Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte
 

 El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 5 ... 7, 8, 9 ... 12 ... 16  Siguiente
AutorMensaje
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeMayo 31st 2014, 16:45




El sonido de su voz era tan agradable, en especial después de haberse pasado solo tantos años. Cada palabra le resultaba fami­liar, incluso a pesar del acento extranjero, pero después de tanto tiempo, le resultaba imposible relacionar los vocablos con algún significado. Lo único que conseguía era recordar las torturas del Virrey.

A Nick empezaron a torturarlo tres semanas después de morir. El vampiro lo sacó de la celda justo después de que mata­se a Kallen, pero sólo para humillarlo.

El Virrey estaba obsesionado con que tenía que ser más vam­piro que demonio; quería conseguir que jurara fidelidad a la Hor­da. Muy pocos rituales scârba funcionaban, y Nick era un bien muy preciado, un bien al que no estaban dispuestos a renunciar así como así.

Antes lo destruirían para siempre.

El Virrey trató de obligarlo a olvidar la lengua demoníaca, qui­so que hablara sólo el idioma de los vampiros. Cada vez que él se negaba, le cortaban la lengua. Y cuando les escupía sangre, lo azo­taban hasta que ya no le quedaba piel.

Y ahora, si quería comunicarse con su compañera, tendría que resucitar ese idioma y enfrentarse a los recuerdos que llevaba in­trínsecos. Nick sabía que lo pagaría muy caro, que lo consu­mirían las pesadillas.

La miró y soltó el aire que retenía en los pulmones. Volvió a quedarse sin aliento al ver lo bella que era, y la contempló tan em­bobado que incluso tropezó en la oscuridad.

Ella lo miró y sus mejillas adquirieron un tono rosado. Ver­gonzosa, se colocó un mechón de pelo detrás de la oreja y mur­muró algo mirándolo a los ojos.

¿Cuántas ganas tenía de saber lo que le había dicho?

Muchísimas...

_________ acababa de farfullar que el demonio tenía más capas de las que ella se había imaginado cuando de repente se detuvie­ron delante de la entrada de la mina.

Otra capa, pero ésta era sucia, y espeluznante.

Delante de la entrada había una docena de lanzas que hacían las veces de empalizada. En lo alto de dichas lanzas había ¡cabe­zas cortadas! Al parecer, nunca tenía suficientes.

En su colección las había de todas las criaturas imaginables; demonios, gouls, monstruos alados. Así que eso era lo que hacía con ellas. No era de extrañar que los otros demonios lo temiesen.

Fegley no había exagerado: _________ correría un gran riesgo si se metía en la guarida de aquel dempiro. Si Jonas veía sus recuerdos.

Se quedó pensativa y miró el camino infestado de trampas; y levantó los ojos al cielo, cada vez más negro. Era preferible entrar en la cueva.

—Casa —dijo él cuando ella volvió a mirarlo.

Parecía sentirse orgulloso de sí mismo, y le dio unos segundos para que observara todos sus trofeos de caza. Un insecto enorme salió de la fosa nasal de una de las cabezas. «Precioso.»

El demonio la miró expectante, como si esperase que ella lo felicitara por su colección.

—Me encanta lo que has hecho con este lugar. A simple vista es impresionante. —Lo miró a los ojos—. Lo digo en serio.

Él la miró sin entenderla, y luego la empujó con cuidado ha­cia la entrada. Justo antes de cruzar el umbral, volvió a detenerse. Se colocó una mano en el pecho y dijo:

—Nick.

Ella se quedó perpleja. ¿Ahora iban a presentarse? ¿En serio?

—Está bien, yo soy _________.

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeMayo 31st 2014, 16:55




El demonio asintió y repitió entrecortado su nombre:

—___—___. —Luego la guió dentro.

¿Quería presentarse antes de entrar en su casa? Una capa más.

Dentro de la mina no hacía viento, y, comparado con el exte­rior, el aire era húmedo y fresco, igual que en Nueva Orleans. Ha­bía piedras de lava esparcidas por todas partes, iluminando el ca­mino, a pesar de que a él no le hacía falta ninguna ayuda para ver en la oscuridad.

También había acueductos de piedra junto a la pared con pe­queñas lagunas a intervalos separados. Y en la arena tuneles rotos y garrafas. Por las grietas entre las que se colaba el agua, salían co­lumnas de vapor.

Así que en aquello consistían las legendarias minas de agua de Oblivion; en lagunas de agua atrapadas dentro de una mina, como si fueran yacimientos de oro.

A medida que Nick iba adentrándose más en la cueva, el camino se bifurcaba y él la guió por uno de los túneles secunda­rios. _________ no tardó en ver una zona más iluminada más adelan­te. Cuando llegaron al final del camino, comprendió que estaban en su guarida.

La guarida del demonio. Era verdad lo que se decía de esta es­pecie, que eran seres muy terrenales. Y aquél quería acostarse con ella. La cueva estaba repleta de piedras de lava que funcionaban como radiadores, iluminándola al mismo tiempo. Había un camastro en el suelo, junto a una hoguera preparada para cocinar. ¿Comía además de beber sangre?

La hoguera estaba situada bajo una grieta de la cueva, proba­blemente servía de chimenea para extraer el humo. Esparcidas por el suelo había cuerdas, cadenas y navajas que con toda segu­ridad debía de haber utilizado para preparar las trampas que an­tes le había enseñado. Había huesos por todas partes.

En una pared vio una pila de madera seca para hacer fuego. En otra, unas cuantas mochilas de asalto abandonadas, muchas salpicadas de sangre. Las había a docenas. ¿Los huesos serían unos suvenires más?

Él seguía mirándola con aquella expresión tan escrutadora. Le señaló las mochilas y abrió la boca como si quisiera darle una ex­plicación, pero luego no lo hizo.

Al ver que ella no le daba la más mínima importancia —a _________ le importaba un comino que hubiera matado a aquellos mortales—, Nick la llevó hasta la cama y luego fue a encen­der el fuego.

El demonio había demostrado tener educación al presentárse­le. Y ahora estaba siendo hospitalario. Sí, era verdad que tenía ten­dencia a gruñir y a clavarle los colmillos, pero _________ no podía dejar de pensar en aquella cabeza que le había lanzado a los pies.

Dado que ahora sabía que se trataba de un gran regalo, llegó a la conclusión de que la estaba... cortejando.

Ojalá pudiera entenderle mejor. La barrera idiomática era un problema. Pero él le había dicho una palabra en inglés. ¿Sabría más? Tenía que averiguarlo.

Cuando Nick regresó cargado de leña y se agachó para en­cender la hoguera, _________ se quedó cautivada con el cuerpo del de­monio. Los desgastados pantalones de piel se le pegaban a los mus­los y las caderas y, bajo las garras, tenía unos dedos largos y fuertes.

Mientras colocaba los troncos con pericia, se le marcaban los músculos bajo la cota de malla, y el tatuaje se movía sinuoso so­bre su piel.

«Tiene un cuerpo que es demasiado.»

Pero, por todos los dioses, estaba cubierto de pintura de gue­rra y en general hecho un desastre. Las trenzas, que le colgaban delante de la cara como si fueran una cortina engrasada, eran ho­rribles. ¿Y aquella barba desgreñada? _________ mataría por ver lo que se escondía debajo.

El demonio no tardó en encender el fuego, y ella se acercó en busca de la calidez de las llamas. Pronto le pesaron los ojos. Él respiró hondo y se quedó mirándola. Sus ojos se oscurecieron. Nick era feliz teniéndola allí, y _________ sintió como si la hubiera arrollado un camión.

¿Una cantidad tan pequeña de felicidad bastaba para darle a ella tanto poder?

El demonio era mucho más fuerte que cualquier otra criatura de la Tradición, pertenecía a una de las especies más feroces y todo en él era exagerado. Tenía lógica que su felicidad le propor­cionara más poder que la de ninguna otra.

_________ se apostaría lo que fuera a que si se acostaba con él se­ría enormemente dichoso.

Al parecer, era un guerrero impredecible, un devoto coleccio­nista de huesos y una fuente inagotable de poder para ella, pues irradiaba felicidad con cualquier cosa remotamente relacionada con lo sexual.

_________ tragó saliva. «Lo único que tengo que hacer es poner esa fuente en marcha.»


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeMayo 31st 2014, 16:56

COMENTEN!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con
Lady_Sara_JB

Cantidad de envíos : 1582
Edad : 23
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeMayo 31st 2014, 17:21

aceptara estar con el?
dios...
siguela
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 10:50

Ahorita subo cap!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 12:09

CAPÍTULO 13



«Mi compañera, en mi casa.» Ya no volvería a pasar más noches solo. Había encontrado a su alma gemela.

Ella se acercó a la hoguera y las llamas se reflejaron en su pelo negro y en los ojos verdes. Tenía los ojos más sensuales que Nick había visto nunca, y, al parecer, él no podía dejar de mirár­selos.

Por fin tenía a su compañera a su lado. Por fin iba a poder cui­dar de ella, a poseerla.

La idea de proteger a su alma gemela lo excitaba. Igual que buscarle comida. Ya se estaba imaginando cómo ella le daría las gracias, con su cuerpo... o con su boca.

Clavó la mirada en los carnosos labios y tuvo que contener un gemido al recordar lo que ella le había dicho en demoníaco. Se la imaginó preguntándoselo de nuevo, pero esta vez de rodillas de­lante de él, desnuda. En las negociaciones que habían mantenido antes, ella no había dicho nada de que Nick no pudiese hacer nada con los labios... ni ella con los suyos.

Él nunca había tenido sexo oral, nunca había sentido ese placer. «Aunque a mí me obligaron a dárselo a otros miles de veces», pen­só apesadumbrado. Tardó unos segundos en relajar los músculos y sacudirse de encima el resentimiento que hacía siglos que sentía.

Nick siempre se había preguntado qué se sentía, qué tenía aquel acto que conseguía poner a un hombre de rodillas, que ha­cía que uno deseara repetirlo una y otra vez.

¿Podría convencer a su compañera de que satisficiera su cu­riosidad de una vez por todas?

Quizá esa noche le dejaría hacer algo más. Sí, _________ le había dicho que nada de sexo, pero sólo lo había dicho porque tenía miedo de que le hiciese daño. Y, evidentemente, él no había acep­tado, porque en cuanto pudiese demostrarle que era capaz de to­carla sin hacerle daño, seguro que podría poseerla.

Lo que sí había jurado era no beber su sangre, y se esforzaría por cumplir su palabra, al menos hasta que consiguiera explicarle lo que aquel acto significaba y por qué ella no podía seguir negán­doselo.

De camino a su guarida, Nick se había dado cuenta de que, con ella, satisfacer la sed de sangre no era lo más importante.
Lo más importante era la conexión, la cercanía que sentía con _________. Jamás se había sentido tan unido a nadie como cuando la había mordido.

«¿De verdad se ha mareado por mi culpa? ¿He bebido dema­siada sangre?»

Trató de recordar lo que sentía él cuando lo mordían...

Por el momento iba a conformarse con sangre animal, incluso aquella misma noche. Aunque había bebido de la sangre de ella, también había perdido mucha al defenderla.

A _________ le rugió el estómago y al ver que estaba hambrien­ta, él se puso en pie de un salto y se fue diciéndole que iba a vol­ver con un festín de aves que ella podría cocinar.

Levantó un dedo y le dijo que esperase allí, donde estaría a sal­vo. Las bestias evitaban aquel lugar por una mera cuestión de su­pervivencia. Y sus enemigos, Ronath incluido, no podían teletransportarse. Aun en el caso de que hubiese aprendido a hacerlo durante aquel intervalo de años, no podía rastrear directamente al interior de la mina, pues nunca había estado allí.

Al ver que ella no respondía, Nick movió el dedo con más insistencia.

_________ puso los ojos en blanco y señaló el fuego, como si qui­siera decirle que no pensaba alejarse de la fuente de calor.

Él salió para llevar a cabo su nueva misión, regresó a la noche y cazó con rapidez. Media hora más tarde, de vuelta en la guarida, se detuvo en una de las lagunas para rellenar la cantimplora.

Como de costumbre, se puso nervioso al acercarse al agua. Sudó igual que hacía siempre que estaba al lado de algo más grande que un charco. Le pasaba desde que era pequeño.

Sin embargo, por primera vez en varios siglos, se obligó a arrodillarse para estudiar su reflejo. Intrigado por saber cómo lo veía _________, echó un vistazo.

Tenía cuernos y colmillos; y ella no. Ella tenía la piel suave y limpia, y él estaba sucio y barbudo. Iba hecho un desastre y tenía la ropa destrozada.

Y eso era sólo lo exterior.

Nick no sabía leer ni escribir, ni tampoco sabía nada de números, y sus orígenes no podían ser más bajos. «Fui un escla­vo y me... Maté al único amigo que tenía.» Frunció el cejo, gol­peó el agua y quebró su reflejo.

Aprovechando que Jonas no estaba, _________ se quitó las botas e hizo un hechizo para curarse los pies, cortesía de la felicidad del demonio. Cuando se hubo regenerado la piel, movió los dedos por encima de la arena.

Todavía le quedaba algo de poder. Si conseguía que él fuera lo suficientemente feliz, podría hacer hechizos más grandes, quizá hasta uno de fuerza tres sobre cinco en la escala de las brujas.

Te­nía uno en mente.

Sabía que tenía que guardar alguna reserva, así que sólo se per­mitió un hechizo curativo más; tenía que elegir entre el mordisco del cuello, el golpe en el pecho o la muñeca rota. Ésta ya se le esta­ba curando sola, y el mordisco tampoco le dolía tanto. Esa segun­da vez, Nick le había clavado los colmillos sin desgarrarle la piel.

Estaba mejorando. _________ se estremeció al recordar lo que había sentido. Una punzada de dolor seguida de un cálido placer.

Se miró el pecho y se preocupó un poco al ver el morado en forma de la mano del demonio. La marca le iba casi de hombro a hombro. «Elijo el pecho.»

Otro hechizo y el morado desapareció.

Poco después, Nick regresó con la cantimplora llena de agua y lo que parecían ser dos pájaros muertos. Estaban a medio camino entre unos faisanes y unas gallinas.

Él miró atónito sus pies sin llagas durante unos segundos, y luego trató de pasarle los bichos.

— ¿Qué esperas que haga yo con ellos? —Lo miró con cara de «A mí no me mires».

Él soltó otra retahíla de palabras en demoníaco, aunque esta vez aparecía el nombre de ella. _________ se sentía como un perro de dibujos animados mirando a su amo:

—Blablablá _________ blablablá.

Al final, le dio la cantimplora y, mientras ella bebía, él le arran­có la cabeza a uno de los pájaros con la misma facilidad que si hu­biera descorchado una botella de vino. Colocó el ave cabeza abajo para que se desangrase, y _________ escupió el agua y a punto estuvo de vomitar.

Él frunció el cejo al ver su reacción, pero, no obstante, cogió la caza y salió fuera. Cuando regresó las dos aves estaban ya lim­pias, desplumadas y desangradas.

_________ se dio media vuelta al ver que las colocaba sobre el fuego. Pero cuando empezaron a asarse, fue incapaz de dejar de mirarlas. A pesar de que estaba muerta de hambre, y de que olían muy bien, no sabía si sería capaz de comerlas.

Ella no era vegetariana, ni mucho menos, pero si él le hubiera dado aquellos dos pájaros antes de matarlos, seguro que se ha­brían convertido en sus mascotas.

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 12:17



Pero la verdad era que se le estaba haciendo la boca agua y que el estómago le hacía tanto ruido que él sonrió. Seguro que estaba pensando: «Me apuesto lo que quieras a que te alegras de haber ve­nido conmigo».

—Ríete todo lo que quieras, demonio. Sigue así de contento y pronto podré freírte y quitarte esa mirada de satisfacción de la cara.

Mientras las aves seguían asándose, caminó descalza hasta las mochilas y empezó a buscar cualquier cosa que pudiera hacerle más fácil la vida en el infierno.

Todas las mochilas llevaban una etiqueta con el nombre de su propietario, pero en vez de poner sargento, o soldado raso, sólo ponía oficial, como si fueran de una empresa de seguridad priva­da. El oficial Hostoffersson tenía una navaja multiusos así como un neceser con una cuchilla de afeitar y otros utensilios de aseo masculino. «Si se lo lanzo a la cabeza, pillará la indirecta.»

El oficial Lindt no llevaba chocolate, pero sí una petaca. _________ la abrió y olfateó su contenido. Tenía que ser Jack Daniel's.

Las mochilas más grandes contenían mudas limpias —camise­tas negras, pantalones de camuflaje— y sacos de dormir. Esa mis­ma noche probaría uno. Ah, dormir a cubierto, con comida en el estómago y bien calentita, y sin tener que preocuparse de que la atacaran las bestias. Todo un lujo.

Seguro que después de descansar lo vería todo con más clari­dad y encontraría el modo de liberar a Ruby y a todas sus amigas y aliados.

Miró al demonio y se preguntó si él también estaría cansado. ¿Los dempiros dormían igual que el resto de los inmortales? Vio que él la estaba mirando; en su rostro volvían a brillar aquellos impresionantes ojos azules.

—Me juego lo que quieras a que anoche tú tampoco dormis­te demasiado. Con eso de perseguirme, ya sabes. Y mira, ahora estoy aquí.

Él se encogió de hombros.

_________ dejó de mirarlo e inspeccionó el lugar. «Así que aquí es donde voy a perder el tiempo.» Parecía seguro y protegido de la intemperie. Mientras el demonio siguiera contento de tenerla a su lado, ella podría alimentarse de esa felicidad y adquirir así la ener­gía necesaria para mantenerlo a raya.

Pero era más que evidente que aquella cueva necesitaba un to­que femenino. «Así soy yo, muy hogareña.» _________ suspiró y se levantó. Él no trató de detenerla, lo que era buena señal, pues ella no estaba acostumbrada a tener que negociar, y mucho menos si tenía que recurrir al lenguaje de los signos para hacerlo.

El demonio la observó fascinado mientras recogía lo que espe­raba que fuesen unos huesos de animales y los llevaba junto a la pila de leña para el fuego.

Después, enrolló las cuerdas y las cadenas y guardó las incon­tables dagas en una esquina que estaba vacía. Al terminar, se vol­vió hacia la cama, en la que él acababa de sentarse.

—Levántate, demonio —le dijo, haciéndole con la mano un gesto para que la comprendiera. Tuvo la sensación de que a él le hacía gracia, pero no se movió.

_________ tocó entonces la punta de la sábana y lo miró con cara de asco. Nick se levantó. Ella quitó la sábana, y en su lugar co­locó un saco de dormir.

—Ya puedes volver.

Pero cuando cogió un segundo saco para colocarlo al otro lado de la hoguera, el demonio por fin expresó su opinión sobre los cambios. Levantó dos dedos en el aire y le dejó claro que si quería podía preparar dos camas, pero que iban a utilizar sólo una.

Ignorándolo por completo, _________ desenrolló el saco, que él volvió a enrollar con asombrosa facilidad. Tanta rapidez la cogió desprevenida y se tambaleó. Al mover los brazos, el anillo que había recuperado antes se le cayó al fuego.

— ¡Mi anillo, mi anillo, mi anillo!

Nick desvió la mirada del fuego a ella y arqueó una ceja.

Aquella joya era lo único que tenía de sus padres, el único re­galo personal que le habían hecho en toda su vida. Se llevó las manos al pecho en señal de súplica.

El demonio asintió decidido. Metió las manos en las llamas y buscó el anillo entre las brasas. Lo encontró y se lo mostró a _________, pero lo apartó en el último segundo para soplarlo y enfriar­lo antes de entregárselo.

¿Cómo era posible que aquel ser que tenía su casa decorada con cabezas cortadas fuera al mismo tiempo tan... atento?

Nick le dio el anillo y ella suspiró aliviada al ponérselo. Pero entonces se dio cuenta de que él se había quemado.

— ¡Estás loco, neandertal! —Antes de poder evitarlo, se arro­dilló a su lado y le cogió las manos.

A Nick empezaron a pesarle los párpados. Ella lo estaba tocando y ya no sentía dolor, sólo placer. Después de pasar tanto tiempo solo...

«Mantén los ojos abiertos, Jonas, así lo disfrutarás más.»

Ella le dijo algo. Tenía la respiración entrecortada, pero él no entendió ni una palabra. Aunque sospechó que se trataba de algo afectuoso. Y quiso más. ¿Cómo podía conseguirlo?

Trató de recordar lo poco que sabía sobre el sexo femenino para ver si así encontraba el modo de que aquella hembra en con­creto lo tratase siempre con cariño.

Sus conocimientos eran muy... limitados.

Nick casi no había conocido a su madre: una puta que lo odiaba y que lo vendió como esclavo, y que al final intentó ha­cerle algo aún mucho peor. No era ningún ejemplo que seguir. En los años que se había pasado como esclavo, apenas había visto a ninguna hembra, y siempre desde la distancia. A los ca­torce años, conoció a una joven demonio de clase alta que se burló de él al verlo comer basura y también cuando él le pidió un poco de agua.

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 12:21




«No sé nada sobre ellas.»

Mientras seguía pensándolo, apartó un mechón de pelo del rostro de _________. La caricia fue tan suave que ella lo miró sor­prendida, incluso... interesada. A él volvió a sorprenderlo lo ex­presiva que era. Su rostro era muy fácil de leer, y Nick se dio cuenta de que podía aprender de ella. Su compañera le enseñaría cómo conquistarla.

«No sé nada sobre su género. —Le cogió las manos entre las suyas y la acercó un poco a él—. Pero ella me enseñará.»

«¿Se puede saber qué me pasa?» _________ no sabía qué la había impulsado a correr junto al demonio, y mucho menos a tocarlo. Cuando trató de soltarle la mano, él se la apretó con fuerza.

— ¡Vas a volver a hacerme daño! —exclamó al retirarla.

Jonas se quedó mirándola pensativo. Y ella vio horrorizada cómo metía la otra mano en el fuego.

— ¿Qué estás haciendo? —gritó, y saltó hacia adelante para ti­rarle del brazo.

Nick mantuvo la cabeza alta y le ofreció la mano recién quemada.

_________ suspiró resignada y la aceptó; empezó a acariciársela con los dedos.

— ¿Estás dispuesto a hacerte daño sólo para que te toque? —Le dio lástima; se había pasado tantos siglos solo que no duda­ba en hacerse daño para obtener algo de afecto.

Le comprendía perfectamente...

De repente, recordó lo que le sucedió a ella en su octavo cum­pleaños. Sus padres le organizaron una fiesta; el gran evento tenía lugar en la terraza de su mansión y había farolillos colgando de las ramas de los robles, balanceándose por encima de los invitados.

Pero a _________ no la habían invitado.

Se acordó de cómo tembló de desesperación, convencida de que iba a morir si sus padres no le prestaban atención. Se zafó de sus niñeras y, cabalgando en su poni, saltó sobre la terraza. O lo conseguía o moría en el intento, pero fuera cual fuese el resulta­do, no tendrían más remedio que fijarse en su hija. Desesperada, temblando, pensaba «Por favor, miradme».

Se cayó de la silla, se rompió el brazo y se abrió la cabeza. Cuan­do se despertó, sus padres ya se habían ido de vacaciones y la ha­bían dejado a cargo de unas niñeras más estrictas que las anteriores.

Siempre que _________ pensaba en su niñez, lo primero que re­cordaba era aquellas ansias de que alguien la quisiera. Incluso aho­ra que era una adulta, a veces se despertaba con aquel vacío en el pecho.

Y, sorprendentemente, lo primero que había conseguido dis­minuir esa sensación había sido saber que iba a compartir su fu­turo con Ruby.

—¿Ara? —dijo Nick con voz ronca.

— ¿Qué? —Él la estaba mirando de nuevo—. Estoy bien. —A pesar de que no hablaban el mismo idioma, cuando él la mi­raba, tan pendiente de todos sus gestos, _________ tenía la sensa­ción de que la escuchaba como nadie lo había hecho antes.

Él levantó un dedo y, acto seguido, se puso en pie de un salto y se alejó del fuego. Cuando regresó, llevaba la mochila de ella. Debía de haberla encontrado la noche anterior junto con el resto de sus cosas.

Se la dio como si supiera que estaba triste y quisiera alegrarla.

—Es un detalle muy bonito, demonio. Gracias. —Él quería gustarle, lo que significaba que podía manipularlo.

«Voy a conseguir que vaya al portal. Ahora ya sé cómo.»

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 12:24

COMENTEN!!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con
Lady_Sara_JB

Cantidad de envíos : 1582
Edad : 23
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 6th 2014, 15:57

demonios 
esta buenisima
siguela 
pronto
me encanta la forma en la que se van entendiendo
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 9th 2014, 11:39

AHORITA SUBO CAP!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 9th 2014, 13:49

CAPÍTULO 14



«Toma y daca.»

Nick le había dado refugio y un regalo, y acababan de co­merse la cena que él había cazado.

En circunstancias normales, habría comido con las manos y habría devorado la cena sin contemplaciones. Pero por ella, cortó la comida en porciones y se las ofreció con la daga. Poco a poco, consiguió que _________ accediera a que le diese de comer, y abrió la boca para atrapar entre sus delicados dientes blancos la carne que él le servía en la punta de su cuchillo. Lo que hizo que Nick empezara a sudar...

Toma y daca. Ahora quería algo a cambio.

Estaba tan acostumbrado a resignarse, lo había hecho toda la vida. Pero ya no podía seguir negando la necesidad que sentía de que ella lo tocara.

«Quiero acariciar los pechos de mi compañera por primera vez, y quiero oírla suspirar de placer junto a mi oído.»

La única vez que se había visto metido en relaciones sexua­les había sido porque tenía hambre o porque lo habían obliga­do, o por ambos motivos a la vez. Nick nunca había estado con otra persona porque quisiera. Y ahora quería saber lo que se sentía al desear a alguien, lo que se sentía al estar con ese al­guien.

Antes, _________ le había explicado con mímica que, si bien él ha­bía sentido placer la noche anterior, ella sólo había experimentado dolor. Él había alcanzado el clímax dos veces y ella ninguna. Nick notó que se incomodaba.

¿Por qué iba aquella belleza a querer estar con él?

_________ bostezó y estiró los brazos por encima de la cabeza, haciendo que los pechos se le pegaran contra la camiseta. Por to­dos los dioses, Nick jamás había tenido tantas ganas de ver un cuerpo femenino. Su curiosidad era más que comprensible: jamás había visto a una hembra como ella.

«Y sólo yo disfrutaré de su cuerpo durante el resto de mi vida.»

Deslizó la vista hasta el extremo de la falda de _________, hasta la sombra que se ocultaba debajo. ¿Cómo sería estar allí? De pe­queño, la idea de estar con una hembra y eyacular entre sus pier­nas lo había excitado mucho. Sabía que ellas se ponían húmedas por dentro, pero ¿era una humedad cálida, suave?

Recordó que, años atrás, le había oído decir a un demonio:

—La única diferencia entre tener relaciones con tu propia mano y una hembra es que, al terminar, tu mano no te sigue a todas partes.

Él se miró la mano y recordó la última vez que se había masturbado. Seguro que _________ sería mucho más suave.

Curiosidad. Posibilidades. Preguntas sobre el sexo que nunca había llegado a formularse. Si lograba convencerla de que no vol­vería a hacerle daño, quizá averiguara las respuestas.

—_________.

— ¿Sí? —Miró al demonio relajada. Hacía días que no se sentía tan satisfecha. Había bebido agua hasta saciar su sed y había comi­do unas gallinas faisanes estupendas. Antes, cuando comprendió que él quería darle de comer como si fuera una especie de masco­ta, bromeó y dijo—: ¿Sin platos? Bueno, supongo que así ensucias menos.

Pero al final lo dejó que se saliera con la suya.

Si no fuera por aquel ejemplar masculino de más de dos me­tros que tenía delante y que se iba excitando por segundos, ya es­taría dormida.

—Sexo —dijo él en inglés.

— ¡¿Qué?! —Casi se cayó de bruces. Estaba convencida de que ya habían zanjado ese tema.

Aunque, pensándolo bien, él no le había prometido nada acerca de eso.

—Sexo —repitió. Luego se golpeó el pecho y dijo—: Nolo fortis.

Gracias a todas las veces que había utilizado el término legal «nolo contendere» —acto procesal mediante el cual el acusado no se opone y acepta la acusación—, _________ sabía qué significaba «nolo». Nick estaba tratando de decirle que no quería hacerle daño.

En primer lugar: ella no iba a subirse al tren y a confiar en el demonio. Y en segundo lugar, aun en el caso de que creyera que no iba a hacerle daño, no podía acostarse con él. Dejando a un lado el hecho de que podría quedarse embarazada de un dempiro, _________ no tenía ninguna necesidad de que intimaran; eso sólo serviría para complicar las cosas.

—Nada de sexo. —Acompañó la negación con un movimien­to de cabeza.

Él movió las manos impaciente, preguntándole por qué con el gesto.

De acuerdo, quería saber por qué. Veamos, ¿cómo podía expli­carle con mímica que iba a traicionarlo? No, esa respuesta no sería la más acertada, así que se arrodilló a su lado en el suelo y aplanó un trozo de arena. Con un dedo, dibujó las tres cimas de la mon­taña y al lado añadió una puerta. Finalmente dibujó una casa.

Minde casa —dijo.

Él demonio asintió.

Luego, _________ lo señaló a él y a continuación a sí misma, y des­pués caminó con los dedos desde la montaña hacia el dibujo de la puerta, para al final detenerse en su casa.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming


Última edición por ILoveEzraFitz♥ el Junio 13th 2014, 19:44, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 9th 2014, 13:51




Nick volvió a asentir, comprendiendo lo que le estaba di­ciendo, pero en seguida se señaló a él y luego a ella y entrelazó las manos.

— ¿Juntos? Sí, nos iremos juntos. —El demonio la seguiría. Lo había convencido de la primera parte del plan. Ahora a por la segunda—. Nada de sexo hasta entonces.

Él frunció el cejo.

_________ señaló el dibujo de la casa.

—Cuando estemos allí. Sexo.

Ella quería irse con él de aquel plano, quería cruzar el portal y regresar a su casa.

Nick sabía que existían otros planos, y que se rumoreaba que algunos eran lugares celestiales. De pequeño, había oído his­torias acerca de sitios que tenían el cielo azul. Menuda fantasía. Decían también que allí la comida salía directamente del suelo, que no hacía falta cazar.

También había leyendas sobre agua que caía del cielo, y pue­blos donde todo el mundo era rico.
Pero a medida que fue haciéndose mayor, Nick se dio cuenta de que todos los que cruzaban el portal contaban historias distintas. Unos decían que los campos eran dorados, otros que eran verdes. Algunos decían que los océanos eran azules, y otros grises.

De una cosa sí estaba seguro, ningún plano podía ser peor que aquél. ¿Se iría con _________? Por supuesto. Quizá tenía padres, o hermanos, o amigos. Él no tenía a nadie.

_________ dibujó en la arena los mismos símbolos que Nick había utilizado para representar el día, y luego levantó cinco dedos.

¿Le estaba diciendo que no podía poseerla hasta entonces? ¿Casi una semana? Él levantó a su vez cinco dedos, incrédulo, y en el rostro de _________ apareció media sonrisa.

—Sí, demonio.

Nick reconoció la palabra y le gustó que lo llamara así. Aun­que no le gustó nada lo que le estaba diciendo.

Cuando le preguntó en demoníaco por qué sólo podían estar juntos en el otro plano, ella se limitó a encogerse de hombros, y él volvió a percatarse de lo poco que sabía de _________. Ni siquie­ra sabía qué era, por no hablar de sus costumbres.

Quizá ella tenía que participar en alguna ceremonia que los con­virtiera en Marido y mujer.

Quizá, en su cultura, casarse no fuera tan sencillo como en la suya. Para la especie de Nick bastaba con unas pocas palabras...

Al final de esos cinco días, ¿_________ estaría tan ansiosa como él? ¿Lo llevaría gustosa a su casa y a su cama?

¿Le presentaría a su familia? A menudo, en los mundos más evolucionados no valoraban a los rudos guerreros como él. Aun­que quizá la familia de _________ le estaría agradecida por haberle salvado la vida.

«¿Sueñas con el futuro, Jonas ?» Él ya sabía que no debía ha­cerlo, pues era incapaz de soñar sin tener miedo. Ambas sensa­ciones estaban intrínsecamente unidas en su interior. Cada vez que se había atrevido a pensar con que su destino podía cambiar, incluso de pequeño, sus esperanzas se habían hecho añicos.

Cuando su madre lo vendió como esclavo, el muy idiota pen­só que una familia iba a adoptarlo. Y a pesar de lo mucho que ha­bía odiado lo que su amo le hacía, se sintió traicionado cuando éste lo echó a la calle.

Nick se lo hizo pagar a ambos. Igual que a los soldados que lo capturaron y lo llevaron hasta el Virrey, e igual que al líder de los vampiros. Todos estaban muertos. Excepto Ronath.

Al pensarlo, se percató de que no podía irse de Oblivion cuan­do _________ proponía. Porque, a no ser que Ronath lo atacara an­tes, se iría de allí sin vengarse, y Nick siempre ajustaba las cuen­tas que tenía pendientes.

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 9th 2014, 13:52

COMENTEN!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con
Lady_Sara_JB

Cantidad de envíos : 1582
Edad : 23
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 9th 2014, 18:31

dios bendito
siguela
pobre nick
todos sus demonios que tiene...
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 13:01

Ahorita subo dos caps!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming


Última edición por ILoveEzraFitz♥ el Junio 14th 2014, 13:19, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 13:15




Ese bastardo tenía la culpa de que hubiera muerto Kallen, el único amigo que él había tenido nunca. No culpaba a Kallen de lo que había sucedido en esa celda, culpaba al Armero.

«Casi tanto como a mí mismo.»

¿Podía dejar a un lado su sed de venganza? ¿Después de tanto tiempo esperando el momento?

Miró a _________. Quizá no había sido consciente de ello, pero ¿no llevaba más tiempo esperándola a ella?

Su alma gemela ya no era un sueño lejano. Estaba allí, era real y tangible, una fantasía de carne y hueso. Nick tenía miedo de que si pasaba una sola noche con ella, se olvidara de sus planes de ven­ganza en un segundo.

«Sólo hay una manera de averiguarlo...»

Lo veía pensar. ¿Qué iba a decidir el demonio?

_________ se puso en pie para desenrollar de nuevo el segundo saco de dormir, y él la miró con el cejo fruncido.

—Nada de sexo —dijo en inglés—. Nada de mordiscos. —Le­vantó la mano, frustrado; era evidente que estaba tratando de decir­le: «¿Y yo qué?».

Tenía razón, pensó ella mientras se arrodillaba en su nueva cama. El demonio le había dado de comer, le había dado cobijo y protección. A pesar de que provenía de una cultura que se basaba en la esclavitud, había negociado. _________ era consciente de que se le estaba acabando el tiempo.

Cambio de planes.

—Está bien. —Si le daba placer, él la ayudaría a almacenar más poder. Apartó la mirada y le tendió la mano—. ¿Te conformas con las manos?

Él no se movió. Genial. ¿Iba a tener que explicárselo con ges­tos? Lo miró y, de repente, Jonas comprendió lo que ella le esta­ba ofreciendo.

Entrecerró los ojos y la miró decepcionado, como si creyera que acababa de rebajarse.

Y _________ la Encarcelada, la juerguista sin inhibiciones, se aver­gonzó de sí misma. Luego recordó con quién estaba.

— ¿Me miras así cuando tú te has masturbado delante de mí en dos ocasiones? ¡Eres tú el que tendría que sentir vergüenza!

—_________ —le advirtió él.

Sí, le había hecho daño y la había asustado, pero ya no creía que lo hubiera hecho por maldad o por ser lo que era. «Me dijo que sa­liera corriendo.»

Lo que significaba que, de los dos, ella era la mala. _________ te­nía malas intenciones respecto a él. Iba a hacerle mucho más daño del que el demonio podría hacerle jamás.

«No pienses en eso; piensa en Ruby.»

Jonas le señaló la camisa, indicándole que se la quitara. Cuan­do ella se quedó mirándolo, él se golpeó la palma de una mano con el puño de la otra.

No estaba para bromas.

Pero la idea de besarlo o de hacer algo más estando tan sucio como estaba le daba algo de grima.

—Mira, no eres tú, soy yo. Me da asco estar con tíos sucios. —Por no mencionar lo sucia que estaba ella. Antes se había se­cado el jugo de la carne que le había quedado en la barbilla con el dorso de la mano.

Tenía a su disposición todo lo necesario para ponerlos a am­bos a punto. Lo único que necesitaba era una bañera y unos dos­cientos litros de agua.

— ¿Hay algún sitio por aquí donde podamos darnos un baño?


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 13:48

CAPÍTULO 15



Ella quería... darse un baño. Nick recordaba la palabra por­que la aborrecía.

De pequeño lo habían bañado los otros esclavos de su amo; solían sumergirlo en el agua hasta que ya no podía respirar. Gri­taba de miedo cada vez que lo bañaban, casi tanto como cuando su amo le hacía todas aquellas otras cosas.

Jamás olvidaría la extraña sensación de tener el peso de toda aquella agua encima, ni cómo el jabón le quemaba los ojos como si fuera fuego.

No había vuelto a sumergirse desde entonces.

Ella hizo el gesto de enjabonarse los brazos.

— ¿Un baño?

_________ tenía costumbres muy similares a las de los vam­piros.

¿Era otra de sus condiciones? Si se bañaban, quizá luego ella le ofrecería algo más que la frialdad de su mano. Le había ofreci­do darle placer con ésta, negándole otras partes de su cuerpo, y a Nick le había dolido. A pesar de que su sexo ansiaba estar en­tre la suave mano de _________.

— ¿Agua, para bañarnos? —Hizo como si se tirase un cubo de agua por encima.

Ah, sí, todavía no sabía exactamente de dónde provenía su compañera, pero estaba claro que su familia era rica, muy rica. Nick lo supo con la convicción de alguien que se ha pasado toda la vida sin dinero. Estaba convencido de que _________ era no­ble, o que incluso pertenecía a la realeza.

En el mundo de él, podía comprarse un esclavo con una ga­rrafa de agua, y ella quería malgastar todo un barril.

Pero ahora Nick era rico en agua, podía permitirse el lujo de malgastarla. Asintió y le hizo un gesto para que lo siguiera, y a _________ se le iluminaron los ojos al recoger encantada la mochila.

Él cogió su pico y la guió hasta una zona en la que había una es­pecie de valle rodeado por un pequeño muro de piedra. En tiem­pos antiguos, el techo, que estaba a unos tres metros, tenía unos agujeros desde donde caía agua en la piscina de debajo.

Se detuvo junto al muro y levantó el pico por encima de su ca­beza. Tras un par de acertados golpes, el agua caliente empezó a resbalar por las rocas hasta llenar la piscina.

_________ gritó entusiasmada al ver que el nivel empezaba a su­bir, y él se sintió orgulloso de sí mismo.

—Más —murmuró ella en inglés, y juntó las manos en señal de súplica.

A pesar de que aquellos chorros bastaban para llenar la pisci­na, ¿cómo podía negarle nada después de pedirlo de aquel modo? Nick empezaba a ponerse nervioso por culpa del agua, pero al pensar en que _________ tendría que desnudarse, se quitó la cota de malla, levantó el pico y golpeó de nuevo.

«Ah, Hécate, qué cuerpo tiene.»

Nick tenía el torso desnudo, la piel sudada, y movía el pico con tanta destreza que los músculos se flexionaban a la perfec­ción con cada golpe. Una gota de sudor le resbaló por la espina dorsal, y _________ se imaginó siguiéndola con el dedo. Era la primera vez que deseaba tocarlo.

¿De verdad se sentía atraída por un bruto como aquél?

Quizá. Y, a decir verdad, en aquellos momentos estaba encanta­da con él. Nick había elegido el lugar perfecto; la piscina era lar­ga y oblonga, y el agua probablemente la cubriría hasta la cintura.

De la roca del techo salían riachuelos de agua; nacían de todos los agujeros que el demonio había hecho, y eran como pequeñas duchas encima de sus cabezas.

Él dejó el pico en el suelo y se volvió para mirarla; vio que ella se estaba mordiendo el labio inferior. Por el modo en que la miró a los ojos, _________ supuso que los tenía brillantes debido al inte­rés que el demonio le había despertado.

Por su parte, vio cómo los ojos azules de Nick resplande­cían orgullosos, pero también detectó que estaba algo nervioso. ¿Por el despilfarro de agua?

La piscina empezó a humear y captó la atención de _________. Tocó el agua con los dedos y descubrió que estaba a una tempe­ratura ideal.

—Gracias, Nick. Pero ahora necesito cierta intimidad. —Le pidió que se fuera—. Puedes volver cuando sea tu turno.

A modo de respuesta, él se limitó a gruñir y a cruzarse de brazos.

—No piensas irte a ninguna parte, ¿es eso? Está bien. —Ella no era tímida. Sabía a ciencia cierta que ocho mil personas la habían visto desnuda, y que el vídeo seguía descargándose en YouTube.

Quitándole importancia, se sentó en el murete de piedra que había junto al agua y sacó sus cosas del neceser. Tal como había previsto, aquellos utensilios le iban a ser mucho más provechosos que una linterna. «Mortales idiotas, haceos a un lado y dejad que la bruja haga su magia.»

Cogió el cepillo y la pasta de dientes y se inclinó sobre el agua. Miró extrañada al tubo y luego al demonio.

—Esto estaba lleno cuando llegué. Demonio, ¿te has comido mi pasta de dientes? —Observó su rostro inescrutable y suspi­ró—. ¿Te has comido mi pasta de dientes? Bueno, al menos no te la has terminado. —Puso pasta en el cepillo y se lavó los dientes bajo la atenta mirada de él.

Nick parecía tan fascinado que cuando _________ terminó, ésta hizo el gesto de cepillarle los dientes a él.

—Arriba y abajo, en círculos. —Sorprendentemente, al de­monio el tema pareció interesarle.

Así que ella le indicó que se sentara a su lado. Y cuando él se resistió, se llevó las manos al pecho y se lo pidió por favor.
Resignado y de mala gana, Nick farfulló algo en demonía­co, pero accedió a sentarse en el borde de la piscina.

—Vamos, enséñame los dientes. —Para explicárselo mejor, le sonrió—. Vamos, demonio. ¿Dónde están esos colmillos? No tendría que resultarte tan difícil.

Cuando Nick por fin abrió la boca, ella le deslizó con cui­dado el cepillo por los dientes de delante, y esperó a que se acos­tumbrara a la sensación. Al ver que no se ponía nervioso y que no mordía el cepillo, se convirtió en higienista dental durante un rato.

Nick tenía unos dientes bonitos, increíblemente blancos. Y sus colmillos le parecieron sexys.

«Porque la segunda vez que te mordió te excitaste. ¡Cállate, _________!»

—Perfecto, demonio. Ya está.

Él tragó saliva.

— ¿Te lo has tragado? ¡Qué asco! —Nick la miró atóni­to—. No te daré más hasta que aprendas a escupir. —Chasqueó la lengua—. Bueno, ahora tienes los dientes limpios, pero el res­to de tu cuerpo sigue estando cubierto de polvo, y el pelo te tapa toda la cara. ¿Me dejas que te lo corte?


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 13:56




¿Y puedo afeitarte? ¿O vas a enfadarte y a empezar a gruñir?

Le cogió un mechón de pelo con una mano y con la otra imi­tó unas tijeras.

— ¿Puedo cortártelo? —Estaba convencida de que iba a ne­garse.

Probablemente, para los demonios llevar el pelo largo era una especie de código entre guerreros. Pero tras pensarlo un rato, Nick aceptó. Entonces, si no era obligatorio llevarlo largo, ¿por qué no se lo había cortado?

«¿Por qué es un chico?» Si no había féminas a la vista, cual­quiera de los machos que _________ conocía estaría encantado de pasarse el día tumbado en una butaca manchada de cerveza, de­lante de la tele, y llevando sólo unos calzoncillos, para poder ras­carse tranquilamente.

Pero el que tenía delante iba a dejarla que le cambiara el look. Ni siquiera trató de disimular lo contenta que estaba.

—En seguida vuelvo —le dijo, y corrió a buscar las mochilas de los soldados. Cogió un par de camisetas para utilizarlas como toalla, un peine, una cuchilla de afeitar y jabón de hombre. En la navaja multiusos había unas pequeñas tijeras.

Cuando regresó, Nick se había apartado de la pared y pa­recía asustado.

_________ volvió a sentarse, preparó las cosas y al terminar dio unos golpecitos a la roca para indicarle que se sentase a su lado.

Él dudó unos segundos antes de hacerlo.

—De acuerdo, demonio. Primer paso: el pelo. Manos a la obra. —Cuando terminó de desenredarle las trenzas, notó que Nick ya no podía más y, al ver que aquello le estaba resultando tan difí­cil, aceleró el ritmo. A juzgar por el modo en que la miraba, supo que jamás le había permitido a nadie que lo tocase de esa manera.

_________ se sentía como si estuviera quitándole una espina a un león.

A pesar de que seguramente le estaba haciendo daño al pasar­le el peine por los mechones enredados, no se quejó ni una sola vez. De hecho, se estaba excitando.

No dejaba de mirarle los pechos, y por el modo en que le pe­saban los párpados, probablemente se estaba imaginando lo que le gustaría hacerle. Al parecer, tenía debilidad por un buen escote.

—Mirada al frente, demonio —le dijo ella.

Él se limitó a gruñir de mala gana.

_________ se dio por vencida y empezó a cortarle algunos de los nudos. Luego le cortó la melena a la altura del cuello de la cami­sa, si la llevara.

Pero cuando empezó a cortar por la zona de alrededor de los cuernos, lo vio sujetarse con fuerza a la roca. _________ sabía que los cuernos de los demonios eran muy sensibles, y el que le esta­ba tocando ahora se estaba alargando. Nick tenía el cuello rojo, y estaba sudando.

_________ le rozó uno de los duros apéndices sin querer y la roca que él estaba aferrando se rompió. Ella miró los pedazos —y su erección— y se puso nerviosa.

— ¿Nick?

Él movió la cabeza. «No pasa nada», quiso decirle.

_________ siguió con lo que hacía. En cuanto terminó de cortar­le el pelo, se echó hacia atrás para poder verlo mejor.

—Un gran cambio.

Seguía teniendo la cara sucia, cubierta por la pintura de camu­flaje y la barba, pero ya se podía adivinar lo atractivo que era.

La curiosidad la estaba matando. ¿Hasta dónde la dejaría llegar?

—Ahora vamos a por el resto. —Rompió una de las camisetas en cuatro trozos y luego utilizó uno a modo de esponja—. Esto es jabón. Tu nuevo mejor amigo.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 14:06




Cuando le pasó la espuma por la frente, Nick cerró los ojos para disfrutar mejor de aquella pequeña caricia. _________ le frotó la suciedad y dejó al descubierto una piel morena y suave.

¿Quién lo habría dicho? El demonio tenía las cejas castañas, como salpicadas por plata.

Que Dios la ayudara, si Pig-Pen era castaño...

_________ le limpió las mejillas y la nariz algo torcida, y luego se ocupó del resto de la cara. Ella nunca había afeitado a nadie, ex­ceptuando un par de cejas para gastar una broma, pero supuso que no podía dejarlo peor de lo que estaba.

Así que, algo nerviosa, acercó la cuchilla de afeitar a la firme mejilla masculina. A la quinta pasada, exclamó entre dientes:

—Vaya. —La cara de Nick fue apareciendo debajo de aque­lla pintura y aquella barba... Era guapísimo.

Cuando terminó y lo secó, _________ se quedó boquiabierta. «Dios mío, es un hombre guapo.»

El demonio tenía los pómulos marcados y bien definidos, los labios firmes, el de abajo más carnoso que el de arriba, la mandí­bula fuerte, muy masculina, y el mentón con un hoyuelo en el centro. Ella ya había intuido que tenía una buena estructura ósea, pero maldición, incluso la nariz torcida lo hacía parecer más gua­po ahora que lo veía limpio.

— ¿Demonio?

Él no se atrevía a mirarla, aunque esperaba expectante su reac­ción.

Quería parecerle atractivo y estaba nervioso. Y eso lo hacía parecer tan normal, tan vulnerable incluso, que _________ se empe­zó a enternecer.

Antes de que pudiera pensarlo mejor, levantó una mano y le acarició la mejilla. Y sin disimular lo guapo que le parecía, dijo:

—No entiendo mucho de maquinaria pesada, pero tú estás como un tren, campeón.

Nick por fin levantó la vista. Se quedaron mirándose el uno al otro durante un largo rato. ¿Tan superficial era ella que ahora que sabía que el demonio era guapo le caía mejor?

Bueno, la verdad era que ayudaba un poco.

Pero seguía intrigada por lo tranquilo y colaborador que se mostraba, por el azul claro que se mantenía inalterable en sus ojos. Ya no los tenía cegados por la sed de sangre y la rabia. El demonio confiaba en ella, y _________ en él.

Justo en ese instante, a Nick le entró una gota de jabón en el ojo, pero mantuvo la mirada fija en la de ella, ni siquiera par­padeó.

— ¡Oh, demonio! Acércate. —Le secó el ojo con un retal que estaba seco—. Lo siento.

No se dio cuenta de que él había levantado una mano temblo­rosa para tocarle el pecho, pero cuando se percató, retrocedió un poco.

—No, no, todavía no hemos terminado.

_________ sabía que estaba jugando a un juego peligroso. Esa noche tenía intención de conseguir que él se relajase un poco; quería enseñarle lo que conseguiría si la acompañaba. Se la esta­ba jugando, pero a esas alturas no podía dar marcha atrás. ¿Sería Nick capaz de controlarse?

Si no, ella creía tener suficiente poder almacenado como para aturdirlo. O eso esperaba.

En cualquier caso, el demonio tenía que asearse. Y dado que iba a compartir habitación con él, lo ayudaría a hacerlo, igual que había hecho con el resto de la cueva. _________ estaba decidida a lavar cada centímetro de su enorme cuerpo. Tarareó una canción y lo enjabonó desde los neumáticos hasta el parachoques.

Siguiendo el plan que había elaborado, se desabrochó la falda y dejó que le resbalara hasta el suelo. Vestida sólo con el top, el sujetador y el tanga, se metió en el agua con él.

Cuando volvió a mirarlo, Nick estaba atónito y no paraba de pasarse las manos por la boca.

Y cuando _________ le sonrió y le hizo un gesto para que se acer­cara, el demonio miró hacia atrás para asegurarse de que se esta­ba dirigiendo a él. Y luego se señaló a sí mismo con el pulgar al tiempo que mantenía la cabeza bien alta.

Y ella pensó: «Creo que empieza a gustarme».

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 14:14

CAPÍTULO 16



Nick se había quedado embobado mirando el perfecto trase­ro que _________ acababa de enseñarle como si nada.

¿Un premio por haber sido tan paciente? Antes, cuando le ha­bía desenredado el pelo, se había percatado de que a ella le gusta­ba afeitarlo y asearlo, mientras que, por su parte, él no podía estar más incómodo.

Después de tanto tiempo, tener a alguien tan cerca era muy raro, y mucho más si ese alguien era una hembra que conseguía arrebatarle el autocontrol sin proponérselo, y que le colocaba los pechos justo delante de los ojos.

Además, estaba a escasos centímetros del agua.

A pesar de todo, Nick luchó contra sí mismo por mante­ner la calma, porque, al parecer, para _________ eso era importante.

Y a cambio de haberle causado tal malestar, acababa de obse­quiarlo con una vista de su trasero.

Nick se moría de ganas de tocar aquellas pálidas curvas, pero ella acababa de meterse en el agua. Y con gestos le indicó que se me­tiera también para lavarlo. Él no habría accedido a hacer nada de eso, pero al ver cómo lo estaba recompensando se lo pensó. _________ se había desnudado y se estaba ofreciendo voluntaria para bañarlo.

Sentiría sus manos encima. Tendría el agua encima.

Olería como los vampiros a los que tanto odiaba. Pero así a ella le gustaría más. ¿Estaba dispuesto a adentrarse en el agua sólo para estar más cerca de _________?

Tendría que desnudarse. Y cuando se quitara las muñequeras su compañera le vería las marcas de mordiscos, y probablemente descubriera que había sido un esclavo de sangre. Sintió vergüen­za sólo de pensarlo.

Y ni loco iba a desnudarse del todo delante de _________. Una cosa era estar desnudo entre machos, pero ¿delante de una hem­bra? A lo largo de toda su vida, como mucho lo habían visto des­nudo dos de ellas, pero no lo sabía seguro, en todo caso, él nun­ca había ido por ahí enseñando su cuerpo.

A _________ parecía gustarle mirarlo, lo observaba con admira­ción, cosa que Nick no terminaba de entender. Quizá se sen­tía atraída por él.

¿_________ tenía intención de desnudarse del todo? ¿Terminaría por enseñarle aquellos pechos que se moría por lamer? ¿Se quita­ría el pedazo de tela que le cubría el sexo?

Nick le señaló el top y luego hizo un gesto con los de­dos.

Con una sensual sonrisa, ella se lo levantó despacio y fue mos­trándole un retal de tela rosada empapado y pegado a sus curvas. La ropa interior enseñaba más de lo que ocultaba.

Él separó los labios. Los dioses se lo debían de estar pasan­do en grande con aquello, torturándolo con una hembra como aquélla.

O, ¿era posible que _________ fuera de verdad su recompensa?

Durante un extraordinario y breve instante, se sintió el más afortunado del universo.

En cuanto _________ se quitó el top, la mirada del demonio que­dó fija en su cuerpo, tan tangible como una caricia. Nick tenía la frente arrugada, como si estuviera sintiendo un gran dolor, y gi­mió al mismo tiempo que, sin darse cuenta, se pasaba la mano por encima de su erección.

Ella cogió el champú y el jabón y volvió a curvar el dedo índi­ce para indicarle que se acercara. Pero él se paseó nervioso por el borde de la piscina. Ahora que le había cortado el pelo, podía dis­tinguir las emociones que cruzaban por su rostro, y pudo ver sin lugar a dudas que tenía el labio superior sudado.

De repente, lo comprendió todo: le daba miedo meterse en el agua.

La fobia tenía sentido. En un plano tan seco como aquél, era imposible que hubiera aprendido a nadar o a estar rodeado de agua.

—Está bien, entonces supongo que tendré que bañarme sola. —Vestida sólo con la ropa interior, nadó hasta el centro y se su­mergió en el agua por completo. Se enjabonó el pelo con movi­mientos exagerados, soltando un gemido de vez en cuando, como si aquel champú militar fuera tan orgásmico como el de Herbal Essences.

El demonio siguió paseando nervioso.

Cuando terminó de enjabonarse el pelo, _________ nadó hasta debajo de uno de los chorros que hacían las veces de ducha para quitarse el champú. Levantó el rostro hacia el agua y se pasó las manos por el estómago y los muslos. Al observar a Nick, vio que éste estaba sintiendo cosas muy distintas de las que ella creía. Por ejemplo... asombro.

La miraba como si estuviera viendo su último amanecer.

Nick se acercó al agua. Ella fue a su encuentro y le cogió por un brazo para aflojarle los nudos de la muñequera. Pero él vol­vió a mirarla con cautela. «Es como tratar de acariciar a un león», pensó _________ de nuevo.

—Confía en mí, demonio.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 14:25




Pero la realidad era que no debía hacerlo. Ella terminaría por traicionarlo. «No pienses en eso ahora y disfruta.»

Terminó de quitarle la segunda muñequera y se quedó mirán­dolo. Tenía las muñecas llenas de cicatrices. Cicatrices de mordis­cos de vampiros.

A los miembros de la Tradición sólo les quedaban marcas de cicatrices si recibían las heridas que las causaban antes de conver­tirse en inmortales, al llegar a la edad adulta. Y _________ sabía que los vampiros de la Horda eran unos enfermos que se alimenta­ban de sangre de niños porque decían que era más dulce.

¿Nick Jonas había sido un esclavo de sangre de pequeño?

Le recorrió las cicatrices con el índice. Él no podía mirarla a los ojos, y _________ supo que sus sospechas eran acertadas. Antes de hacerse mayor, el demonio había sido un esclavo al que mor­dían a la fuerza. No era de extrañar que fuera tan violento.

Por eso había negociado con ella cuando probablemente ningún otro lo habría hecho. Él sabía lo que se sentía al estar indefenso.

En ese instante, odió al vampiro —o vampiros— sin rostro que le habían hecho daño, y sintió lástima del niño que había sido.

Él debió de detectar ese sentimiento, porque, sin decir nada, su orgulloso demonio se dio media vuelta para irse.

Pero ella no quería que se fuera.

—Nick, vuelve, por favor.

Él se detuvo y se dio media vuelta. Con su astuta mirada de antes, le señaló el sujetador.

— ¿No volverás hasta que me quite el sujetador? Pues tú tam­bién tienes que quitarte algo. —Ella le miró los pantalones y le­vantó las cejas.

El demonio buscó las tiras de piel que se lo sujetaban a la cin­tura. Su nuez subió y bajó, y Nick se empezó a desabrochar. «¿Está nervioso?» Aquel gigante, aquel demonio salvaje, ¿era tími­do? Terminó de deshacer los nudos y se detuvo inseguro.

_________ recordó cómo le habían temblado las manos cuando quiso tocarle los pechos. Quizá no había estado con demasiadas hembras, o tal vez hacía mucho desde la última vez. Al parecer, en las tierras perdidas no había población femenina.

Él dejó que los pantalones cayeran al suelo. Su erección que­dó totalmente libre, y ella se quedó boquiabierta.

«Oh, Dios mío.»

_________ sintió lo mismo que cuando vio un pene por primera vez. La cabeza le dio vueltas. Y supo que a partir de entonces siempre iba a compararlos todos con aquél.

Los demonios eran famosos por estar bien dotados y porque tenían la costumbre de hacerse piercings de cintura para abajo. Y aquel demonio no era una excepción. Además de ser impresio­nantemente grande, tenía cuatro piercings; cuatro pequeñas ba­rras de acero que le atravesaban el miembro. El metal brillaba bajo la delicada luz que entraba en la cueva, y a _________ le dieron ganas de suspirar.

¡Menudo tamaño! Había hecho bien en no querer acostarse con él.

—Creo que tu archivo es demasiado grande para mi ordena­dor —farfulló.

El tatuaje que llevaba en el flanco derecho le bajaba por la cin­tura y se enredaba por el interior del muslo hasta terminar en un lugar muy íntimo. Aquel tatuaje se lo había hecho alguien con mu­cho cariño.

_________ sintió unos inesperados celos de todas las hembras que hubieran visto aquel tatuaje. ¿Se lo habrían recorrido con los dedos?

Ella quería recorrerlo con la lengua.

Aquel rostro y aquel cuerpo gloriosos habían permanecido ocultos al resto del mundo. Quizá Nick Jonas fuera un demo­nio non grato, pero también era un diamante en bruto, un diaman­te que _________ se moría de ganas de tener en las manos. Empezaba a sentirse territorial con él, como si hubiera estado inspeccionado una mina y hubiera encontrado la veta madre.

Cuando consiguió levantar la vista hacia el rostro de Nick, vio que la estaba observando concentrado, tratando de averiguar su reacción. Era como si volviese a escucharla, y _________ pensó una vez más que la entendía mucho mejor que todos los que ha­blaban su mismo idioma.

Vio que volvía a tragar saliva. A Nick Jonas le importaba lo que ella pensara de él. ¿Se sentía incómodo estando desnudo? Las culturas demoníacas eran muy contradictorias; tenían escla­vos que sólo utilizaban para el sexo y al mismo tiempo eran muy conservadores. _________ no quería que el demonio se sintiera in­cómodo.

Lo admiró con descaro.

—Nick... fortis —le dijo con voz sensual.

A él le tembló la erección y consiguió sonreír levemente.

_________ estaba jugando a un juego muy peligroso.

—Nada de sexo.

Él probablemente perdería el control cuando se acostasen juntos. O eso sería lo que probablemente sucedería si lo hicieran. Y sólo de pensar que pudiera ponerse en plan dempiro agresivo mientras tenía la mayor erección que ella había visto nunca, hacía que tuviese ganas de cerrar las piernas.

Nick gruñó, pero al final asintió.

_________ decidió dejarse el tanga por si tenía que volver a nego­ciar, y optó por quitarse el sujetador, que lanzó encima de las rocas.

—Entonces ven...

Él ya estaba en el agua.


___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 14:26

AHÍ ESTÁ!!!!

COMENTEN!!!!!!!!!!

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con
Lady_Sara_JB

Cantidad de envíos : 1582
Edad : 23
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 14th 2014, 19:25

OMJ!!!
jamas crei que una novela me hiciera decir eso 
pero... la tuya
LO ACABA DE CONSEGUIR
OMJ!!!
esta hermosa
y genial
siguela
Volver arriba Ir abajo
ILoveEzraFitz♥
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica
ILoveEzraFitz♥

Cantidad de envíos : 5808
Edad : 24
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 19/02/2010

El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitimeJunio 16th 2014, 12:43

Dale todo el crédito a Kresley Cole quién escribió esté maravilloso libro del cuál me enamore *-*

Ahorita subo un cap más Smile

___________________________________________

Seré quien soy, hoy y siempre... Y no me interesa tu opinión Very Happy
Lo que no me mata, me hace más fuerte.


Just be yourself and keep dreaming


Última edición por ILoveEzraFitz♥ el Junio 18th 2014, 10:45, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Empty
MensajeTema: Re: El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación   El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación - Página 8 Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
El Demonio de la Oscuridad (Nick y Tú) - Adaptación
Volver arriba 
Página 8 de 16.Ir a la página : Precedente  1 ... 5 ... 7, 8, 9 ... 12 ... 16  Siguiente
 Temas similares
-
» "MENSAJES DE AMOR DE UN DESCONOCIDO" (NICK Y TU) NUEVA NOVE **COMEDIA,ROMANTICA** :)
» 15 datos sobre nick jonas ...
» a little bit longer nick jonas llorando
» Nick Jonas no asistió a la matiné de Los Miserables por enfermedad
» WEBNOVELA!!! Tu y solo tu mi amor verdadero (Nick y thu) Romantika!!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: