Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:26

Capítulo veinticinco.

Cuando sonó el timbre ______ salió por la puerta de la mano de Nicholas. El viento chocó contra su piel desnuda. Cameron tenía razón, debía estar loca si salía así. Miró la chaqueta de Nicholas, era de cuero marrón claro. Sintió la necesidad de que él le ofreciera su chaqueta, como todo caballero de película. No sucedió nada, hasta que alguien le tocó el hombro a ______, haciéndola girar.

- Toma. Vas a coger un resfriado. –dijo amablemente Cameron entregándole una chaqueta de lana.
- No, pasarás frío. Déjalo. –se negó _______. Pero de la nada estornudó, creando lágrimas en sus ojos.
- Demonios. –gruñó Cameron poniendo la chaqueta sobre los hombros de ______. Ella lo miró agradecida y vio que él tenía una chaqueta. ¿Entonces? ¿De dónde había sacado la de lana?
- Gracias Cameron. –lo abrazó y sintió su calor. Una llama de fuego bajó por su esófago, estrellándose en el estómago, creando una fiesta de fuegos artificiales. Se separó suavemente y le sonrió.
- No hay problema, eres descuidada y pensé en traerte una chaqueta. Es de mi hermana…
- ¿Cómo sabes que es descuidada? Apenas la conoces de cuatro o cinco días. –interrogó Nicholas celoso. Se sintió mal por no conocer tan bien a su chica.
- La veía antes de conocerla. Ella siempre venía con camisetas de manga corta cuando hacía frío, luego al día siguiente aparecía con la nariz roja y una chaqueta gigante de lana. –ella se sonrojó. Era verdad. ¿Era posible que Cameron se diera cuenta de esos detalles? Sonrió al chico.
- Gracias Cameron. El lunes te traeré la chaqueta intacta. Te lo prometo. –dijo cerrando la prenda hasta el cuello. Él sonrió y se encogió de hombros.
- Tranquila, sé que lo harás. Adiós ranita. –dijo sonriendo. Ella lo miró extrañada, pero sonrió. El lunes le preguntaría el por qué de aquel sobrenombre. Lo abrazó y se fue junto a Nicholas.
- Odio que te tenga tanto cariño. –dijo Nicholas con el ceño fruncido. Ella lo miró y sonrió de lado.
- ¿Celoso?
- Mucho. –reconoció él. Eso hizo que a _______ le saltara el corazón. Apretó su mano y lo detuvo, poniéndose frente a él.
- No tienes por qué…
- Sí tengo por qué… ¡Él te dio una chaqueta! Y yo que soy tu novio no me preocupé por ti como debería. Soy lo peor. No te merezco y…
- ¡No digas eso! Eres perfecto para mí, ¿de acuerdo? Si vuelves a decir eso te doy tres cachetadas. Soy de palabra. –dijo frunciendo el ceño. Él sonrió y ella se inclinó para besarlo– Te amo tonto.
- Yo…te quiero. –dijo suavemente él. Ella se decepcionó, pero pensó que aún estaba dolido por Heather. Se separó y le guiñó el ojo.
- Vamos… Está empezando a llover. –dijo comenzando a correr. Nicholas sonrió y la vio, parecía una niña pequeña. Su niña pequeña. La siguió, intentando atraparla y así llegaron a casa de _______.
- Eres rápida. –dijo con la respiración entrecortada. Ella lo miró respirando agitadamente.
- Sí. –dijo riendo. Él la miró a los ojos y posó una mano sobre la mejilla de ______, pequeñas gotas comenzaron a caer, mojando sus rostros.
- Eres tan bella. –dijo en un susurro, se acercó y la besó con amor. Con ternura. Ella sintió como el corazón se hacía más y más grande, y latía más fuerte. _______ se separó sonriendo y miró la puerta principal de su casa.
- ¿Quieres pasar? Te mojarás si sigues en la calle. –él asintió y entró a la acogedora casa. Ella fue a la cocina y vio que el teléfono tenía un mensaje. Le dio al botón parpadeante y escuchó la voz de su madre.
- Cariño, estamos en casa de la tía. Quisimos esperarte, pero no llegabas. Volvemos en cuanto deje de llover, la carretera se pondrá resbaladiza y no quiero correr riesgos. Si no para hasta la madrugada, mañana por la mañana llegaremos a casa. Te queremos. Mamá.
- Estoy sola. –dijo sonriendo. Miró la casa y sonrió– Toda mía. –volvió a la sala y vio a Nicholas en el sofá. Se sentó a su lado y le besó la mejilla.
- ¿Con quién hablabas?
- Era mi madre, está en casa de mi tía… Puede que no vuelvan hasta mañana. –dijo sonriendo. Él la miró pícaramente y le besó el cuello.
- Bien. –susurró dejando una marca en su cuello. Ella abrió los ojos y se miró en el espejo del mueble donde reposaba la televisión. Una pequeña mancha roja, casi morada, descansaba en su cuello.
- Tonto. –dijo riendo. Él sonrió y besó sus labios con pasión. Ella atinó a posar las manos en la nuca de Nicholas.
- Párame. –pidió en un gemido. Ella se separó suavemente y lo miró a los ojos.
- ¿Parar qué? –preguntó confundida. Él bajó la mirada y ella la siguió, su amigo había despertado y pedía fiesta.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:27

Capítulo veintiséis.

Ella aguantó la carcajada que estaba deseosa de salir y llenar la habitación. Él solo se separó de ella con timidez y se quedó quieto, sentado a su lado mirando el suelo. Ella se enterneció y besó su mejilla, cerca de la oreja masculina, aprovechando para morder el lóbulo de su oreja. Él sonrió y soltó un pequeño gemido. La miró con los ojos oscuros, tan oscuros que _______ podía reflejarse en ellos. Ella simplemente siguió besando su mejilla, bajando al cuello.

- Eres tan perversa. –susurró Nicholas. Ella soltó una risotada, pero que no la detuvo en su tarea.
- Y te encanta. –añadió ______ con la voz cantarina. Él rió con una mezcla entre sensual y tierna. Eso puso a _______ nerviosa, porque sintió un cosquilleo en su estómago… y algo más abajo.
- _______, quiero que me detengas si no estás segura. ¿De acuerdo? –pidió él. Ella asintió y lo besó con premura.

Todo pasó demasiado rápido para los dos. Ambos ya estaban en la habitación de ______. Despojándose de sus prendas indeseadas. Ella, ese día, había escogido una lencería amarilla pálida con encaje. Algo que a Nicholas le encantó, encendiendo más la llama. El chico quedó en ropa interior en cuestión de segundos, dejando ver la gran erección de Nicholas. Sonrió recordando el día que lo había visto desnudo en su habitación. Él llevó las manos al cierre del sujetador y lo quitó, tras varios intentos fallidos. Los pechos de ______ probaron la libertad, llevándose toda la atención de Nicholas. Los separaban dos prendas, solo dos prendas y serían uno solo. Él comenzó a quitarse el bóxer lentamente, liberando su miembro de aquella cárcel. Cuando llevó las manos hacía las braguitas de _______ ella recordó el momento en que había visto a James con aquella chica. Sintió una punzada de dolor y vio que estaba desnuda, debajo de un Nicholas completamente excitado, a punto de hacer el amor. Puso las manos en el pecho de Nicholas, deteniéndolo.

- No…
- Princesa, ¿estás bien? –preguntó al ver la expresión de ______. Ella lo miró a los ojos.
- No. –reconoció con la voz quebrada. Él solo la abrazó contra su pecho con amor, intentando calmar lo que tuviera. Hacerla olvidar que eso que la tenía tan mal y darle a entender que él estaba ahí para lo que quisiera.
- Tranquila, ¿vale? Si no estás segura, paramos y no hacemos nada. –ella asintió y empezó a vestirse. Nicholas le tendió su camiseta, pretendiendo que se la pusiera. Ella la aceptó y se la puso con una sonrisa, esa camiseta desprendía el aroma de Nicholas. Él solo llevaba los pantalones puestos.
- Gracias Nick. –lo abrazó y cerró los ojos.
- No hay que agradecer nada. –sonrió abrazándola por los hombros.
- ¿Vemos una película? –preguntó ella para romper el silencio que se había creado. Él asintió y se levantó del sofá sonriendo.
- ¿Tienes palomitas? –ella asintió– Iré a hacerlas.
- Yo elegiré alguna película. –él asintió y fue a la cocina. Buscó las palomitas hasta que las encontró y las metió al microondas. Ella, mientras tanto, escogió una película.
- Bien, ¿cuál vamos a ver? –preguntó sentándose al lado de ______. Ella buscó el control remoto mientras le respondía.
- LOL. –dijo sonriendo cuando encontró el objeto. Él la miró extrañado.
- ¿Cuál? –preguntó confuso. Ella rió y puso un dedo en sus labios, dando a entender que se callara.
- Shh, tú solo mírala. –él asintió embobado. Giró la cabeza y miró la televisión. Era una película adolescente, sobre los problemas que tiene un adolescente normal y corriente. Vio que ______ lloró en varias escenas.
- No ha sido tan mala como esperé. –ella le golpeó el hombro– Ouch, di no a la violencia. –dijo riendo. Ella sonrió y le besó la mejilla.
- Bien señor pacifista, ¿me ayudas a recoger? –preguntó levantándose y empezando a recoger. Había latas de Coca Cola, pañuelos y palomitas encima de la mesa. Él aprovechó ese momento para sentarla en sus piernas.
- Te quiero. -dijo sonriendo. Ella lo miró a los ojos y besó su mejilla– No, ahí no. Aquí. –señaló sus labios.
- No, primero a recoger. –él se levantó rápidamente y recogió lo que pudo con las dos manos, llevándolo a la cocina. Regresó respirando pesadamente.
- Mi beso. –inquirió abrazando a ______ por la cintura. Ella rió y rodeó su cuello, se acercó lentamente y posó sus labios sobre los de Nicholas.
- Te quiero feo. –dijo sacando la lengua. Él la miró entrecerrando los ojos y sonrió.
- Yo más fea. –dijo pegando sus cuerpos. Estaban tan cerca que sus labios chocaron, provocando un beso apasionado.
- Nick… Hazme tuya. –susurró en el oído masculino. Lo dijo con tanto tacto que llegó a ser un tono sensual. Un tono que puso todas las terminaciones nerviosas de Nicholas en punta.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:28

Capítulo veintisiete.

- ¿Qué? –preguntó incrédulo.
- Ya paró la lluvia. –repitió. Él parpadeó reiteradamente y sacudió la cabeza. Ella lo miró preocupada.
- Ya veo, debo irme. –dijo mirando la hora. Eran las siete de la tarde. Se levantó y se dirigió a la puerta principal, ya con sus cosas.
- Te quiero Nicholas. Nos vemos. –le dio un tímido beso y sacudió la mano. Él iba a salir, pero se giró de improvisto y acercó a la chica por la cintura. Proporcionándole un beso apasionado.
- Te quiero mi amor. Mañana te quiero ver, sí o sí. –no dejó que respondiera y se marchó con una sonrisa. Ella cerró la puerta y se apoyó en ella suspirando. Subió a su habitación y empezó a hacer los ejercicios que mandaron. Prefería tener el fin de semana libre.

***
Sábado 8 de Mayo.
________ se levantó, hoy quedaría con Nicholas. Sonrió y se dirigió al baño. Terminó de arreglarse y asearse en una hora. Bajó a desayunar, sus padres aún no habían vuelto. Volverían a las once, o alrededor de las once. Se preparó un desayuno ligero, pero completo. Cuando terminó dejó la vajilla en el lavavajillas. Subió a su habitación y esperó. No sabía a qué hora vendría a buscarla, pero esperaría… Pasó una hora y nada, oh sí. Se escuchó la puerta principal, sus padres. Sonrió y se quedó en su cama, subirían ellos. No se equivocó, subieron y saludaron a su hija. Después se fueron a su habitación para descansar. Ella siguió esperando, pero no ocurría nada. Volteó la mirada hacia la ventana y pudo divisar una carta. Se levantó de la cama y la cogió. Abrió el sobre azul claro con premura y desdobló la carta:

“Dulce _______, te veías tan linda durmiendo… Bien, espero que leas esto un poco más tarde, porque si no, no me daría tiempo. Te quiero mucho princesa, Nicholas.
PD: Tienes que ir al parque de las flores azules que tanto te gustan.”

Salió corriendo por la puerta y fue a ver si sus padres ya se habían levantado. Vio que sí y pidió salir un rato. Se lo concedieron y ella salió corriendo hacia el parque. Cuando llegó no vio a nadie, se decepcionó y pensó que había llegado muy tarde. Pero entonces lo vio. Vio un sobre del mismo color y se acercó. Lo leyó, ahora debía ir a las pistad de skate. Suspiró y miró el camino, merecería la pena. Lo intuía. Salió corriendo y allí encontró la siguiente carta. Así la tuvo durante media hora, yendo de aquí para allá. Aún tenía todos los sobres en su mano, los guardaría todos. Cuando llegó al, que se suponía, penúltimo sitio pudo ver que Nicholas solo había puesto “guirnalda”. Su cabeza comenzó a funcionar y pensó en qué quería decir con eso. Guirnalda, una guirnalda está hecha de flores. Pero quizás se refiere a dónde hay guirnaldas… ¿Una tienda? ¡No! Eso no podía ser, bufó y buscó más posibilidades. Guirnalda… ¡Claro! La pista Guirnalda. Salió corriendo y llegó al sitio, era un círculo rodeado de guirnaldas. Tenía columnas, las cuales sujetaban el hermoso techó abovedado. Entró y suspiró. Sola. Se sentó en el banco frustrada, después de todo sí había llegado tarde.

- Hola. –dijo alguien a sus espaldas. Ella se giró asustada y vio a Nicholas, vestido únicamente de amarillo. Con un sombrero un tanto ridículo. En sus manos había un pequeño triciclo de bebé. Ella soltó una carcajada.
- ¿Qué haces así? –preguntó sonriendo. Él se puso frente a ella y dejó el triciclo a un lado, arrodillándose él frente a _______.
- _______, te quiero tanto.
- Nick…
- No, escucha. No sabes cómo me encantas. ¿Sabías que apenas te conocí supe que serías importante en mi vida? ¿Sabías que me hiciste dudar sobre mis sentimientos al segundo día de conocerte? ¿Sabías que muero por darte un beso tan apasionado que nos quedemos sin razón por la falta de oxígeno? ¿Sabías que odio verte con Cameron? ¿Qué me pongo celoso? No sabes cuánto te adoro, eres tan especial para mí. Un día, me dijiste que querías un príncipe azul, pero yo no soy un príncipe azul. Esos son los típicos, y su historia siempre acaba con un final abierto…que no sabes qué pasó después de eso. Yo soy uno amarillo con una bicicleta, o más bien triciclo. Pero te prometo un final inolvidable, uno que vas a recordar cada momento después de esto. _______, ¿quieres ser mi novia? –preguntó cogiendo sus manos. Ella estaba encantada, en una nube esponjosa que se elevaba más y más hacia el paraíso. Hacia su paraíso con Nicholas. Sonrió y lo miró.
- ¿Tú qué crees? –dijo abalanzándose sobre él. Propinándole un beso, sellando aquel momento. Un momento que jamás olvidaría. Él recibió el beso más que gustoso. Sonriendo como un estúpido, como un estúpido príncipe amarillo con triciclo enamorado.


Última edición por lovelife. el Marzo 8th 2013, 10:29, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:29

Capítulo veintiocho.

Después de eso él la invitó a tomar un helado. En la ido a la heladería, todo ser viviente que pasara a su lado se giraba para ver a Nicholas, pero a él no le importaba. Estaba feliz con su novia oficial. Y así pasaron los días, quedando únicamente uno para el cumpleaños de _______. Su cumpleaños número 17, el que tanto ansiaba. Además, quería saber cuál era el regalo de su padre. ¿Un coche? ¿Un scooter? ¿Qué sería? Sonrió cuando sonó el timbre, sería Nicholas. Abrió la puerta, pero se encontró con Claire. Miró hacia todos lados, pero no vio a su novio por ninguna parte. Suspiró y se subió al coche con Claire. Cuando llegaron Cameron las esperaba con una sonrisa, los había presentado hacía una semana, pero no terminaban de caerse del todo bien. ¿La razón? Claire cree que Cameron le quitará su puesto de mejor amiga, un tanto ridículo. Porque ella nunca cambiaría a Claire. Cameron la recibió como siempre, un abrazo y un beso en la mejilla. A Claire solo le sonrió, la cual se fue por su lado. Ellos caminaron juntos hasta la clase.

- ¿Nicholas no ha venido contigo? –preguntó con un tono de esperanza. Ella lo miró.
- No. ¿Lo has visto? –el chico negó con la cabeza– Oh, bueno. –fingió una sonrisa y se sentó en su sitio. Rogó para que llegara, pero eso no ocurrió. Las clases pasaban y Nicholas no llegaba. Faltó el día entero. Eso la preocupó, lo que la hizo pensar en que iría a visitarlo después de clase. Solo quedaba una y sería libre.
- Por fin. –le dijo Cameron cuando salían de la clase. Al llegar a la puerta principal del instituto, había una pelirroja de ojos verdes preguntando a todo el mundo. Ellos decidieron no prestar atención y siguieron caminando.
- Disculpad, ¿habéis visto a un chico de rizos, ojos cafés y tez blanca? Se llama…
- ¿Nicholas Carter? –preguntó _______, la chica asintió.
- Sí, exactamente.
- ¿Por qué lo buscas? –preguntó ________. La chica la miró con confusión, pero se aclaró la garganta para responder.
- Me ha citado aquí. Él y yo somos… novios. –dijo sonriendo. _______ la miró incrédula y tosió.
- ¿Es tu novio? –preguntó asombrada. La pelirroja asintió– ¿Desde cuándo? –preguntó dolida.
- Desde hace una semana, casi dos. Fuimos novios hace un tiempo, pero parece que nos seguimos amando como antes. –______ asintió, reteniendo las lágrimas. Así que ella era Heather. Se sintió lo más asqueroso del mundo a su lado.
- No… No ha venido hoy. Estará enfermo. –contestó Cameron. Heather lo miró y asintió agradecida.
- Gracias. –y girando sobre sus pies comenzó a caminar. ______ mantenía la mandíbula apretada, los puños tensos y las lágrimas agolpadas.
- ¿Estás bien? –preguntó Cameron en tono lastimero. Ella lo miró y dejó caer una lágrima. Cuando él iba a abrazarla, ella salió corriendo. Corrió tan rápido que Cameron no pudo alcanzarla y la perdió– Mierda. –masculló pateando una piedrecita. Metió sus manos en los bolsillos.

Llegó y tiró su mochila sobre el banco. Ella cayó sobre la escasa arena que rodeaba su parque. La fuente callaba los sollozos femeninos. Se cubrió la cara y pensó en Nicholas. ¿Cómo había sido él capaz de hacerle algo así? Lloró como nunca antes lo había hecho. Quería morirse, quería tirarse de un puente y ahogarse en el agua… Miró la fuente y no le pareció tan mala idea. Se levantó a duras penas y empezó a caminar hacia el objeto en cuestión. Mientras se acercaba se arañaba los brazos y las manos, quería olvidar el dolor que le había hecho Nicholas con otro tipo de dolor. Cuando llegó a la fuente, se apoyó y hundió la cabeza. Sintió que su pelo se movía suavemente como el de una sirena, comenzaban a salir burbujas de su boca. Sentía el agua colarse por su boca, hasta que alguien tiró de ella e hizo que cayera al suelo.

- ¿Qué hacías? ¿¡Estás loca!? –gritó Cameron. Ella lo miraba con los ojos levemente abiertos, no podía. Sentía como agua llegaba a sus pulmones. Como éstos eran encharcados. Sus ojos se fueron cerrando lentamente– ¿______? ¡_______! Santo Dios ______, no. No, despierta. ¿Me oyes? ¡No cierres los ojos! A ver Cameron, pon en práctica lo que sabes de socorrismo. –se dijo a sí mismo. Puso sus manos sobre el pecho de _______ y empezó a hacer presión. Nada. Tapó la nariz femenina y se acercó a sus labios. Miró los labios de _______ con amor, pero eso no importaba ahora. Lo que importaba era salvarla. Cogió todo el aire que pudo y lo sopló en la boca de _______. Nada. Se desesperó y volvió a hacer presión en su pecho. De nuevo hizo la respiración boca a boca. Cuando lo dio todo por perdido, _______ comenzó a toser. Él la ayudó dándole palmaditas en la espalda.
- Cameron…
- _______. –dijo y la abrazó con todas sus fuerzas. Lo había logrado, había salvado a su ______... Su pequeña ranita. Se separó suavemente de su abrazo y la miró a los ojos. Sus labios pedían a gritos ser besados. Él no esperó más y unió sus labios a los de _______.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:30

Capítulo veintinueve.

Eso la desconcertó, pero en cierto modo le encantó. Sus labios eran tan suaves, tan dulces… Enredó sus manos en el cabello dorado del muchacho, los dos mantenían los ojos cerrados. Disfrutando el beso tan mágico que estaban compartiendo. Cameron puso sus manos sobre las mejillas de ______, secando su cara con cuidado y ternura. Ambos se separaron para respirar. Se miraron a los ojos. _______ estaba avergonzada y Cameron mudo. Por fin se habían besado. La ayudó a levantarse y se sentaron en el banco donde descansaba la mochila de ______.

- ¿Estás bien? –preguntó preocupado. Ella asintió y lo miró con sus grandes ojos. Él se estremeció.
- Muchas gracias Cameron…
- No hay que darlas. Sabes que por ti me lanzo al infierno. –eso la conmovió. Hizo que sintiera un remolino en su estómago.
- En serio, gracias. –sonrió abrazándolo por el cuello.
- De nada ranita. –ella recordó que siempre la llamaba así, pero nunca le dijo el por qué.
- ¿Por qué me llamas ranita? –preguntó mirándolo con expectación. Él sonrió y acarició el costado de su cara con suavidad.
- Porque antes eras una ranita cohibida, la invisible. Pero apareció el amor y te volviste una hermosa princesa… Una princesa que no debe llorar por hombres que no merecen la pena. –ella sonrió y murió de ternura.
- ¿Crees…crees que Nicholas me engañe? –preguntó con la voz entrecortada.
- No… Lo creo capaz de muchas cosas, pero no de engañarte. Quizás aquella chica lo dijo para meter cizaña o algo. No lo sé. –se encogió de hombros. Se sintió mal al decir eso, porque estaba sufriendo. Prácticamente estaba echando a ______ a los brazos de Nicholas. Pero lo que importaba era la felicidad de ______, no la suya.
- Tienes razón. Mañana iré a visitarlo. ¡Es mi cumpleaños! ¿Te lo dije? –preguntó con una enorme sonrisa. Él sonrió y asintió.
- Sí princesa. Ya tengo tu regalo. –la abrazó por los hombros y le besó la cabeza. Ella sonrió y lo miró con ojitos.
- ¿Qué es? –preguntó sonriendo.
- Si te lo digo no tiene gracia. Espera hasta mañana. –rió Cameron. Ella hizo un puchero.
- Sabes que no podré, soy demasiado impaciente.
- Tendrás que aprender… Bueno. ¿Te llevo a casa? –preguntó acariciando su cabellera. Ella negó con la cabeza.
- No gracias, prefiero quedarme aquí. –dijo sonriendo.
- En ese caso me quedo contigo. –ella lo miró.
- No haré ninguna locura. –le reprochó.
- Lo sé. –dijo sonriendo. Ella rió y le sacó la lengua.
- Eres un chico tan tierno Cameron…
- Gracias. –dijo sonriendo– Ya lo sabía. –y se empezó a reír. Ella lo miró mal, pero con una sonrisa.
- Creído. –hizo un chasquido con la lengua. Él la miró retadoramente.
- ¿Ah sí? ¿Soy creído? –preguntó con una sonrisa malévola.
- Sí, mucho. –dijo ella desafiante. Él se encogió de hombros y se levantó del banco.
- Tú lo has querido. –se inclinó sobre ______ y la puso sobre su hombro. Ella reía y gritaba. Cameron sonreía y se aferraba a sus piernas para no dejarla caer.
- ¡Suéltame! –dijo _______ cuando Cameron comenzó a dar vueltas.
- No. –dijo con tono de niño travieso. Ella rió y pegó su cara a la espalda de Cameron, aspirando el aroma masculino.
-Cameron. –susurró con los ojos cerrados. Él notó el tono de su voz y la bajó, cuando lo hizo quedaron frente a frente, mirándose a los ojos. Él acarició su mejilla y ella miraba sus labios. Se acercó a ellos y los degustó. Eran tan adictivos…
- ______, detente. Estás dolida por lo de Nicholas. –ella volvió a besar los labios de Cameron y, para asegurarse de que él no se separara, lo abrazó por el cuello. Él solo pudo posar las manos sobre la cintura de ______.

No era el típico beso apasionado. Éste era más bien uno tímido, uno con ternura y cariño. Cameron no podía estar más feliz y ______, ella disfrutaba el momento como nadie. Su pecho se hinchaba cada vez más. Se separaron y se miraron a los ojos. Él parecía confuso. Sabía perfectamente que ______ amaba a Nicholas, lo de ahora solo era para sentirse mejor. Aunque le dolía, estaba feliz por haber besado a ______. Ella miraba inocentemente al chico de ojos azules.

- ¿Nos vamos? –dijo tendiendo su mano mientras se mordía el labio inferior y degustaba de sus propios labios los de Cameron.
- Vamos. –aseguró él cogiendo su mano. Entrelazando los dedos.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:32

Capítulo treinta.

Sonaba una música débil, casi inaudible. Lo sentía tan lejano, pero no veía nada. Estaba todo en blanco, con una luz cegadora frente a ella. Entonces abrió los ojos, vio las cortinas corridas. Como los rayos de Sol entraban a su habitación, traspasando los cristales de las ventanas. Giró la cabeza suavemente y vio a sus padres con una tarta de cumpleaños decorada con nata. Sonrió a la cámara que portaba su padre y pasó un dedo por el exquisito dulce. Se llevó el dedo a la boca y sonrió.

- ¿Primeras palabras con 17 años? –preguntó su padre apuntando a su hija con la cámara. _______ pareció pensarlo.
- ¡Esta tarta está deliciosa! –gritó riendo. Su madre sonrió y su padre soltó una sonora carcajada.
- Bonitas palabras. –respondió Jeremy apuntando ahora a la tarta. _______ volvió a pasar el dedo.
- ¡Eh! No. Te la comerás como es debido. ¿De acuerdo? Bueno, bajemos. –dijo Rachel. ______ se puso unas chanclas que encontró y bajó corriendo. Todos se sentaron en la mesa a degustar la tarta de ______.
- Está realmente deliciosa. –suspiró _______ metiendo otro trozo en su boca. Sus padres sonrieron.
- ¡Qué bien! Me costó mucho prepararla. –dijo su madre con orgullo. Jeremy chasqueó la lengua.
- Miente. La pidió por encargo. –dijo guiñando un ojo. Él y ______ rieron como si la vida les fuera en ello.
- ¡Hey! Sería un secreto. –dijo Rachel fingiendo enfado. Mantuvo su postura de mujer enfadada por un rato, hasta que no aguantó y comenzó a reír con ellos.
- Madre, padre. ¿Puedo salir? Solo será un momento. –pidió _______. Sus padres asintieron con una sonrisa.
- Pero no olvides que tengo que darte mi regalo. –sonrió Jeremy. ______ asintió entusiasmada y salió corriendo a su habitación para cambiarse. Cuando terminó, bajó y abrió la puerta principal. En ese momento Claire iba a tocar el timbre.
- ¡Felicidades! –gritó abrazándola. Ella le devolvió el abrazo.
- Gracias. –sonrió. Miró que su amiga tenía una bolsa de color rosa en la mano.
- Es para ti, pero te lo quiero dar en nuestro lugar secreto. –dijo guiñando un ojo. Ella asintió y cerró la puerta. Comenzaron a caminar y llegaron. Era un pequeño parque apartado, al que no iban muchos niños.
- Vamos, dámelo. –dijo impaciente _______. Su amiga negó con el dedo y señaló un árbol.
- A la caseta. –sonrió sacando la lengua. ______ frunció el ceño y empezó a subir las escaleras que su padre había construido para su “guarida secreta”. Claire subió tras ella.
- Bien, dámelo. Sabes que tengo poca paciencia. –su amiga asintió sonriendo y le entregó la bolsa.
- Espero que te guste, sé que no es lo que querías pero…
- Claire. –llamó _______. Su amiga la miró y pudo ver sus ojos. Estaban débilmente encharcados por las lágrimas.
- ¿No te gusta? –preguntó con decepción.
- ¿Bromeas? ¡Me encanta! –gritó abalanzándose sobre su amiga. Claire empezó a reír.

_______ tenía en sus manos un álbum de fotos. En él había todo lo que habían vivido juntas. Sus enfados y reconciliaciones. Sus días de bebés, niñas, adolescentes… Su primer día de clases en la primaria, en la secundaria. Cuando _______ se fue con Claire de vacaciones y viceversa. También había fotos recientes, cuando _______ había cambiado su forma de vestir y demás. Había sido Claire, estaba segura. Miraron todas las fotos que había, llegando a las páginas que estaban vacías.

- Aquí es donde tú empiezas a llenar el álbum. A mí me ha tocado la primera parte, a ti te toca la segunda. –dijo sonriendo.
- Me encanta, muchas gracias. –enjugó algunas lágrimas que habían caído de sus ojos, pero no perdió la sonrisa en ningún momento.
- ¡Menos mal! Pensé que ibas a tirar el álbum al suelo o algo.
- ¡No! ¿Cómo se te ocurre? –preguntó riendo. Su amiga la miró con una mirada pícara.
- Apuesto a que cuando estabas saliendo ibas a casa de Nicholas para averiguar por qué ayer no vino al instituto. –dio en el clavo. _______ se sonrojó y asintió.
- Sí…
- ¡Oh bueno! No te entretengo más, ve. –dijo riendo. _______ la abrazó y bajó de la caseta. Sintió un zumbido en su bolsillo. Sacó el móvil y vio que era su padre. Seguro que quería que fuera a casa. Suspiró y no perdió tiempo, volvió a casa.
- Hola _______. –dijeron Denisse y el profesor cuando la chica pisó el salón. Sonrió pensando que Nicholas también estaría allí, pero no lo vio.
- Hola. –dijo sonriendo. Ellos no sabían que Nicholas era su novio, en realidad nadie lo sabía. Solo Cameron y Claire… Además de otros compañeros, que los habían visto juntos.
- Nicholas no ha podido venir, se ha quedado en casa. Está durmiendo…
- Claro. –sonrió y miró a su padre.
- ¡Ah sí! –pareció recordar– Mi regalo. –le extendió a _______ una pequeña cajita azul.
- ¿Qué es? –preguntó _______ agitando el paquete. Su padre se encogió de hombros y sonrió divertido.
- Ábrelo. –dijo mirando las manos de _______ que abrían la pequeña caja.
- ¿Pero cómo…? –preguntó con una sonrisa. Su padre lo había conseguido. Había cumplido su promesa de cuando ella tenía 10 años, apenas una chiquilla. En esa cajita había cuatro pasajes para París. Ella había deseado ir a París para ir al Warner Bros, y su padre ahora le daba su más anhelado deseo.
- Lo prometido es deuda… Un poco tarde, pero…
- ¡Te quiero! –se abalanzó sobre su padre como nunca antes lo había hecho.
- Obviamente irás con nosotros… Puede llevar a Claire, por eso el cuarto pasaje. –dijo sonriendo. Ella asintió extasiada.
- Es para cuando termines este curso. Estaremos un mes allí. Así tu padre también me daba una luna de miel decente. –dijo Rachel mirando a su marido, recordando que su luna de miel había sido en Texas, en casa de su padre. El cual tenía tres hijos más.
- Te amo Rachel. –dijo Jeremy para cambiar el ambiente. _______ sonrió y le entregó la caja a su padre.
- ¿Puedo salir un ratito? –sus padres la miraron con las cejas levantadas.
- Acabas de venir de la calle.
- Sí, pero porque papá me había llamado. –sentenció ella. Su padre sonrió.
- Tushé. –ella lo abrazó y salió por la puerta. Iría a ver a Nicholas. Se cercioró de que tenía la llave en su bolsillo. Cuando llegó abrió la puerta y subió corriendo las escaleras. Cuando llegó a la habitación masculina sintió sus rodillas flaquear.
- ¿Nick? –frente a ella estaba Nicholas besando apasionadamente a Heather.

Estaban medio desnudos sobre la cama. Él encima de ella. Ese sentimiento de felicidad que había sentido hacía treinta segundos se esfumó. Sintiendo de nuevo aquel dolor, sintió que la historia se repetía de nuevo. Las llaves cayeron al suelo, haciendo el mismo eco de hacía unos años. Su corazón se rompió, otra vez. Nicholas la miró. Tenía los ojos oscuros, estaba excitado. Apenas sus miradas conectaron Nicholas se dio cuenta de lo que estaba haciendo, del enorme error que estaba cometiendo.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:32

Capítulo treinta y uno.

Ella empezó a negar con lágrimas en los ojos. Intentó convencerse de que no era lo que estaba pensando, pero lo tenía frente a sus ojos. ¿Es que el destino se burlaba de ella? Reprimió las lágrimas y vio cómo Nicholas se levantaba, solo en bóxer. Caminaba hacia ella con una expresión de miedo. ______ no quiso llorar, no más. Quería madurar y ser fuerte de una vez. No quería que la vieran como “con la que se podía jugar hasta que te canses”. Ya estaba harta de sufrir por estúpidos como él. Ella se giró, dándole la espalda.

- Gracias por el regalo de cumpleaños. Aunque le ha encantado más a Heather que a mí. Pero bueno…
- No. _____ te juro que esto es…
- Hemos roto. –dijo fríamente. Comenzó a caminar lentamente. Sentía que una muralla gigante se construía alrededor de su corazón. Cuando llegó a la puerta principal, salió sin impedimentos.
- ______...
- Déjala Nick, vuelve a la cama conmigo. Íbamos a hacer algo que tú y yo queremos hace mucho…
- Vete. –dijo mirando el suelo. Ella abrió los ojos y se cubrió con la sábana.
- ¿Qué? –preguntó desorientada. Habría jurado que él la había deseado tanto como ella a él, o incluso más.
- ¡Que te vayas! ¡Lárgate! –gritó señalando la puerta. Ella sintió una aguja en su corazón. Presionó los labios y se vistió, saliendo por la puerta de la habitación. Nicholas quedó completamente tranquilo cuando escuchó la puerta principal. ¿Qué mierda se le había pasado por la cabeza?

“Hemos roto” rondó por la cabeza de Nicholas durante un buen rato. Habían terminado por su maldita culpa. Si él no hubiera tardado tanto en cambiarse y en envolver el regalo de _______ no se habría quedado a solas con Heather. No le habría abierto la puerta, habría estado sonriendo con _______ en su casa. ¡Demonios! Hoy era el día en que le iba a decir a sus padres que ella era su novia. Se agarró la cabeza y se tiró en la cama. Maldito destino, solo le hacía sufrir. Viendo cómo las chicas que amaban se iban de su lado. Suspiró y recordó la cara de _______, como había dolor y decepción en su rostro. Se quería morir.

- ¿_______? –preguntó alguien a sus espaldas. Ella se giró y lo miró con los ojos encharcados.
- Hola Cameron…
- ¿Te ocurre algo? –preguntó acariciando su cabeza.
- Nicholas. –suspiró agachando la cabeza. Él la abrazó por los hombros y negó con la cabeza.
- No te preocupes, estoy seguro de que…
- Hemos roto, Cameron. –dijo secamente. Él chico abrió los ojos y la miró con tristeza. Sabía cuánto amaba _______ a Nicholas.
- Idiota. –dijo mirando la fuente. Ella levantó la cabeza y lo miró sorprendida.
- ¿Qué?
- Nicholas es idiota… Solo te hace sufrir. Vale, quizás te quiera, pero no sabe manejarlo. Eso quiere decir que no está preparado para una relación seria. ______ has hecho bien.
- Cameron…
- Aunque… estoy seguro de que te buscará y volverás a caer. –dijo levantándose del banco y mirando el suelo. Ella lo miró con tristeza.
- Ya no. –susurró levantándose y posicionándose a su lado.
- ¿Cómo dices?
- Lo que oyes. No pienso caer otra vez, ya han sido dos veces las que se han burlado de mí. Gracias a esos dos bastardos he aprendido a ser más fuerte. Desde hoy no voy a dejar entrar a mi corazón a nadie.
- ¿Nadie? –preguntó Cameron poniendo una cara tierna, tan tierna que derretiría el Ártico.
- Tonto, tú ya estás dentro. –dijo abrazándolo con una sonrisa. Él sonrió y le acarició la espalda.
- Pero como amigo, ¿no? –preguntó con una mueca. Ella asintió.
- Lo siento, no puedo verte como algo más…
- Tranquila. Ya lo sé… Llegará un día en el que tú y yo seamos amigos y yo ya no esté enamorado de ti…
- Sí. –dijo riendo. Se abrazaron lentamente y ella sonrió.
- Se me olvidaba. –dijo Cameron buscando en sus bolsillos.
- ¿El qué?
- Tu regalo. –sonrió y sacó un pequeño paquete de color azul. Ella lo recibió y lo abrió con ansia.
- Espero que te guste, como te gustan mucho los ositos… Pues decidí.
- Me encanta. Muchas gracias. –dijo sacando uno de los pendientes. Ella sonrió y lo abrazó.
- De nada ranita. Quiero poner una sonrisa en esa cara, siempre haré lo que pueda. –ella sonrió y se puso los pequeños ositos en las orejas.
- Debo irme Cameron… Mis padres me estarán esperando.
- Claro. Nos vemos. –sacudió la mano. Ella sonrió y salió corriendo. Cuando llegó vio a Nicholas llamando a su puerta. Genial, su día aún no había terminado del todo…
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:34

Capítulo treinta y dos.

Gruñó, gritó y pataleó en su interior, pero por fuera solo mostró un silencioso suspiro. Decidió esconderse para no mantener ningún tipo de contacto con él. Su madre le abrió la puerta a Nicholas con una sonrisa. Cuando la cerró, ______ suspiró y miró el cielo. Parecía que no era su día de suerte ni de lejos… A este paso le iba a coger manía a su cumpleaños. Decidió que había estado esperando mucho rato y entró.

- _______, ¡qué bien que llegas hija! –dijo Rachel aplaudiendo. Su hija sonrió de lado y la miró a los ojos.
- Mamá, no me encuentro bien. Iré a dormir, ¿vale? –susurró sobándose el estómago, parecía que de verdad le dolía. Su madre se preocupó y asintió.
- Luego te llevaré un té. –sonrió besando la cabeza de su hija. _______ asintió y miró a todos disculpándose, pero en ningún momento mantuvo un contacto visual con Nicholas. Subió las escaleras y entró a su habitación.
- Demonios, tuve que mentirle a mi madre. –murmuró girándose y quedando de lado. Miró por la ventana y sonrió– Pronto llegará un día en el que Nicholas pague esto, pero por partida doble.
- ¿Puedo pasar? –preguntó una voz. _______ fingió no escucharla y cerrar los ojos. La persona asomó la cabeza por la puerta y vio el cuerpo de _______ tendido en la cama– Mi amor… No sabes cuánto lo siento. Heather no significa nada para mí y…
- Vete. –dijo _______ secamente. Él la miró y se acercó a la cama, sentándose.
- Mi amor…
- ¡No soy tu amor! –gritó ______, pero se regañó porque abajo estaban todos.
- Claro que lo eres. ¿Crees que te mentía? –preguntó él enfadado.
- Puede ser… No lo sé y, ahora, tampoco me importa. Así que si te vas, me haces un favor muy grande.
- ¿Quieres que grite que somos novios? –aventuró Nicholas. Ella lo miró con recelo.
- Fuimos. Aún así, no te atreverás. –dijo sentándose y mirándolo con odio. Él sonrió.
- ¿No?
- Nicholas no hagas esto. –dijo rindiéndose. Bajó la mirada y entonces pensó.
- ¡Cállame entonces! –sonrió pensando en un beso.
- ¿Qué te calle? –preguntó ______ con una sonrisa.
- Sí. –dijo acercándose. Ella hizo lo mismo, pero lo detuvo a escasos centímetros de su boca.
- Si dices que fuimos novios, yo diré el motivo de por qué ya no lo somos. ¿Lo entiendes? –preguntó apartándolo de un empujón– Ahora vete. No te quiero ver en mi vida.
- _______...
- Ni _______ ni pimientos, que te vayas he dicho. –susurró acostándose de nuevo. Él la miró melancólico, pero se acostó a su lado y la abrazó.
- Te amo. –dijo Nicholas en un susurro.
- Tarde. Lárgate. –dijo poniéndose boca abajo y ocultando la cara en la almohada.
- No pienso dejarte, _______. Tienes que entenderlo.
- ¿En verdad me amas? –preguntó ella mirándolo a los ojos. Él asintió y sonrió.
- Mucho.
- Perfecto. ¿No has oído eso de “Si amas algo, déjalo ir”? Pues déjame, quiero estar sola. –dijo señalando la puerta. Nicholas suspiró y se dio por vencido. Había sido un idiota y había perdido a _______. Lo asumiría y sufriría por ello. Pero antes, se inclinó y besó su cabeza.
- Te amo _______, siempre serás mi princesa amarilla que va sentada detrás de mí, en mi triciclo. –se levantó y salió por la puerta. ______ estaba a punto de gritarle que también lo amaba, pero lo que había hecho le había dolido. Mucho.
- Pienso olvidarte Nicholas Carter. Entonces solo te recordaré como un error en mi vida. –susurró sollozando. Unos sollozos que se convirtieron rápidamente en llanto.

Sonrió al ver que quedaba apenas una semana para terminar el instituto. Se vistió a la velocidad de la luz y bajó a desayunar. Claire tocó el timbre a los pocos minutos. Caminaron riendo hasta el coche y hablaron de tonterías. Cuando llegaron vieron a Cameron esperándolas. _______ intuía que a Claire le gustaba Cameron. ¿Por qué? Simplemente porque siempre que estaban los tres, ella se ponía roja y muda. Toda una ternura.

- Hola Cameron. –saludó ______.
- Hola. –susurró Claire con la cabeza agachada. Cameron la miró sonriendo.
- Hola ranita. Hola Claire. –dijo abrazando a las dos chicas. Claire sonreí y aspiraba el aroma del chico. ______, en cambio, miraba la escena que estaban protagonizando Nicholas y Heather.
- ¿Entramos? –preguntó no prestando más atención a los novios. Sí, novios. Habían quedado como tal hacía una semana, más o menos… Eso solo hizo ver a ______ que Nicholas era un patán de primera.
- Claro, vamos. –dijo Cameron cogiendo a ambas chicas por los hombros.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:35

Capítulo treinta y tres.

Fuera lo que fuese que había pasado entre Nicholas y ______ aún seguían sentándose juntos. Algo que _______ detestaba con todo su corazón. Cuando Cameron y ella llegaron a la clase ella se sentó y se animó mentalmente. “Solo cinco días más y no volverás a verlo…” se dijo a sí misma. Sonrió cuando pensó que esos últimos días iban solo para asistir. Habían terminado todos los exámenes la semana pasada. ______ pensó que solo le quedaba un curso más y saldría por fin de los estudios. Su sonrisa se borró en cuanto vio a Nicholas.

- Disculpa. Estás en mi sitio. –dijo fríamente. Cameron lo miró y se levantó pesadamente.
- Nos vemos luego princesa. –se acercó a _______ y pensó en joder a Nicholas. Posó los labios sobre los de ______, luego le guiñó el ojo y se despidió con una sonrisa. Ella estaba asombrada, pero lo ocultaba bastante bien.
- ¿Sales con Cameron? –preguntó Nicholas mirándola.
- ¿Te importa? –él no respondió– Exacto. –dijo mirando como el profesor entraba con una sonrisa y unas carpetas en mano.
- Hoy tenemos que hacer un último trabajo. No contará para nota, pero quiero que lo hagan. –dijo empezando a repartir hojas de papel– El trabajo tratará sobre unas palabras para los profesores que se jubilan este año. Entre los profesores que quedamos hemos pensado en hacer una despedida.
- Pero profe, ¿por qué no hacemos una carta conjunta y que la lea un representante? –preguntó un compañero. El profesor pareció pensarlo.
- Sí, me gusta la idea. ¿Alguien voluntario para escribir lo que decimos en la pizarra? –preguntó el profesor sentándose en la mesa. Lisa levantó la mano inmediatamente.
- ¡Yo! –el profesor asintió y ella se levantó, dirigiéndose hacia la pizarra.
- ¿Alguien voluntario para leerla en la despedida? –preguntó el profesor. Todos ocultaron sus caras o fingieron estar mirando al techo.
- Yo profe. –dijo _______ levantando la mano. Después de ver a todos sus compañeros actuando como idiotas no le había quedado opción.
- De acuerdo Smith. Ahora empecemos con la carta. –para sorpresa de _______, todos sus compañeros colaboraron. En alguna ocasión dijeron bromitas, que el profe decidió añadir para darle un poco de humor al ambiente que se presentaría.
- ¡Profe! Podríamos poner que algunos alumnos se van ya este año, ¿no? Los de último año. –el profesor asintió y miró a Lisa para que lo escribiera.
- Bien, la carta ya está terminada. –aplaudió el profesor levantándose de la mesa.
- Profe, creo que deberíamos terminar el pequeño discurso con un “hurra”. ¿No? –preguntó ________ con una sonrisa– Que todos los presentes se pongan a gritar “hurra” con alegría.
- Me gusta, me gusta. –Lisa lo apuntó en la pizarra y se limpió las manos. Miró a ______ y sonrió– Bueno, ya hemos acabado. Dejaré esta clase cerrada para que no borren nuestro trabajo. Igualmente ya no tengo más clases por hoy. –dijo cuando sonó el timbre. Todos se levantaron y salieron sonriendo.

Así pasó la semana, llegando al último día. La despedida. ______ estaba nerviosa, había escogido la ropa más bonita que tenía. Se había peinado y maquillado a conciencia. Quedando natural, pero hermosa. Todos sus compañeros no estaban tan diferentes. Las chicas lucían preciosas, los chicos parecían hasta buenos. Unos angelitos. Sonrió cuando llegó la parte del discurso.

- Bien, hoy como todos sabemos algunos profesores se van… Es por eso que la clase de 1ºC de bachillerato les hemos hecho un discurso. El cual lo leerá ______ Smith. –todos aplaudieron y ella tragó saliva. Subió al escenario y sonrió.
- Hola. –dijo sonriendo tímidamente– Bien, hoy estamos aquí para despedir a todos esos profesores que se jubilan. Los que estamos aquí desde siempre, sabemos realmente cómo son esos profesores. Pueden ser regañones y amargados, pero siempre tienen esa chispa divertida. Hacen que las clases sean más llevaderas, más rápidas. Esos profesores son los que nos han visto crecer y madurar como personas. También, aprovecho para despedir a los de 2º de bachillerato. Que ya empiezan la etapa de adultos. La clase de 1ºC os despide con una sonrisa y un “ánimo”. Este, definitivamente, es el mejor instituto de la historia. ¡Tres hurras por él! Hip, hip… ¡Hurra! Hip, hip… ¡Hurra! Hip, hip… ¡Hurra! –dieron todos al unísono, para después aplaudir como locos con lágrimas en los ojos. Todos los profesores subieron al escenario para dar dos besos a la muchacha.
- Bien, ahora daremos paso a un vídeo que hemos preparado los profesores. Espero que los disfrutéis.

En ese vídeo estaban todas las actividades que habían hecho en el instituto. Salía cuando Nicholas y ______ hicieron una pequeña explosión en química y tenían la cara azul. Salía cuando Claire empezó en las animadoras, y así todas las demás. Llegando a ______, la cual se caía siempre al principio. La sala estaba llena de risas con el vídeo. También salió cuando Cameron y _______ tuvieron que hacer un ejercicio de historia, ella era el rey y Cameron una plebeya. Algo realmente cómico. ______ pudo ver cómo había cambiado. En el vídeo también salían los más pequeños y los más mayores… En definitiva, esa fue la mejor despedida que ________ ha presenciado nunca. Entonces lo recordó, mañana se iría con Claire a Francia. Eso, incluso la puso más feliz.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:36

Capítulo treinta y cuatro.

Claire y ella sonreían. Ambas estaban en la habitación de _______ preparando el equipaje. Esa noche su mejor amiga se quedaba a dormir en su casa. Se hacían bromas y rememoraban momento del pasado juntas. _________ cerró la maleta con ayuda de su amiga.

- ¡Me encanta irme a Francia contigo! –dijo eufórica _______ tirándose sobre la cama. Su amiga sonrió y cerró su maleta.
- Lo sé, a mí también. –suspiró y se sentó al lado de su amiga.
- ¿Qué ocurre? –preguntó __________ incorporándose.
- Nada.
- ¡Vamos! Siempre que pones esa cara y suspiras es porque algo pasa…
- En serio nada.
- Te gusta Cameron. –dijo señalándola y levantando las cejas. Su amiga se sonrojó y bajó la cabeza.
- Claro que no.
- ¿Cómo que no? ¿Acaso has visto tus ojitos cuando lo ves? ¡Cosita! Eres una ricura. –dijo con un puchero y agarrando los cachetes de Claire.
- Para. Sabes que no me gusta. –dijo riendo mientras apartaba las manos de _______.
- Pero si te lo hiciera Cameron… –dijo levantando las cejas.
- ¡Tampoco! –dijo sonrojada. Su amiga estalló en carcajadas.
- ¡Ay! Claire… te ves tan tierna así. Dile que te gusta. No pierdes nada.
- Su amistad. –dijo con la cabeza agachada.
- ¿Tú eres tonta? –preguntó con un tono de furia. Claire abrió los ojos y la miró perpleja.
- Oye. –dijo ofendida.
- Definitivamente lo eres. ¡Cameron está que se cae babeando por ti! –gritó levantándose de la cama.
- Mientes.
- ¿Por qué tendría que mentir? –dijo cruzándose de brazos y mirándola con la mirada entrecerrada.
- No lo sé…
- Pues entonces, créeme y escucha cuando te digo. Cameron está loco por ti. –dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
- ¿Por qué lo dices? –preguntó curiosa. Su pecho se había hinchado de repente.
- Porque cuando venía a ver los entrenamientos de animadoras, me preguntaba por ti. Yo te iba a presentar, pero siempre te escapabas. Hasta que por fin te presente. Los días posteriores solo te miraba a ti. –dijo levantando las cejas sucesivamente.
- Cállate, y háblame de Nicholas…
- De ese no me hables tú a mí. Es un cretino. –dijo sentándose con los ojos cerrados.
- ¿Qué ha pasado? Nunca me cuentas nada… Me estás dejando de lado. –dijo cruzando sus brazos y frunciendo el ceño.
- Lo siento…
- Bueno, da igual. –dijo levantándose y entrando al baño.
- No hagas eso. –gritó ________ cuando Claire cerró la puerta.
- ¿El qué?
- Hacer que me sienta mal, que te deba algo. –respondió bajando a mirada.
- No tienes por qué contármelo. –vociferó con dificultad. _______ suspiró y se recostó sobre la cama.
- Te lo contaré. –susurró cerrando los ojos. Escuchó como la puerta se abría y su amiga se sentaba a su lado.
- Cuenta. Así tengo una razón para arrancarle las pelotas. –dijo con una sonrisa.
- Me engañó con su ex novia. Que ahora es su actual novia…
- Hijo de…
- No hace falta que te ensucies la boca por él. No merece ni que lo pensemos. –su amiga asintió.
- _________...
- Dejémoslo, ¿vale? –dijo sonriendo, pero con unas pequeñas lágrimas cayendo por sus mejillas.
- No. Ese malnacido te ha hecho lo mismo que James. ¡Joder! ¿Es que no hay chicos decentes aquí? –preguntó abrazando a su amiga.
- No lo sé. –respondió sollozando.
- Tranquila. ¿Quién dice que en París no vas a encontrar a un hombre de verdad? –preguntó con una sonrisa.
- Lo digo yo.
- ¡Vamos mujer! Es la ciudad del amor. Quizás se llame Pierre. –empezó a reír provocando que __________ la siguiera al instante.
- No quita, quita. –dijo sentándose. Se secó la cara y la miró con una sonrisa.
- ¿Qué pasa?
- Muchas gracias. –dijo abrazándola por el cuello. Su amiga acarició su espalda con cariño.
- Sabes que me tendrás para siempre. Hasta en el cielo no te librarás de mí, te perseguiré por siempre. –pronunció en un susurró. Su amiga rió y ella también, llenando la habitación.
- Espero que así sea.
- Tenlo por seguro. –dijo acariciando la cara de ________– No dejes que chicos estúpidos te hagan sufrir, ¿de acuerdo? Aprende a diferenciar uno que merece la pena de otro que no.
- Sí. –dijo asintiendo. Hizo un puchero y sonrió después.
- Te quiero mucho _______. –dijo riendo y abrazando a su amiga. Ambas se tendieron sobre la cama y se durmieron en un abrir y cerrar de ojos.
- Yo también te quiero Claire. –susurró ________ entre sueños.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:37

Capítulo treinta y cinco.

A la mañana siguiente se despertaron a las seis de la mañana, el avión salía a las ocho. Tendrían tiempo suficiente para despedirse de sus amigos. Aunque solo se fueran por un mes, __________ iba a extrañar todo aquello. Cuando estaban subiendo el equipaje al taxi varios compañeros de clase que se habían enterado del viaje habían ido a despedirlas.

- ¿Cuándo volvéis? –preguntó Lisa con una sonrisa.
- A finales de este mes. –respondió _______. Claire estaba ocupada, mirando si Cameron venía por algún lado, pero no aparecía.
- Espero que te lo pases bien. –dijo abrazándola.
- Claro. –dijo ________ mirando a Claire.

Estuvieron así diez minutos, despidiéndose de todos. ________, en el fondo de su corazón, esperaba que fuera Nicholas. Pero no apareció. Con un suspiro ambas chicas se subieron a la parte trasera del taxi con Rachel. Jeremy iba en la parte de copiloto. _______ miraba por la ventana mientras Claire estaba atenta a la ventana trasera por si veía a Cameron. Ninguna de las dos vio a la persona que esperaban. Llegaron al aeropuerto y se sentaron en unos bancos mientras los padres de _______ buscaban la puerta de embarque. Aún quedaba media hora para despegar, habían llegado sobrados de tiempo.

- Listo chicas. Vamos. –dijo Rachel con una sonrisa. _______ se levantó seguida por Claire. Todos se dirigían a la aduana.
- ¡Claire! ¡_________! –ambas se giraron esperando ver a quienes ocupaban su mente en ese momento. Pero fue Claire la que sonrió más de la cuenta.
- ¡Cameron! –dijo corriendo y tirándose a sus brazos. Él la recibió con una sonrisa enorme.
- Claire, menos mal que he llegado a tiempo. –dijo abrazando a la chica por la cintura. Ella lo miró con los ojos iluminados y le cogió del cuello, acercando sus labios hasta juntarlos.
- Oww… –susurró _______ juntando las manos.
- ¿Claire? –preguntó Cameron confundido.
- No digas nada. Me gustas, mucho. Es más, te quiero. Quizás tú no sientes lo mismo, pero no me importa. En cuanto vuelva te voy a conquistar aunque sea lo último que haga. –dijo rápidamente. Cuando terminó de decir la frase respiró profundamente. El chico la miraba sonriendo.
- Claire…
- Te gustaré tanto que cada vez que me veas vas a querer besarme hasta cansarte. –admitió ella. Cameron sonrió y levantó las cejas.
- Claire… –intentó de nuevo él.
- No, ya verás. –se acercó y juntó sus labios de nuevo. Se separó y lo miró a los ojos con una sonrisa. Le dio un besito pequeño antes de salir corriendo hacia los padres de ______.
- ¿Me lo explicas? –preguntó Cameron. _______ solo sonrió.
- La tienes loca Don Juan. Espero que la cuides, ¿de acuerdo? –él sonrió y asintió.
- Os voy a extrañar como nunca, ranita. –dijo acariciando su pelo. Ella sonrió y le agarró un cachete– Quita, lo odio. –ella sonrió pensando en que él y Claire eran perfectos el uno para el otro.
- ¿Te gusta Claire? –preguntó mirándolo con una ceja levantada.
- No lo sé… Pero me pongo bastante feliz cuando la veo. –dijo sonriendo de oreja a oreja viendo como Claire esperaba su turno para pasar por la aduana.
- Bien, espero que si llegáis a ser novios, no le hagas daño. –dijo señalándolo con el dedo acusadoramente.
- Claro que no. –dijo sonriendo– Te quiero mucho, fea. –dijo riendo mientras la abrazaba. Ella le golpeó la espalda. Se separó y sacudió la mano mientras se acercaba a Claire.
- ¿Qué ha dicho? ¿Me odia? –preguntó Claire mirando el suelo con vergüenza.
- No. –dijo con una sonrisa– Es más, creo que lo has enamorado. –dijo señalando al chico que seguía parado en su sitio.
- ¿De verdad lo crees? –su amiga asintió.
- Sí y ahora pasa por la aduana Julieta, tu Romeo te esperará a la vuelta. –dijo riendo. Claire frunció el ceño y la miró con rabia fingida. Sonrió y pasó por aquel aparato. _______ pasó detrás de ella y pusieron el equipaje en la cinta. Entraron en el avión y se sentaron en su sitio.


- ¡________! ¡_________! –escuchó Cameron cuando el avión hacia Paría acababa de despegar. Se giró y vio a un Nicholas sofocado.
- Llegas tarde. –dijo fríamente. Nicholas lo miró y se arrodilló en el suelo.
- Mierda. –dijo con la voz quebrada.
- La has perdido Nicholas. Ahora déjala ser feliz. –dijo girando sobre sus talones y empezando a caminar hacia la salida.
- ¿No va a volver nunca? –preguntó con miedo. Cameron lo miró y pensó que mentir estaría mal, pero era necesario. Ese chico no dejaría ser feliz a ______. Y Cameron quería que _______ fuera feliz a toda costa.
- Nunca más. –dijo fríamente empezando a caminar de nuevo. Dejando a Nicholas llorando en el suelo.

FIN.
Volver arriba Ir abajo
lovelife.
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1089
Edad : 18
Localización : Todas partes.
Fecha de inscripción : 28/03/2011

MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Marzo 8th 2013, 10:54

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}   Hoy a las 07:33

Volver arriba Ir abajo
 
∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» ∗seduciendo a un gay {nick&tú - capítulos}
» Seduciendo a un gay [Nick y Tú] HOT
» MAESTRO SUSTITUTO (nick y tu -hot )CAPÍTULOS FINALES !!
» CRESCENDO (JOE Y TU) segunda parte de hush hush
» Dirty Little Secrets (Jonas y Tu) - 2da Temporada

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: