. Pensé que ibas a irte con papá. Pero no lo hiciste. Y hay una cosa que me ha quedado clara. Estás enamorada de mí...
- ¿Qué? – ______ lo interrumpió.
- Estás obsesionada conmigo. ¿Crees que no lo sé? – Joe la miró con desprecio -. Cualquier mujer normal ya se hubiese desengañado y hubiera dejado de esperar que su amor fuera correspondido... ¡Pero tú no! Te has quedado hasta el final, fiel hasta el fin, ¡sin darme la posibilidad de que pueda quejarme del mal*dito trato que hice!
- ¿Fiel? – no podía creer todo lo que oía. Era increíble, pero Joe se creía lo que decía. Estaba convencido de que se había quedado a su lado por una cuestión de amor. El nombre de Kevin quería abrirse paso entre sus labios, pero era mejor que no.
- No estoy enamorada de ti – dijo dignamente.
- ¡Escucha, estás hablando con el chico que fue tu regalo de cumpleaños cuando cumpliste diecisiete!
- ¿Cómo?
- ¿Me elegiste en alguna revista de sociedad? ¿O me viste personalmente antes? ¿Me echaste un vistazo y saliste corriendo a decírselo a papá? "Papá: éste es el que me gusta".
Joe hablaba en serio. Realmente hablaba en serio.
- ¡Tú tienes que estar mal de la cabeza!
- Hablaremos. Llevo cinco años esperando esta conversación. Todo lo que sé es que el querido Harry hizo el trabajo sucio por ti. Me cazastes como a un animal...
- ¡Tú eres un animal, un auténtico insulto a la especie humana! – estalló ______ -. ¡Y encima te lo tienes creído!
- ¡Dios! Mi joven dama sabe alzar la voz – dijo cínicamente Joe -. No parece gustarle la verdad. Hiere tu orgullo. Pero sé que he sido atrapado intencionalmente. Yo no sabía siquiera quién era tu padre la primera vez que fui a la casa. Me hizo una proposición de negocios una tercera persona, y fui citado allí. Y ocurrió justamente que tu padre no se encontraba en casa cuando llegué. Pero, ¡Oh, sorpresa! ¡Estabas tú! Llevabas algo blanco y romántico, y adornabas con flores el recinto, es decir estabas armada hasta los dientes con tus encantos virginales. Lo recuerdo perfectamente.
- ¡No fue así!
- Cualquier griego con sangre en las venas se hubiese rendido a tus encantos con mirarte dos veces – le dijo Joe con resentimiento -. ¡Y tú ahí, todo sonrisas tímidas y con rubor en las mejillas, comiéndome con esos ojos cafés como si llevases una semana de ayuno!
- ¡Basta ya! – la voz de ______ casi se rompió.
- Entonces me invitaron a cenar y tú tocaste el piano, y cantaste como un ángel. Todas tus virtudes puestas en juego para mí. Y no sé cómo fue, pero finalmente el negocio pasó a un segundo plano, y se me olvidó. Para que sepas, había sólo dos preguntas que me interesaba hacer, pero no era pertinente hacerlas esa noche
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:30

_________________Capitulo 6
- ¿Sí? – ______ trataba de borrar los recuerdos penosos de ese día.
- ¿Tenías suficiente edad para obtener el consentimiento de tu padre? ¿Intentaba tu padre protegerte del mundo y de los depredadores como yo? El matrimonio no estaba entonces en mi cabeza, y nunca había estado.
______ sintió nauseas. Joe siguió hablando:
- ¿Y de quién fue la idea de que me quedara a cenar? Tuya. Tú le dijiste a él que me querías y eso fue todo. Luego él escarbó y escarbó, hasta sacar a la luz cosas que sólo dos personas vivas sabían, y que ninguna de los dos iba a contar jamás.
- ¿Qué averiguó? – preguntó ella ansiosa.
- Tú lo sabes... Harry sabía perfectamente que no viviría muchos años. Y no se fue a la tumba con el secreto – dijo Joe.
- Él no me reveló nada.
- Y si tú no lo tienes, debes saber quién lo tiene.
El chofer abrió la puerta y ella casi se cae del asiento. Miró la calle del barrio residencial casi con pánico. Hubiese querido correr. Ella sabía dónde estaba. Era el apartamento de Joe en París donde ella había pasado una noche de bodas inolvidable, sola.
- Inténtalo – dijo Joe con tranquilidad -. Corre y verás qué pasa. No llegarías ni a la esquina.
Aterrada, ______ entró en el edificio frente a ellos, y se metió en el ascensor.
- Recuerdos... – dijo Joe, como si pudiera ver lo que ella estaba pensando.
______ sabía que aún no había salido del estado de shock. No decía nada, sabía que no estaba en condiciones de desafiarlo. Joe estaba preparado. Había estado esperando el momento de la venganza. Del mismo modo que habría esperado la muerte de su padre para liberarse de ella.
- Hay muchas cosas que puedo hacer por orden de otra persona, pero compartir la cama contigo no es una de ellas. Tu padre podía obligarme a casarme contigo pero no podía seguirme al dormitorio y forzarme a...
- ¡Cállate! – le gritó ella histérica.
- ¿Por qué no le contaste nunca la verdad de nuestro matrimonio?
______ se tapó la cara en un intento de no oír más.
- Por favor, más no... – murmuró, y no le importó rogarlo.
Pero él le sujetó por los hombros con firmeza y le dijo:
- ¿Por qué aceptaste la triste realidad de tu cama matrimonial vacía durante todos estos años y no dijiste nada? ¿Por qué?

En un acto de arrojo, ______ salió corriendo y atravesó el hall del inmenso apartamento y alcanzó el dormitorio al otro extremo del corredor. Se metió en él y echó el cerrojo. Tenía el estómago revuelto, y tuvo que quedarse quieta un momento hasta que por fin pudo quitarse la ropa, y meterse en la ducha.
"Mi padre, lo extorsionaba", repetía sus palabras. Se sentía tan sucia. Era la primera vez en su vida que se sentía verdaderamente sucia. Y no sabía que podía hacer para sentirse limpia nuevamente.
Su madre. Que había muerto cuando ______ tenía cuatro años, era un recuerdo difuso. Era la hija de un pequeño aristócrata, que se había apartado de su familia por casarse con Harry. Pero Harry no le había dicho a su hija por qué. Nunca se lo había explicado.
La infancia de ________ había sido una sucesión de niñeras e internados desde una edad muy temprana. Harry viajaba incesantemente, y siempre que le había pedido ir a vivir con él. Había llorado mucho antes de que se diera cuenta de que para su padre ella era exceso de equipaje, y que un hombre frío y distante. De todos modos reconocía que su padre se había preocupado por ella más que por ninguna otra persona.
Había estado siempre orgulloso de su belleza, de su educación, y su don para la música. Ahora se daba cuenta de que ésas habían sido unas ventajas de gran valor social para su padre. Harry había sido ambicioso con relación a su hija. Había querido que se casara con un hombre rico y poderoso. Él mismo había vivido en contacto con la alta sociedad, y quería que su hija fuera miembro de todo derecho de esa misma clase social. Pero ______ había carecido de un verdadero calor de hogar. Y esa carencia afectiva la había llevado a hacer todo lo posible por ganarse la aprobación y el amor de su padre.
¿Cómo iba a imaginarse que Harry no era un hombre de negocios legal? ¿Cómo podía imaginarse que su privilegiada vida había sido financiada con algo tan ruin como el contenido de la caja fuerte? Y menos aún, ¿Cómo podría haber sospechado que había extorsionado a Joe para que se casara con ella?. Finalmente comprendía la farsa de su matrimonio, demasiado tarde.
Los cinco años habían pasado, no podían recuperarlos ni ella ni Joe. No le extrañaba que la despreciara. Y que estuviera seguro de que ella conocía el secreto que no debía conocerse, "para proteger a mi familia", había dicho.
Lo gracioso del caso era que ella no tenía la más mínima curiosidad por conocerlo. Joe podía seguir guardándolo toda la vida. En todo caso la familia de Joe eran extraños para ella. No conocía a su madre, ni a sus tres hermanas. Muchas veces se había preguntado qué les diría a ellas acerca de su matrimonio. ¿Pero se habría molestado en explicarles algo? Como Harry, Joe no era amigo de dar explicaciones.
¿Cómo podía pensar que ella lo amaba? Era humillante. No sólo se trataba de un marido al que habían obligado a casar a punta de pistola, sino que además creía que su mujer, después de cinco años de desprecios e infidelidades, aún lo amaba.
El agua de la ducha seguía cayendo, y de pronto ______ sintió que una extraña fuerza se apoderaba de ella. Incluso empezó a sentir pena por Joe. Creía que ella podía usar el chantaje más allá de la muerte de su padre. La noticia de que ella estaba enamorada de otro hombre seguramente sería un alivio para Joe.
______ había perdido cinco años de su vida, pero ni un día más. Su padre había ejercido plena autoridad sobre ella. Luego Joe había tomado el relevo, y ella lo había aceptado sin más.
Y había sentido miedo durante tanto tiempo... Miedo por el mundo que había fuera de su irreal mundo de privilegios. Temor por el desprecio de su padre. Temor de que la verdad sobre el matrimonio terminara con la débil salud de su padre si se enteraba. Pero no más miedos, se dijo.
Si Joe había sido una víctima, ella también lo había sido. Y sin embargo no armaba tanto escándalo como él. La vanidad de Joe la indignaba.
Un golpe fuerte sonó en la puerta.

- _______ ¡Abre! – exigió Joe.

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:31

_________________Capitulo 7
______ hizo un esfuerzo por no oír. Ya tenía bastante con lo que había ocurrido anteriormente. No quería saber nada de él. Joe no tenía una sola virtud que pudiera conmoverla. Cinco años atrás sin embargo había sentido una gran atracción por él. Había elegido entonces con el corazón, no con la cabeza.
- ¡______! – volvió a golpear Joe con impaciencia.

No era un hombre que respetase a las mujeres. Iba detrás de todas ellas, rubias, morenas, daba igual. Eso sí, todas tenían piernas largas, pechos imponentes y pelo largo. ______ no tenía ninguno de esos atributos, y alguna vez había sido un tormento para ella, ya que la imagen que tenía de sí misma, débil e insegura, no se había visto beneficiada con esta carencia.
Pero tenía muchas otras virtudes. Y debía agradecerle a Kevin el haberlo descubierto. Kevin le había enseñado a valorarse, poniéndola en primerísimo lugar. Él la había ayudado a aceptarse a sí misma. En cambio Joe siempre la había humillado y despreciado. ¿Y ahora por qué tenía que sentirse culpable? ¿Acaso no había pagado ya los pecados de su padre?
Cuando estaba cerrando la ducha y alargando la mano para alcanzar la toalla, un golpe enérgico tiró la puerta abajo. Ésta quedó pendiendo de la bisagra, y dejó la figura de Joe al descubierto. Su cuerpo vigoroso ocupando la puerta de la habitación.

- ¿Para qué te has encerrado aquí? – preguntó furioso.
- ¿Te has vuelto loco? – ______ se sentía intimidada por la presencia de él, pero también estaba furiosa.
- ¡Me hicieron responsable de tu bienestar!
¿Se refería a su bienestar o a su propia seguridad? ¿Era por ello que había tirado la puerta como un hombre de las cavernas? ¿Tenía miedo de que se hubiese tirado por la ventana o de que fuera a hacerlo? Evidentemente esto último lo hubiese puesto en un aprieto.
_______, echándole una mirada de incredulidad, comenzó a recoger su ropa.
- Tu piel tiene el color de las camelias – dijo él.
Joe estaba mirando descaradamente, algo que la turbaba terriblemente.
- Tira la toalla – le exigió.
______ no podía creer lo que oía. Pero Joe esperaba que su orden fuese cumplida. Lo demostraba en su gesto expectante.
______ sintió que se le secaban los labios, que sus pulmones se quedaban sin aire, que un calor asfixiante se apoderaba de su cuerpo entero. Sus pechos de pronto se volvieron pesados, sus pezones se irguieron volviéndose más sensibles.
- Eres tan pequeña, pero guardas unas proporciones tan perfectas... – musitó él en el denso silencio.
______ no podía creer lo que oía de la boca de Joe. Éste era un Joe que ella jamás había conocido, pero que de algún modo siempre había sospechado que podía existir. Era un hombre que despedía una vigorosa sexualidad. Había algo peligrosamente fascinante en la corriente sexual que emanaba de él, algo atávico y elemental. Daba la sensación de ser depredador como él mismo se había nombrado alguna vez con candor. Y lo era, ahora ella lo podía comprobar.
- ¿Me disculpas? Voy a vestirme, si no te importa – murmuró ella inexpresiva.
- ¿No hablarás en serio, verdad? – dijo él como si ella fuera la que se estaba comportando de modo extraño.
______ estaba indignada. Joe podía dejar de lado el odio y el resentimiento que había entre ellos y pensar en el sexo. ¿Por qué? ¿Por qué estaba medio desnuda solamente? Parecía que el libido de Joe despertase con poca cosa.
- Quiero vestirme – insistió.
- Eres tímida. Pero me has estado esperando durante mucho tiempo – dijo él con satisfacción.
______ rió. No pudo evitarlo. Era una risa histérica que rompía el silencio como un cristal que se rompe.
- Basta...

Se le cayó la ropa de las manos al darse la vuelta y taparse la cara con las manos temblorosas. Era un gesto histérico, descontrolado, que la asaltaba sin aviso. Estaba furiosa por su propia reacción, pero su furia aumentó aún más cuando sintió los brazos de Joe alrededor de ella, asaltándola por la espalda. Se quedó paralizada.
Él la había empujado contra un cuerpo tibio y vigoroso, amenazándola con un contacto físico tan turbador como desconocido. No podía creer que él la estuviera tocando. Parecía algo irreal. Durante cinco años se había comportado como un leproso que se aparta. Y ahora, de repente, quería tocarla, como si estuviera en su derecho. Pero no tenía ningún derecho, y no deseaba sus manos sobre su cuerpo.

- Tal vez no sepas dónde está ese certificado. Tal vez lo haya destruido Harry. Pero quizás lo tenga alguien en sus manos esperando para activarlo como una bomba...
Las palabras que usó la hicieron temblar.
Joe lentamente la iba dando vuelta. ______ no se había dado cuenta de lo fuerte que podía ser un hombre comparado con una mujer, hasta que Joe la levantó del suelo como si fuese una muñeca y la apretó contra él.
Descalza no le llegaba ni al hombro, y antes de que él se inclinara hacia ella, las mejillas de ______ rozaron el pecho viril que asomaba por la camisa de seda, cuando se abrió inesperadamente su chaqueta. ______ apenas podía respirar ante la esencia de su masculinidad.
- Mírame – le dijo cortante.
- Por favor, déjame marchar – atinó a decir ella.
Joe le tomó la barbilla y se quedó mirándola, como si no la hubiese oído.
______ sabía de los hechos acontecidos esa tarde y el ataque de furia de Joe, habían sido apartados de su mente, y que otras necesidades le urgían en es momento.
_______ sintió un torbellino de sensaciones que jamás había sentido. Su cuerpo estaba tenso, y parecía recoger todos los estímulos provenientes de aquella atmósfera.
- Joe... – se oyó decir, mientras sentía que sus pies se apoyaban en la alfombra.
- Hace tanto que no te oigo pronunciar mi nombre – dijo él en un tono profundo
- No... – dijo ella.

El dedo pulgar de Joe recorrió el labio inferior de ______, haciéndola temblar. Ella intentó moverse, pero la otra mano de él la sostenía con firmeza apoyada en su espalda.
Joe la miró intensamente, y con el pulgar separó sus labios y se internó en la boca de ella, mientras la palma le acariciaba la mejilla. Era un gesto más erótico que jamás había experimentado, y lo peor era que le estaba desencadenando una serie de reacciones físicas que reconocía como una traición de su cuerpo a sí misma.
Era evidente que él se divertía con sus reacciones, pero su mirada expresaba además una gran satisfacción. _______ lo notaba en la expresión de sus ojos.
Joe era un maestro en las técnicas y el arte de seducir, un arte que redundaba en su propio beneficio, aumentando su propio placer. Y estaba acostumbrado a buscar ese placer siempre que afloraba el deseo.

- Quiero... – ______ no podía decir más de una palabra.
- ¿Más? – Joe la soltó de pronto, y le sonrió -. La próxima vez que te pida que tires la toalla, hazlo, pequeña – le aconsejó suavemente.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:33

_________________Capitulo 8
______ sintió que esa insinuación podía ser más dolorosa que un puñetazo. Cuando la puerta se cerró tras él, _______ se desmoronó. Lo había desafiado, lo había irritado. Estaba confusa. Todos esos años, nada, y ahora...
¿Por qué ahora? Recordaba lo que le había dicho momentos antes: que su padre no había podido obligarlo a compartir la cama con ella. Y, sin embargo, cuando afloraban sus instintos, parecía que cualquier mujer le venía bien.
Lo que estaba claro era que Joe tenía que demostrar que era un macho. Plantearle el divorcio en esas circunstancias hubiese sido contraproducente, porque lo hubiese llevado aún más lejos en sus intentos de intimar con ella.
No era el mejor momento de hablar de Kevin.
______ recogió sus prendas nuevamente.
La cuestión era que su marido se había dado cuenta de que existía, aunque sólo fuera de la forma que para él contaba una mujer: sexualmente.
Pero estaba indignada. No entendía cómo se había atrevido a tocarla. No tenía derecho. Y además, seguramente, le era infiel a alguna mujer. Y por descontado se hubiera aprovechado de su deseo, en caso de que hubiese existido. Él era así. Estaba acostumbrado a tomar, no a dar.
Joe había trabajado duramente para levantar las empresas familiares que había heredado, la herencia de los Jonas. Nadie le había regalado nada, ni le había hecho favores. Y él no hacía tampoco. Pero seguía a sus enemigos hasta la muerte, y cuando tenía a su presa, regresaba victorioso. Luchaba constantemente por su supremacía.
Ése había sido el aspecto del carácter de Joe que Harry había valorado más. Y finalmente le había servido a Joe en bandeja de plata, tratando de convencerla de que aunque él no hubiese hablado de amor, sería un perfecto marido.
¿De qué marido hablaba su padre? Ella jamás había tenido un marido. Pero cinco años atrás ella no había podido adivinar el futuro.
Lo curioso era que sus recuerdos de los primeros encuentros no coincidían en absoluto con lo de él. Había terminado la escuela secundaria, y había perfeccionado la técnica en arreglos florales, ¡qué tontería! Deberían haberle enseñado mejor, un curso sobre hombres...
Joe había aparecido en la entrada de la sala de música, sin que nadie lo hubiese invitado o llamado. Lo habían hecho esperar a Harry en la sala de espera y él debía haberla visto por la ventana, porque para llegar a la sala de música tenía que salir de la sala de espera, atravesar el hall, pasar por la otra habitación y entrar a la sala de música a través de un ventanal. Así que, ¿Cómo podía tener el descaro de decirle que ella había preparado el encuentro?
Lo había visto de pronto en la entrada y, si, se había enamorado de él a primera vista. Su presencia la había impactado. Era como un dios griego que se le había aparecido en todo su esplendor.
- Eres una bocanada de aire de primavera en este triste paisaje de invierno – le había dicho Joe.
Y probablemente lo había copiado de alguien, pero él había pronunciado esas palabras.
A ella no se le había ocurrido que él estuviese interesado en ella, sino en las plantas. Porque había surgido una conversación entre ellos. No había demostrado su falta de interés e ignorancia hacia el mundo vegetal, y ella se había dejado engañar.
Incluso le había dicho que sus ojos hacían juego con las violetas, y ese cumplido le había salido tan torpe como el primero, lo que le dio la impresión a ______ de ser un hombre tímido, a pesar de disimularlo con cierta sofisticación.
- ¿Tímido Joe?

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:34

_________________Capitulo 9
Él no le había dicho nada sobre su cita con su padre. Parecía haberlo olvidado más bien, hasta que la empleada había ido a decirle que su padre le llamaba y entonces se había quedado desconcertada al encontrarla con Joe.

-Le diré que lo está esperando – le había dicho ______ a Joe, y había subido rápidamente hasta la biblioteca de su padre.
- ¿Quién es él? – le había preguntado a su padre con interés y ensoñación.
- Joe Jonas – su padre la había mirado achicando los ojos.
- Lleva aquí un montón de tiempo. ¿No crees que debiéramos invitarlo a cenar?
- Parece que ha tenido éxito...
- ¿Está casado?

Y lo habían invitado a cenar. Había sido culpa suya, enteramente culpa suya. Su padre había pedido disculpas a Joe y luego los había dejado solos, y en ese rato Joe le había hecho un montón de preguntas personales a _______. No se había molestado en averiguar si tenía la edad apropiada. Sabía perfectamente la edad que ella tenía.
Al día siguiente la había llevado a dar una vuelta en coche, pero su padre dudó en darle su consentimiento. Este hecho la había puesto en evidencia delante de Joe, quien no habría tenido la menor duda acerca de la sobreprotección de su padre.

- Tengo la sospecha de que tu padre te va a mirar de arriba abajo a ver si tienes huellas dactilares en algún sitio cuando vuelvas, así que no te besaré. No sé qué estoy haciendo aquí contigo. Eres demasiado joven para mí.
Y ella había sufrido mucho en la semana siguiente a su encuentro con él, porque él no la llamaba ni daba señales de vida. A Harry la historia le hacía poca gracia, y le había aconsejado que era mejor que no entregara su corazón.
- Jonas puede tener a la mujer que quiera. Pero no quiero que te ronde, a menos que tenga en la cabeza la idea de casarse contigo.
- ¿Y se lo has dicho? – le preguntó alarmada.
- Puede que tú no te valores. Pero yo sí. Te he enviado a los mejores colegios para asegurarme que tuvieses un lugar digno con quien estuvieras. Quiero que te cases bien. Un escarceo amoroso con Jonas es algo que no está en tu agenda. Y puedes estar segura de que no ofrecerá ninguna otra cosa, a no ser que le resulte rentable.
Joe había aparecido la segunda semana inesperadamente, con una actitud agresiva con ella. Se volvió a quedar a cenar. Harry se encontraba de un buen humor increíble. Pero estaba muy tranquilo, y los observaba todo el tiempo, agregando poco a la conversación.
Dos días más tarde, su padre la había hecho ir a su biblioteca y le había informado de que él era el dueño de innumerables acciones en una compañía naviera llamada Petrakis International, acciones en las que Joe tenía un interés extremo.

- Así que se las he ofrecido a él gratis como regalo de bodas – concluyó Harry.
______ se había quedado consternada. Sí, ella estaba loca por Joe. Pero que su padre le hubiese ofrecido un capital por casarse con ella le parecía humillante.
- Joe es griego. Comprende este tipo de trato – le había asegurado -. Y espero que tú también comprendas que un hombre tan duro como Joe jamás hubiese pensado en el matrimonio a no ser que fuese una ventaja económica para él. Esas acciones serán tu dote. La elección es tuya. ¿Lo quieres o no?

______ había salido corriendo de la habitación, llorando de rabia y desesperación.
Al día siguiente, Harry le había informado acerca de su deficiencia cardiaca. Le había dicho que no sabía cuánto iba a vivir, y que estaba sinceramente preocupada por su futuro. Era otro golpe para ______. Harry había puesto a Joe por los cielos. Según Harry, Joe era como un diamante en bruto por el medio social en el que se había criado, pero la iba a tratar con respeto y honor como a su esposa. Ese tipo de arreglo era algo común en Grecia. Si se casaba con Joe estaría a salvo, segura por el resto de su vida.

- ¡Pero no me ama! – había protestado.
Harry la miró fríamente y le dijo:
- Te desea...
- No tanto como a esas acciones – protestó en voz baja.
- Depende de ti lo que este matrimonio resulte. Te estoy dando la oportunidad de casarte con el hombre que amas.
______ volvió al presente, y se retorció las manos. Su padre le había servido a Joe en bandeja de plata. Se lo había dado encadenado y esposado a cuenta de un chantaje. ¡Cómo no lo había sospechado!
Se oyó un golpe en la puerta. Era una criada anunciando la cena. ______ no podía creer que fuera ya la hora de la cena. Kevin la llamaba todas las noches a las ocho. Sabía que ella jamás salía de noche. ¿Le habría dicho Phillip que se había ido a París? Levantó el auricular del teléfono de la habitación y marcó el número de su apartamento.

- ¿Dónde diablos estás? – contestó Kevin inmediatamente -. Phillip me ha dicho que "el señor y la señora Jonas no estaban". ¿Qué quiere decir eso?
- Hemos volado a París...
- ¿Hemos?
- Mira, había un problema con la herencia de mi padre y tuve que venir. Mañana estaré en casa, querido. Te amo.
- ¿Qué tipo de problema?
- Nada importante – ocultó ______. No quería contarle los detalles sórdidos del asunto a Kevin, al menos por teléfono.
- ¿Va a mostrarte las maravillas de París, entonces? – se burló Kevin.
- ¿Salir con Joe? ¡Estás bromeando¡ – forzó una risa, aliviada de que Kevin no estuviera enfadado -. Te echo mucho de menos. He pensado en ti todo el tiempo.
- No veo la hora de que llegue mañana.
- Se me hará eterno... – dijo. "Pero no puedo usar nuevamente a Corbin", pensó, recordando a James, y preguntándose cómo podía quitarse de encima al guardaespaldas.
Pero _______ se sentía un poco culpable de sus citas con Kevin, ya que cuando ella se había casado en la iglesia, había hecho unas promesas en las que entonces creía...
- ¿Por qué eres tan cobarde y no le planteas el divorcio, ya que a él le importas tan poco? – le decía innumerables veces.
______ suspiró hondo, bajó el auricular en un gesto que quería relajar su tensión.
Un escalofrío recorrió todo su cuerpo después de dejar caer el auricular. Joe estaba de pie, silencioso y quieto, como una estatua. ______ se quedó paralizada ante semejante visión.
Quiso decir "Joe...", pero no pudo articular una palabra.
- La cena... – murmuró Joe -. Pero termina la llamada primero.
Levantando el auricular como un autómata dijo:
- Adiós – y colgó.

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:36

Capitulo 10.

Su corazón bombeaba sin parar. Lo vio alejarse de la habitación. No podía haberla oído. En ese caso, seguramente le habría dicho algo. O reaccionado de alguna manera. En cambio, Joe había sonreído.
Al abandonar la habitación, lo oyó decir al criado que ya no lo quería. ¿Habría planeado salir a cenar fuera y luego habría cambiado de parecer? Esperaba que no fuera por su causa. Pero era difícil que Joe hiciera algo por ella.

- Tengo que hacer unas llamadas. No me esperes para cenar.
______ comió sin ganas. Se sentía culpable, irritada, confusa. Toda su vida había sido una persona honrada y sincera, hasta que había conocido a Kevin hacía tres meses. Había sido un encuentro accidental, en Harrods. Habían charlado, reído, tomado café. Todo muy inocente. La segunda vez también se habían encontrado por casualidad.
¿Por qué se sentía de ese modo? No tenía más que pedirle el divorcio a Joe. A él jamás le habían importado los sentimientos de ella. Ella había tenido que sufrir el chismorreo publico y de la prensa, viéndolo fotografiado con distintas mujeres. Pero eso no era excusa para hacer lo mismo que él.
Llevada por el cansancio y la tensión de todo el día, ______ decidió irse a la cama. Se lamentó de no tener un camisón. Por fin se metió entre las sábanas en ropa interior. Y después de darle más vueltas a la cabeza, decidió pedirle el divorcio a Joe al día siguiente.
Se despertó sobresaltada. Las luces estaban encendidas, y pestañeó insistentemente como para saber si era un sueño o la realidad. No se acordaba siquiera de dónde había dormido, y cuando se sentó en la cama aún estaba totalmente desorientada. Pero entonces vio a Joe, algo alejado de la cama. Tenía un aspecto horrible, ése fue el primer pensamiento de ______, luego atinó a taparse su desnudez con la sábana. Le brillaba el pelo, estaba sin corbata, y tenía la blanca camisa de seda medio desabrochada, lo que permitía la visión de un pecho masculino ancho y bronceado. Los rasgos tensos, la piel pálida. Parecía estar bajo los efectos de un shock.

- ¿Qué ocurre? ¿Ocurre algo malo? – musitó ella a la vez que bostezaba y descubría en su reloj que era casi de madrugada.
- Me has deshonrado – dijo con un acento quebrado.
______ lo miró medio dormida aún.
- No comprendo, ¿qué dices?
- Mi mujer con otro hombre... – le dijo con una expresión de ferocidad en los ojos.
Pero ______ estaba más asombrada por la frase "mi mujer", que había pronunciado, que por el descubrimiento de su infidelidad. Jamás usaba ese término. Y era ofensivo y ridículo incluso en el contexto de ese matrimonio.
- No lo niegas – agregó.
¿Qué pensaba? ¿Qué iba a estar como Penélope, esperando a su marido? Era cierto que había estado así durante casi cinco años, pero eso no podía durar eternamente. ¿Y qué le importaba además?
- ¿Cómo lo has descubierto? – preguntó ella no tan firmemente como hubiera querido.
- Parece que no te das cuenta de la magnitud de tu ofensa.
- ¿Has estado bebiendo? – preguntó ______ débilmente, pensando que tal vez fuera el motivo de su reacción dramática.
- ¿Qué tiene que ver eso? ¡Te he oído hablar por teléfono con tu amante! ¡Y no podía creerlo!
- ¡Oh! – debía haberlo imaginado. Pero él era tan retorcido, que no había demostrado nada en su momento.
- Tengo las facturas del teléfono y también el número al que has llamado desde aquí, y es el mismo número.
- Te lo habría dicho si me lo hubieses preguntado – ______ sentía una extraña sensación desagradable que no podía identificar.
- ¿Qué me hubieras hablado de él? ¿No tienes vergüenza?
- ¿Por qué tengo que avergonzarme? – pero curiosamente la actitud de Joe la hacía sentirse culpable, y eso la irritaba terriblemente.
- Tú eres... mi esposa – dijo con violencia.
Instintivamente, ______ se puso en el extremo opuesto de la cama. La rabia iba transformándose en miedo. Hubiese querido gritarle que ella era una extraña para él cuando le había dicho que era su esposa, pero no se atrevió viendo el estado de ánimo de Joe.
Hubiese sido echar leña al fuego.
- Tal vez mañana cuando estés más razonable – le dijo ella.
- ¿Por qué lo crees? – preguntó Joe acercándose a ella reptando por la cama.
______ intentó alejarse, pero él le sujetó el brazo.
- ¿Qué estás haciendo? – preguntó ella, desconcertada y temerosa.
Él dijo algo en griego y la sujetó con el otro brazo.
______ estaba aterrada.
- ¿Cuántas veces has estado con él?
- No sé. No... Las... he contado.
- ¡Dios! ¡Lo mataré! Puede que esté vivo aún, pero lo mataré.
- ¡No digas cosas como ésa!
- ¿Y tu qué? ¿Qué hago contigo?
- ¿Conmigo? – ______ estaba horrorizada.
- ¿Dónde lo has conocido?
_________________
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:38

Capitulo 11
- ¡No voy a decirte nada de él! – dijo ella acordándose de sus amenazas.
- Kevin Stephen Woods. Tiene veintiocho años. Es vendedor a tiempo parcial, y medio artista. Es hijo único, Moreno, ojos verdes, alto y ambicioso. No necesito que me cuentes nada de eso.
______ estaba aturdida.
- ¿Por qué te comportas de este modo? Yo no soy realmente tu esposa...
- ¿No? Llevas mi nombre. Usas mi anillo. Vives en mi casa. Te alimento, te visto, te mantengo...
- ¡Y yo te odio! – dijo dolorida ______.
- Si eso es cierto, vas a odiarme aún más en lo que te queda de vida a mi lado – dijo él severamente.
- ¡Déjame marchar! – murmuró ______ temblando.
- No lo volverás a ver – juró él clavándole la mirada llena de odio -. Pero jamás te perdonaré esto – dijo finalmente, soltándola.
- De acuerdo. Yo tampoco te perdonaré jamás – atinó a decir entre la almohada, sollozante.
Fue un error, porque Joe se dio la vuelta y le dijo:
- Vas a decirme la verdad ahora.
- ¿Qué verdad?
- Que ésta es una maniobra para que te preste atención. Has dejado pistas que hasta un ciego puede ver. Hasta has hablado con la puerta abierta.
- ¿Qué?
- Y lo has conseguido – dijo él con una sonrisa de hielo -. ¿Ni siquiera te has acostado con él, no? Perfecto. Has llegado al punto justo para sacarme de mis casillas, pero no te has atrevido a más.
______ estaba indignada por su vanidad. Entonces se le escapó una mentira:
- ¡Sí me he acostado con él! ¡Y me da igual que te enteres o no, porque no me importas en absoluto!
- ¡Si ha puesto un solo dedo sobre tu piel desnuda, es hombre muerto! ¿Lo comprendes? Esto no es un juego, pequeña. Te lo advierto. Si te has entregado a él, lo mato.
______ no podía moverse, ni respirar. No podía dar crédito a las palabras de Joe.
Había mentido. Y estaba de más decirle que se trataba de una relación seria. ¿Cómo se imaginaba que iba a tener un lío pasajero para darle celos? Estaba indignada, pero también aterrada de que Joe pudiera hacerle daño a Kevin.
- Piénsalo seriamente. Casi pierdo la cabeza – le confesó Joe de pronto.
Y ______ se dio cuenta de que repentinamente se le había pasado la rabia, como por arte de magia.
- De acuerdo – dijo ella suavemente, odiando a Joe con todas sus fuerzas -. No me he acostado con él, pero...
- ¿Y quieres que te diga por qué? Un griego se divorciaría de una esposa infiel. Tú has llegado hasta donde has podido, no más allá. Lo único imprudente que has hecho en tu vida es haberte casado conmigo. ¡Qué idi*ota he sido! ¡Por un momento he pensado que te arriesgarías a perder tu status como esposa mía!
- ¡Eso es precisamente lo que quiero perder! ¡No te quiero! ¡Quiero mi libertad! – le grito desesperada.
- ¡No te creo! ¡No sobrevivirías ni un momento en el mundo real! ¡Te morirías como un bebé indefenso sin tus tarjetas de crédito!
- ¡Cómo te atreves!
- Sólo te digo las cosas como son. Eres una creación de Harry, un adorno hermoso y frágil, la esposa perfecta para un hombre rico...
- ¡Eres un desgraciado! – dijo ella indignada.
- Eso no quiere decir que no seas buena en tu papel, excelente como anfitriona... Una verdadera dama. Pero si quieres de verdad tu libertad...
- ¡Sí, la quiero! – gritó ______.
- ¿Si? Deberías preguntarte por qué me compras los calcetines todavía – se rió Joe cínicamente, y salió de la habitación.
¿Qué tenían que ver sus calcetines en todo eso? No era más que una tarea trivial de la que se había ocupado desde los primeros tiempos de su matrimonio; y la seguía haciendo sin pensar demasiado en ello.
Mientras ______ se ponía el albornoz, pensaba que debía conseguir que Joe la escuchase y hacerlo comprender.
Joe estaba en la habitación principal. ______ se detuvo ante el umbral de la puerta, porque Joe estaba a medio vestir, un hecho que la violentaba.
- ¿Y ahora qué? – preguntó con impaciencia.
_________________

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:39

Capitulo 12

- Quiero que me escuches – ______ se cerró más el escote del albornoz, y lo miró a los ojos-. Amo a Kevin. Quiero el divorcio.
Joe atravesó la alfombra de la habitación en dirección a ______.
- Eres mi esposa – dijo en tono suave -. ¿Y por qué eres mi esposa? Porque querías serlo a cualquier precio.
- ¿No has escuchado lo que he dicho? ¡Lo amo! – dijo ella con los dientes apretados por la rabia.
- ¿Le compras calcetines también? – preguntó él en tono burlon.
______ le dio una bofetada sin pensarlo. Pero luego se sintió consternada ante lo que había hecho. No era habitual en ella una reacción semejante. Se apartó de él con temor, al verlo acercarse a ella, con furia en la mirada.
- ¡No! – atinó a gritar ella.
- Aunque una bofetada no te vendría mal, puedo contenerme. Eres demasiado pequeña, demasiado frágil. Si fuera el tipo de marido que pega a su mujer, ¿no crees que te habrías enterado a estas alturas?
Joe tiró de ella con fuerza. Otro gesto amenazante de Joe, además de la mirada oscura y penetrante en el escote del albornoz, que en ese momento mostraba un hombro desnudo.
- Mi idea del entretenimiento es muy distinta, es más íntima. La violencia no me gusta. Hay cosas más satisfactorias.
- ¡No te atrevas a tocarme!
- Una noche larga y tibia en mi cama es lo que te hace falta – le dijo Joe llevando su mano al hombro de _____.
- ¡No seas desagradable! – _____ gritó desesperada.
- No rechaces lo que aún no has probado – Joe se rió mientras bajaba la cabeza y acercada su cara a la de ______, tocándole el labio con la otra mano.
- ¡Basta!
- Me siento tan intimidado... – se burló él, apartándole un mechón de cabello rubio de la mejilla en un gesto casi tierno.
_____ se estremeció.
- Joe...
La boca de él fue a la búsqueda de la de ella, y le separó los labios. Ella se quedó sin aliento. La estrechó aún más, haciéndole sentir todos los músculos de su cuerpo viril. Ella se arqueó involuntariamente, aumentando ese contacto. La lengua de Joe exploró el interior de la boca de _____. Un fuego salvaje se alzó en todo su cuerpo femenino. ______ se estremeció, se apretó contra él, y rodeó el cuello de Joe con sus brazos. Cerró los ojos, y sintió un calor intenso recorriéndola.
Después Joe liberó su boca y la miró con impasividad.
- ¿Cuál es su nombre? – preguntó de pronto.
- Su... ¡Oh! ¡Dios mío! – dijo ______ llevándose un dedo a su boca roja e irritada. Se le aflojaban las piernas.
- Te has equivocado en tus prioridades. Yo soy tu esposo.
______ pensaba en alguna respuesta, algo en su propia defensa. Pero era incapaz. Sentía un torbellino de emociones violentas. Joe se quitó la camisa, dejando al descubierto unos músculos dorados y fuertes. ______ no quería mirar, pero se le iba la vista sin quererlo.
Joe abrió la puerta y, bruscamente, sacó a _____ al corredor.
- Hablaremos más tarde, a la hora del desayuno.
La puerta se cerró en su cara. ¿Se estaba volviendo loca? ¿Era una pesadilla las últimas veinticuatro horas que había vivido?
_____ se metió en la cama, adoptando la posición fetal. Joe era un extraño. No lo reconocía. Y tampoco se reconocía a sí misma.
Desde que habían estado en el banco se había comportado de manera extraña. Primero con furia. Luego con una actitud más sarcástica que furiosa al creerse que ella había intentado atraer su atención.
_____ no comprendía por qué Joe quería seguir unido a su esposa con la que se había casado por chantaje. ¿Por qué aceptaba esa farsa? ¿Y por qué la seducía sexualmente, así, de pronto, después de cinco años de ignorarla?
Y lo peor, ¿Por qué ella se había quedado ahí, sin hacer nada, y le había permitido incluso besarla? Era cierto que Joe era un hombre muy experimentado. Tal vez cualquier hombre con esa maestría pudiera arrancarle a una mujer inexperta como ella las sensaciones que acababa de experimentar con Joe. Pero le asombraba que Kevin no lo hubiese logrado.
Se avergonzaba de sí misma. El sexo, se decía, no era tan importante en una relación. Ella amaba a Kevin. Lo amaba realmente.
Pero lo que realmente le preocupaba y la sorprendía, era que Joe todavía pudiera ejercer esa atracción sexual sobre ella, cuando creía que ya era un asunto más que pasado. Y Joe le había demostrado que no era así, y se había reído de ello. ¡Qué golpe para su orgullo!

Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:40

Capitulo 13

A la mañana siguiente se encontró con la ropa limpia en la habitación. "Muy considerado de su parte", pensó con ironía. Se puso el traje azul de Versace, y trató de reparar los daños sufridos a su aspecto después de una noche sin dormir.
En la sala se encontró con Joe detrás del diario. Al verla lo dejó a un lado y alzó la taza de café.
- Deberías volver a la cama. Pareces la víctima de un vampiro que espera que le den el tercer bocado.
- Muy gracioso.
- Eres afortunada de encontrarte entera, después de lo que he descubierto anoche. Creo que he sido extremadamente tolerante y comprensivo, pero no abuses.
_____ tomó un croissant consciente de la mirada de él en todos sus movimientos. Joe vestía un traje negro, camisa blanca, corbata negra de seda. Estaba impecable, sin apenas signos de una mala noche. Y parecía haber recuperado totalmente el control.
- Te has quedado como si necesitaras un trago, un trago fuerte.
Con asombrosa calma, Joe se puso de pie y fue a servirle un coñac. Se lo puso enfrente, sobre la mesa y se fue hacia la chimenea.
- No es posible que hables en serio – le dijo ______ con la boca seca.
- Aparte de tu árbol genealógico, que deja bastante que desear, tú eres una esposa perfecta, lo que yo busco en una esposa.
- Perdóname, pero no puedo creer lo que dices.
- Eres guapa, atractiva, y ya eres mía desde antes – dijo sonriendo -. Y no he encontrado a otra con la mitad de las cualidades que tú reúnes.
- Gracias, pero no, gracias – ______ no podía entender su sarcasmo, y su proposición la dejaba perpleja.
- No he dicho que tuvieras derecho a rechazar mi proposición. Y estoy dispuesto a ser razonable. Lo he demostrado anoche. Podría haberte tirada en la cama y...
- ¡No! – ______ se puso rígida en la silla.
- Pero no lo he hecho. Te he dado tiempo como para que te hagas a la idea. No pretendo que te comportes como si los cinco pasados años no hubiesen existido.
- Amo a Kevin.
- Y yo espero no volver a oír su nombre. Te lo advierto. Te tolero un error, pero no más.
- ¡No puedes hacerme eso! ¡No puedes amenazarme!
- No era una amenaza. Si te saltas las barreras que he trazado, tendrás que atenerte a las consecuencias. Y no digas que no te he avisado. No pienses que porque he sido tolerante anoche lo volveré a ser.
- No puedes obligarme a estar contigo.
- Intenta saltarte las barreras, y verás. Y no te engañes con que has encontrado el verdadero amor. Woods tiene una larga trayectoria en el arte de cazar mujeres ricas.
- ¡Si ni siquiera sabía que yo era rica! – gritó ______ furiosa.
- Hasta un ciego lo vería. Mira las joyas que llevas, la ropa que usas. ¿Por qué crees que vas con guardaespaldas? Eres una invitación para cualquier asaltante. La pulsera que llevas puesta vale más de lo que cualquiera de ellos pudiera ganar en toda su vida. Y no creo que se imagine que vas a donar toda tu herencia.
- ¿De verdad?
- ¿Es que quieres conservarla? ¿Las ganancias de todo el dolor y amargura que causó a sus víctimas?
______ estaba descompuesta por las palabras que oía. Con una mirada de desprecio se dio la vuelta y se alejó de él.
- Volverás a Londres y harás el equipaje. Nos vamos a Grecia en cuarenta y ocho horas.
- ¿A Grecia?
- Sí. Ya es hora de que conozcas a mi familia.
- ¡De ningún modo seguiré casada contigo, y de ninguna manera me iré a Grecia!
- Ve a darte una buena ducha, y piensa mientras tanto cuáles son tus opciones – le aconsejó Joe secamente -. Y cuando termines, piensa entonces cuánto has pensado en Woods anoche, cuando estabas en mis brazos.
- ¡Cerdo! – era una palabra que no le gustaba a ______ pero le salió espontáneamente, sin pensarlo.
- ¿Y por qué me llamas así?
______ se quedó paralizada ante la mirada de hielo de él.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:41

Capitulo 14
- ¿Por qué? – insistió él.
- Bueno, ¿y por qué no, si lo eres? – por fin dijo ella.
- Puedo soportarlo – hizo una pausa y agregó. - _______, podemos formar un buen matrimonio. Métetelo en la cabeza.
- Debes de estar bromeando.
- Sé que quieres seguir con el papel de víctima, le has tomado simpatía, pero te estoy pidiendo que nos des una oportunidad.
______ podía adivinar en los rasgos de Joe la tensión de un orgullo doblegado, como si en la proposición que acababa de hacer de algún modo lo perdiese.
______ no quiso verse afectada por el cambio emocional en Joe. Por lo que, en silencio, se alejó de él rápidamente.
- ______, ¿quieres la información que tengo de Woods?

______ sintió que se le revolvía el estómago. ¡Dios, Joe no tenía escrúpulos! ¿Cómo había averiguado tantísimas cosas acerca de Kevin la noche anterior? Los datos personales sobre Kevin podrían ser ciertos, pero lo demás no era más que mentiras. El tipo de mentiras que Joe podía inventar cuando estaba dispuesto a lograr un objetivo. Y estaba claro que quería rebajar a Kevin, y que ella perdiera la fe que había depositado en él. Pero Joe no se daba cuenta de lo fuerte que era ese amor. ¿Qué sabía el sobre el amor? Jamás lo había tenido en cuenta, ni para casarse ni para sus relaciones extramatrimoniales. Joe no podía comprender su relación con Kevin. Kevin la escuchaba, la animaba, estaba interesado en ella, la cuidaba. Y no estaba dispuesta a perder la oportunidad que la vida le había dado de amar y ser amada.
Joe podía encontrar muchas mujeres que pudieran cumplir los requisitos de una esposa para él. Una esposa guapa, atractiva, incluso una esposa que cerrara los ojos ante las infidelidades, algo que las mujeres, según él, no podían comprender.
Durante el vuelo a Londres un dolor de cabeza intenso se apoderó de ella. Atravesó el aeropuerto a tientas, y prácticamente llegó arrastrándose hasta su casa. La criada, al verla llegar con esa cara, rápidamente cerró las cortinas y la ayudó a acostarse. En la soledad, _____ lloró amargamente, sin pensar en nada, simplemente lloró y lloró.
A la mañana siguiente se sintió fuerte otra vez. Y fue capaz de hacer planes y cumplirlos. La única joya que tenía que le pertenecía enteramente era un collar de diamantes que había pertenecido a su abuela materna. Era lo único que podía ayudarla a conseguir la libertad. Necesitaba dinero para vivir hasta que se acostumbrase al cambio y pudiera ver qué podía hacer. Y si bien sabía que iba a ser una sorpresa para Joe, no dudaba que sería una tarea difícil para ella adaptarse a la nueva situación.
Al salir de casa de Joe, ______ no llevaba nada de lo que perteneciera a su antigua vida: ni tarjetas de crédito, ni joyas, ni trajes de noche. No tenía derecho al dinero de Joe, ni a que él la mantuviera. Después de todo, no había sido su esposa de verdad. Entonces, ¿por qué iba a pedir el divorcio de él, si podía pedir la nulidad matrimonial? Su matrimonio había sido producto del chantaje. Su disolución iba a ser muy sencilla seguramente.
Vendió el collar de su abuela en una joyería. Le dio pena, y se sintió culpable por ello. Pero esperaba que su madre, si la veía desde arriba, la comprendiera.
Nuevamente en casa, buscó en los armarios la ropa más sencilla que tenía, vaqueros, faldas. Buscaría un hotel pequeño hasta que pudiera encontrar algo más barato para vivir. Y después buscaría trabajo, cualquier trabajo. De ninguna manera sería, como había dicho Joe, como un recién nacido desprotegido.
En ese instante, sonó el teléfono interno. Era Phillip, informándole de que tenía una visita abajo esperándola. Un tal señor Woods. ¿Había ido Kevin a su casa? _______ no podía creerlo. Como no había llamado la noche antes, ella había creído que él no se encontraría en casa, y había intentado llamarlo más tarde, sin dar con él, cuando había tomado la decisión de abandonar a Joe.
Kevin estaba de pie en la sala, mirando un cuadro de Picasso, el pintor preferido de Joe.
- ¡No tendrías que haber venido!
- ¿Es auténtico? – preguntó Kevin señalando el cuadro.
- Sí – tenía tantas cosas que contarle que no sabía por dónde empezar. Y además, no sabía qué cosas contarle y qué cosas reservarse. Notaba que, absurdamente, tenía un cierto sentimiento de lealtad hacia Joe. No le gustaba ver a Kevin en casa de Joe. No le parecía bien, simplemente. Y tal vez por ello no podía echarse en sus brazos.
- Me han dicho anoche que no estabas en casa, cuando te he llamado.
- Pero estaba.

¿Sería Joe el responsable de que le hubiesen dicho eso a Kevin? ¿Significaba que a partir de ese momento sus llamadas iban a ser controladas y censuradas? De todos modos ya no importaba. Se iría de allí
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:46

_________________Capitulo 15
- Le he dicho a Joe que quiero el divorcio. Hoy me voy de esta casa.
Kevin sonrió, atravesó la alfombra del salón y le dijo:

- Querida, ¡es fantástico!

Cuando intentó besarla, ______ se apartó nerviosa.

- No, aquí no. No me parece bien.

Kevin se rió y dijo:

- Espero que te sientas mejor en mi apartamento esta noche.

- Kevin, no me voy a vivir contigo.

- Sí, podría ser perjudicial para tu divorcio. Tienes razón. Eres una chica sensata. Después del comportamiento de tu marido, no entiendo cómo puedes sentirte culpable de la pareja.

Eso podría afectarte en el convenio de divorcio.

- No quiero nada de Joe.

- No seas tonta, ______. Ya sé que tienes la herencia de tu padre, pero...

______ se puso tensa. ¿Por qué no hablaban más que de dinero? "Una larga trayectoria en la caza de mujeres ricas", las palabras de Joe volvieron a su mente.

- Ése es un tema del que tenemos que hablar.

- Lo digo por ti. Tú no estas acostumbrada a las estrecheces. No soportaría ser el responsable de que te vengas a menos.

- No lo serás. Seré libre y seremos como cualquier otra pareja. Es mejor que te vayas ahora. No debieras estar aquí – ______ fue razonable.

- Relájate, por el amor de Dios – Kevin iba de un lado a otro de la habitación, observando los muebles antiguos y los cuadros.

- ¿Cuántas de estas cosas son tuyas? – preguntó con un suave silbido de admiración.

______ vio en los ojos de Kevin una mirada de avaricia, y una cierta excitación reprimida ante lo que veía. Al notarlo. ______ sintió que algo moría en su interior.

De pronto miró el escritorio pequeño y elegante de su madre. Era el único mueble suyo. Se lo había regalado su padre cuando se había casado. Pero se sentía muy disgustada por la actitud de Kevin para pensar en los recuerdos de familia.

- Ninguna. De hecho, firmamos un acuerdo prematrimonial por el que renunciaba a estas cosas – mintió ______ -. ¿Y sabes cuál era el asunto de la herencia de mi padre en París?

Que el dinero va a tener que emplearse en saldar deudas.

- ¿Deudas? Estas bromeando.

- No. Cuando me vaya de esta casa no tendré un centavo.

- ¡Pero eso no me lo habías dicho nunca! – exclamó él, y se calló repentinamente -. Antes de irte deberias pensar bien este asunto. Bien sabe Dios que sólo quiero lo mejor para ti...

- Por supuesto – interrumpió ella.

- Me sentiría realmente mal si tú renunciases a todo esto por mí. Lo que quiero decir es que... ¿Y si las cosas no funcionaran entre nosotros? Si te soy sincero, es demasiada responsabilidad para mí. Debemos pensar muy bien lo que hacemos.

Entonces dijo que tenía una cita. Era evidente que quería irse para pensar a solas lo que ella le había dicho.

______ se sintió estúpida, decepcionada. Era evidente que Kevin quería que se divorciara
de Joe pero siempre que se llevara consigo el dinero de él.

Subió y terminó. Kevin iba a desaparecer de su futuro, pero tampoco quería a Joe en él.

Dejaría atrás el pasado. Ya no necesitaba ningún hombre en quien apoyarse. Todos los hombres la habían manipulado, desde su padre, pasando por Joe, hasta Kevin. Y ella los había dejado hacer. Sintió una furia incontenible.

Bajó sus maletas, llamó a un taxi. James se preparó para acompañarla.

- No te necesito. Abandono a Joe.

James se quedó pasmado. Pero pronto se enterarían todos.

Llegó el taxi. El taxista fue de gran ayuda en sugerirle un hotel. Al bajar compró el periódico. Lo primero era encontrar un lugar dónde vivir, y un trabajo.

Esa noche, a las diez, golpearon la puerta de su habitación. Cuando fue a abrir se encontró a Joe. Intentó cerrar la puerta nuevamente, pero sus manos fuertes se lo impidieron, forzándola a retroceder
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:50

. Capitulo 16
- ¿Cómo sabías dónde estaba?

- James tuvo la brillante idea de seguirte – dijo Joe cerrando la puerta y apoyándose en ella.

- No tiene derecho a hacerlo – dijo ella amargamente.

- Él trabaja para mí. Y tú eres el objetivo número uno para cualquier secuestrador. Ha hecho lo que debía. Como yo, que voy a hacer lo que debo hacer.

- ¿Y qué se supone que es?

- No dejarte marchar.

______ sintió un frío que la recorría de pies a cabeza.

- Eres como un perro que entierra un hueso y se olvida de él. ¡No tenías el más mínimo interés en ese hueso hasta que vino otro a desenterrarlo!

- Eres mi esposa.

- ¿Desde cuándo? ¿Crees que alimentándome y vistiéndome ya está todo cubierto? Bueno, puedes quedarte con tu ropa y tu comida y tu asqueroso dinero. No quiero nada. Igual que no te quiero a ti.

- Tú siempre me has querido...

- Has perdido el tren. Te he olvidado hace mucho tiempo – dijo ______ con una alegría llena de resentimiento.

- Pero aún quieres que pague por mi actitud –dijo Joe con rabia contenida -. Por eso te vas sin siquiera decírmelo. Ni siquiera una nota...

- ¿Y qué esperabas? Un "querido Joe, han sido unos cinco años horribles, adiós"?

- Lo has traído a mi casa – murmuró Joe bruscamente.

______ se puso blanca, y se quedó muda ante la noticia de que Joe sabía que Kevin había
estado en su casa.

- Y seguramente no te hubiese importado llevarlo a nuestra cama también.

______ se rió cínicamente. Por fin tendría la oportunidad de decirle algunas cosas.

- ¡Jamás hemos tenido una cama nuestra!

- ¡Basta ya! Estoy tratando de no perder los estribos – dijo Joe tensando los músculos de la boca.

- ¡Me da igual! Quiero que te vayas.

- No me iré sin ti.

- ¿Por qué? ¿Qué tengo yo de especial? ¿Por qué no te vas con todas esas mujeres con las que andas? ¿O crees que no me entero del todo de lo que pasa aquí? ¿O es que todas esas chicas atractivas eran una tapadera como lo era nuestro matrimonio? ¿Por qué quieres que me quede? ¿Es que eres homosexual y te sirvo para cubrir las formas?

En el mismo momento en que ella pronunció esas palabras, se arrepintió de ellas.

Los rasgos de la cara de Joe parecían a punto de estallar de furia.

- No... Homosexual no – mientras lo decía se quitó la chaqueta y se aflojó la corbata -. Tal vez necesites una demostración...

______ sabía que no había peor insulto para Joe, y en cierto modo se sentía satisfecha por haberlo disgustado tanto como él a ella.

- ¿Qué estás haciendo?

- Algo que debí hacer hace años – Joe se quitó la camisa dejándola junto a la chaqueta.

- ¿Puedes volver a ponerte la ropa, por favor? – dijo ______ titubeando, y sabía perfectamente que sus palabras sonaban ridículas, un hecho que poco la ayudaba en esa situación.

- ¿Te asusta ver algo que tal vez te guste? ¡Dios! Y pensar que estuve a punto de malgastar mi tiempo en cortejar a mi esposa. ¡Pensar que había pensado en hacer cosas estúpidas, como comprarte flores o invitarte a salir! Sube a esa cama.

- ¿Te has vuelto loco?

Antes que pudiera moverse, Joe la había alzado y la había depositado en un diván que había detrás de ella. Se subió encima de ella con tanta rapidez que no le quedó ni la más mínima esperanza de poder escapar. La situación la sobrepasaba.

- Eres mi esposa – la voz de Joe sonó como un gruñido, y por el tono empleado parecía que con esa afirmación estaba justificado.

- ¡Sal de encima! ¡Me estás aplastando! – le gritó ______ furiosa, rechazándolo con fuerza.- Ve a buscarte una chica guapa de las tuyas. Por lo menos con ella no necesitarás mentir.

- No miento. ¿Cómo iba a mentir?

Joe se apretó contra ella, metiendo una de sus piernas entre las de ella. Se movía desvergonzadamente, haciéndole notar la dura protuberancia de su masculinidad.

- No es ninguna mentira.

- Eres desagradable. – le dijo ella acalorada, mientras notaba un calor entre sus piernas
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:51

Capitulo 17
- Te deseo – dijo él hundiendo su boca en la curva del cuello de ______.

- ¡No! – dijo ______ con pánico, a la vez que sentía que una espiral de sensaciones de calor se apoderaba de ella.

Él levantó su cabeza, y la miró con deseo. Entonces la besó apasionadamente, con un gesto que indudablemente quería expresar su posesión sobre ella y un intento por dominarla. Y ella lo sabía perfectamente; y luchaba por no sentir lo que sentía. Pero en cada movimiento de su lengua, él le demostraba que ella quería más y más. ______ alzó las manos hasta la piel satinada de los hombros de Joe, abrazándolo.

Rodaron por la cama, y él le quitó la camiseta, dejando al descubierto sus senos, que al rozar pecho de Joe le hicieron articular un gemido salvaje. Un segundo después, ella estaba echada de espaldas nuevamente, y las manos de él acariciaban las tiernas colinas que había descubierto un momento antes.

Ella cerró los ojos. Le faltaba el aliento, y la había abandonado totalmente su parte racional. La boca de Joe por fin alcanzó los pezones, y ella se arqueó de placer, con una ferocidad que jamás había conocido antes. Su corazón galopaba. Joe la acariciaba con la lengua y con los dientes, atormentándola con el placer de su boca en los pezones, que ya se habían erguido para él.

Entonces ella dirigió sus propios dedos a la cabellera de Joe, y gimió por la oleada de sensaciones que la invadía.

- Eres mía.- dijo él en un gemido, de manera que ella apenas se dio cuenta que hablaba en inglés.

De todos modos ella no lo estaba escuchando atentamente. Entonces _______ alzó la cabeza y tocó la boca sensual de él con sus labios, y luego, de manera más descarada, con la punta de su lengua, imitó inconscientemente lo que él acababa de enseñarle. Joe se estremeció y aceptó la invitación, reaccionando con una pasión que la desbordó. Los brazos de él la apretaron tan fuerte, que apenas podía respirar.

Rodaron nuevamente, envueltos e una excitación que ninguno de los dos podía controlar.

______ oyó el desgarro de la voz de Joe. Ella estaba perdida totalmente en la ola de calor y la fragancia de su cuerpo. Él estaba tan excitado, que su fragancia era como un afrodisíaco que le ponía la piel de gallina. Cada parte de su cuerpo musculoso en contacto con la piel de ______ la volvía loca de placer. Cada caricia era una incitación a más.

Sus pechos se habían vuelto increíblemente sensibles de pronto, y él jugaba con ella con la maestría erótica que lo caracterizaba. Joe jugó también con los rizos de su pubis, y se adentró en el corazón de su feminidad arrancándole un gemido de placer.

Ella no podía quedarse quieta; no dominaba sus miembros. La ola de deseo se había apoderado de ella. Sus caderas se movían con un ritmo que acababa de descubrir. Una sensación de placer casi intolerable iba creciéndole, hasta que por fin la obligó a pronunciar el nombre de él una y otra vez.

Joe dijo algo en griego y gimió contra su boca roja e hinchada de ella. -"No puedo esperar".
Entonces él entró donde ella más lo deseaba. Le subió las piernas con impaciencia, deslizándose por la tierna bienvenida que ella dispensaba gracias a los preparativos de él.

Abrió los ojos grandes, sus ojos cafés, intensos de pasión. Podía sentirlo, tan caliente, como suave y duro a la vez y por momentos tan amenazadoramente masculino. Ella buscó los rasgos tensos de la cara de Joe, y por un momento vio en él tal expresión de vulnerabilidad, que su corazón dio un respingo. Y entonces le deseó tanto que casi le dolió.

Él entró en ella lentamente, suavemente, con un gemido ahogado por momentos. Ella sintió un leve dolor, que se le olvidó en medio de una tormenta de desenfrenada pasión que la derritió por completo. Cada vez sentía más, e iba en busca de una nueva satisfacción. Él se movió más rápido. Ella lo abrazó. El corazón de ______ bombeaba cada vez más rápido, y entonces ocurrió una explosión de calor y placer que la transportó, dejando su mente en blanco.

S`agapo... s`agapo - dijo Joe penetrando en ella violentamente, luego su cuerpo entero tembló, con espasmos de placer, con toda la fuerza de quien por fin se deja arrastrar.

______ aún no había vuelto a la tierra, seguía flotando en su propio placer. Se pegó a él, oliendo su fragancia, presionando sus labios sobre los morenos hombros de él. Se fue la luz. Y un silencio cayó sobre los dos. _______ estaba exhausta, y pasó de la irrealidad al sueño, con el cuerpo extendió encima de Joe.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:52

Capitulo 18
Oyó la voz de Joe, hablando en griego. Pero ella estaba en la cama, ¿cómo era posible?

Pestañeo para volver a la realidad. Luego centró su atención en Joe. Estaba de pie, mirando por la ventana, con un teléfono móvil en una mano. ______ se sintió confusa. A su mente acudieron imágenes de la noche anterior.

No podía explicar cómo había ocurrido. Eso era lo peor. Primero le había estado gritando furiosa, y luego...

Mientras se ponía rígida debajo de las sábanas, unos músculos poco familiares se quejaron y una leve molestia le recordó toda la pasión que había surgido entre ambos la noche anterior.

______ se sonrojó. De no ser porque Joe estaba presente, hubiera pensado que era un
sueño. O una pesadilla...

De pronto sintió cierta identificación con las atractivas chicas que rondaban a Joe, pero ella seguramente esta a la cola.

Porque las chicas de Joe seguramente sabrían en qué se metían. Y ella, en cambio, había sido apartada de su camino sin saber cómo. Había tomado la decisión de abandonar a Joe y eso le había dado fortaleza. Pero entonces él la había llevado a la cama, la había besado, e inexplicablemente la balanza de poder se había inclinado del lado del enemigo. Porque él era el enemigo. Cualquier persona capaz de reducirla a ese nivel era el enemigo.

Su vista, por otra parte, se recreaba en él. En su cabellera, en el ancho de sus hombros que dibujaba la tela de la chaqueta, en las caderas estrechas que en ese momento dibujaban las manos que se metían en los bolsillos del pantalón del traje, en las piernas largas que se separaban levemente. Entonces comprendió cómo había ocurrido.

Se dio cuenta entonces, de que había reprimido toda atracción sexual por Joe como medida de autodefensa. Pero había sido peor, porque en el momento en que había tenido la libertad de aflorar, lo había hecho con suma intensidad. Se había traicionado a sí misma en brazos de Joe. Como siempre había dicho él que ocurriría.

Sintió ganas de llorar. Pero se abstuvo.

Joe se dio la vuelta, y fue hacia la cama. El depredador le sonrió. Tenía un aire de autocomplacencia, y la miró expresándoselo. Se sentó entonces al borde de la cama, y le dijo:

- Es una mañana estupenda.

Ella oyó la lluvia golpeando en los cristales.

- En Atenas – agregó -. Y si me dices que no vas a venir... no, no te atreverías. No, después de lo que ha ocurrido anoche.

- Eso fue sexo, nada más – dijo ______ con gesto severo.

Joe sonrió y bajó la cabeza para decirle:

- Sólo sexo no. Sexo fabuloso, maravilloso, increíble, sexo erótico. Si no fuese porque el jet nos está esperando, seguiría en la cama.

- Ayer te he dejado – dijo ______ con los dientes apretados.

- ¡Dios Mío! Y hoy estamos más cerca que nunca. La vida es impredecible. Piensa en esto como si fuera el primer día de nuestro matrimonio.

- ¡Es lo más nauseabundo que se te puede ocurrir! No quiero ir a Atenas – protestó ______.

- Pero lo harás – le dijo él incorporándose -. Mi familia se reunirá para conocerte en casa de mi madre. No me importa si tengo que llevarte a rastras y gritando todo el tiempo. ¡Para que lo sepas, has tomado la decisión anoche!

- Lo has hecho a propósito – se quejó ______.

- Sí – contestó él-. Bueno, y ahora, ¿por qué no te vistes? Le di instrucciones a la criada para que te hiciera el equipaje. Pensé que lo que tuvieras aquí no te serviría para Grecia.

______ se incorporó en la cama. Se sentía mal realmente.

Fue al cuarto de baño. Su propia estupidez la había llevado a este suplicio.

Ella había creído que Kevin esta enamorado. ¿Había sido Kevin para ella una forma de evasión de su matrimonio? ¿Lo habría utilizado para sentir las fuerzas necesarias para abandonar a Joe? Porque la idea de que alguien la amaba le había dado fuerzas, le había dado confianza en sí misma.

Kevin no la amaba. Pero, ¿ella lo había amado realmente?

Había sido muy doloroso descubrir que él la había visto solamente una vez como un objetivo rentable. Pero, ¿lo añoraba ella todavía? No. Todo había terminado. No quería volver a ver a Kevin. ¿Lo había amado realmente? ¿O había sido producto de su gran soledad?

El baño estaba caliente. ______ se sentía débil, indefensa y mareada.

Lo que había sucedido la noche anterior había sido un error incalculable. ¿Debía soportar ahora la vergüenza de seguir al lado de Joe aún a sabiendas de que ella consideraba ese hecho como lo peor que podía ocurrirle?
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:53

Capitulo 19
Reunió fuerzas para ponerse de pie y salió del baño. Entonces se apoyó en la puerta para no caerse. Joe la miró extrañado y le preguntó:

- ¿Ocurre algo?

- Me parece que tengo gripe. Pero no es nada importante... – respiró hondo y agregó - Me quedo aquí. No volveré contigo.

- No te encuentras bien. No sabes lo que dices – la interrumpió Joe -. Te llevaré yo al coche.

- ¡No! – dijo ella con lágrimas en los ojos, y a punto de desfallecer -. ¿No me has oído? Tú no eres un hombre para mí.

Joe la alzó en brazos al ver que ella se quería apartar de él.

- ¡Por favor! – no podía hacerlo razonar para que la soltara -. No quiero ir contigo. Quiero quedarme aquí.

- ¡Dios! ¿Lo estás esperando, no es así? – preguntó él furioso -. ¡Si no estuvieras mareada te sacudiría!

Las maletas ya no estaban en la habitación, pudo comprobar ella con horror, mientras Joe abría la puerta de la habitación con una mano y con la otra la sostenía firmemente.

- ¡Déjame marchar!

- Si te dejo marchar, te caerás al suelo – dijo él y luego agregó un sonido gutural en griego, con una expresión dura mientras presionaba el botón del ascensor con violencia.

- Quiero el divorcio. ¡No quiero ir a Grecia! – dijo ella con pánico.

- Deberias haberlo pensado anoche – dijo él entrando con ella en brazos al ascensor.

- ¡Fue un error! ¡Bájame!

- No sabes lo que haces ni lo que dices – Joe la sujetó con firmeza, sin siquiera concederle una mirada.

- Sé... – no podía hablar casi. Pero hubiese gritado, de no ser porque había perdido las fuerzas tanto físicas como psíquicas, a cuenta de sus conflictos emocionales -. Te odio – dijo finalmente.

Joe la llevó en brazos hasta el jet y luego la envolvió en una manta. Algo más tarde. ______ oyó una voz que le resultó familiar.

- ¡Pobrecita! Me da tanta pena – no parecía sincera la mujer.

Reconoció a la azafata que le daba un vaso a Joe, y cuando éste la incorporó para darle un trago, agregó.

- Está fatal...

- Bèbe. Te hará sentir mejor – la incitó Joe.

No había nada que pudiera hacerla sentir mejor. Joe estaba se estaba aprovechando de su enfermedad. Bebió, porque supuso que ningún argumento le valdría a él. Lo que había hecho él no era mucho menos que un secuestro.

No puedo dejarte sola en el hotel en estas condiciones – murmuró él, como si hubiera leído los pensamientos de ella.

- ¡No te perdonaré jamás! ¡Ojala te contagie! – titubeó ______.

Inesperadamente, Joe se rió, mientras le rodeaba los hombros con sus brazos, como si desafiara el contagio. Joe nunca estaba enfermo. La idea lo divertía, porque tenía una salud de hierro.

A partir de ese momento. ______ perdió totalmente la noción del tiempo. Tampoco distinguía entre el sueño o la vigilia. ¿Había dormido?

Unas voces en griego le hicieron suponer que habían aterrizado. Sería el aeropuerto, pensó con amargura, y hundiéndose en una espantosa sensación de fracaso.

Una discusión la puso alerta. Alguien la apoyó sobre algún sitio, le levantó la manta, le puso el termómetro en la boca. Sus ojos se fijaron en un cielo raso blanco. Pensó entonces que se había equivocado. No era el aeropuerto. Debía ser un hospital. Oía la voz de Joe.

Parecía enfadado, disgustado. Y la voz que antes parecía enojada, de pronto se había suavizado. Era una voz femenina muy expresiva. Con gran esfuerzo, ______ giró la cabeza para ver quien era.

Una mujer vestida de blanco estaba rodeada por los brazos de Joe. Ella le acariciaba el pelo negro y también la cara, y en ese momento se disponía a darle un beso. ______ cerró los ojos impresionada ante aquella visión.

Alguien le quitó el termómetro momentos después. ¿Se lo habían quitado enseguida, o había pasado algo de tiempo? Por momentos estaba inconsciente. La siguiente vez que abrió los ojos, la mujer le estaba dando algo a Joe, y esa vez pudo verla bien. Era una mujer bonita, de piel clara y ojos negros, que miraba a Joe con extrema calidez. ______ tosió fuerte. Ellos entonces se dieron vuelta para mirarla.
_________________
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 12:54

Capitulo 20

- Pensé que estabas dormida. Ésta es la doctora Kiriakos... – dijo Joe.

- Eleni – agregó su acompañante forzando un tono de informalidad con él mientras a

______ le habló con frialdad y distancia profesional -. Me temo que vas a sentirte algo peor antes que haya una mejoría, ______.

______ cerró los ojos, para autoprotegerse.

Pero ya se sentía peor. Estaba totalmente sudada, la cara, el pelo, la ropa. Le dolía todo el cuerpo. Tenía ganas de llorar, pero no tenía la fuerza para hacerlo. ¡Dios! Joe la había llevado a que la atendiese su amante. Sólo él podía ser tan cruel.

- Estaba muy asustado realmente. Parecías tan enferma. Pensé que podía ser neumonía o algo así. No sabía qué hacer. Estaba aterrado.

¿Aterrado, Joe? Era una imagen de Joe que no lo encajaba. Entonces, Joe volvió a hablar en griego con otra mujer, más joven, más dulce, y más expresiva. Le pareció que discutían acaloradamente. Pero ______ nuevamente se desvaneció.

Había una mezcla de ruidos de fondo. No podía distinguir de dónde venían. La mente de ______ era un caos de imágenes y sentimientos. Había tenido fiebre. Había transpirado y había estado con tiritona durante un tiempo que ella no podía determinar. El día y la noche se le mezclaban indistintamente.

Recordaba que la habían secado y lavado con una esponja repetidas veces, pero que había sido incapaz de hablar a causa de su debilidad. Recordaba también la silueta de Joe en la penumbra de una habitación desconocida. Joe sentado con expresión asombrosamente preocupada en la luz del amanecer. También había habido más gente, pero le costaba recordarlo.

Abrió los ojos. Una criada corrió las cortinas de un ventanal que dejó a la vista un cielo espléndidamente azul. Entonces la luz del sol la cegó, y tuvo que darse la vuelta. En ese momento se dio cuenta de que afortunadamente no le dolía la garganta, ni la cabeza, y que su cuerpo no se resentía con cada movimiento. La puerta se cerró. Tuvo ganas de darse un baño.

Intentó sentarse. Pero el cuerpo no le obedeció. Con un gemido de impaciencia, estiró las piernas para alcanzar la mullida moqueta. Era una habitación grande. La luz de una lámpara le hacía difícil distinguir los contornos.

Apoyándose en la cama, decidió ponerse de pie. Pero se tambaleó como un borracho, admitiendo entonces que no se encontraba tan bien como ella había creído. Pero la obstinación la llevó a la suite anexa a la habitación.

Descubrió entonces accidentalmente su cara en el espejo del baño. Estaba horrible. Pálida, demacrada, el pelo en una madeja lacia y húmeda. Haciendo un esfuerzo se inclinó para abrir el grifo de la bañera. Por lo menos si estaba limpia se sentiría algo mejor.

- ¡Dios! ¿Qué demonios estás haciendo? – Joe se puso a un lado de la bañera.

Se erguía alto y elegante. Su aspecto la intimidaba, estaba atractivo con su traje color azul, que no hacía sino acentuar el color de su piel oscura.

- ¿Estás loca? ¡Deberías estar en la cama! – tronó la voz de Joe, no satisfecho con haberla asustado al encontrárselo.

- Quiero bañarme – dijo ella extremadamente débil. Por momentos le parecía verlo al lado de Eleni Kiriakos.

El corazón de _______ pareció detenerse. Y un escalofrío le recorrió el cuerpo.

- ¿Vas a darte un baño cuando apenas puedes ponerte de pie? - dijo él inclinándose para alzarla.

______ estalló en llanto, desconcertándolo tanto como a sí misma. En ese momento pareció relajarse la tensión y ambos se abandonaron sorpresivamente a la expresión de sus sentimientos, como si alguien hubiese abierto de pronto la compuerta que los frenaba con firmeza.

Su efecto fue asombroso.

Joe soltó algo en griego, la alzó aun más y la acunó durante un segundo, mientras se disculpaba por haberla hecho sentir tan mal y le aseguraba que por supuesto que podía tomar un baño si tanto lo quería. Se trataba sólo de que ella había estado tan enferma, que él se había puesto muy tenso, y que tenía miedo de que pudiera descuidarse y tener una recaída. Joe parecía ponerse de rodillas, metafóricamente. Ella lo desconocía totalmente.

Diez minutos más tarde, ______ se metía en la bañera, y si no hubiese sido por la imagen de la doctora que se le aparecía por momentos, podría haberse sentido conmovida por la preocupación que parecía tener Joe. No podía entender, ahora menos que nunca, que su enfermedad la había dejado en un estado de confusión mayor, por qué Joe la había querido llevar a Grecia en un intento de hacer valer su matrimonio que no había valido nada desde el principio.

El lavado de su cabello la había dejado exhausta. Al salir del baño no se resistió a que Joe la llevase hasta la cama. Y a decir verdad le asombraba con la paciencia que la había esperado.
_________________
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 13:01

Capitulo 21
- Oigo el mar - dijo ella, identificando finalmente el sonido de fondo como olas.

- ¿Te acuerdas de algo del viaje hacia aquí? – le preguntó él mirándola fijamente.

- Nada – contestó ella en un suspiro.

- No estamos en Atenas. Como estabas enferma, no tenía sentido llevarte a casa de mi madre. Así que te traje aquí en lugar de llevarte allí.

- ¿Dónde es aquí?

- Tratos, una pequeña isla que compró mi padre poco antes de su muerte. Es el lugar perfecto para que te recuperes.

- ¿Una isla? – ______ se llevó la mano a la frente. La enfermedad no la dejaba pensar con claridad. Pero había algo que estaba claro por lo menos; no sabía nada de su marido, con quien llevaba casada cinco años.

Una criada sonriente los interrumpió para traer el desayuno. El estómago de ______ se alertó ante la vista de la bandeja, y entonces se dio cuenta de lo hambrienta que estaba.

- ¿Cuánto tiempo hace que estoy aquí? – preguntó.

- Dos días...

- ¿Dos?

En ese momento golpearon la puerta. Entró una adolescente con pantalón corto, un gracioso top, y el cabello negro colgándole en rizos.

- Veo que estás mejor...

- ______, esta es mi sobrina, Valeria...

- Me llaman Vale – interrumpió la joven -. Fui a recibirte al aeropuerto, pero seguramente no me recordarás. Estabas prácticamente inconsciente.

- Recuerdo tu voz – sonrió ______, contagiada de la simpatía de la muchacha.

_______ volvió a sentir la embarazosa sensación de no conocer nada acerca de Joe. Era la sobrina de Joe. Podría tener docenas de sobrinas.

- ______ tiene que descansar. Es mejor que no le hables mucho – le advirtió Joe.

Vale se puso colorada, obviamente avergonzada por el comentario que ponía en evidencia su verborrea.

- Pero me gustaría mucho tener un poco de compañía – protestó ______.

- ¡Asombroso! Pensé que serías mayor. O tal vez seas mayor de lo que aparentas. ¿Qué edad tienes? – preguntó Vale.

- Vale... – dijo Joe.

- Veintidós.

- ¿Te casaste a los diecisiete? – Vale abrió los ojos grandes de asombro y miró a su tío.-¿Y tú estás de acuerdo con mis padres en que diecisiete años es poco para salir seriamente con un chico? – le preguntó molesta.

______ reprimió una risa al ver el gesto de Joe avecinando una tormenta, y salió en ayuda de la graciosa adolescente, cambiando de tema.

- Hablas inglés perfectamente, Vale.

- Voy al colegio en Inglaterra. Me hubiese gustado saber tu edad. Te hubiese ido a visitar y te hubiese conocido hace años... A pesar de lo que todo el mundo decía.

Entonces Joe dijo algo en griego. Vale se puso rígida, y su hermosa cara se tensó al mismo tiempo que bajaba la cabeza.

- ¿Qué habría dicho la familia Jonas de la esposa de Joe, a quien no conocían?

- No dejes que te canse – dijo Joe resignado, yendo hacia la puerta.

- Los hombres son un poco pesados, a veces – murmuró Vale, y luego le dedicó una risita a _______.

- ¡Tienes razón! – dijo ______ riéndose, al mismo tiempo que se daba cuenta de lo deprimida que había estado hasta la llegada de Vale.

- Me ha costado convencerlo para que me dejara venir a verte. Joe siente siempre pena por mí por el aburrimiento que sufro cuando vengo a ver a mi familia en vacaciones.

- Supongo que todos tus amigos están en Inglaterra...

- ¡Oh! No es eso. Es que en mi familia son todos unos viejos. ¡Viven en el siglo pasado!

- ¿Tus padres?

- Bueno, me parece que son los más jóvenes. Algo más de cincuenta años...

- ¿Los más jóvenes? Joe tiene treinta. ¿Tu madre, o sea su hermana, es tan mayor?

- Y sus otras hermanas son aún más viejas. Mi abuela tiene alrededor de setenta, o un poco más.

______ siempre había pensado que Joe sería el mayor de sus hermanos. Pero parecía que había sido un hijo tardío. Era extraño que hubiese una diferencia de veinte años entre hermanos.

- Si hubiese sabido cómo eras... tenía mucha curiosidad por conocerte.

- ¿Por eso me fuiste a recibir al aeropuerto?

- No. Eso era para decirte que eras bienvenida. En mi opinión la familia te ha tratado muy mal.

______ sorbió el café.

- Yo...

- Y tú tenías entonces la edad que yo tengo ahora – continuó la chica, mientras se levantaba de la cama e iba hacia la ventana -. Yo me hubiese sentido muy mal si la familia de mi marido no hubiera querido saber nada de mí... ¡me hubiera dolido mucho, y hubiera estado furiosa con ellos!

Por lo que parecía, Joe no la había mantenido alejada de su familia por propia decisión, sino que su familia la había rechazado. Pero ella no sentía ni pena ni furia. Pero su matrimonio no había sido normal. No debía preocuparse por algo como la falta de interés de su suegra, o su distancia hacia ella. Tenía cosas más importantes en qué pensar. Pero se alegraba de no ser una extraña para ellos...

- No estoy furiosa – dijo secamente.

- Pero era tan injusto... No tenías la culpa de que Joe se enamorase perdidamente de ti, y dejase a Eleni Kiriakos. Quiero decir, que hubiese sido peor que se enamorase de ti después de que se hubiese casado con ella.

Por suerte, ______ se libró de contestarle, porque una criada entró para dirigirse a Vale.

- ¡Dios! ¡Mi madre al teléfono! – protestó la joven -. Seguro que no hará ninguna pregunta, pero intentará sacarme toda la información que pueda sobre ti. Ella adora a Joe... - frunció el ceño, y por primera vez se fijó en la palidez de ______ -. Deberías dormir un poco. Se te ve cansada. Te veré luego.

" Increíble ", pensó, después de oír semejante revelación. Y sintió también que empezaba a salir de su estado de aletargamiento. Entonces se mordió los labios, para evitar un grito de asombro.
_________________
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 13:05

Capitulo 22
______ no salía de su asombro. Joe y Eleni. Eleni y Joe. Hacía cinco años habían estado a punto de casarse. Hasta que el padre de ______ había intervenido en la elección. Sintió vértigo ante el significado de este hecho.

Eleni y Joe eran amantes. ¿Por qué insistía en que ella siguiera siendo su esposa? ¿Por qué había rechazado su propia libertad? ¿Por quería casarse con Eleni? ¿O estaba satisfecho con mantener a la buena doctora como amante? Una amante que no se reprimía en presencia de su esposa...

______ se estremeció. No había nada en el juramento hipocrático que impidiera semejante comportamiento. ¡Ahora comprendía por qué Joe no había querido decirle todo lo que le había costado su boda con ella!.

Él decía odiarla. No podía ser de otro modo. Y ahora se estaba vengando.

_______ hundió su cara en la almohada, con la sensación de ser la más desgraciada y estar más sola que nunca. Del mismo modo que Harry ______ había manipulado la vida de

Joe forzándolo a una vida que él no había elegido, cinco años atrás, ahora Joe quería que su hija sufriera el mismo destino presionándola para permanecer a su lado.

Joe se había sentido atraído por su esposa el día que ésta le había dicho que estaba enamorada de otro hombre. Hasta entonces había creído que ella aún lo amaba, y la había estado castigando con su indiferencia para que pagase los pecados de su padre.

Aun no sabía que Kevin había desaparecido de su vida, pero estaba dispuesto a conseguir que así fuera. Tal vez por lo de "ojo por ojo, diente por diente". Él había sido privado de

Eleni, quizás ahora quisiera que _______ también perdiese a su amor. Su padre siempre había sido inalcanzable a causa de su chantaje, pero ella era un objeto fácil para la venganza. Y Joe era un sádico. Incluso había representado el papel de hombre apasionado con ella, cuando ahora quedaba claro que había sido todo planeado para desquitarse. En su momento ella había pensado que él le había querido demostrar que podían tener un matrimonio de verdad, y que quería hacerla tambalear en su convencimiento de que amaba a Kevin.

Pero ahora veía que el motivo por el que había hecho el amor con ella era aún más humillante.

Ella había caído en las redes de su maestría sexual. La había seducido para dejarla más confusa aún. _______ se sentía degradada por su propia vulnerabilidad.

El cansancio la había llevado a un sueño intranquilo pero largo. Se despertó pasada la medianoche, y se dio cuenta de que llevaba durmiendo doce horas. Era evidente que físicamente le había hecho bien, si bien se sentía muy hambrienta.

Se puso la bata y fue a buscar comida. Su mente vagaba por pensamientos oscuros y angustiosos cuando de pronto se encontró a Joe, silencioso, a su paso hacia la suite. Se llevó el susto de su vida.

- ¿Buscas un teléfono, pequeña?

En la penumbra, los rasgos de Joe parecían los de una escultura.

- ¿Un... teléfono?
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
angenick
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 912
Edad : 23
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 14/12/2009

MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Marzo 4th 2010, 13:05

- Por la duración de tus llamadas a Woods, pareciera que encuentras en ellas un buen sustituto del sexo – murmuró con insolencia -. Y llevas como cuarenta y ocho horas sin tu ración. De todos modos, si eso es lo que quieres, podría aceptar el desafío y llamarte desde un teléfono interno. Estoy dispuesto a demostrarte que también eso lo hago mejor que él.

- ¡Eres perverso!

- Me estás empezando a dar pena, tu pobre Adonis. ¿Cuánto lleváis juntos? ¿Dos meses y medio de manitas, suspiros, y dulces conversaciones?

- ¡Es cosa mía! – gritó ella apretando los dientes de rabia.

- Pero ya ves, me muero por conocer todos los detalles...

- Tengo hambre – dijo con debilidad.

- No creo que estuvieses hambrienta de él. Tal vez sí de un romance y de que te prestasen atención. Lo comprendo.

- Eres tan primitivo. ¡Deberías estar en una jaula! – ______ perdió el control ante la arrogancia de Joe.

- ¡Por lo menos me intereso de los motivos que te llevaron a sentirte atraída por un tipo de tercera clase como Woods! – le soltó él lleno de rabia.

- Tengo mal gusto, Joe. ¿No lo sabías? Después de todo una vez fui capaz de elegirte.

______ se estaba poniendo cada vez más furiosa. Joe no estaba celoso de Kevin, sino que se sentía herido en su orgullo de macho. No podía soportar que su esposa prefiriera a otro.

Y no era momento para admitir que Kevin era tan de tercera como Joe había dicho.

- Necesitas... – empezó Joe.

- Bueno, no necesito que me quites la ropa como la última vez.

Hubo un silencio impenetrable. Joe se quedó mirándola, y de pronto soltó una risotada.

______ estaba roja de rabia y desconcertada. Cuando hizo además de seguir su camino, él la retuvo y la devolvió a la habitación que acababa de salir.

- ¿Has dicho que tenías hambre, no? Pediré que te traigan comida – dijo abruptamente.

Joe la sentó en un sofá. Ella entrelazó sus manos en un gesto de ansiedad que pretendía sofocar la revolución interna que le producía sentirse bajo la influencia y el poder de Joe.

Era imprevisible. Alguna vez eso le había atraído enormemente. Era tan distinto a ella. Pero ahora se daba cuenta del carisma que tenía. Lo había notado cuando se había reído.

¿Qué le extrañaba de la situación, entonces? Sí, era extremadamente atractivo, devastadoramente sexy, muy sexy realmente. No podía evitarlo. Él era así, simplemente.

Lo había observado en fiestas, en cenas, cómo llamaba la atención de todas las mujeres. Y era algo que él sabía perfectamente. Probablemente su madre y sus hermanas lo adoraban. Así que natural que ella también se viera atraída por ese magnetismo. Y que una sola sonrisa suya la dejara indefensa. Era natural su reacción hacia él. No había nada más.
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/angelikayoung
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE   Hoy a las 13:30

Volver arriba Ir abajo
 
UN_Matrimonio_ DIFERENTE__TU Y JOE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 4.Ir a la página : 1, 2, 3, 4  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: