Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 The Story Of Us (Joe Jonas).

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Directionatic.
Nuev@


Cantidad de envíos : 3
Edad : 21
Localización : San Diego, Venezuela.
Fecha de inscripción : 27/03/2013

MensajeTema: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 11th 2013, 22:17

Prólogo



Bristol, Inglaterra. Hace diez años.



- Todo va a estar bien, lo prometo cariño.

Su cara era tan pálida y sus labios tan morados que Joseph se asustó más de lo que estaba antes. Su madre estaba postrada en una camilla de clínica con muchos cables a su alrededor; él era solo un niño de doce años que tenía a su madre muriendo frente a sus ojos.

- Mamá, ¿por qué tengo la sensación de que te despides de mí? – dijo él, con su tono de voz muy bajo, temblando.

- No, no lo pienses así, Joseph – hizo una pausa pequeña –. Vas a estar bien, hijo. Vamos a salir de esto juntos.

Gabriella le regaló una sonrisa a su único hijo varón, y a su primogénito. La mujer tenía los parpados pesados y su voz era rasposa. No lo quedaba mucho tiempo. Contempló por largo rato a su querido hijo, era tan hermoso. Alzó su mano derecha con dificultad, como si le pesara y acarició la mejilla del niño de cabello negro y liso que tenía frente a ella. No pudo evitar que una lágrima fría rodara por su mejilla pálida.

- Mamá, no llores. Vamos a salir de esto juntos, los cuatro: papá, Harriet, tú y yo. – perdió sus dedos en el cabello suave de ella. Cómo le gustaba peinarla y hacerle trenzas.

- Cariño, prométeme algo. – su vista se fijó en su niñito.

Joseph confuso, frunció el ceño e hizo una mueca con la boca. Gabriella sonrió a medias.

- Promete que encontrarás a una mujer muy buena, que te sepa valorar… y que formarás una hermosa familia junto a ella.

- Mamá, ya sabes que no estoy interesado en las chicas por ahora…

- En el futuro hijo mío, estamos hablando en el futuro.

- Seguro, primero quiero obtener un título universitario y luego… luego veremos. Pero si hacerte esa promesa te dejará tranquila, entonces te lo prometo. – le besó los nudillos, uno por uno; como solía hacerlo su papá.

- Estaré más tranquila, créeme. – soltó una carcajada débil.

Su padre entró a la habitación para informarle que los médicos harían la revisión de la tarde. Joseph salió de aquel cuarto clínico y se sentó en un sofá en la sala de espera junto a su hermana menor. Harriet volvió la vista hacia donde él estaba. Ella era la niña de sus ojos.

- ¿Mamá? – preguntó, sólo tenía ocho años.

- Ella está bien, Harriet.

- No se ve cómo se siente, Joey. – se sentó a su lado, con su Barbie favorita en las manos.

- Se ve y se siente bien, Harriet. Eso es lo que importa ahora.

Después de eso todo fue muy rápido. Las enfermeras entraban y salían del cuarto dónde Gabriella estaba internada. Entraban y salían. El pitido sordo de las máquinas quebró la tranquilidad de la fría sala de espera. Un par de doctores pasantes sacaron a Oliver de aquel caótico cuarto clínico. Joseph, ante el alboroto, se levantó de la silla y a velocidad luz corrió hasta donde su padre se encontraba, sentado en el suelo frente a la habitación, con la espalda apoyada en la pared blanca de baldosas. Estaba llorando.

Su cara palideció. Oh, no. Oh, no. Echó un vistazo hacia la habitación de su madre y solo pudo ver como las enfermeras y algunos doctores trataban de salvarla. Se arrodilló junto a su padre.

- Vamos a salir de esto, vamos a salir de esto. – le repetía en susurros. El llanto de su padre no cesaba ni con la más mínima palabra de tranquilidad.

- Se irá, Joseph. Se irá y nos dejará solos a los tres. – levantó la vista hacia su hijo varón, quien lo miraba con todo el cariño del mundo. Él era su campeón, su hijo.

- Confía en mamá, ella aguantará un poco más, vamos papá. – lo alentó.

No habían pasado ni diez minutos cuando el médico de turno informó a la familia sobre la pérdida. Harriet se tumbó sobre su hermano mayor y lloró por dos horas completas. Oliver, se hizo cargo del papeleo y de informar a los familiares.

Dos días luego, parte de la familia se encontraba reunida en el cementerio, rodeando un ataúd y un hoyo hondo de tierra. Joe estaba junto a su hermana y su padre, los tres abrazados. La tía más cercana a Joseph lo abrazó y le acarició el cabello. Él lloró en su hombro mientras veía como bajaban el ataúd de su madre hacia el gran hoyo oscuro. Harriet se zafó de los brazos de su padre y se tumbó de rodillas a las orillas del hueco, tenía un ramo de tulipanes rojos en sus manos, las flores favoritas de su mamá. Con los ojos ahogados en lágrimas, lanzó el ramo y cayó sobre la tapa superior del ataúd de madera barnizado.
Joseph se arrodilló junto a ella y la atrajo hacia su cuerpo, los dos lloraron a su madre hasta que el ataúd tocó fondo en el hueco.
Todo estaba cubierto, y el nombre de su madre estaba grabado en la tumba, con letra cursiva, el tipo de letra que a Gabriella siempre le gustó. Todos se dispersaron después de dar el pésame y sólo quedaron ellos tres frente al espacio recién cerrado de su madre.

Oliver se volvió hacia su hijo.

- Es mejor que vayamos a casa.

Sin decir palabras o hacer berrinches, los tres caminaron hacia el auto que estaba estacionado justo unos metros.

Llegaron a casa y cada quien se encerró en su habitación. Joe no pudo pegar un ojo esa noche, soñaba despierto, soñaba que su madre seguía viva, soñaba que ella aún estaba con ellos.

Cuando por fin pudo desconectarse del mundo, cerró los ojos y se sumergió en un profundo sueño tranquilo.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 11th 2013, 23:02

hola nueva lectora, la nove se ve interesante, el prologo fue muy triste, pobresito Joe, me dio tanta pena cuando murio su mama :'( ... una pregunta, la nove sera con _______? Es que en el titulo solo dice "Joe Jonas" .... ok sube el 1er cap Smile
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 12th 2013, 21:21

no la vas a empezar??
Volver arriba Ir abajo
Directionatic.
Nuev@


Cantidad de envíos : 3
Edad : 21
Localización : San Diego, Venezuela.
Fecha de inscripción : 27/03/2013

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 22nd 2013, 23:33

Capítulo 01 / Parte 01

Diez años, hoy su madre estaba cumpliendo diez años de fallecida. Era increíble cómo el tiempo pasaba de rápido frente a sus ojos y él ni se enteraba. Con un ramo enorme de tulipanes rojos caminó hacia la tumba de su mamá. Tal y como lo hacía cada año en su aniversario de muerte o en sus cumpleaños, le compraba un ramo de sus flores favoritas. Se arrodilló frente a la lápida pulcra de Gabriella y le colocó el ramo junto con agua en un pequeño potecito de metal. La observó por unos cuantos segundos y se largó a llorar, y se maldijo a sí mismo. Se había prometido que no lloraría más, que entraría y saldría tranquilo del cementerio cada vez que tendría que venir. Pero rompió su propia promesa y se recostó con cuidado sobre la lápida fría de cemento pulido. Las lágrimas salían de sus ojos incontrolables, una vez que comenzaba a llorar, detenerse era casi imposible para él. Flexiona sus rodillas y en posición fetal junto a la lápida, siguió llorando.

La extrañaba, la extraña demasiado y aún no quería aceptar que no la tenía consigo. Sufrió en el colegio cuando muchos de sus compañeros iban a las reuniones familiares con sus madres, o cuando tenía un juego de fútbol y su madre no estaba en las tribunas haciéndole barras. Sufrió en esos tiempos.

Con fuerza de voluntad, se levantó y se alejó un poco de la lápida llena de sus lágrimas. Se las secó bruscamente de la cara y se puso de pie sin vacilar. No podía estar un minuto más ahí o sino nunca llegaría al trabajo y se quedaría allí llorando toda la mañana.

Se sacudió el pantalón negro de traje y arregló la camisa blanca de vestir que tenía puesta. Lanzó un beso aéreo a su madre y se escabulló hacia su camioneta, que esperaba a metros de Gabriella.

Subió a su auto y se encaminó hacia su trabajo. Tenía veintidós años, estaba recién graduado de la Universidad de Oxford en Londres y ahora, era el vicepresidente de la compañía constructora de su padre. Joven y con dinero, pero no era completamente feliz.

Estacionó la camioneta en su plaza de aparcamiento del estacionamiento privado de la empresa. Tomó el elevador ejecutivo y pulsó el piso veinte, el penúltimo piso del edificio y donde su oficina estaba. Las puertas se abrieron luego de dos minutos subiendo y se dejó ver el vestíbulo de su piso. Salió del ascensor y camino hasta la recepción, ahí estaba su asistente personal.

Michelle, era una pelirroja natural, de piel blanca y ojos verdes esmeralda, era una mujer hermosa y muy inteligente; levantó la vista de una carpeta de archivos y la fijó en su jefe.

- Señor Jonas, muy buenos días. En su oficina espera su café y su orden de sándwich de jamón de pavo.

Joseph frunció el ceño confuso.

- Su desayuno, señor. – le informa con voz baja Michelle.

- Oh, sí. Lo siento, Michelle. Ando un poco distraído hoy – se acomodó la garganta –. ¿Mi padre ya ha llegado?

- Sí, señor. Pero el señor Jonas está en una reunión con el señor Adams. Pidió no ser molestado, señor. – se disculpó.

- Gracias, Michelle. Estaré en mi oficina.

Sin decir nada más o esperar alguna palabra de su asistente, se marchó a largas zancadas hacia su oficina. Era toda una galería de arte y moderna. Paredes blancas con cuadros de célebres pintores y arte abstracto. Una mesa de conferencias en la que cómodamente podrían ocupar unas diez personas. Su escritorio ultramoderno de acero inoxidable y en el fondo, de espaldas al escritorio, una pared de cristal de más de ocho metros de ancho regalaba una panorámica de una hermosa Bristol en la mañana de mayo.
Dejó su portafolio sobre su escritorio y encendió su ordenador, una Apple de última generación. Era un obseso de la alta tecnología. Ocupó su silla de cuero y comenzó a trabajar. Modificó y corrigió algunos planos para la construcción de un nuevo centro comercial en Mánchester, mientras comía su sándwich y tomaba de su café helado. Aún le gustaban esos.

La puerta de su oficina resonó, él levantó y desvió la mirada del ordenador hasta la puerta. Volvió a resonar, estaban golpeando para poder pasar. Se acomodó en su silla y se puso derecho. Acomodó su garganta.

- Adelante. – da el permiso con su voz grave.

Michelle se adentra a la oficina, pero sólo llega a la altura de la mesa de conferencias.

- ¿Qué puedo hacer por ti, Michelle?

- Señor, el señor Jonas quiere verlo en su oficina.

- ¿Ahora mismo? – alza la vista hacia la pelirroja levemente sonrojada –. Estoy un poco ocupado ahora, Michelle. Informale que en veinte minutos estaré en su oficina.

- Disculpe señor Jonas, pero quiere verlo con carácter de urgencia.

Joe se recostó ligeramente en el espaldar de su silla y soltó un suspiro. Su padre podía ser algo irritante e inoportuno a veces. Se puso de pie y sin tocar nada de sus planos, pasó junto a Michelle y salió de su oficina hacia el elevador.

Las puertas se abrieron y llegó al piso veintiuno, el último piso del edificio. Atravesó el vestíbulo y llegó hasta la recepción. Caroline, la asistente de su padre, estaba con la vista fija en su ordenador.

Joe toqueteó con sus nudillos la mesa de acero y Caroline saltó en su sitio.

- Señor Jonas – tartamudeó –. Disculpe, buenos días, señor.

- Hola, Caroline, buen día – alzó una ceja –. Mi padre quería verme, ¿podrías decirle que ya estoy aquí?

- No hace falta señor, ya lo está esperando. Sólo pase sin tocar.

- Gracias.

Avanzó hacia la puerta doble de acero y cristal polarizado que era la entrada de la oficina de su padre y presidente de la compañía. Como Caroline le había instruido, abrió la puerta sin tocarla. Un hombre de cabellos grisáceos estaba sentado del otro lado de la habitación, detrás de un enorme escritorio lleno de papeles y un ordenador portátil.

- Papá, buenos días. – saludó, y se apresuró para tomar asiento frente a él.

- Joseph, hijo, buen día. ¿Cómo estás hoy?

- Bueno, bien. Fui esta mañana al cementerio para llevarle flores a mamá.

- Sí, lo sé. Yo iré en cuanto salga de aquí, lo más probable que sea después de las cinco.

- ¿Después de las cinco? ¿Te vas antes? – colocó la pierna derecha sobre la izquierda y se recostó en el espaldar de la pequeña silla de cuero.

- Nos, en realidad ambos nos iremos temprano hoy.

- ¿Puedo saber el motivo?

- Tendremos una cena esta noche en casa, Adams llevará a su familia. Sabes que tengo muchos años sin verlo… – se auto-interrumpió –. ¿Tenías planes? Si quieres no tienes que ir.

- No, papá, está bien. Me alegraría ver de nuevo al señor Adams.

Oliver sonrió ampliamente al convencer a su hijo para asistir a la cena.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 23rd 2013, 05:26

awww pobresito Joe, me entristecio lo que paso en el cementerio... y ahora que pasara en la cena?... gracias por haberla seguido, please sube mas capis, es que ya me esta gustando la nove, creo que esta sera adictiva para mi. Smile
Volver arriba Ir abajo
Directionatic.
Nuev@


Cantidad de envíos : 3
Edad : 21
Localización : San Diego, Venezuela.
Fecha de inscripción : 27/03/2013

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 26th 2013, 23:26

Capítulo 01 / Parte 02

Oliver sonrió ampliamente al convencer a su hijo para asistir a la cena.

- Bueno, en ese caso… te esperamos en casa a las siete en punto, sé puntual por favor.

- No hay problema, papá. A las siete en punto estaré allá – se levanta de la silla –. ¿Eso era todo?

- Sí, sí. Ya puedes irte, espero que no te haya interrumpido algo importante.

- No, en realidad. Estaba modificando los planos para el centro comercial de Mánchester.

- ¡Oh, muy bien! ¿Cómo van esos planos?

- Excelentes. Sólo le faltan unos detalles.

- Muy bien, muy bien. Luego me los pasas para ver cómo va ese asunto del centro comercial.

- Con gusto, ahora… con permiso, papá.

- Te veo a las siete en casa.

- Seguro.

Sonriendo, salió de la oficina. Caroline lo esperaba en la recepción.

- ¿Algo más que se le ofrezca, señor Jonas?

- No, Caroline, gracias.

- Buen día, señor.

- Buen día.

Desapareció por el elevador y regresó a su oficina.

Las horas en Jonas Enterprises Constructions, Inc. pasaron lentas. Cuando dieron las cinco y media, Joe aún seguía sumergido en los planos del centro comercial, al parecer, le faltaban más detalles de lo que él había pensado.

Llevó su mirada mielosa al reloj de pared que estaba colgado a su izquierda. Cinco con cuarenta minutos de la tarde. Soltó un silbido de sorpresa y acomodó todos los planos en sus carpetas y los guardó dentro de su archivador junto al escritorio. Apagó el ordenador y tomó su celular. Había dos llamadas perdidas de Jason, su mejor amigo.

Le devolvió la llamada, pero salió el buzón de voz.

Con la vista en la pantalla de su celular, dejó su oficina y el edificio. El elevador lo llevó al estacionamiento subterráneo y se subió a su camioneta. Una Range Rover negra del año, su más preciado juguete. Salió de la plaza de aparcamiento y atravesó la rampa para salir a la calle. El cielo aún estaba claro y la primavera en todos lados. El pasto estaba más verde, de un verde luminoso, las hojas de los árboles llamativas y las flores grandes y hermosas. Era una de las estaciones que más le gustaba, además del otoño.

Condujo por Bristol norte hasta llegar a su apartamento. Era un edificio de quince pisos y el suyo era el pent-house. Guardó su auto en su plaza de aparcamiento y tomó el elevador hacia el pent-house, marcó los cuatro dígitos de la clave y en seguida el ascensor comenzó a subir rápidamente. Se miró al espejo, su cabello estaba rebelde y largo, le caía por la frente.

Pasó el pequeño vestíbulo y entró al apartamento. Katrina, su empleada doméstica, emergió de la cocina al oírlo llegar.

- Joe, cariño. Pensé que llegarías más tarde.

- Tengo una cena esta noche en casa de mi padre, Katrina. Por eso he llegado temprano.

- ¿A qué hora debes estar listo?

- Debo estar allá a las siete en punto – se sentó en el sofá en forma de L de su sala.

- Bueno, entonces deberías de ir a ducharte. Yo te arreglaré un traje.

- Gracias – asintió.

Katrina, es una mujer de cincuenta años que ha trabajado para la familia Jonas desde hace más de treinta años. Joe le ofreció empleo en su apartamento.

La mujer de cabellos negros y cortos subió por las escaleras hacia el segundo piso de la casa, hasta la habitación de Joe.
De su armario seleccionó un smoking negro clásico, con camisa de lino blanca manga larga almidonada y con gemelos en los puños, que tenían las iniciales JAJ grabadas. Un par de zapatos negros de vestir y una corbata azul cielo. Lo dejó todo sobre la cama y volvió a la cocina.

Joseph ya se había duchado y se estaba vistiendo. No hizo falta ordenar mucho su cabello, sólo se pasó los dedos y le dio más forma. Rebelde y ligeramente despeinado, ese era su estilo de cabello. Se perfumó con su colonia y salió de su cuarto con su teléfono en las manos. Todo se le podría quedar, todo menos su celular.

Bajó a la sala y Katrina aún seguía en la cocina. Se asomó por el umbral de la puerta y se despidió de ella con un movimiento de manos y un beso aéreo.

A las siete en punto estaba tocando el timbre de la casa de su padre. Abrió una empleada, una rubia de ojos cafés, seguramente era nueva, pues él nunca la había visto antes. La muchacha abrió los ojos y la boca, su cara se puso como un tomate.

- Señor Jonas – abrió más la puerta y lo dejó entrar –. Lo esperan en el salón, señor.

- Gracias.

Ni siquiera volteó a verla, sólo se limitó a avanzar hacia el salón de reuniones. Entró sin tocar la puerta. Su padre, y otro hombre de cabello más blanco frente a Oliver, se colocaron de pie al ver a Joseph entrar.

- Hijo, has venido. – lo recibió Oliver con un abrazo fuerte.

- Hola, papá. – sonríe Joe.

- ¿Este es el pequeño Joey? – expresó con sorpresa el señor Adams.

- Este es mi pequeño muchacho, Garrick.

Garrick Adams observó con sorpresa a Joe, tenía tantos años sin verlo que lo recordaba como el muchachito de catorce años que se había doblado el pie derecho jugando al fútbol en el patio trasero de su casa de campo.

Joe le devolvió el gesto con una sonrisa de autosuficiencia.

- Ya veo que no eres el mismo Joey que andaba corriendo de allá para acá con un balón de fútbol entre los pies.

- He crecido, señor Adams. – sonríe él.

- Ya lo he notado, hijo. – le palmea el hombro izquierdo.

- Ahora es todo un hombre de empresa, y el vicepresidente de Jonas Enterprises Constructions, Inc. – se expresa con orgullo Oliver. Garrick le manda una mirada de celos.

- Cómo quisiera yo que mis hijos sean como él, pero son unos vagos. Excepto Juliette, ella está estudiando en París para ser licenciada en francés.

- Muy bien, al menos tu única hija ha sentado cabeza.

- ¿Dónde está ella? – pregunta el pequeño Jonas. Tenía años que no la veía. Garrick sonrío ampliamente hacia Oliver y fijó la vista en Joseph después.

La recordaba tal y como hace diez años, cuando ella tenía nueve, con trenzas en el cabello y aparatos de ortodoncia en los dientes. No era la más bonita, y lo admitía. Pero siempre se le hizo simpática y muy inteligente.

- Ella está en París ahora mismo; está estudiando su tercer trimestre en francés avanzado.

- Oh. – solo eso pudo decir Joe. En realidad poco le interesaba lo que estuviera haciendo ella, sólo preguntó por ser amable y fingir interés.

Solo fue Adams el que asistió a la cena, sus dos hijos varones estaban de viaje a las Bahamas y su señora estaba un poco enferma del estómago.

Pasaron al comedor cuando una empleada informó que la cena ya estaba siendo servida. Joe tomó asiento a la derecha de Oliver, como siempre lo hacía. Se colocó la servilleta en su regazo y comenzó a comer luego de que su padre tomara el tenedor.

La velada pasó entre charlas poco interesantes para Joe acerca de su infancia; hasta llegar a un punto donde Garrick hace una pregunta bastante incómoda.

- ¿Y Joseph no se ha comprometido?

Oliver le echa un vistazo rápido a su hijo y vuelve la vista hacia su amigo.

- Joseph aún no está interesado en contraer matrimonio, quizá más adelante.

- Qué lástima, un hombre como él es un buen partido para cualquier muchacha. ¿Al menos tienes alguna novia, Joe?

- No, por ahora no – negó con la cabeza y se enderezó en el sillón –. Por ahora sólo quiero enfocarme más en mi trabajo, luego veremos si se da esa posibilidad.

Garrick alzó ambas cejas y por la actitud a la defensiva de Joe, decidió quedarse callado. Estaba claro que el señor Adams estaba ofreciéndole a su hija para comprometerse, pero Joe no la aceptaría de ninguna manera. Quería concentrarse en su trabajo y en la que en un futuro sería su empresa.

A las diez en punto, Joe entraba el vestíbulo de su apartamento, sólo la luz del pasillo hacia las habitaciones de servicio estaba encendida. Seguramente Katrina aún seguía despierta.

Se despejó de sus zapatos y ropa cuando cerró la puerta de su habitación y caminó directo al baño para darse una ducha. Estaba agotado, los párpados s le pesaban.

Se vistió con unos monos de seda a la cadera verdes olivo y se recostó en su cama, el aire acondicionado lo había dejado encendido desde que se fue y ahora la habitación tenía un gran parecido a lo que sería una cava.

Se arropó hasta la garganta con su edredón y cerró los ojos. No tardó mucho en caer en un sueño profundo, tranquilo y relajante.

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 27th 2013, 15:54

Siguela
Volver arriba Ir abajo
sweetdreamJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1216
Edad : 20
Localización : En mi planeta nickland *-*
Fecha de inscripción : 07/06/2011

MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Abril 27th 2013, 20:02

Hola nueva lectora, síguela me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/andy.style2
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Story Of Us (Joe Jonas).   Hoy a las 03:30

Volver arriba Ir abajo
 
The Story Of Us (Joe Jonas).
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Love Story ! *-* Joe & Tu
» Elliott Murphy - Just A Story From New York 2011
» {121225} Tiffany @ Girls' Generation Comeback Story Preview - Subtitulado
» _Please Nick Jonas "Give love a try"_ (music & love)
» Nick Jonas y Samantha Barks oficialmente terminaron(buu noo)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: