Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11, 12  Siguiente
AutorMensaje
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 17th 2013, 20:54

hermosos capitulos
siguela
esta hermosa
Volver arriba Ir abajo
CristalJB_kjn
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Edad : 24
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 17th 2013, 22:12

OMJ no no q.cosas se esta poniendo la.cosa tensa :/ espero q pronto pase lo peor
Volver arriba Ir abajo
Sra. Laura Jonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1308
Edad : 21
Localización : in paris with my husband nick jonas and my 2 sons cindy magali and edward taylor
Fecha de inscripción : 07/01/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 13:18

siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela siguela
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 15:37

Hola Chicas, les tengo una buena noticia, ta ta ta taaaaan ES MI CUMPLEAÑOS, recibo todo tipo de regalos, pueden mandarme a Joe, Nick y Kevin juntos o por separados, bien envueltos y con un moñito o mejor dicho moñote para tapar bien en ya saben donde... jaja recibi un super regalo que ame y amare por siempre, los 3 libros de esta novela que estoy subiendo, aaahhh me encantan, y aparte Big Rob, sí, nuestro gordito lindo me dijo Happy Birthday en twitter, ah, y no sé si sabian pero alguien creo una cuenta en twitter sobre el personaje original de esta novela, de ambos, la chica y el chico, practicamente todos los dias hablo con ellos, el caso es que "el chico" es un amor de persona, realmente ha hecho que este cumpleaños sea genial, es muy dulce con todas las cosas que dice, bue no me acuerdo a que iba el caso de contar sobre el twitter de los personajes de este libro, asi que cri cri cri, nada amo esta novela y soy re fan de ella, una Blackstone Girl como "él" nos llama y espero que a ustedes les siga gustando. Y como hoy es mi cumpleaños voy a subir un maratón y espero que ustedes como regalo me comenten mucho. nada eso, mi mensaje ya es muy largo tipo Ana, Chizi y Pandu juntos. okya les dejo el maraton y comenten, Graciaaaas Wink

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 15:45

Eyes Wide Open

Maratón

Capitulo 46 Parte 1


{____}

—Dormí durante tres días seguidos una vez que regresamos a Londres. Lo necesitaba, y volver a mi ambiente me ayudó muchísimo —le dije a la doctora Roswell—. Estoy empezando el proyecto de investigación que me han aprobado en la universidad y tengo buenos amigos a mi alrededor ayudándome a organizar la boda.

—¿Cómo van los terrores nocturnos ahora que has dejado la medicación? —me preguntó.

—Son erráticos. Empecé a tenerlos otra vez cuando dejé las pastillas, pero con todo esto, ahora que mi padre ha muerto, han parado de nuevo. ¿Crees que se debe a que ahora mi cabeza está en otra cosa y eso ocupa el lugar de lo que soñaba antes?

La doctora Roswell me observó con atención.

—¿La muerte de tu padre es peor que lo que te ocurrió cuando tenías diecisiete años? —preguntó.

Guau. Esa era una pregunta importante. Y sobre la que nunca antes había reflexionado. Mi primer impulso fue responder que por supuesto, que la muerte de mi padre era peor, pero si era sincera conmigo misma, no creo que fuera así. Ahora era adulta y podía ver las cosas con más madurez que cuando era una adolescente; además había intentado suicidarme después del vídeo de la violación. Ahora ni siquiera tenía pensamientos de ese tipo. Quería vivir. Necesitaba vivir junto a Nick y, sobre todo, cuidar de
nuestro bebé. No había más alternativa. Allí, sentada en el consultorio de la doctora Roswell, en cierto modo todo se me iluminó en un momento. Vislumbrar por fin la luz me ayudó a darme cuenta de que estaría bien. Saldría de esta y la alegría volvería a mí, con el tiempo. Negué con la cabeza y contesté a mi terapeuta con sinceridad.

—No. No es peor.

Anotó eso con su pluma estilográfica color turquesa tan bonita.

—Gracias por ayudarme a verlo todo claro, creo que por primera vez — le dije.

—¿Puedes explicarme lo que quieres decir con eso, _____?

—Creo que sí. —Cogí una bocanada de aire e hice mi mejor intento—. Sé que mi padre me quería y que él sabía lo mucho que yo le quería también. Tuvimos un tipo de relación en el que compartíamos nuestros sentimientos todo el tiempo, de modo que ahí no hay remordimientos. Me parte el corazón que nuestro tiempo se haya truncado de golpe, pero no hay nada que se pueda hacer al respecto. Así es la vida. Mira Nick, él perdió a su madre cuando tenía cuatro años. Ellos básicamente no pasaron tiempo juntos, y apenas la recuerda. Yo tuve a mi maravilloso y cariñoso padre durante casi veinticinco años.

La doctora Roswell me dirigió una sonrisa radiante.

—Me hace muy feliz escucharte hablar así. Me temo que has descifrado el código secreto. Muy pronto no tendré excusa alguna para seguir mandándote una factura por mis servicios.

—Ah…, no, eso no pasará, doctora Roswell. No se separará de mí en unos años. Imagine todos los remordimientos que tendré en cuanto sea madre.

Ella rio con su dulzura habitual.

—Estoy deseando esas charlas —dijo mientras cerraba su cuaderno y ponía la tapa a su pluma estilográfica—. Bueno, cuéntame esos planes de boda. Quiero escuchar todos los detalles…

***

Había descubierto que Facebook era una herramienta más que buena para organizar una boda. Elaina me lo había recomendado porque ella estaba metida de lleno en la planificación de la suya y sabía de lo que hablaba. Me senté con un té Zinger de arándanos y abrí mi cuenta. Creé un grupo privado para compartir fotos y enlaces comerciales que estaba compuesto por mí y por mi pequeño grupo de soldados de infantería: Gaby, Ben, Hannah, Elaina, Marie y Victoria, la organizadora oficial de la boda, que en realidad ahora estaba ganándose el sustento con lo que debía de ser un trabajo muy exigente, en mi opinión. Las cosas estaban yendo como la seda para contar con tan solo cinco semanas.

Teniendo en cuenta que estaba embarazada y llena de hormonas, además de haber sufrido una devastadora pérdida personal, decidí que lo estaba haciendo muy pero que muy bien.

Nick estaba tan ocupado en el trabajo que apenas nos veíamos y la mayoría de nuestras conversaciones eran a través de mensajes de texto. Sabía que él se preocupaba por mí y que intentaba prestarme toda la atención que podía, pero apenas había tiempo libre. Entendía la presión a la que estaba sometido, y yo generalmente necesitaba tiempo para aceptar todo lo que había pasado en las últimas semanas. Él llegaba a casa muy tarde y en cuanto lo hacía quería básicamente dos cosas: hacer el amor y
tenerme cerca mientras dormía. La necesidad de contacto físico de Nick seguía siendo tan fuerte como siempre. No me importaba. Yo lo necesitaba tanto como él, creo. Ambos nos preocupábamos por el otro.

Envié un mensaje rápido a Elaina sobre las fotos que había colgado de los arreglos florales y le dije en broma que hablábamos más por Facebook que en persona. En realidad era ridículo, sobre todo porque vivía en el mismo edificio que yo. Elaina y Neil estaban tan abrumados con sus trabajos en Seguridad Internacional Jonas como lo estaba Nick. Nadie tenía mucho tiempo libre.



Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 15:55

Eyes Wide Open

Maratón

Capitulo 46 Parte 2


Lo dejé ahí y miré mi perfil para ver algunos mensajes nuevos que me habían llegado. Había varias notificaciones de donativos procedentes del Meritus Collage Fund de San Francisco, que mi padre había apoyado durante años. Se trataba de una hermosa obra benéfica comprometida con ayudar a niños desfavorecidos pero motivados a obtener una educación universitaria. Sé que él lo habría querido así, de modo que anuncié que en lugar de flores podían mandar donativos directamente a Meritus. La fundación me enviaba amablemente una notificación cada vez que alguien dejaba un donativo en nombre de mi padre. Paul Langley había ofrecido un donativo, así como el personal de la Galería Rothvale y el padre de Gaby, Rob Hargreave. Su consideración me conmovió profundamente y así se lo dije a través de mensajes personales de agradecimiento.

Subí a mi perfil de Facebook una bonita foto de mi padre sosteniéndome cuando yo era un bebé. Me había entretenido escaneando fotos de los álbumes que había cogido de su casa y que me había traído conmigo. En esta en concreto, ambos estábamos vestidos con lo que parecían ser pijamas, por lo que debía de ser una foto hecha por la mañana. Mi padre me tenía sentada frente a él, en su mesa, mirando a cámara, y ambos lucíamos unas sonrisas enormes en nuestras caras. Me preguntaba quién la habría sacado. ¿Mi madre? Mi padre estaba tan joven en la foto… y parecía muy feliz. Al menos tenía recuerdos hermosos como este en el
corazón.

Me puse triste cuando me di cuenta de que no tendría fotos de abuelo, con él y mi bebé. Ya no… Esa punzada se me clavó en el pecho y tuve que cerrar los ojos un momento y respirar. El dolor que se siente al tener que recordarle a tu cerebro que nunca más
los verás, los abrazarás, te reirás con ellos o hablarás con ellos de nuevo… Es una mierda.

Aunque Paul sí tendrá fotos como abuelo. Sí, las tendría. Sé que el padre de Nick será un abuelo muy comprometido. Me hace muy feliz pensar que Paul y Marie le cuidarán. Yo tenía a mi tía para ejercer de «abuela» de mi bebé en caso de que mi propia madre no mostrase interés. Uf. Cambio de tema, por favor.

Un mensaje nuevo apareció de pronto en una ventanilla con un pequeño sonido.

"Karl Westman: Eh, hola. Acabo de meterme y he visto tu puntito verde. He logrado llegar a Londres para los Juegos y esperaba que pudiéramos reconectar mientras esté en la ciudad. En realidad llegué ayer por la mañana. Todavía ando recuperándome del jet lag :/ ¿Qué tal estás?"

Karl… Me había encontrado por Facebook poco después del funeral y habíamos chateado un poco desde entonces. Recordaba que me había dicho que su empresa le iba a enviar a los Juegos Olímpicos, y Jess también me lo había recordado. En realidad ella estaba decepcionada por no haber podido venir con él, ya que le encanta el deporte. Los Juegos tienen mucho más que ver con ella que conmigo. Aun así, que los XXX Juegos Olímpicos tengan lugar en donde vives es algo emocionante, lo mires como lo mires.

"____ ____: Las cosas van mejor… Gracias. ¿Dónde te alojas en Londres?"

"Karl Westman: ¡En Chelsea, por supuesto! No voy a perderme la historia de Jimi si estoy aquí."

"_____ ____: ¡Je! Lo recuerdo. Qué gracia, porque el padre de Nick me va a llevar a comer hoy. Él era taxista en Londres y conoce
todos los sitios y la historia de lugares como ese. Podrías unirte a nosotros si quieres y recibir una clase exprés de historia."

"Karl Westman: Me encantaría. ¡Gracias! Envíame un mensaje con el restaurante cuando lleguéis y me reúno con vosotros."

Cerré Facebook y me dirigí a la ducha. Tenía una comida con mi futuro suegro y después una sesión de fotos. Hoy no había tiempo para el pecado de la desidia.

****

—Así que Nick te ha encomendado hoy tareas de seguridad, ¿eh? —le pregunté a Paul mientras comía una ensalada de pollo rica de verdad.

Tenía que acordarme de las pasas y el eneldo la próxima vez que la hiciera. Mi apetito estaba mejorando ligeramente, pero no sabía si se debía al embarazo o a que estaba aceptando la muerte de mi padre. En cualquier caso, ahora podía mirar la comida sin que me entraran ganas de girar la cabeza para no tener que vomitar.

—No sé nada de eso, querida. Quería llevar a mi futura nuera a comer, eso es todo —explicó encogiéndose de hombros, con un brillo en sus ojos marrones—, y Nick me dijo que Len estaría fuera hoy.

—¡Ja! Eso pensé. —Me reí—. A estas alturas conozco sus tácticas, Paul. Nick no afloja su protección fácilmente o sin muy buenas
razones —añadí mientras le daba un sorbo al zumo—. Sé que es muy protector y que lo hace porque me quiere.

—Le conoces muy bien. De hecho, diría que tú has transformado a mi hijo en la persona en la que yo había esperado que se convirtiera algún día y a la que temía que jamás vería —dijo Paul sonriéndome con mucha dulzura y sin juzgarme en absoluto.

—¿Por la guerra? —pregunté—. Sé que algo malo le pasó en el ejército, pero no sé el qué. No es capaz de compartirlo conmigo… todavía.

Paul me dio golpecitos en la mano con delicadeza.

—Bueno, en eso ya somos dos. Yo tampoco sé qué le hicieron. Solo sé que volvió a casa con un brillo atormentado en su mirada y una dureza que antes no estaba presente. Pero lo que sí sé es que ahora que te ha encontrado se parece más al Nick de cuando era más joven. Tú le has hecho volver a ser el que era, ____. Puedo ver cómo te mira y cómo os ayudáis mutuamente.—Le dio un sorbo a su cerveza—. En resumen, has hecho muy feliz a un anciano y le has quitado un gran peso de encima.

—Yo me siento con él de forma parecida en muchos sentidos. En realidad Nick me ha salvado de mí misma.

Paul me escuchó con atención y señaló mi vientre.

—Ya comprobarás que nunca dejas de preocuparte por tus hijos, independientemente de lo mayores que se hagan.

—He oído decir eso mucho —dije suspirando profundamente—. Ya me preocupo ahora… por él o ella. —Me toqué la barriga—. Si algo me pasara…, bueno, entonces… ya me hago una idea de cómo funciona.

—No te va a pasar nada, querida. Nick no lo permitirá y yo tampoco. En las próximas semanas estarás sumamente ocupada y tu agenda estará llena de planes y compromisos, pero pronto las cosas se tranquilizarán y los dos estaréis desentrañando la vida de casados y yo esperando la llegada de mi cuarto nieto.

Me sonrió y yo le devolví la sonrisa de todo corazón. En realidad el padre de Nick estaba empezando a importarme. Sería un abuelo adorable para nuestro bebé, y me hacía sentir bien saber que apoyaba a nuestra pequeña familia. Para muchos resultaba algo insignificante, pero para mí era enorme. Paul me estaba dando algo que mi propia madre no podía o no quería darme: su simple bendición y sus mejores deseos para la nueva familia que empezaba.

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 16:10

Eyes Wide Open

Maratón

Capitulo 46 Parte 3


Estábamos a punto de salir del restaurante cuando divisé a Karl entrando de golpe, con aspecto un tanto agobiado para ser aquel chico tranquilo que recordaba del instituto.

—¡____! Jesús, siento mucho llegar tarde. Recibí tu mensaje, pero luego me entretuve una y otra vez —dijo sosteniendo en alto las manos—. Me entretuve con trabajo de la empresa —añadió mientras se acercaba para abrazarme y me besaba en la mejilla con cariño.

—Karl, este es mi… suegro, Paul Jonas. Paul, Karl Westman, un viejo amigo de mi ciudad natal. Solíamos competir en atletismo en los viejos tiempos.

Estrecharon las manos y los tres hablamos un rato. Karl parecía frustrado por haberse perdido nuestra comida y no haber «reconectado», como él había dicho. Yo no estaba tan segura de si Nick podría tolerar un contacto de cualquier tipo entre Karl y yo. Sinceramente, yo también podría vivir sin eso. No tenía nada en contra de una vieja amistad, pero en este caso existían bastantes emociones añadidas y eso lo hacía un pelín más incómodo para mí.

—Jess me matará por haber venido hasta Londres y no haber sacado tiempo para ponernos un poco al día —dijo antes de girarse hacia Paul —, y lamento haberme perdido la oportunidad de obtener sus valiosos consejos turísticos, señor Jonas.

—Si estás interesado en la historia de Hendrix y sus rincones, puedo contarte lo que conozco. He llevado a cientos de turistas durante más de veinticinco años por esta ciudad. Creo que los he visto todos.—Paul le dio a Karl su tarjeta—. Mándame un correo electrónico y te enviaré lo que tengo. Imagino que querrás ir al hotel Samarkand, en el 21/22 de Lansdowne Crescent, Chelsea.

—Por supuesto, así es —dijo Karl y cogió la tarjeta de Paul y se la guardó en el bolsillo—. Gracias por todos los consejos que puedas darme. No tengo mucho tiempo y quiero aprovecharlo bien. —Se giró hacia mí—. Bueno…, ¿hay alguna posibilidad de que podamos quedar otra vez? Imagino que ahora tendrás cosas que hacer, ¿no?

—Sí, tengo una sesión de fotos en poco más de una hora y necesito tiempo para prepararme —dije pensando un momento—. Bueno, tú vas a asistir a los Juegos, ¿no? Nick tiene entradas para todo lo que te puedas imaginar. ¿Por qué no nos organizamos para vernos en una de las pruebas de atletismo, como las carreras de obstáculos o los cien metros? La verdad es que me está apeteciendo mucho ver alguna competición.

—Perfecto —dijo—. Estaremos en contacto entonces.

Karl me abrazó de nuevo y nos separamos.

Paul estaba callado en el coche mientras me llevaba a la sesión de fotos. Parecía estar pensando, y yo me preguntaba: ¿qué pensará sobre lo de posar desnuda? ¿Qué le habrá contado Nick al respecto? ¿Habrá visto alguna de mis fotos? Supongo que yo no lo sabría si no se lo preguntaba, pero eso era algo sobre lo que no me gustaba hablar con nadie. Mi faceta de modelo era personal y no estaba abierta a la negociación.

En lo que pareció un abrir y cerrar de ojos, Paul paró junto a la dirección en Notting Hill y esperó a que yo entrara en la elegante casa blanca en la que transcurriría mi sesión de fotos. Me despedí con la mano mientras entraba y acto seguido me fui a trabajar, centrando toda mi atención suavemente en aquello para lo que me habían contratado.

*******************

{Nick}

Las preguntas que hace la gente mientras habla son tan ridículas que a veces me cuestiono cómo no salto sobre la mesa y grito: «¿Cómo hacéis para ser tan estúpidos y apañároslas para seguir respirando?». Ay de mí… He aprendido a mantener la boca cerrada aunque me cueste muchísimo. Estaba a punto de escabullirme para un necesitado chute de nicotina después de la absurda conferencia telefónica cuando Elaina llamó a mi despacho. No lo hacía muy a menudo, así que mi curiosidad se desencadenó de inmediato.

—Nick, creo que deberías venir a recepción.

—¿Sí? ¿Qué sucede?

—Es Muriel…, del quiosco de prensa. Está aquí para entregarte un paquete en persona y no se lo dejará a nadie, pero…

Salí de mi despacho y corrí antes de que Elaina pudiera siquiera acabar la frase. Mi corazón comenzó a latir con fuerza y una preocupación instantánea inundó mi cuerpo. Frené resbalando al atravesar las puertas de la recepción. Ahí estaba Muriel, esperándome con su bigote y sus horrorosos dientes en todo su esplendor. Sostenía un paquete entre sus manos manchadas de tinta y me dirigió una mirada con sus ojos verdes mientras me acercaba rápidamente a ella.

—Señor, tengo algo para usted —indicó agitando el sobre—. Usted dijo: algo o alguien sospechoso.

—Eso es. ¿Alguien ha dejado eso en tu quiosco justo ahora? —pregunté señalando lo que estaba sujetando.

Ella asintió y echó un vistazo a la sala, asimilando la decoración y probablemente calculando su valor.

—Sí, hace casi una hora. No podía dejar el puesto. Ponía «Jonas» y recuerdo que me dijiste número cuarenta y cuatro.

Intenté que no me sorprendiera que supiera leer y asentí a su vez, con la adrenalina fluyendo dentro de mí. ¿De qué se trataba esta vez? ¿Más amenazas de muerte de Ivan?

—Tienes una memoria excelente, Muriel. Gracias por dejar tu puesto para venir hasta aquí a entregármelo en persona —dije mientras sacaba la cartera del bolsillo—. Aprecio tu atención.

Le extendí un billete de veinte e hicimos el intercambio. Ella asintió de manera fugaz y se giró para marcharse. Rompí la cuerda roja y abrí la solapa del sobre, totalmente consciente de que era idéntico al que había recibido el día de la gala Mallerton, el mismo sobre que contenía las fotos de Ivan además de un críptico mensaje que decía: «Nunca intentes asesinar a un hombre que se va a suicidar», y otras chorradas incoherentes para las que ahora no tenía tiempo. En cualquier caso, no podía arriesgar la vida de
mi primo. Estaría en primera línea en los Juegos la semana siguiente, anunciando todas las competiciones de tiro con arco, sumido en el circo mediático, siendo entrevistado, a la vista de todo el mundo. Si alguien le tenía en su diana, necesitaba tomar precauciones in situ.

Metí la mano y saqué las fotos, de nuevo como la última vez: blanco y negro, con brillo, de ocho por diez. Sentí que me atravesaba un miedo terrible. No eran en absoluto fotos de mi primo. Se trataba de fotos de _____…

¡Joder! ¡No! ¡NO!

Las fotos eran una secuencia de instantáneas hechas en la calle: _____ y yo el día que fuimos a nuestra primera cita con el doctor Burnsley y más tarde cuando almorzamos al aire libre antes de parar en Fountaine’s Aquarium. Los dos abrazándonos en la acera tras salir de la consulta del médico. Yo tocando su vientre y besándosela. Los dos comiendo nuestros sándwiches y hablando sobre nuestro encuentro en Nochebuena en la nieve. Había incluso una foto de _____ sacándome una instantánea con su móvil, riéndose porque había sido justo después de salir de la tienda con el bebé que olía fatal. Tendría que haberme dado cuenta de que alguien sacaba fotos. Tendría que haberlos visto. ¿Cómo podía haber fallado? ¿¡Cómo cojones había fallado!?

Había estado distraído. La distracción es el enemigo número uno en el negocio de la seguridad y yo había fallado por completo. Estaba distraído por la visita al médico y después por la locura en el acuario, ¡demasiado concentrado en dónde estábamos y en la gente de nuestro alrededor como para ni siquiera percatarme de que alguien nos seguía! Gruñí y las ojeé de nuevo. No pude encontrar ningún mensaje o nota ambigua en el reverso de ninguna de las fotos. Alcé la vista y me di cuenta de que Muriel se había marchado.

—¡Pon a _____ al teléfono y dile que espere! —grité a Elaina—. Necesito hablar con ella ahora mismo. —Entonces corrí hacia el ascensor

—. ¡Muriel, espera!

La encontré en el vestíbulo mientras salía del edificio. Estaba seguro de que la gente debía de pensar que estaba loco por el espectáculo que les estaba ofreciendo, pero no me importaba. Podían pensar lo que quisieran.

—¿Sí, señor?

—¿Quién? ¿Viste quién dejó el sobre?

Alzó los ojos y brillaron ligeramente. Ahí estaba: el momento de la verdad en el que ella o bien me ayudaba porque era una buena persona o bien se aprovechaba de mí porque no lo era.

—Sí, mientras se alejaba. Le vi la espalda.

—¿Qué recuerdas de él? Complexión, color del pelo, ¿algo que me puedas contar? Es muy importante —supliqué—. Mi chica…, había fotos de mi mujer en ese paquete. Su vida podría estar en peligro —bajé el tono —. Por favor, Muriel. Cualquier cosa que recuerdes podría ser de ayuda.

Lo sopesó un momento, sus ojos moviéndose sin cesar.

—Estaba hablando por el móvil y solo vi su espalda mientras se marchaba. Tenía el pelo castaño y no era tan alto como tú.

Pelo castaño y más bajo que yo. No era de mucha ayuda en un lugar con millones de personas así. Necesitaba volver arriba y asegurarme de que Elaina había localizado a ____.

—Gracias otra vez —dije con tono apagado, y me giré para irme.

—Aunque me di cuenta de algo más —me gritó Muriel—. Su voz… no era de aquí. Es yanqui.

l acosador es americano. Debe de ser de la gente de Oakley… O quizá Fielding no está muerto después de todo. Quizá esté aquí, en Londres. ¡Oh, no! ¡No, por favor!

Se me heló la sangre después de lo que me dijo Muriel, con todas las posibilidades y escenarios dando vueltas en mi cabeza, en un terrible torrente enrevesado. Entonces mis piernas comenzaron a moverse.


Volver arriba Ir abajo
CristalJB_kjn
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Edad : 24
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 18th 2013, 21:38

OMJ!!
no no no rayis no puede estar en
peligro pobre nick Dios y d ella no tienes q subir mas por favor siiiiiii
es que esta bn hermosa bn me despido
adios cuidate tqm sube pronto
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 19th 2013, 16:23

Nooo siguela porfavor
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 19th 2013, 22:04

quee???
hay no no puede ser :/
siguela pronto porfa!!!

y FELIZ CUMPLEAÑOS!!! Very Happy  Baila Canta Lool 
espero que lo hayas pasado suuuuper
un abrazote Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 20th 2013, 08:40

es increible lo q me me perdi
y solo no entre dos dias
dios
siguela
q pasara
quien es
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 20th 2013, 17:07

Hola chicas, no saben lo que me paso, se acuerdan que en mi mensaje anterior mencione que hay una cuenta en twitter del personaje principal de esta novela? bueno, él hizo un concurso y el premio era los 3 libros pero en formato de audio, y que creen? GANEEEEE, no lo puedo creer, es increible, realmente jamas pense que podria ganar ese concurso, estoy anciosa por recibir ese premio, es como un regalo de cumpleaños tardio. aahhh bue solo queria compartirles esto a ustedes, no digo mas, asi que les dejo el cap de hoy, disfrutenlo.

Eyes Wide Open

Capitulo 47


{___}

Mi móvil dejó de sonar justo cuando salía del vestidor. Por el tono del teléfono me di cuenta de que era Elaina llamándome desde el trabajo, así que dejé que saltara el buzón de voz sin escuchar el mensaje. En su lugar le escribí rápido: «No puedo hablar… Estoy en sesión fotos. Te llamo después. Bs».

Puse el móvil en silencio pero lo dejé encendido como me había dicho Nick (por algo sobre la aplicación del GPS que él había activado), me lo metí en el bolsillo de la bata y me olvidé de él. Tenía trabajo que hacer debía concentrarme.

Las extensiones de pelo me hacían cosquillas en la espalda y el suelo sobre el que estaba sentada se encontraba muy frío. Hoy no llevaba puesto el tanga de hilo, pero sí unas preciosas medias negras con lazos rosas alrededor de la parte superior de los muslos.
Simon, mi fotógrafo durante esta sesión, vestía de una forma poco convencional —sus vaqueros azul eléctrico ajustados, combinados con una camisa verde limón y unos botines blancos de charol, casi me hacían necesitar algo para proteger mi retina y me obligaba a probar unas poses que jamás había intentado antes. Solo podía temblar ante lo que diría Nick cuando echara un vistazo a las pruebas.

Las odiaría nada más verlas y después trataría de comprar las imágenes para que nadie más pudiera tenerlas.
Sentía ráfagas de adrenalina: saber que estaba haciendo algo un poco extraño que me inspiraba miedo. Me gustaba ponerme a prueba y quería que esas fotos salieran bien, ofrecer al artista el servicio más profesional que pudiera.

Daba la espalda a la cámara, con las piernas bien abiertas, las rodillas ligeramente flexionadas, los pies sobre el suelo, las palmas de las manos agarradas a la parte interior de las pantorrillas para mantener las piernas separadas. Se suponía que debían ser fotos provocadoras, pero cualquiera que pasara frente a mí ahora mismo vería mis partes femeninas exhibidas en plan porno. Definitivamente, Nick no aprobaría esto. Pero no me preocupaba. Aquí había reglas y todo el mundo las seguía… o no te volvían
a llamar para otro trabajo.

Las puntas de las extensiones llegaban casi al suelo, tapándome de hecho el culo, lo cual era algo bueno, ya que no quería que se me viera en las fotos. Se lo dije a Simon y él se rio de mí.

—____, cariño, si alguien tiene un culo elegante, esa eres tú.

—Bueno, gracias, Simon, pero no, gracias, ya has entendido la idea. Nada de sonrisa vertical esta vez, por favor.

—Prometido, todo lo que se verá será una insinuación de tus curvas y tus largas piernas esculpidas. Estás absolutamente radiante, amor. ¿Vitaminas nuevas? —preguntó distraído mientras disparaba la cámara.

—Bueno, en realidad sí.

—Oh, compártelas conmigo, por favor —dijo—. Necesito cualquier secreto de belleza que tengas.

Se me escapó una carcajada.

—No creo que quieras lo que estoy tomando, Simon…, a no ser que desees tener pecho.

—Ay, querida, por favor, dime que no te vas a poner implantes. ¡Tus tetas son perfectas como están!

Me reí de cara a las cortinas que tenía frente a mí, deseando poder ver su rostro.

—Ejem…, no, no me voy a poner implantes. Van a crecer de forma natural.

—¿Eh? ¿Qué tratamiento es ese?

Podía asegurar que estaba completamente desorientado sobre el lugar al que quería llegar. Gay o no, Simon era un hombre, y ellos la mayoría de las veces simplemente no entienden las sutilezas en estos asuntos. Supongo que tiene algo que ver con tener pene.

—El tipo de tratamiento en el que al final tienes un bebé.

Sonreí y deseé más que nunca poder ver ahora su cara.

—¡Oh, Dios mío! Te han hecho un bombo, ¿no?

—Esa debe de ser una de las expresiones más desagradables que se os ha ocurrido a los británicos, pero sí.

—Felicidades, cariño. Espero que sean buenas noticias.

—Lo son.

Me quedé callada un minuto, pensando en todo lo que había cambiado mi vida en tan poco tiempo, mientras luchaba contra las emociones que parecían cocerse a fuego lento bajo la superficie estos días. Tal vez podía culpar a las hormonas que bullían en mi interior, pero en cualquier caso era una lucha diaria que debía mantener.

Simon seguía haciendo fotografías, dirigiéndome con sutiles cambios de postura y después de iluminación, dándome conversación, fiel a su estilo. Hablaba sin cesar mientras trabajaba.

—Entonces ¿te vas a casar con tu novio?

—Sí, el 24 de agosto es nuestro gran día. Lo celebraremos en el campo, en la mansión Somerset de su hermana.

—Suena muy pijo —dijo Simon mientras pensaba otra posición—. ¿Puedes inclinar la cabeza hacia atrás y mirarme?

—Sí…, eso también —contesté fríamente—. ¿Quieres venir, Simon?

—Cariño, ¡pensaba que no me lo preguntarías nunca! Es la excusa perfecta para un traje nuevo —masculló, cambiando bruscamente de tema; pasó a hablar sobre seda italiana y algo sobre un traje verde que había visto en una tienda de Milán que sería perfecto para una boda campestre.

Pensé en mi padre y en que él no podría llevar un traje nuevo para mi boda. No estaría ahí para llevarme al altar. No tenía a nadie que hiciera eso ahora por mí. Tampoco se lo pediría a Frank. Mi madre ya lo había intentado, pero de ninguna manera. Iría por el pasillo de la iglesia yo sola, no con él. No tenía nada contra Frank, pero él no era mi padre en ningún sentido de la palabra. Era el marido de mi madre y nada más.

Una oleada de tristeza me sobrevino de repente e hice todo lo posible por esconderla, pero mi postura debió de mostrar signos de fatiga ya que Simon me preguntó: «¿Necesitas un descanso, corazón?».

Asentí, pero no podía hablar. Todo lo que pude hacer fue tragar saliva. En ocasiones, cuando una persona muestra algo de ternura y tú estás en un estado vulnerable, todo sale a borbotones sin importar cuánto te esfuerces por tratar de retenerlo dentro de ti. Eso es lo que me pasó cuando Simon dejó la cámara, se acercó a mí por detrás y me puso la mano en el hombro, en un simple gesto de apoyo y consuelo.

—He oído lo de tu padre. Lo siento mucho, amor. Debes de estar pasándolo fatal.

—Gracias…, aún está muy reciente. Algunas cosas me hacen recordar… y le echo de menos tant…

Y en ese momento Nick irrumpió en la habitación con el aspecto de un gladiador listo para la arena.

—¡___! ¡Qué coj…!

Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 20th 2013, 17:49

demonios
q no piense mal
es increible
como en un momento asu
siguela
Volver arriba Ir abajo
CristalJB_kjn
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Edad : 24
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 20th 2013, 21:54

Primero que nada nena Felicidades atrasadiyo por tu cumple y por esa gran.noticia eso es fenomenal en vd Smile me da mucho gusto x ti

amo la nove en vd asi que no ivas a ganar jajajaja si esta genial sube pronto porfis bn me desido adios :-*
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 21st 2013, 10:16

🙈🙉🙊 no puede serrrr
Nick
Siguelaaa
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 21st 2013, 16:06

Eyes Wide Open

Capitulo 48


{Nick}

—¡____! ¡Qué coj…! —Mi voz se interrumpió. Se alzó y se extinguió en un rápido y mortal silencio en cuanto miré con atención a mi chica completamente desnuda, con las piernas abiertas, y un pijo con sus manos sobre ella.

Reaccioné y me moví. Eso es prácticamente todo lo que recuerdo. Levanté a ____ en volandas y mandé al tipo de la camisa verde al fondo de la sala.

—¡Nick! —gritó—. ¿Qué estás haciendo?

—¡Tratar de encontrarte! ¿Por qué no contestas al jodido teléfono?

—¡Estaba trabajando! —chilló. Permanecía de pie totalmente desnuda excepto por unas medias negras y algo que le hacía tener el pelo más largo.

—Has terminado aquí. De hecho, ¡toda esta porquería se ha acabado! — dije agitando las manos mientras me acercaba a ella—. Vístete, te vas.

—No me voy, Nick. ¿Qué coño te pasa? ¡Ahora estoy trabajando!

Oh, sí, ¡te vas, cariño! De hecho, estoy seguro de que te vas, porque te voy a sacar yo mismo de aquí.
El fotógrafo vestido de mil colores decidió hacer algo justo entonces y sacó el móvil.

—Llama a seguridad…

—Yo soy la seguridad cuando se trata de ella —dije señalando en dirección a ____ mientras le quitaba el móvil y cortaba la jodida llamada —. _____ ha terminado aquí. Llama a mi oficina si quieres una compensación por los problemas causados. Pagaré muy a gusto.

Saqué mi tarjeta y se la lancé. Dio vueltas a través del espacio que nos separaba y aterrizó en el suelo junto a sus pies. Pensaba que estaba siendo extraordinariamente pacífico, teniendo en cuenta que… Miró a ____, que estaba ahí de pie, contemplándonos con la boca abierta. ¡Y todavía desnuda, joder!

—¡No la mires, cabrón! —le grité.

Chilló como una nena y volvió la cabeza a un lado, encogido de miedo.

—Simon, siento muchísimo est… —dijo caminando hacia él.

—Oh, no, ¡no lo sientes! —exclamé cogiéndola del brazo mientras la hacía girar para tapar su cuerpo con el mío—. ¿Quieres ponerte algo encima? ¡Estás desnuda, joder, por el amor de Dios!

_____ me miró furiosa, lanzándome cuchillos con los ojos, y cogió su bata. Había estado en una mesa auxiliar todo el tiempo, fuera del alcance de la cámara. No había reparado en ella hacía un momento. Se la puso y se la ciñó a la cintura, al tiempo que sus brazos y sus manos hacían movimientos secos y abruptos mientras me miraba de reojo, dos puñales marrones que echaban llamas hacia donde yo estaba. Metió la mano por debajo de su pelo y se detuvo ahí un momento antes de extraer una peluca larga y ondulada de color castaño. La dejó con cuidado sobre la mesa. Entonces me dio la espalda y dobló primero una pierna y luego la otra, quitándose las medias y dejándolas bien dobladas sobre la mesa junto a la peluca.

Podía asegurar que estaba más que furiosa por lo que había hecho, pero a mí sencillamente me daba igual. Al menos estaba bien. No podía asegurar lo mismo sobre su amigo fotógrafo, pero _____ estaba a salvo, conmigo, y no en manos de secuestradores. Estaba desnuda en una habitación a solas con un hombre que le estaba sacando fotos, pero al menos mi peor pesadilla no se había hecho realidad. Ella estaba aquí y podía verla.

***

El regreso a casa fue bastante silencioso. Solo algún suspiro, el sonido de nuestros cuerpos en los asientos y poco más. _____ no hablaba y yo no estaba tampoco con ánimo de discutir. Por no mencionar lo que saldría de mi boca tal y como me sentía en ese momento. Mejor dejarlo enfriar un rato.

Una vez que llegamos al piso, ella fue derecha al baño, se encerró y me dejó fuera. Pude escuchar correr el agua, pero ningún otro sonido. Puse la oreja en la puerta y escuché. No quería oírla llorar sola si eso es lo que estaba haciendo, pero yo seguía cabreado. Esto de posar como modelo debía acabarse. Ya no podía soportarlo más y me volvía completamente irracional imaginarla posando desnuda para que otros la vieran. Y que fantasearan con follársela… ¡o algo peor!

Había un millón de cosas que necesitaba hacer en ese momento. Lugares a los que debía ir y gente con la que debía reunirme, pero ¿llegué siquiera a sopesar dejar a _____ en casa y volver a la oficina? Negativo. No iría a ningún sitio ahora mismo.
En lugar de eso caminé hacia el balcón y me acomodé en una tumbona desde donde podría ver cómo la ciudad cambiaba del día a la noche. Y fumar un cigarrillo, y otro, y otro. No me fue de mucha ayuda. Es curioso cómo algo que solía apaciguarme cuando me sentía agitado ya no surtía efecto. Esperé a que _____ saliera del baño, pero cerró la puerta. No parecía que ella fuera a dar el primer paso esta noche. Cuando no pude soportar un segundo más mi autoimpuesta soledad, volví dentro para tratar de razonar con ella.

—¿____? —Silencio—. Déjame entrar.

Forcejeé con el pomo de la puerta y, para mi sorpresa, giró. Por suerte, no me había dejado fuera y sin poder abrir. Abrí la puerta y la encontré sentada en el borde del taburete del tocador pintándose las uñas de los pies, con el pelo recogido con una pinza y
vestida con la bata amarilla de seda que le iluminaba la cara. No me miraba, sino que continuaba afanándose con el esmalte de uñas de color rosa oscuro como si yo no estuviera ahí.

—¿Podemos hablar? —pregunté finalmente.

—¿De qué? ¿De lo mal que me has tratado en mitad de una sesión de fotos que da la casualidad que es mi trabajo y de cómo prácticamente has dado una paliza al fotógrafo? Por no mencionar el daño que has causado a mi reputación en este negocio —dijo con sequedad.

—No quiero que sigas en ese negocio.

Cerró el esmalte de uñas y lo colocó en el tocador.

—Eso es todo lo que quieres hablar, ¿eh?

—Necesitaba saber dónde estabas y no cogías el teléfono. —Dejé que pasara un momento para algún tipo de explicación, pero no me dio ninguna —. Bien, admito que llegué muy nervioso y que perdí los estribos, pero estaba siguiendo unas pistas que me hicieron entrar en pánico. —Me pasé una mano por el pelo y la mantuve ahí—. Y estabas desnuda, joder, _____.

—Seguramente no me vuelvan a llamar después de esto. Ahora nadie me querrá.

Oh, esos cretinos seguirán queriéndote. Me puse frente a ella y le cogí la barbilla con la mano, obligándola a mirarme.

—Bien. Espero que no te llamen. —Ella siguió callada pero con los ojos encendidos—. Lo digo en serio, _____. No vas a posar desnuda nunca más.

Ahí está, ya lo había dicho.

—Es mi decisión, Nick. No tienes derecho a decir que no puedo hacerlo.

—Ah, ¿sí? —dije alzando su mano izquierda—. ¿Y qué significa este anillo entonces? Vas a ser mi esposa, la madre de mi hijo, una persona que no quiero que pose desnuda ¡nunca más! —añadí devolviéndole la mirada cegada de cólera—. Es mi última palabra.

Quitó de golpe la mano y soltó: —No lo pillas. ¡Tú no entiendes NADA sobre mí!

Gritando y con pinta de estar cabreada hasta lo indecible, me empujó para evitar que me acercara demasiado.

Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 21st 2013, 21:07

:O
no me gusta que peleen Sad
siguela pronto porfa
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 22nd 2013, 14:11

A mi tampoco me gusta que pelen
Digurla
Quiero sabrr que pasaa
Espero nada malo
Pronto siguela
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 22nd 2013, 16:33

Eyes Wide Open

Capitulo 49


{Nick}

¡Una mierda! Intenté controlarme mientras trataba de pensar en la manera de volver al tema en cuestión. Me vino a la mente una idea de cómo podría lograrlo. Podía quitarle la bata de seda amarilla y hacerle el amor durante una semana, y entonces podríamos tener esta conversación, o discusión, o lo que demonios fuera esta mierda. Podría funcionar.

En lugar de eso la levanté de la silla por los hombros, apretándole los brazos a los lados para que no pudiera resistirse. Aun así siguió luchando, a pesar de que la tenía firmemente sujeta contra mi pecho, nuestras caras a un centímetro, sus suaves curvas fundiéndose conmigo, haciendo que mi sexo se endureciera.

—¡Estoy intentando comprender por qué mi chica necesita quitarse la ropa y dejar que la gente vea fotografías así de ella! —dije con más rabia de la que quería…, y entonces estampé mi boca contra la suya. Primero me abrí camino dentro de ella con la lengua. Tendría más después, pero por ahora solo necesitaba entrar en su interior como fuera. Necesitaba que me aceptara aún más. Ella seguía gritando como una loca, pero yo sentí su reacción en el momento en que nos besamos. Era todavía mi chica y los dos lo sabíamos, mientras yo le sostenía la mandíbula y le agarraba con fuerza la boca. Labios, lengua y dientes trabajando unidos para enviar un mensaje muy claro. Eres mía y sé que tú quieres ser mía.

Apenas estaba empezando a poseerla. Esta sesión terminaría de un modo y solo de uno: con mi sexo enterrado dentro de su dulce sexo en un frenesí orgásmico.
Tampoco hay excusas para lo que hice después. La tomé. Tomé lo que es mío y me salí con la mía.
Ella me entregó todo su cuerpo. La parte espiritual tendría que ser considerada después. «Primero el polvo, luego la charla» había funcionado con nosotros antes y confiaba en que ahora también lo haría. La alcé y la llevé a nuestra cama. Ella me miró con los ojos encendidos mientras la tumbaba, le quitaba la bata de seda y le soltaba el pelo de la pinza. Sus pechos subían y bajaban y sus pezones se erizaban mientras yo me deshacía de mi ropa y me quedaba desnudo, con mi sexo tan duro que podría estallar cuando brotara el semen por primera vez.

Estaba a punto de averiguarlo y más que dispuesto a asumir el riesgo, porque iba a haber una segunda vez, y posiblemente una tercera. Estaríamos así un rato. Cubrí el precioso cuerpo desnudo de _____, que solo yo debería ver, y me la follé. Me la follé de forma salvaje. Ella también me folló de manera salvaje. Follamos hasta que los dos nos corrimos. Y entonces follamos otra vez, hasta que ya no necesitamos más. Hasta que no quedó nada sino sumirnos en una nebulosa después de todos los orgasmos, los dos agotados físicamente por el placer que nos había abrasado con su calor y embriagado con su aroma… hacia una completa inconsciencia.

****

{____}

Me despertó la pesadilla. Era una conocida, en la que veía mi vídeo y quería morirme. Era una imagen espantosa que tenía fija en mi cerebro y había permanecido intacta en mí a lo largo de los años. No creo siquiera que sea posible borrarla; estaba condenada a llevar esa imagen conmigo a lo largo de mi vida. Me pregunté, y no era la primera vez, si los tres habrían pensado en alguna ocasión sobre el vídeo después de lo sucedido. No había conocido a los otros dos, pero Lance ¿habría sentido alguna vez algún remordimiento por lo que me había pasado? ¿Por lo triste que era mi vida después de que llevaran a cabo su hazaña? ¿Habría pensado alguna vez sobre ello? Qué desagradable. Qué sucio y desagradable.

Intenté que la crisis fuera silenciosa en medio de la noche, pero Nick lo oía todo. Habíamos tenido un sexo explosivo y habíamos liberado un poco de rabia y frustración a través de nuestros cuerpos, pero el asunto principal seguía pendiendo en el aire como una bandera. No habíamos resuelto prácticamente nada.

Nick se agitó a mi lado y se acercó a mí. Sentí cómo sus fuertes brazos me rodeaban y sus labios me besaban en la cabeza. Me acariciaba el pelo y me abrazaba mientras yo lloraba.

—Te amo muchísimo. Me mata verte triste. Preferiría que estuvieras enfadada conmigo antes que hacerte daño así, nena.

—No pasa nada. Sé que me amas —susurré entre sollozos, enjugándome los ojos.

—Así es —dijo mientras me daba un dulce beso—. Y siento haber actuado así hoy con el fotógrafo. —Hizo una pausa—. Pero no me gusta nada y no quiero que lo hagas más.

—Lo sé…

—Entonces… ¿dejarás de posar? —dijo con una voz llena de esperanza.

Lástima que yo fuera a quitársela.

—No creo que pueda, Nick. No puedo dejarlo…, ni siquiera por ti.

Esperó después de que aquellas palabras salieran de mis labios. Era doloroso decirle eso pero tenía que oírlo de mi boca. La verdad en ocasiones es difícil de escuchar, y supuse que así sería para Nick, pero quería que tuviera la versión no censurada. Se lo debía.

—¿Por qué no, ____? ¿Por qué no puedes dejar de posar? ¿Por qué no lo harías por mí?

Esas malditas lágrimas aparecieron de nuevo.

—Porque… —lloriqueé—, porque esas fotos que me hacen a… ahora son tan… tan bo… nitas. Son… ¡algo hermoso de mí!

Nick se pegó a mí mientras lloraba. Parecía entender que ese era un gran paso para mí. Hubiera querido que la doctora Roswell estuviera aquí para presenciarlo.

—Lo son. Tienes razón, _____. Tus fotos son increíblemente hermosas. —Me besó con dulzura, moviendo la lengua lentamente contra la mía—. Pero tú siempre has sido hermosa —murmuró junto a mis labios.

Ahhh, pero él no tenía razón. Nick nunca había visto eso, de modo que él no sabía lo mismo que yo.

—No. No me entiendes. —Me sequé las lágrimas—. Está bien, pero tú no entiendes por qué necesito tener fotos bonitas mías.

Suspiré con fuerza contra su pecho al tiempo que mis dedos empezaron a remolinear alrededor de sus pectorales.

—Explícamelo para poder entenderlo entonces.

No sé cómo me salieron las palabras, pero de alguna forma lo conseguí. En mitad del llanto, que se hacía más fuerte, y debido a su callada fuerza y paciencia mientras me abrazaba y me acariciaba el pelo, al fin le conté a otra persona mi terrible verdad.

—Porque ese vídeo mío era muy… feo. Las imágenes eran feas. ¡Yo estaba fea en él! Y si tengo algo bonito con lo que reemplazar esa fealdad, puedo olvidarme de lo que pasó poco a poco.

Nick me puso debajo de él y se apoyó sobre mí, sosteniéndome la cara frente a la suya.

—No hay nada tuyo que sea feo —me dijo.

—Sí. En ese vídeo lo había.

Se quedó en silencio, sus ojos mirando de un lado a otro mientras me estudiaba.

—¿Es por eso, nena? Esa es la razón por la que intentaste… suicidarte…

—¡Sí! —respondí sollozando contra el pecho de Nick, y dejé que me agarrara fuerte. Ahora sabía mi verdad. Mi complejo. Mi problema. Mi motor diario, que suponía que permanecería conmigo para siempre. Recé para que pudiera aceptarme a pesar de todo.

Me abrazó durante mucho tiempo sin hablar. Estaba sopesando lo que había compartido con él. Yo había aprendido que ese era su método. Que Nick era increíblemente honesto y franco con sus opiniones y sus necesidades, y muy reflexivo.

—No es la sesión de fotos lo que odio. Entiendo que todos vosotros sois profesionales haciendo vuestro trabajo. El fotógrafo solo te usa como un objeto de su arte. Tu maravillosa imagen —dijo acariciándome con la palma en dirección a la cadera—. Sé que el tipo de hoy no andaba detrás de ti. Estaba viendo tu cuerpo como arte.

—Además Simon es completamente gay, no solo gay, por si no te habías dado cuenta.

Soltó una pequeña carcajada.

—Me di cuenta, nena. Si su ropa no me había dado una pista, sus grititos lo confirmaron.

—Pobre Simon. Le había invitado a la boda, ¿sabes? Quería llevar un traje nuevo italiano de color verde otoño que había visto en una tienda en Milán —dije ligeramente en broma.

—Tremendo. —Suspiró—. Le llamaré mañana y le pediré perdón.

—Gracias.

Pero Nick no estaba exteriorizando sus sentimientos. Tenía algo más que quería decir.

—Lo que odio es que la gente vea tu cuerpo en las fotos. Los hombres te ven. Hombres como yo te ven desnuda y quieren follarte. _____, esa es la parte que odio, porque no quiero que nadie te mire así y tenga esos pensamientos sobre ti. Te quiero solo para mí. Es egoísta, pero es así.

—Oh…

—Así que ahora sabes lo que siento al respecto —dijo tranquilo, su voz conduciendo su honesta verdad directa hasta mi corazón.

—Te he escuchado, Nick, y espero que tú me hayas escuchado a mí cuando te he contado cómo me siento y por qué poso como modelo.

Se acercó a mí con sus labios, acariciándome despacio, suave, diciéndome con el tacto, no con palabras, que me entendía.

Después de un rato bien empleado en besarme a conciencia, finalmente se echó para atrás y me rozó la mejilla con el pulgar. Había hecho eso desde que empezamos. Había hecho eso incluso la primera vez que me besó. Me encantaba ese gesto.
Me preguntaba qué estaría pensando ahora. Mientras me examinaba detenidamente con esos profundos ojos marrones suyos, se apoyó de lado con el codo para poder mirarme. Imaginaba que todavía no había terminado de hablar. Esperé. Podía esperar toda la noche si tenía que mirarle a él. Nick desnudo en la cama era una imagen de la que jamás me cansaría. Era la belleza masculina personificada. Sus brazos, su pecho, sus abdominales y su erótica pelvis, todo él era un delicioso festín para mis ojos. Es divertido que él dijese lo mismo de mí. Pero mi cuerpo cambiaría a medida que el niño creciera. Me pondría gorda, como les pasa a todas las
mujeres embarazadas. ¿Me desearía Nick de la misma forma que lo hacía ahora?

—Tengo que contarte algo que ocurrió hoy. Me asustó de verdad y tiene en gran parte la culpa de lo que pasó en tu sesión de fotos… y de lo que me sucedió a mí —dijo y me alisó el pelo detrás de la oreja. Eso tiene más sentido. Debería haber sabido que algo había sacado a Nick de sus casillas de forma irracional. Algo le había pasado para desencadenar ese comportamiento.

—De acuerdo…, cuéntamelo.

En la oscuridad de la habitación, compartió conmigo los últimos sucesos: las fotos del acosador que había recibido y el conocimiento de que esa persona era americana y que había estado todo el tiempo observándome. Observándonos y sacando fotos de nuestros movimientos diarios. Ahora estaba realmente asustada… y entendía mejor por qué Nick había estado tan aterrorizado e irracional durante la sesión de fotos. Esta situación no estaba mejorando. Estaba empeorando. A saber qué les detendría. O incluso si yo superaría esto con vida. Todo lo que podía hacer era pensar en mi bebé y en Nick y saber que haría lo que fuese, cualquier
sacrificio, con tal de superar esto juntos.

Hablamos sobre seguridad y sobre GPS, protección y precauciones. Todos los medios que garantizaran mi seguridad en las próximas semanas, hasta que la boda pudiera celebrarse y toda la atención de Nick se centrara únicamente en mí. Me explicó las cosas claramente y yo le escuché. Los dos terminamos entendiéndolo y cuando volví a quedarme dormida lo hice contra su pecho, con sus fuertes brazos rodeándome. Sabía que estaba en las mejores manos en las que podía estar y que el hombre que me abrazaba
además me amaba. Nick me necesitaba tanto como yo a él. Al menos sacamos eso en claro.



Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 22nd 2013, 18:17

pobre d los dos
siempre sufriendo 
x las personas q les quieren hacer daño
y nick siempre ahi
bueno, los dos
al pie del cañon
siguela
q bueno q se reconciliaron
Volver arriba Ir abajo
CristalJB_kjn
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Edad : 24
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 24/10/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 22nd 2013, 18:40

OMJ Dios mio no no
bueno tiene motivos para ponerse asi
pero encerio.primero sexo y despues platicar si esta lokis jajajaaaja
Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 23rd 2013, 15:26

Por favorr siguela
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 23rd 2013, 18:08

Eyes Wide Open

Capitulo 50


{Nick}

—Cómo se siente uno al poder respirar de nuevo, hijo? —me preguntó mi padre alzando la copa y con una sonrisa radiante.

—Como si el elefante de tres toneladas que tenía sobre el pecho se hubiera ido y ahora estuviera sentado a mis pies —le contesté con sinceridad, y le devolví el brindis.

—Apuesto a que sí. Pero, de verdad, la ceremonia de los Juegos ha sido maravillosa y un ejemplo de organización. Ha sido un espectáculo magnífico. Bravo.

Era evidente que a mi padre le había impresionado muchísimo la ceremonia de apertura, porque no parecía poder hablar de otra cosa durante la tardía cena. Yo me sentía totalmente aliviado de que hubiera transcurrido sin ningún problema.
A pesar de estar exhausto y de desear estar en la cama con _____ en mis brazos, me di cuenta de que esta noche en verdad estaba disfrutando de la celebración en el Gladstone. No sé cómo Ivan nos había conseguido una reserva dada la locura de la ciudad, pero todos adoraban a lord Ivan, medalla de oro británica en tiro con arco, con su buena presencia y su fama. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que salimos todos juntos y sabía que mi padre, y Neil, y Elaina valoraban que tuviera
contactos, a pesar de que a mí me daba igual. _____ parecía estar pasándoselo bien y eso me bastaba.

Toda la ciudad estaba muy animada ahora que los Juegos se habían puesto en marcha. Y yo podía incluso comenzar a vislumbrar algo de luz al final de nuestro túnel. Había transcurrido otra semana desde la inauguración de los Juegos Olímpicos sin que tuviéramos problemas, amenazas ni mensajes. Solo una vida normal.

Subí la mano por la espalda de _____ y le acaricié entre los hombros.

—Sí, la parte más difícil está hecha. La ceremonia de apertura ha ido como la seda. Ningún chiflado ha interrumpido la gala. Un final perfecto para todos estos meses de preparación. Ahora solo queda llevar a varias personalidades VIP a unos cuantos eventos aislados, pero son mucho más pequeños y más fáciles de manejar, sin contar con que tengo un equipo excelente para ocuparse de ellos —dije señalando a Neil y alzando la copa de nuevo.

—Si seguimos manteniendo a los psicópatas lejos de Ivan, está todo hecho —contestó Neil sonriendo burlón.

—Sí, por favor. Valoraría mucho que haya una gran distancia entre los psicópatas y todo lo que tenga que ver conmigo —replicó Ivan.

Seguía habiendo eso… Un rival coreano chalado se la tenía jurada a Ivan porque le guardaba rencor desde las Olimpiadas de hacía cuatro años, donde hubo una disputa con los jueces que acabó con el coreano descalificado e Ivan ganando el oro. El follón no había terminado. Es lo que suele pasar con los follones. Una vez que metes el pie en la mierda, se pega a tu zapato durante mucho, mucho tiempo y resulta muy difícil quitar el resto.

—Pareces cansado, cariño —dijo ____ en voz baja, acariciándome el brazo.

—Estoy cansado —respondí mirando el reloj—, pienso que si nos vamos ahora, podríamos estar en la cama en media hora…

Le guiñé el ojo, pensando que todo lo que necesitaba esa noche era tenerla lo bastante cerca para tocarla y dormir unas pocas horas. Esas dos cosas harían que mi noche fuera perfecta.
Estaba contemplando la idea de marcharnos, pero mi chica me sorprendió, como solía hacer.

—Entonces ¿a qué estamos esperando? —preguntó en voz baja—. Creo que me voy a quedar dormida sobre mi plato.

La examiné y pude ver los signos de cansancio y me sentí culpable por no haberme percatado antes. Estaba embarazada y necesitaba descanso por partida doble. Vi ahí mi oportunidad y la aproveché.

—Buenas noches a todo el mundo. Toca recogerse. Mi mujer me está rogando que la lleve a la cama. —_____ se quedó boquiabierta y me golpeó en el brazo—. Y dado que soy un tipo medianamente inteligente, creo que ahora mismo lo mejor será que le deje hacer lo que quiera. —Me masajeé el brazo donde me había golpeado y le dije al grupo con exagerado énfasis—: Embarazadas, siempre insaciables.

Gruñí cuando me dio una patada en el pie, pero las risas que había obtenido habían merecido la pena.

—Estás muerto, Jonas —me dijo mientras nos dirigíamos al coche.

—Eh, bueno, la broma nos ha sacado de ahí, ¿no? —contesté mientras deslizaba un brazo sobre ella y me inclinaba para robarle un beso—. Y todo lo que dije sobre ti era cierto.

Ella apartó la boca para evitar mis labios y se rio.

—Eres un idiota, y no serás tan chulito en los próximos cinco meses.

—¿Qué pasa en los próximos cinco meses? —pregunté confundido.

—¿Todo eso de la insaciable embarazada? —dijo ladeando la cabeza y moviéndola lentamente de un lado a otro—. Eso se ha acabado. Por completo. —Hizo un gesto tajante con las manos—. Piensa en nada de sexo. En absoluto. Durante meses.

Vaya, esa es una idea horrible…

—Espera. ¿Estás de coña? Lo estás, ¿no?

—¡Deberías ver tu cara ahora mismo! —dijo riéndose más de mí, encantada de haber dicho la última palabra. Sí, mi chica era muy
competitiva y no se quedaba de brazos cruzados.

—Es terrible, ¿no? —respondí rezando por que me estuviera tomando el pelo sobre los meses de sequía, pues realmente serían una tortura.

—Sí —contestó, y deslizó una mano por detrás para agarrarme el culo —. Y te lo mereces, incluso a pesar de que te ame, Jonas.

Qué afortunado soy.

—Me estabas vacilando con lo de los cinco meses, ¿no?

Ella rio de nuevo, luciendo presumida y terriblemente sexi, pero no contestó a mi pregunta.

Volver arriba Ir abajo
Ines E
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1398
Edad : 22
Localización : naywaelva@hotmail.com
Fecha de inscripción : 08/11/2010

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 23rd 2013, 20:59

Hahahahaha me encanta
Quisiera haber visto su cara
Con lo del sexo
Que de echo son mas meses
Pero en fin
Siguela me facina
Volver arriba Ir abajo
Lady_Sara_JB
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1582
Edad : 20
Localización : México
Fecha de inscripción : 24/03/2013

MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Diciembre 23rd 2013, 21:25

jjajaja
nick sufrira
jijijiji
ya me imagino como andaba
asi me imagine su cara  affraid 
despues estara suplicando  No 
jejeje
q divertido
me rei con su bromita
es un tonto
siguela
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA   Hoy a las 01:02

Volver arriba Ir abajo
 
Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 9 de 12.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11, 12  Siguiente
 Temas similares
-
» Eyes Wide Open (Nick y tú) TheJonasAffair3 TERMINADA
» Recordatorio: Cásate conmigo [Nick&tu] - Adaptada [TERMINADA]
» Madre Soltera [Nick y Tu] HOT -Terminada-
» ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada
» *Sin ropa, solo la piel* Nick & tu♥ TERMINADA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: