Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 15:33

-TITULO: Su Irresistible mirada
-FECHA DE CREACIÓN: 20/03/2013
-AUTOR(A):
-TIPO DE NOVELA : Romántica
-MENSAJE PARA SUS LECTORES:
Primero que nada esta novela no es mia pero la encontre y e gusto mucho y quisiera compartirla con ustedes claro con el permiso del autor.Gracias
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 15:35

PROLOGO:

Siete meses, una semana, tres días y dieciséis horas.
Sí, llevo la cuenta. Eso duró mi relación con él, solo eso.
Supongo que fue bueno, es decir, una linda relación. Él era atento y guapo, era sensible, y salíamos mucho. Yo me la pasaba realmente bien con él. Llegué a pensar que era mi otra mitad. Pero siempre pienso incoherencias, eso es típico en mí. No me di ni cuenta y ya estaba de novia con ese inútil, ese terco bueno para nada. No sé cómo pude ser tan estúpida. Cómo puede ser tan ciega, tan infantil… guiarme por mi corazón. Tonterías, tengo cerebro y debo ocuparlo.
Solo espero no volver a caer en su trampa, no volver a enamorarme de su irresistible mirada.
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 15:36

CAPITULO 1.

Narra ______.

Veinte, treinta, cuarenta… cincuenta minutos tarde. Esto iba cada vez peor. ¿Qué acaso soy la única puntual en esta relación? Maldito se el día en que conocía a este patán. Nicholas Jonas.

Golpeó la puerta del departamento. Supe que era él porque siempre da cuatro golpes rápidos. Me paré del sofá y me dirigí a abrir la puerta. Pero papá se me había adelantado y estaba en el umbral charlando con Nicholas. Odio que se lleven tan bien. Carraspeé para hacer presencia. Papá se volteó.

- Es Nicholas – dijo mi padre contento. Suspiré molesta y él comprendió que debía darnos algo de espacio para hablar – oh, ya veo… que se diviertan – sonrió caminando hasta la cocina para tomar su cerveza y encerrase en su cuarto.
- Llegas tarde - Miré con recelo a Nick y le indiqué entrar. Él torció el gesto y se encaminó hasta la sala. Me crucé de brazos frente a él. – Y… cuéntame Nicholas, ¿Por qué llegas a esta hora? - pregunté molesta. Él evitó mi mirada.
- Pues… el auto se descompuso – se rascó la cabeza.

<> refunfuñé para mis adentros, emitiendo un gruñido, de manera que él solo tragó saliva esperando uno de mis escándalos semanales. Bueno semanales desde hacía un mes. Habíamos estado teniendo algunos problemas el último mes, discusiones, insultos, disgustos, desacuerdos, reconciliaciones, besos, abrazos, citas… todo otra vez.

- Sí, el auto – asentí con sarcasmo. – cuantas veces más se va a averiar tu porquería de auto Nicholas, ahora vamos tarde a la fiesta de Caroline – me quejé. – son las once de la noche.
- No es tan tarde, durará hasta la madrugada _____ - reclamó – no sé por qué te pones así tan agresiva cuando llego tarde – dijo nervioso.
- Tarde – reí, lo miré divertida – tarde… sí casi una hora tarde – le grité. Él hizo un gesto de disgusto.
- ¿Quieres ir o no? – gritó de vuelta. Metió sus manos a los bolsillos mientras que yo me atragantaba con mi propio aire de tan agitada que estaba. - ______ - insistió – ¿quieres ir? – preguntó molesto. Lo miré con aire asesino. Tomé mi bolso y mi teléfono y le di la espalda caminando hacia la puerta. Ya no quería más discusiones.
- Vamos – le gruñí, empezó a moverse con una sonrisa de autosatisfacción en su rostro, salimos del departamento.

No subimos al auto, di un portazo que me costaría un grito de Nicholas.

- Más cuidado con el carro – gritó enojado. Revoleé los ojos disgustada. Esto se estaba haciendo cada vez más insoportable.
- Lo siento – mascullé entre dientes, le lancé una mirada envenenada pero él ya tenía la vista al frente.

Condujo en silencio hasta llegar a casa de Caroline. La música hacía vibrar el carro de Nicholas, era ensordecedora y parecía haber mucha gente. Nick se bajó del auto y ni siquiera me esperó. Se encaminó prendiendo un cigarrillo, lo alcancé a penas y lo jalé de un brazo.

- ¿Hasta cuándo me vas a dejar atrás? – reclamé. Él me miró con seriedad.
- Hasta que dejes de azotar mi auto como si fuese cualquier cosa – gruñó tomando mi mano con brusquedad. Era oficial. Un minuto más y nos sacaríamos el cabello de la rabia.

Entramos a la fiesta de la mano, fingiendo que nuestra pelea jamás existió. Saludé a Caroline, mi mejor amiga. Estaba de cumpleaños.

- Pensé que no vendrían – me empujó con una sonrisa. Reí. Se veía divina, su cabello ondulado estaba de un brillante negro azabache.
- Tu cabello – me emocioné. – está hermoso – contemplé su melena tipo afro.
- No sabía por qué color decidirme, mamá me dijo que el negro azabache era una buena opción, ya que seguiría siendo negro, pero las personas notarían el cambio – explicó gritando por sobre la música.

El ruido era extremo y estaba tan lleno que no se podía ni caminar.

- ¿Y Nick? – preguntó Caroline ceñuda. Miré a ambos lados. Ya me había soltado la mano y había desaparecido. Suspiré.
- Debe estar con Will – me encogí de hombros.

Pasé bastante rato con las chicas, Caroline y Vanessa. Mis mejores amigas, mis hermanas. Aunque no teníamos un pequeño parecido. Caroline, tenía la piel color caramelo, rasgos afroamericanos, el cabello ondulado y los ojos grises, era hermosa; una hermosura muy extraña. Vanessa era rubia y cabello lacio, ojos color miel y carnosos labios rosados. Tan escuálida como una niña de nueve años. Pero era muy linda y tenía varios admiradores.

Pasadas las dos de la madrugada, Caroline me agarró de un brazo y me apartó de la muchedumbre enardecida. Me llevó hasta el piso de arriba.

- _______, para mí no es fácil tener que decirte esto – me gritó por sobre la música. La miré desentendida. Dejé mi cerveza a un lado. – Nick se fue hace un rato, Will acaba de decirme – torció el gesto. Fruncí el ceño molesta.
- ¿Se fue solo? – pregunté con un dejo de tristeza en mi voz. Ella negó. - ¿Con quién estaba? – grité asustada.
- Con Michell – gritó ella.

<> Pensé enfadada.

Agarré mi cosas y salí de ahí en el auto de Caroline. Tenía que irme de alguna forma a casa.

Al llegar me dejé caer en un profundo sueño. Hasta que papá me despertó a zamarrones.
- Hija – decía – Cielo despierta – susurró. Abrí los ojos, algo aturdida. Me dolía la cabeza.
- ¿Qué hora es? – pregunté sentándome en la cama.
- Las diez – dijo tranquilo – y Nicholas está en la sala, dice que quiere hablarte – masculló mi padre. Lo miré enojada. ¿Cómo tuvo la osadía de venir a estas horas y cómo pudo mi padre abrirle la puerta?
- Dile que se largue de aquí, estoy durmiendo – me tapé la cara con la almohada.
- Oh vamos ____, dice que es importante – me jaló de un brazo.
Me encaminé de mala gana a la sala. Con mi pijama y toda despeinada. Grandioso.
- Hola cariño, ¿Qué tal está Michell? – le pregunté con sarcasmo.
- Oh _____, déjame explicarte – se puso de pie. Revoleé los ojos.
- No gracias, terminamos Nick, bum, se acabó – dije seca, con la rabia desbordándose de mí.
- ______, si tan solo me escu…-
- No, ahora hazme el favor de salir de mi casa, gracias – apunté la puerta. Él me miraba con los ojos como platos. Y aunque me dolía en el alma terminar con él, ya no soportaba más… no quería seguir discutiendo, era mejor… era mejor así. Arrastró sus pies, con la cara más blanca que una hoja de papel…
- ______ - dijo antes de salir.
- Adiós – dije cerrando la puerta en sus narices.
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 15:38

HOLA ESPERO QUE LES GUSTE LA NOVELA Y SI LES GUSTA COMENTENLA PORFA SE LOS AGRADECERÍA! SE PONDRÁ MUY BUENAA!

NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 21:48

CAPITULO 2.

- Deberías hablar con él, no puede terminar así – sugirió Vanessa mientras encendía el televisor de mi sala, una semana después de mi ruptura con Nicholas.

Yo estaba en una etapa complicada. La ruptura había sido dolorosa e inmadura. Lo boté como si nada, de seguro piensa que no me dolió. Pero si me dolía, por eso ya no podía estar más con él, él se había ido con Michell y me había dejado sola en la fiesta de Caroline, y no era la primera vez que teníamos problemas.

- No sé – mascullé con cierto tono de angustia.
- Tú lo quieres – afirmó Caroline.
- Y si lo quiero qué… ¿Qué gano con eso? El me engañó – gruñí.
- Ni siquiera sabes, solo lo supones – se exasperó Vanessa.
- Bueno, como sea… no quiero volver con él, es más haría cualquier cosa por poder evitarlo en la escuela. Estoy pensando seriamente en cambiarme de las clases que nos tocan juntos – traté de parecer segura. Ella me miraron de reojo para luego poner su atención en la película que veríamos.

Iba a ser un largo año escolar.


Narra Nicholas.

- Nick – dijo Will sacándome de mi ensimismamiento – ya cambia esa cara de perro bajo la lluvia – reclamó mientras me lanzaba una cerveza. La atrapé justo a tiempo para que no se estrellara contra mi cara.
- No tengo otra cara – me quejé abriendo la lata.
- Si la tienes, olvidas la cara que pones cuando estás con Peterson- rió Billy, mi primo. Lo fulminé con la mirada.

Hacía ya una semana completa que nadie me la mencionaba, su nombre, su perfecto nombre. ______ Peterson. La extrañaba como loco, pero no podía dejar que el resto se diera cuenta.

- Auch – rió Will, mi mejor amigo – ¿no sabías que estos rompieron hace como una semana?- dijo con incredulidad. Billy abrió mucho los ojos.
- ¿Es enserio? Nicholas, ¿rompiste con _____? – preguntó mi primo un tanto preocupado. Asentí para luego beber mi cerveza.
- Es decir, no rompí con ella… ella me echó a patadas de su casa – bajé la vista.
- Las extrañas Jonas – rió Will. Moví la cabeza negando.
- No digas idioteces – gruñí llevando la cerveza a mi boca.
- Si la extrañas – dijo Billy riendo. Di vuelta los ojos. Estos dos me iban a provocar tanta ira que les iba a sacar los dientes de un golpe.
- Cierren la boca, ella lo quiso así, ahora no me importa… ella se lo pierde – exclamé tan fuerte que la madre de Will se metió en la conversación. Estábamos en la sala de su casa.
- ¿Quién se pierde de ti Nick? – dijo con una dulce sonrisa mientras nos dejaba unas galletas de chocolate recién salidas del horno, sobre la mesa.
- _______ - dije desganado tomando una galleta.
- ¿_______ Peterson?- preguntó. Oh rayos, tenía que pronunciar su nombre… se me revolvió el estómago.
- Esa misma mamá – rió Will. Hice una mueca de desagrado.
- ¿La mejor amiga de Cary?- preguntó mirando a su hijo. Caroline era la novia de Will.
- Sí, ella – asintió Will - por cierto ma, están deliciosas – dijo sobre las galletas Will.
- Gracias cielo – respondió la Sra. Harris. – y Nick, no seas así, yo creo que ambos pierden lo mismo, ella es una chica muy agradable y linda… - comentó. Yo torcí el gesto.
- Ella me botó – me defendí.
- Bueno, los dejare para que aconsejen a Nick– dijo ella con dulzura.
- Gracias por las galletas Sra. Harris – gritó Billy cuando ella volvía a la cocina.
- Y bien Jonas ¿Qué harás respecto a _____? – preguntó con mucho interés William. Resoplé.
- Ignorarla – solté de mala gana. No quería verme débil. Ya no me importaba si ella me quería o no, ella terminó conmigo, no tiene por qué preocuparme.
- Oh Nicholas… si tu madre te escuchara se moriría…ella ama a Peterson – rió Billy.
- Bueno, es mamá quien la ama, no yo – gruñí ya molesto por el tema.
- Es igual con el padre de _______, el Sr. Peterson ama a Nick – soltó una carcajada Will.
- Su padre es agradable, me costó un poco ganármelo pero, al final él me ama, soy como su hijo, lástima, ya no lo veré más –me encogí de hombros.
- Jonas… no seas tonto, siete meses a la basura por una idiotez –
- Siete meses, una semana y tres días – solté sin querer. Me maldije internamente. Soy tan estúpido.
- ¿Y cuantas horas? – se burló Billy. Lo fulminé con la mirada.
- No las cuento – mentí. Era dieciséis horas. – podemos… por favor cambiar el tema, no me hace bien.
- Como tú digas, además el partido está por comenzar – dijo William emocionado.

Nos acomodamos en el sofá y gracias al cielo el fútbol americano pudo entretenerlos para que dejaran de interrogarme sobre _____.

No tenía intenciones de arreglar las cosas, ni de hablarle, ni de mirarle por mucho que me tentara a hacerlo. Ella era muy hermosa y era casi inevitable para muchos chicos mirarla, eso me ponía mal. Yo quería ser el único con el derecho de mirarla.
Pero había cometido un error, esto era mi culpa y yo lo tenía bien claro. No sé cómo pude irme con Michell esa noche. No pasó nada serio pero dejé a ______ botada en casa de Cary como si nada.
Soy excelente metiendo la pata cuando estoy ebrio. Y vaya que estaba ebrio en la fiesta, no sé cómo pude levantarme e ir a ver a _____ en la mañana, apenas podía mantenerme en pie. Pero quería explicarle que no había pasado nada entre Michell y yo. Ella no quiso escucharme y me cerró la puerta en la cara.


Me sentí pésimo ese día, ni siquiera comí. Mi madre no está enterada de la ruptura y le dará un paro cuando lo sepa. Ella adora a _____, es a la única novia que ha aceptado.

La semana entera me la pasé evitando a _____ en los corredores de la escuela, pero en clases es imposible. Tenerla cerca sin que me cruce la mirada es torturador.

Mi teoría es que ella dejó de quererme. No cuando terminamos sino que antes. Hace como un mes que teníamos constantes peleas absurdas.
Esto rebasó nuestro vaso de agua. No dábamos para más.

Joder, si la extraño, pero no quiero que ella se entere… si ella no me extraña a mí.
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 21:51

Ojala alguien lea la novee es muy linda Sad

NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 20th 2013, 21:53

CAPITULO 3.

Narra Nicholas

El Lunes no fue un día normal que digamos, tan solo el pensar que vería a Peterson me traía vuelto loco. Tenía que aguantar las clases con ella, compartir la mesa en el almuerzo.
Al menos la semana pasada ella se sentó con Angie y Sophie, sus primas, solo por evitarme. Pero sé que no aguantará más sin Caroline y Vanessa. Y tendrá que volver a nuestra mesa.
Odio que compartamos amigos.

- Nicholas, ya se hace tarde para la escuela – dijo Denise. Mi madre. Miré mi reloj de pulsera y noté que faltaban quince minutos para las ocho de la mañana. – Ya Nicholas! Apresúrate debes pasar por _____ - insistió. Revoleé los ojos y agarré mi mochila.
- _____ ya no va conmigo a la escuela – gruñí besando la mejilla de mi madre.
- ¿Se cambió de escuela? – preguntó horrorizada. Resoplé.
- No… es solo que, ya no la llevo en mi carro más – me encogí de hombros.
- ¿Por qué? – preguntó desentendida. Quise ahorcarla. Pero es mi madre.
- Mamá ya es tarde para la escuela, adiós – gruñí saliendo de casa corriendo hasta el auto.


Llegué a la escuela justo cuando la campana sonaba y todos corrían a sus salones con desespero.
Reí. Jackson Kinggen se tropezó y derramó su bebida sobre una chica.
Esperen… esa chica era ______.
Maldito seas Jackson Kinggen. Sin darme cuenta, me encontraba corriendo hacia ellos, mientras los pasillos se vaciaban.

- Qué inútil eres Jackson– le reclamé, me miró ceñudo. Luego miré a ______, que meneaba su trasero camino a su salón, caminaba con la cabeza en alto. Pff, que orgullosa.
No pude evitar pensar que se veía hermosa con esos shorts que dejaban poco a la imaginación y esa blusa floreada… estoy delirando.

<>


- No molestes Jonas – me gruñó Kinggen.
Sacudí la cabeza y me encaminé a Botánica. Ya iba tarde y de seguro recibiría castigo. Odio la escuela. Más si no tengo con quién distraerme. Extraño a _____ Peterson. Lo gritaría si mi orgullo no me lo impidiera.



Narra _________.


¡Ah! Como odio al inútil de Jackson. Me tiró la bebida encima y quedé empapada. Mi perfecto atuendo ahora quedó hecho un asco.
Me tiraría por la ventana si mis ganas de golpear a Jackson no fueran tan urgentes.
Y además estaba algo confundida. ¿Estaba Nick “defendiéndome”? … es decir, fue hasta Jackson y lo trató de inútil por ensuciarme.
No entiendo a los hombres. Pero bueno, él no es más mi problema así que estoy salvada de lidiar con él.

En el cambio de hora corrí a mi casillero en busca de otra blusa que hiciera juego con mis accesorios y con mi Shorts, pero no encontré nada decente, solo una playera blanca de tirantes y muy apretada.

Es esto o lucir mi nuevo brasier.
La playera sin duda era mejor opción.

- Divina – se burló Vanessa cuando me vio salir del compartimiento del baño ya con la playera en su lugar. – realza tu busto – comentó arreglando su rubio cabello.
- Me queda muy ajustada – gruñí entre dientes.
- Alguien se pondrá como loco cuando te vea – canturreo. Negué con la cabeza.
- Que sexy – dijo Cary entrando al baño.
- No me siento exactamente sexy… más bien parezco una… una mujerzuela – gruñí. Ellas rieron a coro.
- Te ves bonita – me dijo Vanessa con una de esas miradas sinceras. Resoplé.
- No tengo otra opción- reí.

Salimos del baño y nos encaminamos cada una a su clase. Comencé a incomodarme cuando me percaté de que todos los ojos se posaban en mí. Puse mi bolso por delante de mí para esconderme. Mis mejillas comenzaban a enrojecerse de la vergüenza. De seguro parecía una golfa.

Pasé el resto de la mañana escondida tras mi bolso y con la cabeza gacha. Eso no era típico en mí, pero en una situación así era necesario.

Cuando llegó la hora del almuerzo, me alegré de veras, mis primas Sophie y Angie eran de mi misma talla y de seguro me prestaban una prenda para cubrirme o algo.

- Sophie – saludé a la castaña de ojos marrones que se encaminaba hacia mí. Me miró ceñuda.
- ¿Y este nuevo look? – rió ella.
- Lo detesto, ¿tienes algo que me cubra? – le pregunté con las cejas arqueadas. Ella se sacó su suéter de cachemir y me lo aventó en la cara. – que dulce eres – reí colocándome el lindo suéter color durazno.
- Lo soy – sonrió – oye… debo irme a casa ahora, Angie está en la clínica con una toz terrible y mamá no puede dejar a Katy sola en casa, tú entiendes, debo cuidar a la nena mientras mamá va por Angie al médico – hizo una mueca disculpándose.
- Pero Sophie… ¿con quién almorzaré? – pregunté algo asustada.
- Con Cary y Nessa, como siempre- aclaró- oh… de veras que Jonas y tú rompieron… - hizo una mueca – pero, vamos _____, no pasará nada si comen en la misma mesa, ¿No? – sonrió con dulzura. Agaché la cabeza.
- Supongo que puedo soportar por hoy – me encogí de hombros. – pero no falten mañana – mascullé.
- Yo vengo seguro, pero Angie está mal.
- Oh, bueno envíale mis saludos y que se recupere… y dile a Tía Karen que mi padre quiere ir a visitarla hoy en la tarde – sonreí.
- Bien – me abrazó. – suerte en el almuerzo. – guiñó un ojo.
- La necesito, gracias Sophie – me despedí y ella salió de ahí en un abrir y cerrar de ojos.

Estúpida que se va cuando la necesito, al menos hizo algo útil y me prestó el suéter. Caminé hasta mi almuerzo y luego de vuelta, rogando al cielo que a Nicholas se lo haya tragado la tierra o algo por el estilo.

- Peterson, por aquí – gritó Caroline. Suspiré analizando la mesa.
William, Vanessa, Billy… y Nicholas. Grandioso.

Caminé hasta ellos y me senté junto a Vanessa. Bien lejos de Nick. Miré mi plato con ansiedad y me atraganté con Jugo de naranja.

- ¿Qué tal _____? – preguntó Will con una amplia sonrisa. Tosí por atragantarme el jugo.
- Bien – dije entrecortadamente por estar tosiendo. Billy soltó una sonora carcajada. – todo excelente – mascullé cuando me compuse. Un incómodo rubor subió hasta mis mejillas.

Miré de reojo a Nick que estaba muy concentrado en su teléfono. Quizás mensajeaba a Michell. Como odio a esa pe*rra.

- ¿Y Angie con Sophie? – preguntó Vanessa mientras picaba con el tenedor su salchichón.
- Angie está enferma y Sophie acaba de irse a cuidar a mi prima pequeña, Katy – me encogí de hombros.
- Bueno ya era hora de que volvieras a nuestra mesa Peterson – agregó Billy.
- Supongo – dije algo indiferente.
- Los veo en clase – sonó en mis oídos la profunda voz de Nick, se puso de pie y nos dejó.

Rayos, ¿desde cuándo se vestía tan bien? Se veía tan adorable, esos pantalones, y esa sudadera que dejaba al descubierto ese par de brazos tonificados y levemente bronceados.

- Ya no es tuyo, no lo mires – rió Will. Sacudí la cabeza.
- No lo miraba – dije poniendo la vista en mi plato. Se me había quitado el hambre.





* jshjdhjd nick <3
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 21st 2013, 08:04

Hola nueva Y Primera Lectora Me Encanta siiguela
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:18

Hola mil disculpas por no poder haber subido otro capitulo ! Estos días han sido demasiados duros ya que mi tío falleció lo siento ahora le subo algunos capitulos ! Gracias a mi primer lectora! espero tener mas!

NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:29

CAPITULO 4

Narra Nicholas.

Estúpida Peterson. ¿Por qué tiene que ser tan condenadamente sexy? ¿Por qué no es solo normal y poco llamativa? ¿Es que quiere que me agarre un paro cardiaco?

La detesto. Más bien, lo contario, la deseo pues la extraño. Pero la deseo tanto que me provoca odiarla.

Cuando se sentó en nuestra mesa creí que estaba atrapado en un sueño. Es decir, ella ahí, con ese provocador short de mezclilla celeste y un suéter de cachemira color ¿Durazno?... bueno, como sea, le quedaba espléndido, ceñido al cuerpo.

Traté de comportarme normal, pero es obvio que soy un grandísimo idiota… tomé mi teléfono pues estaba vibrando en mis bolsillos. Lo miré.
<<¿Me odian? ¿Es eso?>> Pensé furioso.

Michell acababa de enviarme un texto. Maldita Michell, es casi tan sexy como _____. Pero le faltan un par de tornillos. No niego que sus encantadores ojos azules son de muerte y su cabello castaño con ese flequillo es adorable, pero no se compara con ______, ella irradia hermosura hasta por los poros-sean lo que sean- Y además su cabello es más brillante que el de Michell, lo que es más atractivo, le cae con suavidad sobre el hombro y se ve tan sedoso…

<>

Escuché como los chicos molestaban a _____, se puso roja. Escondí mi cara mirando a un lado, yo también empezaba a colorarme.
Miré el texto de Michell.
“Nick, ¿podemos vernos fuera del laboratorio? Es una urgencia, sé que entenderás dulzura, antes del toque de entrada-Michell”

- Los veo en clase – mascullé levantándome sin mirar a _____. Me largué de ahí, y de inmediato me sentí más calmado.

Pero tenía que ver a Michell y eso era un problemón. Ella estaba más loca que una cabra y eso es desagradable.
Caminé por el pasillo casi vacío y llegué algo nervioso hasta Michell, que estaba sentada en el piso con la nariz en un libro.
¿Un libro? ¿Para qué querría Michell un libro? ¿Sabía leer acaso?
Carraspeé para que notara mi presencia. Alzó la vista y me dedicó una sonrisa. Traté de sonreír pero la verdad es que no me encontraba feliz como para hacerlo.

- Recibiste mi texto – se puso de pie. Asentí – Me alegro – sonrió – ven aquí – abrió la puerta del laboratorio. – es más privado – se mordió el labio. Fruncí el ceño.
- Estoy bien aquí – traté de sonar seguro. Ella hizo un puchero.
- Vamos Nicky, yo no muerdo – pestañeó muy rápido. Me tensé. Oh las mujeres me sacan de mis casillas.
- De acuerdo – resoplé entrando tras ella.

Michell cerró la puerta y me miró fijo. La miré ceñudo.
¿Qué trama esta niña?
Se acercó con cuidado. Me hice hacia atrás y ella soltó una risita boba. Quería salir de ahí cuanto antes.

- Me llegaron unos comentarios de mal gusto – dijo hablando con una voz irreconocible, parecía un gato ronroneando. Me estremecí del susto. Dio otro paso al frente, y no pude retroceder más, ya estaba contra la pared. –
- Ah… - solté nervioso. Tratando de mirar lo que fuera menos a Michell.
- Sí, dicen… dicen que por mi culpa tú y Peterson han terminado – se encogió de hombros. Se relamió el labio y comencé realmente a entrar en pánico.
Ya sé, a cualquier chico de la secundaria le encantaría estar en mi lugar, pero en esas instancias yo desearía incluso estar en el lugar de Tomy “el ñoño” Clark. Ella dio otro paso adelante, chocando el aliento mentolado en mi cara.

- N-no fue tu culpa Michell – dije algo nervioso.
- Ah, ¿no? – hizo un puchero. Es oficial, la detesto.
- No, eso es algo que solo Peterson y yo sabemos, esos rumores son falsos, tú no tienes nada que ver, es ilógico – dije haciéndome a un lado en mi intento de alejarme de ella.
- ¿es ilógico? – preguntó ofendida.
- Exacto – afirmé caminando con disimulo hacia la puerta. – eso podría pensarse si tú y yo tuviésemos algo, pero no es así y no será así – asentí tocando la manilla de la puerta. Vi como la decepción se apoderó de sus expresiones. Tragué saliva. Ella se acercó con paso decidido, y antes de darme cuenta estaba pegada a mi boca.

Fue un beso muy corto. Pues no lo respondí, en cuanto se separó de mí, sonó la campana. Y la puerta se abrió. El maestro de ciencias y medio colegio estaban del otro lado del umbral mirándonos con los ojos muy abiertos. Me avergoncé mucho. Michell se ruborizó…

- No quiero demostraciones de afecto en mi salón Jonas, Riff – dijo refiriéndose a Michell y yo.
- Profesor, no es lo que…-
- Fuera de la sala, usted no tiene clase conmigo ahora – ordenó.

Salí a toda prisa de ahí, siendo perseguido por las miradas de medio colegio.
Por culpa de Michell Riff mi vida en la secundaria se estaba arruinando. Primero pierdo a ______, y ahora esto. Un profesor y unos quince alumnos nos vieron en media escena de un beso.

<>

Lo peor era que después de esa escena tenía clases con ______.
Odié con todo mi ser ese día.

Entré al aula que se estaba llenando de a poco. Pero Peterson no estaba por ningún lado. Me senté al fondo. Aunque solía sentarme al frente en Historia pero eso era cuando ______ y yo éramos novios.

- Nick – sonrió Bruce, un compañero – ¿qué te trae por acá atrás? – preguntó.
- No lo sé, creí que sería bueno un cambio – traté de sonar convencido.
- ¿Terminaste con ______?- preguntó como si leyera mi mente. Condenando Bruce.
- Si – mascullé por lo bajo. Él me miró compasivo.
- Lástima, hacían linda pareja- se encogió de hombros.
- Sí, gracias por recalcarlo – gruñí.
- “hacían” – dijo Bryan, otro compañero sentándose con nosotros – antes, ahora Nick está con Michelle Riff – soltó como si nada. Abrí los ojos como platos.
- ¿qué mier*da dices Bryan? – grité lleno de ira - ¿Quién ha dicho eso? –
- Tranquilo Jonas, no negarás que la estabas besando en el laboratorio… aquí todos se enteran de todo – rió… golpeé la mesa iracundo.
- Maldito sea el día en que Michell apareció aquí – gruñí entre dientes.
- Uh, parece que Peterson se ha enterado… - dij Bruce apuntando la entrada. _____ venía con los ojos rojos como si hubiese llorado.

Una maldita sensación de impotencia se apoderó de mí. Me sentí tan imbécil.
Si existía alguna posibilidad de volver con ______, se había esfumado por culpa de Michell.


Narra __________.


- Maldita pe*rra barata – dije por lo bajo cuando Vanessa me dijo lo que pasaba. Todos iban comentando camino a sus salones que Nick y Michell estuvieron besándose en el laboratorio de ciencias. Me hervía la sangre y no evité soltar una lágrima.

No, no estaba triste. Yo también lloro cuando quiero ahorcar golfas y no están cercas para patearles el trasero.
Y encima, me tocaba Historia con Jonas. Esto era un augurio de muerte.
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:31

CAPITULO 5

Intenté secar mis absurdas lágrimas y entré al salón con la cabeza gacha. No quería que Jonas me viera en esas condiciones. No era lo mío permitir que la gente me viera llorar. Pero no tenía opción.
Y repito. No lloraba por tristeza. Sino de rabia.

Escuché como todos comentaban la escena de Michell Riff y Nicholas Jonas.
Cuando el profesor entró, gracias al cielo, todos se callaron la boca.

Al término de las clases, Caroline y yo nos fuimos al centro comercial a tomar un café. Estábamos pasándola de maravillas hasta que de la nada apareció Vanessa, con una enorme sonrisa y agitada. Al parecer tenía algo que decir.

- No me van a creer esto – exclamó muy contenta mientras se sentaba a nuestro lado en la cafetería.
- Creí que irías con Billy al cine Nessa – dijo Cary algo extrañada.
- Eso hice… pero me vine apenas terminó la película. No me van a creer lo que me dijo Billy- musitó emocionadísima. Reí, ella no estaba interesada en Billy pero jamás rechazaba una invitación al cine.
- ¿Te pidió ser su novia? – me burlé tomando un sorbo de mi café.
- No… - sonrió con aire de satisfacción – no, pero escuché de alguien que quiere a su novia de vuelta – rió. Revoleé los ojos, era obvio que inventaría una historia sobre Nick…
- Escúpelo Vanessa ¿Qué esperas? – dijo Caroline muy interesada.
- Bien, Billy me confidenció que el rumor sobre Michell Riff y Nicholas, es mentira… ella lo persigue pero él no está nada interesado – me miró con aire divertido - más bien Nick dice que está vuelto loco sin ti _____, que está muy apenado de que te enteraste sobre algo falso – me miró – dice que quiere hablarte pero no sabes cómo has de reaccionar tú – finalizó encogiéndose de hombros.
- ¿Y desde cuando Vanessa Gordon le cree a Billy Miller? – reí.
- Desde que habla con seriedad como jamás lo hace. Créeme _____, Nick quiere volver contigo, quiere que hablen… no te cuesta nada dejarlo dar algunas explicaciones – sonrió
- No ______ - exclamó Caroline – Volver con tu ex es como comerte el vómito – hizo una mueca de asco.
- Cary tiene razón – dije bebiendo un sorbo de mi café. - la idea de comerme mi vómito no es nada atractiva – arrugué la nariz.
- Oh vamos _____, tú lo quieres aún, puedo notarlo en tu pobre intento de aparentar que ya no te gusta, pero sigues pensando en él… dime que no recuerdas la… - bajó la voz – la primera vez que… tú sabes, lo hicieron… - sonrió. Oh estúpida Vanessa Gordon.


*Flash Back*

La temperatura había subido de golpe. La habitación estaba sofocando a _____, y a Nicholas le sofocaba la ropa.
Los apasionados besos se estaban convirtiendo en algo más. Y ambos sabían, que después de tres meses de relación formal, estaban listos. Pero parecían nerviosos aún. Nick trató de abarcar más espacio con sus manos, pero le era difícil cuando ella se concentraba tanto en sacarle la sudadera. Él no quería incomodarla. Quería que fuera perfecto.
Y ella estaba tan absorta en las caricias y besos de Nick, que estaba cegándose por completo. Ya no le importaba nada. Nada que no fuera tener a Nicholas esa noche con ella.
Lo besó, quería besarlo hasta que sus labios se secaran. Quería tocarlo, quería hacerlo sentir placer. Y por parte de él, lo mismo, Nicholas quería que ______, le diera por escrito que nadie podría igualársele en ese ámbito.

*Fin Flash Back*


- _______, ¿Estás escuchándome? – preguntó Caroline sacándome de mis pensamientos. Me miraba ceñuda. - ______ - me empujó desde su asiento. La miré algo retardada.
- ¿ah? – pregunté.
- Mira quién va ahí – apuntó Cary afuera de la cafetería. Por donde pasaban Nick, Will y Billy. Riendo y charlando muy a gusto. Los seguí con la mirada hasta que se me perdieron entre la gente.
- _______... ¿Responderás mi pregunta? – se quejó Nessa con irritación.
- ¿ah? – dije otra vez algo aturdida.
- Estás con el síndrome de las relaciones pasadas – rió Cary.
- Están locas – bufé.
- ¿______ le darías la oportunidad a Nicholas de hablarte? – preguntó Vanessa. Yo dudé unos segundos - _____...- insistía.
- No – dije con rotundidad para beber el último sorbo de café. - ¿Terminaron de hablar de Jonas o podemos irnos a casa? – musité muy fríamente.
- No te enfades Peterson, estamos hablando tranqui…-
- No me importa – le corté poniéndome de pie. Tomé mi bolso.l
- Te pones tan tonta, como antes de estar con Nick… así eras antes de estar con él y ahora mírate, vuelves a ser la insoportable Peterson – me gruñó Caroline. Le di la espalda y salí de ahí a toda prisa. No tenía ganas de hablar de Nicholas y mis supuestas amigas no comprendían eso.

Caminé hasta las escaleras mecánicas y antes de poner un pie en ella una voz me detuvo en seco.

- _______ - era el inconfundible tono de William Harris.

<> Me dije a mi misma. Pero fue tarde, ya me había volteado estaba yendo hacia él con lentitud. A veces actúo mucho más rápido de lo que pienso.

- Will – dije nerviosa, buscando a Nick con la mirada. Pero estaba unos metros más allá con Billy, parecía que estaban discutiendo algo. Una discusión acalorada.
- ________ -repitió con nerviosismo- ¿Te puedo hacer una pregunta? – sonrió. Dudé…
- Ya hiciste una…- intenté sonar relajada. Él soltó una risita. – pero adelante, habla – sonreí con mediocridad.
- Emm…- carraspeó – Tenía la duda ¿Sabes? No sabía si ir directo a ti o hablar con Cary primero, pero me pareció que así, contigo sería mejor – aclaró - ¿Te molestaría que cierta persona se acercara a ti un día de estos a hablarte? – preguntó sonriente. Lo miré ceñuda.
- ¿De qué hablas? – dije haciéndome la desentendida cuando en verdad era obvio de qué me estaba hablando. Él soltó una risa nerviosa y miró de reojo a Nicholas y a Billy que seguían discutiendo a espaldas de nosotros.
- Sabes de qué hablo _____ - dijo mirándome con dulzura – lo sabes muy bien – espetó. Miré el frío piso blanco y cuadriculado del centro comercial. Intentando ganar algo de tiempo. Pero fue inútil.- ______ - insistió él. Lo miré con seguridad.
- No… no me molestaría, pero no me agradaría del todo – hice una mueca – no sé si me explico… -
- No, está bien, comprendo… quieres dejar que se enfríen las cosas y es comprensible – musitó tranquilo – pero es necesario que sea pronto…-
- Está bien, pero ahora debo irme – mascullé con la voz temblorosa de los nervios que me provocaba hablar de Nick.
- ¿Eso es un sí?- preguntó esperanzado.
- Sí – suspiré – adiós – le dije para luego ir a la escalera mecánica.

Escuché como molestaba en voz altísima a su amigo. Moví la cabeza muy molesta.
No quería hablar con él.
¿A quién engaño?
Sí quería.
El hecho de que Nessa comentara aquello sobre nuestra primera vez… me puso la piel de gallina. Y me dieron ganas de tenerlo conmigo otra vez. De tener la certeza de que era mío y no de Michelle Riff.
Pero mi orgullo era grande y me lo impedía.



Narra Nicholas.

- Voy a matarlo – gruñí mientras Billy me alejaba de William porque el muy idiota había ido corriendo a hablarle a ______.
- Tranquilo Nick, solo actúa como que no tienes idea de qué están hablando – sonrió él. Revoleé los ojos. Estaba muy, pero muy molesto con Will.

Es mi mejor amigo, pero está levemente obsesionado con creer que _____ y yo estamos destinados a regresar.

- Soy un pésimo actor Billy – dije entre dientes.
- Esfuérzate Jonas – me sacudió de los hombros – además, esto te beneficia. Veo que mueres por volver con ella – asintió.
- No, no muero por volver con ella. Peterson me odia Bill y lo sabes muy bien… cree que Michell y yo tenemos algo…. – dije en voz baja rojo de la ira. Billy movió la cabeza.
- Yo le dije a Nessa que le comentara a Peterson que eso de Michelle Riff y tú es una mentira – musitó él. Resople.
- Bueno sí… eso está bien, gracias- le comenté intentando calmarme.
- Ahora solo respira, o ella notará que estás molesto con Will – dijo Billy mirando por sobre su hombro a _____.
- ¿Ya se fue? – pregunté.
- No aún… se despidió… ya, se ha ido – afirmó.
Volví a respirar con normalidad. Bueno, hasta que Will llegó a mí.

- Eres un maldito imbécil – le golpeé el brazo. - ¿Qué parte de “no le hables a Peterson” no has entendido grandísimo idiota? –
- Auch – se quejó – Nick pon más cuidado en cómo me tratas hermano- me miró ceñudo – y agradece que convencí a Peterson de escucharte – rió en voz alta. Volteé los ojos.
- Escucharme… claro. No tengo nada que decirle a______, William – gruñí.
- Ya te entrenaremos cachorro – me empujó Bill.
- No soy un perro – exclamé ya arto de sus comentarios.
- Gruñes como uno – se quejó Will – y te apuesto a que _____ piensa que muerdes como uno – rió William
- Te voy a… –
- Tranquilo Nicholas, solo relájate, nosotros vamos a decirte exactamente qué decir –
- ¿ustedes quieren que vuelva con ella no es así?...- los miré fijo y ambos se encogieron de hombros – porque yo no quiero volver con Peterson.
- Si quieres – rió Billy.
- Que no –
- Que si –
- Que no, maldito infeliz – empujé a Will.
- Bueno al menos háblale de intentar ser amigos… así nuestra hora de almuerzo no se ve afectada por sus shows de diva y tus desesperados intentos de salir corriendo – rió Billy.
- Son unos idiotas – gruñí por lo bajo.




*Que tal les parecee?
Me recomiendan porfa? Sad

Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:48

Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:55

CAPITULO 6

Narra Nicholas.

El hecho de que mis amigos me estuviesen obligando a volver con ______, me parecía ilógico. A ellos no les afecta en lo absoluto, cómo esté yo con ella.
Es decir, no les incumbe.
Yo extraño a _____, eso es cierto. Pero no la amo. Le tengo un leve cariño y siento una… digamos que “atracción” por ella.

Son las secuelas que deja una relación de siete meses. No es fácil olvidarme de cómo la pasábamos, de cómo la besaba… de como tomaba mi mano y jugaba con mi dedo índice cuando estaba nerviosa…
Recuerdo la primera vez que la besé. La vez que le pedí ser mi novia. La vez que tomé su mano en público para demostrarle que iba en serio… la vez que… la primera vez que hicimos el amor…

<> Me sermoneé a mí mismo. << Es absurdo Nicholas, es tu pasado>>

Suelo contradecirme cuando estoy nervioso, y ahora que debía ir a hablarle a ______, encontraba sumamente nervioso.
No dejaba de pensar idioteces.


Llegué a casa a eso de las ocho. Mamá tenía la cena lista y agradecí eso. Ella siempre me hacía sentir bien con su deliciosa comida.
Era bueno, en ocasiones, ser hijo único.
Digamos de “único”. Sí, entre comillas.
Pues lo soy desde que Kimberly, mi hermana menor falleció hace unos siete años. Tenía Leucemia, y no estaban funcionando los tratamientos. Lo peor era que era chiquita, solo tenía cuatro años, y yo tenía once.
Desde entonces, mamá se esmera el doble en cuidarme, ya que tiene miedo de perderme a mí también. Y si llega hacerlo se quedaría sola, porque mi papá está todo el tiempo trabajando y aunque esté en casa, es como que tiene la mente en otra parte.

- Hola cielo – sonrió Denise - ¿Qué tal tu día? – preguntó.
- Eh… bien – me encogí de hombros y besé su mejilla.
- ¿Bien-Bien o… Bien-Mal? – preguntó con desconfianza.
- Qué bien huele, ¿has hecho papas asadas? – pregunté evitando su pregunta.
- Sí, eso son…. ¿Vas a responder a mi pregunta cielo? – repitió mientras ponía las cosas en la mesa.
- ¿Cuál pregunta? – dije haciéndome el tonto mientras le ayudaba con los platos.
- ¿Estás realmente bien? – dijo mirándome fijo. Dejó las cosas a un lado y se acercó. Genial, ahora no podré mentirle.
- ¿Por qué no lo estaría? –reí nervioso. Ella frunció el entrecejo. Tomé aire.
- Porque acabas de responderme con otra pregunta, por eso - aclaró con preocupación – algo pasa… -
- Nada pasa – miré el piso. Evitando su mirada.
- Nick, cielo – me tomó de la cara para mirarme bien – algo pasa, te conozco… estás muy distraído – musitó.
- Bien… no tuve un día excelente, es todo – me encogí de hombros.
- ¿Un día? ¿Estás seguro?... hace varios días que estás comportándote extraño – insistió. Oh, Denise, si no fuese mi madre estaría en mi lista negra por hacerme tantas preguntas
- Las cosas no han salido del todo bien... últimamente – admití mientras me sentaba a comer, ella se sentó frente a mí.
- La escuela no es… ya me lo hubieses dicho. ¿Es _____? – preguntó.

<< Oh, directo en la llaga madre>>

- Si – dije en un tono cortante.
- ¿Qué sucede?... no me digas que está embarazada – exclamó.
- No madre – gruñí.
- ¿Y entonces?- preguntó.
- Terminamos…- dije con un hilo de voz.
Vaya, de veras que me afectaba. Se me había quitado repentinamente el hambre. Sentí algo muy extraño en el pecho, la extrañaba muchísimo pero no iba a decirlo en voz alta.
- Ya veo – dijo ella con ternura. La miré asombrado. No parecía escandalizada o triste. Parecía comprenderme. – Se nota que la querías – añadió. Hice una mueca, para dar a entender que estaba de acuerdo con su afirmación. - ¿Hace cuánto rompieron? – preguntó.
- Una semana – mascullé dejando mi tenedor a un lado.
- No es tanto… puede que hayan posibilidades de volver – sonrió.
- No… ella no quiere ni verme – aclaré. Mi voz sonaba muy seria y dolida. Me sorprendí a mí mismo. – pero Billy y Will piensan que al menos sería prudente intentar ser amigos – me encogí de hombros y mamá mi miró ceñuda.
- No, nada de eso. Nicholas… estuvieron juntos ¿Cuánto? … Siete meses… -
- Siete meses, una semana y tres días- solté otra vez. Soy un imbécil, esto deja al descubierto cuanto la extraño.
- ¿No cuentas las horas? – se burló mamá.
- Mamá – gruñí.
- Lo siento… Nick, habla con ella, no creo que te odie o algo por el estilo. De seguro si hablan todo se soluciona – aseguró – y procura hacerlo con tacto, no seas un bruto como tu padre… - advirtió.

Recordé de forma automática la noche de la fiesta. La traté como un imbécil, ¿cómo no iba a odiarme ahora?.
Tenía que hablarle, pero no sabía cómo.

<> me dije a mí mismo. <> seguí pensando <>




Narra ________.
Llegué al departamento y para variar papá no estaba. Dejé mis cosas sobre el sofá y preparé cena para uno. No tener hermanos es un lujo. Así soy la consentida de papá.
No tener mamá es la parte complicada. No me duele tanto por que no la conocí. A veces me da un poco de rabia saber que se fue. Sin embargo las mamás son necesarias y he sufrido mucho sin ella.
Papá dijo que mi madre, Melissa, se fue con la excusa de ir a cuidar a su madre; mi abuela, que estaba muy enferma; y nos dejó cuando apenas yo tenía un año de edad. Nunca llamó, nunca volvió.
Pero envió una carta. En la que daba sus explicaciones. Decía estar en una fuerte depresión, y no aguantaba la presión de tener una familia.
No sabía organizarse bien conmigo y con el trabajo, menos con un marido.

Yo digo que simplemente era una mujer muy irresponsable e inmadura. Es decir, tenía treinta años. No era una niña, ni menos una mujer que no contara con el apoyo de su esposo.

Papá me ha educado muy bien hasta el día de hoy. Con ayuda de tía Karen, su hermana. Ella es como mi figura materna.

Cociné unos espaguetis y me senté frente al televisor. A eso de las nueve llegó papá. Venía contento. Había estado en casa de tía Karen.
- Hola pa – dije mientras lo abrazaba.
- Hola cielo – besó mi mejilla mientras se sentaba a mi lado.
- ¿Qué tal tía Karen y Angie? ¿sigue enferma? – pregunté.
- Están bien, Angie solo tiene gripa – se encogió de hombros.
- Me alegra que no sea nada grave – sonreí.
- Y tú… ¿Qué tal la escuela? – preguntó dulcemente. Suspiré con irritación.
- Todo … bien – dije sin muchas ganas
- Eso me suena a más o menos – rió él. Me sacó una risa.
- Estoy cansada, es todo – le dije dándole otro abrazo – iré a la cama, tengo mucho sueño – musité.
- Buenas noches cielo – besó mi frente.
- Papá…- mascullé – te quiero –
- Y yo a ti tesoro – sonrió con ternura – que duermas bien – dijo.


Se preguntarán por qué no le comenté a mi padre lo de Nicholas. Verán, no es fácil para una chica, que es hija única, hablar con su padre sobre chicos. Menos cuando la razón por la cual pienso en chicos es porque durante toda la tarde no pude sacarme de la cabeza el comentario de Vanessa.

Aunque papá adoraba a Nicholas, porque le inspiraba mucha confianza.
Pero yo no estaba segura de si a mí me seguía dando confianza Nicholas. Es decir, no creo eso de que Michell invente cosas y que Nicholas es la pobre víctima. Es más, me parece patético.
Michell Riff, a pesar de ser una pe*rra, es muy popular, es muy codiciada; la mitad del equipo de fútbol muere por ella (La otra mitad muere por mí), y de seguro a un chico como Nick no le molestaría la compañía de Riff.

Extraño a Nicholas, pero dudo mucho que de que él me extrañe a mí. Lo conozco, sé cómo piensa. Quizás extraña besarme o extraña que lo dejara tocarme todo lo que quisiera. Pero a mí, como persona, es obvio que no me extraña.

Cerré la puerta con pestillo y me dejé caer en la cama. Tenía que aclararme un poco.
Miré a mi izquierda y vi un retrato colgado en la pared. Éramos Nick y yo, una foto del primer mes. A su lado, había una de nosotros el segundo mes. Y así hasta llegar al séptimo.

<>

Sacudí de la cabeza. Estaba perdiendo los estribos. Me estaba volviendo loca. Y loca por volver con Nicholas.
No dejaba de recordar la forma en que me tocaba, y me besaba, la manera en la que me hacía reír y me consolaba.

Tenía que poner de mi parte cuando se acercara a mí.
Sí. Tenía que pedirle disculpas por no haberlo oído cuando iba a explicarme las cosas. Iba a decirle que volviéramos.



*Son tan tontos
pero belloss
sin duda se aman jaja :$
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 20:57

CAPITULO 7

Narra_______.

Desperté a causa de que mi padre golpeaba mi puerta con desespero. Me estiré en la cama aún somnolienta.
- Ya desperté – gruñí mientras me ponía de pie y bostezaba. - ¿Qué quieres? – dije abriendo la puerta.
- Ya son las siete – musitó mientras volvía a la cocina, estaba preparando, como cada mañana, el desayuno. – Apresúrate, o llegarás tarde a la escuela – dijo apagando el hervidor del agua.
- De acuerdo, tomaré una ducha – me fui al baño, arrastrando mis pies con suma pereza.
- Rápido _______- gruñó él.
- Sí, sí –


Me bañé rápido y me vestí sin mucha preocupación, me cepillé el cabello y me maquillé de manera sutil. Hacía un día nublado y algo freso. Opté por jeans oscuros y una camiseta roja.

Desayuné con papá antes de que partiera como cada mañana al trabajo y luego agarré mis cosas para irme.
Tediosa escuela. La detesto. Si no fuera porque Vanessa Gordon y Caroline Fox son mis mejores amigas, y están ahí, yo habría dejado la escuela del puro aburrimiento que ésta me provocaba.

Caminé hasta tomar el autobús. Ahora que Nicholas no pasaba por mí, yo tenía que partir más temprano para alcanzar ese ordinario medio de transporte.

Llegué a la escuela cinco minutos antes de las ocho. Mientras caminaba a la entrada, vi como el auto negro de Nicholas Jonas se estacionaba a un lado de la calle. Y bajaba con ese estilo tan propio que tiene. Era encantador. Pasó como en cámara lenta. El viento sacudió su cabello, y cerró la puerta con un aire descuidado. Se relamió el labio inferior, caminó cruzando la calle mientras se llevaba la mano al cabello para ponerlo en su lugar.
Suspiré, era una visión celestial.

- _______, ¿Qué tal? – era Billy que se acercaba. Se me formó un nudo en el estómago.
- Oh… - balbuceé –Bill – sonreí nerviosa, Nick se acercaba –Hola – dije finalmente.
- Bill – dijo Nick dándole un saludo con la mano. Se veía muy serio. Estaba a medio metro de mí, saludando a su primo y no evité dejar escarpar otro suspiro.
- Hola Nick – respondió Billy. Nicholas se alejó arreglando su mochila en el hombro. Lo quedé mirando. – tranquila ______ - rió Bill al notar que miraba a su primo. – en el almuerzo se acercará a ti – guiñó un ojo y me jaló a la escuela.
- No hablarás en serio ¿O sí? – dije temblorosa.
- ¿Tengo cara de estar bromeando _____? – sonrió.
- No…- mascullé.
- Por cierto, te ves increíblemente bonita hoy, eso es un punto a favor – me molestó. Fruncí el ceño – a Nick le gusta el color rojo – se alejó por el pasillo, dejándome con la palabra en la boca.

Estúpido Billy Miller.

Lo fulminé con la mirada hasta que lo perdí de vista.
Y además, ya sabía que a Nick le agrada el rojo; pero no lo hice a propósito… o quizás solo un poco.


Me pasé las cuatro clases de la mañana temblando de los más puros nervios inhumanos. Era impresionante la manera en que ese hombre podía causar tales efectos en mí.
Tenía la garganta seca como el desierto. Y mi estómago estaba hecho un nudo scout. Me dolía.


¿Quién diría que Nicholas Jerry Jonas podía provocarme eso incluso después de haber terminado?

Aquello que pensé que se había esfumado con los meses, volvía a nacer dentro de mí. Se sentía bien, de hecho, muy bien… pero era extraño que, lo tuve por muchos meses y llegué a creer que se había apagado la llamita del amor. Pero ahora que no lo tengo lo deseo como nunca y no soporto tenerlo tan lejos. Creo que vomitaré de los nervios, como si nunca antes hubiésemos hablado.
¡POR FAVOR _______!
<>

Me comporto como una nena a veces.



Narra Nicholas.

Cuando llegué a la escuela y bajé del auto, me encontré con la poco agradable sorpresa de que mi queridísimo primo materno Bill Miller, hablaba con ______ Peterson.

Maldije mi fuero interno mil veces. ¿Qué hacer? Pues es obvio, saludaré a mi primo y entraré a la escuela. Sencillo y efectivo.

- Bill – dije con una seriedad muy poco común en mi persona. Me asombré. _____ parecía muy nerviosa. Eso me hacía pensar que ella sentía algo más fuerte de lo que supuse.
- Hola Nick – dijo mi primo con una sonrisa de autosuficiencia que ni él se podía. Me apretó la mano y de inmediato volteé para entrar por esas grandes puertas de cristal de la escuela.

Me recorrió por completo un escalofrío. Ella se veía hermosa. Y hablo en serio. ¿Cómo pude permitir que lo nuestro acabara?

Me siento más idiota que cuando me embriagué y amanecí a nueve kilómetros fuera de la ciudad, tirado en el jardín de una abuela de unos ochenta años, que llamó a la policía cuando me vio; ella pensaba que yo era un violador o algo. << Sueñe señora, siga soñando>> me dije esa vez.

Ahora me sentía peor que esa vez. Era como que hablarle a _____, me provocaba algo extrañísimo. La pura idea me aterraba. No sabía cómo iba a reaccionar ella. ¿Y si _____ no me quería ni como amigo?

<>

Sí, no perdía nada.

¿A quién engaño?

La perdería para siempre. Y no estaba en mis planes quedarme para siempre sin ella.

Diablos, aún la quiero. Más de lo que había supuesto.

Pasé la mitad de la mañana queriendo arrepentirme. Pero William y Bill no me dejaron tranquilo.

- Dile que has pensado en ella y mucho – aconsejó Will mientras pasaba por mis últimos minutos antes de ir a hablar con _____.
- También menciona el hecho de que eres un tonto por no haber hecho algo antes – sugirió Billy mientras que me empujaba por el pasillo. Mis pies parecían pegados al suelo y no era capaz de dar un solo paso. Mi corazón latía con fuerza y estaba vuelto loco por saber qué pensaba ella.
- ¿Puedo hacerme hacia atrás ahora? – pregunté temblando.
- ¡NO! – exclamaron ambos mientras me jalaba al comedor.
- Me orinaré encima – gruñí. No era mentira, estaba muy nervioso.
- Solo hazlo Jonas – me dijo Will – es Peterson, ya la conquistaste una vez, hazlo de nuevo –
- De manera más sutil – masculló Billy.
- ¿Sutil? – pregunté
- Sí, dile lo de ser amigos – musitó muy tranquilo.
- No, dile que quieres volver – reclamó Will.
- Hacen que me duela la cabeza chicos – gruñí.
- Solo dile que la quieres todavía – escuché una voz femenina. Vanessa. Me volteé más asustado todavía.
- ¿Qué dices? – pregunté.
- Dile que la quieres y deja que ella decida… - sonrió.
- Es el mejor consejo que he recibido – reí nervioso, fulminando a mis amigos con la mirada.
- Soy una chica, sé cómo pensamos – guiñó un ojo.
- Gracias – suspiré.
- Hey, ahí va… corre Jonas – me empujó Will. _____ iba entrando al comedor. Me dio un vuelco el corazón. Iba sola y se quitaba con delicadeza el cabello del rostro. Hermosa. Mis pies caminaron hasta ella. La seguí hasta la mitad del comedor.
- _______ - solté volteándola con suavidad. Vi como su expresión cambió radicalmente. Parecía tensa.
- ¿Sí? – dijo ahogada. Su belleza me pasmó. ¿Cómo lo hacía?, era increíblemente linda. Y más así, de rojo…
- Eh… yo – tragué saliva – yo que-quería saber… sí… ¿Podemos hablar? – pregunté entrecortadamente. Ella parecía ahogada. Miró a un lado y se relamió el labio inferior.
- Está bien – masculló. Evitaba mi mirada. Mi corazón galopaba con una fuerza sobrehumana.
- Vamos a fuera, es mejor – apunté la puerta a mis espaldas.

Ella asintió adelantándose. La seguí y salimos hasta las gradas del campo de juego. Estaba vacío y era mejor hablar así. Solos, sin distracciones.
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 21:03

Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 27th 2013, 21:06

Recomiendenme porafavor se los agradeseria demaciado

NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 28th 2013, 20:01

Narra Nicholas

Nos sentamos frente a frente; ella parecía nerviosa, pero yo estaba que me daba un ataque.
La miré y me aclaré la garganta.

- Yo… quería hablarte… sobre nosotros – mascullé buscando mirarla. Ella en cambio, miraba a un lado. Era como si no quisiera fijarse en mis ojos. Como no habló, proseguí. – Quería en primer lugar disculparme contigo, fui un bruto muchas veces y no me di cuenta, asique lo siento – dije con la voz apagada. La vi estremecerse mientras aclaraba su garganta.
- Está bien – masculló aún con la vista perdida a un lado. Esto iba a ser difícil.
- También quería que…- mi voz temblaba y no sabía si sería capaz de decirle lo que tenía “planeado”….


Narra ______.


Él estaba hablándome. Era increíble. Lo malo era que yo me estaba comportando como una tonta y no era capaz de mirarlo a los ojos. Sabía que si lo hacía me enamoraría de él otra vez.

- También… querías… - dije al ver que se quedó congelado con las palabras en la boca. Parecía muy nervioso y eso era adorable.
- Quiero…- se corrigió – que sepas que yo aún te quiero – dijo con un hilo de voz. Sentí un leve cosquilleo en mi estómago que traduje como una satisfacción. No supe qué contestar ya que estaba muy ocupada tratando de no sonreír – verás, no te estoy pidiendo nada, solo quiero que tengas presente que siempre podrás contar conmigo para lo que sea – musitó. Asentí. Esto me sonaba a “Friend Zone” y acababa de matar todas mis esperanzas.
- Sí, digo lo mismo… si necesitas algo puedes contar conmigo - sonreí tímidamente. Sentí como respiró hondo. Envidié al aire unos segundos. Yo quise ser eso que lo deje seguir vivo, quise ser esa bocanada de oxígeno que inspiró.
- Entonces… - murmuró. Alcé la vista; pude ver cuán nervioso estaba. Como quisiera leer la mente de los chicos. – Estaba pensando, en que quizás podemos estar bien… digo, llevarnos bien por el bien de nuestras amistades – hizo una mueca.

<< ¿Acaso está haciendo esto por nuestras amistades? >> pensé realmente ofendida.

- Si, opino lo mismo – asentí intentado de parecer calmada y totalmente de acuerdo con su decisión. Pero no lo estaba… me daba miedo decirle lo que en realidad quería.
- Entonces, seamos amigos – me miró con dulzura. Lo miré fijo, tratando de transmitir en la mirada, cuanto lo deseaba de vuelta. Tomé aire pues sentía que me estaba ahogando.
- Sí… seamos amigos – asentí sonriendo. Aunque por dentro me moría lenta y dolorosamente.

Me sonrió aún nervioso y me acerqué hasta abrazarlo. Al principio pensé que él no quería un abrazo. Pero cuando sentí el calor de su abdomen, y lo rodeé con mis brazos…. Él pasó una de sus manos por mi cabello y con la otra me acercó más a él. Sus latidos parecían tambores resonando dentro de su pecho. Y ni hablar de los míos.
Lo sentí tragar con dificultad. Y soltó un suspiro antes de separarnos. Lo miré una vez más.

- Deberíamos… ir a comer, antes de que entremos a clase otra vez – dije.
- Sí, vamos – sonrió con una mediocridad muy poco común en él.


Caminamos en silencio una vez más y entramos al comedor. Maldije mi fuero interno cuando noté que todos los que estaban presentes nos miraban con curiosidad. Secreteaban muy misteriosos. Al parecer, aunque Nick y yo no estuviéramos juntos, seguíamos siendo de interés para el resto.
Fuimos por la comida y en silencio nos sentamos frente a frente en la mesa con los chicos.
Los ocho ojos estaban clavados en nosotros. Bill se aguantaba una risita, William, fruncía el ceño, quizás quería saber que pasó entre Nicholas y yo.

Caroline y Vanessa me lanzaban mirabas de “Dinos qué pasó ahora maldita”
Reí para mis adentros por la reacción del resto. Nick parecía algo más triste de lo que normalmente parece. Traté de que eso no me importara en lo absoluto.


- ________ - musitó Cary. La miré. – ¿Tienes una camiseta extra?, olvidé la mía y hoy nos toca Gimnasia –
- Si claro – le sonreí. Ella seguía fulminándome con la mirada de manera divertida. Todos siguieron comiendo si pronunciar una palabra. Ellos estaban más tensos que Nicholas y yo.
- ¿Quieren decirme por qué están tan callados?- bufó Nick con aire más relajado luego de un rato. Billy sonrió y Will también.
- Tenía hambre, cuando tengo hambre solo me concentro en la comida – rió Billy.
- Yo estoy callado porque me sorprende mucho que Peterson y tú estén a tan poca distancia y ninguno haya salido corriendo todavía – aseguró William. Nick revoleó los ojos.
- Arreglamos las cosas William – sentenció Nicholas. Que le decía “William” y no Will cuando lo estaba hartando.
- ¿Son novios otra vez? – preguntó Will. Escupí mi jugo. Nick se tensó por completo.
- Amigos – le dijo cortante. Ahora Nick parecía serio y molesto con Will.


Fuimos a gimnasia con Vanessa y Caroline. Estábamos en los vestidores cambiándonos con otras veinticinco chicas.
Yo estaba muy distraída desde mi charla con Nick.
Estaba marcando ocupado en mi mente.
No fue lo que yo esperaba exactamente en una “reconciliación” pero al menos podía tenerlo cerca de alguna manera. Me había dolido un poco el hecho de que él no quisiera volver conmigo. Me hacía pensar que eso acerca de que me quiere no es tan cierto. O no es como yo lo quiero a él.
Pero en fin, nada podía hacer ahora más que comportarme como su amiga. Lo triste es que amigas le sobran.

- ¿Estás escuchándome ______? –me gritó Cary con fiereza.
- ¿Eh? – dije volviendo a la cruda realidad…
- Estás peor que nunca – me dijo moviendo la cabeza. - ¿Qué ha hecho Jonas para dejarte así? – rió – ¿Cogieron tras las gradas?- me molestó. Revoleé los ojos frustrada.

<> Pensé. E inmediatamente traté de borrar ese sucio pensamiento de mi cabeza pervertida.

- No digas esas cosas Caroline Kena Fox – la sermoneé atándome las zapatillas de deporte.
- No me digas así Peterson, lo detesto – hizo una mueca.
- Mejor salimos de aquí, somos las últimas y la maestra Gall nos regañará y no planeo pasar la tarde en castigo otra vez – reclamó Nessa caminando a la salida de los vestidores.

La seguimos. La maestra nos puso a correr diez vueltas a la cancha. A mí no me molesta, pero para Cary es un augurio de muerte el tener que correr, peligra su reputación al sudar, en cambio a Vanessa y a mí nos da lo mismo.

Al término de la clase Maya, una chica de mi clase de Química se acercó a nosotras.

- Chicas, el viernes es mi cumpleaños, están invitadas a la fiesta. Se celebrará en mi casa; saben dónde vivo… ¿No es así? – sonrió dulcemente.
- Por su puesto – le dijo Nessa. – ahí estaremos.
- Genial, pueden traer gente si quieren – se despidió. Nosotras tomamos nuestras cosas y salimos de ahí con el resto de chicas de la clase.


Salimos a las cuatro de la tarde de clases. Yo planeaba salir con las chicas de compras, pero mis planes se vieron frustrados.

- Saldré con Will – dijo inocente Caroline - ¿No te lo dije? – preguntó a la salida de la escuela.
- No… pero ni modo, será tarde de Vanessa y ______ - miré a la rubia. Ella hizo una mueca.
- Tengo que cuidar a Max, lo siento ______ - se disculpó ella. Bien su hermano menor… no puedo competir con él.
- Está bien – suspiré. – le diré a papá que me acompañe – reí.
- ¿Y tus primas? – preguntó Caroline.
- Angie contagió a Sophie y están en cuarentena –
- Auch – rió Vanessa. Resoplé.
- Ni modo. Haré mis deberes – hice una mueca de asco.
- Pobre Peterson – rió Cary. – ya me voy – apuntó a Will – nos vemos mañana – caminó hasta su novio y le plantó un jugoso beso para luego caminar con él hasta su auto. Genial, ahora ni siquiera tengo quién me lleve a casa.
- Adiós _____ - me abrazó Vanessa mientras se acercaba a su bici.
- Nos vemos – le dije desanimada.


Todos me dejaron sola. Ahora es cuando quiero más amigos.
Crucé la calle con calma, y una voz que reconocía por completo me sacó de golpe de mis pensamientos…
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 28th 2013, 20:02

Veo visitas pero no veo nada de comentarios! Sad 1comentario mas y la sigoo porafa:( quiero sabes si les gusta o no?


NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 28th 2013, 20:04

Veo visitas pero no veo nada de comentarios! Sad 1comentario mas y la sigoo porafa:( quiero sabes si les gusta o no?


NayiitaJB
Volver arriba Ir abajo
Lissa
Nuev@


Cantidad de envíos : 1
Edad : 21
Localización : Maracaibo
Fecha de inscripción : 29/06/2009

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 29th 2013, 08:06

Siguelaa lo mas pronto posible pleaseee!!!!
Xo
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 30th 2013, 19:19

Lissa bienvenida ! gracias por leerla ahora subo otro capitulo :* Recomiendame porfa
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 30th 2013, 19:22

CAPITULO 9

Narra _______.

- Joe – pronuncié su lindo nombre al voltearme. Hacía ya tiempo que no hablaba con él…
- ¿Cómo estás? – me abrazó con dulzura. Él era muy cariñoso y coqueto. Pero era un buen amigo. [Sí, es Joe Jonas, pero acá tiene otro apellido lol ahwdugadsab es Collins, sí Joe Collins sdasdasd okno.___. Sigamos con la nove Very Happy]
- Todo bien – me encogí de hombros. - ¿Qué tal tú? – le dije.
- Genial… - sonrió. – ¿estás sola? – inquirió. “Gracias por recordármelo Joe”. Asentí y él sonrió con autosuficiencia. – ¿demos una vuelta? – preguntó. Bueno, no tenía nada que perder. Además no tenía planes, ni novio ni nada que me impidiera dar una vuelta con un chico lindo.
- De acuerdo – le dije. Él me jaló del brazo hasta su lujoso Ferrari. – lindo auto Collins – reí mientras él abría la puerta del copiloto para mí.
- Hago lo que puedo – dijo con una acento extraño. Reí.

- ¿Dónde iremos? – pregunté una vez que encendió el motor

- ¿Dónde quieres ir bonita? – sonrió. Podría jurar que está siendo más atento que de costumbre.

- Hace tiempo que no voy a los bolos… -

- A los bolos se ha dicho – rió.



Narra Nicholas.

No me sentía como se supone que debería sentirme después de hablar con ______. Debería estar contento de que no me odia, se supone que tengo que estar tranquilo ahora que no hay ningún problema entre nosotros.

Pero al parecer el problema lo tengo yo y mi absurda obsesión con mi ex novia.

<> me dije a mi mismo.

Pero sentía que no había dicho suficiente a causa de los nervios. Estaba que me moría, y más cuando se acercó y me abrazó. Su adorable olor a violetas.
También noté que no era el único que estaba que se desarmaba de los nervios, porque ella estaba temblando cuando me abrazó.

Pero… ahora somos amigos. Y es mejor eso que nada. Cuando mamá se entere me dará una bofetada por no haber luchado por mi chica.



Pero bien, si íbamos a ser amigos debíamos pasar tiempo de calidad como tales. Billy me animó a invitarla a comer algo para seguir hablando…Will se molestó por no pedirle volver directamente.

Ya estaba dicho. Y tenía que recuperarla de manera cautelosa. Empezaría por ser su amigo, a ver si me ganaba su corazón otra vez.
Es decir, después de una semana y media no se le puede haber apagado todo el amor… ¿O sí?


Al terminar las clases, corrí decidido hasta la salida para buscarla y decirle que saliéramos a hacer algo divertido. Como amigos.
La busqué con la mirada. Cuando la encontré ella iba cruzando la calle sola.
Me apresuré, pero me detuve en seco cuando Joe Collins se le acercó a hablarle.
Como odio a Joe. Siempre intentando acercarse a ______. Siempre la acosaba, hasta que le advertí que no se acercara. Y nos dejó tranquilos.
Grandioso, ahora que _____ era solo mi “amiga” yo no tenía derecho alguno de celarla… alguien máteme.
Vi cómo se subió a al auto de Collins. Maldije para mis adentros.

¿A dónde llevaba a mi ______ Peterson?

Maldito Joseph Collins, se lleva a mi chica.

- ¿No te vas a quedar parado ahí mientras Joe se la lleva o sí? – rió William a mis espaldas.
- Es mi amiga… puede irse con quien quiera – dije entre dientes. Estaba furioso. Pero no debía notarse.
- Sí, claro, amiga… ¿después de todo lo que pasó entre ustedes dices que no te interesa qué fue a hacer con tu peor enemigo Joseph Collins?- me molestó. Era obvio William estaba retándome… quería probarme. Estúpido William Harris.
- No dije que no me interesara… - bufé.
- Cómo sea Jonas… nos vemos mañana – me dio un puñetazo en el brazo. Eso dejaría un moretón. Will iba constantemente al gimnasio y solía levantar más pesas que yo…


Estaba muy enojado. Me subí a mi carro y encendí el motor.
Inconscientemente mientras conducía, buscaba con la vista el coche de Joe. Tenía que encontrar al imbécil que tenía a mi… dijo a ______ en su auto.

Di varias vueltas en el auto. Quince minutos más tarde vi su auto aparcado en el “Jack’s Bowling”. Un centro de bolos bastante recurrido.

¿Por qué él y _____ estarían en los bolos?...
No quería ser un entrometido pero… al diablo, si quería ser un entrometido mientras pudiese detener las manos de Joe acercándose al cuerpo de _____.
No, eso nunca, nunca dejaría que Joe se le insinuara a ______.

Aparqué fuera del local.
Entré con aire calmado para no levantar sospecha de que soy un completo paranoico obsesivo con su ex novia.
Bien, no estoy obsesionado. Solo que la extraño. Y no sabía cómo era estar sin ella. Es un sufrimiento total.



Genial era que dentro de Jack’s Bowling, había una pizzería, llamada Jack’s Pizzas. Me senté a tomar una soda con vista a los bolos. De pronto la divisé.
Estaba tan contenta jugando con Joe Collins.
Estaba riendo y charlando muy animada con ese maldito infeliz.
Quizá yo no le hacía falta, ella se veía mucho más feliz con él que conmigo; parecía estar disfrutando, en cambio cuando ella estaba conmigo se la pasaba enojada y frustrada. ¡¿Cómo pude llegar a pensar que conmigo ella era feliz?!
No tengo oportunidad… ninguna oportunidad.


Me volví a casa; no estaba de ánimos de nada. Me encerré en mi habitación; encendí el stereo y lo dejé a todo volumen.
Nirvana y Green Day tenían que ayudarme a superar a _______ Peterson.
Estaba boca abajo en la cama; tratando de convencerme de que moriría solo por no saber tratar a las mujeres. Ni ganas tenía de conseguir una nueva novia. Ni de salir…
Me estaba comportando como se supone, se comportan las chicas. Esto era patético.



Mamá entró al cuarto y bajó el volumen de la música. Gruñí mientras me sentaba en la cama.

- Nicholas ¿Qué sucede? ¿Estás bien? – preguntó de brazos cruzados.
- Sí – asentí sin poder cambiar mi cara de perro mojado. Ella frunció el ceño.
- Hablaste con _______. ¿No es así? – se sentó a mi lado. Resoplé.
- No mamá. Solo quiero estar solo y escuchar música. ¿No puedo acaso? – le gruñí. Ella revoleó los ojos muy molesta.
- No importa; solo trataba de ayudar a mi hijo… - se puso de pie muy enojada y le subió el volumen al stereo; me fulminó con la mirada y cerró la puerta con fuerza.


Mujeres. Jamás las voy a entender. Deberían de escribir un libro donde expliquen a que se debe su extraño comportamiento bipolar.
Aunque yo conocía bien las reacciones extrañas de mi madre. Lo de ahora, por ejemplo, parecía frustración.
Debe estar enojada con papá o algo. Por que se pone muy bipolar y sensible cuando tienen peleas.
Por eso no hizo más que un solo intento por hablar conmigo. En una situación diferente, cuando está contenta; hubiese insistido hasta que yo hablara.

Pero de cierta forma era mejor así. No tenía ganas de hablar sobre Peterson y sobre lo mucho que odio a Joe.
Quería pensar bien primero. Aclarar mis sentimientos.
Sí, los chicos tenemos más momentos sentimentales de lo que las chicas creen.


Narra _______.

Joe me llevó Jack’s Bowling. Amaba ese lugar. Ahí tuve mi primera cita con Nicholas.
En fin. La estaba pasando de maravilla con Joe Collins hasta que miré a un lado y vi la pizzería. Ahí estaba Nicholas.
Primero pensé que debía ser una coincidencia o algo. Pero luego noté que estaba solo y nos estaba mirando a Joe y a mí.

Eso era sumamente raro. Aunque debo admitir que se veía adorable. Estaba serio y con un aire de decepción. Me pareció realmente tierno que estuviera espiando; sin embargo es un acto bastante patético; se supone que somos amigos y no debemos celarnos... a menos que él sienta algo por mí. Cosa que me encantaría.

Quisiera comprender a los chicos, son tan confusos.






Les gustó?
comenten pliz♥
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Marzo 30th 2013, 19:43

jdgdgdght
Volver arriba Ir abajo
nayiitav
Nuev@


Cantidad de envíos : 30
Edad : 20
Fecha de inscripción : 12/03/2013

MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Abril 11th 2013, 22:09

lamento no haber subido otro capitulo! esque creo que a nadie le gusta Sad si a alguien le gusta solo comentenlo y subiré más capítulos. Gracias
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]   Hoy a las 14:53

Volver arriba Ir abajo
 
SU IRRESISTIBLE MIRADA [Nick&Tu]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Crash/El lado explosivo de Nick (Adaptación)
» Linda Mirada
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.
» HA MUERTO NICK CURRAN
» Nick Capaldi - A Shade of Orange (2012)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: ROMANTICAS-
Cambiar a: