Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:47

Hasta aquí, gracias por sus comentarios, estoy pensando subir otra novela Can't Be Tamed... lo estoy pensando, es diferente a esta..... Mmm Mmm Mmm  ahora tengo muxo Sleep Sleep Sleep Sleep y estos dias voy a estar study study study study  muxo tenglo clases me disculpo si no puedo subir ademas d q estoy un poco Fiebre Fiebre Fiebre  gracias por sus comentarios juju juju juju juju juju  las quiero:heart: I love you I love you I love you 
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 11th 2013, 18:30

estoy triste xq no vas a poder subir cap estos días... pero te entiendo primero son los estudios Smile espero que te mejores pronto Very Happy

Síguela Amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 12th 2013, 15:53

COMO SE LE OCURRE A TREVOR
INTERRUMPIR EL SUEÑO
DE NICK Love! Love! 
JAJA VAYA IMAGINACION...
JJAJAJ
CREO K MEISON TRAERA
PROBLEMAS.... ¬¬ ¬¬ JUM

AYYY MI NICK CELOSO,
NO TENIA PORK..JAJAJ
VAYA DOS ESTAN HECHOS MADRE
JAJA TAL PARA CUAL ¬¬
JAJAJA SIIIGUELA!!

ESPERO Y TE MEJORES
PRONTITO Wink Wink
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 15:18

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 18:21

**********


 —Les diré que me secuestraste. —acuso ella
Nick frunció los labios y abrió el coche con la llave, estaban en una gasolinera. Él se giró y la cogió de la cintura, apoyándola en la puerta. Ella sonrió provocativa. Sin duda, le gustaba que Nick se acercara tanto.
—Ah, ¿sí? ¿Y quién te creerá? —susurro mientras acariciaba su mejilla con sus labios.
—Todos…
Lo que sucedió a continuación dejo a Nick estupefacto. Ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar.
Jaydlien pegó su cara a la de Nick y pasó lentamente su lengua por el labio inferior del chico. En ese momento hizo una foto con su iPhone. Realmente Jaydlien era una provocadora, creída y descarada. Y también muy desconsiderada, puesto que debía saber lo mal que lo estaba haciendo pasar. Sobre todo cuando lo empujó y sonrió mostrándole la foto. Nick Resoplo. Más encendido que nunca, y observo la imagen. La muy egocéntrica Jaydlien miraba a la cámara mientras que la cara de Nick era la viva imagen de un gilipollas embobado.
—Lo que faltaba… —asintió mientras se restregaba la cara con las manos—. Eres tan… tan…
—Lo sé, pero no te enfades. Ha sido un rocecito de nada, además la foto es genial. —Dijo cuándo se acercó a la puerta del copiloto-Dime Nick, ¿qué crees que les fastidiará más, la foto o que me hayas secuestrado?
—Las dos cosas. —La miro siguiéndola—. La próxima vez que vuelvas a hacer eso, juro que terminarás en… —Se detuvo mientras ella asentía sonriente y expectante.
—Bueno, ¿qué harías?
—No quieras saberlo.-se acercó a ella acechante.
— ¡Venga ya! Dilo.
—Debes tratarme bien… Soy de carne y hueso, y tengo… mis necesidades, ¿sabes?-gimoteo, lo que le encanto a Jaydlien su explicación tan dramática le provocó una carcajada. Tuvo que reírse con ella.
— Y si no lo hago-arqueo sus cejas expectantes. El ronroneo.
— Pagaras las consecuencias-la beso tiernamente.
— No suena tan malo, me gustaría correr el riesgo-le guiño un ojo. Jaydlien se quedó pasmada cuando escucho, la voz de uno de sus amigos de la escuela.
Jaydlien soltó una maldición cuando Derek el de novio Jocelyn la reconoció. Cuando lo vio lo primero que pensó fue en salir huyendo de ahí, Derek era agradable solo con muy pocas personas y se la pasaba criticando a los que no seguían las reglas, así que lo que se acercaba era una situación muy incómoda. Le hecho una miradita a Nick y sonrió con calma mientras Derek y Jocelyn se acercaban.
-No te ofendas si dice algo grosero, si? Regularmente es un tonto.
-¿Ofenderme?- Nick miró con el ceño fruncido a Derek -¿Porque debería de ofenderme?
Jaydlien sabía lo que estaba pasando por la cabeza de Nick al ver a Derek, es posible que pensara que un chico como él no era más que un hijo de papi, era cierto, considerando que Jocelyn es la chismosa de toda la secundaria, debía temerle.
-Solo no te ofendas.
- Jaydlien nada de lo digan tus amigos puede ofenderme. -Le contestó con rudeza.
Ella podía apostar su vida a que los comentarios groseros e insultantes no le harían daño, pero no podía dejar de sentirse incómoda con la situación. Nick, Derek y Jocelyn eran prácticamente dos mundos separados que estaban a punto de chocar. Menudo desastre. Derek y Jocelyn se plantaron justo frente a ellos.
— No esperaba encontrarte hoy ¿Cómo has estado?. -Dijo Jocelyn sonriendo.
— Si... am... tampoco yo. - Ella sonrió y señaló a Nick. -Él es Nick, mi...am...-lo miro sin saber lo que eran
— Novio-aclaro el apretándose a Jaydlien, ella canto emocionada.
La expresión de Derek cambio por completo, la sonrisa se fue y la miró sin ninguna expresión en el rostro. Jocelyn grito emocionada.
— Genial, un gusto, Oh Dios Mío, no creí que este día llegara nunca, un gusto soy Jocelyn Green y él es Derek mi novio, Mmmm estudiamos con Jay en la secundaria y Derek esta con ella en ballet- Nick reprimió un carcajada.
— Si-aclaro Derek, mirando la chaqueta de Nick y deduciendo lo más notable- Y tu estas en una pandilla?-pregunto con su tono arrogante.
Ambos notaron el desagrado en la voz de Derek y su sonrisa de maldad disfrazada de encanto no engañaba a nadie, Jaydlien se molestó un poco con él. Derek no era nadie para tratar a las personas con desprecio. Nick ni siquiera se tensó, solo sonrió divertido.
-Sí, soy el jefe de la pandilla... Bueno, no me sorprende que nunca hayamos hablado, después de todo nunca me ha gustado dar vueltas como un afeminado y usar mallas...espera... lo lamento. ¿Dijiste que el bailaba ballet?
Jaydlien tuvo que sofocar una carcajada ante la cara de Derek y Jocelyn, estaba serio hasta la muerte. Miró a Nick con cara de "eres un cabron" y luego se despidió de ella.
— Mmmm Después te veo, hermosa-se acercó hasta ella y la despidió con un beso en la mejilla, casi cerca de la comisura de sus labios, Jaydlien se tensó Jocelyn también, Nick quiso matarlo.
— Hasta luego, amiguis, salúdame a las chicas avísale que el entrenamiento de las animadoras es este jueves, la escuela comienza ese día, se arregló el problema-sonrió dándole un abrazo a Jaydlien.
Derek y Jocelyn se alejaron casi corriendo del enojo y cuando ya no estaba por ninguna parte Jaydlien se giró hacia Nick y sonrió bastante divertida.
-Eso ha salido muy bien.- Nick sonrió y se encogió de hombros.
-Que le den por el culo a tu amigo si cree que puede ofenderme. - Dijo orgulloso.
Jaydlien sabía que el insulto de Nick le iba a causar un poco de problemas en la práctica del día siguiente, pero Derek se lo merecía por ser un esnob idiota, era su amigo...
Ambos se subieron al auto y Durante el corto trayecto, Jaydlien estuvo tarareando la canción de Justin Timberlake que sonaba en su iPhone mientras movía las piernas al ritmo de la música. La voz de Nick se escuchó seria.


— ¿Has tenido novio alguna vez? —le preguntó mientras conducía.
Ella se sorprendió por la pregunta y la cara que debió poner le hizo gracia. Jaydlien Le miro frunciendo el ceño.
—Bueno… no sé si se puede llamar así.
— ¿Has tenido novio y no sabes si lo era? —hizo una mueca.
—Solo nos veíamos una vez a la semana y casi nunca hablábamos. Solo nos besábamos y cosas así.-mintió
Nick Se tensó y dejó de sonreír en cuanto escuchó su comentario.
— ¿Cosas así? ¿Qué más hiciste con ese tipo? —preguntó con desprecio.
—Cosas… Las mismas que tú con Dana o Daniela o…
—Sí, sí, vale. —Negó con la mano.
Jaydlien Tuvo que reír al verle celoso.
Ella no a sabía dónde se dirigían, pero le daba igual con tal de estar con él.
— ¿Cómo se llamaba? —Continuó, poniendo aquella carita de enfado que tanto le gustaba a Jaydlien.
— ¿Cuál de ellos? —lo pico llevando su mentira a otro nivel.
— ¡¿Cuántos has tenido?! —dijo desconcertado.
—Los suficientes como para mantener una conversación de, no sé… ¿ocho horas, tal vez? No, puede que más.
—Pero ¿qué es lo que enseñan en esa secundaria?
Estaba tan ofuscado, que terminó gritando mientras entraban en autovía.
— ¿Celoso?
— No sabes cuánto. Iré a poner una queja, ¿sabes? —Terminó sonriendo—. ¿Cuál de ellos fue el que más te… gustó?-Jaydlien rió alegremente, Nick la miro serio.
— sea, que alguno de ellos fue el primero ¿no?
Él Se refería al sexo. No, no fue el primero porque para ella aun todavía no existía la primera vez.
— En realidad Nick jamás he tenido un novio y. —ella se silencio.
Notando cómo todo su cuerpo se relajaba, suspiró y la sonrisa tornó a sus labios, aliviado.
— Y qué?-pregunto intrigado, ella suspiro
— Tu has sido el primero en todos los aspecto-se sincero
— Lamento si yo…-ella lo interrumpió
— No me arrepiento de nada, de hecho fue magnifico-su cara se ruborizo, él le sonrió dulce.
Él se mantuvo callado y aquel silencio hizo que se agolparan en la mente de Jaydlien un montón de preguntas y dudas que nunca había hablado con un chico. Ahora le apetecía hacerlo con la persona de la que estaba enamorada.
¡Dios!, se moriría de la vergüenza, pero, como siempre, sus labios no se dejaban dominar.
— ¿Cómo es…? Quiero decir… ¿qué se siente cuando…? —Ya está, lo soltó.
No termino la frase, pero él supo inmediatamente a qué se refería. No hizo ningún gesto, permaneció concentrado en la carretera. Un chico y una chica no hablan de sexo entre sí, a menos que ese chico sea gay. Y por el momento no tenía ningún amigo gay.
Ahora que ella lo había preguntado, deseaba saber cómo lo había vivido él. Qué había sentido y si había estado enamorado alguna vez. Estaba claro que él tenía experiencia suficiente.
Nick suspiró y frunció los labios, como buscando la respuesta a aquella pregunta.
— Creo que soy la persona menos indicada para hablarte del placer del sexo. Al fin y al cabo yo solo he tenido sexo. Jamás he sentido nada que no fuera una noche loca o un delirio entre clase y clase o con las chicas de la banda. —A ella le reconfortó saber que no había estado enamorado—. No sé qué se siente cuando tienes a la persona que realmente amas bajo tu cuerpo. No lo he experimentado… todavía —repuso susurrando. Después le echó una mirada fugaz.
Ella continuaba mirándole cuando llegaron a su destino. Bajaron del auto y ella soltó un gritito extasiada. El Pizza Palace el Lugar favorito de Jaydlien al cual solía venir con su padre cuando estaba mas pequeña.
— Me estas tomando el pelo?-preguntó extasiada, Nick sonrió y la tomo de la mano para llevarla al lugar. Mientras el pasaba, un grupo de chicos estaba sentado ahí, riendo muy fuerte y aparentando rudeza, Nick la empujó cerca de él, de alguna manera para protegerla. Nick pudo sentir cada una de sus menudas curvas al apretarla a él y se dijo que cualquiera que los observara iba a envidiarlo esa noche.

— ¿Tienes hambre?-le preguntó, Jaydlien lo miro dudosa ante su reacción seca.
— No-le dice. Su estómago ruge con fuerza, delatándola.
— Si, puedo escuchar que no tienes hambre. Vamos, tendrás una recompensa si aceptas comer conmigo.-dijo con voz seductora, las rodillas de Jaydlien temblaron.
— Oh, bueno, en ese caso…
— ¿Algo en especial?-le pregunto serio.
— Lo que sea excepto anchoas, soy tremendamente alérgica-menciono sonriente-o y Pepperoni no me gusta-hizo una mueca de asco que divirtió a Nick.
— ¿Jamón y queso? ¿Queso? ¿Salami? ¿Vegetariana?-sugirió, frotando suavemente la espalda de Jaydlien, haciéndola temblar. Ella sonrió mordiendo su labio, tratando de no demostrarle que su toque casual la afectaba.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 18:28

Mil gracias por el apoyo, estoy mejor gracias.... Very Happy Very Happy Very Happy Very Happy cheers affraid Aqui les va mas....

— Me voy por la primera opción-
Nick pidió la pizza y llevo a las mesa dos coca-colas, una para él y una coca de cereza para Jaydlien, ella sonrió al ver que Nick recordó su bebida favorita, eso definitivamente le da puntos extras. Nick no pudo mantener los ojos alejados de ella, mirarla era su pasatiempo favorito estas últimos meses, ella definitivamente le gustaba y no se imaginaba pasar un día sin tenerla cerca, ella era su debilidad ahora, su talón de Aquiles.
— Ni te imaginas lo que acabas de hacer-dijo ella bajando la mirada y jugueteando con su bebida nerviosa. Él la miro confundido.
— Mmmm creo que en alguna parte de la conversación me perdí-
— ¿Por qué le dijiste a Jocelyn que tú y yo somos no-novios?- dijo atragantándose con la última palabra.-Ella-prosiguió-Es una chismosa de primera-Nick se tensó y adopto una postura fría. Jaydlien pensó que había dicho algo incorrecto, el mismo escalofrío de miedo que le provocaba Nick regreso.
— ¿Te incomoda salir conmigo?- ¡Rayos!
— No, no... Pero...-Nick la interrumpió.
— Pero no sería bien recibido en el círculo de tus amigos los chicos buenos. Pensé que no te importaba lo que los demás pensaran de ti, veo… veo que me he equivoco -Nick se cruzó de brazos y estaba esperando que ella se defendiera, sus ojos la quemaban, estaban ardiendo, ella no sabía si era porque estaba cabreado o quería matarla, Jaydlien no se atrevía a mentirle porque lo que estaba diciendo era verdad. En cierta parte tenía miedo de que su reputación de niña buena y estudiante prodigio se fuera al caño pero por otra temía perder a Nick puesto que le gustaba y mucho.
— No te equivocas-repuso confiada- Es solo que pensé que no eras de los chicos de relaciones serias y noviazgos comprometedores, tú lo dijiste ¿Recuerdas?- Nick sonrió y descruzó los brazos, se acomodó en la silla y cuando iba a abrir la boca, un hombre interrumpió su conversación. Salvado por la campana, solo por el momento.
— Estamos cerrando chicos-dijo el hombre, dejando caer la caja en la mesa.
— O, pensé que podíamos comer aquí- Nick replico, mirando confuso.
— Generalmente sí, pero necesito llegar a casa temprano, mi esposa acaba de tener al bebe y bueno-suspiro cansado-No tengan un bebe ahora. Jaydlien se ruborizo ante la idea de tener un bebe con Nick.
— Okey-rió divertida-No lo haremos-
— Bueno, entonces, gracias-Nick se levantó y tomo la caja volviéndose hacia Jaydlien-Podemos comer en mi casa-sugirió mientras tendía su mano para ella, Jaydlien la acepto sonriente
— Frankie está allí ¿cierto?-exploto emocionada como niña pequeña, Nick rió.
— Mmmm si solo que-miro su reloj- Sera pronto medianoche y por su propio bien ya debería estar durmiendo, tiene mañana escuela.
— Oh- dijo desilusionada- Está bien, al menos esta la pizza-rió para sus adentros.
20 minutos después se encontraba aparcando el auto frente a su casa, ayudo a Jaydlien a salir del auto y se adentraron a la casa. La boca de ambos cayó abierta en shock, cuando encontraron se toparon con cajas de comida china vacías, latas de soda por todos lados. Platos sucios esparcidos por el lavaplatos, ropa regada en los muebles, libros y juguetes por doquier, los ojos de Nick se ensombrecieron y por un minuto Jaydlien creyó ver la vena de su cuello latiendo al ritmo de su pulso, aposto el poco dinero que tenía que Nick estaba a punto de estallar de cólera.
— ¡Oh Jesús! ¿Te han robado?-bromeo Jaydlien, tratando de hacerlo reír y de no partirse de la risa. Pronto escucho entre dientes “matare a esos dos”
— Ja-Ja que graciosa- replico mientras se tragaba su enojo, Jaydlien rio fuerte.
— O es eso o un tornado azotó tu casa, amor-Nick sonrió a lo último, podía acostumbrase a ese tipo de palabras solo que salgan de la boca de su chica. Pronto intento acomodar un poco el sofá, no era tan grande el desastre. Jaydlien lo miro divertida y se plantó frente a él, mientras observaba su ceño fruncido. Se veía realmente hermoso.
— ¿No te han dicho que te ves muy lindo cuando pretendes estar enojado?-Nick elevo las cejas divertido.
— No pretendo estar enojado-dijo con voz fría
— ¿no?-lo reta ella con una dulce mirada, él no se resiste y sonríe.
— ¿Sabes?? Una vez me dijeron que lo mejor para calmar la rabia es besar a alguien
— ¿Es lo único que se te ha ocurrido para insinuar que quieres besarme??
Nick la mira fijamente y la atrae con sus ojos avellanas.
— Nena, yo siempre quiero besarte...
— Me temo que no lo vas a conseguir tan fácilmente, Nick. Quiero pizza después los besos-sonríe cómplice. El niega con la cabeza, mientras la aprieta hacia él. Jaydlien ahoga un gemido mientras ambos se miran, con ¿deseo?
— ¿Van a darse un beso francés?- Dijo una voz asqueada proveniente de las escaleras, ambos giraron la cabeza para ver a Frankie quien hacia una mueca que le provocó risas a ambos .Jaydlien le da una mirada curiosa a Nick.
— ¡Frankie! Eso es totalmente inapropiado preguntar. ¿Quién te ha dicho eso?-le regaña Nick.
— Kevin
— ¿Qué te dijo exactamente Kevin que era?-pregunto ahora Jaydlien con los brazos cruzados.
Él le da una mirada apenada
— Ya sabes...
— Dime– le dice Nick –Tal vez no lo sabemos.
Jaydlien tiene conocimiento de primera mano de que sabe lo que es el beso francés, pero no va a debelar su secreto.
— Es cuando lames la lengua de la otra persona–, susurra.
¡Demonios!, el niño sabe más que Nick cuando tenía a su edad... Jaydlien mira a Nick, pero él pone las manos en alto. Aunque nada le gustaría más en ese momento que darle un beso francés a su bailarina, Nick puede esperar hasta más tarde. Cuando Frankie este profundamente dormido.
— Yo no le he enseñado nada. Hablare mañana con Kevin, está en problemas- Frankie termino de descender las ultimas escaleras y se lanzó a los brazos de Jaydlien, ella lo abrazo fuerte, le dio un beso en la frente y luego Frankie les miro serio.
— Pueden obtener una gran cantidad de gérmenes de esa manera–, dice mientras se acurruca en el pecho de la chica y considera las consecuencias del beso francés.
— Absolutamente–, Jaydlien está de acuerdo. – ¿Verdad, Nick?
— Así es. Gérmenes. Muchos de ellos. – Nick no le dice a su hermano que los gérmenes de algunas chicas valen la pena obtenerlos.
— Nunca voy a hacerlo–, declara Frankie
— No te dejare hacerlo-aclara Jaydlien- Me pondría celosa si lo intentas con una chica- Frankie sonríe arrogante.
— Lo sé, nena, soy irresistible- Jaydlien sonríe, luego él adopta una expresión seria –No has respondido a mi pregunta. ¿Nick y tú van a darse un beso francés?-
— Frankie-le regaña Nick- No tienes por qué preguntar eso, además ¿Qué haces despierto a esta hora?- Nick se cruza de brazos
— Tenía hambre, vine por una sándwich-se aprieta mas a Jaydlien aun somnoliento.
— ¿Quieres pizza?-pregunta ella, Frankie se levantó emocionado y soltó una maldición.
— Oye, cuidado con tu vocabulario. – le reprendió Nick. Frankie se cruzó de brazos.
— Tú dices cosas mucho peores.-Jaydlien frunció el ceño acusadora.
— Bueno si, pero soy el hermano mayor.
— Pero yo soy el hermano más atractivo, y el más listo.
— Sí, pero después de mí. - Nick sonrió
— Jaydlien-dijeron al unísono haciéndola escoger entre ambos, esa sería una muy difícil decisión. Ella plantó un sonoro beso en la mejilla de Frankie y se fue con él en brazos hasta el mueble, Frankie le saco la lengua a su hermano.
Jaydlien nunca había sido partidaria de ver la televisión después de media noche pero debía admitir que no era tan malo después de todo. Nick buscó una película, trajo sodas y se sentaron frente a la televisión, ella se arrodillo a un par de metros del televisor Frankie a un costado y Nick al otro, luego de un rato se escuchó un fuerte grito molesto escaleras arriba, Jaydlien se sobresaltó, su corazón latió tan rápido que pensó que le explotaría.
— No tienes por qué gritar- se levantó Nick para buscar a su hermano
— Llegaste temprano?-pregunto Kevin, mientras se giraba para ver a Jaydlien, recordándola de algún lado- Mmmm, creo que no nos han presentado?-dijo con su tono arrogante.
— De hecho si-Jay sonrió- Soy Jaydlien Adams-extendió su mano pero él se sentó a su lado, colocando su brazo alrededor de los hombros de ella.
— Un gusto conocerte preciosa, yo soy Kevin Jonas el hermano más atractivo del clan Jonas y el más listo-sonrió arrogante, Jaydlien rodo los ojos, Frankie salto sobre ella de una manera posesiva.
— La arrogancia es de familia-rio mientras observaba a los tres
— Aléjate de ella, Jaydlien ya tiene perro que le ladre, eso fue lo que dijo Nick- Nick abrió los ojos apenado de sus hermanos y de su pelea por ella. ¡RAYOS!
— De verdad? Y quién es?-miro curiosa al niño.
— Yo- Kevin y Nick rieron, Frankie puso su cara melodramática, Jaydlien lo abrazo y le llovió a besos por su ternura.
— Demonios desearía ser Frank en este momento-le declaro Nick a Kevin.
— Lo mismo digo hermano-
En menos de una hora la pizza se terminó y ella no había dejado de reír con las ocurrencias de Frankie y los comentarios tontos de Kevin eran todo un par de pícaros y aunque de vez en cuando tenían rasgos del carácter de Nick eran como dos mundos totalmente diferentes.
— Kevin como te fue en la escuela?-pregunto Nick mientras le daba una mordida a su ultimo trozo de pizza.
— Bueno, yo… yo reprobé el examen de matemática-dice rápidamente como si se quitara una mordaza del cuello.
— Pero qué demonios- Frankie se ríe, el rostro de Nick se pone rojo.
— Lo siento, eso es demasiado confuso, el profesor explica raro y jamás acaba los ejercicios, es como si nosotros fuéramos genios, y allí están ellas las ecuaciones radicantes y ecuaciones termométricas o que se yo acabando nuestras neuronas?-se escucha molesto.
— En realidad son ecuaciones radicales y ecuaciones trigonométricas- aclara Jaydlien
— Sabes cuales son?-entrecerró los ojos, ella asintió.
— Trae tu cuaderno de matemática-le pidió ella él lo trajo y se sentó a su lado.

Y en pasos fáciles y palabras claras le explico como resolver cada una de sus operaciones, respondiendo cada una de sus preguntas y deduciendo cada uno de los problemas que tenía con los ejercicios. Nick observo a su linda bailarina, aparte de ser linda también lista, eso era demasiado para él
— Has hecho tu este ejercicio?-apunta confundida el cuaderno, el niega-
— Lo ha hecho Bob Esponja-ríe, ella frunce el ceño-El profesor Watson-aclara Frankie ríe de nuevo- Que sucede con él? Está mal, sabía que él no era un buen profesor. Ella toma una hoja y comienza a escribir rápidamente el ejercicio y a resolverlo con astucia, Kevin no puede reprimir un ¡Vaya!
— Puedes entregárselo a tu profesor-menciona ella
— Como me aseguras que está bien, una de las chicas de la banda me engaño y casi soy suspendido-recalca mirando a Nick Jaydlien sonríe.
— No quiero sonar arrogante, pero puedes mirar mi boleta de notas, son casi perfectas-murmura modesta
— Casi? Por qué casi?-pregunta Nick
— No tengo una buena pronunciación en clases de español- Kevin rio
— Bueno en ese caso puedo devolverte el favor, solo di cuando estés libre, bebe.- menciono con voz seductora, Jaydlien no pudo reprimir una risa.
— Cuando cumplas 18 llámame-rio, Kevin se encogió de hombros.
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 19:08

Me alegra que ya estés bien!
Jajajajajajaja que risa con los hermanos!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 19:27

Very Happy Rolling Eyes los hermanos son un caso....todos igualitos.... Suspect estoy feliz que les encante mi novela aunque no sea la mejor, es linda.... gracias por sus comentarios... alguna duda, pregunta o sugerencias sean libres de decir, si quieren o me recomiendan una nove, genial... pasen el link.... si quieren ayuda en algo, si esta en mis manos, lo hare. pero por ahora gracias ustedes me inspiran a escribir Las quiero Embarassed Suspect Like a Star @ heaven What a Face cyclops affraid Basketball cheers 
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 19:32

Tu novela es muy buena pero muy buena!
Y gracias x subirla y compartila con nosotras eres muy buena!
Amo tu nove siguela :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 20:00

Habían pasado un par de días desde que estuvo con Nick y no podía apartar de su rostro una esa sonrisa soñadora, si, estaba enamorada, todo este tiempo intento mantenerse al margen, pero por lo visto a fallado. Ahora se encontraba en el descanso junto con su par de amigas, mirando la práctica de los chicos en el instituto.
— Mmmm-se escucha Laurent – Debo contarles algo-lo dice de una manera a la cual Jane y Jay se inmutan.
— Qué?-dicen al unísono sonando curiosas
— Me acosté con Trevor ayer por la noche- Jaydlien casi se ahoga con el chocolate que hacia instantes se había metido a la boca.
— ¿En serio?-espeto Jane extasiada
— Sí. sé que llevamos poco tiempo saliendo, pero paso sin más. Su madre y sus hermanas, salieron al super, Me llevo a su casa y una cosa llevo a la otra y lo hicimos.
— Vaya y ¿Cómo fue?- pregunto Jaydlien sonriente.
— Pensé que no te gustaban mis historias sobre eso-dijo divertida
— Oh cállate y sigue contando
— No lo sé. Si les soy sincera fue un poco extraño, mi corazón no paraba de latir y me sentía bastante bien, jamás lo había sentido con otro chico. Y Trevor fue tan lindo, estuvo muy cariñoso después, preguntándome una y otra vez si estaba bien. Y por la noche vino a la casa y llevo tres docenas de rosas blancas. Tuve que mentirle a mama sobre las flores. No podía decirle que fue porque hice el amor-grito emocionada
— Así que por eso las flores y por lo que estuvo muy sonriente, lamento haber arruinado la noche-le dijo a Laurent
— Tranquila Jay me encanta tu compañía en mi casa y ¿qué haremos hoy? es viernes por la noche, Tía Maggi aún está de viaje, mi madre se fue a Colorado hoy y Tía Celeste la acompañó-rio
— Mmmm no lo sé, no tengo ganas, porque no vamos a mi casa y vemos películas y así-propuso Jaydlien
— Okey-dijo Jane- Joe me invito a salir-gritaron al unísono.
— ¿Cuándo?
— Mañana por la noche, pero no me quiso decir a donde…
*************
— Demonios Trevor me dirás porque la cara de tonto?-insistió Joe
— No te importa-sonrió
— Claro que sí, tu eres como mi hermano, ya escúpelo de una buena vez- se puso histérico
— Ya déjalo-se escuchó a Nick- No quiere contarnos, no lo vamos a obligar.-
Los chicos se encontraban sentados en la terraza de la universidad pública de Denver, observando en entrenamiento de las porristas. Joe no dejaba de babear y gritarles estupideces a las chicas.
— Ok pero esto queda aquí… Estoy enamorado-suspiro-
— Dinos algo que ya no sepamos- bufo Nick
— Joder se siente tan bien, al diablo con todos, me gusta Laurent Martin y estoy dispuesto a recibir una paliza por ella si la banda se entera de que salgo con una blanquita.
— No lo harán-dijo Joe- Conozco al jefe, es buena onda-los tres rieron
— Hicimos el amor-murmuro- Y fue maravilloso
— Suenas como un gay amigo.
— Me importa una mierda.-discutió mientras una morena le guiñaba un ojo. Y se lo correspondió y le regalo una sonrisa. Definitivamente los chicos son coquetos.
**********

El trasero de Jaydlien se compacto con el sofá de cuero negro cuando se lanzó en él, sus botas volaron por la sala y las risas llenaron el lugar, Laurent corrió hasta la cocina para hacer palomitas, mientras Jane hacia las bebidas. Jaydlien las miro subjetivas no debería ser ella quien esté haciendo eso, rio fuerte.

— Muevan sus traseros, hay que cambiarnos de ropa, o piensan quedarse así- rio mientras se ponía de pie.
— Oh no, ya es demasiado usar este uniforme cinco días a la semana por 7 horas al día.-protesto Jane corriendo escaleras arriba.
El armario sufre un pequeño ataque o más bien saqueo, Laurent se enredó en unos pants blancos y una camisita de tirantes azul, Jane tomo una falda rosa y dos camisetas de diferentes tamaños una se la puso sobre la otra, Jaydlien tomo un short corto color salmón y una franelilla blanca de tirantes más gruesos, donde se transparentaba un poco sus sostenes de figuritas: corazones, huesitos, labios rosas. En un cerrar y abrir de ojos ya estaban en la habitación de entretenimiento, revisando el armario lleno de películas, de todo tipo.
— Alguna en especial?-pregunta Jaydlien a un costado, ojeando…
— Acción, sangre, golpes, chicos ardientes, lo normal-dice Jane
— Sensacional-
— Mmmm oigan porque no vemos una película de terror así toda sangrienta, soportarían?-pregunta Laurent con una mirada infernal.
— Eso suena un reto? Me encantan los reto- expreso Jaydlien sonriente
— Apuesto 200$ a que salen llorando y gritando aterradas-gimió Laurent excitada
— Masacre en Texas-
— Masacre en Texas-gritaron al unísono
— Creo que papa y Jude la vieron hace unos meses, debe estar en su oficina, regreso pronto-

Jaydlien tanteo en el estante de las películas de su padre, la cual según él y su hermano eran sagradas puesto que solo los que tuvieran los suficientes pantalones podía arriesgarse a verlas y sabiendo que ellos son fanáticos de las películas de terror, les creía. Pronto encontró dos caratulas con la misma descripción “Masacre en Texas” una tenía la imagen de un destripador con una sierra y la otra una mujer amordazada de pies y manos con cadenas punzantes que atravesaba sus muñecas y tobillos, para empeorar, estaba suspendida a un árbol, con los ojos bañados en sangre. Una descarga de adrenalina recorrió su cuerpo. ¡Fantástico¡. Pero cuál era?, Dedujo que serían las mismas, para romper su rutina tomo la de la mujer y acomodo la otra caratula en su sitio. Corrió hasta las chicas, moviendo de un lado a otro la película, pronto se inclinó introdujo el disco verde neón al DVD y tomo el mando del televisor. Jane apago las luces y se lanzó a un lado de Jaydlien sobre su puff ámbar. Lo primero que vieron en la pantalla. “CODIGO DE ACCESO” en letras mayúsculas, esto debía ser una broma.

— Eso la hace más excitante-menciono Laurent- Sabes cuál es el código?- Jaydlien la miro atónita, simplemente no lo sabía. Pensó por unos minutos y recordó las palabras de su padre. “Tú y Jude son lo más importante en mi vida, los amo con todo mi ser” entonces marco en el control expectante. 181295 Y en un pantallazo azul, Clave correcta, Jaydlien grito.
— Es el día de mi cumpleaños-rio Las tres se pusieron alertas, millones de números enmarcaban la pantalla en una secuencia lineal, tan rápido que los números se difuminaban al instante de aparecer y como consecuencia emergían otros. ¡Extraño! Definitivamente esa no era la película. Pronto un chico encadenado salió a la vista, en un cuarto lleno de chatarra, estaba recostado en una mesa, en el costado inferior de la pantalla 02/05/1993. Sin dudas era una fecha, en la pared de enfrente el nombre de The Hurricane, en letras rojas y salpicadas. Pronto salieron unos tipos con bandanas rojas atadas a la cara para que no ser reconocidos, con las típicas chaquetas de cuero, el joven de la mesa gritaba desesperado. El corazón de Jaydlien empezó a latir rápidamente.
Los de las bandanas rojas hablaban en español, por desgracia ellas entendían lo que decían, hablaban de espionajes a su banda, traición y cosas extrañas. Laurent se petrifico cuando un joven entro y significativamente era idéntico a su padre luego hombro con hombro se agolpaban unos a otros hasta que entre ellos resurgió el padre de Jaydlien, un retorcijo en su estómago se apiño, sin embargo ellos no sabían lo que les esperaba. Uno de los hombres de quito la bandana, sus ojos eran profundos y despiadados, gélidos y punzante. Todo un anti-cristo. Tan solo verlo a Jaydlien le dio escalofríos, de la nada saco una un motosierra y el rugido salió como gruñidos salvajes por las cornetas, el sonido fuerte era exorbitante. El joven se acercó hasta el chico que estaba atado a la mesa y miembro por miembro fue cortado, sangre, gritos, dolor, ira. Las chicas gritaban lloraban, sus padres allí, todo junto Jaydlien salto de su puff temblorosa y apago la Tv.
— ¿Qué diablos fue eso?- su voz salió completamente suave, aunque su estómago era un desastre, cayo a sus pies y sintió como si fuera a vomitar en cualquier momento. El pánico la amenaza, su corazón se acelera, su pecho duele y su visión comienza a ser borrosa.
— Jaydlien estas bien?-le pregunta Laurent con voz amordazada y lágrimas en los ojos, su maquillaje se ha regado ahora es una línea negra descendiente, si se pudiera ver ahora estaría hiperventilada.
Ella niega con la cabeza, da un paso atrás, mas asustada y petrificada de lo que ha estado en toda su vida. Sus manos se aprietan, abriéndose y cerrándose en puños. Sus ojos arden per intenta no llorar, una ola de mareo la golpea cuando piensa en su padre en aquel video, trata de alejar los pensamientos ilógicos y discrepantes de su cabeza. Cierra los ojos y coloca una mano contra la pared para mantener el equilibrio cuando la realidad la golpea, su padre está en una banda y hasta ahora es que lo sabe, años de mentiras y secretos. Esta allí, intentando no tener un ataque de pánico cuando tiene todo en su contra. ¡Jude! Es en lo único que puede pensar.
Jude, Jude, Jude, Jude…

Estaba luchando contra las lágrimas. Su cuerpo entero zumbaba con una emoción tan extraña que no podía ni siquiera nombrarla, su yo interna estaba gritando descontrolada como si su vida dependiera de eso, Jane se acercó a ella y pudo ver su mirada perdida, vacía. Podía sentir su corazón palpitando hasta en los dedos de sus pies. Coloco su espalda en la pared.
— ¿Qué sucede tienes que hablar con nosotras?
— Jude- su voz se quebró en la palabra.
— Jane llama a Jude de inmediato-grito Laurent desesperada. Jaydlien podía sentir cada subida y bajada irregular de su pecho.

*****
Jude mantuvo su vista en el intercambio que su jefe hacía, era un trapicheo de narcóticos y temprano que tarde, tenía que aprender como ejecutar ese trabajo, Nick era confiado, serio y amenazador, el comprador de casi dos metros y 40 kilos de solo bíceps, temblada como niña pequeña, su voz se quebraba al hablar y no podía mantener la mirada fría de Nick más de unos segundos, Jude tenía un hueco en el estómago y sabía exactamente que no era por la entrega o por estar rodeado de un ejército de pandilleros armados, algo estaba mal. Lo presentía. Sintió escalofríos y un cosquilleo extraño en su espalda, empezó a sudar descontrolado y su visión se oscurecía. La banda lo miro consternado. ¡Mierda!
— Que le sucede al niño bonito?-le pregunto el cliente a Nick, señalando a un pálido Jude.
— Es nuevo en esto, tranquilo, todo está bien-Nick le envió a Jude una mirada amenazadora.
— Nos vemos entonces en otra oportunidad-señalo el hombre de color, de casi dos metros entregándole el dinero a Nick. Unos minutos después el auto se marchó.
— Que mierda te sucede?-Nick hablo serio- Si esto te asusta debiste pensarlo antes de entrar a la banda
— Lo siento, es solo que- todo le dio vueltas y tropezó, James pudo sostenerlo y lo ayudo a sentar-
— Respira amigo ya paso- Jude respiro profundo repetidas veces hasta que se sintió mejor-
— Mejor?-pregunto Nick evaluándolo
— Si-se levantó y se puso derecho.
— Hora de irnos-ordeno Nick mientras avanzaba a su motocicleta.
— Qué demonios te sucedió?-le pregunto Michael a Jude
— No lo sé, es solo que tengo mal presentimiento el todo.
— James tengo un trabajo para ti- se escuchó a Nick
— Okey-el celular de Jude sonó
— Bueno-contesto…
— Jude es Jane debes venir rápido-se escuchó alarmada
— ¿Qué sucede?-elevo su voz en tono preocupado
— Es Jaydlien-gimió- creo que esta entrado en pánico, no sabemos qué hacer, no puede respirar-sollozo- Estamos en tu casa, ven rápido, estoy asustada- Jude sintió que un pedazo de él había sido arrancado, se sintió mareado, estaba bastante lejos de su hermana.
— Has que respire profundo-dijo caminado rápidamente- No permitas que deje de respirar, estaré allí en un momento- su voz sonó horcada, corto la llamada.
— James necesito que conduzcas lo más rápido que puedas hasta Suite City- sus ojos quemaron, la atención recayó sobre él, sintió su pecho apretarse. Al parecer James leyó sus pensamientos porque una mirada de preocupación lo atravesó.
— Demonios!-dijo antes de soltar una fila entera de maldiciones.
— A dónde vas?-dijo Nick- Necesito que vengas conmigo.
— Jaydlien- fue lo único que pudo decir James en respuesta, los ojos de Nick se abrieron como platos
— Debemos irnos-grito Jude- Si quieres venir solo síguenos-le indico a Nick mientras se subía al auto.

*****
Diez minutos después
— Donde esta Jude?-gimió Jaydlien Limpiando una la lágrima que se atrevió a escapársele, su cabeza giraba rápidamente, su visión estaba siendo cejada por puntos negros y su garganta se estaba cerrando ella podía sentir su puso latiendo en su cien. Había sentido ese pánico, palpitando antes. Necesitaba sus píldoras férricas o estaba muriendo. Se inclinó hacia adelante, apoyando sus manos sobre sus rodillas. Tragando aire. Le temblaban las manos y las lágrimas llegaron de un golpe, cerrando aún más su garganta, comprimiendo sus pulmones, dejándola sin oxígeno.
— Respira, respira, respira- susurro Laurent en su oído, como si fuera su conciencia.


Sonidos suaves zumbaban haciendo eco en sus oídos, y un negro borroso enmarco su visión. Intento llenar sus pulmones, pero era como si el aire hubiera desaparecido. Las imágenes regresaron a su cabeza, se perdió en su propio mundo. Jaydlien coloco sus rodillas en su pecho, sus manos en sus oídos y sus ojos fuertemente cerrados, el hombre mutilado regreso a su cerebro, la película se reprodujo rápidamente en su cerebro, una y otra vez, ella grito, sus ojos pican y comienzan a salir lagrimas descontroladas de sus mejillas, luego su espalda y cabeza golpean la pared con fuerza, repetidas veces. En un momento el dolor se cuela en su corazón, su papa, su lindo papa, ¿Qué hacia allí? Él no era malo ¿verdad?
— Donde demonios estas?-ahora es Laurent quien habla con Jude
— Cerca, ¿Cómo esta ella?-su voz tembló
— Está actuando extraño, Jude, está llorando y gritando y también golpeándose con la pared, ven pronto no parta de llamarte, parece que este en otro mundo, que esta sucediendo?
— No permitan que deje de respirar llegare en unos minutos, dile que llegare pronto.
El mundo se inclinó. Más profundo intento inhalar, el apretón más fuerte en su garganta. Estaba sola, y Jude esta lejos, apretó su cara entre sus piernas y comenzó a llorar descontrolada, mientras sus pulmones colapsaban, sus manos estaban tan apretadas que se pusieron más blancas de lo normal, no podía respirar, pero tampoco podía parar de llorar. Jaydlien siente como alguien cae a un lado de ella, apretándole los brazos y subiéndola a sus piernas, ella se retuerce, gimiendo descontrolada, grita, llora y el mantienen sus brazos apretados a los costados.
— Aléjate – de – mí.”- Jadeo furiosa, mientras se apretaba contra Jude, quien se esforzaba por controlarla.
Jude no lo hizo.
— Podrías-jadeo-Quedarte quieta-la regaño
— Vete, déjame sola-Jude había dejado pasar mucho tiempo, ahora estaba en la etapa de rebeldía.
— Jaydlien ya basta deja de actuar como una niña pequeña-ella gimió
— Tengo miedo-susurro casi sin aliento
— Estoy aquí, soy Jude, tranquila, nada va a pasarte- Laurent resbalo de reojo en la visión de Jaydlien, quien cayó sobre sus rodillas sollozando. Jaydlien se relajó y Jude libero sus brazos, de pronto un golpe en su pecho la altero, estaba asfixiándose.
— ¡No – puedo – respirar!- Se ahogaba, arañando el brazo de Jude con una mano, y agarrando su garganta con la otra.
De repente Jude se alejó un poco.

-Pon tu cabeza entre tus rodillas- Dijo él, guiando su cabeza hacia abajo.

Tenía su cabeza abajo, respirando rápidamente, intentando mantener el aire dentro de sus pulmones. Muy despacio sintió el oxígeno fluyendo de nuevo en su cuerpo.

— ¿Mejor?- Pregunto Jude después de un minuto.
— Traeré tus píldoras férricas- ella sacudió su cabeza.
— No te vayas
— Solo será un segundo. Mantén tu cabeza abajo y toma profundas respiraciones prolongadas.- Jaydlien siguió sus instrucciones, sintiendo una mordaza aflojarse alrededor de su pecho. Antes de que el siquiera saliera de la sala Jaydlien corrió a su lado dejándolo solo, aproximándose a su habitación, entrando a su baño e inclinándose en el escusado para vomitar. Lágrimas de nuevo.
— Infiernos- declaro cuando estuvo mejor.

++++
2 horas después

— Me vas a decir que fue lo que viste para tener un ataque-le ordeno Jude a Jaydlien quien jugueteaba con las manos nerviosas mientras la atención recaía en ellos
— La masacre en Texas-respondió dulce, Jude se asombro.
— Por que’-
— Quería ganar una apuesta- miro sus dedos y luego lo miro inocente, pero algo escondía en sus ojos, Jude lo descubrió y se arrodillo frente a ella
— Que sucede’-
— A-a-aca-bo de ver algo feo- tartamudeo en un murmullo
— Ya lo se esa película es fuerte-ella negó y en sus ojos se vio incertidumbre
— Era papa-su voz salio ahorcada- Había sangre, una motosierra y miembros por todos lados
— U-hum-se levanto y se cruzo de brazos
— Y había una banda y un chico con ojos locos-dramatizo
— U-hum-ella frunció el ceño
— No me crees-
— Por desgracia si, mmmm e yo-suspiro
— Sabias de esto y no me dijiste nada-se levanto de golpe y adopto la expresión ceñuda y demandante de su madre…
— No estaba seguro, no tenia pruebas y ya dejar de mirarme así. te pareces a mama-demando el
Baila Guiño Guiño Guiño Guiño tiste tiste tiste tiste juju juju juju juju juju 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 20:20

Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño  Guiño 

Jaydlien no había podido dormir desde el incidente con el video y eso fue hace casi una semana, rodar en la cama para intentar descansar un poco no es claramente algo bueno, sobre todo la parte donde le tiene que mentir a su madre de sus recientes pesadillas, tras una noche larga de cubrir a sus amigas quienes irían a una fiesta, estaba agotada y las bolsas en sus ojos lo decían públicamente.

— Y ¿Nick estuvo allí?-pregunto haciéndose un ovillo
— U-hum-respondió Jane agolpándose a su lado
— Mmmm y estuvo con alguien?-
— U-hum-ahora se escuchó a Laurent quien cayó a su otro costado
— Con quién?-su voz salió alterada
— Te atrape— declara Jane
Inmediatamente Jay se incorpora y salta de la cama. Se acerca a su armario y abre las puertas para caminar por dentro.
— ¿Me sorprendiste haciendo qué?— Le pregunta, fingiendo que no tiene ni idea de lo que está hablando a pesar de que por supuesto, sabía exactamente lo que está hablando.
—Preguntar sobre Nick— ella llamo en voz alta desde su cama. —Te dije que era sólo cuestión de tiempo antes de que te dieras cuenta de lo sexy que era.
Ella se arranca una sudadera de la pila de ropa cuidadosamente doblada en uno de los estantes en el armario. Es de un color verde claro y tiene las palabras de Nueva York, escrito en letras de color rojo brillante en la parte delantera. ¡Divertido!
—Hello Jane sé que es sexy jamás dije lo contario. Yo solo me preguntaba si estaba, es todo, fin de la historia—se pone la sudadera por encima de su cabeza y mete las manos en el bolsillo. Perfecto. Bonito y cómodo.
— ¡Buen intento!
Jaydlien las oye levantarse de la cama ahora. Ella Sale de su armario y s e encuentro cara a cara con ellas. Sus miradas se vuelven de disgusto al ver lo que lleva puesto.
—Ugh, esa camiseta de sudor es horrible, simplemente horrible— le dice Laurent.
Jay mira hacia ella. ¿Qué quiere decir con horrible? ¡Eso es súper lindo!
—Pero de todos modos— dice Laurent, abriéndose paso hacia el lado de la cama y deslizándose de sus l zapatos de tacón que llevaba la noche anterior en sus pies- Yo no creo que haya nada malo en tener un enamoramiento. Quiero decir, ya es hora de que un chico llame tu atención. Estábamos empezando a preocuparnos de que algo andaba mal o tal vez alguna otra cosa.
— ¡Hey!— Dice Jaydlien disparando una mirada desagradable. — ¿Qué quieres decir con mal? ¿Qué podría estar mal?
Ella no estaba segura si eso es algo malo o no, pero suena como si tal vez estaba empezando a preocuparse por ella de mala manera o algo así. Jaydlien estaba interesada en los chicos, pero era difícil encontrar a alguien de su edad que estuviera maduro, eso es todo. ¡No hay necesidad de resolver nada!
Laurent hace caso omiso de su pregunta y coge una camiseta rosa sin mangas de su armario, saca la suya y se mete en la de Jaydlien.
—Todo lo que estoy diciendo es que esto podría ser bueno para ti. ¡Te dará algo en qué pensar además de la escuela!
— ¡Pienso en muchas cosas, además de la escuela!— Declaró
Jane ríe como si ella le dijera una broma y luego toma su bolso encima del piso.
— ¡No estoy enamorada de nadie!— Le dice en un último y desesperado intento de convencerla. Pero honestamente es la peor mentira que ha dicho, puesto que lo ama. Su labio tiembla.
— Puede que nos mientas a nosotras-dice Jane quitándose su vestido plateado- Pero no puedes mentirte a ti misma, Jaydlien, sabemos que él te gusta, sabes perfectamente que él te gusta, solo tienes que confiar en ti, arriésgate ve por el todo va a estar bien- menciono entrando en unos pants verdes.
— Puede que sí, puede que no, eso solo que no sé cómo se siente estar enamorada-declara apenada
— Bueno, para empezar, sientes que tu estomago danza-suelta Laurent- luego que tu corazón palpita fuertemente cuando lo ves o escuchas su nombre y te encanta estar con el todo el tiempo posible- justo lo que a Jaydlien le pasaba con Nick.
— Oh! Santos cielos-se lanzó en la cama- Estoy jodida.
— Bien como ya sabemos que estas jodida podemos tomar el desayuno, la fiesta de anoche me dejo hambrienta.-declaro Jane.
— Bien-Jaydlien se dirigió al baño e intento que sus ojeras no se notaran tanto. Cuando salió lo hizo con una enorme sonrisa-Es hora de comer. O se me olvidaba, la abuela Summer está aquí.-las chicas abrieron los ojos melodramáticas.
— Por qué? Bueno ella no es tan de puta madre como mi abuela.
— Creo, no estoy segura, Jude no me lo ha dicho, Pero creo que saben que está en una banda. Y si la abuela Summer vivió eso con mi padre, sabrá como hacerlo morder el anzuelo. Sin embargo, Jude es un hueso duro de roer.-menciono Jaydlien en tono bajo
— Mmmm hablando de eso-Laurent se acercó a ellas, imitando su voz- He estado investigando y de lo que me entere no me pinta bien.
— Pinta bien?-pregunto Jane con cinismo- Desde cuando usas ese lenguaje, debes dejar considerablemente de pasar tiempo con Trevor-rio
— Oh cállate, él es mi cosito pechocho
Luego de bajar las escaleras y toparse con su madre y abuela paterna Jaydlien y sus amigas la saludan con todo acogimiento, mientras ellas preparan algo de desayunar.
— Linda sudadera-objeta la abuela Summer al ver las piernas descubiertas de Jaydlien, tomando en cuenta que la sudadera oculta lo necesario, pero que demonios está en su casa.
— Mmmm si-la mira ruborizada, su abuela es morena con los ojos avellanos verdosos, Jaydlien supuso que ella fue muy hermosa en su juventud, porque aun algo mayor se ve bastante bien.
— Que tal las clases de ballet?-suena dulce
— Bastante bien, tres días antes de noche buena, tendré un recital navideño-menciona mientras mete su cabeza en el refrigerador.
— Oh! Qué bueno cariño, y ustedes chicas que tal la escuela?
— Bastante bien-responde Laurent sonriente
— Jaydlien me dijo que eres la co-capitana de las animadoras que tal eso
— Supongo que bien, aunque nuestra capitana es una perra-los ojos de Jaydlien se abren como platos, Margaret y Summer se ríen a carcajadas.
— Debe ser bastante malo-dice Margaret
— Melanie Ellis es el anticristo Tía Maggi-suelta Jane, todas ríen
— Y que tal el Karate-interviene la abuela- Cuando era joven pateaba muchos traseros-Jane rio
— Fantástico hace unos días patee el trasero de un chico-rio ilusa-al final de cuentas terminamos besándonos, nada de qué preocuparse-la abuela alzo las cejas
— Tu novio?
— Algo así, en realidad la única que tiene ahora un novio es Laurent
— Lindo?
— Caliente- dijo con voz picara
— Quiero uno así- respondió con una risa contagiosa Summer.
— Abuela-soltó Jaydlien dramática
En ese instante suena el timbre, la mama de Jaydlien se ofrece a atender, según por las escasas ropas que traen las chicas, mientras ellas ríen con las ocurrencias de las chicas.
Margaret abre la puerta como sacada de una revista, desde que era joven siempre le ha gustado vestir bien y para sus 34 años no era un pecado, estaba perfectamente maquillada, peinada y tenue, con unos jeans de un tono chocolate y una coqueta camisa, completa la imagen de una preciosa mujer. No puede esconder el asombro en su rostro cuando observa a algunos jóvenes en su puerta. Jamás los había visto, pero eso no significaba que tenía que odiarlos.
— Puedo ayudarles en algo?-pregunta con esa voz encantadora que tiene.
— Buenos días, señora, esta Jude en casa?-Dijo Nick
— Disculpen ustedes son?-ladeo la cabeza
— Unos amigos de Jude-se adelantó Trevor a decir
— Oh claro -sonrió- Pueden pasar, estábamos preparando el desayuno, si gustan?
— No gracias Señora estamos-Joe lo interrumpió y se sintió como en casa, coloco el brazo alrededor de los hombro de Margaret y sonrió-
— Por supuesto, muchas gracias señora -ella rio encantada.
— Joe-le regaño Nick
— Está bien, no pasa nada
— Oye mama-Jaydlien entro a la cocina, jugueteando con su sudadera-La abuela se volvió loca y- cuando vio a Nick con su mama- Maldición
— Jaydlien-su mama se escuchó seria
— Demonios, no-levanto las manos culpable- digo Lo siento mama-
— Llamare a Jude, podrías acompañarlos a la cocina
— No-soltó nerviosa- Si, okey-jugueteo con sus manos nerviosa.
— Hola-dijo manteniéndose al margen
— Hola-dijeron los tres al unísono
— Laurent-grito
— Qué?-se escuchó su voz desde la cocina
— Alguien dejo una entrega para ti
— Ahora la veré-rio
— Mueve tu trasero aquí, ahora.
— Debe ser algo muy importante para-rio eufórica, mientras se lanzaba sobre el- Trevor-lo beso.
*****
Luego de un desayuno bastante extraño, Jaydlien se arrastró a una solitaria sala, donde esperaba que Nick no la encontrara allí, no podía tener ningún tipo de pensamiento lógico y allí estaba su madre, y su abuela y su jurisdicción. Aunque fuera imposible.
— Intentas huir de mí?-pregunto una voz familiar tras de sí, obligándose a no voltear. Ella no contesto- Pues haces bien Jaydlien, me alegro que ya lo hayas comprendido.-
— Comprender qué?-le sonrió coqueta
— Que no puedes estar conmigo, no soy bueno para ti- acaricio su mejilla, ella se acercó más a él.
— Quien lo dice?
— Yo
— Pues déjame ser yo quien te de la mala noticia Jonas, no me importa, has volteado mi mundo y para tu desgracia no saldrás de esto.
— Somos de mundos distintos, nena, y…-acaricio su cabello- no te han dicho que si dos mundo completamente diferentes colisionan.
— Los resultados pueden ser explosivos, lo sé y te lo repito no me importa, en absoluto-dijo con más seguridad.
— Pues no quiero, tu no.-aparto su mano
— Por qué no?-pregunto ella dando otro paso, el retrocedió
— Maldita sea, Jaydlien, porque eres importante para mí, ya he perdido a muchas personas que me importa y ya no quiero.
— No me perderás Nick, no si te mantienes junto a mí.-el negó
— Debes alejarte de mí o en todo caso yo lo hare de ti, fin de la historia, es por el bien de ambos.
— Por qué haces esto?
— Por todo, la cárcel, quien soy, otras personas-los ojos de Jaydlien se llenaron de lágrimas, pero se obligó a no llorar, no frente a él
— Te molesta que fui yo en lugar de tu novia Dana, pues lo siento por ti, porque yo no me arrepiento de lo que hice y jamás lo hare-dijo en tono molesto- Tu ganas me alejare de ti, pero antes dile cuando la veas o más bien cuando estés revolcándote con ella-hizo una mueca de asco, Nick una de ira- Se ha quedado contigo.
— Tú no sabes nada de lo que hago con ella- se acercó a Jaydlien como un demonio ella se asustó más de lo normal.
— Es cierto no lo sé pero por tu cara me lo puedo imaginar todo y también puedo, adivinar, que jamás estuviste interesado en mi- dijo en tono dolido
— Eso no es cierto- replico el
— Si, si lo es-Nick dio otro paso- Quiero…
— Lo siento- susurro Nick en el oído de Jaydlien-No quise herir tus sentimientos, es solo que demonios Jaydlien claro que me interese en ti desde el primer momento que te vi y me lamentare toda la vida por decir esto en voz alta, pero me gustas y es por ello que no quiero que toda la mierda que soy te lastime- aclaro el, su aliento la estremeció.
— No eres eso, eres mucho mas
— Nena, no me conoces realmente, no sabes lo peligroso que soy.
— Y te lo dije no me importa, estoy dispuesta a tomar el riesgo- ella misma se asombró de sus palabras, El ceño fruncido de Nick le dijo a Jay todo lo que necesitaba saber. El no entendió lo que ella quiso decir. Unos meses antes la idea de encontrar la forma de conocer a Nick le daba vueltas y vueltas en la cabeza pero lo primero que tenía que hacer para lograrlo era confiar en sí misma y lo estaba haciendo, le aterraba conocer el pasado de Nick, le aterraba su mundo y le aterraba todo en él, pero también le gustaba como nadie tiene una maldita idea y es solo por eso, es que correrá el riesgo de salir con un chico malo y para serles sinceros a ella no le importaba absolutamente nada.
— Quiero ser parte de tu mundo, parte de tu vida Nick, no tengo miedo, confió en ti-

Sus palabras resuenan en la cabeza de Nick. “Confío en ti”. Es la primera chica que alguna vez le ha dicho eso. Y aquí está Jaydlien, una chica que sabe que el nunca va a ser su caballero de brillante armadura, regalándole su confianza sin vacilar.
Sus manos están sosteniendo su cara. Nick respeta demasiado a esa chica como para ser deshonesto.
— No confíes en mí.
Un rubor de color rosa sube por sus mejillas
— Lo hago. Y ya es muy tarde para darle vuelta atrás al asunto-
Nick pone sus dedos en su mejilla, y luego traza un camino suave hacia sus labios. Es algo que haría un novio a una novia por la que está loco y Nick está lleno de mierda completa. Ella lo sé. Él lo sabe. Pero el corazón de Jaydlien No lo sabe.

Jaydlien puede sentir su aliento caliente en su cara, y oye una palabra casi silenciosa de agradecimiento antes de que incline la cabeza y ponga sus labios en los de ella. Jay cierra los ojos y trata de dejar fuera el resto de su familia y sólo se centra en tratar de degustar el momento. Incluso el beso se siente emocionante y dulce. Como si fuera su primera vez. Sé que debería apartarlo, pero no puede. Es imposible
Ella levanta y envuelve sus brazos alrededor de su cuello. Al mismo tiempo, él tira de ella más cerca y sin previo aviso se burla de su boca abierta, dándole paso a su lengua.
Ella se separa de Nick tiernamente, sus dedos trazan diseños al azar por la barba que le está creciendo en la mandíbula, su respiración se corta en respuesta.
— Jaydlien…
Ella pone sus dedos en sus bonitos y finos labios y lo interrumpe.
–Shhh.
– ¿Estamos... a punto... de meternos en... problemas? –, pregunta.
Ella se inclina hacia delante. Sus palabras se desvanecen por lo cerca que están sus labios de los de Nick. Pone sus manos en su pecho y ella siente su menudo cuerpo contra el cuerpo duro de Nick.
Jaydlien pudo sentir el calor tibio de su aliento mezclándose con el de ella y no pudo aguantar más.
— En un montón de problemas y me gusta–, le dice. Jay sabe que no puede esperar que sea permanente, pero quiere mostrarle que está dispuesta a todo por él.
Cuando sus labios tocan los de Nick lo más mínimo, un tranquilo gemido escapa de su boca. El corazón de Nick late rápido contra la palma de su mano. Él Está permitiéndole tener el control, manteniendo sus manos a los lados, pero cada vez que aflojo sus labios para separarlos unos segundos más tarde, comienza a respirar con más fuerza.
El pulso de Nick se acelera con caliente anticipación cuando desliza su mano derecha por la tela de algodón de su sudadera un poco. Los dedos de ella se quedan quietos cuando las manos de Nick tocan los lados de su cintura bajo la tela que la cubre sin siquiera levantarla. Nada lo había preparado para la oleada de emociones que estaba sintiendo en ese momento cuando mira los ojos chispeantes de Jaydlien.

— Creo que me estoy enamorando de ti–, dice ella en voz tan baja que podría ser la imaginación de él, entonces escuchan el sonido de disparos. ¡Pop! ¡Pop! ¡Pop! En un frenesí de pánico, Nick tira a Jaydlien contra el sofá y se pone encima de ella para salvarla del peligro. El mira hacia arriba, confuso. Esperen, no hay nadie en la habitación además de ellos. ¿Qué demonios?, Jaydlien se muerde los labios pero le es imposible reírse con fuerza, Nick la acompaña, recordando lo que estaban haciendo y que los llevo a esa posición tan comprometedora.

— Lo siento– le dice a ella besándola de nuevo, para alejarse de ella y pasarse al otro lado del sofá–Lo siento –repite pasándose las manos por el cabello. Su corazón está latiendo más rápido que un tambor en un concierto de rock. Cuando ha escuchado los disparos habría hecho cualquier cosa para proteger la vida de Jaydlien. Incluso si eso significa sacrificar la suya. La idea de perderla de la misma forma que perdió a su madre y casi pierde a uno de sus amigos era demasiado.

— Está bien, no pasa nada- se reincorpora en una risa, mientras lo mira divertida.

— Piensas que es divertido?-la mira ceñudo. Ella asintió.

— Imagina si hubiera sido real, que estábamos en medio de una balacera o una pelea de bandas, eso es lo único que conozco en mi vida, imagínate una vida así conmigo-pregunto serio y con un tono frio e inquisidor.

— Nick sé que estarás allí para mí y yo estaré allí para ti, eres mi caballero en su brillante y rebelde chaqueta, todo bien-le asegura

— No, nada bien. No quiero que estés en medio de algo así, no quiero perderte, si, no deberías estar relacionado con el jefe de una banda de asesinos-lo menciono para asustarla ella no se inmuto, sonrió ampliamente.

— O así que prefieres que bese sapos en vez de a jefes asesinos- le pregunta divertida

— Si, No… Por supuesto que no-.
— Si o no Nick?- pregunta decisiva
— No-murmura, su cercanía lo deja casi mudo
— Mariposita, tu padre esta al teléfono, quiere hablar contigo- entra Margaret irrumpiendo en la habitación con el teléfono en las manos- Jaydlien que estás haciendo?
La escena se tiene que ser muy subida de tono. Jay se inclina sobre Nick a cuatro patas. Su cara está a pocos centímetros de la de él. Nick Traga. Lo que ella estaba a punto de decir se forma como imagen en su mente y es casi insoportable. Nick mira fijamente a Jaydlien a los ojos para ver si ella está tonteando con él o no, pero no lo puede decir. Ella tiene fuego en sus ojos, pero no está seguro de porqué.
Jaydlien se inclina hacia atrás sobre sus talones. –Um... yo... um... nada realmente.
Margaret mira a Nick para una explicación.
— Yo ni siquiera lo sé, pero si es lo que estoy pensando, confié en mí no quiere saberlo-dice inocente. ¡Tonto!
— ¿Saber qué?– La abuela de Jaydlien y Laurent preguntan, entrando en la habitación.
— Nada- se adelanta Jaydlien en un salto y toma el teléfono- Bueno, hola papa, si estoy fantástico…

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 13th 2013, 20:37

*o* definitivamente me dejaste sin palabras!
El papa de jay en una banda? Ok esto no me lo esperaba!
Me encanto la parte de nick y jay!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
K2mrpresidentedanger1
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 164
Fecha de inscripción : 21/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 14:15

jajaja andele no quiere q Jay bese sapos pero ahi anda "alejate de mi" alejate de mi xDD
jajaja en fin siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 16:39

]size=18]— No serias capaz!-exclamo Jane con los brazos en jarras
— Por qué no?-pregunto Jaydlien inocente
— Porque eres demasiado… um…um…
— Demasiado que, Jane?
— Buena Jaydlien, tu jamás romperías una regla-se aclaro
— Claro que si- se inmuto
— No y ya es tarde, por favor dile lo que te dije a Mendler y a la entrenadora-rogo, Jaydlien mira su larga, rubia coleta golpear atrás y al lado contra su camisa de animadora ella nunca había pensado que fuera posible pavonearse con un uniforme de animadora y todos desviaran sus ojos a esa dirección, por primera vez quería que todos verterán a verla. Laurent entro por el otro pasillo y los chicos no paraban de silbar y lanzar halagos, maldita sea quería ser una de ellas, Laurent levanto la mano y le hizo una seña con la mano, un adiós, ¿Por qué demonios siempre tenía que seguir reglas?. Su amigos se saltaron clases para ir a la ciudad vecina, sus amigas se saltaron a clases para ir con ellos y que hacia ella allí parada. ¡Al diablo con todos! Iba a demostrarles a sus amigos, que ella era divertida, y que también podía infringir las reglas cuando quisiera. El último timbrazo para entrar al salón sonó y su corazón se aceleró cuando el último chico entró al salón de clase.
Las chicas abrieron la puerta para salir del edificio y Jaydlien comprendió que era ahora o nunca. Aferró sus libros y su bolso mientras comenzaba a correr en su dirección. Cuando tomaba una decisión no se echaba para atrás y jamás se arrepentía por hacerlo.
— Esperen-grito, sus amigas se detuvieron divertidas o más bien sorprendidas- Iré con ustedes- la profesora Mendler se hizo presente en el pasillo mientras las jovencitas salían del edificio, una sonrisa plasmó su rostro.
Jaydlien dio un vistazo nerviosamente por el estacionamiento y tiro sus libros al asiento trasero del BMW de Jane, mientras esperaba a que sus amigas salieran del gimnasio. De alguna manera esto parecía una idea mucho mejor cuando estaba en el pasillo del instituto hace unos minutos, desesperada, viendo como sus amigas la abandonaban en la escuela, ¡como si eso fuera la primera vez!

Ahora que está realmente fuera del instituto por así decirlo, sin embargo, está empezando a pensar que su mejor opción es dar la vuelta, correr a través del pasillo y rogarle a Mendler para que la deje en tratar al salón.

—Vamos, Jay— su amiga Laurent dice tomando un trago de la botella de agua que sostenía en las manos. — ¿Qué podría salir mal?-pregunta ante la mueca nerviosa de Jaydlien.
—No responderé a eso. — Entonces balancea la puerta y antes de que Jay pueda protestar, Jane está marchando por el estacionamiento hacia las afueras de la ciudad.

Luego de unos 20 minutos de viaje
— No debería dejarme convencer tan fácilmente.-espeto intentando alejar todo pensamiento negativo de su mente.
— Nosotras ni siquiera lo intentamos-farfullo Laurent
— Bueno no dejare incitarme a hacer algo así la próxima vez- menciono ahora con los brazos cruzados.
— Oh vamos Jaydlien esto es mucho más divertido que estar en una clase con Mendler y sus teoría físicas- rio Jane
— Mi madre va a matarme
— No lo creo, eres su hija favorita
— En realidad su hijo favorito es Jude y soy la de papa-aclaro
— Bueno en ese caso, que quieres que te lleve a tu funeral-Bromeo Laurent
— Eres una perra, lo sabias-
— Se perfectamente lo que soy Jaydlien-aseguro Laurent
— U-hum, y piensan ir así?-pregunto suspicaz
— Que tiene de malo?-dijo confundida Laurent
— La parte en donde tu vientre está desnudo o donde apenas la falta logra ocultar su, bueno eso-
— Es un uniforme de animadora, se supone que se vea así, además tu falda no es tan larga que digamos.
— No encontré las otras faldas, mama las escondió estoy segura, dice que debo encontrar mi sensualidad, demonios yo no soy nada sexy teniendo el cuerpo de una niña de 10 años-protesto malhumorada.
— Maldición Jaydlien-irrumpió Jane- Eres descaradamente sexy, tienes unas piernas por las que muchas mataríamos tener, son largas, duras y fuertes, eres delgada, no sé cómo rayos puedes mantenerte así sin esfuerzo, puesto que comes más que James, Jude y Michael juntos, tienes unos ojos tan lindos y unos labios carnosos. Que más quieres?-le pregunto
— No lo sé, un lindo novio-
— Al fin!-exclama Laurent mirándola- Nick puede ocupar ese cargo-Jaydlien mordió su labio nerviosa y negó divertida, mientras cantaba la canción de Taylor Swift “22”
Luego de un rato, Come and Get it, de Selena Gómez y Really Don’t Care de Demi Lovato.
— Nos detendremos en la gasolinera más cercana, el auto se está quedando sin combustible.-aviso Jean minutos antes de detenerse
— Iré a comprar algo-anuncio Jaydlien saltando del auto
— Te acompaño, Mmmm Jane vienes?-le pregunto Laurent a Jane quien coqueteaba con el chico que le estaba expendiendo gasolina al auto.
— U-hum, si-le guiño un ojo al chico, quien se sonrojo y siguió a las chicas
Jaydlien tomo una cesta y metió todo aquel dulce que encontraba, desde goma de mascar hasta papitas fritas embolsadas. De la nada Laurent se quedó observando algo por mucho rato, levanto un envoltorio y lo agito en su mano.
— Desde cuando venden eso en un lugar como este?-pregunto Jane
— Desde que los chicos tienen sexo en los baño públicos-sonrió
— Ugh-la mueca de asco de Jaydlien divirtió a sus amigas-
— Cuando lo experimentes dejaras de hacer esas caras-aseguro Jane
— Y tu como lo sabes
— Bueno, yo eh, ya no soy virgen-la boca de Jaydlien cayó al suelo.
— Cómo?
— Bueno estaba con Joe en el auto y una cosa llevo a la otra y paso-
— Diablos y te dolió?-pregunto Jaydlien horrorizada
— Un poco, la primera vez nunca es bonita-aseguro tomando el preservativo y arrojándolo en la cesta-luego mejora
— Cuantas veces lo hiciste?-camina Laurent
— 4 en total, este fin de semana, estuve un poco ocupada-rio
De repente, Laurent se detuvo en seco y Jane y Jaydlien chocaron contra sus espaldas. Jane la miro con un comentario grosero preparado, pero se lo tuvo que tragar en cuanto vio que Jaydlien estaba igual de choqueada que Laurent.
Para su desgracia Melanie Ellis y una de su sequito de cabezas huecas, se encontraba cerca de la caja registradora con un par de chicos con chaqueta, las chicas no pudieron reconocerlos.
— Hey-saludo Laurent como respectiva co-capitana de las animadoras
— Hey-respondió Melanie en un tono que parecía ser cortés.
Ver a Melanie Ellis en ese lugar de la ciudad, era como jugar que está mal en la foto?.
El papa de Melanie era dueño de la cadena de hoteles “Suite Love” del estado, vivía en el vecindario más lujoso del estado de Detroit, y ahora ella estaba en una gasolinera barata comprando en un almacén barato, con chicos con los que usualmente no se relacionaría.
— Se podrían mover más rápido gente, algunas aquí tenemos cosas por hacer-grito con su típico tono de chica caprichosa.
— Hay solo una persona en la caja registradora- menciono Laurent
— Y a mí qué? Deberían contratar más gente. Oferta y demanda- Jaydlien rodo los ojos, Melanie sería la última persona en el mundo en saber que era lo que equivalían esas dos palabras.
— Esto famélica con F mayúscula-replico con aires de superioridad.
— Ya cállate Ellis, eres como un cicle en el zapato, molesto.-rugió Jane, los chicos rieron, Melanie se puso roja de la rabia.
— Mira quien está allí, talla grande-protesto Melanie, Jaydlien abrió los ojos como platos como Jane era talla grande si apenas pesaba un poco más que ella y eso notablemente era por su altura.
— Y aquí estas tú, fenómeno, ¿Dónde dejaste el circo?-eso no puedo evitar hacer reír a unos cuantos.
— En el mismo lugar donde conseguiste ese uniforme, querida y es mejor que mantengas tu boquita cerrada si no quieres quedarte sin el-Jane apretó los puños, Ellis sonrió- Bien que me decían de sus abdominales -alardeo señalando el pecho de los chicos.
— En realidad son pectorales Melanie-dice Jaydlien- No pienses demasiado. He oído que hace que el cabello se frise.
— Ja, Ja —responde Melanie, pero inconscientemente alisa su cabello rojizo con una mano.
Toma todo lo que tienen no echarme a reír cuando ven a su compañera castaña acariciar su cabello también. Jaydlien echa un vistazo a los chicos de las chaquetas y ellos comienzan a reírse de nuevo. Lo mismo pasa con Jane y Laurent. Ahora ella es quien ríe.
— No debiste decir eso- advierte Melanie- Si no-
— Si no que? Melanie, me sacaras de tu equipo de animadoras, como si me gustara dar saltos con una sonrisa hipócrita pegada en los labios o acostarme con todo deportista-Jaydlien negó- No me amenaces
— Lo dices por tus amigas
— Lo digo por ti, como la capitana encabezas la lista y como yo no soy tu amiga no me importaría herir tus sentimientos y decir que tienes comida atorada en tus dientes. – Jaydlien señala a Melanie- En la grieta que hay entre tus dos dientes frontales. Parece como chocolate laxante… -Melanie lamió sus dientes y le lanzo una mirada asesina.
— Me sorprende que Jude no este cuidando de ti y tus problemas de personalidad, no queremos que te de un ataque, sería bastante bochornoso considerando el número de personas que hay aquí, perdón no más bochornoso que saber que tu tía se acuesta con hombres casados, destruyendo las familias de otros, tu tía es una maldita puta devora hombres Jaydlien- los ojos de Jay se abrieron como platos-Ops no lo sabias-
— Ya cállate Melanie no tienes el derecho de-Jaydlien levanto la mano para silenciar a Laurent
— Algo más que quieres decirme cerda anoréxica, ya que estamos de confesiones, yo tengo algo, a lo que a mi concierne tu padre no te quiere demasiado como para mantener sus manos alejados de mi tía. Pero creo que tus amigas te lo abrían dicho, o espera no veo ninguna por aquí y creo que jamás las veré, puesto que nadie-se acercó hasta la caja registradora y saco su tarjeta de crédito, mientras luchaba contra las lágrimas- Te quiere.-la señorita le entrego una bolsa y ella camino hasta las puertas corredizas.-Nos vemos, amiga-hizo una mueca asqueada, antes de salir del establecimiento.
Caminando hasta el auto Jaydlien sintió las lágrimas deslizarse por su rostro, algo así no podía afectarle, se dijo que ninguna ofensa de Melanie Ellis le afectaría, se equivocó.

El camino estuvo silencioso, Laurent no podía apartar los ojos de Jaydlien, ella no podía hacer nada para que su amiga se sintiera mejor, se sintió inútil.
— Estas bien?-pregunto una vez mas
— Te dije que estoy perfecta, deja de preguntar eso
— Pero…
— Porque no habría de estarlo, maldición estoy bien, es Melanie Ellis la pelirroja pecosa de la cual nos burlábamos desde tercer grado.-aclaro limpiándose las lágrimas.
— Estuviste genial, no pudiste humillarla mas- Jaydlien sollozó- Oh vamos, primero insultas al jefe de una banda, segundo, golpeas a una posible asesina, tercero te besuqueas con el jefe que humillaste, cuarto, te defiendes de Melanie Ellis, maldición Nick te mantiene al margen. O eres la verdadera tu que ha decidido por fin aparecer.
— Y cada vez que me meto en ese tipo de problemas estoy al borde del peligro- asegura limpiándose el rostro con el saco marrón de la escuela, sus ojos estaba rojos al igual que su nariz.
— Llegaremos pronto-indica Laurent.

Dos hombres de cabeza afeitada y aretes, estaban fumando en la acera, justo enfrente de la puerta principal, miraron a las chicas curiosos.
— Le podemos ayudar en algo?-pregunto uno con cara de pervertido, si solo tuvieran jeans en lugar de faldas.
— Si, resulta que nuestros novios y algunos amigos están adentro-indico Laurent
— U-hum
— Y nos llamaron para venir-
— U-hum
— No nos creen?-pregunto Jane con los brazos cruzados
— Resulta ser que no- se acercaron como degenerados
— Resulta ser que invaden nuestro espacio vital-asevero Jaydlien
— Nos dejaran entra o no?-pregunto Jane
— Antes tienen que hacer algo por nosotros-el del tatuaje en la cabeza levanto las cejas y el del arete en la nariz acaricio el brazo desnudo de Laurent
— Jane encárgate- pido Laurent con los brazos cruzados, los hombres rieron divertidos.

**********
La música rap resonaba en el club, el humo a cigarrillos se revolvía con el ácido olor del alcohol, risas, chaquetas y mesas de billar se apersonaban, y dos tipos de metro noventa lloriqueaba como nenitas mientras entraban, la atención recayó sobre ellos, Jane jalaba los brazos de ambos hombres, con llaves estratégicas, cuando estuvo satisfecha los empujo al suelo. Laurent se puso de puntitas y beso a su novio en los labios, Jane imito el gesto con el suyo. Jaydlien por su parte observo a Nick.
— Donde está tu uniforme?-pregunto con voz delictiva Cool Cool Cool Twisted Evil . A ella le encanto juju 
[/size]
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 16:58

— No soy animadora
— Que lastima-unió sus cejas
— Creí que te gustaba mi tutu-sonrió ella.
— Tu qué crees-su expresión cambio por una más fría- Estas bien?-ella asintió, rogando que no insistiera más. No iba a pasar.
— Segura-se acercó a Jaydlien con seguridad.
— Segura-pero su voz temblaba, Nick miro a Jane
— Tuvimos un inconveniente en el camino- la mandíbula de Nick se tenso
— Qué clase de inconveniente?
— Discutí con Melanie Ellis- camino fuera del foco de atención –De acuerdo?-dijo con una nota de desesperación en su voz- Satisfecho?
— Melanie Ellis? Que sucedió?
— Nada.-Antes de que pudiera detenerlo, él había presionado la palma de su mano contra él, formando una torre con sus manos. El deslizó sus dedos entre los de ella, cerrándola contra él.
— Tus nudillos son blancos. - Dijo, pasando su boca a través de ellos. - Y llegaste luciendo alterada. Creo que no es un simple nada. Ella se quedó en silencio.
— Jaydlien- Nick dijo su nombre suavemente. Con toda la intención de conseguir lo que quería. Ella Trato de desatar sus dedos, pero Nick tenía una idea diferente.
— No conoces a Melanie Ellis- Dijo ella cínicamente – Difícil de creer, primero por qué vas a una universidad al sur de la ciudad y segundo porque tienes un cromosoma Y.
— Cuéntame acerca de la discusión- Dijo, -
— Ella llamo a mi tía puta –
— Y?
— Yo la llame cerda anoréxica y le dije que nadie la quería- Nick parecía luchar por no romperse a reír.-
— Eso es todo? Sin puños, Sin arañazos, o jalones de cabello?- Jaydlien entrecerró sus ojos y lo miro.
— No soy una salvaje o una de tus chicas, Nick-el sonrió
— Por ello, vamos a tener que enseñarte a pelear, nena-
— Yo puedo pelear. – Levanto la barbilla a pesar de la mentira. Esta vez el no refreno la sonrisa. - De hecho, he tenido clases de boxeo, Kickboxing, en el gimnasio, una vez.
Nick extendió su mano como un objetivo. - Dame un golpe, tan fuerte como puedas.
— No soy fanática de la violencia sin sentido.- Las botas de Nick tocaban los botines de Jaydlien.
— Un chico como yo podría tomar ventaja de una chica como tú. Mejor muéstrame lo que tienes.
— Estas seguro de eso, puedo llegar a ser peligrosa-sonrió
— Anda, no creo que sea tan malo- ella se puso de puntitas y lo beso, Nick quedo choqueado.-
— Ese fue un buen golpe-declaro el mientras sonreía sobre sus labios.
— Oye! Podemos ir a un lugar más privado, no me gusta como tus chicas me miran, me aterran- Nick asintió complacido, la tomo de la mano y la llevo fuera de todo ese ambiente. En una pequeña habitación o más bien despacho.
— Como esta Frankie?-Nick la acerco a él.
— Pregunta por ti, no sé cómo decirle que tú no eres mía-ella sonrió.
Jaydlien agacha su cabeza y sus labios rozan el cuello de Nick, el aprieta su cintura. Nick no la rechaza cuando sus labios patinan sobre su garganta otra vez. El sube su cabeza hacia arriba y toma sus labios. Ambos están hambrientos, necesitados uno del otro. La lengua de Nick se empuja en la boca de Jaydlien. Un pequeño gemido se escapa de sus labios y Nick se excita. Sus uñas se clavan en la piel de Nick, él la besa más profundo, estudiando todas las partes de su boca, con sus labios sobre ella, nada más importa, solo lo que están haciendo.
La levanta y ella envuelve sus piernas alrededor de su cintura, tropezando, camina hasta el sofá que está en el despacho, nunca alejando su boca de la de ella. Jaydlien hace un pequeño “umpf” cuando caen, se siguen besando…

La boca de Nick se desliza por su cuello. Su lengua lamiendo ese pequeño hueco que, no se había dado cuenta hasta ahora, él quería probar. Las manos de Jaydlien están en su pelo mientras el sigue besando el camino hacia abajo.
Empuja la parte inferior de su camisa hacia arriba, tomando su lengua por el oleaje de su estómago. Nick se mueve bastante lejos para poder empujar su camisa más arriba en ese momento. El sujetador se asoma con encaje rosa y figuras infantiles, Nick sonríe, las mejillas de Jaydlien arden. Nick está ardiendo, por dentro y por fuera, sus manos se mueven con delicadeza por el muslo descubierto de Jaydlien, ascendiendo lentamente, su respiración es agitada, los ojos de Jaydlien chispean, algo entre desesperación, vergüenza, deseo y miedo. Nick se detiene a unos 10cm de su entrepierna, antes de ir más lejos, mira hacia ella con detenimiento, a él le duele desearla y quererla tan jodidamente. ¿Qué demonios estoy haciendo?-se pregunta. Alejándose un poco dice:
— Tenemos que tranquilizarnos-su voz se escucha ahorcada. ¡Demonios! Que infernos hace ella en él que la está rechazando, Nick nunca rechaza a una chica que está dispuesta a jugar con él. Sin embargo sus pensamientos son claros, ella es mucho mejor que cualquiera de las chicas que han pasado por su cama, la ama tanto como para herirla, si quería hacerlo con ella, Nick haría que Jaydlien se sintiera especial. Eso suena tan marica.
— No tenemos por qué hacerlo-menciona, Nick se paraliza, a esta chica le gusta el peligro. Nick niega, Jaydlien aprieta sus labios contra los de él, las manos de Nick recorren todo el cuerpo de Jaydlien, es una explosión. El corazón late tan rápido que Nick tiene miedo de que sufra un infarto, Nick cierra los ojos y los aprieta, ¿Qué puedo decir para probar que soy el chico malo que ella conoce?-se preguntaba. Jaydlien es estúpida por confiar en Nick. Puesto que él va a tomar ventaja de ella en cada oportunidad que pueda, pero ¿cómo puede demostrarle eso a ella?
Saber que está listo para llevar eso al siguiente nivel podría asustarla. Jaydlien se escurre como una gatita y se coloca sobre él, Nick se acercó y se apodero de su trasero, luego se oprime contra ella de una manera que no confunda su intención.
Ella comienza a moverse con él. Maldita sea. Eso no es bueno. Definitivamente tiene poder sobre él. Había prosperado en el control, pero ahora lo ha perdido totalmente.
Nick la tiro hacia él y presiona su cuerpo contra el suyo, la camisa esta desabotonada y echa un lio, dejando ver su sujetador, hombro y mucha piel, las manos de Nick suben y bajan por su espalda. Su fuerte respiración está llenando el lugar. Nick se alegra de que la música afuera siga encubriendo los sonidos que están haciendo.
Nick se inclinó hacia atrás y miró la cara de la confianza.
— Tienes que detenerte antes de que esto se nos vaya de las manos, porque yo no lo haré. –dice con la respiración acelerada, Nick está ignorando el hecho de que ya se les ha ido de las manos y ella no parece en lo más mínimo lista para parar.
Jaydlien se aquieta y dice forzosamente –Soy virgen– ¡Oh, demonios!
Nick inclina su cabeza hacia atrás en el sofá y le dice la verdad.
— No estás actuando como tal.
— Eso es porque eres tú, Nick. Solo tú haces que yo sea así. Me vuelves loca.
Cambio de poder. No debería haber dicho eso. Ahora Nick sabe que tiene el control, si no físicamente, al menos mentalmente. Darle de nuevo el control no es sabio por su parte.
Nick está llevando a esta chica a la zona de peligro, pero ahí es donde está acostumbrado a pasar la mayor parte de su vida. Sus manos se mueven por su cintura.
— Quítate la camisa-le pide ella
Sus manos van a la parte inferior de la camisa. La anticipación de ver lo que se esconde debajo, hace contener la respiración a Jaydlien. Nick la mira a la cara, sus ojos están llenos de incertidumbre y algo más que se niego a reconocer. Se muerde el labio inferior mientras espera que él se quite la camiseta.
De inmediato lanza su camiseta a un lado y revela un cuerpo que seguro ha provocado convulsiones a billones de chicas.
— ¿Puedo tocar?–, Pregunta, como si no fuera la dueña completa de su cuerpo en ese momento. Nick toma su mano en la suya y la guía por su piel desnuda. Cuando la deja ir para que pueda explorar por su cuenta, sus dedos caminan lentamente arriba y abajo por su pecho. Cada toque le quema la piel de adentro hacia afuera, y cuando sus dedos permanecen en el tatuaje que se asoma por sus vaqueros y se sumerge por la cintura, es casi su perdición.
— ¿Qué dice eso?– se pregunta mientras traza ligeramente uno de sus tatuajes.
— Peligroso–, le dice. Sus dedos se hunden en su pelo y la inclina hacia él. Nick Necesita probarla otra vez. Necesita sentir sus suaves labios en los suyos. Empiezan a hacerlo como si fuera la primera vez y tal vez la última, su aliento y sus lenguas chocan casi con desesperación. Mientras continúan su exploración, Nick concentra toda su atención en ella. Desliza una de las tiras de su sujetador hasta que cae libremente sobre sus brazos. Ella se inclina hacia atrás y él no puede imaginar una imagen más sexy o una chica más sexy que la que está sentada sobre él. Su pulso se acelera con caliente anticipación cuando abre por completo la camisa de Jaydlien

–No tengo un cuerpo como el de Dana o Melanie Ellis–, dice ella tímidamente, con las manos cruzando la parte central en un esfuerzo por ocultarla. Nick retira suavemente sus manos y las mantiene ligeramente a los costados. Nick se inclina hacia atrás y mira, completamente atónito, a su modesto sujetador de figuritas que cubre sus pechos. Ella no tiene nada de qué avergonzarse. Esta chica tiene algo que lo enciende y para Nick ella no tiene ni idea de que tiene mejor cuerpo que el de Dana, manos abajo. En un movimiento rápido, Jaydlien tiene curvas donde Dios quiso que estuvieran, y Nick tiene ganas de acariciarle esas curvas y memorizar cada centímetro de ella. Él se siente el chico más afortunado de la tierra.
–Eres hermosa... eres hermosa.
Sus ojos se echan a la baja. –Mírame, nena. –Cuando lo hace, repite, –Eres hermosa-ella niega.
— ¿Qué?
— No soy tan delgada-sus manos tiemblan.
Los dedos de Jaydlien se quedan quietos cuando las manos de Nick tocan los lados de su cintura y las desliza hacia arriba hasta que los pulgares están en la curva de su pecho. Nada lo había preparado para la oleada de emociones que está sintiendo en ese momento cuando mira a los ojos chispeantes de Jaydlien.
— Me gustas tal y cual eres Jaydlien, eres perfecta-dice Nick antes de besarla.
— Nunca me dejes-dijo ella enredando uno de sus dedos en el collar que Nick tenia suspendido en su cuello.
— Eres mía bailarina- murmuro, rozando las palabras a través de su mandíbula, mientras Jaydlien arqueaba su cuello altamente, invitándolo a besarlo todo- Me tienes para siempre. Soy tuyo.
— Demuéstralo- dijo solemnemente. Nick la estudio un momento, luego busco debajo de su cuello y desabrocho la plana cadena que usaba desde que su mama se la regalo, un mes antes de morir. Jaydlien no tenía idea de la historia de la cadena o el significado detrás de ella, pero sintió que era importante para Nick. Era la única pieza de joyería que usaba y la mantenía metida debajo de su camisa, al lado de su corazón, nunca lo había visto quitársela.
Sus manos se deslizaron a su nuca, donde abrocho la cadena. El metal cayo en su piel desnuda, todavía cálido por él.
— Me la dio mama poco antes de morir-dijo en tono vulnerable- Para recordarla siempre, para tenerla cerca de mí y para cuidarme-los ojos de Jaydlien tintinearon como jemas de esmeralda. Ella la toco gentil y cálidamente, sorprendida de su importancia
— No tienes por qué hacerlo, es…demasiado.
— Quiero hacerlo-entrelazo sus dedos con los de ella y giro su mano para besar sus nudillos-Quiero que te cuide a ti ahora.-el corazón de Jaydlien latió agradecido. Desabrocho la esclava de plata de su muñeca izquierda y la sostuvo para él, un corazón estaba tallado a mano y su nombre dentro de él, justo en medio de la esclava. Nick la sostuvo en sus dedos, examinándolo silenciosamente.
— Mi papá me la dio hace unos años, en navidad justo antes de sufrir un accidente de auto, dijo que la mantuviera conmigo para sentirlo cerca cuando estuviera de viaje, ese día pensé que iba a morir, desde ese día la llevo conmigo-los ojos de Nick se cerraron con un golpe rápidamente-No puedo aceptar esto.
— Es la cosa más importante en el mundo para mí, justo como tu collar, quiero que lo tengas-Jaydlien cerro sus dedos, envolviéndolos alrededor de la esclava.
— Jaydlien creo que…-ella lo silencio con un beso-Si tú tienes el coraje para darme algo tan preciado como tu collar yo tengo el coraje para darte mi esclava, le diré a mi padre que la perdí, seguro el me dará otra, pero esto-señalo el collar-es demasiado y en realidad no creo que pueda aceptarlo, es el único recuerdo que tienes de tu madre- dijo llevándose las manos al cuello.
— No-la detuvo- Prométeme que la guardaras, Prométeme que nunca nada se interpondrá entre nosotros-mantuvo la mirada en los ojos de ella, rehusándose a dejar que Jaydlien se apartara- No quiero perder a alguien mas en mi vida, no quiero estar sin ti. No quiero que esto se acabe nunca. Los ojos de Jaydlien brillaron como nunca antes lo habían hecho, Jaydlien bajo la mirada al collar en su cuello.
— Júrame que nunca dejaras de amarme-susurro, aunque el ligeramente, asintió. Jaydlien se apodero de su cuello, trayéndola hacia sí, besándolo más fervientemente, sellando la promesa entre ambos. Cuando Nick tiro de la cinta elástica de su sujetador y la jalo más cerca. Sus ojos eran de un negro líquido, su respiración suave y profunda.
— No hagas jamás que me arrepienta de esto-dijo ella sin aliento
— No te has arrepentido de mi ni una vez-la beso y Jaydlien respondió de una manera tan hambrienta que pensó que sus labios se magullarían, su boca estaba sobre la suya, caótica, salvaje y hambrienta, las manos de Nick estaban en el vientre de ella, luego en sus muslo. Jaydlien deslizo sus manos a lo largo de sus perfectamente esculpidos músculos, lo que envió una onda de locura a través de ella, todo pensamiento racional la había abandonado. Nick quería hacer el amor con Jaydlien, pero no en un sofá, como si ella fiera una cualquiera. Alejo sus manos de su cuerpo, intentando mantener la cordura por ambos, aunque le fuera tremendamente difícil.
— No podemos hacerlo aquí, así no-le dijo Nick con voz ronca por la sobre cargada emoción. Jaydlien le iba a entregar su cuerpo pese a saber quién era. La realidad es difícil de digerir. Ella asintió
— Tienes razón-sonrió- No quiero que en nuestra primera vez me veas usando unas aburridas y vergonzosas bragas de abuelita-Nick soltó una carcajada
— Oye!-dijo histérica-Eres un tonto-Nick rio más fuerte mientras abrochaba los botones de la camisa de Jaydlien-No sé cuál es la parte divertida-hizo puchero, Nick sonrió
— Tu-sonrió Jay cuando él coloco su frente contra la de ella y metió su mano bajo la camisa de Jaydlien
— Yo-sonrió acariciando su espalda.
— Salir contigo no es tan malo después de todo
— Salir?-lo miro confusa y a la vez esperanzada-Hablas de…-el asintió
— Pensé que eras del tipo de chico que no tienen relaciones serias, Jonas- dijo ella
— Lo era
— Y que te hizo cambiar de opinión?
Nick sonrió ampliamente mientras desviaba la mirada al suelo
— Tu- luego la miro- Una vez deje entrar a Jaydlien Adams a mi corazón! Y desde ese día una parte del dolor en mí se ha ido junto con una parte de mi mierda-ella rio y lo beso, mientras que él se inclinaba sobre ella.
— Oye Nick tenemos un enorme problema y o demonios-entro Trevor con Joe a la habitación, Jaydlien se sobre salto y Nick ardió en furia
— Ya nos vamos-declaro Joe mientras reía
— No, yo ya me iba- declaro Jaydlien mientras tomaba la poca vergüenza que le quedaba y salía de la habitación. Nick los miro acusadoramente antes de golpearlos fraternalmente.

Jaydlien se detuvo en el pasillo frente a un espejo, estaba hecha un completo lio, acomodo su camisa dentro de su falda y atuso la camisa, sin poder borrar las arrugas de la camisa, peino con sus dedos su alborotado cabello y respiro profundo antes de entrar a la habitación para encontrarse con sus amigas.
— Tengo que irme a casa-murmuro en el oído de Jane
— Paso algo?-pregunto
— Tu novio y el de Laurent acaban de verme intimando con Nick-los ojos de Jane se abrieron como platos
— Estabas desnuda?-pregunto en un sobresalto
— Claro que no pero si hubieran entrado unos 5 minutos antes creo que les hubiera encantado mi sujetador de figuritas-dijo, mientras su rostro se tornaba algo rosa
— Y Nick te vio así?, tenemos que comprarte lencería nueva-aclaro con una sonrisa perversa- Y que hicieron? Solo se besuquearon perdiendo sus manos en el cuerpo del otro o hubo un poco de acción?
— Eso no te incumbe…-Jane la miro detenidamente- No hubo acción si, solo olvídalo, no pasó nada extraño-jugueteo con sus manos-
— Lindo collar? Cuando lo compraste no te lo había visto antes, aunque es un poco masculino-farfullo Jane
— Me lo dio Nick-los ojos de Jaydlien brillaron, Jane se levantó de golpe
— Oh demonios santos!-grito llamando la atención de algunos-
— Shhh- chiqueo Jaydlien, mientras se inclinaba hacia atrás sobre su silla. Mirando el reloj de pared del bar. 1:30pm tenía clases de ballet en menos de dos horas, grito… Nick la observo saliendo del pasillo el cual ella cruzo hace algunos minutos.
— Que sucede?-dijo Laurent acercándose a ella
— Llegare tarde a clases de ballet, el director de la academia llamara a mama, y ella seguro me estrangulará cuando se entere que me escape del instituto-dijo rápidamente, mientras las manos le temblaban
— Tranquilízate, llegaremos temprano sí, no te pongas nerviosa, tía Maggi no te estrangulara-soltó Jane
— Bien muevan sus traseros, debemos irnos-se apresuró a decir Laurent mientras saltaba hasta Trevor-Te veo luego-lo beso, para susurrarle algo en el oído. Joe se acercó a Jane quien lo beso, Jaydlien se sintió un poco mal, besos, besos, besos, por un minuto odio los besos.
— Oye!-Nick se acercó a ella- Lamento lo de hace unos minutos, ya les di su merecido-sonrió, ella lo miro espantada
— No los golpeaste, cierto?-el metió un mechón de su cabello tras su oreja
— No, mmm yo quería… quería…-se silencio
— Estas invitándome a salir?-dijo divertida
— Claro que no Jaydlien-dijo serio-No te ilusiones
— Bueno, te iba a decir que me gustaría pero luego de esto, eres un idiota.-el sonrió
— Pasare por ti mañana después de la escuela-aviso cruzándose de brazos
— A donde me llevaras?
— Eres muy curiosa, no te diré, hasta entonces-le guiño un ojo para alejarse, ella quedo paralizada pero pronto reacciono
— Aun no te he dicho si quiero ir-grito sobre la música-Tengo planes, y no puedo cancelar, mi agenda está muy apretada y no creo que me dejen tener una cita con el jefe de una banda-dijo orgullosa Nick se detuvo, se dio vuelta y camino posesivo hasta ella. Jaydlien trago grueso. La música se detuvo y las risas se escucharon, demonios, demonios, demonios! ¿Por qué siempre se metía en problemas? Una sonrisa torcida cubrió el rostro de Nick, ella retrocedió hasta chocar con Dana, no sabía quién era peor, al jefe de una banda a quien acababa de rechazar o una pandillera celosa que quería asesinarla.
— Lo siento-dijo cuándo Dana la pulverizo con su mirada, rápidamente se volteó y encontró a Nick justo frente a ella, mirándola inquisitoriamente.
— Invades mi espacio vital-declaro nerviosa. Él se inclinó un poco más.
— ¡Nick!-dijo sin aliento
— Qué?-pregunto frio
— Invades mi es…-la beso frente a todos. Escucho a Dana gruñir tras ella.
— Salgo a las 12: 30-fue lo único que pudo decir, ante la sonrisa arrogante de Nick se arrepintió-Eres un creído, Jonas- ella creyó escucharlo reír.
— Yo también te quiero, nena
— Aun no puedo creer que allá aceptado-se quejó entre dientes, Nick levanto una ceja
— Hablas de mañana o de ser mi novia?- soltó en tono furioso, muecas sorprendidas se observaron y ruidos como Aww u Oh! Se escucharon junto con un coro de silbidos
— Te veo mañana-dijo, Nick sonrió divertido
— Disculpa no eres creído sino un cretino.
— Así me amas-bufo
— Oh cállate, demonios si, te veo mañana-sonrió antes de darse vuelta, pero Nick la jalo del brazo, ella se giró y Nick la beso profundamente.


Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 17:01

Gracias por su comentarios K2 si a Nick no le gusta que sapos besen a Jay pero siempre esta con alejate de mi o no soy bueno.... Jajajaja gracias a todasssssssss enserio
Smile Smile Smile Smile Very Happy Very Happy Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 17:09

Oigan tengo otras tres noves, que son antiguas... las primeras que escribí.... dejare la sinopsis voten por alguna si, por fitas

Can´t Be Tamed

Quién soy? Deberías preguntarme, que es lo que soy?, muchos dice que soy un demonio atrapado en un cuerpo de adolescente, yo simplemente soy un peligro, uno el cual nadie en este planeta será capaz de domesticar, en mis venas corre sangre de orgullo, arrogancia, maldad, sobre todo maldad. Motivos? No los existen, Objetivos? No los hay, Obstáculos? Demasiados para mi gusto, uno de ellos mi peor enemigo, cree que por ser firme y frio lograra detenerme, pero eso es porque no sabe quien realmente soy y eso más temprano que tarde lo descubrirá.



Hot & Cold

La realidad es un caos, el sufrimiento convertido en dolor, la rabia en venganza, odiar a los mismos de tu especie debe ser algo abominable, pero no para Tn Miller, juro vengarse, lo juro con su vida, lo juro por su madre y por quienes amo y ya no están, por los que sufrieron, por su familia y por todos los niños que vio morir. Vengaría su muerte, su sufrimiento, dignidad, honor y por lo que eran ahora. Colds…


la tercera es Hate our love
no hay sinopsis como tal pero se trata de una chica frivola pero dulce que odia a Nick Jonas con quien la obligan a casarse, en la historia los dos se odian infinitamente, hasta pelear, buurlarse y molestar a la otra persona




Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 17:32

*O* ya son novios me encanta!
Jajajajaja jay deberia tener mas cuidado con dana ahora que ya es novia de nick!

Respecto a tu otras noves me encantaron todas pero mas
Can´t Be Tamed.

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 17:45

omj pero que caps
casi me desmayo cuando la mama de jay entra a la habitacion fhagtkehaehtget
que verguenzaa!!! :$

me da pena jay, por lo que vio de su papa, igual penca Sad , pero para distraerse de eso estaba nick Smile
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 18:01

Cuando todos sus compañeros de baile se retiraron ella quedo sola, sudada y cansada en un ajustado traje de bailarina blanco, medias pantis y zapatillas de punta. Jaydlien se sentía un poco descubierta con ese traje similar a un traje de baño de una sola pieza. Tomo un respiro y conecto su iPod al reproductor de música, Bangarang de Skrillex, subió el volumen se deslizo por el estudio con algunos pasos suyos de hip hop y cuando las primeras notas fuertes la hicieron vibrar realizo un Grand jete, seguido de un segundo y un tercero sucesivamente, un attitude, contoneo sus caderas con algunos pasos de break dance, luego un fouetté, un entrechat y acabo realizando una coreografía suya con algunos jetes incluidos.
Jaydlien bailo hasta que sus piernas dolieron y hasta que su cuerpo dejo de responderle, bailo hasta que su emoción se convirtió en llamas, bailo hasta que su corazón enamorado latiera como un martillo contra su pecho. Ella se encontraba empapada y exhausta, sin aliento y con un tremendo dolor descendiente en su columna vertebral. En la última armonía se derrumbó en el suelo, respirando forzadamente. Pensando en todo, Nick, su padre, pandillas, sangre, muertes, todo se reproducía como una película secuencial. Derramando algunas lágrimas, una risa resonó a través del salón. Incluso con una risa, sabía que era la voz de su padre.
— Dios! Mariposita eres excelente, Juilliard estará encantado en recibirte cuando audiciones.-dijo mientras entraba al salón, ese era el problema Jaydlien no estaba segura si quería ir a Juilliard, inclusive dudaba si quería asistir a Harvard, de un salto se levantó y corrió hacia su padre, enrollando sus brazos en su cuello y sus piernas en sus caderas, grito emocionada.
— Papa, que alegría que estés aquí-canto su corazón.
— No me equivoque ante mi deducción, me extrañaste-le sonrió
— No tienes idea, demonios soñé con este día desde hace meses, viniste para quedarte-le hizo mohín
— Vine porque necesito hablar con ustedes, de algo realmente serio-dijo serio pero sutil
— Te divorciaras de mama-bromeo
— Que graciosa, ve por tus cosas, te espero en la salida-le aviso mientras la dejaba en el suelo. Ella asintió y corrió para vestirse y llevar sus cosas consigo.
Frank sintió un escalofrió recorrerle todo el cuerpo, la noche relativamente estaba bastante tranquila y armoniosa, la luna brillaba con esplendor, el clima comenzaba a bajar puesto que Diciembre estaba por llegar, un vehículo negro con vidrios polarizados para justo delante de él. Frank respiró profundamente cuando descendió la ventana.
— Cuánto tiempo sin verte–, dice José Rodríguez, uno de sus ex-compañeros de pandillas y ahora uno de los altos, en el asiento trasero. Delante hay dos hombres blancos que se ven como dos culturistas o al menos entrenados para patear culos. Definitivamente están allí para proteger a alguien, y ese alguien definitivamente no es Frank.
— ¿Qué es lo que quieres ?– Le preguntó Frank volcando sus pensamientos en su hija.
— Hacer negocios, somos amigos o no, tu aun perteneces a Los cyclones no es así?
Frank mira con odio al hombre hispano preguntándose qué haría Jaydlien si supiera que él es un pandillero. Probablemente le diría que no debería haberse metido en una pandilla de matones en el primer lugar, o en el peor de los casos lo odiaría de por vida. Sin embargo Frank no bajó la guardia ni por un minuto, eso es seguro.
— ¿Qué clase de negocios?-argumento sin mas
— El jefe sabe que estas aquí, él quiere verte, ahora-
— ¿Qué es lo que quiere de mí? Él sabe que ya me he retirado-pregunta haciéndole saber de inmediato que no está jodiendo.
— Sólo quiere hablar.
Frank sigue de pie al final de los escalones con un sentimiento loco sobre que el hombre tiene gente siguiéndole, a él y a su familia, ya se lo había hecho saber.
— ¿No podrías haberlo hecho sin tener que meter a mis hijos en esto?
— Aj necesitaba llamar tu atención, Adams. Pero ahora que la tiene, es hora de que se encuentren.
Su cuerpo se tensa. Rogo porque ese día no llegara desde que decidió separarse de la banda
— ¿Cuándo?
— ¿Qué tal ahora?
— ¿Tienes a tíos siguiéndome?– Le preguntó, aunque sabía la respuesta antes de preguntar.
— Por supuesto, Adams. Soy un hombre de negocios. Y tú eres especial para este trabajo. Tengo que mantener mis ojos en ti.
— No he aceptado hacer mierda para ustedes y créeme en este momento no puedo –le dice.
— No, pero lo harás. Me han dicho que tienes lo que se necesita.
— Tienes que irte-le ordeno
— No es momento, sube al auto-
— Te dije que no puedo ahora-suspiro- Me pondré en contacto con ustedes mañana
— Eso no será posible, sube al auto y las cosas irán bien-dijo observando hacia arriba
— Papa-dijo una alegre Jaydlien-Estoy lista
— Espera adentro un segundo, cariño, papi tiene un asunto que resolver-dijo con voz calmada, eso no podía ser ella estaba a dos escalones de él.
— Tú debes ser la pequeña Jaydlien, bueno no tan pequeña-la devoró con la mirada, Frank quiso matarlo.
— Y usted es?-pregunto con los brazos cruzados
— Un viejo amigo de tu padre- Jaydlien rodo los ojos. Su boca la llevaría a la tumba
— Pues que raro jamás oí hablar de usted señor, ni de sus dos guaruras, dígame su persona es el primer ministro?-lo soltó como una puñalada, ella sabía perfectamente que clase de tipo era, ella no juzgaría a su padre, ya todas sus dudas se habían evaporado.
— Vaya cariño eres de cuidado-
— Jaydlien dígame Jaydlien señor-resoplo molesta
— Nena ve a dentro si, iré por ti luego de terminar esta conversación
— No puedo, el vigilante acaba de cerrar-mintió
— Nosotros podemos darles un aventón- señalo Rodríguez
— No, gracias-respondió Frank serio- Hablaremos en otra oportunidad, debemos irnos, Margaret se molesta cuando llegamos tarde a cenar-
— Veo que aun sigues con la rubia platinada, babeabas por ella cuando eras un adolescente.
— Si, adiós Rodríguez.
— Vives en Suite City, no es así?-el cuerpo de Frank se tensó- Podemos visitarte uno de estos días-
— No-se adelantó a decir Jaydlien- Vivimos en Monte Carlo, no te molesta si le digo cierto papa?, nos mudamos hace unos días, la casa es más grande-dijo vanidosa, el hombre en el auto sonrió satisfecho mientras que salía del auto, Frank se colocó instintivamente frente a Jaydlien.
— Por qué creo que me estas mintiendo pequeña?-pregunto cínico, las manos de Jaydlien temblaron, cuando una de las guaruras también se bajó del auto
— José dije que podríamos hablar mañana-el corazón de Jaydlien latió rápidamente ese hombre le daba mala espina y si su padre conversaría de algo con él, no iba hacer bueno.
— No-chillo ella- Prometiste llevarme de compras, pude ser otro día, o tal vez en otra vida- murmuro ella entre diente lo último, pero por desgracia José la escucho. El hace una seña rápida y el segundo guarura se baja, de la nada toman a Frank por cada lado, el corazón de Jaydlien da un vuelco.
— Si le haces daño te arrancare tu corazón de mierda con mis propias manos–, le advierte Frank mientras lucha por liberarse.
— Déjalo en paz-grita Jaydlien mientras intenta acercarse a su padre, pero es detenida por José.
— Tu papi y yo daremos un paseo, gatita-murmura cerca de su oído con voz lasciva, mientras acariciaba sus caderas, Jaydlien arremetió contra Rodríguez, sin importarle que sea más grande. Él se protege la cara con las manos, pero ella es rápida y consigue un pedazo de él. José saborea la sangre de su labio y la mira sonriente.
— Los dejare solo por esta noche, pero prometo que esto no se quedara así, gatita-acaricia su mejilla, Jay aparta su mano de un manotazo, el ríe y se dirige al auto mientras que las guaruras lo siguen. José le guiña un ojo y Jaydlien se mete un dedo en la garganta simulando vomitar. El ríe de nuevo encantado mientras le sonríe coqueto, ella le devuelve la sonrisa y le enseña el dedo de en medio. Frank tira de ella mientras se apuran para ir a su auto.
El camino fue bastante silencio mientras se dirigían a casa, Jaydlien cruzo la puerta tranquila, los encuentros con Nick la hicieron un poco más valiente. Frank la miro serio.
— Des cuanto tientas con tu vida?-la regaño su padre cuando se precipitaron a la cocina. Jaydlien se detuvo cuando vio su mama y a Jude
— Desde que dos gorilas y un imbécil amenazan a mi padre, no soy estúpida-responde seria
— Por qué no haces caso?-pregunta molesto
— Que querías que hiciera, que dejara que ese neandertal se pasara de listo- su padre rio fuerte
— Donde aprendiste a golpear así.
— T e gustó-pregunto sonriente el negó serio.

Las dudas de Jaydlien desaparecieron cuando su padre comenzó a contarles todo lo que les había ocultado Frank se sorprendió cuando ninguno de sus hijos lo juzgaron, se sorprendió aún más cuando supo que Jude estaba en una banda como él, no obviando que casi le da un infarto, pero estuvo más propenso cuando Jaydlien le dijo que estaba saliendo con el jefe de Jude, todo era un caos, pero saldrían de eso juntos eran una familia.

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 18:15

Me dejaste de nuevo si palabras!
Tienes que subir otro cap porfa!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 18:40

Los ojos esmeralda de Jaydlien observaron la cadena que colgaba de su cuello, detenidamente, ella sentía fuegos artificiales en su corazón, Nick la quería, lo había demostrado con su regalo tan personal, sus dedos palparon la finas escrituras, lo que le produjo un vuelco en el corazón. Laurent quien se encontraba a su lado no apartaba la vista de su iPhone y Jane no alejaba su boca de una manzana acaramelada con la que luchaba. La chillona voz de Melanie las saco de su transe, ella venia acompañada de Jocelyn, Jade y Avril.
 Se puede saber por qué demonios faltaron a las practicas ayer?-pregunto con el ceño fruncido y los brazos cruzados.
 Dejamos una nota ayer, no pudimos asistir-aclaro Laurent mientras escondía su celular y sus piernas dejaban de balancearse frente a los escalones de la salida, donde se encontraban.
 Por qué?-grazno sentándose al lado de Jane.
 Por nada solo no pudimos-sentencio Jane
 Oigan es cierto que se escaparon ayer del instituto?-pregunto Jade intrépida
 Para que no subas a tu blog de chismes punto com, no gracias-se aclaró Laurent, mientras todas visualizaban hacia la nada, minutos de silencio incomodo disiparon el ambiente. Hasta que Jocelyn abrió la boca y el cuerpo de Jaydlien se puso rígido. Demonios debía esperar a Jude para que el la llevara a casa luego de que Nick le cancelara de último minuto y eso no sería hasta dentro de unos 20 minutos.
 Como esta Nick?-pregunto mirándola de reojo, Laurent y Jane abrieron los ojos como platos.
 Bien-tartamudeo y Melanie se burló, luego se llenó de valor para terminar la oración- Bastante bien de hecho estuve con él ayer por la noche y como esta Derek supe que tuvieron una pelean, están bien?- Jocelyn dudo en responder pero lo hice desanimada.
 Siento que algo anda mal, bueno, él es lindo conmigo, es atento y me da lindos regalos e intenta pasar su tiempo libre conmigo, pero siento que le gusta alguien, saben el sexto sentido…
 Esperen- dijo Jade- Quien es Nick? Y crees que te engaña?-se dirigió luego a Jocelyn
 Es el novio de Jaydlien do Mmmm no lo creo, es solo que no lo se olvídenlo-el grito de Jade las hizo sobresaltarse
 Como que tienes novio? Desde cuándo? Es lindo? Estudia aquí? Quién es? Como no pudiste contarnos-Melanie rodo los ojos
 Apuesto que es del equipo de mate-atletas o algún ratón de laboratorio lleno de espinillas, con gafas y todo aguadito-refuto orgullosa, todas rieron excepto Jaydlien y Melanie.
 Te apuesto que el chico que vi esa noche era todo menos eso-replico al momento que el rugido de una motocicleta se hizo presente. Nick se bajó de la moto con unos apretados jeans negros, una camisa gris que enmarcaba su bien torneado torso y una chaqueta de cuero, unos lentes oscuros ocultaban sus ojos y una sonrisa coqueta decoraba su rostro. Los fuegos artificiales regresaron, fuegos artificiales, fuegos artificiales… el chico venía caminado entre toda la multitud de alumnos del instituto, sus pasos eran los de alguien arrogante, seguro de sí mismo y tremendamente encantador. Jaydlien casi suspira al verlo, ese día estaba más perfecto que nunca. Todo un chico malo. Desde que lo vio por primera vez su corazón había latido a mil por hora y ahora todo su ser palpita por él. Todos giraron sus cabezas para observar al chico malo. La mirada de las chicas era lujuriosa, la de los chicos envidiosa, muchos suspiros y ¡Oh! Y también ¡Vaya! resonaban en el lugar, fuera lo que fueran todos voltearon a verlo. Otras dos motocicletas aparcaron, Trevor llevaba unos vaqueros oscuros, una camisa de un azul intenso justo como sus ojos y su inseparable chaqueta, Joe por su parte, sólo unos descoloridos jeans colgaban de él. No puedes comprar jeans que se ven así, tienes que usarlos durante años para hacerlos tan perfectos. Y una camiseta blanca adornada de su chaqueta, ¿todos los chicos malos tienen que usar chaquetas?. Los tres caminaban de la mano, hombro con hombro.
 ¿Todo eso les pertenece? –pregunto Jocelyn con los ojos bien abiertos, cuando Laurent y Jane asintieron, Jaydlien se puso aún más nerviosa. No podía ver sus ojos, pero por la dirección de su rostro estaba claro que la estaba observando a ella. Por supuesto que la estaba observando a ella era su novia no es así?
 Creo que estoy en el paraíso!-señalo Jade- Demonios ellos son tan… no me importaría ser azotada por ellos, quien diablos son?
 No lo sé, pero lo voy a averiguar-la pelirroja se puso de pie y acomodo su uniforme
 Lo siento por ti, pero los chicos no están disponibles-aclaro Laurent con los ojos inyectados de odio
 Quien lo dice?- Avril sonó irritada. Melanie sonrió coqueta cuando los chicos se agolparon frente a ellas.
 Hola-saludo el trio, Jocelyn rio-
 Hola-respondieron con gratitud los Halcones para observar detenidamente a sus chicas. Nick le sonrió coqueto, los pómulos de Jaydlien ardieron.
 Hoy estas más preciosa que ayer.-Jaydlien se inclinó y extendió los brazos, Nick la tomo de la cintura y la ayudo a poner los pies en el suelo.
 Qué lindo… ¿Has venido a verme?- saludo con un gesto amable a sus amigos
 ¿Eso te gustaría verdad?-dijo arrogante
 Considerando que me cancelaste de último minuto, creo que sí, eso me encantaría-
 Que tal Jocelyn-la saludo, ella sonrió-
 Bien
 Mmmm adiós-Dijo Jaydlien despidiéndose de Jocelyn con un beso en la mejilla a Melanie le lanzo una mirada de pocos amigos.
Nick tomó el bolso que Jaydlien llevaba con los libros de estudio, la rodeo con un brazo por la cintura y la obligó a caminar con él.
 Quiero asegurarse de que en realidad estamos juntos. - Bueno, no es que eso la sorprendiera demasiado, ayer se lo había pedido, muy tiernamente.
 Lamento haber cancelado y ser el causante de que estés tristes por perderte todo esto-señalo su cuerpo, Jaydlien murmuro sarcástica algo entre dientes que hizo reír a Nick.
 ¿Y es por eso que has decidido buscarme hoy, para disculparte? -Comentó, recordando cómo le había cancelado en la mañana, le había dado tantas vueltas a ese asunto, que ella termino perdiendo la paciencia, Nick sonrió y la miró con diversión y picardía.
 En parte, pero hay otra razón...-Jaydlien lo miró con curiosidad, toda la actitud de no doy flores y no mantengo relaciones serias, lo había abandonado, ahora tenía una actitud de galán, tenía que darle algunos puntos por eso.
 ¿Cuál es la otra razón? - Él se detuvo durante un momento y Jaydlien se impacientó con su silencio. -¿Me lo dirás o es que ahora te vas a quedar callado?
 Te diré lo que haremos. -Respondió él. -Comerás conmigo y tal vez te lo diga.
 ¿Y si me niego a aceptar tu invitación? - Nick sonrió como si eso no fuera posible.
 No lo harás.
Jaydlien se indignó por su seguridad, ¿Acaso se creía tan irresistible? bueno, pues le tenía grandes noticias, ella no es la típica chica que se deja llevar por otros.
 ¿Porque piensas eso? - Nick volvió a caminar y Jaydlien esperó a que se diera la vuelta al ver que ella no lo seguía. No lo hizo y la obligó a seguirlo. ¡Diablos, el chico caminaba rápido! - ¡Espérame!
 Apúrate.
 Oh, pero que caballeroso eres. -Comentó con sequedad. Nick le dedicó una mirada irónica mientras seguía caminando.
 ¿Quién está cargando el bolso, nena?
 Tu.- Respondió ella con obviedad. Nick asintió satisfecho de aclarar ese punto.
 Bien, entonces cállate y camina... a menos que prefieras volver a cargar el bolso.
 Oh, y aparte de caballeroso también eres encantador. ¡Basta, no me puedo resistir!- Nick le sonrió con picardía.
 Lo sé, nena, lo sé. Pero por favor, no babees eso sería demasiado.
 ¿Vas a besarme? -Le propuso con sarcasmo, aunque en realidad lo deseaba con todo su corazón. Nick sonrió con aprobación pero no se detuvo.
 Suena bien. Pero después, nena,- Le guiño un ojo- ahora mismo no creo que puedas con todo mi encanto.
 Arrogante.
 Niña consentida.
 Idiota...- Nick soltó una carcajada y aligeró el paso.
 Presióname un poco más pequeña y tal vez te ganes un beso. –Jaydlien se cruzó de brazos.
 ¡Oh, créeme, no te lo pondría tan fácil.- Pero muy en el fondo estaba mintiendo. Había estado loca por este chico malo durante meses y ahora aquí estaba amenazando con besarla y Jaydlien esperaba con todo su corazón que fuera de los que cumplen con sus amenazas.
 Qué dices si me abrazas y luego subes a la moto-confeso perspicaz

 ¿Me llevaras a donde yo quiera si lo hago?- Nick la miró desconcertado.
 ¿Por qué debería de hacerlo? – Jaydlien podría subir a la motocicleta y dejar que Nick la llevara a cualquier lugar, pero si tenía la oportunidad de decidir a donde, prefería ir a un lugar en donde su seguridad no estuviera en riesgo.
 ¿Me llevas o no?- Preguntó en tono cansado.
Nick hecho una miradita a Jaydlien y luego soltó una maldición. ¿En qué demonios se había metido? Jaydlien soltó una risita antes de saltar a sus brazos con alegría.
-¿Es la primera vez que una chica te gana en una discusión? –Le preguntó al oído, siguió riendo.
— Sigue riendo todo lo que puedas, amor mío, en la próxima me toca elegir a mí.
Jaydlien se quedó callada al instante y Nick supo que estaba analizando los posibles lugares a los que la llevaría, después de un momento Jaydlien realmente sollozo.
— Oh, rayos…-Mientras ella hacia un puchero, Nick soltó una carcajada.
Tomó la mano que Nick le ofreció y se acercó hasta la motocicleta para subirse. Y antes de dar un paso para elevar la pierna y pasarla sobre su medio de transporte, Nick la tomó por la cintura y la acercó a él posesivamente, Jaydlien se sorprendió pero lo abrazó rodeándole el cuello con los brazos y entrelazó sus manos en su nuca. No le importaba si los veían, o si su imagen de niña buena se vería afectaba. Lo único que ahora importaba era que Nick la besara de una vez por todas.
— La otra razón era porque quería tenerte así, cerca de mí y quería mi sonrisa.- Cuando Jaydlien sonrió, Nick asintió complacido y bajó su cabeza hacia la de ella. -Ahora si te has ganado un beso, niña mala.
Jaydlien acercó sus labios a los de Nick y cuando por fin él la besó, su cuerpo se estremeció. Sus labios eran suaves y dulces, no la estaba besando con dureza, si no que acariciaba sus labios con una delicadeza cegadora que casi la hizo caer de rodillas. Cuando se separó de él, los ojos de todos estaban sobre ella, sus mejillas ardieron. Nick la apretó a él, con más intensidad.
********************


Hubo una fría lluvia todo el sábado y Jaydlien se sentó cerca de la ventana viendo caer las gotas de agua como misiles sobre los crecientes charcos de lodo en el suelo. Ella tenía una vieja copia de Hamlet en su regazo, un lapicero detrás de su oreja y una taza de chocolate caliente vacía a sus pies. El documento con las preguntas de comprensión de lectura sobre la mesa, estaba tan vacío ahora como cuando la señora Garrett lo entregó en clase hace tres días. Eso era algo malo.
Su mamá y su papa se habían ido a resolver unos asuntos “que no tienen mucha importancia” como lo dijeron ya hace casi cuarenta minutos, pero ahora conociendo lo que es su padre, eso tiene mucha importancia para Jaydlien y aunque estaba practicando algunos ejercicios de aritmética, algo en su interior le decía que ese no sería un buen día, no para ella, se dijo a si misma que no era algo importante, tu día era como lo querías ver.
Cuando el reloj del abuelo en el hall sonó anunciando las 2:30, dejó el libro a un lado, resoplo fastidiada y subió corriendo a su habitación. Había gastado casi todo su día haciendo tareas. Tomo una ducha rápida y después de cambiarse a un vestido blanco de tirantes y calzarse unas zapatillas, llamo a Laurent. Dando vueltas sobre el sofá del Living, afuera el tiempo seguía frío y lluvioso. Las farolas ardían en un extraño color amarillento que hacía poco contra la niebla espesa que se apoderaba de las calles, un fuerte estruendo sobresalto a Jaydlien.
 Dónde estás?-pregunto Jaydlien cuando escucho la voz de Laurent al otro lado del celular.
 En casa y tú?
 Igual, sola y aburrida-testimonió con flojera.
 Estaré allí en 20, déjame hablar con el manojo de nervios de mama, desde que papa fue a su asunto, no ha parado de decir locuras, esa mujer acabara con mis nervios.-
 Te espero.

____________________________________________________________________
 Sabía que vendrían-
 Dinos donde esta AJ- se escuchó la voz de Frank
 Van a reunirse con él muy pronto.
Nick miro por la ventana para ver si puede adivinar a dónde se dirigen, pero no sirve de nada. Está totalmente perdido y a merced de esos tres chicos. Pero estaba planeando la manera de destruir a Snake junto con el padre de su novia, de Jude y el padre de James y el de Laurent.
 Estamos aquí–, dice José, sacando a Nick fuera de sus pensamientos de Jaydlien y de lo mucho que la quería.
 Aquí– es una fábrica abandonada lo bastante grande como para asistir allí a todo Detroit de un desastre, con un muro de cemento que la rodea. Están circulando. José los dirige a través de la puerta principal y los lleva a una oficina lo suficientemente grande como para intimidar a cualquier director general corporativo.
El chico pelirrojo sentado detrás de un escritorio de madera oscura es, obviamente, Aj. Lleva un traje oscuro con corbata roja oscura que coincide con su cabello. Les hace un gesto para que se sienten en las sillas frente a su escritorio. Cuando no lo hacen, las cuatro guaruras de José se ponen cada uno a su lado. José coloca al lado de Aj.
Están en territorio peligroso
 Ten a tus perros entrenados lejos de nosotros –, le dijo Josh, el padre de James-. Aj les hace un gesto, y los dos chicos inmediatamente dan marcha atrás y bloquean la puerta de la habitación. Frank se pregunta cuánto les paga a sus perros guardianes.
 Así que regresan a mí, Frank, Josh y Max, sabía que lo harían cuando eres un Cyclone lo serás siempre, y tú debes ser Nicholas Jonas, jovencito, este José de aquí me ha estado contando mucho sobre ti. Dice que eres el jefe de los Halcones y te va bastante bien, las demás banda están a tus pies no es así?,
 ¿Qué quieres?– Le pregunta Max. –
 Los vamos a utilizar-Frank ríe a carcajadas.
A Max esas palabras le dieron ganas de atacar y de decirles a esos chicos que nadie lo va a controlar o usar, pero se frena. Cuanto más hablen los chicos, más información podrán conseguir.
–La verdad es que–José dice: –estamos haciéndoles un favor al no hacerlos pagar por abandonar la banda y van a hacernos un favor regresando a sus viejos puestos.
Aj se inclina hacia adelante. –Vamos a ponerlo de esta manera, colegas. Trabajaran con nosotros de nuevo, como en los viejos tiempos, antes de que esas mujerzuelas los engatusaran, y no tendrán nada de qué preocuparse. Además de eso, van a ser unos tipos ricos. –Saca un maletín del cajón del escritorio y se los pasa. –Echen un vistazo.
Josh lo abre. Dentro hay un montón de billetes de cien dólares, él pone el maletín de nuevo en su escritorio.
–Tómenlo, es suyo, 50.000$ al contado–, dice Aj. –Tengan en cuenta que es solo una muestra de lo que pueden ganar conmigo en una semana.
– ¿Cuál es tu objetivo, dominar el mundo?– Bromeo Nick.
Aj no se ríe. –En este momento es traer los envíos que vienen de México, Brasil y Colombia y asegurarnos de que no se pierdan, si saben lo que quiero decir. Rodríguez piensa que tienen lo que se necesitan yo lo sé. Oigan, ya no soy el jefe de una pandilla callejera que lucha por su territorio, el color de su piel o su maldita nacionalidad. Ahora soy un hombre de negocios, gestiono una empresa. Mientras ustedes se benefician de su negocio, quiero que trabajen para mí.
 ¿Y si no queremos entrar?– Le pregunta Frank serio.
Aj mira a Rodríguez.
–Como está la pequeña Jaydlien, tenemos cuentas por resolver, no es así?- Rodríguez pregunta casualmente dando un paso adelante, su lasciva se presenta. Y supe que tiene una muy sexy amiga, como es que se llamaba Laurent no Max?. Tengo a un tipo vigilándolas desde hace unas semanas. Una palabra mía y las balas vuelan. Van a estar muertas antes de saber lo que les golpeó.- Nick se abalanza contra Rodríguez mientras lo toma del cuello de la camisa y lo tira hacia arriba, Max y Frank acorralan a Aj mientras Josh respalda a sus compañeros.
 Le tocas a Jaydlien un solo cabello y juro que seré yo quien atraviese una bala en tu cabeza, igual sucede con su amiga me entendiste. Nick no le importó que fuera más grande. Nadie se escapa de amenazar a su novia. Antes de poder dejárselo más claro uno de los tipos grandes agarran sus s brazos y tiran de él de inmediato.
 Lastimas a mi hija y te sacare el corazón y me lo comeré- le advirtió Max mientras lucho por liberarse de otro de los tipos.
 No dejéis que se vaya–, ordena, a continuación, maldice contra mí en una mezcla de inglés y español. –Estás loco, ¿lo sabías?-señala a Nick mientras Fran lo golpea en la cara, José acuna su mejilla y uno de los tipos golpea a Frank en repuesta.
 Aléjate de mi hija-dijo mientras se apretaba el estómago.
 Estás advertido- escupe Max cuando uno de los hombres comete el error de aflojar su control para obtener un mejor agarre en él. Le golpea a distancia y lo manda a estrellarse contra un cuadro de la pared. Cuando se quiebra y se rompe en el suelo tras el impacto, Nick logro liberarse de uno de los tipos dirigiéndose a ver otros daños que puede hacer para demostrar que no es alguien que se va a reducir de nuevo por el miedo de perder a su familia.
Otros cuatro tipos asaltan la habitación. Mierda. Son fuertes y pueden darles una patada en el culo, pero ocho contra cuatro son malas probabilidades, y aún más si José planea vengarse. Y Sin contar a Aj, que está sentado en su sillón de cuero grande mirándolos al resto de ellos como si lo hicieran únicamente para su diversión.
 Como se sintió James cuando supo la clase de padre que tiene- Josh se enfureció aún más soltándose del agarre de uno de los tipos, cuando estuvo a punto de poner las manos sobre el cuello de Aj y estrangularlo hasta la muerte, la guarura se recupera y lo toma en fracción de segundo.
Nick se las arregló para liberarse, junto con Frank, pero el agarre de los otros tipos sobre sus compañeros supone ser mucho más fuerte, a continuación, Nick se mantiene durante unos minutos antes de que dos de los chicos se precipiten y lo golpeen contra la pared. Esta aturdido por el impacto cuando otro hombre comienza a golpearlo. Frank intenta ayudarlo pero también es noqueado por otros dos, Max y Josh hacen todo lo posible por soltarse pero cuando lo hacen son golpeados con intensidad por otros tres, Max es esposado a una barra metálica y golpeado repetidas veces. Un noveno hombre entra para ayudar a las otras guaruras. Puede ser que sea Rodríguez, quien este golpeando a Nick, o podría ser uno de los otros cuatro chicos. En ese punto todo está difuminado.
Luchan contra ellos, pero Nick aún más cada golpe a su estómago está tomando su peaje y le duele como el infierno. Cuando uno de ellos conecta un puño con su mandíbula una vez, luego dos, luego tres veces, nota la sangre. Se han convertido en sus malditos sacos de boxeo.

Reúnen toda su energía, ignorando el dolor intenso, y se liberan. Lanzándose sobre los hombres, Nick conecta duro con uno de ellos. No van a irse sin luchar, incluso aunque no tengan ninguna posibilidad de ganar. El tipo cae y Nick sobre él, los puños los conecta sobre él como el impacto de un rayo al suelo. Frank golpea a otros dos con intensidad, al igual que Josh y Max lo intenta aun esposado.
Su ventaja es de corta duración. Los apartan de los hombres y los empujan al suelo alfombrado. Si Nick se levanta tal vez pueda hacerse más daño, pero está siendo golpeado y pateado desde todos los lados y siente que su energía se está desvaneciendo rápidamente. Frank no puede resistir más, las patadas y los golpes llueven de todos lados, su juventud ya no está. Y un sólido y doloroso golpe en su espalda le dice que uno de los chicos usa botas con punta de acero. Nick con su última gota de energía, toma la pierna de quien está pateando a Frank a tiempo, puesto que su última patada se aproximaba a su cabeza y lo salva de una muerte segura. Él cae hacia adelante, pero no importa. Nick no tiene nada bien. No hay lucha, no hay energía... sólo la perforación del dolor con cada movimiento que hace. Lo único que puedo hacer es rezar para desmayarse pronto... o morir. En ese punto, cualquiera de las dos sería bienvenida. Pero intento calmarse pensando en; Jaydlien, Jaydlien, Jaydlien, Jaydlien, Jaydlien, Jaydlien.

Cuando dejo de pelear, Aj grita para que paren. –Levántenlos –, ordena.
Los hombres son forzados hacia la silla frente a Aj, que sigue teniendo el aspecto de un director general en su traje sin arrugas. La camiseta de Nick está rasgada por varios lugares y salpicada de sangre por todas partes.
Aj sacude sus cabezas. –Consideren esto por salir de nuestra banda hace años y entrar en la familia de Aj. Son Cyclones ahora, siempre lo fueron y siempre lo serán. Sé que no me van a decepcionar. Porque cierto niñitos de papa sufrirán las consecuencias y con respeto a ti Nick, serás un buen compañero de banda, cuida muy bien de tú chica-miro de soslayo a José


NADIE responde. Demonios, ni siquiera saben si podrían responder, incluso si quisieran. Saben que no son un Aj y nunca serán un Aj

–Aprecio sus espíritus, pero no se metan a mi casa o luchen con mis chicos de nuevo o serán hombres muertos. –Sale de la habitación, pero no antes de ordenar a sus hombres que limpien su oficina antes de girarse.

Son arrastrados de las sillas. Lo siguiente que saben es que están siendo empujados al asiento trasero de la camioneta de Frank.

–No luchen contra mí o Aj–, dice Rodríguez mientras conduce de vuelta. –Tenemos grandes planes, y los necesito. Los chicos de Aj no tienen las conexiones de México que tenemos nosotros. Eso nos hace valiosos.
Nick no me siente demasiado valioso ahora mismo. Su cabeza se siente como si estuviera a punto de explotar.
— Para el coche, –ordena Frank, Rodríguez niega con la cabeza y sonríe plácidamente, cuando están a unas cuantas casas de distancia de la casa de los Adams. Se detienen frente a la puerta de la casa. Espera unos minutos, los cuales parecen una eternidad para los hombres, se observa venir el BMW negro de Margaret, a una velocidad no tan considerable.
— Asegúrate de cuidar a esa chica con la que te has estado viendo-le dice a Nick con cierta diversión- No me gustaría que le sucediera algo. Ni a ella ni a la linda Laurent-mira a Max- O a Margaret-la observa salir del auto- Sigue siendo hermosa, como una gatita-Frank gruñe- Y cuiden de James estar en una banda no es bueno, dile a tu princesa-mira por el retrovisor a Frank de nuevo- que tenga cuidado porque no suelo olvidarme de los que me golpean.

Abre la puerta, se queda de pie allí observando detenidamente a Margaret, mientras ella se mantiene tan quieta que ni siquiera respira, la última vez que vio a Rodríguez casi pierde al amor de su vida y verlo de nuevo en persona no le parece tan agradable, mucho menos que la allá llamado con esa diversión en su voz para decirle que su marido estaba en ciertos problemas, mantuvo sus manos apretadas en la puerta con tanta fuerza que sus nudillos comenzaban a tornarse de un color blanquecino. Ya no era la misma chica que lloraba al ver a Frank siendo golpeado, ya no era la misma chica que temblaba cada vez que uno de esos tipos se le acercaba y Frank no estaba para cuidarla, en pocas palabras ya no era débil y cobarde, patearía su trasero de ser necesario, aunque su vida corriera peligro. Era una mujer, esa mujer que decidió ser cuando le entrego su corazón a Frank sabiendo en la mierda que estaba metido.

José camino hacia su dirección deteniéndose a unos metros de ella y guiñándole un ojo para meterse en uno de los autos de sus guaruras.
— Deberían estar como nuevos en una semana. Me pondré en contacto con ellos entonces –, le dice a Margaret quien le frunce el ceño y lo asesina con la mirada.-Tranquila, amor, sabes sigues viéndote tan bien como cuando tenías 17 años, sin Frank no te satisface bien llámame- sonríe
— Púdrete Rodríguez, será mejor que te largues antes de que llame a la policía o pierda los estribos y patee tu trasero, desgraciado-enfatizo la última palabra con odio.
— Ya veo de quien ha heredado el carácter Jaydlien, nos vemos- el auto acelera rápidamente y se pierde en la calle. Margaret respira profundamente para no desplomarse, sabía que algo andaba mal, así que no quería verse débil ante su marido, no de nuevo, no otra vez. El rugido de una moto hace que su corazón lata más rápidamente, cuando se gira sobre sus tobillos observa como Jude salta de la motocicleta y la mira atónito.
— Te encentras bien mama? Pasa algo?-ella mira en dirección de la camioneta de Frank, Jude sintió un hueco en su estómago.
— Demonios no, el viejo no.-caminaron hacia la camioneta.

Nick casi no lo puede soportar, fue al que más duro le dieron, si fuera una opción, quería morirse en ese preciso instante, pero enseguida la visión de Frankie en un internado y de Kevin en quién sabe dónde nublo su cabeza, no quería eso para sus hermanos. Dedujo que tenía el mismo aspecto que como se siente: como una completa mierda.
***********

— Esto debe ser una broma-espeta Laurent a su teléfono.
— Deberías responder-menciona Jaydlien mientras mira el techo de su cuarto.
— No quiero escuchar nada de lo que tenga que decir-dice frunciendo el ceño
— Bueno, al menos te lo advertí, harás que la pobre tenga un ataque al corazón.
— No quiero escuchar que papa está metido en algún problema, tengo miedo de perderlo sabes…-su voz se escuchó frágil
— Quieres helado de chocolate, podemos traerlo y poner alguna peli, con la que podamos llorar-señala Jaydlien sentándose en la cama.
— Por eso es que eres mi hermana.-Jaydlien corre escaleras abajo, cuando observa por el vidrio que esta al costado de la puerta la camioneta de su padre, su madre esta parada frente al puesto del copiloto, Jude tras ella, un hormigueo recorrió su cuerpo, un nudo se formó en su garganta. repitió tantas veces como fueron posibles, para tranquilizarse.
Los ojos de Margaret casi se salen de sus orbitales, cuando observa la escena, su pecho subía y bajaba irregularmente mientras intentaba no llorar. Frank le regalo una sonrisa tranquilizadora, justo igual a como lo hacía cuando eran adolescentes. Margaret supo que de nuevo estaba sucediendo, no se pudieron mantener al margen por mucho tiempo, pero iban a superarlo, juntos, porque se amaban.
— La nena está en casa?-pregunto Frank un poco preocupado
— No lo sé-menciono Margaret-No dijo nada se salir hoy, pero es sábado, los sábados suele ir con Jane a casa de Laurent-observo a Max quien no se veía mejor.
— Deje a Laurent en casa-menciono en tono cansado Max- Pueden que estén allí-dice cuando Jude pasa el brazo de su padre por sus hombros y lo ayuda a caminar
— Si no fueras tan grande te aseguro que te llevaría cargado como un bebe, pero eres dos yo.-Frank rio, pero se apretó abdomen por el dolor. Jaydlien apretó los puños cuando observo la escena, se repitió ahora cuando su cuerpo se tensó y su vista se volvió borrosa. Laurent abrió la puerta y se vio alarmada.
— Que haces aquí?-pregunto preocupada, mientras Jude se detuvo a su costado con un Frank moribundo.
— Vivo aquí-ahora su equilibrio se vio afectado y tuvo que sostenerse de la barandilla de la escalera. Su madre soltó un gritito. Frank jadeo y maldijo dolorido. Jaydlien consiguió estabilizarse.
— Que paso?-sonó alarmada
— Nada malo-Jude subió las escaleras despacio y Margaret lo siguió
— Cuida de ella-le pidió a Laurent antes de desaparecer.
— A dónde vas?-pregunto cuando observo a Jaydlien salir por la puerta enojada
— Se quien lo hizo-aclaro
— Y quien lo hizo puede hacer lo mismo contigo Jay, entra a la casa ahora, este no es el momento.
— Que harías tu si tu padre es golpeado y sabes quién lo hizo-Max escucho claramente las palabras de Jaydlien, rogando que la repuesta de su hija se algo como, “Llamaría a la policía o lloraría” pero no fue así
— Lo haría sufrir de todas las maneras posibles y luego lo mataría sin piedad-Jaydlien asintió mientras reanudaba su camino hasta la puerta del conductor. Laurent queda paralizada, Jaydlien siente que su mundo se acaba primero su padre, luego Nick, quien será el próximo Jude, ella podría ser, tímida, dulce y en ciertas formas cobarde pero si se metían con su familia, la sangre Adams ardían y eso ciertamente no era bueno. Cuando era niña empujo a un chico de las escaleras, el niño rodo unas seis veces hasta detenerse en el cemento, tuvo una fractura en su brazo y en sus costillas derechas, eso por dejarle un ojo morado a Jude. No se podía imaginar que haría en este caso, pero por el momento una ola de miedo la azoto, estaba segura que tendría un ataque de pánico.
Una vez dentro, Jaydlien lleva a un Nick sangriento hasta su baño, intentando no moverlo estrepitosamente para no causarle más dolor del que debe estar sintiendo.
— Nick-susurra con un hilo de voz
— Todavía me reconoces con la cara rota. Eso es buena señal, ¿verdad?-ella jadea y se muerde el labio inferior para no llorar.
— Estoy bien-dice mientras caminan lentamente por el pasillo hasta su habitación
— Eso no es lo que parece-muerde más fuerte su labio.
— Santa mierda-su voz es débil pero divertida, aun en ese estado es el mismo Nick que conoce-Es tan femenino aquí- ríe, pero acaba tosiendo dolorido, eso le revolvió el estómago a Jaydlien, las paredes de la habitación son de un purpura claro, líneas finas en los bordes de un blanco brillante, al igual que algunas flores plasmadas en las paredes, trofeos de gimnasia, baile, natación están en un enorme estante con detalles metalizados, un cuadro de una bailarina de ballet cuelga en una de las paredes, mientras que una de ellas tiene un mural colorido, lleno de fotografías de ella, sus amigos, sus padres y Jude.

El corazón de Jaydlien late violentamente por el miedo y el shock cuando Nick se mueve más allá de ella y se inclina sobre el fregadero.
–Estoy bien–, repite, gimiendo de dolor mientras escupe sangre en el fregadero. –No te asustes, nena- eso no la hace sentir mejor.
Jaydlien cierra la puerta del baño como si eso le diera más intimidad y corre con él.
— ¿Qué ha pasado?
— Me han pateado el culo.
— Eso es obvio. –Coge una toalla azul marino del armario y la humedece en el fregadero. – ¿Quién?
— No quieras saberlo. –Se enjuaga la boca, a continuación, se mira en el espejo. Su labio está cortado y sangrando aún, y su ojo izquierdo está hinchado. Por la forma en que está apoyado en el lavabo, Jaydlien se puede imaginar cómo se siente el resto de él.
— Creo que tienes que ir al hospital, –le dice. –Y llamar a la policía.
Se vuelve hacia ella y se estremece, el movimiento, obviamente es doloroso.
— Ningún hospital. Ni policía–, dice, gimiendo con cada palabra. –Estaré mejor por la mañana.
— No lo creo. –Cuando se estremece de nuevo, Jaydlien siente su dolor como si fuera suyo, muerde de nuevo su labio para no llorar, para que no escapen los gemidos de su boca. –Siéntate, –le dice, señalando el borde de la bañera. –Te ayudaré.
Nick realmente debe estar drenado emocionalmente y físicamente, porque se sienta en el borde de la bañera y se queda quieto mientras Jaydlien moja la toalla de nuevo y limpia la sangre de esos labios que la noche anterior le estaban sonriendo cuando le dio un beso, más bien un montón . No están sonriendo ahora.
Con mucho cuidado golpea ligeramente loa cortes abiertos, dolorosamente consciente de lo cerca que están, la última vez que estuvieron así hubieron muchas manos perdidas en el cuerpo del otro y muchos besos salvajes, pero en ese preciso instante es lo menos que sucederá. Nick aquieta su mano mientras mueve la toalla por su cara hinchada.
— Gracias–, dice mientras ella mira sus ojos tristes. se amenazo
Jaydlien tienen que romper la intensidad de su mirada, puesto que si no lo hace tendría un ataque de pánico frente a él y eso no sería bonito, moja la toalla en el fregadero, y la escurro.
— Soy tu novia-reprende- Sólo espero que el otro chico esté peor, porque de lo contrario estaría realmente decepcionada.
Él deja escapar una pequeña risa.
— Hubo alrededor de diez chicos. Todos ellos se ven mejor que yo, aunque di lo mío por un rato. Deberías estar orgullosa.
— No sé si estar orgullosa porque también diste lo tuyo o furiosa porque esos rufianes te golpearon a ti y a mi padre, sin mencionar a Max y Josh, quien empezó la pelea?
— No me acuerdo.
¿Diez chicos? Jaydlien tiene miedo de pedir más detalles, porque sólo de ver sus heridas se le está revolviendo el estómago. Pero quiere saber qué pasó con él, con su padre, y con sus tíos.
Un millón de diferentes escenarios sobre como golpeaban a Nick y a su padre empiezan a nadar en su cabeza. Ninguno de ellos es bueno. Nick Está herido, su padre también, sus tíos igual, maldijo a quienes lo hicieron y va a tener que insistir en llevarlos al hospital.
Pone un dedo delante de ella.
— Sigue el dedo con los ojos. Quiero asegurarme de que no tienes una conmoción cerebral.
Jaydlien presta mucha atención a sus pupilas cuando siguen su dedo en movimiento. Él parece estar bien, pero sigue sus órdenes sin ningún argumento, y eso la asusta. Se sentiría mucho mejor si fuera chequeado por un profesional.
— Quítate la camisa–, le dice. Busca en su botiquín el Tylenol.
— ¿Por qué, quieres pasar el rato otra vez?
— No es divertido, Nick.
— Tienes razón. Pero te aviso. Si levanto mi brazo sobre la cabeza me puedo desmayar. El costado me está matando.
Jaydlien sabe que su camisa ya está rota y arruinada, saca las tijeras de uno de los cajones de baño y corta una línea en el frente.
— Después de que hayas terminado, ¿puedo devolverte el favor?–, Bromea.
— Pensaba que estabas muy adolorido como para algo así.
— Lo estoy solo quiero adormecer el dolor, y me imagino que verte desnuda ahora podría ayudar.
— Aquí –le dice, empujando Tylenol y un vaso lleno de agua en su mano.
— ¿Tienes algo más fuerte?
— No, pero estoy segura de que si dejas que te lleve al hospital te darán algo más fuerte.
Sin responder, echa la cabeza hacia atrás y se traga las pastillas. Jaydlien retira la camisa cortada y trata de no suspirar de nuevo cuando examina sus heridas. Ella se da hasta ahora cuenta de algunas cicatrices antiguas en su cuerpo, pero el daño hecho hoy a la espalda y el pecho es francamente desagradable.
— He estado en peleas antes–, dice como si eso supusiera hacerle sentir mejor.
— Tal vez deberías evitarlo por completo–, le sugiere cuando frota suavemente por la espalda y el pecho. –Tienes cortes y contusiones en la espalda–, le dice. La visión de cada marca le dan ganas de llorar por él.
— Ya lo sé. Puedo sentir cada uno-Jaydlien besa cuidadosamente cada una de ellas, como lo hacía su madre cuando ella se caía y se raspaba las rodillas, para hacer que sanen rápido, Nick se estremeció.
Cuando ha terminado de limpiar toda la sangre, se retira. Nick trata de sonreír, pero sus labios están tan hinchados que la sonrisa es desigual.
— ¿Me veo mejor?
— Siempre te ves sexi, amor-responde ella simulando una sonrisa alegre, pero en realidad está destruid, luego carraspea- ¿Que le dirás a tus hermanos?
— No quiero pensar en eso. Ahora no, por lo menos. –Él se levanta, se agarra el estómago, y gruñe de dolor. –Me voy a casa. Comprueba por la mañana si todavía estoy vivo. –Nick coge la camiseta.
— Quédate, hasta que te sientas mejor, por mí-ruega ella como una niña pequeña.
— ¿Qué hay de mis hermanos?-pregunta siendo obvio. Jaydlien haría lo que fuera por mantenerlo cerca ahora.
— Yo me encargo, solo procura descansar para recuperarte, no me gusta esperar, ya sabes, eso de los besos-sonríe ella mientras lo ayuda hasta llegar a su cama, luego se derrumba en ella. Cuando mira hacia arriba y se da cuenta de que Jaydlien se siente justo a su lado, dice,
— ¿Te he dado gracias?
— Un par de veces.
— Bien. Porque lo he dicho en serio y yo casi nunca lo digo.
Jaydlien le pone las sábanas por encima de su cuerpo dolorido.
— Ya lo sé. Te quiero Nick, más de lo que crees.-él sonríe
— Yo también, mi linda bailarina.
Luego de unos minutos Jaydlien empieza a salir de la habitación, pero le oye en pánico y su dificultad para respirar.
— No te vayas. Por favor.
Jaydlien se sienta a su lado en la cama, preguntándose si tiene miedo de ser abandonado. Él pone su brazo alrededor de su muslo y apoya su frente en su rodilla. Jaydlien muerde de nuevo su labio.
— Tengo que protegerte–, dice en voz baja.
— ¿De quién?
— Rodríguez
— ¿Él hizo esto? –Le preguntó para asegurar su predicción.
— Es complicado.
¿Qué significa eso?
— Trata de descansar–, le dice.
— No puedo. Me duele todo el cuerpo.
— Ya lo sé. –Le frota suavemente el brazo que cuelga a su alrededor hasta que su respiración es lenta. –Me gustaría poder ayudarte–, le susurra, mientras besa su cabeza.
— Lo haces–, murmura contra su rodilla. –Simplemente no me dejes, ¿de acuerdo? Todo el mundo me deja.-Jaydlien muerde más fuerte su labio para no dejar escapar un sollozo, saborea la sangre, su sangre.
Tan pronto como puede salir a hurtadillas de su habitación, corre hasta la habitación que está desocupada, toma una de las sabanas, se arrastra hasta el suelo y coloca sus rodillas en su pecho, mete la sabana en su boca y grita tan fuerte como puede, su corazón palpita tan rápido que teme tener un infarto. Las lágrimas corren por su rostro y el dolor la golpea como una ola. Más tarde, después de tener uno de sus ataques, llama a Kevin y le cuento a él lo que ha pasado. Le pide que traiga a Frankie a su casa, Kevin le dijo que se quedaría en la casa de un amigo, ella estuvo más tranquila cuando tuvo a Frankie en sus brazos.

Nick se aferra a Jaydlien, sintiendo una necesidad desesperada por protegerla. Si sólo pudiera moverse sin sentirse como una mierda, no se adormecería con sus dedos acariciando su brazo. Mientras le da la bienvenida a dormir, no quiere a Jaydlien fuera de su vista. Rodríguez podría hacerle daño, y Nick no puedo dejar que eso suceda. Mientras Jaydlien esté segura, está bien.. Sólo necesita dormir fuera de ese dolor... durante unos minutos. Los dedos de Jaydlien trazando líneas arriba y abajo en su brazo están calmando la agudeza del dolor. Cierra los ojos. Si se queda dormido por unos minutos, está bien.

El sonido de la puerta chirriando le hace abrir los ojos. De repente se da cuenta de que Jaydlien ya no está sentada a su lado. No es que realmente Nick esperara que ella lo mirara mientras duerme. Intenta incorporarse, pero tiene tan condenadamente rígidos todos los huesos, músculos y articulaciones de su cuerpo que está protestando. Se da por vencido, se queda de lado, debajo de la manta, con la esperanza de que entre Jaydlien en la habitación y no sus padres, bueno su madre, puesto que Frank esta igual o peor, quien sabe... o peor aún, Frankie. Si el niño lo ve así, el resultado puede ser feo.

Cierra los ojos.
— Jaydlien?
— Sí.
— Por favor, dime que estás sola.
— No puedo.
Maldita sea. Nick hunde su cabeza más profundamente en la almohada en un débil intento de ocultar la evidencia en su cara.
–Nick, dime qué está pasando. Ahora, – demanda Joe con voz cortada.
Por lo general, su amigo es tan relajado y tranquilo.... sin embargo, ahora no.
–Me golpearon, –le dice. –Voy a estar bien en un par de días.
— ¿Puedes caminar?
— Sí, pero por favor no me hagas probarlo ahora mismo. Tal vez más tarde. Tal vez mañana.
Trevor aparta las sabanas y maldice.
— Me gustaría que no hubieras hecho eso, –le dice Nick. no lleva camisa, y está viendo la evidencia de primera mano. Mira hacia Jaydlien, de pie junto a la cama.
— Me has traicionado. Te he dicho que no se los dijeras.
— Necesitas ayuda–, dice ella. –No puedes hacer esto solo.
Joe y Trevor se agachan para quedar cara a cara con Nick.
— Vamos al hospital.
— No es una posibilidad–, le dice.
Nick oye más pasos en la habitación.
— ¿Cómo está?– Pregunta su hermano.
— ¿Has llamado a la caballería al completo, o sólo a la mitad de ella?– Le pregunta a Jaydlien
Su hermano lo mira y sacude la cabeza. Se frota la cara, lleno de frustración, ira y responsabilidad. No es culpa suya, es de Nick. Kevin solo tiene 15 años y el 21, él es el responsable allí.
Ahora mismo le gustaría que todos lo dejaran solo, porque no quiere hablar de que estuvo involucrado en una pelea y por qué sucedió en el primer lugar.
–Estoy bien. O por lo menos voy a estarlo–, le dice.
Trevor con una expresión preocupada en la cara, le dice a Kevin:
— No quiere ir al hospital.
— No puede–, Joe le dice.
— Eso es una locura, chicos. ¿Qué tipo de gente no va al hospital cuando necesita atención médica?-protesta Jaydlien.
— Nuestra tipo, –le dice Joe.
— No me gusta. No me gusta lo más mínimo. No podemos sentarnos aquí y no hacer nada. Mírenlo. Está prácticamente en posición fetal. Tenemos que hacer algo. –Nick oye el ritmo de Jaydlien de ir y volver por la alfombra.
— Está bien. Hablare con mamá, papá no está mejor veremos que se puede hacer, tal vez llamen al médico de la familia y ver si viene y echa un vistazo a las lesiones de Nick–. Jaydlien se arrodilla ante Nick. –Pero si dice que tienes que ir al hospital–, dice, moviendo su dedo sobre él, –vas, aunque tenga que sacarte de la casa gritando y pataleando.
Hablando de patadas y gritando... – ¿Dónde está Frankie?– pregunta Nick. No quiero que su hermano lo vea hasta que baje la hinchazón.
–Está aquí, en la sala de juegos, amor, no dejare que venga a verte hasta que tu no quieras-lo besa en la frente-estaré de vuelta en un segundo.
— Lo siento– le dice.
— No te preocupes por eso. Nick, mi padre te llevo a ese lugar, nosotros nos haremos cargo, voy a llamar al Dr. Thomas.
Cuando la puerta se cierra, Trevor, Joe y Kevin están por encima de la cama.
— Te ves como una mierda, hermano.-dice Kevin.
— Gracias. –Nick mira a sus ojos inyectados en sangre y se preguntó si lloró cuando se enteró de que fue golpeado.
— Fueron los chicos de Aj, ¿eh? Jaydlien me ha dicho que dijiste que fue el Rodríguez-intervino Trevor.
— Ellos son los que han estado molestando al padre de Jaydlien. Y han estado molestando a su hija, y si lo hacen, se están metiendo conmigo también. Dijeron que somos parte de su familia.
— Eso es mentira. Tu eres un Halcón, su jefe.-repuso Joe molesto.
A pesar de que le duele al moverse, no puedo evitar dejar salir una risa corta.
— Que se lo digan a Aj. –Pensándolo bien... –Estoy bromeando. Manténganse lo más lejos posible de Aj. Ustedes están fuera de todo esto. Que siga siendo así. Lo digo en serio.
Nick empieza a levantarse para poder asegurarse de que los chicos lo están escuchando. Kevin es su hermano, su sangre. Joe y Trevor son también sus hermanos, no importa que no sean de nacimiento, pero aun así lo son. Lo molestan la mayor parte del tiempo, pero a fin de cuentas, Nick quiere verlos graduarse de la universidad y tener unos cuantos mini-Joes y Trevors y mini-Janes y Laurents molestos corriendo en el futuro.
Nick se estremece y contiene la respiración mientras lucha para sentarse, deseando poder aspirar y pretender que no está dolorido. No le gusta la sensación de debilidad y que todo el mundo lo vea debatiéndose.
Joe tose un par de veces, y luego se aleja para que no tener que verlo debatirse más.


– ¿Qué les dijo Aj? Tiene que quererlos, por alguna razón específica.
Cuanto más sepan, más profundo van a entrar en ese lío. Nick no puede permitir que eso suceda.
— Voy a averiguarlo.
— El infierno que lo harás. No nos iremos de aquí hasta que nos digas todo lo que sepas.
— Supongo que van a estar aquí un tiempo. Mejor pónganse cómodos.
Margaret golpea y entra con una bandeja en sus manos.
— ¿Cómo estas Nick? Lamento tanto lo que ocurrió ya he llamado a mi amigo Thomas. Está de camino.- dice ella, inmediatamente y se precipita hacia Nick. Le examina el labio roto y las magulladuras- Es sopa de pollo–, explica. –Mi abuela me decía que lo cura todo.
Nick no tiene hambre, pero Margaret. Está tan orgulloso de la sopa de pollo que Nick tomara una cucharada sólo para conseguir que deje de mirarlo tan ansiosamente.
— ¿Y qué?–, Pregunta.
Sorprendentemente, el caldo caliente, salado con fideos le entra fácilmente.
— Es fantástico–, le digo.
Todos lo miran como madres gallinas. Se pregunta cómo estará Fran, Josh y Max. Estaba bien con Jaydlien, pero esta vulnerable ahora y no quiere nadie más alrededor. Bueno, además de Jaydlien.
¿Dónde está?
Cuando el médico llega, pasa una media hora repasando todas sus heridas.
— ¿De verdad te metiste en una pelea?, Nick. –Se gira hacia Margaret.–Margaret, va a estar bien. No hay conmoción cerebral, no tiene contusiones profundas. Tiene las costillas magulladas. No puedo estar seguro de que no tenga hemorragias internas, pero su color es bueno. Mantenlo en casa de la escuela por un par de días y debería empezar a sentirse mejor. Estaré de vuelta el miércoles para ver cómo está. Y sobre Frank está mucho mejor que el chico.
Después de que todos bajan para la cena, Jaydlien se desliza de nuevo en su habitación y se sitúa en el borde de la cama, mirándolo.
— No lo siento, les dije lo que le pasó. No eres tan invencible como creías. Y otra cosa.-Ella se inclina por lo que queda cara a cara con él. –Ahora que sé que vas a estar bien, quiero mi beso- Nick sonríe y la besa pero gime cuando aprieta sus labios con lo de ella.
— Me gustabas más cuando no dolía–, le dice.
— Dime lo que sucedió, mi padre no quiere decirme nada. Por favor-hizo mohín
— Es complicado.
Ella pone ojos.

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 19:39

Están metidos en un problema muy grave!
Hay pobre de nick como lo dejaron!
Juro que quiero matar a Rodríguez y aj! Los odios!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 14th 2013, 19:40

Están metidos en un problema muy grave!
Hay pobre de nick como lo dejaron!
Juro que quiero matar a Rodríguez y aj! Los odios!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 15th 2013, 18:18

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Hoy a las 23:10

Volver arriba Ir abajo
 
Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 7.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» _Please Nick Jonas "Give love a try"_ (music & love)
» Nick Jonas y Samantha Barks oficialmente terminaron(buu noo)
» ○ Entrevista a NICK JONAS de New York Times ○
» Nick Jonas habla de sus celos por Justin Bieber // Demi Lovato expresa su odio hacia Ashley Greene
» Stay Nick Jonas & Tú

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: