Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 18 ... 32, 33, 34  Siguiente
AutorMensaje
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Febrero 28th 2013, 13:02

La primera parte del viaje había sido fácil, pero la segunda fue todo lo contrario. Aunque a _____ le encantaba estar rodeada de gente que hablaba diferentes idiomas porque eso la hacía sentirse sofisticada, cuando llegó la avioneta que los llevaría a la isla se asustó al ver lo pequeña que era.
-No te preocupes -la animó Nick -. No acabaremos en medio del océano, rodeados de un montón de tiburones.
-¿Cómo lo sabes? Esa avioneta no parece capaz de levantar el vuelo.
-Ya veras cómo no pasa nada -sonrió él.
A su lado _____ se sentía más tranquila y, afortunadamente, el viaje no fue tan malo como había temido.
Estaba anocheciendo cuando llegaron al hotel y no podía apreciar el paisaje, pero hasta los sonidos eran diferentes: el ruido de los grillos, el croar de las ranas, el canto de algún exótico pájaro nocturno... todo era completamente diferente.
-La arena es tan fina como el polvo, ya lo verás. La playa está rodeada por un banco de coral, así que el agua es tan azul como la de una piscina.
El hotel no era lo que ____ había esperado. Pensaba que sería un edificio enorme, de varias plantas.
Lo que vio fue un edificio bajo, estilo colonial, rodeado de palmeras y flores,, cuyos colores prometían ser más extravagantes a la luz del sol.
-Tiene forma de «ese» -estaba explicando Nick- y tiene tres piscinas. El restaurante está en un edificio aparte, rodeado de jardines. La intención era crear una sensación de hogar fuera del hogar.
-Menudo hogar -comentó ella-. Si mi casa fuera como esta no tendría que irme de vacaciones a ninguna parte-Nick sonrió.
-Me alegro de que te guste.
-¿Nos esperan? -preguntó ________.
-No. He pensado darle una sorpresa a Rawlings. Así no habrá posibilidad de que, accidentalmente, desaparezca algún, papel.
-Entonces...
-Entonces tú y yo estamos registrados con el nombre de señor y señora Lewis y compartiremos una suite.
-¿Qué?
-Solo era una broma -sonrió Nick.
Pero lo había irritado su aparente alarma ante la idea de compartir habitación.
No solo quería acostarse con ella por razones egoístas, también quería que ______ lo desease. No solo que se sintiera atraída por él, sino que lo deseara con la misma fuerza, con la misma obsesión con que la deseaba él.
-Muy gracioso.
-He reservado dos habitaciones a tu nombre. Por supuesto, mañana podremos dejar de fingir.
-¿No te reconocerán? -preguntó _____ en voz baja cuando el portero del hotel salió para tomar sus maletas.
-Lo dudo. Solo he estado aquí un par de veces en dos años, las dos veces con Gina. A este hotel viene mucha gente famosa y los empleados están entrenados para no prestar atención a las caras.
Era cierto. Cuando llegaron a recepción, nadie pareció sentir curiosidad.
Nick se portaba como si todo aquello fuera de lo más normal, pero el lujo del hotel era tan exagerado que ______ tenía que hacer un esfuerzo para no quedarse boquiabierta.
Los suelos eran de madera pulida, muy brillante, y los sofás todos de un blanco inmaculado. Había figuras de madera, enormes cuadros abstractos y plantas por todas partes.
-Subiremos solos a la habitación, gracias.
-¿Quieren que Rudolf les indique dónde está el restaurante? -preguntó el recepcionista.Nick negó con la cabeza-. Bueno, en realidad no hace falta. Solo tienen que seguir su olfato. Mabel es la mejor cocinera de la isla.
-Esto es muy tranquilo -sonrió _____.
-No hay demasiadas habitaciones y todas están diseñadas para garantizar la intimidad de los clientes.
Iban caminando por un corredor exterior, con tumbonas y macetas por todas partes.
-Aquí es. Tu habitación es esa.
-¿Y la tuya?
-La de al lado -contestó Nick, abriendo la puerta.
Era una habitación enorme, con una terraza privada. Los suelos de madera estaban cubiertos por alfombras de alegres colores. A un lado de la habitación, un enorme sofá blanco y, al otro lado, una cama con dosel sobre la que había una mosquitera de lino. A la derecha estaban el cuarto de baño y el vestidor.
Todo aquello era como un sueño. _____ jamás podría permitirse el lujo de pasar allí unas vacaciones y se prometió a sí misma aprovechar la oportunidad. Y, si era posible, pasaría las noches tumbada en la hamaca de la terraza.
-Es preciosa, me encanta. ¿Qué se siente al ser el dueño de todo esto?
Ese comentario claramente admirativo pedía a gritos una broma, pero Nick se quedó pensativo.
-No esperarás que te conteste en serio, ¿no? -dijo, apoyándose en la pared.
Tan alto, tan dominante, tan atractivo. Incluso más allí, en el trópico, donde el tono de su piel parecía darle una agresividad sexual que resultaba imposible ignorar.
-Claro que sí.
-En ese caso, te diré la verdad. Ser el dueño de este hotel es como ser el dueño de cualquier otro. Son todos de lujo, todos preciosos, y a mí solo me interesan porque dan beneficios. Me permiten invertir en Bolsa sabiendo que nunca me quedaré en la ruina -contestó Nick, abriendo la puerta de la terraza.
-Eso suena muy cínico.
El se volvió para mirarla. Recortado contra la oscuridad del exterior no podía ver bien sus facciones, pero sabía que la estaba mirando a los ojos.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Febrero 28th 2013, 13:05

-¿Tú crees?
-Deberías disfrutar siendo el dueño de un sitio como este. Cuando ella vivía supongo que lo pasaríais muy bien...
Nick soltó una carcajada.
-No te pongas colorada, ______..
-Solo era un comentario. Perdona.
-¿Quieres comer algo?
-Prefiero darme una ducha e irme a dormir. Creo que mañana me levantaré muy temprano e iré a dar un paseo para explorar un poco. No sé a qué hora quieres empezar a trabajar, pero...
-Explora todo lo que quieras. Vendré a buscarte alrededor de las diez.
Nick no tenía ningún deseo de marcharse. En absoluto. Se preguntó entonces qué llevarla bajo la falda. ¿Tendría tanto calor como él? ¿Le gustarla darse un baño en la playa, desnudos los dos?
Pero sabía que eso era imposible. Así que, conteniendo un suspiro de frustración, se despidlo.
Por el momento...Porque la tendría, la haría suya de nuevo. Y hacer el amor con él la libraría del engaño. No podía casarse con Joe, sencillamente. Era risible. Iba a hacerle un favor.
Nick salió de la habitación, anticipando lo que aquella semana en la isla iba a depararle.


_______ se despertó al oír unos golpes en la puerta de su habitación. Unos golpes insistentes. Estaba completamente a oscuras porque había cerrado las puertas de la terraza, incluso echó las cortinas de color terracota para que no entrase ni un resquicio de luz.
Suspirando, se levantó de su capullo de lino blanco y fue a abrir la puerta.
-¿Qué ha sido de tus ambiciosos planes de explorar la isla?
Era Nick, completamente vestido, peinado y aparentemente bien despierto. Llevaba una camisa blanca con los dos primeros botones desabrochados y un bañador de color verde. Bajo el brazo, una toalla de playa.
______ intentó esconderse para que no viera sus pantalones cortos con estampado de dinosaurios, pero Nick empujó la puerta y entró en la habitación.
Últimamente aquello de entrar en su territorio sin ser invitado parecía una costumbre.
-¿Qué hora es?
-Pensé que ibas a levantarte al amanecer.
-No creo que haya amanecido aún. Y te agradecería que dejases de invadir mi espacio cuando te da la gana.
-Pensé que ya estarías levantada. De hecho, me sorprende que sigas en tu habitación.
________se cruzó de brazos, irritada.
Nick, por el contrario, parecía absolutamente en su casa mientras abría las cortinas y las puertas de la terraza, anunciando que eran las siete y cuarto.
-Ha amanecido hace horas -dijo, volviéndose con una sonrisa-. Y ahora es el mejor momento para darse un baño. ¿Quieres bajar conmigo?
-¿Qué?
Supuestamente, había ido allí a trabajar, no a darse baños. Y menos con el hombre con el que no podía dejar de soñar, por muy estúpidos que fueran esos sueños.
-La playa estará desierta a esta hora.
-No puedo -contestó ______, deseando tener ocho manos en lugar de dos para esconder su cuerpo.
-¿Por qué no? ¿Tienes alguna otra cosa que hacer?
¿Qué otros planes podría tener? ¿Llamar a alguien por teléfono? Ni siquiera podía inventar la excusa de que tenía que ir al dentista.
-Es que... acabo de despertarme. Y tardo horas en arreglarme por las mañanas.
-¿En serio? Pues debes levantarte a las cinco para llegar a las ocho a trabajar. Pero no me importa esperar. A Fuera, por supuesto.
-Podríamos encontrarnos en el vestíbulo.
-Tonterías. Esperaré aquí mientras te duchas.
El sueño desapareció mientras buscaba el biquini negro y un pareo en la maleta. Había imaginado que irían a nadar por la tarde, después de trabajar durante horas en la sala de juntas del hotel.
Nick parecía haber decidido hacer de guía turístico y quería enseñarle el hotel. Quizá había reflexionado sobre el cínico comentario del día anterior. Cuando se miró al espejo, ______ se dio cuenta de que el biquini era demasiado pequeño. La parte de abajo iba atada con dos cordoncitos que más que tapar nada eran una tentación.
Le había parecido adecuado cuando lo metió en la maleta, pero en aquel momento le parecía un escándalo.
-¿Nos vamos?
_____ se puso una camisa que cubría solo la mitad de sus muslos y tomó una toalla del cuarto de baño.
Volver arriba Ir abajo
caripe
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1413
Edad : 23
Localización : Jupiter !! :D
Fecha de inscripción : 15/06/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Febrero 28th 2013, 14:27

Síguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa quiero seguir leyendo tu novelaaaa ! Ahh gracias por publicar, me encantaaa
Un abrazo !

study afro flower elephant king queen jocolor geek cherry rendeer alien cat monkey pig Like a Star @ heaven Rolling Eyes rendeer geek flower Hahahaha ^^ study rendeer Shocked

Perfecta ! I love you






The Jonas Brothers are BACK !! Love!






Forever !
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 15:06

Chicas!!!Segunda temporada de " Soportando a mi vecino" aqui esta el link: http://jbvenezuela.activoforo.com/t11420-soportando-a-mi-vecino-nick-y-tu-adaptada
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:04

continuacion...


-¿Has traído alguna crema para el sol? -preguntó Nick, cuando se dirigían a la playa.
-¿A esta hora?
-El sol aquí es muy fuerte a cualquier hora.
-La verdad es que me gustaría ponerme morena.
-¿Sueles quemarte? -preguntó Nick, intentando no mirarla.
No quería ponerse «nervioso» porque sería imposible esconderlo con aquel bañador.
-No, en realidad suelo ponerme morena. Me quemo un poco al principio, claro.
-Ya, pues por eso necesitas crema.
______ empezaba a relajarse. Aquel sitio era precioso y tenían una semana para hacer lo que habían ido a hacer. No tenían prisa.
Nick le habló del hotel, de las reformas que fueron necesarias cuando su empresa se lo compró a una pareja que lo había mantenido durante años como propiedad privada.

-Bueno, ¿qué te parece? -preguntó Nick cuando llegaron a la playa.
-¡Es el agua más azul que he visto en toda mi vida! ¡Es como una piscina!
-La playa más tranquila del Caribe. Y nuestra, en este momento -sonrió Nick, extendiendo la toalla sobre la arena.
-¿A qué hora...?
-¿Empieza a levantarse la gente? Tarde -contestó él, mientras se quitaba la camisa-. A veces algún cliente se levanta temprano, pero en general la gente viene aquí a descansar y olvidarse de las prisas. Además, no hay hora límite para el desayuno. Y pueden desayunar donde quieran, incluso en la playa.
No la miraba, pero notó de reojo que _____ estaba extendiendo la toalla lo más lejos posible de la suya.
-Qué lujo. Y, por cierto, tenías razón con lo del sol. Empieza a calentar muy pronto.
-Afortunadamente, he traído crema protectora.
Nick sacó un tubo del bolsillo de la camisa. No para él, porque él nunca se quemaba; la había tomado del cuarto de baño porque intuyó que a ______ se le olvidaría.
-¿A qué hora empezaremos a trabajar? -preguntó ella, poniéndose crema en los brazos.
¿Cómo podía pensar en el trabajo cuando estaban bajo el sol, en aquella preciosa playa de color azul turquesa?
¿Estaría también pensando en Joe? ¿El trabajo, su novio y su aburrida vida? ¿Podría Joe llevarla a un sitio como aquel? Nunca.
-En cuanto hayamos desayunado -contestó Nick, intentando disimular su irritación-. ¿Piensas dejarte la camisa puesta? No puedes ponerte crema si no te la quitas.
____ se preguntó si la creía una tonta. Quizá como nunca había estado en un sitio tan lujoso como aquel, pensaba que tenía que señalar lo que era obvio. Irritada, se quitó la camisa y empezó a ponerse crema en el estómago.Nick la observó con los ojos semicerrados. No podía tumbarse en la toalla porque ver cómo se movían sus pechoss mientras se ponía la crema lo estaba excitando más de lo aconsejable.
Nunca había sentido nada así por una mujer. ¿Era porque el recuerdo de aquella única noche juntos lo tenía hechizado? ¿Aquella sola noche lo había atado a ella de por vida? ¿U quizá sería porque era inalcanzable, porque estaba casi prometida con otro hombre?
-Túmbate, voy a darte crema en la espalda.
-No hace falta.
-¿Por qué? ¿Crees que el sol no te dará en la espalda?
-No...
-Túmbate, anda. o te pones crema en la espalda o te pasarás toda la semana en la cama con quemaduras de tercer grado. Una experiencia muy dolorosa, por lo que dicen. Además, las quemaduras solares pueden provocar cáncer.
-Todo el mundo lo sabe. Pero no voy a tumbarme aquí durante horas.
-Por si acaso. Es por eso por lo que en todas las habitaciones hay crema protectora. Los clientes anglosajones suelen ser olvidadizos.
_____ se tumbó sobre la toalla, haciendo un gesto de desesperación.
-Relájate -dijo Nick-. Estás como una tabla.
Con el sol en la cabeza y el roce de las manos del hombre en su espalda, ____ empezó a relajarse.
-Y ahora, las piernas.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:09

-Y ahora, las piernas.
-Eso puedo hacerlo yo.
-Ya que lo estoy haciendo...
______ sintió la presión de sus manos en las pantorrillas, moviéndose hacia arriba lentamente. Pero cuando empezó a ponerle crema en las nalgas, se sentó de golpe.
En aquella postura, el bikini apenas podía tapar nada. Y Nick necesitaba darse un baño inmediatamente.
-Voy a meterme en el agua. ¿Vienes?
-Dentro de un momento -contestó ella, sin mirarlo.
Debería avergonzarse de sí misma, pensó. Excitarse solo porque le pusiera crema en las piernas... pero al verlo de espaldas, tan alto, tan fuerte, tuvo que contener el aliento.
Solo cuando lo vio meterse en el agua se levantó de la toalla. No se tiró de cabeza, como él. Fue mojándose poco a poco y después se tumbó de espaldas, flotando en el agua.
No lo oyó acercarse y lanzó un grito cuando le hizo una ahogadilla. ____ sacó la cabeza del agua y lo vio sonriente, con el pelo echado hacia atrás.
-¿No te dije que tuvieras cuidado con el sol? -la regañó-. Lo peor es tomarlo directamente desde el agua. Podrías quedarte dormida flotando así.
-¡No iba a quedarme dormida!
-Tenías los ojos cerrados.
-¿Y qué?
______ nadó hacia la orilla y él lo hizo a su lado. El agua era tan transparente que podía ver aquellos bíceps, los musculosos antebrazos...
-¿Por qué no nadamos hacia el banco de coral? Se pueden ver los peces sin gafas de bucear.
-No, gracias. Tengo que volver a la habitación para lavarme el pelo. Además, tenemos que trabajar.
_____ sentía los ojos color miel del hombre clavados en los suyos y le resultaba difícil respirar.
-Sería muy fácil quedarse aquí en la playa y olvidar a qué hemos venido.
-No lo creo -murmuró ella, nadando hacia la orilla.
-¿No te imaginas lo suficientemente relajada como para olvidarte del trabajo?
-¿Cómo voy a relajarme si...?
Había estado a punto de decir: «si estoy contigo».
-¿Si qué?
-Si estoy aquí para trabajar.
Cuando salieron del agua notó que Nick miraba descaradamente sus pechos y, al bajar la mirada, entendió por qué. El bikini, que era mucho más pequeño de lo que le había parecido en la tienda, se pegaba a sus pechos como una segunda piel.
El diminuto bikini negro revelaba claramente sus pezones, marcando incluso la aureola.
-No tienes por qué sentir vergüenza. He visto pezones antes.
______ deseó que se la tragara la tierra. Pero se puso la camisa, intentando disimular.
Nick tuvo que hacer un esfuerzo para no alargar la mano y acariciar sus pechos, tocar aquellos pezones... excitado como un adolescente y enfadado consigo mismo, tuvo que taparse con la toalla.
-Muchas gracias por la información. Pero si fueras un caballero no habrías... no habrías...
-¿No me habría quedado mirando?
No pensaba cambiar de conversación. Quería hacerle saber que, aunque estaban allí para trabajar, había una química sexual innegable entre los dos.
-Eso es.
-Te pido disculpas -murmuró Nick-. Tienes razón. Perdóname. A veces olvido que a los de Texas no les gusta la gente que dice lo que piensa.
_____ no contestó. Sencillamente se dio la vuelta hacia el hotel, sintiendo los ojos del hombre clavados en su espalda
¿Por qué había dicho eso? No creía la excusa sobre las diferencias culturales. Nick Jonas era un hombre sofisticado y no lo habría dicho sin intención.
El recuerdo de aquellos ojos brillantes clavados en sus pechos la quemó durante las dos horas que tardó en ducharse, lavarse el pelo y tomar el delicioso desayuno que pidió al servicio de habitaciones. Eran casi las diez cuando bajó al vestíbulo y lo hizo decidida a cortar esos comentarios y esa incipiente familiaridad de raíz. Estaban allí para trabajar. Él era el jefe y ella, su secretaria. Nada más.
Afortunadamente, Nick la estaba esperando abajo con dos empleados y la misma expresión que solía tener en la oficina, de modo que no iba a ponérselo difícil.
-Nos traerán todos los informes económicos del hotel, para que podamos inspeccionarlos. Y quiero que el contable esté disponible en cualquier momento. Y, sobre todo, necesito ver a Rawlings.
Cuando llegaron al despacho, Nick le pidió que cerrase la puerta.
El hombre atractivo y alegre de unas horas andes, el que hacía que le hirviera la sangre en las venas, había vuelto a ser el hombre de negocios de siempre.
A la una, después de haber revisado docenas de informes, Nick pidió una bandeja de sándwiches y unos refrescos.Después, quitó el aire acondicionado para abrir la terraza, aunque le informó que tendrían que volver a cerrar después de comer o el calor haría imposible el trabajo. _____ asintió.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:15

Aqui les dejo unos adelantos!!!

-No todo el mundo tiene su vida planeada hasta el último detalle.
-¿Como yo quieres decir? ¿Y si te dijera que mi mayor deseo es tener un hijo?




Pero no pudo seguir hablando porque Nick inclinó la cabeza para buscar sus labios.
Y los labios de Nick Jonas sabían a gloria. La apretaba con tanta fuerza que sus pechos se aplastaban contra el torso masculino.
-¡Nick!
-Nos veremos más tarde, cariño.
_______ tuvo que sonreír cuando las hermanas Deep la felicitaron por tener un marido tan guapo y tan cariñoso. ¡Si supieran la verdad!




-Quiero que...
-¿Qué? ¿Dormir en el sofá? ¿En el suelo? ¿0 quieres que hagamos el amor como locos?
_______ cerró los ojos.
-¡Sí! Sí, sí, sí. Hazme el amor, Nick. Quiero que...
Aquellas palabras eran como música celestial. Si le hubiera dicho que se vistiese, habría tenido que darse una ducha fría antes de poder volver a la cama. Pero no había sido así. Nick se incorporó un poco para besarla. Un beso tierno, largo...



Nick abrió la puerta de la terraza. El agua de la lluvia era caliente y ________ disfrutó de la brisa fresca que olía a mar. Le gustaba estar al aire libre, desnuda. Nick la abrazó por detrás, apoyando la cara sobre su pelo.




-Entonces, ¿qué sugieres?
Nick la tomó en brazos y ella enredó las piernas alrededor de su cintura. Nunca había hecho el amor en aquella posición. Y jamás desnuda en una terraza, bajo la lluvia.
El era muy fuerte y la movía a placer, apoyándose en la pared y sujetando sus caderas hasta que llegaron al orgasmo casi al unísono.
Después de la ducha, Nick la secó con una toalla de arriba abajo y, unos minutos más tarde, se metieron de nuevo en la cama. _______ estaba tan exhausta que se quedó dormida.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:23

#Capitulo 9

La brisa del mar era demasiado atractiva como para concentrarse en papeles y números. De hecho, cuando salieron, a la terraza para comer, bajo aquellas enormes palmeras, se le empezaron a cerrar los ojos.
-¿Qué te parece? -preguntó Nick, estirando las piernas.
-¿A qué te refieres?
-A las discrepancias en las cuentas.
-Facturas aparentemente pagadas, pero sin hojas de pedido.
Los sándwiches, de ensalada tropical y pollo frío, estaban riquísimos, casi se derretían en la boca. _______ escuchaba a Nick haciendo un esfuerzo para no dormirse mientras hablaba de un posible fraude.
-Espero que te hayas puesto crema en la cara.
-Y yo espero que dejes de portarte como si fueras mi padre. Ya soy suficientemente mayorcita como para cuidar de mí misma.
Nick apretó los dientes. Por alguna extraña razón, quería protegerlá. Pero era absurdo.
-No me haría ninguna gracia que tuvieras que permanecer en cama con el trabajo que tenemos -dijo bruscamente.
-No tengo intención de quedarme en la cama. Y no tengo intención de quemarme como si fuera una cría.
-No te enfades...
-No estoy enfadada. Solo te estoy dejando las cosas claras -lo interrumpió ella, pasando la mano por la falda de algodón.
Le había parecido más apropiada para trabajar que unos pantalones cortos y, con aquel calor, mucho más cómoda que unos pantalones largos.
-Creo que sería mejor poner el aire acondicionado -dijo entonces, apartándose la blusa.
-Sin él nos habríamos derretido hace horas -sonrió Nick, como pidiendo una tregua-. Y yo diría que hace más calor que antes.
______ observó el cielo azul, sin una sola nube.
-¿Y ahora qué hacemos?
-Llamar al contable.
Las bandejas fueron retiradas en silencio, con la rapidez de un equipo bien entrenado, y cuando Nick empezó a hacerle preguntas al contable, el hombre prácticamente se puso a temblar.
-El señor Rawlings lleva gran parte de la contabilidad. Dice que, como director del hotel, es cosa suya.
Nick siguió interrogándolo hasta que el hombre empezó a sudar visiblemente.
Por fin, dos horas más tarde, durante las que _____ había estado tomando notas y apuntando nombres de proveedores que sonaban muy poco reales, Nick se quedó mirando al contable.
-¿Y no te parecía sospechoso no poder responder a las preguntas?
-El señor Rawlings siempre dice que todo está bien, que está en contacto permanente con usted.
Nick dejó escapar un suspiro.
-¿Cuántos años tienes, Peter?
-Veintidós, señor jonas.
-¿Y vives con tu familia?
-Estoy casado. Tengo un hijo de un año.
-¿Dónde vives?
-Al otro lado de la isla. Tenemos una casita... de hecho, estamos pagando una hipoteca. Necesito este trabajo, señor jonas
-¿Cuándo vuelve Rawlings, Peter?
-No lo sé, señor. Su familia vive en una de las otras islas, cerca de Bahamas. Por lo visto, se acerca un huracán y quería comprobar que todo estaba bien. Si hay un huracán, podría tardar uno o dos días en volver... quizá una semana.
-¿Un huracán? No he oído nada de eso.
-Lo han dicho en la radio.
-Muy bien, Peter. Eso es todo por ahora.
-Señor Jonas... -empezó a decir el joven. Si tuviera un sombrero, _____ estaba convencida de que lo habría convertido en una pelota-. Mi trabajo...
-Por el momento, sigues teniendo trabajo.
______ esperó unos segundos hasta que Peter salió del despacho.
-Eso ha sido un detalle, Nick. Muy compasivo.
-¿Qué podía hacer? Es un crío y, además, tiene que mantener un hijo -suspiró él, pasándose una mano por el pelo-. ¿Te importa decirme...?
Pero no estaba mirándola, estaba mirando hacia la playa, como perdido en sus pensamientos.
-¿Sí?
-¿Te importa decirme por qué la gente tiene hijos cuando apenas son unos críos?
-Supongo que...
-¡Una hipoteca, un hijo! ¡Por Dios bendito! -la interrumpió él.
-No todo el mundo tiene su vida planeada hasta el último detalle.
-¿Como yo quieres decir? ¿Y si te dijera que mi mayor deseo es tener un hijo?
Lo había dicho sin pensar, como tantas veces le ocurría estando con _________. Y no quería hacerlo, no quería contarle su vida, no quería hablarle de sí mismo.
-No me refería a ti.
Nick hizo un gesto con la mano, como pidiéndole que olvidase el comentario.
-Está clero que se ha dejado manipular, pero el culpable de todo esto es Rawlings y estoy deseando que aparezca por aquí.
-Si aparece por aquí -murmuró ____, mirando los papeles. Allí había trabajo para una semana, desde luego-. ¿Quieres que me ponga con esto?
-Sí, por favor. Yo voy a ver si es verdad eso del huracán. Si no es así, puede que dentro de poco estemos a bordo de una avioneta buscando al desaparecido Rasvlings por todas las islas.

QUÉ HACEMOS ahora? -preguntó ________, nerviosa.
Se había confirmado la llegada del huracán. Mucho antes de lo previsto.
Nick, en ausencia del director del hotel, había reunido a todos los clientes en el vestíbulo para decirles quién era e informarles de que el huracán no azotaría la isla directamente, pero sí recibirían el impacto de una forma u otra.
-No podemos hacer nada más que esperar -murmuró él, pasándose una mano por el pelo-. Lo has hecho muy bien, por cierto.
Mejor que bien, en realidad. Había hablado con los clientes aparentando tranquilidad, como si se enfrentase con un huracán todos los días.
-Gracias.
-Al menos hemos podido dormir esta noche -suspiró Nick, mirando su reloj-. ¿Tienes miedo? ¿0 es una pregunta tonta?
-Es una pregunta tonta.
-Si los meteorólogos no se equivocan, solo tendremos fuertes vientos y mucha lluvia.
-Solo unas «ligeras inundaciones» -intentó bromear ella.
Nick sintió el deseo de estrecharla en sus brazos. Las mujeres que se hunden durante una crisis son un fastidio, pero no las que intentan mantener la apariencia de normalidad en una situación extraordinaria.
Y _________ intentaba aparentar normalidad. Con aquel pantalón corto y la camiseta ancha, parecía más un chico que una chica.... y lo volvía loco.
-¿Tú tienes miedo? -preguntó ella entonces.
-¿Parezco el tipo de hombre que tiene miedo de algo? -intentó bromear Nick.
-Todo el mundo tiene miedo de algo.
-Batallar contra los elementos no me asusta. Lo que sería aterrador es que alguno de los clientes sufriera un ataque de pánico. Nunca había visto una gente más asustadiza.
-Sí, es verdad.
_______ se sintió agradecida por estar con Nick en aquella situación. Sin él habría sido mucho más difícil.,.
Entonces se dio cuenta de que no había pensado en Joe ni una sola vez desde que llegó a la isla.
Y también se dio cuenta de que, por muy agradable que fuera, por muy cómoda y pacífica que su vida pudiera ser con Joe, tenía que dar por terminada la relación en cuanto regrese.
-Tres hombres han protestado porque iban a perderse unas reuniones de trabajo si el huracán duraba más de tres días. Como si nosotros pudiéramos controlar los fenómenos meteorológicos.
-La gente rica suele ser así de caprichosa -sonrió _____.
-¿Has llamado a tu novio para decirle lo que está pasando?
Ella se puso colorada.
-No... la verdad es que todo ha sido muy rápido.
La prueba concluyente de que su relación con Joe no iba a ninguna parte y que no era el hombre de su vida.
-Pues quizá deberías hacerlo. Puede que nos quedemos sin teléfono, A menos, claro, que no te importe demasiado.
______ se levantó de un salto para dirigirse al teléfono. Joe no estaba en casa, de modo que dejó un mensaje en el contestador explicándole lo que pasaba y diciendo que no debía preocuparse.
-¿No está en casa? -preguntó Nick.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:29

me encantaron.los capitulos, si que hay una atraccion entre ellos, y OMJ los adelantos me dejaron con ganas de querer leer mas, please siguela
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:32

-No.
-¿A estas horas? Ah, claro, son las tres de la mañana. No estará de juerga, ¿verdad?
-A veces duerme en casa de su madre. Por lo visto, es un poco paranoica con la seguridad y Joe duerme con ella de vez en cuando para que se quede tranquila.
-Ah, ya veo. Qué raro.
A ella no le había parecido raro cuando Joe se lo contó. De hecho, le pareció un detalle por su parte.
-Es un buen hijo.
-Sí, ya -murmuró Nick, preguntándose si debía presionarla un poco más. La sombra de Joe se había convertido en un estorbo para él-. ¿Y qué haría si os casarais? ¿Seguiría durmiendo con su madre?
Estaba desesperado por oír que no estaban hechos el uno para el otro, que había cometido un error saliendo con él.
-No lo sé -contestó _______-. ¿No deberías salir para ver cómo está nuestro rebaño?
-Seguramente haría lo más sensato -siguió él, sin dejar que cambiase de tema.
-¿Y qué es lo más sensato?
-Seguramente vender su apartamento y pedirte que te vayas a vivir con él a casa de su madre. Y te aconsejo que no aceptes ese arreglo. Las suegras pueden ser muy difíciles, especialmente con un hijo único...
-Gracias por el consejo.
-De nada. De hecho, deberías preguntarte si casarte con un hombre tan apegado a su madre es buena idea.
______ podría decirle que ya había tomado una decisión sobre joe, pero se negaba a darle esa satisfacción. Además, la ponía nerviosa su actitud condescendiente.
-Yo creo que hay una diferencia entre un hombre demasiado apegado a su madre y un hombre que sabe comportarse como un buen hijo -replicó, dirigiéndose hacia la puerta para dar por terminada la conversación.
Pero apenas había tocado el picaporte cuando sintió la mano de Nick en el brazo.
-No estoy intentando meterme en tu vida privada. Es que me siento en cierto modo responsable por ti.
-¿Por qué?
Cuando estaba tan cerca le resultaba difícil respirar. Había pensado que saliendo con otro hombre olvidaría la *beep* atracción que sentía por su jefe, pero... el sueño había durado poco.
-Supongo que porque no eres el tipo de mujer dura y sofisticada que puede controlar...
-¿Sus emociones, su vida amorosa?
-No he querido decir eso -suspiró Nick.
_________ oía el viento golpeando las ventanas del hotel, cada vez con más fuerza.
-Puedo cuidar de mí misma, muchas gracias. ¿Vamos fuera para ver qué está pasando?
Tenía que alejarse de él. Estaba demasiado cerca. Y cuando estaba demasiado cerca podía recordar cada línea de su cuerpo desnudo como lo vio aquella noche, tantos meses atrás.
Podría empujarlo, pero tenía la sospecha de que si lo tocaba no sería capaz de apartarse y su secreto quedaría al descubierto. Si lo tocaba, acabaría desabrochando los botones de su camisa para acariciar la piel dura y caliente...
-Tienes razón -dijo Nick, abriendo la puerta-. Si nos quedamos aquí mucho tiempo, seguramente mandarán alguien a buscarnos.
_______ entendió entonces aquella extraña invasión en su vida privada.
Aquella noche, cuando llegó borracho a la oficina, se había forjado un lazo entre los das. Ella lo ayudó entonces y quizá él intentaba ayudarla para devolverle el favor. Solo era eso, solo por eso mostraba interés en su vida.
Cuando volvieron al vestíbulo, todos los clientes estaban esperando, angustiados.
Enseguida se vieron rodeados de gente que hacía preguntas y _____ se dejó llevar a una esquina por dos señoras mayores.
-El huracán se aleja, ¿verdad? -preguntó una de ellas.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:35

PaolaJonas escribió:
me encantaron.los capitulos, si que hay una atraccion entre ellos, y OMJ los adelantos me dejaron con ganas de querer leer mas, please siguela


Hola Paola Very Happy !!!! y bienvenidad Welcome ....jajaja si es que hay y mucha atraccion ^^ !!!...e...bueno...gracias por pasarte por la nove enserio!!!
Muakkk!! muchos besos y abrazos...bye


PD: Si quieres me puedes decir Romi...y claro Hahahaha me llamo Romina
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:39

#Cap 10

Enseguida se vieron rodeados de gente que hacía preguntas y _____ se dejó llevar a una esquina por dos señoras mayores.
-El huracán se aleja, ¿verdad? -preguntó una de ellas.
_____ miró por encima del hombro y decidió que prefería a las hermanas Deep antes que a las señoras enjoyadas que no dejaban de quejarse porque el huracán, sin ninguna consideración, les había arruinado las vacaciones.
Nick estaba diciéndole a todo el mundo que podían ocuparse en cerrar las contraventanas de todas las habitaciones para evitar que el viento rompiera los cristales.
-¿Oyes eso, Mattie? ¡Se ha declarado la guerra! -exclamó un anciano, con aspecto de militar.
-Es un huracán. No es lo mismo, querido.
Entonces todos se lanzaron a una discusión sobre las privaciones durante la guerra y _______ sonrió. Mejor, al menos así estarían ocupados en algo.
Nick se acercó para decirle que iba a salir con algunos empleados porque tenían que clavar las contraventanas de fuera.
-Con _____ están en buenas manos -le dijo a las hermanas Deep, que no eran tan mayores como para que no les brillasen los ojitos al mirarlo.
-Claro que sí -sonrió Gracie-. Hemos tenido suerte de que su mujer y usted estuvieran de vacaciones aquí. Menos mal que tiene tiempo para venir a comprobar el funcionamiento de sus hoteles personalmente, ¿verdad, Edie?
-Desde luego -asintió su hermana-. Además, son una pareja muy atractiva.
Ella abrió la boca para protestar, pero vio el brillo de advertencia en los ojos de Nick..
-Te dejo un momento, cariño, pero no te preocupes. Volveré enseguida.
______ se disculpó con las dos ancianas y lo siguió hasta la puerta.
-¿A qué juegas?
-No me parece diplomático contarle a mis clientes la razón por la que estoy aquí. Un escándalo no le haría ningún bien al hotel.
-Pero podrías haber dicho que soy tu secretaria, que has venido para...
-¿Para qué? Si no es un viaje de negocios, ¿qué es? ¿Quieres que piensen que estamos teniendo una aventura?
-¿Piensas que esta gente creería que...?
-Probablemente -asintió él-. Si no nos creen marido y mujer, pensarán que estamos aquí para pasar un buen rato
-Pero los empleados saben quién somos.
-Y están entrenados para no hablar de la vida privada de nadie. ______, las hermanas Deep están mirando hacia aquí, ve a hablar con ellas. Pertenecen a una generación que cree en el romance. ¿No es maravilloso en una época de sexo sin ataduras y relaciones sin compromiso?
-Tiene gracia que digas eso precisamente tú --replicó ella.
Pero no pudo seguir hablando porque Nick inclinó la cabeza para buscar sus labios.
Y los labios de Nick Jonas sabían a gloria. La apretaba con tanta fuerza que sus pechos se aplastaban contra el torso masculino.
-¡Nick!
-Nos veremos más tarde, cariño.
-Pero...
-¿Me esperarás? -sonrió él antes de alejarse, dejándola temblando como una. hoja.
_______ tuvo que sonreír cuando las hermanas Deep la felicitaron por tener un marido tan guapo y tan cariñoso. ¡Si supieran la verdad!
Casi se sintió aliviada cuando un golpe de viento arrancó unos arbustos y los envió rodando hacía la playa, con la consiguiente alarma de los clientes.


Nick llevaba cuarenta y cinco minutos fuera. ¿Y si le había ocurrido algo? La verdad era que el cielo empezaba a tener un aspecto muy amenazador.
_________ se acercó a una de las ventanas y miró el cielo, tan negro como si fuera medianoche aunque apenas eran las siete.
-Espero que tu marido esté bien, querida -le dijo Edie-. No va a pasar nada, ¿verdad?
-Claro que no.
Pero las palmeras se doblaban sobre sí mismas como si una mano gigante las empujase y los arbustos eran arrancados por la fuerza del viento.
En ese momento, un relámpago iluminó el cielo y un trueno colosal hizo retumbar el hotel.
-¡Qué emocionante! -exclamo Edie-. Nosotras somos viejas y necesitamos algo como esto de vez en cuando para poner emoción en nuestras vidas.
Empezó a llover poco a poco, primero unas cuantas gotas que golpeaban rítmicamente los cristales y después un chaparrón que hacía imposible ver lo que ocurría fuera.
Cuando ______ estaba a punto de salir para buscar a Nick, la puerta se abrió y apareció él, empapado.
-Pobrecilla, su mujer estaba preocupada por usted -le dijo Gracie.
-¿De verdad, cariño?
-Es que no sabía dónde estabas.
-No podemos hacer nada más. Tendremos que sentarnos a esperar que pase la tormenta. Voy a cambiarme de ropa, ¿vienes?
-Claro que sí -exclamó Edie-. Mire cómo está la pobre, pálida como una muerta.
-Creo que debería quedarme aquí -dijo _________.
-De acuerdo -sonrió Nick, alargando la mano para acariciar su pelo-. ¿Segura?
-Segura.
-Dime, cariño, ¿dónde has puesto mis calzoncillos favoritos? Los negros con corazoncitos rojos.
-Ah, cielo, me temo que esos calzoncillos se los comió el perro antes de que saliéramos-replicó ella.
-Pues entonces tendrás que comprarme otro par -dijo Nick, volviéndose hacia las ancianas-. Es una romántica. Le encanta sorprenderme con regalos.
Aquello estaba yendo demasiado lejos. Entendía sus razones para que los clientes no supieran qué estaba haciendo allí, pero esas payasadas eran demasiado.
Aunque quizá estaba exagerando. En realidad, no era más que una broma. Una broma que la ponía de los nervios, desde luego. Y que le hacía desear... cosas que no debía desear.
En la distancia, el mar era una masa negra y amenazadora que parecía acercarse cada vez más al hotel. El panorama daba miedo, desde luego.
Y ______ se sintió reconfortada cuando Nick volvió y le pasó un brazo por los hembras. Eran la viva imagen de la pareja feliz mientras miraban por la ventana, hipnotizados por el poder del viento y la lluvia.
En situaciones extremas, le contó él, el viento podía mover coches y levantar tejados, aunque esperaba que no llegase a tanto.
Comieron todos juntos en el vestíbulo porque los clientes se sentían más seguros allí que en sus habitaciones. Pero el almuerzo se hizo casi en completo silencio. Nadie tenía ganas de hablar.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:46

Intentando animar el ambiente, ____ sacó juegos de mesa para todo el mundo.
-Yo voy a trabajar un rato -dijo Nick.
-De eso nada, cielo. Tenemos que hacer grupos para jugar -sonrió _____, distribuyendo barajas y otros juegos-. Y tú tienes que formar grupo con Edie, con Gracie y conmigo para jugar al Monopoly.
-¡No me gustan los juegos de mesa!
-No seas aguafiestas.
Por supuesto,Nick tuvo que rendirse. La situación no estaba como para ponerse a discutir. Sobre todo, después de haberle hecho creer a todo el mundo que eran una pareja feliz.
-¡Estos dados están contra mí! -se quejó, cuando acabó en la cárcel por enésima vez.
-Espero que seas un buen perdedor.
Aunque el viento seguía golpeando con enorme fuerza las ventanas y las puertas del hotel, ______ había conseguido animar un poco a los clientes y hacer que olvidasen por un momento el huracán que se acercaba de forma inexorable.
Debería haber ganado el juego. Tenía los mejores hoteles, los mejores barcias... pero no pudo ser porque se fue la luz.
En medio de la confusión, Nick tomó su mano y anunció que todo el mundo debía retirarse a su habitación, que no debían temer nada y que los empleados los atenderían en todo lo necesario.
En realidad, era reconfortante estar con él. A su lado, parecía como si nada malo pudiera ocurrirle.
-_______ y yo estaremos en la suite Tucán...
¿Juntos en la suite? ¿De qué estaba hablando?
-Espera un momento...
Nick le hizo un gesto con la mano.
-Que cada uno tome una linterna. Nada de velas, por favor. E intenten conservar las pilas todo lo posible.
«Por si acaso tenían que utilizarlas durante un par de días, claro» «¿Y qué iba a hacer ella, encerrada en una suite, con nick durante un par de días?»
_______ tenía el corazón acelerado y, para cuando terminaron de repartir linternas, un montón de preguntas que no tenían nada que ver con el huracán.
-¿Cómo que vamos a dormir...?
-Señor Jonas, le agradecemos mucho que nos haya cambiado de habitación. La nuestra estaba demasiado lejos -la interrumpió Gracie Deep.
-De nada. He pensado que así se sentirían más seguras.
-Muchas gracias, señor Jonas. Cuando la anciana se alejó, _____ se volvió hacia él, atónita.
-¿Qué?
-Tus cosas ya están en la suite -dijo Nick.
-Esto es ridículo.
-No olvides que somos un matrimonio. Tenemos que permanecer unidos.
-Pero este no era el acuerdo -protestó ella.
-Y tampoco que hubiese un huracán. Así es la vida.
Después de dejar a Gracie y Edie en la habitación, entraron en la suite y _______ se volvió con las manos en las caderas.
-Esto es una farsa.
Pero su agresiva actitud ese perdió en la oscuridad, rota solo por la limitada iluminación de la linterna.
-¿Qué otra cosa podía hacer?
-¿Dónde voy a dormir yo ahora?
-En la cama, por supuesto. ¿Dónde pensabas dormir? Toma la linterna, voy a darme una ducha. Pero tendré que dejar la puerta del baño abierta.
-¡No puedes dejarla abierta!
-¿Y cómo voy a ver si no? ¿Qué quieres, que me rompa la cabeza?
Mientras se duchaba, _____ colocó sus cosas en el armario y cuando él salió del baño, ataviado solo con una toalla en la cintura, se volvió, dispuesta a seguir protestando.
-Y antes de que lo preguntes, no tengo ninguna intención de dormir en el sofá. Te guste o no, vamos a compartir la cama.
-Pero...
-No queda más remedio, ________. Ya puedes ducharte. Para cuando salgas yo estaré bajo las sábanas, pegado al borde de la cama. No tendrás que tocarme siquiera,
Imposible, por supuesto. Era imposible estar en la cama con _____ y no tocarla, reconoció Nick. Estaba esperándola cuando salió del baño. Apenas la veía, recortada contra la oscuridad, pero la sintió meterse en la cama, a su lado.
_______(tn) pensó que estaba dormido. No la sorprendía. No era muy tarde, pero todos estaban agotados. Sobre todo él, que había tenido que comprobar las cocinas, la despensa, las palmeras que rodeaban el hotel para que ninguna cayera sobre el edificio... por no hablar de las relaciones públicas que tuvo que hacer con los clientes. Debía estar exhausto. Se metió en la cama, intentando por todos los medios no rozarlo, nerviosa. Pero diez minutos después se relajó. Por supuesto, no iba a pasar nada. Solo estaban compartiendo cama debido a las circunstancias.
El ruido de la lluvia golpeando los cristales la estaba adormeciendo... y entonces Nick le preguntó si estaba bien.
_____(tn) abrió los ojos y se volvió, sin pensar. Y entonces se tocaron.
Su rodilla rozaba el muslo del hombre. Un muslo desnudo. Y, al moverse, rozó algo que también estaba desnudo; algo duro y erecto.
NUNCA duermo con pijama.
La deseaba. En realidad, era más que deseo, era una fuerza que crecía dentro de él, que llevaba meses creciendo.
Y todo estaba funcionando a su favor. Había pensado seducirla y los eventos parecían estar favoreciendo ese intento de seducción. La exótica isla, el calor, el repentino huracán...
Aquel bendito huracán que golpeaba las ventanas con fuerza. En una crisis, la gente suele buscar refugio en otra persona. ¿Qué había más natural que buscarse el uno al otro?
El hecho de que estuvieran compartiendo cama había sido providencial. Y, sobre todo, la estupenda excusa de no dejar aisladas a las dos ancianas.
Y ______ lo deseaba también. Sentía la atracción que había entre ellos como una corriente eléctrica, aunque ella quisiera negarlo. El problema era que después de montar el escenario, ya no quería seducirla. Quería, que lo sedujera ella, quería que admitiese la atracción que había entre los dos.
Pero _____ se había apartado como si quemara.
Sería tan fácil acortar los escasos centímetros que los separaban... sería tan fácil tocarla.
-¡Deberías haberte puesto algo!
-Sí, es verdad.
-¿Y por qué no lo has hecho?
Nick se apoyó en un codo.
-Porque quiero hacerte el amor.
-¿Qué? -exclamó ella, sentándose sobre la cama.
-Tú sabes que me siento atraído por ti, ______. No digas que no.
-¡Hemos venido a trabajar! ¡Y eres mi jefe!
-Eso no nos detuvo hace tres meses.
-¡Eso fue diferente!
-Sí, es verdad. Y ahora quiero hacerte el amor sin estar borracho.
Después de decirlo, esperó un segundo para ver su reacción.
Al menos no había salido corriendo, pensó. Pero sabía que si se acercaba un centímetro más, seguramente lo haría. Aunque tuviese que dormir en el cuarto de baño.
-Lo siento, pero no puede ser.
-¿Por qué no?
-Porque... ¡porque yo no soy tu tipo! Ya hemos hablado de eso antes, ¿recuerdas? No soy tu tipo y la única razón por la que pasó lo que pasó es que... no había nadie más a mano.
-Me parece que subestimas tu atractivo.
_______ lo miró, atónita.
-Además, yo tengo novio.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 2nd 2013, 20:54

Pero no dejaba de pensar en lo que Nick había dicho. ¿La encontraba atractiva? Llevaba tanto tiempo enamorada de él que oírle decir eso la hacía sentir como una tonta.
Pero lo conocía demasiado bien. Podía sentirse atraído hacia ella porque estaban en circunstancias particulares, confinados en una isla golpeada por un huracán.
Pero, lo admitiese o no, ella no era su tipo como no lo era tres meses antes, cuando hablaron en el despacho y, supuestamente, dejaron las cosas claras. A Nick no le gustaban las chicas bajitas, rubias y de pecho pequeño. Además, había visto cómo trataba a las mujeres. Después de Rebeca, ninguna le había durado más de una semana. Y ella no estaba hecha para un revolcón. Por eso debía agarrarse al recuerdo de joe. Aunque él no fuera el hombre de su vida, este aparecería tarde o temprano.
-No es verdad, no tienes novio.
-¿Qué quieres decir?
-Que joe no te gusta. Olvidas que te he visto con él. Solo sois buenos amigos, aunque joe quiera algo más.
-Las relaciones duraderas suelen salir de una buena amistad.
-Te vas a caer de la cama si sigues escurriéndote hacia el borde. No te preocupes, _______, no voy a tocarte... si no quieres.
-¡Claro que no quiero!
-¿Estás segura?
-¡Claro que lo estoy!
El silencio se alargó durante unos segundos. Por encima del ruido de la lluvia que golpeaba los cristales, ________ podía oír los latidos de su corazón. Y aunque no quería, podía descifrar entre las sombras el torso masculino... desnudo.
-Entonces, si te toco el brazo con un dedo, ¿no querrás que siga hacia arriba? -murmuró Nick, pasando del dicho al hecho-. ¿No quieres que te acaricie el cuello?
-¡No pienso escucharte! -exclamó ____, tapándose los oídos.
-Cobarde.
-No me gustan los revolcones de una noche.
-Pero nosotros ya hemos hecho eso -sonrió él-. Te has puesto un poco morena, ¿sabes? ¿Te bañarías desnuda en la playa conmigo? Me gustaría verte morena por todas partes.
_______ no contestó y Nick se atrevió a acariciar suavemente su boca con un dedo. Y entonces, con un gemido de rendición, ella tomó el dedo entre sus labios.
-¿Quieres que pare? ¿Quieres que me ponga una camiseta y unos calzoncillos y me comporte como un caballero?
-Quiero que...
-¿Qué? ¿Dormir en el sofá? ¿En el suelo? ¿0 quieres que hagamos el amor como locos?
______ cerró los ojos.
-¡Sí! Sí, sí, sí. Hazme el amor, nick. Quiero que...
Aquellas palabras eran como música celestial. Si le hubiera dicho que se vistiese, habría tenido que darse una ducha fría antes de poder volver a la cama.
Pero no había sido así.
Nick se incorporó un poco para besarla. Un beso tierno, largo...
-¿Recuerdas la última vez que hicimos el amor?
-La última... y la primera.
-Yo creo recordar que fue maravilloso, pero no puedo estar seguro. ¿A ti también te gustó?
-Mucho -susurró ella.
Nick la besaba suavemente en el cuello mientras levantaba la camiseta. Pero cuando vio sus pechos desnudos no pudo controlarse y se la quitó de un tirón. Excitado, sujetó sus manos para admirarla a placer.
Sus pechos eran pequeños, pero admirablemente proporcionados. Altos, blancos, con aureolas grandes... y con solo mirarlos sentía un escalofrío de deseo.
-No te quedes mirando.
-¿Y qué quieres que haga, maestra?
-Tócame.
-¿Así?
Nick empezó a acariciar sus pechos con las dos manos, masajeándolos, pasando el pulgar por los endurecidos pezones.
-¿Y ahora qué?
-¡Ya sabes lo que quiero!
-Quiero que tú me des instrucciones.
-¿Te excita? -sonrió ________.
-Todo lo que haces me excita. Tienes unos pechos preciosos.
-Entonces, ¿por qué no...? -________ se puso colorada.
-¿Quieres que te haga esto?
Nick empezó a besar sus pechos, a acariciarlos con la lengua, chupando ávidamente los pezones hasta que ella empezó a estremecerse de placer.
______ enredó los dedos en su pelo y cuando miró hacia abajo vio la cabeza oscura del hombre moviéndose sobre su pecho, chupando un pezón mientras acariciaba el otro con la mano.
Era un bombardeo de sensaciones.
Sentía el loco deseo de tocarse ella misma, pero le daba vergüenza. Necesitaba que la tocase allí.
Estaba húmeda y él pareció darse cuenta porque empezó a deslizarse hacia abajo, sin dejar de besarla por todas partes, hasta llegar a las braguetas.
En lugar de quitárselas, abrió sus piernas y empezó a besarla por encima de la tela.
Era un gesto muy erótico y ________ cerró los ojos, levantando las caderas instintivamente.
Tenía las braguetas húmedas cuando por fin se las quitó... y cuando sintió la lengua dentro de su húmeda cueva, tuvo que morderse los labios para no gritar.
Nick le puso las manos bajo las nalgas para controlar sus movimientos, tomándose su tiempo, torturándola.
-Ahora, cielo -murmuró, cuando _______ estaba a punto de llegar al orgasmo-. Es tu turno.
Ella obedeció. Era maravilloso hacer algo que solo había soñado hacer. Acarició cada centímetro del cuerpo masculino, experimentando una tremenda sensación de poder cada vez que lo hacía temblar.
Excitada por tantas sensaciones nuevas, chupaba sus oscuros pezones mientras restregaba su cuerpo provocativamente hasta que Nick tuvo que apretar los dientes.
Hacer el amor fue una experiencia liberadora. La hacía sentirse como una mujer nueva, diferente.
Intentó colocarse sobre él, pero Nick la tumbó de espaldas.
-La próxima vez. Ahora necesito ser yo quien controle.
Cuando la penetró, cada músculo de su cuerpo pareció despertar a la vida. Se agarró a sus hombros mientras él la embestía una y otra vez, apretando los labios, jadeando.
Por fin se derramó en ella y solo entonces, cuando estaban uno en brazos del otro, _______ se dio cuenta de que no habían usado protección.
Quizá Nick pensaba que estabaa tomando la píldora. O quizá no viajaba con una caja de preservativos. La cuestión era que lo habían hecho sin poner barreras, ambos perdidos en aquella salvaje y repentina pasión.
-En caso de que te lo preguntes, en este momento estamos seguros.
-No te entiendo.
-Que no estoy ovulando, así que no hay ningún problema.
-¿,Eso es una invitación? -sonrió Nick.
-¿Es mi imaginación o está dejando de llover?
Los dos se quedaron escuchando un momento.
-Creo que sí. Voy a echar un vistazo.
Nick saltó de la cama y cuando la luz de la luna iluminó su cuerpo desnudo, ________ se levantó para ir a su lado.
-Sí, está dejando de llover -murmuró él, pasándole un brazo por los hombros.
-Menos mal.
________ apoyó la cabeza en su pecho, suspirando. Aquellos eran placeres robados, recuerdos que debería guardar en su memoria para los días lluviosos.
-El viento también ha amainado. Por la mañana, podremos empezar a organizarlo todo.
Cuando la miró, desnuda como él a la luz de la luna, volvió a desearla como si fuera la primera vez.
No se había equivocado. Hacer el amor con ________ había sido tan excitante como lo recordaba. Y no había ningún vacío, no tenía el deseo de marcharse para estar solo como le ocurría con otras mujeres.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 3rd 2013, 13:32

Continuacion Cap 10 ...



-¿Salimos fuera?
-¿Fuera?
-Solo a la terraza, para sentir la lluvia en la cara.
-¿No será peligroso?
-Ya. no. El viento ha amainado y mañana por la mañana tendremos sol otra vez.
-Pero...
Nick abrió la puerta de la terraza. El agua de la lluvia era caliente y ________ disfrutó de la brisa fresca que olía a mar.
Le gustaba estar al aire libre, desnuda. Nick la abrazó por detrás, apoyando la cara sobre su pelo.
-Si miras bien, podrás ver el mar. Aunque la playa estará cubierta de algas.
Mientras hablaba, acariciaba tiernamente sus pechos, maravillándose de su perfección, de que casi pareciesen hechos para él. Entonces deslizó la mano por su estómago hasta el triángulo de vello rubio entre sus piernas.
-Podemos ir a la playa cuando salga el sol -murmuró, sin detener su exploración, deslizando los dedos entre los húmedos pliegues.
_________ debería sentir vergüenza. En realidad, nunca había hecho algo así en su vida. La lluvia, una llovizna ya prácticamente, la mojaba como el agua de la ducha y podía sentir el cuerpo de Nick, mojado, tras ella. Era una sensación muy erótica.Todo a su alrededor estaba mojado, pero el huracán no parecía haber causado grandes daños.
-Este hotel está diseñado para aguantar tormentas tropicales -murmuró Nick -. Es muy difícil arrancar las palmeras de raíz y los muebles de fuera están cementados. ¿Te gusta esto, cariño?
-Sí -contestó ______, volviéndose para acariciarlo a su vez.
-Será mejor que no volvamos a la cama. Estamos empapados.
-Entonces, ¿qué sugieres?
Nick la tomó en brazos y ella enredó las piernas alrededor de su cintura. Nunca había hecho el amor en aquella posición. Y jamás desnuda en una terraza, bajo la lluvia.
El era muy fuerte y la movía a placer, apoyándose en la pared y sujetando sus caderas hasta que llegaron al orgasmo casi al unísono.
Después de la ducha, nick la secó con una toalla de arriba abajo y, unos minutos más tarde, se metieron de nuevo en la cama. _______ estaba tan exhausta que se quedó dormida.
Despertó a la mañana siguiente, más relajada que nunca.
Nick no se había equivocado. El sol asomaba en el horizonte, colándose por las persianas de la terraza... pero cuando alargó la mano para tocar el otro lado de la cama lo encontró vacío.
No sabía cuánto tiempo llevaba sola.
Muy bien, no había sido un revolcón de una sola noche. Había sido un revolcón de dos noches.Pero se negaba a tener remordimientos. Nick no le había prometido nada, pero habían vivido unas horas mágicas, enternecedoras y apasionantes.
La única cuestión era: ¿cómo pretender que no había pasado nada?
No sabía qué esperar mientras bajaba al restaurante del hotel, donde suponía que se habrían reunido los clientes.
Oyó voces antes de llegar. Ningún cliente se había quedado en la cama aquel día. Desde luego, las vacaciones estaban siendo bastante moviditas.
La única persona que faltaba era Nick.
-Está comprobando los daños fuera del hotel, querida -le informó Gracie.
-Ah, no lo sabía.
-Lo vi salir a las siete de la mañana con unos empleados. Es asombroso lo rápido que cambia ,aquí el tiempo, ¿verdad? Ayer estábamos en medio de un huracán y ahora sale el sol.
-Maravilloso -sonrió Edie
-Sí, es cierto.
-¿Has desayunado? Pareces cansada.
-¿No has dormido bien?
-Gracie, no te metas donde no te llaman -la regañó su hermana-. Esto del huracán es muy emocionante. Acabo de hablar con el coronel y vamos a cenar juntos esta noche. Dice que no ha podido pegar ojo, pensando que se le podía caer el hotel encima.
Cuando _______ levantó la mirada vio a Nick entrando en el restaurante. Y su corazón dio un vuelco. Llevaba pantalones cortos de color caqui y un polo de color crema. Tenía un aspecto descuidadamente elegante, como siempre.
Lo llamó con la mano, sintiendo que su sofisticada actitud deje ne regrette cien empezaba a evaporarse.
-¿Ha habido muchos daños?
Parecía ridículo mantener aquella conversación cuando unas horas antes habían estado haciendo el amor bajo la lluvia.
-No tantos como esperábamos -contestó él, pasándole un brazo por los hombros-. Pero para algunos de los isleños ha sido un desastre. Han perdido las cosechas. Por ahora, he establecido un plan con la cocina del hotel para que nadie se quede sin un plato de comida y me encargaré de ayudarlos económicamente para que puedan recuperarse.
-¡Eso es maravilloso! -exclamó Gracie.
¿Era raro haberse enamorado de aquel hombre?, se preguntó _______, emocionada.
-¿Podemos ayudar en algo? -preguntó Edie.
-Claro que sí. Podrían ayudar en la cocina.
-¡Maravilloso! ¡Todo el mundo, manos a la obra!
-Creo que habrá que supervisarlos -le dijo Nick al oído-. Esta gente no ha pisado una cocina en toda su vida. No creo que sepan hacer un huevo frito.
-Nick, sobre lo de anoche...
-¿Sí?
-Bueno, digamos que no hay necesidad de que te muestres cariñoso en público.
-¿Y qué pensarían mis clientes si no me mostrase cariñoso en un momento como este? Acabamos de sobrevivir a una situación peligrosa.
Todos creían que Nick y ella eran un matrimonio feliz. Para _____, el brazo que tenía sobre los hombros empezaba a ser como un peso muerto, pero no podía apartarse con tanta gente alrededor.
El espectáculo debía continuar.
-Supongo que Gracie y Edie ya pueden volver a su habitación.
-Sí, claro. Le diré a algún empleado que se encargue de llevar sus cosas.
-Muy bien. En ese caso, yo llevaré las mías a mi habitación.
-¿De qué estás hablando? Tú te quedas conmigo.
-¿Cómo?
-No pensarás que me conformo con una sola noche, ¿verdad? ¿Te conformas tú?
-Pues...
-Admítelo, tú tampoco -sonrió Nick-. Tú me deseas tanto como yo a ti. De hecho, me gustaría hacer el amor ahora mismo. Me gustaría tumbarte sobre una toalla, con el sonido del mar a unos metros y el sol bañando nuestros cuerpos desnudos.
Y nunca había dicho nada más en serio en toda su vida.
Pensaba que acostarse con _______ una vez más sería suficiente, pero empezaba a pensar que nunca iba a poder alejarse de ella.Lo único que quedaba era solucionar el asunto de Joe. ¿Y cuando volvamos?», hubiera querido preguntar ______. ¿Su deseo sería tan poderoso a cinco mil kilómetros de distancia? Sabía lo poco que le interesaban las mujeres con las que salía. Mujeres guapísimas. La verdad era que le gustaban durante una semana y después no quería volver a saber nada de ellas.
Porque nunca se había recuperado de la muerte de su esposa. Nadie podía competir con su recuerdo y menos ella, una mujer en la que Nick no había tenido nunca el menor interés.
Si seguía acostándose con él, solo sería una cuestión de tiempo. Un día vería la indiferencia reflejada en sus ojos y cuando eso ocurriera no solo lo perdería a él, perdería su trabajo. Por supuesto, no iba a seguir trabajando para un hombre con el que se había acostado.
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 3rd 2013, 19:37

toooooodooooossss los capitulos fueron geniales, ayer no pude terminar de leer, asi que lo hoce ahora, me causo mucha gracia cuando Nick le pregunto donde estaban sus calzoncillos de corazoncitos jajaja ese Nick,y lo que paso luego en la habitacion fue genial, me parecio romantico con la lluvia afuera y ellos haciendo sus cositas jajaja, ahora veremos como siguen las cosas entre ellos, Nick quiere continuar con los"beneficios" pero la rayis lo ama, y tambien esta Joe, no quiero que sufra, bueno, siguela please, ya quiero saber que pasara Smile
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 11:36

#Cap 11

-No creo que sea buena idea seguir haciendo esto.
Eso no era lo que Nick había esperado oír y sus palabras fueron como una bofetada.
-Ahora tenemos que controlar lo que hacen los clientes en la cocina. Pero esta conversación no ha terminado.
-¿Porque no ha terminado como tú querías?
-Qué bien me conoces, cariño.
¿Qué significaba eso? ______ se lo preguntó durante todo el día, mientras ayudaba a limpiar la playa, guardaba comida en fiambreras y controlaba que los clientes tuvieran cosas que hacer para mantenerse ocupados.
Apenas vio a Nick. Estaba comprobando los daños y hablando por teléfono. Por lo visto, habría un barco disponible al día siguiente, pero la avioneta que solía transportar a los clientes del hotel no estaría reparada hasta unos días después.
A las seis de la tarde, _______ pidió a los clientes que descansaran un rato y ella misma fue a la suite para darse una ducha, decidida a terminar de una vez por todas con aquella relación absurda que no iba a llevarla a ninguna parte.
Lo último que esperaba ver al salir de la ducha era a Nick. Estaba muy serio, con los brazos cruzados.
-¿Cómo has entrado?
-Imaginé que cerrarías la puerta de la suite. Por eso me llevé la llave de la terraza.
________ se quedó helada.
-Eso es...
-¿Astuto, taimado? Sí, lo admito.
-No puedo hablar contigo así. Tengo que vestirme.
-¿Por qué? ¿Tienes que llevar un traje de chaqueta para decirme que no quieres seguir manteniendo relaciones conmigo?
-No he traído ningún traje de chaqueta -replicó ella, intentando aparentar cierta tranquilidad.
-Me deseas y yo te deseo a ti. Es muy sencillo.
-Acostarme con mi jefe no es mi estilo, Nick.
-No era eso lo que pensabas anoche.
-Lo de anoche fue...
-Anoche hiciste lo que querías hacer y disfrutaste cada segundo, como yo. La vida es demasiado corta como para negarnos un placer, _____.
-Habla por ti mismo -replicó ella.
Nick alargó la mano para acariciar su cuello.
-¿No te gusta? Sé que sí -murmuró, metiendo la mano por debajo de la toalla-. ¿Lo ves? Tienes los pezones duros.
No había planeado hacer eso, pero la atracción que sentía por ella era demasiado fuerte, demasiado salvaje. Sin decir nada más, le quitó la toalla de un tirón y _______ quedó frente a él completamente desnuda. Entonces Nick bajó la mano y la puso entre sus piernas.
Y ella no pudo seguir disimulando. Rendida, levantó la cara y le ofreció sus labios.
Joe era la seguridad, pero ya había decidido que no quería seguridad.
Y tampoco seguiría con Nick, pero disfrutar de aquellos días juntos merecía la pena.
Nick Jonas era el hombre de su vida.
-Cortarás con Joe cuando volvamos.
-Cortaré con él -murmuró _____.
Unos días, unas semanas. Quizá estarían juntos durante unos meses.
Podría romperle el corazón, pero estaba dispuesta a arriesgarse.



________ miraba por la ventana de la cocina, con la cara entre las manos y una taza de té sin tocar sobre la mesa. Estaba lloviendo. No la lluvia salvaje que había visto seis semanas antes, en la isla, sino una típica llovizna. Fría e interminable.
Tres veces a la semana, contra los deseos de Nick, dormía allí.
-Déjalo. Es un apartamento muy pequeño y está lejos. Vente a vivir conmigo.
Ella se negó, aunque la tentación de despertarse cada mañana al lado del hombre que amaba era tan fuerte como un trago de agua para un sediento.
La realidad era que, a pesar de que hacían el amor apasionadamente en los sitios más inapropiados, _____ sabía que aquella pasión era algo transitorio. Estaba durando más de lo que ella había previsto, más de lo que le había durado ninguna mujer tras la muerte de su esposa, pero «amor» era una palabra que Nick Jonas no había pronunciado en ningún momento. Ni siquiera cuando estaba encima de ella, estremecido de pasión.
_______ se preguntaba cuál sería su reacción cuando le diera la noticia.
Iría a buscarla en media hora para ir a comer. Después tenían pensado ir al cine para ver una comedia romántica por la que él había mostrado cero entusiasmo, pero que vería porque ella quería verla.
Qué fácil sería leer señales equivocadas en esos pequeños detalles. Qué fácil pensar que, quizá sin darse cuenta, Nick también la amaba.¿Le habría pedido que se fuera a vivir con él si no la amase? ¿Lo encontraría mirándola a todas horas en la oficina si no la amase?
Pero si la amase se lo diría. De eso estaba segura. Y le hablaría de su vida. Le hablaría de todo, excepto de su difunta esposa. La única vez que intentó hablar de ello, Nick cambió de tema inmediatamente.
Entonces, ¿qué iba a pasar?
_____ tomó un sorbo de té, esperando el golpecito en la puerta. Tenía llave del portar y también llave de su casa, pero solía llamar.
Y aunque estaba esperándolo, al oírlo se le hizo un nudo en el estómago.
Iba vestida de invierno, con unos pantalones de pana verde oliva y un ajustado jersey de color crema.
Desde que salía con Nick había cambiado un poco de estilo. Seguía siendo conservadora, pero un poco más elegante, más atrevida. Fueron de compras juntos un par de veces y nick protestó sin cesar porque no lo dejaba llevarla a las tiendas de diseño donde, según él, podrían comprar ropa bonita de verdad.
-Eso no -lo regañó ella.
Nick amenazó con castigarla por el terrible insulto. Y el castigo consistió en hacerle el amor tan apasionada, tan profundamente que seguía poniéndose colorada al recordarlo.
-Pensé que no ibas a abrir nunca -sonrió, abrazándola-. Llevo todo el día pensando en ti, bruja. ¿Y por qué te has puesto un jersey tan grueso? Así no puedo tocarte.
-Porque hace frío.
-Pero no podré hacerte nada en el cine.
_____ soltó una carcajada. Nick también iba vestido de invierno y los colores oscuros le sentaban tan bien como los claros.
-Solo los adolescentes hacen cosas en el cine, tonto.
-Tú me haces sentir como un adolescente.
Jamás se había sentido tan vivo. Las noches de pasión en la isla habían continuado. No se cansaba de ella. Todo lo contrario. No duraría, por supuesto, pero por el momento _____ le parecía tan embrujadora como el primer día.
-¿Eso es bueno o malo? -preguntó ella, tomando su bolso. Había preparado un discurso, pero no podía decir nada. Se sentía incapaz.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 11:43

#Cap 12

-¿Tienes hambre?
-¿Qué?
-¿Tienes hambre? El restaurante al que vamos está a cuarenta minutos de aquí. Y luego tardaremos otros cuarenta minutos para llegar al cine.
-Veo que vas a sugerir alguna alternativa.
Más tarde, se dijo. Se lo diría más tarde. No quería estropear aquel domingo.
-Si eliminamos el restaurante a las afueras...
-¿Y qué hay del mejor pescado frito que iba a probar en toda mi vida?
-Como iba diciendo, si eliminamos el restaurante y vamos a un sitio que esté más cerca del cine, nos ahorraríamos al menos una hora y media. Y eso nos daría tiempo para...
-¿Para qué? -sonrió ____.
Aunque no tenía ninguna duda. El brillo de sus ojos lo dejaba muy claro.
Seguía pensando que debían hablar antes de que terminase el día pero, como una cobarde, se dejó convencer.
-¿Tú qué crees? -sonrió Nick, tirando del jersey-. Vaya, sin sujetador. Qué delicia -murmuró, acariciando sus pechos.
¿Cómo podía resistirse? ¿Cómo iba a encontrar la forma de decir lo que tenía que decirle? Hacer el amor con él era como estar en el cielo. Era demasiado fácil posponer lo desagradable, incluso para una persona como ella, que siempre se enfrentaba de cara con las adversidades. Llegaron al cine cuando estaba empezando la película, pero ______ no podía concentrarse en la historia. Y en cuanto salieron al vestíbulo, le dijo que tenían que hablar.
-¿Aquí?
-No, aquí no.
-Era una broma.
-Ya -murmuró _______, mordiéndose los labios.
Era guapísimo. Todas las mujeres lo miraban con admiración y se preguntó si ella habría hecho lo mismo cuando estaba casado.
-¿Qué ocurre, cariño?
-Tenemos que hablar. Podríamos ir...
-¿A mi casa?
-No, a tu casa no.
Ni a su casa ni a su apartamento. A ningún sitio donde la tentación de tocarlo fuera irresistible.
-Al tuyo entonces.
-No.
-Pues me estoy quedando sin sugerencia. Es muy tarde y hace demasiado frío como para sentarnos en un banco.
-¡A la oficina!
Nick la miró como si hubiera perdido la cabeza.
-¿A la oficina? ¿Ahora, un domingo por la noche?
-Sí.
Él se encogió de hombros. Pero se preguntó si querría hablar de compromiso, de formalizar la relación. Y se preguntó también cuál sería su reacción si lo hiciera.
Sorprendentemente, no sintió ganas de salir corriendo, como cuando otras mujeres se lo habían propuesto.Quizá deseaba irse a vivir con él, pero quería poner condiciones. Las escucharía, por supuesto. Lo estaba volviendo loco no tenerla cerca todos los días.
Aquella mañana se había despertado pensando en ella y no se sintió tranquilo hasta que la vio.
Tenía la sensación de que quizá _______ querría hablar de matrimonio. No habían hablado de ello hasta aquel momento, pero intuía que deseaba casarse. Y él la necesitaba, la necesitaba más que nada en la vida. Sus risas, sus comentarios, su forma de hacer el amor.
Pero, ¿la necesitaba tanto como para casarse con ella? El recuerdo de Rebeca y las esperanzas que había puesto en su matrimonio volvieron entonces, recordándole por qué había jurado no volver a cometer ese error.
Solo cuando el taxi se detuvo delante del edificio, Nick se dio cuenta de que habían hecho el viaje en silencio. Por primera vez. Cuando la miró, vio que estaba jugando distraídamente con una cadenita que llevaba al cuello, un regalo de cumpleaños de su madrina.
-No será tan malo como imaginas -dijo Nick, apretando su mano.
-¿Qué?
-Sea lo que sea, no creo que sean tan malo, ¿no?
La oficina había dejado de parecerle un buen sitio. Al fin y al cabo, fue allí donde hicieron el amor por primera vez. Y en más ocasiones después de eso. Una vez incluso durante las horas de trabajo. Nick sencillamente cerró la puerta y le hizo el amor en el sofá.
Pero era el único sitio al que podían ir.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 11:49

-Y no tienes que poner esa cara. Parece como si fueras a un entierro.
A Nick se le ocurrió entonces que quizá no quería irse a vivir con él. Quizá todo lo contrario... quizá quería cortar la relación. Ese pensamiento le hizo un nudo en el estómago.
El rostro de _______, normalmente transparente, era hermético en aquel momento. Y cuando subían en el ascensor no se apoyó sobre su hombro como solía hacer. Se quedó al otro lado, pensativa.
La quinta planta estaba a oscuras y Nick fue encendiendo luces a su paso.
-Bueno, dime qué pasa -dijo cuando llegaron a su despacho-. A ver si lo adivino. Quieres formalizar la relación. Aunque no entiendo por qué no podíamos hablar de esto en tu casa o en la mía.
-Nick, yo...
-Siéntate aquí, a mi lado. No te quedes de pie como un juez.
______ se sentó, pero no a su lado en el sofá, sino en la silla donde solía sentarse para tomar notas.
-Lo que quiero decirte...
-Te he pedido que vivas conmigo. Es mucho más de lo que he hecho con cualquier otra mujer.
-Sí, pero lo que quería decir es...
-Quieres cortar conmigo, ¿verdad?
¿Qué otra cosa podía ser? Lo que iba a decirle no tenía nada que ver con el matrimonio, ni con formalizar su relación. A juzgar por su palidez, parecía a punto de salir corriendo.
-Nick...
-¿Eso es lo que vas a decirme? -la interrumpió él, levantándose.
-¿Quieres dejarme hablar? ¡Y deja de moverte, me estás poniendo nerviosa!
Nick levantó las manos en un gesto de paz y se dejó caer en el sofá de nuevo, intentando disimular su nerviosismo.
-¿Y bien?
-Estoy embarazada.
El silencio se alargó mucho más de lo que ella había esperado. Mucho más.
-Pensé que no estaba en época fértil en la isla, que no había posibilidad... y empecé a tomar la píldora en cuanto volvimos. Pero calculé mal. No podía creerlo cuando me hice la prueba hace unos días, así que fui a mi ginecólogo. Me dijo que esas cosas pasan a veces, que la ovulación puede alterarse por un cambio de clima o por un acontecimiento inesperado...
Nick no dijo nada. De hecho, permanecía impasible.
En el fondo,______ había pensado que se alegría. Qué tonta era. Qué ingenua.
-Vaya, veo que no eres diferente de las demás, ¿eh, ______? ¿Cuándo planeaste todo esto? ¿Cuándo decidiste que quedarte embarazada era la mejor forma de tener acceso a mi cuenta corriente? ¿La primera vez que lo hicimos, aquí, en el sofá?
-¿Qué quieres decir?
-Sabes muy bien lo que quiero decir. Dime una cosa, ¿ha sido idea tuya o Joe también está involucrado? Ah, ya lo entiendo. Joe y tú lo habéis planeado juntos. Nunca cometiste el error de mencionar una alianza, ni siquiera querías irte a vivir conmigo... porque nunca has querido casarte conmigo. ¡El plan era simplemente quedarte embarazada y convencerme de que yo soy el padre para que te mantenga a ti y a tu amante!
_____ lo miraba, incrédula.
-¿Qué estás diciendo?
-¡No te hagas la inocente! -exclamó Nick, levantándose de nuevo-. ¿Te has estado acostando con los dos a la vez? Ah, claro que sí. Por eso querías tener unos días libres a la semana. O eso o has usado a ese pobre ***** igual que a mí.
-¿Cómo puedes decir esas cosas?
-¡Porque es la verdad!
-Te equivocas, Nick. ¿Cómo puedes pensar eso? No he visto a Joe desde que volvimos de la Isla.
-¿Y cómo sé que es verdad? No estamos juntos todo el tiempo. Tú querías tener unos días para ti sola, ¿no, _____?
-No, lo que quería...
Lo había hecho para no aburrirlo, para que no se hartase de ella, pensó, con los ojos llenos de lágrimas que intentaba contener. Estaba convencida de que Nick acabaría amándola. Qué equivocada estaba...
A juzgar por su reacción, Nick Jonas jamás habría podido amarla. La miraba como si fuera una extraña, una enemiga.
-Y aunque tu amante y tú no hubierais planeado esto juntos, evidentemente es el pasaporte para una vida de lujos. Me has tomado por un *****, _____. Y deja que te diga una cosa: nadie, absolutamente nadie me toma por *****.
-Te equivocas. Nunca te he tomado por *****, nunca he querido reírme de ti.
-No, solo has sobre estimado tu influencia, querida.
_______ apartó la cara, como si estuviera llorando. Menuda imagen de inocencia. A pesar de saber que era mentira, Nick tuvo que hacer un esfuerzo para no abrazarla.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 11:53

Se acercó a la ventana, desde donde podía ver todo, y unos segundos después se volvió con expresión hostil.
-¿Creías que estaría dispuesto a pagar lo que hiciera falta por el hijo de otro hombre?
-¿Por qué sigues diciendo que el hijo no es tuyo? -exclamó ________, llevándose las manos al estómago en un gesto protector.Nick no contestó.
- O quizá imaginabas que lo que sentía por ti era amor.
Al decirlo, se dio cuenta de algo terrible. Estaba enamorado de ella. _____ no había sido solo una compañera de cama, pero no lo había visto hasta aquel momento. Precisamente en aquel momento.
-No, yo...
-¡Porque si imaginabas eso, te equivocas!
Quería hacerle daño, tanto daño como ella le estaba haciendo.
-¡Nunca te he querido! Sí, tú y yo éramos compatibles en la cama, pero nada más. Admito que me gusta mucho acostarme contigo, pero amor... no me hagas reír. Hay una gran diferencia entre el deseo y el amor.
-Sí, es cierto -replicó _____-. Y ahora que he dicho lo que quería decirte, no tiene sentido que siga aquí -añadió, levantándose.
Cuando Nick la imaginó caminando hasta su apartamento, una diminuta figura envuelta en aquel abrigo, se le encogió el corazón. Tuvo que recordarse a sí mismo que seguramente iría a casa de su amante. No estaría sola.
-¿Cuándo quieres que me vaya de la empresa?
-Ahora mismo.
Nick la siguió hasta el despacho.
-No tienes que ir detrás de mí. No voy a robarte nada -le espetó ___ , guardando un libro y una pluma en el bolso. La planta tendría que quedarse. No podía ir en el metro cargada con una planta enorme.
-¿Qué hago con las cosas que tengo en tu casa?
-Te las enviaré.
-¿Y el finiquito?
-Ah, eso es lo que importa, ¿no? No te preocupes. Hablaré con el departamento de personal para que te envíen un cheque. Pero si crees que recibirás algo más de lo que te corresponde, estás equivocada.
_______ levantó la barbilla, orgullosa.
-He preguntado por el finiquito porque voy a necesitar el dinero para cuidar de mi hijo. Sé que no te interesa en absoluto este niño, pero no te convenzas a ti mismo de que es de otro hombre, porque no es así. Puedes inventarte las razones que te dé la gana para justificar tu comportamiento, pero te estarás mintiendo a ti mismo. Nunca pensé que fueras un cobarde, Nick, pero lo eres.
Se miraron el uno al otro durante unos segundos, furiosos los dos.
-Márchate.
-Adiós, Nick.
Todo era como una pesadilla. ¿De verdad le había dicho esas cosas tan horribles? ¿De verdad la había acusado de querer engañarlo, de planear todo aquello con Joe para quedarse con su dinero? ¿De verdad creía que el hijo no era suyo?
_______ no podía creerlo. Llegó a su apartamento milagrosamente de una pieza y se pasó la noche preguntándose qué sería lo siguiente en aquella pesadilla en la que se había convertido su vida.
Tendría que decírselo a sus padres. Sería una desilusión para ellos, pero necesitaba su ayuda. No podría criar al niño sin ellos.. De modo que tendría que irse.
Afortunadamente, tenía algunos ahorros. Pero los ahorros se evaporaban en cuanto uno empezaba a tirar de ellos y no podía estar sin trabajo durante mucho tiempo.
Al día siguiente, cuando se dirigía a la agencia de empleo se le ocurrió pensar que no tenía referencias. Y las necesitaba. Aunque seguramente Nick no querría dárselas.
Lo llamó por teléfono a su línea privada y cuando oyó su voz, tuvo que llevarse una mano al corazón.
-Soy ______. Llamo para saber si podrías darme referencias.
A Nick se le hizo un nudo en la garganta al oír su voz. Era un *****. Un completo *****.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 11:57

#Cap 13

Anteriormente...
Lo llamó por teléfono a su línea privada y cuando oyó su voz, tuvo que llevarse una mano al corazón.
-Soy ______. Llamo para saber si podrías darme referencias.
A Nick se le hizo un nudo en la garganta al oír su voz. Era un *****. Un completo *****.
-Ya están redactadas. Las dicté después de pedirle al departamento de personal que te enviaran el cheque. Y no te preocupes, no pienso mentir sobre tu capacidad como secretaria.
-Gracias.
-¿Por qué me das las gracias? Has sido una secretaria muy eficiente. Algunos dirían que incluso «demasiado» eficiente.
-Por favor, no empieces otra vez.
-Tendrás el cheque y las referencias mañana por la mañana. ¿Quieres algo más?
Se sentía como un imbécil, pero hubiera querido alargar como fuera aquella absurda conversación.
-No, nada.
Nick colgó y se tapó la cara con las manos.
El tiempo lo cura todo, se dijo. En una semana estaría de nuevo consumido por el trabajo. Y en un mes seguramente ni siquiera recordaría su cara.
No tenían por qué volver a ponerse en contacto. Su amante y ella tendrían que cargar con las consecuencias de su ridículo y vergonzoso plan.
Y él... sencillamente seguiría adelante.
Casi sonrió ante la claridad de sus pensamientos. No pasaba nada, nada en absoluto.
Nick tomó la agenda de teléfonos, pero las páginas no prometían nada interesante. Con el tiempo, se dijo. Todo volvería a la normalidad con el tiempo.
Era demasiado oscuro y estaba abarrotado y lleno de humo. Pero era apropiados,Nick tomó la botella de cerveza y dio un largo trago, antes de volverse hacia el hombre que estaba a su lado.
-¿Qué tiene para mí?
-Lo mismo que la semana pasada y la semana anterior. Nada. Al menos, nada de interés -contestó el hombre, mirando su cuaderno-. Una visita al ginecólogo, al supermercado varias veces, tres veces al cine... Siempre con otras mujeres. Ha tenido dos trabajos temporales en empresas de contabilidad.
-Eso no me interesa. ¿Y hombres? Uno en particular, de mediana estatura, ojos azules.
-Nada de hombres.
-¿Seguro que está haciendo bien su trabajo?
-Mire, no me quejo del dinero que está pagándome para vigilar a esa chica, pero le aseguro que no hay ningún hombre. Está perdiendo el tiempo. Tengo mucha experiencia en esto y ya lo habría descubierto si hubiera algo.
-¿Tiene... buen aspecto?
El detective lo miró, muy serio.
-El aspecto que cabe esperar.
-¿Qué significa eso?
-No parece comer mucho. La he visto en algún restaurante y solo toma ensaladas. Yo creo que, en su estado, debería comer más.
nick golpeó la mesa con los dedos. Había sido un ***** al pensar que la olvidaría. Estaba convencido de que en un par de semanas volvería a la rutina normal, pero se había equivocado. Seguía trabajando, pero no tenía el corazón en ello. Iba a la oficina cada mañana, decidido a no dejar que los recuerdos de _______ lo volviesen loco y volvía a casa por la noche después de haber fracasado.
-Creo que va a marcharse-dijo entonces el detective.
-¿Cómo?
-Está pensando marcharse a casa de sus padres. Oí una conversación el viernes. Cree que este no sería buen sitio para criar al niño.
¿Cuándo? ¿En una semana, al día siguiente? ¿Estaría ya haciendo las maletas? Nick sintió pánico.
-¿Está seguro?
-A menos que cambie de opinión... pero no creo que sea así.
-¿Cuándo? ¿Cuándo ha dicho que se iba?
-No lo ha dicho. Al menos, yo no lo escuché.
-¿No le pago para eso, señor White? ¿No le pago para que se entere de lo que yo no puedo enterarme?
-Mire... yo no puedo hacer nada más. Y, si no le importa, creo que mi trabajo ha terminado. Mi consejo es que hable con esa chica y solucione el problema -dijo el detective, levantándose-. Buena suerte. Si me necesita de nuevo, tiene mi tarjeta.
Nick lo observó salir del bar, pensativo.
De modo que Joe había desaparecido de su vida. No sería capaz de esconder a su amante de un experto detective, especialmente sin saber que la estaban siguiendo.
Estaba sola e iba a marcharse.
Y había llegado la hora de tomar una decisión. Seguía obsesionado con ella. ¿Y qué pasaría cuando se fuera?
Suspirando, Nick se pasó una mano por el pelo. No podía olvidarla. Quería hablar con ella, verla de nuevo, hacerle el amor. Aunque lo hubiese traicionado con otro hombre.
Y esa era la píldora más amarga. El hecho de que siguiera enamorado de ____ a pesar de que lo había engañado.
Pero la quería y tenía que hablar con ella antes de que se fuera para siempre.
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 12:02

La imaginó guardando un par de cosas en la maleta y mirando alrededor para ver si se dejaba algo importante, mientras el taxi esperaba en la calle. La imaginó cerrando la puerta del apartamento, metiendo la llave en el buzón para el casero, entrando en el taxi... y desapareciendo de su vida para siempre. Nick se tomó el resto de la cerveza de un trago. Y el orgullo desapareció cuando se oyó a sí mismo dándole su dirección al taxista.


Debería haber adivinado que _______ no estaría en casa. Pero esperaría. Ya que estaba allí... además, no se había sentido tan bien desde que la echó con cajas destempladas de la oficina.
Al menos hablaría con ella. Al menos, volvería a verla.
Había una cafetería cerca y Nick pidió un café, que tomó sentado frente a la puerta de cristal.
Esperaría. Lo que hiciera falta.
Vio a mucha gente entrando y saliendo del metro. Iba por el tercer café y estaba pensando en pedir un cuarto cuando la vio. Iba cargada de bolsas, que se pasaba de mano en mano. Parecía cansada.
Nick salió de la cafetería a toda prisa.
-No deberías cargas con cosas pesadas.
______ se quedó helada. Literalmente.
-¿Qué haces aquí?
El le quitó las bolsas de la mano.
-Esto pesa una barbaridad. ¿Qué llevas?
-Verduras. Son más baratas en el mercado... ¿qué estás haciendo aquí?
-Tengo que hablar contigo.
Recuerdos de la última vez que «hablaron» aparecieron en su mente. Y no eran nada agradables.
-Ya nos hemos dicho todo lo que teníamos que decir. Dame las bolsas.
Nick no le hizo caso y caminó a su lado hasta el portal.
-Mira, la última vez que nos vimos dijiste todo lo que querías decir. Y ahora, vete. Vete y déjame sola. No tengo por qué soportar tus insultos otra vez.
-Solo quiero hablar, de verdad.
-¿De qué?
El no contestó, sencillamente se quedó esperando que abriese el portal. Irritada, _______ abrió la puerta y dejó que la siguiera.
Un mes antes lo habría sacado de quicio que ella mantuviera esa actitud hostil cuando, en su opinión, quien tenía derecho a estar furioso era él. Pero las cosas habían cambiado.
-Bueno, ya estamos aquí. ¿Te importa decirme qué quieres? -preguntó _____, con las manos en las caderas.
La brisa la había despeinado, dándole ese aspecto de duende que Nick amaba con desesperación.
-¿Cómo estás?
-Bien.
-¿No vas a preguntarme cómo estoy yo?
-No me interesa -replicó ella, cruzándose de brazos.
-Pues estoy fatal, aunque no te interese.
-Me alegro. Te lo mereces.
-No me lo estás poniendo nada fácil.
-Pues en ese caso, estás probando tu propia medicina.
Casi le daban ganas de reír, pero decidió no intentarlo para que no le saliese un sollozo. No pensaba darle la satisfacción de verla llorar.
-Pareces delgada. ¿No comes bien?
-Como perfectamente. Además, ¿desde cuándo te interesa mi salud? ¿No recuerdas lo que dijiste? Solo soy una buscavidas que ha que rido engañarte trazando un plan con su amante.
-Sé que no has visto a Joe desde que volvimos de la isla.
-¿Qué?
-Ya me has oído -dijo Nick, dejándose caer sobre una silla.
-¿Y cómo lo sabes?
-Porque te he seguido.
-¿Qué?
-¿Por qué insistes en hacerme repetir las cosas?
-¿Que me has seguido? -repitió _______, atónita.
-Bueno, yo no, un detective.
-¿Cómo te atreves?
-Tenía que saber...
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 12:10

Capitulo 14 Final

-Tenía que saber...

-¡Tenías que saber! ¿Y te importa decirme qué es lo que tenías que saber?
-Si seguías viendo a ese hombre -contestó Nick.
-¿Te refieres a Joe, mi amante? ¿Y por qué querías saber si seguíamos viéndonos? Después de haber descubierto nuestro maléfico plan, no veo por qué te importa.
-¿Sabes lo que me ha costado venir aquí, _____? ¡Me utilizaste y te merecías mis insultos!
-¡Sabía que no podías venir solo para hablar! ¡Sabía que vendrías a insultarme! ¡Vete de mi casa ahora mismo!
-¡Vas a tener el hijo de otro hombre! ¿Crees que eso no me duele? ¿Crees que me resulta fácil decir que me da igual de quién sea el niño mientras no te alejes de mí? -exclamó Nick entonces-. ¿Crees que es agradable tener que contratar un detective porque no puedo soportar no saber qué es de tu vida?
¿Qué estaba diciendo? No podía estar diciendo que la amaba.
-Es tu hijo.
-Eso es imposible -dijo Nick.
-¿Por qué es imposible? ¿Tu madre no te contó nunca lo de la cigüeña?
Él apretó los dientes.
-Es imposible porque yo no puedo tener hijos.
_____ abrió la boca, atónita.
-¿Te has hecho una vasectomía?
-¿Una vasectomía? ¿Yo? Yo nunca me haría una vasectomía. Siempre quise tener hijos -replicó él.
No pensaba que algún día tendría que confesar aquel secreto y la sensación de estar a merced de alguien era completamente extraña para él. Pero adoraba a aquella mujer y adoraría a su hijo, aunque no fuera suyo, aunque hubiera sido concebido con intenciones egoístas.
-Entonces, ¿cómo sabes que no puedes tener hijos?
-Porque cuando me casé con Nichol quise tenerlos inmediatamente y... como no pudo ser, fuimos al médico. Me dijo que no podría tener hijos.
-¿El médico te dijo eso?
-Bueno, Nichol fue a buscar los resultados. Fue ella quien me lo dijo. Sabía que yo no querría leer aquel informe...
-Te mintió.
Él levantó la cabeza.
-¿Qué?
-Que te mintió -repitió _________-. Porque estoy embarazada de tu hijo, Nick. Joe y yo nunca nos acostamos juntos.
Una tenue esperanza empezó a florecer entonces, pero Nick luchó contra la tentación de creerla.
-No puede ser.
-Por supuesto, solo hay una forma de enterarse. Volver al médico y que te hagan otra vez las pruebas -dijo _____-. ¿Quieres decir que habrías mantenido al niño... aun creyendo que no era tuyo? -preguntó entonces.
El la miró, desafiante. Pero ese gesto le quitaba años de encima. Parecía un niño inseguro, intentando esconder que tenía miedo. Y ______ se murió de amor.
-¿Es culpa mía haberme enamorado de ti?
-¿Me quieres,Nick?
-Ya empezamos... -murmuró él, apartando la mirada.
-Hazte las pruebas. El niño es tuyo. Y, por cierto, yo también te quiero -dijo _______ entonces, acariciando su pelo. Había intentando contener los sollozos, pero no pudo evitarlos-. Creo que te he querido siempre, incluso cuando me echaste de la oficina y de tu vida. Te adoro y no quiero que tengas dudas sobre tu hijo.
Era más fácil decirlo que hacerlo, pensaba Nick dos días después, mientras esperaba que el médico le diera los resultados.
____ apretó su mano para darle confianza.
-Estas pruebas son concluyentes -dijo el doctor Thomas, colocándose las gafas-. Es usted tan capaz de tener hijos como cualquier otro hombre sano. No entiendo por qué ha creído que no podía tenerlos. Puede tener docenas, señor Jonas.
-¡Docenas! -exclamó Nick-. ¡_______, puedo tener docenas de hijos!
-¡Vaya!
Salieron emocionados de la consulta. Él parecía no caber en sí de gozo.
-Lo que no entiendo es por qué Nichole te mintió.
-Porque era su forma de insultarme. Nuestro matrimonio fue un fracaso de principio a fin, _____. Ella nunca quiso tener hijos y, cuando discutíamos, sabía que esa mentira era una carta que escondía en la manga -contestó él, acariciando su estómago, no tan plano como antes-. Fui un loco por creerla. Y más loco aún por no creer que este niño es mío.
-Ya te he perdonado, Nick.
-Nunca he dejado de quererte, cariño. Pero tenemos una cosa pendiente.
-¿Tiene algo que ver con una cama?
-Eso también. Pero no, yo estaba pensando en una boda.
El corazón de _______ se hinchó de alegría. Pero no por la boda, sino por el amor que veía en sus ojos.
-¿Cuándo, cariño?
-Lo antes posible -contestó ella.
-Voy a ponerme manos a la obra ahora mismo.


Fin
Volver arriba Ir abajo
PidgeJonas
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1666
Edad : 24
Localización : Paraguay
Fecha de inscripción : 23/04/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 4th 2013, 19:44

OMJ termino, :'( Dios, quise tar a Nick cuando le dijo todas esas cosas horribles a la rayis, pero era porque creia que no podia tener hijos, pobresito vivio por mucho tiempo con esa mentira,... por fin van a estar juntos como se debe, se van a casar... awww me encanto tu nove, fue de lo mejor, si subes otra nove avisa asi me paso por ella. Gracias por subir esta y nos estamos leyendo pronto
Volver arriba Ir abajo
caripe
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1413
Edad : 23
Localización : Jupiter !! :D
Fecha de inscripción : 15/06/2012

MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Marzo 5th 2013, 01:05

Perdón por no comentar seguido pero estoy muerta con tantas cosas de la Universidad!! Ahhhhhhhhhhhhh Me encanto tu Novelaaa Por dios estoy como en Shock ! amoo también esta novelaaa
Ohh lastima que llegara a su fin pero ehhhh quedaron juntitos <3
Gracias por publicar la novela !
Un abrazo !

study Hahahaha afro flower elephant queen jocolor geek cherry albino affraid Basketball Sleep cat pig tongue alien Idea Embarassed Laughing Cool

Perfecta !






The Jonas Brothers are BACK !!!






Forever !
[/size]
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada   Hoy a las 13:07

Volver arriba Ir abajo
 
▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 33 de 34.Ir a la página : Precedente  1 ... 18 ... 32, 33, 34  Siguiente
 Temas similares
-
» ▪ Huracán de D e s e o ▪ {Nick y Tu} Terminada
» Y ℓℓєgαѕтє тú♬ ▪ Nick&Tú ˇ我愛你ˇ [mini·wn ]
» Novelas Mundo de Tinieblas (Vampiro)
» FUERTEVENTURA de Russian Red
» Setup The Strokes: Nick Valensi y Albert Hammond Jr.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: