Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Mi Ángel (KevinJonas&Tú)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
SweetHeart(MarthaJonas14)
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1468
Edad : 19
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Mi Ángel (KevinJonas&Tú)   Marzo 2nd 2014, 16:59


Una de las cosas que más amo, es escuchar música, leer y compartir lo que leo. Puede que suene un poco mal, pero no me importa mucho que no comenten (aunque les agradecería que lo hicieran, para saber si les gusta lo que subo o cambio de temática), sólo que lean y disfruten el texto como yo lo hago.












Se dice que todos somos diferentes, pero hay algo que todos los seres vivos compartimos: una historia. La historia de nuestras vidas la construimos día a día con nuestros hechos, y la compartimos con otros seres. Compartir momentos con personas diferentes a uno mismo es gratificante, alentador, práctico, e incluso maravilloso. Asimismo esos momentos sean instantes, horas, días, años o épocas. Hablar con un amigo, convivir con un ser querido, pasar junto a una persona y sólo cruzar tímidas miradas y pequeñas sonrisas. Existe algo espléndido en el hecho.


Sus historias no eran parecidas en absoluto, no obstante existía un sentimiento que los unía. La lealtad, la simpatía, la admiración, sólo eran diferentes formas de llamar al amor que habitaba en sus corazones. Jamás se lo habían confesado pero claramente podía leerse el cariño en sus ojos.

Un cambio en el ritmo de vida. Un copo de nieve blanca, nueva, fresca, que cae desde el cielo. Un abrazo, un beso que nunca fue. Una flor que renace, una ola que golpea fuertemente contra el acantilado. Una corrida. Un cambio de dirección en el viento. Demasiadas cosas podían interrumpir, modificar la vida de alguien en tan sólo un segundo.


Él estaba en el café al cual siempre asisten, sentado en la mesa en la cual la conoció. Estaba esperándola, no debía de tardar más de diez minutos. Entretanto se recordaba a sí mismo por qué iba a hacer esto. La amaba, Dios sabía cuánto lo hacía. El brillo en su mirada que tanto le fascinaba a él. La forma en que movía sus manos para hablar, su peculiar y melodiosa risa. La muchacha es tan hermosa cuando sonríe, que generaban a quién la observaba misteriosas ganas de abrazarla. No se iba a acobardar, lo iba a hacer. Y mientas memorizaba lo que iba a decirle noto que ya habían pasado cinco minutos más de los diez. Y un escalofrió extraño lo recorrió. Ella jamás se retrasaba, y si por alguna razón lo hacía, le avisaba. Algo andaba mal.


Llamo a su teléfono tres veces seguidas y siempre sonaba su voz mandándolo al contestador. El escalofrió se intensificaba cada segundo más. Algo realmente andaba mal con ella. De repente suena su teléfono, temblando contesto la llamada de un número desconocido. Le avisaban que algo había pasado, que debía ir inmediatamente. Corriendo se dirigió a su auto para luego avanzar a toda velocidad al hospital. Al llegar no encontró más que personas esperando ser atendidas. Apresurado se dirigió hacia una de las enfermeras, le pregunto dónde se encontraba la muchacha, pero ésta parecía no escucharlo. Al no obtener respuesta comenzó a buscarla por todo el lugar. Le escocían los ojos por las lágrimas que se obligaba a retener. El pánico creciendo, y el nudo en su cuello que amenazaba con ahogarlo.


Al doblar a la derecha por un pasillo cayó al suelo tras tratar de esquivar a una pareja que no lo vio. Y en ese momento miro a su costado, y lo vio…


La vio a ella sentada con la cabeza entre sus manos, llorando. Jamás la había visto así. Se paró y lentamente fue acercándose a ella. Unos metros antes de llegar noto que a su lado estaba su madre, junto a ella abrazándola por los hombros estaba su padre, y más allá pudo ver a Susan, su pequeña hermana. Todo era confuso ¿qué hacían ellos aquí, con ella? ¿Había pasado algo? Y si así era ¿por qué no le habían dicho? Dio tres pasos más, asustado por todo lo que estaba sucediendo, y se heló.


Todo parecía haberse congelado. Podía ver por el rabillo del ojo el reloj avanzando lentamente, aquel maldito reloj era lo único que se movía. De repente todo se torno nublado, y demasiado confuso. Cerró sus ojos deseando que aquel momento no estuviera pasando, que todo fuera un mal sueño. Deseaba con todo su ser poder despertarse ahora mismo, que todo volviera a la normalidad. Deseaba no haber recibido esa extraña llamada. Deseaba poder volver el tiempo atrás. Volver unas horas antes, cuando se encontraba con ella acostada entre sus brazos. Todavía podía sentirla entre sus brazos, podía sentir la suavidad de su pelo entre sus brazos. Podía sentir su cálida respiración contra su pecho. Y más aún podía escuchar claramente su voz.


-¿Y tú que deseas?- Pregunto él.


-Un final feliz-


El sonido de un pitido lo volvió a la realidad. Luego todo comenzó a pasar rápido, demasiado para su gusto.


-No me dejes- Susurro junto a su rostro, mientras sostenía su mano entre las suyas.


Y lo sintió. Sintió su cálido aliento en su oído, el agarre de su mano que cada vez se iba aumentando. Y quiso devolverle el gesto, quiso sostener tan fuerte su mano como ella lo hacía, pero por más que lo intentará sabía que sería en vano. Volvió a cerrar sus ojos, ahora sí, deseando más fuerte que todo esto sea mentira. Sin embargo, había otra cosa que él sabía, los deseos son sólo eso; deseos. Un granito de esperanza para aquellos que piensan que lo tenían todo perdido. Algunas cosas por más fuerte que las deseáramos simplemente no se cumplen, y ésta no iba a ser una excepción.


-Te amo- Las palabras de la muchacha lo sacudieron con la fuerza de mil olas. Y supo en ese instante que ya todo estaba perdido.


Cerrando aún más fuerte sus ojos recordó todo lo sucedido. Él estaba en su auto camino su encuentro, iba tarareando una canción de la radio, se sentía espléndido. Hoy le diría la verdad. Era el día en que le confesaría todo su amor, y le pediría que se casase con él. Se detuvo cuando se puso de color rojo, y con su estado de ánimo por los cielos se permitió fantasear con ese momento. Ella vestida de blanco entrando del brazo con su padre, sonriéndole con esa sonrisa que cada día lo enamoraba más. Y con su brillo natural en sus ojos, no podía pedir mejor escenario que aquel. El sonido de una bocina lo volvió a la realidad, fijo su vista y noto que ya se había puesto en verde. Su pie piso instintivamente el acelerador, y mientas cruzaba la avenida un auto paso a toda velocidad delante de él. Automáticamente piso el freno, y se detuvo. Estuvo cerca, pensó. Pero luego sintió como su auto daba vueltas, su cabeza golpeaba contra el vidrio de su costado y los vidrios se le clavaban por su rostro, algo le había punzado fuertemente sus costillas, y sus piernas escocían. Un auto lo había llevado por delante cuando se detuvo.


Los pitidos se estaban haciendo cada vez más lentos. Y lo sabía. Sabía que el final se estaba acercando.


-Te amo- Susurro al tiempo que abría los ojos para encontrarse a si mismo recostado en una camilla, mientras la máquina que lo ayudaba a respirar emitía un sonido constante. Y su corazón dejaba de latir.





Volver arriba Ir abajo
 
Mi Ángel (KevinJonas&Tú)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mi Ángel (KevinJonas&Tú)
» Disco favorito junio 2012: ÁNGEL KAPLAN: "PICTURES FROM THE PAST"
» 1º mayo en librerías: "El ángel de Mahler"
» El ángel de Mahler
» Los Buenos (Albacete)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ONE-SHOT-
Cambiar a: