Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
AutorMensaje
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 1st 2013, 21:11

Bajo Tus Labios -Nick Jonas y tu-
01-11-13
Autora. Jackelis Alessandria...
Semi-Hot, romántica, dramática, acción...

Hola chicas soy nueva en el foro, mi nombre es Jackelis Abreu, pero pueden decirme Jacky o Alex. Soy de Venezuela y soy nueva en esto de escribir novelas, espero que les guste.... Un beso, se les quiere.

Bajo tus labios

<-----< Sinopsis <------<

           Jaydlien Adams Siempre se ha  considerado el patito feo del cuento,   sobre todo cuando  su mejor amiga es un precioso e impresionante cisne que intenta todo el tiempo ser el centro de atención y jamás pasar desapercibida. Cosa de lo que Jaydlien huye siempre, puesto que el sentimiento de inferioridad y complejidad la  persiguen todo el tiempo repitiendo quien es.  Y lo que debería ser. Sin embargo no es solo con ella sino con todos aquellos que no la  entienden.  Principalmente la culpa la tiene ella;  por dejar que cosas como esas la mayoría del tiempo le afecten subsiguientemente, su timidez y la poca confianza que tiene  de sí misma, está ya en el punto, de ignorarlos seguidamente de no darle importancia a lo que digan sobre ella, sea bueno o malo,  pues Jaydlien sabe positivamente quien es y cuáles son sus defectos, pero lamentablemente no puede hacer nada para mejorarlos o cambiarlos y eso es lo que más le preocupa. Pues es obsesiva y su mayor obsesión es ser perfecta y apartarse de los problemas.  Pero sabrá que la perfección no existe, inténtese lo que se intente y que la vida está llena de aventuras en las cuales debe embarcarse y esperar que los errores fluyan para hacerle crecer como persona.  Nada es como se planea, nada es como se espera sobre todo cuando ciertas malas/buenas influencias la atacan y hacen que vea las cosas desde otra perspectiva, una nueva lo cual es lúgubremente  mejor, mucho mejor para alcanzar su felicidad…  


Capitulo 1
De nuevo Jaydlien escuchaba  las furtivas palabras de su mejor amiga Laurent  sobre lo genial y asombroso que son los chicos, mientras  intentaba concentrarse en su libro de literatura contemporánea y de  también prestarle un poco de atención, puesto que si no lo hace se vuelve realmente irritante. La adora, eso lo tiene claro,  pero en ocasiones le dan ganas de estrangularla, de igual modo se está cansando de repetirle que no está interesada en escuchar de como besa o lo hace aquel o aquel otro chico, pues le parece realmente asqueroso.

Jaydlien  le lanzo una rápida mirada para que se detuviese junto con su discurso de sexualidad.  No ha podido detenerla desde que perdió su virginidad a los 14 años y desde   eso han sido  ya 4  espantosos y miserables largos  años. Laurent sonríe y detiene su palabrería. Algo no tan agradable para Jaydlien dirá.

— Lista para tu último año en la secundaria- sonríe efusiva
— U-hum-  Jaydlien ni siquiera voltea a verla
— Haré que recuerdes este año toda tu vida- sigue hablando
— ¡Genial!- dijo  sin mucho ánimo
— Recuérdalo amiga este año darás tu primer beso y tal vez pierdas tu...- Jay la interrumpió
— Ni siquiera termines esa oración- le reprimió lanzándole una mirada de pocos amigos
— Virginidad- ríe mientras  Jaydlien le lanza una almohada en la cabeza- Auch!!!!-se queja- Eso dolió
— Te lo mereces- le miro disgustada mientras  se reincorporaba con su amena lectura
— Vamos nena, el sexo no es nada del otro mundo y lo vas a hacer  tarde o temprano-dijo seria, mientras observaba como su amiga la ignoraba por completo.
— Prefiero tarde- le asegura de igual forma
— Yo temprano- dijo sonriente
— Basta ya no quiero hablar de eso, déjame leer en paz, por el amor de Jesucristo- frunce el ceño su amiga
— Ok ya- empezó a reírse como una loca

Y de nuevo ella burlándose de su timidez e ingenuidad, Jaydlien sabe que en el fondo muy, muy en el fondo ella  la entiende y respeta sus decisiones y también sabe que Laurent  quiere que experimente cosas nuevas en su adolescencia,  pero es que Jay así se siente bien.

.........Una semana más tarde.......

De nuevo el comienzo de las clases, Jaydlien tomo una ducha bastante larga, frotándose cada parte de su cuerpo hasta que lo considero suficiente, se colocó la ropa interior, la cual parece más bien la de una infante, para sus 17 años su cuerpo se ha desarrollado muy lentamente, metió sus brazos por las mangas de la camisa blanca, cerro pasivamente los botones, se atuso con perspicacia  la falda de cuadros beige y marrones correctamente,  característica de los dos últimos años de escuela, la falda llega  hasta un poco más arriba de sus rodillas, las medias blancas sobresalen de sus botas negras, tomo su tiempo para cepillar su cabello y amarrarlo perfectamente en una cola de caballo. <>-se repetía mentalmente, cuando estuvo satisfecha de su cabello. Impecable como siempre descendió las escaleras aproximándose a la cocina  para tomar el desayuno, su mamá le dio una mirada de desaprobación al fijarse en como venía vestida, su mama consideraba que ya era hora que se diera una oportunidad en el  amor, después de entregar todo de sí misma desde que entro a la secundaria.

— Piensas ir así?- pregunta Margaret  con el ceño fruncido
— que hay de malo con mi aspecto?-pregunto la chica confundida
— Así jamás conseguirás un novio- espeta su  mamá un poco seca.
— Ya mi amor deja a la niña en paz-la defendió papa- Cualquier chico con el que salga Jaydlien  debe quererla por lo que es, no por cómo se viste- dijo  Frank un  poco serio al escuchar a su esposa presionar a su hija.
— Gracias, pero no estoy interesada ahora en chicos vale, me siento bien así como estoy- Jay tomo  una cucharada de cereal.
— Pero cariño-insistió su mama
— No estoy interesada- repitió seria- Ya me voy a la escuela, que tengan un bonito día- se despidió
— que tengas un lindo primer día de clases pequeña y recuerda ignorar comentarios estúpidos- resonó la voz su padre en la cocina
— Gracias, los quiero, adiós- grito en la puerta para emprender camino al infierno que se hace llamar secundaria

Jaydlien  tomo el autobús de siempre, ocupo el último lugar que faltaba, justo hasta el fondo, rezando por no toparse con algo desagradable,  saco de su bolso su reproductor de música y sus auriculares  para luego colocárselos, escuchar un poco de música la relaja de su monótona e infernal vida, apoyo su cabeza en el asiento, cerró los ojos y se  concentró en el sonido vibrante  proveniente del piano, clara de luna de Claude  Debussy  su armonía favorita,  minutos más tarde,  el autobús se detuvo de golpe impulsándole hacia delante levemente, justo en el momento se topó con un chico, quien con otro par de muchachos subieron al autobús, se veía  mayor, y su ajustada ropa lo hacía ver extremadamente guapo y su chaqueta de cuero con el emblema de un águila o más bien un halcón, le daban aires de chico malo. Estaba bastante concentrado en una conversación con sus amigos quienes se ven aterradores, el chico tomo asiento, pero Jaydlien no pudo apartar la vista de su inmutable belleza, no pudo negarlo era la primera vez que  un chico logra atraerle de tal manera, y aparentemente es una chico malo, eso está fuera de su jurisdicción, de pronto, fija su mirada en ella, Jaydlien quedo  helada, él le regalo una sonrisa divertida,  joder ha logrado pillarla mirándole, Jaydlien aparta avergonzada la mirada, su rostro arde, mierda jamás le había sucedido eso y muchos chicos guapos y decentes le han mirado de igual forma, no, él la mirada de una manera que Jay sintió realmente distinta y cálida, sin embargo debe abstenerse de tener esos pensamientos, los chicos eran unos idiotas, luego de que conseguían lo que querían, se largaban y rompen el corazón de las chicas. Seguro él era de ese tipo o mucho peor, < ¡basta!> se reprimió ella misma.
Para empeorar la situación se dio cuenta que ha  pasado el instituto a unas cuadras, va a llegar tarde en su primer día de clases, jamás le había pasado y mucho menos en su  último año en la secundaria.

— Maldición- gruño en un tono un poco alto- Deténgase- grito, el conductor frena en seco, todos la  miran, -suspiro
— Lo siento-dijo a la vez que le pago al conductor, observando tal vez  por última vez al joven de labios preciosos y mirada encantadora, camino lo más rápido pudo; tampoco quiso sudar, eso sería la entrada a un coma profundo para ella, por suerte llego 10 minutos antes de que sonara el timbre, lo primero que vio fue a Laurent coqueteándole a un chico que jamás había visto aquí, tal vez sea nuevo, cuando se encuentra con su mirada, sonríe y se dirige hasta Jaydlien con  emoción, caray se vieron justo ayer, estaba en su casa contándole a Margaret de sus locas aventuras en Alabama y de cómo obtuvo un buen bronceado. La abraza tan fuerte que sus pechos enormes la  aplastan. Cuando finalmente la soltó  Jay se atuso el uniforme instintivamente. Laurent rodo los ojos.
                           
— Los chicos llegaron- sonríe
— ¡Increíble!- dijo la castaña sin interés
— vamos dilo como si de verdad te interesara, Jay- ríe de nuevo mientras la arrastra hasta el salón.  

Jaydlien observó a James y Michael en un rincón del salón quienes conversan amenamente con un par de sus amigos del equipo de béisbol, de la nada se dan cuenta de la  presencia de Jay mirándola divertidos, - se dijo ella, - repetía mentalmente, los jóvenes caminan hasta ella  y Jaydlien intenta salir por la puerta que maliciosamente estaba  sellada por el cuerpo de Laurent, < ¡oh dios! debo conseguirme amigos más normales  y unos que no suban mi presión arterial cada que me topé con ellos.>se dijo de nuevo. Como si hablar con ella misma, la ayudaría de su próximo ataque.
— James  no sabes lo increíble que estuvo mi verano- ríe Michael a un extremo del pasillo mientras se encamina hasta ella
— Y tú no sabes la locura que hice en Madrid, ven aquí hermano- corre a la vez que Michael para darse un abrazo, el único problema es que Jaydlien está en medio y presiente que eso va a doler. Y es así como fue aplastada nuevamente, pero ahora por dos chicos de metro ochenta.  

— Hey Jay que haces allí, perdona no te vimos- ríe James quien ahora la abraza, mientras  Jaydlien aprieta los dientes conteniendo sus impulsos de salir corriendo.
— Ops si perdona- le alborota el cabello Michael
— ¡Basta!-gritó exasperada- Para con eso, déjenme en paz, arruinan mi peinado- regaño a Michael quien intensifica su tarea de despeinarla- Hablo enserio, Mayt- masculle mientras el ríe
— Tranquila monita, no te alegras de vernos?-  le pregunta
— No demasiado- menciono  intentando acomodar el desastre que dejo Michael con su cabello, los gestos desenfrenados de Jaydlien hacen que James blanqueé los ojos y que Michael y Laurent se rían.
— Yo sé que mucho, un pajarito por ahí- James decía mientras le daba  una mirada rápida y sospechosa  a Laurent- Me contó que nos echabas mucho de menos-
— Pues te mintió porque yo no extraño a gilipollas y los pajaritos no hablan- les reprimió Jay antes de que él le robara un beso en la mejilla, haciendo que la chica se exasperara
— Eres un idiota, que asco- le dijo mientras limpiaba  su mejilla
— Oh vamos a todas las chicas les encanta- rió James intentando no matarse de la  risa.
— Pues a mí no me gusta que uno de mis mejores amigos me ande tocando, es mejor que nadie me toque- chillo para luego dar un largo suspiro- Vale lo siento, es solo que me ponen nerviosa y no me gusta.
- Michael río- Eso solo cuenta con amigos no?, así que este año será diferente
— Para nada Michael será igual que todos, aburrido y monótono, bueno tal vez para mí, no soy igual que ustedes- Jay se  encogió de hombros- Pero para ustedes-les miro a los tres- Sera la más alocada, supongo- Se encamino hasta un asiento, junto a los de sus amigos.
— La cual compartiremos contigo- señalo Laurent- Cierto chicos?
— Por supuesto- anunciaron los dos emocionados

I love you I love you I love you I love you I love you Léanla por fis....bounce
Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 3rd 2013, 09:25

PRIMERA LECTORA PRESENTE!!!
JAJAJ Lool SIGUE CHICA
NO PUEDES DEJARLA
AHI...QUIERO SABER
SOBRE ESE CHICO MALO
DEL AUTOBUS!!! ^^ Lool 
SIGUE SIGUE
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 7th 2013, 22:07

hOLA kAREN gracias por leer mi novela aqui dos capis por ser mi primera lectora...

Capítulo 2
— Oh! vaya que divertido- Jay hizo una mueca de disgusto y justo cuando ellos iban a decir algo, la profesora Mendler cierra con fuerza la puerta del aula provocando que todos abandonen sus conversaciones y se centren en ella. Tiene el cabello rojizo y lo lleva recogido en una cola de caballo. Es probable que no haya cumplido aún los 30 años pues se ve bastante joven, pero aun así sus lentes y su frente ceñuda la hacen ver mayor. Jaydlien ha oído que en su primer año como profesora (el cual solo trajo llantos) aplazo a la mitad de la clase, arrastrándolos consigo a la escuela de verano, incluso a Thomas Peterson al cual muchos profesores lo creían un estudiante modelo, tuvo que asistir para poder conseguir una nota viable para poder acudir a la universidad y según cuentan que fue por ella que él se tuvo que despedir de su sueño de acudir a Harvard. Y que en este año piensa adoptar una actitud mucho más dura.

— Buenos días y Bienvenidos al último curso de Física- dice antes de sentarse al borde de la mesa y abrir una de sus carpetas- Agradezco que hayan escogido ya sus asientos pero me he tomado la molestia de asignarles un asiento a cada uno. Debido a que me han informado previamente de sus alusivos comportamientos-miro a James, a Michael, a Laurent y finalmente Jaydlien con advertencia. Ahora ella esta colada con los chistosos de la clase, que buena primera impresión.
La clase protesta incluyendo a los amigos de Jay quienes ríen y gritan, pero la señora Mendler ni siquiera se inmuta. Se planta en la primera mesa del laboratorio y dice:

— James Smith ocupe el primer asiento de la izquierda. Su compañera será Melanie Ellis.

Melanie Ellis es la archí- enemiga de Laurent, se odian desde el primer año en el instituto y debido a eso ambas compiten por quien es la más sexi y bella del colegio. Lo peor es que es la capitana de las porrista. Melanie le lanza una mirada divertida a Laurent, pues sabe de alguna forma que a Laurent le gusta mucho James.
— Señorita Jaydlien Adams- dice la señora Mendler señalando la mesa que queda justo al lado de James, justo al frente de la clase, justo al frente de su escritorio, justo al frente del suicidio de Jay, esta le lanza a James una mirada preocupante, mientras intenta por todos los medios no entrar en pánico, y este le devuelve una más confiada. Jaydlien se levantó y arrastro su cuerpo hasta el lugar ya antes señalado.
— Me han dicho mucho de usted señorita Adams- menciona fría y con rudeza, se dice Jay, a muchas personas Jay no les agrada por su actitud pero está precisamente le aterra hasta la mierda.
— Meison Boehm- continúa la señora Mendler, señalando el taburete al lado.

< ¡Ay Madre! Meison… ¿Mi compañero de laboratorio? ¿Durante todo el curso? Esto debe ser una broma, de ningún modo, me niego, no quiero que me lastime o algo parecido. Debí haberme quedado en mi casa, bajo las sabanas sintiéndome menos intimidada. ¡Mierda! ¿Es así como va a comenzar mi último año en el instituto?>pensó la chica.

La señora bruja mira detenidamente a Meison por unos minutos, acomoda sus lentes.
— Señor Boehm quítese esos piercing de la cara junto con su chaqueta y esos brazaletes o lo que sea. En mi clase aplico una política de tolerancia cero- mira a Jay, - se discute Jaydlien mentalmente- No permitiré ningún accesorio relacionado con una pandilla, culto o lo que sea en mi clase. Y por desgracia, el Director Collen respalda sin reservas esta medida… ¿Me he explicado bien?

A medida que la profesora sigue asignando lugares, los estudiantes se cambian de asiento sin entusiasmo. Por suerte Laurent quedo tras de Jay y Michael tras de James quien está a unos pasos a su lado.
¿Cómo le voy a explicar a mis padres que el chico malo del instituto es mi compañero de laboratorio en Física? Espero no me culpen de ello o se infarten.
Mi día no podía ser peor! Feliz nuevo último año en este infierno!!!> hablo su subconsciente indignado.
Luego de acudir al resto de las clases y de casi tener un ataque en clase de filosofía, Jaydlien llego a la conclusión de que este sería el año más extremadamente loco de su vida, iba tras sus amigos mientras intentaba convencerse de que todo iba a estar bien, que las cosas iban a mejorar, ¡Como si eso fuera a suceder!, de pronto las manos de Michael frente a su rostro la lanzan de su nube para chocar en el piso.
— ¡Tierra llamando a Jaydlien!-repito un par de veces- Vamos cariño, todo va a ir bien- le da una sonrisa encantadora.
— ¡Bien!-dijo la castaña- La señora bruja Mendler me odia y yo no le hice nada- lloriquea
— A mí-señala Laurent- Y a mí- dice James- a Mí también, me odia… helloo- ríe Michael
— ¡Oh diablos! Estamos jodidos...-renegó Jay...
— Veamos el lado positivo- interviene Michael
— No hay lado positivo- sentencio Laurent cabreada- Es nuestro fin!!!
— Como sea- dijo James- Mi mama está haciendo unas ricas hamburguesas para celebrar el primer día del último año de clase, así que andando...-le sonrío pícaro a Laurent

Prontamente ya estaban en el auto, dispuesto a ir a la casa de su amigo, Jay miro por la ventana el camino, hacía ya mucho que estaban en el auto, más de lo que deberían, además de que casi no pudo reconocer las calles, eran realmente una especie de suburbio, uno el cual no conocía y tampoco quería conocer, se demoró un momento en darse cuenta de que había sido engañada por sus amigos.

— Si no me llevas a casa juro que gritare y te acusare de secuestro- le indico Jay con el ceño fruncido a James quien conducía. Este le regalo una sonrisa indescifrable para la chica,
— Sabíamos que no vendrías si te lo decíamos, velo como quieras, secuestro o no, ya estamos aquí -menciono James con la vista fija en el camino.
— Me iré inmediatamente, además no le pedí permiso a mis padres y no tengo ropa para donde sea que vayamos- soltó ella con voz estrangulada. No le gustaba los lugares a donde iban sus amigos y este no sería la excepción.
— 1- No te dejaremos ir, aunque nos demandes y amenaces con lastimarnos 2- Hable con tu mama y estuvo completamente de acuerdo, solo dijo que no llegaras muy ebria a casa- Laurent río, Jay blanqueo los ojos- 3- Aquí tienes- Laurent le lanzo ropa
— A dónde iremos?- dijo Jaydlien dándose por vencida
— los chicos gritaron victoriosos-
— A un bar, un amigo nos invitó, somos los únicos de secundaria allí, es más que un alago de su parte- soltó Michael
— Universitarios?-pregunto Jay mientras intentaba meterse el short negro sin que vieran sus braguitas de ositos
— Algo así- explico James
— Como que algo así?- le pregunto Laurent con la vista puesta en el
— Ya lo verán- murmuro él en su defensa
— Prometes que no nos sucederá nada- menciono Jay un poco preocupada.
— Prometo que no les sucederá nada, nosotros cuidaremos de ustedes, chicas solo diviértanse, sobre todo tu pequeña- aclaro Michael
— pues entonces todo bien- aseguro Laurent mientras se sacaba la camisa blanca del instituto rebelando un atrevido top negro sin tirantes
— Lo sabías?- le pregunto Jay a la defensiva
— Digamos que si- se sinceró Laurent
— ¡Fantástico!- bufo Jaydlien
— No te enojes, beba- sonrío Laurent un poco angustiada












Capítulo 3
***
El jefe de los halcones dio las ultimas órdenes para el intercambio de esta noche, si todos lo hacían como él les indicaba seguro saldría bastante bien, sin ningún inconveniente. Los chicos de la banda asentían en cuanto él les dijo si habían comprendido, quedo bastante satisfecho del trabajo de sus nuevos chicos, pero aun así los mantenía bajo la lupa. Él no se fiaba de nadie, pues no confiaba más que en él, en sus hermanos y en sus dos mejores amigos. Luego de su explicación y su resumen de los negocios del mes pasado, todos los chicos se dispersaron en el bar, aquellos que no habían sido elegidos para la misión, tendrían una buena fiesta incluyéndolo.

— Hey jefecito- le llamo Joe su mejor amigo de siempre, solo a él y a Trevor les permitía ese tipo de comportamiento hacía con el- Invite a un par de amigos a la pequeña reunión no te molesta ¿cierto?-sonrío Joe divertido, claro que le molestaba no le gustaba que nadie tocara los dominios de los Halcones, fueran quienes fueran-
— Qué clase de amigos Joe?-le pregunto él con voz ronca y fría
— De la clase de tipos que le partirían la madre a cualquiera, deberías conocerlos, esta noche te los presentare, son de la puta madre Nick- río Joe
— Solo espero que no se metan en problemas y eso es tu responsabilidad Joe si pasa algo, no te defenderé de los muchachos- le advirtió Nick divertido
— Hombre pensé que eras mi amigo- se hizo el dolido- Dijeron que traerían un par de amigas, supongo que una cosa recompensa la otra -río Joe de nuevo
— No cantes victoria aun -reprimió - Y no sabes que tal están?- le sonrío pícaramente
— Por eso eres mi mejor amigo- se dio la vuelta- Y no pienso decirte, tendrás que descubrirlo tú solo- corrió hasta la barra
— Hijo de pu*ta- se echó a reír
— Yo también te quiero hermano- le grito Joe eufórico al otro lado del bar.


Jaydlien quedo aterrada del tipo de lugar que la habían traído los chicos, no era muy quisquillosa, pero este es la clase de lugar donde buscas una buena paliza, una rápida muerte o una dolorosa y lenta violación y ella no quiso cruzar esa delgada barrera que separaba su seguridad de un posible ataque cardíaco. Además de estar cubierto por todo tipo de objetos de una muy desconocida procedencia. En una esquina vidrios de los que parecía ser una botella de Whiskey esparcidos peligrosamente en el suelo al otro lado una bolsa de plástico lleno de lo que parecían ser condo… Jay respiro profundo e intento borrar esa imagen.

— No lo juzgues antes de entrar -le regaño James
— Quiero irme a casa y lo digo enserio, quiero llegar viva y con mi virginidad- declaro estupefacta
— Vamos Jay aun no lo has visto por dentro, te aseguro que llegaras viva a casa-le aseguro su amiga
— Y hay más, creo que ha sido mucha aventura por hoy-lloriqueo ahora más asustada
— No quería decirlo de esta forma, pero así deba llevarte a la fuerza adentro lo haré- la amenazo Michael, Jay hizo una pataleta.
— No pueden obligarme, esto es muy peligroso. Qué hay de mi reputación?-pregunto ella llorosa
— Este año se irá a la mierda, te lo aseguro, joder Jay no podemos disfrutar del último año sin ti, el siguiente año cada uno ira a una universidad diferente y esto- señalo a su alrededor- Se va a acabar- protesto James molesto, Jay odiaba que el tuviese tanta razón, habían sido una pandilla desde hace diez años y este sería su último año juntos, debían disfrutarlo al máximo, quisiera o no. De nuevo se dio por vencida.
— Te juro que si me pasa algo esta noche, tan solo un rasguño y te arrancare lo que llevas con tanto orgulloso entre el pantalón a ti y a Michael, mientras que a ti Laurent te ira igual o peor que a ellos- refunfuño para salir del auto y lanzar la puerta con un golpe seco y furioso.

Ella supo que iba a vomitar en cualquier momento, al entrar se topó con una gran nube de humo de cigarrillo nublando la vista, eso y el olor a alcohol le revolvían el estómago, además de que seguro le daría asma, habían mesas y sillas acomodadas en los rincones que parecía que nunca los habían limpiado, las luces eran amarillentas y el olor a cigarrillo y a alcohol impregnaba el ambiente, también habían varias mesas de billar en una esquina y juegos de tiro al blanco. La música era extremadamente ruidosa, algo de rap o heavy metal hacia que su pecho vibrase, sus manos sudaban y estaba asusta hasta la madre, si no fuese por sus amigos ya estaría a más de un kilómetro a la redoma. Este no era al tipo de fiesta que frecuentaban ir, ella lo sabía, no entendió como pudieron asistir aquí, estaba acostumbrada a las pequeñas reuniones, tomar algunas sodas y también algunos bocadillos, no ir a un lugar donde seguramente terminaría traumada de por vida, Michael les dio una rápida mirada, pidió dos cervezas y les menciono que se quedaran en la barra hasta que ellos volviesen, que lastima que la puerta estaba tan lejos, era una buena oportunidad para escapar.

— Dale un trago- le pidió Laurent mientras observaba como su amiga evadía la bebida
— Sabes que yo...- Laurent la interrumpió
-Debes salir más a menudo amiga, así que dale un buen trago y disfruta de la noche- sonrío, Jay quería golpearla justo en la cara por arrastrarla hasta este...este... no encontró la palabra correcta para denominar el bar, era algo suicida y escalofriante.
Ella se rindió y le dio un trago largo a la cerveza mientras hacia una mueca de repugnancia, odiaba el alcohol sobre todo el amargo sabor que le dejaba al tragar. Tocio descontroladamente cuando le quemo la garganta.

— Mejorará si le das otro- le aseguro Laurent luego de haber acabado su botella, ¡Dios! Ella solo le había dado un sorbo y su amiga ya había acabado la suya, le dio otro trago y sintió como el líquido le quemaba de nuevo la garganta, no entendía como una mierda así le gustaba a las personas, ¡Locas!- No mejoro Lau esto es una porquería- refuto Jay alejando la botella lo que más pudo.

— Te acostumbraras- escucho la voz de James tras suyo
— Claro cuando me acostumbre a traer un pene- rugió ella justo antes de escuchar risas y de notar como Laurent abría sus plumas como un pavo real.

— Podemos irnos o puedo irme esto está de muerte sería más divertido asistir a un convento- se giró para quedarse helada, el mismo chico del autobús pero ahora la miraba furioso. ¡Oh dios, Misericordia!

— Te aburres nena- la voz del chico a su lado la saco de sus pensamientos suicidas, claro antes de que el chico lindo lo haga.

— Un poco- sonrío falsamente
— Hola- dijo Laurent como loca mientras arremetía para ser el centro de atención
— Hola- le saludaron ambos chicos extraños, Jay se dio vuelta y se largo de la escena. Chica tímida dice algo impropio, chico malo se molesta, chica linda se hace el centro de atención, chica tímida salva su lindo culito de una muerte atroz... Como se llama la obra?- Jaydlien es una idiota.
Luego de tomar asiento en el lugar más retirado del bar, reviso su teléfono, dos llamadas perdidas de su mama, ella regreso la llamada.
-Hey ¿Sucede algo?- pregunta la chica clavando sus ojos verdes en una pared de roble.
— Te está divirtiendo-se escuchó la voz divertida de su mama
— En absoluto, puedes por favor, por favor, venir por mí?- le suplico Jay a su mama
— No! Vamos cariño diviértete, se una adolescente normal, nena cuando tengas mi edad estarías deseando regresar el pasado y gozar de tu adolescencia, se es adolescente una vez, confío en ti, papa lo hace y sé que Jude también. No te hará daño una noche de diversión.
-Jay dio un largo suspiro -Vale está bien- se resignó, debía divertirse, se es adolescente una vez, y además una noche no le hará daño ¿cierto?
— Cuídate linda y por favor no te subas a una mesa y te quites la ropa- bufo Margaret
— No lo haré- sonrío Jay- Adiós- se finalizó la conversación

La obligaron a divertirse, bueno sí que lo haría.

— Oye tú, la amargada de la esquina- Jay miro a Michael- Si no mueves tu bonito trasero hasta aquí lo traeré yo mismo
— Tan solo inténtalo- Jay encargo una ceja- Y te arrepentirás de haber sido un hombre
— Eso nunca sucederá bonita- le aseguro Michael
— A no!- la chica se cruzó de brazos, Michael se asusto
— Bien si no quieres venir, no hay problema- se encogió de hombros
— Solo lo haré porque me agradas, pensándolo bien… Nah prefiero quedarme aquí- río


****
— Se dejan subestimar por sus chicas, que clase de hombres son?- pregunto Nick serio
— La clase de hombre que prefiere mantener sus bolas a donde pertenecen y esa chica- señalo a la castaña que apenas alcanzaba el metro setenta- Esa es una rompe bolas profesional de la que nos mantenemos bien alejados, además de que es como nuestra hermanita pequeña y peligrosa- río James
— el jefe de la banda avanzo a paso seguro y dominante hasta la chica-
— Yo no haría eso si fuera tú!!- le menciono a Nick, el solo sonrío malévolamente mientras que posaba su sexi y apretado cuerpo frente a la pequeña ¨peligrosa¨

— Jay se pasmo del nerviosismo que invadía su cuerpo mientras tenia a ese dios griego frente a ella, ¡Rayos! Recuerda... Los chicos son unos idiotas, gilipollas que te rompen el corazón luego que consiguen su propósito... Sexo... y un par de besos calientes, cosa que ella nunca había hecho, era virgen completamente y de todas las maneras posibles.


— Se le ofrece algo?-pregunto cuando tuvo aire en sus pulmones.
— En realidad si- sonrío el pícaramente
— Qué?- ella entendió claramente sus intensiones
— cuando ella le iba a dar su sermón de no estoy interesada en pandilleros, él la levanto, llamando la atención de todos, Nick camino orgulloso por el pasillo, con una chica que lanzaba amenazas, como cuchillas afiladas y patadas que podría mandar al hospital a más de uno. Todos lo observaban como una especie de héroe, los amigos de ella como un completo loco y ella solo quería matarlo. Si, no fue buena idea venir aquí.
— Él la dejo en el piso-

— Eres un hijo de pu*ta-dijo ella histérica, la música y las risas pararon, entonces Jaydlien se dio cuenta de que había dicho algo incorrecto, sobre todo cuando sintió las miradas de todos sobre si, pero ya lo hecho pecho. Toda la banda la había encerrado en un círculo bloqueándole la salida y la miraban con enojo, estaba aterrorizada, eran aproximadamente veinte y no podía apoyarse en ninguno de ellos, y peor aún, uno de ellos estaba cabreado con ella. ¡Estaba Muerta!
— Disculpa creo que no te escuche, nena- dijo con una voz tan fúnebre que Jay firmo su testamento y estaba segura que no le dejaría nada a esos supuestos amigos que tenía, la trajeron a su muerte, si estaba asustada, pero no haría que se le notara, ella se cruzó de brazos, lo miro fijo.
— Oye amigo creo que podemos arreglar esto de otra forma- menciono James, pero fue detenido por dos hombres de la banda.
— Ahora no chico-le dijo Joe serio
— Jay solo es una pequeña bocona que-intento decir Michael pero Jay lo interrumpió
— Yo puedo defenderme sola cariño- insistió
— Así que Jay...
— Jaydlien- amonesto ella furiosa
— bueno Jaydlien creo que ni mi banda ni yo escuchamos lo que dijiste- le sentencio él, ¡esperen dijo mi banda! Ahora si estaba muerta
— Dije-fue interrumpida
— Jaydlien- la regaño Michael- Es mejor que lo dejes, no es- Nick levanto la mano para callarlo, Michael tembló.
— Continua- él la reto con una mirada martillante y siniestra
— Que eres un hijo de pu*ta- Cuando se defendió se escucharon varios jadeos de asombro. él no lo podía creer que le había faltado el respeto frente a su banda
— Estas jugando- le dio una oportunidad para retractarse--¿Acaso no sabes quién soy?-
— Jay- insistió Laurent- Basta!!
— Debería saberlo?-reprimió ella, el arqueo una ceja.-Dijeron que me divirtiera y esto es divertido, o no?- encargo una ceja justo para su dios griego, si ella no era sí, pero este chico hacia que sacara su fiera interior. Y era tan excitante discutir con un chico malo, como romper todas las reglas, todas sus reglas.
— Quieres que esto se ponga divertido- la miro como un demonio, lo que a Jay le encanto. ¿Esta no es la parte donde tiene que estar aterrada de miedo y correr como la nenita asustadiza que es?
— Ella frunció el ceño-
— Adelante- le permitió, ella, genial ahora al gran Nick Jonas, un chico al que muchos les causa terror y seguro preferirían suicidarse que encontrárselo frente a frente como lo hacía Jaydlien, le estaba dando permiso una chica. ¿Esto debe ser una broma? Y a él le gustaba y mucho.
— De pronto él no se controló más y la beso, ¡Santos cielos!...
Jaydlien se quedó estática, sus amigos con la boca abierta y los demás chicos divertidos, ¡Oh, genial! Vaya manera de recibir su primer beso, era tiempo de que le dispararan pero mas no la despertaran, porque le estaba gustando y mucho, el chico hizo presión sobre sus labios para que los separara, Jay obedeció e intento seguirle el paso, pero era imposible, él era un experto y lo más trágico es que a él le gustaba el sabor de esa chica, mucho más que otra y ha besado a muchas de diferentes formas. Pero esta simplemente le encantaba.
Para la pequeña Jay no era nada mejor, sentía que tocaba el cielo con las manos, más bien con su lengua, se creyó demasiado tímida para si quiera intentarlo, pero estando cerca este chico no podía controlarse. Y era demasiado bueno. Muy bueno, lástima que el aire se les está acabando y la realidad los comienza a golpear.
— Espero que te haya gustada- resoplo él con desanimo.
— No sabes cuánto- sonrío dulce
— Entonces… creo que no soy un hijo de puta después de todo- tanteo para que ella se disculpara
— U-hum creo que.... si, lo sigues siento, imbécil- dijo para clavar su rodilla en la entrepierna del chico, haciendo que soltara un grito de dolor
— Mis agradecimientos por ese beso- índico ella molesta, mientras sentía como los chicos gruñían listos para atacar .Nick se incorporó y la miro con odio.
— Tienes dos segundos para disculparte- señalo el mordaz
— No-lo-haré- respondió ella airosa
— Bien, chicos no dejen rastro alguno- se dio la vuelta esperando algún llamado de misericordia, no lo escucho, esta chica era dura, y le gustaba. El solo sonrío encantado de cómo esta lindura cambiaba de carácter rápidamente, esta mañana ella se había sonrojado por una de sus sonrisas y ahora esa misma chica lo había pateado en las bolas. Joder le encantaban los retos y ella era uno que iba a ganar.

Cuando el chico dijo eso, ella supo que era su fin, quiso llorar mientras cerraba con fuerza los ojos, no sabía qué rayos pretendían hacerle esos hombres, pero iba a ser algo muy malo, de eso estaba segura. Se llevó las manos a la cara y cuando sintió la presencia de los chicos sobre ella, trago grueso, ahora si estaba temblando las lágrimas comenzaban a picarle los ojos, intento no tener un ataque. Si iba a morir lo haría con dignidad y al menos había besado a un chico, y que beso, al menos moriría feliz, más o menos.

— El que le ponga una mano encima a esa chica, mañana estará frío y tieso en una de estas calles- advirtió Nick punzante. Los chicos rieron
— Qué suerte tienes bonita- menciono Joe sonriente- Creo que le has gustado al jefe
— Yo… no-lo creo tanto- limpio un par de lágrimas que se escurrieron
— Recuérdenme no ofrecerle otra cerveza a Jay en su vida o al menos que yo no esté cerca- bufo Laurent- Puede ser al otro lado del país- sonrío tranquila
— Vamos chicos a divertirse- declaro Joe tendiéndoles unas cervezas a todos, Jay ni siquiera la miro, si solo fueron dos tragos imagínense una entera, ¡Oh, Dios!
— Creo que es suficiente para mí por hoy- declaro ella mientras se dirigía al baño, ahora si iba a vomitar con ganas.

Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 7th 2013, 22:10

I love you I love you I love you I love you 

Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 8th 2013, 09:01

affraid affraid affraid 
QUE INTENSIDAD MADRE!!!
JAJA ME DEJASTE MUERTA
VAYA PRIMER BESO
JAJAJ SUBE SUBE SUBE
PLEASEEEEEEEEEEEEEEEEE
ME ENCANTO EL CAPITULO
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 8th 2013, 17:59

Capítulo 4

— ¡Estuve a punto de morir!-
Jaydlien estaba hablando con Laurent por el pasillo de la secundaria, luego de haber salido de los cursos de la mañana.
— Pero sigues viva, por ello no te encerraras toda la vida- le menciono su amiga seria
— Eso es lo que debería hacer, si él está molesto conmigo, me buscara y seguro me asesinara-  le dijo la castaña alterada justo cuando se plantó frente a Laurent
— Vamos Nick no te hará daño, si quisiera hacerlo, sus chicos te hubieran aplastado ayer, no los dejo hacerlo y bueno, en conclusión,  no está molesto contigo así que relájate todo irá bien, solo olvídate de todo lo que paso esa noche- le dijo con voz dulce su amiga mientras la agitaba levemente.
— Hey ¿Cómo están?-les pregunto Jane una de sus amigas
— Aterrada y tú?- bufo Jay más tranquila
— Jaydlien dio su primer beso-rugió Laurent emocionada
— Chicas!-grito Michael mientras se acercaba trotando hacia ellas junto a James, con su uniforme de beisbol.
— Cuéntamelo todo-grito la morena exaltada, justo cuando el timbre sonó
— Creo que tenemos que irnos a la práctica- señalo James
— Nos vemos esta tarde?-pregunto Jane
— No, beisbol-dijo Michael
— Práctica con las animadoras- señalo Laurent
— Tengo clases de ballet lo siento- Jaydlien anuncio
— O que mal, pero debes contármelo todo- resoplo Jean a la vez que la abrazaba como despedida y así fue como vio a dos chicas con trajes de animadoras se alejaban de ella junto con dos chicos con uniforme de beisbol que las acompañaban, resultaban ser sus amigos, resultaban ser sus pesadillas, resultaba ser unas de las personas que más quería en este mundo.

***

Jay tomo una ducha rápida, salió de ella con una toalla azul marino enrollada en su torso, se colocó unos pants fucsia  lo bastante cómodos y un camisón blanco un par de talla más grande que ella, amarro sus converse rosas con destreza, lanzo sus zapatillas de puntas sobre su hombro y su bolso rosa de un osito cariñosito en el otro, descendió las escaleras en un trote y se dirigió a la cocina para buscar una botella de agua.
-Le podrías decir a mama que luego del entrenamiento iré a la casa de un amigo- señalo Jude mordiendo una manzana

— Christopher?-pregunto ella dulce
— Si Muffin, que tengas suerte en tus clases de ballet espero no caigas muy fuerte sobre tu trasero- le abrazo su hermano mellizo
— Muy gracioso, Jude- rio Jay apretándolo hacia ella.

Amaba a su hermano mayor, quien era casi igual que ella físicamente, la única diferencia era su cabello negro, pero compartían el mismo color de ojos y las demás características, por suerte su relación era bastante buena y el era un buen hermano mayor defendiendo a su hermanita, de cualquier cosa menos de los amigos de ella. Eso era imposible.

Tal como lo dijo su hermano, se había caído, Jay se había caído justo en su trasero tan fuerte que se quedó sin aliento, la última vez que se había caído de igual forma tenía 14 años y estaba en clase de gimnasia, intentando un giro doble, el cual no salió como esperaba y termino con el trasero besando el suelo. Ella está furiosa porque tendría un moretón del tamaño del Cabo San Lucas en su trasero hasta las vacaciones de invierno, porque estaba pensando en el beso que jamás tuvo que haber ocurrido y su casi encuentro con la muerte de la que sorpresivamente se había salvado. Por ese chico, el Chico malo, que según su amiga se llamaba Nick. ¡Genial!
La profesora de Ballet dejo en claro lo mala bailarina que era Jay con cada grito furioso que resonaba en las paredes del estudio de baile, dejándola en vergüenza total frente a todas sus compañeras, Jay solo podía reprimir sus lágrimas, tomar aire y mantener su actitud orgullosa, pero era imposible con cada grito que le ofrecía su profesora y con el insoportable dolor que atacaba su trasero, estaba harta de que esto fuera todos los días, de cada semana, de todo un mes y de casi un año, lo cual la frustraba, estar acostumbrada a que te elogien por tus logros, no ayudaba mucho cuando llegaba a las clases de ballet. Se levantó con dificultad, tomo su bolso y se marchó a paso veloz mientras sollozaba descontroladamente, intentaba ocultarse tras el gorro de su chaqueta, pero era absurdo ya que el tutu se llevaba todas las miradas, ¡Increíble!  





Tras mirar el cielo supo que era algo más de las 6:30pm, estaba pintado de un púrpura oscuro con una mancha plateada brillante y pequeños puntitos a su alrededor.  Luego de caminar sin rumbo por las calles de Detroit, se dio cuenta que estaba perdida, puesto que nunca había circulado por estas calles y mucho menos por los suburbios, de noche, sola y con su traje de bailarina de ballet incluido el tutu y su escasa ropa bajo su cintura. ¡Genial!

Intento buscar algún restaurant, negocio o lo que fuera que tuviera un nombre y personas normales, por suerte traía sus converses, busco en su bolso su muy silencioso celular, cuando al fin lo tuvo en sus manos descubrió que estaba más que muerto ¡Oh, Dios! Lanzó una maldición, ¿Que haría ahora?, esta zona era más una de rufianes que de personas como ella, aunque no debería juzgar sin antes conocer, pero para  Jay este año pasaría a la historia, de eso estaba segura, hace ya cuatro noches atrás el jefe de una banda de asesinos y vendedores de sustancias ilícitas casi la mata, hoy tal vez será secuestrada. ¡Demonios!

El frio de la noche tomaba posesión de sus piernas que solo eran cubiertas por unas medias pantis, el miedo más de su mente, debía llegar a casa a como dé lugar, no quería un castigo, no quería que alguien la lastimara, no quería revivir la sensación que tuvo en aquel bar cuando pensó que esos chicos patearían su bello trasero, sus pies se pegaron al suelo técnicamente cuando escucho la voz de algunos chicos, ¡Oh, cielos! Cuando por fin tuvo domino de sus extremidades plantadas en el suelo, camino lo más rápido que pudo, no sabía a dónde se dirigía, pero sería mucho mejor y más seguro que estar con esos chicos.  Las suplicas e insultos vulgares llenaron con eco la calle solitaria y poco alumbrada. ----Tranquila, tranquila--- se repetía mientras apretabas los puños a cada lado.

— Detente ahí, zorra- la gota que derramo el vaso, Jay era de las chicas tímidas y asustadizas que evade todo tipo de problema, pero cuando la ofendían realmente era de esas que prefería morir en el combate que gritar por ayuda. Rodo sobre sus talones y le lanzo una mirada asesina a cualquiera del trió delante de ella. Levanto su mano y les enseño ampliamente el dedo de en medio con una sonrisa divertida. Esta chica está completamente loca.
Las risas no se hicieron esperar, la cara de  Dante decayó como si no pudiera creer que una bailarina de ballet le hubiera mostrado el dedo, como si no fuera probable que ella llegara completamente a salvo a su casa.

Capítulo 5

— Vas a disfrutar como te hago mía, perra- dijo aproximándose más a Jaydlien quien por segunda vez en esta semana se dio cuenta que sus acciones cobraban factura y una muy alta. Corrección hoy seguro no la secuestrarían la violarían ¡Rayos!              - Agarren a esa zorra para que le podamos enseñar modales.
Jaydlien debió haber gritado, debió haber corrió o debió hacer algo que salvara su culo de una muy segura violación, pero como se espera no es del tipo de chicas que huye de los problemas que ella misma ocasiona.
Ella mantuvo su cuerpo inerte esperando que un policía o alguien que pasara por allí  le dieran una esperanza a su virginidad. Dos pares de brazos la sujetaron por cada lado, retorciéndola con tanta fuerza que no pudo reprimir un jadeo ahogado.

— Es mejor que me suelten ahora mismo- les grito, luchando contra sus agarres- A menos que quieran una marca de una muy buena golpiza en sus frentes- Otra mirada sobre su hombro develo que estaba sola en esto.
— Nadie va a venir a rescatarte, cariño- dijo Dante tomando sus piernas- Ahora nadie es el tipo de persona que le guste ser héroe en esta clase de situaciones. Más bien son el tipo de las que huyen por su propio bien

— Ja- resoplo - Y esto viene de la persona que intenta violar a una chica, ¿Eso te suena a alguien que podría reconocer a un héroe cuando lo viera?-Desde que Jaydlien tiene dos años, su mama le había dicho que su boca seria su muerte, y juzgando por el destecho de homicida que cruzo por  la rostro de Dante, su mama tenía razón. ¡Estaba perdida!

— ¿Cómo me estas llamando exactamente?
Entrecerrando los ojos e intentando enterrar sus pies en algún lugar doloroso para el chico- Un cobarde.
— Iba a permitir que vivieras- siseo Dante justo cuando la chica enterró su pie en su entrepierna, soltó su agarre de los chicos  y planto un fuerte golpe en la cara de los tipos, pero luego de su buena pelea, sintió como su cara quemaba a la vez que caía al suelo y se encontraba con la mirada depravada de Dante quien se colocaba sobre ella- Pero eso fue antes de hicieras ese comentario- le arranco el tutu de un jalón. Ella sabía lo que venía ahora, se llenó de valor, para esperar el dolor y la desmoralización que sufriría.
— Tienes unas bonitas piernas- las apretó con fuerza, mientras besaba su cuello- Espero que lo disfrutes.
La desagradable sensación de sus manos sobre su cuerpo, la llevo a aceptar que este tipo la haría suya en una calle de Detroit.
Finalmente grito desesperada, mientras las lágrimas se le escaparon de los ojos.
— Tápale la boca, Travis- Ordeno Dante mientras intentaba poner sus manos en los pechos de la chica, sin embargo esta no lo permita con los desventurados revolcones que daba
Ya para ese momento Jaydlien supo que ese sería su fin, pero todavía había oportunidad. Los milagros existen no?, se aferró a eso cuando mordió uno de los dedos de Travis con tanta fuerza que saboreo su sangre, y lo creyó cuando su mano golpeo con todas las fuerzas de su cuerpo de metro sesenta y 59 kilos, la cara de Dante. Y allí, Jaydlien puso todas sus esperanzas cuando sintió que no había más manos aprisionándole y que a su alrededor solo se escuchaba  un trió de jadeos y gruñidos.
Intento ponerse de pie y correr todo lo que sus pies le permitían pero un par de manos atraparon su cuello y la lanzaron al suelo con muy poca sutileza, logrando tal vez fracturarle algunas costillas -Si yo fuera un buen chico te penetraría y te dejara aquí- se puso sobre ella de nuevo y abrió sus piernas de un jalón- Pero como no soy un buen chico- Jay miro el cielo con rendición-Vas a morir, perra.
Fue en ese momento que Jaydlien lo sintió todo real. Como si se hubiera convencido  de que todo lo que había estado ocurriendo hasta ahora era solo una muy mala pesadilla, pero ahora se estaba despertando y sabía que a la duración de su vida solo le quedaban unos poco minutos.

— Chane sujétala fuerte- dijo a la vez que el chico la tomaba de los brazos y el sacara  algo de su bolsillo, era una tira de tela, una mojada tira de tela que apretó bien fuerte
— No quiero despertar a los vecino- ¿Cueles vecinos si ese lugar estaba solo? ¡Maldita sea!, la tuvo amordazada tan rápido y tan fuerte que fue obvio que esta no era la primera, segunda o la décima vez que había hecho esto.
Entonces, las lágrimas comenzaron, Jaydlien cerró los ojos y susurro una oración que decía cada noche antes de acostarse cuando era niña y allí estuvo lista para lo que vendría, el dolor entre sus piernas y finalmente su muerte, por primera vez en sus diecisiete años de vida lo estaba, estaba lista para morir, es más  Jay quería que se apurara y la tomara.
Pero justo cuando Jaydlien esperaba sentirlo dentro suyo, escucho el rugido de unas motos y un grito desesperado y enrabiado como si el diablo mismo hubiese decidido hacer una visita al funeral de la chica.

Al abrir sus ojos, lo primero que vio fue el rostro de Dante eclipsado desde la dominación hasta el miedo, justo cuando un hombre salto sobre él. Jay se fijó bien y era Nick quien se encontraba sobre Dante, lanzando puño tras puño en cualquier parte del cuerpo de Dante- Vas a morir por meterte con mi chica, enfermo hijo de pu*ta- Con cada palabra le seguía un golpe y cada uno aterrizaba como un trueno.

Jaydlien se quedó allí en shock  por apenas lograr eludir su muerte por segunda vez, todavía en shock porque le habían salvado su virginidad, y ahora en shock por ver a Nick, aquel chico que iba a matarla; golpear a Dante con tanto odio que parecía como si no le importara matarlo a o no. No se sentía aliviada que Nick estuviera ahora de su lado o de que una posible venganza se aproximara luego de esto, tal vez la ha salvado para matarle el mismo. Deteniéndose abruptamente Nick se giró para mirarle- Sáquenla de aquí- dirigió luego la vista hacia otro de sus chicos.
Cuando Jay hizo una mueca de horror ante lo que él dijo, añadió: -Lo tengo controlado. No van a lastimarte, no lo permitiré, te encontrare luego- justo en ese momento, dos de los chicos de Nick golpeaban a los otros que casi violan a Jay y otro la tomo para llevársela- Anda, nena- suplico con una sonrisa divertida- Yo te protegeré.

Jaydlien aun temblaba asustada, había estado llorando todo el camino hasta el mismo bar del cual se largó hace unos días con un hueco en el estómago, ahora por segunda vez las miradas recaían sobre ella, los chicos de la banda miraban a la Jay bastante abatida y aterrada, ¡Joder, su fin había estado muy cerca! Ahora mismo besaría el trasero de Nick  si estuviera con ella, le costaba respirar, sus piernas parecían de gelatina, su cabello estaba desordenado y su rostro bastante hinchado. Trevor el chico que la había sacado de allí, la ayudo a tomar asiento y le dio un poco de agua para tranquilizarla, ¡Oh, Halcones!, pero era inútil, las imágenes se reproducían una y otra vez en su cabeza, apretándole los pulmones y sofocando su cabeza, Jaydlien coloco sus piernas justo en su pecho y enterró la cabeza en sus rodillas, no le importaba que la vieran llorar, ya nada le importaba, solo necesitaba un fuerte abrazo. Después de unos minutos los jadeos cedieron, sus lágrimas pararon y su cuerpo estaba sereno, llorar la tranquilizaba, elevo la mirada y limpio sus ojos, si tan solo se mirara en el espejo ahora mismo, tal vez entraría en una como permanente, tomo un largo trago de agua mineral y juro al cielo jamás desviarse de su camino a casa o andar sola por estas calles mucho menos de noche. Pronto escucho  algunas risas y un gruñido heroico, la castaña trago grueso, se estarían burlando de ella, había quedado en ridículo ¡Que novedad!, los pasos que se acercaban eran fuertes y potencialmente peligrosos, sus ojos verdes se encontraron con el destello preocupado de los ojos almendrados de Nick, aunque lo supiera esconder bastante bien, ella lo noto-Te encuentras bien?-pregunto el sentándose a su lado derritiéndola con la mirada, con su intensa y penetrante mirada, Jay se abstuvo de solo asentar, las palabras no podían ser articuladas aun- Te lastimaron!-dijo el acariciando la mejilla de Jay, donde se podía observar un notable golpe, la castaña solo se quedó en silencio, viéndole bastante bien y guardándose las ganas de salir corriendo de allí, quiera aceptarlo o no, Nick le había salvado y debía gratificarle por ello.- Todo está bien, yo estoy aquí- dijo él con voz ronca y fría. Lo que le parecía a Jay una caricia al alma, nunca nadie le había dicho eso, no era un tono muy dulce, pero  sabiendo de quien viene, es bastante lindo, ella sonrió alagada. – Gracias- susurro con hilo de voz- No tienes porque, quieres algo de beber o comer, te lo conseguiré-menciono de nuevo con el mismo tono, -medito
— A-agua estaría bien- aclaro un poco su voz
— Agua?- miro sus manos y levanto una ceja. Ella miro de vuelta a la dirección de los ojos del chico, ops aun tenia agua en su botella. ¡Gran idiota!, Jay sonrió para ocultar su nerviosismo e idiotez.
— Okey entonces será más agua- siseo. ¡Mierda!
— Si me consigues una hamburguesa y una cola de cereza, te amare toda la vida-bufo Jaydlien, imaginándose como lo traería.
— Algo más?-pregunto frunciendo el ceño
— Mmmm  papas muchas papas fritas- le sonrió devuelta
— Con queso?-le pregunto él, ella hizo una mueca de confusión- Tu hamburguesa
— No, con carne y sin ningún tipo de vegetal soy técnicamente alérgica-rio ahora más tranquila, tal vez burlándose de él.
— Creo que pediré una para mí también, solo que sin la cola de cereza- le sonrió de vuelta  y con un leve movimiento de su cabeza, los chicos se movilizaron como sus sirvientes, Jay lo odio.
— No puedes hacer las cosas por tus propios medios?-pregunto ella con el ceño fruncido ¿Acaso lo estaba retando? ¡Está loca, realmente!
— Te molesta que no lo haga yo, o que se lo ordene a los chicos de la banda?-
— Ambas- la confesión se le escapo ¡Demonios!
— Bien- la observo por un momento y se levantó, con su particular forma de caminar autoritaria, justo cuando estuvo a punto de desaparecer, una chica rubia, con piercing en el rostro, tatuajes en sus brazos y extensiones negras en su cabello lo beso, no solo un particular beso, sino de aquellos a los que Jay definiría abiertamente como repugnantes, cuando al fin se separaron la rubia miro a Jaydlien orgullosa ---``está marcando su territorio, no te sientas mal, él no te interesa, intento matarte, recuerdas? Aunque también te salvo esta noche´´---se repitió ella en su cabeza, mientras mantenía su mirada fija en los ojos  azules demoniacos de la dijo finalmente, Nick observaba la escena tal vez un poco incómodo y molesto. Cuando fijo su vista en Jaydlien se asombró con una bastante tranquila
— Y ya que estas en eso, podrías encontrar un cargador-le enseño su celular- está agonizando en un coma muy letal, por favor-hizo puchero- Te lo agradecería mucho- Nick no puedo evitar una sonrisa sumamente encantadora pero picara, antes de irse.

Cuando Nick llego con la comida, Jaydlien quedo más que asombrada, ¿Dónde demonios las había encontrado? No se tardó más que unos minutos ¿Seria procesable? ¿Debería comerla? Y si tenía algo malo, pero debía ser cortés, aun no olvidaba que Nick la arranco de los brazos de un violador de menores. El estómago de Jaydlien bailo un tango de felicidad, estaba muriendo de hambre, luego de ese susto, no sería mala idea comer algo, viniera de quien viniera,  le sonrió a Nick cuando se sentó frente a ella, luego de mover una mesa, tal vez para que comieran …¿Juntos?, él la miro con diversión.
— Impresionada?-pregunto esperando que ella dijera  sí.
— No demasiado, pero la intensión es lo que cuenta no es así?-lo miro con diversión
— Enserio?-Nick pareció sorprendido, había buscado como loco esas hamburguesas para que ella no estuviera impresionada, estaba más que seguro, ahora, que el tipo de chicas como ella eran muy difíciles e inatendibles, él prefería más la de su tipo, él no es de la clase de chico que ruega y da halagos para conseguir a una chica y las suyas son de aquellas que no prefieren escucharlos y lanzársele, eso era mucho más sencillo.
— Estoy jugando, para ser sincera estoy realmente sorprendida-rio- Pero también debo decirte, que  soy muy difícil de complacer, así que si estás buscando impresionarme, debes mejorar tus jugadas y si lo haces dejare que me invites a salir- develo ella sonriente.
— Uh- hum, no estaba intentando hacerlo-dijo desanimado- Además que te hizo pensar que yo quiero salir contigo?- Su cara se veía realmente seria, más de lo que una en un adolescente debería ser.
Jaydlien maldijo en voz  baja, queriendo expulsar una cadena de ellos cuando el rostro de Nick se congelo, quiso no decir nada o más bien tomar sus cosas y largarse de allí, con el rabo entre las patas, -esta noche había sido una real pesadilla y él no estaba ayudando mucho- y fue cuando una amplia sonrisa divido la cara de Nick por la mitad.
— Eres realmente hermosa cuando estas siendo torturada o cuando estaba muy enojada ¿lo sabías?-dijo. mientras se metía una papita frita a la boca, la mastico y después habló. Bueno... por lo menos sabía comer con la boca cerrada, no era tan salvaje después de todo- Diablos, claro que quiero salir contigo, a pesar de que las citas no son realmente lo mío y ni hablar de las relaciones serias, pero no soy tu tipo de chicos y no cambiare.
— Ese eres tu diciéndome indirectamente que me mantenga alejada de ti?- Nick tomo un poco de soda
— No- dijo encontrando los ojos verdes de Jaydlien- Pero tu deducción es una muy buena idea- el no quiso asustarla, el realmente quería estar cerca de ella, pero sabía que no era bueno para ella, estuvo más que seguro luego de haberla investigado, ¡buena chica! Demasiado para él. Jay sonrió y probó las papas.
— Creo que puedo arriesgarme- susurro para que no le escuchase, de lo que no tuvo suerte, cuando estaba cerca de Nick, no podía pensar claramente, se extasiaba de tan solo pensar estar con un chico tan peligroso y romper todas las reglas ¿Cómo se sentiría? Se preguntaba. Quería probarlo, alcanzarlo, aunque no fuera el tipo de metas que se impusiera esta era indudablemente la mejor. Nick no pudo aguantar la risa, antes le había parecido que solo era bonita y testaruda, pero ahora también era encantadora y tal vez un poco peligrosa.
    Jaydlien siguió probando las papas mientras no dejaba de sonreír, él había cambiado su tosca actitud por una encantadora, Nick comía con una sonrisa de diversión en los labios mientras la miraba comer con un buen apetito, como si no creyera que ella estuviera comiendo tan a gusto allí, en ese desagradable bar. Cuando acabó con las papas y estuvo decidida a seguir con la hamburguesa, viro inconscientemente en dirección de la rubia, quien la acuchillaba con la mirada. ¿Estaba celosa de Jay?, que ironía.
— Creo que no le agradó mucho a tu novia- Jay se encogió de hombros
— Dan? ella no es mi novia y no te preocupes, odia a todas las chicas que se me acercan, no le prestes atención-rugió acabando su hamburguesa.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 8th 2013, 20:16

Capítulo 6

Justo cuando Jaydlien limpio sus labios con elegancia, Nick se cruzó de brazos y se acomodó en la silla- Me dirás que hacías sola por aquí?- pregunto el seriamente con uno ojos llenos de ira, que rápido cambia de humor. ¡Vaya!
-Quería verte de nuevo-sonrió Jay dulce
-Muy graciosa, dime no tenemos toda la noche-resoplo, la chica quería evadir la pregunta a toda costa, no quería develarle que se perdió porque estuvo llorando debido a que la profesora de  ballet provoco que toda la clase se riera de ella.
- No te gusta sacarme de problemas?-pregunto ella suspicaz
-No de todos-sonrió malicioso
- ¿Por qué NO?-sonó curiosa
-Porque no quiero salvarte de tu mayor problema- menciono con una voz realmente tentadora.
— Y cuál es mi mayor problema?- Jay No debería presionar a Nick pero no podía evitarlo.  Antes de responder Nick se acercó a ella y sello sus labios con los de él. Cuando al fin los retiro de sobre ella, Jay quedo atónita y aun mas con su próxima respuesta.
— Yo y de mí no hay quien pueda rescatarte- la castaña trago grueso mientras se ruborizaba ¡Caray! Definitivamente Nick estaba fuera de lo común y eso era precisamente lo que le gustaba de él. A ella le dieron ganas de patearse esto no era la clase de cosas que hacía.
Pero no era su culpa, era de Nick. Estando cerca de él, experimentaba una confusa de polaridad de deseos. Parte de ella quería correr, alejarse de él gritando, ¡fuego! y una parte más imprudente de estaba tentada de ver qué tan cerca podía llegar sin… quemarse. ¡Diablos!

— Quieres jugar un rato?-le invito el señalando algunas mesas de billar.

— “Nunca he jugado billar” confeso.

Él extendió su mano hacia ella y dijo- Ven, te enseñaré.
Jaydlien tomó su mano y se levantó de la mesa, mientras caminaban hacia la esquina en donde estaban las mesas de billar, podía sentir las miradas de curiosidad de los demás.


— “Escoge un taco” El señaló hacia el aparador de palos empotrado a la pared. Jay Levanto uno y lo llevo hasta su mesa. Nick se pasó una mano sobre su boca para borrarse una sonrisa.

— “Qué?” dice ella confusa.
— “No puedes marcar un Home Run en el billar”-
— “Sin Home Runes. Entendido” Su sonrisa se agrandó.
— “Estás sosteniendo tu taco como un bate” – Jay miro sus manos. Él tenía razón. Estaba sosteniéndolo como un bate.
— “Así se siente más cómodo” Él se movió detrás de ella, puso sus manos sobre su cadera y la posicionó en frente de la mesa. Deslizo sus manos a su alrededor y tomó el palo de billar.
— “Así” dijo él, reacomodando la  mano derecha de Jay hacia arriba unos cuantos centímetros.                                                                                                                                          
— “Y… así” continuó el, tomando su mano izquierda y formando un círculo con su pulgar y su dedo índice. Entonces puso la mano izquierda de la chica  en la mesa.
Como un trípode.
Él empujó la punta del palo de billar a través del círculo y sobre el nudillo de su pequeño dedo del medio.
— “Dobla tu cintura”- Ella se inclinó hacia la mesa de billar, con el aliento de Nick calentando su  cuello. El haló hacia atrás el palo de billar y lo guío a través del círculo.            - “Qué bola quieres golpear, mi linda bailarina?” preguntó el, refiriéndose al triangulo de bolas acomodado al final de la mesa.
— “La amarilla del frente parece una buena elección” - “El azul es mi color favorito” – intento no sonrojarse por su comentario, se preguntó ella mentalmente, sin embargo no quiso corregirle.
— “Entonces la azul será”- Nick dirigió el palo hacia atrás y hacia delante a través del círculo, apuntando a la bola, practicando su golpe. Jay  bizqueo mirando la bola blanca, después hacia el triángulo de bolas más allá de la mesa.
— “Estás un poquito desviado” le dijo.  Lo sintió sonreír.
— “Cuanto quieres apostar?”
—  “Cinco dólares”- Jay lo sintió  sacudir su cabeza suavemente.
— “Un beso”
— “Tú quieres besarme?”- intentó no asustarse
— “Quiero que tú me beses” el  brazo de ella se desplazó hacia atrás y el palo de billar se disparó entre sus dedos, golpeando la bola blanca. Entonces, la bola blanca se disparó hacia delante, impactando la bola azul, destruyendo el triángulo, dejando las bolas desordenadas en todas las direcciones.
— “Está bien” dijo ella nerviosa, se volteó un poco encontrándose con su rostro serio, y lo beso. El hizo que ella separara sus labios y disfrutó juguetear con su lengua, mientras Jay intentaba seguirle el ritmo, era una inexperta en eso de besar. Nick se separó de ella con una sonrisa divertida, leyendo los  pensamientos de ella. -pensó el, al ver su linda carita bañada de un rojo claro.

— “Tal vez esté un poco impresionada.” -Nick examinó sus piernas solo cubiertas por unas medias pantis. Sus ojos estaban tan negros como el mar a media noche, su expresión contemplativa.
— “Muy bonito” dijo. Entonces se movió alrededor de la mesa, observando la posición en la que quedaron las bolas. De nuevo las mejillas de ella ardieron, eso era una muy mala costumbre.
— “Cinco dólares a que no puedes meter la roja” dijo ella seleccionándola a propósito, estaba separada de la bola blanca por un montón de bolas de otros colores.

— “No quiero tu dinero” dijo Nick. Sus ojos se encontraron y el más pequeño de los hoyuelos apareció en su cara.

La  temperatura interna de Jay subió otro grado.

— “Entonces que quieres?” Pregunto inocente.

Nick bajó su palo de billar hacia la mesa. Tomó impulso y golpeó fuertemente la bola blanca. En el instante en que la bola blanca golpeó la verde, esta golpeó a su vez la bola ocho y con el impulso metió la roja limpiamente. Jaydlien dejó escapar una risita nerviosa y trató de cubrirla sonando sus nudillos. Un mal hábito del que no se puedo deshacer.

— “Está bien, tal vez estoy más que un poco impresionada” Nick aún estaba inclinado sobre la mesa y entonces la  miró. Su mirada calentó la blanca y tersa  piel de Jay.
— “Nunca llegamos a apostar nada” dijo ella en su defensa. Resistiéndose a la urgencia de cambiarse de posición. Jay Sentía el palo de billar deslizarse entre sus manos y discretamente se limpió las manos  en sus leotardos  rosa pálido de licra. Como si no estuviera sudando lo suficiente. Nick dijo:
— Me lo debes. Algún día te lo voy a cobrar.” Ella se rio, pero salió un sonido fuera de tono.
— “Eso quisieras”- él la acorralo en la mesa de billar, colocando cada brazo a los costados de sus caderas, apretando la mesa con fuerza, mirándole fijamente y llamando la atención de todos. Jay palideció antes sus ojos, una descarga eléctrica la recorrió, en ese instante quiso que la besara y tocara cada rincón de su cuerpo. ¡Mierda!. La mano de Nick se apodero de su mentón, se acercó a ella hasta tomar su aliento con sus labios
— Creo que apestas a miedo-sonrió él.-A no ser…-se inclinó hacia ella, moviendo su cabello detrás de sus hombros, mientras que su nariz conectaba casi con su cuello. Ella se estremeció, este chico sabía lo que hacía y como el más ligero roce de dedos sobre las zonas adecuadas de piel o un cálido aliento exhalado sobre el punto derecho del cuello podía aplastar la más virtuosa de las intenciones de una chica. Sobre todo la de esta chica. ¡Oh, dios!
— No, solo huelo dulzura e inocencia por aquí- susurro casi contra su cuello antes de mirar la salida.- Creo que es hora de llevarte a casa, mi linda bailarina- sonrió ella
— Quería quedarme un poco más, pero tienes razón, debo ir a casa, mi mama debe estarse volviendo loca- él le regreso la sonrisa y la tomo de la mano.

Nick siguió pasando unos cuantos espacios del estacionamiento. Una lustrosa motocicleta negra descansaba en su soporte. Él se sentó en ella e inclinó su cabeza hacia el asiento tras él.
— “Móntate.”- le pidió
— “Vaya. Linda moto”- Dijo. Lo cual era una mentira. Parecía como una lustrosa trampa mortal. Nunca antes ella había montado una motocicleta. Nunca. No estaba segura de que en esta noche quisiera cambiar eso.
— “Me gusta la sensación del viento en mi cara”- Continuo, esperando que su bravuconería disimulara el terror que le causaba el moverse a una velocidad mayor de sesenta y cinco millas por hora sin nada interponiéndose entre ella y la calle.
Solo había un casco negro con la visera teñida, y él se la ofreció. Acomodando su bolso. Tomándola, ella   balanceo su  pierna sobre la moto, donde al hacerlo escucho un crujido proveniente de entre sus piernas- Genial y hay van mis medias- sonrió para ocultar su nerviosismo. Se dio cuenta de lo insegura que se sentía sin nada más que una estrecha silla debajo de ella. Deslizo el casco sobre su cabello desordenado y lo abrocho bajo su mentón.
— “¿Es difícil conducirla?”- Pregunto. Lo que en realidad quería decir era, ¿Es segura? -“No”- Dijo Nick, contestando sus dos preguntas, la que dijo y la que no dijo. Él rió por lo bajo.
— Estás tensa. Relájate.”- Cuando él salió del estacionamiento, la explosión de movimiento la  sobresaltó; había estado aguantándose de su camisa, teniendo entre sus dedos la cantidad de tela necesaria para mantenerse en balance. Ahora envolvió sus brazos alrededor de él, en un abrazo de oso al revés. Nick aceleró en la autopista y sus caderas se apretaron contra él. Ella Deseo ser la única en haberlo notado. Cuando llegaron a su casa, Nick detuvo la motocicleta frente a su casa, Jay se deshizo del casco, balanceándolo cuidadosamente en el asiento frente a ella, y abrió la boca para decir algo como Gracias por traerme o por salvarme de una trágica y horrible muerte. Pero el atrapo sus labios antes de que algo saliera de la boca de Jay. Corrección sus amigos no son los únicos que le provocaran un ataque cardíaco, y si su mama la estaba viendo, o su papa que tal su sobre protector hermano mayor Jude, le aterro recordar como Nick compactaba sus puños a ese chico, no se lo imagino sobre su hermano. Que dirían los vecinos de ella, al verla con un chico perteneciente a una banda, ¿A dónde se iba su reputación? Pero los pensamientos se marcharon cuando comenzó a disfrutar el beso, no tiene de malo saltarse las reglas algunas veces o sí? Nick era extremadamente un buen besador, de eso no tenía duda, si para Jay el tipo de beso donde juegan las lenguas era asqueroso, Nick hacia que todo ese pensamiento desapareciera convirtiéndolo en un vicio su vicio.
Jay observo los ojos almendrados de Nick ardiendo de deseo, un sonrisa tímida se le escapó a ella antes de bajar de la moto, antes de perder totalmente la cordura-Gracias por todo- susurro ella a través del viento, una suave melodía para los oídos de Nick.
Volver arriba Ir abajo
kar3n
Forista!


Cantidad de envíos : 128
Edad : 21
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 14:12

CASI ME DA UN ATAQUE
AL CORAZON DE VERDAD!!
OMG CASI AL VIOLAN Sad
PERO AHI ESTUVE NICK
PARA SALVARLA Smile Smile
QUE LINDO..ME GUSTA
AMO TU NOVELA Baila 
SIGUE SIGUE PLEASE!!
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 15:31

Hola nueva lectora! en serio me encanta tu nove síguela!
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 17:56

Karen tu nove también me encanta... enserio
Y bienvenida Mari jonas gracias por molestarte en leer mi nove omg gracias a ambas por leerla I love you I love you I love you I love you I love you I love you 
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:03

no es molestia! en serio tu nove en verdad es MUY BUENA *-* Síguela xfa
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:11

Capítulo 7



Tres semanas pasaron y Jay aun esperaba alguna llamada, pero como iba a ser posible si él jamás pidió su número o intento hacerlo, tal vez no quería tener nada que ver con ella, luego de lo que le hizo pasar, jamás se acercaría a ella, de eso Jaydlien estaba segura. Se maldijo por haber dejado esa noche su cordura en las clases de ballet y haberse dejado besar tantas veces como él las quiso y se maldijo doblemente cuando se dio cuenta que estaba pensando en Nick. ¡Increíble!

— Señorita Adams, dígame sus pensamientos son más importantes que mi clase-sentencio la señora Mendler, Jay negó- Entonces dígame los fundamentos básicos de la ley de la gravitación universal- pidió malhumorada, si pensaba que Jay se quedaría callada estaba muy equivocada, la castaña estuvo todo su verano estudiando cada una de las materias que vería este año y profundizó materias como: idiomas, física, química, matemáticas e historia universal. Así que es pan comido. ¡Probablemente!
— Bueno… La ley de la gravitación universal, es la que muestra cómo a todos los cuerpos en el espacio y en la Tierra les afecta la fuerza llamada gravedad. -respondió orgullosa, la bruja frunció el ceño
— ¿Qué es la gravedad?-pregunto seria, intento de dejar en ridículo a Jaydlien frente a la clase
— Es la fuerza que sobre todos los cuerpos ejerce la Tierra hacia su centro. Su valor normal (g) es 9,81- respondió de igual forma
— Entonces señorita Adams usted cree que las Leyes de Kepler podrían centrifugarse con las leyes de Newton aplicadas comúnmente en la tierra.-sentencio fugaz, la clase gimió como si fuera la pregunta más difícil del mundo.
— No-murmuro
— No qué?-gruño Mendler
— No creo que esas leyes trabajen conjuntas- respondió Jay
— Por qué no?
— Porque en el universo no hay gravedad señorita Mendler y si deducimos las leyes de Kepler no habría logia correcta, porque los cuerpos de la tierra no giran en orbitas elípticas alrededor de un centro, donde dicho centro ocuparía uno de los focos de una eclipse imaginaria o tampoco sería lógico que la relación de la distancia media, que es d, de un cuerpo al centro, elevada al cubo, dividida por el cuadrado de su periodo orbital, t, sea una constante, d3/t2 y que todo eso sea igual para todos los cuerpos. Debido a que la primera ley no se cumple. Pero si relativamente la lleváramos a cuerpos simples, objetivamente los cuerpos estaría en orbitas constantemente en movimiento sin rozamiento alguno, de modo que la primera ley de Newton probablemente se cumpla, aunque no creo que en el universo exista una fuerza que modifique la velocidad constante de los planetas, porque, si existe el planeta en que vivimos tendría una alternativad de la cual si se cambia la velocidad en la que rota creo que no habría vida, de igual forma la segunda ley de Newton trabaja con gravedad.-sostuvo

— Lindo argumento, tal vez, tal vez llegues a ser una buena física solo si no fueras tan obvia y lógica, cariño tú crees que los científicos anteriores pensaron en la logia cuando estudiaron todos estos fenómenos, tienes que dejarte llevar por tus misma ideologías no por las que están en un libro ya escritos por otros, esas fueron sus propias demostraciones, ahora debes, deben hacer las suyas, querida Jaydlien no has leído acerca de la relatividad aplicada por Albert Einstein, tenemos un tren este se desplaza respecto a la estación como la estación se desplaza respecto al tren. Este ejemplo no es tan absurdo como parece a primera vista, porque la estación también se mueve debido al movimiento de la Tierra sobre su eje y a su rotación en torno al Sol. Según Einstein, todo el movimiento es relativo.- le explico, ¡Mierda! Eso suena bastante creíble.-Señorita Adams para nuestra próxima clase necesito un reporte entero de la relatividad, vista desde su propio punto de vista, analícelo y vuélvalo suyo, bueno la clase a acabado chicos, irán saliendo al irles entregando sus exámenes de la clase anterior.

Todos los demás estudiantes salieron menos Jay y sus tres amigos, lo cual era un resultado bastante prometedor.

— Son muy buenos estudiantes, tal vez los mejores de todo el instituto, pero yo no quiero que sea clones de los demás científicos o investigadores, quiero que argumente su propia perspectiva, para que quiero en sus exámenes una copia exacta del libro, la próxima vez me lo pueden entregar- rugió, dedujo Jay al ver más de cerca el rostro de Mendler.
— Usted señorita Martin-señalo a Laurent- Posiblemente sea junto con el joven Morristown-ahora señalo a Michael- Los más auténticos-les entregó los exámenes, el rostro de ambos chicos cambiaron drásticamente, tal vez de felicidad a tragedia, Jay trago grueso.

— Mientras ustedes dos-señalo a Jay y a su amigo James- Al perecer siguen el mismo patrón técnico de estudio, saben jóvenes ustedes realmente son muy inteligentes, tal vez más de lo que piensen, pero lo caletre no es un buen método de estudio, me asombra la manera en que pueden aprenderse exactamente lo que dice el texto sobre todo de lo extenso y practico que es, pero no se inmuten a procesar información que ustedes no han deducido antes, así que para la próxima señorita Adams y señor Smith, analicen- les entrego sus exámenes, Jaydlien casi tuvo un paro cardiaco, un 8, un patético 8, en lo que lleva estudiando en la High Lincoln School jamás ha sacado una nota tan baja. Ni en la primaria.

Sintió ganas irrefutables de llorar, pero se contuvo, la profesora Mendler se marchó del salón, dejando a cuatro chicos realmente destrozados, Jay se levantó y corrió hasta el baño evadiendo los gritos de su mejor amiga, abrió una de las puertas de los baños y se sentó sobre la tapa del inodoro dejando su examen en el suelo y observándolo con desdén, se repetía mientras intentaba no tener un ataque, unió sus rodillas a su pecho y clavo su cabeza justo allí, aprontándose las piernas con fuerza, cuando sus respiración empezó a fallar, escucho golpes en la puerta, junto con la voz de Laurent.

— Sal de allí, no es más que una mala nota, la recuperaras pronto- le regaño ella
— Déjame en paz- gimió ella cortante
— Sal ahora mismo, Jaydlien Eiden Adams Henderson si no quieres que yo te saque y créeme hablo muy enserio-refuto tras la puerta, Jay lloriqueo.
— Quiero estar sola-grito a la vez que las lágrimas se escurrían por sus ojos.
— O claro que no, la última vez que dijiste eso acabamos en un hospital y no se sintió lindo- replico Michael

— Que haces aquí? Es…te ba...ño es so…lo de chicas- gimió

— En realidad estas en el baño de los chicos, largo-grito eso ultimo James
— Jaydlien lloro más fuerte-
— Oh vamos princesa, no llores, todos sacamos una muy baja nota y hasta creo que entramos entre los peores de la clase-Jay gimió
— Bien hecho tonto-cuestiono James- Lo que Michael trata de decir querida Jaydlien es que no estás sola en esto, recuperaremos las notas.
— Ya es la tercera vez que consigo un 8 en su clase- se escuchó la puerta
— Tienes 5 segundos para largarte-grito Laurent-
— Y-continuo Jay limpiándose las lágrimas- Y no… me gusta la sensación, ella al parecer me odia y no le he hecho nada, jamás me había ocurrido esto, los profesores me adoran y si no lo hacen saben cómo ocultarlo y-de nuevo una ola de lágrimas- que le voy a decir a mis padres, no me gusta decepcionarlos, no me gusta decepcionarme yo-no pudo continuar por sus incontrolables lágrimas.
— Oh, cariño! Vamos veamos el lado positivo, podemos mejorar en esto y le enseñaremos a esa bruja que somos los mejores de su clase, ya no llores, que me da cosita- gimió Laurent
— Ok-lloriqueo de nuevo mientras salía de su escondite y miraba a sus amigos
— Y ahora porque lloras?-pregunto Michael
— Estoy en el baño de chicos y si no hubiera estado solo-miro los urinarios sin puerta-Eww
— Sus amigos la abrazaron con fuerza imitando su tono de asco-
******

— Por qué esa cara de tragedia Muffin?-pregunto Jude mientras miraba la televisión
— Mmmm-lloriqueo mientras se hacía un ovillo sobre el sofá justo al lado de su hermano
— Si fuera un buen hermano, te obligaría a contarme pero como no lo soy-le sonrió-No me importa. Ella hizo caso omiso a su comentario y termino por mirar el canal de deportes que Jude observaba, este se sorprendió de que no lo obligara a cambiar de canal con su cara de cachorrito que tan bien le salía, la curiosidad le pico y su instinto sobre protector toco fondo.
— Me vas a decir o tengo que obligarte- le dijo mientras se colocaba sobre ella con las manos en forma de garras, ella negó sin prestarle atención, él la ataco con cosquillas, haciendo que Jay se sacudiera descontrolada entre risas.

— Para, detente ya basta Jude-grito ella.
— Me dirás que es lo que sucede- señalo el
— NOOO- rio mientras su hermano le hacía más cosquillas.
— Mama-grito desesperada mientras convulsionaba
— Ella no está en casa Muffin nadie te salvara- rio maquiavélicamente
— Auxilioooo-grito mientras reía con más fuerza y las lágrimas empañaban su visión
— Bien…bien, ya, te diré, dete…detente Puppy- gimió
— Soy todo oídos, oye-reacciono- Acaso me dijiste Puppy, Muffin?
— Y si lo hice?
— Me molestaría mucho- la miro serio
— Entonces si lo hice-le miro dulce
— Soy más un león, un tigre, un oso no un cachorrito-protesto, ella negó sin cambiar su mirada
— No Jude tu eres mi lindo cachorrito-rió
— Maldición-gruño-No me puedo oponer a eso, ¡Oh, dios! No puedo oponerme a que mi hermanita me diga cachorrito-dijo algo dolido dejando notar unos ojos verdes realmente adorables y unas facciones que a cualquier chica volvería loca, joder no podía negar que su hermano no fuera lindo, porque lo era, tenía una labios carnosos y rosados, el cabello liso y negro algo despeinado para su gusto, piel blanca y un rostro atractivo, Laurent la había molestado antes, diciéndole lo lindo y caliente que era su hermano, gracias a su entrenamiento en fútbol y béisbol tenía un cuerpo bastante fornido, pero era su hermano y lo veía de tal forma.
— Y bien-rogó de nuevo. ¡Diablos! Amaba a su hermano, amaba que se preocupara por ella.
— Obtuve un 8 en una prueba escrita de física-gimió
— ¡Oh Santos Cielos!-se escuchó eufórico- Meteoritos golpearan el planeta, la señorita perfección ha sacado un 8, pronto Muffin hay que llamar a la NASA antes de que sea demasiado tarde- Jay rió por el tono que uso su hermano

— Pequeña, está bien, cometer errores es de humanos y bueno tú lo eres o eso creo aun no puedo probar que eres un extraterrestre, de igual forma la próxima vez lo harás mejor-beso su frente- Pero si no, hay que llamar a la NASA y avisarle de los meteoritos y todo eso-rió, Jaydlien se sintió mejor pero había algo que le ocultaba y no le gustaba guardarle secretos a su hermano, no cuando ambos confiaban en el otro y sabían más de él que alguna otra persona.

— Y ahora por qué la cara?, no dijimos que la próxima vez evitaras que se destruya el planeta-protesto el

— U-hum- le sonrió-Estoy bien- pero su mirada gritaba que algo estaba mal
— Dime lo que pasa Jaydlien- le pidió el serio- Las notas no es lo único que te molesta, no es verdad?- ¡Mierda! Él la conocía bastante bien, más que sus propios padres, será que hay algo respecto a ser mellizos.

— No pasa nada, enserio estoy bien-trato de sonar creíble, no lo logro

— Es algo serio?-se incorporó dejando que Jay se sentara a su lado sin apartar sus ojos de sobre ella, , ella suspiro
— No le digas a mama ni mucho menos a papa, no quiero que se preocupen ni declaren la tercera guerra mundial- sonrió
— Ok dime
— PROMETEMELO- le rogó
— Lo prometo Jay, pero ya dime por favor me estas asustando-
— Bueno es que últimamente he tenido algunas pesadillas-él la interrumpió
— Mejor dime algo que no sepa, Hello Jaydlien soy yo quien te consola de noche-amonesto Jude
— Si-cambio su mirada dulce a una asustadiza
— Paso algo?-ahora sonaba preocupado
— Si- confeso, y ahí fue el momento en el que ella le confesó todo lo que había ocurrido esa noche, mientras la boca de Jude caía al suelo y sus ojos se oscurecían de lo enojado que estaba, Jay obvio partes, que seguro la meterían en problemas, el de besar a Nick, el jefe de una banda. Nunca había visto a su hermano más enojado en su vida.
— Tenemos que decirle a papa-ella negó
— No, no Jude me lo prometiste
— A veces la promesas se rompen sobre todo cuando un maldito hijo de pu*ta intento violar a mi hermanita-rugió el
— Jude- rogó ella
— Está bien, ahora dime perfectamente donde sucedió y como lucia el infeliz- le ordeno Jude con una voz tan profundo que casi pudo compararlo con Nick, casi porque el jefe de los Halcones era mucho más aterrador.
— No creo que lo encuentres-trago grueso- El chico que me saco de allí, se encargó de el-intento no imaginarse que fue lo que le hizo
— Entonces dime quien te salvo, quiero hablar con él y darle las gracias
— No puedo, no sé quién es-mintió, Jay rezo para que no se diera cuenta de su mentira, no era buena en eso, todos terminaban dándose cuenta cuando se reía histérica- No sé dónde encontrarlo, solo me dijo que no me metiera en problemas-fingió una sonrisa
— Con un demonio- Jude estaba más que furioso.
— Estoy bien, ya me siento mejor- aclaro su voz, bueno en eso no mentía, ya estaba mucho mejor
Jay observo como su hermano tomaba su chaqueta para irse
— A dónde vas?-pregunto ella asustada de que el cometiera una locura
— A alguna parte, Jay-develo él en tono áspero
— No te metas en problemas- le pidió más en un tono suplicante, mientras él se alejaba de la casa. como si eso fuera a suceder, siempre que su hermano se enojaba por cualquier estupidez, se largaba y no aparecía en días, y cuando lo hacía, si no estaba borracho o hecho una mierda por las peleas en las que se metía, lo traía una patrulla de la policía y eso no era bonito, nada bonito sobre todo en la parte en la que él no permitía que Jaydlien se le acercara, para que no viera cuanto le afectaba, la chica se aferró a la idea de que él iba a estar bien, solo tendría unas lindas cortas vacaciones y llegaría vivo a casa. Eso esperaba ella
— Jude-grito tan fuerte como su garganta le permitía, cuando el cuerpo de su hermano desapareció.


Capítulo 8
Jude no había aparecido en ya un par de días, ella invento la excusa de que habían tenido una pequeña discusión de la cual no quiso dar detalle alguno, si a su hermano le sucedía algo, ella moriría, la chica se dio cuenta de que su mama estaba actuando raro desde la mañana, si lo encontraron y no querían que ella supiese, si eso era así, ella sería la que se largaría por no sabe cuántos días, luego de darse una ducha bastante larga donde consiguió desahogarse un poco, salió envuelta en una toalla gris brillante y observo a su mama hurgar su armario. Escogiendo algunas ropas, para algo desconoció y aparentemente sospechoso para Jaydlien.
— Que haces?-pregunto ella en tono bajo, mientras ojeaba detenidamente cada movimiento de su mama
— Quiero que te pongas esto- le lanzo una falda de jean rasgada en el ruego.
— Motivo?
— No hay ninguno
— Ok-dijo colocándose su ropa interior
— Pero qué es eso?-le regaño su mama
— Aaaa ropa interior-dijo confundida
— Hablo de tus bragas-le regaño
— Que tienen?- pregunto ahora más confundida
— Acaso tienes 5 años?-
— Basta no me interesa lo que viene a continuación, no me pondré tanga o algo así y si me obligas llamare a papa- le amenazo
— Pero-suspiro- Vale lo siento, vístete cariño- le lanzo ahora una camisa manga larga gris con destellos brillantes y la frase de You+ me= us en la espalda-Te veo abajo.

La chica rodó los ojos al verse en el espejo, se calzo sus convers grises deslavadas las cuales tanto odiaba su mama e intentaba lanzar a la basura, peino su cabello y se colocó un gorro gris, descendió las escaleras y vio a James teniendo una conversación muy agradable con su mama, esto esta sospechoso, estaba más que segura de ello, la ropa, James y su rostro sonriente, huye mientras puedes.
— Que haces aquí?-le pregunto a su amigo quien traía unos jeans negros, una camiseta azul naval ajustaba a su bien trabajado torso, unas converses a juego con la camisa y su rubio cabello levemente despeinado, algo le decía a ella, que en pocas horas su cabello va a gritar por un peine, si no conociera a James desde que tiene 8 años, pensaría que es el hermano gemelo de Lucas Till, solo que James es más James. Estaba muy bien vestido, más de lo normal. Y su colonia olía a fiesta a kilómetros.
— Estas lista?-pregunto su mama
— Para qué?-
— Sí creo que lo está, James es toda tuya-
— Qué?-grito Jay a la vez que su amigo la levantaba del suelo y la colocaba en su hombro izquierdo.
— Bájame-grito- Que pasara con Jude? Debo quedarme para cuidar de el-protesto Jay mientras salían de la casa
— El me llamo dijo que estaba bien-confeso su madre, ¡genial! Y a ella no la llamo.
— No es divertido a donde me llevas, James bájame si no quieres tener muchos problemas, mama- levanto su cabeza en dirección a su mama- es en contra de mi voluntad-sentencio
— Oh cariño, luego me lo agradecerás- le dio un beso en la mejilla, luego coloco brillo labial rosa en los labios de Jay recibiendo una mueca molesta como respuesta y finalmente despidió a James con un sonoro beso- Cuídala mucho y ustedes también, saluda a los chicos de mi parte- sonrió al ver como James intentaba meterla en el auto.
— Policía-grito al ver una patrulla pasar a su lado- Esto es un secuestro, me están llevando en contra de mi voluntad-El policía rio, si Jared la conocía y a sus amigos-
— Adiós Jaydlien, que te diviertas-dijo

***

Laurent estaba más que preocupada de la reacción de su amiga, sabía que Jay no estaría muy contenta de traerla a una fiesta sin su consentimiento y más a una donde los chicos un mes atrás casi la asesinan por su boca. Observo el lugar detenidamente, mesas de billar de un lado, un Dj o intento de Dj atrás, muchos chicos bebiendo, fumando y tal vez drogándose, algunas chicas asesinándola con la mirada y Michael más que feliz por la atención que le brindaban alguna chicas malas de la banda, se detuvo al ver a un chico de cabello oscuro jugando tiro al blanco siendo el único en lanzar un dardo en el punto medio, era realmente lindo aunque se limitó a devorarlo con la mirada, no podía inmiscuirse con un chico malo y menos de una banda, luego de que James le rompiera el corazón, no estaba lista para alguien o sí? Justo cuando se lo estaba imaginando sin sus pantalones Joe la saco de sus pensamientos pervertidos.

— Hey Laurent-sonrió-Tus amigos vendrán? sobre todo la adorable Jay se que a alguien le interesara-le lanzo una mirada rápida a Nick quien se entretenía con sus chicas- Aunque lo sepa disimular, aquí todos la adoramos, no es cierto Trevor- palmeo al chico de cabello oscuro, quien se giró para mirarle
— Si- Laurent se enamoró de sus profundos ojos azules, tenía una manía con los ojos claros y estos cumplían todas sus expectativas, ella sonrió y él le devolvió la sonrisa, se dijo
— Aaaa no lo sé James dijo que vendría pero lo que me preocupa es Jaydlien ella, ella es bastante difícil, hemos planeado una cuartada-explico- James la “secuestraria” con ayuda de Margaret ella es la mama de Jay y la traería.
— Que es lo que te preocupa?-pregunto Trevor, Laurent sintió millones de mariposas en su estomago
— Que me odie y que lo lastime aunque no me importa mucho si lo lastima- confeso
— Hablando de lastimados, Joe no importa si hay una especie de rabieta aquí- dijo Michael
— Por qué lo dices?
— Porque James está aquí y el pequeño monstruo no está cooperando mucho-enseño su teléfono, Laurent trago grueso
— Sabes cómo esta ella?
— Furiosa- acertó Michael, Jay estaba furiosa con James quien intentaba sacarla del auto y él aunque lo ocultaba bastante bien está asustado de lo que le su pequeña amiga le hiciera, la última vez que la molesto, recibió una patada en su amigo una que lo mando directo al hospital y lo dejo en reposo por tres días, tres dolorosos días y para empeorarlo Jaydlien le dijo que no podría tener sexo hasta año nuevo y estaba iniciando el invierno. Él se lo creyó se abstuvo y ella se burló. Casi dos meses sin sexo, el casi murió.

James caminaba lo más rápido que podía mientras intentaba proteger su punto débil de los poderosos pies de Jaydlien, él la sostenía fuerte para que no se cayera y su falda no se levantara, pero las patadas de la chica eran prometedoras. Justo cuando la dejo en el suelo y todas las miradas estaban sobre ellos, Jay exploto como un volcán en erupción.

— Juro que llamare a la policía y te demandare por secuestro, eres un completo idiota no sabes lo enojada que estoy contigo
— Es todo?-pregunto el sonriente
— No-grito haciendo una pataleta- Ten-saco algo invisible de su bolsillo trasero- Toma tu tonta tarjeta de amistad ya no la quiero, eres un idiota
— Ya lo dijiste-se burló de ella
— Te gusta más gilipollas, porque para que lo sepas te queda como anillo al dedo, que no entienden que no estoy interesada en venir con ustedes a esto, la última vez casi muero. Además no estoy de humor mi hermano se volvió loco, no lo he visto en varios días, creo que hasta me odia, y- se cruzó de brazos- estoy buscando la manera de vengarme de los tres- se giró y vio a Laurent - Y créanme va a ser realmente doloroso- grito furiosa- Si me disculpan tengo problemas que atender- James la detuvo
— Suéltame-grito intentando zafarse de James
— No-Suéltame-Dije que no-ambos forcejearon hasta que el puño de Jaydlien se alojó con fuerza en el estómago de James
— Laurent grito-
— Joder-intento tomar aire-Acaso me golpeaste?-pregunto James sonriente mientras se desencorvaba
— No…si…no…bueno si…no lo sé-Jay lloriqueo y tapo sus ojos con sus manos y ahogo un grito- Lo siento- le miro- Me vuelves loca y sabes que no puedo… Te odio-y ahora las lágrimas, porque siempre tenía que llorar.
— Oh cariño-la abrazo fuerte, Jay gimió, maldición no podía enojarse con ellos-Sabes estoy muy orgulloso de ti-rio el al separase de ella
— Por qué?-
— Pensé que me decepcionarías pero no, pateas fuerte y también das unos buenos golpes, mucho más fuertes que los que da Michael- Jay rio
— Oye!-dijo serio Michael
— Quieres que les dé una segunda demostración- sonrió Jaydlien dulce
— No-gritaron todos
— Sería divertido- hizo puchero mientras simulaba patear un hormiguita, ella era jodidamente tierna cuando se lo proponía pero para Nick ella era mucho más linda cuando se enojaba o estaba asustada. Esta chica tiene la habilidad de volver locos a los chicos en todos los sentidos posibles.

— Te quedaras?-pregunto Laurent
— Solo hasta que consiga la forma de vengarme- le advirtió- Y será rápido
— Genial-



Los ojos verdes de Jaydlien se posaron en la pantalla de su celular cuando una de sus amigas, Jade, le envió una foto muy comprometedora de la profesora de física con el director del plantel. Su expresión cambio a una más seria, Laurent lo noto.

— Estamos completamente Jodidos-amonesto ella analizando la fotografía
— Por qué?- Laurent intento ver la foto quitándole el teléfono a Jay pero esta lo retuvo y forcejearon con él hasta que cayó sobre un contenedor frente a la barra.
— Oh genial!-dijo para visualizar al barman
— Oye, podrías- nada él estaba muy ocupada sirviendo tragos a otros chicos de la banda
— Tendré que hacerlo por mi cuenta- suspiro para ponerse de puntitas e intentar alargarse sobre la barra para tomar su teléfono. Sin resultado alguno. Sus pies ya no tocaban el suelo y las miradas recaían en su trasero, cuando finalmente tomo el teléfono su brazalete de BBF se atoro en una de las palancas de las bebidas.
— Laurent necesito ayuda-cuando volteo a ver a su amiga mágicamente había desaparecido
— Fantástico!- la chica coloco en celular en la barra e intento desprender el brazalete, pero era imposible, no quería dañarlo, lo había tenido desde los 12 años, día en que pacto una linda amistad con sus amigos. Pronto sintió la respiración de alguien en su cuello y una mano que sutilmente desprendió su brazalete de las palancas.
— Listo-dijo el chico tras de ella
— Gracias- se volteó Jay para ver al chico
— De nada cariño- le toco rápidamente la nariz con su dedo índice, Jay sonrió de vuelta
— Y que hace una linda florecita en un lugar como este?-pregunto coqueto
— No sé si te diste cuenta de mi pequeña escena de tortura- respondió ella en tono meloso.
— -Oh del tipo de novela-sonrió
— Las transmisiones son todos los días a cualquier hora del día, por si estás interesado- coqueteo
— No me lo perdería jamás-tomo asiento al lado de Jay- Quieres algo de beber?-pregunto como un caballero
— Jaydlien lo dudo, que tal si era un degenerado o algo parecido a Nick y esta vez no tenía tanta suerte de salir con vida, estos chicos no son de fiar.

— a no lo sé no acepto bebidas de extraños, mi mama me explico que no es una buena idea- Jay uso un tono de niña pequeña, en conjunto de un puchero el cual la hizo ver verdaderamente adorable.
— Tu mama es muy lista, mucho gusto mi nombre es Toby Baryshnikov- Jay comenzó a sentirse muy nerviosa, el chico era extremadamente guapo y agradable. Pero él no le hacía sentir mariposas revolviéndole el estómago o choques eléctricos como se los producía Nick del cual solo sabía su nombre y que le había salvado la vida, dos veces.
— Vaya-dijo sorprendida- como Mijaíl Nikoláievich Baryshnikov-el chico la miro confundido
— Es un bailarín de origen ruso-aclaro ella hablando rápidamente- célebre por su técnica y por su atractiva personalidad en el escenario. Nació en Riga la que actualmente es Letonia, Letonia es una república situada en el noreste de Europa, limita al norte con Estonia y el golfo de Riga, un entrante del mar Báltico, al este con Rusia, al sur con Bielorrusia y Lituania, y al oeste con el mar Báltico. Su superficie es de unos 63.700 km². Su población era de 2.245.423 habitantes según estimaciones para 2008. En fin Baryshnikov. En 1967 se unió al Ballet del Teatro Kírov donde interpretó con enorme calidad todo el repertorio clásico. En 1974, durante una gira por Canadá con el Ballet del Teatro Bolshói, pidió asilo político en este país. Más tarde bailó en el American Ballet Theatre desde 1980 hasta 1989 y en el New York City Ballet. Su repertorio abarco un amplio repertorio de obras, desde el ballet clásico hasta el ballet moderno, sabes él emplea diferentes estilos para interpretar trabajos creados por coreógrafos tan dispares como el ruso George Balanchine y la estadounidense Twyla Tharp- se detuvo antes de que otra locura saliera de su boca, típico de ella cuando estaba nerviosa hablaba de cosas sin parar.

— Oh guao, lo que me tratas de decir es que posiblemente tenga algo que ver con ese bailarín, bueno aunque yo jamás bailaría ballet es algo estúpido y afeminado, eso se hizo para chicas ricas y arrogantes- y como llego el nerviosismo se fue. ¡Idiota! Que no la vio hace algunas semanas en mallas, pensándolo bien no lo vio ese día. Como sea sigue siendo un ¡Idiota!
— Hablas enserio?-pregunto ella incrédula
— Nunca he hablado más enserio en mi vida, cariño-le guiño el ojo
— No todos los chicos que bailan ballet son afeminados y las chicas no son arrogantes y la gran mayoría no son ricas, así que no sé porque sacas esos estúpidos argumentos-
— Mira primor los bailarines de ballet son unos maricones y sus chicas son unas perras arrogantes, fin de la historia-sentencio Toby
— Eres un idiota-se levantó furiosa dándose la vuelta para irse, él la sujeto por el brazo.
— Adonde crees que vas?-grito- Nadie me rechaza de esa forma- gruño
— Aléjate de mí-sentencio Jay mirándolo con fastidio
— ¿Crees que puedes jugar conmigo, zorra?- Toby la sujetó más fuerte, Jay soltó un chillido cuando sus dedos se enterraron en su piel y comenzaba a dejarle marcas.
— Suéltame- Jay forcejeó y tironeó de su brazo para zafarse pero solo se lastimaba más, le dio una cachetada que le dejó la marca de su mano en la cara, Toby se tambaleó hacia atrás y la soltó.
— ¡Idiota, aléjate de mí! – grito ahora asustada, todos observaban la escena. ¡Mierda! No podía mantenerse alejada de los problemas.
— ¬¡Nadie se atreve a hacerme quedar en ridículo frente a la banda!- el chico gruño todos los chicos gimieron preocupados-
— Solo fue una conversación, no era para que te ilusionaras. -Cuando se defendió se escuchó la voz de uno de los chicos de la banda.
— Hey Toby amigo no es buena idea que te metas con esta chica en especial, hay muchas aquí bro- le advirtió
— Cállate Steven, no es tu maldito problema- Cuando se abalanzó hacia ella, Jay supo que estaba metida en problemas, quiso gritar mientras cerraba con fuerza los puños, iba a dar pelea, de eso estaba segura pero aun así miraba a todos lados, rezando porque Nick la salvara, no estaba en ningún lado y no sabía qué rayos pretendía hacerle Toby, pero iba a ser algo muy malo, de eso estaba aún más segura. Se quedó plantada al suelo mientras respiraba forzadamente y cuando sintió que las manos de Toby la aferraron con fuerza, volvió a forcejear.
— ¡Suéltala!
Todo se detuvo en un segundo mientras Jay elevaba su mirada y encontraba a Nick con su chaqueta de cuero caminando hacia Toby, se veía enojado, los rasgos de su cara estaban tensos y tenía la mirada clavada en Toby. Cuando el tipo malo la soltó, su corazón canto. Sus amigos aparecieron tras él.
— ¿Qué demonios le estás haciendo a mi chica?- pregunto hecho un demonio, mientras Toby palidecía, ¡Mi héroe! ¿Aquí todos le temían a Nick? ¿Por qué? ¿Es tan malo como aparenta? ¿O no está aparentando?
— Nick yo a yo no sabía, ella-apunto a Jay- se me insinuó-se defendió
-Creo que no estás entendiendo Toby lo preguntare una vez más- dijo perdiendo la paciencia- ¿¡Quién carajo te dio permiso de tocar a mi chica!? ¿Qué le hiciste?, habla-exigió con los ojos inyectados de odio, Jay pudo oler el desteñido aroma de alcohol proveniente de Nick, ¿Estaba ebrio? Eso no lo quería averiguar, si sobrio es un maldito demonio el cual le aterra hasta la madre, no quería saber cómo era ebrio, se imaginó lo peor.
— Yo le dije que los bailarines de ballet eran uno maricones y las chicas era unas perras arrogantes y ella me ofendió- se hizo el dolido. Nick apretó los puños a cada lado, furioso. Le iba a dar un infarto por culpa de Jay
— Acaso acabas de decirle perra a mi linda bailarina, Toby- Toby abrió los ojos como platos, estaba aterrorizado, meterse con la chica de un compañero de la banda es una paliza segura por todos los integrantes de la banda, ahora meterse con la chica del jefe, eso sería la muerte. Nick se encamino hasta Toby, Jay supo lo que vendría. Jefe ebrio de la banda muele a golpes a uno de sus chicos, chico grita, chica se aterra más de su héroe, jefe de la banda la salva y chica no quiere saber nada de él. O en dado caso de que Jay lo rechace, jefe de la banda se siente ofendido y chica tiene una muerte segura y aproximándose.
— Está bien no me molesta, no lo sabía-se interpuso entre ambos-Nick rugió
— estoy bien- le aseguro mirándolo como niña pequeña, Nick se derritió, esta chica le provocaba el deshonro moral. Nick fulmino con la mirada a Toby se dio vuelta dio algunos pasos sintiendo que Jay no lo seguía.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:11

Capítulo 7



Tres semanas pasaron y Jay aun esperaba alguna llamada, pero como iba a ser posible si él jamás pidió su número o intento hacerlo, tal vez no quería tener nada que ver con ella, luego de lo que le hizo pasar, jamás se acercaría a ella, de eso Jaydlien estaba segura. Se maldijo por haber dejado esa noche su cordura en las clases de ballet y haberse dejado besar tantas veces como él las quiso y se maldijo doblemente cuando se dio cuenta que estaba pensando en Nick. ¡Increíble!

— Señorita Adams, dígame sus pensamientos son más importantes que mi clase-sentencio la señora Mendler, Jay negó- Entonces dígame los fundamentos básicos de la ley de la gravitación universal- pidió malhumorada, si pensaba que Jay se quedaría callada estaba muy equivocada, la castaña estuvo todo su verano estudiando cada una de las materias que vería este año y profundizó materias como: idiomas, física, química, matemáticas e historia universal. Así que es pan comido. ¡Probablemente!
— Bueno… La ley de la gravitación universal, es la que muestra cómo a todos los cuerpos en el espacio y en la Tierra les afecta la fuerza llamada gravedad. -respondió orgullosa, la bruja frunció el ceño
— ¿Qué es la gravedad?-pregunto seria, intento de dejar en ridículo a Jaydlien frente a la clase
— Es la fuerza que sobre todos los cuerpos ejerce la Tierra hacia su centro. Su valor normal (g) es 9,81- respondió de igual forma
— Entonces señorita Adams usted cree que las Leyes de Kepler podrían centrifugarse con las leyes de Newton aplicadas comúnmente en la tierra.-sentencio fugaz, la clase gimió como si fuera la pregunta más difícil del mundo.
— No-murmuro
— No qué?-gruño Mendler
— No creo que esas leyes trabajen conjuntas- respondió Jay
— Por qué no?
— Porque en el universo no hay gravedad señorita Mendler y si deducimos las leyes de Kepler no habría logia correcta, porque los cuerpos de la tierra no giran en orbitas elípticas alrededor de un centro, donde dicho centro ocuparía uno de los focos de una eclipse imaginaria o tampoco sería lógico que la relación de la distancia media, que es d, de un cuerpo al centro, elevada al cubo, dividida por el cuadrado de su periodo orbital, t, sea una constante, d3/t2 y que todo eso sea igual para todos los cuerpos. Debido a que la primera ley no se cumple. Pero si relativamente la lleváramos a cuerpos simples, objetivamente los cuerpos estaría en orbitas constantemente en movimiento sin rozamiento alguno, de modo que la primera ley de Newton probablemente se cumpla, aunque no creo que en el universo exista una fuerza que modifique la velocidad constante de los planetas, porque, si existe el planeta en que vivimos tendría una alternativad de la cual si se cambia la velocidad en la que rota creo que no habría vida, de igual forma la segunda ley de Newton trabaja con gravedad.-sostuvo

— Lindo argumento, tal vez, tal vez llegues a ser una buena física solo si no fueras tan obvia y lógica, cariño tú crees que los científicos anteriores pensaron en la logia cuando estudiaron todos estos fenómenos, tienes que dejarte llevar por tus misma ideologías no por las que están en un libro ya escritos por otros, esas fueron sus propias demostraciones, ahora debes, deben hacer las suyas, querida Jaydlien no has leído acerca de la relatividad aplicada por Albert Einstein, tenemos un tren este se desplaza respecto a la estación como la estación se desplaza respecto al tren. Este ejemplo no es tan absurdo como parece a primera vista, porque la estación también se mueve debido al movimiento de la Tierra sobre su eje y a su rotación en torno al Sol. Según Einstein, todo el movimiento es relativo.- le explico, ¡Mierda! Eso suena bastante creíble.-Señorita Adams para nuestra próxima clase necesito un reporte entero de la relatividad, vista desde su propio punto de vista, analícelo y vuélvalo suyo, bueno la clase a acabado chicos, irán saliendo al irles entregando sus exámenes de la clase anterior.

Todos los demás estudiantes salieron menos Jay y sus tres amigos, lo cual era un resultado bastante prometedor.

— Son muy buenos estudiantes, tal vez los mejores de todo el instituto, pero yo no quiero que sea clones de los demás científicos o investigadores, quiero que argumente su propia perspectiva, para que quiero en sus exámenes una copia exacta del libro, la próxima vez me lo pueden entregar- rugió, dedujo Jay al ver más de cerca el rostro de Mendler.
— Usted señorita Martin-señalo a Laurent- Posiblemente sea junto con el joven Morristown-ahora señalo a Michael- Los más auténticos-les entregó los exámenes, el rostro de ambos chicos cambiaron drásticamente, tal vez de felicidad a tragedia, Jay trago grueso.

— Mientras ustedes dos-señalo a Jay y a su amigo James- Al perecer siguen el mismo patrón técnico de estudio, saben jóvenes ustedes realmente son muy inteligentes, tal vez más de lo que piensen, pero lo caletre no es un buen método de estudio, me asombra la manera en que pueden aprenderse exactamente lo que dice el texto sobre todo de lo extenso y practico que es, pero no se inmuten a procesar información que ustedes no han deducido antes, así que para la próxima señorita Adams y señor Smith, analicen- les entrego sus exámenes, Jaydlien casi tuvo un paro cardiaco, un 8, un patético 8, en lo que lleva estudiando en la High Lincoln School jamás ha sacado una nota tan baja. Ni en la primaria.

Sintió ganas irrefutables de llorar, pero se contuvo, la profesora Mendler se marchó del salón, dejando a cuatro chicos realmente destrozados, Jay se levantó y corrió hasta el baño evadiendo los gritos de su mejor amiga, abrió una de las puertas de los baños y se sentó sobre la tapa del inodoro dejando su examen en el suelo y observándolo con desdén, se repetía mientras intentaba no tener un ataque, unió sus rodillas a su pecho y clavo su cabeza justo allí, aprontándose las piernas con fuerza, cuando sus respiración empezó a fallar, escucho golpes en la puerta, junto con la voz de Laurent.

— Sal de allí, no es más que una mala nota, la recuperaras pronto- le regaño ella
— Déjame en paz- gimió ella cortante
— Sal ahora mismo, Jaydlien Eiden Adams Henderson si no quieres que yo te saque y créeme hablo muy enserio-refuto tras la puerta, Jay lloriqueo.
— Quiero estar sola-grito a la vez que las lágrimas se escurrían por sus ojos.
— O claro que no, la última vez que dijiste eso acabamos en un hospital y no se sintió lindo- replico Michael

— Que haces aquí? Es…te ba...ño es so…lo de chicas- gimió

— En realidad estas en el baño de los chicos, largo-grito eso ultimo James
— Jaydlien lloro más fuerte-
— Oh vamos princesa, no llores, todos sacamos una muy baja nota y hasta creo que entramos entre los peores de la clase-Jay gimió
— Bien hecho tonto-cuestiono James- Lo que Michael trata de decir querida Jaydlien es que no estás sola en esto, recuperaremos las notas.
— Ya es la tercera vez que consigo un 8 en su clase- se escuchó la puerta
— Tienes 5 segundos para largarte-grito Laurent-
— Y-continuo Jay limpiándose las lágrimas- Y no… me gusta la sensación, ella al parecer me odia y no le he hecho nada, jamás me había ocurrido esto, los profesores me adoran y si no lo hacen saben cómo ocultarlo y-de nuevo una ola de lágrimas- que le voy a decir a mis padres, no me gusta decepcionarlos, no me gusta decepcionarme yo-no pudo continuar por sus incontrolables lágrimas.
— Oh, cariño! Vamos veamos el lado positivo, podemos mejorar en esto y le enseñaremos a esa bruja que somos los mejores de su clase, ya no llores, que me da cosita- gimió Laurent
— Ok-lloriqueo de nuevo mientras salía de su escondite y miraba a sus amigos
— Y ahora porque lloras?-pregunto Michael
— Estoy en el baño de chicos y si no hubiera estado solo-miro los urinarios sin puerta-Eww
— Sus amigos la abrazaron con fuerza imitando su tono de asco-
******

— Por qué esa cara de tragedia Muffin?-pregunto Jude mientras miraba la televisión
— Mmmm-lloriqueo mientras se hacía un ovillo sobre el sofá justo al lado de su hermano
— Si fuera un buen hermano, te obligaría a contarme pero como no lo soy-le sonrió-No me importa. Ella hizo caso omiso a su comentario y termino por mirar el canal de deportes que Jude observaba, este se sorprendió de que no lo obligara a cambiar de canal con su cara de cachorrito que tan bien le salía, la curiosidad le pico y su instinto sobre protector toco fondo.
— Me vas a decir o tengo que obligarte- le dijo mientras se colocaba sobre ella con las manos en forma de garras, ella negó sin prestarle atención, él la ataco con cosquillas, haciendo que Jay se sacudiera descontrolada entre risas.

— Para, detente ya basta Jude-grito ella.
— Me dirás que es lo que sucede- señalo el
— NOOO- rio mientras su hermano le hacía más cosquillas.
— Mama-grito desesperada mientras convulsionaba
— Ella no está en casa Muffin nadie te salvara- rio maquiavélicamente
— Auxilioooo-grito mientras reía con más fuerza y las lágrimas empañaban su visión
— Bien…bien, ya, te diré, dete…detente Puppy- gimió
— Soy todo oídos, oye-reacciono- Acaso me dijiste Puppy, Muffin?
— Y si lo hice?
— Me molestaría mucho- la miro serio
— Entonces si lo hice-le miro dulce
— Soy más un león, un tigre, un oso no un cachorrito-protesto, ella negó sin cambiar su mirada
— No Jude tu eres mi lindo cachorrito-rió
— Maldición-gruño-No me puedo oponer a eso, ¡Oh, dios! No puedo oponerme a que mi hermanita me diga cachorrito-dijo algo dolido dejando notar unos ojos verdes realmente adorables y unas facciones que a cualquier chica volvería loca, joder no podía negar que su hermano no fuera lindo, porque lo era, tenía una labios carnosos y rosados, el cabello liso y negro algo despeinado para su gusto, piel blanca y un rostro atractivo, Laurent la había molestado antes, diciéndole lo lindo y caliente que era su hermano, gracias a su entrenamiento en fútbol y béisbol tenía un cuerpo bastante fornido, pero era su hermano y lo veía de tal forma.
— Y bien-rogó de nuevo. ¡Diablos! Amaba a su hermano, amaba que se preocupara por ella.
— Obtuve un 8 en una prueba escrita de física-gimió
— ¡Oh Santos Cielos!-se escuchó eufórico- Meteoritos golpearan el planeta, la señorita perfección ha sacado un 8, pronto Muffin hay que llamar a la NASA antes de que sea demasiado tarde- Jay rió por el tono que uso su hermano

— Pequeña, está bien, cometer errores es de humanos y bueno tú lo eres o eso creo aun no puedo probar que eres un extraterrestre, de igual forma la próxima vez lo harás mejor-beso su frente- Pero si no, hay que llamar a la NASA y avisarle de los meteoritos y todo eso-rió, Jaydlien se sintió mejor pero había algo que le ocultaba y no le gustaba guardarle secretos a su hermano, no cuando ambos confiaban en el otro y sabían más de él que alguna otra persona.

— Y ahora por qué la cara?, no dijimos que la próxima vez evitaras que se destruya el planeta-protesto el

— U-hum- le sonrió-Estoy bien- pero su mirada gritaba que algo estaba mal
— Dime lo que pasa Jaydlien- le pidió el serio- Las notas no es lo único que te molesta, no es verdad?- ¡Mierda! Él la conocía bastante bien, más que sus propios padres, será que hay algo respecto a ser mellizos.

— No pasa nada, enserio estoy bien-trato de sonar creíble, no lo logro

— Es algo serio?-se incorporó dejando que Jay se sentara a su lado sin apartar sus ojos de sobre ella, , ella suspiro
— No le digas a mama ni mucho menos a papa, no quiero que se preocupen ni declaren la tercera guerra mundial- sonrió
— Ok dime
— PROMETEMELO- le rogó
— Lo prometo Jay, pero ya dime por favor me estas asustando-
— Bueno es que últimamente he tenido algunas pesadillas-él la interrumpió
— Mejor dime algo que no sepa, Hello Jaydlien soy yo quien te consola de noche-amonesto Jude
— Si-cambio su mirada dulce a una asustadiza
— Paso algo?-ahora sonaba preocupado
— Si- confeso, y ahí fue el momento en el que ella le confesó todo lo que había ocurrido esa noche, mientras la boca de Jude caía al suelo y sus ojos se oscurecían de lo enojado que estaba, Jay obvio partes, que seguro la meterían en problemas, el de besar a Nick, el jefe de una banda. Nunca había visto a su hermano más enojado en su vida.
— Tenemos que decirle a papa-ella negó
— No, no Jude me lo prometiste
— A veces la promesas se rompen sobre todo cuando un maldito hijo de pu*ta intento violar a mi hermanita-rugió el
— Jude- rogó ella
— Está bien, ahora dime perfectamente donde sucedió y como lucia el infeliz- le ordeno Jude con una voz tan profundo que casi pudo compararlo con Nick, casi porque el jefe de los Halcones era mucho más aterrador.
— No creo que lo encuentres-trago grueso- El chico que me saco de allí, se encargó de el-intento no imaginarse que fue lo que le hizo
— Entonces dime quien te salvo, quiero hablar con él y darle las gracias
— No puedo, no sé quién es-mintió, Jay rezo para que no se diera cuenta de su mentira, no era buena en eso, todos terminaban dándose cuenta cuando se reía histérica- No sé dónde encontrarlo, solo me dijo que no me metiera en problemas-fingió una sonrisa
— Con un demonio- Jude estaba más que furioso.
— Estoy bien, ya me siento mejor- aclaro su voz, bueno en eso no mentía, ya estaba mucho mejor
Jay observo como su hermano tomaba su chaqueta para irse
— A dónde vas?-pregunto ella asustada de que el cometiera una locura
— A alguna parte, Jay-develo él en tono áspero
— No te metas en problemas- le pidió más en un tono suplicante, mientras él se alejaba de la casa. como si eso fuera a suceder, siempre que su hermano se enojaba por cualquier estupidez, se largaba y no aparecía en días, y cuando lo hacía, si no estaba borracho o hecho una mierda por las peleas en las que se metía, lo traía una patrulla de la policía y eso no era bonito, nada bonito sobre todo en la parte en la que él no permitía que Jaydlien se le acercara, para que no viera cuanto le afectaba, la chica se aferró a la idea de que él iba a estar bien, solo tendría unas lindas cortas vacaciones y llegaría vivo a casa. Eso esperaba ella
— Jude-grito tan fuerte como su garganta le permitía, cuando el cuerpo de su hermano desapareció.


Capítulo 8
Jude no había aparecido en ya un par de días, ella invento la excusa de que habían tenido una pequeña discusión de la cual no quiso dar detalle alguno, si a su hermano le sucedía algo, ella moriría, la chica se dio cuenta de que su mama estaba actuando raro desde la mañana, si lo encontraron y no querían que ella supiese, si eso era así, ella sería la que se largaría por no sabe cuántos días, luego de darse una ducha bastante larga donde consiguió desahogarse un poco, salió envuelta en una toalla gris brillante y observo a su mama hurgar su armario. Escogiendo algunas ropas, para algo desconoció y aparentemente sospechoso para Jaydlien.
— Que haces?-pregunto ella en tono bajo, mientras ojeaba detenidamente cada movimiento de su mama
— Quiero que te pongas esto- le lanzo una falda de jean rasgada en el ruego.
— Motivo?
— No hay ninguno
— Ok-dijo colocándose su ropa interior
— Pero qué es eso?-le regaño su mama
— Aaaa ropa interior-dijo confundida
— Hablo de tus bragas-le regaño
— Que tienen?- pregunto ahora más confundida
— Acaso tienes 5 años?-
— Basta no me interesa lo que viene a continuación, no me pondré tanga o algo así y si me obligas llamare a papa- le amenazo
— Pero-suspiro- Vale lo siento, vístete cariño- le lanzo ahora una camisa manga larga gris con destellos brillantes y la frase de You+ me= us en la espalda-Te veo abajo.

La chica rodó los ojos al verse en el espejo, se calzo sus convers grises deslavadas las cuales tanto odiaba su mama e intentaba lanzar a la basura, peino su cabello y se colocó un gorro gris, descendió las escaleras y vio a James teniendo una conversación muy agradable con su mama, esto esta sospechoso, estaba más que segura de ello, la ropa, James y su rostro sonriente, huye mientras puedes.
— Que haces aquí?-le pregunto a su amigo quien traía unos jeans negros, una camiseta azul naval ajustaba a su bien trabajado torso, unas converses a juego con la camisa y su rubio cabello levemente despeinado, algo le decía a ella, que en pocas horas su cabello va a gritar por un peine, si no conociera a James desde que tiene 8 años, pensaría que es el hermano gemelo de Lucas Till, solo que James es más James. Estaba muy bien vestido, más de lo normal. Y su colonia olía a fiesta a kilómetros.
— Estas lista?-pregunto su mama
— Para qué?-
— Sí creo que lo está, James es toda tuya-
— Qué?-grito Jay a la vez que su amigo la levantaba del suelo y la colocaba en su hombro izquierdo.
— Bájame-grito- Que pasara con Jude? Debo quedarme para cuidar de el-protesto Jay mientras salían de la casa
— El me llamo dijo que estaba bien-confeso su madre, ¡genial! Y a ella no la llamo.
— No es divertido a donde me llevas, James bájame si no quieres tener muchos problemas, mama- levanto su cabeza en dirección a su mama- es en contra de mi voluntad-sentencio
— Oh cariño, luego me lo agradecerás- le dio un beso en la mejilla, luego coloco brillo labial rosa en los labios de Jay recibiendo una mueca molesta como respuesta y finalmente despidió a James con un sonoro beso- Cuídala mucho y ustedes también, saluda a los chicos de mi parte- sonrió al ver como James intentaba meterla en el auto.
— Policía-grito al ver una patrulla pasar a su lado- Esto es un secuestro, me están llevando en contra de mi voluntad-El policía rio, si Jared la conocía y a sus amigos-
— Adiós Jaydlien, que te diviertas-dijo

***

Laurent estaba más que preocupada de la reacción de su amiga, sabía que Jay no estaría muy contenta de traerla a una fiesta sin su consentimiento y más a una donde los chicos un mes atrás casi la asesinan por su boca. Observo el lugar detenidamente, mesas de billar de un lado, un Dj o intento de Dj atrás, muchos chicos bebiendo, fumando y tal vez drogándose, algunas chicas asesinándola con la mirada y Michael más que feliz por la atención que le brindaban alguna chicas malas de la banda, se detuvo al ver a un chico de cabello oscuro jugando tiro al blanco siendo el único en lanzar un dardo en el punto medio, era realmente lindo aunque se limitó a devorarlo con la mirada, no podía inmiscuirse con un chico malo y menos de una banda, luego de que James le rompiera el corazón, no estaba lista para alguien o sí? Justo cuando se lo estaba imaginando sin sus pantalones Joe la saco de sus pensamientos pervertidos.

— Hey Laurent-sonrió-Tus amigos vendrán? sobre todo la adorable Jay se que a alguien le interesara-le lanzo una mirada rápida a Nick quien se entretenía con sus chicas- Aunque lo sepa disimular, aquí todos la adoramos, no es cierto Trevor- palmeo al chico de cabello oscuro, quien se giró para mirarle
— Si- Laurent se enamoró de sus profundos ojos azules, tenía una manía con los ojos claros y estos cumplían todas sus expectativas, ella sonrió y él le devolvió la sonrisa, se dijo
— Aaaa no lo sé James dijo que vendría pero lo que me preocupa es Jaydlien ella, ella es bastante difícil, hemos planeado una cuartada-explico- James la “secuestraria” con ayuda de Margaret ella es la mama de Jay y la traería.
— Que es lo que te preocupa?-pregunto Trevor, Laurent sintió millones de mariposas en su estomago
— Que me odie y que lo lastime aunque no me importa mucho si lo lastima- confeso
— Hablando de lastimados, Joe no importa si hay una especie de rabieta aquí- dijo Michael
— Por qué lo dices?
— Porque James está aquí y el pequeño monstruo no está cooperando mucho-enseño su teléfono, Laurent trago grueso
— Sabes cómo esta ella?
— Furiosa- acertó Michael, Jay estaba furiosa con James quien intentaba sacarla del auto y él aunque lo ocultaba bastante bien está asustado de lo que le su pequeña amiga le hiciera, la última vez que la molesto, recibió una patada en su amigo una que lo mando directo al hospital y lo dejo en reposo por tres días, tres dolorosos días y para empeorarlo Jaydlien le dijo que no podría tener sexo hasta año nuevo y estaba iniciando el invierno. Él se lo creyó se abstuvo y ella se burló. Casi dos meses sin sexo, el casi murió.

James caminaba lo más rápido que podía mientras intentaba proteger su punto débil de los poderosos pies de Jaydlien, él la sostenía fuerte para que no se cayera y su falda no se levantara, pero las patadas de la chica eran prometedoras. Justo cuando la dejo en el suelo y todas las miradas estaban sobre ellos, Jay exploto como un volcán en erupción.

— Juro que llamare a la policía y te demandare por secuestro, eres un completo idiota no sabes lo enojada que estoy contigo
— Es todo?-pregunto el sonriente
— No-grito haciendo una pataleta- Ten-saco algo invisible de su bolsillo trasero- Toma tu tonta tarjeta de amistad ya no la quiero, eres un idiota
— Ya lo dijiste-se burló de ella
— Te gusta más gilipollas, porque para que lo sepas te queda como anillo al dedo, que no entienden que no estoy interesada en venir con ustedes a esto, la última vez casi muero. Además no estoy de humor mi hermano se volvió loco, no lo he visto en varios días, creo que hasta me odia, y- se cruzó de brazos- estoy buscando la manera de vengarme de los tres- se giró y vio a Laurent - Y créanme va a ser realmente doloroso- grito furiosa- Si me disculpan tengo problemas que atender- James la detuvo
— Suéltame-grito intentando zafarse de James
— No-Suéltame-Dije que no-ambos forcejearon hasta que el puño de Jaydlien se alojó con fuerza en el estómago de James
— Laurent grito-
— Joder-intento tomar aire-Acaso me golpeaste?-pregunto James sonriente mientras se desencorvaba
— No…si…no…bueno si…no lo sé-Jay lloriqueo y tapo sus ojos con sus manos y ahogo un grito- Lo siento- le miro- Me vuelves loca y sabes que no puedo… Te odio-y ahora las lágrimas, porque siempre tenía que llorar.
— Oh cariño-la abrazo fuerte, Jay gimió, maldición no podía enojarse con ellos-Sabes estoy muy orgulloso de ti-rio el al separase de ella
— Por qué?-
— Pensé que me decepcionarías pero no, pateas fuerte y también das unos buenos golpes, mucho más fuertes que los que da Michael- Jay rio
— Oye!-dijo serio Michael
— Quieres que les dé una segunda demostración- sonrió Jaydlien dulce
— No-gritaron todos
— Sería divertido- hizo puchero mientras simulaba patear un hormiguita, ella era jodidamente tierna cuando se lo proponía pero para Nick ella era mucho más linda cuando se enojaba o estaba asustada. Esta chica tiene la habilidad de volver locos a los chicos en todos los sentidos posibles.

— Te quedaras?-pregunto Laurent
— Solo hasta que consiga la forma de vengarme- le advirtió- Y será rápido
— Genial-



Los ojos verdes de Jaydlien se posaron en la pantalla de su celular cuando una de sus amigas, Jade, le envió una foto muy comprometedora de la profesora de física con el director del plantel. Su expresión cambio a una más seria, Laurent lo noto.

— Estamos completamente Jodidos-amonesto ella analizando la fotografía
— Por qué?- Laurent intento ver la foto quitándole el teléfono a Jay pero esta lo retuvo y forcejearon con él hasta que cayó sobre un contenedor frente a la barra.
— Oh genial!-dijo para visualizar al barman
— Oye, podrías- nada él estaba muy ocupada sirviendo tragos a otros chicos de la banda
— Tendré que hacerlo por mi cuenta- suspiro para ponerse de puntitas e intentar alargarse sobre la barra para tomar su teléfono. Sin resultado alguno. Sus pies ya no tocaban el suelo y las miradas recaían en su trasero, cuando finalmente tomo el teléfono su brazalete de BBF se atoro en una de las palancas de las bebidas.
— Laurent necesito ayuda-cuando volteo a ver a su amiga mágicamente había desaparecido
— Fantástico!- la chica coloco en celular en la barra e intento desprender el brazalete, pero era imposible, no quería dañarlo, lo había tenido desde los 12 años, día en que pacto una linda amistad con sus amigos. Pronto sintió la respiración de alguien en su cuello y una mano que sutilmente desprendió su brazalete de las palancas.
— Listo-dijo el chico tras de ella
— Gracias- se volteó Jay para ver al chico
— De nada cariño- le toco rápidamente la nariz con su dedo índice, Jay sonrió de vuelta
— Y que hace una linda florecita en un lugar como este?-pregunto coqueto
— No sé si te diste cuenta de mi pequeña escena de tortura- respondió ella en tono meloso.
— -Oh del tipo de novela-sonrió
— Las transmisiones son todos los días a cualquier hora del día, por si estás interesado- coqueteo
— No me lo perdería jamás-tomo asiento al lado de Jay- Quieres algo de beber?-pregunto como un caballero
— Jaydlien lo dudo, que tal si era un degenerado o algo parecido a Nick y esta vez no tenía tanta suerte de salir con vida, estos chicos no son de fiar.

— a no lo sé no acepto bebidas de extraños, mi mama me explico que no es una buena idea- Jay uso un tono de niña pequeña, en conjunto de un puchero el cual la hizo ver verdaderamente adorable.
— Tu mama es muy lista, mucho gusto mi nombre es Toby Baryshnikov- Jay comenzó a sentirse muy nerviosa, el chico era extremadamente guapo y agradable. Pero él no le hacía sentir mariposas revolviéndole el estómago o choques eléctricos como se los producía Nick del cual solo sabía su nombre y que le había salvado la vida, dos veces.
— Vaya-dijo sorprendida- como Mijaíl Nikoláievich Baryshnikov-el chico la miro confundido
— Es un bailarín de origen ruso-aclaro ella hablando rápidamente- célebre por su técnica y por su atractiva personalidad en el escenario. Nació en Riga la que actualmente es Letonia, Letonia es una república situada en el noreste de Europa, limita al norte con Estonia y el golfo de Riga, un entrante del mar Báltico, al este con Rusia, al sur con Bielorrusia y Lituania, y al oeste con el mar Báltico. Su superficie es de unos 63.700 km². Su población era de 2.245.423 habitantes según estimaciones para 2008. En fin Baryshnikov. En 1967 se unió al Ballet del Teatro Kírov donde interpretó con enorme calidad todo el repertorio clásico. En 1974, durante una gira por Canadá con el Ballet del Teatro Bolshói, pidió asilo político en este país. Más tarde bailó en el American Ballet Theatre desde 1980 hasta 1989 y en el New York City Ballet. Su repertorio abarco un amplio repertorio de obras, desde el ballet clásico hasta el ballet moderno, sabes él emplea diferentes estilos para interpretar trabajos creados por coreógrafos tan dispares como el ruso George Balanchine y la estadounidense Twyla Tharp- se detuvo antes de que otra locura saliera de su boca, típico de ella cuando estaba nerviosa hablaba de cosas sin parar.

— Oh guao, lo que me tratas de decir es que posiblemente tenga algo que ver con ese bailarín, bueno aunque yo jamás bailaría ballet es algo estúpido y afeminado, eso se hizo para chicas ricas y arrogantes- y como llego el nerviosismo se fue. ¡Idiota! Que no la vio hace algunas semanas en mallas, pensándolo bien no lo vio ese día. Como sea sigue siendo un ¡Idiota!
— Hablas enserio?-pregunto ella incrédula
— Nunca he hablado más enserio en mi vida, cariño-le guiño el ojo
— No todos los chicos que bailan ballet son afeminados y las chicas no son arrogantes y la gran mayoría no son ricas, así que no sé porque sacas esos estúpidos argumentos-
— Mira primor los bailarines de ballet son unos maricones y sus chicas son unas perras arrogantes, fin de la historia-sentencio Toby
— Eres un idiota-se levantó furiosa dándose la vuelta para irse, él la sujeto por el brazo.
— Adonde crees que vas?-grito- Nadie me rechaza de esa forma- gruño
— Aléjate de mí-sentencio Jay mirándolo con fastidio
— ¿Crees que puedes jugar conmigo, zorra?- Toby la sujetó más fuerte, Jay soltó un chillido cuando sus dedos se enterraron en su piel y comenzaba a dejarle marcas.
— Suéltame- Jay forcejeó y tironeó de su brazo para zafarse pero solo se lastimaba más, le dio una cachetada que le dejó la marca de su mano en la cara, Toby se tambaleó hacia atrás y la soltó.
— ¡Idiota, aléjate de mí! – grito ahora asustada, todos observaban la escena. ¡Mierda! No podía mantenerse alejada de los problemas.
— ¬¡Nadie se atreve a hacerme quedar en ridículo frente a la banda!- el chico gruño todos los chicos gimieron preocupados-
— Solo fue una conversación, no era para que te ilusionaras. -Cuando se defendió se escuchó la voz de uno de los chicos de la banda.
— Hey Toby amigo no es buena idea que te metas con esta chica en especial, hay muchas aquí bro- le advirtió
— Cállate Steven, no es tu maldito problema- Cuando se abalanzó hacia ella, Jay supo que estaba metida en problemas, quiso gritar mientras cerraba con fuerza los puños, iba a dar pelea, de eso estaba segura pero aun así miraba a todos lados, rezando porque Nick la salvara, no estaba en ningún lado y no sabía qué rayos pretendía hacerle Toby, pero iba a ser algo muy malo, de eso estaba aún más segura. Se quedó plantada al suelo mientras respiraba forzadamente y cuando sintió que las manos de Toby la aferraron con fuerza, volvió a forcejear.
— ¡Suéltala!
Todo se detuvo en un segundo mientras Jay elevaba su mirada y encontraba a Nick con su chaqueta de cuero caminando hacia Toby, se veía enojado, los rasgos de su cara estaban tensos y tenía la mirada clavada en Toby. Cuando el tipo malo la soltó, su corazón canto. Sus amigos aparecieron tras él.
— ¿Qué demonios le estás haciendo a mi chica?- pregunto hecho un demonio, mientras Toby palidecía, ¡Mi héroe! ¿Aquí todos le temían a Nick? ¿Por qué? ¿Es tan malo como aparenta? ¿O no está aparentando?
— Nick yo a yo no sabía, ella-apunto a Jay- se me insinuó-se defendió
-Creo que no estás entendiendo Toby lo preguntare una vez más- dijo perdiendo la paciencia- ¿¡Quién carajo te dio permiso de tocar a mi chica!? ¿Qué le hiciste?, habla-exigió con los ojos inyectados de odio, Jay pudo oler el desteñido aroma de alcohol proveniente de Nick, ¿Estaba ebrio? Eso no lo quería averiguar, si sobrio es un maldito demonio el cual le aterra hasta la madre, no quería saber cómo era ebrio, se imaginó lo peor.
— Yo le dije que los bailarines de ballet eran uno maricones y las chicas era unas perras arrogantes y ella me ofendió- se hizo el dolido. Nick apretó los puños a cada lado, furioso. Le iba a dar un infarto por culpa de Jay
— Acaso acabas de decirle perra a mi linda bailarina, Toby- Toby abrió los ojos como platos, estaba aterrorizado, meterse con la chica de un compañero de la banda es una paliza segura por todos los integrantes de la banda, ahora meterse con la chica del jefe, eso sería la muerte. Nick se encamino hasta Toby, Jay supo lo que vendría. Jefe ebrio de la banda muele a golpes a uno de sus chicos, chico grita, chica se aterra más de su héroe, jefe de la banda la salva y chica no quiere saber nada de él. O en dado caso de que Jay lo rechace, jefe de la banda se siente ofendido y chica tiene una muerte segura y aproximándose.
— Está bien no me molesta, no lo sabía-se interpuso entre ambos-Nick rugió
— estoy bien- le aseguro mirándolo como niña pequeña, Nick se derritió, esta chica le provocaba el deshonro moral. Nick fulmino con la mirada a Toby se dio vuelta dio algunos pasos sintiendo que Jay no lo seguía.
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:18

ops se copio dos veces los siento....
OMG! OMG! OMG! OMG! flower 
Espero que les guste.................. Y Mega gracias Mari.... me haces sentir Very Happy Very Happy Very Happy 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:21

Capítulo 9

— Jaydlien, nena ven aquí. - Nick extendió la mano hacia ella y Jay no lo pensó dos veces, no sabía de dónde había salido o porque la estaba defendiendo de nuevo, pero de algo Jaydlien estaba segura ella estaba dispuesta a saltar de un puente con él. Cuando estuvo entre sus brazos, la "banda" miró con diversión la escena y comenzaron a apartarse. Nick era el jefe, lo que decía era santa palabra, todos debían estar de acuerdo con él y respetarlo, fin de la historia. Y por ello Jay no quería ni siquiera corregirlo o hacer algo que lo molestara.
— No quiero repetirlo de nuevo, Jaydlien Adams es mi chica y el próximo que se le acerque o la lastime, tendrá grandes y graves problemas conmigo, entendido-indico como si fuera una nueva regla, orden o algo por el estilo.
— Entendido-gruño al no conseguir respuesta.
— Si-todos respondieron como un aullido
— Entendido Toby?-pregunto mirándole de nuevo, el chico palideció una vez más.
— Si- acento aterrado
— Hablaremos de esto mañana.-
Lo miró con advertencia y les hizo señas a los demás para que volvieran a lo que estaban haciendo. Nick se quitó la chaqueta y se la dio a ella mientras la condujo a una de las mesas del fondo. Estaba marcando su territorio y Jay era parte de él. ¡Wow!
— ¬¬¿Por qué has venido a este lugar?, que no te quedo claro después de la última vez-le regaño
— Pensé que querías verme, te extrañe- sonrió ella, Nick descubrió su mentira e hizo una mueca desaprobatoria, se dijo así misma.
— Supongo que estaba aburrida.
— ¿Viniste sola?
— Creo que viste a los chicos no?, ellos me trajeron en contra de mi voluntad-gimió con indiferencia. Nick asintió.
-Debí suponerlo-
— U-hum- Nick noto su distancia y frialdad
— Sucede algo?
— Nada- no le prestó atención
— Y ahora que hice?-Nick rodo los ojos, Jay se quedó en silencio mirando un punto ciego del bar
— Habla ya no tengo todo el tiempo-la regaño de nuevo
— Que te importa, la verdad lo que me hayas hecho o no, te dará igual no es así- su tono serio incomodo a Nick
— Mira bonita, las cosas están así o me dices por las buenas o me dices por las malas que es lo que te molesta- se enfureció el
— Púdrete si-se cruzó de brazos y no lo miro, eso desesperó a Nick si fuera un chico lo golpearía hasta dejarlo casi sin vida, si fuera una de sus chicas las joderia, pero era Jay y eso cambiaba. Así que tuvo que tener paciencia.
— Creo que será por las malas-le susurro él al oído, Jay se estremeció con su cálido toque.
— No me llamaste- dijo molesta, ¡Joder! Tanto drama porque no la llamo, eso era su mal de morir, Nick sonrió complacido, como lo supuso cualquier chica moriría por él, incluyendo a su linda bailarina. Jay se enfureció al ver a Nick desbordar arrogancia.
— No me diste tu numero-se defendió el con una amplia sonrisa, Jay se levantó de golpe
— Oh vaya! pensé que el dios Nick, podría hacer lo que sea, incluyendo conseguir el numero de una chica, pero no, no lo hizo y desde luego viene hoy y dice que esa chica es suya, ¡Fantástico!-reprimió ella
— Oh Dios! Ya para con el drama Jaydlien, no es nada impor-Jay lo interrumpió
— No es nada importante Nick, para mi si lo es- se sacó la chaqueta- que un chico me bese es importante para mí, pero veo que para ti no, así que no te acerques nunca más a mí-le lanzo la chaqueta y se fue furiosa. Nick se enfureció, ninguna chica lo rechazaba y si así ella lo quería, lo cumpliría, no se iba a acercar a ella nunca más, nunca. Y esa es su última palabra.

Jaydlien se sentó enojada al lado de su mejor amiga, mientras ella la miraba curiosa y confundida, Joe corrió hasta Nick quien parecía asesinar a todos con la mirada, Jaydlien era extraña, difícil y a Nick no le importaban las niñas mimadas de papa y mama, aunque fuera la chica más hermosa y tierna que hubiera conocido nunca, no la entendía y eso era suficiente para alejarse de ella, imposible o no lo haría. Jaydlien por su parte quería arrancarle los ojos como se atrevía a besarla y no llamarla ni preocuparse por conseguir su número, había estado pensando en él todo este tiempo pero para Nick en lo contrario, al parecer, Jay era otra chica de su colección de “perras que sirven para dormir por una noche” y sobre todo había tenido la santa voluntad de decir que ella era suya, es inaudito, ella no es de nadie.

— Mmmm me dirás que ocurre?
— Lo odio, ojala y se golpee fuerte con la mesa de billar-protesto ella furiosa
— Huy que malo-rio su amiga
— Bueno entonces que se pique un ojo con el palo de billar- asevero ella como si fuera lo peor del mundo
— Oh vaya! Recuérdenme jamás molestar a la chica mala de Jaydlien- amonesto Trevor sonriente
— Oh cállate Trevor puedo ser muy mala- protesto ella en su defensa
— Se conocen?-pregunto Laurent
— Si- confeso el chico
— Y veo que tú también- la miro cómplice Jay
— Mmmm si-intento ocultar su nerviosismo
— Podrías darte la vuelta-le rogo su amiga
— Oh Jay aquí no te lo suplico-
— Laurent -rogo la castaña
— U-hum- se dio vuelta y Jay enterró su cara allí soltando un grito ahogado, liberando todo su enojo
— Bien!-dijo más calmada
— Odio ser tu atrapa enojos pensé que tu cama cumplía esa función-
— Oh Claro! Si tan solo mi cama estuviera aquí, pero no me tuvieron que traer a este lugar- chillo para salir de allí.


Nick hundía sus pensamientos en una botella de cerveza mientras Dana una de sus chicas favoritas jugueteaba con su entrepierna y le daba apasionados besos, esta noche sería muy salvaje, develaron los deseosos ojos de Nick a los fugases de Dan, como todas las noches, se la llevaría a la cama y la castigaría por ser una chica mala, Joe sonreía plácidamente antes la voz melodiosa de Katherine en uno de sus oídos, la fabulosa morena regodeaba al chico, James y Michael disfrutaban también de absortos y salvajes besos que les regalaban las chicas de esa banda, mientras Nick gemía, Dan disfrutaba de que la niñata de Jaydlien Adams se hubiera apartado, la odiaba, porque simplemente a Nick le interesaba, y Nick era suyo.

Jaydlien disfrutaba de una pasivo partido de tiro al blanco con un chico que a simple viste se veía bastante pequeño para estar en una banda, el jovencito del cual pertenecía al nombre de Lucas, no era muy bueno en el juego, pero a Jay le gustaba su compañía y la distraía de mirar al frente y encontrarse con una imagen realmente asquerosa, una orgia.
— Cuántos años tienes?-pregunto ella curiosa mientras realizaba unos cálculos rápidos, de velocidad y fuerza para dar con el dardo en el blanco
— Mmmm este es una clase de interrogatorio-
— No solo quería saber, si no quieres decirme estas en todo tu derecho de no responder- dijo mientras hacia una mueca extraña para lanzar el dardo.
— 15 años y tú?-Jay se atraganto haciendo que perdiera la puntería y su tiro se desviara hasta un muro
— No crees que eres demasiado joven para esto-sonrió dulce- Y 17 esa es mi edad
— Y tú no crees que eres demasiado joven para salir con Nick- arrebato el chico
— Listillo- el chico rio- No, porque no salgo con él, está loco o que se yo, tiene un problema raro con el de adueñarse de cosas que no son suyas-rio
— Linda e inteligente- le guiño el ojo- Eres realmente un buen partido Jaydlien- lanzo su dardo
— Estas coqueteando conmigo?-pregunto ella divertida, el chico se asusto y lanzo el dardo hacia otro lado
— Mierda!-maldijo
— Con un maldito demonio-gruño el chico- De quien rayos es esto?-pregunto Nick furioso al sacarse el dardo de su musculoso brazo, Lucas tembló. Jay lo noto.
— Lo preguntare de nuevo, de quien es esta basura?-
— Si no me lo dice ahora tendrá graves problemas-gruño
— Huy que delicadito, que siempre estás de mal humor- indico Jaydlien, Nick la ignoro
— Drake quien lanzo esto?-Drake miro a Lucas, quien temblaba
— Yo lo hice, había sido sin intención alguna, pero ahora, que bueno así dejas de ser un tonto- sentencio Jaydlien
— No eres lo suficientemente valiente para lanzarme esto, bebe- aclaro Nick mientras se acercaba a Lucas
— Sabes que pasara ahora-le dijo a un lloroso Lucas mientras se fijaba frente a el pequeño, Jaydlien se llenó de valor. Y le lanzó un dardo a Nick dando en su brazo izquierdo
— Mierda!-se giró él a Jaydlien, ella elevo una ceja-
— Que dices ahora de eso?-pregunto ella orgullosa
-el maldijo por lo bajo, pero muchos escucharon incluyendo a la castaña-
— Dios Nick con esa boca besas a tu novia-
— Muchas veces-gritos frenéticos se escucharon, Nick sonrió arrogante- Quieres probar-ella sonrió
— Déjame pensarlo- hizo una mueca pensativa- Que te dice esto- le enseño el dedo de en medio
— Que pagaras por ello, bonita- dijo como un degenerado, las mejillas de Jay ardieron. ¡Diablos!
— Qué clase de respuesta esperas para ello? Tengo del número 1-señalo su dedo- Y del número 2: Eso nuca pasara, pervertido-se cruzó de brazos- Te propongo algo- él la observo con atención- Te compro un bosque y te pierdes en él, así de una vez por todas te desapareces de mi vista- sonrió dulce
— No debiste decir eso- le advirtió
— Huy que miedo Nick- simulo estar asustada
-él se acercó a ella a paso veloz y la tomo a la fuerza, dejando su pequeño cuerpo sobre uno de sus hombros-
— Esto no es gracioso bájame, ahora- le asevero ella-
— Daremos un pequeño paseo, lindura- Jaydlien se aterro. Y grito fuerte
— Quítame tus asquerosas manos de encima, no iré a ningún lado contigo, Michael, James, Laurent -chillo ante la idea de irse con el-
— Ellos no podrán ayudarte, querida- le dijo él con un pervertido, ahora ella si estaba en verdaderos problemas
— Auxilio-grito desesperada- Nick piensa violarme- gimió- De todas las maneras posibles- hizo ahora una mueca asqueada mientras Nick caminaba con ella hacia quien sabe dónde- Es enserio, déjame en paz-forcejeo- No es divertido-lloriqueo- Haré lo que quieras- Nick sonrió ampliamente
Volver arriba Ir abajo
Carla Jonas
Nuev@


Cantidad de envíos : 49
Edad : 17
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 15/05/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 18:49

NUEVA LECTORA!!!
oliii Jackie me llamo carla y soy de chile Very Happy:D

me encanto tu novela
siguela prontoo!! Very Happy:D:D:D
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:12

Oh  Mi Dios!  
Me Hubiera Gustado Que Nick Le Diera Su Merecido Al Estúpido De Toby.
 X Que A Jay Le Gustara Tanto Desafiar A Nick?


Y Tu Definitivamente Quieres Que Me De Un Ataque Al Corazón Como La Dejas Así X Dios Voy A Morir Si No La Sigues Pronto, Y Tu Vas A Ser La Única Responsable!

Síguela Amo Tu Nove! :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:15

hola carla bienvenida Welcome 
Gracias por leer mi nove, te lo agradezco mucho.... un beso feliz día ^^ ^^ ^^ 
Volver arriba Ir abajo
K2mrpresidentedanger1
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 164
Fecha de inscripción : 21/10/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:27

ahh ese Nick es tan asdfgghjklñ y lo odio aunq tambn lo ame :s jaja siguelaa....q malo es nick pggs en fin siguelaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:32

Como han sido buenas lectoras aquí tienen otro capi...

2da parte

****


No era un lugar hermoso (no podía serlo con aquella presencia tan desastrosa), pero para Nick era importante. Aquellas paredes eran realmente especiales para él, eran su medio de escape.

Salió del vehículo y lo rodeo hasta llegar a su puerta. Jaydlien estaba asustada de lo que él le hiciera, pero era una muy linda sensación. Nick la saco del auto y la llevo en sus brazos hasta la puerta, Tendrían que sortear tablones con clavos y zanjas cubiertas de cristales. Jaydlien no dijo nada, solo miraba fascinada aquella mansión en ruinas.
Entrelazo sus dedos con los de ella. Jay se sorprendió, sin saber que Nick también estaba asombrado. Era la primera vez que cogía la mano de una chica de aquella forma.
Retiro la madera de la puerta y dejo que ella entrara primero. El vestíbulo estaba lleno de telarañas y de polvo. Había maderas y cristales por todas partes. La lámpara (que una vez lució hermosa en el techo de escayola labrado) se sostenía de un pequeño cable. Algún día caería y esparciría sus bolas de cristal por el suelo.

Jaydlien miró hacia la escalera y empezó a caminar entre las tablas. Topándose con una enorme puerta de cristal, la abrió con cuidado y se encontró con lo que parecía ser un mirador, sonrió al ver lo que había más allá de una casa en ruinas, se subió con cuidado a lo que era un pequeño balcón donde se sentó, mientras sus ojos brillaban con fascinación.

Ella miraba con gran asombro la vista que le ofrecía el panorama, no sabía desde hace cuánto estaba allí, pero de lo que estaba más que segura, es que esa era una de la cosas más hermosas que había visto en toda su vida, la ciudadela resplandecía con sus hermosas luces, podía ver todo Detroit desde aquel balconcito y estaba justamente sentada, al lado de Nick quien estaba acostado con los brazos en la nuca, viéndose increíblemente guapo y recónditamente caliente, nunca había disfrutado tanto de la compañía de un chico, aunque Nick no era de los que hablaban mucho, el silencio no era incomodo, todo lo contrario, era relajante. Entonces ella supo que ese era el secreto que guardaría por siempre.

Nick aun no comprendía exactamente porque la había llevado allí, este era el lugar donde había ocultado un millón de veces sus frustraciones. También habían sido sus consejeras. Nick pensó que este sería el lugar donde Jaydlien podía descubrir quién era él, realmente. Tanto las facetas de chico agresivo, chulo, engreído, descarado y camorrista como las más ocultas que ella sabía sacar a la luz. Tal vez fue por ello que la trajo allí.

-Es muy hermoso-sonrió ella maravillada, sin apartar la vista del paisaje.
-Si es un lindo lugar para relajarse y olvidarse del mundo real- el entrecerró los ojos.
— ¿A cuántas chicas has traído aquí?
— ¿Perdona? —Jaydlien lo miró por encima del hombro.
—Quiero saber en qué posición estoy… —añadió ella con énfasis, pero Nick no dejo que se regocijara demasiado.
—La primera… —Lo dijo rotundo y tan sincero que Jay no pudo sostener su mirada —. Eres la primera —reitero queriendo dejar claro que era la primera en todos los sentidos de su vida.
Nick no supo si lo captó, pero su corazón sí.
—Qué honor. —Se escudó en la ironía.
—Lo es, créeme. —
—Bueno y… ¿de qué conoces este lugar? —preguntó Jay mirándolo dubitativa.
—Lo descubrí cuando solo tenía doce años. Es mi refugio —confeso.
— ¿De qué tiene que esconderse Nick Jonas?
Nick se sorprendió ¿Cómo había descubierto que se escondía allí? Jaydlien traspasaba siempre su fachada, y una vez más le hizo sentir inseguro. Nadie lo había logrado nunca.
Su expresión cambió; estaba más seria y su voz era más intensa.
—Supongo… —para él era difícil admitirlo, pero Nick tenía ganas de que lo escuchara—. Supongo que de mí mismo.
Se miraron fijamente durante unos segundos (eternos y maravillosos) hasta que Nick decidió romper el silencio.
— ¿Tú no tienes ningún escondite? —preguntó, curioso, acercándose a ella, para su sorpresa Jay no se apartó, solo lo miró y entrecerró los ojos, como pensando.
—Podría ser este. —Sonrió con timidez—. Si tú quieres, claro.
—Hay espacio suficiente para los dos.
Jaydlien se echó a reír.
— ¿Me has secuestrado?- Le preguntó juguetona. Nick sonrió y le tomó la mano.
— ¿Y si lo hice?
— Me encanto que lo hicieras, aunque al principio estaba realmente asustada.
— Lamento eso
— No te han dicho que eres bipolar o algo así.
— No, creo que tú haces que cambie de humor rápidamente-sonrió-
— Eso es algo malo?-pregunto inocente
— Para ti, creo que si
Nick tenía todo el aspecto y la actitud de un chico malo y rudo que te alejan con solo una mirada, pero en este lugar y siempre o la mayoría del tiempo que estaba con ella, sin su chaqueta y con una mirada más dulce... realmente la hacían cambiar de opinión respecto a él.
-No eres lo que todos creen, Nick.
Sintió lo labios de Nick cerca de su oreja y su aliento caliente y aterciopelado al hablar.
-¿Ah, no? – Jaydlien levantó el rostro para verlo a los ojos.
-No. Eres mucho mejor y realmente adorable. - Algo cambió en el rostro de Nick al escucharla, desvió la mirada y por un instante Jaydlien creyó que había dicho algo que no debía, pero después Nick rió por lo bajo y le acarició la mejilla.
-¿Adorable?- Nick soltó una carcajada.- No soy adorable.
-Oh, vamos. Si lo eres, solo que casi nunca sonríes.- Aunque parecía increíble, Nick se sonrojó y giró la cara para que ella no lo notara. Sería humillante para él que ella hiciera alguna broma acerca de eso así que suspiró.
-Entonces...-Murmuró sobre sus labios.- Ese será nuestro secreto.
Bajó su rostro hacia el de ella y con el amanecer como fondo y la brisa fresca de la madrugada, la beso como nunca había besado a una chica, lleno de ternura y con el corazón más expuesto que nunca.


No se veía prácticamente nada, solo sombras, así que Nick se acercó a un taquillón y cogió un viejo candelabro. Aún tenía los restos de una vela. Aguantaría un rato.
—Creo que tenemos una gotera, cariño —sonrió Jaydlien poniendo sus brazos en jarras mientras observaba el techo.
Era cierto, había una gotera, pero Nick no le hizo caso. La última palabra que había pronunciado lo había trastocado. Frunció el ceño mientras se perdía en su afectuosa sonrisa. Dios, resultaba tan bella entre las sombras grisáceas y doradas de la vela…>creyó Nick.
— Podremos arreglarlo —dijo Nick acercándose a ella. Jaydlien sonrió coqueta antes de ser besada. Le estaba gustando eso de los besos, después de todo no eran tan malos.
Jaydlien comenzó a caminar adentrándose en la que una vez fue la sala de música. Ya solo quedaba un antiguo piano, varios muebles y un sofá de terciopelo azul agujerado. A Jay no pareció importarle el estado de aquella habitación. La observaba como si fuera el lugar más bonito del mundo. Para Nick era hermoso contemplarla mientras ella examinaba con atención cada detalle.
— Te gusta el lugar?- preguntó, curioso, acercándose al piano de cola que había en el centro de la sala.
— Es muy hermoso, sí, creo que me gusta-
— Por supuesto, todo lo que yo escojo es hermoso y perfecto- lo dijo más refiriéndose a ella que a la mansión.
Jaydlien se echó a reír mientras Nick pulsaba las teclas con suavidad. Hacía mucho tiempo que no tocaba, pero la música afloró de sus dedos con agilidad.
Tocó la primera melodía que se le ocurrió sin saber que ella la reconocería. Se colocó frente a él (dejando el piano entre ambos) y lo contempló con firmeza.
— ¿Es Zack Hemsey? —Lo confirmaba más que preguntaba.
—Así es. —Sonrió por lo bajo—. Concretamente la instrumental de «Changeling». ¿La conoces?
—Me encanta…
Nick se puso nervioso por su tono melodioso. Trago saliva y dejo de tocar. Se sentó en el banco.
— ¿Sabes tocar el piano? —le preguntó ella con suavidad.
—Bueno… se puede decir que sí. Y tú?
—No te pega ser modesto, Jonas-Apoyó los codos en el piano y sostuvo su cara con las manos.- Solo un poco, cuando empecé a tomar clases particulares, la profesora toco el Lago de los Cisnes, quede encantada, luego mama me llevo a un recital de ballet y supe desde ese momento que quería ser parte de ello.
—Debes ser bastante buena en ello, además de que el traje no te queda nada mal- alzó las cejas divertido, ella se sonrojo a recordar ese día y las miradas voraces de Nick- Terminé la carrera de música con quince años.
Era cierto. Con siete años ya Nick era un virtuoso y tocaba mejor que muchos del último curso.
Jaydlien abrió los ojos impresionada. Pero no parecía tomárselo a burla, realmente le interesaba.
—Todo un niño prodigio.
—Ya ves. No solo tú eres inteligente.
Jaydlien fingió enfadarse, pero enseguida sonrió. Bordeó el piano y se acercó a él caminando lento. Y se sentó a su lado, y pulso algunas teclas con suavidad, llevando la melodía de una canción, que a Nick simplemente le encantaba.
— Clara de Luna-sonrió
—Tócala para mí—susurró.
—Ni lo sueñes.
—Venga, ¡hazlo! Por mi-hizo puchero
Resoplo disponiendo sus manos sobre las teclas. El No sabía si estaba preparado para aquello. Una parte de Nick quería tocar (tocar para ella), pero la otra parte pensaba que era una estupidez. Jamás había tocado para alguien que no fuera su madre. Ella se volvía loca. Y eso fue hace años.
Cerró los ojos y apretó la mandíbula. Se arrepentiría de aquello.
Jaydlien lo contempló expectante. .
—Te mataré en cuanto termine —dijo Nick jocoso.
—Eso ya lo veremos.

Luego sus dedos revolotearon rápidamente sobre las teclas del piano y una composición, tan compleja y exuberante que resultaba imposible creer que la interpretara un único par de manos, llenó la habitación.
Jaydlien se quedó boquiabierta del asombro, Nick la miró con indiferencia mientras la música seguía surgiendo a su alrededor sin descanso. Le guiñó un ojo. La vela hacia que las sombras se levantaran sobre ellos, los ojos avellanas se posaron sobre los brillantes ojos esmeraldas de Jaydlien. Pero Nick nunca había sentido la pasión que encerraban aquellas notas hasta que no las tocó para ella. Desde ese momento aquella sería su canción. Estaba seguro de ello.
*******
Jaydlien entro a su casa con una enorme sonrisa en su cara, no tenía la menor idea de la hora que era y sinceramente no le importaba, puesto que lo había pasado fantástico, estaba completa e irrevocablemente loca por un chico, no estaba segura si estaba enamorada o era solo que sus hormonas decidieron actuar de manera contraria a su juicio, siendo cual fuera, de algo estaba muy segura Nick Jonas le producía un revoloteo en su estómago y no era nada agradable, no para ella que tenía sus metas claras y no quería que un chico interfiera en ellas, así sea Nick Jonas el chico más caliente y adorable del mundo, a y también aterrador. Debe alejarse de él antes de que todo se saliera de control.

Su amplio suspiro fue cortado cuando escucho la voz de su madre proveniente desde la cocina.
-Eres tu pequeña?-pregunto seria
-Ujum, que haces despierta a esta hora- se dirigió a la cocina, encontrándose con un rostro bastante hinchado, seguro por llanto. Jay se asustó.
- Pero que ocurre?-corrió hasta ella- que sucede mami?
-Jude es Jude, no ha llamado, no sé dónde está, no sé si está bien, tengo un mal presentimiento, creo que mi bebe está en peligro- gimió su mama.
-Pero dijiste- murmuro Jay confundida
-Mentí, lo siento es solo que no quieres que nuestros problemas, te metan a ti, sabemos cómo te pones y-Jaydlien la interrumpió un poco enojada, ella no discutía con su mama, pero este sería la primera vez.
-Lo has dicho son nuestros, nuestros mama, estoy en esto, por dios-grito mientras se marchaba a su habitación, ella no quería pelear con ella, no lo haría. La ira y el dolor la golpearon antes de estremecerse. Se metió en su closet, tomo la manga de una camiseta y se la metió en la boca para ahogar un grito, deslizándose por una de las paredes hasta sentarse y luego de un minuto creyó tranquilizarse pero no fue así, ella técnicamente exploto. Grito tan fuerte que su madre entro en pánico, sus piernas golpeaban con brusquedad todo lo que encontraban y su cuerpo prácticamente estaba teniendo una convulsión. En momentos así el único que podría calmarla era Jude, pero no estaba y lo necesitaba. Cuando al fin se cansó de llorar, se dirigió al baño por una buena y larga ducha.

Jay se miró por última vez en el espejo de cuerpo completo, intentaba mantenerse al margen de su ataque, hacía tiempo no los tenía y este seguro fue una de los más largos de toda su vida, de lo cual se maldijo, ella era capaz de controlarse, pero está claro que ahora no lo logro, lo peor es que después de un ataque le quedaban ciertas secuelas, ahora estaba más expuesta que nunca y eso la aterraba, termino de hacerse un moño para su clase de ballet, estaba muy cansada, pero eso no la detendría para ir a sus clases de ballet, bailar la tranquilizaba y por el momento era lo que necesitaba.

Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:38

Ay les va que emoción....
alien Wink 
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:48

me encanta ese nick esta hermoso *-*
estoy preocupada x el hermano de jay ojala no le pase nada malo!

gracias x subir otro cap.. me has dejado mas tranquila

Síguela Amo Tu Nove! :*
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:55

Esta noche estoy inspirada les subo otro o luego.....
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 19:58

me encanta que estés inspirada!
x mi puedes subir todos los cap que pueda!
que te puedo decir estoy obsesionada con tu nove Enamorada 
Volver arriba Ir abajo
Jackie Alessandria Jonas
Forista!


Cantidad de envíos : 119
Edad : 18
Localización : Venezuela
Fecha de inscripción : 01/11/2013

MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Noviembre 9th 2013, 20:06

Capítulo 10

Luego de hacer ejercicios en la barra para entrar en calor y estirar los músculos, Jaydlien se concentró en mejorar el tecnicismo de su pirueta y fouetté, esta clase era libre, donde los profesores se cercioraban de una buena ejecución de movimientos, luego de estar más de tres horas allí, se veía realmente cansada, pero aun así estaba muy linda, Jaydlien salió de los vestidores con sus shorts negros, camisa manga larga azul con la frase “pretty sweet Little” en letras blancas y el cabello mojado, suelto y algo despeinado. Estaba a punto de morir de agotamiento pero su técnica estaba cada vez más dominada y cada ensayo la acercaba más a la oportunidad de entrar a Juilliard. Fue la última en salir del estudio de ballet, eran casi las seis de la tarde, moría de hambre pero el cansancio rompía los esquemas solo quería ir a casa y dormir hasta morir. Estaba tomando el camino hacia la entrada de la academia cuando se detuvo en seco al ver una sombra detrás de una curva en los pasillos, giró la cabeza mientras todo su cuerpo se llenaba de escalofríos, la sombra volvió a aparecer y estaba vez no se desvaneció. Asustada, corrió hasta la salida y no se detuvo, a lo lejos se escuchaban pasos persiguiéndola. Cuando logró salir a la calle se sintió aliviada al ver que había como treinta personas caminando y pasando el tiempo mientras el sol se escondía. Apenas había logrado tranquilizar los latidos de su corazón cuando unos delgados brazos la rodearon por detrás. Soltó un chillido espantada y se alejó de un salto, la risa de Laurent le erizó la piel.
-¿Te asuste? - Ella casi la mata en ese momento.
-¡Como se te ocurre asustarme así! -Gritó mientras le daba golpes a su mejor amiga quien frunció el ceño y le sujetó los hombros con fuerza.
- Jaydlien, cálmate. ¿Qué ocurre? - Ella tomó aire y dirigió su mirada hacia la puerta.
-Sé que estoy loca y siempre lo estaré, pero creo que alguien está siguiéndome. - Miró a Laurent espantada.
-Ok salgamos de aquí, pero antes-escucharon unos pasos, ambas gritaron y corrieron por las escaleras de concreto lo más rápido que podían apartándose de la academia, pero ese alguien aún seguía tras ellas y no estaban dispuestas a averiguar quién era. Jaydlien corrió tan rápido como sus piernas le permitían y Laurent mantenía su ritmo, justo a su lado. Las calles se oscurecían a cada paso que daban, no sabían dónde demonios estaban, pero lo que si sabían es que si se detenían por tan solo un segundo no sería algo bueno. El bolso que traía Jay era un peso extra y el golpeteo de sus zapatos de puntas sobre su espalda era extremadamente odioso.

Cuando estuvieron seguras de que nadie las seguía decidieron detenerse y tomar un poco de aire, Laurent se inclinó posando sus manos sobre sus rodillas mientras Jay caminaba lentamente para recuperar el aliento, según las breves inspecciones de Jay se encontraban tras un callejón, esperando que no fuera uno sin salida. Laurent escucho unos gemidos aterradores y se acercó hasta los gritos, rodeando unos basureros y quedando paralizada al ver la escena- Jaydlien-susurro aterrada, su amiga no la escucha-Jaydlien-gritoneo llorosa con voz un poco débil. Su amiga se puso justo a su lado mirando como a Christopher el hermano de Laurent estaba siendo golpeado por unos chicos y él ni siquiera se defendía. Pero su preocupación se transformó en ira cuando observo que los mismos chicos golpeaban a otro joven que resultaba ser Jude, su Jude. Y nadie más que ella podía golpearlo, su carácter tomo dominio de su juicio. Y su reciente ataque contribuía. Laurent la siguió.

-Déjalo ya-grito ella mientras se acercaba al chico con temeridad.
- Niña bonita es mejor que te vayas por donde viniste-le dijo el, nadie rio, muchos se silenciaron.
-Cállate déjalo ya-repitió seria
-Tú y quien más me detendrá- dijo divertido
-Solo yo basto- se paró frente a él imponente
-Tengo que acabar con mi trabajo, si me disculpas.- ella se dio la vuelta
- Hay que irnos. Levántate- le ordenó Jay a su hermano
-Oye bonita, no interfieras
-Cállate maldito hijo de puta- sentencio Laurent mientras ayudaba a levantar a Christopher
-Disculpa?
-Lo que oíste cariño o tengo que repetirlo, sabes tal vez lo haga con imágenes y todo, para que tu poco intelecto pueda no sé, entenderlo.
-Creo que no escuche- se le acerco atemorizante
-Basta es hora de irnos- menciono Ryan
-No, no, espera linda, creo que tú no me entendiste a mí.
-Que debo entender
-Que esos chicos son míos ahora-intento arrebatarle el cuerpo del chico
-Basta déjalo en paz- lo defendió Laurent y en el forcejeo ella fue empujada,- Ryan basta no es buena idea esto a Nick no les gustara- Jaydlien fue en su rescate y Christopher intento golpearlo pero el chico pudo defenderse y al lanzar el golpe, su codo impacto con la nariz de Jaydlien arrojándola al piso. Ella estaba tan sentimental que las lágrimas salieron a flote. Jude intento ayudarla pero le fue imposible el solo levantarse.

-Jaydlien estas bien?-pregunto Lucas quien intentaba atravesar el gentío. Las lágrimas no se disipaban y por fin se pudo desahogar, todo salió a escena su hermano, sus notas, su loca perdida de cordura.
- Tranquila, tranquila todo está bien- la abrazo su amiga mientras ella miraba a su hermano casi muerto.
-Estas en problemas-le sentencio Lucas a el chico
-Si por qué?-dijo con superioridad
-Has lastimado a la chica del jefe, eso fue lo que hiciste, ojala te arranque las bolas, imbécil- gruño
-Cállate- se fue sobre Lucas, Joe quien acababa de llegar se entrometió entre ambos
-Que sucede aquí-grito, escucho unos sollozos-Quien llora?-cuando vio a Jaydlien
-Mierda- exclamo a la vez que vio a Jaydlien y dirigió su mirada a un recién llegado Nick. Y futuro asesino.

Los ojos de Nick se inyectaron de ira al ver la escena, mataría a aquel que la lastimo.
Se acercó hasta las chicas y observo a su bailarina sangrando y llorando descontrolada, se arrodillo frente a ella haciendo que lo mirase.
-Cariño que sucede?-pregunto con la voz más calmada que pudo, no lo logro.
-Ella no pudo detenerse, ver a Nick enojado frente a ella no la ayudaba, la avergonzaba aún más-
-Tranquila ya estoy aquí, linda- calmo ahora su voz, ella no lo resistió, se inmutó en él, apretó su rostro en su pecho y sollozo, Nick la rodeo con sus brazos y la sintió más expuesta que nunca y el sintió la necesidad de protegerla. Por primera vez en su vida estaba enamorado.
Su corazón latía rápidamente, su cordura se desprendía y su casi amor resplandecía, ella era suya y no dejaría que nada ni nadie la lastimara o la apartara de él. Luego de que finalmente se tranquilizara, el tomo su rostro entre sus manos y agradeció al cielo no derretirse con su mirada.
-Me dirás que sucede?- le sonrió ella trago grueso recordando como golpeaba al otro chico, aunque este se lo mereciera, ella no estaba dispuesta a ver esa paliza de nuevo. Negó un poco aturdida y le susurro algo que a él le encanto escuchar.
Y fue así como en un callejón aterrador, en medio de un desastre y junto con su hermano molido a golpes fue besada de la manera más cálida que se pudo, encantándole hasta lo más profundo de su ser. Lastimosamente su sueño de fantasía término abruptamente cuando las sirenas de los policías se hicieron presentes, el corazón de Nick dio un vuelco, debía mantener a Jaydlien a salvo pero también a su banda y esta era su responsabilidad ahora.

-Sácala de aquí- le pidió a Lucas
-Qué hay de Jude?-señalo a su hermano
-Mis chicos se encargaran de él, ahora preocúpate por salir de aquí-le dio un salvaje beso
-Y qué hay de ti?-murmuró ella sobre sus labios
-Te veré pronto, estaré bien, no te desharás de mi tan fácilmente- ella acento algo convencida antes de darle un rápido beso.

Nick se alejó de ella mientras Lucas la arrastraba fuera del lugar y corrían rápidamente, Trevor se encargó de enviar a Laurent con Steven, sacar a lo que ahora era importante para ellos era su privilegio, el primordial.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-    Hoy a las 14:53

Volver arriba Ir abajo
 
Bajo Tus Labios - Nick Jonas y Tu-
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 7.Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
 Temas similares
-
» _Please Nick Jonas "Give love a try"_ (music & love)
» Nick Jonas y Samantha Barks oficialmente terminaron(buu noo)
» ○ Entrevista a NICK JONAS de New York Times ○
» Nick Jonas habla de sus celos por Justin Bieber // Demi Lovato expresa su odio hacia Ashley Greene
» Stay Nick Jonas & Tú

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: DE TODO UN POCO-
Cambiar a: