Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:16

aww que hermoso esta enamorado! *-*
amo definitivamente amo tu nove!Enamorada Love! 

Síguela Amo Tu Nove! :*
Volver arriba Ir abajo
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:23

oye que ndai inspirada, te pasaste,
ta muy wena, de verdad Very Happy Very Happy
a veces no entiendo a nick, se hace el malo y despues el tierno, como que no le viene la bipolaridad
jlsdsldkssljdlsakdjskldjskljdaslkdjsa XDDDDD
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:28

Capítulo 11
La jefatura de la ciudad era uno de los lugares que Nick nunca esperaba pisar en su vida. Intentaba mantenerse alejada de ella pero le fue imposible evadir a los policías aquella noche, su único pensamiento era el cómo iba a salir de allí, Frankie y Kevin lo necesitaban, estando allí sus hermanos serían llevados a un orfanato del gobierno, cosa que Nick no estaba dispuesto a permitir. Pero saber que su bailarina había escapado lo hacía sentir mejor, luego de que le hizo una llamada rápida a Steven indicándole lo que ahora haría y donde se encontraba, le dejo claro que nadie más que la banda lo sabría.
Los compañeros de celda de Nick, por desgracia, eran sus dos mejores amigos y un par de tipos de los cuales diferían en cuanto a imagen, uno de ellos comenzaba a invadir el espacio vital de los chicos quienes estaban sentados uno al lado del otro, reposando sus espaldas contra las barras de hierro, intentando deliberar una manera en cómo salir de ese lugar, aunque les era casi imposible hacerlo en un lugar tan asqueroso.
— ¿No sería mejor que habláramos un rato? Ustedes y yo podríamos ser amigos.
— Es mejor que cierres tu boca antes de que la parta en pedazos y luego no necesites una cirugía plástica para no verte más feo de lo que inmundamente ya eres, pendejo- advirtió Joe enojado, eso de estar en una cárcel de detención no le era muy agradable, para nadie lo seria.
— No dijiste lo que creo que dijiste- dijo como un completo neandertal
— Si, lo dije quieres más- soltó Joe
— Basta, cierren sus malditas bocas antes de que yo lo haga- grito Trevor frenético antes de llevarse las manos a la cara.
A los tres les inquietaba la idea de ir a la cárcel, sobre todo por haberse esforzado por cada uno de sus familias, ellos querían que ellas se sintieran orgullosas de ellos, no visitando a un idiota carcelario. Nick hunde la parte posterior de su cabeza sobre las barras de hierro, intentando imaginarse algo agradable, para apartar todo lo que lo rodeaba, la primera imagen, Jaydlien y las siguientes, Jaydlien. Ella estaba en todos lados.
— Te he visto con esa chica, como se llama Laurent si y a ti con su amiga, no recuerdo bien su nombre Jade, Kaytlin- les menciono el otro chico que aproximadamente era de su edad.
— Jaydlien- le observo Nick
— Sí, mi hermano menor estudio con ambas el año pasado, gracias a ellas el muy burro no repitió el año-soltó una risita divertida.
El chico llevaba una camisa negra y un pantalón blanco, como recién salido de la película de Barbie, Ken, los chicos dedujeron que eran de la clase alta de la ciudad, del tipo de chico que seguro salen con sus chicas, al tipo de chico que odiaban por menos preciarlos, el joven llevaba tatuado en la frente “Soy hijo de papi y mami”.
— ¿Cómo han acabado aquí?- los interroga
— Íbamos armados- soltó Trevor sin rodeos
— ¿Cuchillo o pistola?
— Y a ti qué coño te importa- rugió Joe
— Joe!- insto Nick, mientras el hacia una mueca ceñuda
— Solo intento mantener una conversación- confesó el chico rico.
— ¿Y que hay contigo?- le pregunto Nick
— Mi madre llamo a la policía y les dijo que robe su Fiat- el chico suspiro
— ¿Estás aquí por tu vieja? ¿Y lo ha hecho a propósito?-pregunto Trevor atónito
— Si, cree que así aprenderé una lección- bufo- Lo cual dudo
— La lección es que tu vieja es una capulla- aclaró Joe
— Mi padre pagara la fianza
— ¿Estás seguro?-pregunto Nick
— Es abogado, y no es la primera vez que mi madre me jode con algo así de hecho ya son varias. Creo que intenta llamar la atención de mi padre, están divorciados- explica
— Al menos tú tienes a alguien que te ayude niño bonito-declara Nick- Nosotros estamos jodidos hasta el fondo.
— Los ayudare, mi padre les agrandan mis amigos, sobre todo las chicas que salvaron a Derek de que lo sacaran de la mejor secundaria de aquí, aunque yo hubiera preferido que fuera a una publica , solo por castigo.
— Gracias- agradeció Trevor por el grupo
— Cuando necesites cualquier cosa lo que sea, estamos para ayudarte-menciono Nick
— Gracias
— No, a ti- dijo Joe

El lunes por la mañana Jaydlien se plantó pensativa en su banca de laboratorio esperado la llegada de Mendler, Laurent había estado bastante callada esa mañana, ni James ni Michael se habían presentado a clase, ellos jamás llegaban tarde, sin embargo Jaydlien estaba bastante enojada con Nick, no le había llamado, no sabía nada de él desde el encuentro con la policía y eso la asustaba.

Cuando Mendler se hizo presente Jaydlien no pudo concentrarse mucho en su clase, ella tenía un mal presentimiento, uno que no podía pasar desapercibido, con su poca participación en clase y con la ansiedad reflejada en sus ojos, la profesora sintió que algo le pasaba.

Las pulsaciones de Jaydlien aumentaron con cada paso que daba, sabía que Nick estaba metido en un gran problema y ella quería saber que tan grave era, el prometió llamarle, no lo hizo, cosa que a la chica no le gusto, dedujo que era la clase de chicos que cumplían sus promesas y si no lo era si quería obtener sus candentes besos tendría que hacerlo. Se detuvo al escuchar la voz de Laurent tras ella.

-Espera, quiero ir contigo, Trevor tampoco ha llamado y solía hacerlo todas las noches desde que nos conocimos- suspiro- Creo que algo está mal-su voz se quebró- No…No quiero-ser-pe-pe-simista, pero algo considerablemente está mal, muy mal.
- Eso es lo que quiero averiguar-sentencio Jay
- Por eso eres mi mejor amiga, no, por eso eres mi hermana-sonrió dulce- Andando.

Luego de recordar los furtivos encuentros con Nick, Jaydlien le fue bastante fácil llegar al bar, aun con su uniforme de colegiala y con aun la esperanza de encontrar a su chico malo, se encontró cruzando un pasillo que se hacía más angosto con cada uno de sus pensamientos, cuando por fin se conectó con la realidad ya estaba a solo un paso de encontrarse con Lucas y un grupo de chicos con caras preocupadas. No se veía bien, no se veía nada bien, nada. Ella lo supo y su corazón latió más fuerte, tan fuerte que creyó escucharlo, gritar.

— Que haces aquí?-le pregunto el jovencito que intentaba ocultar su inquietud.
— Hey-le sonrió para denotar una expresión seria- Vine porque necesito hablar con su jefe, de algunas cosas
— Él no está aquí- se apuró a decir Steven.
— Donde puedo encontrarlo a él y a Trevor?-miro a su amiga
— No podemos ofrecerles esa información lo siento Jaydlien- confeso un chico llamado Carter
— Es muy importante, no les diré que ustedes me lo dijeron, lo prometo-señalo ella esperanzada, Lucas negó.
— Ocurre algo- hablo Laurent eso fue más una afirmación que una pregunta.
— No, todo bien-
— Entonces por qué demonios no pueden decirnos donde diablos están?- Laurent estallo, Jaydlien se cruzó de brazos.
— Este no es un buen momento chicas, es mejor que se vayan, por favor- siseo Steven
El rostro de Jaydlien fue eclipsado por un golpe de miedo, estaba dispuesta a soportar lo que fuera menos esas cinco palabras “no es un buen momento” las cuales la llevaban a formularse muchas teorías de lo que le pudo haber sucedido, demasiadas para su gusto y ninguna era agradable.

— ¿Qué demonios hace ella aquí?- grito Dana a Jaydlien- ¡Oh, claro! Viene a salvar el día y sacara a Nick, a Trevor y a Joe de la cárcel- un revoltijo en el estómago de Jay se hizo presente, su mundo dio un giro, estaba mareada y no precisamente por el olor del lugar, quisiera o no Nick le importaba y nada iba a cambiarlo.
— Por qué no me lo dijeron? – gimió ella
— ¿Y tú qué harías, perra?, mover tus pestañas y sonreírle a los policías para que los saquen.
Si de por sí ya la odiaba, quería golpearla muy fuerte en la cara, pero no se atrevía, sabia claramente que ella patearía su trasero de 1000 maneras diferentes y no quería averiguar cómo. Pero como ya se conoce, su boca no puede mantenerse cerrada.
— Ese no es tu maldito problema- la miro de arriba abajo- Y no creo que yo pueda ser más perra que tú, en realidad tu encabezas la lista del top 1000-dijo en tono seco, Dana se puso a la defensiva
— Acaso quieres pelea, zorra-grito Dan enojada
— Chicas no es buena idea, es mejor que se calmen y ustedes es mejor que vayan a sus casas- Laurent asintió y arrastro a Jaydlien.
— Oh! Se va la insulsa y su amiga la puta barata- río Dan con sus amigas

Y ahí fue donde todo se salió de control, Jaydlien oscureció su mirada y grito una ofensa que a Dan simplemente la enfureció, se arrojó sobre Jaydlien y lo único que vio Jay fue a Dan sobre ella, golpeándola.
— Esto zorra es por robarme a mi hombre-dijo golpeándola en el ojo
Jaydlien grito y se tapó el ojo
— Yo no te lo quite bruja, solo es que no eres lo suficientemente buena para él, mis condolencias.
Dana grito- Vas a morir, perra.
— Quítate pandillera- grito ahora Jay mientras bloqueaba el golpe e intentaba subirse sobre ella.
Lucas y Steven sacaron a Dana de encima de Jay mientras esta sentía como su ojo derecho ardía y como seguramente se estaba tiñendo un moretón bajo su piel entre azul y purpura, pero el solo pensamiento de Jaydlien de que esa bruja se acostaba con Nick fue un catalizador, ella no tenía la menor idea de cómo pelear, pero cerro sus manos y con sus puños golpeo a Dana en el mentón, ella se quedó paralizada del asombro y mientras ella lo hacia Jaydlien se llenaba de valentía y se dirigió hasta ella con la intención de golpearla de nuevo y más duro. Y así lo hizo, su puño se conectó en su boca y cuando fue por su tercero se quedó corta porque unos brazos la rodearon dejándola erguida.
— Sal de aquí ahora Jaydlien, antes de que te mate- dijo Lucas alterado
— Yo la matare antes
— Sácalas de aquí- Steven sonó con la voz ahorcada mientras forcejeaba con la fiera de Dana.
Lucas lucho contra la ira de Jaydlien por todo el camino hasta dejarla en el callejón más cercano.
— Te has vuelto loca- soltó Lucas- Esa chica es una fiera, te golpearía hasta dejarte sin vida, solo un suicida lo pensaría para pelearse con ella.
— ¡La odio!
— Creo que nos lo has dejado claro.
Sus zapatos sonaban en la gravilla mientras corrían por el callejón hasta donde Laurent había estacionado su BMW, ambas se metieron en el auto antes de que una potencial asesina las alcanzaran, invitaron a Lucas a su cuarta para sacar al jefe de la banda y sus amigos.
— Bueno, eso fue realmente excitante- dijo Laurent encendiendo el auto y poniéndolo en marcha- Ojala los chicos hubieran estado allí, cuando les cuente que estuviste en un pelea no me creerán y ¡Vaya! Nunca pensé que tu primera pelea seria con una asesina experta- rio- Realmente estás loca
— Oh, sí claro, sobre todo en la parte donde me golpeo en el ojo y donde dijo que iba a matarme y ella si cumple sus promesas- bufo
— Oh vamos fue divertido, aunque no vale la pena ver cómo te estrangula y a mí me golpea hasta la muerte por intentar ayudarte.
Jaydlien blanqueo los ojos
— Perro que ladra no muerde.
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:42

No me quiero imaginar como se pondra nick cuando se entere de eso!
Pero primero tiene que salir de la carcel! Espero que sea pronto!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:56

Creo q mañana no podre subir asi que las dejo con esto....


Capítulo 12

Cuando los chicos lograron llegar a la secretaria sin que un grupo de policías armados lo rodearan, pudieron finamente respirar profundo. La mujer tras el escritorio ni siquiera los miró al hablar, era la típica imagen de una secretaria americana, con lentes incluidos.
— Asunto e identificación, por favor.
los jóvenes le entregaron su identificación.
— Unos amigos fueron arrestados hace unos días, sus nombres son Nick Jonas, Trevor Ryder y Joe Miller. ¿Podría decirnos de que cargos se les acusan? –dijo Lucas
Luego de teclear un poco en la computadora, respondió.- Al parecer se les acusa de portación de arma de fuego sin licencia. fueron juzgados hace unas horas. ¿Desean un permiso para verlo?
Jaydlien deseaba largarse de allí, pero no tenía opción, era su corazón quien lo pedía. Ella negó y se aclaró la garganta.
— Vinimos a pagar su fianza- la mujer negó.
— Para ello deben venir conmigo- los jóvenes la siguieron y tomaron asiento en una oficina que parecía más una lata de sardinas, estaba pintada de un color ocre oscuro, algunos reconocimientos colgaban en las paredes, el escritorio que estaba en medio del lugar, estaba lleno de papeles que según aún no habían sido leídos, las sillas frente a esta era de un cuero negro gastado y el olor a rosquillas que se respiraba era bastante agradable. Jaydlien y Laurent compartieron el lugar mientras Lucas la silla de al lado, sus murmullos se silenciaron cuando escucharon la voz de un par de policías, uno de ellos era alto y delgado con gafas de botella y el otro era bajito y rechoncho con una gran bigote adornando su cara. Lucas reprimió una carcajada.
— Buenas tardes-sus ojos se abrieron como platos- ¡Jovencitos!, la señorita Roberts menciono que quieren pagar la fianza del caso 7, pero eso no será posible hasta que no vengan acompañado con un adulto responsable o con alguien que sea mayor de edad- aclaro el de las gafas
— Yo soy mayor de edad- dijo audaz Laurent
— Identificación- respondió a la par el gordito
— Se las entregamos a la señorita Roberts-confeso Jaydlien
— U-hum, saben que sus amigos-el delgado policía miro sobre sus gafas deduciendo algo- Fueron juzgados por posesión de armas de fuego sin un permiso, un abogado los defendió y su pena fue rebajada a tres meses en una cárcel federal. Es todo fin de la historia pueden irse-el hombre tomo asiento
— Espere-replico Jaydlien con el ceño fruncido- Dijo que fue una pena de tres meses y solo fue por posesión de armas, según las leyes se puede pagar un fianza de poco más de 700$
— 1000$-replico el gordito
— Mi tío es juez
— No me interesa son 1000$ o nada- hablo ahora el delgado
— Solo tenemos 500$ tómelo o déjelo es todo, sino, podemos demandarlos por malversación o por fraude judicial-el hombre rio.
— Hablo muy en serio señor-
— Cree que puede amenazarnos con tanta palabrería, señorita, no conseguirá nada he trabajado aquí por 30 años y he tenido casos como este y créame ninguno ha ganado ni se ha acercado a ello- demando el bigotudo
— He leído la constitución América al revés y al reverso desde que tengo 6 años y la constitución penal desde los 8 y le puedo asegurar que esto no es legal en ninguno de los 48 estados del país incluyendo a Hawái y Alaska- asevero ella- Se cuánto es el valor monetario de cada uno de los casos, se cuántos años de pena son por cada crimen, se mucho más de lo que usted sabe, mi tío me mantiene informada- objeto orgullosa
— Joder podrías ser una buena criminalista o tal vez una muy buena abogada, apuesto mi sueldo de toda mi vida a que no perderías un caso, bueno-tecleo en su computadora- Como es su primer delito y espero que el ultimo-asevero el gordito- Su fianza es de- saco unos cálculos- 750$ más impuestos más las amenazas y la ganada del caso, son 650$-rio el delgada
Las chicas vaciaron sus bolsos, gracias al cielo tenían ahorros, ahorros destinados a una buena causa.
— Adiós Bruno Mars- lloriqueo Laurent- Adiós Lago de los Cisnes
— Esto suma 620$- aclaro
— Adiós hamburguesa de queso- imito Lucas el tono de las chicas
— Mmmm creo que es todo
Las botas de las chicas hacían un estridente y seco clac, clac, clac… en el pasillo de la comisaria, Jaydlien jugueteaba con sus manos nerviosas, intentando distraer su cerebro de mirar a cualquier lado, por suerte su teléfono sonó, cuando miro la pantalla del móvil, el número era desconocido, pero aun así contesto.
— Bueno?-pregunto
— Donde demonios están? Las he llamado todo la tarde, hay problemas-se escuchó la voz de Jane al otro lado del móvil.
— Qué tipo de problemas?-se juntó Laurent al celular.
— Del tipo de los que siempre nos mantenemos alejadas-sostuvo- Tienen que estar en el instituto en menos de 15 minutos.
— No te estamos entendiendo-protesto Laurent- En este preciso momento no podemos estar allí.
— Se los explico aquí, sin embargo deben venir ahora, es de vida o muerte y cuando digo muerte hablo de una muy segura expulsión por el resto de sus vidas, ahora muevan sus traseros aquí, ya tengo que cortar-se escucharon unas voces y un “dije que un minuto idiota” por parte de Jane- Tienen que venir, corran.
— Joder debemos irnos, podrías encargarte-le pidió Laurent a Lucas, el acento
— Como rayos llegaremos al instituto en menos de 15 minutos, estamos al otro lado de la ciudad- dijo Jaydlien mientras corría tras Laurent.
— No lo sé, pero no quiero ser expulsada por lo que sea que allá sido-señalo mientras se subía al auto, Jaydlien la imito.
— Y tú crees que yo sí.
++++
— Jonas, Ryder, Miller, pagaron sus fianzas pueden irse- dijo el rechoncho policía mientras abría la celda-
— Hasta que por fin esos buenos para nada decidieron sacarnos, esos chicos son un dolor en el trasero, no se como dejaste a Ryan al frente mientras no estabas- expreso Joe elocuente
— U-hum, en realidad no son chicos y por lo que escuche no creo que ninguna de ellas se llame Ryan y el chico creo que es Lucas no- aseguro el de lentes
— Dana no es tan mala después de todo- rió Trevor mientras salía de la celda
— Si, puedes salir con ella si tanto la quieres- señalo Nick sin interés
— Lo siento romeo pero yo estoy interesado en alguien más-
— Y ese alguien por casualidad no se llama Laurent Martín, una linda y muy sexy porrista-Trevor golpeo a Joe
— Vuelvo a escuchar de tu boca Laurent y sexy en la misma oración y juro que voy a patearte el trasero-
— Oiga jefe-comenzó Nick- Por casualidad la chica que pago la fianza es rubia y tiene tatuajes en sus brazos-ambos policías negaron
— En realidad son dos y una de ellas nos pateo el trasero tan solo con abrir su boca-rió el gordito-Es mejor que no las dejen ir y si alguno es novio de esa lindura tiene la mejor suerte del mundo- Nick quedo confundido

Los ojos de Nick se abrieron como platos al saber quién pago sus fianzas, sus pies parcialmente se pegaron al piso y su corazón latió desesperado, definitivamente tendría un ataque cardiaco. Trevor sintió lo mismo, Joe solo se burlo de lo tonto que se veían.
— Jaydlien Adams, Lucas Parnell y Laurent Martin- ojeo el policía delgado las identificaciones de los jóvenes- Podrían entregárselas, se fueron y se les olvido llevárselas-extendió la mano el hombre, Trevor tomo la de Laurent, Nick la de Jaydlien y finalmente Lucas la suya.

Lucas sabía que algo le pasaría, la mirada de Nick lo decía todo, estaba realmente molesto, no pudo creer que permitieran que su bonita pisara una cárcel por su culpa, tomo las llaves de su Jeep Comando y se paró frente a la puerta para abrir el auto, pero estas se resbalaron de su mano, cayendo bajo el Jeep, Nick pateo con furia uno de los neumáticos, Lucas palideció.
— Lo siento, pero no pude hacer nada- dijo rápidamente- Ellas se presentaron en el bar buscándoles, estaban muy insistentes, intentamos hacer que se fueran pero en ese momento apareció Dana y su sequito, les dijeron que ustedes estaban en el bote y- se silenció-
— Y qué?-pregunto Nick en tono autoritario
— No te va a gustar mucho lo que vino después- siseó Lucas
— Habla antes de que pierda la paciencia
— Dana las insulto, intentamos sacarlas de allí lo juro, pero Jaydlien se molestó y se defendió y luego-trago grueso
— Luego que?-sentencio ahora Joe
— Dana se arrojó sobre Jaydlien, la golpeo en la cara, justo en el ojo derecho, Steven se la quitó de encima- Lucas rio orgulloso- Y tu chica-señalo a Nick- Debiste verla, Le devolvió el golpe dos veces Nick, bueno eso fue antes de que la sacáramos de allí y Dana la asesinara.
— Estas jugando cierto?-pregunto Joe incrédulo, el chico negó.
— Su estilo de pelear no es muy bueno sin hablar de su postura que era realmente mala, pero puedo jurar que era su primera pelea y si es así no estuvo tan mal.
— Dejaste que golpearan a mi chica- protesto Nick
— No puede evitarlo, todo paso tan rápido, cuando me di cuenta, Dan estaba sobre ella-aclaro
— Espero que ella este bien, porque si no, tú me las vas a pagar, tu deber era protegerla mientras yo no estaba, Lucas. –rugió Nick en un tono más calmado, Lucas sonrió
— Me estás diciendo que soy el guardaespaldas no oficial de Jaydlien-dijo emocionado- Si es así es todo un honor, adoro a la chica, no me malinterpretes. – se subió al auto, justo en los asientos de atrás, mientras Trevor y Joe peleaban por el de adelante.

Cuando Jaydlien y Laurent llegaron al instituto en tiempo record, se sorprendieron de lo que veían, policías y perros entrenados, revisando los locker de los estudiantes, Jane agradeció al cielo verla allí.
— Que sucede?-pregunto Laurent preocupada
— Uno de los profesores descubrió a Meison Boehm y a Destiny Black con metanfetaminas- murmuro mientras caminaba con ellas hasta el gimnasio para estar solas
— Auch y que van a hacer?-pregunto ahora Jay
— Esperen no es todo, uno de los policías descubrió en su Locker una arma de fuego y algunas cosas que lo delatan de pertenecer a una banda, los Pumas o Las Águilas, no recuerdo, el cuento es que están revisando cada locker para saber a quienes les ha vendido el producto o cuantos más pertenecen a la banda, se sabe que Daniel Johansson, Roberto Fuentes y Thomas Sánchez también forman parte de la banda- saco de su bolso un bocadillo, compartiéndolo con ambas.
— Y donde están ellos ahora?
— No-relamió sus labios con elegancia- La pregunta es donde estaba ustedes?, faltaron a la clase de Literatura, saben que es una de las pocas clases que compartimos juntas y no es igual, estar con ustedes a estar con Jocelyn y Crystal, no dejaban de chismosear, lo cual era fatídico con F mayúscula.
— Bueno, nosotras a, nosotras-se miraron una a la otra-
— Desde cuando tenemos secretos entre nosotras, rompen mi corazón chicas-se hizo la dolida- Saben que pueden confiar en mi como yo confió en ustedes, somos como hermanas-frunció el ceño Laurent suspiro resignada
— Juras no decirle a nadie –Jane acento- Estábamos en la comisaria
— Haciendo que o por qué?-pregunto llevándose un pedazo de chocolate a la boca.
— Estábamos pagando la fianza de mi futuro novio y cuñados-
— Qué?-se atoro con lo que comía- Esperen novio? Cuñados? De que me he estado perdiendo?
— De mucho-aclaro Jaydlien- Recuerdas el chico que me beso.
— Si
— El caso es que me gusta mucho y su amigo le gusta a Laurent, sin embargo hay un enorme problema
— Qué? O claro que estuvieron en la cárcel, mmm no sé qué decir respecto a ello.-Jaydlien negó-
— Entonces qué? Creo que ya me perdí.
— Son parte de una banda- la boca de Jane cayo parcialmente al suelo
— Las Águilas?-Jaydlien negó- Los Halcones of South
— Demonios y son lindos?-ambas asentaron
— Cuáles son sus nombres?-pregunto con insistencia
— Nick Jonas-dijo Jaydlien sonriente- Trevor Ryder- suspiro Laurent
— Vaya! Y cuando voy a conocerlos?
— Ese es el problema son como un dolor en trasero en cuanto a su paradero, los conocemos hace casi dos meses y los hemos visto unas cuatro o cinco veces-explico Laurent
— Mmmm y Michael y James saben-
— Gracias a ellos los conocimos-
— Y yo soy la última en enterarme-se cruzó de brazos-
— Te lo compensaremos.
— Cuando?-pregunto impaciente
— A no lo sé este fin- cercioro Laurent
— -ella negó- Esta tarde, se me olvidaba decirles el resto de la semana no hay clases. Ya saben porque!
— Vale, a donde iremos?
— Por un helado y luego por algo de cenar, me cuentan con lujo de detalles lo que han hecho con ellos
— No tienes clase de karate-pregunto Jay
— Nah! No iré.-todas rieron
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:08

lo que viene se pone interesante.... Muy interesante....
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:13

Como puedes decir eso? Sabes que me dejas mas intrigada de lo que estoy!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:18

SIEMPRE QUE LEO TU NOVE
ME DEJAS SIN HABLA
DE VERDAD JAJAJ
MI NICK MI HEROE Y POR FIN ESTA FUERA
DE LA CARCEL Very Happy
VAYA PELEA DE FIERAS MADRE
JAJAJ ME ENCANTARON
LOS CAPITULOS Baila 
NO VEO LA HORA DE QUE SUBAS Hahahaha 
YA QUIERO SABER QUE VA
A PASAR JAJAJ QUE TAN
INTERESANTE SERA..AUNQUE
SEGURO Y ME QUEDO CORTA Mmm 
JAJAJAJ SIGUELA!!

PD: ME ALEGRO DE QUE TE GUSTE
MI NOVE DE VERDAD :)GRACIAS POR
LOS COMENTARIOS Y EL APOYO!! Baila 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:25

oye karen tendré q pedirte ayuda para q me digas como hago buenos revolcones esos dos son un caso gracias chicas las amoooo.... Maldición no puedo dejarlas así quieren mas....
y karen de nuevo no es nada me gusta mucho tu nove es así grrrr Razz Razz Razz 
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:31

Eso no lo tienes que preguntar! Obio que queremos mas!
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:48

Capítulo 13

Nick se quitó la chaqueta y se dejó caer en la cama mientras la cabeza le daba cientos y cientos de vueltas, había estado tan cerca de estar hundido en la cárcel, estaba tan cansado de tener tantas responsabilidades, la banda, el trabajo, sus hermanos y por si fuera poco la universidad, donde seguro perdería el año por todas su faltas. Pero no había nada que pudiera hacer para salir de eso, por mucho que la idea de ya no asistir a la Universidad lo atrajera, tenía que seguir yendo. Se había prometido tras la muerte de su madre darles a sus hermanos una vida mejor de la cual el tenia.
Alguien tocó la puerta de su habitación, cuando no respondió, la voz de su hermano se escuchó a través de la puerta. Por suerte no les había mencionado a sus hermanos acerca de su travesía ese fin de semana, según ellos había estado en un viaje de “negocios”
— ¡Nick! ¿Ya has regresado?
Nick se aclaró la garganta para liberar el repentino nudo que se le había formado al recordar a su madre.
— ¿Qué quieres? –Gritó. Se escuchó un ruido a través de la puerta y luego su hermano dijo:
— ¡Joe está aquí! !...-otro ruido. –Y he chocado tu moto... ¿Las motocicletas se pueden quebrar?
Nick maldijo y se levantó de golpe de la cama para abrir la puerta, temiendo que Kevin hubiera destrozado su tan amada motocicleta, se encontró con la enorme sonrisa de su hermano mientras sostenía la uno de los espejos de la moto que su madre le había regalado y una mirada de burla brillaba en su cara.
— ¡Pensé que la habías destruido! –Observo con detenimiento su mano- ¡con un demonio Kevin pagaras por eso!- Dijo mientras la frustración lo bañaba por completo.
Esa motocicleta era el único recuerdo que le había quedado de su madre y no quería que nada le pasara, pero a veces tenía que recordar que su hermano tenía quince años y que era un niño realmente tremendo.
— ¡Hubieras visto tu cara de bobo! –Kevin estalló en carcajadas y le dio el espejo de la moto antes de encerrarse en su habitación, junto a la de Nick, al mismo tiempo Joe venía subiéndolas.
— Pagaras esto-rugió mientras golpeaba la puerta
— Púdrete Nick-
— Que fue lo que dijiste-grito mientras golpeaba más fuerte la puerta
— Olvídalo-dijo su hermano mientras se colocaba unos audífonos
— ¡Algún día me las pagaras cara de mono! –Le grito a su hermano, la carcajada que recibió en respuesta fue más que suficiente.
— Oh vamos déjalo Nick, es un adolescente, relájate acaso tu no fuiste igual, oh perdona aun lo sigues siendo…-Dijo Joe mientras regresaba escaleras abajo junto a Nick.
Nick solo rodó los ojos al ver a Joe, era uno de sus mejores amigos, casi como su hermano, pero era uno de los miembros de la banda a la que Nick pertenecía y era el jefe. Joe era problemático, sarcástico y un dolor en el trasero. Al no recibir respuesta, Joe se puso serio y dijo:
— ¿Escuchaste lo que dije?
— Por desgracia si
— Oh, oh la cárcel te afecto el cerebro-rio Joe
— Cállate inepto, te pueden escuchar
— Que se enteren, oigan chicos Nick estuvo- recibió un golpe en la cabeza como respuesta
— Pagaras por eso

Joe empujó juguetonamente a Nick, y los dos cayeron al suelo, rodando y dándose golpes. Se escuchaba el sonido de risas roncas, puños conectando con piel y tela rompiéndose. Entonces la espalda desnuda de Nick salió a la vista y un tatuaje tras otro recorría su esbelta espalda.
— Oye, Quítate de encima”-Grito Nick.
Joe se balanceó y se puso de pie.
De la nada Nick se sorprendió al ver a Joe riendo a carcajadas mientras Frankie lo perseguía con un bate de beisbol amenazando con darle un golpe.
— ¡Ayúdame Nick, tu hermano quiere matarme!- Grito Joe en medio de las carcajadas que apenas lo dejaban respirar. Nick frunció el ceño, confundido. ¿Por qué Frankie quería golpearlo? Frankie paso empujándolo con el bate en las manos, Nick logró cargarlo antes de que le diera un golpe a Joe en la cabeza.
— ¡Hey, quieto, Frank! ¿Qué demonios intentas hacer? -Le exigió, su hermano miró ceñudo a Joe.
— ¡Intento golpearlo!
Nick dejó de cargar a su hermano y lo miro con seriedad.
— ¿Porque quieres pegarle a Joe?- Frankie se cruzó de brazos.
— Por qué es un idiota.
— Bien, eso ya lo sabíamos...-Murmuró entre dientes. Joe se tensó.
— Oye, oye, cuida tu boca. - Frankie se rió y miró a Nick.- Es hora de irnos jefecito
— A dónde van?-pregunto curioso Frankie
— De paseo-sonrió Joe divertido
— Puedo ir, por favor- le rogo a Nick
— Aun quieres golpearme?-pregunto Joe
— No- Frankie arrojo el bate de beisbol a uno de los sofás-
— Bien, andando-
— No creo que sea buena idea Joe- sostuvo Nick
— Relájate el estará bien.

****
Jaydlien no precisamente odiaba la tarde de chicas, odiaba sola la parte en la que tenía que vestirse como modelo de revista y si no lo hacía, sus amigas se descontrolaban seriamente, le gustaba vestir así, se sentía de alguna forma sexy pero no le gustaba las exageraciones de sus amigas, mucho menos los tacones que le hacían poner, ella estaba frente al espejo del baño de la casa de Jane, mientras la música sonaba a todo volumen por los altavoces y sus amigas saltaban e intentaban cantar la misma canción que la chica, lo cual era imposible por el ataque de risa que ambas tenían, Jaydlien suspiro y por enésima intento salir del baño en ropa interior, por fin lo logro.
— Pero qué es eso?-pregunto Laurent a sus bragas
— Al parecer olvidaste devolverles las bragas a tu abuelita Jaydlien-rio Jane
— Ja, ja, ja que divertido-bufo- Ahora veamos que tienen para mi
— Esto- Jane saco de su armario unos biquinis con encaje- Las compre hace unos días, póntelas- Jay las miro como al mismísimo demonio- Ahora- ordenó su amiga, ella lo hizo sin protestar

Lo único peor para Jaydlien que sacar una mala nota era ponerse unos biquinis y ser vestida por sus dos mejores amigas, eso le revolvía las tripas y no era nada bonito. Laurent dejo a la vista su esbelta figura, solo cubierta por unas sexys bragas negras en conjunto con el sostén, su mandíbula casi golpea el piso cuando observo un piercing que colgaba coquetamente de su ombligo.
-Cuando te lo pusiste- bizcó Jaydlien
- Ayer por la tarde, ni una palabra de esto a mama-le amenazo
-Algún día sabrá que lo tienes ahí
-Pero para ese momento, ya no viviré bajo su techo- sonrió ella orgullosa
-Mi madre como mínimo me arrancaría el ombligo-menciono Jane
-Yo no estoy segura si a mi mama le encantaría o si más bien me enviaría a un internado con las monjas- dijo confundida Jay, sus amigas rieron.

Las piernas de Laurent fueron rápidamente cubiertas por unos jeans de mezclilla, color salmón, una jersey blanca sin mangas, una chaqueta negra metalizada que llagaba a unos centímetros sobre su ombligo y unas botas negras de plataforma, Jaydlien tuvo la leve impresión de que sus alocadas andadas con la banda la ha hecho tener un lado un poco, a… ¿roquero?..¿Rudo?...Sus labios fueron cubiertos por un brillo labial brillante y sus ojos cubiertos por una clara sombra rosa, si no la conociera, seguro la confundiría como una estrella de cine. Por otro lado Jane cubrió su pelvis con un corto short negro, una jersey manga larga gris, con líneas discrepantes entre negras y blancas y unas zapatillas plateadas, con un maquillaje bastante natural.

Jaydlien miro la torre de ropa que se encontraba en la cama, no sabía en realidad lo que se pondría, nada de lo que estaba allí era su tipo, si estuviera en su casa, se colocaría probablemente una sudadera, unicolor con unos pants deportivos rosas o blancos o tal vez purpura, pero esta no era su habitación y tampoco su ropa.
— Relájate, déjalo en nuestras manos-sonrió Laurent, eso precisamente era lo que le asustaba, desde que lo recuerda esas palabras amenazan su vida, la última vez que sucedió un chico se acercó para besarla ella se asustó y huyo tan rápido como pudo, el rumor se rego como la peste, rápidamente.
— Agh! No creo que sea una buena idea- eso no era una muy buena idea.
— Ya Jaydlien no puedes estar todo el tiempo en tu cascaron, este es tu ultima año en la secundaria, libérate, que todos te noten, que sepan que no solo eres la chica lista, sino una muy inteligente, hermosa, sexy y extrovertida, como cuando bailas y hay una explosión de libertad, sensualidad y simplicidad- expreso Jane, Jaydlien lo sabía debía darse la oportunidad, así que lo haría, este sería el año en el que se despediría de la niña pequeña e insegura que siempre ha sido, que tiene de malo divertirse, arriesgarse y experimentar cosas que seguro la meterán en un muy peligro problema. Se tiene diecisiete una vez en la vida. Todo va a estar bien... ¿Cierto?
— Lúzcanse chicas, hagan que me vea muy caliente-rio ella
Los sostenes con soporte hacían que sus pechos se vieran más voluptuosos y el top negro que llevaba sobre este, resaltaban sus curvas enormemente, sus caderas fueron cubiertas por una corta falda de capas fucsia cubierta por coloridas manchas florales, Jaydlien no dejo convencerse de usar tacones, saco del armario de Jane sus converses fucsia que le había prestado hacia unos días, la sombra en sus ojos resalto sus ojos verdes (cubriendo el moretón) y el brillo rosa palo, enmarco sus labios luciéndolos más carnosos y “devorarles”, Jane corrió a su tocador y saco unos relucientes aretes brillantes, colocándoselos en sus orejas, simplemente perfecta.

Jaydlien ahueco su largo cabello castaño claro y lo coloco a un lado. Sexy, coqueta y toda una rompecorazones, palabras celestialmente bien usadas en una misma oración con el nombre de Jaydlien Adams. Tomo su bolso, sabiendo que esta sería una noche para recordar, las chicas bajaron las últimas escaleras de la enorme casa de los Carson.

Laurent no podía reprimir su emoción, noche de chicas, esas tres palabras le alegraban el día enormemente, pero su enorme sonrisa fue borrada de su rostro al ver la pantalla de su teléfono, el identificador, salpicó al protector con el nombre de James.
— ¿Qué paso?- preguntó Laurent mientras abordaba el auto. Jay y Jane la imitaron.
— Necesito un enorme favor, ¿Estás sola?-
— No y que diablos quieres James? Ahora no es un buen momento, es tarde-noche de chicas- aclaró ella mientras Jane ponía en marcha su BMW
— ¡Genial! Puedes pasar por mi casa y traerme mi chaqueta, está justo en el closet, cerciórate de que dentro de los bolsillos se encuentre un papel con un número telefónico, es urgente
— No-se negó rotundamente
— Por favor, por favor, por el amor de los nachos y las hamburguesas- le rogo el
— Demonios! Por qué no jodes a Jaydlien con estas cosas-
— Mmmm lo intente pero al parecer está apagado su celular, me cae en buzón, vas en camino?-pregunto esperanzado
— Por desgracia, algo más?-pregunto seria
— Si-se escuchó la voz de Michael- Pon al teléfono a las chicas
— Listo- lo coloco en altavoz
— Quería mía-Jay supo que se refería a ella- Por favor asalta la alacena de James y tráeme toda la comida chatarra que puedas, no olvides las galletas con chispitas de chocolate, que tanto nos encanta. Pareces un marica Michael –canturreo James- Cierra tu boca pendejo, no quiero que muevas tus pestañas luego y me pidas- las chicas estallaron en risas- Amada mía-rio Jane- Necesito que guardes algunas mudas de ropa, en un masculino bolso, no olvides los condones por amor, están en… Eres un hijo de perra Mayt-se escucharon golpes y algunas risas, luego la voz de James- Vale están en el segundo cajón de la cómoda que está al lado izquierdo de la cama, en una caja de madera, la llave esta en mi guante de beisbol, me golpeaste muy fuerte capullo, no le digan a la pequeña enana, creerá que soy un depredador sexual o algo así, quiero mantener una reputación de buen hermano mayor postizo-sentencio James riendo
— Ya es tarde- aclaro Jaydlien- Escuche cada palabra, creo que la señora P. le gustara saber la ubicación exacta de Eww eso-
— Infiernos no. ¡Estás loca! Si mi madre se entera me amenazara con cortarme los testículos, con un corta uñas y créeme Adams eso no será bonito-Jaydlien rio.
— Joder Te Amo Smith, eres la cosita más adorable que he conocido- dijo ella en tono dulce
— Yo también Te Amo Jaydlien Adams-se escucharon silbidos
— Como amas los revolcones
— Demonios, no.-Jaydlien se imagina su sonrisa torcida
— Se suponía que estábamos casados-chillo ella- Eres un tonto
— Sabes que más que los revolcones, bobita y como la esposa de la relación te lo compensare, te parece
— Cool
— Yo me pondré una linda lencería, espero que te pongas unos lindos Calvin Klein-imito un gruñido
— U-hum-se ruboriza, sus amigas re rieron-
— Estaremos allí en 20 cambio y fuera Capi-siseo Jane
— Cambio y fuera, hermosa.
— Jodete Smith
— Ya lo estoy-rieron.

Fin de la conversación

— Alguna de ustedes sabe dónde están?-pregunto Jaydlien al recordar que ellos no dieron dirección exacta
— No-rio fuerte Jane
— Se supone que somos adivinas o algo así-refuto Laurent mientras los llamaba de nuevo, respondieron al segundo tono.
— Nos extrañaron tanto, solo fueron que dos segundos, bonitas-se escuchó la voz arrogante de James
— Claro que no, no te ilusiones y cállate o pateare tu trasero tan fuerte que no podrás sentarte en mucho, mucho tiempo-sentencio Jane
— Mmmm sucede algo-ahora hablo Michael- James quedo así como en shock-las risas no se hicieron esperar- Jane amenazo con golpearlo-aclaro Jay
— Es un marica, en serio-estallo Laurent
— Eso ya lo sabia
— Donde están?-pregunto Jane
— En el bar
— Maldición!-exclamo Laurent preocupada- Demonios-la siguió Jaydlien
— Cual bar? Desde cuándo van a bares?, las chicas están entrando así como en shock-Michael se partió de la risa
— Cuando llegues lo sabrás, las chicas saben dónde es?
— Vale
— *Fin de la conversación*-

Luego de que las chicas se pavonearan por la gigantesca casa de James, se dirigieron al bar, donde seguro estaba Dana, donde seguro le patearía el trasero a Jaydlien, donde seguro ella moriría. Las chicas fruncieron el ceño, cuando vieron la insignia de un halcón en la parte trasera de la chaqueta de James. ¿Desde cuándo pertenecían a la banda? Laurent y Jaydlien tomaron aire antes de llegar al lugar, Jay supo que la mentira que le dijo a Jane sobre su ojo morado, seguro, la descubriría.
— Si tienes suerte-hablo Laurent- Conocerás a Trevor.
— Y a Nick-suspiro Jaydlien un poco antes de que se detuviera el auto.
Los chicos develaron sus enormes sonrisas al ver el BMW negro de Jane aparcar a unos metros de ellos, por alguna razón la banda iría hoy de paseo, hacia alguna parte, Jane apretó fuerte la corneta, las chicas se rieron divertidas, al ver las caras de fastidio de muchos, los chicos se acercaron divertidos. Los nudillos de Michael compactaron con el vidrio de la puerta del conductor. Jane abrió de un portazo golpeando a Michael.
— Eres un bruja- grito mientras sobaba sus costillas, ella estaba molesta con él, Jaydlien lo noto, pero no sabía porque.
— Juro que voy a patearte, eres un imbécil-
— ¡Mierda, Carson! —Antes de que pudiera abofetearle en la cara, Michael gira y se esconde delante del auto. Cuando asoma su cabeza por encima del capo del BMW, Jane ve que está partiéndose de risa.
—Eres un cobarde, sal de ahí-grita ella.
— Para, ya, Estamos iguales? —Se coloca a su lado.
—No todavía. —Jane le da un puñetazo en la mandíbula y se escucha un crujido.
¡Ah!-Mierda!, ¿de qué está hecha su mandíbula? ¿Titanio? Jane sacude su mano.
— ¡Lo siento mucho, Mayt! No quería pegarte tan fuerte, pero te lo merecías, como demonios le dices a mis padres que eres mi novio, sabes en la maldita conversación que me metiste, con un demonio fue con gráficos y todo- Con los ojos llorándole, Michael se frota la mandíbula.
— ¿Has acabado? —Sonríe.
— Jane ríe suavemente. —Por ahora —responde, tronando sus dedos.
— Lamento eso, es solo que pensé que sería divertido-
— Jodes mi vida imbécil- aclara ella regalándole una sonrisa
— Sabes que te encanta a ti y a las chicas, trajeron las cosas.-dijo mientras observaba salir del auto a Laurent.
— Yo también debería patearles, era nuestra tarde de chicas-sacude su mano hacia un chico, Lucas- Hey! Como andas?
— Tan ardiente como tú-sonríe el
— Eso es imposible- le devuelve la sonrisa
— Aquí la tienes?-le lanza la chaqueta a James, el inspecciona los bolsillos.
— Donde estás el papel?-frunce el ceño
— Eso te costara-ella junta sus cejas, James saca su billetera.
— No puedo creer que una de mis mejores amigas me extorsione-le da un billete de 50$
— Gracias los necesitaba-sonríe ella mientras Jane saca del auto un bolso de un unicornio y se lo lanza a Michael
— Que es esto?-pregunta el
— Lo que me pediste, princesa-todos se partieron de la risa, excepto el.
— Me estas dejando en ridículo-protesto
— Cállate, espero que para mañana mis padres sepan que no eres mi novio
— Y si no quiero?-encorvó las cejas divertido.
— Mayt, acaban de ascenderla a cinta negra, creo que deberías pensarlo un poquito mejor- le aclaro Laurent, el tomo su teléfono y se alejó. Huyo.
— Y mi hermana, pensé que venía con ustedes?-pregunto Jude, Jane y Laurent metieron sus cabezas al auto y luego las sacaron, minutos más tarde Jaydlien salió.
— Oh Santa-empezó James
— Mierda!!!- se escuchó la voz de Jude y algunos jadeos alrededor.
— Donde demonios dejaron a mi hermana y que es esta mala imitación de ella?-pregunto Jude
— Eres un tonto, le diré a mama-chillo, James palmeo uno de los hombros de Jude
— No, sigue siendo la misma, fue lindo por un momento, bien andando.
— Te ves realmente bien Adams-silbo Michael-Trajiste lo que te pedí-le dio una mirada angelical, Jay acento como niña pequeña, llevándole el juego.
— Bien, no trajimos auto pero iremos con ustedes-aclaró James
— Es tarde de chicas, James-hipo Jaydlien
— Mira las cosas están así, los chicos-coloco su brazo alrededor de sus ojos y la encamino a un lugar más tranquilo. Laurent quedo a la vista de Trevor quien la observaba detenidamente.
— Él es Trevor Ryder-murmuro a su amiga
— Está que arde-sonrió Jane
— Lo sé, o mira bien hacia acá, actúa normal.
— Hey hola-saludo-
— Hola-dijo Jane, Laurent solo sonrió
— Ella es Jane Carson, es una amiga, casi hermana como Jaydlien-explico Laurent nerviosa- Jane él es Trevor Ryder, él es…-dudo, ¿Qué era él? Se habían besado un par de veces, ¿su amigo? ¿novio? ¿amigo con derechos?
— El chico que espera ser su novio- Laurent grito secretamente, provocándole dar saltitos de emoción, el realmente le gustaba. Jane también grito secretamente, pero solo se limitaron a sonreír
— Disculpa pero podría hablar contigo, a solas- pidió Trevor.
— Supongo, sobre qué? quiero estar preparada-pregunto Laurent esperanzada de que no quisiera hablar sobre lo de la fianza y todo eso, se equivocó.
— Sobre lo de esta mañana-dijo nervioso
— No-dijo instintivamente- No recordaba que tengo que ir con las chicas, a quien sabe dónde, podría ser otro día- dijo arrastrando a Jane por un costado- Jaydlien-grito

***
— Me puedes explicar lo que paso esta mañana?-la regaño Jude
— Que quieres que te explique
— La parte donde te metiste en una pelea con la diabla de Dana, dime acaso estas demente, quieres que te mate-
— Suenas con papa y no te explicare nada, yo puedo hacer lo que quiera-soltó Jay
— Claro que no y por qué no piensas explicarme que es lo que te sucede?
— Porque tú tampoco me dijiste tus planes de meterte en una banda, desaparecer y no contestarme el teléfono, por eso- escucho la voz de Laurent- Un segundo-contesto- Me tengo que ir, buena suerte.
— Le diré a mama de tu ojo morado-amenazo cuando Jaydlien estaba a medio camino, todos lo escucharon, ella se detuvo de golpe, y un nerviosismo invadió su cuerpo cuando se topó con la mirada siniestra de Dana, la ignoro, como a todo.
— No te atreverías-
— Claro que sí.
— Genial, a papa le gustaría saber que su hijo está en una banda- se defendió ella, Jude la miro mal.
— No lo harías-
— Solo si me acusas con mama-
— Eres bastante buena-le dio una media sonrisa
— Aprendí del mejor- ella le sonrió y se dirijo a Laurent sin mirar a Dana pero justo en la puerta del bar apareció un muy caliente y sexy Nick
— Listos para ir a la-se silenció al ver las piernas de Jaydlien, la recorrió lentamente con un mirada pervertida, las mejillas de Jay hirvieron como nunca antes lo habían hecho. Genial se lució ante Nick, un punto a favor. El camino hasta ella con una sonrisa torcida y sus ojos negros debelaron una expresión contemplativa. Si, esta chica le encantaban.
— Acaso piensas matarme-susurro Nick en el odio de Jaydlien, ella se estremeció con su cálido aliento, sus rodillas eran ahora de gelatina, cosa que jamás había sentido- Porque claramente esas piernas-les dio una mirada rápida- No son aptas para cardiacos-su rostro estaba completamente rojo- Cariño tenemos cosas de que hablar- rápidamente su rostro quedo sin una pizca de color, ¡Rayos!-Tranquila será en otro momento, pero gracias.-le guiño un ojo y siguió su camino.
— Oh Dios Santo!-expreso Joe con un tono bastante alto, llamando la atención de todos- Creo que los Ángeles se están cayendo del cielo-le guiño el ojo a Jane, quien le frunció el ceño y se hizo la desinteresada- Y la reina ha decidido visitarnos hoy, a que se debe su majestuosa presencia-miro divertido a Jaydlien, ella se rio pícaramente
— Vine porque he decidido nombrarte mi bufón real, ¿Aceptas?-dijo ella aguantándose una risa.
— Solo con una condición Milady- Jay encargo las cejas y coloco sus manos en su cintura
— Cuál? Sir- dijo lo último con acento francés
— Que me presentes esa linda señorita-señalo a Jane
— Es bastante difícil, no le agradan muchos los chicos y tengo que decirte algo muy importante- le susurró en el oído, aparentando que era un secreto- Amas tu vida?
— Por qué lo dices?-pregunto curioso
— Porque puede patearte el trasero tan fuerte que puede causarte una conmoción cerebral, eso le sucedió al último chico, solo porque la subestimo, es cinta negra-susurro de nuevo al oído, los ojos de Joe se abrieron como platos. Jaydlien se partió de la risa
— Era broma. Pero si es cinta negra y no dudara dos veces para golpearte
— Vale la pena tomar el riesgo- señalo mientras Jaydlien lo conducía hasta Jane.
— U-hum, Jane él es Joe, Joe ella es Jane, conózcanse-rio ella atrayendo a Laurent al auto. Trevor las siguió.
— Hola- Jaydlien le sonrió a Trevor, él le devolvió la sonrisa
— Acaso estas coqueteando con mi chico, Jaydlien Adams- los ojos de Jaydlien se abrieron como platos, Laurent estallo en risas sobre el pecho de Trevor, él la abrazo.
— Por supuesto que no, ni siquiera se coquetear con un chico- suspiro
— Oye-dijo mientras acorralaba a Jay en el auto- Que fue lo que te dijo Nick, tu rostro estaba como un tomate
— Ah buen, él a, dijo que-mis-piernas-no-eran-aptas-para-cardiacos-que-si-queria-matarlo-lo dijo rápidamente, su amiga grito emocionada.
— Bueno él al menos dice algo sobre el aspecto de su chica, no como otros-miro rápidamente a Trevor
— Disculpa, pero puedo compensártelo-le sonrió Trevor travieso, justo antes besarla
— Eww, Oigan, ¿podrían por favor conseguirse una habitación? En serio —dice Jaydlien con una mueca de asco.
— Lo siento-se disculpa Trevor, aparte de lindo, educado… A Jaydlien le agrado, perfecto para Laurent.
— Tu tapate los ojos-señalo a Jay-Y tu sígueme besando, es divertido-Trevor mira a Jaydlien desesperado, ella sonrió
— Oh! Baboséense frente a mí, me hacen sentir mal de que no tengo a nadie con quien compartir gérmenes-dice alejándose de ellos.

Jaydlien es de las chicas que prefiera estar sola, pero en momentos como este, tal vez, remotamente, le gustaría estarse besandose con un lindo chico, Nick, su chico malo. Para su mala suerte él estaba hablando con sus amigos y para empeorar las cosas, tropezó pero pudo reincorporarse antes de que su trasero besara el suelo.
— Apestas como modelo, Adams- se burla James
— Oh! Claro que no, preciosa no te han dicho que tienes unas piernas de infarto- Dijo una voz divertida, Jay se giró para ver a un niño de mediana estatura observarla con una sonrisa, Jaydlien no pudo evitar evaluarlo al instante, el chico tenía el cabello castaño, un poco rizado en las puntas, el tono de su piel era claro como el de Nick y sus mejillas algo regordetas. La diversión bailaba tanto en sus ojos como en su boca, no era un replica de Nick pero se parecían bastante.
— Oh! Gracias eres un chico muy guapo, alguien te lo ha dicho?- sonrió ella dulce, solo bastaron unos segundos para que pequeño le cayera bien, tenía una personalidad divertida. Ante su comentario Frankie levantó las cejas y sonrió coqueto, el tono de su voz era realmente burlón.
— Me lo han dicho muchas veces, preciosa, pero gracias por el intento.- Jay se quedó muda y Nick soltó una carcajada. Cuando su chico malo dejó de soltar carcajadas, Jaydlien lo miró ceñuda.
— Supongo que esta criaturita es tuya- cuando Nick acento, ella sonrió maliciosa, ¡Demonios! El hermano pequeño de Nick se había burlado de ella, ahora que lo pensaba si comparaba la personalidad tal vez si era una réplica exacta de Nick.
— Y vendrás con nosotros?.-pregunto Nick esperanzado de que ella los acompañase.
Honestamente para Jay implicaban muchas circunstancias el ir con ellos: 1- Que Dana la asesinara, 2- Besuquearse con Nick, 3- Ser golpeada tantas veces dando como resultado una pérdida de la razón. 4-Sucumbir ante sus deseos. Y si etas fueran opciones, escogería sin lugar a dudas, la numero 2
— No lo sé, vive con los chicas y ¿Tu hermano seguirá jugándome bromas?- Le preguntó ceñuda, Nick sonrió divertido.
-Probablemente.- Al ver que Jaydlien le hacía una mueca divertida, Nick se acerca a ella, muy cerca.
— Y dejaras que lo haga?... El ¡Se burló de mí!-Jay hizo su carita de cachorrito triste, Nick se derritió.
— Oigan estoy aquí, y bonita no lo tomes personal.-Dijo Frank
— No lo hago...-Ella sonrió. Nick se inclinó incluso más cerca.
— Oye!-se escuchó Frankie exaltado- Nick acaso piensas tumbarme a la bonita- Nick se giró y miro a su hermano, se escucharon silbidos y risas. Eran el centro de atención.
— Jaydlien ya tiene perro que le ladre, Frankie-Nick palmeo a su hermano, La chica no sabía de qué estaban hablando, pero solo se jacto a sonreír.
— Adams y como se siente que los hermanos Jonas pelen por ti- ella se ruborizo y como mala costumbre empezó a tronarse los dedos.
— Cambio de planes Jay, iremos de paseo- se escuchó a Laurent muy animada de la mano con Trevor.
— Bien- Jay miro a Nick lo bastante cerca como para inclinarse solo unos centímetros más y ser besada, ¡Oh, Por Favor!- Creo que iré, te parece bien- Nick la atrajo a sus brazos y luego la beso rodeándola por la cintura, cuando se separaron, sonrió.-
— Te ha quedado alguna duda- ella negó. Tomo la mano de Frankie. Y comenzó a caminar hacia alguna parte con el niño, mientras murmuraba entre dientes. -Ahora es mi turno... ¡Hey!, Frankie, alguna vez te han dicho que...
Nick sonrió al ver que Jaydlien intentaba devolverle el golpe a su hermano.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 21:58

Capítulo 13/2da parte

Jaydlien estaba justo donde no quería estar, en la boca del lobo, desgraciadamente para ella cada vez que se acercaba a Nick, sus hormonas e impulsos se disparan en alerta, temía que llegara a enamorarse de él y Nick rompiera su corazón o peor aún, ese amor no fuera correspondido, Sentada en el Jeep comando de Nick, intentaba pensar en todo menos en él, era demasiada distracción para su vida, para la escuela y para sus clases de ballet. Con James y Laurent a sus lados, Frankie en las piernas de su amiga, Trevor en el asiento del copiloto y Nick en su respectivo puesto, las cosas se pondrían un poco intensas.

—Hora de verdad o reto —dice Laurent. Se mete el cabello detrás de las orejas.
— ¿Qué demonios…?. Esto no es séptimo grado. Además todavía no me he recuperado de los siete minutos en el cielo con Adams — dice James. Saca la lengua y finge atragantarse, luego sonríe.
— ¿Qué? —dice bruscamente Nick, mirando del rostro de James al de Jaydlien y de regreso.
—Fue horrible, hombre —dice James, partiéndose de la risa—. Adams me sacó la mierda a patadas en el armario. Me puso un ojo morado.
Nick comienza a reírse y le sonríe al camino
—Está bien, está bien —dice Laurent, sosteniendo las manos en alto intentando
Calmarlos—.Trevor… ¿verdad o reto?
—Reto.
Mirando al techo del auto, Laurent ladea la cabeza. —Te reto a maquillarte.
— ¡Sacrilegio! —grita Nick, Trevor se parte de la risa.
— ¡Sobre mi cadáver! —exclama Trevor alarmado- Laurent eres preciosa y la chica más increíble que he conocido, pero la cosa es que soy un chico malo y los chicos malos no se maquillan, primor.
— Cristo, chicos, que maricas —responde Laurent. Mirando seriamente el retrovisor del auto—. Sólo es maquillaje.
— No, no es sólo maquillaje, es un suplicio para el hombre —dice Nick, echando un vistazo a Jaydlien.
— Escoge un reto diferente, cariño —dice Trevor sonriéndole cariñosamente a Laurent, ella negó, extendiéndole el maquillaje que recién sacaba de su bolso
— No lo hare jamás- Laurent lo miro con determinación.

********

—Mi turno —dice Trevor, avergonzado—. James… ¿verdad o reto?
—El rosa es tu color amigo- se ríe James a carcajadas- Verdad
— No puedo creer que allá hecho esto, es una deshonra para mi hombría, por favor no le digan a la banda.-Menciono Trevor con las manos en la cara, mientras sus compañeros de viaje se partían de la risa- James… ¿Qué ha sido la cosa más graciosa y bochornosa que te ha pasado?
— U-hum-dijo acariciando su barbilla, pensando- Creo que fue en hace dos año, cuando fuimos de vacaciones a Chicago-miro a las chicas, para sonreír- en las jaulas de bateo intente hacer que la pobre Adams bateara la pelota, no lo logre.
— Eso se veía realmente peligroso-protesto ella haciendo puchero-
— Es divertido, el punto es que grito tanto que llamo la atención de alrededor de 40 personas, así que opte por enseñarle-Laurent lo interrumpió
— De cómo no batear una pelota
— U-hum-bufo el- Me distraje por una ardiente morenaza que iba pasando, la pelota me golpeo justo hay- los chicos gimieron de dolor- Michael grabo todo en video, Jay y Lau se burlaron tanto que casi se asfixian sin contar las demás personas y lo peor es que Michael lo subió a su página de Facebook, todos en la escuela vieron mi terrible accidente.
— Y se burlaron de tu cara de niñita-se burló Jay- fue muy divertido escucharte lloriquear y revolcarte en el suelo, creo que tú y mi primita de 4 años podrían juntarse.
— Ja, Ja, Ja que graciosa
— Luego tuvimos que llevar a Smith al hospital, el Doc. se partió de la risa cuando vio el video- Aclaro Laurent.
— Bien, bien. Adams ¿verdad o reto?
— Verdad
— ¿Cuándo diste tu primer beso?-pregunto divertido, Nick la miro atento por el retrovisor
— Hey tu-dijo Laurent a Nick-Vamos a chocar sino le quitas los ojos de encima a mi amiga-rio
— En realidad quieres que lo diga, en voz alta, tu estuviste allí
— Si, vamos no tenemos la eternidad
— Bueno, a, yo-se puso muy Nerviosa- En realidad, fue una experiencia muy divertida, que-suspiro- Mis “mejores amigos”-hizo comillas con los dedos- Me obligaron a ir a un bar, que creo que me dejo un muy grave trauma psicológico, la cosa es que, el jefe de la banda se enojó conmigo porque le insulte dejándolo en ridículo frente a su banda, el hecho es que estaba aterrada y el muy degenerado y sexy pervertido, me beso y hasta el día de hoy no ha llamado.
— Uh, que mal aunque escuche ese rumor, el recibió una muy fuerte patada en su entrepierna.-rio Trevor, Nick volteo los ojos.
— Pues es un completo idiota ese chico-dijo Frankie, Jaydlien rio.
*****
El auto se detuvo a solo un par de horas de camino, la tarde acababa de iniciar para muchos ese día, lo primero con lo que se topó Jaydlien fue con una Panadería, donde el olor proveniente de allí era exquisito, su estómago rugió, recordando que no había almorzado nada, Nick se acercó a ella, tomándola de la mano. Si este será el día que muera.

Nick entro con Jaydlien en la panadería, bonito lugar, ¿Acaso era una primera cita?, él la aparto de todos llevándosela consigo a una mesa, Trevor hizo lo mismo con Laurent, alejados de todos, solos ellos dos, juntos.

— Quieres comer algo?-pregunto el coqueto. ¡Demonios! Este chico definitivamente está hecho para el pecado.
— No tengo hambre- dijo ella dulce, Jaydlien es la típica chica que no le gusta causar molestia y tampoco en este preciso momento quería sucumbir ante los encantos de Nick, cosa que era imposible. El estómago de Jaydlien sonó muy ruidoso, dejando a entender que tenía mucha hambre, Nick miro a Jay con una sonrisa de complicidad, se quedaron en silencio unos segundos hasta que Nick empezó a reírse a carcajadas por el insistente sonido del estómago de Jaydlien (una risa particularmente atractiva), a los segundos ella le siguió con carcajadas hasta que la voz de Nick resonó por todo el lugar.
— U-hum así que no tienes hambre-las cejas de Nick se unieron divertidas
— Jesucristo-chillo alarmada- creo que me acabas de descubrir
— Regresare pronto, pediré algo para ti-le guiño un ojo
Jaydlien sonrió complacida al ver llegar a Nick a los pocos minutos con las manos llenas de comida, él sabía exactamente qué hacer para impresionar a una chica, un punto a su favor. Luego de unos minutos de comer, Jaydlien rompió el silencio cuando dijo:
— Así que eres un chico que no tienes novias, ni relaciones serias, ni das flores o llamadas regulares… ¡Genial!-se escuchó su voz quebrada.
— Y tú eres una chica que ama el ballet, las relaciones serias, la escuela, comer y provocar ataques cardiacos. ¡Grandioso!- le miro divertido
— Así es, esa soy yo Jaydlien Adams, la chica que huye de los problemas, aunque recientemente, no tanto-le envió una mirada cómplice, él se inclinó para besarla, ella negó.
— Sucede algo
— Me temo que si no me tomas en serio, ya no habrán besos-dijo ella seria
— Si lo hago… Eres especial para mí, muy especial-dijo cada palabra tan seductoramente que Jaydlien deseo que la besara tan intensamente mientras le arrancaba la ropa. ¡Demonios!
— Que tanto?-pregunto ella con urgencia
— Ni te lo imaginas-hubo un destello de honestidad en su mirada que Jaydlien le creyó- Además yo sé que también lo soy para ti-ladeo orgulloso
— Que te hace pensar eso?-dijo ella con un brillo de diversión en sus ojos. Él se inclinó en la mesa, levantando sus manos hasta su cara y rozó su pulgar en la esquina de su boca.
Jaydlien Intentó recordar de qué estaban hablando, pero no se esforzó tanto para intentar parecer que su contacto no le había causado nada. Recogió su cabello tras su hombro, tomando de nuevo el hilo de su previa conversación. El calor de antes seguía corriendo en sus venas y tomo un largo sorbido con su pajilla, intentando enfriar sus sentimientos con un tiro de agua helada. Tiempo a solas con Nick podría ser intrigante y peligroso.
— Lo siento- dijo-¿De qué estábamos hablando?
— ¿Te dan miedo todos los chicos… o solo yo?
Jay entornó los ojos dejando claro que no se iba a molestar en contestar una pregunta tan estúpida.
— ¿Te hago sentir incómoda?- Su boca creó una línea neutral, pero Jay detectó una sonrisa especulativa atrapada tras ellos. Sí, en realidad él tenía ese efecto sobre ella. Y también tenía la tendencia de eliminar de su cabeza todo pensamiento lógico.
Ella estaba jugando con sus manos, Nick las atrapo y la entrelazo con las de él.
— No puedo imaginar por qué estás tan interesado en mi- Él sacudió suavemente su cabeza.
— Estoy fascinado.- Él sonrió y fue una sonrisa fantástica. El efecto fue un pulso agitado. El pulso agitado de Jaydlien. Ella abrió la boca para decir algo, pero la cerró rápidamente. Estaba realmente nerviosa.
— Es bueno saberlo, me gusta la idea de que en la escuela no haya ningún chico que junte todas tus expectativas- tanteo él vanidoso
— Olvidé que tu encabezabas la lista de mis tan nombradas expectativas
Él la estudió de una manera que la hizo sentir transparente.
— Tú no eres reservada, Jaydlien. Tampoco eres tímida. Solo necesitas una buena razón para salir de tu rutina y conocer a alguien.
— A ti-el negó, lo que frustro a Jaydlien-Ya no quiero hablar más sobre mí.
— Es divertido hablar sobre ti.
— No es cierto,-dijo-. Por ejemplo, bueno, en este caso, yo no sé mucho sobre… ti.
— Tú no estás lista para conocerme-
No había nada despreocupado en la manera en que él lo dijo. En realidad, su expresión era cortante.
— Por qué no?-pregunto ella rápidamente
— Soy realmente peligroso.
— Crees que eso me importa en este momento. Si estas intentando apartarme de ti, no lo estás consiguiendo.-le menciono ella tan dulcemente que Nick se derritió.

Él se quedó ahí, mirándola, pensando.
— ¿Por qué me estas mirando así?- Le dijo a manera de reto. Él se inclinó, preparándose para besarla.
— Porque tú no eres como yo pensaba.
— Tú tampoco lo eres- rebatió ella- Eres peor. Y… me encanta.- Dijo antes de ser besada por un chico hambriento. Hambriento por sus labios.
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 22:24

Me encantaron los cap! Mori de risa con lo de James! Smile
Demasiado hermoso nick!
Gracias x subir los cap!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 09:31

YO SI QUE TENDRE QUE
IR AL PSICOLOGO PERO
DE UNA PATADA ¬¬ JAAJ
ME TRAUMATIZAS CON TU
NOVE JAJ SI QUIERES
VAMOS JUNTAS JAJ IGUAL Y NOS
HACEN DESCUENTO!! Lool Lool 
SIIGUELA PORFA!!! Emm 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 18:31

Capítulo 13/ 3era parte

Luego del beso, Jaydlien prácticamente huyo en el preciso instante en el que Dana decidió acampar en su mesa, ella estaba loca, pero no quería morir. Cuando el auto se detuvo nuevamente, las chicas levantaron la vista hasta el edificio asombradas.
— ¿Una pista de esquí cubierta?-medito Laurent mientras miraba a Trevor nerviosa, ella y Jaydlien estaban más intimidadas por la altura del edifico y era solo el exterior.
El sonrió y salió del auto, abriéndoles la puerta a las chicas, tomando la mano de Laurent y atrayéndola hacia él, Frankie tomo la mano de Jaydlien antes de que apareciera Nick, tendiéndole a ella un suéter de lana y a su hermano una chaqueta.
— Mmmm-Jay entrecerró los ojos- Algo me dice que ya tenías todo planeado-el sonrió y se encogió de hombros.
— No, solo suelo ser muy precavido
— ¿Precavido?-pregunto ella confundida, él se acercó a Jay y le susurro seductoramente
— Realmente, suelo ser así de lindo, ese será otro de nuestros secretos.-Ella sonrió maliciosa
— Y si no quiero guardar el secreto?-pregunto coqueta
— Créeme lo harás- le advirtió dándole un beso rápido, Frankie se quejó.
— Póntelo hace un poco de frio ahí adentro- dijo mirando el edificio, ella se lo puso, tragando con fuerza saliva. --``Me voy a romper un pierna, lo estoy viendo venir´´-se dijo antes de agradecer entre dientes no dejarse convencer para usar tacones. El cerró los botones de su chaqueta.
— Frankie te guiara adentro, estaré con ustedes en un segundo-dijo antes de caminar hacia los autos que llegaban, su banda.
— Oh no, todavía no has dejado de tomarme el pelo- se escuchó la voz de Jaydlien dentro, luego de que Frank le jugara otras de sus bromas. Ella hizo puchero y Laurent la abrazo

Una vez dentro, Trevor las llevo al mostrador.
— Hey, Cory, la banda está aquí, vamos a entrar un rato ¿vale?-menciono mientras los conducía a la puerta de “Solo personal”.
— ¿Trabajas aquí?-Laurent lo miro confusa, mientras Jay y Jane miraban alrededor nerviosas.
— Si, doy lecciones, junto con Steven y Ryan-sonrió coqueto para Laurent, Jaydlien lo miro aterrada
— De cómo no morir allí adentro-dijo Jay, mientras caminaban a un armario de tablas de Snowboard Trevor soltó una carcajada.
— No, tranquila todo bien, clases de Snowboard, ski, turbing, cosas así-musito mientras iba por una pila de flotadores y Jane abría la puerta para que caminaran a través de ella, el frio rápidamente entro en su sistema, haciéndolas tomar una respiración bastante brusca.
— Hoy haremos Turbing-anuncio Trevor sonriente, Jaydlien parecía preocupada, no sabía que rayos era el Turbing, pero estaba segura que sonaba doloroso.
— Eso suena peligroso, creo que no hare eso, yo me quedare por aquí-se giró para chocar con el duro pecho de Nick.
— No te preocupes, mi linda bailarina, yo cuidare de ti- prometió guiñándole un ojo mientras le daba un golpecito en la nariz.
— ¿Lo prometes?, ¿De verdad Nick?, juras que tendré todos mis huesos en su lugar junto con la sangre dentro de mi cuerpo- hizo puchero, el sonrió respondiendo sus preguntas.
Joe acomodo su brazo en los hombros de Jane mientras, le indicaba con la cabeza una esquina, así que ella miro hacia esa dirección, Jaydlien abrió la boca asombrada, Laurent soltó un gemido eufórico, Frankie grito emocionado. Había una enorme montaña de nieve, personas esquiando y haciendo Snowboarding; había un ventilador gigante en lo alto haciendo que pareciera que estaba nevando dentro. Precioso.
— Mierda, no sabía que siquiera existía este lugar- grito Jane excitadísima- ¿Es nieve de verdad?- tomo un puñado esperando que fuera nieve falsa de plástico como el de las películas, sin embargo era nieve en polvo de verdad, que instantáneamente hizo que sus dedos se enfriaran
— Al ataque-grito Steven mientras los chicos de la banda corrían por todos lados
— En el caso de que yo no pueda atraparte, cualquiera de los chicos se golpearía el culo por ti- señalo Nick con un voto de confianza.
— Eso no pasara tú vas a atraparme, ¿Cierto?-dijo ella nerviosa mientras tronaba de nuevo sus dedos.

Nick sonrió mientras subían por las escaleras mecánicas, que lentamente se movía hasta la cima de la montaña, Jaydlien pudo observar la cara infernal de Dana eclipsada por el odio y los celos, --Dedo mantenerme cerca de los chicos, ellos no dejaran que ella deforme mi cara--se dijo para tranquilizarse, cuando llegaron a la cima de la montaña, Nick coloco los anillos en el suelo. La chica está resistiéndose a la urgente necesidad de correr escaleras abajo, estaba cruzando la línea de lo malo y lo realmente peligroso.
Jaydlien miro directamente hacia abajo y la golpeo una ola de vértigo, estaban tan alto que su estómago comenzó a temblar, no iba hacerlo, nadie iba a convencerla, era de las chicas que solían romperse los huesos con el simple hecho de bailar, esto ya era como tentar con su vida.
— Esto está realmente alto, no creo que pueda, puedo quebrarme un hueso, o morir en el descenso, no lo hare, es muy peligroso, no-gimoteo, alejándose del borde y moviendo la cabeza.
— Jaydlien, te prometo que te encantara, solo tienes que intentarlo, sino te gusta haremos otra cosa- dijo persuadiéndola, caminando hasta ella e inclinándose para mirarla a los ojos, sus hermosos ojos avellana taladraron los de ella, fue como si tratara de hipnotizarla o algo por el estilo.
— De ninguna manera, no puedo, tengo miedo- las lágrimas picaban sus ojos, intentaba apartarse de él, no quería morir, no hoy.
— Oye, amigo-se escuchó la voz de Michael al otro lado- Ella no descenderá, le tiene miedo a los deportes extremos y a las alturas.
— Vamos, te prometo que estarás bien, solo tienes que confiar en mi- Nick le dio una sonrisa tranquilizadora, para Jaydlien esas palabras fueron más íntimas, más personales, era algún mensaje que Nick quería que captara.
La tomo de la mano y tiro de ella hasta su pecho. Extrañamente su olor era tranquilizador y también el aroma más intenso y varonil que Jaydlien había sentido. Era como estar en el cielo.
— Puedes confiar en mí- susurró, cubriendo la mejilla de ella con su otra mano.
*****

— Apuesto 50$ a que Adams no lo hace-rio James
— Yo apuesto 100$ a que si lo hace-dijo orgullosos su hermano
— Yo sigo la apuesta
— Pues ojala se fractura ambas piernas y su cabeza se golpee lo bastante fuerte para que muera- farfullo Dana para irse
— Arpía-mascullo Laurent antes de ser besada por Trevor, quien reía sobre sus labios.

****

Nick se inclinó sobre ella, mirando fijamente sus labios, dejando clara su intención. Cuando sus labios iban a tocar los de ella, Jaydlien giro la cabeza, así que la beso en la mejilla. Él se rio y sacudió la cabeza.
— Todavía no estas de humor por lo que dije ¿No?
— Exacto
— Vamos, preciosa, dale una oportunidad. ¿Quieres que vayamos juntos? Puedes sentarte en mi regazo si no quieres ir por tu cuenta-Ofreció levantando una ceja, él estaba tan sexy que Jay para sus adentros hizo una danza.
— Suena tentador, pero, no tienes tanta suerte, Jonas.-se burló- Vamos hagamos esto de una buena vez y si no me gusta, me llevaras a ver una película. ¿Trato?-negocio
Nick asintió dudoso y coloco el más pequeño de los flotadores para que ella subiera.
— Párate de frente y abre las piernas, relájate y luego te sientas encima-la instruyo
Jaydlien rio tímidamente
— Seguro, apuesto a que se lo dices a todas las chicas.
Él se rio
— Solamente a las guapas- replico guiñándole un ojo astutamente
Jaydlien se bajó hasta el flotador agarrando los asideros como si su vida dependiera de ello.
— Demonios-musito una y otra vez. Tratando de ignorar a Nick quien se reía de ella. Él estaba a punto de empujarla por el borde cuando Jaydlien grito como si fuera a morir, agarrándose a la pernera de sus pantalones negros ajustados.
— ¡No! ¿No vas a venir tú también?-chillo, poniéndole su carita de súplica.
— Maldición, esa es una linda carita-dijo riéndose y sacudiendo la cabeza hacia ella.
— ¡Por favor! ¿Podemos ir lo dos juntos al mismo tiempo?-imploro Jaydlien, forcejeando por salir del flotador. Frunció el ceño. Por lo que se podía ver, salir de uno de esos no es la cosa más fácil del mundo.
Nick coloco su mano sobre el hombro de Jay, empujándola de nuevo al anillo. Se inclinó hacia ella sonriéndole maliciosamente y susurrándole:
-Eso te costara-dijo sonando como un degenerado, su cara estaba apenas unos centímetros de la de Jaydlien, sus ojos fueron directos hacia sus labios por una milésima de segundo. Ella agarro la parte delantera de su chaqueta, acercándolo un poco más, sintiendo su respiración.
— Aléjate de mí, pervertido- sonrió ella divertida, el frunció el seño
— Que mente tan sucia tienes Jaydlien, yo estaba pensando más bien en cinco dólares-dijo entrelazando sus dedos.
— Lista?-le pregunto. Ella asintió, inmediatamente levantando sus pies. Su mano tiro de la de Jay y de repente ambos estaban precipitándose colina abajo. Iban tan rápido que ella apenas podía respirar, pero no podía dejar de gritar con ese miedo divertido que le da cuando sube a una montaña rusa, sus manos se apoderaron de las piernas de Nick, estaba aterrorizada pero al mismo tiempo llena de adrenalina, con el solo pensamiento del cuerpo de Nick debajo de ella, la llenaba de seguridad. Probablemente le haya lastimado las piernas por lo fuerte que las apretaba, sin embargo él no se quejó. Al contrario la apretó más hacia su cuerpo envolviéndola con sus brazos.
En apenas unos pocos segundos ya estaban abajo. Cuando se detuvieron ella mantenía los ojos cerrados, tan apretados que le dolía, pero no podía parar de reírse con nerviosismo ¡Fue asombroso!...Repitió su cerebro.
— Mmmm piensas quedarte hay toda la vida, hermanita-menciono Jude un poco incómodo al ver a Jaydlien sobre un chico, Laurent lo golpeo las costillas con su codo- ¿Por qué hiciste eso?-
— Eres un idiota cierto-dijo Laurent siendo obvia
— Sigo viva, estoy entera-dijo Jaydlien abriendo los ojos y tranquilizando sus nervios.
Inmediatamente salto torpemente de su anillo, gritando excitadísima:
— ¡Oh Jesucristo, quiero hacerlo otra vez! ¿Podemos ir otra vez?-le pregunto riéndose y saltando como niña pequeña. Típico cuando algo realmente le gustaba.
El asentó, tan rápido como lo hizo, Jaydlien lo tomo de la mano y corrió con él de nuevo a las escaleras. Esta vez fueron seguidos por Laurent, Trevor, Jane, Joe, Jude, Michael, Lucas y James junto con un par de chicas “agradables de la banda”.
Tan rápido como descendieron, empezaron los gritos eufóricos de las chicas, lo repitieron un par de veces, Jaydlien no se despegó ni un segundo de Nick.
Tan pronto Jaydlien se giró, para arrastrar a Nick de nuevo arriba, una bola de nieva le golpeo la pierna derecha, chillo por el asombro y el frio, (maldijo haber llevado falda ese día), ella miro a Nick confundida.
— ¿Me la has tirado a mí?-tan pronto como pronuncio las palabras que salieron de su boca, otra bola de nieve la golpeo. Apenas tuvo tiempo de cubrir su cara antes de que la golpeara- ¡Oh, esto es la guerra!-grito, agarrando un montón de nieve y lanzándosela.
Tuvieron una enorme pelea de bolas de nieve al pie de la colina. Uno de sus lanzamientos pasó cerca de Nick y golpeo a Frankie quien traía unos esquíes. El niño la miro asombrado, Jaydlien le sonrió y señalo a Nick, intentando aparentar inocencia, mientras su cara ardía, Nick se estaba partiendo de la risa, una risa tan condenadamente masculina y sexy. Frankie comenzó a reírse mientras se sacaba los esquíes y se unía a la lucha de bolas de nieve. Después de eso, toda la banda y otras personas en el lugar se les había unido, corriendo alrededor y tratando de arrojarse nieve unos a otros.
Enseguida se dividieron en dos grupos, chicos contra chicas, lo cual para Jaydlien fue lo bastante justo, considerando que había el doble de chicas que chicos. Arrojaron bolas de nieves a todo el mundo, desde niños hasta gente mayor, pero la atención de Jaydlien estaba centrada en Nick, quién parecía contento solo con golpear fuertemente a los chicos de la banda, denotando quien era el jefe, sin embargo Trevor y Joe le daban pelea. Jaydlien, Jane y Laurent se deslizaron cada una por detrás de sus chicos, dándole golpecitos en el hombro o en cualquier parte de su cuerpo para llamar su atención. Nick se dio vuelta serio, demostrando su molestia por arruinar su pelea, rápidamente su rostro se suavizo al ver a Jaydlien.
— Hey guapo-susurro ella mordiendo el labio tímida, pero Nick la vio malditamente sexy. Los ojos de Nick fueron directo hacia los labios de ella, Jaydlien levanto una ceja y el sonrió antes de inclinarse y apoyar suavemente sus labios en los de ella. Por un minuto casi olvido de lo que estaba intentando hacer porque el beso era tan dulce. Cuándo recobro las compostura, ella le sonrió contra sus labios y lo empujo rápidamente, aplastando el puñado de nieve detrás de su cabeza, Jaydlien se rio incontrolablemente cuando la nieve comenzó a caer detrás de su chaqueta, estar solo con él la hacían una chica más extrovertida, solo Nick Jonas lo conseguía.
Sus amplios ojos eran una mezcla de enojo, acusación y diversión. La mirada de shock que tenía hizo reír fuertemente a los chicos de la banda. Incluyendo a Jaydlien quien apenas podía respirar.
Él se recompuso rápidamente y la agarro, derribándola hacia el suelo con cuidado. Su cuerpo apretaba contra el de ella, mientras la presionaba con su peso. Jaydlien intento escabullirse de debajo de Nick, pero la tenía inmovilizada con facilidad, tomándola por los brazos y sujetándolos por encima de su cabeza. Libero una de sus manos y toco cuidadosamente su ojo morado, limpiando el maquillaje que se estaba deslavando, su cara fue una mezcla de enojo, odio e incompetencia. Ella levanto su cabeza y dejo un camino de besos en su rostro a él le encanto, Sonrió malignamente y agarro un puñado de nieve, todavía apretando hacia abajo sus manos, inclino su cabeza, tirando con los dientes suavemente la lana. Dejando al descubierto su estómago.
— Estoy segura que esto es ilegal Nick, suéltame- chillo sabiendo lo que ocurriría-Mis piernas comienza a entumecerse.
Jaydlien se retorció y rio como una loca mientras la mano de Nick frotaba la nieve fría sobre su estómago.
— Para, para, esta helado, Nick-chillo de nuevo sin aliento.
— Solo con una condición-dijo, dejándole libres las manos e impulsándose para levantarse ya que todavía estaba a horcajadas apretando sus desnudas piernas contra el suelo congelado. Jaydlien podía sentir la humedad empapando su ropa, pero no le importaba, cada vez que estaba cerca de Nick, todo pensamiento lógico desaparecía, ella en todo lo que podía enfocarse era en la expresión de lujuria de su cara mientras miraba sus labios. A el definitivamente le gustaban y a Jaydlien le gustaba que a él le gustara. El cuerpo de ella comenzó a calentarse y su boca se hizo agua, el todavía no le había quitado los ojos o los dedos que reposaban en sus labios de encima. Ella asintió a sus pensamientos y se dejó besar de la forma más salvaje que nunca jamás habría existido. Sus lenguas bailaron un candente tango, Cuando el frio le golpeo las pierna, tuvo razón propio.
Tomando ventaja de la distracción de Nick, se giró hacia el otro lado, tirándolo de encima de ella. Chillo y se levantó de un salto, corriendo tan rápido como si su vida dependiera de ello, hacia sus dos amigas que estaba al otro lado. Pudo oírlo gruñir excitado detrás de ella.
— Auxilio Nick quiere matarme-grito, mientras reía histérica.
Luego de unos veinte minutos, las manos de Jaydlien punzaban por el frio. Ella podía ver a Nick a su hermano y sus amigos agazapados en una guerra infernal con los chicos de la banda al otro lado de la pista. Había cerca de cien bolas de nieve todas listas frente a ellos, esperando para ser lanzadas.
--Oh, no, de verdad ya he tenido suficiente--. Su cuerpo entero estaba temblando de frio, sus ropas estaban mojadas y su largo cabello castaño claro estaba goteando y colgando. Sin mencionar su ojo morado punzante, que ya podía ser visible. ¡Debe parecer extremadamente atractiva!
— Chicos, ya fue suficiente-grito. Ya que apropósito se había quedado escondida en un lugar seguro y agazapado detrás de una de las vallas del lado de la pendiente.
— Vale, de acuerdo, vamos-grito Jude en respuesta. Su voz era divertida pero a la vez desafiante.

— En serio, ya tuve suficiente, tengo frio, creo que me voy a enfermar- se volvió y hecho un vistazo en dirección en donde Nick estaba escondido. Una bola de nieve zumbaba en su dirección. Jaydlien se las arreglo justo a tiempo para mantener la cabeza por detrás de la valla.
Jaydlien chillo como niña pequeña ruidosamente
— Por favor ya basta, enserio estoy sintiendo mal, tengo frio, chicas ayúdenme por favor-grito
— Creo que ahora, maldición James, Jaydlien yo no puedo-dijo Laurent mientras esquivaba una bola de nieve y se escondía tras otra valla.
— Jane!-grito Jay, recibiendo como respuesta un grito y una caída al suelo. Luego risas.
— Joe eres un tarado-dijo mientras reía.
— Quiero irme, por favor, prometo que fue suficiente, Jude-rogo
— ¿Es un truco?
— No, vamos hermanito lo prometo-se comprometió- Estoy saliendo, mi falda esta mojada y mis pierna congeladas-se impulsó fuera, saliendo con las mano arriba en señal de rendición, mientras intentaba mover sus piernas temblorosas. Casi inmediatamente veinte bolas de nieve volaron hacia ella. Grito y salto otra vez a la valla.
— Nick- gimió ahora por su chico malo, si su hermano no la ayudaba optaría por el- ¡No quiero quedarme aquí toda la noche! Nick ¡Tengo mucho frio!-gimió. Ella podía escuchar a Nick hablado con su banda.
— Vale, preciosa, ven conmigo, sal de ahí y nos iremos- grito, sonando genuino. Jaydlien salto de nuevo la valla, nada voló en dirección hacia ella, así que salió lentamente. Jaydlien exhalo un suspiro de alivio cuando no pasó nada mientras caminaba hacia Nick. Él estaba esperando de pie en un lado esperando por Jay junto a la puerta del personal.
Jaydlien estaba a mitad de camino cuando escucho gritar a Michael:
— Duro contra Jaydlien- y allí fue cuando toda la banda dio con todo. No había ningún lugar donde cubrirse. Todo lo que pudo hacer Jaydlien fue poner su espalda y cubrirse la cabeza mientras era cubierta por todas partes con nieve. De repente, unos brazos la envolvieron, volviéndola a un lado. Jaydlien giro su cabeza para ver que Nick la había envuelto alrededor de forma que los misiles le estaban dando a él en vez de a ella. Estaba riéndose lo cual había hecho que su pecho vibrase contra la espalda de ella, mientras presionaba su mejilla en lo alto de mi cabeza, cubriéndola completamente.
— Parara en un minuto, luego huirán corriendo y entonces nosotras correremos para irnos- aseguro todavía riéndose.
— Me engañaste, ¿este era tu plan? ¿Traerme a campo abierto?- Jaydlien lo acuso falsamente, jugando, presionándolo más cerca, adorando la sensación de calidez contra su cuerpo.
— No, les ordene-grito un poco molesto- que pararan, estuvieron de acuerdo, luego todos empezaron a tirarte cuando tú estabas a mitad de camino-replico sacudiendo la cabeza y haciéndoles frente, estaban parando- Deténganse o tendrán graves problemas.
— Contra Nick-grito Lucas y los misiles compactaron en su cuerpo Jaydlien rio, minutos después se detuvieron
— Muy gracioso, chicos-les dijo Nick con mala cara.
Luego de unos segundos tomo la mano de Jaydlien dirigiéndose a la salida
— Los veo afuera chicos-les grito cuando llegaron a la puerta. La empujo primero y cerró la puerta de un golpe cuando pocas bolas de nieve chocaron contra la puerta causando un gran estruendo. Jaydlien estallo en risas.
— Eso fue realmente divertido-admitió, agitando sus manos, tratando de calentarlas.
Nick camino hacia ella y tomo su rostro entre sus manos
— Parece que estás congelada- dijo con ese ardiente acento que Jaydlien adoraba.
— Me siento congelada. Mis dedos están adormecidos al igual que mis pierna-dijo haciendo puchero.
El sonrió tomo una de sus manos que estaba rojas, levantándola hacia sus labios, coloco dos de sus dedos en su boca. Estaba tan caliente que Jay jadeo excitada, cosa de lo que se sorprendió, jamás lo había hecho. Este chico hacia que le entraran ganas incontrolables de lanzarse sobre él y arrancarle la ropa, ¡Maldición!... Sus ojos jamás abandonaron los de ellas, mientras sacaba y se colocaba otros dos. Ella no tenía la menor idea acerca de lo caliente que estaba que coloco su otra mano en su camisa, luego por su estómago, tratando de no mostrarse desesperada a la reacción que le hacia sus duros músculos, y sentirlo. Nick gruño y su cuerpo se puso rígido, duro, sus ojos se ensancharon, mientras su mano calentaba su cuerpo y él le chupaba los dedos. Jaydlien podía sentir su cuerpo caliente, temblando.
Nick saco su mano de su boca.
— ¿Mejor?-le pregunto, su voz era tan ronca y sexy que el cuerpo de Jay inmediatamente comenzó a temblar de nuevo, pero no era por el frio esta vez. Asintió.
— Mis labios están un poco fríos-le dijo burlándose, sonó inocente. Nick sonrió.
— ¿En serio? Los míos también- susurro mientras inclinaba su cabeza y besaba sus labios. Jaydlien inocentemente envolvió sus brazos alrededor de su cuello, tomando con sus manos su cabello mojado, presionando su cuerpo contra el de él. La arrinconó suavemente contra la pared, besándola profundamente. Su beso eran tan hermosos para ella, que casi la hacen perderse en ellos. Ella le sonrió a través de sus labios, le beso en la frente. Sus ojos brillaban de pasión, lujuria ¿amor?... Jaydlien supo que fue muy duro para Nick parar, imaginándose del tipo de chicos que era.
La caballería llego, y todos subieron a sus autos, Nick dejo a la feliz pareja en la casa de Laurent, Frankie dormía en los brazos de Jaydlien, a ella le encantaba verlo acurrucadito, parecía un angelito. James se bajó frente a su casa, guiñándole el ojo descaradamente a Jaydlien.
— U-hum es hora de llevarte a casa antes de que pesques una neumonía-dijo el mientras miraba su retrovisor y se encontraba con la escena más tierna que veía, Jaydlien acariciando dulcemente, honestamente había pasado tiempo desde que Nick se acurrucaba cerca de una chica, las chicas de la banda no estaban dispuestas a esa niñerías, su madre lamentablemente había fallecido, Frankie no tenía una figura femenina en su vida eso a Nick le dolía.
— Mmmm, porque no lo llevamos a él primero-dijo luego de besar su frente y sonreír dulcemente.
— Claro-dijo Nick encantado.

*****

Para ser honestos lo que Jaydlien esperaba encontrarse al conocer la casa de Nick era un lugar pequeño en los barrios bajos de la ciudad, de esos en los que las familias viven humildemente, en cambio, Nick la llevó hasta una hermosa villa privada, cuando la seguridad lo reconoció los dejaron pasar y Nick condujo hasta una hermosa casa, nada simple, ni pequeño tenía que admitir, era casi tan grande como la suya o la de Laurent, era una de esas con cercas de piedras como la de los castillos con un bonito y amplio jardín de rosas. Nick estacionó el Jeep cerca de la puerta del garaje y bajó del auto tomando a su hermanito en sus brazos, Nick le hizo una seña para que bajara, Jaydlien contemplo la casa, el diseño tenía pequeños detalles que la distinguían de las demás, probablemente tenía la boca abierta porque Nick sonrió con curiosidad.
— ¿Sorprendida?- Le preguntó con burla. Jaydlien sonrió apenada, negando.
— No pienses que yo deducía que vivieras en una pocilga, es solo que es muy hermosa.
— No te culparía...-Nick le tomó la mano y caminaron hacia la puerta.

Nick dejó que ella entrara primero a la casa, el subió rápidamente a la habitación de Frankie, le cambio la ropa y lo recostó en su cama cubriéndolo con una manta de Los Vengadores, Jaydlien sonrió al contemplar la delicada decoración de la sala había una enorme lámpara de araña en el techo y los muebles eran de un atractivo color blanco, muebles finos de roble, cortinas de ceda azul, lámparas de temporada y fotografías por todos lados, el buen gusto pegaba gritos en el lugar, el ambiente era acogedor y se respiraba la tranquilidad. Era tan familiar.

— Mi madre se encargó de la decoración.- Dijo Nick con orgullo mientras bajaba de las escaleras
— Vaya! Tu madre tiene un gusto excelente, ¿Es decoradora de interiores?-le sonrió ella dulce
— Fue organizadora de eventos, una magnifica organizadora de eventos- sus ojos brillaron algo tristes
— Ya no, que ha decidido jubilarse para intentar mantenerte al margen?- sonrió, para luego agregar- A mi mama le encantaría conocerla, siempre intenta mantener la casa, a la moda, supongo que a tu mama no le importaría o sí?
— No puede-dijo seco
— Oh- su voz se quebró, ¿Qué fue lo que dijo mal?- Okey
— Jaydlien Ella ya no está... imagínate por que.- Jaydlien agrandó los ojos completamente horrorizada, un dolor se agolpo en su pecho.
— ¿Mu- mu- murió?-tartamudeo ella nostálgica.
— Si, tenía cáncer.
Jaydlien se llevó ambas manos a la boca mientras sus ojos se llenaban de lágrimas al pensar lo horrible que pudo haber sido para él perder a su madre, ciertamente su mama la volvía loca, todos los día, de todo el año, pero ella simplemente no podía siquiera imaginar no tenerla cerca.
— Nick, yo lo siento mucho.- Ella lo alcanzó y lo abrazó con fuerza. Nick se quedó sorprendido durante unos segundos pero luego sonrió y le correspondió el abrazo.
— No lo sientas, ya ha pasado mucho desde que eso sucedió.-sintió que ella gemía llorosa
— ¿Qué paso?-pregunto el en voz baja
— Lo siento es que soy muy sentimental, yo no sé solo-gimió de nuevo- Ya me has visto, soy como María Magdalena, una vez asesine sin querer a una hormiga y llore desconsolada por una semana, bueno tenía seis años, pero-lo abrazo más fuerte-Lo siento tanto.
— Tranquila, está bien-seco sus lágrimas para besarla tiernamente- Ya estoy bien tengo a Frankie y a Kevin.
— Kevin?-dijo curiosa
— Es mi otro hermano menor tiene 15 y-suspiro- Es un dolor en el trasero.
— Como tú?-pregunto divertida
— Oye eso dolió-rio para besarla de nuevo, una y otra vez, todas las que quiso.
— Necesitas una ducha caliente-dijo tomándola de la mano para llevarla a su habitación- No quiero que te enfermes y tu hermano intente matarme, ya me ha amenazado bastante-Jaydlien rio
— No te asustes suele hacerlo-le sonrió al ver su cuarto, todo en su lugar, era realmente masculino y rebelde, y allí le llego un ataque de adrenalina y locura.
— No lo hago-Dijo. Retrocediendo unos pasos asomó su cabeza en el baño. –Hay una barra de jabón y dos toallas.
— No me puedes f-forzar a ducharme- Alzo su barbilla un poco. Luciendo divertida, pero estaba asustada. Ella sólo había accedido a llegar tan lejos porque, una, estaba mojada y no quería enfermarse, y dos, tenía grandes esperanzas deber a Nick sin camisa y no desmayarse, se fuerte, esto no dañara a nadie.
— Eso sonó más como una pregunta que una afirmación- Dijo Nick.
— Entonces contés-s-tala.- Dejó ver su pícara sonrisa, maldita sea él la calentaba.
— Es difícil concentrarse en respuestas cuando tú luces así.- Miro hacia abajo, al suéter de lana de Nick, y a su falda mojada y pegada a sus piernas. Se sonrojo mientras pasaba a su lado y cerraba la puerta del baño entre ellos.
— No me espíes-grito divertida al otro lado de la puerta
— No lo prometo, no sé si podré controlarme-rio
— Eres un pervertido Nick
— Lo sé-dijo orgulloso


Dejando que el agua corriese bien caliente, Jay se deshizo del suéter de Nick y de sus ropas… Luego se metió detrás de la cortina de la ducha, mirando su piel brillar con el calor. Masajeando el jabón por los músculos a lo largo de su cuello y más abajo hacia sus hombros, Jaydlien se dijo que podía manejar el tener que estar en la habitación de Nick. No era una idea de los más inteligente o segura, pero personalmente veía que nada iba a pasar. Además, qué otra opción tenía… ¿cierto? La parte espontánea e imprudente de su cerebro se rió de ella. Jay sabía lo que estaba pensando. Ella antes se había sentido atraída hacia Nick por un misterioso campo de fuerza. Ahora se sentía atraída hacia él por algo enteramente diferente. Algo que involucraba mucha pasión. Y el querer arrancarle la ropa. La conexión esta noche era inevitable. En una escala del uno al diez, aquello la aterrorizaba como en un ocho. Y la excitaba en un nueve. Y eso no era nada bueno.


— Oye-dijo el
— Si-su masculina voz provocaba que sus piernas temblaran.
— Sobre la cama deje algo de ropa, puedes probarte la que quieras, es un poco grande, pero creo que sirva-dijo mientras abandonaba la habitación.
— Bien, gracias Nick-señalo Jaydlien sonando agradecida.
Jaydlien cerró el agua, salió y comenzó a secar su piel. Un vistazo a sus ropas empapadas fue todo lo que necesito para saber que no tenía deseos de volver a ponérselas. Por suerte encontró una secadora que funcionaba con electricidad. Suspiro y coloco su ropa interior, en la secadora, Luego de estar listas se la coloco.
— ¿Nick?-susurro mientras asomaba la cabeza por la puerta, él no estaba. Pero si varios conjuntos de ropa que podría usar.

Tomo unos pants oscuros, aquellos que no le quedaban tan grandes y oculto sus piernas, luego una camisa gris unas tres tallas más grandes que ella, olfateo su olor, impregnando su nariz de menta, jabón y Nick. Un maravilloso y exquisito aroma. Cuando se la puso, vislumbro divertida la camisa sobre ella, parecía un vestido, eso solo podía ocurrir con el metro ochenta y cinco de Nick, pues ella solo media poca más de metro sesenta y cinco, y era bastante delgada. Y pequeña. ¡Lindo!
Pronto escucho un estruendo en la primera planta, ¡Oh genial, Nick se volvió loco! O peor ¡Se convirtió en un hombre lobo! Si, esto no podía ser tan maravilloso. Cuando Jaydlien corrió por el pasillo y se detuvo al comienzo de las escaleras, sosteniéndose de las barandillas e inclinando su cabeza para ver.
— Oye esta todo…-sus ojos se abrieron como platos cuando observo una versión menor de Nick, exactamente igual. Un chico malo, ebrio y golpeado.
— Jaydlien todo está bien podrías regresar a la habitación solo por un segundo. –dijo Nick avergonzado de la situación, ella negó dando tumbos escaleras abajo.
— Te sientes bien?-le pregunto ella al chico, ignorando a Nick.
— U-hum-Jaydlien sintió su aroma de ron, con Vodca- Tú quién eres? El nuevo pasatiempo de Nick?-rio el chico, Nick lo golpeo por las costillas él se quejó.
— No, soy una amiga, creo, deberías dormir, tu vértigo cederá y el dolor no sería tan intenso. Tienes aspirinas?-ella se dirigió a Nick seria
— Si, están arriba-dijo trotando escaleras arriba.
— Como sabes que tengo vértigo? Mmmm ya sé por qué y bueno si no eres nada de mi hermano podrías no se-beso su cuello y coloco sus manos en la cintura de Jaydlien-Jugar un rato-gimió pasional mientras ella quería vomitar.
— Aléjate de mí-dijo con una grito ahorcado, Nick la escucho.
— Disculpa-la acorralo, esto no es bueno.
— No me toques-gimió mientras retrocedía.
— Ya déjala en paz Kevin, no hagas que te golpee-le advirtió Nick mientras lo sostenía
— Por supuesto todas las chicas son tuyas, todo es tuyo, te crees el rey del mundo, mama siempre te prefirió a ti, y mírate eres una mierda, la señorita ya sabes la clase de persona que eres, definitivamente debe saberlo, no se arriesgaría a estar con una basura como tú-Jaydlien se asombró de sus palabras ¿Nick era tan malo? ¡Demonios!-Oh genial no lo sabe, pero aún es tiempo de que se lo digas, cariño este- Sin previo aviso Nick se lanzó contra su hermano, cayendo al suelo envueltos en un ruido sordo ¡Joder! ¿Si Frankie los veía? No era una linda imagen para un niño de 6 años. Jaydlien grito.
— Nick aléjate de él- dijo ella tomándolo del brazo, intentando tirarlo hacia atrás, intentando no recordar aquella noche, donde Nick utilizo la cara de Dante como saco de boxeo, lo cual era imposible, puesto que Jaydlien no podía empujar del campo a un semi camión. Luego ella lo rodeo con sus brazos y susurro en su oído con voz quebrada- Detente, ya, no pasa nada, todo está bien, si, es solo un niño con una boca demasiado grande. –Nick se relajó y se levantó, mirando a Kevin ¡Joder! él había intentado de una y mil formas apartar a Kevin de todo eso, de no ser un idiota como él de ser mucho mejor, pero por lo visto su hermano era un cabeza hueca.
— Levántate si no quieres que patee tu trasero hasta tu habitación-le advirtió Nick a un rezagado y ebrio Kevin. El intento a tropezones ponerse de pie.
— Nick-lo regaño Jaydlien
— Qué?-pregunto él en tono alto y cabreado.
— Podrías…
— No-respondió seco mientras colocaba el brazo de su hermano sobre su hombro.
— Lindo, que duermas bien Kevin-murmuro Jaydlien, el chico le contesto con una sonrisa divertida. La arrogancia se comparte.
— Hablaremos de esto mañana, estas en graves problemas Kevin, eso júralo-dijo, su voz sonó tan oscura y fría que Jaydlien se asustó, de nuevo.
— ¡qué mierda!- Jaydlien rió cuando vio la cara de Nick, quería estrangular a su hermano pero lo dejó pasar, ya había aterrorizado a su bailarina mucho por esta noche.

Cuando Jaydlien escucho los pasos de Nick venir su corazón latió tan rápido que tuvo miedo que se saliera de su pecho, viera lo que viera, Jaydlien estaba locamente enamorada, de este homicida con Doctorado. ¡Imposible!
— Lamento mucho eso, yo no sé-Jaydlien lo interrumpió sonriente
— Tranquilo, tengo un hermano mayor en casa, que hace que me den ataques de pánico cuando desaparece, estoy acostumbrada-dijo divertida
— U-hum-sonrió pícaramente, demonios no podía ser menos tentador.- Te ves bastante bien con mi ropa-el rostro de Jaydlien ardió. Nick rio y se sentó junto a ella en el sofá blanco.
— No te emociones si-dijo como un completo patán
— Estúpido-rio mientras su rubor desaparecía.
— Así que soy un estúpido?-dijo el divertido mientras única sus cejas, Jaydlien rio. El subió las piernas de ella sobre su regazo, ella no se negó, le encanto.
— Si-acento como niña pequeña mientras estallaba en risas
— Te burlas de mí?-dijo con el ceño fruncido, mientras el cólera invadía sus ojos, a ella no le importó, rio más fuerte.
— Si- dice ampliamente sin temores ni ataduras, Nick pone sus dedos en su mejilla, y luego traza un camino suave hacia sus labios. Jaydlien pude sentir su aliento caliente en su cara, cerró los ojos y sólo se centro en tratar de saborear el momento. Nick hacía algo muy malo en ella, algo realmente malo, su chica mala salió a relucir, no sabía lo que hacía pero si sabía que sentía. Estaba. caliente. Muy caliente. Jaydlien lo beso lentamente, la boca de Nick rozo su garganta y de pronto ella sintió un toque de su lengua, causando que su corazón latiera contra sus costillas. Justo entonces ella se dio cuenta que quería estar lo más cerca posible de él, Nunca querría que se fuera, que la dejara, él había sido el primero en todos sus aspectos, sabia positivamente que solo lo había conocido por un par de meses, pero estaba completamente enamorada de él. Fuera quien fuera.

Ella se arrastró sobre él, sentándose con una pierna a cada lado de su regazo. Deslizo sus manos por arriba de su pecho, agarrándolo por el cuello y empujándolo hacia ella, los brazos de Nick abrazaron su cintura, encerrándola contra él, ella se acurruco más profundamente. Sin previo aviso él se burla de su boca abierta con unas pocas caricias eróticas de su lengua. Jaydlien no supo donde aprendió a besar así, pero es difícil para ella no gemir en su boca.
Atrapando ese momento, deslizo sus manos por debajo de su camiseta mojada, pensando únicamente en como amaba la sensación de calor de su cuerpo extendiéndose por sus manos.

Jaydlien podía escuchar a Nick respirando forzosamente justo frente de ella, y honestamente ella hacia lo mismo, por primera vez en su vida, sentirse tocada por un chico no la hacía sentir incomoda, se sentía genial y caliente. Pero ahora estaba perdiendo completamente su cordura y si lo hacía había muchas consecuencias implicadas.
-Deberías ducharte- Dijo mientras intentaba tranquilizar los latidos de su corazón-Ahora.-
— ¿Huelo así de mal?- se quejó el con una mirada realmente ardiente, ella negó, volcándose a su lado.
— Eso fue realmente raro-dijo inocente
— ¿Cómo? ¿Así de mal estuvo? ¿He sido el peor?-dijo dolido
— Honestamente- lo miro sintiendo transparente- Has sido el mejor, lo del beso que dije antes fue verdad-sonrió tímida
— Lo siento entonces, no debí-ella negó nuevamente
— No lo repitas de nuevo, ha sido asombroso.
— Espectacular-dijo levantándose, Jaydlien escucho el sonido de la tela húmeda deslizándose como una goma sobre su piel. Sintiendo de inmediato un hormigueo por todo su cuerpo- Estoy de suerte- Su camiseta fue lanzada sobre su hombro, su esculpido pecho salió a la luz, junto con algunos tatuajes, era lo más sexy que Jaydlien había visto en su vida, él lo era, cuando se dio la vuelta para irse, mas tatuajes, ella se incrusto en uno, Halcones, su banda.
— Esto es realmente incómodo- Le dijo al sentir sus mejillas arder.
Jaydlien podía sentirlo sonreír.

1-Ella no podía imaginar una vida sin sus padres
2-Nick detrás de su barrera de hombría y chico malo, era realmente encantador y una gran persona
3- Cuidar de dos hermano pequeños debe ser realmente difícil. Lo entendía. Sobre todo en la parte de que también tenía que hacerse cargo de una banda.
4- Nick Jonas no era el chico de relaciones serias y de llamar periódicamente.
En conclusión era del chico del cual debía mantenerse alejada, por todo lo que había luchado, debía hacerlo, quisiera o no, aunque, sus sentimiento eran demasiados fuertes, pero enamorada o no, no sería plato de segunda mesa, ni otra más de sus putas baratas. Si no la valoraba ella se iría, para siempre.
Para cuando sus pensamiento regresan Nick ya estaba escaleras abajo con tan solo un pants y su musculoso pecho no dejaba nada a imaginación ¡Demonios!.

— Debes de tener hambre.- pregunta serio.
— No. Sí. Digo, sí, pero…”- De repente, él estaba en la cocina. Ella lo siguió atenta
— Te gusta la comida mexicana?”- Preguntó.
— Yo… Claro- dijo intentando no sonar nerviosa
— ¿Tacos?-
— ¿Tacos?-Repitió. Esto pareció divertirlo.
— Tomates, lechuga, queso.”-
— Sé lo que es un taco-coloco sus manos en su cintura-Pero podrías, cambiar lechuga por carne- menciono- Soy anti-vegetariana, en verdad creo que las que comen pasto son las vacas- Nick soltó una carcajada, para dirigirse hasta el fregadero y abrió el grifo mientras frotaba jabón hasta la mitad de sus brazos
— Me encantan las chicas como tú- dijo sonriéndole como un pervertido, ella rodo los ojos.
Nick fue a la despensa, buscó en la nevera, sacó productos de aquí y allá (salsa, queso, carne y tomate) y luego buscó en las gavetas hasta encontrar un cuchillo. Jaydlien sospecho que estaba a mitad de camino de entrar en pánico por la imagen de Nick sosteniendo un cuchillo, cuando algo más capturó su atención.

Se adelantó dos pasos y miro a su reflejo en uno de los sartenes que colgaban en el estante de ollas. ¡Su pelo! Parecía como si hubiera habido una explosión en su cabeza. Jaydlien tapo su boca con una mano. Nick sonrió.
— ¿Los reflejos platinados de tu cabello son naturales? – Ella se le quedo mirando.
— No tengo reflejos platinados
— Odio ser el que te de la noticia, pero tienes mechones de otro color en tu cabello castaño y juro que son platinados.
— Es castaño claro – Está bien, tal vez ella tenía una pequeñísima cantidad más infinitesimal de mechones platinados en su cabello. De todas formas, seguía siendo blanca, no güera, blanca. - Es la luz- Dijo.
— Sí, quizá sean las bombillas.- Su sonrisa llegó a ambos lados de su cara y un hoyuelo apareció.
— Están defectuosos deberías cambiarlos-dijo mientras pasaba quisquillosamente sus manos por su cabello, para desenredarlo.

Luego de que su cabello estuvo en su lugar, se puso a pensar, de lo que su mama le haría si no llegaba a las 10:30pm a su casa, no quería sonar como una bebe y decirle que tenía toque de queda.
— Me siento algo mareada- Dijo. -Creo que fue por descender tan rápido en ese frotador- El paró de cortar con el cuchillo y la miró.
— Debes ser porque tienes hambre, casi termino- Ella Notó que él había cambiado el cuchillo por una más grande y afilado. Como si él tuviera una ventana a sus pensamientos, sostuve el cuchillo en alto y lo examinó. La hoja brillaba bajo la luz. Su estómago se contrajo.
— Baja el cuchillo- Le ordenó con calma. Nick dejó de mirar al cuchillo, la miró y luego volvió a mirar al cuchillo. Luego de un minuto, lo bajó frente a él.
— No te voy a lastimar, Jaydlien, ya te dije que eres importante para mí, no lastimo a quien me importa
— Eso es… tranquilizador”- Logro decir, pero su garganta estaba tensa y seca. Él hizo girar el cuchillo, con el mango señalando hacia mí.
— Ven aquí. Te voy a enseñar cómo hacer tacos. – Jaydlien No se movió. Había una chispa en sus ojos que le hacía pensar que debería estar asustada… y lo estaba. Pero ese miedo era igualmente atractivo. Había algo extremadamente inquietante al estar cerca de él. En su presencia, ella no podía confiar en sí misma.
— ¿Qué tal… un trato?- Su rostro estaba bajo, ensombrecido, y la observó tras sus pestañas. El efecto fue una impresión de honradez. -Ayúdame a hacer tacos y contestaré algunas de tus preguntas.
— ¿Mis preguntas?-
— Creo que sabes a qué me refiero.- Ella sabía exactamente a qué se refería. Le estaba dando la oportunidad de saber un poco sobre su mundo privado. Sin decir palabra, ella se movió al lado de él. El deslizó el picador hasta colocarlo en frente de ella.
— Primero- Dijo él, parándose detrás de ella y poniendo sus manos sobre la encimera, justo al lado de las de Jay - escoge un tomate.-Él agachó su cabeza para que su boca estuviera en el oído de Jaydlien. Su aliento era tibio y hacía cosquillas en su piel. -Bien. Ahora, agarra el cuchillo.
— ¿El chef siempre tiene que estar así de cerca?- Pregunto sin estar segura si le gustaba o le asustaba el revoloteo que su cercanía causaba dentro de ella.
— Cuando él está revelando secretos culinarios, sí. Agarra el cuchillo bien
— Eso hago.-
— Bien.- Alejándose, él la miró cuidadosamente, como inspeccionando cualquier imperfección. Sus ojos la recorrieron de arriba abajo y de aquí a allá. Por un desconcertante momento, ella pensó ver una secreta sonrisa aprobatoria.
— El cocinar es algo que no se aprende- Dijo. -Es innato. Es algo que tienes o no. Como la química. ¿Crees que estas lista para química?”- Ella presiono el cuchillo hasta atravesar el tomate, el cual se dividió en dos y cada mitad rodó sutilmente en la tabla de picar.
— Tú dime. ¿Estoy lista para química?- Nick hizo un sonido profundo el cual no pudo descifrar y luego sonrió.
Luego de cenar, Nick llevó sus platos al fregadero.
— Yo los limpio y tú los secas- dijo ella, Nick rebusco en las gavetas al lado del fregadero, él encontró una toalla y la lanzó juguetonamente hacia Jaydlien
— Estoy lista para hacerte esas preguntas- Dijo. -Comenzando con la noche en la que me viste en tu bar, que pensaste de mí, ¿Querías matarme por lo que dije?

Nick estaba recostado despreocupadamente contra la encimera. Su oscuro cabello un poco al estilo militar relucía. Una sonrisa tiraba de sus labios. Los pensamientos de Jay se disolvieron y así como así, un nuevo pensamiento rompió la superficie de su mente. Quería besarlo. Ahora mismo.

— Nick arqueó sus cejas. –En realidad quieres saberlo?- ella realmente no lo quería saber
— Eh, no, nada. Nada de nada. Tu limpias, yo seco.”
¿Qué pasó para que tratara a Nick como tu peor vicio? Se preguntó. ¿Qué pasó para que ignorara lo malo y me quedara con lo bueno? No les tomó mucho tiempo en terminar de fregar los platos, y cuando lo hicieron, se encontraron apretujados en el espacio al lado del fregadero.
Nick se movió para quitarle la toalla y sus cuerpos se tocaron. Ninguno de los dos se movió, manteniendo el frágil enlace que los mantenía unidos. Ella se alejó primero.
— ¿Asustada? - Murmuró él.
— No, yo por favor de ti…Jonas. –rio nerviosa
— Mentirosa.- Su pulso se aceleró.
— Tú no me asustas
— ¿No?- Ella Habló sin pensar.
— Tal vez solo me asusta…- Se maldijo por apenas comenzar la oración. ¿Ahora qué se supone que dijera? No iba a admitirle a Nick que todo sobre él le asustaba. Eso le daría permiso para provocarla más.
— Quizá tenga miedo a… a…
— ¿Qué yo te guste?”- Aliviada por no tener que terminar su propia oración, automáticamente respondió
— Sí, en realidad no, es más a que me enamore de ti - y se dio cuenta muy tarde de lo que había confesado.
— ¡Digo, no! Definitivamente no. ¡Eso no era lo que estaba intentando decir!-Nick rió suavemente. -La verdad es que parte de mi definitivamente no está cómoda contigo alrededor”- Dijo.
— ¿Pero? – Ella se aferró a la encimera tras de sí.
— Pero al mismo tiempo, siento una aterradora atracción hacia ti.-Nick sonrió. -Que creído eres- Dijo ella empujándolo con su mano.
Él atrapó su mano contra su pecho. Así de rápido, hizo lo mismo con la otra mano y las sostuvo bien dejando sus manos capturadas y su boca abierta en protesta. La jaló hasta tenerla cerca y no se detuvo hasta que Jaydlien estuvo directamente en frente de él. De repente, él la levantó y la sentó en la encimera. Su cara estaba al mismo nivel que la suya y ella se petrificó con una sonrisa oscura y tentadora.

Fue entonces cuando se dio cuenta que desde hace días, este momento había estado danzando los límites de sus fantasías. Ella se movió hasta el borde de la encimera y sus piernas colgaban a los lados de él. Algo dentro de ella le decía que se detuviera, pero rechazo la voz hacia los confines de su mente. Él puso sus manos en la encimera, justo al lado de sus caderas y se acercó inclinando su cabeza hacia un lado. Su olor, el cual era como de tierra mojada, me sobrecogió. Inhalo dos veces. ---No. Esto no estaba bien. Esto no. Con Nick no. Él era aterrador y un posible asesino-- Bueno De una manera buena, sí. Pero también de una manera negativa. Una muy negativa.
— Debería irme- Susurro Jaydlien -Definitivamente debería irme.”-
— ¿Ir aquí? - Su boca estaba en su hombro. -¿O aquí? - Se movió hasta su cuello. El cerebro de Jaydlien no podía procesar ni un pensamiento lógico. La boca de Nick estaba moviéndose hacia el norte, hasta su mandíbula, probando suavemente su piel…
— Mis piernas se están durmiendo- Soltó, intentando de recordar que tenía obligatoriamente que alejarse de Nick. . No era del todo una mentira.
Jaydlien estaba experimentando una sensación de hormigueo por todo su cuerpo, las piernas incluidas.

— Yo podría resolver eso. - Las manos de Nick se cerraron sobre sus caderas.
De repente su teléfono sonó, salto al escucharlo y lo saco fuera de su bolsillo.
— Hola, cariño- la mamá de Jaydlien dijo alegremente. – Donde estás? Jude ya ha llegado a casa y no quiere decirme donde estas, estas con Laurent o con Jane o ambas-rio
— Algo así, mañana no hay clases
— Me lo dices para que puedas llegar un poco más tarde, bien sobre las doce y qué haces?
— ¿Te puedo llamar después? –
— Seguro. ¿Qué pasa algo?
— Nada – Cerró el celular.
— Tienes que irte?- pregunto Nick un poco desolado-Ahora?
— Si gracias por la ropa y la cena-
— Hay una fiesta, de la banda con otras- explico-Me gustaría que fueses
— Lo pensare- Nick guardó en su bolsillo un pedazo de papel y su contacto envió una sensación de calor abajo en sus piernas.
— Aquí está la dirección. Un segundo más tarde un fiero sonrojo se abrió camino hasta su cara. No había nada malo con el fuego… siempre y cuando no te le acercaras demasiado. Algo que Jaydlien debe tener en mente. Pero su pensamiento lógico prontamente desapareció cuando sus labios se movían rítmicamente sobre los de Nick, eso no era bueno si quería olvidarlo y alejarlo de su vida.

******

En el camino de regreso estaba lloviendo fuertemente, Jaydlien tuvo que persuadir a su mamá la segunda vez que la llamo, pero no le había dicho con quién estaba. Y bien para ser honesta Nick no era el tipo de chico por el que las madres sonreirían. Él era la clase de chico que las haría cambiar de casa, o de ciudad, conociendo a su mama, tal vez de país.
Cuando se detuvieron Jaydlien quiso salir corriendo del auto para que su mama no le diera esa miradas inquisidoras, sobre todo por Nick, quien no era el modelo de chico que ella siempre soñó para su princesita.
— Gracias por todo, adiós-dijo mientras abría la puerta del auto
— Espera, a te llamare-dijo
— Okey, adiós
— Jaydlien-llamo ella sabía lo que él quería, se volvió y lo beso descaradamente, cuando termino Jaydlien lo miro divertida- Para que me recuerdes…esta noche-dijo con su voz sexy, el gruño excitado dándole un beso rápido, de la nada la madre de Jaydlien la llamó de pie en la intemperie con las puertas abiertas. Para su horror salió y se dirigió hacia el jeep.
— Mierda, enserio debo irme, mama está loca, no quiero que lo arruine, adiós-lo beso de nuevo para saltar a la calle
— Con quien estas, es un chico, puedo conocerlo?-dijo emocionada, la cara de Jaydlien se llenó de horror.
— No-dio un grito-Tiene que irse, también tiene toque de queda debe ir a la escuela mañana.
— Pero dijiste que no tenías clase mañana, cariño
— Él no va a nuestra escuela.-Jaydlien golpeo el Jeep para que se fuera, el arranco.
— Están saliendo?-pregunto mientras veía al Jeep desaparecer en la bruma.
— No, solo somos amigos, vamos adentro sí.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 18:48

Gracias a todas por sus comentarios.... y por favor si van a decir me gusto la parte de Nick... especifiquen q parte así me rió con ustedes, ya que son muchas. Enserio gracias a todas, por leerla....
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 19:56


Capítulo 14…

Solo una cosa era capaz de ahogar todo lo que tenía en su mente, y por suerte para ella, el estudio de baile se encontraba vacío cuando llego junto con Laurent. Era el mismo lugar en el que había aprendido a bailar. Paso de ser una niña de dar vueltas en su tutu a una bailarina competente con su vista puestas en Juilliard, todo gracias a la ética profesional que había aprendido de su padre y la gracia que su ama juraba que la obtuvo de su lado de la familia y la paciencia de su hermano Jude.
Desde que el baile la ayudo a encontrar la luz en la oscuridad, ella se quedó trabajando a través del dolor y pronto se dio cuenta de que el baile no solo simulaba el dolor, también lo sonaba. El baile la salvo en formas que ni sus padres, ni sus amigos, ni los doctores, ni ella misma pudieron. Por ello el baile para Jaydlien se convirtió en el cielo.

Laurent metió su cabeza en la oficina, la encontró oscura y vacía como el resto del estudio, mientras Jaydlien arrojaba sus cosas en el suelo del estudio. Trabajar sus dedos, pies, piernas y mente hasta que estuvieran heridos era exactamente lo que necesitaba, estaba echa un lio, sus mejores amigos en una banda, su hermano al cual no veía en mucho tiempo en una banda, su padre el cual casi nunca ve y por ultimo su alocado enamoramiento por el idiota jefe de la banda, Nick Jonas. Esto debe ser una broma, cuando dijo último año inolvidable, no se imaginó para nada esto.
Jaydlien se hizo un moño en su cabello, con sus cortos shorts azules y la ancha camiseta rosa palo que usaba sobre una de tirantes, ato sus zapatillas de punta, puso a Tchaikovski en el equipo de sonido, subió el volumen, tan fuerte para que no la hiciera escuchar sus pensamientos de Nick. Y realizo un Grand jete antes de que la primera nota hiciera vibrar los vidrios en el estudio, por regla general se supone que los bailarines siempre caliente antes de hacer que la pista de baile se prenda en llamas, pero desde que despertó a las seis de la mañana con Nick en sus pensamientos y en su corazón, no solo había entrado en calor, se había sobre calentado.


Laurent la acompañaba, moviendo su cuerpo de distinta manera, intentando imitar los pasos de Jaydlien, lo cual no lo hacía tan mal, porque fue en este mismo estudio de ballet donde la conoció, con tan solo 6 años. Bailaron hasta que el sol alcanzo su mayor punto en el cielo. Bailaron hasta que el mismo CD sonó por segunda vez consecutiva. Bailaron hasta que ya se habían tomado tres y medios litros de agua, al parecer Laurent estaba igual de confundida y con los pensamientos revueltos como Jay. Pero no les importo que tanto habían bailado, o que tan cansadas estaban o que tan intensamente Jaydlien se encontraba en perfeccionar cada uno de sus movimientos, nunca dejo de pensar en Nick. Laurent tampoco dejo de pensar en Trevor. Todo estaba realmente mal.

El salón quedo en silencio cuando por cuarta vez mientras el final del Lago de los Cisnes de Tchaikovski llegaba a su fin. Ellas se encontraban empapadas, sin aliento y con un dolor desde el cuello hasta los dedos de los pies, fue un buen día de baile, un buen día para dejar de pensar.
Laurent alcanzando su último litro de agua, Jaydlien recostada en el suelo mientras intentaba recuperar su aliento, un grito emocionado resonó a través del salón, sabían que era Jane.
— Oh Dios mío, se ven asquerosas-dijo mientras los ojos de cada uno se posaban en ella, aun traía su quimono de karate.
— Tú no te ves mucho mejor-rebatió Laurent sentándose a un lado de Jaydlien
— Nos preguntábamos cuanto tiempo te llevaría encontrarnos- dijo Jaydlien mientras se incorporaba para sentarse y estiraba las piernas.
— Solo el tiempo en el que me llevo caminar de la academia de karate hasta la casa de Laurent y de allí hasta aquí, técnicamente llegue en autobús.-respondió mientras se incorporaba con las chicas.-
— Hemos estado aquí durante unas buenas cinco horas-Laurent tomo un largo sorbo de agua antes de tenderle el envase a Jaydlien.
— U-hum he estado aquí durante no se veinte minutos-dijo, señalando detrás, donde la oficina aún seguía vacía- No quise interrumpirlas, así que solo las espié por algunos minutos-sonrió tomando el envase de las manos de Jaydlien.
— Ah-musito Jaydlien doblándose a través de sus piernas para estirar los musculo que se encontraban a punto de romperse- Así que ahora eres espía-murmuro para reírse.
— Eso ha sido la cosa más preciosa que he visto-miro a Jaydlien- Mierda Jay no sabía que eras tan súper mega talentosa, vas a ser la estrella de una enorme producción de ballet, tu nombre estará iluminado por brillantes luces de Neón, La espectacular Jaydlien Adams en el Lago de Los cisnes- dijo enfatizando, “La espectacular Jaydlien Adams en el Lago de Los cisnes” con un movimiento eufórico de sus manos.
— Hace que eso suene como una mierda-dijo Jaydlien cohibida.
— Oye Jane yo también sigo aquí-menciono Laurent dolida
— Lo siento cariño, tu serás una bailarina de Break Dance profesional, de esas a las cuales los millonarios pagan un millón de dólares solo por verla sonreír. Y tu Jaydlien como que una mierda, tu mirada no está fija en Juilliard- siseo Jane
— No lo sé ahora todo es confuso, quiero decir-suspiro-Ni siquiera sé lo que quiero decir, no tengo la menor idea de lo que quiero hacer con mi vida, me gusta el ballet, la medicina, la química y la física. Pero no puedo estudiar para todo eso.
— Ya verás cómo al final del año, sabrás que es lo que te hace verdaderamente feliz-sonrió Laurent.
— iremos a la fiesta?-estalló Jane. Jaydlien y Laurent la miraron con los ojos muy abiertos, ¿Cómo pudieron olvidarlo? Seguramente fue porque intentaban mantener a sus chicos malos fuera de su cerebro.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:01

****
Nick se desplomo en la cama sabiendo que la oscuridad de su habitación lo consumiría, estar allí lo hacía sentir en el cielo, para él en ese momento no había nada mejor, que una pila de almohadas bajo su trasero. El silencio de la tarde lo invadió todo y dejó vía libre a sus pensamientos.
Su nombre retumbaba en su cabeza como si alguien se lo estuviera susurrando al oído una y otra vez. Cerró los ojos, desesperado, pero entonces vio su imagen. Parecía dibujarse entre la bruma.
Tan delicada y atractiva. Tan pálida y sensual. Nick deseo tenerla delante de él. No dejaría que hablara, únicamente le pediría que lo dejara observarla hasta que lo venciera el sueño. Y cuando despertara…
¡¿Pero qué estoy pensando?! ¿Eres estúpido o qué? Es una chiquilla rica, ella nunca se enamorara de ti, soy una maldita basura, nada bueno para ella!. Se reprochó.
No podía permitirse caer, no con ella. No podía… enamorarse.
Suspiro vencido por el sueño. Le quedaba poco tiempo de conciencia. Pronto su mente sería la dueña de todo su ser y ahí no tendría nada que hacer. Así que se dejó llevar, convencido de que Jaydlien sería la protagonista de sus sueños. Cuando cerro sus ojos por el cansancio del día. La vio, tan bella e inocente como siempre, tan preciosa y sutil, que deseo con tantas fuerzas que ella fuera suya, para siempre.
Vio sus delgados y carnosos labios rosas, Su menudo cuerpo y escucho su melodiosa voz. Ella era perfecta, reviviendo cada imagen de la noche anterior.
++Flash Back ++

— Estúpido-rio mientras su rubor desaparecía.
— Así que soy un estúpido?-dije divertido mientras única mis cejas, Jaydlien rio. Subí sus menudas y candentes piernas sobre mi regazo, ella no se negó.
— Si-acento como niña pequeña mientras estallaba en risas
— Te burlas de mí?-pregunte con el ceño fruncido, mientras intentaba verme enojada, no lo estaba , a ella no le importó, rio más fuerte.
— Si- dice ampliamente sin temores ni ataduras, puse mis dedos en su mejilla, y luego trace un camino suave hacia sus labios. Jaydlien pudo sentir mi aliento caliente en su cara, cerró los ojos y sólo se centró en tratar de saborear el momento. Ella no sabía lo que hacía. Estaba caliente. Muy caliente. Jaydlien me beso lentamente, mi boca rozo su garganta y de pronto ella sintió el toque de mi lengua, pude sentir su corazón latir tan fuerte que me regodeé. Justo en ese instante vi que ella quería estar lo más cerca posible de mí, Nunca querría que se fuera, que me dejara, ella ha sido la primera en todos sus aspectos, sabía positivamente que solo la había conocido por un par de meses, pero estaba completamente enamorado de ella. Fuera quien fuera.

Ella se arrastró sobre mí, sentándose con una pierna a cada lado de mi regazo. Deslizo sus manos por arriba de mi pecho, tomándome por el cuello y empujándome hacia ella, mis brazos abrazaron su cintura, encerrándola contra mí, ella se acurruco más profundamente. Me burle de su boca abierta con unas pocas caricias eróticas de mi lengua. Sé que fue difícil para ella no gemir en mi boca.
Atrapando ese momento, ella deslizo sus manos por debajo de mi camisa mojada, yo estaba pensando únicamente en como amaba la sensación de calor de su cuerpo.

Estuve respirando forzosamente justo frente de ella, y honestamente ella hacia lo mismo. Tenía que detenerme, no quería asustarla, no quería que pensara que solo la quería para acostarme con ella, nada de eso.

++Fin de Flash Back++
++Comienzo de Fantasía++

Estoy a punto de ver su menudo cuerpo, sus labios son cálidos, su piel es suave, jamás había tocado una piel tan suave, mis manos se deslizan por su vientre, alzo lentamente su camisa puedo observar su ombligo, beso su vientre, ella se estremece, es hermosa, ella lo sabe, mi corazón late tan rápido, necesito hacerla mía. Cuando mis labios tocan los suyos lo más mínimo, un tranquilo gemido escapa de su boca. Su corazón late rápido contra la palma de mi mano. El dulce sonido de nuestros labios separándose y uniéndose de nuevo está derritiendo mis entrañas. Está permitiéndome tener el control, manteniendo sus manos a los lados, pero cada vez que aflojo mis labios para separarlos unos segundos más tarde, comienza a respirar con más fuerza.
— Déjame probarte–, susurra.

La próxima vez me voy a mojar la cabeza, le beso suavemente un par de veces, entonces reúno el valor suficiente para abrir la boca y profundizar el beso. Obtengo un aumento de energía cuando nuestras lenguas se encuentran por primera vez, húmedas y resbaladizas y, oh, quiero más. Acuna mi cara entre sus manos y me obliga a mirarle a sus ojos claros, sexys llenos de pasión y deseo.
— Estás jugando un juego peligroso, chica.
— Lo sé. Pero confío en ti.
Sus palabras resuenan en mi cabeza. “Confío en ti”. Es la primera chica que alguna vez me ha dicho eso. Incluso Miley me dijo que tenía que ganarme su confianza cuando nos conocimos, porque ella pensaba que yo era un jugador. Y aquí está Jaydlien, una chica que sabe que nunca voy a ser su caballero de brillante armadura, regalándome su confianza sin vacilar. Me monta a horcajadas, con sus labios húmedos de nuestros besos. Es una locura que piense que voy a hacer lo correcto. Mis manos están todavía sosteniendo su cara. Respeto demasiado a esta chica como para ser deshonesto
— No confíes en mí.
Un rubor de color rosa sube por sus mejillas
— lo hago.
Ella sacude su pelo. Cae en una cortina sobre sus hombros, los extremos aterrizan justo por encima de sus pechos. Nunca he visto nada más sexy en mi vida, y ella ni siquiera está desnuda todavía. ¿Todavía? ¿En qué estoy pensando? No voy a desnudarla. Quiero hacerlo. Demonios, me encantaría deshacerme de las capas y estudiar las curvas de su cuerpo con mis ojos y manos. Mi cuerpo dice ¡A por ello! Tú quieres. Ella quiere. ¿Cuál es el problema?
El problema es que ella confía en mí.
Cierro los ojos y los aprieto. ¿Qué puedo decir para probar que soy el chico malo que ella conoce? Es estúpida por confiar en mí. Voy a tomar ventaja de ella en cada oportunidad que pueda, pero ¿cómo puedo demostrárselo a ella?
Saber que estoy listo para llevar esto al siguiente nivel podría asustarla. Me acerco y me apodero de su trasero.
El problema es que ella comienza a moverse conmigo. Maldita sea. Esto no es bueno. Definitivamente tiene poder sobre mí. Había prosperado en el control, pero ahora lo he perdido totalmente.
La tiro hacia mí y presiono su cuerpo contra el mío, mis manos suben y bajan por su espalda. Nuestra fuerte respiración está llenando la sala..

— Tienes que parar antes de que esto se nos vaya de las manos, porque yo no lo haré. –Estoy ignorando el hecho de que ya se nos ha ido de las manos y ella no parece en lo más mínimo lista para parar.
Ella se aquieta y presiona su mejilla a la mía.
— No sé hacer esto–, susurra en mi oído como si fuera un secreto que sólo va a compartir conmigo. ¡Oh, demonios! Inclino mi cabeza hacia atrás en el sofá y le digo la verdad.
— No estás actuando como tal.
— Eso es porque eres tú, Nick. Solo tú haces que sea así.

Cambio de poder. No debería haber dicho eso. Ahora sé que tengo el control, si no físicamente, al menos mentalmente. Darme de nuevo el control no es sabio por su parte. Estoy llevando a esta chica a la zona de peligro, pero ahí es donde estoy acostumbrado a pasar la mayor parte de mi vida. Mis manos se mueven por su cintura.
— Quítate la camisa, chica.

Sus manos van a la parte inferior de la camisa. La anticipación de ver lo que se esconde debajo, me hace contener la respiración. La miro a la cara, sus ojos están llenos de incertidumbre y algo más que me niego a reconocer.
En un movimiento rápido, mi corazón late rápidamente, veré su cuerpo y me imagino que es para matar o morir. O las dos cosas.
Su camisa es lanzada, la bruma tapa todos los lugares privados, poco a poco se diluye.
++++Fin de la imaginación+++

Los sueños de Nick se detienen cuando su insistente teléfono hace estruendo, su ceño fruncido y respiración agitada, lo hacen darse cuenta, cuan loco lo pone esa chica. Se reincorpora en su cama intentando controlar su respiración agitada. Tomó el teléfono y contestó malhumorado, ¿Quién se atreve a interrumpir tan glorioso momento?

— Espero que alguien este muriendo, Trevor-Ladro en tono seco, la risa burlona de Trevor le contestó.
— Mal momento no?-rio-Dijiste que descansarías un poco, no toda la tarde, te fuiste de aquí a las 2:00pm ya son las 6:00pm, fue un buen sueño?, Soñaste con Jaydlien, que hacían?
— ¿Qué pasa Trevor? No soñé nada- Al otro lado se escuchaba música de fondo y alboroto.
— Es el último día del mes, jefe y nadie ve tú sagrado culo por aquí. ¿Estás en camino?, los jefes de las otras bandas están aquí. Meison Boehm no tiene buena cara.
¡Demonios! La reunión mensual. Era una tradición que cada fin de mes el jefe diera el informe mensual de los asuntos de la banda, además este día en especial, todas las banda se reunirían para ver sus avances y negociaciones. Lo había olvidado, pero no lo admitiría así que mintió.
— Llego en media hora.
— Bien, le diré los muchachos. –Trevor aclaro-Tengo esperanzas de que venga Laurent-menciono en tono melosos, Nick rio- Puede que traiga a Jaydlien y a Jane.
— U-hum, te veré allá -masculló intentando sonar desinteresados, pero honestamente moría por verla allí. Trevor colgó.
Nick se quedó observando su teléfono y luego porque le fue imposible no hacerlo, la llamó. Se lo había prometido o no?, Jaydlien contestó al cuarto timbrazo.
— ¿Bueno?-Su preciosa voz se escuchaba adormecida.
— Hey, cariño. ¿Estabas dormida?
— ¿Nick?- La emoción en su voz lo hizo sonreír.
— ¿Cómo has estado, bailarina?- Su respuesta fue inmediata.
— Exhausta pero Extrañándote.
— Así que no me has olvidado. Mmmm Y ¿Por qué tan cansada?
— Día de baile, estuve golpeando mi trasero hoy en el estudio de ballet y Creo que aún tenía esperanzas de que me llamaras. –rio - ¿Tú cómo estás?
Nick se moría por besarla. ¿Quería saber si iría o no a la fiesta?
— ¿Quieres que sea honesto?-pregunto divertido
— ¡Por favor!-pidió casi en un gemido.
— Muero por besarte y también por verte, ¿Vendrás esta noche a la fiesta?-dijo con la esperanza de que aceptara, quería verla eso no era una mentira.
— Mmmm no lo sé, si estas de suerte mis amigas vendrán a sacarme de la cama, tomare un fuerte analgésico y estaré allí, si no, brillare por mi ausencia, todo eso lo sabrás más tarde.-menciono dulce, el corazón de Nick canto por la primera opción.
— Vale, todo bien entonces esperare por ti-dijo en tono coqueto, Jaydlien se emocionó.
— No te hagas ilusiones Jonas, soy una chica muy difícil-aclaro ella en tono serio.
— Me gustan los retos y este en especial me encanta, bebe- Nick escucho unos gritos al otro lado, suponiendo que eran sus amigas, rio, la suerte estaba de su lado, luego un “cierren la boca” por parte de su bailaría seguido de unos gritos eufóricos- Mmmm creo que la suerte esta de tu lado hoy, cariño, te veo allá a donde sea que vaya, supongo que Trevor dejo bien informada anoche a Laurent, creo podrás tenerme cerca y besarme todo lo que quieras, ayer por la noche recordé todo lo que hicimos, me puse tan caliente que humedecí y llegue a tocarme…-dijo seductoramente para cortar la llamada, Jaydlien miro a sus amigas, quienes casi se tragan una mosca por sus bocas abiertas, pronto todas estallaron en risas. Mientras tanto Nick aun no procesaba lo que su chica le había dicho, miro abajo y se dio cuenta que estaba duro, muy duro. ¡Demonios! Esa chica era una diablilla con traje de bailarina de ballet, esas son las peores.
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:16

Amo tu nove creo que te lo eh dicho ya varias veces pero es la verdad!
Que parte me gusto TODAS absolutamente TODAS!

Siguela amo tu nove :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:24

— Debería ir a darme una ducha y vestirme?-pregunto Jaydlien inocente
— A menos que quieras ir desnuda oliendo a zorrillo.-todas rieron
— No sería tan mala idea-más risas.
Jaydlien elijo unos Skinny jeans negros, rotos en las piernas (el estilo actual), sus converses grises y una jersey manga larga blanca, con un estampado en letras azul metálico “Love”. Laurent usaba una falda de jeans, una camisa color plata con detalles metalizados y unas bailarinas negras y Jane opto por llevar unos leggins de cuero negro, una camiseta negra con la espalda descubierta y unas botas azules en tono metalizado. Los pasos de las chicas se aglomeraron en la entrada, divisando una enorme maleta.
— ¿Vamos a alguna parte?-pregunto Jaydlien mientras se dirigía a la sala de entretenimiento
— Voy, nena, papa me necesita y estaré con él por unos días-aseguro su mama mientras guardaba algunas cosas
— Él está bien?-su voz sonó preocupada
— Por supuesto, cariño-cuando alzo la cabeza para observarla- Hola chicas como estáis- sus amigas saltaron sobre ella con un efusivo abrazo- Bien, la tía Olivia vendrá a cuidarlos- los ojos de Jaydlien llamearon.
— ¡No!-grito dramática mientras se arrodillaba ante su mama- Todo menos eso, hare lo que sea menos la tía Olivia-hizo su carita de gatito aterrado- Por favor, ya tenemos edad para cuidarnos solos, Jude se hará responsable, yo le obedeceré.
— Jude ha estado actuando muy extraño, casi nunca está en casa y tengo que hablar fuertemente con respecto a las clases- asevero su mama
— Pero, él está igual, si se lo pido yo, lo hará, por favor mama, no quiero que venga la tía Olivia, ella está loca, por favor, por favor, por favor-lloriqueo
— Jaydlien he dicho que no-los ojos de la chica se llenaron de lágrimas.
— Tía Maggi- dijo Laurent-Ella podría quedarse conmigo, si bueno mama no está pero Mildred la nana, está cuidando de mí y de Chris, y Jude también puede venir, por favor-ella también se arrodillo, Jane la acompaño-Por favor, por favor-dijeron las tres al unísono.
— Llamare a Mildred todos los días y llamare a Stela para avisarle y si quieres salir, me llamas y me reportan cualquier incidencia de Jude. No lo arruinen-
— Eres la mejor-grito Jay seguida de sus amigas.
— Y a dónde irán?-pregunto Margaret mientras caminaba a la sala.
— A una pequeña fiesta en South City-contesto Jane recostándose en el sofá de cuero negro.
— Esa zona es peligrosa-las miro con advertencia- Los chicos irán? Quienes más estarán allí? Cuando pidieron permiso?
— Si, a unos amigos de los chicos y más o menos faltas tu tía Maggi podemos ir-todas hicieron carita de perrito
— Bien, pero cuidado, no lleguen pasada medianoche y si lo hacen no se despeguen de los chicos que ellos las lleven a casa, no reciban bebidas de nadie ni nada de sospechosa procedencia, además donde rayos están ellos siempre las llevan a ese tipo de eventos?
— Están en la fiesta-dijo Jaydlien
— Pero, no, no las voy a dejar llegar solas allá, ese lugar no me gusta-dijo seria, todas gimieron
— No nos pasara nada, mi novio dijo que le avisara cuando estuviéramos a punto de llegar-aclaro Laurent, todas quedaron con caras interrogativas
— Novio?-pregunto Margaret
— A si me lo dijo ayer por la noche, cuando estábamos en el edificio donde practicamos turbing, no recuerdo el nombre del lugar, el punto es que Trevor es mi novio oficialmente-dijo sonriendo, la casa se llenó de gritos eufóricos
— Trevor, lo conozco?, es un buen chico? Quién es?-pregunto Margaret
— No creo que lo conozcas, si es un buen chico, el mejor-menciono Laurent
— Si él es agradable-aseguro Jaydlien
— Lo conoces, cariño?-fue directa a Jay
— Por supuesto si es el mejor amigo de Nick-se escuchó Laurent
— Nick?
— El chico que beso a Jaydlien-dijo Jane inconsciente, Jaydlien palideció, Laurent le dio un codazo a Jane quien reacciono enseguida y se dio cuenta de que había metido la pata hasta el fondo
— Tuviste tu primer beso y no me contaste nada-dijo Margaret dolida, la expresión de sus ojos entristeció a Jaydlien
— Yo lo siento, es que ni siquiera yo aún proceso la información, pero si y no fue uno nos hemos besados muchas veces-aclaro en medio de un rubor- Fue el chico que me trajo ayer por la noche.
— El cual nunca vi-dijo Margaret
— U-hum, algún día lo conocerás
— Y son novios o algo así?
— Nop, ni creo que lo seremos, somos amigos, no dejare que me bese más, aunque sea imposible, madre, el definitivamente está hecho para el pecado-sonrió efusiva.
— Solo diviértete y cuídate, eres muy inteligente, debes pensar bien antes de actuar, no metas la pata-aseguro su mama
— Con meter la pata se refiere a sexo?-pregunto Jane confundida
— No, es la palabra con E, Jane-le dijo Jaydlien
— La palabra con E?-
— Embarazo, doh-dijo Laurent
— Nah, no creo que meta la pata, por lo que se ve Jaydlien será virgen hasta los cuarenta, tal vez haga la secuela de la película-rio
— Muy graciosa, Jane, mira quién habla de virgen a los cuarenta- siseo Jay
— U-hum, como sea, y nos vamos?
— Pero por supuesto que no-señalo Margaret- Si James, Michael, Jude o Trevor no las sacan de aquí, no irán y estoy hablando enserio.
— Bien-dijo Jane
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:27

*****
Cuando la chica rubia, con el cabello rapado a los lados y un look muy roquero al frente, se hizo presente, el silencio lleno el lugar, con solo unos mini shorts negros y un top del mismo color sin tirantes y su respectiva chaqueta de los halcones, se pavoneaba sensualmente hacia su jefe, habían pasado casi 8 meses desde que vieron el apretado cuerpo de Miley entre la banda, trayendo consigo muy buenas noticias para la banda, Jude quedo deslumbrado, con tan solo verla, para él ella era la chica más ardiente que había visto. Dana no estaba contenta, como estarlo si Miley estuvo antes que ella, y según los rumores ella fue la primera novia oficial de Nick, la única, hasta ahora, actualmente siendo su ex y una de sus amigas, los jefes de otras bandas gritaban, eufóricos, ella era la chica perfecta para un jefe, todos peleaban por ella. Pero Miley no era una chica fácil.

Nick subió junto con los otros jefes de las bandas al escenario destinado a noches de karaoke y llamaron la atención de todo el mundo. Uno de los chicos alzó la voz.
— ¡Cierren la boca, los jefes van a hablar!
Todos los años son dos los jefes que siempre dan un paso adelante sobre los otros, marcando la jerarquía entre ellos, gracias a los robos, ventas de drogas y asesinatos. Nick el jefe de los Halcones y Daniel el jefe de los Titanes por tercera vez consecutiva iban al mando. Durante la siguiente hora la banda entró en reunión. James, Michael y Jude observaban todo aún sin creer lo que sucedía. Uno a uno los muchachos se turnaban para hablar, decían cosas que a nadie jamás le hubiera gustado saber. Como por ejemplo, que operaban un muy complejo negocio con las drogas, hablaron de cada lugar de entrega y los sitios de riesgo más frecuentados por la policía. Contrabando, robos de autos, tiendas y joyerías. Y la última pelea de bandas ocurrió al oeste del país, la cual fue muy sangrienta.
También se encargaban de cobrar deudas por apuestas, uno de los muchachos llamado Jeff de la banda de Nick, dio su informe mensual, había cobrado dos apuestas, -del tipo máximo con empresarios millonarios- a un sujeto que era el sud-director de la empresa, pagándole con un 20% de las acciones. Nick y Daniel, eran temidos, respetados y envidiados por los otros jefes, ellos era como los jefes de las bandas. Los reyes de toda esa mafia. Y el otro no tenía dinero para pagar.
— Al final quedó tendido boca abajo, ¿Me entienden?
La risa llenó el ambiente.
Daniel levanto la cabeza divertido y fijo su mirada en Miley
— Querida que fue lo que hiciste estos últimos meses?-pregunto
— Cosas muy jugosas, Daniel, pero desgraciadamente para ti, tú no eres mi jefe y esa información solo le concierne a Nick, pero créeme algo muy bueno-dijo con su característica expresión malvada. Las palabras de Miley hacían eco en el ambiente mientras las últimas palabras eran dichas y la reunión terminaba. Todo el mundo se dispersó alrededor de la playa, la barra y sus autos mientras la música rap sonaba de fondo.

— Mierda!-dijo Michael algo aterrado- Jude no tienes el número de algún psicólogo, creo que me he quedado traumado
— Joder suenas como Jaydlien, Oh Demonios que bueno que ella no escucho eso, no hubiera podido dormir en un mes-señalo Jude nervioso.
— Hey nenas-dijo James con el teléfono en la mano- Las chicas están al teléfono. Lo pondré en altavoz.



****Llamada Telefónica***
— Vienen o no?-pregunto Michael
— Mmmm sobre eso estamos detenidas por la sargenta Margaret Adams-farfullo Jane
— Su libertad a cambio de qué?-pregunto ahora James.
— Buena pregunta, ella dijo que quiere ver sus traseros aquí, ahora-aclaro Laurent
— Nos detendrá a nosotros también-tanteo Jude
— Lo hare si no están aquí en 20 y Jude estas en problemas-sentención Margaret, las chicas rieron excepto Jaydlien.
— Iremos ahora, por favor tía Maggi no condene hoy a Jude es un buen chico- dijo Michael
— El reloj corre chicos, solo les queda 15 minutos y contando-sentencio Margaret
— Oh Mierda, muevan el trasero-grito Michael- La policía va a detenernos-dio un salto, todos lo miraron preocupados-
— Esa boca Michael-gruño la mama de Jaydlien
— Lo siento Tía Maggi, muevan el culo, no quiero pasar la noche encerrado-dramatizo mientras corría al auto, James y Jude lo siguieron
— A dónde van?-pregunto Lucas, quien conversaba con Trevor, Nick, Steven y Miley
— Buscaremos a las chicas, quieres venir?-grito Jude
— Súper, claro y donde exactamente están?-corrió hacia ellos.
— En mi casa-dijo Jude pensativo-
— Que sucede?-pregunto Lucas
— Creo que mi madre va a matarme-farfullo, algunos chicos de otra bandas rieron.
— Es solo tu mama
— No, si hablamos en términos generales, me da más miedo mama, que papa, en muchos aspectos.
— Estoy de acuerdo contigo, la Tía Maggi es peligrosa-dijo James mientras se acomodaba en su asiento, detrás del volante.
— Esperen-anuncio Lucas mientras corría de vuelta al jefe de la banda y le entregaba algunas cosas
— Mueve tu trasero o el nuestro estará frito Lucas-grito James
— 10 minutos-aseguro Jude-No llegaremos a tiempo, estamos al otro lado de la ciudad, llegar a casa nos tomara unos 40 minutos y si hay mucho tránsito tal vez una hora y mi madre-puso cara de pánico-No quiero ni pensar en qué clase de problemas estoy metido.
— Ya estoy-se subió Lucas al auto.
James se colocó el cinturón. Michael y Jude lo contemplaron extrañado.
— ¿Qué? —pregunto arrancando el motor. Aquel suave y agresivo sonido lo inundó de placer.
— ¿Desde cuándo te pones el cinturón? —pregunto Michael mientras él y los chicos hacían lo mismo.
—Desde que voy a poner esta preciosidad a más de doscientos, Mayt.-señalo a su actual adquisición, un Audi R8. Regalo de su tío Fabio.
—Joder… —Se deslizó en el asiento de piel negro. No era la primera vez que lo hacía. James no llevaba mucho tiempo con el carné, pero llevaba años conduciendo y tenía mucha maestría— De acuerdo. Te apuesto doscientos dólares a que no llegas Suite City en 10 minutos —lo reto Jude
— ¿Diez minutos?- James frunció los labios.
James estiro la tela de su pantalón acomodándome en el asiento. Hizo crujir los dedos.
—Sí, con tráfico incluido.
—Lo haré en 8—dijo bravucón.
—Macho, si lo haces en 8 te daré quinientos. —No le creía capaz.
— ¿Los tienes aquí?
—Tengo para pagar la apuesta dos veces, ¿y tú?
—Que sean ochocientos.
James apretó el acelerador y salió de la playa derrapando, la arena salpico por todos lados.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:31

*****
— Jaydlien cariño-se escuchó Margaret-Hoy trajeron una entrega de flores para ti, tiene una nota, está en la habitación principal- Jaydlien corrió esperanzada de que fuera Nick.
“Me gustan tus ojos hermosos que se complementan con tus sentimientos.
Me gustaría besar tus esplendidos y carnosos labios.
Me gustas tú, sal conmigo.”
ATT: Meison Boehm
— Es lo más estúpido que he leído-señalo ella antes de leer de quien era, cuan lo hizo su corazón se detuvo- Demonios-arrojo la carta al suelo- Esto debe ser una broma, él no está en la cárcel?-chillo, Laurent corrió hasta ella- Es de Me-Me-Meison, Meison Boehm.
*****

Ocho minutos.
James se quitó el cinturón de seguridad y extendió la mano.
—Vamos, sé que llevas calderilla en el bolsillo, Jude.
Sonreía mientras lo veía coger su cartera y sacar ocho billetes verdes. Aún tenía tres más dentro de aquel cuero negro de Armani.
— ¿Cómo cojones lo haces? —refunfuñó entregándome el dinero.
Aquellos papeles les daban igual, pero a Jude le jodía perder una apuesta con James.
—Solo una palabra: arte, chaval —dijo a punto de salir del coche. Todos se quietaron sus chaquetas.
Los chicos entraron a la casa muertos de la risa, Jaydlien se veía preocupada.
— Qué ocurre?-pregunto Jude con la mirada eclipsada de preocupación.
— Mama está esperándote en el despacho de papa?-dijo Jaydlien a Jude
— Oh dios mío- respiro profundo y desapareció en el pasillo
— Demonios ustedes son millonarios o qué?-preguntó Lucas observando el lugar. Jaydlien negó
— Papa tiene un buen trabajo y mama tiene una pequeña sociedad de moda o que se yo-dijo Jaydlien
— Nuestras madres-Jane apunto a Laurent y Michael-Son socias
— Oh vaya, genial!
Luego de esperar unos buenos minutos Jude salió serio.
— Por cuanto tiempo-Jaydlien rompió el silencio
— Tres semanas, no es mucho-chasqueó
— U-hum y que hiciste?-pregunto James
— Mama se enteró que falte a clase, prometí no hacerlo de nuevo, aunque puede que no siempre-se miraron cómplices.
— Y nos iremos o no?-pregunto Mayt
— Si-se escuchó la voz de Margaret- No las pierdan de vista, nada de alcohol Jude, no bebas demasiado y por favor no se metan en problemas, creo que les doy mucha libertad.-se percató de Lucas- Quien es este jovencito?
— Hola, señora Henderson como esta? Mi nombre es Lucas Thomson-se presentó como todo un caballero.
— Un gusto cariño, así que tú eres amigo de los chicos? Eres de la escuela?-pregunto curiosa
— Mama-soltó Jude- No empieces por favor con tu interrogatorio
— Bien, diviértanse, no hagan nada estúpido los quiero-le dio un sonoro beso a todos, un fuerte apretón a Jaydlien y le revolvió el cabello a Jude.

En el auto.
— Espera-dijo Laurent antes de que James pusiera en marcha el auto, saco su ¡pod y lo conecto al reproductor de música del auto, Demi Lovato se escuchó a todo volumen con The Middle, las chicas cantaban a todo pulmón a ritmo de la música, mientras los chicos reían, por su mala interpretación

— knew where I was going when you left the room
You’re the kind a guy that makes me want to
Follow through to you
I've been trying to leave you for the longest time
The second that I saw you I just knew I found my right guy- empezó Jane

-siguió Jaydlien-
I like it (x6)
I wanna crash
I wanna fall
I wanna be somewhere in the middle.
Somewhere in the middle
Something
It's better than nothing
I just need a little
I just need a little cuz I
Don't wanna be nowhere
But somethings makin' me go there
Somewhere in the middle with you-
Luego Laurent
I like it (x6)

Losing my direction,
That's the way it should be
Feeling a connection
When you're standing next to me
I wanna be rolling
I just wanna be rolling with you.

All of the things you say
I like it
Taking me far away
I like it
Después las tres juntas.
I wanna crash
I wanna fall
I wanna be somewhere in the middle.
Somewhere in the middle
Something
It's better than nothing
I just need a little
I just need a little cuz I
Don't wanna be nowhere
But somethings makin' me go there
Somewhere in the middle with you

Baby you take me
You wanna take me from this crazy????
Babyyyy
Cuz I just need a little
I just need a little
Somewhere in the middle with you

CRASH
I wanna fall
I wanna be somewhere in the middle.
Somewhere in the middle
Something
It's better than nothing
I just need a little
I just need a little cuz I
Don't wanna be nowhere
But somethings making me go there
Somewhere in the middle with you

CRASH
FALL
I like it I like it
Somewhere in the middle with you
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:33

— Apestan como cantantes- menciono Jude entre risas
— Oh cállense, tontos-sentencio Jane, mientras Laurent se inclinaba sobre las piernas de Michael para cambiar la canción. Ahora “Quien dice” de Selena Gómez.
— Veremos quien reprobó Español-sentencio Laurent aumentando el volumen, mientras se acercaban a la playa- No se molesten por nuestra mala pronunciación.

Nada que temer, nada que cambiar… Heee
Por ti me olvide de quien yo era en realidad
Contigo me quede como un diamante sin brillar.
No quiero ser así espejo de tu vanidad, prefiero ser de miiii…
Sin nada que temer nada que cambiar. NANANANANAAAAA, NANANANANAAAAA
Yo me siento así bella y autentica, NANANANANAAAAA, NANANANANAAAAA
No seré por ti una flor de metal… NoNooo
Dices que soy imperfecta, que tú eres mi dueño
Que ando de inmadura todo el tiempo
Dices que hablo cosas tontas
Que no te merezco
Quien te crees que eres? Dime quién?

Te pido por favor que no me quieras controlar
Entrégame tu amor sin condiciones nada más
Permíteme vivir soñando esta realidad
No ves que soy así, distinta sin igual. NANANANANAAAAA, NANANANANAAAAA

Yo me siento así bella y autentica, NANANANANAAAAA, NANANANANAAAAA
No seré por ti una flor de metal… NoNooo

Dices que soy imperfecta, que tú eres mi dueño
Que ando de inmadura todo el tiempo
Dices que hablo cosas tontas
Que no te merezco
Quien te crees que eres? Dime quién?

Se detuvo el auto en la playa, la música cedió pero ellas seguían cantando con su mala pronunciación. Las miradas recayeron en las tres. Las risas y las burlas de sus amigos se intensificaban.
Jaydlien comenzó, Jane y Laurent la siguieron entre risas.
Dices que soy una niña que me tiene consentida
Dices que soy diferente ciertamente, ciertamente
Soy lo que me gusta ser, no me intentes detener
Mírame bien, no estoy hecha de papel.
Dices…

Dices que soy imperfecta, que tú eres mi dueño
Que ando de inmadura todo el tiempo
Dices que hablo cosas tontas
Que no te merezco
Quien te crees que eres? Dime quién?

Que soy imperfecta, que tú eres mi dueño
Que ando de inmadura todo el tiempo
Dices que hablo cosas tontas
Que no te merezco
Quien te crees que eres? Dime quién?
— Demonios, pídanle un reembolso a su profesor de español, creo que las ha estado estafando-rio Steven
— Enserio y tu si sabes hablar español perfectamente?-declino Jane con las manos en la cintura
— Mis padres son mexicanos, cariño, La mayoría de Los Halcones, son Mexicanos o latinos, el español es nuestra primera lengua-dijo en español, Lucas quedo con cara interrogativa, Jude y Michael no entendieron.
— Genial, por eso el acento, aunque no se les nota mucho, me encanta- Jaydlien dijo lo último en español.
— Entendieron lo que Steven dijo?-se escuchó Ryan.
— Oye no solo somos chicas lindas, también listas, deberías ver nuestras calificaciones, en clases de Idiomas nos va excelente.-refuto Laurent
-Los chicos arrugaron la cara-
— Entendemos todo lo que nos han dicho. Aunque algunas palabras son extrañas-dijo Jaydlien pensativa
— Hay que tener cuidado entonces con ustedes- Nick entrecerró los ojos- No quiero que descubran nuestras planes conspiratorios-
— Planes conspiratorios contra quién?-se escuchó Jay curiosa
— Eso es secreto, cariño.-aclaro Nick
— U-Hum-se mantuvo seria, mientras Trevor rodeaba a Laurent y la besaba, Jane y Jay hicieron muecas de asco e hicieron Agh al unísono.
Para ser honestos lo primero que Jaydlien observo fue a la chica rapada y a su compañera, la del cabello azul, quien no se apartaba de Nick, una punzada lleno su pecho, Jaydlien estaba celosa, eso no puede ser.

— Son más chicos de los que esperaba?-pregunto Laurent a Trevor
— Son de otras bandas, bebé, este año fuimos los números 1 de nuevo-sonó orgulloso
— Por hacer que?-pregunto Jaydlien inocente
— No quieres saberlo- su hermano la miro serio.
— Así de malo es?-replico
— Si-
— ¡Demonios!-susurro consternada.
— Lindo look chica mala-rio Michael mientras enterraba sus dedos en su piel descubierta de entre los pantalones.- Estas en rebelión o te pico el bichito de la locura hoy?.-ella levanto una ceja divertida, James rio, Michael se puso frenético- Nunca pensé que llegaría este día, ahora te saltaras las clases y te teñirás el cabello, increíble.
— Oye no te pases, teñirme el cabello? En serio, pensaba más bien, tatuarme- señalo el hueso de su vientre- Michael Morristown es un idiota, puntos suspensivos- se escucharon risas, Mayt la asesino con la mirada.
— No debiste decir eso- la advirtió
— Vas a matarme?-le pregunto juguetona
— Peor que eso, voy a atacarte- levanto sus manos en forma de garras, Jaydlien soltó un gritito desesperado-Espero que te guste la letra “C” Jay-
— Oh vamos Mayt, podemos llegar a un acuerdo, no hay que recurrir a eso, por favor-gimió cuando el dio un paso hacia delante.
— Tienes tres segundos para correr -Jaydlien corrió dirección al agua lo más rápido que pudo, Michael sonrió pícaro.
— Eso siempre funciona-les dijo a los chico y miro sagaz a Nick quien frunció el ceño- Aquí voy Adams-grito recibiendo un “púdrete” de parte de Jaydlien
— Ahora si estas muerta- grito a la defensiva mientras corría en su dirección.
— Jesucristo-enfatizo Jaydlien. James, Jane, Jude y Laurent dijeron lo mismo al unísono en tono de burla.
Michael era receptor en la escuela y en menos de un par de minutos alcanzo a Jaydlien, tumbándose sobre ella, se escuchó un golpe seco. Las manos del chico se movieron rápidamente sobre el vientre de Jaydlien haciéndole cosquillas, ella se retorcía.
— De-de-detente-rio- Quita-ta-ta-te de encima, me las-las-las-timas
— Que dices no puedo entenderte-rio- Bueno me detendré solo con una condición.
— Cuál?-dijo ella mientras se removía bajo el. Sus ojos llamearon.
— Debes decir que yo soy el chico más lindo, agradable, sexi, inteligente y caliente de todo Detroit, mejor de todo Estados Unidos, que me amas con locura y yo te vuelvo loca-dijo con su ego al máximo.
— Pide-pide-pídeselo a Melanie Ellis-se enfurruño.
— Entonces no te soltare- el rostro de Jaydlien estaba rojo y su cabello estaba lleno de arena junto con su ropa.
— Auxilio-grito fuerte-Este chico quiere matarme, Jude-grito entre risas
— Dilo-le ordeno
— No quiero-sus cosquillas se intensificaron- Bien, bien Michael Morristown eres el chico más, más, más lindo, agra-dable, sexi, inteli-gente y caliente-rio más fuerte- de todo el mundo, feliz-el dejo de hacerle cosquillas.
— Por supuesto, Jay- se levantó con dificultad de ella, Jaydlien levanto la mano para que la ayudara a levantar Mayt la jalo tan fuerte que choco con él, el rio ella, lloriqueo
— Eres un tonto- gimió sobándose el brazo, el rio y la levanto sobre su hombro caminando de nuevo hacia los chicos con Jaydlien encima, cuando llegaron James exploto de la risa.
— Oye-Laurent se apartó de Trevor- Tienes arena en el cabello- Jaydlien le envió una mirada de pocos amigos a Michael.
— Deja y te ayudo- dijo James revolviendo su cabello como un loco, Jaydlien lo golpeo en la frente.
— Oye!-grito-Solo te estaba ayudando, no te enojes-le regalo una risita, ella le saco la lengua.- Oh vamos-se acercó para abrazarla, más bien aplastarla.
— No me toquen-dijo despectiva, mientras se sacudía la arena de su ropa.
— Oye podrías jalar el broche de la jersey hacia abajo, solo tienes que meter la mano por aquí- le dijo a Lucas, señalando la parte baja de su espalda debajo de su jersey. Él la miro aterrado, mientras otros miraban a Nick.-Jesús-dijo con su tono dramático- Solo mete la mano y jala el estúpido broche Lucas- declaró ella, Nick lo miro serio y se cruzó de brazos.
— Jaydlien por favor no, yo no quiero tener problemas con Nick-murmura
— No lo harás, no estás haciendo nada malo, solo jala el broche-se cruzó de brazos ella y se dio la vuelta esperando que el hiciera lo que le pidió.
— Jaydlien-rogo Lucas, ella no se inmuto, manteniéndose en su posición.-Esta bien-sus manos temblaban, mientras las pasaba por debajo de su Jersey y abrochaba el broche.
— Gracias-dijo ella cuando él acabo, con un sonrisa dulce.
— Tu piel es tan suave-menciono inocente, Nick gruño, todos rieron, Jaydlien le sonrió a Lucas.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:37

****************
Jaydlien en este preciso momento está un poco consternada por el ambiente, chicas bailando de una manera que podría ser ilegal en todos y cada uno de los estados de la nación, consumiendo productos de extraña procedencia y sonando realmente estúpidas, eso le produjo nauseas, ¿Acaso no tienen vergüenza? O ¿Moral?, si claro, Steven le tiende una cerveza, al principio duda, pero luego la recibe, no le gusta el sabor ni el olor del alcohol, pero no quería verse como una aguafiestas, y seguro ellos no le harían nada, porque posiblemente Nick los mataría, aman demasiado su vida. Cuando Jaydlien voltea, lo primero con lo que se encuentra es con una escena realmente comprometedora, uno de los chicos de la banda, está rodeando a Dana con sus brazos apretujándole lo pechos como si fueran balones de agua, el recorrido que le hace a Dana con sus manos le produce a Jay un cosquilleo incómodo y asqueroso, todo al mismo tiempo. Cuándo observa a su amiga Laurent, se encuentra en la misma posición con Trevor, pero el mantiene las manos alejadas de zonas erógenas, solo le murmura cosas al oído que la hacen sonreír, regresa la vista a Dana, ve que el chico asciende su mano hasta su entrepierna, Jay toma un trago de cerveza y le producen arcadas tanto la imagen como la bebida. Es lo más desagradable que ha visto en su vida. Jaydlien intenta vaciar la lata de un trago, pero no lo logra, la cerveza quema su garganta, que la hacen toser fuertemente. Siente su cabeza dar vueltas descontroladas, le da otro trago a su cerveza intentado hacer que las vueltas cesaran, no funciono, cuando miro sus manos tenía otra lata de cerveza, observo a su alrededor, sexo, drogas, alcohol, intento vaciar de nuevo la lata, estaba vez lo logro, su cuerpo entero zumbaba con una emoción tan extraña que no podía ni siquiera nombrarla.
— ¿Qué estás mirando?-le pregunto Dana a Jaydlien en un gruñido furioso, a Jay el corazón le da un vuelco.
— Nada-el recuerdo de los golpes y ofensas regresaron-…que te importe-
— ¿Qué acabas de decir?-Dan se levantó de golpe. Y allí estaba Jaydlien tentado al demonio.
— Lo que escuchaste-se mantuvo serena con el trasero enterrado en la arena.
— Mira no sé quién te crees, que te revuelques con Nick no te da el derecho de venir y hacer lo que te plazca, zorra-dijo cabreada. Jaydlien entornó los ojos. Pensando lo que diría a continuación. Jadeo se escuchan entre la multitud.
— Que te hace pensar que me acuesto con Nick, acaso estas tan celosa que nos espías-junta las cejas interrogativa- y no creo que llegue alcanzarte en el top Zorra, tu encabezas la lista. Felicidades- Dana da un paso adelante y Nick la regaña, esta suelta una maldición y se vuelve a sentar. Pronto uno de los chicos de los Tornados, se acerca a Jaydlien, enterrando sus rodillas en la arena y mirándola fijamente.
— ¿Sabías que sonreír reduce el nivel de hormonas del estrés en tu cuerpo como la adrenalina y la dopamina?-dice con una encantadora sonrisa la cual es correspondida por Jaydlien- Jamás dejes de sonreír, bonita, tienes la sonrisa más bella de todas
— En realidad si-contesta con una sonrisa dulce-
— ¿En serio?-se cruza de brazos y hace una mueca divertida. Jaydlien asienta orgullosa.
— ¿Sabías que la adrenalina no es necesaria para la conservación de la vida pero en momentos de excitación o estrés emocional se secretan grandes cantidades, que actúan sobre las estructuras del cuerpo, preparándolo para el esfuerzo físico?-menciona ella divertida. James y Michael se ríen. El chico la mira persuasivo.
— La adrenalina estimula el corazón, estrecha los pequeños vasos sanguíneos, eleva la tensión arterial, libera el azúcar almacenado en el hígado, y relaja ciertos músculos involuntarios, mientras que contrae otros.- continua arrogante, Jaydlien eleva las cejas divertidas.
— Chico listo-responde ella sonriente- ¿Qué más sabes?
— Si quieres descubrirlo. ―Se levanta y extiende la mano―. Baila conmigo.
— Sí― dice ella, meneando la nariz con aires de princesa. Extendiendo la mano para que la ayudase a ponerse de pie. Nick quiso golpear al chico, pero se contuvo, él no la invito a bailar y ella estuvo a la espera.

Una canción se reproduce rápidamente y Jaydlien empieza a bailar como una profesional. Tom trata de bailar cerca de ella, viendo como su cuerpo se mueve al ritmo de la música. Pero el hecho de que él sea un completo extraño la mantiene alerta Hasta que una canción lenta suena. Jaydlien se detiene bruscamente. Tom se acerca a su cintura y suavemente la impulsa hacia él. Lo cual cabrea a un más a Nick, quien observa el espectáculo. Están cara a cara ahora. El levanta la vista hacia ella con pestañas largas y ojos en los que podría derretirse si ella se dejara. No hay duda ella no siente esa electricidad que tiene con Nick, honestamente no siente nada. ¡Demonios!. Por fin Nick se llena de coraje y camina hacia ellos con la intención de quitarle de las manos a su bailarina del tonto que se cree listo.
―Mmmm ¿Y qué hace una pequeña cosita dulce como tú en un sitio como este?―le dice mirando sus ojos verdes.
— Bueno no lo sé, creo que vine a divertirme-le dijo agitando sus largas pestañas, como diciendo Soy-tan-inocente-y-a-la-vez-tan-traviesa. Intentando poner celoso a Nick, a quien observaba sobre el hombro de Tom dirigirse hasta ellos. ¡Genial!
— Si quieres divertirte, dulzura, ¿Por qué no vienes a casa conmigo? Pondré un poco de música, haré un pase con mi colección de ropa interior para ti y te lo agradeceré como es debido. Y, para que no haya ningún malentendido, hablo de sexo.- Nick sintió que su sangre hervía, este era la gota que derramaba el vaso, Jaydlien sintió asco de la clase de tipos que habían aquí.
Pero nadie esperaba que Jaydlien le diera con la rodilla en las pelotas y dijera:
— Que te jodan imbécil- apartándose de él.

Jaydlien no quería golpear a Tom en las pelotas. Bueno, por lo menos no es del todo cierto. Ella quería darle con la rodilla. Pero no tenía intención de hacerlo tan fuerte; delante de todos. Y todos los demás que se encontraban en la pista de baile a la vez. Mientras que Tom se agarra la entrepierna y se estremece de dolor, Jaydlien da un par de pasos hacia atrás, a la vez que Nick se planta frente a él con la intención de molerlo a golpes. Jaydlien lo detiene.
— No lo hagas- ruega ella.
— Solo si bailas conmigo-exigió el.
— Creo que es suficiente para mí, debo irme a casa-hablo bajo para mostrarle el poder de sus labios y sus ojos. Él no sabía dónde mirar, marco en su rostro una sonrisa torcida y desapareció entre la gente. Camino rápidamente hasta el lugar donde se encontraban sus amigos y se arrojó al lado de unos melosos Laurent y Trevor.

Jaydlien creyó que por fin podría descansar de todo, cuando de repente la música dejó de sonar y se oyó su voz en todo el lugar. La gente se volvió loca y rompió a aplaudir como si de su ídolo se tratara.
—Bien, quiero que hagan un círculo y formen una pista de baile y que Jaydlien salga de su escondite y dé la cara. —Al escuchar su nombre casi se desmaya—. Vamos, Jaydlien, ¿dónde estás? ¡Allí, por favor, enfoca allí! —clamó hasta que el foco la encontró.
Laurent quiso morir y los demás rompieron a reír.
—Supongo que se le da de maravilla ese estilo de baile, ¿no? —Jaydlien quiso saber.
Nadie respondió. Al menos, no con palabras. Todos asintieron a la vez.
— ¡Oh, vamos, Jaydlien! ¡Cooper, dale a Sean Paul toda la caña! —Bajo de la improvisada tarima y corrió hacia ella.
Definitivamente, sus venas dejaron de transportar sangre; toda se había juntado en su rostro.
— ¡Marchando --Press it-- de Sean Paul! —aulló el DJ animando aún más la fiesta.
Nick la cogió del brazo y la arrastró a la “pista de baile”. Al menos, cien personas los contemplaban.
—A ver cómo sales de esta, cariño —susurró, antes de que ella se deshiciera de sus brazos dándole un empujón.
—Pienso matarte en cuanto acabemos con esto.
—Espero ansioso.

Comenzó a mover la pelvis en cuanto la voz de Sean retumbó en todos los rincones de la playa. Efectivamente, era un experto en ese tipo de música. Se movía lento, suave, sexy. Excitaba a cualquiera. Jaydlien lo observó presuntuosa y espero su momento mientras se acercaba a él. Ella no bailaba usualmente ese estilo de música, pero eso no significaba que no supiera mover las caderas.
—No sabes con quién te la estás jugando Nick y cuando escucho un desafío- se inclina hacia adelante y dice contra de sus labios: –¡Oh, Nick! No puedo resistirme a ello- le murmura, antes de comenzar a bailar el estilo de baile que mejor se le daba.

De todas las cosas que Nick podía esperar, aquella fue la más impensable. No solo bailaba como una experta, sino que lo hacía enviándole un mensaje: ´´supera eso´´bounce 
Pero si esperaba fastidiarlo no lo consiguió. Más bien logró todo lo contrario. Lo provocó y mucho. Así que se cruzó de brazos y observo (como el resto de las personas que los rodeaban) cómo se contorneaba.
Se agachó y comenzó a mover las caderas mientras avanzaba hacia él. Jaydlien lo miró desde abajo y fue subiendo lentamente haciendo círculos con las caderas y rozando sus piernas. (Esto es la clase de cosas que el provoca en ella, actuar sin pensar) A ella no pareció importarle que pensaran los demás de su actuación. Jaydlien solo quería molestarlo y provocarlo. Pegó sus caderas a la pelvis de Nick y movió la cabeza dejando que su cabello cayera en su rostro. Se giró y sus ojos quedaron a unos centímetros de su cara. Una separación que no existía entre sus cuerpos; estaban completamente pegados.
Manteniendo el ritmo, Jaydlien habló.
—Deberías mantener tu cuerpo algo más relajado —dijo frunciendo los labios.
Nick miro hacia abajo arqueando las cejas, y negó con la cabeza mientras chasqueaba la lengua. Volvió a mirarla.
—Eso es imposible si tú estás cerca, cariño. —La tomo de las caderas y la pego aún más a su cintura.
Comenzaron a bailar; pelvis con pelvis, rodilla con rodilla. Pero duró poco. Jaydlien lo empujó y se marchó dejando que la gente rompiera el círculo gritando y aplaudiendo.
Nick suspiro y sonrió antes de morderse el labio. El dedujo que para ella, seguramente, era sencillo, pero para él tardaría unos minutos, por no decir horas, en recuperarse.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 10th 2013, 20:39

*********

Jane, Laurent y Jaydlien se miraron durante unos segundos mientras, Jaydlien rememoraba lo que le había sucedido hace unos minutos, hasta que soltaron una carcajada.
— Qué demonios fue eso?-empezó Jane eufórica.
— No lo sé, un ataque de rebeldía-hipo Jay avergonzada
— Fue sensacional-grito eufórica Laurent-Todos los chicos estaban babeando por ti, excepto los terrenales del clan, a tu hermano casi se le revienta la carótida.-rieron-
— Oh demonios eso pasara a la historia, ves nuestro último año será memorable- Jane la tomo de un brazo, cuando el Jeep de Nick se detuvo a unos pocos centímetros de sus piernas. A Laurent y a Jaydlien se les escapó un gritó. Pero la chica se cruzó de brazos y contemplo el rostro risueño de Nick. Él Torció el gesto y le envió un beso. Ella le lanzo una mirada de pocos amigos.
— Lo se mamacita-dijo en español con su peculiar acento, Jaydlien encarno las cejas e intento no sonar tonta con su pronunciación, pero no lo logro.
— Eres un idiota Jonas- su español sonaba ahorcado.
— Buen intento, pero debes seguir practicando, cariño- le guiño un ojo arrogante. Mientras hizo ronronear el auto.
Jaydlien sonrió y respiro hondo cuando una idea se pasó por su cabeza. Con todo el dolor de su alma (por el auto, claro) le dio un puntapié al faro delantero. Este estalló en mil pedazos dejando a Nick noqueado.
Él salió del coche hecho una furia, se dirigió hacia Jaydlien, la cogió de los brazos y la estampó contra el capó. Su espalda solo cubierta por una Jersey percibió el calor que surgía de la chapa y se asustó un poco, más asombro que miedo.
Nick se recostó sobre su cuerpo después de empujar sus rodillas. Se acercó flexionando sus brazos lentamente, amenazándola.
—Si buscabas tocarme los cojones, lo has conseguido —masculló sin perder el maravilloso brillo de sus ojos. No estaba tan enfadado como quería aparentar.
—Esa no era mi intención— dijo como una niña pequeña. No pudo evitar sonreír.
Pero dejo de hacerlo en cuanto sintió cómo su cuerpo presionaba con más fuerza el de ella, lentamente, despacio. Nick la desafió con la mirada. Esperaba que le empujara, pero ella hizo todo lo contrario. No tenía pensamiento lógicos. Suavemente, separo las piernas.
— Quítate de encima o gritare!
—Ya estas gritando, y no vas a causar ninguna conmoción en este lugar. Es más un prostíbulo que una playa- Mostró una sonrisa letal en las comisuras.
— Apuesto a que esto te gusta- Dijo sonando seductora
— Esa sería una apuesta inteligente- Podía sentir su corazón palpitando hasta en los dedos de sus pies.
Sus manos se deslizaron por el cuello de Jaydlien, trasmitiendo calor, presionando sus dedos pulgares suavemente en su garganta, inclino su cabeza hacia abajo. Jaydlien sintió sus labios llegando sobre los suyos tan fuerte que él detuvo cualquier nombre por el que había estado a punto de llamarlo. Sus manos cayeron a sus hombros, rozando sus brazos, y llegando a descansar en sus caderas. Un pequeño estremecimiento de pánico y placer se dispararon a través de Jaydlien. Nick intento tirar de Jaydlien hacia él, y ella lo mordí en el labio.
Nick lamió su labio con la punta de su lengua. La cosa más sexy que vio Jaydlien en toda su vida, quiso retractarse y dejarse besar, pero se mantuvo firme.
— ¿Acabas de morderme?-rio divertido
— ¿Todo es una broma para ti?- Pregunto ella esbozando una sonrisa. Nick pasó su lengua sobre sus labios de nuevo.
— No todo.
— ¿Cómo qué?
— Tú. -Su cara era cuidadosamente inexpresiva, a Jaydlien le encanto haber escuchado eso, su corazón canto.
— Mmmm Podemos estar toda la noche así, si lo deseas.
— Sería demasiado para ti —refunfuñó.
Jaydlien gano. Se separó, deslizando primero sus manos por sus caderas. Jay se incorporó desafiante.
— ¿Piensas pagarlo? —le preguntó.
—No suelo pagarle a pandilleros mucho menos a sus tontos jefes. —Echo un vistazo al faro antes de volver a mirarle—.Vale, o no has entendido, puedo explicártelo con dibujitos
— Acaso me estás diciendo idiota?-pregunto divertido
— Lo has dicho tu no yo-encargo las cejas antes de darse vuelta para irse.
— pagaras por esto, cariño- Jaydlien no sabía lo que quería decir con “pagaras por esto.” Y no quería averiguarlo, así que se dispuso a caminar lo más rápido que pudo, sintiendo las pisadas de Nick tras ella.
— Sueña, capullo.
— ¿Nunca te han dicho que deberías mantener tu boquita cerrada?- dijo con voz profunda, mientras intentaba alcanzarla, pero ¡Demonios! Era rápida.
— Mi madre me lo repite todos los días- sonríe ella, ante la idea de su persecución.
— ¿Cómo es que nadie te ha estrangulado aún? -rio Nick, Jaydlien se detuvo en seco y agrando los ojos, cuando reacciono puso su mejor cara de perrito triste, lo que derritió a Nick.
— No, debe ser porque soy demasiado tierna-hizo puchero- Alguna vez una chica te a rechazado?-le pregunto dulce
— Nah, es que tienes demasiada suerte y No- Respondió Nick con sequedad cruzándose de brazos a unos dos metros de ella. A Jay Le provoco darle una bofetada y después lloverle a golpes por ser tan arrogante.
— Oh, y aparte de caballeroso también eres encantador. ¡Basta, no me puedo resistir!- Nick le sonrió con picardía.
-Lo sé, nena, lo sé. Pero por favor, no te desmayes a mis pies eso sería demasiado.- si definitivamente iba a golpearlo por ser un egocéntrico.
— ¿Alguna vez pierdes el ego?– Jaydlien le pregunta observando a Meison sobre el hombro de Nick, se mantiene serena no quería levantar sospechas.
— Sí-dijo con una enorme sonrisa seductora-. Cuando tú me besas, mi ego sale volando por la ventana.-dijo, bueno eso no era una mentira.
— ¿Piensas besarme? -Le propuso con sarcasmo, ante su respuesta. Nick sonrió entendiendo sus intenciones.
— Suena bien. Pero después, cariño,- Le guiño un ojo- ahora mismo no creo que puedas con todo mi encanto.
— Arrogante.
— Niña consentida.
— Idiota...- Nick soltó una carcajada y camino hasta ella.
— Presióname un poco más linda y tal vez te ganes un beso. – Jaydlien se cruzó de brazos y rio contagiosa.
— ¡Oh!, créeme Nick, no te lo pondría tan fácil.- Pero muy en el fondo estaba mintiendo. Pasó toda la tarde fantaseando con Nick y sus besos y ahora aquí estaba amenazando con besarla y Jaydlien esperaba con todo su corazón que fuera de los que cumplen con sus amenazas.
Nick la tomó por la cintura y la acercó a él posesivamente, Jaydlien se quedó inmóvil, aun procesando lo que su chico malo pretendía hacer. Nick bajó su cabeza hacia la de ella.
— Por haberte portado mal, te has ganado un beso, niña mala.
Jaydlien acercó sus labios a los de Nick y cuando por fin él la besó, su cuerpo se estremeció. Demonios ella no podía resistirse a sus encantos.
— Muy difícil eh-dijo sobre los labios de Jaydlien, ella gimió furiosa consigo misma.
— Oh! Jesús-dijo con su tono dramático-Bien, de acuerdo tú ganas. Pero eres un idiota.- Nick contó con los dedos.
— Whoa, es la am... ¿Cuarta vez que me lo dices?
— Idiota-sonrió sobre sus labios.
— ¡Ahora es la quinta! -Bromeó Nick, Jaydlien soltó una carcajada divertida cuando agregó otro dedo a su cuenta. –Aun vas a pagar lo del auto-la miro serio.
— Espera sentado, cariño- imito el acento de Nick, el sonrió robándole un rápido beso.
— Estás en problemas-le aseguro y en un abrir y cerrar de ojos, Nick se inclina y, cogiéndola por las piernas, se la tira al hombro. Jaydlien se agita, divertida, asustada y molesta. Una mezcla de todo.
— ¡Déjame, bájame! ¡Auxilio!-rio para luego enseriarse- Es en serio Nick, no es divertido, Déjame, te he dicho que me bajes. Me las pagarás Jonas.-Nick sonríe y la sube al auto, despidiendo a su pandilla con un saludo. Jude lo mira inquisidor.
— Tranquilo yo cuidare de Jay, todo bien- Jude asienta no muy convencido.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Hoy a las 12:13

Volver arriba Ir abajo
 
Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 7.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» _Please Nick Jonas "Give love a try"_ (music & love)
» Nick Jonas y Samantha Barks oficialmente terminaron(buu noo)
» ○ Entrevista a NICK JONAS de New York Times ○
» Nick Jonas habla de sus celos por Justin Bieber // Demi Lovato expresa su odio hacia Ashley Greene
» Stay Nick Jonas & Tú

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: