Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Teach me (Joseph y tu)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 4th 2013, 13:49

Sinopsis

Cuando tenía ocho años, _____ Starr comenzó a pasar los veranos con su tía en San Diego. Casi diez años más tarde, está enfocada en su último año de la escuela secundaria y a qué universidades aplicar, no el atractivo surfista que sigue apareciendo en el pequeño rincón de playa donde lee. No tiene ningún interés en una relación romántica, sobre todo una que comienza en el verano y sería a larga distancia. ______ trata de ignorarlo, pero encuentra al chico en la playa mucho más entretenido que las palabras en sus libros.

Joseph Jonas nunca ha surfeado en la misma playa tantos días seguidos. Parece que no puede cambiar de lugar hasta que tenga el coraje de hablar con la chica que siempre está leyendo sus libros en la sombra. Cuando por fin se acerca a ella, está abrumado con la atracción inmediata que siente por esta chica hermosa e inteligente, a pesar de que es tres años más joven.
Joseph y ______ pasan el resto del verano juntos, descubriendo su amor por muchas cosas, incluyendo uno al otro. El verano finalmente llega a su fin, pero el amor no. ______ vuelve a casa para comenzar su último año de secundaria, pero una oportunidad trae a Joseph más cerca de ______ de lo que cualquiera de ellos hubiera esperado. El Sr. Jonas es el nuevo maestro de inglés en la escuela secundaria de _______.
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 4th 2013, 13:56




Uno

_________

No sabía que esto fuera posible, pero enamorarse de alguien era más fácil de lo que esperé. He escuchado del amor de verano y todo eso, quiero decir, ¿quién no ha visto Grease? pero experimentarlo yo misma es una historia completamente diferente. Él estaba justo allí parado delante de mí, corriendo con su tabla de surf en las olas. Su cabello negro revoloteando en la brisa del mar, mientras sus piernas eran las primeras en golpear el agua, su piel bronceada por horas bajo el sol de California. Lo contemplé, mi mandíbula abierta, mientras él lo hacía parecer fácil.

No me había dado cuenta de que miré a este extraño todo el tiempo que estuvo sobre su tabla de surf, pero lo hice. Cuando salió del agua, dio una mirada en mi dirección y me sonrió. Creo que le sonreí de vuelta, pero el shock hace cosas graciosas en el rostro de una persona. Miré cada paso que él daba mientras caminaba hacia una camioneta blanca en un estacionamiento cercano. Puso su tabla de surf en la base y sacó una toalla. Observé mientras se secaba, de espalda a mí. De repente, giró y me sorprendió mirándolo fijamente. Rápidamente levanté el libro que había estado leyendo tratando de ocultar mi rostro antes de que el chico surfista llegara salpicando el panorama. Sobre la cubierta, podía verlo sonreír con satisfacción antes de que se subiera en la cabina de su camioneta.

Era imposible enfocarme en mi libro ahora. Él era insanamente lindo, y ciertamente me vio echándole un vistazo. Oh bueno, esta era una playa grande, y las posibilidades de que lo viera otr vez eran casi nulas. Al día siguiente, volví a lo que consideré mi punto habitual, lista para enfocarme en mi libro. Había estado leyendo de pasada algunos clásicos antes de que comenzara mi clase de inglés AP en otoño. Traje ocho libros conmigo, para leer uno cada semana de mis vacaciones. En este momento, leía Drácula de Bram Stoker. Quería olvidar al tipo realmente lindo, y pensé que un psicópata chupasangre lo lograría. Abrí mi libro donde lo había dejado antes de la distracción del día anterior.

Lucy le decía a Mina cómo había dejado de tener perspectivas de matrimonio al tener tres hombres para elegir. Los tres estaban bien, pero amaba a uno más que a los otros dos. Lucy le envió a Mina un mensaje con su elección, Lord Arthur Holmwood es hermoso y rico. Si yo tuviera la opción, habría escogido a Quincy Morris, el vaquero tejano. Él podía no ser muy fino, pero era valiente y tenía un corazón del tamaño de su estado natal. Sí, habría elegido a Quincy, pero a diferencia de Lucy, yo no tenía perspectivas.

Mi último novio y yo rompimos antes de que la escuela terminara. Sabía que él no era "el indicado”, no importa cuán lindo era o lo bien que nos llevábamos.
Jeremy y yo habíamos salido exclusivamente durante nuestro primer año, y principalmente, este había sido bastante divertido. Él era inteligente, gracioso, y les gustaba a todos. Había sido más o menos solo un amigo realmente bueno para mí, pero él quería algo más. Algo que yo no podía darle. Realmente lamento que no pudiera hacerlo porque él es realmente un gran tipo, simplemente no es mi tipo. Él no entendía por qué nosotros no podíamos estar juntos, y todavía tengo noticias de él una vez a la semana. Mis amigos pensaron que estaba loca, pero cuando tu corazón habla, tienes que escucharlo.

Me senté sobre la hermosa playa tratando de olvidar al hermoso desconocido. No era fácil ya que lo había visto cuatro días seguidos. Cada día me sentaba allí, tratando de leer mi libro, incapaz de concentrarme en nada más que él. Él siempre me sonreía, yo solamente le devolvía la mirada. Justo cuando el pensamiento de que no lo había visto cruzó por mi mente, arena fue pateada en mi rostro. Salté a mis pies y dejé caer mi libro.

—Lo siento por eso —dijo una voz oculta. Sabía que era un hombre, pero su rostro estaba cubierto mientras él tiraba su camisa sobre su cabeza. Estaba perdida mirando fijamente sus abdominales hasta que su camisa estuvo fuera. Mis ojos se ampliaron ya que ahora estaba mirando al Chico Surfista. Él me sonrió, y mi entorno pareció desaparecer. Me quedé muda, y él siguió—: A veces el viento golpea, y la arena va a donde sea posible —dijo esto simplemente mientras dejaba caer su camisa encima de su toalla.

Él no me esperó para responder, lo que era una cosa buena porque estoy segura de que no podría haber dicho algo incluso si quería. Me limpié la arena y miré cuando él se dio vuelta e hizo un trote fácil hacia el agua. Despacio me hundí de nuevo en mi toalla en un trance. Desde la distancia, era apuesto; de cerca, era irreal. Sacudí mi cabeza, determinada a concentrarme en mi lectura. No recuerdo cuánto tiempo había estado mirando por encima de mi libro, mirándolo. Parecía que lo miré por largo tiempo mientras hacía surf porque demasiado pronto estaba emergiendo del agua y caminando de vuelta a su toalla. Al principio él mantuvo sus ojos en la arena, luego rápidamente me dio una mirada y sonrió.

Mierda. Casi rompo el grueso libro contra mi cabeza. Muy cerca podía escuchar su risa sofocada. Genial.

Solo malditamente genial. Tal vez solamente debería presentarme como la acosadora malditamente torpe. ¿Soy la mujer que cada hombre sueña, verdad? Suspiré y mantuve el libro tan cerca de mi rostro que no podía distinguir ninguna de las palabras. Una sombra se extendió sobre mí. Me atreví a levantar la vista y lo encontré a él, el lindo Chico Surfista, que está de pie sobre mí. Lo miré sobre las monturas de mis lentes de sol.

—Leyendo así dañarás tus ojos —comentó. Mi lengua se hinchó y se secó en mi boca. No sé qué expresión tenía en mi rostro, pero esta lo hizo sonreír. Él asintió y sonrió aún más fuerte—. Soy Joe, por cierto —ofreció.

Mis ojos se ampliaron mientras tomé una fuerte ingesta de aire. No podía hablar, lo que es molesto porque soy una persona bastante extrovertida. Joe sonrió en su mano, tratando de ocultarlo como una tos.

—Bien, Chica del Libro —dijo finalmente después de un momento—. Bueno, por si acaso decides que quieres decirme tu nombre o… —miró hacia la playa, y luego de vuelta a mí—… o hablar en absoluto —añadió—. Hago surf en esta playa todos los días, solo para que sepas.

Desde luego que lo sé, Joe, te he mirado durante cinco días. Él me sonrió otra vez, y mi mente se quedó en blanco.

—Bien entonces —dijo mientras recogía sus cosas y se dio vuelta para marcharse—, espero verte mañana.

Con esto, se volvió y camino hacia su camioneta. Lo miré poner su tabla de surf en el techo y se subió en la cabina. Bajó las ventanas para dejar salir el calor. Di unos pasos rápidos hacia el área de estacionamiento. Joe estaba retrocediendo, por lo que necesitaba estabilizar mis nervios. Solo tenía una oportunidad de causar una buena primera impresión.

—_______ —grité mientras él pasaba.

Joe dio un golpe seco a los frenos de su camioneta y luego de repente estacionó en un espacio desocupado. Se asomó por la ventana y me miró, casi con curiosidad. Aclaré mi garganta.

—Mi nombre —dije en voz alta—. Es uh... _______.

La puerta de la camioneta se abrió, Joe salió. Pasó su mano por su cabello enmarañado por la sal y dio unos pasos hacia mí. Tomé un inventario de él mientras se acercaba.

Era alto, al menos un metro ochenta. Tenía la contextura de un nadador, músculos definidos ocultos detrás de una figura escuálida. Sus ojos eran marron claro. No podía apartar mi mirada de la suya.

—_______—dijo a un brazo de distancia. Asentí inexpresivamente.
—_______ —repetí, sintiendo una ligera subida de rubor a mi rostro—. Así es como me llaman mis amigos.

Joe asintió y me estudió.

—_______ es más fácil de decir que Chica del Libro. —Se encogió de hombros y se acercó.

La sensación de escucharlo hablar conmigo y tan cerca no se parecía a nada que alguna vez haya sentido antes.

—Chica del Libro realmente tiene su encanto —comenté.

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 4th 2013, 15:08

Hola nueva lectora! Siguela me gusta *-*
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 4th 2013, 16:05

wow q encuentro
bueno,
siguela
me gusto el inicio
Volver arriba Ir abajo
nasgdangerJONAS
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 24
Localización : viajando todas las noches...solo para ver tus ojos<3
Fecha de inscripción : 12/11/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 6th 2013, 13:55

omj :OO
la ame en serio, de verdad. ya se convirtió en mi favorita xD me encanta como escribes *-*
síguela pronto nena Very Happy
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/WatermelonLovE_#
ro$$ 100% fan$ griton@
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1282
Edad : 21
Localización : Venezuela Wants Jonas Brothers
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 7th 2013, 21:16

nueva lectora
siguela please joe tiene su encanto
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 9th 2013, 07:02

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ME ENCANTA !!! Nueva lectora Smile Jajaja Chica del Libro Very Happy


SIGUELAAAAAAAAAAA Smile

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 10th 2013, 06:54

Uno parte 2



—Chica del Libro realmente tiene su encanto —comenté. Joe se rió, y me sentí más relajada.
—¿No eres de por aquí, verdad?
—¿Soy tan obvia?
—Eres así de obvia —dijo Joe con doble sentido y la sensación de relajamiento se fue.
—Mejor me voy —dije rápidamente y me di vuelta para recoger mis cosas.

Soy una estúpida, decidí. ¡Tan obviamente estúpida! Me apresuré para meter a la fuerza todas mis cosas de playa en mi bolso. Noté un segundo par de manos a mi lado, y levanté la mirada para encontrar a Joe agachado junto a mí. Recogió mi copia de Drácula y pasó sus dedos sobre el lomo del libro.

—Este es un gran libro —dijo tranquilamente.  Dejé de hacer lo que estaba haciendo y giré para mirarlo. —¿Comprendo a Drácula, sabes? Por qué hace lo que hace. —Sacudí mi cabeza. No, él le chupa la sangre a la gente.
—No lo he terminado todavía. —Porque estaba demasiado distraída mirando la forma que tu cuerpo trabaja en las olas.

Él me lo devolvió, y nuestros dedos se rozaron. El libro cayó suavemente a la arena, y ambos nos movimos para recogerlo.  Naturalmente, nuestras cabezas chocaron. Comencé a caerme hacia atrás, y Joe agarró mi brazo, jalándome para equilibrarme.  Una vez que estaba estable y capaz de darme cuenta de mi entorno, nuestros rostros estaban a solamente centímetros de distancia.

–Ow —murmuré y tomé una respiración muy necesaria.
—Lo lamento —dijo Joe y se inclinó algunos centímetros hacia atrás.

Pero no parecía lamentarlo. Lucía tan aturdido como yo. Pasé mis dedos sobre mi frente, diciendo:

—Estoy bien. —No que él preguntara, pero tenía que desprenderme de su mirada escrutadora.
—Avísame cuando lo termines —dijo él—. Me gustaría saber lo que piensas de ello.

Podía oler el agua salada sobre su piel, y cerré mis ojos y respiré profundamente. Poco después, él liberó mis manos y dio un paso atrás.

—Lo terminaré por la mañana —solté. Los ojos de Joe se ampliaron.
—Todavía tienes, ¿qué, alrededor de trescientas páginas?

Me encogí de hombros y puse el libro en mi bolsa y comencé a retroceder. Joe dio un paso hacia mí y en el proceso, robó el oxígeno de mis pulmones.

—Soy una lectora rápida —le dije—. Y sólo quedan unas doscientas páginas aproximadamente. —Él arqueó una ceja—. Mina y Van Helsing están de acuerdo en relación con el diario de Jonathan. —Joe sonrió y asintió. Me encontré preguntándome si él en realidad había leído el clásico.
—Estás en la mitad —concordó él—. ¿Te veré aquí mañana?

Sonreí.

—Eso espero. —Me reí y rápidamente di vuelta para dirigirme de regreso al camino que conducía a la casa de mi tía.

Podía sentir los increíbles ojos de Joe siguiéndome mientras me marchaba. En cuanto llegué a casa, abrí mi libro y me puse a trabajar. Ahora tenía que terminar para mañana. No sé por qué sentí que tenía algo que demostrarle a Joe. Tal vez porque había estado echándole el ojo durante los últimos cinco días, y quería que pensara que era más que una conejita de playa. Había estado leyendo durante una hora cuando mi tía llegó a casa.

—¡______! —gritó desde abajo. Cerré mi libro y me dirigí abajo para encontrarme con ella.
—Hey, tía Trudy —respondí cuando entré en la cocina.

Mi tía era un poco excéntrica. Nunca se casó o tuvo hijos propios, pero me dijo que no lo había querido de ninguna otra forma. Es extrovertida y llena de vida. Me quedo con ella cada verano por al menos un mes, pero este año, nos decidimos por dos meses como una despedida antes de mi último año. Trudy es la hermana de mi padre, y he estado con ella cada verano durante los últimos diez años. Un verano por cada año que mi mamá se ha ido (eso le daba a mi papá un descanso).

—¿Qué te gustaría cenar esta noche? —preguntó mientras se metía su cabello canoso en una cola floja. La tía Trudy no estaba cómoda en una cocina y sobre todo la utiliza para mostrar su arte. Durante los veranos, yo le deleitaba con comidas caseras un par de veces a la semana.
—¿Quieres que prepare algo? —Abrí el refrigerador para ver qué podía batir.
Ella comenzó a sacudir la cabeza.
—No. —Dio un giro—. Vamos a salir esta noche. —Ella sonrió.

Me pregunté por qué me preguntaría si ya sabía lo que quería hacer. Tal vez era por cortesía o sólo por todos esos años que había estado por su cuenta. Estuve de acuerdo y volví a mi habitación para refrescarme.

Miré a Drácula y decidí que me quedaría despierta toda la noche para terminarlo, si tenía que hacerlo. Diez minutos más tarde, estábamos fuera de la puerta y en camino al restaurante de comida mexicana favorito de tía Trudy. No habíamos comido allí este verano, pero había comido allí muchas veces antes. La camarera reconoció a mi tía y nos llevó a una mesa en el centro del restaurante, donde le gustaba sentarse.

—Apuesto que si pides una margarita, te traería una —dijo mi tía.
—No tengo veintiuno aún, tía Trudy —le recordé—. Pero tengo casi dieciocho años.
—Vamos —me animó—. Vamos a intentarlo.

Típico de tía Trudy, la vida es sólo un gran juego.
El camarero se acercó por detrás de mí.

—Hey, Trudy —dijo—, ¿te gustaría tu habitual margarita?

Trudy sonrió y asintió.

—Bueno, sí, me gustaría, Adam —contestó—. Y una para mi sobrina. —Agitó su mano hacia mí—. Me está visitando por el verano. —Pude sentir al camarero moviéndose para conseguir un mejor vistazo de mí.

Ni siquiera tenía mi licencia de conducir, no es que eso hubiera importado ya que era menor de edad. Estuve nerviosa inmediatamente y deje mi mirada fija en la mesa. Sentí a la tía Trudy pateándome la pierna.

—¡Aw! —Alcé mi cabeza de golpe para fruncirle el ceño. Ella me guiñó el ojo y luego hizo un gesto con la cabeza hacia el camarero. A regañadientes miré hacia atrás, y mi corazón se detuvo en mi pecho.

Era Joe de la playa.

—Bueno, la Chica del Libro. —Sonrió—. ¿Cómo vas a conseguir terminar toda esa lectura si estás aquí de fiesta con Trudy? —Abrí mi boca y la cerré de nuevo.

Enfócate, ______, me dije, no actúes como una idiota.

—Lo terminaré esta noche, así que no hay margarita para mí. Muchas gracias, Joe —dije un poco más brusco de lo que tenía la intención—. ¿O es Adam? —Tal vez usa un nombre diferente para las chicas que conoce. Típico chico surfista. Y aquí estoy, pensando en que es inteligente y diferente de otros chicos. Debo ser tan ingenua.
—¿Ustedes dos se conocen? —pregunto tía Trudy, obviamente superada por la emoción. Joe nunca quitó sus ojos de mí mientras se inclinaba en cuclillas al lado de nuestra mesa.
—Sí, nos conocemos, excepto que me dijo que su nombre era Joe—le dije a mi tía con inesperado enojo y arranqué mi mirada de la suya.

Tía Trudy comenzó a reír. No sé por qué me sentía tan frustrada. No es como que siquiera conocía a este chico o si lo vería otra vez.

—Lo es, cariño. —Ella se rió—. Su nombre es Adam Joseph, pero sólo lo llamo Adam. —Ella tocó mi mano. Me quede sentada en la dura silla de madera y me sentí como de cinco centímetros de alto. Joe se rió junto con mi tía.
—Tuve el placer de conocer a ______ hoy temprano en la playa —respondió Joe—. Y espero poder verla mañana. —Esta vez su voz fue baja, y se acercó un poco más a mí.
—Bueno, necesito utilizar el baño de señoras —anunció tía Trudy, dejándonos solos.

Forcé mis ojos a desprenderse de la silla vacía de tía Trudy hacia Joe, quien seguía de rodillas junto a mí. Mis nervios burbujearon de la emoción al estar tan íntimamente cerca.

—¿Así que Trudy es tu tía? —preguntó mientras se trasladaba a la ahora, silla vacía.

Asentí mientras le miraba. La tenue iluminación del restaurante lo hizo incluso más guapo, si eso fuera posible.

—La visito cada verano —le dije—. Estaré aquí hasta finales de agosto, antes de que empiece la escuela en el otoño.

La sonrisa de Joe hizo brillar sus ojos.

—¿Estarás en la playa mañana? —Parecía muy emocionado. Su mirada me hizo sentir hermosa, como si él fuera un artista viendo a la Mona Lisa. No sabía por qué me sentía así. No era reina de belleza. Pero no pude evitar sentirme una cuando él estaba mirándome así. Por todo lo que él sabía, podría estar tan loca como mi tía.
—Si puedo conseguir terminar mi lectura —dije.

Sin otra palabra, se deslizó fuera de la silla y la sostuvo para que la tía Trudy pudiera sentarse. Nos informó que estaría de vuelta con nuestras bebidas.

—Oh, ______ —dijo Trudy—, siempre me ha gustado Adam. Es un joven educado. E inteligente también. —Asentí, sólo escuchando y tratando de actuar como si no estuviera interesada. Pero por supuesto que lo estaba—. Y se graduó en San Diego State esta primavera pasada. —Eso llamó mi atención.
—¿Ya salió de la universidad? —tartamudeé.

Tía Trudy sonrió y asintió.

—Sí, estaba en un programa acelerado y fue capaz de hacer cuatro años en unos dos y medio. Creo que está en alguna parte de los veinte años, tal vez sólo veintiuno.

Suspiré. Yo solo tenía diecisiete. De ninguna manera él iría por alguien cuatro años más joven, incluso si cumplía dieciocho años en unos meses.

—Aquí tienen, señoras. —Joe estuvo de vuelta con nuestras bebidas, una margarita para tía Trudy y un brebaje mezclado para mí.

La cena estuvo buena, y Joe continuó viniendo a nuestra mesa. Cuanto más lo hacía, más nerviosa me ponía. Él sólo parecía tan grande de muchas formas diferentes; lo último que quería era hacerme ilusiones.
De vuelta en casa, agarré mi libro y me instalé en la cama. Tenía una larga noche de lectura por delante. Me quedé dormida con visiones del Conde Drácula y Joe todos mezclados y distorsionados. A decir verdad, en su mayoría eran sólo de Joe y cómo lucía en su tabla de surf, flotando sobre las olas con el sol brillando en el agua que se aferraba a su cuerpo.
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 10th 2013, 08:12

Siguela
Volver arriba Ir abajo
ro$$ 100% fan$ griton@
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1282
Edad : 21
Localización : Venezuela Wants Jonas Brothers
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 10th 2013, 09:49

de verdad que este personaje de joe me enamora, es un encanto e inteligente
estoy fascinada, que lindooo *-* S I G U E L A
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 10th 2013, 12:18

oh siguela
joe es tan lindo
y tierno
me encanta
Volver arriba Ir abajo
nasgdangerJONAS
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 24
Localización : viajando todas las noches...solo para ver tus ojos<3
Fecha de inscripción : 12/11/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 10th 2013, 12:37

enamorada de joseph *o*
siguela pronto nena Very Happy
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/WatermelonLovE_#
ro$$ 100% fan$ griton@
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1282
Edad : 21
Localización : Venezuela Wants Jonas Brothers
Fecha de inscripción : 21/01/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 11th 2013, 15:21

stoy enamorada de este joseph es demasiado bello y no seeeee siguelaa
Volver arriba Ir abajo
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 11th 2013, 17:06

NUEVA LECTORA!!!
Holiiii me llamo Carla y soy de Chile Very Happy:D:D:D
esta muy wena tu nove Smile))
tienes que seguirla, me encanta joe es como tan... emm... JOE hjf.shbañjhbetbha

siguela cabra!!
Volver arriba Ir abajo
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 12th 2013, 17:31

siguela siguela siguela

me encanta que la rayis se haga la interesante con joe
y me encanta que joe sea tan osado y sexy y ....ahhhh.....no tengo palabras

siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 14th 2013, 09:02

Siguela
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 15th 2013, 08:58

Dos



Joe



Después de hablar con Trudy cuando ______ estaba en el servicio de mujeres, supe lo que tenía que hacer. Sabiendo que _______ estaría de vuelta en la playa el día siguiente, pedí el permiso de Trudy para llevar a su sobrina a cenar fuera. Decidí no hacer surf ese día. Estaba nervioso por pedirle salir y no quería oler como el océano. Trudy me dijo que ella tenía casi dieciocho, lo que la hace solo casi tres años más joven, pero como cualquier chico, todavía temía el rechazo. Estacioné mi camioneta en un espacio vacío en el pequeño estacionamiento y vi a _______ inmediatamente.

Me senté y la observé antes de salir.

Se mantuvo mirando a su libro, y luego exploraba el agua lentamente. ¿Estaba buscándome? Eso me puso en marcha. Aparecí detrás de ella. No estaba leyendo Drácula; debía haberlo terminado como dijo que lo haría. Estaba sosteniendo Orgullo y Prejuicio. Supongo que no hacía las cosas a medias.

—Esa señorita Bennett te va a sacar de quicio tarde o temprano —dije finalmente.

_________ cerró su libro de golpe y saltó cuando me agaché a su lado. Se veía tan hermosa. Me recordaba a Blanca Nieves. Su piel era impecable como la porcelana enmarcada con su cabello oscuro, casi negro. Los grandes ojos marrones de ________ estaban muy abiertos por la sorpresa mientras se daba la vuelta para mirarme. Me quité mis gafas de sol y cambié mi peso para arrodillarme en la arena.

—Terminé Drácula justo como dije que lo haría —dijo rápidamente. Su cálido aliento tocó mi cara, y me di cuenta de la cercanía de nuestros labios. Parpadeé un par de veces, intentando formar mi siguiente pensamiento.
—¿Y qué pensaste? —pregunté, moviéndome para sentarme a su lado en la toalla de playa. Esperaba que ella no estuviera molesta por cómo seguía moviéndome más y más cerca, parecía que no podía evitarlo.

________ tragó antes de responder.

—Me gustó más que la película. —Se encogió de hombros pero no se alejó.
—Bien. —Reí—. Ahora puedo seguir respetándote. —¡Estúpido! Ella acaba de terminar uno de tus libros favoritos, y tú la has insultado. Realmente suave.

_________ dejó escapar una risa dura.

—Bueno, me alegro mucho de que pueda satisfacer tus expectativas —dijo desafiante y cruzó los brazos sobre su pecho, el símbolo universal de cierre personal.

Instintivamente, alargué una mano y toqué su mano ligeramente. Tuve que ignorar lo suave que era su piel y disculparme.

—Ahora no me malinterpretes _______. Me encuentro normalmente con gente que se escabulle y no terminan el libro si simplemente pueden ver la película. —Mis dedos hicieron un recorrido por su brazo hasta la mano que estaba sosteniendo su antebrazo con la esperanza de que me mirara—. Todo lo que estoy diciendo es que estoy impresionado. —Ahora nuestros dedos se estaban tocando, y estaba teniendo problemas para concentrarme—. Quiero decir leíste, qué, como doscientos cincuenta páginas anoche. Eso es persistencia. —Mis dedos se entretuvieron sobre su mano, y me encontré tomando nota del contraste de nuestra piel. Estaba pasando demasiado tiempo bajo el sol.
—Soy una lectora rápida —murmuró, y me di cuenta de que estaba mirando fijamente mi boca—. Y persistente. —Miré de nuestras manos a su boca. Los labios de ________ eran del color de los pétalos coral pálido y se abrieron un poco cuando se dio cuenta de que le estaba mirando. Tenía que mantenerme concentrado.
—Muy impresionante —añadí, esperando que supiera que estaba hablando de la lectura y no de sus labios. Está bien, un poco de sus labios.

Me forcé a inclinarme hacia atrás cuando lo que de verdad quería hacer era sostener su suave mejilla en mi mano y presionar mis labios en los de ella. Mi mano todavía estaba en la de _______, y a ella no parecía importarle. Todo en lo que me podía concentrar era nuestro toque. Me sentía cómodo y relajado, como si fuera la cosa más natural del mundo. Levanté la vista de nuestras manos para encontrar su mirada fija en mí. Un corto segundo después, eché la espalda hacia atrás. No podía concentrarme mientras estaba tan cerca de ella. Negué con la cabeza, y mis pensamientos lentamente volvieron a la razón por la que estaba aquí.

—¿Sin hacer surf hoy? —preguntó, rompiendo el silencio. Miré al océano, luego de nuevo a ella.
—Hoy las olas son de mierda —dije en voz alta. Y tengo que trabajar, para llevarte a una cita, agregué en mi mente. Cuando hablé otra vez, bajé mi voz, y ella se inclinó hacia mí—. Y estaba esperando hacer algo diferente hoy.

________ arqueó una ceja oscura.

—¿Y qué sería eso? —Podía sentir mi cara volviéndose caliente, avergonzado. Me agaché al nivel de sus ojos otra vez. Solo dilo, me ordené.
—_______, ¿quieres salir conmigo esta noche? —hablé tan rápido que casi no entendí lo que dije.
—¿Quieres salir conmigo? —preguntó, su voz sonaba sorprendida. Ambas cejas oscuras se arquearon en su frente.

Oh. Mierda. ¿Cuán arrogante soy? _______ debe tener novio. ¿Trudy no me lo habría dicho? Tal vez él es un títere, y ella quiere que yo me abalance y le haga perder la cabeza a ______. Serénate. Puedo volverla loca.

Forcé una risa dura.

—Por supuesto que quiero —dije, tomando su mano fácilmente—. Nunca he hecho surf en una playa tantos días consecutivos, pero después de verte a ti aquel primer día, tuve que seguir viniendo —dije todo claramente. Silencio.  

Los ojos marrón oscuro de _______ se redondearon con sorpresa. Rompió el contacto visual conmigo y bajó la mirada hacia mi mano sobre la suya. Pensé que iba a quitar mi mano de encima, pero en su lugar, entrelazó las yemas de nuestros dedos. Mi pulso se aceleró.

—Así que —dijo, su voz baja—, ¿una cita? —Su mano estaba cálida alrededor de la mía, y no pude evitar mover mi pulgar hacia atrás y adelante sobre su piel suave.
—¿Qué tal si te recojo en casa de tu tía Trudy a las seis? —Sus mejillas se sonrojaron, y se veía aún más hermosa.
—Bien —susurró ________. Me acerqué más para hablar directamente en su oreja. Olía como a coco y cítrico.
—No creo que sepas lo adorable que eres cuando te avergüenzas —susurré. No me moví: me quedé atrapado en un limbo bajo su trance—. Nos vemos a las seis en punto. —Me levanté rápidamente y me fui antes de que pudiera decir algo más o actuar siguiendo mis impulsos.
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 15th 2013, 09:10

Dos parte 2



El trabajo fue un borrón. Recuerdo contarle a Nick, mi mejor amigo, sobre ______. Estoy bastante seguro de que eso era lo único de lo que podía hablar. Él la recordaba de la noche anterior y más o menos la había acosado desde las sombras. En un momento dado, él había amenazado con invitarla a salir si yo no lo hacía. Pensé que podría estar molestándolo con lo mucho que estaba hablando sobre ella, pero no me importaba.

—Así que —dijo Nick. Me volví hacia él mientras continuaba—, ¿vas a llevar a esta Chica de los Libros a la hoguera esta noche? —Demonios. Me había olvidado de eso.
—No lo sé… —dejé que mi frase se fuera apagando. Nick me conocía bien.
—Te olvidaste —acusó. No. Simplemente no me acordaba.
—Simplemente no creo que eso sea una especie de primera cita…
—De ninguna manera —me cortó Nick—. Vas a estar ahí. Es nuestra tradicional fiesta de fin de año, nuestra última. —Tenía razón.

Desde que estábamos en la escuela primaria, siempre celebrábamos el verano con una hoguera, una manera de dar la bienvenida a los meses sin preocupaciones de surf y sol. Primero fue con nuestras familias, luego se extendió a nuestros amigos, y ahora solo era un enorme grupo de personas. En mi caso yéndome de la universidad a un ritmo acelerado, ésta sería probablemente nuestra última fiesta juntos. A Nick todavía le quedaban dos años de universidad, y yo había estado solicitando trabajos por toda California, así que, ¿quién sabe dónde terminaría?

—Veré qué puedo hacer —prometí.

Nick no parecía contento pero me conocía lo suficientemente bien como para saber que intentar que cambiara de idea era inútil. No me importaba la fogata de esta noche. Tenía una cita con ______.

* * *

Antes de salir de la casa, mi madre me dio algunos buenos consejos: llévale unas flores a Trudy; me ganaría unos puntos. Mi madre siempre está diciendo cosas como esa, enseñándome los puntos más finos de cómo tratar a las mujeres. Así que en mi camino a casa, me detuve en el mercado de productores y tomé un ramo de flores silvestres para Trudy y un único girasol para _______. Parecían adecuadas para ambas mujeres.

Cuando llegué ahí, me paré en la puerta, esperando a llamar. Faltaban dos minutos para las seis. Podía oírlas riéndose dentro, pero sonaba como si fuera Trudy principalmente. Estaba entusiasmado y nervioso. Cambié las flores a una mano y llamé. La risa se detuvo, y un momento más tarde, Trudy abrió la puerta con una enorme sonrisa.

—Buenas tardes, Trudy —dije, sosteniendo el ramo de flores silvestres hacia ella—. Éstas son para ti. —Sonreí cuando la boca de Trudy formó una O, y las tomó.
—Adam —susurró—. Eres todo un encanto. —Dio un paso atrás y agitó una mano hacia dentro—. Entra, por favor. —Lo hice.

La casa de Trudy era lo que yo llamaría “eclético”, pero no me importaban sus cuadros y muebles. Escudriñé la habitación buscando a _______. Justo cuando estaba pensando en su nombre, apareció por la cocina.

El tiempo se detuvo. Era la persona más hermosa que alguna vez había visto. Llevaba una falda larga blanca que fluía y una camiseta sin mangas amarilla pálida; su cabello oscuro estaba recogido en alto. Quería dejar caer la flor que estaba sosteniendo y pasar mis dedos por su piel, por la base de su cuello hasta su hombro.

—Voy a ponerlas en un poco de agua —dijo Trudy, rompiendo mi trance de _______. Me di cuenta de que se estaba ruborizando por mi mirada y dio unos pocos pasos hacia mí. Cerré la distancia entre nosotros y extendí el girasol hacia ella.
—Esto me ha hecho pensar en ti —dije quedamente. ______ las alcanzó, y nuestros dedos se rozaron otra vez. Se sintió diferente de lo que había hecho antes ese día. Era más poderoso, como si estuviera fijado con electricidad. Nuestras miradas se encontraron, y supe que los dos lo habíamos sentido.
—Es preciosa —dijo—. Gracias. —Sonreí a cómo algo tan simple podía hacerla feliz.
—De nada —respondí. Trudy volvió a la habitación, y di un reacio paso atrás. Ella tenía una ramita de lo que parecía ser lavanda en su mano. Caminó hasta _______ y le dijo algo al oído, lo cual la hizo sonrojarse. _______ se movió, y Trudy comenzó a agitar la lavanda en el cabello oscuro de Allison. Cuando hubo terminado y _______ no estaba mirando, me guiñó el ojo.
—Déjame poner ese maravilloso girasol en un gran jarrón por ti, _______ —dijo Trudy y se lo recogió—. Ahora pónganse en marcha, ustedes dos. La noche es joven, y ustedes también. —Y con eso, estábamos en nuestra cita.

El aire nocturno era cálido mientras el sol colgaba vagamente en el cielo. Quería sostener la mano de _______ mientras caminábamos hacia la camioneta pero decidí que no quería presionar. Abrí la puerta para ella y la ayudé a meterse en la cabina. Una vez que estuve dentro, me volví para mirar hacia ella. El sol poniente la hacía lucir radiante. Me miró por el rabillo del ojo y luego se volvió para mirarme a la cara. Bajó la mirada hacia su falda, y luego tocó la parte superior de su delgado top.

—¿Qué pasa? —preguntó, alarmada. Estiré el brazo y tomé su mano, sin importarme si parecía atrevido.
—Estás impresionante —le dije. Nos miramos el uno al otro, y sentí que la gravedad me tiraba hacia ella.
—Tú no te ves nada mal —dijo con una sonrisa. Tuve que reír ante su evaluación. Me gusta una chica ingeniosa.
—Iba a usar pantalones cortos y arreglarme mi cabello con la cera de la tabla de surf. Pero luego he pensado, nah, me arreglaré para ti. —_______ empezó a reír, y estuve perdido en su sonido. Arranqué el motor y me alejé de la acera, sin soltar su mano, dejando que descansaran sobre el asiento entre nosotros.
—Así que —dijo después de unos cuantos minutos de cómodo silencio—. ¿A dónde vamos?
—Espero que te guste italiano. —Sonreí. La llevaba a este pequeño lugar que pocas personas conocían. Servían las mejores albóndigas y pan de ajo.
—¿A quién no? —respondió con una sonrisa.

Me gustaba.

—Creo que nos vamos a llevar bien. —Y tenía razón.

La cena fue genial. No, “genial” no parece describirlo. Simplemente congeniamos. Comimos, hablamos, y reímos durante casi tres horas. Hablamos sobre nuestros gustos y aversiones, nuestras metas y sueños, familias y futuros. Teníamos tanto en común que era irreal, casi fortuito. Cuanto más hablábamos, más me sentía conectado a ella. _______ amaba los libros y el inglés tanto como yo, y quería ser profesora o una escritora. No era solo increíblemente hermosa, era increíblemente inteligente también. Estiré mi brazo a través de la mesa y tomé su mano en la mía. Mientras lo hacía, ella se acercó a mí en la cabina redonda. Una vez más, quería tomar su delicado rostro en mis manos y presionar mis labios en los suyos. Me incliné hacia ella.

—Hola Joey —dijo una voz irritantemente familiar detrás de mí. _______ miró más allá de mí, y me volví para ver a Nick. Miró una y otra vez entre nosotros—. Así que, ¿vas a presentarme? —Quería decir: “No, no voy a presentarte. Voy a matarte”.

Aclaré mi garganta.

—Hola, Nick. —Me volví hacia _______, sus mejillas adorablemente rosas, y apreté sus dedos—. ______, éste es Nick, Nick, ésta es…
—Chica de los Libros —me cortó, sonriendo. Los ojos de _______ crecieron, y luego asintió y sonrió, mirando a Nick.
—Hola Nick —empezó—. Tú eres el chico que estaba en el restaurante anoche, escondido en las sombras, ¿no? —Le señaló con un dedo e inclinó su cabeza hacia un lado. Nuestras mandíbulas cayeron abiertas, y entonces Nick y yo reímos—. Bueno, voy a dejar que hablen chicos, y yo solo… ya saben. —Luego se deslizó fuera de la cabina.

Nick se volvió para mirarme.

—Creo que estoy enamorado —dijo soñadoramente mientras se dejaba caer en la cabina, y le di un puñetazo en el brazo.
—¿Qué estás haciendo aquí? —Estaba molesto. Él sabía de esta cita. Se encogió de hombros y tomó un panecillo y le dio un mordisco.
—No voy a dejar que te escapes de la hoguera, amigo mío. —Masticó con la boca abierta—. Tienes que estar ahí. Lleva a la Chica de los Libros… _______ —dijo, encogiéndose de hombros.
—Vamos, Nick, ésta es nuestra primera cita —declaré, deseando que entendiera.
—Amigo, he dicho que la lleves. —Me miró, frustrado por no entender lo que estaba diciendo—. Está muy buena, hombre. Si no se lo preguntas, tal vez yo… —No le dejé que acabara. Golpeé la parte posterior de su cabeza.
—¿Preguntarme qué? —preguntó ______ mientras se deslizaba con facilidad a mi lado.
—Hay una hoguera esta noche —dije quedamente, volviéndome para mirarla y bloquear la vista de Nick. No me había dado cuenta lo cerca que estaba e inmediatamente me distraje con sus labios suaves como pétalos.
—Es tradición —interrumpió Nick, pero no hice que rompiéramos el contacto visual.
______ parpadeó y sonrió, mirando rápidamente abajo hacia mis labios, luego de nuevo a mis ojos.
—¿Quieres ir a la hoguera?
—Yo… —No sabía qué decir. No podía concentrarme en nada. _______ sonrió y me guiñó un ojo.
—Supongo que te veremos más tarde Nick —dijo ella más allá de mí—. Ha sido un placer conocerte. —Se volvió hacia mí. No sé cuánto tiempo nos sentamos ahí, pero en algún momento, Nick se fue.
—No creo que alguna vez haya visto a alguien callar a Nick, nunca —le dije, impresionado. Ella se mordió el labio y miró abajo.
—Así que, ¿tus amigos te llaman Joey? —preguntó con una sonrisa.

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 15th 2013, 11:51

owww q tierna primera cita
siguela
sta bonita
Volver arriba Ir abajo
nasgdangerJONAS
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 472
Edad : 24
Localización : viajando todas las noches...solo para ver tus ojos<3
Fecha de inscripción : 12/11/2010

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 15th 2013, 12:22

estoy demasiado encantada con esta nove u.u
jajajajajaja siguela pronto *-*
Volver arriba Ir abajo
https://twitter.com/WatermelonLovE_#
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 16th 2013, 19:30

SiIiiIiiiGueeEeeEEEeelAaAAaaa!!!!!
POOoOooOoorfAaaAAAaAaa
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 16th 2013, 19:31

Siguela
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 17th 2013, 08:23

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 17th 2013, 08:24

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Noviembre 17th 2013, 08:24

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Teach me (Joseph y tu)   Hoy a las 03:10

Volver arriba Ir abajo
 
Teach me (Joseph y tu)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Teach me (Joseph y tu)
» ESA LINNA featuring ROGER JOSEPH MANNING JR.: "She's Not a Human Being" (2012)
» AERIAL -'Why Don't They Teach Heartbreak At School? 2014
» Joseph Williams - This Fall
» Tratos de Joseph Sierra Gutiérrez

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: