Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 10, 11, 12  Siguiente

Te gusta la nove??
SIp es muy buena
64%
 64% [ 18 ]
Wuakala no la soporto
7%
 7% [ 2 ]
genial continua plis :D
25%
 25% [ 7 ]
me da igual ni la leo
4%
 4% [ 1 ]
Votos Totales : 28
 

AutorMensaje
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 10:22

Quuueee MaL.. Que Le Pasa a Esa Manadaa De Idiotas?

Quue No Ven Quue Nicholas es Lo Más Puroo y Bueno De Este Mundoo! Sad
Porque Le Haceen eesttoo. Yo Siiempre Lo Apoyareee.!! Enamorada

Me Gusttoo Muchoo eL Capp Aunnqquee Nick se veeii tristee siiempree...
No Quiiieroo Que See Valllaa lejos de Mí!

Quuee Hermosoo PauL.. Por Diios No See Como no SaLee Con Nadiee,
Quue Hombre Más Belloo y Tiierno! Very Happy

Puuues Sé que todoo eso lo hiso el q vestiiaa com LA MUERTE., MAS BIIEN JOEE.!!

Noo Fuuee NICK!! EL NÓ!!!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 10:28

JAJAJAJA,. SI ME TOCO IRME A DORMIR, MI MAMA ME OBLIGO A APAGAR ESTA CARCACHA DE COMPUTADOR ¬¬'

PERO NO PODIIA ESPERAR ASII QUE AQUI VIINEE A ENAMORARME MAS DE TUU NOVEE,!

OPR DIOS SABES HACERLO BIIEN, AMO COMO ESCRIBES. Y ESPERARE ESOS MARAVILLOSOS TRES Ó DOS CAP Q OCUPAN CADA UNO 10 PAG DE WORD,...!!

TE QUIEROO TAMBIIIEN PEQUEÑAAA ABRIL ,. BUENO NO TANOO, YA ESTAS VIIEJA.!

PERO BUENOO TODOS LO ESTAMOS,. ;D

Y SIIEMPRE ESTAREMOS AQUI PARAA TII APOYANDOTEE,. PORQ AMAMOS TU NOVEE,.!!

BESOS GRANDIISISIMOOOOOOOOOOOOOOS.!! Very Happy

PD. SI TUS ASQUEROSOS PROFESORES TE DEJAN TAREAS , YA TENGO UN FUSIL DE SOBRA Q TAMBIIEN QUIERE SER UTILIZADOO, PARA Q APRENDAN A RESPETAR A TUS LECTORAS. MUaahahahhahhahahaaaha Twisted Evil
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 10:29

Já Jenii se llevo el laptop Pá La CLinicaa. vess abriill'??
Lo Quee Hacemos, es las buenas y las Malas contiigooo!!

asii q No Lo Olviides:D
Tequeremos.!
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 11:15

HOOOLAAAAA!
pff.. sabes algo?
YA NECESITO TU NOVEE u_u
no puede ser, pero ya estoy
poniendome mal de nuevo..
ESTA AUSENCIA DE CAP ME ANGUSTIAA
si tus profes te dejan tareas..
LOS ANIQUILAMOSS
muahaha:x
Volver arriba Ir abajo
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 11:43

La Anestesiiiaa te duro Poco No Jennii?
A mi me pasoo Iguuall drunken
Necesiiiitoo Máas Twisted Evil

Sinooo No se q te pueda hacer...!!

Subee abriil..!
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 12:00

muii poqititooo ):
buuhhh..
QEREMOSS NOVEE; QEREMOS NOVEE!
sube rapidoo..
estoy a punto de entrar en coma
NECESITAMOS CAPP buuuhhh ):
Volver arriba Ir abajo
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 12:07

Jenni_kj escribió:
muii poqititooo ):

buuhhh..

QEREMOSS NOVEE; QEREMOS NOVEE!

sube rapidoo..

estoy a punto de entrar en coma

NECESITAMOS CAPP buuuhhh ):

jajajajjajajjajajajajjajaja Lok°


Como me haces reir Jenni! xD
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 12:08

se me Baja la Bilirrubiina cunado no leo a mi nick!

Cuuando No tengoo Tu Novee,.

Que No ves Mi Cara de muertaa???
pale

AYUDAAAAAAAANOS..!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
NicholasJerryJonas
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 891
Edad : 22
Localización : en el cuarto con nick
Fecha de inscripción : 03/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 12:13

noooooooooo no puedo creer que nick haya matado al profesor tanner nooo
el es inocente..pero por que estaba tirado en el piso y palido y aaaaa todo es tan confuso hahahahaha
por que nick es tan friooo conmigoo..sera por que le recuerdo tanto a mandy? yo creo que siii..pero igual nick tienes que superarla hahaha
siguela mujer
te prometo no cortarme las venas con una cuchara de plastico..pero eso si tienes que seguirlaa
sino ya sabes que pesara una muerte en tu conciencia hahahaha
siguela
siguela
Volver arriba Ir abajo
http://presiosura07@hotmail.com
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 13:23

POR AMOR A LOS DIOSESSSSSSS
LOS JONAS OBVIAMENTEE
SIGUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
nos vas a hacer morir de la intrigaa ):
y nos debes un MARATON
recuerdalo eh?
SIGUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE
Volver arriba Ir abajo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 15:20

ok no piensas subir?
ah ah?
QIERES QE MUERA???
verdad qe si?
eso es loq qieres lose )':
pues
LO ESTAS LOGRANDOOO!
subee yaaaaaa!
Volver arriba Ir abajo
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 20:15

hello girls xD yo voy en la esc en la tarde Sad por ahora Twisted Evil en el siguienete semestre
espero poder cambiarme a la mañana Very Happy salgo a las 6:00 pm pero llego a mi house como a eso de las 8, 8:30 Wink oy en la mañana me disponia a editar los caps pero a mi madre se le ocurrio que la necesitaba y se llevo la lap Sad Sad y no pude hacer nada a penas vengo llegando Razz pero aun asi aqui les tengo una parte del cap 13 Very Happy Very Happy para q no se me mueran y pueda continuar akbandolo Very Happy

Capítulo 13
Estabas de pie dentro del círculo de adultos y policías, aguardando
una oportunidad de escapar. Sabías que Paul había avisado a Nicholas a
tiempo —su rostro se lo dijo—, pero no habías podido acercarte lo
suficiente para hablar.
Por fin, con la atención de todos puesta en el cadáver, pudiste separarte
del grupo y avanzaste despacio hacia tu amigo.
—Nicholas consiguió marcharse —dijo él, con los ojos puestos en el grupo
de adultos—. Pero me dijo que cuidara de ti y quiero que permanezcas
aquí.
—¿Que cuidaras de mí?
Alarma y desconfianza fulguraron a través de ti. Entonces, casi en
un susurro, dijiste:
—Entiendo. —Pensaste un momento y luego hablaste con cuidado—: Paul,
tengo que ir a lavarme las manos. Selena me manchó de sangre. Espera
aquí; ahora vuelvo.
Él intentó decir algo a modo de protesta, pero tu ya te alejabas. Alzaste las
manos manchadas a modo de explicación al llegar a la puerta del
vestuario femenino, y el profesor que montaba guardia allí te dejó pasar.
Una vez en el vestuario, no obstante, seguiste adelante, hasta salir por la
puerta del otro extremo y entrar en la oscura escuela. Y de allí saliste a la
noche.
«¡Zuccone!», pensó Nicholas, agarrando una librería y arrojándola al otro
lado, haciendo volar su contenido por los aires. ¡Idiota! ¡Ciego y odioso
idiota! ¿Cómo podía haber sido tan estúpido?
¿Encontrar un lugar allí con ellos? ¿Ser aceptado como uno más? Debía
de haber estado loco al pensar que era posible.
Levantó uno de los enormes y pesados baúles y lo lanzó a través de la
habitación hasta que se estrelló contra la pared opuesta, astillando una
ventana. Estúpido, estúpido.
¿Quién iba tras él? Todo el mundo. Paul lo había dicho. «Ha habido otro
ataque... Ellos creen que lo hiciste tú.»
Bien, por una vez parecía como si los barbari, los insignificantes
humanos vivos, con su miedo a cualquier cosa desconocida, tuvieran
razón. ¿De qué otro modo se podía explicar lo sucedido? Había
experimentado la debilidad, la confusa sensación de estar en un torbellino,
de que todo daba vueltas; y entonces la oscuridad se había apoderado de
él. Al despertar, había escuchado a Paul diciendo que habían despojado,
asaltado a otro humano, al que en esa ocasión le habían robado no sólo su
sangre, sino su vida. ¿Cómo se explicaba eso a menos que él, Nicholas,
fuera el asesino?
Un asesino, eso es lo que era. Malvado. Una criatura nacida en la
oscuridad, destinada a vivir, cazar y esconderse allí para siempre. Bien,
¿por qué no matar, entonces? ¿Por qué no dar satisfacción a su
naturaleza? Puesto que no podía cambiar, no había razón para no
deleitarse en ello. Desataría su oscuridad sobre aquella ciudad que le
odiaba, que le daba caza en aquellos mismos instantes.
Pero primero..., estaba sediento. Las venas le ardían igual que una red
de cables secos y ardientes. Necesitaba alimentarse... pronto..., ahora.
La casa de huéspedes estaba a oscuras. Llamaste a la puerta, pero no
recibiste respuesta. El trueno chasqueó en las alturas. Todavía no llovía.
Tras la tercera andanada de golpes, probaste la puerta y ésta se abrió.
Dentro, la casa estaba silenciosa y oscura como la boca de un lobo. A
tientas, te encaminaste hacia la escalera y ascendiste por ella.
El segundo rellano estaba igual de oscuro, y tropezaste intentando localizar
el dormitorio con la escalera que llevaba al tercer piso. Había una luz
tenue en lo alto de la escalera, y ascendiste hacia ella, sintiéndote agobiada
por las paredes, que parecían cernerse sobre ti desde cada lado.
La luz surgía de debajo de la puerta cerrada. Diste unos golpecitos
rápidos.
—Nicholas —susurraste, y luego llamaste en voz más alta—. Nicholas, soy yo.
No hubo respuesta. Agarraste el pomo y empujó la puerta, atisbando al
otro lado.
—Nicholas...
Le hablabas a una habitación vacía.
Y a una habitación que era un caos. Parecía como si un tremendo
vendaval la hubiese recorrido, dejando destrucción a su paso. Los baúles
que habían reposado en esquinas estaban caídos en ángulos grotescos,
con las tapas abiertas, con el contenido desparramado por el suelo. Una
ventana estaba destrozada. Todas las posesiones de Nicholas, todas las
cosas que había guardado con tanto cuidado y parecía tener en tan gran
estima, estaban esparcidas por el suelo.
El terror te invadió. La furia y la violencia resultaban
dolorosamente claras en aquella escena de devastación y hacían que te
sintieras casi mareada. Alguien que tenía un historial de violencia, había
dicho Taylor.
«No me importa —pensaste, mientras la ira brotaba en tu interior para
apartar a un lado el miedo—. No me importa nada, Nicholas; sigo queriendo
verte. Pero ¿dónde estás?
La trampilla del techo estaba abierta, y por ella descendía un aire frío.
«Vaya», te dijiste, y sentiste un repentino escalofrío de temor. Aquel tejado
estaba tan alto...
Nunca antes habías subido por la escalera para salir al mirador y la falda
larga dificultaba la ascensión. Emergiste a través de la trampilla despacio,
arrodillándote en el tejado y luego poniéndote en pie. Viste una figura
oscura en la esquina, y fue hacia ti con pasos rápidos.
—Nicholas, tenía que venir... —empezaste a decir, y te detuviste en seco,
porque un relámpago iluminó el cielo justo en el momento en que la figura
de la esquina giraba en redondo.
Y entonces fue como si todo mal presentimiento, temor y pesadilla que
hubieses tenido jamás se convirtieran en realidad a la vez. No podías ni
chillar; no podías hacer nada en absoluto.
«Dios mío... no.» tu cerebro se negó a encontrar una explicación a lo
que tus ojos veían. No. No. No querías mirar aquello, no querías creerlo...
Pero no podías evitar verlo. Incluso aunque podías haber cerrado los ojos,
cada detalle de la escena estaba grabado en tu memoria. Como si el
relámpago lo hubiese escrito a fuego en tu cerebro para siempre.
Nicholas. Nicholas, tan pulcro y elegante vestido con su ropa de todos los
días, con su chaqueta de cuero negro con el cuello levantado. Nicholas, con
los cabellos oscuros como una de las nubes de tormenta que había detrás
de él. Nicholas había quedado atrapado en aquel fogonazo de luz, medio
vuelto hacia ti, con el cuerpo torcido en la posición agazapada de una
bestia y con una mueca de furia animal en el rostro.
Y sangre. Aquella boca arrogante, sensible y sensual, estaba
embadurnada de sangre, que resaltaba espeluznantemente roja en la
palidez de su cutis, en el blanco intenso de los dientes al descubierto. En
las manos sostenía el cuerpo inerte de una paloma torcaz, blanca como
aquellos dientes y con las alas extendidas. Otra yacía en el suelo a sus
pies, igual que un pañuelo arrugado y desechado.
—Dios mío, no —musitaste.
Seguiste musitándolo mientras retrocedías, sin darte apenas cuenta de que
hacías ambas cosas. Sencillamente, tu mente no era capaz de hacer frente
a ese horror; tus pensamientos corrían alocadamente llevados por el
pánico, igual que ratones intentando escapar de una jaula. No querías creer
eso, no quería creerlo. Una tensión insoportable se adueñó de tu cuerpo,
el corazón parecía a punto de estallar, la cabeza te daba vueltas.
—Dio mío, no...
—¡_________!
Más terrible que cualquier otra cosa fue eso, fue ver a Nicholas mirándote
con aquel rostro animal, ver cómo la mueca se trocaba en una expresión
de sobresalto y desesperación.
—________, por favor. Por favor, no...
—¡Ah, Dios mío, no!
Los chillidos intentaban abrirse paso violentamente fuera de tu
garganta. Retrocediste más, dando traspiés, cuando él dio un paso hacia
ti.
—¡No!
—_______, por favor... ten cuidado...
Aquella cosa terrible, la cosa con el rostro de Nicholas, iba tras de ti, los
Cafés ojos llameando. Te lanzaste hacia atrás al dar él otro paso, con la
mano extendida. La larga mano de dedos delgados que había acariciado
tus cabellos con tanta delicadeza...
—¡No me toques! —gritaste.
Y entonces sí que empezaste a chillar, cuando tu movimiento llevó a tu
espalda a apoyarse en la barandilla de hierro del mirador. Era hierro que
había estado allí durante casi un siglo y medio, y en algunos lugares
estaba casi totalmente oxidado. Tu peso aterrorizado contra él fue
demasiado y sentiste que cedías. Oíste el chirrido de metal y madera
bajo una tensión excesiva mezclándose con tu propio grito. Y luego ya no
había nada detrás de ti, nada a lo que agarrarse, y caías.
En ese instante, viste las turbulentas nubes moradas, la oscura masa de
la casa junto a ti. Te pareció que tenías tiempo suficiente para verlo todo
con claridad y sentir un terror infinito mientras chillabas y caías, y caías.
Pero el terrible impacto demoledor no llegó. De improviso había unos
brazos a tu alrededor que te sostenían en el vacío. Se oyó un golpe sordo
y los brazos te apretaron más, con un peso cediendo contra de ti para
absorber el golpe. Luego todo quedó silencioso.
Permaneciste inmóvil dentro del círculo de aquellos brazos, intentando
orientarte. Intentando creer otra cosa más que resultaba increíble. Habías
caído del tejado de una casa de tres pisos y sin embargo estabas viva.
Estabas de pie en el jardín de detrás de la casa de huéspedes, en medio del
silencio total que mediaba entre los truenos, con hojas caídas en el suelo
donde debería estar tu cuerpo destrozado.
Lentamente, alzaste la mirada hacia el rostro de la persona que te
sujetaba. Nicholas.
Había habido demasiado miedo, demasiados desastres esa noche. Ya no
podías reaccionar. Sólo eras capaz de alzar los ojos hacia él para mirarle
fijamente con una especie de asombro.
Había tanta tristeza en los ojos de Nicholas... Aquellos ojos que habían
ardido igual que hielo cafe estaban en esos instantes oscuros y vacíos,
sin esperanza. La misma expresión que habías visto aquella primera
noche en su habitación, sólo que ahora era peor. Pues en ese momento
había odio a sí mismo, mezclado con pesar y amarga repulsa. no
pudiste soportarlo.
—Nicholas —susurraste, sintiendo que aquella tristeza penetraba en tu
propia alma.
Aún veías las trazas rojas en sus labios, pero ahora despertaban un
estremecimiento de piedad junto con el instintivo horror. Estar tan solo,
ser tan distinto y estar tan solo...
—Nicholas —musitaste.
No hubo ninguna respuesta en aquellos ojos sombríos y extraviados.
—Ven —dijo él en voz baja y te condujo de vuelta hacia la casa.
Nicholas sintió un arrebato de vergüenza cuando llegaron al tercer piso y
a la destrucción que reinaba en su habitación. Que fueras tu,
precisamente, quien lo viera, resultaba insoportable. Pero, de todos
modos, tal vez era también conveniente que vieras lo que él era en
realidad, lo que podía hacer.
Tu avanzaste despacio, aturdida, hasta la cama y te sentaste.
Luego alzaste la vista hacia él, los ojos ensombrecidos yendo al encuentro de
los tuyos.
—Cuéntame —fue todo lo que dijiste.
Nicholas lanzó una breve risita, sin humor, y vio que te echabas hacia
atrás. Eso hizo que se odiara aún más.
—¿Qué necesitas saber? —preguntó.
Puso un pie sobre la tapa de un baúl derribado y la miró casi desafiante,
indicando la habitación con un ademán.
—¿Quién hizo esto? Yo lo hice.
—Eres fuerte —repusiste con los ojos puestos en un baúl volcado.
Alzaste los ojos, como recordando lo sucedido en el tejado.
—Y te mueves de prisa.
—Más fuerte que un humano —dijo él, poniendo un énfasis deliberado
en la última palabra.
¿Por qué no reculaba ante él ahora, por qué no le miraba con la aversión
que había visto antes? Ya no le importaba lo que tu pensaras.
—Mis reflejos son más veloces y poseo una resistencia mayor. Así debe
ser. Soy un cazador —finalizó en tono áspero.


ok byebye Wink reeeegresoo!!
tango un plan Twisted Evil Twisted Evil para diciembre le pedire a mi dad una lap Very Happy pero necesito que sea diciembre Wink para poderle lanzar la bomba molotov Twisted Evil Twisted Evil (me senti bn terrorista yo Razz Razz Razz )
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 20:29

En mexico son las 9:29 no desesperen Wink ya va completo Wink
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 20:53

hola de nuevo Very Happy aqui esta lo que falta del cap 13; dos caps mas y akbamos el primer libro Wink y si are el siguiente Very Happy
nota donde dice N/A y esta encerrado en un ( ) es que yo me ti mi cuchara osea di mi opinion xD aki el cap
intentare pooner el siguiente oy a modo de maraton Very Happy pero no es segur Sad

Algo en tu mirada le hizo recordar cómo le habías interrumpido.
Se limpió la boca con el dorso de la mano y luego se
apresuró a tomar un vaso de agua que permanecía intacto sobre la mesilla
de noche. Sintió tus ojos fijos en él mientras la bebía y volvía a
limpiarse la boca. Sí, desde luego que todavía le importaba lo que tu
pensara.
—Puedes comer y beber... otras cosas —dijiste.
—No necesito hacerlo —respondió él en voz baja, sintiéndose cansado y
alicaído—. No necesito nada más. —Se volvió de repente y sintió que una
apasionada intensidad volvía a alzarse en su interior—. Dijiste que me
muevo de prisa..., pero prisa es precisamente lo que nunca tengo. Prisa es
lo que tienen los seres vivos, ________. Prisa para hacer las cosas. Yo tengo
todo el tiempo del mundo.
Advirtió que temblabas, pero su voz sonó sosegada y sus
ojos no se apartaron de los tuyos.
—Cuéntame —repetiste—. Nicholas, tengo derecho a saber.
Reconoció aquellas palabras. Y eran tan ciertas como cuando las
habías pronunciado la primera vez.
—Sí, supongo que así es —repuso, y su voz sonó cansada y dura.
Clavó la mirada en la ventana rota durante unos segundos y luego
volvió la cabeza hacia ti y dijo con voz cansina:
—Nací a finales del siglo XV. ¿Lo crees? (N/A es mi imaginación o nos gustan viejos? Wink )
Miraste los objetos que yacían donde él los había esparcido al
arrojarlos fuera del escritorio con un violento movimiento del brazo. Los
florines, la copa de ágata, su daga.
—Sí —dijiste en un susurro—. Sí, lo creo.
—¿Y quieres saber más? ¿Cómo me convertí en lo que soy?
Cuando asentiste, él se volvió de nuevo hacia la ventana. ¿Cómo podía
contártelo? Él, que había evitado las preguntas durante tanto tiempo, que
se había convertido en todo un experto en la ocultación y el engaño...
Sólo existía un modo, y era contar toda la verdad, sin ocultar nada.
Exponerlo todo ante ti, lo que jamás habías explicado a nadie.
Y quería hacerlo. Incluso a pesar de saber que provocaría que te
apartaras de él al final, necesitaba mostrarte lo que era.
Y así, con la vista fija en la oscuridad que reinaba fuera de la ventana,
donde resplandores azules iluminaban de vez en cuando el cielo, empezó
su relato.
Habló sin apasionamiento, sin emoción, eligiendo las palabras con
cuidado. Te habló de su padre, aquel robusto hombre del Renacimiento, y
de su mundo en Florencia y en su finca campestre. Te habló de sus
estudios y ambiciones. De su hermano, que era tan distinto de él y del
rencor que existía entre ellos.
—No sé cuándo empezó a odiarme Joseph —dijo—. Fue siempre así
desde que puedo recordar. Quizá fue porque mi madre jamás se recuperó
realmente de mi nacimiento y murió a los pocos años. Joseph la amaba
muchísimo y siempre tuve la sensación de que me culpaba. —Hizo una
pausa y tragó saliva—. Y luego, más adelante, apareció una muchacha.
—¿Aquella a la que yo te recordaba? —inquiriste con suavidad, y él
asintió—. ¿La que —dijiste con una mayor vacilación— te dio el anillo?
Él echó una ojeada al anillo de plata de su dedo, luego te devolvió la
mirada. A continuación, lentamente, sacó el anillo que llevaba colgado de
una cadena bajo la camisa y lo miró.
—Sí; éste era su anillo —respondió—. Sin un talismán así, morimos bajo
la luz del sol como si estuviéramos en una hoguera.
—Entonces, ¿ella era... como tú?
—Ella me hizo lo que soy.
Con voz entrecortada, te habló de Mandy. De la belleza y la dulzura
de Mandy, y de su amor por ella. Y también del de Joseph.(N/A estos hermanos siempre tienen los mismos gustos Razz aun que muy buenos gustos debo decir Very Happy aun que a veces les falla D: )
—Ella era demasiado dulce, llena de demasiado afecto —dijo por fin,
lleno de dolor—. Se lo daba a todo el mundo, incluido mi hermano. Pero
finalmente le dijimos que debía elegir entre nosotros. Y entonces... vino a
mí.
El recuerdo de aquella noche, de aquella noche dulce y terrible, regresó
como un torrente. Ella había ido a él. Y él se había sentido tan feliz, tan
lleno de temor reverente y dicha... Intentó explicártelo, encontrar
las palabras. Toda aquella noche había sido feliz, e incluso a la mañana
siguiente, cuando despertó y ella se había ido, se había sentido poseído de
la mayor de las dichas...
Casi podría haberse tratado de un sueño, pero las dos pequeñas heridas
del cuello eran reales. Le sorprendió descubrir que no le dolían y que ya
parecían haber cicatrizado parcialmente. El cuello alto de su camisa las
ocultaba.
La sangre de Mandy ardía en sus venas ahora, se dijo, y esas mismas
palabras hicieron latir aceleradamente su corazón. Le había dado su
energía a él; le había elegido.
Incluso tuvo una sonrisa para Joseph cuando se encontraron en el lugar
designado aquella noche. Joseph se había ausentado de la casa todo el
día, pero apareció en el jardín meticulosamente ornamentado con
escrupulosa puntualidad y se quedó repantigado contra un árbol,
ajustándose los puños. Mandy se retrasaba.
—A lo mejor está cansada —sugirió Nicholas, contemplando cómo el cielo
color melón se fundía en un profundo negro azulado.
Intentó mantener la tímida satisfacción que sentía alejada de su voz.
—A lo mejor necesita más descanso de lo usual.
Joseph le dirigió una incisiva mirada, los dorados ojos taladrantes bajo la
mata de cabello negro.
—Quizá —dijo en una nota ascendente que fue elevándose, como si
quisiera haber dicho más.
Pero entonces oyeron unas suaves pisadas en el sendero y Mandy
apareció entre los setos cuadrados. Llevaba puesto el vestido blanco y
estaba tan bella como un ángel.
Dedicó una sonrisa a los dos. Nicholas devolvió la sonrisa cortésmente,
mencionando su secreto sólo con los ojos. Luego aguardó.
—Me pedisteis que eligiera —dijo ella, mirándole primero a él y luego a
su hermano—. Y ahora habéis venido a la hora que indiqué, y os diré qué
he elegido.
Alzó la menuda mano, la que lucía el anillo, y Nicholas contempló la
piedra, advirtiendo que era del mismo azul profundo que el cielo nocturno.
Era como si Mandy llevara un pedazo de noche con ella, siempre.
—Ambos habéis visto este anillo —dijo en voz baja—. Y sabéis que sin él
moriría. No es fácil conseguir que te hagan un talismán así, pero por
suerte mi doncella Helga es muy lista. Y hay muchos orfebres en
Florencia.
Nicholas escuchaba sin comprender, pero cuando ella volvió la cabeza
hacia él volvió a sonreír, alentador.
—Y por lo tanto —siguió ella, mirándole a los ojos—, he encargado un
regalo para ti.
Tomó su mano e introdujo algo en ella, y cuando él miró vio que era un
anillo idéntico al de ella, pero más grande y grueso, y forjado en plata en
lugar de oro.
—Todavía no lo necesitas para enfrentarte al sol —dijo con dulzura—.
Pero muy pronto lo necesitarás.
Orgullo y arrobamiento lo dejaron mudo. Alargó la mano para tomar la
de ella y besarla, deseando cogerla en sus brazos en aquel momento,
incluso delante de Joseph. Pero Mandy se apartaba ya.
—Y para ti —dijo, y Nicholas pensó que sus oídos debían de estarle
traicionando, pues sin duda la calidez y el cariño en la voz de Mandy no
podían ser para su hermano—, para ti, también. Lo necesitarás muy pronto
asimismo.
Los ojos de Nicholas también debieron de traicionarle, pues le mostraban
lo que era imposible, lo que no podía ser. En la mano de Joseph, Mandy
depositaba un anillo idéntico al suyo.
El silencio que siguió fue absoluto, como el silencio tras el fin del
mundo.
—Mandy... —Nicholas apenas consiguió hacer salir las palabras—.
¿Cómo puedes darle eso a él? Después de lo que compartimos...
—¿Lo que compartisteis? —La voz de Joseph fue como un latigazo, y se
revolvió enfurecido contra Nicholas—. Anoche ella vino a mí. La elección ya
está hecha.
Y Joseph tiró hacia abajo del cuello alto de su camisa para mostrar dos
heridas diminutas en la garganta. Nicholas las contempló atónito,
conteniendo las lágrimas. Eran idénticas a sus propias heridas.
Sacudió la cabeza, totalmente desconcertado.
—Pero, Mandy... no fue un sueño. Viniste a mí...
—Fui a veros a ambos.
La voz de la muchacha era tranquila, incluso complacida, y sus ojos
estaban serenos. Sonrió a Joseph y luego a Nicholas, sucesivamente.
—Me ha dejado muy débil, pero me alegro mucho de haberlo hecho. ¿No
lo veis? —prosiguió mientras ellos la contemplaban fijamente, demasiado
atónitos para hablar—. ¡Ésta es mi elección! Os amo a los dos y no
renunciaré a ninguno de vosotros. Ahora los tres estaremos juntos y
seremos felices. (N/A WTF? Estas demente?)
—Felices... —dijo Nicholas con voz estrangulada.
—¡Sí, felices! Los tres seremos compañeros, compañeros felices para
siempre. —Su voz se elevó eufórica, y la luz de una criatura
resplandeciente brilló en sus ojos—. ¡Estaremos siempre juntos, sin
padecer enfermedades, sin envejecer, hasta el fin de los tiempos! Ésa es
mi elección. (N/A hasta donde llega la stupides?)
—¿Felices... con él?
La voz de Joseph temblaba de rabia, y Nicholas vio que su por lo general
reservado hermano estaba lívido de cólera.
—¿Con ese niño entre nosotros dos, con ese dechado de virtudes zafio y
vociferante? Apenas si puedo soportar su vista ahora. ¡Le pido a Dios no
volver a verle jamás, no volver a oír su voz jamás!
—Y yo deseo lo mismo respecto a ti, hermano —gruñó Nicholas, en tanto
que el corazón se le desgarraba en el pecho.
Aquello era culpa de Joseph; él había envenenado la mente de
Mandy de modo que ésta ya no sabía lo que hacía.(N/A no nick esto es su retorcidamente saliendo a relucir no es Joe ni tuu!!)
—Y estoy casi decidido a asegurarme de ello —añadió con ferocidad.
Joseph le entendió perfectamente.
—Entonces saca tu espada, si puedes encontrarla —siseó como
respuesta, con ojos llenos de siniestra amenaza.
—¡Joseph, Nicholas, por favor! ¡Por favor, no! —gritó Mandy,
colocándose entre ellos y sujetando el brazo de Nicholas.
La muchacha paseó la mirada de uno a otro, con los ojos azules
desorbitados por la conmoción y brillando con lágrimas no derramadas.
—Pensad en lo que decís. Sois hermanos.
—Yo no tengo la culpa de eso —chilló Joseph, convirtiendo las palabras
en una maldición.
—¿Es que no podéis hacer las paces? ¿Por mí, Joseph... Nicholas...? Por
favor.
Una parte de Nicholas quería ablandarse ante la mirada desesperada de
Mandy; pero el orgullo herido y los celos eran demasiado fuertes, y
sabía que su rostro aparecía tan duro, tan inflexible, como el de Joseph.
—No —dijo—. No podemos. Debe ser o uno o el otro, Mandy. Jamás te
compartiré con él.
La mano de Mandy se soltó de su brazo y las lágrimas cayeron de sus
ojos, grandes gotas que salpicaron su vestido blanco. Contuvo el aliento
con un sollozo desgarrador. Luego, sin dejar de llorar, se recogió las faldas
y huyó.
—Y entonces Joseph tomó el anillo que le había dado y se lo puso —dijo
Nicholas, la voz ronca por el uso y la emoción—. Y me dijo: «Aún será mía,
hermano». Y luego se alejó.
Se dio la vuelta, pestañeando como si hubiese salido a una luz brillante
desde la oscuridad y mirandote.
Tu estabas sentada muy quieta en la cama, contemplándole
con aquellos ojos que eran tan parecidos a los de Mandy.
Especialmente en ese momento en que estaban llenos de pena y terror.
Pero tu no huiste, le hablaste.
—Y... ¿qué sucedió luego?
Las manos de Nicholas se cerraron violentamente de un modo reflejo y se
apartó de repente de la ventana. No, ese recuerdo, no. No podía soportar
recordarlo, y mucho menos intentar expresarlo en palabras. ¿Cómo podía
hacerlo? ¿Cómo podía arrastrarte a aquella oscuridad y mostrarte las
cosas terribles que acechaban allí?
—No —dijo—. No puedo. No puedo.
—Tienes que contármelo —repusiste con suavidad—. Nicholas, es el final
de la historia, ¿verdad? Eso es lo que hay detrás de todos tus muros, eso
es lo que temes dejarme ver. Pero tienes que dejarme. Nicholas, no puedes
parar ahora.
Él sintió cómo el horror iba en su busca, el pozo abierto que había visto
con tanta claridad, percibido con tanta nitidez aquel día tan lejano. El día
en que todo había terminado..., en que todo había empezado.
Sintió que le tomaban la mano, y cuando miró vio tus dedos
cerrados sobre ella, dándole calor, dándole fuerzas. Tenías los ojos puestos
en los de él.
—Cuéntame.
—¿Quieres saber qué sucedió a continuación, qué fue de Mandy? —
murmuró.
Asentiste , tus ojos casi cegados pero aún firmes.
—Te lo diré, entonces. Murió al día siguiente. Mi hermano Joseph y yo la
matamos.


bye bye
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
karinick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 155
Edad : 26
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 07/09/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 21:23

ok toy sperndo
Volver arriba Ir abajo
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 21:24

ESPEROO,. AWEEE MEDOLIOO VER SUS OJOS VACIOS Sad
MI NICHOLAS POR AMOR DEJO TODO, Y AHORA SUFRE CMO NINGUN SER HUMANO.
NO LO QUIERO DEJAR SOLO, SE LO Q ES, PERO LO AMOOO! Sad

GRaACIIAS POR EL CAP, LO AMEEE,.

SABES'? MAS BIIEN TE LO VOY A DAR, YOO!

TE LO MANDO POR FEDEX,. ASII NOS SUBES TODOS LO DIAS,. ;D
Q TAL?J AJJAJJAJAJAJ

BUEEE TERRORISTA, AQUI SON 11.23 ASII Q APURATEEE, Q TENGO Q IR ALCOLEE ¬¬'
PLEASEEEE, SUBEEEEEEE PQUEÑA TERRORISTA ABRIL. Very Happy

BESOS,!!
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 21:43

LA MATARON???
WTF!! LA BOBA ESAAA LOS CONVIIRTIO EN BESTIIAA PARA ESA BOBA DECISION?? Q LE PASA?? ES UNAAA TONTAAA,..!!!

Y LA MNATARON?? Ó MURIO DE DOLOR YO Q SE'??


ESTE CAP ME DEJO :O'?
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 21:56

hola el ultimo cap de hoy.........

Capítulo 14
Sentiste que se te ponía la carne de gallina al escuchar aquellas
palabras.
—No lo dices en serio —dijiste con voz temblorosa.
Recordaste lo que habías visto en el tejado, la sangre que embadurnaba los
labios de Nicholas, y te obligaste a no rehuirle.
—Nicholas, te conozco. No podrías haber hecho eso...
Él hizo caso omiso de tus protestas y siguió mirando fijamente con ojos
que ardían como hielo cafe en el fondo de un glaciar. Miraba a través de
ti, a algo situado a una distancia inabarcable.
—Mientras yacía en mi cama aquella noche, aguardé contra toda
esperanza que ella acudiera. Empezaba a notar ya algunos cambios en mi
persona. Veía mejor en la oscuridad; parecía que oía mejor. Me sentía más
fuerte que nunca, lleno de una especie de energía elemental. Y estaba
hambriento.
»Era un hambre que jamás había imaginado. Durante la cena descubrí
que la comida corriente y la bebida no servían para satisfacerla. No podía
comprenderlo. Y entonces vi el cuello blanco de una de las criadas y supe
el motivo. —Exhaló prolongadamente, la mirada sombría y torturada—.
Esa noche resistí a la necesidad, aunque necesité toda mi fuerza de
voluntad. Pensaba en Mandy y rezaba para que viniera a mí. ¡Rezar! —
Lanzó una breve risotada—. Si es que una criatura como yo puede rezar.
Tus dedos estaban entumecidos alrededor de la mano del chico, pero intentaste apretarlos más para confortarle.
—Sigue, Nicholas.
No tuvo problemas para seguir entonces. Parecía casi haber olvidado tu
presencia, como si se contara la historia a sí mismo.
—A la mañana siguiente, la necesidad era más fuerte. Era como si mis
propias venas estuvieran secas y agrietadas, desesperadas por algo de
líquido. Comprendí que no lo podría soportar mucho tiempo.
»Fui a los aposentos de Mandy. Mi intención era pedirle, suplicarle...
—Su voz se quebró; hizo una pausa y luego siguió—: Pero Joseph ya
estaba allí, aguardando fuera de sus habitaciones. Me di cuenta de que él
no había resistido a la necesidad. El brillo de su piel y el brío con el que
caminaba me lo indicaron. Tenía un aspecto tan satisfecho como el de un
gato que se ha comido la nata.
»Pero no había tenido a Mandy. "Llama todo lo que quieras" me dijo,
"pero esa fiera de ahí dentro no te dejará entrar. Yo ya lo he probado. ¿Lo
intentamos entre tú y yo?"
»No quise responderle. La expresión de su rostro, aquella expresión
taimada y ufana, me repelía. Aporreé aquella puerta como para
despertar... —Titubeó y luego lanzó otra risa forzada—. Iba a decir "como
para despertar a un muerto".
Pero a los muertos no cuesta tanto despertarlos, al fin y al cabo,
¿verdad?
Tras un instante, prosiguió:
—La doncella, Helga, abrió la puerta. Tenía un rostro que parecía un
plato llano blanco y ojos que eran como cristal negro. Le pregunté si podía
ver a su señora. Esperaba que me diría que Mandy dormía, pero en su
lugar Helga se limitó a mirarme, luego a Joseph, por encima de mi
hombro.
»"No se lo quise decir a él" dijo por fin, "pero os lo diré a vos. Mi señora
Madelein no está dentro. Salió temprano esta mañana para pasear por los
jardines. Dijo que tenía una gran necesidad de pensar."
»Me sorprendió. "¿Temprano esta mañana?", pregunté.
»"Sí", respondió. Nos miró tanto a Joseph como a mí sin simpatía. "Mi
señora se sentía muy desdichada ayer", dijo con toda intención. "Lloró
toda la noche."
«Cuando dijo eso, se apoderó de mí una sensación extraña. No fue
simplemente vergüenza y dolor porque Mandy se sintiera tan infeliz.
Fue miedo. Olvidé mi hambre y mi debilidad. Incluso olvidé mi enemistad
con Joseph. Me embargó una gran prisa y una urgencia apremiante. Me
volví hacia Joseph y le dije que debíamos encontrar a Mandy, y ante mi
sorpresa él se limitó a asentir.
»Nos pusimos a registrar los jardines, gritando el nombre de Mandy.
Recuerdo exactamente qué aspecto tenía todo aquel día. El sol brillaba
sobre los enormes cipreses y los pinos del jardín. Joseph y yo avanzamos
apresuradamente entre ellos, moviéndonos cada vez más y más de prisa y
llamándola. No dejábamos de llamarla…
percibías los temblores del cuerpo de Nicholas, que se comunicaban
a ti a través de sus dedos que te sujetaban con fuerza. El muchacho
respiraba con rapidez pero superficialmente.
—Casi habíamos llegado al final de los jardines cuando recordé un lugar
que Mandy adoraba. Se encontraba un poco más allá en el parque y era
una pared baja junto a un limonero. Me dirigí allí, gritando su nombre. Pero
a medida que me acercaba, dejé de gritar. Sentí... un temor: una
premonición terrible. Y supe que no debía... no debía ir...
—¡Nicholas! —dijiste.
Te estaba haciendo daño, sus dedos se clavaban en los tuyos,
aplastándolos. Los temblores que corrían por su cuerpo aumentaban,
convirtiéndose en estremecimientos.
—¡Nicholas, por favor!
Pero no dio señales de haberte oído.
—Fue como... una pesadilla... con todo sucediendo tan despacio. No
podía moverme... y sin embargo tenía que hacerlo. Tenía que seguir
caminando. Con cada paso el miedo era más fuerte. Podía olerlo. Un olor
parecido al de grasa quemada. No debo ir ahí..., no quiero verlo...
Su voz se había tornado aguda y apremiante, la respiración era
jadeante. Tenía los ojos muy abiertos y dilatados, igual que un niño
aterrorizado. Agarraste los dedos que te asían como tenazas con la otra
mano, envolviéndolos completamente.
—Nicholas, todo está bien. No estás allí. Estás aquí conmigo.
—No quiero verlo..., pero no puedo evitarlo. Hay algo blanco. Algo
blanco bajo el árbol. ¡No me obligues a mirarlo!
—¡Nicholas, Nicholas, mírame!
Era incapaz de oírte, y sus palabras surgían en violentos espasmos,
como si no pudiera controlarlas, no pudiera sacarlas lo bastante rápido.
—No puedo acercarme más..., pero lo hago. Veo el árbol, la pared. Y eso
blanco. Detrás del árbol. Blanco con dorado debajo. Y entonces lo sé, lo sé,
y avanzo hacia ello porque es su vestido. El vestido blanco de Mandy. Y
doy la vuelta al árbol y lo veo en el suelo y es verdad. Es el vestido de
Mandy... —su voz se elevó y quebró en un horror inimaginable—, pero
Mandy no está dentro de él.
Sentiste un escalofrío, como si hubieran sumergido tu cuerpo en
agua helada. Se te puso la carne de gallina e intentó hablarle, pero no
pudo. Él seguía parloteando como si pudiera mantener alejado el terror si
no dejaba de hablar.
—Mandy no está ahí, de modo que tal vez todo sea una broma, pero
su vestido está en el suelo y está lleno de cenizas. Como las cenizas en la
chimenea, igual que ellas, sólo que éstas huelen a carne quemada.
Apestan. El olor me provoca náuseas y me marea. Junto a la manga del
vestido hay una hoja de pergamino. Y sobre una roca, sobre una roca un
poco más allá, hay un anillo. Un anillo con una piedra azul, el anillo de
Mandy. El anillo de Mandy ... —De improviso, Nicholas gritó con una
voz terrible—: Mandy, ¿qué has hecho?
Luego cayó de rodillas, soltando por fin tus dedos, para
enterrar el rostro entre las manos.
lo sostuviste cuando unos sollozos incontrolables se adueñaron de
él, y le sujetaste los hombros, apretándole contra tu regazo.
—Mandy se quitó el anillo —murmuraste, no era una pregunta—.
Se expuso al sol.
Los violentos sollozos de Nicholas siguieron imparables (N/A ayy mi vida Sad ), mientras tu lo sujetabas contra la larga falda del vestido azul, acariciando sus hombros estremecidos. Murmuraste algunas palabras destinadas a consolarle,
apartando de ti misma tu propio horror. Y finalmente él se tranquilizó y
alzó la cabeza. Habló con voz pastosa, pero parecía haber regresado al
presente, haber vuelto en sí.
—El pergamino era una nota, para mí y para Joseph. Decía que había
sido egoísta al querer tenernos a los dos. Decía... que no podía soportar
ser causa de rivalidad entre nosotros. Esperaba que una vez que ya no
estuviera dejaríamos de odiarnos el uno al otro. Lo hizo para unirnos.
—Nicholas —musitaste, sintiendo que lágrimas ardientes y solidarias
inundaban tus propios ojos—. Nicholas, lo siento mucho. Pero ¿no te das
cuenta, después de todo este tiempo, que lo que hizo Mandy estuvo
mal? Fue egoísta, incluso, y fue su elección. En cierto modo, no tuvo nada
que ver contigo ni con Joseph.
Nicholas sacudió la cabeza como para expulsar la verdad de aquellas
palabras.
—Dio su vida... por eso. Nosotros la matamos.
Estaba sentado muy erguido ya. Pero los ojos seguían dilatados, como
enormes discos negros y parecía un niño pequeño desconcertado.
—Joseph se me acercó por detrás. Tomó la nota y la leyó. Y entonces...
creo que se volvió loco. Estábamos locos los dos. Yo había recogido el
anillo de Mandy y él intentó arrebatármelo. No debería haberlo hecho.
Forcejeamos. Nos dijimos cosas terribles el uno al otro. Cada uno culpó al
otro por lo sucedido. No recuerdo cómo regresamos a la casa; pero de
repente yo empuñaba mi espada. Peleábamos. Yo quería destruir aquel
rostro arrogante para siempre, matarle. Recuerdo a mi padre gritando
desde la casa. Peleamos con mayor energía, para acabar el combate antes
de que él llegara junto a nosotros.
»Y estábamos muy igualados. Pero Joseph siempre había sido más
fuerte, y aquel día parecía más veloz también, como si hubiese cambiado
más de lo que había cambiado yo. Y así, mientras mi padre seguía
gritando desde la ventana, sentí que la hoja de Joseph rebasaba mi
guardia. Luego sentí cómo penetraba en mi corazón.
le miraste horrorizada, pero él siguió sin interrupción.
—Sentí el dolor del acero, sentí cómo penetraba en mi interior,
hundiéndose profundamente. Atravesándome de punta a punta, en una
violenta estocada. Y entonces las fuerzas me abandonaron y caí. Me
quedé tumbado allí sobre el suelo enlosado.
Alzó los ojos hacia ti y finalizó con sencillez:
—Y así es como... morí.
Te quedaste allí sentada, paralizada, como si el hielo que habías
sentido en el pecho a primeras horas de la noche se hubiera vertido al
exterior y te hubiese atrapado.
—Joseph se acercó, se detuvo a mi lado y se inclinó. Yo oía los gritos
lejanos de mi padre y los chillidos de los criados, pero todo lo que podía
ver era el rostro de Joseph. Aquellos ojos dorados que eran como una
tarde soleada. Quise hacerle daño por lo que me había hecho. Por todo lo
que nos había hecho a mí y a Mandy. —Nicholas permaneció callado un
momento, y luego dijo, casi como en un sueño—: Y así alcé mi espada y le
maté. Con mis últimas fuerzas, le atravesé el corazón a mi hermano.
La tormenta había seguido su camino, y por la ventana rota oías
los quedos sonidos de la noche, el chirrido de los grillos, el viento
moviéndose entre los árboles. En la habitación de Nicholas todo estaba muy
silencioso.
—No supe nada más hasta que desperté en mi tumba —dijo Nicholas.
Se recostó hacia atrás, apartándose de ti, y cerró los ojos. Tenía el
rostro contraído y cansado, pero aquella horrible ensoñación infantil había
desaparecido.
—Tanto Joseph como yo teníamos en nuestro interior justo la cantidad
suficiente de sangre de Mandy como para impedirnos morir de verdad.
En lugar de ello, cambiamos. Despertamos juntos en nuestro sepulcro,
vestidos con nuestras mejores ropas, colocados sobre losas uno al lado del
otro. Estábamos demasiado débiles para seguir haciéndonos daño; la
sangre había sido apenas suficiente. Y estábamos aturdidos. Llamé a
Joseph, pero corrió afuera y se perdió en la noche.
»Por suerte, nos habían enterrado con los anillos que Mandy nos
había dado. Y hallé su anillo en mi bolsillo. —Como de un modo
inconsciente, Nicholas alzó la mano para acariciar el aro de oro—. Supongo
que pensaron que me lo había dado.
»Intenté ir a casa, lo que fue una idiotez. Los criados chillaron al verme
y corrieron a buscar a un sacerdote. Huí también al único lugar en el que
estaba a salvo, a la oscuridad.
»Y ahí es donde he permanecido desde entonces. Es a donde
pertenezco, ______. Maté a Mandy con mi orgullo y mis celos, y maté a
Joseph con mi odio. Pero hice algo peor que matar a mi hermano. Lo
condené.
»De no haber muerto entonces, con la sangre de Mandy tan fuerte en
sus venas, habría tenido una oportunidad. Con el tiempo, la sangre se
habría debilitado y luego desaparecido. Se habría vuelto a convertir en un
humano normal. Al matarle entonces, le condené a vivir en la noche. Le
arrebaté su única posibilidad de salvación.
—Durante un tiempo se unió a las Compañías Libres, mercenarios
despiadados que se dedicaban a robar y saquear. Vagó por todo el país
con ellos, peleando y bebiendo la sangre de sus víctimas.
»Yo vivía fuera de las puertas de la ciudad por entonces, medio muerto
de hambre, alimentándome de animales, un animal yo mismo. Durante
mucho tiempo no supe nada de Joseph. Luego, un día oí su voz en mi
mente.
»Era más fuerte que yo, porque bebía sangre humana. Y mataba. Los
humanos poseen la esencia vital más poderosa, y su sangre proporciona
poder. Y cuando los matan, de algún modo la esencia vital que
proporcionan es la más fuerte de todas. Es como si en esos últimos
instantes de terror y lucha el alma estuviera más llena de vitalidad que
nunca. Como Joseph mataba humanos, podía hacer uso de los Poderes
más que yo.
—¿Qué... poderes? —inquiriste, mientras una idea iba tomando
cuerpo en tu cabeza.
—Fuerza, como dijiste, y rapidez. Una agudización de los sentidos, en
especial de noche. Ésos son los básicos. También podemos... percibir
mentes. Podemos detectar su presencia, y en ocasiones la naturaleza de
sus pensamientos. Podemos proyectar confusión en mentes más débiles,
bien para aplastarlas o para doblegarlas a nuestra voluntad. Existen otros.
Con suficiente sangre humana, somos capaces de cambiar de aspecto, de
convertirnos en animales. Y cuanto más se mata, más fuertes se vuelven
todos los Poderes.
»La voz de Joseph en mi mente era muy poderosa. Dijo que ahora era el
condottieri de su propia compañía y que regresaba a Florencia. Dijo que si
estaba allí cuando llegara, me mataría. Le creí y me marché. Le he visto
una o dos veces desde entonces. La amenaza es siempre la misma, y él
siempre es más poderoso. Joseph ha sacado todo el provecho posible a su
naturaleza, y parece regodearse con su lado más oscuro.
»Pero también es mi naturaleza. La misma oscuridad habita en mi
interior. Pensé que podría vencerla, pero me equivoqué. Por eso vine aquí,
a Fell's Church. Pensé que si me instalaba en una ciudad pequeña, muy
lejos de los viejos recuerdos, podría escapar a la oscuridad. Y en lugar de
ello, esta noche, maté a un hombre.
—No —dijiste con energía—. No creo eso, Nicholas.
Su relato te había llenado de horror y piedad... y también miedo. Lo
admitías, pero tu repugnancia había desaparecido y había una cosa de la
que estabas absolutamente segura: Nicholas no era un asesino.
—¿Qué sucedió esta noche, Nicholas? ¿Discutiste con el señor Tanner?
—No... no lo recuerdo —respondió él, sombrío—. Usé el Poder para
persuadirle de que hiciera lo que queríais. Luego me fui. Pero más tarde
sentí que el mareo y la debilidad me embargaban. Como ha sucedido ya
antes. —Alzó los ojos para mirarte a la cara—. La última vez que sucedió
fue en el cementerio, justo al lado de la iglesia, la noche que atacaron a
Chelsea Staud.
—Pero tú no lo hiciste. Tú no podrías haber hecho eso... ¿Nicholas?
—No lo sé —repuso él con aspereza—. ¿Qué otra explicación hay? Y sí
tomé sangre de aquel viejo bajo el puente, la noche que vosotras salisteis
huyendo del cementerio. Y habría jurado que no tomé suficiente para
hacerle daño, pero estuvo a punto de morir. Y estaba allí cuando atacaron
tanto a Chelsea como a Tanner.
—Pero no recuerdas haberles atacado —indicaste, aliviada.
La idea que había ido creciendo en tu mente era ya casi una certeza.
—¿Qué importa eso? ¿Qué otra persona podría haberlo hecho, si no fui
yo?
—Joseph—dijiste.
Él se estremeció, y viste que sus hombros volvían a tensarse.
—Es una bonita idea. Al principio esperaba que existiera alguna
explicación parecida. Que podría tratarse de alguien más, alguien como mi
hermano. Pero he buscado con la mente y no he encontrado nada,
ninguna otra presencia. La explicación más sencilla es que yo soy el
asesino.
—No —replicaste—, no lo comprendes. No me refiero simplemente a
que alguien como Joseph puede haber hecho las cosas que hemos visto.
Me refiero a que Joseph está aquí, en Fell's Church. Le he visto.
Nicholas se limitó a mirarte fijamente.
—Tiene que ser él —siguiste, aspirando profundamente—. Le he
visto dos veces ya, puede que tres. Nicholas, acabas de contarme una larga
historia, y ahora yo tengo que contarte otra.
Con toda la rapidez y la sencillez de que fuiste capaz, le hablaste de lo
sucedido en el gimnasio y en casa de Selena. Los labios del joven se
tensaron en una línea blanca mientras le contabas cómo Joseph había
intentado besarte. A te ardieron las mejillas al recordar tu propia
respuesta, el modo en que había estado a punto de ceder ante él. Pero se
lo contó todo a Nicholas.
También lo del cuervo y las otras cosas extrañas que habían sucedido
desde su vuelta de Francia.
—Y, Nicholas, creo que Jospeh estaba en la Casa Encantada esta noche —
finalizaste—. Justo después de que te sintieras mareado en la habitación de
delante, alguien pasó por mi lado. Iba disfrazado como... como la Muerte,
con una túnica negra y capucha, y no pude verle el rostro. Pero algo en el
modo en que se movía me resultó familiar. Era él, Nicholas. Joseph estuvo
allí.
—Pero eso seguiría sin explicar las otras veces. Chelsea y el anciano. Sí
tomé sangre del anciano.
El rostro de Nicholas estaba tirante, como si casi le asustara tener una
esperanza.
—Pero tú mismo dijiste que no tomaste suficiente para perjudicarle.
Nicholas, ¿quién sabe qué le sucedió a aquel hombre después de que te
fueras? ¿No sería la cosa más fácil del mundo para Joseph atacarle
entonces? En especial si Joseph te ha estado espiando todo el tiempo, tal
vez bajo otra forma...
—Como un cuervo —murmuró él.
—Como un cuervo. Y en cuanto a Chelsea... Nicholas, dijiste que puedes
proyectar confusión en mentes más débiles, dominarlas. ¿No podría ser
eso lo que Joseph te hacía? ¿Dominar tu mente del mismo modo que tú
puedes dominar la de un humano?
—Sí, y ocultarme su presencia. —La voz de Nicholas mostraba una
excitación creciente—. Por eso no ha respondido a mis llamadas. Quería...
—Quería justo que sucediera lo que ha sucedido. Quería que dudaras de
ti mismo, que pensaras que eres un asesino. Pero no es cierto, Nicholas. Ah,
Nicholas, ahora lo sabes, y ya no tienes que sentir miedo.
Te pusiste en pie, sintiendo correr por tu interior alegría y alivio. De
aquella noche espantosa había salido algo maravilloso.
—Por eso te has estado mostrando tan distante conmigo, ¿verdad? —
dijiste, extendiendo las manos hacia él—. Porque tienes miedo de lo que
puedas hacer. Pero eso ya no es necesario.
—¿No es necesario?
Volvía a respirar aceleradamente y observaba tus manos extendidas como si fueran dos serpientes.
—¿Crees que no hay motivo para sentir miedo? Puede que Joseph haya
atacado a esas personas, pero no controla mis pensamientos. Y no sabes
qué he pensado sobre ti.
Mantuviste la voz tranquila.
—Tú no quieres hacerme daño —dijo en tono concluyente.
—¿No? Ha habido momentos, cuando te contemplaba en público, en los
que apenas podía soportar no tocarte. En los que me sentía tan tentado
por tu blanca garganta, esa pequeña garganta blanca con las venas de un
azul tenue bajo la piel...
Sus ojos estaban fijos en tu cuello de un modo que te recordó los ojos
de Joseph, y sentiste que los latidos de tu corazón se intensificaban.
—Momentos en los que pensé en asirte y tomarte por la fuerza allí
mismo en la escuela.
—No hay necesidad de tomarme por la fuerza —dijiste, que sentías
los latidos del corazón por todo tu cuerpo en aquellos momentos; en las
muñecas y en la parte interior de los codos... y en la garganta—. He
tomado una decisión, Nicholas —dijiste en voz baja, reteniendo su mirada—.
Quiero hacerlo.
Él tragó saliva con dificultad.
—No sabes lo que pides.
—Creo que sí. Me contaste cómo fue con Mandy, Nicholas. Quiero que
sea así con nosotros. No me refiero a que quiera que me cambies. Pero
podemos compartir un poco sin que eso suceda, ¿verdad? Sé —añadiste con
más dulzura aún— lo mucho que amabas a Mandy. Pero ella se ha ido y
yo estoy aquí. Y te quiero, Nicholas. Deseo estar contigo.
—¡No sabes de lo que hablas! —Estaba de pie, rígido, con el rostro
enfurecido y la mirada angustiada—. Si me dejo ir una vez, ¿qué va a
impedirme cambiarte o matarte? La pasión es más fuerte de lo que
puedes imaginar. ¿No comprendes aún lo que soy, lo que puedo hacer?
Permaneciste allí quieta y le contemplaste en silencio, con la barbilla
ligeramente alzada. Aquello pareció enfurecerle.
—¿No has visto suficiente aún? ¿O acaso debo mostrarte más? ¿Es que
no eres capaz de imaginar lo que podría hacerte?
Fue a grandes zancadas hacia la apagada chimenea y agarró un largo
tronco de madera, más grueso que tus dos muñecas juntas. Con
un movimiento, lo partió en dos como si fuera una cerilla.
—Tus frágiles huesos —declaró.
En el otro lado de la habitación había una almohada procedente de la
cama; la levantó y, asestándole una cuchillada con las uñas, dejó la funda
de seda hecha jirones.
—Tu suave piel.
Luego fue hacia ti con una rapidez sobrenatural; estaba allí y te
sujetaba los hombros antes de que supieras lo que pasaba. te miró
fijamente a la cara por un momento, luego, con un siseo salvaje que te
puso de punta los pelos del cogote, echó los labios hacia atrás.
Era el mismo gruñido que habías visto en el tejado, aquellos
dientes blancos al descubierto, los colmillos afilados y de una longitud
increíble. Eran los colmillos de un depredador, de un cazador.
—Tu blanco cuello —dijo con una voz distorsionada.
Permaneciste paralizada otro instante, contemplando como
obligada aquel semblante escalofriante, y entonces algo en las
profundidades de tu inconsciente tomó el control. Alzaste los brazos por el
interior del restrictivo círculo de los suyos y le cogiste el rostro entre las
manos. Sentiste sus mejillas frías contra las palmas de tus manos. Le sujetaste
así, con suavidad, con mucha suavidad, como si te reconviniera por la
fuerza con que la agarraba por los hombros desnudos. Y viste cómo la
confusión aparecía lentamente en la cara del muchacho, a medida que
éste comprendía que no hacías aquello para oponerte o apartarle.
Aguardaste hasta que la confusión alcanzó los ojos de Nicholas,
haciendo añicos tu mirada, convirtiéndose casi en una expresión
suplicante. Sabías que su propio rostro no mostraba temor, que era
afectuoso y a la vez intenso, con los labios ligeramente separados. Ambos
respiraban rápidamente ya, juntos, al mismo ritmo. Lo percibiste
cuando él empezó a estremecerse, temblando como lo había hecho
cuando los recuerdos de Mandy habían ido más allá de lo que podía
soportar. Entonces, con mucha ternura y parsimonia, atrajiste aquella boca
contorsionada en un gruñido hacia la tuya.
Él intentó oponerse. Pero tu delicadeza era más fuerte que toda su energía inhumana. Cerraste los ojos y pensaste sólo en Nicholas,
no en las cosas espantosas que habías averiguado esa noche, sino en
Nicholas, que había acariciado tus cabellos con la misma suavidad que si
temiera que fueras a quebrarste en sus brazos. Pensaste en eso y besaste la
boca del depredador que te había amenazado hacía unos pocos minutos.
Notó el cambio, la transformación en su boca mientras él cedía,
respondiendo impotente a ti, devolviendo tus dulces besos con idéntica
suavidad. Sentiste cómo el escalofrío recorría el cuerpo de Nicholas a medida
que la fuerte presión de las manos del joven sobre tus hombros se
relajaba también, convirtiéndose en un abrazo. Y supo que habías vencido.
—Nunca me harás daño —murmuraste.
Fue como si alejaran a besos todo el miedo, la desolación y la soledad
de su interior. Sentiste que la pasión corría por su interior como un
trallazo, y percibiste el mismo sentimiento en Nicholas. Pero infundiendo todo
lo demás había una ternura casi aterradora en su intensidad. No había
necesidad de precipitación ni brusquedad, te dijiste mientras Nicholas te
guiaba con delicadeza para que te sentaras.(N/A no chicas no es hot Sad pero es ahí algo xD)
Gradualmente, los besos se tornaron más apremiantes, y sentiste
cómo el trallazo recorría todo tu cuerpo, cargándolo, haciendo que tu
corazón latiera desbocado y tu respiración se entrecortara. Hizo que te
sintieras extrañamente dúctil y mareada, que cerraras los ojos y dejaras que
tu cabeza cayera hacia atrás sin fuerzas.
«Es hora, Nicholas», pensaste. Y, con suma delicadeza, atrajiste de nuevo la
boca del muchacho hacia abajo, en esta ocasión hacia tu garganta. Sentiste
cómo sus labios rozaban tu piel, sentiste su aliento cálido y frío a la vez. Y
luego, un pinchazo agudo.
Pero el dolor desapareció casi al instante, reemplazado por una
sensación de placer que te hizo estremecer. Un gran torrente de dulzura te
inundó, fluyendo a través de ti hacia Nicholas.
Finalmente te encontraste mirándole a la cara, a una cara que por fin ya no
tenía barreras contra ti, ni muros. Y te mirada, lo que viste allí te hizo sentir
débil.
—¿Confías en mí? —murmuró él.
Y cuando te limitaste a asentir, él te sostuvo la mirada y alargó la
mano en busca de algo junto a la cama. Era la daga. la contemplaste
sin temor y luego volviste a fijar los ojos en el rostro de Nicholas.
Él no desvió la mirada ni un momento de ti mientras desenvainaba el
arma y efectuaba un pequeño corte en la base de su garganta. Lo
contemplaste boquiabierta, contempló la sangre brillante como bayas de
acebo, pero cuando él te instó a acercarte no intentaste resistirte.
Después, Nicholas se limitó a abrazarte durante un buen rato, mientras los
grillos del exterior interpretaban su música. Finalmente, te moviste.
—Ojalá te pudieras quedar aquí —susurró—. Ojalá pudieras quedarte
para siempre. Pero no puedes.
—Lo sé —respondiste, con voz igualmente queda.
Los ojos de ambos volvieron a encontrarse en silenciosa comunión.
Había tanto que decir, tantas razones para estar juntos...
—Mañana —dijiste; luego, recostándote en su hombro, susurraste—, pase
lo que pase, Nciholas, estaré a tu lado. Dime que lo crees.
Su voz sonó baja, amortiguada por tus cabellos.
—Ah, _________, lo creo. Pase lo que pase, estaremos juntos.


q creen chicas!! mañana el capitulo final del primer libro OMG! si ya se akba el primer libro Wink pero no se preocupen yo are el que sige.....
¿que pasara mañana? ¿cumpliran su promesa? ¿aparesera Joe? ¿encontaran a Nick (la multitud furiosa xD)? ¿me apurare a terminar el cap final? ¿Jullita y Jenni dejaran de hacerme pensar que sus muertes son inminetes? ¿volvere a tener amenazas de muerte (ntta chicas que aveces me dan miedo)? todo esto y mas se revelara mañana Very Happy
bye hasta morning I love you
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 21:58

Jullita y Jenni fue mas una mini-maraton xD pero cumpli Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
Jullita
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 397
Edad : 24
Fecha de inscripción : 10/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 22:49

¿me apurare a terminar el cap final? ¿Jullita y Jenni dejaran de hacerme pensar que sus muertes son inminetes? ¿volvere a tener amenazas de muerte (ntta chicas que aveces me dan miedo)? todo esto y mas se revelara mañana
Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha
ESTAS LOKA.. ESTA NOVEE TE TIENE MAL.. JÁJAJAJAJJAJA ,.NO ME HE DEJADO DE REIR DESPS DE LEER ESTO xD ESTAN MUY BUENAS ESTAS PREGUNTAS..!!

Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha

PUESS SII TE APURAS Ó TE APUROO CHIKIITAA, Y NO HAGAS OBLIGARTEEE, SABES Q TENGO MUCHOS FUSILESS ¬¬'
NO ,. NO LOO SABEMOS AUN, ESO DEPENDE DE TI Y COMO NOS TRATES PQUEÑA TORTURADORAAA, ASII Q PORTATE MUY BIIEN, Twisted Evil ´
CLARROO Q LAS TENDRAS,. ES LA ÚNICA FORMA DE Q ESCRBAS, LA VIOLENCIIAA, LA PRESION, DEL RESTOO T IRAS POR LA CALLE A HACER QUIEN SABE Q Y CON QUIEN ¬¬'
AUN SIGO PREGUNTANDOMEE Q ES LO Q HACESS,. CUIIDADO Y ME ENTERO Q ES CON NICHOLAS, AII , ESE DIIA DEJARAN DE SER SOLO AMENAZAS CHIKIIITA., ESE DÍA ESTRENARE MI FUSIL, ...

Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha
TTKMMM ABRIL, ERES LO MAX, SIEMPRE ME HACES REIR,.ADEMAS DE LA BELLA NOVEE,. !!
ESAS PREGUNTAS SON BUENISISISIMAS xD JÁ TKM CHIKITA EN PELIGRO D EXTINSION!


REAME EL CAPPPP!! SABIIIA Q NICK NO ERA MALO, SUUCIIO JOE (Solo aqui)

BUENAS NOCHESS.- SWEET JONAS DREAMS. Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.Twitter.com/Jullita
Aby Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 61
Edad : 22
Localización : Mexico-una colada entre las venesolanas xD
Fecha de inscripción : 28/10/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 17th 2009, 23:24

Jullita escribió:
¿me apurare a terminar el cap final? ¿Jullita y Jenni dejaran de hacerme pensar que sus muertes son inminetes? ¿volvere a tener amenazas de muerte (ntta chicas que aveces me dan miedo)? todo esto y mas se revelara mañana
Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha
ESTAS LOKA.. ESTA NOVEE TE TIENE MAL.. JÁJAJAJAJJAJA ,.NO ME HE DEJADO DE REIR DESPS DE LEER ESTO xD ESTAN MUY BUENAS ESTAS PREGUNTAS..!!

Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha

PUESS SII TE APURAS Ó TE APUROO CHIKIITAA, Y NO HAGAS OBLIGARTEEE, SABES Q TENGO MUCHOS FUSILESS ¬¬'
NO ,. NO LOO SABEMOS AUN, ESO DEPENDE DE TI Y COMO NOS TRATES PQUEÑA TORTURADORAAA, ASII Q PORTATE MUY BIIEN, Twisted Evil ´
CLARROO Q LAS TENDRAS,. ES LA ÚNICA FORMA DE Q ESCRBAS, LA VIOLENCIIAA, LA PRESION, DEL RESTOO T IRAS POR LA CALLE A HACER QUIEN SABE Q Y CON QUIEN ¬¬'
AUN SIGO PREGUNTANDOMEE Q ES LO Q HACESS,. CUIIDADO Y ME ENTERO Q ES CON NICHOLAS, AII , ESE DIIA DEJARAN DE SER SOLO AMENAZAS CHIKIIITA., ESE DÍA ESTRENARE MI FUSIL, ...

Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha Hahahaha
TTKMMM ABRIL, ERES LO MAX, SIEMPRE ME HACES REIR,.ADEMAS DE LA BELLA NOVEE,. !!
ESAS PREGUNTAS SON BUENISISISIMAS xD JÁ TKM CHIKITA EN PELIGRO D EXTINSION!


REAME EL CAPPPP!! SABIIIA Q NICK NO ERA MALO, SUUCIIO JOE (Solo aqui)

BUENAS NOCHESS.- SWEET JONAS DREAMS. Very Happy

Hahahaha Hahahaha Hahahaha ayy Jullita me hiciste reir tu tmbn!!
Twisted Evil Twisted Evil muajaja nunk sabras porq me tardo tanto Twisted Evil Twisted Evil ni que ago Twisted Evil Twisted Evil ni si es con mi Nick Twisted Evil Twisted Evil muajaja
xD NTC hehehe me diveri mucho con tu coment
tu y Jenni siempre me hacen reir ahhh Karnick gracias por cometar Very Happy y alas demas chicas tmbn!! sigan comntando talvez y aya un cap bonus de la nueva temporada-tomo-libro xD pero tienen que comentra muchooo!! Cool Cool
aww Chicas las mega Adoro; TQM nunk cambien!!
byebye
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/CaBriiLMo
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 18th 2009, 00:59

SIENTO QE REVIVO
hahahahaha:X
fue tan..
HERMOSOO
el capp..
el mini maraton..
pff..
mii viidaa a vuelto a ser la misma
POR AHORAAA hahahahxd
YA QIERO MAS CAPP
me haz hecho adicta a tu novela..
pff..
COMO AMO A LOS VAMPIROSS..
qiciera qe un vampiriito como
JOEE O NICK..
Y MAS QE TODOO COMO
MI HERMOSISISIMOO KEVV
mordiec mi gargantaa aww..
seria feliz hahahaxd
ya sabes.. NO TARDEESS
no vallas a provocarme otra
visita a emergencias u.u

SIGUELA PRONTO!
Y MOSCA CON LOQ HACES CON NICK EN LA CALLE..
MIRA QE EL TMBN ES MIO
HAHAHAHAHA:X
Volver arriba Ir abajo
karinick
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 155
Edad : 26
Localización : Valencia
Fecha de inscripción : 07/09/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 18th 2009, 10:09

omgggg m encanto no entendi xq el se corto el cuello q se supone q tenia q hacer ella?? siguellaaaa espero q en este cap se aclaren mis duds xfa1!!
Volver arriba Ir abajo
NicholasJerryJonas
Comprometida Con...


Cantidad de envíos : 891
Edad : 22
Localización : en el cuarto con nick
Fecha de inscripción : 03/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 18th 2009, 11:30

o dios miooooo sabes algo amo tu nove y te AMO a ti..!! hehehe
es la mejor..apurate en escribir el cap final plis plis
sii yoo sabia que mi nick no era maloo nuu..joseph eres un fdsdgfs(solo aki..por que la vdd es que lo amo hehe)bueh siguela yaaaaaa
no puedo esperar para leer el fin Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://presiosura07@hotmail.com
Jenni_kj
Vecina De Los Jonas!


Cantidad de envíos : 349
Edad : 23
Localización : maracaibo
Fecha de inscripción : 05/08/2009

MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Noviembre 18th 2009, 18:40

OMG!
esperee llegar..
y ver novee..
pero NO HAY NADAA!
creo qe, aun no haz llegado de la escuela..
pero!
APRESURATEEEEE
necesito de tu cap para poder vivir ):
XFA XFA XFA XFA
pon mas cap..
pff..
soii ADICTA a tu novela$:
AMOOO A LOS VAMPIROSS*-*
awww! SUBEE PRONTOO!
mueroo L E N T O!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)   Hoy a las 00:38

Volver arriba Ir abajo
 
el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 12.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 5, 6, 7 ... 10, 11, 12  Siguiente
 Temas similares
-
» el despertar del amor en la oscuridad(adaptacion) (Romantico-dramatico) (Nick, Joe y tu)
» AMOR,PASSION Y LOCURA EN LAS VEGAS!!! (NICK Y TU)
» amor pasion y traicion ¡¡¡nick y tu!!
» Un Amor Imposible! (Drama, y un poco Hot! Nick, Joe y tu)
» El amor no es un plan a Seguir ( Nick Jonas & tu )

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: