Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 35, 36, 37
AutorMensaje
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:44

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:44

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:44

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:44

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:45

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 8th 2013, 19:52

OMG !! COMO LA DEJAS ASI !!! Que capis !!! Estoy como es shock Jajaja , Las partes en que los molestaban con nieve Jajaja y Nick con el hermano... Aaa jjajaja Very Happy Me encanto pero ahora de la pelea y que se incendio eso OMG !!!

Y solo tres capis Sad Ashh pero la nueva nove que vas a colocar esta muy chevere ! Very Happy

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
caripe
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1413
Edad : 23
Localización : Jupiter !! :D
Fecha de inscripción : 15/06/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 9th 2013, 10:27

Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh Síguelaaaa
Me encanta tu novelaaaa !!!!!
Un abrazo !
Very Happy

study afro flower elephant king queen jocolor geek santa affraid Basketball cheers bom drunken alien cat monkey pig

Perfecta I love you






The Jonas Brothers are BACK !






Forever !
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 9th 2013, 14:57

Capitolo Novantatre

Sentí otra esquina de una puerta, y cuando la atravesé un hilo de luz brillo ante mí. La luz de luna se filtraba a Través del vidrio de la ventana y un sollozo formo su camino a Través de mi garganta

— ¡T-Trent, está aquí! —Grite detrás de mí— ¡TRENT!— Entrecerré mis ojos, viendo un pequeño movimiento en la distancia — ¿Trent?— llame mi corazón latía violentamente en mi pecho.

Con el paso del tiempo las sombras parpadeaban en las paredes. Y mis ojos se abrieron con horror cuando me di cuenta que lo que pensaba que eran personas eran en realidad llamas.

—Oh dios mío— dije mirando a la ventana. Nick la había cerrado después de entrar, y estaba muy alta para que yo la alcanzara.

Mire a mi alrededor buscando algo en que pararme, la habitación estaba llena de madera cubierta con sabanas. Las mismas sabanas que alimentarían el fuego hasta que toda la habitación se convirtiera en un infierno. Agarre un pedazo de tela blanca, quitándola de un escritorio. El polvo se alboroto a mí alrededor, mientras tiraba la sabana al suelo y arrastraba la enorme madera hacia el espacio vacío bajo la ventana. La empuje contra la pared y la escale, tosiendo con el humo que se abría paso a la habitación. La ventana aun estaba a unos metros debajo de mí. Gruñí tratando de empujarla para abrirla, torpemente girando la cerradura de un lado a otro con cada empujada. No se movía.

— ¡Vamos, maldición!— grite.

Apoyándome en mis brazos, me eche hacia atrás, usando el peso de mi cuerpo con el ímpetu de que podría forzarla a abrirse. Cuando eso no funciono, deslice mis uñas debajo de esta, empujándola hasta que pensé que mis uñas se habían separado de mi piel. La luz brillo en la esquina de mi ojo. Y grite cuando vi como el fuego se acercaba por las sabanas blancas que cubrían el pasillo por el cual había pasado un momento antes.
Mire hacia la ventana, una vez más metiendo mis uñas por las esquinas. Sangre saliendo de mis dedos, el metal se enterró en mis dedos. El instinto se sobrepuso sobre las demás emociones y mis manos se volvieron puños, golpeando el vidrio. Una pequeña grieta astillo en vidrio junto con manchas y salpicaduras de mi sangre por cada golpe.
Golpee el vidrio una vez más con mi puño, y luego me saque un zapato. Las sirenas sonaban en la distancia y solloce, golpeando mis palmas contra el vidrio. El resto de mi vida solo estaba a unos centímetros, al otro lado del vidrio. Arañe los bordes una vez más, y luego comencé a golpear el vidrio con ambas palmas.

— ¡AYUDA!— Grite, viendo las llamas acercarse — ¡ALGUIEN AYÚDEME!— Una tos suave sonó tras de mí
— ¿Pigeon?

Me volví ante la voz familiar. Nick apareció en la puerta detrás de mí. Su rostro y ropa estaba cubierto en hollín.

— ¡Nick!— grite, me baje del escritorio y corrí hacia donde él estaba parado, cansado y sucio.

Me choque contra él, y él envolvió sus brazos alrededor mío. Tosiendo mientras jadeaba por aire. Sus manos tomaron mis mejillas.

— ¿Dónde está Trent?— su voz áspera y débil.
—Él los siguió— grite con lagrimas en mi rostro. — ¡Intente que viniese conmigo, pero él no venia!— Nick miro hacia el fuego que se aproximaba y sus cejas se juntaron. Contuve el aliento, tosiendo cuando el humo lleno mis pulmones, él me miro, sus ojos llenos de lagrimas.
—Voy a sacarnos de aquí Pigeon— sus labios se presionaron con los míos en un firme y rápido movimiento. Y entonces él subió encima de mi improvisada escalera.
Él empujo la ventana, y luego la cerradura, sus músculos temblaban cuando usaba toda su fuerza contra el vidrio.
— ¡Aléjate ______, Voy a romper el vidrio!

Con miedo de moverme solo logre alejarme un paso de nuestra única salida. El codo de Nick se doblo mientras él echaba su puño hacia atrás, gritando mientras golpeaba el vidrio. Me volví escudando mi rostro con mis sangrientas manos mientras el vidrio se destrozaba encima de mí.

— ¡Vamos!— él grito sosteniendo una mano para mí.

El calor del fuego tomo toda la habitación, me eleve en el aire mientras él me levantaba del piso y me empujaba fuera.
Espere sobre mis rodillas mientras Nick escalaba, y luego lo ayude a ponerse de pie. Las sirenas a todo volumen estaban al otro lado de la habitación, y luces rojas y azules de los bomberos y las patrullas de los policías bailaban por el ladrillo del edificio adyacente.
Corrimos a la multitud de gente parada frente al edificio, buscando en los rostros sucios a Trent. Nick grito el nombre de su hermano, su voz se volvía mas desesperanzada con cada llamado. Él saco su celular para ver alguna llamada perdida y luego lo cerró fuertemente. Cubriendo su mano con su mano negra.

— ¡TRENT!— Nick grito, estirando su cuello mientras buscaba en la multitud.

Esos que habían escapado estaban abrazados y lloriqueaban detrás de los vehículos de emergencia, observando el horro mientras el camión de bomberos disparaba a Través de las ventanas y bomberos corrían hacia dentro, tirando mangueras detrás de ellos.
Nick pasó una mano por los rastros de cabello en su cabeza, negando la cabeza.

—Él no salió. —él susurro. —Él no salió, Pidge.— Mi aliento se corto, cuando vi el hollín desliarse por sus mejillas por las lágrimas, el cayo en sus rodillas y yo caí con él.
—Trent es inteligente, Nick. Él salió, él debió haber encontrado otra forma— dije, tratando también de convencerme a mí misma.

Nick colapso en mis piernas, tomando mi camisa con ambos puños. Lo sostuve, no sabía que mas hacer. Una hora paso, observamos con esperanza que disminuía mientras observábamos como sacaban a dos personas y luego continuaban saliendo con las manos vacías. A medida que los paramédicos atendían y la ambulancia arrancaba en la noche, con victimas de quemaduras, esperamos. Media hora después, los cuerpos que sacaban estaban más allá de la salvación, el suelo estaba lleno de bajas, mucho más numerosas de los que habían escapado. Los ojos de Nick no dejaron la puerta, esperando que sacaran a su hermano de la salida.

— ¿Nick?— Volteamos a la misma vez para ver a Adam parado al lado nuestro. Nick se puso de pie, jalándome con él. —Estoy feliz de que ustedes chicos lo lograran— Dijo Adam. Luciendo atónito y desconcertado. — ¿Dónde estabas?— Nick no respondió.

Nuestros ojos volvieron a los restos carbonizados de los dormitorios Keaton. El humo negro y espeso salía de las ventanas. Enterré mi rostro en el pecho de Nick, cerrando mis ojos, esperando que en cualquier momento despertara.

—Tengo que…tengo que llamar a mi papá— Nick dijo, sus cejas juntándose mientras abría su celular. Respire profundamente, esperando que mi voz sonara más fuerte de lo que me sentía.
—Tal vez deberías esperar. Nick no sabemos nada aun. Sus ojos no dejaron el teclado y sus labios temblaron.
—Esto no está bien, nunca deberíamos haber estado allí.
—Esto fue un accidente, tú nunca hubieses podido saber que esto pasaría— dije tocando su mejilla.

Su rostro se comprimió, cerrando fuertemente los ojos, él respiro profundamente y comenzó a marcar el número de su padre. Los números en la pantalla fueron remplazados por un nombre cuando el teléfono empezó a sonar, y los ojos de Nick se ampliaron cuando leyó la pantalla. Con un borroso movimiento, él ya tenía el teléfono junto a su oreja.

— ¿Trent? —Una risa de sorpresa se escapó de sus labios, y una sonrisa estalló en su rostro mientras me miraba—. ¡Es Trent! —Abrí la boca y apreté su brazo mientras él hablaba—. ¿Dónde estás? ¿Qué quieres decir con que estás en lo de Morgan? Estaré allí en un segundo, ¡ni se te ocurra moverte!

Me lancé hacia adelante, mis pies luchando para mantenerse al paso de Nick mientras corría a Través del campus, arrastrándome detrás de él. Cuando llegamos a lo de Morgan, mis pulmones gritaban por aire. Trent bajó corriendo las escaleras, chocando contra nosotros.

— ¡Jesús H. Cristo, hermano! ¡Pensé que estabas tostado! —dijo Trent, abrazándonos con tanta fuerza que no me dejaba respirar.
— ¡Idiota! —dijo Nick empujando a su hermano lejos—. ¡Pensé que estabas malditamente muerto! He estado esperando por los bomberos para llevar tu cuerpo carbonizado desde Keaton!

Nick le frunció el ceño a Trent por un momento y luego lo empujó en un abrazo. Su brazo salió disparado, buscando a tientas hasta que encontró mi camisa, y entonces me empujó en un abrazo también. Tras unos momentos, Nick liberó a Trent, manteniéndome cerca, a su lado.
Trent me miró con un gesto de disculpa.

—Lo siento, ______. ¡Me entró el pánico!— Yo sacudí la cabeza.
—Sólo estoy feliz de que estés bien.
— ¿Yo? Hubiera sido mejor estar muerto si Nick me hubiera visto salir de ese edificio sin ti. Traté de encontrarte después de que saliste corriendo, pero luego me perdí y tuve que encontrar otra manera. Caminé alrededor del edificio para encontrar esa ventana, pero me encontré con unos policías y me obligaron a salir. ¡Me he estado volviendo loco por aquí! —dijo él, pasándose una mano por el corto cabello.

Nick amplió mis mejillas con sus pulgares, y entonces levantó su camiseta, usándola para sacar el hollín de su rostro.

—Salgamos de aquí. Los policías van a estar arrastrándose por aquí pronto.

Después de abrazar a su hermano una vez más, nos dirigimos al Honda de América. Nick miraba la hebilla del cinturón de seguridad y luego fruncía el ceño cuando tocía.

—Tal vez debería llevarte al hospital y conseguir que te chequeen.
—Estoy bien —dije, entrelazando mis dedos con los suyos. Miré hacia abajo, y vi un profundo corte a Través de sus nudillos—. ¿Es eso de la pelea o de la ventana?
—La ventana —respondió, frunciendo a mis uñas ensangrentadas.
—Salvaste mi vida, sabes —Sus cejas se juntaron.
—No me hubiera ido sin ti.
—Sabía que vendrías. —Sonreí, apretando sus dedos entre los míos.

Nos sujetamos las manos hasta que llegamos el departamento. No podría haber dicho de quién era la sangre mientras lavaba el color carmesí y las cenizas de mi piel en la bañera. Cayendo en la cama de Nick, pude aún oler el humo y la piel ardiente.

—Aquí –dijo él, alcanzándome un pequeño vaso con un líquido ámbar—. Te ayudará a relajarte.
—No estoy cansada.— Mantuvo el vaso cerca para mí. Sus ojos lucían exhaustos, inyectados de sangre y pesados.
—Sólo trata de descansar un poco, Pidge.
—Estoy casi asustada de cerrar los ojos —dije, tomando el vaso y tragándome el líquido.

Tomó el vaso de mis manos y lo puso sobre la mesita de noche, sentándose a mi lado. Nos sentamos en silencio, dejando que las horas pasaran nadando. Cerré los ojos con fuerza cuando los recuerdos de los gritos aterrorizados de las personas atrapadas en el sótano, llenaron mi mente. No estaba segura de cuánto tiempo me tomaría para olvidar, o si lo haría alguna vez. La mano cálida de Nick sobre mi rodilla me sacó de mi sueño consciente.

—Una gran cantidad de gente murió esta noche.
—Lo sé
—No sabremos hasta mañana cuántos fueron. Trent y yo pasamos a un grupo de chicos en el camino. Me pregunto si ellos lo hicieron. Parecían muy asustados…

Sentí las lágrimas llenar mis ojos, pero antes de que tocaran mis mejillas. Los sólidos brazos de Nick me rodearon. Inmediatamente me sentí protegida, cálida contra su piel. Sintiéndome tan como en casa en los brazos que una vez me aterrorizaron, pero sólo en ese momento. Estaba tan agradecida de poder sentirme tan segura después de experimentar algo tan horroroso. Sólo había una razón para que yo me pudiera sentir de tal forma con una persona.

Pertenecía a él.


ESPERO LES HAYA GUSTADO!!!

DOS CAPS!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 9th 2013, 15:17

Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 9th 2013, 21:41

Estoy tan feliz de que Nick haya llegado justo a tiempo para salir con la rayis de ese sotano, Dios casi me da un paro cuando Trent no aparecia y Nick estaba desesperado, por suerte todo salio bien para ellos, y que pena que muxhos hayan muerto :'( Solo quedan 2 capis, no quiero que termine, pero quiero seguir leyendo lo que sigue, OK Bye Cuidate, Y Siguelaaaaaaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 13:20

oh por dios, estos capis me han dejado con el corazon en la mano Sad
pero estoy emocionada porq nick y la rayis regresaron :')
y woow casi casi se mueren casi me da un infarto Lloron
SIGUELA PRONTO PORFAAAAAAAAAAAAAAA
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 14:49

Capitolo Novantaquattro

Fue ahí cuando lo supe. Sin ninguna duda en mi mente, sin preocupación de lo que otros podrían pensar, y no teniendo miedo de los errores o consecuencias, sonreí por las palabras que iba a decir.

— ¿Nick? —dije contra su pecho.
— ¿Qué, nena? —susurró en mi cabello. Nuestros teléfonos sonaron al unísono, alcancé el suyo para él mientras contestaba el mío.
— ¿______? —chilló América.
—Estoy bien, Mare. Estamos todos bien.
—Lo acabamos de escuchar. ¡Está todo en las noticias!

Pude escuchar a Nick explicándole a Shepley junto a mí, y traté de hacer lo mejor para tranquilizar a América. Contestando miles de sus preguntas, tratando de mantener mi voz tranquila mientras recordaba los momentos más horripilantes de mi vida, me relajé cuando Nick cubrió mi mano con la suya.
Parecía como si estuviera contando la historia de alguien más, sentada en el cómodo departamento de Nick, un millón de millas lejos de la pesadilla que pudo habernos matado. América lloró cuando terminé, dándome cuenta de cuán cerca estuvimos de haber perdido nuestras vidas.

—Voy a empezar a empacar ahora. Estaremos en casa a primera hora de la mañana —susurró América.
—Mare, no te vayas tan pronto. Estamos bien.
—Tengo que verte. Tengo que abrazarte para saber que estás bien —lloró.
—Estamos bien, puedes abrazarme el viernes.— Ella sorbió por las narices otra vez.
—Te amo.
—Yo también. Diviértanse.— Nick me miró y apretó más el teléfono contra su oreja.
—Mejor abraza a tu chica, Shep. Suena enojada. Lo sé, amigo… yo también. Te veo pronto.

Colgué segundos antes de que Nick lo hiciera, y nos sentamos en silencio por un momento, todavía procesando lo que había ocurrido. Después de un tiempo, Nick se inclinó sobre su almohada, y me puso contra su pecho.

— ¿América está bien? —preguntó, mirando el celular.
—Está molesta. Pero está bien.
—Estoy feliz de que no estuvieran allí.

Choqué mis dientes. Ni siquiera había pensado sobre qué hubiera pasado si ellos no se estuvieran quedando con los padres de Shep. Mi mente me dio una imagen fugaz de las asustadas expresiones de las chicas en el sótano, peleando con los chicos para poder escapar. Los ojos asustados de América reemplazaron los rostros sin nombre de las chicas en esa habitación. Sentí nauseas al pensar acerca su hermoso cabello rubio sucio y quemado junto con el resto de los órganos tendidos en el césped.

—Yo también —dije con un temblor.
—Lo siento. Has pasado por mucho esta noche. No debería agregar nada más a tu matrícula.
—Tú estabas allí también, Nick.—Estuvo callado por algunos minutos, y justo cuando abrí mi boca para hablar otra vez, él tomó un profundo respiro.
—No me asusto muy a menudo —dijo, finalmente—. Estaba asustado la primera mañana en que desperté y tú no estabas allí. Estaba asustado cuando me dejaste después de Las Vegas. Estaba asustado cuando pensé que iba a tener que decirle a mi papá que Trent había muerto en esa construcción. Pero cuando te vi a Través de las llamas en ese sótano… estaba aterrorizado. Llegué a la puerta, estaba a pocos metros de la salida, y no pude irme.
— ¿Qué quieres decir? ¿Estás loco? —dije, mi cabeza dando vueltas cuando miré sus ojos.
—Nunca había estado tan seguro de nada en mi vida. Me di la vuelta, hice mi camino a ese cuarto donde estabas, y allí estabas. Nada más importaba. Ni siquiera sabía si lo lograríamos o no, sólo quería estar donde tú estuvieras, donde sea que eso signifique. De la única cosa de la que estoy asustado es de una vida sin ti, Pigeon.— Me levanté, besé sus labios tiernamente.
—Entonces no tienes nada de qué estar asustado. Estaremos juntos para siempre.— Él suspiró.
—Lo haría todo otra vez, sabes. No cambiaría ni un segundo si eso significara que estaríamos aquí, en este momento.

Mis ojos se sintieron pesados, y tomé un respiro profundo. Mis pulmones protestaron, seguían quemando por el humo. Tosí un poco, y luego me relajé, sintiendo los cálidos labios de Nick contra mi frente. Su mano se deslizó por mi cabello húmedo y pude escuchar el latido constante de su corazón contra su pecho.

—Esto es —dijo con un suspiro.
— ¿Qué?
—El momento. Cuando te veo dormir… ¿esa paz en tu rostro? Eso es. No lo he tenido desde que mi madre murió, pero lo puedo sentir nuevamente. — Tomó otra profunda respiración y se acercó más—. Yo supe en el momento en que te conocí que había algo en ti que yo necesitaba. Resultó que no era algo de ti. Eras sólo tú.— La esquina de mi boca se levantó mientras enterraba mi rostro en su pecho.
—Somos nosotros, Nick. Nada tiene sentido a menos que estemos juntos. ¿No has notado eso?
— ¿Notarlo? ¡Te he estado diciendo eso todo el año! —él bromeó.
—Es oficial. Bimbo, peleas, rompimientos, Joe, Las Vegas… incluso incendios… nuestra relación puede soportar cualquier cosa.

Levanté mi cabeza una vez más, y noté la alegría en sus ojos mientras me miraba. Era similar a la paz que había visto en su rostro luego de haber perdido la apuesta sobre quedarme con él en su departamento, después de que le dije que lo amaba por primera vez, y de la mañana de baile de San Valentín. Era similar, pero diferente. Esta era absoluta y permanente. La cautelosa esperanza había desaparecido de sus ojos, la confianza incondicional tomaba su lugar. Lo reconocí sólo porque sus ojos reflejaban lo que yo estaba sintiendo.

— Las Vegas— dije.
—¿Si?— Frunció el ceño al no saber dónde me dirigía.
— ¿Has pensado en volver?— Sus cejas se alzaron.
—No creo que sea una buena idea para mí.
— ¿Y qué si fuéramos sólo por una noche?— dije y el miró alrededor de la oscura habitación, confuso.
— ¿Una noche?
—Cásate conmigo —dije sin vacilar.

Me sorprendió la rapidez y la facilidad con que las palabras salieron. Su boca se expandió en una gran sonrisa.

— ¿Cuándo? —Me encogí de hombros.
—Podemos fijar un vuelo para mañana. Son las vacaciones de primavera. No tengo nada para mañana. ¿Y tú?
—Yo me encargaré de todo —dijo él, alcanzando su teléfono—. American Airlines —dijo él, observando mi reacción de cerca mientras estaba al teléfono—. Necesito dos boletos para Las Vegas, por favor. Mañana, humm. — Me miró, esperando a que cambiara de opinión—. Dos días, ida y vuelta. Lo que tenga.

Descansé mi mejilla contra su pecho, esperando a que terminara de reservar los boletos. Cuanto más tiempo le permití quedarse en el teléfono, más amplia se hacía su sonrisa.

—Sí, uh, espere un minuto —dijo él, apuntando a su billetera—. Podrías alcanzar mi tarjeta, Pidge? —Él espero nuevamente por mi reacción.

Con mucho gusto me incliné, saqué su tarjeta de crédito de su billetera y se la entregué. Nick leyó los números para el agente, mirándome después de terminar cada serie. Cuando le dio la fecha de vencimiento, él apretó los labios.

—Er, sí señora. Los recogeremos en el mostrador. Gracias.— Me dio su celular y me senté en la mesa de noche, esperando a que hablara. — Me acabas de pedir que me case contigo —dijo él, aun esperando que yo admitiera algún tipo de truco.
—Lo sé.
—Ese es un asunto real, sabes. Sólo pedí dos boletos para mañana temprano. Entonces eso significa que nos casaremos mañana en la noche.
—Gracias. —Sus ojos se achicaron.
—Vas a ser la Señora Jonas cuando empieces las clases el lunes.
—Oh —dije, mirando a todas partes. Nick levantó una ceja.
— ¿Tienes dudas?
—Tendré que cambiar serios papeles la próxima semana.— Él asintió con lentitud, con una esperanza cautelosa.
— ¿Te vas a casar conmigo mañana? —Sonreí.
—Uh huh.
— ¿Hablas en serio?
—Sip.
— ¡Te amo, maldita sea! —Agarró cada lado de mi cara, cerrando sus labios con los míos—. Te amo demasiado, Pigeon —dijo él, besándome una y otra vez.
—Sólo recuerda que en cincuenta años todavía estaré pateando tu trasero en el Póker —bromeé. Él sonrió triunfante.
—Si significan sesenta o setenta años contigo, nena… tienes todo mi permiso para hacer lo que quieras.— Levanté una ceja.
—Tú no quisiste decir eso.
— ¿Quieres apostar?—Apareció en mi rostro la sonrisa más perversa que pude hacer.
— ¿Estás lo suficientemente confiado como para apostar la brillante moto que está afuera?—Sacudió su cabeza, una expresión seria reemplazando la sonrisa burlona que tenía unos segundos antes.
—Pondría todo lo que tengo en tus manos. No me arrepiento de ningún segundo contigo, Pidge, y nunca lo haré.

Le tendí la mano y él la tomó sin vacilar, agitándola una vez y luego llevándola a su boca, y presionando sus labios tiernamente contra mis nudillos. La habitación estaba en silencio, sus labios dejando mi piel y el aire que escapa de sus pulmones era el único sonido.

—______ Jonas —dijo, con una sonrisa radiante a la luz de la luna. Apreté mi mejilla contra su pecho desnudo.
—Nick y ______ Jonas.Nick endrá un bonito anillo para ella?
— ¿Anillo? —dijo él, frunciendo el ceño.
—Nos preocuparemos de los anillos después, bebé. En cierto modo te arrojé esto encima.
—Uh… —se interrumpió, observando a que reaccionara de la forma que él esperaba.
— ¿Qué? —dije, sintiéndome tensa.
—No te enojes —dijo mientras se movía nervioso. Su agarre apretado a mí alrededor—. Yo… como que ya me hice cargo de esa parte.
— ¿Qué parte? —dije, estirando mi cuello para mirarle la cara. Se quedó mirando el techo y suspiró.
—Vas a enloquecer.
—Nick…

Fruncí el ceño mientras él alejaba un brazo de mí, agarrando el cajón de la mesita de noche. Él toqueteó adentro por un momento y yo soplé el flequillo húmedo fuera de mis ojos.

— ¿Qué? ¿Compraste más condones?— Él rio una vez.
—No, nena. —Sus cejas se juntaron cuando hizo más esfuerzo para alcanzar algo en el cajón.

Una vez que encontró lo que él estaba buscando, su enfoque cambió y él me miró mientras sacaba una pequeña cajita de su escondite secreto. Miré hacia abajo mientras colocaba la pequeña cajita cuadrada de terciopelo sobre su pecho, y descansó su cabeza sobre su brazo.

— ¿Qué es eso? —pregunté.
— ¿Qué es lo que parece?
—Está bien. Déjame volver a decir la pregunta… ¿Cuándo conseguiste eso?— Nick inhaló, y mientras lo hacía, también la cajita rosa con su pecho, y sentí cuando espiró el aire de sus pulmones.
—Hace un tiempo.
—Nick…
—Sólo lo vi un día… y supe que sólo había un lugar al que podía pertenecer… en tu perfecto dedo meñique.
— ¿Un día, cuándo?
— ¿Importa? —rebatió. Se retorció un poco, y yo no podía dejar de reír.
— ¿Puedo verlo? —Sonreí, repentinamente sintiéndome un poco mareada. Sonrió también, y miró la caja.
—Ábrelo.

La toque con un dedo, sintiendo el exuberante terciopelo debajo de mi yema. Agarré el sello de oro con las dos manos, poco a poco fui tirando de la tapa para abrirla, hasta que un destello me llamó la atención. Y cerré la tapa.

— ¡Nick! —me lamenté.
—Sabía que ibas a enloquecer —dijo, sentándose y poniendo sus manos sobre las mías.

Podía sentir la caja presionando contra las palmas de mis manos, sintiendo como si fuera una granada espinosa que podía detonar en cualquier momento. Cerré los ojos y sacudí la cabeza.

— ¿Es que estás loco?
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 14:49

Capitolo Novantacinque

— ¿Es que estás loco?
—Lo sé, sé lo que estás pensando, pero tenía que hacerlo. Era único. ¡Y tenía razón! No he visto uno así que sea tan perfecto como este.

Mis ojos se abrieron y en lugar del ansioso par de ojos que me esperaba, él estaba lleno de orgullo. Gentilmente él levantó la tapa de la caja con sus manos, y tiró el anillo de la pequeña ranura que lo mantenía en su lugar. El gran diamante redondo brillaba aún en la penumbra, captando la luz de la luna en todas sus facetas.

—Es… Dios mío, es increíble —le susurré mientras tomaba mi mano izquierda en la suya.
— ¿Puedo ponerlo en tu dedo? —preguntó, mirándome.

Cuando asentí, él presionó sus labios, deslizando la banda de plata por mi dedo, sosteniéndolo en el lugar por un momento y luego soltándolo

—Ahora es increíble.

Ambos observamos mi mano por un momento, igualmente sorprendidos por el contraste del gran diamante puesto en mi pequeño y delgado dedo. La banda se extendió por la parte inferior de mi dedo, partiéndose en dos en cada lado hasta que se juntaba y hacían una, diamantes más pequeños revestían cada franja de oro blanco.

—Tú pudiste haber pagado la cuota inicial de un auto con esto —dije en voz baja, incapaz de inculcar ninguna fuerza en mi tono de voz. Mis ojos siguieron a mi mano mientras Nick se la llevaba a los labios.
—Me había imaginado cómo se vería en tu mano un millón de veces. Ahora que está ahí…
— ¿Qué? —sonreí, observando cómo miraba mi mano con una sonrisa emocionada. Miró hacia mi rostro.
—Pensé que iba a tener que sudar cinco años antes de sentirme de esta manera.
—Lo quería tanto como tú. He tenido un infierno con la cara de póquer. —Sonreí al presionar mis labios contra los suyos.

Nick me apretó la mano cuando contuve la respiración. Traté de mantener mi cara tranquila, pero cuando me encogí, su dominio se hizo más fuerte. El techo blanco estaba empañado en algunos lugares por manchas de filtración. Aparte de eso, la habitación estaba impecable. Ningún desorden, no había utensilios esparcidos. Todo estaba su lugar, lo que me hizo sentir medianamente a gusto con la situación. Había tomado la decisión. La llevaría a cabo.

—Bebé… —dijo Nick, frunciendo el ceño.
—Puedo hacer esto —le dije, mirando a las manchas en el techo.

Salté cuando dedos tocaron mi piel, pero traté de no tensarme. Podía ver la preocupación en los ojos de Nick cuando comenzó el zumbido.

—Pigeon —comenzó Nick de nuevo, pero negué con la cabeza con desdén.
—Está bien. Estoy lista. —Sostuve el teléfono lejos de mi oído, haciendo una mueca tanto por el dolor como por la conferencia inevitable.
— ¡Te voy a matar, ______ Abernathy! —Exclamó América—. ¡Matar!
—Técnicamente, es ______ Jonas, ahora —dije, sonriéndole a mi nuevo marido.
— ¡No es justo! —Se quejó ella, la ira hundiéndose en su tono—. ¡Se suponía que debía ser tu dama de honor! ¡Se suponía que debía ir de compras por el vestido contigo y lanzar una fiesta de despedida de soltera y sostener tu ramo!
—Lo sé —dije, viendo desvanecerse la sonrisa de Nick cuando hice una mueca de dolor otra vez.
—No tienes que hacer esto, lo sabes —dijo, sus cejas se unieron entre sí. Apreté sus dedos con mi mano libre.
—Lo sé.
— ¡Eso ya lo dijiste! —Gritó América.
—No estaba hablando contigo.
—Oh, estás hablando conmigo —se quejó ella—. Por supueeesto que estás hablando conmigo. Nunca vas a oír el final de esto, ¿me oyes? ¡Nunca, jamás te perdonaré!
—Sí lo harás.
— ¡Tú! ¡Eres una...! ¡Eres simplemente egoísta, ______! ¡Eres una terrible mejor amiga!— Me eché a reír, haciendo que el hombre sentado a mi lado se sacudiera.
—No se mueva, Sra. Jonas.
—Lo siento —dije.
— ¿Quién fue ese? —Gruñó América.
—Ese fue Griffin.
— ¿Quién diablos es Griffin? Déjame adivinar, ¿invitaste a un desconocido a tu boda y no a tu mejor amiga? —Su voz se hacía más aguda con cada pregunta.
—No. Él no fue a la boda —dije, aspirando una bocanada de aire. Nick suspiró y se movió nervioso en su silla, apretando mi mano.—Se supone que debo hacer esto, ¿recuerdas? —le dije, sonriéndole a Través del dolor.
—Lo siento. No creo que pueda soportar esto —dijo, con voz llena de angustia. Relajó su mano, mirando a Griffin—. Date prisa, ¿quieres? —Griffin negó con la cabeza.
—Cubierto de tatuajes y no puede soportar que su novia consiga una simple inscripción. Terminaré en un minuto, camarada.— El ceño fruncido de Nick se profundizó.
—Esposa. Ella es mi esposa. — América jadeó una vez procesada la conversación en su mente.
— ¿Te estás haciendo un tatuaje? ¿Qué está pasando contigo, ______? ¿Respiraste humos tóxicos en el incendio?

Miré hacia abajo a mi estómago, a la confusa mancha negra justo en el interior de mi hueso de la cadera y sonreí.

—Nick tiene mi nombre en su muñeca —aspiré otra bocanada de aire cuando el zumbido continuó. Griffin secó la tinta de mi piel y empezó de nuevo. Hablé a Través de mis dientes—: Estamos casados. Quería algo, también.— Nick sacudió la cabeza.
—No tenías que hacerlo.— Entrecerré los ojos.
—No empieces conmigo. Hemos hablado de esto.— América se echó a reír una vez.
—Te has vuelto loca. Te voy admitir en el asilo al llegar a casa. —Su voz era aún perforante y exasperada.
—No es tan loco. Nos amamos el uno al otro. Hemos estado viviendo prácticamente juntos dentro y fuera de todo el año. ¿Por qué no?
— ¡Porque tienes diecinueve, idiota! ¡Porque te fuiste y no le dijiste a nadie, y porque no estoy allí! —Exclamó.
—Lo siento, Mare, me tengo que ir. Nos vemos mañana, ¿de acuerdo?
— ¡No sé si quiero verte mañana! ¡No creo que quiera ver a Nick nunca más! —Se burló.
—Te veré mañana, Mare. Sabes que quieres ver mi anillo.
—Y tu tatuaje —dijo, con una sonrisa en su voz.

Colgué y cerré el teléfono, entregándoselo a Nick. El zumbido se reanudó de nuevo, y mi atención se centró en la sensación de ardor seguido por el segundo dulce de alivio cuando limpiaba el exceso de tinta. Nick empujó mi teléfono en su bolsillo, agarrando mi mano entre las suyas, inclinándose hasta tocar su frente con la mía.

— ¿Te asustaste así de mucho cuando te hiciste tus tatuajes? —Le pregunté, sonriendo a la expresión de aprehensión en su rostro. Se movió, parecía sentir mi dolor mil veces más que yo.
—Uh... no. Esto es diferente. Esto es mucho, muchísimo peor.
— ¡Listo! —Dijo Griffin con un gran alivio en su voz como el reflejado en el rostro de Nick. Dejé que mi cabeza cayera hacia atrás en la silla.
— ¡Gracias a Dios!
— ¡Gracias a Dios! —suspiró Nick, acariciando mi mano.

Miré hacia abajo a las hermosas líneas negras en mi piel enrojecida e inflamada:

Sra. Jonas

—Vaya —dije, levantándome sobre los codos para tener una mejor visión. El ceño fruncido de Nick al instante se convirtió en una sonrisa triunfal
—Es hermoso.— Griffin negó con la cabeza.
—Si tuviera un dólar por cada esposo tatuado nuevo que trae a su esposa aquí y se lo toma peor de lo que ella lo hace… bueno. No tendría que tatuar a nadie nunca más.
—Sólo dígame cuánto le debo, grandísimo idiota —murmuró Nick.
—Voy a dejar su factura en el mostrador —dijo Griffin, entretenido con la réplica de Nick.

Miré alrededor de la habitación al cromo brillante y los carteles de las muestras de tatuajes en la pared, y luego de vuelta a mi estómago. Mi apellido nuevo relucía en gruesas letras negras elegantes. Nick me miraba con orgullo, y luego miró hacia abajo a su anillo de boda de titanio.

—Lo hicimos, bebé —dijo en voz baja—. Todavía no puedo creer que seas mi esposa.
—Créelo —dije, sonriendo.

Me ayudó a levantarme de la silla y favorecí mi lado derecho, consciente de que cada movimiento que hacía causaba que mi jeans rozara mi piel en carne viva. Nick sacó su billetera, firmó el recibo con rapidez antes de que me llevara de la mano al taxi que esperaba fuera. Mi celular volvió a sonar, y cuando vi que se trataba de América, lo dejé sonar.

—Nos va a hacer sentir miserable por un largo tiempo, ¿cierto? —dijo Nick con el ceño fruncido.
—Hará puchero por veinticuatro horas, después de que vea las fotos, lo superará.— Nick me lanzó una sonrisa maliciosa.
— ¿Estás segura de eso, Sra. Jonas?
— ¿Alguna vez vas a dejar de llamarme así? Lo has dicho cientos de veces desde que salimos de la capilla.— Él negó con la cabeza mientras sostenía la puerta del taxi abierta para mí.
—Voy a dejar de llamarte así hasta que esto termine siendo real.
—Oh, es real de acuerdo —dije, deslizándome a la mitad del asiento para dejarle espacio—. Tengo recuerdos de la noche de boda para probarlo.— Se apoyó en mí, corriendo su nariz por la piel sensible de mi cuello hasta que llegó a mi oído.
—Desde luego que sí.
—Ay... —dije cuando se presionó en contra de mi vendaje.
—Oh, maldita sea, lo siento, Pidge.
—Estás perdonado —sonreí.

Rodamos hacia el aeropuerto de mano en mano, y me reí cuando vi a Nick mirar a su anillo de boda sin disculpas. Sus ojos tenían la expresión pacífica a la que me estaba acostumbrando.

—Cuando lleguemos al apartamento, creo que finalmente me daré cuenta, y voy a dejar de actuar como un idiota.
— ¿Me lo prometes? —sonreí. Me besó la mano y la acunó en su regazo entre sus manos.
—No.

Me reí, apoyando mi cabeza sobre su hombro hasta que el taxi redujo la velocidad hasta detenerse frente del aeropuerto. Mi celular volvió a sonar, mostrando el nombre de América una vez más.

—Es implacable. Déjame hablar con ella —dijo Nick, alcanzando mi teléfono.
— ¿Hola? —Dijo, esperando que acabara la corriente estridente en el otro extremo de la línea. Él sonrió—. Porque soy su marido. Puedo responder su teléfono, ahora. —Me miró, y luego abrió la puerta del taxi, ofreciéndome su mano—. Estamos en el aeropuerto, América. ¿Por qué no Shepley y tú nos recogen y puedes gritarnos a ambos en el camino a casa? Sí, todo el camino a casa. Debemos llegar en torno a las tres. Muy bien, Mare. Nos vemos entonces.— Hizo una mueca con las duras palabras de ella y luego me pasó el teléfono—. No estabas bromeando. Está enojada.

Le pagó al taxista y luego tiró su bolsa al hombro, tirando de la manija de mi equipaje para rodarlo. Sus brazos tatuados se tensaron mientras empujaba mi bolso, con la mano libre buscando a la mía.

—No puedo creer que le hayas dado luz verde para que nos tenga por una hora entera —dije, siguiéndolo a Través de la puerta giratoria.
—Realmente no crees que voy a dejar que le grite a mi esposa, ¿verdad?
—Te estás poniendo muy cómodo con ese término.
—Creo que es hora de que lo admita. Sabía que ibas a ser mi esposa más o menos a partir del segundo en que te conocí. No voy a mentir y decir que no he estado esperando el día que lo pudiera decir... así que voy a abusar del título. Deberías acostumbrarte a él, ahora —dijo esto con la mayor naturalidad posible, como si estuviera dando un discurso practicado. Me reí, apretándole la mano.
—No me importa. —Me miró por el rabillo de su ojo.
— ¿No? —Negué con mi cabeza y me jaló a su lado, besando mis mejillas—. Bien. Te vas a hartar de esto durante los próximos meses, pero sólo dame un respiro, ¿de acuerdo?

Lo seguí por los pasillos, escaleras mecánicas, y las líneas de seguridad. Cuando Nick caminó a Través del detector de metales, un timbre fuerte se disparó. Cuando el guardia del aeropuerto le pidió a Nick que se quitara su anillo, su rostro se tornó grave.

—Lo sostendré, señor —dijo el oficial—. Sólo será por un momento.
—Le prometí que nunca me lo quitaría —dijo Nick a Través de sus dientes.

El oficial extendió la palma de su mano, paciencia y divertida simpatía arrugaba la fina piel alrededor de sus ojos. Zayn a regañadientes, se quitó el anillo, lo estrelló en la mano del guardia, y luego suspiró cuando caminó por la puerta, esa vez sin activar la alarma. Caminé a Través de ella sin novedad, entregándole mi anillo también. La expresión de Nick era tensa, pero cuando se nos permitió pasar, sus hombros se relajaron.

—Está bien, bebé. Está de regreso en tu dedo —le dije, riendo ante su reacción exagerada.

Me besó en la frente, jalándome a su lado mientras nos dirigimos a la terminal. Cuando capturé la mirada de los que pasábamos, me pregunté si era obvio que estábamos recién casados, o si simplemente notaban la sonrisa ridícula en el rostro de Nick, un fuerte contraste con su cabeza rapada, brazos tatuados y músculos sobresalientes.
El aeropuerto era un hervidero de turistas emocionados, de pitidos y zumbidos de las máquinas tragamonedas en el aire, y la gente serpenteando en todas direcciones. Le sonreí a una joven pareja tomada de la mano, viéndose tan excitados y nerviosos como Nick y yo lo hicimos cuando llegamos. No me cabe duda de que se irían sintiendo la misma mezcla de alivio y desconcierto que sentimos, llevando a cabo lo que habían venido hacer.
En la terminal, eché un vistazo a Través de una revista, y toqué suavemente la rodilla violentamente rebotando de Nick. Su pierna se congeló y me sonrió, manteniendo mis ojos en las fotografías de las celebridades. Estaba nervioso por algo, pero esperé a que me dijera, sabiendo que estaba trabajando a nivel interno.

Después de unos minutos, su rodilla se balanceó de nuevo, pero esta vez lo detuvo por su cuenta, y luego, lentamente, se dejó caer en su silla.

— ¿Pidge?
— ¿Sí?— Unos cuantos minutos pasaron, y luego suspiró.
—Nada.

El tiempo pasó demasiado rápido, y parecía que apenas nos habíamos sentado cuando nuestro número de vuelo fue llamado a bordo. Una línea se formó rápidamente, y nos pusimos de pie, esperando nuestro turno para mostrar nuestros boletos y caminar por el largo pasillo hacia el avión que nos llevaría a casa. Nick vaciló.

—No puedo deshacerme de este sentimiento —dijo en voz baja.
— ¿Qué quieres decir? ¿Cómo un mal presentimiento? —dije, de repente nerviosa. Se volvió hacia mí con preocupación en sus ojos.
—Tengo ésta loca sensación que una vez que lleguemos a casa, me voy a despertar. Como si nada de esto fuera real.

Deslicé mis brazos alrededor de su cintura, pasando mis manos sobre los músculos magros de su espalda.

— ¿Es eso lo que te preocupa?— Bajó la mirada a su muñeca, y luego miró a la banda de plata gruesa en su dedo izquierdo.
—No puedo evitar la sensación de que la burbuja va a estallar, y voy a estar acostado en mi cama solo, deseando que estés allí conmigo.
— ¡No sé qué voy a hacer contigo, Nick! Me he desecho de alguien por ti, dos veces, he empacado y he ido a Las Vegas contigo, dos veces, he ido literalmente a Través del infierno y de regreso, me casé contigo y me marqué con tu nombre. Me estoy quedando sin ideas para que sepas que soy tuya.— Una pequeña sonrisa adornó sus labios.
—Me encanta cuando dices eso.
— ¿Que soy tuya? —Le pregunté. Me incliné hacia arriba en las puntas de mis pies, presionando mis labios contra los suyos—. Soy. Tuya. La Señora de Nick Jonas, por siempre y para siempre.— Su pequeña sonrisa se desvaneció mientras miraba hacia la puerta de embarque y luego hacia abajo a mí.
—Voy a seguir jodiendo, Pigeon. Vas a hartarte de mis estupideces. —Me eché a reír.
—Estoy harta de tus estupideces, ahora. Aun así me casé contigo.
—Pensé que una vez que nos casáramos, me sentiría un poco más tranquilo acerca de perderte. Pero siento que si subo a ese avión...
— ¿Nqck? Te amo. Vamos a casa.— Sus cejas se juntaron.
—No me vas dejar, ¿verdad? ¿Incluso cuando soy un dolor en el trasero?
—Juré ante Dios... y Elvis... que no lo hare, ¿cierto?— Su ceño se aligeró un poco.
— ¿Esto es para siempre?— Una de las esquinas de mi boca se elevó.
— ¿Te haría sentir mejor si hacemos una apuesta?

Otros pasajeros comenzaron a caminar alrededor de nosotros, aunque lentamente, observaban y escuchaban nuestra conversación ridícula. Al igual que todas las otras veces, estaba manifiestamente consciente de las miradas indiscretas, pero esta vez era diferente. Lo único que podía pensar era en que la paz regresara a los ojos de Nick.

— ¿Qué clase de marido sería si apostara en contra de mi propio matrimonio? —Sonreí.
—Del tipo estúpido. ¿No escuchaste a tu padre cuando te dijo que no apostaras contra mí?— Él levantó una ceja.
—Así que estás así de segura, ¿eh? ¿Apostarías en ello?— Envolví mis brazos alrededor de su cuello y sonreí contra sus labios.
—Apostaría mi primer hijo. Así de segura estoy.— Y luego volvió la paz.
—No puedes estar tan segura —dijo, la ansiedad ausente en su voz. Levanté una ceja, y mi boca se elevó hacia un lado.
— ¿Quieres apostar?

Fin
Volver arriba Ir abajo
Wenn
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1547
Edad : 21
Fecha de inscripción : 01/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 14:51

TERMINO CHICAS, eso es todo.. espero les haya gustado... porfa, pasense por esta...

Delicate & Rebel (Nick&tu adaptada)
Bye cuidense, y las que se pasan, gracias! las kiero, ame compartir con ustedes este libro, gracias Pao por ayudarme y gracias chicas por haber leido, a mis fieles lectoras, ya que muchas se fueron Wink BYE! <3
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 20:41

Lloro no puedo creer que ya haya terminado, te juro que fue mi nove favorita, la ame de principio a fin, Nick y Pidge son la pareja perfecta, ame el cap donde el le puso el anillo de compromiso, cuando le decia todas esas hermosas palabras de que ella Era todo lo que el necesitaba, y cuando se hizo el tatuaje Sra. jonas, estuvo genial, Nick super tierno con ella el pobre sufria el dolor de ella al hacerse el tatuaje, ame como Nick le respondio a Mare diciendo que el era su esposo ypodia contestar su telefono, jaja, Nick siempre con sus dudas sobre si todo lo que paso con Pidge era real, es un amor, y el.final.fue lo mejor, Esta EMBARAZADA OMJ, una little Pidge o un little Nick, hubise sido genial que tuviea segunda temporada, Pero bueno, Wenn muchisimas gracias por subir esta preciosa novela, me hubiera gustado decirte "No aqui no termina, aun sigue" pero ya fue el final, tratare de oasarme por tu nove, es que ya empezare las clases de nuevo en la universidad y se me complicara un poco, pero hare todo lo posible... Otravez mil gracias por todo, Bye :-)
Volver arriba Ir abajo
Tatu d'Jonas
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 6938
Edad : 24
Localización : Peru
Fecha de inscripción : 20/08/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 10th 2013, 21:53

oh por dios, ame el final
estos chicos viven de apuestas hahaha
que emociooon :')
habra secuela? espero q si xD
GRACIAS por subirla Wenn Smile
Volver arriba Ir abajo
layni
Nuev@


Cantidad de envíos : 33
Edad : 22
Localización : republica dominicana
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 11th 2013, 10:37

[b]HERMOSA
Volver arriba Ir abajo
caripe
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1413
Edad : 23
Localización : Jupiter !! :D
Fecha de inscripción : 15/06/2012

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 11th 2013, 20:08

Me encanto leer esta espectacular Novelaaaaaaaaaa, me fascinos tuvo de todo !, gracias por compartirla !
Un abrazo !
La volvere a leer toda Very Happy
study afro flower elephant queen jocolor geek rendeer farao cherry albino sunny affraid Basketball cheers bom drunken alien pig

Perfecta I love you






The Jonas Brothers are BACK !!






Forever !
Volver arriba Ir abajo
NataliadeJonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas
Hipermegaultrasuper Fan de los Jonas


Cantidad de envíos : 39455
Edad : 19
Localización : Con Nick en una playa los dos solos 1313 prometiendonos estar juntos xa siempre 'Colombia'
Fecha de inscripción : 14/10/2011

MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Enero 12th 2013, 19:30

Aaaa ya acabo y ame el final ! Very Happy Que bien que pudieron salir de ese incendio con vida los tres y se CASARON ! Very Happy Aaaaaaa que bien ! Jajaja me encanto !! Y lo del anillo y el tatuaje Smile Que lindo , y America toda brava jajaja Very Happy De verdad me ENCANTO y muchisimas gracias por haberla compartido con nosotras Smile Y perdoname por no haber comentado antes, estaba en la casa de mi abuela y pues alli no hay internet, pero de verdad muchisimas gracias es una de mis favoritas ! Very Happy La ame ! Smile Y nos veremos en la otra nove Smile

Gracias por haberla compartido con nosotras Wink

XOXOXO
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)   Hoy a las 00:52

Volver arriba Ir abajo
 
Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 37 de 37.Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 35, 36, 37
 Temas similares
-
» Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)
» Beautiful Disaster (Nick&Tu) (Adaptada)
» Una Deuda de Amor (Nick&tu) - ADAPTADA
» Leaving Paradise - Nick y Tu - (Adaptada)
» Delicate&Rebel (Nick y tu adaptada)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: