Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15, 16  Siguiente
AutorMensaje
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 13:06

CHICAS, TENGO UN AVISO!!!

SÓLO QUEDAN 12 CAPÍTULOS PARA TERMINAR LA NOVE!!

ASÍ QUE VOY A PONER DE UNO EN UNO PARA QUE NO ACABE TAN RÁPIDO.

Y ESPERO VER MÁS DE 5 COMENTARIOS, Y SI PUEDE SER MÁS DE 5 POR LECTORA MUCHO MEJOR!!

SINO NO SUBIRÍA CAP PORQUE NO ME DARÍAN ESOS ANIMOS.

AHORITA SUBO CAP!!!


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 13:16

Capítulo 36



La oscuridad retrocedió en cuanto el aire le llenó los pulmones y empujó el agua hacia arriba. «Tengo los pulmones demasiado llenos, no puedo...»

Abrió los ojos. ¿La boca de Nick estaba encima de la de ella? Lo apartó y se sentó para escupir el agua de mar.

Él frotó la espalda con la mano para ayudarla, y la respiración entrecortada de _______ siseó por la playa rocosa. La sal le escocía en los ojos, y le castañeteaban los dientes, pero estaba viva.

—¿Ru... Ruby? ¿Dónde está?

La niña corrió a sus brazos. Estaba consciente, a salvo.

—¿Está bien, Crow?

Ella la abrazó con fuerza y se estremeció aliviada. Por encima de su hombro, buscó la mirada del demonio.

—Nick te ha protegido. —Y vocalizó sin producir ningún sonido—: Gracias.

Él apartó la mirada, incómodo con su gratitud. Luego se tensó, se le oscurecieron los ojos y se le alargaron los colmillos.

Los gouls que habían sobrevivido al ataque de los tiburones estaban llegando a la orilla.

El demonio se puso en pie y rugió hasta que a _______ le dolieran los oídos.

Sorprendentemente, los gouls se asustaron y volvieron a meterse en el agua. _______ recordó que en Oblivion esos bichos también le habían tenido miedo. Nunca había conocido a un inmortal capaz de asustarlos.

El monstruo al que temían los monstruos.

Ella y Ruby lo miraron atónitas.

—Los ha asustado, Crow —susurró la niña en voz alta.

—Ya lo he visto, cariño.

La pequeña estaba empapada y temblando. Aunque _______ apenas podía tenerse en pie, sabía que tenía que hacerlo. Debían seguir adelante. «Tengo que protegerla.»

¿Adónde podía llevarla? Se secó la cara con el antebrazo y entrecerró los ojos para ver por entre la incesante lluvia. La playa rocosa formaba parte de una pequeña cala rodeada por un bosque. Los picos de las montañas se elevaban en el horizonte.

—Tenemos que ponerla a cubierto y hacerla entrar en calor —le dijo a Nick— Está helada. ¿Nos ayudarás?

Él asintió.

Como en todo lo que tenía que ver con _______, los pensamientos de Nick estaban hechos un lío.

Ella le había pedido que las llevara a algún lugar seguro, pero él no conocía aquellas tierras. Siguiendo la fuerza de la costumbre, buscó el punto más elevado y durante más de una hora las guió hacia allí.

Desvió la mirada hacia su compañera; estaba acariciándole el pelo a la niña y murmurándole palabras de cariño para tranquilizarla. La pequeña parecía una versión en miniatura de ella, una muñeca hecha a su imagen y semejanza, una deela.

Él se había ofrecido a llevarlas a ambas en brazos, pero _______ insistió en ser quien llevara a Ruby, con la excusa de que la niña se alteraría.

¿Alterarse? Nick sí que estaba alterado después de haber visto a su esposa muerta y tan pálida. El corazón le había dejado de latir. No respiraba... hasta que le devolvió la respiración con la suya.

Era lo mínimo que podía hacer, ya que ella había hecho lo mismo por él.

Antes, cuando había comprendido que _______ no había querido traicionarlo, se sintió muy aliviado. La ira era como una soga que lo ahogaba, y de repente ésta se aflojó.

Pero ahora que había tenido tiempo de asimilar las cosas, se preguntaba si podía confiar en ella. Aunque entendía por qué lo había hecho, la verdad seguía siendo cierto que lo había conducido hasta lo que habría podido ser una muerte segura. Su rencor volvió a crecer.

Una gota de lluvia le cayó en la cara. El lugar al que _______ lo había llevado era un mundo verde y lleno de agua. Las leyendas eran ciertas. Pero a pesar de estar rodeado de aquellas maravillas, Nick no podía apartar la mirada de la bruja.

Se le veía exhausta, pero no paraba de sonreír ni de hablar con la niña.

—¿Crees que tus amigas se creerán que has visto tiburones?

«Tiburones.» Poderosas bestias que habitaban en el agua. Él le había preguntado a _______ si había criaturas tan fuertes en la tierra, y ella le contestó que, en principio, allí sólo debería haber los miembros de la Tradición que habían estado encerrando en la cárcel. Pero cuando añadió que él era mucho más fuerte que cualquiera de ellos, Nick estuvo de acuerdo.

Él podía proteger a las dos brujas de todos aquellos seres, a no ser que todos ellos unieran sus fuerzas.

Ruby susurró algo al oído de _______:

—¿Por qué Nick no sabe nada? Todo el mundo sabe hacerlo.

Ella se tropezó, consciente de que el demonio podría oírlas a un kilómetro de distancia, y sólo estaban a medio metro.

—Bueno, Nick es de un lugar donde hay muy poco agua, así que nunca ha tenido la necesidad de aprender.

La niña bostezó y se olvidó del tema.

—¿Nos vamos a casa?

—Haremos todo lo posible por llegar allí, te lo prometo.

A casa. ¿Con el padre de la niña? En ese instante, Nick cayó en la cuenta de que _______ debía de tener pareja: el padre de su hija.

Una cosa era saber que había estado con otro, pero tener la certeza de que uno la había dejado embarazada era demasiado.

Los celos lo quemaron por dentro, y apretó tanto los puños que le sangraron las palmas de las manos. Quería odiar a la hija de ese hombre.

Pero no podía. La pequeña le recordaba demasiado a cómo habría sido _______ de pequeña.

«¿Las he salvado para devolvérselas a otro?» ¿A uno que no las había protegido de la Orden? ¿A uno que le había dado a _______ aquella niña que tanto adoraba?

A uno que las querría de vuelta.

Le crecieron los colmillos. Quienquiera que fuera, iba a morir.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 13:26




En cuanto a _______ se le pasó el aturdimiento causado por el agua helada, el dolor que sentía por todo el cuerpo y en las destrozadas puntas de los dedos se volvió insoportable. Tenía las botas tan empapadas que los pies le pesaban, y notaba las piernas como si fueran de gelatina. Pero a pesar de todo, seguía llevando a Ruby en brazos y trataba de seguirle el ritmo a Nick.

La pequeña se estaba quedando dormida: levantaba la cabeza, asustada, de vez en cuando, pero en seguida volvía a apoyarla en el hombro de _______ y cerraba los ojos.

La batalla continuaba a lo lejos, el ruido de las explosiones y la luz que irradiaba de éstas todavía estaban presentes en el aire, y el suelo seguía temblando bajo sus pies. Grupos de criaturas pasaban demasiado cerca de ellos para su tranquilidad, aunque seguramente sólo estaban merodeando.

No se encontraron con ninguno de los aliados de las brujas.

Estaba cayendo la niebla. La tensión entre el demonio y _______ era palpable. «¿Qué pensará Nick de todo esto?»

Los músculos de éste se tensaban debajo de la camiseta negra. _______ se había percatado de que llevaba ropa nueva y de que casi le habían vuelto a crecer los cuernos. Sus heridas iban desapareciendo.

«Precioso y valiente héroe.»

Él había hecho referencia a la promesa de ella sobre tener relaciones sexuales. ¿Querría hacerlo esa misma noche?

_______ sabía que las cosas entre los dos no volverían a ser como antes de inmediato. Pero creía que cuando Nick supiera por qué lo había traicionado, la entendería y su resentimiento desaparecería.

Al parecer, lo había enterrado momentáneamente, pero justo ahora salía a la superficie.

Ruby se quedó dormida y así siguió durante el resto del trayecto. Los brazos le cayeron sin fuerza y apretó la cara contra el hombro de _______.

Ésta esperó unos minutos y luego susurró:

—Gracias otra vez, Nick.

Al cabo de un rato, él le respondió en inglés.

—Deberías habérmelo dicho.

—¿Cómo? Además, no tenía idea de cómo reaccionarías. Si te hubieras negado...

—Sabías lo que sentía por ti. En esa época probablemente habría hecho cualquier cosa que me pidieras.

«Lo que sentía.» «En esa época.» Pasado.

—Nunca quise hacerte daño, pero la vida de Ruby corría peligro. No podía arriesgarme a perderla. Y, por si sirve de algo, los de la Orden me prometieron que nos liberarían. —Lo miró a los ojos—. Y yo juré que regresaría a buscarte.

—¿Y debería creerte? —preguntó él como si quisiera hacerlo.

—Lo creas o no, te aseguro que no habría descansado hasta liberarte.

Nick apartó la mirada.

—¿Para qué me querían esos mortales?

—Supongo que porque eres único en la Tradición.

—¿Y qué pretendían de mí?

—Los humanos quieren entrar en guerra con nosotros, eliminar a los inmortales de la faz de la Tierra. Sabemos muy poco acerca de ellos. A mí me capturaron hace tres semanas.

—Le has dicho a la niña que intentarías llevarla a casa. ¿Dónde está casa?

—En un lugar llamado Nueva Orleans. Supongo que muy, muy lejos de esta isla.

—Isla —repitió él pensativo—. Porción de tierra rodeada de agua por todas partes. ¿Cómo de grande es la extensión de agua? ¿Podemos cruzarla a nado?

—No. Es mil veces más grande que tu montaña.

Él la miró incrédulo.

—Es verdad... —Al oír lo que parecía un motor en marcha, _______ levantó la vista y se tapó la frente con una mano para protegerse los ojos de la lluvia. Vio una avioneta con hélices y le dio un vuelco al corazón. «Ahí va nuestra vía de escape.»

Demonios alados atacaron la avioneta en el aire. Docenas de ellos, todos los miembros de Pravus, destrozaron el fuselaje y el aparato cayó en picada hacia el mar, donde se estrelló convertido en una bola de fuego.

—Bueno, por ese medio no podemos huir. —Se mordió el labio inferior. Pero tenían que salir de allí.

A pesar de que con Nick se sentía a salvo, seguía habiendo muchos peligros. Él podía derrotar a varios oponentes, pero quizá no pudiese vencer a docenas de demonios a la vez, y menos si éstos podían rastrear. En otras palabras, su vida corría tanto peligro ahora como cuando estaban en la cárcel.

Y seguro que la Orden mandaría refuerzos. A juzgar por lo que Fegley había dicho, aquella organización de mortales era mucho más grande de lo que ella había sospechado. No iban a entregar su isla sin más.

¿Y qué era lo peor de todo? Que la Dorada todavía estaba allí.

—Tenemos que irnos de aquí —dijo _______.

—¿Tu gente no vendrá a buscarte?

—Quizá. Si saben dónde estamos. Creo que la cárcel, o incluso toda la isla, tienen un hechizo para impedir ser descubiertas —contestó—. Pero con tanto poder suelto, y habiendo tantos inmortales en activo en el mismo lugar, propablemente alguien del aquelarre consiga localizarnos.

—¿Por qué siguen llevando los collares tú y la niña?

—No se abrieron. Sólo lo hicieron los de nuestros enemigos. Y los de las criaturas malvadas. Y al parecer el tuyo. Quizá porque eres un dempiro, no sé.

—¿Tan segura estás de que no soy malvado?

—Sí, lo estoy.

Nick entrecerró los ojos.

—En Oblivion llevabas el collar. ¿Por qué pudiste hacer magia?

—Lo desactivaron mientras estuve allí.

—Claro —dijo él furioso.

—Nick, tienes que saber que yo...

Pero el demonio levantó una mano y le indicó que se callara.

—Huelo a comida —dijo en voz baja.



___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 13:51




De repente, _______ se dio cuenta de que estaba hambrienta.

—Vamos. —Nick siguió el olor y las guió colina abajo, cerca del agua.

No tardaron en ver una luz en la distancia. Una antigua cabaña de madera oculta entre los árboles. El humo salía en espiral por la chimenea de piedra.

¿Era propiedad de la Orden? ¿Algún tipo de estructura auxiliar?

A través de la sucia ventana, _______ podía distinguir unas siluetas moviéndose. Al parecer, en la casa había tres ocupantes.

—Espérame aquí —le dijo Nick antes de entrar. Y ella observó atónita cómo el demonio desahuciaba sin más a los inquilinos, que al parecer eran dos mutantes y una ninfa. A los mutantes los lanzó por la puerta, y la ninfa los siguió asustada.

Los tres estaban desnudos, seguramente había estado haciendo marranadas antes de que él los interrumpiera. A pesar de que Nick veía a la ninfa tal como vino al mundo, no le afectó lo más mínimo, y de pie en el umbral le hizo una señal a _______ para que se acercara.

Ella corrió a refugiarse y volvió a pensar: «Podría acostumbrarme a tener un demonio.»

Las paredes exteriores estaban hechas con tablones de cedro, y del techo del porche colgaban utensilios y pinzas de metal. El marco de la puerta estaba decorado con un arpón. ¿Era la cabaña de unos balleneros?

El interior era rústico y estaba lleno de telarañas, como si fuera un lugar abandonado. Delante de la chimenea de piedra había una alfombra raída. La ropa de los tres inquilinos anteriores estaba esparcida por todas partes. En una olla sobre el fuego había una liebre.

—¿Nick? —¿Dónde se había metido?

Lo encontró en la habitación contigua. Era una estancia más pequeña y en ella había una mecedora cubierta de polvo y dos camas espartanas pegadas a la pared. No tenían colchones, y los somieres no eran de madera, sino de cuerda.

Nick estaba colocando una manta encima de una, y le indicó que acostara allí a Ruby. Había dejado la mochila de la duende contra la pared.

_______ se dio media vuelta para darle las gracias, pero él ya se había ido.

—Está bien —dijo con un suspiro, y acostó a la niña, que todavía temblaba. «Tengo que quitarle esta ropa.»

Cuando le estaba poniendo el jersey de la duende más bajita, Ruby se despertó.

—¿Dónde estamos? —Miró adormecida a su alrededor.

—En una cabaña en el bosque —contestó ella con fingido entusiasmo—. Es para nosotros solos, y está justo al lado de la playa. —Limpió el polvo de la mecedora y puso a secar la ropa que le había quitado—. Aquí estamos a salvo.

—¿Dónde está el demonio?

—Fuera.

La respuesta pareció tranquilizarla.

—¿Tienes hambre, cariño?

—Sólo estoy cansado. ¿Te quedarás conmigo hasta que me duerma?

_______ quería acostarse con ella y no levantarse en dos días, pero se obligó a sonreír.

—Claro —dijo, y se quitó las botas y los calcetines, que tenía empapados—. Y no me iré de esta cabaña hasta que te despiertes.

—Me alegro de que hayas vuelto al túnel a buscarme.

Ruby le tendió la mano y ella se la cogió.

—Pues claro que he vuelto. —_______ nunca había tenido tanto miedo como entonces. Dejar a Ruby en aquella situación tan peligrosa había sido la decisión más difícil que había tomado en toda su vida.

«Esto es lo que hacen los padres», había pensado mientras corría. A veces se ven obligados a tomar decisiones de vida o muerte acerca de sus hijos, a los que aman más que a sus propias vidas. A pesar del miedo que puedan sentir.

—Pero no te olvides de que el demonio nos ha ayudado.

—No me gusta —dijo la niña en voz alta—. No sabe nadar, y habla raro y muy despacio.

Sí, Nick hablaba despacio, pero a _______ el acento demoníaco le parecía muy sexy.

—Al principio, a mí tampoco me gustó. Dale una oportunidad. Acuérdate de que nos ha salvado la vida a las dos.

—¿De verdad se casó contigo?

—¿Te ha dicho eso? —En cuanto Ruby asintió, ella dijo—: Es complicado, cariño. Además, aun en el caso de que estuviéramos casados, él no querrá seguir estándolo durante más tiempo.

—Pero si están casados, entonces Ember tiene razón. Él es mi padrasmonio, y voy a tener que vivir con él. —Hizo pucheros, lo que era comprensible, teniendo en cuenta todo lo que había sucedido.

Por supuesto que la pequeña estaba preocupada por su futuro. «Tantas preguntas para las que no tengo respuesto.»

—¿Te acuerdas de la casa que hay en la esquina, cerca de Andoain, la que no pueden vender por culpa del ruido y de los humos que salen del aquelarre?

—Ajá. Tiene unos árboles muy altos.

_______ se había fijado porque tenía piscina, y estaba harta de colar brujas en la mansión que el rey Rydstrom tenía en Nueva Orleans. Además, la última vez las habían atrapado.

—La compraré y será nuestra casa/club de verano. —Sólo la separaban unas casas de la de Mariketa y Bowen—. Podrás decorar tu habitación como quieras.

—¿Y qué hará el demonio? —preguntó Ruby suspicaz.

—Podríamos invitarlo. —¿Aceptaría el la invitación? Al parecer, ahora ni soportaba mirarla—. Podría enseñarle qué es una película.

—¿No lo sabe? —La niña se quedó boquiabierta.

—Probablemente tampoco haya probado jamás un helado —añadió _______ negando con la cabeza.

Ruby se lo planteó seriamente, hasta que se le cerraron los ojos.

Mientras la miraba cómo se dormía, a ella también empezaron a pesarle los párpados. Volvió a pensar en lo mucho que le gustaría acostarse a su lado. O apoyar la cabeza contra el sólido torso de Nick y escuchar el firme latido de su corazón. A _______ le bastó con pensar que podía volver a estar con él para tener que contener un suspiro.

Tenía que hablar con el demonio esa misma noche. Necesitaban un plan. «Y explicarle que nunca quise hacerle daño.»

—¿Está dormida? —preguntó Nick detrás de ella.

_______ dio un respingo.

—¿Desde cuándo eres tan silencioso? No, no me contestes. Sí, está exhausta.

—Iré a buscar más leña para el fuego.

—¿Vas a volver a salir? ¿No puede esperar, Nick? —Soltó con cuidado la mano de Ruby y se puso de pie delante de él—. Tenemos que hablar.

Nick se encogió de hombros y volvió a la otra habitación. _______ lo siguió.

—Siéntate —le dijo él señalando la chimenea de piedra. Cuando ella lo hizo frente al fuego, Nick cogió uno de los cuchillos que habían robado y cortó un poco de liebre—. Come.

Igual que Ruby, _______ ya no tenía hambre.

—Estoy bien, cómetelo tú.

Él desvió la mirada hacia las marcas que sus colmillos habían dejado en el cuello de ella.

—Tú lo necesitas más que yo.

_______ se inclinó hacia adelante con la boca abierta, dispuesta a aceptar el bocado, pero el demonio se limitó a pasarle el cuchillo. «Así que los días en que me daba de comer se han terminado.»

Nick volvió a ponerse de pie y empezó a pasear de un lado a otro de la habitación. De repente, la miró y dijo:

—¿Dónde está el padre de la niña?


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:17

Ahí está el cap!!!

COMENTEN!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:42

empiezan las confesiones
siguela
quiero ver como nick las toma
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:44

no dejare de comentar hasta que subas
me encantan tus noves
siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:46

espero que ruby entienda
y que mari los encuentre
asi podran regresar y todos felices
siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:51

ya no se que mas comentarte
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:51

siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 27th 2014, 14:52

siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
siguela
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 31st 2014, 13:00

AHORITA SUBO CAP!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 31st 2014, 13:10

Capítulo 37



—¿El padre de Ruby? —_______ se frotó la frente—. Está muerto. Creo que murió antes de que ella naciera.

—¿Crees? —¿Ni siquiera sabía quién era el padre de su hija?

Ella abrió los ojos, atónita.

—Oh, espera, Nick, debo contarte algo. Aunque Ruby es de mi familia, no es mi hija.

—¿Otra mentira? —preguntó él tenso.

—Jamás te dije que lo fuera. Pero no importa, a partir de ahora lo será. Voy a adoptarla. Y todavía hay más, la quiero como si fuese mía.

—¿Dónde está su madre?

—Murió hace tres semanas, la Orden la mató.

—¿No tienes otros hijos?

—No —afirmó ella frunciendo el cejo.

—¿Hay algún compañero en tu vida? ¿Estás unida a alguien?

Ella se puso de pie y lo miró a los ojos.

—Eso depende.

—¿De qué?

—De lo enfadado que esté conmigo. —Y con agilidad, dio un paso hacia él.

Nick odiaba que _______ siguiera afectándolo tanto. Eliminó la distancia que los separaba, la sujetó por la nuca y miró el rostro que lo había hechizado, los ojos que lo atormentaban.

—¿Qué quieres de mí? —le preguntó emocionado.

—Quiero que me perdones. —Ella tenía la respiración entrecortada, las mejillas ligeramente sonrojadas.

—Te perdono. Comprendo por qué hiciste lo que hiciste.

—Pues entonces quiero recuperar tu confianza.

«Eso no va a ser tan fácil.» La soltó y se dio media vuelta. Se acercó a la ventana para mirar afuera. Levantó un dedo y tocó el cristal, y con la yema recorrió el camino que había dejado una gota de agua. «Increíble.» Había agua por todas partes, e incluso una construcción tan redimentaria como aquélla tenía cristales.

—Creí que las cosas eran de una manera entre tú y yo. Y no lo eran. Y ahora ya no sé qué creer.

—Me importas, Nick. Eso no ha cambiado —dijo ella—. O sí. Ahora siento algo mucho más profundo por ti.

—¿Qué... qué fue real?

Sabía que ________ había entendido lo que le preguntaba.

—Nick, jamás había sentido tanto placer con nadie.

Se moría por creerle, pero no tenía experiencia en aquellos asuntos, y ________ podría haber fingido sin problema. Podía estar mintiéndole en ese mismo instante.

—¿Qué quieres tú de mí? —le preguntó ella.

—Eres mi esposa. El destino me ha unido a ti. Así que necesito protegerte.

—¿Y hacerme tuya?

La lujuria lo sacudió igual que un rayo y se excitó en cuestión de segundos.

—¿Y beber mi sangre?

Nick se quedó sin aliento. Recordó el último día que habían pasado juntos en la mina. Tenía grabada en la mente la imagen de ella justo después de tener un orgasmo, con dos gotas de sangre resbalándole por el pecho. La marca de sus colmillos sobre su piel.

—¿Ahora estás dispuesta a permitir que beba tu sangre, cuando antes te negaste? —Trató de recordar lo que había sentido al morderla unas horas antes, pero se le nubló la mente.

—Ahora entiendo por qué lo haces. —Estaba justa detrás de él—. Es para sentirte unido a mí, ¿no? Jamás volveré a negártelo.

«No volverá a negarnos...»

—Nick, daría lo que fuera para volver a estar contigo. Te he necesitado mucho. —Le colocó una mano en la espalda y luego apoyó la mejilla. Él se tensó—. ¿Tú no?

________ lo quería, por fin quería que la poseyera. Entonces, ¿por qué Nick tenía un mal presentimiento? ¿Por qué estaba tan enfadado?

«No hagas caso. Tómala, piérdete en su cuerpo.» La bruja podía volver a engañarlo con la misma facilidad que antes. Pero esa vez, si él le hacía el amor, cuando ________ lo abandonara podría estar embarazada de su hijo.

Y preferiría no tener hijos antes que dejarlos solos en aquel mundo, vulnerables sin él a su lado para protegerlos y cuidarlos. Nick no iba a ser como su padre, que lo había abandonado con una puta que lo había vendido.

Quizá entendiera lo que _______ había hecho, pero no podía olvidar sin más el dolor que había sentido aquella última semana, la desconfianza que hacía siglos que lo acompañaba.

—Me pasé días odiándote, imaginando que te haría cosas que...

—¿Que me pondrían los pelos de punta? —Ella terminó la frase por él.

Nick se dio media vuelta para mirarla.

—Sí. —Las había estado pensando justo antes de que se le abriera el collar.

—¿Qué habrías hecho tú en mi lugar?

—Lo mismo. Con la diferencia de que yo no habría esperado que me perdonases, ni tampoco que volvieras a confiar en mí —dijo él, y, acto seguido, le hizo otra pregunta—: ¿Por qué fuiste a la Ciudad de las Cenizas? ¿Querías rescatarme de los trothans porque tenías que entregarme a los mortales?

—No. Habría ido a rescatarte de todos modos. Me sentía fatal por haberte hecho daño...

—¿Y a pesar de todo decidiste hacerme algo todavía peor? —Se pasó la mano por el pelo. Aún no se había acostumbrado a que le hubieran crecido los cuernos. «Otro dolor que tuve que soportar por culpa de ella»—. ¿Sabes que me dijo el Armero antes de que lo matase? Me dijo que te perdería.

—No me has perdido, Nick. Estoy aquí.

Él suspiró abatido.

—Y yo estoy cansado, bruja. Ve a ocuparte de tu pequeña y déjame en paz.

Ella retrocedió como si la hubiese abofeteado.

—Está bien. Pero volveré a ganarme tu confianza, aunque sea lo último que haga. —Y regresó al dormitorio.

Nick oyó cómo las cuerdas se tensaban cuando _______ se tumbó junto a la niña.

Se quedó mirando la lluvia a través de la ventana durante mucho rato, esperando a que ella se durmiera. Como siempre, estaba desesperado por estar a su lado.

En cuanto oyó que su respiración se volvía más profunda, se encaminó a la habitación para verlas. _______ rodeaba a la niña con sus brazos.

Haría —no, había hecho— cualquier cosa para protegerla.

Él habría matado por tener a alguien que lo cuidara cuando tenía la edad de Ruby, por tener a alguien que lo protegiese, pasara lo que pasase.

«Si hubiera tenido a alguien como _______, habría creído que era mi ángel de la guarda.»

Si la bruja fuera la mujer desalmada que él había creído que era, no habría aceptado la misión de engañarlo y conducirlo hasta aquella isla.

Tal vez no todo había acabado entre ellos dos.

Él seguía sintiendo un nudo en el estómago. «Y quizá eres un idiota.»

En lo que parecía ser una ciudad abandonada, la bruja y su ejército se enfrentaron a una horda de centauros, demonios de fuego e invidias.

Ella confiaba en su potencial, sabía que saldrían victoriosas... o morirían y pasarían a la historia.

—¡Esperad mi señal! —ordenó a las tropas que tenía detrás. La noche estaba iluminada por las llamas y a pesar de las explosiones que había a su alrededor, dio un paso hacia adelante. Tiene miedo, pero sigue adelante y se enfrenta a él.

«Bruja imprudente.» Incluso dormido, Nick empezó a sudar, y se le aceleró el corazón de tan preocupado como estaba por _______.

Ella acumula magia en las palmas de las manos. Un rayo sale disparado de una de ellas hacia una estructura a lo lejos. En segundos, el edificio se desploma.

Pero sus enemigos la han visto y van hacia allá. Demonios de fuego aparecen a su alrededor, una docena, y tienen el fuego ya preparado para disparar. Atacan antes de que la bruja pueda retroceder. El fuego se va acercando...


Nick se despertó y se puso en pie de un salto. Había decidido dormir junto a la puerta de la habitación.

Se frotó la cara y miró la noche tormentosa. Sólo había sido un sueño. Y era obvio que _______ se había recuperado. Entonces, ¿por qué seguía estando tan preocupado por ella?

El único culpable de que tuviera esas pesadillas era él mismo, él era quien había querido descubrir sus recuerdos. A pesar de que Nick odiaba soñar con su propio pasado, ansiaba en cambio soñar con el de _______ y descubrir así más cosas sobre ella.

Con el último mordisco había adquirido nuevos recuerdos, docenas, y esa batalla era uno de ellos.

Se apoyó en la puerta y trató de unir todos los retazos de información. _______ era comandante de las brujas; tenía bajo su mando todo un contingente. Había sido una guerrera atrevida y había salido victoriosa de la guerra.

Cuando tenía plena facultad de sus poderes, podía derribar un edificio con las manos.

«¿Y ésa es la vida a la que quiere regresar?»

Una vida de la que él no formaba parte.

Miró a _______ de nuevo. La tenía tan cerca, pero al mismo tiempo la soledad lo abrumaba, mucho más insistente que durante las noches que había pasado en aquella mina infernal.

«Porque ahora sé lo que no tengo...»


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Julio 31st 2014, 13:12

Ahí está el cap!!

El sábado y el domingo subo un cap más!!

COMENTEN!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 3rd 2014, 12:31

Ahorita subo un cap!!

Pero, ¿por qué no comentaron?

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 3rd 2014, 12:45

Capítulo 38



—_______, ¿estás despierta?

—¿Por qué todos los niños preguntan eso cuando saben perfectamente que no? —Entreabrió los ojos llorosos—. No. No lo estoy.

—Tengo hambre. Y el demonio se ha ido, así que no puedo pedirle que vaya a cazarme algo.

—Ruby, no es un perro. —Se incorporó e hizo una mueca de dolor al notar las magulladuras de su cuerpo. Iba descalza, así que seguro que el suelo estaría helado, y el aroma a café recién hecho no aparecía por ninguna parte. A pesar de todo, se puso en pie. «Ahora tengo que cuidar de otra persona además de mí misma.»

Ella siempre había sido muy protectora con las brujas de su aquelarre y, cuando había un conflicto, siempre era la primera en ir al frente de batalla. Pero cuidar de Ruby era distinto; la necesidad que sentía de hacerlo bien era mucho más grande. «Porque ella depende completamente de mí.»

—¿Nick estaba aquí cuando te has despertado?

—No.

—Oh, vaya, veamos qué podemos encontrar. —Inspeccionó las mochilas de las duendes y sólo encontró dos barritas energéticas y unas cuantas bebidas isotónicas.

Ni una navaja multiusos ni armas de ningún tipo. Pero en cambio había champú y jabón a espuertas. Las duendes habían sido tan tontas como ella al hacer el equipaje.

Le ofreció a Ruby lo que había encontrado.

—¿Quieres una barrita de chocolate o un refresco? —De no ser porque sabía que Nick encontraría comida, estaría preocupada.

—Una barrita.

Mientras la niña se comía las pepitas de chocolate de la barrita, _______ miró por la ventana para ver si distinguía al demonio por algún lado. ¡Sorpresa, seguía lloviendo!

Los helechos crecían como si fueran árboles, y eran casi tan altos como _______. El liquen cubría todas las rocas, combatiendo contra el musgo para ver quién ganaba la batalla final.

En el acantilado todo parecía duro, arrasado por el viento. Allí, entre los árboles, la niebla le quitaba dureza al paisaje, lo acallaba.

Se dio cuenta de que, en un día como aquél, Nick no tendría que preocuparse por el sol. Podría caminar tranquilamente bajo las copas de los árboles, y el interior el bosque era tan frondoso como allí. «¿Se habrá alejado mucho de la cabaña?», se preguntó al empezar a investigar.

¿Lo primero que encontró? Arañas no venenosas y ciempiés en todas las vigas. «Menos mal que a las brujas nos gustan los insectos.»

El único armario que había en la casa contenía un rollo de cuerda, algunos chalecos salvavidas y un montón de mantas putrefactas. También había un cubo y una vieja bañera de madera.

En la cocina, encontró un horno desvencijado, un par de latas de comida y un juego de sartenes desparejadas. Hilo, pinzas para tender, un peine hecho con hueso y un viejo juego de cartas ocupaban un cajón.

Volvió a acercarse a la ventana y miró fuera con avidez. Ni rastro de Nick.

_______ tenía que hablar con el demonio y contarle su nuevo plan. Estaba convencida de que tenían que fortificar la cabaña, y luego él podría ir a buscar el modo de salir de allí; buscar aliados, o bien un barco, una mano cortada, lo que fuera.

Sospechaba que Lanthe todavía seguía allí. A pesar de que Thronos podía volar, ni loco podría atravesar un océano de miles de kilómetros con un pasajero a bordo, y menos estando tan destrozado como estaba, con las alas rotas. Si Nick pudiera rescatar a Lanthe, entonces quizá pudiesen encontrar la mano de Fegley.

¿Era un plan imposible? Absolutamente. Pero no tenían demasiadas alternativas...

«Todavía no ha vuelto.» Necesitaba ocupar su mente y dejar de pensar en él, así que extendió un trozo de cuerda frente al fuego y tendió la ropa de Ruby.

Tardó diez minutos. «¿Y ahora qué...?» Miró a la niña, que estaba persiguiendo a un ciempiés por el suelo.

—Tienes que bañarte, peque.

Con un esfuerzo hercúleo, un montón de maldiciones, y el sistema de acierto y error, _______ consiguió meter agua de fuera, la calentó en el fuego, y llenó con ella la bañera de madera.

—Cada vez soy más apañada —dijo, cuando empezó a enjabonarle el pelo con el champú de las duendes—. Esto es como La casa de la pradera. Tú y yo somos dos pioneras, excepto que no tenemos que llevar esos ridículos sombreros ¿no?

Ruby le sonrió.

«Me conformo con eso.» La primera sonrisa que le había visto desde que había empezado aquella odisea.

—Fíjate, casi me había olvidado de que tienes hoyuelos. —_______ se pasó el antebrazo por la frente—. Ahora vamos a quitarte todo este jabón.

Después de bañar y dar de comer a la niña, de vestirla y de peinarla, _______ se quitó el sombrero ante todas las madres del mundo. Y también sintió algo de alarma al ver que Nick todavía no había regresado.

—¿Qué haremos ahora? —le preguntó Ruby.

—¿Podríamos ir a inspeccionar la playa?

—Está lloviendo.

—Ningún problema. —_______ la ayudó a ponerse el chubasquero de la duende más alta, pero la prenda era enorme para ella. Le subió las mangas y dijo—: ¿A quién le queda bien el chubasquero?, ¿a quién le queda bien el chubasquero?

—¡A mí! —Ruby se llevó una mano a la cadera y se echó la melena hacia atrás. «Adorable.»

—Vamos —dijo luego, y cogiendo a la niña de la mano, salieron a enfrentarse a la niebla. En una pendiente rompían las olas, la otra estaba tranquila. Se dirigieron hacia allá.

A _______ aquella playa le parecía fantasmagórica, triste incluso. Había huesos de ballenas esparcidos por el suelo, y algas enredadas por todas partes.

Ella estaba acostumbrada a las playas del Golfo; llenas de sol y de diversión, y con algún borracho desnudo. «Esto no me va.» Se sentía como un malamute en el desierto.

—Quiero irme a casa —dijo Ruby como si le estuviera leyendo la mente.

—Yo también. Hablaré con el demonio cuando regrese. —Miró a su alrededor. Habían pasado muchas horas y Nick seguía ausente. ¿Las habría abandonado? ¿Las habría mandado al infierno, a ella y a la niña? ¿No le importaba que las dos estuvieran indefensas sin él?

—Y ahora ¿qué hacemos?

—No lo sé, cariño. —¿O quizá lo habían secuestrado unas ninfas? Tal vez estuviera fornicando con ellas bajo la lluvia. El magnífico cuerpo del demonio desnudo y flexionándose con toda su fuerza—. Se me está ocurriendo algo ahora mismo —mintió.

—¿Y si no regresa? —preguntó Ruby.

Entonces sí que estarían metidas en un buen lío. _______ podría tratar de encontrar a Regin o a Lanthe, pero tendría que llevarse a Ruby con ella hacia el interior de la montaña. Sería mucho peor dejarla allí, podría no poder regresar a buscarla.

—No lo sé. Supongo que lo tendríamos más complicado. —La noche anterior _______ había pensado frívolamente que podría acostumbrarse a tener a un demonio cerca para que pudiera hacer cosas por ellas. Ahora se daba cuenta de lo mucho que dependían de Nick. Por enésima vez tiró del torquímetro. ¡Necesitaba recuperar sus poderes de una vez!

—¿Debería ser más amable con él?

—Sí, deberías ser más amable con él porque Nick es un buen tipo —suspiró _______. El demonio era bueno, tenía un corazón enorme y era muy orgulloso. Ella le conocía lo bastante bien como para saber que jamás las abandonaría para acostarse con unas ninfas. Lo que significaba que... podía estar herido—. Quizá haya vuelto a la cabaña y nos esté esperando.

No estaba en la cabaña. A _______ le devoraba la preocupación.

Le estaba dando la última barrita energética a Ruby y repartiendo las cartas para jugar cuando se abrió la puerta. ¡Nick estaba a salvo! _______ se puso en pie de un salto y corrió hacia él.

El demonio miró si tenía a alguien detrás y luego la miró a ella, intrigado.

—¿Qué?

«Estás a salvo.»

—Estaba preocupada. ¿Dónde estabas? —Parpadeó y trató de escuchar con calma la respuesta de él. «Estás a salvo. Con nosotras.»

—He ido a ver si encontraba un lugar mejor donde quedarnos. —Estaba empapado, pero la adusta mueca de sus labios había desaparecido.

_______ ladeó la cabeza. «Creo que le gusta estar aquí. Gracias a los dioses.»

Nick se apartó y dejó algunas de las provisiones que había encontrado; además de cuerdas y una pala. Luego se sacudió el pelo, igual que un animal, y Ruby se rió con la boca llena de pepitas de chocolate.

¿Él también había sonreído antes de volver a ponerse serio?

—Os quedaréis aquí —dijo—. Es el lugar más seguro.

—De acuerdo. Lo que tú digas.

—Pero podría venir alguien. Pondré unas trampas, aislaré este pedazo de isla.

—Península —lo corrigió _______ sin pensarlo, y acto seguido deseó no haberlo hecho—. Es una península.

—¿Vas a poner trampas? —preguntó Ruby con los ojos abiertos como platos—. ¿Puedo mirar?

—Cariño, creo que Nick estará muy ocupado.

—La niña puede venir conmigo.

—No tiene por qué. Podría ser muy peligroso.

—Yo nunca permitiría que se hiciera daño —dijo Nick, serio y enfadado.

—Lo sé. —_______ confiaba en él, en especial después de que hubiera salvado a Ruby la noche anterior. Un milagro en sí mismo—. Es sólo que...

—Regresaremos dentro de una hora, más o menos. —Le hizo una señal a Ruby y ésta corrió a su lado tan rápido que casi se olvida el impermeable.

¿_______ no estaba invitada? ¿El ama de casa tenía que quedarse en el hogar? «Muérdete la lengua.» Se obligó a sonreír y él volvió a mirarla intrigado.

En el umbral, Nick se detuvo y, sin darse media vuelta, le preguntó:

—¿Necesitas algo?

«A ti. Necesito que vuelvas a ser cariñoso.»

—Estoy bien.

En cuanto se fueron, echó un vistazo a la cabaña.

«Me pregunto si cabré en esa bañera.»



___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 3rd 2014, 12:46

AHÍ ESTÁ EL CAP!!

COMENTEN!!!!!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 3rd 2014, 19:53

dios
siguela
no me gusta que nick sea asi...
Volver arriba Ir abajo
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 4th 2014, 22:30

HOLAAA!!! Nueeva lectoraa! Lei todo lo que has subido
hasta ahora en un dia tambien leo dama de treboles y ambas me encantann!!
Debes seguirlas soy adicta a ambas novelas! Comentare tan seguido como pueda de verdad!!  
Volver arriba Ir abajo
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 5th 2014, 13:03

SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA

SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA[/size]
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA
SIGUELA[/size]
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 13:53

Ahorita subo un cap!!!

Ya falta poco para que acabe la nove!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
nikatiikaa!!
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 227
Edad : 19
Localización : venezuela! cositas macabras...nick!
Fecha de inscripción : 03/08/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 14:05

Aaaahh!! Gracias graciias! Ya me estaba desesperando!
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 14:15

Capítulo 39



Información. Nick necesitaba información y la niña podía dársela, aunque él no hubiese visto a un niño en siglos y no tuviese idea de cómo tratarlos.

Pero no podía ser tan difícil, ¿no?

Caminó por un sendero y la niña corrió para mantener su paso; le faltaba el aliento, pero no paraba de hablar. Le recordó a ________ en Oblivion, cuando iba hablando sola de camino a la mina.

«¿Y qué no me recuerda a la bruja?» Había perdido la mañana buscando un lugar más seguro, y había pensado tanto en ella que pensó que acabaría por volverse loco.

Cuando estaban en su mina de Oblivion, Nick se había pasado horas mirándola, tratando de averiguar qué pasaba por la cabeza de ________ cuando los ojos se le llenaban de ternura. Le había parecido excitante estar a su lado. Se había sentido lleno.

Lo que sentía ahora era tan desgarrador que lo asustaba.

—Busca un lugar donde sentarte —le dijo a la niña—. Voy a cavar. —Una fosa les iría la mar de bien.

Si no fuera por el elevado número de enemigos inmortales que había por allí, aquella isla sería un buen lugar para vivir. La niebla ocultaba el sol y, aunque saliera, como había sucedido el día que lo capturaron, podría ocultarse bajo la copa de los árboles. El vasto bosque que los rodeaba estaba infestado de animales, de criaturas perezosas que parecían pedir a gritos que las cazara. Y en el agua había incluso más.

A esas alturas, Nick había bebido más sangre de la que bebía en Oblivion durante días.

La niña se sentó en una raíz que crecía en el suelo.

—¿Por qué vas a cavar aquí?

—Es un buen lugar para colocar una trampa. Así nadie podrá llegar a la... península.

—¿Por qué?

—Si alguien quisiera ir a la casa, tendría que pasar o bien por aquí o por el otro camino.

—¿Por qué?

Nick ignoró la pregunta y empezó a cavar.

—Háblame de _______...

—¿De verdad no sabes nadar? ¿A qué te dedicas? Pareces un bombero. —Abrió los ojos ilusionada—. Los bomberos tienen perros sordos —suspiró—. Yo quiero un perro.

La niña debió de callarse para tomar aire. Él tenía que esforzarse para comprender todas las palabras que decía, y al ver que seguía callada se preocupó.

—Ruby —le dijo, tratando de parecer serio—, quiero que me respondas a algunas preguntas sobre _______. ¿Está con un compañero?

—¿Quieres decir si tiene novio? Crow tiene miles de novios. No paran de venir al aquelarre.

Nick apretó el mango de la pala y a punto estuvo de convertirlo en polvo. «Les cortaré la cabeza y las utilizaré para decorar mis lanzas.»

—Crow es una de las brujas más guapas del aquelarre. —Con una astuta mirada, añadió—: A ti también te parece guapa.

—Ella es... —«Incomparable»—. No está mal —dijo—. ¿La gente tiene buena opinión de ella?

«¿O la odiaban tanto como a él?»

—Todo el mundo la quiere porque es muy divertida. Todo el mundo quiere ser su amigo.

Nick sabía lo «divertida» que era. La había visto desnudarse ante cientos de hombres, y estaba convencido de que todos querían ser sus «amigos».

Clavó la pala en el suelo.

—¿Desde cuándo la conoces?

—Desde siempre. Crow siempre me hace regalos —explicó—. Pero no tiene raíces.

—¿Qué significa eso? —le preguntó Nick, que se quedó atónito cuando del fondo del agujero empezó a brotar agua. Estaba por todas partes. Empezaba a adorar aquel lugar.

De joven sólo quería tres cosas: un hogar del que nadie pudiera echarlo, tanta agua y comida como pudiese necesitar, y ser noble y respetado como Kallen.

Allí podía hacer realidad dos de sus tres deseos.

—Significa que no tiene a nadie —dijo la niña, y luego añadió orgullosa—: Pero ahora me tiene a mí.

Nick empezó a atar cabos. Los padres de _______ la habían tratado tan mal que la idea de cuidar de una niña pequeña satisfacía una necesidad intrínseca de la bruja. ¿Podía odiarla por ello?

O, lo que era más importante, ¿podía él darle la espalda a aquella niña? Ruby tenía siete años. «La edad que yo tenía cuando dejé de tener madre, la edad que yo tenía cuando el destino empezó a castigarme.»

—¿Qué pasará cuando regreséis a casa? —le preguntó—. ¿Quién se ocupará de vosotras? —La niña juntó las cejas, y él se explicó mejor—: ¿Quién os comprará cosas?

—_______ gana una fortuna con sus hechizos.

Una fortuna. Él ya había deducido que provenía de una familia con dinero, pero no había querido asumir que era rica y él no.

—Nos compraremos un chalet.

—¿Un chalet?

—Una casa —aclaró ella cantarina—. Organizaremos fiestas. Tendrá piscina. ________ dijo que te invitaríamos.

«Me invitarán.» ¿La bruja no tenía intención de vivir con él? Mientras estuvieran en la isla no tendría más remedio. Allí, él podía ocuparse de ella. En el mundo de _______, Nick no tenía ninguna garantía de poder hacerlo.

Ruby tenía un insecto en la mano y lo observaba mientras se le paseaba por la palma. ¿No se suponía que las niñas tenían miedo de esas criaturas? Buscó entre sus recuerdos, pero el único que encontró fue el de una niña demonio riéndose de él cuando lo pilló comiendo de la basura. También recordó lo dolido y humillado que se sintió.

Cavó con más ímpetu, dispuesto a enfrascarse en la tarea.

—¿De verdad vienes de un mundo en el que no hay agua? —le preguntó la pequeña—. ¿Lo echas de menos?

—Había algo de agua —respondió él sin levantar la vista—. Y no, no lo echo de menos.

—Me apuesto lo que quieras a que echas de menos a tus amigos. Yo echo de menos a mis amigas.

—Yo no tengo amigos. —Cavó con más fuerza.

—¿Qué? Tienes que tener amigos. ¿No tienes una pandilla? Yo tengo una pandilla de brujas. Nos reunimos en el desván. Elianna, mi canguro, dice que vamos a conquistar el mundo. —Ruby tomo aire y añadió—. ¿Tienes familia?

—No, no me queda nadie. —El agujero era tan ancho como su torso y el agua le llegaba a las rodillas.

—¿No tienes padres?

Exasperado, dejó de cavar.

—No, Ruby, a mi madre la mataron, y...

—A la mía también —lo interrumpió la niña, atónita—. Lo hicieron los humanos. —Desvió la vista y le tembló el labio inferior.

Nick abrió los ojos, asustado; le tenía más miedo a las lágrimas que a una patada en los dientes.

Cuando la niña controló el llanto y se limpió la nariz con la manga del impermeable, Nick se sintió aliviado, y también sintió mucho respeto por ella.

—¿Los humanos también mataron a tu mamá?

Él soltó el aire que tenía en los pulmones.

—No, pequeña, pasó hace mucho tiempo.

El respeto que sentía por Ruby aumentó cuando la oyó:

—Algún día haré daño a los que lo hicieron.

—Estoy seguro de que lo harás —dijo sincero. ¿Y quién se aseguraría de que estuviera lista para vengarse, de que tuviera la fuerza y la destreza necesarias para hacerlo sin salir perjudicada?—Pero no puedes ir tras ellos hasta que sepas que vas a ganar.

—¿Y cómo lo sabré? —le preguntó ella ladeando la cabeza.

«Yo podría enseñarte. Yo podría ayudarte a vengarte.»

—Estoy convencido de que en el aquelarre te lo enseñarán. O ________.

—¿Sabes qué?, eres igual que yo. Los dos hemos perdido a nuestras mamás y los dos tenemos a Crow.

—¿Qué poderes tienes? —le preguntó él intentando cambiar de tema.

—Soy como Crow, pertenezco a sus tres mismas castas. —Nick le indicó que continuase con la explicación y la pequeña lo complació—: Guerrera, hechicera y conjuradora. Pero con este collar no puedo hacer nada. —Bajó la vista hacia el objeto en cuestión.

Él ya sabía que _______ era una hechicera, pero no tenía ni idea de que eso fuese un poder en sí mismo. Ojalá pudiera creer que lo había hechizado para que la deseara, pero lo que sentía Nick era demasiado potente como para ser sólo eso.

—Pero la magia de ________ va y viene. —La noche anterior, ella le había dicho que durante su estancia en Oblivion le desactivaron el collar. ¿Por qué su magia parecía ser tan imprevisible?

—Supongo —dijo Ruby encogiéndose de hombros—. Le pasa cuando no tiene una fuente de energía.

—¿Una fuente de energía?

—Se supone que no puedo contárselo a nadie.

Esbozando una torpe sonrisa, Nick la miró.

—Estás hablando conmigo, pequeña.

Ella lo miró suspicaz.

—¿Por qué dijiste que estabas casado con Crow?

Él se tensó y la falsa sonrisa desapareció.

—Porque lo estoy.

—Se lo pregunté a ella.

—¿Y qué te dijo? —le inquirió con tanta indiferencia como fue capaz.

—Me dijo que aun en el caso de que lo estuvieras, tú ya no querrías seguir estándolo.

Así que ________ no lo había negado. Y la noche anterior se había comportado como si quisiera que él la poseyera. Cuando le dijo que lo dejara solo, creyó ver que se sentía decepcionada.

Sería tan fácil creer que ________ quería empezar una vida a su lado... Pero sería mucho más fácil creer que fingía sentir cariño porque quería asegurarse de que las protegiera.

«Eso me suena.»

—Pero yo creo que sí quieres estar con ella —prosiguió Ruby—. Anoche en la playa te pusiste muy triste cuando ella se hizo daño.

¿Triste? Estaba muerto de preocupación, consumido por la angustia.

Y a pesar de eso, seguía teniendo dos problemas con respecto a la bruja: primero, no podía soportar la idea de perderla, e iba a hacerlo cuando ella descubriese su pasado o cuando regresara a su hogar... Y segundo, no sabía si podría volver a confiar en ella nunca más. Hacerlo sólo lo haría más desgraciado.

«Me enfrentaré a esto hora a hora, me negaré lo que más deseo en este mundo.»

—Anoche hablamos de ti.

—¿Ah, sí?

—Sí, si estás casado con Crow y ella me adopta, entonces tú también. Eres mi padrasmonio.

—¿Padrasmonio?

—Sí, un padrastro que es un demonio.

¿Padrastro significaba que era como su padre? ¿Por qué le había dicho ________ esas cosas a la niña? ¿Para presionarlo? Que tal desfachatez. Había dado por hecho que iba a cuidar de ella y de su criatura sin ni siquiera preguntárselo.

Se pasó una mano por la cara. ¿Por qué querría la bruja que él asumiera ese papel?

«¿Y tú qué crees, idiota?» Ella y la niña estaban indefensas en aquella isla.

Nick levantó la vista al oír que a Ruby le rugía el estómago.

—¿Tienes hambre?

Ella le sonrió avergonzada.

—Un poco.

Él miró la fosa que tenía a medias, y suspiró.

—¿Qué sueles comer? —Ya regresaría más tarde para terminar de cavar.

—Me gustan los nuggets de pollo con forma de dinosaurio, las minipizzas y los zumos orgánicos.

—¿Hay algo de eso por aquí? —le preguntó confuso. Y cuando ella negó con la cabeza, añadió—: Podríamos cazar algo para comer.

La niña se puso en pie de un salto con los ojos abiertos como platos.

—¡Me encanta cazar! ¡Yo siempre cazo ranas y arañas, y serpientes verdes!

—Muy bien. —Nick cogió la pala y salió de la fosa. Y al pasar junto a la niña, ella levantó la mano.

Él la miró extrañado.

—¿Qué? ¿Te has hecho daño? —________ le arrancaría la cabeza...

Ruby deslizó la mano en la suya.

Nick se quedó mirándola consternado, y estuvo a punto de apartarse. ¿Por qué estaba haciendo eso la niña? «No entiendo nada.»

—¿Nos vamos? —le dijo entonces levantando la vista.

Aunque él sentía una incómoda opresión en el pecho, respondió:

—Sí, nos vamos, deela.

Y le cogió la mano.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 14:31




_______ estaba pensativa en la bañera de madera, y no sólo porque tuviera miedo de clavarse una astilla en el lugar equivocado.

Había tratado de quitarse el torquímetro con un torniquete. Casi se había asfixiado, pero el collar ni siquiera se había movido. Soltó una amarga maldición y se hizo a la idea de que no tendría poderes hasta que regresara a casa.

Estaba sentada con las rodillas pegadas al pecho y se estaba enjabonando el pelo, mientras pensaba qué podía hacer para reconquistar al demonio. Ella estaba acostumbrada a caerle bien a la gente. No es que fuera por allí adoptando gatitos abandonados ni salvando a monjas del infierno nuclear, pero intentaba hacer lo correcto. Seguro que Nick terminaría por ablandarse, seguro que entendería que había actuado por necesidad.

A pesar de que estaba enfadado con ella, ________ sabía que a él todavía le importaba. Pensó en cómo había reaccionado en la playa, recordó que le había suplicado que se despertara. Se le ponía la piel de gallina sólo de pensarlo.

Pero no tenía tiempo de dejar que las cosas siguieran su curso normal. Ese día se había dado cuenta de dos cosas: la primera era que era un problema no tener poderes y depender de alguien era incluso mucho peor que estar al aire libre. Y la segunda, que necesitaba que el demonio estuviera de su parte, para así poder escapar de aquel lugar lo antes posible.

La Dorada y sus fieles wendigos podían seguir merodeando por allí, entre otras muchas amenazas.

Cuando _______ era pequeña, tenía pesadillas con esas criaturas. Eran seres hambrientos que se comían a cualquiera que se cruzara en su camino, mortal o inmortal. Los devoraban con frenesí. Y había algo mucho peor que ser devorado con vida: convertirse en uno de ellos. Un solo mordisco, un arañazo y en pocos días...

_______ sabía que a corto plazo Nick las mantendría a salvo, pero ¿cuánto tardaría la isla en estar infestada de aquellas contagiosas criaturas de la Tradición?

Se echó agua en la cabeza y se aclaró el pelo mientras se imaginaba cómo serían las cosas cuando los tres regresasen a Nueva Orleans. ¿Cómo sería la vida de Nick? Seguro que tendría trabajo. Con su fuerza, velocidad y capacidad de recuperación, tendría tanta demanda como mercenario que no tendría gracia.

¿Lo aceptarían los otros demonios como a uno de los suyos? Las brujas sí, tarde o temprano. Mari y Elianna lo adorarían en cuanto supieran que les había salvado la vida a ella y a Ruby varias veces.

La niña gritó.

_______ se levantó de la bañera con el agua chorreándole por la cara y salió de la cabaña. Afuera llovía, y volvió a oír otro grito.

—¡Ruby! —siguió el sonido entre los árboles hasta llegar a la pendiente más suave de la colina—. ¿Dónde estás? —Los arbustos le arañaban las piernas—. ¡Ruby! Respóndeme... —_______ se calló en cuanto la vio, y su aprensión desapareció ante la escena.

Estaba en la playa con el demonio, y se estaba riendo mientras saltaba por entre los peces que se arremolinaban junto a sus pies.

Nick iba sin camisa y el agua le llegaba a las rodillas. Atrapaba peces que luego lanzaba a la orilla. Y _______ habría jurado que estaba sonriendo hasta que la vio.

Ella se pasó el antebrazo por los ojos y se colocó detrás de un arbusto que la tapaba hasta la cintura. Se cubrió los pechos con el otro brazo.

—Me has asustado.

—¡Estamos pescando, Crow!

«Y a mí casi me da un infarto, Ruby.»

—Me alegro, cariño. —Su mal humor desapareció en cuanto se dio cuenta de que ésa era probablemente la primera vez que oía reír a la niña desde la muerte de su madre.

Miró a Nick para darle las gracias, pero la ardiente mirada de él la dejó sin habla. Ruby no se había dado cuenta, o no le importaba, que _______ estuviera desnuda. Pero Nick...

Antes de meterse a toda prisa en el agua, los ojos se le quedaron negros y entreabrió los labios. Por todos los dioses, ella también reaccionó. La piel bronceada del demonio estaba empapada, los esculturales músculos de su torso se flexionaban con cada movimiento, el tatuaje le recorría el cuerpo. «Me gustaba dibujarlo con los labios.»

En cuanto pudo levantar la mirada, el rostro de él la hizo suspirar. La rubia barba incipiente, aquellas facciones tan marcadas, aquella boca. Pero cuando ella se mordió el labio inferior, Nick apartó furioso la mirada.

«Oh, bueno, poco a poco», pensó animada al haber comprobado que él seguía interesado. El demonio seguía deseándola.

—Continuad pescando —dijo.

Y de regreso a la cabaña, notó que él la seguía con los ojos, marcándola como si le perteneciera.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5808
Edad : 21
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Agosto 9th 2014, 14:37

Ahí está!!!

COMENTEN!!!!!!!

Y BIENVENIDA Nikatiikaa!! Welcome 

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   Hoy a las 17:30

Volver arriba Ir abajo
 
El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 13 de 16.Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 12, 13, 14, 15, 16  Siguiente
 Temas similares
-
» El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación
» - Una Mujer a Mi Medida - Nick&Tú - Adaptación
» Dejando el paraíso, Nick y tú (Adaptación)
» Por Casualidad - (Nick & tú) Adaptación MEGA HOT
» Patito Feo [Nick y tú] Adaptación -Terminada-

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: