Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15, 16  Siguiente
AutorMensaje
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 15:22

JAJAJA!!! Nick sigue interesado!!!
Jaja! Me encanta! Ruby es super tiernaa!
Ya quiero que vuelvan!
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 14:39

Ahorita subo cap!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 15:15

Capítulo 40



La bruja había aparecido desnuda. Tenía el rostro acalorado por el baño que acababa de darse y sus mechones de pelo negro se le pegaban a la piel. El arbusto detrás del que se había escondido revelaba tanto como ocultaba...

Si Nick pudiera quitarse esa imagen de la cabeza, quizá disfrutaría de la velada, quizá incluso se relajaría.

Después de que los tres comiesen el pescado, se sentó frente al fuego y observó a _______ y a Ruby jugando a las cartas en la alfombra, a algo llamado blackjack. Estaban apostando conchas, y, o _______ estaba dejando ganar a la niña, o era una pésima jugadora.

Él se quedó pensando en cómo había transcurrido el día, y se dio cuenta de que no había estado nada mal. La pequeña era muy lista y había resultado ser una compañía de lo más agradable. La isla era un paraíso; estaba repleta de todo lo que necesitaban para sobrevivir, e incluso más. El aire era limpio, el agua que caía de las nubes del cielo, maravillosa.

Lo que significaba que no podía odiar a la bruja por haber ido a parar allí. Pero que lo hubiese engañado... ésa era ya otra cuestión.

Nick seguía deseándola tanto como antes. Incluso más.

Se quedó observándola. Vio que el fuego se reflejaba en su pelo negro. Echaba de menos tocarla, echaba de menos morderla. En el cuello, en el pecho. Echaba de menos dormir con ella a su lado...

—Así que hoy habéis estado ocupados —comentó _______.

—Hemos puesto trampas —le explicó Ruby—, y ahora nadie podrá acercarse a nosotros. Y mañana pondremos cacerolas para que hagan ruido si alguien consigue llegar a nuestro territorio.

Al oír esa última palabra, _______ miró a Nick como queriendo compartir el chiste.

—La península es segura —dijo serio. Prepararse para un ataque era algo normal para él. Relajarse en presencia de otros, escuchar risas, le resultaba muy raro—. Aquí deberíais estar a salvo. —Y si algo se acercaba por el aire, les arrancaría las alas antes de que estuviesen a un kilómetro de distancia.

—Nick, tengo que pedirte un favor —dijo _______ al coger otra carta—. Necesito que busques la manera de salir de esta isla.

Para regresar al hogar del que le había hablado. Él sabía que era imposible que ese hogar pudiera competir con la isla; allí tenían de todo en abundancia. ¡Si había sacado la cena directamente del agua!

—¿Y cómo voy a hacer tal cosa, bruja? Éste no es mi mundo.

—Podrías tratar de encontrar a nuestros aliados, o una barca. Quizá haya alguna otra isla cerca, puede que ésta forme parte de un archipiélago. Y tú mismo has dicho que estaremos a salvo hasta que regreses.

—Lo pensaré. —No iba a pensarlo en absoluto.

—¿Por qué no puedes teletransportarnos? —le preguntó la niña—. Los demonios pueden rastrear, ¿no?

—Antes podía, hace mucho tiempo. Pero ya no.

—¿Por qué?

—Porque ya no soy un demonio de verdad.

—Entonces, ¿qué eres?

—Ruby, estoy segura de que Nick no quiere hablar de esto —dijo _______ sin ocultar que se estaba poniendo nerviosa.

¿La bruja había decretado que él era el protector de la pequeña y no le había dicho lo que era? ¿Acaso se avergonzaba?

El ya conocido rencor subió a la superficie; la rabia que sentía porque lo habían transformado en una abominación en contra de su voluntad. Lo habían convertido en una criatura que todo el mundo odiaba.

_______ se comportaba como si lo aceptara, pero, al parecer, no quería que los demás lo supiesen.

—Me convertí en un scârba —dijo él.

—¿Qué significa eso?

«Un ser que no debería existir.» Ni un vampiro ni un demonio.

—Un vampiro demonio, un dempiro.

—¿Vampiro? —Ruby abrió los ojos como platos—. ¿Bebes sangre?

—Sí —contestó él—. He bebido la de _______ varias veces.

La niña desvió la mirada hacia ésta, que parecía tener ganas de sacudir a Nick.

—¿Te hizo daño, Crow?

—Sí, bruja, ¿te hice daño?

Ella lo miró y los ojos le brillaron decididos, luego desvió la mirada hacia Ruby.

—No, cariño. Es como un abrazo. Es lo que Nick y yo hacemos cuando queremos sentirnos cerca el uno del otro. —Volvió a mirarlo—. ¿No es así, demonio?

Él estaba boquiabierto.

—De hecho, creo que ahora mismo me iría muy bien un mordisco —añadió _______.

«¡Mataría por volver a sentir tu sabor!»

Sus miradas se encontraron.

—¿Por qué no me lo dijiste? —exigió saber Ruby—. Se supone que no puedo hablar con vampiros. A no ser que estén casados con valquirias.

Tras ese momento tan intenso, _______ dejó de mirarlo a él y le respondió a la pequeña.

—Porque no estaba segura de que Nick quisiera contártelo. Además, él no es un vampiro.

—¿Ah, no?

«¿No lo soy?»

—No. ¿Te acuerdas de que a Peter Parker lo muerde una araña y a partir de entonces tiene superpoderes? —Ruby asintió.

—Pero Nick no es una araña, ¿no?

—¡Por supuesto que no!

«¿Quién es Peter Parker?»

—Nick tiene superpoderes porque lo mordió un vampiro, pero él sigue siendo un demonio —afirmó _______ convencida.

—Ahhh, es un superdemonio.

_______ le sonrió a Nick.

—Toda una leyenda, cariño.

Él se quedó petrificado, tenso, tratando de asumir lo que ella acababa de decir. ¿De verdad lo veía así? ¿Realmente no creía que fuera una criatura inferior, sino superior?

Una eternidad atrás, en la celda con Kallen, Nick se había jurado que encontraría el modo de volver a ser un demonio. En Oblivion, durante un breve instante, se había planteado pedirle ayuda a la bruja. «Ahora ya no lo tengo tan claro...»

—Bueno, ¿vas a dejar que recupere alguna de mis conchas? —le preguntó _______ a la niña.

—Quiero que juegue Nick —dijo Ruby haciendo pucheros.

Él y _______ se miraron. ¿Le diría que no sabía leer?

—Quizá de donde viene Nick no tienen cartas. Lo mejor sería que jugase con...

—¡Conmigo! —Ruby se le lanzó a los brazos, soltando las cartas para aferrarse a él—. Jugarás en mi equipo. —Y le tiró de la mano hasta que se sentó con ellas en el suelo.

_______ los miró sorprendida.

—De acuerdo. El objetivo del juego es sumar veintiún puntos justos.

—Las cartas que tienen gente, valen diez. —Ruby le enseñó una carta en la que había un hombre con una corona.

—Los ases valen uno u once —añadió _______.

La niña le mostró una carta que parecía idéntica a las demás.

—Esto es un as. Tiene una A.

Leer y descifrar. Ahora sí que ya no estaba relajado.

—Ruby, ya que estás de vacaciones de la escuela, ¿por qué no sumas tú? Pregúntale a Nick si te deja.

—¿Puedo, Nick?

—Si quieres... —respondió él, emocionado.

Pasó la hora siguiente en medio de una marea de números y risas. Le fueron explicando más reglas del juego, lo que lo hizo más interesante. No tardó en identificar los ases e incluso aprendió los símbolos de varios números; teniendo en cuenta que Ruby contaba con los dedos, le resultó bastante fácil.

—¡Doble o nada! —exclamó la niña en un momento dado.

Él se quedó mirando las cartas que les habían tocado.

—¿Qué significa eso?

—¡No lo sé! —contestó Ruby entre risas.

Al final, la pequeña y él ganaron más de lo que perdieron, y _______ terminó por quedarse sin conchas.

—No tenéis piedad, pareja. Quiero la revancha. —Se volvió hacia Nick y lo pilló mirándola antes de que él pudiera disimular—. Ha sido divertido —añadió en voz baja.

Sorprendentemente, lo había sido.

A pesar de que Ruby empezaba a quedarse sin energía, dijo:

—Si quieres podemos darte más conchas. —Cogió unas cuantas con la mano y se las ofreció a _______.

—No. Hora de ir a la cama.

La niña se quejó, pero se puso en pie.

—Buenas noches, Nick. —Se agachó y le dio un beso en la mejilla, y luego caminó hacia _______.

—Buenas noches, deela —farfulló él con torpeza y sin gustarle nada la sonrisa de la bruja.

—Vamos, peque. —Mientras llevaba a Ruby a la cama, _______ miró por encima del hombro—. Regreso en un minuto. —y se mordió el labio inferior de aquella manera que a él lo volvía loco.

Por todos los dioses, seguía deseándola, pero poseerla ahora sería una temeridad. «No puedo hacer lo que hizo mi padre.»

«Pues mantente alejado de ella.»


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 15:31

owww
quiero que la perdone
siguela
me encanta nick
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 15:38



Tal como le había prometido a Ruby, _______ le dio la mano hasta que se quedó dormida, y le aseguró que tanto ella como Nick estarían allí si se despertaba.

Como era de esperar, ahora que _______ se moría de ganas de estar con el demonio, la pequeña no paraba de hablar y de contarle lo que había hecho con él durante el día. Ruby lo idolatraba.

«Ya somos dos.» Cuando él la sacó de las rocas del túnel... Nadie más podría haberlo hecho.
En cuanto por fin se durmió, _______ salió del dormitorio con el corazón en el puño.

Nick se había ido.

Antes, junto al fuego, la había mirado con aquella oscura y hambrienta expresión. Y ella no sabía si había sido o no una invitación.

Asumiendo que lo era, fue a buscarlo. Iba vestida con el jersey, la falda de piel y envuelta en una manta. Lo encontró en el cabo, sumergido en el agua en la que antes había estado pescando.

—¿Qué estás haciendo?

La respiración de él resonaba por encima del agua helada.

—Aprendiendo a nadar.

—Yo podría haberte enseñado. —Extendió la manta y se sentó a esperarlo.

—Creo que ya lo tengo. —Sí, al parecer le había pillado el truco y nadaba a brazadas bastante seguras. Al cabo de un rato, llegó a la orilla.

_______ iba a preguntarle si tenía frío, pero él salió del agua completamente desnudo. Ella se quedó atónita; no, no tenía frío.

Caminó hacia ella a grandes zancadas, y _______ estuvo a punto de gemir. El agua se le deslizaba por el torso, y las gotas brillaban encima de sus abdominales antes de alcanzar sus muslos, sus caderas... y lo que había en medio. Nick se excitó ante su mirada y su pene se alargó todavía más.

Él la había acostumbrado a darse placer muchas veces. Y ahora hacía una semana que no. Necesitaba desahogarse... sencillamente, necesitaba estar cerca de él.

—¿Qué quieres, bruja?

—Hablar contigo. ¿Has pensado en lo que te dije?

Nick cogió su ropa.

—Ya te dije que lo pensaría.

—Mírame. —Al ver que la esquivaba, insistió—: ¿No? Pues en la cabaña no podías dejar de hacerlo.

Por fin la miró.

—Eres tú la que nos ha puesto en esta situación. Yo sencillamente trato de sobrellevarla.

—¿Y has decidido no hablar conmigo? ¿Dejar de tocarme?

Nick se puso los pantalones y contuvo la respiración al abrocharse la cremallera por encima de la erección.

_______ se puso en pie y se acercó a él.

—Sé que todavía sientes algo por mí. Cuando me ahogué estabas angustiadísimo. Te sentiste muy aliviado cuando viste que estaba bien.

—No quería que mi compañera muriese.

«¡Vaya, ha aprendido a ser cínico y sarcástico al mismo tiempo!»

Le tocó el brazo, pero él se apartó.

—¿Qué puedo hacer para que vuelvas a confiar en mí?

—Dejarme en paz para que pueda pensar.

—Está bien si eso es lo que quieres, pero creía que tal vez necesitarías algo más, a juzgar por cómo me mirabas.

—¿Y si necesitara algo más, qué? ¿Qué me ofrecerías, esposa?

—Sexo. Te estoy ofreciendo sexo.

Él se rió con amargura.

—Lo único que estás haciendo es cumplir con una promesa que me hiciste hace tiempo.

—Es verdad.

—Y si ahora estás tan predispuesta, ¿por qué no me dejaste que te poseyera en Oblivion?

—No me acuesto con cualquiera, Nick. Y tú al principio estabas fuera de control, a veces me asustabas. Y luego, cuando me ofrecí a ti, me mordiste.

—Y lo he pagado con creces.

—Sí, así es. Pero la verdad sigue siendo que me ofrecí porque sentía algo por ti. Y ya no podía seguir negándolo.

—¿Tan segura te sentías de mí en Oblivion? —se burló él—. ¿Cuando tú no estás predestinada a sentir nada por mí?

—Estaba casi segura. Confío en mis instintos, y ellos me decían que tú eras el amor de mi vida.

—Una historia muy bonita, viniendo de una bruja traidora.

—Nick, sé que me llevará tiempo que vuelvas a confiar en mí, pero también sé que terminaré por conseguirlo. Quizá, mientras, pudiésemos disfrutar el uno del otro. Te estoy pidiendo que me hagas el amor.

—¿Para que siga protegiéndote? Te estás ofreciendo a un demonio para poder utilizarlo. Igual que antes, bruja. Nada ha cambiado.

—Me estoy ofreciendo a ti porque te deseo. —Le cogió la mano y le besó la palma antes de colocársela encima de un pecho, y deslizarla luego por su estómago...—. Tócame, comprueba cuánto te deseo.

Como si tuviera voluntad propia, la mano de él siguió descendiendo. Al tocar la falda de piel se detuvo indeciso.

Carrow contuvo la respiración hasta que sus dedos se deslizaron por debajo de la prenda de piel. Tembló cuando su palma le rozó el muslo.

Cuando con los dedos le rozaron los pliegues del sexo, frunció el cejo y la miró con reproche y adoración en los ojos.

Un demonio salvaje y atormentado.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 15:48




—Echo de menos el modo en que me tocabas, Nick. El modo en que me besabas —susurró _______. Estaba más húmeda de lo que él la había notado jamás, temblando de necesidad.
Se le dilataron las fosas nasales al oler el deseo femenino.

—Maldita seas, bruja —dijo entre dientes, incapaz de detener sus dedos y dejar de acariciarla. Al notar su calor, el pene se le endureció todavía más.

Ella se inclinó hacia él y apoyó las palmas de las manos en su pecho. Piel contra piel, _______ murmuró:

—¿Puedes besarme? —Y le lamió el pectoral en el que llevaba el piercing.

Nick se estremeció y con el antebrazo retuvo la cabeza de ella junto a él.

—Otra vez —le pidió con la voz rota, mientras seguía acariciándola entre las piernas.

Ella sacó la lengua y lo lamió hasta que a él le flaquearon las rodillas.

—¿Quieres que te bese? —La soltó—. Entonces acércate a mí.

Ella se puso de puntillas y se le acercó, y cuando se lamió los labios, él fue incapaz de seguir resistiéndose y atrapó su boca con la suya. Gimió; había echado mucho de menos los labios de ________ durante las noches que había pasado en aquella celda.

Podía engañarse a sí mismo, podía convencerse de que de verdad estaban juntos, de que no tenían un pasado. Sí, podía fingir que no había nada entre los dos, sólo deseo. La besó con más fuerza, deslizó la lengua hacia el interior de su boca.

Ella empezó a gemir y los dedos de Nick, que todavía seguían acariciándola, quedaron empapados. Cuando se dio cuenta de que _______ iba a alcanzar el orgasmo, apartó la cabeza y la mano.

A decir verdad, entre ellos dos no había nada excepto deseo. No estaban unidos, no confiaban el uno en el otro, no tenían futuro.

Ella se apoyó en él y le besó de nuevo el torso.

—Te deseo —susurró—. Hazme el amor, demonio, por favor.

Nick levantó la vista hacia los árboles; había empezado a llover y las gotas de agua le mojaban la cara. La lujuria lo recorría entero, pero si no confiaba en _______, ¿cómo podía compartir algo tan íntimo con ella?

Un rato antes, había recordado que había una manera de estar juntos sin correr el riesgo de dejarla embarazada. «Pero entonces no puedo morderla, o eyacularé dentro de ella.»

«¿De verdad era tan fácil?» ¿Iba a poseerla aquella misma noche?

En su mina, cuando pensaba en cómo sería hacerle el amor, se sentía embargado de la emoción, abrumado incluso. Ahora no sentía nada. Se sentía vacío.

«Relájate y disfruta, haz lo que haría cualquier otro.»

Por fin sabría lo que se sentía al consumar el deseo.

Desvió la vista hacia abajo en cuanto ella empezó a acariciar le el pecho, y le dio un vuelco el corazón cuando le pasó una uña por la cintura de los pantalones, adelante y atrás, justo por encima del vello que tenía bajo el ombligo. Se excitó al notar que lo tocaba, la punta de su pene se irguió.

—Oh, Nick. —_______ estaba sin aliento—. Dime que pare si no quieres que te toque, amor. De lo contrario...

¿Decirle que parara? Lo que Nick quería hacer era cogerle la mano y metérsela dentro de los pantalones, quería que lo acariciase; el deseo lo quemaba por dentro y los testículos incluso le dolían.

_______ pasó un dedo por el extremo más sensible de su miembro y él gimió, consciente de que lo había derrotado. Ella empezó a acariciarlo, pasó la yema por encima de la hendidura del glande hasta que consiguió arrancarle unas gotas de semen.

«Derrotado.»

Nick le cogió la muñeca y le apartó la mano, y, acto seguido, la tomó en brazos. La llevó hasta la manta, donde la tumbó para poder quitarle la ropa.

En cuanto la tuvo desnuda, se sentó sobre los tobillos y soltó el aire que había estado conteniendo. Se quedó mirándola, abrumado por su belleza, ebrio de ella.

La niebla le humedecía la piel perfecta. Los pezones rosados subían y bajaban con cada inspiración, los tenía erectos, como si le suplicaran que los besara.

Los ojos de _______ parecían brillar de deseo.

—Nick, por favor, no pares ahora. —Estaba apretando las piernas y su cuerpo temblaba ansioso.

—Ara. Yo nunca... No sé cómo...

—A mí puedes contármelo todo.

—Yo nunca he hecho esto antes y... —Quería expresar bien lo que sentía. No quería hacerle daño, sólo quería darle placer.

Ella se limitó a levantar una rodilla y a separar las piernas para dejar al descubierto los resplandecientes rizos de su entrepierna.

Un gemido se escapó del pecho de Nick, que se quitó los pantalones y le dijo en demoníaco:

—Me has vencido. —Desnudo, se arrodilló junto a ella—. Esta noche serás mía o moriré de deseo.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 10th 2014, 15:59

Lo sé, lo dejé en la mejor parte xD

POR FALTA DE TIEMPO SÓLO PODRÉ SUBIR CAP LOS SÁBADOS Y DOMINGOS!!!

COMENTEN MUCHO!!!!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 11th 2014, 18:58

eres muy cruel!!!
la dejaste en la mejor parte
dios!!!
siguela!!!
no se si podre aguantar hasta el sabado Sad
Volver arriba Ir abajo
ale-Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 10/05/2014

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 13th 2014, 18:18

Hola soy ale y hace ayer encontre tu novela y me gusto mucho espero qe subas capitulo pronto..
Volver arriba Ir abajo
tbatha(=^^=)
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 16
Localización : México
Fecha de inscripción : 21/07/2014

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 13th 2014, 18:34

Ahhhh como la dejas ahí xD
"/
Me dejaste con preocupación xD
Pero sube cap
Volver arriba Ir abajo
http://ask.fm/tbatha
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 11:07

LAMENTO MUCHO NO HABER PUESTO CAP EL SÁBADO NI EL DOMINGO!!

PERO EL SÁBADO ESTUVE TODO EL DÍA FUERA, Y EL DOMINGO FUE NOCHE DE PELÍCULAS, Y ME TOCÓ ELEGIR, Y NOS PUSIMOS A VER DIVERGENTE, LOS JUEGOS DE HAMBRE 1 Y 2, Y BAJO LA MISMA ESTRELLA.

ASÍ QUE NO PUDE ENTRAR.

AHORITA VOY A PONER UN CAP Y SI PUEDO MÁS TARDE SUBO OTRO, O SINO MAÑANA, ME DARÉ EL TIEMPO PARA RECOMPENSARLAS Smile


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
tbatha(=^^=)
Forista!


Cantidad de envíos : 67
Edad : 16
Localización : México
Fecha de inscripción : 21/07/2014

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 11:08

=D CAP CAP CAP
Volver arriba Ir abajo
http://ask.fm/tbatha
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 19:31

Capítulo 41



Nick farfulló unas palabras que ella no entendió. Pero significaran lo que significasen, _______ supo que expresaban algún sentimiento, y le demostraron que no lo había perdido para siempre.

Cuando se arrodilló a su lado, volvió a recordarle a un dios dorado. El enorme cuerpo del demonio era puro músculo. Los cuernos casi le habían crecido del todo y se erguían en su cabeza cada vez más oscuros.

Un mechón de pelo mojado se le había pegado a la mejilla y sus ojos azules brillaban, ahora completamente negros.

Pero al seguir con la vista el camino de vello dorado que conducía a su erección, ________ se preocupó un poco al ver lo grande que era. Si no iba con cuidado, le haría daño.

«Confía en él, tú le has pedido que te hiciera el amor.»

Nick se tumbó a su lado, y ella se volvió hacia él para tocarlo.

El demonio la miró serio y negó con la cabeza.

—No —dijo en inglés—, no me toques más o terminaré en tu mano.

Y, acto seguido, le cogió las muñecas y se las retuvo por encima de la cabeza con una mano. Se acercó dos dedos de la otra a los labios y se arrancó las garras.

Ella tembló de emoción, y su sexo se estremeció de las ganas que tenía de sentir aquellos dedos en su interior.

—Entonces tócame tú, demonio —susurró, y dejó caer ambas rodillas al suelo.

Con un gemido, Nick la acarició con la palma y la cubrió como si le perteneciera, antes de deslizar el dedo índice dentro de ella.

—¡Sí! —________ se deleitó en la caricia, a pesar de que ansiaba más.

Él agachó la cabeza y le besó los pechos, su lengua ardiente le recorrió los pezones. Con la frente arrugada de tan concentrado como estaba, Nick rodeó un pecho con sus labios y farfulló como un poseso lo dulce que sabía... lo mucho que había soñado con su olor.

Cuando la penetró con otro dedo, ella estaba ya al borde del orgasmo.

—Dime que estás lista —le pidió él antes de dirigirse al otro pecho—. Quiero... hacerte mía. —Movió los dos dedos con determinación—. Ah, poseerte de este modo. —Otro movimiento firme de muñeca. Nick podía sentir que sus palabras la excitaban todavía más—. Mi esposa está húmeda, necesita terminar.

—Sí, estoy lista —dijo con toda la desesperación que sentía—. Por favor, demonio...

Él se colocó entre sus piernas, su piel morena brillaba por la lluvia, su sexo temblaba ansioso. Tenía los ojos negros como el ónix y ardían decididos.

Es tan guapo. «Y está a punto de ser mío.»

Él se sujetó el miembro y lo guió hacia el sexo de ________.

—Dime que me deseas, bruja.

—Te deseo, Nick. —Gimió en cuanto notó que la punta se deslizaba en su interior—. Jamás he deseado a nadie como a ti.

Él desvió la vista hacia donde sus cuerpos se unían y tragó saliva, nervioso y excitado al mismo tiempo.

—Por fin sé lo que se siente.

«Por fin estoy con mi esposa.»

—Sí, sí —murmuró ella arqueando las caderas sin ningún pudor.

Con cada ondulación, el sexo de ________ humedecía el pene de Nick, dejándole probar lo que sentía cuando empujaba.

Él quería perderse en su interior, quería que su cuerpo lo envolviera por completo.

—Ve con cuidado durante un rato.

La lluvia caía sobre la piel de ________, y Nick empezó a echarse hacia adelante, gimiendo a medida que el calor de ella le daba la bienvenida. Cuando su sexo lo atrapó, él ya no pudo dejar de mirarlo, y se quedó sin aliento al sentir lo apretada que estaba. «Después de haberme pasado tanto tiempo preguntándome cómo...»

—Despacio, demonio. —Se aferró a los hombros de él y cambió de postura, buscando una que le permitiera a él penetrarla por completo—. Por favor.

«Despacio. Tengo que conseguirlo.» Colocó las manos temblorosas detrás de los muslos de ella, le separó las piernas un poco más, y, despacio, fue deslizándose. Su pene había empezado a temblar, incluso le dolía. Y ni siquiera había llegado a la mitad.

Él seguía mirando la unión de sus cuerpos. Un sentimiento similar a la pena lo invadió cuando se dio cuenta de que jamás encajarían. El delicado físico de ________ no estaba hecho para alguien como él.

—Bruja, no puedo... —Ella lo miraba con los ojos llenos de deseo—. Tú no... —¿Cómo podía preguntárselo? Apenas era capaz de formular sus propios pensamientos, así que darles voz estaba casi fuera de su alcance—. ¿No te hago daño?

—No, Nick. —Movió la cabeza, y la exquisita esencia del pelo de ella lo embriagó.

«¿De verdad?» Si ella no estaba preocupada, entonces podía relajarse. ________ sabía mejor que él cómo funcionaban aquellas cosas.

—Demonio, casi estás a... —Se quedó sin aliento al notar que él llegaba hasta lo más profundo de su cuerpo. El calor lo envolvía por completo—. ¡Ah, ahí! —Arqueó la espalda y el sexo de ella se deslizó por su erección.

Nick casi perdió el conocimiento.

—¡________! —gimió, aturdido por el placer—. No hay nada mejor. —Quería saborear el momento, deleitarse en aquella unión. Pero el instinto lo empujó a moverse, le exigió que empujara con las caderas. Retrocedió por primera vez. Y sintió tantísimo placer que un rugido desgarrador se escapó de su pecho. Tensó la espalda.

Otro movimiento de caderas.

«Dioses santos.» Hasta aquel instante no sabía lo que era vivir.

Gimió y la miró, y le dijo en demoníaco que era preciosa, perfecta.

Que estaba en el cielo.

Se tumbó encima de ella y se movió hacia adelante, desesperado por poseerla del modo más básico.

Ahora sí que le estaba haciendo daño.



___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 19:36




—Tranquilo, demonio. —Él no parecía oírla. Al principio le había gustado mucho, pero él se estaba excitando cada vez más y su erección no paraba de crecer. ________ podía sentir cómo temblaba en su interior—. Por favor, ¿puedes esperar un segundo, por favor?

Él se incorporó un poco y la miró incrédulo, como si despertara de un sueño. Pero dejó de moverse.

Negar sus instintos era pura agonía. Tenía la mandíbula tan apretada que temblaba y los músculos del torso, de los brazos y del cuello tan tensos que se le marcaban bajo la piel.

—¿Te estoy haciendo daño? —preguntó con mucho más acento que de costumbre.

—Sí, un poco. Necesito acostumbrarme a ti.

La frente y el torso de Nick se empaparon de sudor.

—¿Qué... qué puedo hacer?

—¿Puedes besarme aquí otra vez? —Le ofreció un pecho.

Él frunció el cejo como si ella le hubiera dejado completamente descolocado.

Gimiendo desesperado, le acarició los pechos y se acercó un pezón a los labios. Su hambrienta boca se lo besó hasta casi rozar la agonía.

________ arqueó la espalda.

—¡Más, demonio!

Nick se dedicó al otro pecho, sin olvidar el que había estado besándole antes, que pellizcó con los dedos.

Ella no tardó en ansiar que él se moviera en su interior.

—Ahora —le suplicó, moviendo las caderas y pidiéndole que hiciera lo mismo—. Estoy lista.

Como respuesta, el demonio se movió despacio.

El placer recorrió todo el cuerpo de ________.

—¡Ah, sí! —No le dolía. Era puro éxtasis—. Más...

Otro movimiento de caderas.

Ahora que nada la distraía, se dio cuenta de que Nick acertaba con precisión en el clítoris con cada uno de sus movimientos. Se dio cuenta de que las sudadas caderas de él rozaban la parte interior de sus muslos.

Se dio cuenta de que la llenaba por completo, como si formara parte de ella. Un único ser, sin principio ni fin.

—No puedo parar otra vez, bruja —gimió Nick contra el pecho de ________.

—¡No, hagas lo que hagas, no pares! —gritó ella en cuanto él echó las caderas hacia atrás.

Su esposa quería que continuase. Aferrándose al poco autocontrol que le quedaba, y decidido a hacerla llegar al orgasmo, Nick la obedeció.

Volvió a mover las caderas una y otra vez hasta que por fin encontró el ritmo.

—Bebe mi sangre —le pidió ________ mientras sus cuerpos se pegaban el uno al del otro.

Él se incorporó sobre los brazos.

—¿Qué has dicho? —Empujó y a ella le temblaron los pechos. Los pezones excitados, todavía húmedos de la lengua de él. ¿La había oído bien?

—Muérdeme el cuello...

—No puedo. —A aquellas alturas tenía serias dudas de si sería capaz de apartarse a tiempo.

Y seguro que no podría si la sangre de ________ corría por sus venas.

Ella movió la cabeza desesperada.

—Muérdeme el pecho y bebe mi sangre, igual que la última vez.

—¡Bruja! Cállate —le suplicó, a pesar de que no podía dejar de mirarla. Su suave piel lo atraía sin remedio. Beber su sangre mientras le daba placer...

¿Qué sentiría al hundir los colmillos en su cuello mientras otra parte de él seguía dentro del cuerpo de ella? ¿Cómo sería estar bajo la piel de ________ de dos maneras distintas al mismo tiempo?

Sacudió la cabeza, decidido a contenerse, a no caer en la tentación de morderla. Los gemidos de ________ eran cada vez más constantes, le clavaba las uñas en la espalda para atraerlo hacia si. Estaba al borde del orgasmo, y él quería que lo alcanzara. «Entrégate a mí, bruja...»

Nick se movía entre sus caderas, guiado por el lujurioso calor que emanaba de ella. La cogió por la nuca y la levantó.

—Nunca podré renunciar a ti. Nunca dejaré que te vayas.

«¡Entrégate a mí!»

—Demonio... —La angustiada expresión de ________ se convirtió en otra de puro éxtasis y los ojos le brillaron como estrellas—. Oh, me estás... —Echó la cabeza hacia atrás y gritó—: ¡Nick! ¡Sí, sí!

Él notó que ella apretaba los músculos al alcanzar el clímax, envolviendo su pene de aquel modo que había imaginado tantas veces.

Pero la realidad era mucho mejor que todas sus fantasías. El olor de ella, sus gritos, el modo en que su cuerpo se movía debajo de él. Moverse en su interior mientras tenía un orgasmo...

—¡Por todos los dioses, ________! —gritó.

Iba a explotar. El sello iba a romperse, el semen estaba subiéndole. Había esperado cuatrocientos años para eyacular, para ofrecerle su parte más íntima a otra persona.

Cuando estuvo tan excitado que ya no podía ni moverse, cuando estaba a punto de tener el mayor orgasmo de toda su vida, su mente le susurró:

«Sólo es deseo».


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 20:01

Capítulo 42



—¿Qu... qué? —________ no entendía nada—. ¿Qué has hecho?

¿Nick se había apartado antes de terminar?

El demonio alcanzó el orgasmo encima del estómago de ella, estremeciéndose mientras gritaba su nombre. Y ________ sintió como si la hubiese abofeteado. Ni siquiera se había roto el sello demoníaco, ni siquiera había eyaculado.

Ahora yacía encima de ella, con el corazón retumbándole en el pecho, moviendo las caderas lánguidamente.

«Alégrate, ________. No necesitas tener otro hijo.» Pues ¿por qué tenía ganas de llorar?

—Bueno, ya puedes levantarte.

Él levantó la cabeza a duras penas, todavía estaba sonriendo.

—No sé si puedo moverme, ara.

Esa media sonrisa casi fue la perdición de ________. Se lo veía tan joven, tan relajado...; tenía los ojos completamente azules.

—No me moveré hasta que lo hayamos hecho otra vez. —Empezó a excitarse de nuevo.

—Apártate.

Nick frunció el cejo ante su tono de voz y se apoyó en los codos.

—¿Te he hecho daño?

Se lo había hecho, pero no del modo que él imaginaba. Se echó hacia atrás y salió de debajo de él.

—Channa, ¿qué pasa? ¿He... he hecho algo mal?

—Dame un segundo, Nick. —Ni siquiera podía procesar lo que estaba sucediendo. Acababa de tener la mejor experiencia sexual de toda su vida, había sentido la conexión emocional más intensa desde que tenía uso de razón, y él la había estafado. ¿Por qué lo había hecho? ¿Cómo había sido capaz de hacérselo?

Antes de alcanzar el orgasmo, le había parecido que Nick estaba completamente entregado.

Pero claro, él no confiaba en ella. Y en el fondo de su ser quizá incluso seguía odiándola. O ambas cosas.

Lo único que ________ sabía seguro era que Nick había sido capaz de negar su instinto demoníaco, de negarse a sí mismo aquel placer con tal de asegurarse de que no quedará embarazada de un hijo suyo.

A pesar de que había jurado que jamás la abandonaría, que jamás la dejaría ir, odiaba cada minuto que pasaba con ella.

—¿Por qué no me miras? —le preguntó cuando ________ empezó a vestirse—. ¿Estás enfadada por cómo he terminado? ¿Está mal visto en los de tu especie?

—Es sólo que no esperaba que lo hicieras.

—Lo sé. Si llega a ser mejor, no habría podido apartarme.

—Segunda bofetada de la noche —farfulló ella. Y luego añadió—: Pero has podido.

—¿Estás enfadada por eso? No sabía que querías tener un hijo.

Esperó a estar vestida para enfrentarse a él.

—¡Y no quería! ¡No quiero! —Se apartó un mechón de pelo mojado de la frente—. No es que quiera tener un hijo, pero creía que tú necesitabas romper el sello y seguir tus instintos y todas esas cosas. Al fin y al cabo, soy tu alma gemela.

—Sí, y mis instintos han sido... insistentes —dijo él como si le estuviera explicando que dos y dos suman cuatro—. A mí también me sorprende haber sido capaz de negarlos.

—Si esos instintos han sido tan insistentes, señal de que tus motivos para terminar fuera de mí también lo son. Mira, comprendo por qué lo has hecho. Si me dejas embarazada, yo podría desaparecer y tú nunca sabrías dónde está tu importantísimo heredero.

Nick se concentró para entender algunas palabras, y cuando las comprendió se quedó atónito.

—¿Heredero de qué, ________? —soltó—. ¡Abandoné lo poco que tenía por ti! —Recuperó la compostura y añadió—: Lo he hecho porque sé cómo tratarías a mi hijo.

—¿Qué? —Tercera bofetada de la noche—. ¿Crees que maltrataría a mi propio bebé?

—Tú misma lo dijiste, hay cosas con las que uno no puede arriesgarse. Yo tengo que estar presente para proteger a mi hijo.

—¿De quién?

—De cualquiera, de todo —dijo—. Ruby no tiene padres y depende del destino, y ahora depende de mi bondad.

—¿De tu bondad? —Quería alejarse de él. Por desgracia, al menos en eso no iba a comportarse como una estúpida. No iba a huir, no mientras siguiera teniendo que cuidar de Ruby. Nick tenía razón, tenía que quedarse con él para que las protegiera.

A pesar de que acabara de hacerla sentir sucia y poca cosa. «¡Quiero recuperar mis poderes!»

—Sabes que es verdad. Y yo no quiero que mi hijo sea tan vulnerable.

—Te olvidas de una cosa: Ruby me tiene a mí.

—¿Crees que alguna vez podré olvidarme de eso, bruja?

________ había oído hablar de amores que podían superar cualquier obstáculo. Pero también había oído decir que había cosas que una pareja era incapaz de sobrellevar. Y empezaba a temer que ella y Nick no iban a poder con el pasado.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 20:06




Él se puso de nuevo los pantalones.

—Estás enfadada conmigo sin motivo.

—Y tú me estás tratando como si fuera una zorra malvada capaz de abandonar a tu hijo. Yo no soy así. A decir verdad, no soy mala persona. —Sabía que Nick había tenido una vida muy difícil, que había sobrevivido a cosas que ella ni siquiera podía imaginar. ________ podía entender que desconfiara. «Pero no sé qué puedo hacer»—. ¿Me perdonarás algún día por lo que me vi obligada a hacerte? ¿O siempre creerás que soy una mentirosa?

—¿Y qué harías si te dejara embarazada?

—No te separaría de tu hijo. —Como si pudiera. Entonces se dio cuenta de que Nick siempre formaría parte de su vida. Para lo bueno y para lo malo. Él estaba ahora en su plano y no se separaría de ella por las buenas.

Quizá el demonio tuviera razón al querer mantener cierta distancia emocional. Su relación estaba condenada.

Entonces, ¿por qué estaba tan segura de lo que sentía por él? Su corazón no paraba de gritarle la palabra «marido».

—En Oblivion me dijiste que querías que te poseyera —explicó él entre dientes—. Podría haberte dejado embarazada. ¿Acaso no lo pensaste?

—Lo hice.

—¿Y?

—Y pensé que con la llegada de Ruby mi vida ya había cambiado radicalmente. Y que esa niña me llena de una manera que no había creído posible. ¿Por qué no iba a hacer lo mismo otro hijo?

—Así que todo gira en torno a tu felicidad. ¿Habrías criado a mi hijo mientras yo estaba preso en ese lugar?

—Sé que no me crees, pero juré por mi diosa Hécate que volvería a buscarte. Juré que no descansaría hasta liberarte. No sé qué hacer para convencerte de que es verdad.

Durante un instante, él pareció desesperado por creerla, pero en seguida su expresión se volvió recelosa.

—Antes te he hecho una pregunta, y quiero que me la respondas —le pidió ________—. Sí o no. ¿Me perdonarás algún día por lo que me vi obligada a hacerte? Porque empiezo a sospechar que siempre me odiarás, que siempre creerás que te estoy engañando.

—¿Y qué harías si ése fuera el caso? Mi respuesta, sea la que sea, no cambiará cómo están las cosas.

Había vuelto a esquivar la pregunta. ________ se frotó la frente.

—Entonces, ¿qué hacemos?

—Hasta ahora hemos hecho las cosas a tu manera; a partir de ahora, las haremos a la mía —dijo él en tono gélido y cortante—. Voy a protegerte, y también protegeré a la hija que has adoptado. No esperes nada más de mí.

________ se quedó boquiabierta. Cuando terminara con ella, su corazón estaría tan destrozado como lo estaba el de él. Quizá incluso más.

—¿Y te bastará con eso? —le preguntó en voz baja.

—Tendrá que bastarme, y a ti también. Yo siempre mato a los que me traicionan, siéntete afortunada.



___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 18th 2014, 20:14

AHÍ ESTÁ!!!

COMENTEN!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ale-Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 10/05/2014

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 19th 2014, 15:53

Los hombres son tan tontos.. sin importar la especie... pero bueno siguela esta muy padre
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 19th 2014, 18:57

dios..
queria llorar Lloron  
nick no puede ser tan cruel
siguela
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 23rd 2014, 11:59

Capítulo 43



«Estoy fatal», pensó _______. Acostada, miraba el desconchado techo. Mientras Ruby dormía en la cama de al lado, ella no paraba de repasar lo que había sucedido a lo largo de aquellos tres últimos días.

Nick era muy bueno con la niña, pero se mostraba frío con ella, apenas le hablaba, apenas la miraba. No quería dormir dentro de la cabaña, y prefería acampar fuera, a medio camino entre el cuello de la península y la casa. A _______ le gustaba pensar que sólo lo hacía para protegerlas, y no para distanciarse de ella.

Con Ruby era paciente y todo amabilidad. Y la niña estaba fascinada con su padrasmonio. Al parecer, la pequeña le había explicado qué quería decir ese término, y él no había rechazado el nombramiento.

Ruby se lo pasaba bien con él, lo seguía a todas partes, y a Nick no parecía importarle. A lo largo del día, _______ lo veía en varias ocasiones dirigiéndose a realizar alguna tarea con la pequeña bruja pegada a sus talones, Le había enseñado a hacer nudos, y habían ido juntos a pescar y a buscar bayas.

_______ sabía que a él incluso le gustaba que Ruby cantase Particle Man. Tenía sentido. Había estado tan solo durante tanto tiempo que el sonido de una niña cantando debía de sonarle a música celestial, fuera cual fuese la letra.

La noche anterior, Ruby le había pedido que le diese la mano hasta que se quedase dormida. _______ se había quedado de pie junto a la puerta, observando cómo el demonio esperaba pacientemente a que la pequeña bruja se durmiera.

—Sueña cosas bonitas, deela —le susurró emocionado. La había llamado «muñeca» en demoníaco.

Con cada segundo que Nick pasaba junto a la cama de Ruby, más se convencía _______ de que era el amor de su vida...

A veces, la niña le contaba lo que hacían.

—Le estoy enseñando a leer —le había dicho el día anterior, como si fuera un asunto de suma importancia—. Porque yo leo muchísimo mejor.

—Pero a él no se lo has dicho, ¿no?

—Sólo un par de veces.

Ruby seguía presionando a _______ para que se fueran de la isla. De hecho, insistía en ello varias veces al día.

—Me prometiste que me llevarías a casa.

—Lo sé, cariño, pero es complicado.

—Echo de menos a mis amigas. Echo de menos a Elianna.

Elianna, la mentora de _______ y su madre sustituta, era una medio inmortal que envejecía pero jamás moriría. La vieja bruja llevaba siempre un delantal cuyos bolsillos estaban llenos de polvos misteriosos para hacer hechizos, y cada vez que ________ la abrazaba, la esencia de esos polvos le subía a la nariz. Hasta la fecha, siempre asociaba aquel aroma con los abrazos y el amor incondicional.

—Yo también echo de menos a Elianna. Y a Mariketa. Pero volveremos a verlas muy pronto.

Por su parte, ella presionaba a Nick para que las ayudase a escapar de allí, pero él seguía evitándola. ________ tenía la teoría de que el demonio tenía miedo de que ella lo abandonase en cuanto regresaran a su mundo. Cuando, a decir verdad, si la trataba la mitad de bien de lo que la había tratado en la mina, estaba condenado a tener que quedársela para siempre.

Pero _______ no creía que eso llegara a suceder. Después de hacer el amor con Nick por primera vez, se despertó con el cuerpo saciado, a pesar de que el corazón seguía doliéndole. Él le había hecho tanto daño que ella no había vuelto a buscar sus caricias.

Pero la noche anterior, mientras estaba despierta durante la tormenta, Nick apareció junto a la puerta iluminado por los rayos.

—Ven —le dijo él.

________ le echaba tanto de menos que le dolía, así que le resultó imposible negarse. El demonio le hizo el amor contra un árbol bajo la lluvia, primero desde delante y luego desde atrás, y después la sentó en su regazo para hacerlo una tercera vez. A partir de ésa, ________ perdió la cuenta, pero todas y cada una de las veces, él llegó a hacer lo indecible para apartarse antes de terminar... Y nunca la mordió.

Esa mañana se despertó exhausta, y se sorprendió gratamente cuando lo vio entrar en la cabaña para darle de comer a Ruby y llevársela con él, como si quisiera dejar que ________ pudiese dormir hasta tarde.

Qué detalle. Un detalle propio de un marido. Pero más tarde, cuando ella le dio las gracias, él negó haberlo hecho por eso.

Sí, ________ estaba fatal.

Ella se había enamorado de él porque Nick la había hecho sentir amada. Y ahora su desdén la estaba matando. Le recordaba constantemente su infancia.

Cuando era pequeña, creía que si se portaba bien y hacía que sus padres se sintiesen orgullosos de ella, éstos terminarían por quererla. Ahora había empezado a asumir que jamás la querrían hiciera lo que hiciese.

¿Y Nick?

El comportamiento del demonio había hecho que ella se diese cuenta de una cosa: se había portado mal con él, y si tratándola así durante un tiempo, conseguía perdonar que lo hubiese traicionado, entonces ________ podía soportarlo.

Pero no tenía por qué tolerárselo a sus padres. Miró el anillo de esmeraldas que llevaba en el dedo, el único vínculo que la ataba a ellos. ¿Y si se rendía de una vez por todas? ¿Y si abandonaba cualquier esperanza?

Y entonces se preguntó: «¿Y si Nick nunca supera que lo traicionase?».

Eso sí sería un problema, pensó, y se puso en pie para ir a buscarlo.

Ese fue el instante en que ________ comprendió que amaba a Nick Jonas.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 23rd 2014, 12:29




Aquellas dos brujas estaban consiguiendo que Nick se replantease todas sus creencias. Y para un demonio de su edad, eso estaba resultando un proceso de lo más incómodo.

Habían establecido una especie de rutina. Durante el día, él pescaba y comprobaba las trampas del perímetro con Ruby a su lado. En cuanto terminaban, la pequeña le enseñaba a escribir en la arena. De noche, Nick soñaba.

Los recuerdos de ________ habían empezado a suprimir las pesadillas sobre su propio pasado. Y no todos los recuerdos de la bruja estaban llenos de soledad, fiestas o guerras. Nick descubrió muchas cosas acerca de su vida; vio autos, puentes muy grandes, barcos tan grandes como montañas. Vio su casa, una mansión llamada Andoain, el lugar del que les había hablado a sus padres. Estaba lleno de brujas y de criaturas muy inusuales.

Pero Nick también empezó a tener una pesadilla recurrente de lo que sucedía cuando regresaba con ella a sus tierras. En cuanto llegaban allí, ________ le decía: «Lo siento mucho, Nick». Ah, y en otra versión, ella ni siquiera se disculpaba, sino que se echaba a reír igual que aquella demonio que se había burlado de él cuando tan sólo era un niño hambriento.

________ había admitido que incluso antes de que se dirigiesen al portal, estaba planteándose la posibilidad de compartir su futuro con él. «Tú te lo estabas planteando, bruja, yo lo daba por hecho.» La había querido tanto que la había seguido a ciegas. Y eso le dolía más que nada...
Oyó que ella se acercaba.

—¿Por qué nunca te quedas dentro con nosotras? —le preguntó desde detrás de él.

Nick se encogió de hombros.

—¿Te importa que me siente?

«Siéntate. Háblame. Di lo que haga falta para que deje de desconfiar de ti.» Él no quería sentirse así, pero cuatro siglos sabiéndose desgraciado no iban a desvanecerse porque hubiesen pasado unos cuantos días juntos. Los viejos miedos cuestan mucho de superar.

—Siéntate —le dijo al presentir que iba a irse.

Ella se sentó a su lado en la arena.

—Necesito saber si vas a ir a inspeccionar el interior.

No tenía intención de hacerlo, porque no iba a llevarla de regreso a su casa. Y en el caso de que fuera a «inspeccionar», regresaría y le diría que no había encontrado nada que pudiera ayudarlos a salir de allí.

Aquel lugar era el paraíso. Por primera vez en la vida se sentía plenamente satisfecho de lo que tenía.

A pesar de que no había tenido ni voz ni voto a la hora de decidir si iba a aquella isla, elegía quedarse. Ahora tenía otro territorio que proteger, un territorio lo bastante extenso como para correr, con agua y comida.

Comida del mar. Pescar para su esposa y su hija era muy satisfactorio.

Y, lo más importante, allí no se oían ruidos escandalosos ni había luces cegadoras. Y tampoco había guerras.

—¿Por qué tienes tantas ganas de regresar? —le preguntó él—. ¿Tan mal estás aquí?

—Tengo que ir a casa. Allí está toda mi vida.

—Tú eres mi esposa. Tu vida está conmigo.

—Pues pasémosla juntos pero en Nueva Orleans —añadió contenta—. Nick, allí serás muy feliz con nosotras. Pero tienes que confiar en mí.

«Acepta lo que te ofrece», le ordenó una parte de él. Si _______ volvía a traicionarlo, sobreviviría. Y entonces recordó el aspecto que tenía ella aquella misma mañana, sonriéndole a Ruby mientras él y la niña recogían conchas.

«No, no sobreviviría.»

Si se permitía volver a amar a _______ y ésta volvía a traicionarlo, Nick no podría seguir adelante. Así que confiar en ella equivalía a confiarle su vida entera.

Y lo que hacía que la situación fuese todavía más complicada, era que también él había empezado a querer a la pequeña bruja adoptada. Si _______ lo traicionaba, se llevaría a la niña.
Y eso era inaceptable. Nick ya había decidido que si _______ podía adoptar a Ruby, entonces él también. Si la niña necesitaba una madre que la quisiera, también necesitaba un padre que la protegiese.

«Padre.» Un nuevo objetivo en la vida, un nuevo nombre. Uno que podía ocupar el lugar de «bastardo», «esclavo», «asesino». «Hijo de puta.»

—¿Y qué me dices de Ruby? —dijo ella al ver que no contestaba—. Sus amigas y su colegio están en casa.

—La niña se adaptará. Igual que tuve que hacerlo yo.

—Yo quiero algo más para ella. Y creía que tú también.

—Dime cómo puedo confiar en ese mundo al que quieres llevarme. La última vez que confié en que me llevases a un sitio nuevo, no salí muy bien parado.

—Y ahora estás mucho mejor, ¿no es así?

—Si lo estoy, ten por seguro que me lo he ganado —dijo él, al recordar las torturas que había sufrido a manos de Chase. Y al rememorar la cara de asco del hombre, dijo—: En tu mundo, ¿la gente aceptará lo que soy?

_______ apartó la vista.

—Tu especie no es... Bueno, digamos que habrá mucha gente que te considerará un enemigo sólo por ser lo que eres. Pero no sabremos si podremos convencerlos de lo contrario hasta que lo intentemos.

—Es imposible que tu hogar sea mejor que esto. —Las luces cegadoras, los sonidos, el comportamiento de _______...

—Quizá no sea mejor, es diferente. Nosotras formamos parte de un aquelarre, y Ruby necesita aprender de las otras brujas. Nick, la niña podría ser peligrosa. Las hechiceras mostraron excesivo interés por ella —le explicó—. Y tengo un mal presentimiento respecto a este lugar. Tengo la sensación de que algo se está acercando. Vendrán más mortales. Y los peligros de esta isla son mucho más grandes que lo que nos encontraremos en casa.

—Ah, ahora resulta que tienes un presentimiento. Una sensación.

—¿Tampoco piensas creer eso? —Se le sonrojaron las mejillas de lo enfadada que estaba—. Si crees que soy capaz de mentir sobre un peligro potencial, entonces me temo que jamás superaremos nuestros problemas.

—Es muy conveniente. Tu presentimiento.

—La Dorada puede seguir suelta por ahí fuera. ¿Te acuerdas de ella? ¿La mujer vendada que se paseó por la cárcel creando el caos?

—A mí no me molestó. De hecho, me ayudó. No me preocupa.

_______ entrecerró los ojos.

—Al parecer estás muy convencido de que esta isla es mejor que mi casa. ¿Has soñado con mis recuerdos?

—Sí —respondió él sin avergonzarse.

Ella se quedó boquiabierta, aunque recuperó la compostura al instante.

—¿Qué has visto?

«A ti, bailando encima de mesas.»

—Destellos de tu mundo. Autos y aparatos. Lo suficiente como para saber que prefiero quedarme aquí.

—¿Qué has visto de mi vida?

¿Por qué no decírselo?

—Te he visto en medio de guerras. Te he visto luchando sin temor.

—No hay tantas guerras, Nick.

—Te he visto desnudándote delante de desconocidos.

_______ ni siquiera tuvo el detalle de sonrojarse.

—¿Me has visto con otro?

A él lo aterrorizaba que existiera esa posibilidad.

—No, no te he visto con nadie. Pero sí he visto lo suficiente. ¿Por qué te comportaste de ese modo?

Ella se encogió de hombros.

—Por varios motivos. Estaba soltera y sin compromiso, y fue divertido. No soy tímida, y nuestra cultura es muy liberal y relajada. Además, así obtengo poder.

Ahora le tocó a él quedarse boquiabierto.

—¿Esa es tu fuente de poder?

_______ asintió.

—La felicidad. La alegría. Ambas me dan poder. —Ladeó la cabeza y lo miró fijamente—. Nick, no voy a disculparme por eso, ni por nada de lo que he hecho. —Al ver que él fruncía el cejo, añadió—: Tú tienes cuatrocientos años, yo no he llegado a los cincuenta. Así que no me juzgues por pasármelo bien cuando era joven y estaba soltera. Y no me juzgues por alimentar mi poder con lo que estaba a mi alcance.

¿Que no la juzgara? ¿Quién era él para juzgar a nadie?

—¿Tienes intención de seguir haciéndolo?

—Sólo la semana anterior al miércoles de Ceniza. —Vio que él no la entendía y se lo explicó—: Es la fiesta de la ciudad. Una locura. Y espero que tú estés allí conmigo. —Se acercó a él—. Ya que has visto mis recuerdos, es justo que tú me cuentes los tuyos. —Le recorrió las cicatrices de las muñecas con los dedos.

Al ver que retrocedía, _______ apartó la mano.

—Nunca confiarás en mí, ¿verdad? —le preguntó triste—. Así que no se trata de que creas que esta isla es un lugar mejor para vivir, lo que pasa es que tienes miedo de que te traicione en cuanto lleguemos a mi casa. No tienes ni la más mínima intención de ir a inspeccionar nada, ¿me equivoco? ¿No vas a ayudarnos a salir de esta isla?

—No, no pienso hacerlo.

_______ se horrorizó.

—¿Pretendes que lleve este torquímetro para siempre? ¿Quieres que esté indefensa y sin magia? ¡Soy una bruja, Nick!

—¿Indefensa? Yo te protegeré, te juro que lo haré. Y digas lo que digas, aquí correrás menos peligro que en tu mundo lleno de guerras.

—¿Algún día dejarás de estar enfadado?

Él no contestó.

—Maldita sea, demonio, dímelo. ¿Algún día volverás a confiar en mí?

—No lo sé.

—¡Contéstame! —gritó—. ¿Sí o no?

—No. —Los viejos miedos costaban mucho de superar.

Ella se llevó las manos a la cabeza.

—Entonces, ¿pretendes seguir alejándote de mí, manteniendo las distancias? Me estás tratando como mis padres. —Se rió con amargura—. Bueno, al menos a ti te he dado motivos para hacerlo.

¿Era así como _______ interpretaba su comportamiento? ¿De verdad lo comparaba con sus fríos y altivos progenitores? La primera reacción de Nick fue negarlo, pero ¿acaso él no había sido también frío con ella?

«Al menos a ti te he dado motivos...» La estaba tratando igual que sus padres. ¿Cómo había podido, cuando él sabía perfectamente el daño que le había hecho a _______ la indiferencia de éstos?

¿Cómo la estaba afectando que él la ignorase?

La bruja no les había hecho nada malo a sus padres, y tampoco era verdaderamente culpable de lo que le había hecho a Nick. Lo único que había pretendido había sido salvar a una niña pequeña, una niña a la que quería criar como propia.

—No podemos quedarnos aquí atrapados sólo porque tienes miedo de que te abandone cuando regresemos a casa —le dijo—. ¿Se te ha ocurrido pensar que también podría dejarte aquí?

Nick se tensó y le enseñó los colmillos.

—Inténtalo, bruja. Siempre iré tras de ti. De las dos. ¡Nada me detendrá!

_______ ocultó el rostro entre las manos.

—¿Qué diablos me pasa? —farfulló en voz tan baja que él apenas pudo oírla—. Amo a alguien que es incapaz de sentir lo mismo por mí.

—¿Amor? —soltó él—. ¿Es eso lo que quieres de mí? —A Nick se le paró el corazón.

Quizá debería contárselo todo. Si tanto temía la reacción de ella, quizá lo mejor sería quitárselo de encima cuanto antes. Tarde o temprano terminaría por abandonarlo. «Y no me importará, porque ya no confío en ella.»

_______ levantó el rostro.

—Sí, Nick —contestó abatida—. Quiero que me ames.

—¡No sabes nada de mí! Pero lo sabrás. —Le contaría su sórdido pasado, no omitiría ningún detalle. Así ella comprendería con qué clase de individuo se había casado—. Cuando termine la noche, lo sabrás todo.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 23rd 2014, 12:30

AHÍ ESTÁ EL CAP!!!!!!!

COMENTEN!!!!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 21
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 23rd 2014, 13:09

estoy sufriendo 
pobre nick y de ___
siguela
___ debera ser muy fuerte ahora
Volver arriba Ir abajo
ale-Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 54
Fecha de inscripción : 10/05/2014

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 23rd 2014, 21:12

:O esta muy emocionante siguela...
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 26th 2014, 11:41

SORRY POR NO HABER PUESTO CAP EL DOMINGO, NO TUVE INTERNET.
Y EL LUNES ME SENTÍ TAN MAL QUE NO PUDE LEVANTARME DE LA CAMA!!

AHORITA SUBO EL CAP DEL DOMINGO!!

___________________________________________
Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Hoy a las 15:26

Volver arriba Ir abajo
 
El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 14 de 16.Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15, 16  Siguiente
 Temas similares
-
» El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación
» - Una Mujer a Mi Medida - Nick&Tú - Adaptación
» Dejando el paraíso, Nick y tú (Adaptación)
» Por Casualidad - (Nick & tú) Adaptación MEGA HOT
» Patito Feo [Nick y tú] Adaptación -Terminada-

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: