Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente
AutorMensaje
irlanda
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 506
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/01/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Diciembre 30th 2012, 14:15

KanaknB jajajaja si eres mala madre mia . Que hermoso regalo de la rayis para nick.... Siguela plisss, igual feliz navidad para ti... Y in feliz a*o
Volver arriba Ir abajo
Stephy D' Jonas
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3596
Edad : 21
Localización : ¡Donde los sueños me lleven! {Venezuela - Jonasland - Australia}
Fecha de inscripción : 24/11/2009

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Diciembre 31st 2012, 11:42

Capítulo 36


—No hables salvo cuando se dirijan a ti —dijo Nick.

—No levantes los ojos para mirar a los hombres —dijo Denise.

—¿Puedo respirar? —preguntó ______, irritada por aquel acoso.

—Controla tu mal genio —ordenó Nick.

—Vigila tus modales —añadió Denise—. Muestra el respeto debido y nunca llames jadis a una mujer.

De pie como una niña entre su suegra y su esposo, a ______ le entraron ganas de gritar. Hacía cinco días que los dos no paraban de atormentarla y darle instrucciones. Si expresaba su rabia, Nick se negaría a que ella los acompañara al palacio de Topkapi, y ______ estaba harta de ser la prisionera de Denise. Así pues, en lugar de replicarles, ______ se limitaba a frotarse la mano vendada con gesto nervioso.

—No juegues con el vendaje —dijo Nick, dándole una palmada en la mano que no tenía herida.

—Me pica —protestó ______.

—No está bien visto que una dama se manosee el vendaje —dijo Nick.

—¡No está bien visto! —Estalló ______, incapaz de contenerse más—. Estoy harta de oír esas palabras.

—Baja la voz cuando me hables o te arrepentirás —le advirtió Nick.

—¿Qué piensas hacerme? —repuso ______—. ¿Amenazarme de muerte?

De pie junto a ellos, Tynna soltó una risilla. Denise alzó los ojos al techo y meneó la cabeza. Temía que su nuera la avergonzara delante del sultán y sus mujeres.

—¿Quieres acompañarnos o no? —le preguntó Nick a su esposa.

—Sí, quiero.

—Pues entonces compórtate como es debido, o te quedarás aquí. — Nick se volvió para coger el feridye que le ofrecía Omar.

______ hizo una mueca burlona a sus espaldas, y Tynna se echó a reír. Nick se dio la vuelta y miró con ojos entornados a su esposa.

Habían pasado dos semanas desde el incidente del bazar. Pese a que en ocasiones se mostraba indignada, Denise estaba solícita con su nuera y habían suavizado las críticas sobre su hijo. Tynna visitaba a su cuñada cada día e intentaba entretenerla. Por las noches, Nick la acunaba entre sus brazos y le ofrecía consuelo.

Con el transcurso de los días, la mano de ______ sanaba y ella mejoraba su comportamiento, pero su aburrimiento crecía a ojos vista. Ella quería sentir el sol y el aire sobre su rostro. Los apacibles paseos por el jardín eran apenas satisfactorios.

Al enterarse de que había salvado la vida de su tía, el príncipe Kevin había insistido en que Nick llevara a ______ al palacio de Topkapi. Su madre, su hermana y su propia esposa estaban intrigadas por la historia de aquella valiente mujer europea, y también lo estaban todas las doncellas del harén de su padre.

—No te quites el velo hasta que estemos en el interior de Topkapi —le dijo Nick, ajustándole el feridye como correspondía.

—Y no fisgonees por la cortina de la litera —le advirtió Denise—. Sé que lo hiciste cuando fuimos al bazar.

—¿Algo más, su señoría? —preguntó ______, irritada.

—Tienes prohibido subirte a los árboles —bromeó Tynna.

______ se echó a reír y Tynna la imitó. A Denise no le hizo gracia el comentario y frunció el entrecejo. Nick Joe miró a las jóvenes con una especie de tic nervioso en la mejilla de la cicatriz. ______ sonrió para sus adentros.

«Se lo tienen merecido —pensó—, por tratarme como si fuera una ignorante. ¿Acaso no soy la prima de la reina Isabel? ¡Cómo se atreven a insinuar que soy una salvaje!»

Nick, erguido en su magnífico corcel negro, supervisaba la seguridad de su familia mientras el séquito transitaba por las bulliciosas calles de Estambul en dirección al mar. Las damas iban en literas, ocultas tras las cortinas y transportadas a hombros por los esclavos de Denise. Al llegar al muelle, Nick las escoltó a una falúa imperial que condujo al grupo por el Bósforo hasta el palacio de Topkapi.

Cuando arribaron a la orilla, el agha kislar estaba ahí para recibirlos y escoltarlos con un fiero destacamento de guardias del sultán. Para entrar al harén había que pasar por la casa de carruajes con sus puertas incrustadas de madreperla. Un contingente de eunucos montaba guardia al cruzar la puerta.

______ agradeció el velo negro que le permitía ver sin ser vista. ¿Aquellos aguerridos guardias estaban ahí para disuadir a los intrusos o para retener dentro a las damas? Huir de Topkapi sería casi imposible.

El agha kislar los condujo por el meskane y el patio de las kadin hasta los aposentos de Nur-U-Banu.

El salón de la bas kadin era la estancia más opulenta que ______ había visto en su vida. En medio de lujosos azulejos y alfombras, el salón ostentaba un enorme brasero de bronce, fragmentos multicolores de vidrio opaco en las paredes y ventanas otomanas con parteluz que daban a un jardín privado.

Dos mujeres y un joven apuesto estaban sentados sobre almohadones en torno a una mesa. La mayor de las dos mujeres, madre de Kevin, sonrió cuando entraron.

—Sed bienvenida, familia de mi esposo. —Con la mirada fija en ______, Nur-U-Banu se dirigió a Nick—: ¿Es ella?

—Sí, por desgracia —respondió Denise con acritud.

______ volvió la cabeza bruscamente y clavó una mirada de rabia en su suegra. Nick le agarró la mano y la atrajo hacia sí, diciendo:

—Os presento a ______, mi flor silvestre. ______, ésta es Nur-U-Banu. —Se volvió hacia el joven apuesto de pelo rojizo dorado y ojos oscuros—. El príncipe Kevin, mi primo.

—Deja que le veamos la cara —dijo Kevin.

Con la ayuda de su esposo, ______ se quitó el velo negro.

—Nos conocemos. —Kevin la miró con una sonrisa—. Tuve ocasión de admirar tu belleza en la subasta.

Abochornada de que aquel hombre hubiera presenciado su humillación, ______ se sonrojó y bajó la vista.

—La modestia realza tu belleza —dijo Kevin suavemente, y se volvió hacia la hermosa mujer de pelo oscuro sentada junto a su madre—. Mi kadin, Safiye.

______ inclinó la cabeza ante la mujer y luego le susurró a Nick:

—¿Qué significa kadin?

—Safiye es la madre de mi hijo mayor —explicó Kevin.

—Sobrino, tu flor silvestre no es en absoluto como la describiste —comentó Nur-U-Banu.

Denise rió. Confundida, ______ miró a su suegra y luego a su esposo, que fruncía el entrecejo.

— Nick decía que tenías el pelo del color de una naranja marchita —bromeó Kevin—. Dijo que...

—¿Por qué no nos sentamos y nos distendemos un poco? —interrumpió Nick, pensando que sus familiares eran unos idiotas. Unos idiotas de remate.

—Por favor, poneos cómodos —dijo Nur-U-Banu.

Se sentaron en los enormes almohadones dispuestos en torno a la mesa. A poca distancia, el brasero de bronce espantaba el frío del otoño. Nur-U-Banu hizo sonar una campanilla, y entraron varios esclavos con doradas bandejas de uvas, dátiles, pastelillos de hojaldre y copas de agua de rosas.

—¿Dónde está Shasha? —preguntó Tynna.

—Mi consentidísima hermana está por llegar... —respondió Kevin.

En ese momento la puerta se abrió de golpe y entró como un torbellino una joven de la edad de Tynna, pelo castaño claro, ojos oscuros, mejillas sonrosadas y nariz pequeña.

—Ésta debe de ser ella —dijo la joven mirando a ______.

______ se sentía incómoda y fijó los ojos en una uva. Su esposo se atrevía a soltarle sermones sobre buenos modales y luego la traía a esta guarida de groseros. ¿Acaso era ella la única que debía conducirse con cortesía?

—______, ésta es la hermana de Kevin, Shasha —dijo Nick.

—Qué maravilloso cabello, tan exuberante... —comentó Shasha—. Parece una puesta de sol encendida.

—Más vale una puesta de sol que una naranja marchita —replicó ______ con voz seca.

—¿Cómo te sienta la vida de casada con la Bestia del Sultán? —preguntó Shasha, dejándose caer entre Denise y ______.

—Cuida tus modales —la riñó Nur-U-Banu.

—Cuéntanos cómo le salvaste la vida a mi tía —pidió Shasha, ignorando a su madre—. Enséñame la mano.

______ levantó la mano vendada y dijo:

—No fue nada.

—Por favor, cuéntanos la historia —insistió Safiye.

—______ acompañó a mi madre y mi hermana a los bazares —interrumpió Nick —. Al ver que el asesino surgía del grupo de guardias, dio un empujón a mi madre para quitarla de en medio y puso la mano para atajar el mortífero puñal.

—______ es una mujer muy valiente —añadió Tynna—. De hecho sólo le teme a los árboles.

Denise soltó una carcajada. Nick sonrió ante el recuerdo de su mujer atrapada en el melocotonero.

—Me gustaría escuchar la historia —dijo Kevin.

—______ se subió a un árbol para coger unos melocotones —contó Tynna—. Pero, una vez encaramada en una rama muy alta, se quedó paralizada de miedo. Por suerte apareció Nick y la rescató.

Todos se echaron a reír, salvo ______.

—El cerdo es uno de los platos favoritos de esta cristiana —dijo Denise—. Nick le ha dicho que puede comerlo los viernes.

De nuevo rieron todos a costa de ______. Ella se sonrojó y tuvo que esforzarse para contener su creciente indignación.

—¿Por qué estás tan callada? —preguntó Kevin—. ¿Es que la timidez te ha comido la lengua?

______ advirtió la mirada de su esposo y bajó los ojos, fingiendo timidez.

—Intento aprender vuestras costumbres, pero a veces cometo errores. Mi esposo me ha enseñado a guardar un respetuoso silencio.

Kevin sonrió.

—¿Qué otras enseñanzas te ha dado?

—Que no levante los ojos para mirar a los hombres —dijo ______, mirándolo de reojo—. Que controle mi mal genio. Que no llame jadis a nadie, y que no me rasque.

—Te has olvidado de «prohibido subir a los árboles» —añadió Tynna.

Todos se echaron a reír, salvo Nick, que refunfuñó para sí.

—Llevas un camafeo muy original —observó Kevin, al darse cuenta de la expresión enfurruñada de su primo—. Una bestia llevando una bestia.

—Mi esposa me ha regalado este grifo —dijo Nick.

—Así pues, eso confirma que tu esposa te tiene afecto —señaló Kevin.

—Le tendría más afecto si hiciera venir un sacerdote —terció ______ impulsivamente—. Hasta que eso ocurra no estaremos casados de verdad.

—Cállate —gruñó Nick.

—No la riñas —pidió Safiye, recordando su difícil adaptación de noble veneciana a concubina de un príncipe turco—. Su franqueza es refrescante, una cualidad que no abunda dentro de estos muros. A veces resulta difícil abandonar las creencias de toda una vida para abrazar la fe de Alá. Lo sé por experiencia.

—Parece que en algo estamos de acuerdo —le dijo Nur-U-Banu a su nuera.

—Las madres y las esposas siempre riñen entre sí —le dijo Kevin a Nick —. Así es el mundo.

Nur-U-Banu se puso en pie.

—Daremos un paseo con ______ para mostrarle el palacio mientras tú te reúnes con el sultán.

—Ven, prima —invitó Shasha, cogiendo a ______ de la mano sana—. Fuera hay algunas mujeres que se están entreteniendo con juegos.

Shasha y Tynna salieron con ______ precipitadamente por la puerta. Nur-U-Banu, Denise y Safiye las siguieron a un paso más tranquilo.

El jardín del sultán estaba rodeado de cipreses y era la imagen perfecta de la serenidad. El aire estaba impregnado del aroma embriagante de las rosas, jazmines y verbenas. Los senderos conducían a pequeños estanques donde nadaban peces exóticos y flotaban lirios de agua. Las glorietas doradas y las pérgolas ofrecían sombra, y las fuentes de agua burbujeante gorgoteaban rítmicamente.

—¿Por qué hay tantas fuentes? —preguntó ______.

Tynna y Shasha se miraron y se encogieron de hombros. Las fuentes siempre habían estado ahí y a las dos muchachas jamás se les había ocurrido preguntarse por ellas.

—El agua vela las palabras de las conversaciones íntimas —explicó Nur-U-Banu—. El ruido del agua reduce la posibilidad de que los curiosos escuchen...

A cierta distancia se oyó un revoloteo y risas de mujeres entregadas a la diversión.

—Ven —exclamó Shasha, cogiéndolas de la mano—. Están jugando a Caballeros de Estambul.

Shasha condujo a ______ y Tynna por una arboleda hacia un claro de césped bien cuidado. Diez mujeres jóvenes disfrutaban de la hermosa mañana vigiladas por eunucos. Nueve de ellas vestían bombachos de muselina blanca, túnicas de colores brillantes, capas de satén y zapatillas de terciopelo, y gorros de tela dorada. La décima mujer iba vestida de hombre, llevaba los párpados maquillados y un bigote pintado en el labio superior; iba ataviada con un abrigo de pieles vuelto del revés y sobre la cabeza tenía una sandía abierta. La mujer estaba sentada de espaldas a lomos de un asno. Con una mano sujetaba la cola del burro y con la otra sostenía un collar de dientes de ajo.

Alguien azuzó al asno y éste se lanzó a la carrera mientras ella intentaba mantener su precario equilibrio sobre el lomo del animal. Cuanto más reían las mujeres, más se tambaleaba ella de un lado a otro, hasta que finalmente cayó del burro.

—Déjame probar —pidió ______.

—Pero tu mano... —replicó Tynna.

—No me hace falta la mano derecha —fanfarroneó ______—. Usaré la izquierda.

Nur-U-Banu miró a Denise, que le dio permiso con un gesto de la cabeza.

—Dejad que ______ lo pruebe —ordenó la bas kadin del sultán.

______ se quitó la capa, se puso el abrigo vuelto del revés y se colocó la sandía encima de la cabeza.

—Seguro que eres capaz de montar a ese estúpido burro para siempre —le dijo Shasha mientras le pintaba las cejas y el bigote.

Uno de los eunucos la subió al asno. ______ cogió la cola del animal y sostuvo el collar de ajos con la mano vendada. Alguien azuzó al burro y éste echó a correr.

______ se bamboleaba pero a pesar de las carcajadas consiguió mantenerse sobre el lomo.

El asno tomó por un sendero y poco después alguien cogió la brida del asno y lo paró de un tirón. ______ cayó hacia adelante, es decir de espaldas, pero unas manos fuertes la sujetaron por la cintura y la depositaron suavemente en el suelo.

—______, ¿qué demonios...? —dijo una voz familiar y visiblemente irritada.

Era Nick, acompañado de Kevin.

—¿Qué estás haciendo? —la recriminó Nick.

Las jóvenes que contemplaban la escena retrocedieron, intimidadas ante la cólera del príncipe.

—Intento huir de aquí —contestó ______ con guasa—. ¿Crees que llegaré lejos con este disfraz?

Nick volvió a sentir el tic nervioso en la mejilla. Kevin se echó a reír.

Las mujeres se quedaron mirando boquiabiertas a ______. Jamás habían visto que una mujer se comportara de forma tan irrespetuosa con ningún hombre. Y en este caso no se trataba de un hombre corriente, sino de la Bestia del Sultán.

En la garganta de Nick resonó un bramido.

—Discúlpame por mi descortesía —dijo ______ con tono comedido, y retrocedió un paso—. Tu madre me dio permiso para jugar.

Nick miró a su madre con una mueca tenebrosa.

—¿Cómo le has permitido hacer esto?

—El Caballero de Estambul es un juego inofensivo —respondió Denise.

—¿Inofensivo? ¿Y si está preñada de mi hijo y se cae del burro?

—No había pensado en eso —admitió Denise.

—¿Preñada de tu hijo? —repitió ______. La idea de ser la madre de alguien le cayó como una tonelada de ladrillos.

Nick la miró.

—Tener hijos es el resultado natural de...

—Cualquiera de estas bellezas podría llevar la semilla de mi padre —interrumpió Kevin—, pero él no les prohíbe disfrutar de sus ingenuos placeres.

—Con todos mis respetos, diré que ninguna de estas bellezas es mi esposa —repuso Nick —. Además, el sultán ya tiene dos hijos varones.

Kevin asintió con la cabeza.

—Jugad a otra cosa mientras esté con nosotros la esposa del príncipe Nick —ordenó a las doncellas.

—¿Jugamos a tocar y parar en el agua? —sugirió Shasha.

—No —dijeron Nick y ______ al unísono.

—¿Lo decís por la mano? —preguntó Shasha.

—Mi intrépida esposa teme al agua —informo Nick—No sabe nadar.

______ se sonrojó y clavó los ojos en el suelo.

—¿Y jugar a tocar y parar aquí en el césped? —sugirió una muchacha.

—Mejor juguemos a bellas y feas—dijo otra.

—Creo que lo mejor sería llevar a nuestros huéspedes a los baños antes de ofrecerles el almuerzo –dijo Nur-U-Banu.

Así pues, el grupo de mujeres se encamino hacia el palacio. ______ iba con Tynna, Shasha y Safiye. Nur-U-Banu y Denise las seguían a paso lento.

—¿Ya habéis acabado vuestro encuentro con el sultán? —preguntó Nur-U-Banu.

Kevin negó con la cabeza.

—Lo hemos postergado hasta que vuelva de los aposentos de Lyndar.

Nur-U-Banu se volvió hacia Nick y dijo:

—No te preocupes por tu flor silvestre. Nosotras nos ocuparemos de ella como es debido. -Tras esas palabras, Nur-U-Banu y Denise entraron detrás de las demás.

______ jamás había visto, ni siquiera imaginado, unos baños como los del harén del palacio de Topkapi. La estancia era toda de mármol blanco, con columna altas y estrechas y una claraboya. Los suelos y las paredes eran lujosas taraceas de finos azulejos de Faenza. Aquí y allá había lavabos de mármol adornados con grifos de bronce.

Las volutas de vapor, las conversaciones quedas y las risas apagadas se entremezclaban en el aire húmedo. Numerosas mujeres de belleza exquisita, acompañadas por sus esclavas, holgazaneaban en los baños. Algunas iban desnudas, otras vestidas sólo a medias con finas telas de lino tan empapadas por el vaho que revelaban el cuerpo entero.

Sin reparar en su desnudez, esa multitud de bellezas reía, parloteaba y se refrescaba. Las esclavas trajinaban de un lado a otro, desnudas de cintura para arriba.

______ nunca había visto tanta desnudez reunida. Cuando una esclava se le acercó para despojarla de su túnica de baño, ______ la retuvo contra su pecho y apartó a la muchacha.

—Quítatela —le ordenó Denise, despojándose de su propia túnica—. Y no te comportes tan groseramente.

—No me la quitaré —se negó ______, volviéndose hacia su suegra. Casi se le salieron los ojos al verla desnuda.

Nur-U-Banu sofocó una carcajada y luego, con tono suave y persuasivo, como si hablara con una niña, dijo:

—Aquí todas somos amigas. Nada tienes que enseñar que yo no posea.

A regañadientes, ______ se quitó la túnica.

Denise la miró de arriba abajo, soltó un bufido y dijo:

—Dudo que lleves la semilla de mi hijo.

______ se ruborizó pero en ese momento Tynna y Shasha se la llevaron a un rincón donde las esclavas las lavarían. Shasha, con su incesante parloteo, le ahorro a ______ la imposible tarea de trabar conversación entre todos esos cuerpos desnudos. Poco después, ______ se sentó en el borde de la piscina de agua tibia mientras Shasha y Tynna se remojaban en el agua.

—Esas mujeres de ahí se están pintando los ojos con cajal para ahuyentar el mal de ojo —explico Safiye, sentándose junto a ella—. Las mujeres de al lado se están lavando el pelo con yema de huevo.

—¿Y eso no se considera malgastar la bondad de Alá? —preguntó ______, repitiendo las palabras de su esposo.

Safiye negó con la cabeza.

—Usan las claras de huevo para evitar que les salgan patas de gallo alrededor de los ojos.

Eso despertó la curiosidad de ______.

—¿Así que puede comerse la yema y guardar la clara para los ojos? —preguntó.

—Sí, claro.

—¿Y qué hacen esas de ahí? —inquino ______.

—Se blanquean la piel con una pasta de almendras y jazmín.

-¿Y esa pasta podría borrarme las pecas?

—¿Al príncipe Nick no le gustan las pecas? —preguntó Safiye con una sonrisa.

______ se encogió de hombros.

—No pensaba en lo que le gusta a él.

—Entonces ¿a quién? —quiso saber Safiye.

-Soy yo quien quiere deshacerse de estas pecas —explicó ______—. ¿Me servirá esa pasta?

Safiye se encogió de hombros.

—Creo que no, pero podrías probarlo. Quizás se desvanezcan tras varias aplicaciones.

Una vez terminado el baño de vapor, Nur-U-Banu y Denise llevaron a las jóvenes por un vestíbulo hasta unas habitaciones caldeadas donde las frotaron con piedra pómez, las despojaron de todo su vello y recibieron masajes. Luego fueron al tepidarium, un salón de descanso. Las paredes estaban adornadas con tapices dorados con incrustaciones de perlas y el suelo estaba cubierto de alfombras persas.

Unos sofás bajos, donde había mullidos cojines, les ofrecieron descanso.

Envueltas en el calor de sus túnicas, reposaron una hora y luego se vistieron. Nur-U-Banu las condujo a la sala común del harén donde comerían. Como bas kadin del sultán, disponía de sus propios y lujosos aposentos, pero conocía a las odaliscas, concubinas del sultán, que tenían curiosidad por conocer a la esposa de su sobrino.

El almuerzo consistía en un plato de cordero, arroz, hortalizas y berenjenas. En lugar del habitual agua de rosas, bebieron boza, una bebida amarga de cebada fermentada espolvoreada con canela. Los manjares fueron servidos en bandejas de plata adornadas con servilletas de seda ceñidas por anillos de madreperla.

Con su habitual avidez, ______ alargó el brazo hacia una berenjena pero se fijó en una pequeña mancha de comida en su vendaje. Se dispuso a utilizar la mano sana, y de pronto recordó la prohibición de usar la mano izquierda para todo lo que no fueran actos “impuros”. ______ miró alrededor.

Incluso las más jóvenes se llevaban la comida a la boca con sólo tres dedos de la mano derecha. Comían con delicadeza y gracia, no con voracidad. Cada uno de sus movimientos era ligero y preciso. Apenas se manchaban los dedos.

—Para comer correctamente debes tocar la comida sólo con la punta de los dedos —le dijo Denise.

______ se sonrojó intensamente y cogió una berenjena con la mano derecha.

—Come berenjenas en abundancia —la animó Safíye—, y serás satisfecha.

—¿Qué quieres decir? —preguntó ______.

—La berenjena es un alimento mágico —respondió Safiye—. Verás cumplido tu sueño.

______ la miró perpleja.

—¿Mi sueño? —repitió, mientras se inclinaba para coger otra berenjena.

—Cuando una mujer sueña con berenjenas —explicó Nur-U-Banu—, es que está preñada.

______ se atragantó con el trozo de berenjena que tenía en la boca y, como si fuera cicuta, lo dejó caer en la mano. Primero la raptaban, luego se casaban con ella y finalmente querían verla encinta.

______ pensó que en su vida todo sucedía demasiado deprisa. Su próximo papel sería la maternidad. No le resultaba desagradable la perspectiva, pero no estaba segura de poder criar a un niño como era debido. ______ sabía que podía amar a su hijo incondicionalmente, pero ¿estaba preparada para la responsabilidad de ocuparse de una nueva vida?

Las esclavas llevaron jarras y jofainas de agua para lavarse las manos. Se secaron con toallas bordadas con hilo de oro.

—Madre, cuéntanos la leyenda del armario lacado —dijo Shasha.

—De acuerdo —dijo Nur-U-Banu, y empezó—: Hace cientos de años vivía un sultán poderoso pero cruel. Al descubrir que una de sus concubinas preferias y más bella tenía un idilio con un joven apuesto, urdió una trampa para castigar a los amantes. La desventurada concubina y su magnífico amante fueron sorprendidos en íntimo abrazo y huyeron por el laberinto de pasillos del harén para salvar la vida. Esgrimiendo su puñal, el sultán se lanzó tras ellos. Al llegar a los aposentos de la concubina, los amantes se escondieron en un armario lacado. El sultán abrió las puertas del armario de par en par, pero estaba vacío. Los amantes habían desaparecido.

—¿Dónde estaban? —preguntó ______.

—Los amantes entraron juntos en la eternidad—respondió Nur-U-Banu.

—Qué curioso —suspiró ______.

Shasha soltó una risilla.

—Se te está subiendo el boza.

—Mi leyenda favorita es la del ruiseñor y la rosa —dijo Safíye.

—Oh, sí —dijo Tynna—. Cuéntasela a ______.

—Había una vez un ruiseñor enamorado de una rosa blanca y perfecta —empezó Safiye—. Una noche la magia del pájaro cantor despertó a la rosa de su sueño. Sintió un vuelco en el corazón al darse cuenta de que le cantaba a su belleza. «Te amo», susurraba el ruiseñor. La rosa blanca se sonrojó y en todo el mundo brotaron rosas rosadas. El ruiseñor se acercó y, cuando la rosa le abrió los pétalos, le robó su virginidad. Tanto se turbó la rosa que se volvió roja y brotaron rosas rojas en todo el mundo. Desde aquella lejana noche, el ruiseñor canta a la rosa y le suplica su amor, pero la rosa sigue meciéndose con los pétalos cerrados.

—Qué bello —murmuró ______, extrañamente entristecida por el amor del ruiseñor hacia la rosa.

—Yo sé una leyenda que no conoce nadie —dijo Shasha—. En una tierra lejana vivía hace tiempo una bestia feroz marcada por las cicatrices y que sólo obedecía a su amo, el sultán. Aunque era temida y respetada por todos, sufría en su corazón una enorme soledad porque nadie podía amar a una bestia. Hacia el oeste, en el reino de una isla lejana y misteriosa, crecía y maduraba una flor silvestre y mágica. La kismet divina intercedió en sus vidas. Sopló un viento fuerte que arrancó a la flor silvestre de sus raíces y la llevó por los mares hasta la tierra del sultán. El azar quiso que la flor silvestre cayera a los pies de la bestia del sultán. En lugar de aplastar a la delicada flor silvestre, la bestia se detuvo a aspirar su exótica fragancia. Alzó la cabeza y con voz doliente proclamó a los cuatro vientos su amor por esta prodigiosa flor. Como una flor mecida por el calor del sol, esta flor silvestre y mágica se aferró a la bestia y se dejó mecer por el calor de su amor. Desde aquel día, la bestia va a todas partes con su flor silvestre, y la soledad lo rehuye como a un extraño.

Todas aplaudieron el relato de Shasha. ______, turbada, se ruborizó. Jamás se había considerado un personaje adecuado para el papel de heroína en una leyenda. Pero era aún más absurdo pensar que Nick proclamaba su amor por ella a los cuatro vientos.

-Mi historia preferida es un acertijo —dijo Denise

-Por favor, cuenta -pidió Shasha-. Me encantan los acertijos.

Denise asintió.

-Un día el hombre perfecto y la mujer perfecta cabalgaron de Estambul a Bursa. Por el camino su caballo perdió una herradura. ¿Podéis decir cual de ellos se apeó y lo arregló?

Shasha, ______ y Tynna se miraron y luego negaron con la cabeza.

-La mujer perfecta, claro está -sonrió Denise— ya que el hombre perfecto no existe.

Las risas y los aplausos llenaron la sala común del harén.

-Los hombres sólo tienen dos defectos –dijo ______ a su suegra cuando se apagaron las risas.

Denise la miró arqueando una ceja.

—Todo lo que dicen y todo lo que hacen —explico ______.

De nuevo las atentas concubinas rieron y aplaudieron. Sin duda siempre recordarían aquel día con cariño.

—¿Qué ocurre aquí?—preguntó una voz.

Todas se giraron para ver entrar a la nueva kadin del sultán. Junto a ella caminaba su arrogante eunuco Jamal, y en los brazos llevaba a su hijo recién nacido. Lyndar era de estatura media y cuerpo voluptuoso, tenía seductores ojos castaños y cabello oscuro. Aunque los chismes del harén decían que la nueva favorita del sultán se teñía con henna las canas, nadie lo sabía con seguridad.

La verdad de ese chisme era un secreto bien guardado. Mientras el eunuco le traía su nargileh, la pipa de agua, Lyndar se tendió en el diván reservado especialmente para ella.

—Kadin Lyndar —dijo Nur-U-Banu, forzando una sonrisa—. Ésta es ______, la flor silvestre, esposa del príncipe Nick.

—Hola —dijo ______ con una sonrisa.

Lyndar se dignó hacer un gesto con la cabeza hacia ______.

—Qué bebé más precioso —comentó ______, admirando al niño de tres meses.

Lyndar le dedicó una sonrisa sincera.

—Mi león es un niño muy guapo.

—Enséñale el pie torcido que le impide desafiar el derecho de Kevin al sultanato —sugirió Denise, y las demás mujeres se llevaron la mano a la boca para disimular sus risas.

—Jadis —masculló Lyndar.

La discusión se interrumpió al volver Jamal con el nargileh de su señora. Ella dio varias caladas a la pipa de agua y luego sonrió.

—¿Te apetece probar? —le preguntó Lyndar a ______. ¡Deseaba encontrar una aliada en alguien cercana a la hermana del sultán! Así, tendría una espía cerca de Denise.

______ se inclinó hacia el nargileh y la imitó. Se atoró con el humo y empezó a toser, pero al poco rato la embargó una extraña sensación de somnolencia.

—¿Te sientes bien? —inquirió Denise, recelosa.

______ no se molestó en responder y se quedó ensimismada con la mirada fija en el vacío.

—¿Qué estás pensando? —le preguntó suavemente Shasha.

—En mi casa... en Inglaterra.

—Cuéntanos —la animó Shasha.

—Es un paraíso como el jardín del Edén... mi país es una tierra bendecida por Dios. Inglaterra es húmeda en primavera, exuberante en verano, vibrante en otoño y prístina en invierno. Las brumas matutinas, espesas como el aliento del legendario dragón, envuelven los montes y las llanuras.

—¿Vuestro sultán es tan poderoso y magnífico como el nuestro? —quiso saber Shasha.

—Allí no hay sultanes —respondió ______—. En Inglaterra gobierna la reina Isabel.

Las mujeres se quedaron atónitas ante aquellas palabras.

—¿Un país donde reina una mujer? —Denise se mostró muy interesada.

—¿Y su esposo? —preguntó Nur-U-Banu.

—Isabel, la reina virgen, no tiene esposo —dijo ______, disfrutando con la atención de sus oyentes—. Aunque es todavía una mujer joven, dudo que acepte a algún hombre como compañero. Mi prima no admitiría compartir el poder con un hombre corrupto.

—¿Esa reina es tu prima? —exclamó Safiye, impresionada.

______ asintió con la cabeza.

—Pero ¿quién reinará tras la muerte de esa Isabel? —inquirió Lyndar—. Las mujeres no viven para siempre, y las vírgenes no dejan herederos.

______ se encogió de hombros.

—La reina nombrará sucesor, y tal vez sea otra mujer.

—¿Y los hombres en tu tierra se inclinan ante esa reina? —preguntó una de las mujeres.

—Así como vosotras os inclináis ante el sultán, los hombres de Inglaterra se inclinan ante Isabel y se disputan el poder cumplir sus órdenes.

—¿Lleva velo? —preguntó Tynna.

______ negó con la cabeza.

—Las mujeres inglesas son libres y no llevan velo.

Un parloteo febril brotó entre las mujeres del sultán. Parecía que todas hablaban a la vez. Todas se preguntaban cómo sería su existencia si vivieran en ese paraíso llamado Inglaterra.

—Los ingleses no tenemos esclavos —añadió ______ para darle más vuelo a la historia. Y exageró un poco diciendo—: Las inglesas van donde quieren y hacen lo que quieren. Incluso podemos elegir el hombre con el que nos casaremos.

En ese momento entró el agha kislar. Su presencia provocó un revuelo.

—El príncipe Nick aguarda a su familia en la casa de carruajes —anunció el agha kislar.

—Quedaos un momento más —rogó Shasha—. Avisad a Nick que partiréis cuando estéis listas.

El agha kislar se quedó boquiabierto al escuchar la insólita falta de respeto de la hija del sultán. El eunuco mayor se dio la vuelta al escuchar un consejo de otra mujer.

—Que espere —dijo Lyndar.

—Al fin y al cabo, Nick no es más que un hombre —convino Nur-U-Banu, y era la primera que se mostraba de acuerdo con su rival. Como todas las demás mujeres, la favorita del sultán se había dejado atrapar por el encantamiento que tejía ______ en torno a una vida sin velo.

«Aquí pasa algo raro —pensó el agha kislar—. Algo que podría turbar la paz doméstica del sultán.»

—La próxima vez os enseñaré algunos juegos ingleses —prometió ______, levantándose de los almohadones cuando lo hizo su suegra.

El agha kislar escoltó a las tres mujeres por los pasillos del harén. Las dejó con Nick y volvió a la sala común del harén, con curiosidad por averiguar qué locura se había apoderado de las kadin y odaliscas del sultán. Su trabajo —y sin duda su vida— dependía de su habilidad para mantener la paz en el harén.

Cuando el agha kislar abandonó la casa de carruajes, Nick arqueó una ceja y miró a su madre. Denise hizo un gesto con la cabeza y su rostro se iluminó con una sonrisa que él no había visto jamás. Al parecer, su esposa se había comportado de modo ejemplar.

Nick atrajo a ______ hacia sí y le dedicó una mirada llena de amor.

—Tengo el corazón henchido de orgullo —dijo, recompensando su buena conducta con halagos—. Estoy orgulloso de poder llamarte mi esposa.

Volver arriba Ir abajo
Stephy D' Jonas
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3596
Edad : 21
Localización : ¡Donde los sueños me lleven! {Venezuela - Jonasland - Australia}
Fecha de inscripción : 24/11/2009

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Diciembre 31st 2012, 11:46

FELIZ AÑO NUEVO MIS CHICAS!
Les deseo lo mejor del mundo y que pasen un excelente día Wink
Ahí les deje un capítulo a pesar de que solo una lectora fue la que comento!
Espero que les guste y disfruten el próximo capítulo el día de mañana....
Cada vez mas se acerca la hora final de esta novela...
Pronto estaré colocándole el último capítulo pero no se preocupen que aún faltan algunos capítulos más para que eso suceda Smile
Les agradezco un montón que hayan pasado de página ♥
Cuidense!
Las quiero mucho....
Volver arriba Ir abajo
irlanda
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 506
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/01/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Diciembre 31st 2012, 14:01

Nsksjks noooo jajaja y a ese Que le pico de Que estaba orgulloso De Que sea su esposa... siguela plissssss me Muero jajajaja.... Ademas feliz a*o nuevo para ti....
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:09

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:09

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:09

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:09

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:11

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:11

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:12

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:12

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:13

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 14:13

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarieJBCruz
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 214
Localización : Nicholas Bed <3
Fecha de inscripción : 29/06/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 1st 2013, 21:29

OMG new reader
me encanta espero que la sigas
esta tan buena!!!
SIGUELA
Volver arriba Ir abajo
Stephy D' Jonas
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3596
Edad : 21
Localización : ¡Donde los sueños me lleven! {Venezuela - Jonasland - Australia}
Fecha de inscripción : 24/11/2009

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 11:38

Capítulo 37


El orgullo que Nick sentía por su esposa duró menos de dos días.

La segunda mañana después de visitar el palacio de Topkapi, ______ se sentó a la mesa en su alcoba y disfrutó de un desayuno que incluía yemas de huevo.

Omar, recobrado de su ataque de urticaria, estaba ocupado eligiendo el vestido que llevaría su señora aquel día. ______ lo contemplaba y no podía entender por qué el hombrecillo se esforzaba tanto en seleccionar una prenda que muy pocas personas verían.

Al fin y al cabo, nunca cruzaba los muros del jardín.

—¿Me has guardado las claras de huevo para la máscara facial? —preguntó ______.

—Claro —contestó Omar—. Una vez más, he de deciros, mi princesa, lo orgulloso que estoy de nuestra exitosa visita a Topkapi.

—¿Nuestra?

—Sin mis hábiles enseñanzas, habríais avergonzado al príncipe y a su familia —respondió Omar—. Para asegurar nuestras fortunas, ahora sólo tenéis que quedaros preñada del príncipe...

—¡______! —Por el pasillo reverberó el rugido de una bestia enfurecida llamando su nombre.

Acto seguido, la puerta se abrió con estrépito y Nick entró raudo. El tic nervioso volvió a su mejilla.

—Te azotaré hasta quitarte el último aliento —juró Nick, avanzando hacia ella.

______ intuyó que no era una amenaza lanzada a la ligera, por lo que se levantó de un salto y corrió a esconderse detrás del eunuco.

¿Qué había hecho entre la noche anterior y esa mañana para enfadar al príncipe?

—¿Está preñada? —le preguntó Nick a Omar.

—No, mi señor.

Nick apartó a Omar de un empujón y cogió a su esposa por el brazo.

—No he hecho nada malo —protestó ______, intentando soltarse.

Entre imprecaciones lanzadas en su lengua materna, Nick arrastró a ______ hasta la cama y allí se sentó con ella, pero no fue capaz de abofetearla. La zarandeó con fuerza.

—No he malgastado la bondad de Alá... —exclamó ______—. He guardado las claras.

Nick se quedó inmóvil y la miró con ojos penetrantes.

—¿De qué me estás hablando?

—Los huevos... —contestó ______—. He guardado las claras para que no me salgan patas de gallo.

—¿Patas de gallo? —repitió Nick, perplejo.

—Las claras de huevo sirven para prevenir las patas de gallo alrededor de los ojos —explicó ella.

Nick la miró detenidamente.

—Tú no tienes patas de gallo.

—Gracias a las claras de huevo —dijo ______—. Pero tendrías que haberme visto antes. ¿Verdad que sí, Omar?

El hombrecillo asintió con la cabeza.

Una ansiedad insoportable se apoderó de Nick, que se cubrió la cara con las manos y murmuró:

—Alá, os ruego me concedáis paciencia para sobrevivir a los estúpidos que me rodean.

—¿Estúpidos? ¿Qué insinúas?

—No insinúo nada. Tú eres una estúpida.

______ abrió la boca para contradecirlo.

—¡Silencio! —bramó Nick. Y luego, con voz queda, ordenó—: Cuéntame qué hiciste en Topkapi.

—¿Topkapi?

—Anteayer visitamos el palacio de Topkapi —gruñó Nick —. ¿No lo recuerdas?

—Claro que sí —le espetó ______—. No soy una imbécil.

—Ese punto ya lo discutiremos —replicó Nick y, haciendo caso omiso de su herida, le cogió ambas manos y la hizo arrodillar—. Cuéntame qué hiciste durante la visita.

—Yo... yo participé en los juegos con las mujeres... Luego nos bañamos y almorzamos.

—¿Qué más hiciste?

—¡Nada! Me estás haciendo daño...

Nick la soltó y extrajo dos hojas de papiro del interior de la camisa. Las agitó delante de la cara de ______, diciendo:

—Un mensajero imperial me ha entregado esto.

—¿Qué es?

Nick le enseñó uno de los papeles.

—Esto, querida esposa, te convoca ante el sultán Selim para responder a una acusación de traición. Y has de saber que este delito se castiga con la muerte.

______ se quedó sin aliento y palideció. En el otro extremo de la alcoba, Omar soltó un gritito y se llevó las manos al pecho; sintió que todo el cuerpo le escocía.

El eunuco vio hundirse hasta el fondo del Bosforo la fortuna de su señora... junto con la suya.

—Es un error... —gimió ______—. Te juro que no he cometido ninguna traición.

Nick le mostró el otro papiro.

—La nota personal de Kevin explica la razón de esta acusación.

—¿Qué dice?

—Tus mentiras sobre Inglaterra han creado un revuelo en el harén del sultán. Hace dos días que las mujeres de mi tío están al borde de la rebelión contra toda autoridad masculina. Y, como instigadora de estos actos de traición, te señalan como ejemplo.

—No he mentido nunca —insistió ______.

—Cuéntame exactamente qué les dijiste —ordenó Nick —. No ocultes nada.

—Yo... les hablé del paisaje de Inglaterra —empezó ______—. Y describí el clima en las cuatro estaciones del año.

¿Clima y paisaje? No había traición en eso.

—¿Qué más?

—Les conté que la reina Isabel gobierna en Inglaterra. Y...

«Ya estamos», pensó Nick. Alarmado por lo que pudiera revelarle su esposa, se preparó para lo peor. ______ no dijo nada.

—¿Y qué más? —insistió Nick.

—No me acuerdo...

Nick la cogió por los hombros y volvió a zarandearla.

—Tienes que acordarte. No puedo salvar tu vida, por poco que valga, si no lo sé todo.

—Las mujeres inglesas gozan de total libertad y nunca llevan velos para cubrirse la cara —interrumpió Denise, de pie en el umbral de la puerta—. Las inglesas hacen lo que quieren y pueden casarse con el hombre que ellas elijan.

Nick soltó un gruñido. Era aún peor de lo que había imaginado. ¡Que Alá se apiadase de ellos! La vida de ambos estaba en peligro.

—La culpa es de Lyndar —dijo Denise.

Nick miró a su madre con incredulidad.

—Vos, de todas las personas, ¿defendéis esta traición?

—Lyndar le dio el opio —comentó Denise, entrando en la habitación—. Fue el opio, no tu esposa, quien dijo esas mentiras.

—Yo nunca he mentido —afirmó ______—. Es verdad que Isabel es la reina de Inglaterra.

—¿Y las mujeres inglesas se casan con quien quieren? —preguntó Denise.

—Pues no —admitió ______—. Supongo que exageré un poco...

—Olvídate de todo lo que te he dicho sobre lo grave que es mentir —suplicó Nick —. Ahora tenemos que mentir para deshacer el entuerto que has creado.

Nuestras vidas dependen de ello. ¿De acuerdo?

______ asintió, asustada.

—Cuando nos arrodillemos ante el sultán, harás todo lo que yo te diga sin rechistar —la instruyó Nick —. No levantes la vista para mirar a nadie, y si valoras tu vida no abras la boca. Yo hablaré por ti.

De nuevo, ______ asintió. Dios mío, era demasiado joven para morir. Y tan lejos de casa. ¿Quién lloraría su muerte?

—Omar, vístela —ordenó Nick, levantándose para salir de la alcoba.

—Yo os acompañaré —dijo Denise.

—No. Sólo conseguiréis quedar mancillada por este delito —repuso Nick.

—Sin embargo, os acompañaré.

—¡He dicho que no! —exclamó Nick —. Os quedaréis aquí y no os meteréis en este asunto.

—Sigo siendo tu madre —le recordó Denise con voz severa—. A mí no me das órdenes. Iré, con o sin tu consentimiento.

—¡Estúpidos! —gimió Nick, pasando junto a su madre—. Estoy rodeado de un hatajo de estúpidos.

Dos horas después, los tres aguardaban ante el salón de los Sultanes a que los convocaran a la presencia del sultán. Vestida totalmente de negro, ______ esperaba entre su esposo y su suegra, temblando de miedo.

—El sultán Selim estará sentado en el trono sobre un estrado —le dijo Nick —. Kevin estará de pie junto a él y hablará en nombre de su padre.

—No te atrevas a levantar la vista para mirar a Selim y tampoco a Kevin —dijo Denise—. ¿Lo has entendido?

—S... sí—farfulló ______.

—No tienes nada que temer —aseguró Nick, estrechándole las manos—. Yo estaré a tu lado y nadie te hará daño.

—Mentiroso —dijo Denise—. Si Selim la considera culpable de traición, la ejecutarán.

—Si Selim hace eso, será la última orden que dé en su vida —sentenció Nick.

—¿Qué quieres decir?

—Lo mataré.

—¡Alá nos proteja! —exclamó Denise—. Te has dejado contagiar por la traición de tu esposa. ¿Qué será de nosotros?

—Os advertí que os quedarais en casa —le recordó Nick.

Con los ojos desorbitados de asombro, ______ miró a su esposo.

—¿Vengarías mi muerte?

—Sí, pero tenemos que hacer lo posible para evitar que sea necesario —dijo Nick—. ¿Harás exactamente lo que yo te diga?

Sorprendida por la lealtad que le mostraba, ______ lo miró fijamente. El hombre que la había hecho esclava estaba dispuesto a matar y a morir por ella. Si alguna vez se presentaba la ocasión, ¿podría ella hacer menos por él?

—¿Harás lo que te diga? —repitió Nick.

—Sí.

—Bien. Llegaremos al centro de la estancia y nos pondremos de rodillas de cara al estrado. Entonces nos inclinaremos y tocaremos con la frente la alfombra. No te incorpores a menos que lo ordene Kevin.

—Yo iré detrás vuestro —dijo Denise.

—Vos no iréis a ninguna parte —replicó Nick.

—Yo comparto el destino de mi hijo —insistió Denise.

—Madre, sois una imbécil —masculló Nick—. Quedaos aquí, o yo mismo os estrangularé.

—Muy bien. —Denise decidió que si la situación se volvía peligrosa, ella hablaría en su defensa. En cuanto se hubiera arrodillado ante su hermano, nadie podría hacerla callar.

El agha kislar salió del salón en ese momento. El jefe de los eunucos fijó una mirada fulminante en la acusada y luego se volvió hacia el sobrino de su amo.

—Seguidme —dijo.

Nick y ______ cruzaron el umbral del salón. Mientras el agha kislar se dirigía hacia el centro de la estancia para anunciar su presencia, ______ echó una ojeada alrededor. El salón de los Sultanes era largo y rectangular, espacioso y decorado con elegancia.

En un extremo se elevaba una plataforma, sobre la que se abría un balcón. Frente al trono, el suelo de azulejos estaba cubierto por una alfombra decorada con bordados.

—El sultán utiliza este salón para recibir y entretener a todo el harén —susurró Nick.

—¿Y yo soy el entretenimiento de hoy? —le respondió ______, también en un susurro.

El agha kislar hizo un gesto de que se presentaran ante el sultán. ______ vaciló.

Nick la cogió con fuerza por la mano sana, le dio un apretón para animarla y juntos avanzaron.

Por orden imperial, casi todas las mujeres del harén estaban ahí para presenciar la audiencia. Shasha estaba sentada justo al otro extremo de la entrada, y exhibía un ojo morado. A su lado estaba Nur-ü-Banu, con los labios hinchados y llenos de costras. Varias otras odaliscas también exhibían toda una gama de morados.

«¡Ay! ¿Qué problemas he provocado con mi cháchara? -se lamentó ______—. Por unas cuantas palabras dichas a la ligera, estas mujeres, que tan bien me han acogido, han tenido que soportar un sufrimiento indecible.

Si sobrevivo, ¿podrán perdonarme algún día?». Los remordimientos y la culpa le atenazaron el corazón.

Nick y ______ llegaron al centro de la estancia, se volvieron hacia el estrado y se arrodillaron. Juntos, se inclinaron para tocar la alfombra con la frente.

—Se os ha convocado aquí para responder a la acusación de haber sembrado la discordia y el malestar en el seno de la familia imperial —anunció el príncipe Kevin con voz clara y fuerte.

«¿Discordia y malestar?», pensó ______. Había una gran diferencia entre traición y discordia. ¿Acaso el príncipe Kevin había eludido la palabra traición intencionadamente? ¿Era ésa la señal de que todo iría bien?

—Levantad la vista —ordenó el príncipe Kevin.

Nick se incorporó, apoyándose sobre las pantorrillas. ______ recordó las instrucciones de su esposo y permaneció con la frente contra la alfombra.

—Levantaréis la vista los dos —dijo Kevin con voz severa.

______ imitó a su esposo pero mantuvo la mirada fija en la alfombra.

—El sultán Selim, en su infinita sabiduría, prefiere tratar esta inquietante situación como un problema familiar —informó Kevin—. Es por ello que se os ha convocado aquí, en lugar del salón de audiencias.

Un gesto del sultán hizo que Kevin se inclinara hacia él y escuchara las palabras de su padre, pronunciadas en voz baja. Luego el príncipe se volvió de nuevo hacia ellos y dijo:

—El sultán Selim desea ver el rostro de la infiel.

Sin vacilar, Nick retiró el velo negro que cubría a su esposa. ______ se concentró en mantener la vista clavada en la alfombra. Era arriesgado levantar los ojos para mirar al sultán y al príncipe.

—Primo, a ti no se te acusa de nada —le dijo Kevin a Nick.

—Oh padishah, rey de reyes —dijo Nick al sultán, y se inclinó con una reverencia formal. Al ver que su tío estaba atento a sus palabras, agregó—: Compartiré el destino de mi esposa.

Kevin hizo una mueca fugaz. Sabía que su primo defendería a su esposa hasta el final, y el sultán no estaba en condiciones de ofender a su guerrero más temerario y valiente. Si la pequeña salvaje no hacía nada para irritarlo, seguramente el sultán la perdonaría.

—¿Por qué tergiversaste la verdad sobre Inglaterra ante las mujeres del sultán? —preguntó Kevin.

—Mi esposa fumó del opio que le ofreció Lindar —empezó Nick —. Ella...

—El sultán desea que la infiel hable por sí misma —lo interrumpió el príncipe.

Nick y ______ se miraron, alarmados, y él le advirtió con la mirada que fuera cauta y prudente con sus palabras.

—Oh padishah, rey de reyes —entonó ______, imitando a su esposo. Se inclinó para tocar con la frente en la alfombra y luego se incorporó, apoyando de nuevo el peso sobre sus piernas. Con la mirada fija en el suelo, respondió—: El opio hizo que añorara mi tierra natal, y la nostalgia me indujo a exagerar, mi señor... quiero decir, su alteza... yo... yo... quiero decir, mi padishah, rey de reyes.

—¿Y bien? —insistió Kevin.

«¿Y bien qué?» se preguntó ______, presa del pánico. El miedo le resecaba la boca. ¿Qué esperaban de ella?

—Por obra mía, estas mujeres han sido castigadas —dijo ______, confiando en que su enfoque fuera más apropiado—. Lamento mis palabras, me disculpo ante el sultán por haber creado este... este revuelo, y prometo no volver a fumar opio nunca más.

El sultán Selim le dijo algo a Kevin. El príncipe se volvió hacia ______ y dijo:

—El sultán desea escuchar la historia de la reina inglesa. ¿Es realmente vuestra prima?

—Sí, pero jamás he estado en la corte —contestó ______. Sabía que debía elegir sus palabras con cuidado y destacar con especial énfasis la importancia de los hombres—. Isabel es la única hija sobreviviente del fallecido rey Enrique. Sus consejeros son los hombres más sabios del reino, y ellos la guían en todos los asuntos de estado.

—Así pues, la reina de Inglaterra gobierna aconsejada por hombres —repitió Kevin con una voz que llegó hasta los rincones más apartados del salón.

—Sus ministros son todos hombres —dijo ______—. Ellos marcan las directrices políticas de Inglaterra y la reina atiende sus consejos.

—¿Y las demás mujeres? —inquirió Kevin.

—¿Las demás mujeres? —repitió ______, confundida.

—Las mujeres inglesas —aclaró Kevin—. Tú, por ejemplo. Cuéntales al sultán y a estas damas sobre tu vida en Inglaterra.

—Yo vivía en casa de mi padre y sólo cruzaba sus muros cuando iba acompañada de una escolta de guardias armados —reconoció. E involuntariamente añadió—: Excepto aquel día... —______ palideció y su voz se fue apagando al recordar aquel terrible día que llevaría grabado en la memoria para siempre jamás.

Nick se volvió para mirar a su esposa. Saltándose el protocolo, la rodeó con el brazo en gesto protector y la acercó a él.

—Unos forajidos atacaron a mi esposa cuando ella iba sin escolta —explicó—. Esto sucedió hace muchos años, pero el recuerdo de aquel día todavía la atormenta. Ella fue testigo del asesinato de su padre.

De pronto, Denise entró intempestivamente, cruzó el salón con paso firme y se arrodilló junto a ______. Cogió la mano vendada de la joven y la levantó a la vista de todos.

—¡Mi padishah, mi hermano, os suplico misericordia para con la nuera que me salvó la vida! —exclamó Denise, mirando a Selim directamente a los ojos—. En verdad os digo que está aquí con nosotros por obra de Alá. Además, en su vientre lleva el vástago del único hijo que me queda.

Ese comentario fue saludado con una reacción inmediata de todos los presentes.

Nick y ______ miraron a Denise, atónitos ante su descabellada mentira. Las mujeres del harén susurraban entre ellas con expectación. Kevin se inclinó sobre su padre para consultarlo. Al final, el sultán Selim se levantó sin pronunciar palabra y abandonó el salón.

«¿Qué significa esto?», se preguntó ______, con el corazón encogido por el miedo. ¿La ejecutarían? ¿Matarían también a Nick?

—El sultán Selim es misericordioso —anunció Kevin—. La esposa del infiel recibirá el perdón bajo una condición. —Miró a su primo—. Deberás proporcionarle el justo castigo por esta ofensa y controlar su lengua en el futuro.

Nick asintió con la cabeza.

—Mi esposa recibirá los azotes que merece.

Los labios de Kevin temblaron.

—El sultán dice que puedes postergar el castigo hasta que haya nacido el niño.

La semana que viene es el cumpleaños de mi madre. Vuelve entonces con la pequeña salvaje. —A continuación, el príncipe Kevin abandonó el salón, y las mujeres del sultán salieron detrás de él.

Nick se puso de pie y ayudó a levantarse a ______ y a Denise. Miró a su madre con ojos fulminantes.

—Debo ocuparme de Nur-U-Banu. La pobre no parece estar muy bien, gracias a tu esposa —murmuró Denise—. Pasaré aquí la noche y volveré a casa por la mañana.

—Hemos tenido suerte de salvar la vida —-dijo Nick a su esposa—. Jamás volveremos a tener tanta suerte. ¿Entiendes?

______ asintió con la cabeza.

—Seré la esposa perfecta —juró.

Y ______ fue la esposa perfecta.

Durante exactamente una semana.

Llegó el día de la fiesta de Nur-ü-Banu. En contra de lo que le aconsejaba el sentido común, Nick aceptó asistir a la pequeña celebración en el palacio de Topkapi.

—Actúa como si estuvieras preñada —le susurró Denise a su nuera mientras seguían al agha kislar por el pasillo hacia el salón de la bas kadin.

«¿Actuar como si estuviera preñada? —pensó ______—. ¿Cómo demonios se hace eso?» Cerró los ojos y pidió inspiración divina. Y entonces llegaron al salón de Nur-U-Banu.

—Hola —dijo Shasha.

______ soltó un gemido al ver el morado ya menos evidente en el rostro de la muchacha.

—Siento lo de tu herida —dijo.

Shasha sonrió para indicarle que la perdonaba.

—Estoy con algunas de las mujeres en la sala grande. ¿Te gustaría venir a jugar con nosotras?

______ miró a su esposo para pedirle permiso.

Nick asintió con la cabeza y dijo:

—Voy a visitar a Kevin y luego enviaré a alguien que venga a buscarte.

Mientras se dirigían al salón del sultán, Shasha confesó:

—Mi morado mereció la pena, sólo por ver el asombro en la cara de Kevin ante mi negativa de casarme con el príncipe Mikhail el verano que viene y mi exigencia de que me encontrara un noble inglés.

—Hice mal en promover esas ideas tan tontas —reconoció ______—. He aprendido la lección. Tengo que vigilar lo que digo.

—Y nosotras tendríamos que habernos dado cuenta de que Estambul no es Inglaterra —respondió Shasha—. Además, la culpa es de Lyndar. Fue ella quien contó lo que nos dijiste. ¡Que Alá le depare una muerte ignominiosa!

—Jamás desees cosas que realmente no quieres, porque tal vez lo consigas —le aconsejó ______.

—La muerte de Lyndar sería motivo de celebración —afirmó Shasha, y cambió el tema—: ¿Cómo te sientes?

—Culpable —reconoció ______—. Os agradecí vuestra amabilidad metiéndoos en un aprieto.

—No me refiero a eso —dijo Shasha—. ¿Cómo te sientes ahora que llevas la semilla de la bestia en el vientre?

—Todo lo bien que cabe esperar —murmuró con gesto evasivo, abochornada por aquella mentira.

—¿Te mareas?

—De momento no.

Algunas de las odaliscas que habían jugado a Caballeros de Estambul con ______ se reunieron en torno a las dos muchachas. Varias exhibían leves morados, otras no tenían marcas.

—Prometiste que nos enseñarías juegos ingleses —dijo una de ellas.

______ vaciló. No tenía ninguna gana de volver a arrodillarse ante el sultán para implorar su misericordia. Si ocurría algo así, era probable que la matara el mismo Nick.

—Creo que no...

—Por favor —insistió otra muchacha.

—Nos lo prometiste —le recordó Shasha.

—¿Qué os parece jugar al escondite? —sugirió ______, pensando que ese juego no entrañaba ningún peligro.

—¡Qué divertido y emocionante! —exclamó Shasha, y las demás odaliscas corroboraron su entusiasmo.

—Una se tapa los ojos y cuenta hasta cien mientras las demás se esconden —explicó ______—. Luego intenta encontrar a las demás antes de que ellas consigan tocar la meta o punto de partida.

—Como soy princesa de nacimiento, seré yo quien cuente —anunció Shasha.

—Ser la que cuenta no es ningún honor —dijo ______.

—No importa, contaré yo —insistió Shasha.

______ asintió.

—¿Qué usamos como meta?

—El trono de mi padre —dijo Shasha, y en sus ojos brilló un destello travieso—. Para salvaros tendréis que tocar el trono del sultán.

Shasha se colocó frente al trono de su padre y se tapó los ojos con las manos.

Pero hizo trampa, separando los dedos para ver hacia dónde corrían las demás muchachas.

—Está prohibido mirar —dijo ______.

—De acuerdo. —Shasha se tapó los ojos y empezó a contar—. Bir, iki, uc, dort, bes, alti, yedi, sekiz, dokuz, on...

Las muchachas, y también ______, salieron a la carrera del salón del sultán y se desperdigaron por el palacio.

______ no sabía hacia dónde iba y de pronto se encontró en la sala común del harén, que en ese momento estaba desierta.

Se precipitó hacia uno de los pequeños nichos de la estancia, puso ocho cojines uno encima de otro y se tumbó en el suelo detrás del montón.

El silencio en aquella estancia desconocida le resultó vagamente amenazante. Pasaron los minutos lentamente. Un zumbido le llenaba los oídos y sentía correr la sangre, intensificada por la emoción.

______ nunca había estado tan a solas, sin la compañía de otro ser humano. A medida que se prolongaban los minutos, empezó a embargarle la aterradora sensación de que estaba sola en el mundo.

Tan intensa era esa horrible sensación que estuvo a punto de volver al salón del sultán y dejar que la atraparan. Pero dos cosas le impidieron salir: a cierta distancia, ______ oyó risas y grititos apagados, y vio a Shasha correr hacia la meta antes de que llegara una de las muchachas. Aquello la tranquilizó.

Pensó que tal vez debería aventurarse a alcanzar la meta, cuando de pronto oyó el ruido suave de pasos en la sala común del harén.

¿Sería alguna de las muchachas que buscaba otro lugar para esconderse, o era Shasha que la perseguía a ella? Se asomó por detrás de los cojines. Los pasos eran de Lyndar.

______ iba a advertirla de su presencia, pero en ese momento entró Jamal a la sala común para hablar con su señora.

—La pequeña salvaje cayó de pie como una maldita gata —se quejó Lyndar—. De no ser porque se entrometió ella, Denise ya estaría muerta.

—¿Por qué es necesaria la muerte de Denise? —preguntó Jamal.

—Si Nick cree que Fougere mató a Denise, saldrá de Estambul para darle caza —respondió Lyndar con la voz irritada por la estupidez de su sirviente—. Así será más fácil asesinar a Kevin.

—Asesinemos primero a Nick y luego a Kevin —sugirió Jamal.

—Necesitamos a la Bestia del Sultán para defender el Imperio en nombre de mi hijo —dijo Lyndar—. Cuando Karim alcance la mayoría de edad, mataremos a Selim y a la bestia.

______ se cubrió la boca con ambas manos para sofocar un grito. Tenía que encontrar a Nick. Inmediatamente. Echó otro vistazo y vio a Lyndar sentarse en su diván. Jamal se sentó a su lado, sobre un cojín. Por lo visto, aquellos miserables conspiradores se estaban poniendo cómodos.

—Quizá el método más apropiado sea con veneno —dijo Lyndar—. En nombre de Nur-U-Banu, podríamos enviarle a Denise y a su entrometida nuera un rahat lokum disimulado con tinte.

—¿Y si la Bestia del Sultán también probara el brebaje? -—replicó Jamal.

—Es una posibilidad inquietante —reconoció Lyndar—. ¿Tienes alguna otra sugerencia?

«La traición es un mal que necesita soluciones drásticas», decidió ______.

Lyndar y Jamal estaban sentados de espaldas al nicho. Si conseguía escabullirse por la puerta que había detrás de ellos, se las arreglaría para encontrar a los demás.

______ se incorporó y, recogiéndose el caftán, se apresuró de puntillas por la estancia en dirección a la puerta. A punto estuvo de llegar, pero al echar un vistazo por encima del hombro tropezó con el borde de una mesita.

Lyndar se volvió rápidamente y gritó:

—¡Atrápala!

______ cruzó la puerta y echó a correr por un pasillo largo y serpenteante. Avistó una puerta de vidrio con parteluz que daba al jardín, y se lanzó hacia ella. Jamal y Lyndar le pisaban los talones.

—¡Fuego! —chilló ______, rogando que su grito atrajera una multitud al instante.

Pero Jamal la atrapó, cerró las manos en torno a su garganta y apretó. Con una fuerza nacida de la desesperación, ______ hundió la rodilla en el vientre del eunuco, que se dobló por el impacto.

Con el aliento entrecortado, ______ se giró para huir, pero Lyndar la cogió por su melena cobriza y la arrojó al suelo.

—Ahógala —ordenó Lyndar.

Jamal sujetó a ______ y le tapó la boca con la mano. A pesar de su frenético forcejeo, el hombre consiguió arrastrarla hacia una fuente cercana.

Antes de que Jamal pudiera hundirle la cabeza bajo el agua, ella le mordió la mano y consiguió abrir la boca por unos segundos.

—¡Nick! —gritó ______, y apenas alcanzó a respirar cuando le sumergieron la cabeza en el agua.
Volver arriba Ir abajo
Stephy D' Jonas
Super Fan De Los JoBros!
Super Fan De Los JoBros!


Cantidad de envíos : 3596
Edad : 21
Localización : ¡Donde los sueños me lleven! {Venezuela - Jonasland - Australia}
Fecha de inscripción : 24/11/2009

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 11:46

Creo que las deje un poco intrigadas jajajaja
Espero que les guste el capítulo!
Gracias a todas por sus buenos comentarios y deseos para este 2013 Wink
Son una lectoras geniales...
Por cierto quiero avisarles que ya solo quedan 6 capítulos para que termine la novela y quería preguntarles: ¿Quieren dos maratones cada uno de tres capítulos? o ¿Prefieren que ponga los capítulos por separado cada semana?
Ustedes deciden chicas!
Espero que tengan un grandioso día...
Cuidense ♥
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:57

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:58

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:59

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:59

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:59

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 17:59

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 18:00

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
MarTaylor Jonas Sixx
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 276
Fecha de inscripción : 26/10/2012

MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Enero 2nd 2013, 18:00

Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Siguela!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA   Hoy a las 07:42

Volver arriba Ir abajo
 
Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 37 de 40.Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente
 Temas similares
-
» Esclavizada (Nick & Tú) ADAPTADA
» Una Deuda de Amor (Nick&tu) - ADAPTADA
» Leaving Paradise - Nick y Tu - (Adaptada)
» Delicate&Rebel (Nick y tu adaptada)
» "Solo Para El..." «Nick & Tu» {adaptada}

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: