Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 24 ... 43  Siguiente
AutorMensaje
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 09:54

Capitulo 14 Parte 1


Le acaricié la cara, el pelo, los hombros. Estaba tan destrozado como yo, de un
modo que todavía no conocía.


—Necesito algo de ti, Joe


—Lo que sea. Dime lo que es.


—Necesito que cada día me cuentes algo que no sepa de ti. Algo revelador, por muy pequeño que sea. Necesito que me prometas que lo vas a hacer.

Joe me miró con recelo.

—¿Lo que yo quiera?

Asentí, sin estar segura de qué pensar ni de qué podía esperar sonsacarle.


Soltó un fuerte suspiro.


—De acuerdo.

Le besé suavemente, una muestra silenciosa de agradecimiento.


—Salgamos a cenar. ¿O quieres que pidamos algo?—me preguntó acariciando mi nariz con la suya.


—¿Estás seguro de que debemos salir?


—Quiero tener una cita contigo.


No había modo de que pudiera negarme a aquello, no cuando era consciente del gran paso que suponía para él. Un gran paso para los dos, en realidad, puesto que la última vez que habíamos salido juntos había terminado en desastre.


—Suena romántico. E irresistible.

Su alegre sonrisa fue mi recompensa, al igual que la ducha que nos dimos para limpiarnos. Me encantaba la intimidad de lavar su cuerpo tanto como me gustaba la sensación de las palmas de sus manos deslizándose por el mío. Cuando le cogí la mano y la puse entre mis piernas, animándolo a que metiera dos de sus dedos dentro de mí, vi el familiar y bienvenido calor de sus ojos al tocar la esencia resbaladiza que había dejado detrás.


—Mía—murmuró tras besarme.

Aquello me hizo deslizar las dos manos hasta su polla y susurrarle lo mismo a él.

En el dormitorio, cogí de la cama mi vestido nuevo y me lo puse por encima.

—¿Lo has elegido tú, Joe?


—Sí, así es. ¿Te gusta?

—Es bonito.—Sonreí— Mi madre dijo que tenías un gusto excelente... excepto por tus preferencias por las Rubias.

Me miró justo antes de que su magnífico culo desnudo desapareciera dentro de su inmenso vestidor.

—¿Qué Rubias?

—Ah, buena respuesta.

—Mira en el cajón de arriba de la derecha—gritó.
¿Estaba intentando evitar que pensara en todas las Rubias con las que le habían fotografiado, Magdalene incluida?
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 10:03

Capitulo 14 Parte 2



Dejé el vestido sobre la cama y abrí el cajón. Dentro había una docena de conjuntos de lencería de Carine Gilson, todos de mi talla, en una amplia variedad de colores. También había ligas y medias de seda aún dentro de sus embalajes.


Levanté la vista hacia Joe cuando volvió a aparecer con su ropa en la mano.

—¿Tengo un cajón?

—Tienes tres en el vestidor y dos en el baño?

—Joe—dije sonriendo—normalmente se tardan meses en reunir el valor para dejar un cajón.


—¿Cómo lo sabes?—Dejó su ropa sobre la cama— ¿Has vivido con algún otro hombre aparte de Cary?

Lo fulminé con la mirada.

—Tener un cajón no es vivir con alguien.

—Ésa no es una respuesta.—Se acercó y me apartó suavemente a un lado para coger unos calzoncillos.

Al notar su retirada y que su humor se ensombrecía, contesté antes de que se apartara.

—No, no he vivido con ningún otro hombre.

Inclinándose sobre mí, Joe me dio un beso brusco y fuerte en la frente antes de volver a la cama. Se detuvo a los pies dándome la espalda.

—Quiero que esta relación signifique más para ti que ninguna otra que hayas tenido.

—Así es. Hasta ahora.—Apreté el nudo de la toalla entre mis pechos—Aún me cuesta un poco. Se ha convertido en algo importante muy rápidamente. Quizá demasiado rápido. No dejo de pensar que es demasiado bueno para ser verdad.

Se dio la vuelta y me miró.

—Puede que sea así. Si lo es, lo merecemos.

Fui hacia él y dejé que me estrechara entre sus brazos. Allí es donde quería estar más que en ningún otro sitio.

Me dio un beso en la cabeza.

—No soporto la idea de que estés esperando que esto se acabe. Eso es lo que estás haciendo, ¿verdad? Eso es lo que parece.

—Lo siento


—Tenemos que conseguir que te sientas segura.—Me pasó los dedos por el pelo—¿Cómo podemos hacerlo?

Vacilé un momento y, a continuación, me decidí a contestar.

—¿Irías conmigo a una terapia de pareja?

La caricia de sus dedos se detuvo. Se quedó en silencio un momento,respirando con fuerza.


—Piénsalo—le sugerí—quizá si lo examinamos podemos ver qué pasa.

—¿Lo estoy haciendo mal? ¿Contigo y conmigo? ¿Tanto la estoy fastidiando?


Me retiré para poder mirarlo.

—No, Joe. Eres perfecto. Perfecto para mí, al menos. Estoy loca por ti. Creo
que eres...

Me besó.

—Lo haré. Iré.

Lo amé en ese momento. Con locura. Y al momento siguiente. Y durante todo el camino de lo que resultó ser una cena deslumbrante e íntima en el restaurante Masa. Éramos una de las tres únicas parejas del restaurante y a Joe lo saludaron por su nombre nada más verlo. La comida que nos sirvieron estaba increíblemente buena y el vino demasiado caro como para pensar en ello. De lo contrario, no habría sido capaz de beberlo. Joe era carismático y misterioso. Su encanto, relajado y seductor
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 10:18

Capitulo 14 Parte 3



Me sentía guapa con el vestido que había elegido para mí y estaba de buen humor. Él conocía lo peor que se podía saber de mí y, aun así, seguía conmigo.

Sus dedos me acariciaron el hombro... dibujando círculos en mi nuca... bajando por la espalda. Me besó en la sien y me acarició bajo la oreja con la nariz, tocando ligeramente con su lengua mi piel sensible. Por debajo de la mesa, su mano me apretaba el muslo y me tocaba la parte posterior de la rodilla. Todo mi cuerpo vibró al sentirlo. Lo deseaba tanto que dolía.

—¿Cómo conociste a Cary?—me preguntó mirándome por encima del borde de su copa de vino.

—Terapia de grupo.—Apoyé mi mano sobre la suya para detener su movimiento hacia la parte superior de mi pierna, sonriendo ante el travieso brillo de sus ojos— Mi padre es policía y había oído hablar de un terapeuta que supuestamente tenía una habilidad tremenda con niños salvajes, que es lo que yo era. Cary también estaba viendo al doctor Travis



—Habilidad tremenda, ¿eh?—Joe sonrió.

—El doctor Travis no es como los demás terapeutas a los que he ido. Su
consulta es un viejo gimnasio que ha transformado. Tiene una política de puertas abiertas con «sus chicos» y estar por allí era para mí más real que tumbarme en un sofá. Además, no había normas estúpidas. Tenía que haber una verdadera honestidad en ambas direcciones o se cabreaba. Siempre me gustó eso de él, que se preocupara lo suficiente como para que le afectara.


—¿Elegiste la Universidad Estatal de San Diego porque tu padre está en el surde California?

Torcí la boca irónicamente al ver que conocía algo más de mí que yo no le había dicho.

—¿Cuánto has descubierto sobre mí?

—Todo lo que he podido encontrar.

—Me gustaría saber hasta dónde has llegado.

Levantó mi mano hasta sus labios y me la besó.

—Probablemente no.

Yo negué con la cabeza exasperada.

—Sí, por eso asistí a la Universidad Estatal de San Diego. No había pasado mucho tiempo con mi padre cuando era niña. Además, mi madre me estaba asfixiando.

—¿Y nunca le dijiste a tu padre lo que te había pasado?


—No.—Giré el pie de mi copa de vino entre los dedos—Sabe que yo era una chica rabiosa y problemática, con problemas de autoestima, pero no sabe lo de Nathan.


—¿Por qué no?

—Porque no puede cambiar lo que ocurrió. Nathan fue castigado legalmente.Su padre pagó una gran cantidad de dinero por daños. Se hizo justicia.

Joe habló con calma:

—No estoy de acuerdo.

—¿Qué más se puede esperar?

Dio un largo sorbo antes de contestar.

—No está bien decirlo en plena cena.

Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 10:32

Capitulo 14 Parte 4



el placer que yo había obtenido antes por la ferocidad de su forma de hacerme el amor en el sofá me demostraba que podía hacerme cosas que nadie más podía.


—Confío en ti—susurré.

Apretó los brazos alrededor de mi cuerpo.


—Vamos a ser buenos el uno para el otro, ___—murmuró con los labios sobre mi pelo.

Cuando esa misma noche me quedé dormida en sus brazos, lo hice con aquellas palabras en mi cabeza.


—No... ¡No! No... ¡Por favor!


Los gritos de Joe me levantaron de la cama y el corazón me latía con fuerza. Me costaba respirar mientras miraba asustada al hombre que se retorcía ami lado.

Gruñía como una bestia salvaje, dando puñetazos con las manos y patadas con los pies sin parar. Yo me aparté, con miedo de que me golpeara sin querer mientras dormía.

—Caliéntame—dijo jadeando.

—¡Joe! Despierta.

—Ca... lién... ta... me...—Arqueó la cadera con un bufido de dolor. Se mantuvo así, con los dientes apretados y la espalda doblada, como si la cama ardiera debajo de él. Después, se dejó caer y el colchón se sacudió mientras él rebotaba.
—Joe— la mano hacia la lámpara de la mesilla de noche con la garganta ardiéndome. No podía llegar a ella y tuve que apartarme las mantas enredadas para poder acercarme. Joe se retorcía del dolor y se revolvía con tal fuerza que movía la cama.

La habitación se iluminó con un repentino destello de luz. Me giré hacia él...Y lo encontré masturbándose con espantosa fiereza. Con la mano derecha se agarraba la polla con tanta fuerza que tenía los nudillos blancos y la bombeaba con una rapidez despiadada. Con la mano izquierda se agarraba a la sábana ajustable.Su rostro se retorcía por el suplicio y el dolor.Temiendo por su seguridad, le empujé en el hombro con las dos manos.

—Joe, joder.¡Despierta!

Mi grito atravesó su pesadilla. Abrió los ojos y se incorporó, mirándome
frenéticamente.


—¡Qué?—gritó mientras el pecho le palpitaba. Tenía la cara encendida y los labios y las mejillas rojos por la excitación—¿Qué pasa?

—Dios mío.—Me pasé las manos por el pelo y me levanté, cogiendo la batanegra que había dejado colgada de los pies de la cama.

¿Qué ocurría en su mente? ¿Qué podía hacer que alguien tuviera unos sueños sexuales tan violentos?

—Estabas teniendo una pesadilla. Me has asustado—respondí con voz agitada.


—-___.—Bajó la mirada hacia su erección y su rubor se oscureció por la vergüenza.

Me quedé mirándolo desde mi sitio seguro junto a la ventana, mientras me ataba el cinturón de la bata con fuertes tirones.

—¿Qué estabas soñando?

Él negó con la cabeza y bajó la mirada humillado, un gesto de vulnerabilidad que no había visto ni reconocía en él. Fue como si otra persona hubiera ocupado el cuerpo de Joe.


—No lo sé.

—Y una mierda. Hay algo en ti, algo que te corroe por dentro. ¿Qué es?

Se recuperó visiblemente mientras su cerebro se esforzaba por despertar del
todo.

—Sólo ha sido un sueño,___. Son cosas que le pasan a la gente.

Me quedé mirándole, dolida porque utilizara ese tono conmigo, como si yo estuviera siendo irracional.


—Que te den.
Se puso derecho y tiró de las sábanas para ponerlas sobre su regazo.

—¿Por qué te enfadas?

—Porque estás mintiendo.

Su pecho se ensanchó mientras tomaba aire. A continuación, lo dejó escapar rápidamente.

—Siento haberte despertado.

Me apreté el puente de la nariz sintiendo que un dolor de cabeza iba cobrando fuerza. Los ojos me escocían por la necesidad de llorar por él, llorar por cualquiera que fuese el tormento que había sufrido. Y llorar por nosotros, porque si no me dejaba entrar ahí, nuestra relación no iría a ningún lado

Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 12:22

siiguelaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 19th 2012, 23:15

OH MI DIOS!! Shocked
No puedo creerlo!!!!
Qué es lo que le sucede a Joe???? scratch
Algo me dice que no es nada bueno Evil or Very Mad
Plis tienes que seguirla por que
necesito saber qué va a ocurrir entre _______ y Joe después
de esto!!!
SIGUELA POR FIS!!!!
Volver arriba Ir abajo
FlorJonasJB
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 20
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 06/04/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 20th 2012, 08:42

mi amorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr I love you que tierno <3 sadjklhsfdlhljgdj ¿qué habrá soñado Joseph? omj seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa dsfahkgjldshkflajdsklhsjlklasñghkj jksadh
bounce bounce bounce bounce Very Happy Razz Embarassed
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/catchmejoejonas
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 20th 2012, 20:38

Capitulo 14 Parte 5


—Una vez más, Joe: ¿qué estabas soñando?

—No me acuerdo.—Se pasó una mano por el pelo y dejó caer las piernas por el borde de la cama—Tengo algunas cosas en la cabeza y probablemente me van a mantener despierto. Voy a trabajar un rato en el despacho. Vuelve a la cama e intenta dormir.

—Había unas cuantas respuestas correctas para esa pregunta, Joe.«Hablemos de ello mañana» habría sido una de ellas. E incluso un «no estoy preparado para hablar de ello» habría estado bien. Pero tienes el valor de actuar como si no supiera lo que estoy diciendo y me hablas como si estuviese loca.

—Cielo...

—No.—Coloqué los brazos alrededor de mi cintura— ¿Crees que me ha resultado fácil hablarte de mi pasado? ¿Crees que no me ha dolido abrirme en canal para dejar que saliera todo lo feo? Habría sido más sencillo cortar contigo y salir con otra persona menos importante. Quizá algún día sientas lo mismo por mí.

Salí de la habitación.

—¡___! ___, maldita sea, vuelve aquí. ¿Qué te pasa?

Aceleré el paso. Sabía cómo se sentía: aquellas náuseas en su estómago que se extendían como el cáncer, la rabia, la impotencia y la necesidad de acurrucarse en privado y buscar la fuerza para volver a meter los recuerdos en aquel agujero profundo y oscuro donde seguían viviendo.

No era una excusa para mentir ni desviar la culpa hacia mí.Cogí el bolso de la silla donde lo había dejado al llegar de cenar y me apresuré rápidamente hacia la puerta y hacia el vestíbulo que llevaba al ascensor. Las puertas del ascensor se cerraban conmigo dentro cuando, a través de la puerta dela calle, lo vi entrar en la sala de estar. Al verlo desnudo estuve segura de que no podría venir detrás de mí, mientras que sus ojos me aseguraban que yo no me iba aquedar. Se había puesto otra vez la máscara, aquel rostro increíblemente implacable que mantenía al mundo a una distancia de seguridad.

Temblando, me incliné sobre la barra de metal en busca de apoyo. Me debatía entre mi preocupación por él, que me empujaba a quedarme, y lo que había aprendido con mucho esfuerzo y que me aseguraba que esta forma de enfrentar sea los problemas no estaba hecha para mí. Para mí, el camino hacia la recuperación estaba pavimentado con verdades difíciles, no con negaciones y mentiras.

Dándome pequeños toques en las mejillas húmedas al pasar por la tercera planta, respiré hondo y me recompuse antes de que se abrieran las puertas en la planta de abajo.

El portero llamó con un silbido a un taxi que pasaba y actuó de manera tan profesional que hizo como si yo fuera vestida para trabajar en lugar de lucir unos pies descalzos y una bata negra. Le di las gracias sinceramente.

Y estaba tan agradecida al taxista por llevarme a casa rápidamente que le di una buena propina y no me importaron las furtivas miradas que recibí de mi portero y del señor de la recepción. Ni siquiera me importó la mirada que me brindó la despampanante y escultural rubia que salió del ascensor mientras yo esperaba, hasta que olí en ella la colonia de Cary y me di cuenta de que la camiseta que llevaba puesta era de él.

Recibió mi estado a medio vestir con una mirada divertida.

—Bonita bata.

La rubia se fue con una sonrisita.

Cuando llegué a mi planta, encontré a Cary esperando con la puerta abierta y vestido con una bata suya.

Se enderezó y abrió los brazos hacia mí.

—Ven aquí, nena.

Fui directamente hacia él y lo abracé con fuerza, mientras todo su cuerpo olía a perfume de mujer y a sexo fuerte.

—¿Quién es la chica que acaba de marcharse?
—Otra modelo. No te preocupes por ella.—Me condujo al interior del apartamento y cerró la puerta con llave—Jonas ha llamado. Ha dicho que venías para acá y que tiene tus llaves. Quería asegurarse de que yo estaba aquí y despierto para que pudieras entrar. Por si te interesa saberlo, parecía hecho polvo y preocupado. ¿Quieres que hablemos de ello?

Dejé el bolso sobre la barra de la cocina al entrar.

—Ha tenido otra pesadilla. Una realmente mala. Cuando le he preguntado por ella, él lo ha negado, ha mentido y después ha actuado como si estuviera loca.

—Ah, lo típico.

El teléfono empezó a sonar. Rápidamente le di al interruptor de la base para apagar timbre y Cary hizo lo mismo con el auricular que había dejado sobre la barra. A continuación, saqué mi teléfono móvil, cerré el mensaje que me decía que tenía varias llamadas perdidas de Joe y le envié un mensaje de texto: «En casa sana y salva. Espero que duermas bien el resto de la noche»

Apagué el teléfono y volví a meterlo en el bolso; luego cogí una botella de agua del frigorífico.

—Lo que me repatea es que esta noche yo le había contado toda mi basura.

Cary me miró asombrado.

—¡Lo has hecho! ¿Y cómo se lo ha tomado?

—Mejor de lo que me podía esperar. Nathan va a desear no haberle conocido nunca.—Me terminé la botella—Y Joe aceptó ir a la terapia de parejas que me aconsejaste. Creía que habíamos superado los obstáculos. Puede que así fuera, pero aun así nos hemos dado contra un muro.

—De todas formas, parece que estás bien—dijo apoyándose sobre la barra—Sin lágrimas. Muy tranquila. ¿Debo preocuparme?

Me froté el vientre para liberar el miedo que se había arraigado en él.

—No. Me pondré bien. Sólo... quiero que funcionen las cosas entre nosotros.Quiero estar con él, pero mentir sobre asuntos serios supone para mí un impedimento.

Dios. Ni siquiera podía pensar que quizá no superaríamos aquello.Estaba nerviosa. La necesidad de estar con Joe hacía que el pulso me bombeara con fuerza.

—Eres dura de pelar, nena. Estoy orgulloso de ti.—Se acercó a mí, estrechamos los brazos y apagamos las luces de la cocina—Vamos a dormir. Mañana será otro día.

—Creía que las cosas entre Trey y tú iban bien.

Adoptó una espléndida sonrisa.

—Cariño, creo que me he enamorado.

—¿De quién?—Apoyé la mejilla en su hombro— ¿De Trey o de la rubia?


—De Trey, tonta. La rubia sólo me ha servido para hacer un poco de ejercicio.

Tenía muchas cosas que decir al respecto, pero no era el momento de entrar en el historial de Cary sobre sabotajes a su propia felicidad. Y quizá centrarse en lo bien que le iban las cosas con Trey fuera lo mejor en ese momento.

—Así que por fin te has enamorado de una persona buena. Tenemos que
celebrarlo


—Oye, eso lo debería decir yo.
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 20th 2012, 20:47

Capitulo 15 Parte 1



La mañana siguiente amaneció con un extraño tinte surrealista. Fui a trabajar y,después, a lo largo de las horas previas al almuerzo estuve sumida en una especie de niebla fría. No conseguía entrar en calor, a pesar de llevar puestas una chaqueta de punto por encima de la blusa y una bufanda que no pegaban entre sí. Tardaba unos minutos más en procesar lo que me pudieran pedir y no podía deshacerme de una sensación de temor.

Joe no se puso en contacto conmigo de modo alguno.

Nada en el móvil ni en mi correo electrónico después de mi mensaje de la noche anterior. Nada en mi bandeja de entrada del correo. Ninguna nota interna.

Aquel silencio era insoportable. Sobre todo, cuando en mi bandeja de entrada sonó la alerta de Google y vi las fotos y vídeos de Joe y yo en Bryant Park. Vernos juntos—la pasión y la necesidad, el doloroso deseo en nuestros rostros y el agradecimiento de la reconciliación—fue una sensación agridulce.

El dolor se retorcía en mi pecho.Joe

Si no conseguíamos resolver esto, ¿dejaría alguna vez de pensar en él y de desear que lo hubiésemos hecho?

Me esforcé por recomponerme. Mark se iba a reunir hoy con Joe. Quizá por eso a Joe le había resultado difícil ponerse en contacto conmigo. O puede que simplemente estuviera muy ocupado. Yo sabía que tenía que estarlo, teniendo en cuenta su calendario de trabajo. Y por lo que tenía entendido, aún teníamos planes de ir al gimnasio después del trabajo. Dejé escapar el aire rápidamente y me dije que las cosas se arreglarían. Tenía que ser así.

Eran las doce menos cuarto cuando sonó el teléfono de mi escritorio. Al ver en la pantalla que la llamada venía de la recepción, suspiré decepcionada y contesté.


—Hola, __—me saludó Megumi con voz alegre— Magdalene Perez ha venido a verte.

—¿Sí?—Me quedé mirando mi monitor, confundida y enfadada. ¿Las fotos de Bryant Park habían sacado a Magdalene de debajo del puente de trol que sería su casa?
Cualquiera que fuera el motivo, no tenía ningún interés en hablar con ella.

—Dile que me espere ahí, ¿vale? Antes tengo que ocuparme de otra cosa.

—Claro. Le diré que se siente.

Colgué y, a continuación, saqué mi móvil y busqué en la lista de contactos hasta encontrar el número del despacho de Joe. Marqué y me sentí aliviada cuando respondió Scott.

—Hola, Scott. Soy __ Tramell.

—Hola, __. ¿Quieres hablar con el señor Jonas? Está en una reunión en este momento, pero puedo darle un toque.

—No. No le molestes.
—Es una orden prioritaria. No le importará.

Oír aquello me tranquilizó enormemente.

—Odio endilgarte esto, pero tengo que pedirte algo.

—Lo que necesites. También es una orden prioritaria—El tono divertido de su voz me relajó aún más.

—Magdalene Perez está aquí abajo, en la planta veinte. Con franqueza, lo único que tenemos ella y yo en común es a Joe y eso no es bueno. Si tiene algo que decir es con tu jefe con quien debería hablar. ¿Puedes enviar a alguien que la lleve arriba?

—Por supuesto. Me encargo de ello ahora mismo.

—Gracias, Scott. Te debo una.

—Ha sido un placer, __.

Colgué el teléfono y me hundí en mi asiento, sintiéndome ya mejor y orgullosa de mí misma por no dejarme llevar por los celos. Aunque seguía odiando la idea de que Joe le dedicara parte de su tiempo, no había mentido cuando le dije que confiaba en él. Sabía que sus sentimientos hacia mí eran fuertes y profundos. Pero no sabía si eran suficientes como para anular su instinto de supervivencia
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 20th 2012, 23:12

Joe tiene que decirporque tuvo esa pesadilla a la rayis
Volver arriba Ir abajo
FlorJonasJB
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 20
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 06/04/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 21st 2012, 10:41

quiero saber que soñó y por queeeeeeeeeeeeee jaflhjlHALJSHFLAS seguilaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaeaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

bounce bounce I love you Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/catchmejoejonas
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 21st 2012, 13:18

Qué capítulos tan tristes!!!! Crying or Very sad
No puedo creer que _______ y Joe estén peleados!!! Evil or Very Mad
Y para empeorar las cosas ahora la tipa esa quiere hablar con ________ Bobo!
Qué es lo que quiere decirle exactamente????
Algo sobre Joe de seguro verdad??? scratch
Ojalá que ________ y Joe se reconcilien pronto Twisted Evil
________ tiene que saber cuáles son los secretos de Joe
y por qué tiene esas pesadillas tan feas!!!!
Plis tienes que seguirla!!!!



Volver arriba Ir abajo
FlorJonasJB
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 20
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 06/04/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 14:17

¿Por qué no la seguís?????????? Sad(((( hkafsgjlad
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/catchmejoejonas
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 15:35

Capitulo 15 Parte 2

Megumi me volvió a llamar.

—Ay, Dios mío—dijo riéndose— Deberías haber visto su cara cuando ha venido a por ella quienquiera que fuera ése.

—Bien.—Sonreí— Supongo que no venía por nada bueno. Entonces, ¿ya se ha ido?

—Sí.

—Gracias.—Crucé el pequeño trozo de pasillo hasta la puerta de Mark y
asomé la cabeza para ver si quería que fuera a traerle algo de comida.

Él frunció el ceño mientras lo pensaba.

—No, gracias. Voy a estar demasiado nervioso como para comer hasta después de la presentación con Jonas. Para entonces, lo que sea que me traigas ya estará pasado.

—¿Y un batido de proteínas? Te dará un poco de energías hasta que puedas comer.

—Eso sería estupendo.—Su sonrisa iluminó sus oscuros ojos— Algo que combine bien con el vodka, sólo para animarme un poco.

—¿Hay algo que no te guste? ¿Alguna alergia?

—Nada.

—Muy bien. Nos vemos dentro de una hora.—Sabía adónde tenía que ir. La tienda que tenía en mente estaba a sólo dos manzanas y en ella vendían batidos,ensaladas y una variedad de paninis hechos por encargo con un servicio rápido.

Me dirigí a la planta de abajo y traté de no pensar en el silencio de Joe. Casi había esperado tener alguna noticia tras el incidente de Magdalene. El no haber recibido ningún tipo de reacción hizo que volviera a preocuparme. Salí a la calle por la puerta giratoria y apenas presté atención al hombre que salía de la parte de atrás de una limusina que había en la acera hasta que dijo mi nombre.

Al girarme, me vi frente a frente con Christopher Vidal.

—Ah... Hola—saludé— ¿Cómo estás?

—Mejor, ahora que te veo. Tienes un aspecto fantástico.

—Gracias. Puedo decir lo mismo de ti.

Aunque era muy diferente a Joe, era guapo a su manera, con sus ondas de color caoba, sus ojos verdes grisáceos y su encantadora sonrisa. Iba vestido con unos vaqueros holgados y un jersey de pico color crema que le daban un aspecto muy sexy.

—¿Has venido a ver a tu hermano?—le pregunté.

—Sí, y a ti.

—¿A mí?

—¿Vas a comer? Voy contigo y te cuento.

Recordé brevemente que Joe me había advertido que me mantuviera lejos de Christopher, pero supuse que para entonces él ya confiaba en mí. Sobre todo con su hermano.

—Voy a un bar que hay calle arriba—le dije—Si quieres, apúntate.

—Claro.Empezamos a caminar.

—¿Para qué querías verme?—le pregunté, sintiendo demasiada curiosidad como para esperar.

Se metió la mano en uno de los dos grandes bolsillos de su pantalón y sacó una invitación que venía en un sobre de papel de vitela.

—He venido a invitarte a una fiesta que celebramos en el jardín de la casa de mis padres el domingo. Una mezcla de placer y negocios. Vendrán muchos de lo sartistas que han firmado con Vidal Records. He pensado que le vendría bien a tu compañero de piso para establecer contactos. Tiene una buena mano para los vídeos de música.

Se me iluminó la cara.

—¡Eso sería maravilloso!

Christopher sonrió y me pasó la invitación.

—Lo pasaréis bien los dos. Nadie celebra fiestas como mi madre
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 15:44

Capitulo 15 Parte 3

Miré brevemente el sobre que tenía en la mano. ¿Por qué no me había dicho Joe nada de esa fiesta?

—Si te estás preguntando por qué Joe no te había hablado de esto—dijo como si me leyera la mente— es porque no va a venir. Nunca lo hace. Aunque sea el accionista mayoritario de la compañía, creo que la industria musical y los músicos le parecen demasiado impredecibles para su gusto. Pero seguro que ya sabes cómo es.

Oscuro e intenso. Poderosamente magnético y tremenda mente sexual. Sí, sabía cómo era. Y era de los que preferían saber en qué se metían a toda costa.

Hice un gesto hacia el bar cuando llegamos a la puerta, entramos y esperamos nuestro turno.

—Este sitio huele genial—dijo Christopher, mirando al móvil mientras escribía un mensaje rápido.

—El olor está a la altura del sabor, créeme.

Adoptó una sonrisa juvenil que estuve segura de que hacía que la mayoría delas mujeres cayeran rendidas.

—Mis padres están deseando conocerte, __

—¿Qué?

—Ver las fotos de Joe y tú de la semana pasada ha supuesto una verdadera sorpresa. Una sorpresa buena—matizó rápidamente al ver mi gesto—Es la primera vez que le hemos visto realmente interesado en alguien con quien está saliendo.

Suspiré pensando que en ese mismo momento ya no estaba tan interesado en mí. ¿Había cometido un terrible error al dejarle solo la noche anterior?Cuando llegamos al mostrador, pedí un panini vegetal con queso y dos batidos de granada y les pedí que esperaran media hora con el que llevaba la dosis de proteínas hasta que yo comiera.

Christopher pidió lo mismo y conseguimos encontrar una mesa en el atestado bar.

Hablamos de trabajo, riéndonos los dos de las tomas falsas de un reciente anuncio de comida para bebés que habían difundido por internet y de algunas anécdotas de actores con los que Christopher había trabajado. El tiempo pasó rápidamente y cuando nos separamos a la entrada del Jonassfire, me despedí con verdadero afecto.

Subí a la planta veinte y me encontré a Mark aún en su mesa. Me regaló una
rápida sonrisa a pesar de su aspecto de concentración.

—Si realmente no me necesitas—dije—no hace falta que vaya a la presentación.

Aunque trató de ocultarlo, vi un rápido destello de alivio. No me ofendió. El estrés era el estrés y mi inestable relación con Joe era algo en lo que Mark no tenía por qué pensar mientras trabajaba en una cuenta importante.

—Eres estupenda, ___ ¿Lo sabías?

Sonreí y coloqué la bolsa con la bebida delante de él.

—Bébete el batido. Está muy bueno y las proteínas harán que no sientas mucha hambre hasta un poco después. Estaré en mi mesa por si me necesitas.

Antes de meter el bolso en el cajón, le mandé un mensaje a Cary para preguntarle si tenía planes para el domingo y si le gustaría asistir a una fiesta de Vidal Records. Después, me puse de nuevo a trabajar. Empecé a organizar los archivos de Mark en el servidor, etiquetándolos y colocándolos en directorios para hacer más fácil y rápida la recopilación de los archivos.

Cuando Mark salió para su reunión con Joe, el pulso se me aceleró y sentí en el estómago un fuerte pinchazo por la expectación.

No podía creer mi excitación simplemente por saber lo que Joe estaría haciendo en ese preciso momento y que tendría que pensar en mí cuando viera a Mark. Esperaba tener noticias suyas después de aquello. Me sentí más animada al pensarlo.
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 16:02

Capitulo 15 Parte 4

Durante la siguiente hora esperé impaciente por saber cómo había ido todo.Cuando Mark volvió a aparecer con una gran sonrisa y un paso animado, yo me puse de pie en mi cubículo y le aplaudí.

Él hizo una reverencia cortés y exagerada.

—Gracias, señorita Tramell.

—Me alegro mucho por ti!

—Jonas me ha pedido que te dé esto.—Me pasó un sobre manila cerrado—Ven a mi despacho y te daré todos los detalles.

El sobre pesaba y sonaba al moverlo. Supe por el tacto lo que iba a encontrar dentro antes de abrirlo, pero aun así, ver cómo salían mis llaves y caían sobre mi mano me dolió. Ahogando un grito ante aquel dolor más intenso que cualquier otro que pudiera recordar, leí la nota que venía con ellas:

GRACIAS POR TODO, ___.TUYO, J

Una nota de despedida. Tenía que ser eso. De lo contrario, me habría dado las llaves después del trabajo, de camino al gimnasio.

Había un estruendo sordo en mis oídos. Me sentí mareada. Desorientada.Estaba asustada y angustiada. Furiosa.

Pero estaba en el trabajo.Cerré los ojos y apreté los puños. Me recompuse y repelí el deseo de subir y llamar cobarde a Joe. Probablemente me consideraba una amenaza, alguien que, sin ser invitada, había entrado en su vida y la había puesto patas arriba.Alguien que exigía más que simplemente un cuerpo atractivo y una importante cuenta corriente.

Encerré mis emociones tras un muro de cristal, donde yo sabía que estarían esperando en un segundo plano, pero pude continuar con el resto de la jornada laboral. Cuando llegó la hora de salir y me dispuse a bajar, aún no había tenido noticias de Joe. En ese momento, yo era tal desastre emocional que sólo senti una única y afilada punzada de desesperación al salir del Jonassfire.

Me dirigí al gimnasio. Apagué el cerebro y me puse a correr a toda marcha en la cinta, huyendo de la angustia que me alcanzaría poco después. Corrí hasta queme cayeron ríos de sudor por la cara y el cuerpo y mis piernas de chicle me obligaron a parar.

Maltrecha y agotada, llegué a las duchas. Después, llamé a mi madre y le pedí que enviara a Clancy al gimnasio a recogerme para ir a nuestra cita con el doctor Petersen. Mientras volvía a ponerme la ropa de trabajo, reuní las fuerzas para afrontar aquella última tarea antes de poder irme a casa y caer en la cama.

Esperé a la limusina en la calle, sintiéndome apartada y fuera de la ciudad que hervía a mi alrededor. Cuando Clancy se detuvo y dio un brinco para abrirme la puerta de atrás me quedé atónita al ver a mi madre ya en el interior. Aún era pronto. Había esperado que me llevaran a mí sola al apartamento que compartía con Stanton y allí esperar con ella veinte minutos o más. Aquélla era una práctica inusual.

—Hola, mamá—la saludé con voz cansina, colocándome en el asiento al lado de ella.

—¿Cómo has podido, Eva?—Estaba llorando sobre un pañuelo bordado con iniciales y su rostro era hermoso pese a estar enrojecido y humedecido por las lágrimas.¿Por qué?

—¿Qué he hecho ahora?—le pregunté frunciendo el ceño y saliendo de mi tormento al ver su aflicción.

El nuevo teléfono móvil, si es que se había enterado de ello, no podía ser el causante de tanto drama. Y aún era demasiado pronto para que ella supiese algo de mi ruptura con Joe

—Le has hablado a Joe Jonas de... lo que te pasó.—Su labio inferior le temblaba por la consternación

.Eché la cabeza hacia atrás ante aquel bombazo. ¿Cómo podía saberlo? Dios mío... ¿Había puesto micrófonos en mi nueva casa? ¿En mi bolso...?
¿Qué?

—No lo niegues.

—¿Cómo sabes que se lo he contado?—Mi voz era un susurro de dolor—Lo hablamos ayer mismo.

—Ha ido hoy a ver a Richard para hablar de ello.

Traté de imaginarme la cara de Stanton durante aquella conversación. No imaginé que mi padrastro se lo hubiese tomado bien.

—¿Por qué haría algo así?

—Quería saber qué habíamos hecho para evitar que esa información se filtrara.Y quería saber dónde está Nathan—dijo entre sollozos— Quería saberlo todo.

Suspiré con un fuerte bufido. No estaba segura de cuáles eran los motivos de Joe, pero la posibilidad de que me hubiera puesto en contra de Nathan y deque ahora se estuviera asegurando de librarse del escándalo me dolía más que nada. Me retorcí de dolor, arqueando la espalda y separándola del respaldo del asiento. Había creído que era su pasado lo que habría una brecha entre los dos,pero tenía más sentido que fuera el mío.


Por una vez, agradecí el ensimismamiento de mi madre, que le impidió darse cuenta de lo desolada que yo estaba.

—Tenía derecho a saberlo.—Conseguí decir con una voz tan cortante que no se parecía en nada a la mía—Y tiene derecho a tratar de protegerse de lo que esto le pueda perjudicar.

—Nunca se lo habías contado a ninguno de tus otros novios.

—Tampoco he salido nunca con nadie que ocupe titulares a nivel nacional por el simple hecho de estornudar.—Miré por la ventanilla hacia los coches que nos rodeaban—Joe Jonas y Jonas Industries son noticia en todo el mundo, mamá.Está a años luz de los tipos con los que salí en la universidad.

Siguió hablando, pero yo no la escuché. Me cerré en banda para protegerme,alejándome de la realidad que, de repente, era demasiado dolorosa como para poder soportar
Volver arriba Ir abajo
BETTY DE JONAS
Novia De..


Cantidad de envíos : 613
Edad : 22
Localización : Con los jonas :) (en un cuarto AMANDONOS)
Fecha de inscripción : 01/08/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 18:10

El último capítulo estuvo muy triste!!!! Sad
De verdad Joe se estaba despidiendo de ella??? Crying or Very sad
O eso fué lo que ________ pensó que estaba haciendo???
Por favor no puedo esperar más...
Necesito saber qué es lo que significo esa nota!!!!!
tienes que seguirla o juro que algo me pasará!!! tiste
Volver arriba Ir abajo
mari_jonas_I love
Amiga De Los Jobros!


Cantidad de envíos : 477
Fecha de inscripción : 16/07/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 19:02

Siiguelaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
FlorJonasJB
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 20
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 06/04/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 19:47

Sad Sad Sad ¡que triste! ¿¿por qué??
¡Tenés que seguirla pronto! espero que sea solo una idea de _____ que Joe se este despidiendo de ella, aunque tengo que admitir que amo el drama sadlkjaslfsd
seguila Very Happy


Última edición por FlorJonasJB el Noviembre 24th 2012, 10:28, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/catchmejoejonas
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 22nd 2012, 22:42

Triste el cap u.u :'(
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 23rd 2012, 13:33

Capitulo 16 Parte 1


La consulta del doctor Petersen era tal cual yo la recordaba. Decorada en colores neutros y relajantes, resultaba tan profesional como confortable. El doctor Petersen era igual, un hombre atractivo de pelo canoso y unos ojos azules,inteligentes y dulces.

Nos dio la bienvenida y nos hizo pasar a su despacho con una amplia sonrisa,comentando el estupendo aspecto de mi madre y cómo me parecía yo a ella. Dijo que se alegraba de volver a verme pero estoy segura de que lo decía por el bien de mi madre. Era un observador demasiado cualificado como para no darse cuenta delas emociones que yo estaba reprimiendo.

—¿Y bien?—empezó a decir mientras se colocaba en su sillón, al otro lado del sofá en el que mi madre y yo nos sentamos—. ¿Qué les trae hoy por aquí?

Le hablé de cómo mi madre había estado siguiendo mis movimientos a través de la señal de mi teléfono móvil y lo invadida que yo me sentía. Mamá le habló de mi interés por el Krav Maga y de cómo ella lo interpretaba como un síntoma de que no me sentía segura. Le conté cómo mi madre y Stanton se habían hecho con el control del estudio de Parker, lo cual me asfixiaba y agobiaba. Ella le dijo que yo había traicionado su confianza al haber compartido asuntos muy personales con extraños, lo cual le hacía sentirse desnuda y terriblemente expuesta.

Durante todo ese tiempo, el doctor Petersen escuchó con atención, tomó notas ya penas habló hasta que lo hubimos expulsado todo.

—Monica, ¿por qué no me había contado que estaba rastreando el teléfono móvil de ___?—preguntó cuando nos quedamos en silencio.

Ella movió el mentón hacia abajo, un gesto defensivo ya familiar.

—No vi que eso pudiera ser algo malo. Muchos padres siguen el rastro de sus hijos a través de sus teléfonos móviles.

—Hijos menores de edad—protesté—Yo soy adulta. Mis momentos privados son exactamente eso.
—Si usted se viera en el lugar de ella, Monica—interpuso el doctor Petersen—¿es posible que se sintiera igual que __? ¿Qué pasaría si descubriera que alguien está controlando sus movimientos sin su conocimiento ni su permiso?

—No si ese alguien fuera mi madre y yo supiera que eso le daba tranquilidad—argumentó.

—¿Y ha considerado usted cómo sus actos afectan a la tranquilidad de ___?—preguntó con voz queda— Su necesidad de protegerla es comprensible, pero debería hablar abiertamente con ella de los pasos que desea dar. Es importante saber qué tiene que decir y esperar su colaboración cuando ella así lo decida. Tiene que respetar su derecho a establecer unos límites que quizá no sean tan amplios como usted desearía.—Mi madre farfulló indignada—___ necesita poner una frontera, Monica—continuó— y tener la sensación de que tiene el control sobre su vida. Durante mucho tiempo, se le negaron ese tipo de cosas y tenemos que respetar su derecho a que las establezca ahora del modo que le parezca más conveniente.

—Vaya.—Mi madre retorcía su pañuelo entre los dedos—no lo había visto de ese modo.

Extendí la mano para agarrar la de mi madre cuando su labio inferior empezó a
temblar con fuerza


—No hay nada que me hubiera impedido hablarle a Joe sobre mi pasado.Pero sí podría haberte avisado antes. Siento no haber caído en eso.

—Eres mucho más fuerte de lo que yo fui nunca—contestó mi madre— pero no puedo evitar preocuparme.

—Mi sugerencia—dijo el doctor Petersen—es que usted, Monica, le dedique un tiempo a pensar qué tipo de casos y situaciones provocan su preocupación. Después, los escribe.—Mi madre asintió—Cuando tenga lo que seguramente no sea una lista muy exhaustiva pero sí un comienzo importante, puede sentarse a hablar con ___ de las estrategias que deben adoptar para abordar esas preocupaciones, estrategias con las que las dos se sientan cómodas. Por ejemplo, si el hecho de no tener noticias de ___ durante unos días la inquieta, quizá un mensaje o un correo electrónico pueda mitigar esa inquietud.

—De acuerdo.

—Si lo prefiere, podemos repasar esa lista los dos.

Aquel intercambio de opiniones entre los dos hizo que me dieran ganas de gritar. Era como echar sal en la herida. No me esperaba que el doctor Petersen hiciera entrar en razón a mi madre, pero sí que al menos adoptara una postura más firme. Dios sabe que alguien tenía que hacerlo, alguien cuya autoridad ella respetara.

Cuando terminó la visita y nos dirigíamos a la puerta, le pedí a mi madre que esperara un momento para que yo pudiera hacerle al doctor Petersen una última pregunta personal y en privado.
—Sí, ___—Él estaba delante de mí, con una mirada de infinita paciencia y sabiduría.

—Me estaba preguntando...—Hice una pausa para deshacer el nudo que tenía en la garganta—¿Es posible que dos personas que han sufrido abusos puedan tener una buena relación amorosa?

—Por supuesto.—Su respuesta inmediata y rotunda hizo que pudiera sacar el aire que tenía atrapado en mis pulmones.

Le estreché la mano.

—Gracias
Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 23rd 2012, 14:00

Capitulo 16 Parte 2


Cuando llegué a casa, abrí la puerta con las llaves que Joe me había devuelto y fui directa a mi dormitorio, brindando un pobre saludo con la mano a Cary, que estaba practicando yoga en el salón ante un DVD.

Me quité la ropa mientras recorría la distancia desde la puerta cerrada de mi habitación hasta la cama para acurrucarme por fin entre las sábanas frías, vestida simplemente con ropa interior. Me abracé a la almohada y cerré los ojos, tan agotada y vacía que no me quedaba nada más en mi interior.

La puerta se abrió detrás de mí y un momento después Cary se sentó a mi lado.

Me apartó el pelo de la cara llena de lágrimas.

—¿Qué te pasa, nena?

—Hoy me han mandado a freír espárragos. A través de una mierda de tarjeta.

Él suspiró.

—Ya sabes cómo es esto, __. Va a alejarte de su lado porque espera que le falles como lo han hecho todos los demás.

—Y yo le estoy dando la razón.—Me reconocí en la descripción que Cary me acababa de hacer. Echaba a correr cuando las cosas se ponían feas porque estaba segura de que todo iba a terminar mal. Lo único que yo podía controlar era ser yo la que se fuera en lugar de ser la que se quedaba atrás.

—Porque te estás esforzando por proteger tu propia recuperación.—Se tumbó y amoldó su cuerpo al mío, envolviéndome con su brazo musculado y apretándome con fuerza contra él. Me acurruqué bajo aquella muestra física de afecto que no había sido consciente de necesitar.

—Quizá me haya dejado por mi pasado, no por el suyo.

—Si eso fuera cierto, es mejor que se haya terminado. Pero creo que al final los dos os volveréis a encontrar. Al menos, eso espero—susurraba dulcemente sobre mi cuello—Quiero que todo el mundo tenga su final feliz. Enséñame el camino,cariño. Haz que lo crea.


El viernes empezó con Trey desayunando con Cary y conmigo tras haber pasado la noche juntos. Mientras me bebía la primera taza de café del día, le viinteractuar con Cary y me estremeció enormemente ver las sonrisas íntimas y las caricias disimuladas que se hacían el uno al otro.

Yo había disfrutado de relaciones fáciles como aquélla y en su momento no las había sabido apreciar. Habían sido cómodas y sencillas, pero también superficiales en lo esencial.

¿Cómo se puede profundizar en una relación amorosa si no se conocen los secretos del alma de la persona a la que amas? Ése era el dilema al que me enfrentaba con Joe.

Había comenzado el segundo día sin Joe. Me descubrí deseando ir a verle y pedirle disculpas por haberle dejado. Quería decirle que seguía estando con él,lista para escuchar o simplemente ofrecerle un consuelo silencioso. Pero estaba demasiado implicada emocionalmente. Me herían con facilidad. Tenía demasiado miedo al rechazo. Y saber que no me dejaría acercarme demasiado no hacía más que intensificar ese miedo. Aunque llegáramos a arreglar las cosas, terminaría destrozada, tratando de vivir simplemente con los restos y los retazos que él decidiera compartir conmigo.

Al menos, en el trabajo me iba bien. El almuerzo al que la directiva nos había invitado para celebrar que se hubiese conseguido la cuenta de Kingsman me pus o realmente contenta. Me sentía afortunada por trabajar en un ambiente tan positivo.Pero cuando me enteré de que habían invitado a Joe—aunque nadie esperaba que apareciera—regresé en silencio a mi mesa y me concentré en el trabajo durante el resto de la tarde.

Fui al gimnasio de camino a casa, luego compré algunas cosas para preparar unos fettuccini alfredo para cenar y crème brûlée para el postre. Estaba segura de que una buena comida casera me dejaría en un coma de carbohidratos. Esperaba que el sueño diera un respiro a los infinitos «¿y si...?» a los que daba vueltas mi cerebro,con suerte hasta bien entrada la mañana del sábado.

Cary y yo cenamos en la sala de estar con palillos chinos. Ésa era su idea de alegrarme. Dijo que la cena estaba estupenda, pero yo no estaba tan segura.Levanté el ánimo cuando vi que él también se quedaba en silencio y me di cuenta de que no estaba siendo una amiga ejemplar.

—¿Cuándo sale el anuncio de Grey Isles?—le pregunté.

—No estoy seguro, pero...—Sonrió— Ya sabes lo que pasa con los modelos masculinos. Se nos zarandea de un lado a otro como a los condones en plena orgía.Es difícil sobresalir entre la multitud a menos que estés saliendo con alguien famoso, lo cual se dice que estoy haciendo de repente, desde que salieron en todos sitios esas fotos de nosotros dos juntos. Soy el otro en tu relación con Joe Jonas. Has sido una gran ayuda al convertirme en un personaje popular.

Me reí.

—No necesitabas mi ayuda para eso.

—Bueno, lo que está claro es que no me ha hecho ningún mal. De todos modos,me han llamado para un par de sesiones más. Creo que es posible que me utilicen para algo más de cinco minutos.

—Tendremos que celebrarlo—bromeé.

—Por supuesto. Cuando quieras.

Terminamos pasando el rato juntos y viendo la primera versión de Tron. Su teléfono sonó cuando llevábamos veinte minutos de película y escuché que hablaba con su agente.

—Claro. Estoy ahí en quince minutos como mucho. Te llamo en cuanto llegue.

—¿Te han dado un trabajo?—le pregunté cuando colgó.

—Sí. El modelo para una sesión nocturna ha llegado tan borracho que no les sirve—Se me quedó mirando— ¿Quieres venir?

Estiré las piernas sobre el sofá.

—No. Estoy bien aquí.

—¿Seguro que estás bien?

—Lo único que necesito es entretenerme sin pensar en nada. La simple idea devolver a vestirme me agota.—Me sentiría feliz con mis pantalones de pijama de franela y mi agujereada camiseta de tirantes durante todo el fin de semana. Por muy dolida que me sintiera por dentro, la comodidad exterior me parecía imprescindible—No te preocupes por mí. Sé que últimamente he sido un desastre, pero me pondré bien. Ve y pásatelo bien.

Después de que Cary se fuera, paré la película y fui a la cocina a por una copa de vino. Me detuve junto a la barra y deslicé los dedos por las rosas que Joe me había enviado el fin de semana anterior. Los pétalos caían sobre la barra como si
fuesen lágrimas. Pensé en cortar los tallos y utilizar el envase en el que venía el ramo, pero no tenía sentido aferrarse a aquello. Lo tiraría a la basura al día siguiente, el último recuerdo de una relación igual de condenada.

Volver arriba Ir abajo
Trouble
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 209
Edad : 21
Fecha de inscripción : 07/12/2009

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 23rd 2012, 14:20

Capitulo 16 Parte 3


Había llegado más lejos en mi relación con Joe en una semana de lo que había llegado con cualquier otra relación que me hubiese durado dos años. Le querría siempre por ello. Quizá le querría siempre y punto.Y quizá un día no me dolería tanto.

—Arriba, dormilona—canturreó Cary mientras me quitaba el edredón.

—¡Uf! ¡Vete!

—Tienes cinco minutos para levantar tu culo de ahí y meterte en la ducha o la ducha vendrá hasta ti.

Abrí un ojo y le di un besito. No llevaba camiseta y vestía unos pantalones anchos que le caían de la cintura. En lo referente a los despertares, era el mejor.

—¿Por qué tengo que levantarme?

—Porque estás tumbada y no estás de pie.

—Vaya, me has convencido, Cary Taylor.

Se cruzó de brazos y me lanzó una mirada maliciosa.

—Tenemos que ir de compras.

Yo enterré la cara en la almohada.

—No.

—Sí. Recuerdo que en una misma frase hablaste de una fiesta al aire libre el domingo y una reunión de estrellas de rock. ¿Qué demonios voy a ponerme para algo así?

—Ah, vale. Una buena razón.

—¿Que vas a ponerte tú?

—Yo... No sé. Me había decantado por el look de merienda inglesa con sombrero, pero ya no estoy tan segura.

—Eso es—asintió con energía— Vamos a quemar las tiendas y buscarte algo sensual, elegante y guay.

Protesté entre gruñidos, salí de la cama dándome la vuelta y caminé hasta el baño. Era imposible ducharse sin pensar en Joe, sin imaginar su cuerpo perfecto y recordar los ruidos de desesperación que hizo cuando se corrió en mi boca. Allá donde mirara, estaba Joe. Incluso empecé a ver coches Bentley negros por toda la ciudad. Creía ver uno cerca adondequiera que fuera.

Cary y yo almorzamos y, después, dimos brincos por toda la ciudad, llegando alas mejores tiendas de segunda mano del Upper East Side y a las
boutiques de Madison Avenue antes de tomar un taxi hacia el SoHo. Por el camino, Cary se topó con dos chicas adolescentes que le pidieron un autógrafo y que creo que me hicieron más gracia a mí que a él.

—Te lo dije—se pavoneó.

—¿Que me dijiste?

—Me han reconocido por un blog de noticias de entretenimiento. Una de las entradas era sobre Jonas y tú.

Solté un bufido.

—Me alegro de que mi vida amorosa sirva de algo a alguien.

Él tenía que ir a otro trabajo a eso de las tres y yo le acompañé, y pasamos unas cuantas horas en el estudio de un presuntuoso fotógrafo que hablaba a voces. Al recordar que era sábado, me deslicé a un rincón apartado e hice mi llamada semanal a mi padre.

—¿Sigues siendo feliz en Nueva York?—me preguntó por encima del ruido de fondo que procedía de los mensajes de la radio de su coche de policía.

—Hasta ahora sí.—Era mentira, pero la verdad no iba a beneficiar a nadie.

Su compañero dijo algo que no entendí. Mi padre resopló y dijo:

—Oye, Chris insiste en que te vio el otro día en la televisión. En un canal de pago, algún programa de cotilleos. Los chicos no paran de decírmelo.

Suspiré.

—Diles que ver esos programas es malo para las neuronas.

—¿Entonces no estás saliendo con uno de los hombres más ricos de Estados Unidos?

—No. ¿Y qué tal tu vida amorosa?— le pregunté cambiando rápidamente de tema—¿Estás saliendo con alguien?

—Nada serio. Espera—respondió a una llamada de la radio y, a continuación,dijo—Lo siento, cariño. Tengo que irme. Te quiero. Te echo muchísimo de menos.

—Yo también te echo de menos, papá. Cuídate.

—Siempre. Adiós.

Corté la llamada y volví a mi sitio anterior para esperar que Cary recogiera sus cosas. En aquel paréntesis, mi mente empezó a torturarme. ¿Dónde estaba Joe en ese momento? ¿Qué estaba haciendo?¿Recibiría el lunes un correo lleno de fotografías de él con otra mujer?

El domingo por la tarde le pedí a Stanton que me prestara a Clancy y una de sus limusinas para que me llevara a la casa de los Vidal en el condado de Dutchess. Apoyada en el respaldo del asiento, miré por la ventanilla, admirando distraída la vista serena de las praderas ondulantes y los bosques verdes que se extendían hacia el lejano horizonte. Me di cuenta de que estaba viviendo el cuarto día sin Joe. El dolor que había sentido los primeros días se había convertido en una vibración sorda que se parecía casi a una gripe. Me dolía cada parte del cuerpo,como si estuviera sufriendo algún retraimiento físico, y la garganta me quemaba por las lágrimas que no había derramado.

—¿Nerviosa?—me preguntó Cary.

Le miré.

—La verdad es que no. Joe no va a estar.

—¿Estás segura?

—No iría si creyera lo contrario. Tengo algo de orgullo, ¿sabes?

Vi que golpeteaba los dedos contra el brazo que había entre los dos asientos. En todo el rato que habíamos estado de compras el día anterior, él sólo había comprado una cosa: una corbata de piel negra. Yo me burlé de él sin piedad por ello. Él, con su perfecto sentido de la moda, llevando una cosa así.

Me sorprendió mirándola.

—¿Qué? ¿Sigue sin gustarte mi corbata? Creo que va muy bien con mis vaqueros de estilo emo y mi chaqueta lounge de calle.

—Cary—dije arqueando los labios— tú puedes ponerte cualquier cosa.

Era cierto. Cary podía atreverse con cualquier estilo, gracias a su cuerpo esculpido, alto y delgado y una cara que podría hacer llorar a los ángeles.

Coloqué la mano sobre sus inquietos dedos.

—¿Y tú?¿Estás nervioso?

—Trey no me llamó anoche—murmuró—Me dijo que lo haría.


Le apreté la mano para tranquilizarlo.

—Sólo es una llamada, Cary. Estoy segura de que no implica nada serio.

—Podría haberme llamado esta mañana—continuó—Trey no es raro, como los otros con los que he salido. No se le pasaría llamarme, lo cual quiere decir que no ha querido hacerlo.

—Esa rata asquerosa. Me aseguraré de hacerte muchas fotos pasándolo engrande con un aspecto sexy, elegante y estupendo para torturarle con ellas el lunes.

Hizo una mueca con la boca.

—Ah, lo enrevesada que es la mente femenina. Es una pena que Jonas no te vea hoy. Creo que casi me he empalmado cuando te he visto salir de tu habitación con ese vestido.

—¡Puaj!—Le di un manotazo en el hombro y lo miré con fingido enfado cuando se rio

El vestido nos había parecido perfecto a los dos. Tenía un corte clásico, típico de fiestas al aire libre, con un corpiño ajustado y una falda a la altura de la rodilla con vuelo desde la cintura. Era liso con flores blancas. Pero ahí es donde terminaba el estilo de té y bollos.

Lo atrevido estaba en el escote, las capas de color negro y carmesí que se alternaban y le daban volumen y las flores de piel negra que parecían siniestros molinos. Cary había sacado de mi armario las sandalias rojas de Jimmy Choo y los pendientes de rubí para darle el toque final. Habíamos decidido que llevaría el pelo suelto sobre los hombros, en caso de que llegáramos y nos dijeran que era obligado llevar sombrero. En general, me sentía guapa y segura.

Clancy nos condujo a través de unas imponentes puertas de entrada con unas iniciales incrustadas y entramos a un camino circular siguiendo las indicaciones de un mayordomo. Cary y yo nos bajamos en la entrada y él me agarró del brazo,pues mis tacones se hundieron en la gravilla azul grisácea del camino que conducía a la casa.
Volver arriba Ir abajo
jonatik4everrr
Novia De..


Cantidad de envíos : 658
Fecha de inscripción : 27/11/2011

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 23rd 2012, 18:14

Seguilaaaaaaaa
Volver arriba Ir abajo
FlorJonasJB
Forista!


Cantidad de envíos : 75
Edad : 20
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 06/04/2012

MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Noviembre 23rd 2012, 18:42

OMJ espero que ______ se encuentre con JOE Very Happy Smile Smile


¿¿¿cómo se te ocurre dejarla ahí??? mala, ahre


Seguila rááááááápido






Volver arriba Ir abajo
http://twitter.com/catchmejoejonas
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot   Hoy a las 07:07

Volver arriba Ir abajo
 
No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 6 de 43.Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 24 ... 43  Siguiente
 Temas similares
-
» No Escondo Nada ( Joe y tu) Megahot
» NADA SURF: "The Stars Are Indifferent To Astronomy" (2012)
» 012. Juanes - Nada
» No quiero saber nada mas de ti... Joe & tu! (HOT HOT XD)
» Nick: “No está nada mal tener fans mujeres”

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: