Aqui fanaticas y fanaticos de los Jonas Brothers en Venezuela y como en otros paises.. da click y unete al mundo de la diversion Jobromania
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
¿Quieres participar en la nueva imagen del foro? Ingresa AQUI y deja tu comentario

Comparte | 
 

 ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
AutorMensaje
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 2nd 2012, 17:37

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! tiste
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 2nd 2012, 17:37

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Very Happy
Volver arriba Ir abajo
HellYeahJonas
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 287
Edad : 21
Localización : Tomada de la mano de Joe
Fecha de inscripción : 14/03/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 2nd 2012, 18:32

siguelaaaa Smile
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iBatmanGirl
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 16:04

Continuacion


Pero tú eres el hombre más bueno que he conocido en mi vida —argumentó
_____________—. Haces cosas por la gente sin pensarte siquiera dos veces los
problemas que eso puede acarrearte en el proceso. Eres una buena persona.
Los ojos fascinados de ______________ le provocaron un cosquilleo interior. En los
últimos años, las mujeres lo habían buscado porque era rico y poderoso. Y ahorao
tenía delante a una que lo quería porque era bueno. Aquello le abrió los ojos.
—Tienes una expresión extraña —comentó ______________.
—Estaba pensando —dijo él.
—¿En qué?
—En que es tarde y necesitas dormir. Mañana nos espera un día duro.
El horror regresó con toda su fuerza. La alegría se borró de su rostro y fue
remplazada por el miedo y la incertidumbre. Joe la abrazó y la acunó.
—Ese cirujano es muy conocido —le aseguró—. Es uno de los mejores
oncólogos del país. Ya verás como todo sale bien.
—Intento pensarlo —dijo _____________—. Hemos venido tantas veces al
hospital… —confesó con pesadumbre.
Joe no había tenido que pasar nunca por algo así con nadie de la familia. Bueno,
estaba la primera esposa de Kevin, que murió en un accidente de equitación. Eso
fue muy traumático. Pero desde entonces, Joe no había tenido ningún familiar
enfermo. Había sido muy afortunado, pensó.
—Estaré aquí al lado —le prometió.
Ella se apartó y lo miró con ojos fascinados.
—¿En serio? ¿No tendrás problemas con tu jefe?
—No —aseguró Joe—. Pero aunque así fuera, no te dejaría por nada del mundo.
_______________ se sonrojó y sonrió.
—Después de todo —bromeó él—, soy parte de la familia, ¿no?
Luego se inclinó y le deslizó un beso suave en los labios. Tuvo que hacer un
esfuerzo para apartarse de ella.
—Y ahora ve a la cama.
—De acuerdo. Gracias, Joe. Gracias por todo.
Él no respondió. Se limitó a guiñarle un ojo.
La operación duró varias horas. ____________ se mordió las uñas hasta el
nacimiento. Selene se sentó muy cerca de ella y le tomó de la mano.
—No quiero que mamá se muera —dijo.
_____________ la abrazó.
—No se morirá —le prometió—. Se va a poner mejor, ya lo verás —aseguró
rezando para que no fuera mentira.
Joe se había acercado al mostrador de cirugía. Regresó con una sonrisa.
—¡Cuéntame! —exclamó ____________.
—Han conseguido retirar todo el tejido canceroso —dijo—. Se muestran muy
optimistas. Creen que tu madre se recuperará y podrá llevar una vida plena.
—¡Oh, Dios mío! —Exclamó _____________ abrazando con fuerza a Selene—. ¡Se
va a poner bien!
—¡Qué contenta estoy! —aseguró la niña abrazándola a su vez.
—Yo también.
______________ la soltó, se puso de pie y corrió a abrazar a Joe. Apoyó la mejilla
contra su enorme pecho y él la estrechó entre sus brazos. ____________ se sentía
en casa allí.
—Gracias —murmuró—. Gracias por todo.
Joe sonrió.
—¿Y ahora qué va a pasar? —quiso saber ella.
—Tu madre necesita recuperarse antes de volver a casa, y luego tendremos que
traerla aquí a recibir los tratamientos. El doctor Crowley dice que eso llevará
varias semanas, pero que exceptuando las náuseas y la debilidad, lo soportará
perfectamente.
—¿Tú vas a venir con nosotras? —preguntó ______________ asombrada.
Él la miró con el ceño fruncido.
—Por supuesto que sí —aseguró indignado—. Soy parte de la familia. Tú misma
lo has dicho.
Ella dejó escapar un largo y profundo suspiro. Estaba cansada y preocupada,
pero se sentía como si hubiera vuelto a nacer.
—Eres el hombre más bueno que he conocido en mi vida —dijo.
Joe alzó una ceja.
—¿Más que el soldado?
________________ sonrió.
—Más bueno incluso que Nick.
Joe miró por encima de la cabeza de _____________ y frunció todavía más el ceño.
—Hablando del rey de Roma…
Un hombre alto y de cabello oscuro vestido con el uniforme del ejército se dirigía
por el pasillo hacia ellos.
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 16:11

Capitulo 8
_____________ se giró y vio al mismísimo Nick acercándose hacia ellos con su
uniforme completo, con botas militares y boina. Estaba muy guapo.
—Nick —dijo _______________ con afecto acercándose a saludarlo—. ¿Cómo has
sabido que estábamos aquí?
Él la abrazó suavemente.
—Tengo una prima que trabaja aquí. Recordó que había ido a verte y que te
apellidabas Peale. ¿Cómo está tu madre?
—Acaba de salir de la operación. El pronóstico es bueno. Joe averiguó que había
un fondo que lo paga todo, ¿no es increíble? ¡No sabía que hubiera programas
así aquí!
Nick sabía que no los había. Miró a Joe y, a pesar de la expresión antipática que
tenía, le sonrió. Fue lo suficientemente rápido para darse cuenta de que Joe
había intercedido de manera muy generosa por la madre de ____________ y que
no quería que nadie lo supiera.
—Es muy amable por tu parte haber hecho eso por ellas —aseguró diciéndole a
Joe con los ojos cosas que _____________ no vio.
Joe se relajó un poco. Tal vez el muchacho fuera competencia, pero tenía el
corazón en su sitio. ______________ le había dicho que era un amigo, pero a Nick
debía de importarle mucho ella para haber ido directo al hospital cuando se
enteró de lo de su madre.
—Son buena gente —se limitó a decir.
—Sí, lo son —reconoció Nick. Se giró para mirar a ____________ mientras Joe se
quedaba enfurruñado.
—Gracias por venir a vernos —le dijo ella.
—Ojalá pudiera quedarme —respondió Nick—, pero tengo que reincorporarme
a mi misión. Voy camino al aeropuerto.
—Que tengas un buen vuelo de regreso —le dijo _____________—. Y cuídate.
—Lo mismo digo. Y no te olvides de enviarme esa fotografía.
—No lo olvidaré. Hasta pronto, Nick.
—Hasta pronto —se inclinó para darle un beso en la mejilla, sonrió a
regañadientes a Joe y se marchó.
—¿Qué fotografía? —preguntó con agresividad.
—No es para él —dijo _____________, encantada de verlo celoso—. Es para que la
vea su mejor amigo.
Joe no se quedó muy convencido. Pero justo cuando iba a empezar a
preguntarle, entró el cirujano en la sala de espera con una sonrisa.
Le estrechó la mano a Joe y se giró hacia ______________.
—Tu madre está muy bien. Ahora mismo se está recuperando y luego la
llevaremos a la sala de cuidados intensivos. Sólo durante un par de días —
añadió rápidamente cuando ______________ palideció—. Es el procedimiento
normal. Queremos vigilarla día y noche hasta que se estabilice.
—¿Podemos entrar a verla Selene y yo? —Preguntó ____________—. ¿Y Joe? —
añadió señalando hacia el hombre que tenía al lado.
El cirujano vaciló.
—¿Has visto alguna vez a alguien que acaba de salir de una operación,
muchacha? —le preguntó con cariño.
—Bueno, sí, al tío abuelo Jack… aunque sólo lo vi de reojo. ¿Por qué?
—Los pacientes recién operados están blancos como la cera. Tienen tubos por
todas partes y están conectados a máquinas. Puede impresionar si no estás
preparada para ella.
—Mamá vivirá gracias a usted —dijo ____________ sonriendo—. Seguro que estará
guapísima. Las máquinas no me importan, la ayudan a vivir, ¿verdad?
El cirujano también sonrió. Su optimismo resultaba contagioso.
—De acuerdo. Os dejaré pasar cinco minutos, no más —afirmó—. Os avisaré en
cuanto la traslademos a la unidad de cuidados intensivos.
—Gracias de todo corazón —dijo ________________.
—Es mi trabajo —respondió el cirujano.
—Debe de ser el trabajo más gratificante del mundo —insistió ella—. Yo nunca
le he salvado la vida a nadie, pero debe de ser maravilloso.
Cuando el cirujano se hubo marchado, Joe la miró muy serio.
—Yo salvé la vida de un hombre en una ocasión.
—¿Ah, sí? ¿Cómo fue? —preguntó ________________.
—Le lancé un bate de béisbol y fallé.
—¡Oh, tonto! —_________________ lo rodeó con sus brazos y apoyó la cabeza en su
pecho—. Eres maravilloso.
Él le acarició el oscuro cabello. Selene sonreía por encima de la cabeza de su
hermana con expresión feliz. A pesar del dramatismo de la situación, aquél era
uno de los mejores días de la vida de Joe. Nunca se había sentido tan necesario.
A ______________ se le permitió entrar en la unidad de cuidados intensivos el
tiempo necesario para ver a su madre y quedarse un instante a su lado. Joe
estaba a su lado. _____________ se sentía algo insegura a pesar de las esperanzas
que le habían dado, y se agarró de la mano de Joe como si tuviera miedo de
caerse sin su apoyo.
Se quedó mirando la blanca e inmóvil figura que había sobre la cama. Las
máquinas soltaban pitidos. El respirador automático emitía extraños sonidos
mientras insuflaba aire en el inmóvil cuerpo de su madre. Su pecho subía y
bajaba muy despacio.
—Está viva —susurró Joe—. Se va a poner bien y volverá a casa convertida en
una persona diferente.
_____________ lo miró con los ojos llenos de lágrimas.
—Es sólo que… la quiero mucho.
Joe sonrió con ternura y la besó en la frente.
—Ella también te quiere, cariño. Se va a poner bien.
_____________ exhaló un suspiro y trató de controlar sus emociones. Se secó las
lágrimas.
—Sí.
Se acercó más a la cama y se inclinó sobre su madre. Recordó que cuando era
niña había tenido un virus que la dejó débil y casi deshidratada. Su madre había
estado a su lado en la cama dándole líquidos durante todo el día. Le ponía paños
húmedos y le susurraba que la quería mucho, que todo iba a salir bien.
—Todo va a salir bien, mamá —susurró besándole la pálida frente—. Te
queremos mucho y pronto volverás a casa.
La señora Peale no respondió, pero movió la mano casi imperceptiblemente. Joe
apretó la mano de _______________.
—¿Has visto eso? —le preguntó con una sonrisa—. Te ha oído.
—Claro que sí —respondió la joven.
Tres días más tarde, la señora Peale estaba incorporada en la cama comiendo
gelatina. Estaba débil y dolorida, pero sonreía.
—¿No te lo había dicho? —La reprendió Joe—. Es demasiado fuerte como para
que una cosita menor como una operación acabe con ella.
La señora Peale le sonrió.
—Has sido muy bueno con nosotras, Joe —dijo. Su voz resultaba todavía algo
ronca debido a la respiración artificial, pero sonaba alegre—. ___________ me ha
hablado del palacio al que las has llevado a Selene y a ella.
—No es ningún palacio —bromeó él—. No es más que un lugar para dormir.
Pero ser atento va con el cargo —aseguró metiéndose las manos en los bolsillos
—. Formo parte de la familia. Ella lo dijo —concluyó señalando a _______________.
—Es verdad —reconoció ella.
Joe la miró de un modo que la hizo sonrojarse. Entonces él disimuló su turbación
soltando una risa nerviosa.
Durante las semanas que siguieron, Joe dividió su tiempo entre los tratamientos
de la señora Peale en Billings y la creciente responsabilidad del nuevo rancho,
que ya estaba comenzando a tomar forma. La cuadra ya estaba levantada, con
sus relucientes pasillos de ladrillo y los establos con puertas de metal. El corral
tenía vallas blancas entrelazadas con cables eléctricos ocultos. Los pastos se
habían sembrado con unas semillas antiguas de hierba con las que Joe estaba
experimentando. El precio del maíz estaba por las nubes debido a la subida de
los carburantes. Los rancheros buscaban nuevas formas de alimentar a sus
ganados, así que utilizaban semillas de praderas tradicionales junto con
suplementos vitamínicos. Joe había mandado construir un gigantesco silo de
hormigón para guardar el grano que recolectaran a finales de verano. Reformar
por completo aquel lugar era un trabajo monumental. Joe delegaba todo lo que
podía, pero había decisiones que debía tomarlas él.
Por otra parte, se puso en marcha el juicio contra Bill Tarleton. Se llevaron a cabo
las investigaciones previas por parte tanto del fiscal del distrito como del
abogado defensor de oficio. ______________ fue interrogada por ambas partes. Sus
preguntas la hicieron sentirse inquieta y nerviosa. El abogado defensor parecía
creer que ella se le había insinuado al señor Tarleton. Eso le dolió.
Se lo contó a Joe cuando pasó el viernes por la noche después de cenar por su
casa para ver cómo seguía la señora Peale. No había pasado por el almacén en
toda la semana debido a sus compromisos en el rancho.
—Me dejará como una fulana barata delante del tribunal —protestó—. Eso
dejará mal también a mi madre y a Selene.
—Decir la verdad no dejará mal a nadie, querida —protestó la señora Peale.
Estaba sentada en el salón cosiendo. Un gorro tejido le cubría la cabeza. El pelo
había comenzado a caérsele por la radioterapia, pero no había permitido que eso
la hundiera. Tejió una docena de gorros en diferentes colores y estilos.
—Deberías escuchar a tu madre —estuvo de acuerdo Joe—. No dejes que se
salga con la suya, _________________. No fue culpa tuya.
—El abogado hizo que pareciera que sí. El ayudante del fiscal del distrito que me
entrevistó me preguntó qué clase de ropa llevaba a trabajar y le dije que
pantalones vaqueros y camisa, y de las largas. Él sonrió y me dijo que no habría
importado ni aunque llevara biquini. Dijo que el señor Tarleton no tenía por qué
hacerme sentir incómoda en mi lugar de trabajo, independientemente de la ropa
que llevara.
—Me gusta ese ayudante del fiscal —aseguró Joe—. Tiene mucha energía. Algún
día terminará en el puesto de fiscal general. Dicen que tiene el récord de
condenas en los dos años que lleva en el circuito judicial.
—Espero que haga sentir al señor Tarleton tan incómodo como el abogado de
oficio me hizo sentir a mí —aseguró ______________ dolida. Se frotó los brazos
desnudos, como si pensar en el juicio le hiciera sentir frío—. No sé si voy a ser
capaz de sentarme delante de un jurado y contar lo que ocurrió.
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 16:12

—Piensa que la mayoría de los miembros del jurado será seguramente gente que conoces de toda la vida —la interrumpió la señora Peale.

—Esa es otra —suspiró ___________—. El abogado defensor está intentando que el juicio se celebre en Billings, porque dice que el señor Tarleton no podría tener un juicio justo aquí.

Joe frunció el ceño. Eso cambiaba las cosas. Pero él testificaría, igual que _____________. Con suerte, Tarleton se llevaría su merecido. Joe sabía a ciencia cierta que si él no hubiera intervenido, las cosas habrían ido más lejos.

—El día que ese hombre llegó al pueblo, fue un día aciago para Hollister —aseguró la señora Peale—. _______________ llegaba a casa todos los días sintiéndose muy triste.

—Deberías haber llamado al dueño y haberte quejado —intervino Joe.

Ella torció el gesto.

—No me atreví. El dueño no me conocía mucho, y temía que creyera que me estaba inventando cuentos del señor Tarleton porque quería quedarme con su puesto de trabajo.

—Ya está hecho, pero tú no eres así, _______________ —insistió Joe—. Él habría investigado y lo hubiera sabido.

Ella suspiró.

—Ahora ya esa agua pasada —replicó con tristeza—. Sé que llevarlo ante los tribunales es lo correcto. Pero, ¿y si sale libre y va a por mí, o a por mamá o Selene en busca de venganza? —preguntó horrorizada.

—Si lo hace, será la peor decisión de su vida, te lo prometo —aseguró Joe. Sus ojos azules brillaban peligrosamente—. Y en cuanto a lo de salir sin cargos, si eso llegara a ocurrir por algún milagro, presentarías una demanda civil contra él por daños y perjuicios y yo te la financiaría.

—Supe que eras un buen hombre desde la primera vez que te vi —aseguró la señora Peale.

_______________ le sonreía. Se sentía protegida y segura. Se sonrojó cuando Joe se giró para mirarla con una expresión tan intensa que le dio un vuelco al corazón.

—¿Por qué tiene que ser tan complicada la vida? —preguntó transcurridos unos instantes.

Joe se encogió de hombros.

—Me supera, cielo —respondió poniéndose de pie sin darse cuenta de que aquella palabra cariñosa había vuelto a hacer sonrojar a ____________—. Pero así son las cosas. Tengo que volver al rancho —dijo consultando el reloj—. Mañana me pasaré otra vez por aquí. Podemos ir a ver una película si te apetece.

______________ sonrió.

—Me encantaría —miró a su madre y vaciló.

—Tengo teléfono móvil —señaló la señora Peale—. Y Selene está aquí.

—Fuiste al cine con ese soldado y no pusiste tantos inconvenientes —murmuró Joe.

La señora Peale sonrió. Aquello eran celos. _____________ pareció darse también cuenta, porque se le iluminaron los ojos.

—No estoy poniendo inconvenientes —aseguró ella—. Y me encanta ir al cine.

—De acuerdo —dijo entonces Joe—. Estaré aquí sobre las seis. El restaurante chino que acaban de abrir tiene muy buena comida. Podría traer algo y que cenáramos aquí antes de irnos.

Ellas vacilaron antes de aceptar. Había hecho tanto ya por la familia…

—Es comida china, no joyas —dijo él—. Gano un buen sueldo y no bebo, no fumo, no juego ni voy con mujeres de mala reputación.

La señora Peale y _______________ sonrieron.

—De acuerdo —dijo la joven—. Pero cuando me haga rica y famosa por mis habilidades como dependienta, te lo devolveré todo.

Joe se rió.

—Trato hecho.







La comida china consistió en una gran cantidad de platos, muchos de los cuales podían guardarse en la nevera y así tendrían comida para las tres durante el fin de semana. Sabían que Joe lo había hecho adrede, pero no volvieron a quejarse. Tenía un gran corazón y quería ayudarlas.

Después de cenar, Joe ayudó a ____________ a subir a la cabina de su camioneta y después entró él. Todavía había algo de luz, pero el sol comenzaba a ponerse formando un haz de brillantes colores. Era como una sinfonía de rojos, naranjas y amarillos contra la silueta de las montañas en la distancia.

—Esto es precioso —dijo _____________ observando el atardecer—. No me gustaría vivir en ningún otro lugar.

Joe la miró. Sentía nostalgia de Medicine Ridge de vez en cuando, pero a él también le gustaba Hollister. Era un lugar pequeño y acogedor con gente amable y rodeado de campo abierto. Se podía conducir durante kilómetros y kilómetros sin cruzarse con otro coche o ver siquiera una casa.

—¿Vamos a ir a las multisalas del pueblo? —le preguntó a Joe.



Él sonrió como un niño.

—No —contestó—. He encontrado un motocine al aire libre justo a las afueras del pueblo. El dueño lo reinauguró hace apenas un mes. Dijo que era el cine al que él iba de pequeño y que ya era hora de devolverlo a la vida. No sé si será capaz de mantenerlo abierto durante mucho tiempo, pero pensé que podíamos echarle un vistazo.

—Guau —exclamó _____________—. He leído sobre ellos en las novelas.

—Yo también, pero nunca he estado en uno. Nuestro tío solía hablar de ellos. Este está en medio de un prado de vacas. El ganado pasta por ahí.

Ella se rió encantada.

—Estás viendo una película con las ventanillas abiertas y una vaca mete la cabeza en tu coche —dijo.

—No me sorprendería.

—Me gustan las vacas. No me importaría.

—A mí tampoco. He estado toda mi vida rodeado de ganado —aseguró Joe satisfecho—. Me gustan mucho los animales. En el rancho vamos a tener también caballos. Puedes venir a montar cuando quieras y llevarte a Selene.

—Tengo que enseñarle a montar —dijo _____________—. Nunca ha subido a un caballo, y a mí también tendrás que darme algunas clases. Hace mucho que no monto.

Joe la miró con cariño.

—Me encantaría.

El motocine estaba en un prado despejado que había a un par de kilómetros de la autopista. Había una marquesina con el nombre de la película que iban a poner. Era de ciencia ficción, sobre un carguero espacial y su valiente tripulación que se enfrentaba a un malvado imperio tecnológico. Siguieron por una polvorienta carretera rodeada de árboles hasta llegar al prado. Había espacio para unos veinte coches, y ya había seis frente a la gran pantalla en blanco. Un adolescente que se parecía mucho al dueño del cine, al que Joe conocía, y que probablemente fuera su hijo, vendía las entradas.

Joe detuvo la camioneta en un espacio que había libre, apagó el motor y miró a su alrededor divertido.

—Lo único que falta es un puesto de bebidas y pizzas y un cuarto de baño —murmuró—. Tal vez lo ponga si el motocine tiene éxito.

—Se está bien así, sin todo eso —aseguró ella mirando a su alrededor.

—Sí, es verdad.

Joe bajó las dos ventanillas y estiró la mano hacia el altavoz que tenía al lado. Lo encendió y subió el volumen justo cuando se iluminaba la pantalla con los mensajes de bienvenida.

—¡Esto es estupendo! —se rió ____________ encendiendo el altavoz de su lado.

—¿Verdad que sí?

Joe dejó el sombrero en la parte de atrás de la camioneta, se desabrochó el cinturón de seguridad y luego hizo lo mismo con el de ___________ antes de pasarle el largo brazo por la espalda y apoyarle la mejilla en el pelo.

—¿No estamos mejor así? —murmuró sonriendo.

Ella le colocó una mano en la pechera de la camisa mientras se acurrucaba en él con un suspiro.

—Mucho mejor.

La primera parte de la película fue divertidísima. Pero no la vieron terminar. Joe había mirado el rostro feliz de ___________ bajo la parpadeante luz de la pantalla y el deseo creció en él como una marea ardiente. Había pasado bastante tiempo desde que sintió la suave boca de ____________ bajo sus labios, y tenía hambre de ella. Desde que la conocía no había vuelto a sentir el más mínimo interés por otras mujeres. Sólo estaba _____________.

Le agarró suavemente del pelo para girarle la cara hacia la suya.

—¿Esto es todo lo que quieres, ______________? —le preguntó con dulzura—. ¿Vivir en un pueblo pequeño y trabajar en un almacén de piensos? ¿No echarás de menos saber lo que es ir a la universidad o trabajar en una gran ciudad y conocer gente sofisticada? —le preguntó con solemnidad.

Los ojos de ______________ buscaron los suyos.

—¿Y por qué iba a desear eso? —le preguntó con genuino interés.

—Eres muy joven, y esto es lo único que conoces.

—El señor Barten, que lleva el concesionario de coches, nació en Hollister y nunca en toda su vida ha salido del condado —le contó—. Está casado con la señorita Jane desde que él tenía dieciocho años y ella dieciséis. Tienen cinco hijos.

Joe frunció el ceño.

—¿Qué intentas decirme?

—Te estoy contando cómo vive la gente aquí —contestó _____________ con sencillez—. No tenemos gustos extravagantes. Somos gente de pueblo. Nos casamos. Tenemos hijos. Nos hacemos viejos viendo crecer a nuestros nietos. Luego nos morimos. Nos entierran aquí. Tenemos un campo precioso por el que podemos pasear y en el que pasta el ganado. Tenemos arroyos claros y sin contaminar y cielos azules. Nos sentamos en el porche cuando oscurece a escuchar el canto de los grillos en verano. Si alguien enferma, los vecinos acuden en su ayuda. Si alguien muere, consuelan a los familiares. Aquí en Hollister tenemos todo lo que necesitamos y queremos.

_______________ inclinó la cabeza hacia un lado.

—¿Qué puede ofrecernos una ciudad en comparación con todo eso? —añadió.

Joe se la quedó mirando sin hablar. Nunca había visto las cosas de aquella manera. A él le encantaba Medicine Ridge, pero había ido a la universidad en el Este y había viajado por todo el mundo. Tenía opciones. ____________ no. Por otro lado, las razones que había expuesto para explicar por qué era feliz donde vivía resultaban muy maduras. En el ambiente de Joe había gente que ni siquiera sabía quién era ni dónde estaba su lugar.

—¿En qué estás pensando? —le preguntó _____________.


Última edición por Nicole_JB el Septiembre 4th 2012, 17:35, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 16:29

—En que eres un alma madura dentro de un cuerpo joven —respondió él.

Ella se rió.

—Eso me dice mi madre todo el rato.

—Y tiene razón. Así que eres feliz viviendo aquí. ¿Y si obtuvieras una beca y pudieras ir a la universidad a estudiar lo que quisieras?

—¿Y quién se ocuparía de mamá y de Selene?

—La mayoría de las mujeres estarían más interesadas en su carrera profesional que en estar atadas a responsabilidades familiares.

—Ya me he dado cuenta —suspiró _____________—. Una noche vi una entrevista en la televisión a una mujer de éxito. Se había cambiado tres veces de ciudad en un solo año en busca de un trabajo que la satisficiera. Estaba divorciada y tenía un hijo de ocho años. Yo me pregunté qué le parecería a él haber estado en tres escuelas diferentes en un mismo año para que ella pudiera sentirse satisfecha.

Joe frunció el ceño.

—Los niños se adaptan.

—Por supuesto que sí —replicó _____________—. La mayoría se adapta a vivir sólo con uno de sus padres porque mucha gente se divorcia, o se adaptan a formar de repente parte de la familia de otra persona. Se adaptan a que sus padres trabajen sin parar y estén demasiado cansados para jugar con ellos o para hablar cuando salen del colegio. Se les anima también a participar en todo tipo de actividades extra escolares, y así tienen béisbol, fútbol y teatro cuando no están estudiando.

_______________ se acercó más a Joe.

—Entonces, ¿cuándo tienen los padres tiempo de llegar a conocer a sus hijos? Hoy en día todo el mundo está muy ocupado. He leído que hay niños que incluso tienen que mandarles mensajes de texto a sus padres para quedar con ellos.

Joe suspiró.

—Supongo que a mi hermano y a mí nos protegieron de todo eso. Nuestro tío nos mantuvo siempre cerca del rancho. Practicábamos deporte y teníamos muchas tareas que hacer en el rancho. No contábamos con teléfonos móviles ni coche. Siempre comíamos juntos y la mayoría de las noches nos entreteníamos con algún juego de mesa o salíamos fuera con los telescopios a observar las estrellas. Tampoco era un gran aficionado a las actividades extraescolares. Decía que eran una mala influencia, porque en nuestro colegio había niños de la ciudad que, según él, tenían una moralidad escandalosa.

_______________ se rió.

—Eso era lo que decía mamá de algunos niños de mi clase —torció el gesto—. Supongo que he estado muy protegida. Tengo teléfono móvil, pero no sé cómo mandar mensajes de texto.

—Yo te enseñaré —aseguró él con una sonrisa—. Envío muchos.

—Seguro que tu teléfono hace muchas cosas más aparte de llamar.

—Tiene Internet, películas, música, deportes y correo electrónico.

—¡Vaya! El mío sólo sirve para llamar.

Joe se rió. Estaba completamente fuera del mundo. Pero le encantaba que fuera así. Se le borró la sonrisa del rostro al mirar sus dulces ojos.

—Supongo que el futuro no ofrece garantías —dijo como para sí mismo mientras se inclinaba despacio—. Llevo aquí cinco minutos sentado recordando lo dulces que resultan tus labios bajo mi boca, _____________ —susurró mientras la entreabría—. Te deseo como un muchacho.

Mientras hablaba, la colocó sobre su regazo y la besó con pasión lenta y creciente. Le desabrochó los botones de la blusa y deslizó una mano dentro de su sujetador con una maestría que la dejó sin respiración.

Le acarició el duro pezón con movimientos lentos y seductores mientras se alimentaba de su boca, hasta que la hizo gemir y arquearse contra él.

__________________ sentía que le ardía la piel. Se moría porque Joe le quitara la blusa y todo lo que llevaba debajo. Quería sentir sus labios. Era una locura. Podía escuchar el latido de su propio corazón, sentir el deseo que iba creciendo en su cuerpo virgen. Nunca antes había deseado a un hombre. Ahora lo deseaba a él con un abandono que contradecía todos los razonamientos de protesta de su cuerpo. Joe alzó la cabeza, frustrado, y miró a su alrededor en la oscuridad. La escena de la pantalla no proyectaba mucha luz. Nadie podría verlos. Volvió a inclinar la cabeza y subió el sujetador y la camisa de ______________ hasta la barbilla. Sus ojos dieron con sus senos y se estremeció de deseo al contemplarlos.

Ella se inclinó débilmente, animándolo. Joe se metió muy despacio uno de sus pechos en la boca, tirando suavemente de él mientras su lengua exploraba el duro pezón hasta arrancarle a ____________ un gemido.

Aquel sonido lo animó. Su boca se volvió más brusca. El brazo que tenía detrás de ______________ se volvió de acero. Deslizó la mano libre por su vientre desnudo hasta la apertura de los pantalones vaqueros. Estaba tan excitado que se le olvidó incluso donde estaban.

Hasta que notó algo húmedo y áspero en la cara.

Joe tardó un minuto en darse cuenta de que no era, no podía ser, la boca de _____________. Estaba muy húmeda. Hizo un esfuerzo por levantar la cabeza y abrió los ojos. La enorme cabeza de una vaca se asomaba por la ventanilla abierta de la camioneta.

Lo estaba lamiendo.


Última edición por Nicole_JB el Septiembre 4th 2012, 17:36, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:29

Si cheers siguela!!!!!
la nove se pone cada dia
mas interesante
cuidate
Bye
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:29

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:29

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:34

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:37

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:37

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:38

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:38

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:39

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:39

Siguelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! cheers
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 17:56

chiiicassss aqii les dejo caps
espero0 y les gusten.. gracias x
seguir pasandoo,.... tengo una bna
y una mala noticia
la mala esk la nove esta x terminar solo faltan
algunos caps
la buena esk kiero subir otra para compratirla kon ustedes pro
estoi indesisa cual de las dos subir ....
si kieren k suba despues d terminar estta nove otra voten x kual y kien kieren
q sea el protagonista
para io adaptarla .. si ya la leyeron no importa recibo sus opiniones aki abajo les dejo las sipnopsis...de las dos


Una Esperanza En Mi Vida ( joe y tu)

Joe Jonas el chico más presumido, egoísta y mujeriego del instituto. Tenía una vida de lujos y buenas chicas, que hombre no lo desearía!! Era una chico muy listo le faltaba un semestre para recibirse como médico, pero por desgracia sus vicios no se lo permitirán, ya que su vida da una giro de 360 grados, tras sufrir un accidente que le quita la capacidad del habla, todos pensaron que habia muerto pues su padre así lo deseo, este lo encierra en un hospital metal ya q siente vergüenza de su hijo.

______ thompson una chica aplicada, trabajadora y honrada, acaba de terminar su carrera como psiquiatra , vive con su padre el cual fue despedido por su capacidad para trabajar, ahora es turno de ella velar por el, su tío le un puesto en el hospital psiquiátrico donde es director, ahí es donde ______ se rencuentra con Joe ve la vida que esta sufriendo y trata de ayudarlo.


Protegeme


Nick dio un par de toques a la puerta.

- Pase.

Giró el pomo y entró a la oficina de su jefe, Snade. Se sentó en frente de él.

- ¿Y bien? – dijo Nick con una expresión fría en su rostro. La que tenía.

- Te llamé para que nos vuelvas a dar tus servicios.

- Snade, te dejé claro que no volvería a trabajar para la CIA después de lo que

paso con Milena.

- Vamos, hace más de tres años que pasó esto. – sacó una foto de una pequeña carpeta. La puso boca abajo. La curiosidad invadió a Nick. – Esta vez tenemos a una experta masajista. ________ ________. Ha tratado con personajes importantes, incluido a Alexander Donovan.

- ¿El criminal?

- Eso creemos. Últimamente han muerto muchas chicas, y tememos que haya sido él. Además, pensamos que _______ ha tenido relaciones con Alexander. Y puede ser la próxima en morir. Tendrás que interrogarla para averiguar si sabe algo y… - la penetrante mirada de Snade se clavó en la de Nick– protegerla de cualquier peligro. Tú eres el más adecuado para ello, has sido uno de los mejores entrenados.

Nick negó con la cabeza. En ese momento Snade giró la foto. Nick se quedó mirando a la seductora mujer que había en ella.

- Piénsatelo.

chicas esas las sipnopsis de las dos noves ustedes me
dicen koon kien kieren k adapte la noove k les guste i
k kieran k suba y arriba voten x la nove bno bye las kiero





Última edición por Nicole_JB el Septiembre 4th 2012, 18:23, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
#CrazyMoFosOfNialler
Gran forista y Jonatica
Gran forista y Jonatica


Cantidad de envíos : 5350
Edad : 17
Fecha de inscripción : 18/05/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 4th 2012, 18:04

Las sinopsis estan
espectaculares pero
prefiero la segunda: protegeme
bye
Volver arriba Ir abajo
HellYeahJonas
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 287
Edad : 21
Localización : Tomada de la mano de Joe
Fecha de inscripción : 14/03/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 5th 2012, 15:25

primero sigue esta porque esta BUENISIMA <3
y la otra nove tambien suena bien Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iBatmanGirl
kamiii
Nuev@


Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 30/07/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 6th 2012, 17:07

SIGUELA ES RE BUENA Y PREFIERO PROTEGEME
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 8th 2012, 11:17

Capitulo 9


—____________ —dijo Joe con la voz ronca por el deseo.

Ella abrió los ojos.

—¿Qué?

—Mira por la ventanilla.

Ella giró la cabeza y se cruzó con la mirada de la vaca.

—¡Ah! —exclamó.

Joe rompió a reír. Le bajó la blusa y el sujetador y se incorporó, pasándose una mano por el pelo.

—Dios santo, me preguntaba por qué sentía el pelo tan mojado.

Ella se abrochó el sujetador. Se sentía avergonzada y al mismo tiempo le hacía gracia. La vaca se había retirado de la ventanilla, pero seguía mirándolos.

—Menos mal que éste era un lugar íntimo —bromeó Joe estirándose la camisa con un suspiro—. Supongo que no está tan mal que nos hayan interrumpido —añadió sonriendo al ver el rostro sonrojado de ______________—. Las cosas se estaban poniendo demasiado intensas.

Joe no parecía en absoluto avergonzado, pero ella no había llegado nunca antes tan lejos con un hombre. Se sentía incómoda por no haberle negado un acceso tan íntimo a su cuerpo. Y no podía olvidar hacia dónde se dirigía la otra mano justo en el momento en que apareció la vaca.

—No te preocupes —le dijo Joe con dulzura al ver su expresión—. Ha sido todo absolutamente natural.

—Supongo que tú… lo haces constantemente —insinuó.

Joe se encogió de hombros.

—Antes sí. Pero desde que te conozco, no he deseado hacerlo con nadie más.

Desde luego, sonaba sincero. _____________ alzó la mirada con creciente esperanza.

—¿De verdad?

Joe entrelazó los dedos con los suyos.

—Hemos vivido situaciones muy intensas juntos en muy poco tiempo. El ataque de Tarleton, la recaída de tu madre, los tratamientos contra el cáncer… —Joe la miró a los ojos—. Dijiste que era parte de la familia, y así es como me siento. Cuando estoy contigo me siento en casa —miró hacia sus manos entrelazadas—. Quiero que siga siendo así —dijo con vacilación—. Quiero que estemos juntos. Quiero que, a partir de ahora, formes parte de mi vida.

Dejó escapar un largo suspiro antes de añadir:

—Me muero por tenerte.

_______________ se sintió incómoda por el modo en que lo dijo. No comprendía que Joe no se hubiera comprometido nunca antes con ninguna otra mujer en su vida, ni siquiera con las que había tenido relaciones íntimas.

—Quieres acostarte conmigo —le espetó ella con brusquedad

Joe le pasó un pulgar por los fríos dedos.

—Lo quiero todo contigo —aseguró—. Eres demasiado joven, pero mi hermano se casó con una mujer diez años menor que él y son absolutamente felices. Puede funcionar. Supongo que depende de la mujer, y ya hemos dicho que eres muy madura para tu edad.

—Tú no estás precisamente en la tercera edad, Joe —replicó ______________, que seguía teniendo curiosidad por lo que había sugerido—. Y eres muy atractivo. Hasta los bovinos se sienten atraídos por ti.

Joe clavó la vista en ella.

—No me mires así —se rió _____________—. Era a ti a quien estaba besando la vaca.

Joe se tocó el pelo y dio un respingo.

—Dios sabe dónde ha metido la boca.

Ella volvió a reírse.

—Bueno, al menos tiene buen gusto.

—Gracias —Joe retiró un paño rojo del salpicadero y se secó el pelo allí donde la vaca se lo había chupado. Seguía mirando a ____________—. No comprendes lo que te estoy diciendo, ¿verdad?

—La verdad es que no —confesó ella.

—Supongo que no me estoy expresando con claridad —murmuró—. Pero es que no había hecho esto nunca.

—¿Pedirle a alguien que viva contigo?

Joe la miró a los ojos.

—Pedirle a alguien que se case conmigo, _______________.

Ella dejó escapar el aliento que estaba conteniendo. Se lo quedó mirando fijamente. Durante un minuto se preguntó si no estaría soñando. Pero Joe seguía sin apartar la vista de ella. Estaba esperando.

_______________ empezó a hablar pero se detuvo, confundida.

—Yo…

—Si hay algún mal hábito mío que te disguste, intentaré cambiar —murmuró sonriendo porque no le había dicho que no.

—Oh, no, no es eso. Es que yo… tengo muchas responsabilidades —comenzó a decir nerviosa.

Entonces Joe recordó lo que le había contado algún tiempo atrás. Los pocos hombres con los que había salido le habían dicho que no querían implicarse sentimentalmente con una mujer con tantas cargas familiares.

Johe sonrió.

—A mí me encantan tus responsabilidades —aseguró—. Tu madre y tu hermana son ya como parte de mi familia —se encogió de hombros—. Así tendré más familiares dependientes de mí —la miró con picardía—. No tendré que pagar tantos impuestos.

_____________ se rió en voz alta. No se sentía intimidado. No le importaba. Le echó los brazos al cuello y lo besó con tanta pasión que Joe se olvidó de lo que habían estado hablando y la besó hasta que se quedaron sin aire.

—Pero seguiré trabajando —aseguró _____________ sin aliento con los ojos brillándole como ascuas—. No voy a quedarme sentada y a permitir que tú nos mantengas a las tres. Yo cargaré con mi parte de responsabilidad —se rió sin darse cuenta de la repentina quietud de Joe ni de su expresión de culpabilidad—. Será divertido labrarnos un futuro juntos. Los momentos difíciles son los que unen a la gente.

—_____________, hay algunas cosas de las que tendremos que hablar —comenzó a decir.

—Muchas cosas —reconoció ella apoyando la mejilla contra su pecho—. Nunca imaginé que quisieras casarte conmigo. Intentaré ser la mejor esposa del mundo. Y además, como también me gustan los caballos y el ganado, te ayudaré con las tareas del rancho.

Le estaba partiendo el corazón y no se daba cuenta. Él le había mentido. No había pensado en las consecuencias. Debería haber sido sincero con ella desde el principio. Pero entonces se dio cuenta de que _____________ nunca se le habría acercado si él hubiera entrado en el almacén de piensos siendo quien era. La joven que adoraba al capataz de un rancho daría un paso atrás y miraría con desprecio al millonario ganadero que entraría en un almacén a comprar cualquier cosa que se le antojara sin mirar siquiera el precio. Aquél era un pensamiento muy desagradable. Como mínimo, ______________ se sentiría traicionada. Y tal vez llegara incluso a pensar que estaba jugando con ella.

Joe le pasó la mano por el suave cabello.

—Bueno, podemos esperar un día más —murmuró besándole la frente—. Hay tiempo de sobra para discusiones serias —le alzó la boca hacia la suya—. Esta noche acabamos de prometernos y lo estamos celebrando. Ven.

Cuando regresaron a casa, los dos estaban despeinados y con las bocas hinchadas. ________________ no había sido tan feliz en su vida.

Joe se consoló diciéndose que todavía tenía tiempo para contarle a ______________ la verdad. No tenía modo de saber que Bill Tarleton y su abogado acababan de presentarse ante el juez del distrito en el juzgado de Billings en una vista para solicitar que se desestimaran todos los cargos contra él. La razón de aquella petición, aseguró el abogado, era que el testigo que debía declarar contra Tarleton tenía una relación sentimental con la presunta víctima, y que no se trataba en realidad de ningún vaquero, sino de un adinerado ganadero de Medicine Ridge. La defensa argüía que aquella nueva información cambiaba la naturaleza de la acusación de un delito a un acto de celos. Se trataba de un hombre rico acusando a un hombre pobre porque estaba celoso de las atenciones que le dedicaba a su novia.

El fiscal del distrito, que también estaba presente en la vista, arguyó que aquella nueva información no suponía ninguna diferencia en el cargo principal, que era el de acoso sexual y agresión. Un médico del pueblo declararía sobre la condición física de la joven tras el ataque. El defensor público arguyó que él había visto el informe del médico y que sólo se decía que la joven tenía unas marcas rojas y algunos cardenales, nada más. Eso no podía considerarse como lesiones provocadas durante un ataque sexual, así que lo único que tal vez podía alegarse era agresión.

El juez tomó el caso en consideración y prometió tomar una decisión en el plazo de una semana. Entretanto, el ayudante del fiscal del distrito que llevaba el caso se presentó el lunes siguiente en casa de ______________ para hablar con ella. Se llamaba James Addy.

—El señor Tarleton alega que el señor Jonas exageró los cargos por culpa de los celos debido a la atención que le prestaba a usted —aseguró Addy en tono profesional abriendo el maletín en la mesa del comedor mientras ______________ lo observaba boquiabierta.

—¿El señor Jonas? ¿Quién es ése? —preguntó confundida—. Fue Joe Adam quien me rescató. El señor Tarleton me besó y estaba tratando de forzarme. Grité pidiendo ayuda y el señor Adam entró en aquel momento en el almacén y me ayudó. No conozco a ningún señor Jonas.

El abogado se la quedó mirando.

—¿No sabe quién es Joe Jonas? —le preguntó asombrado—. Su hermano y él son los dueños del rancho de Medicine Ridge. Es mundialmente famoso por su cría de toros. Aparte de eso, poseen muchas tierras no sólo en Montana, sino en los estados adyacentes, incluidas propiedades inmobiliarias. Sus padres son dueños de la cadena de revistas Sportsman. Es una de las familias más ricas del país.

—Sí —dijo _____________ haciendo un esfuerzo por comprender de qué iba todo aquello—. He oído hablar de ellos. Pero, ¿qué tienen que ver con Joe Adam, excepto que son sus jefes? —preguntó con inocencia.

El abogado terminó por rendirse. La joven no sabía quién era de verdad su pretendiente. Una mirada a su alrededor bastó para que se hiciera una idea de su situación económica. Sería muy raro que un millonario estuviera realmente interesado en una mujer tan pobre. Al parecer, Jonas había estado jugando con ella. Addy frunció el ceño. Era un juego muy cruel.

—Su nombre completo es Joseph Adam Jonas —dijo con tono amable—. Es el hermano pequeño de Kevin Jonas.

_____________ palideció completamente. Había soñado con compartir su vida con Joe, trabajando para construir algo juntos. Pero él era millonario. La clase de hombre que se movía en altas esferas y tenía dinero a espuertas. Estaba allí supervisando la construcción de un nuevo rancho que añadir a su imperio. _____________ estaba a mano y se había divertido con ella, la había engañado. No había dicho nunca la verdad, ni siquiera cuando le pidió que se casara con él.

_________________ tenía ganas de vomitar. No sabía qué hacer.

¿Y cómo iba a contarles a su madre y a Selene la verdad? Se cruzó de brazos y se quedó quieta como una piedra, rogándole en silencio al abogado con sus ojos verdes que le dijera que todo era mentira, una broma.

Pero no lo era. Addy torció el gesto.

—Lo siento mucho —dijo de corazón—. Creí que sabía usted la verdad.

—Hasta ahora no —dijo _______________ en voz muy baja. Cerró los ojos. El dolor era insoportable. El mundo se derrumbaba a su alrededor.

Addy dejó escapar un suspiro.

—Señorita Peale, odio tener que preguntarle esto, pero, ¿de verdad hubo agresión?

____________ parpadeó antes de mirarlo fijamente. ¿Cómo podía preguntarle eso?

—El señor Tarleton me besó y trató de forzarme. Yo me resistí. Él estaba furioso, me agarró con fuerza y me tiró al suelo. En ese momento, el señor Adam… —se detuvo y tragó saliva—, el señor Jonas vino en mi ayuda. Apartó de encima de mí al señor Tarleton y luego llamó a la policía.

El abogado parecía preocupado.

—La llevaron al médico. ¿Cómo la encontró?

—Bueno, tenía algunos cardenales y estaba magullada. Tenía la blusa rota. Supongo que no había muchas pruebas físicas, pero me había asustado. Estaba disgustada y lloraba.

—Señorita Peale, ¿hubo auténtico ataque sexual?

______________ comprendió entonces lo que quería decirle.

—Oh… Bueno, no. Me besó y trató de tocarme, pero no intentó quitarme más ropa, si eso es a lo que se refiere.

—A eso me refiero —Addy se reclinó en la silla—. No podemos juzgar a alguien por agresión sexual sólo por un beso no deseado. Podemos acusarlo de acoso sexual y de cualquier contacto que no haya sido deseado. Sin embargo, la ley prevé que, si lo condenan, la sentencia máxima será de seis meses de cárcel o el pago de una multa que no superará los quinientos dólares. Si en el transcurso de ese contacto sexual el agresor provoca daños corporales, pueden caerle cuatro años de cárcel. En este caso, sin embargo, le pedirán a usted que muestre las heridas resultantes de ese beso no deseado. Sinceramente —añadió—, no creo que dadas las circunstancias ningún jurado considere que un contacto no deseado y unos cardenales basten para condenar a un hombre a cadena perpetua.

________________ suspiró.

—Sí. Parece un tanto drástico incluso para mí. ¿Es cierto que no tiene ninguna condena anterior? —preguntó con curiosidad.

El abogado negó con la cabeza.

—Descubrimos que lo habían acusado de acoso sexual en otra ciudad, pero lo declararon inocente, así que no hubo condena.

______________ estaba cansada de todo aquel asunto. Cansada de hablar del acoso de Tarleton, cansada de tener que seguir recordándolo. Si insistía en que lo procesaran por atacarla, no podía proporcionar ninguna prueba real. El abogado de Tarleton la destrozaría en la tribuna de los testigos y volvería a sentirse humillada. Pero por muy terrible que fuera, era peor pensar en presentarse ante un tribunal y pedir que metieran a un hombre de por vida en la cárcel porque había intentado besarla. El abogado tenía razón: aunque Tarleton había intentado atacarla sexualmente, lo único que había conseguido era besarla y magullarla un poco. Eso era desagradable y repugnante, pero no un crimen terrible. Y, sin embargo, _____________ odiaba la idea de que no lo condenaran.

Estuvo a punto de protestar. Había sido algo más que un zarandeo. El hombre había intentado llegar mucho más lejos, y lo había intentado con otra pobre chica que se sintió demasiado avergonzada como para llevarlo ajuicio. ________________ tenía agallas. Podía hacerlo.

Pero entonces se le pasó por la cabeza un pensamiento aterrador: si Joe Adam Jonas era llamado a declarar por parte de la acusación, aquello se convertiría en un circo mediático. Él era famoso. Su presencia en el juicio atraería a la prensa. Habría equipos de televisión, cámaras, reporteros… Se emitiría a nivel nacional. Su madre sufriría por ello. Y Selene también. Si fuera por ella, se arriesgaría. Pero no podía hacerlo por su madre, que todavía seguía con su tratamiento contra el cáncer y no debía sufrir ningún tipo de estrés en aquellos momentos. _______________ alzó los hombros.

—Señor Addy, el juicio se convertirá en un circo mediático si el señor… Jonas es llamado a declarar, ¿verdad? Hablarán de mi madre y de Selene en esos horribles programas de cotilleo si sale a la luz que yo soy pobre y Joe rico, y que en medio hay una historia de agresión sexual. Piense en cómo harán que suene. Es la clase de historia a la que cierto tipo de prensa le encantaría echar el guante. El nombre de Joe garantizará que a la gente le interese lo que ocurra.

Addy vaciló

—Eso no habría que tomarlo en consideración.

—Mi madre tiene cáncer de pulmón —respondió ella con firmeza—. Acaba de pasar por una operación muy peligrosa y está recibiendo quimio y radioterapia. No puede sufrir más estrés del que ya ha vivido. Si existe la más mínima posibilidad de que este juicio provoque ese tipo de publicidad, no puedo arriesgarme. Así que, ¿qué puedo hacer?

El señor Addy consideró la pregunta.

—Creo que podemos negociar para que lo acusen de ataque sexual con la condena más leve. Sé que no es perfecto —aseguró—. Seguramente tendrá que pagar la multa y pasar un tiempo muy reducido en la cárcel. Pero al menos tendrá antecedentes penales y cualquier otra agresión futura acabaría con él. Tiene un abogado de oficio, pero parece ansioso de evitar pasar más tiempo en la cárcel a la espera del juicio. Creo que estará de acuerdo con que lo acusen de un delito menor. Sobre todo considerando quién es el testigo. Cuando piense en las consecuencias de intentar ensuciar el buen nombre de Joe Jonas y en los abogados que éste podría contratar durante el juicio, creo que accederá.

________________ pensó en ello, y en el trauma de pasar por un juicio con toda la prensa delante. Al menos de esa forma Tarleton tendría antecedentes penales y eso podría bastar para que no intentara futuros ataques contra otras mujeres.

—De acuerdo —dijo—. Siempre y cuando no salga impune.

—Oh, no lo hará, señorita Peale —aseguró Addy con solemnidad—. Eso se lo prometo. Pero si prefiere mantenerse firme en la acusación original, yo iré a por él a pesar de los obstáculos. ¿De verdad quiere llegar a este acuerdo?

_____________ sonrió con tristeza.

—La verdad es que no. Me gustaría que pagara por lo que hizo. Pero tengo que pensar en mi madre. Esta es la única manera de hacerle pagar por lo que ocurrió sin hacer daño a mi familia. Si se llega a celebrar el juicio con toda la prensa presente, puede que salga absuelto debido a la publicidad. Usted mismo ha dicho que ya estaban intentando hacer que parezca que Joe estaba celoso y por eso montó todo este escándalo, porque es rico y poderoso. Sé que los Jonas pueden permitirse los mejores abogados, pero tampoco sería justo ponerlos en esa situación. El señor Jonas tiene dos sobrinas pequeñas —_____________ torció el gesto—. Usted sabe que el sistema legal no siempre es justo.

Addy sonrió.

—Estoy de acuerdo.

—Confío en estar haciendo lo correcto —dijo _____________ con un suspiro—. Si sale libre y vuelve a hacerle daño a otra mujer porque yo me eché para atrás, no me lo perdonaría nunca.

El abogado la miró durante un instante.

—No se está echando usted atrás, señorita Peale. Se está comprometiendo. Tal vez parezca que Tarleton se ha salido con la suya, pero no es verdad.

_______________ sonrió.

—De acuerdo entonces.

Addy cerró el maletín y se puso de pie. Extendió la mano para estrechar la de ___________________.

—Tendrá antecedentes penales —le prometió—. Si intenta volver a hacer algo parecido en Montana, le prometo que se pasará mucho tiempo viendo el mundo a través de los barrotes de su celda —aseguró.

—Gracias, señor Addy.

—Le haré saber cómo van las coscas. Buenas noches.

_______________ lo vio salir con mirada pensativa. La señora Peale salió de su dormitorio envuelta en un chal, pálida y débil.

—¿Podrías darme un poco de zumo de piña, cariño? —le preguntó forzando una sonrisa.

—Por supuesto —_____________ corrió a buscárselo—. ¿Te encuentras bien? —le preguntó preocupada.

—Sólo un poco revuelta. No hay nada de qué preocuparse, es normal con este tratamiento. Por suerte, terminará dentro de unas semanas —frunció el ceño—. ¿Qué ocurre? ¿Quién era ese hombre con el que estabas hablando?

—Vamos, vuelve a la cama —____________ se acercó a ella y la ayudó a meterse en la cama. Luego la tapó y le dio a beber un poco de zumo. Se sentó a su lado—. Era uno de los ayudantes del fiscal del distrito, el señor Addy. Ha venido a hablar del señor Tarleton. Quiere que lleguemos a un acuerdo para que no terminemos yendo ajuicio.

La señora Peale frunció el ceño.

—Es culpable de acoso. Te atacó. Debería pagar por ello.

—Y pagará. Tendrá que pasar tiempo en la cárcel y pagar una multa —respondió _____________ endulzando la respuesta—. Tendrá antecedentes penales. Pero yo no tendré que sufrir la humillación del interrogatorio de su abogado.

La señora Peale bebió el zumo. Pensó en lo que supondría un juicio de ese tipo para ________________. Suspiró.

—De acuerdo, cariño. Si tú estás satisfecha, yo también —sonrió—. ¿Has sabido algo de Joe? Dijo que me traería chocolate cuando volviera.

_______________ vaciló. No podía contárselo a su madre. Al menos por el momento.

—No sé nada de él —dijo.

—No tienes buen aspecto…

—Estoy bien —mintió______________ sonriendo—. Ahora, vuelve a la cama. Voy a preparar la ropa de Selene para mañana.

—De acuerdo, cariño —su madre se acomodó en las almohadas—. Eres demasiado buena conmigo, ____________. Cuando me pueda levantar, quiero que vayas a muchos sitios con Joe.

—No digas eso —la regañó ____________—. Te quiero. Nada de lo que haga por ti y por Selene es una carga para mí.

—Sí, pero hasta el momento has tenido una familia que te ataba —dijo la señora Peale con dulzura—. Hemos limitado tu vida social.

—Mi vida social es perfecta, gracias.

Su madre sonrió.

—Seguro. Pero espera a que vuelva Joe. Tiene una sorpresa para ti.

—¿Ah, sí?

_______________ se preguntó si la sorpresa sería lo que el abogado acababa de contarle. Estaba demasiado afectada como para que le importara, pero no podía demostrarlo. Su madre estaba emocionada. Sería una crueldad acabar con sus esperanzas y revelarle la verdad sobre aquel hombre al que su madre idealizaba.

—Sí. Pero no te desveles. Tienes mala cara.

—Sólo estoy cansada. Hemos estado metiendo sacos muy grandes en el almacén —mintió con una sonrisa—. Buenas noches, mamá.

—Buenas noches, querida. Que duermas bien.

Como si fuera tan fácil, pensó mientras cerraba la puerta. Se metió en la cama y lloró hasta quedarse dormida.





Joe apareció un día después en el almacén. Regresaba de un inesperado viaje de negocios a Colorado. Vio a _______________ tras el mostrador y se acercó a ella con una sonrisa radiante.

______________ alzó la vista y lo miró, y a juzgar por la expresión de su rostro. Joe supo que todo había terminado. Estaba incómoda y nerviosa y no se atrevía a mirarlo a los ojos.

Joe no se molestó en hacer las preguntas preliminares. Entornó los ojos con gesto furioso.

—¿Quién te lo ha contado? —preguntó.

Ella dejó escapar un suspiro. Joe le daba miedo con aquella expresión. Ahora que sabía quién era de verdad, se sentía intimidada. Aquel hombre podía ir donde quisiera, comprar lo que le viniera en gana, hacer lo que le placiera. Estaba a años luz de ella, que vivía en una casa que tenía goteras en el tejado. Era como un desconocido. El vaquero sonriente y amable se había convertido en alguien completamente distinto.

—Ha sido el ayudante del fiscal del distrito —dijo con tono débil—. Vino a verme. El señor Tarleton tenía pensado insinuar que estabas celoso de él y que me obligaste a poner una denuncia.

Joe explotó.

—¡Traeré abogados capaces de encerrarlo para el resto de su miserable vida! —exclamó con rabia.

—¡No! —_______________ tragó saliva—. No, por favor. Piensa en lo que supondría para mi madre si una manada de reporteros viniera a cubrir la historia por… por ser tú quien eres —consiguió decir—. El estrés le dificulta mucho las cosas.

Joe la miró con intensidad.

—No había pensado en eso —dijo en voz baja—. Lo siento.

—El señor Addy dice que el señor Tarleton accederá probablemente a declararse culpable del cargo de acoso sexual —____________ suspiró—. Eso supone una multa y un tiempo de cárcel. El señor Addy estaba dispuesto a procesarlo por cargos más duros, pero tendría que haber pruebas de que hizo algo más que besarme.

Joe frunció el ceño. Sabía a qué se refería. Era poco probable que un jurado condenara a nadie por acoso sexual y agresión, y era imposible demostrar que Tarleton quería llegar mucho más lejos. Eso le hizo enfadar. Quería que aquel hombre fuera a prisión. Pero la señora Peale tendría que pagar el precio. Dado lo delicado de su condición, probablemente la mataría ver a ______________ pasar por el trago del juicio. El nombre de Joe garantizaría el interés de la prensa. En cualquier caso, tendría unas palabras con el señor Addy. _____________ no tenía por qué enterarse.

—¿Cómo está tu madre? —le preguntó.

—Bastante bien —respondió ella con tono forzado—. Los tratamientos la han dejado un poco anémica y débil y tiene náuseas, aunque le dan medicinas para paliarlas.

No añadió que pagarlas la estaba llevando a la bancarrota. Ya había empeñado el reloj y la pistola de su abuelo para llegar a fin de mes. Pero no pensaba admitirlo.

—Le he traído unos bombones —le dijo Joe sonriendo—. Le gusta el chocolate holandés.

_______________ lo miraba con los ojos muy abiertos.

—La mimas demasiado —respondió.

Él se encogió de hombros.

—¿Y qué? Soy rico. Puedo mimar a la gente si quiero.

—Ya, pero…

—Si tú fueras rica y yo no, ¿vacilarías en hacer todo lo que pudieras por mí si yo tuviera problemas?

—Por supuesto que no —le aseguró.

—Entonces, ¿por qué debería importarte si mimo a tu madre? Y menos ahora, que lo ha pasado tan mal.

—No me importa. Eso sólo que…

Se detuvo de golpe. ______________ palideció al darse cuenta de pronto de todo lo que Joe había hecho por ellas.

—¿Qué ocurre? —preguntó él.

—No había ningún fondo para pagar la operación ni los tratamientos —dijo con voz rota—. ¡Tú lo pagaste! ¡Tú lo pagaste todo!
Volver arriba Ir abajo
Nicole_JB
Forista!


Cantidad de envíos : 100
Edad : 19
Fecha de inscripción : 14/08/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 8th 2012, 11:18

chicas pedon x la
tardansa no tenia tiempo
e tenido muchisima tarea
y no podia pasar pro aki les dejo ese
cap faltan pokos
solamente bno gracias a las k an seguido comentando
las kiero bye
Volver arriba Ir abajo
caripe
Casada Con
Casada Con


Cantidad de envíos : 1413
Edad : 23
Localización : Jupiter !! :D
Fecha de inscripción : 15/06/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 8th 2012, 20:09


Ahhhhh por dios la verdad salio !!
pero todo se solucionara !!

me encantan ambas novelas que publicaste !!

Síguelaaa Smile
study study study study study study study study afro afro afro afro bounce bounce bounce bounce

Give Your Heart a Break !


Hermosa


Volver arriba Ir abajo
HellYeahJonas
Me Gustan Los Jonas!


Cantidad de envíos : 287
Edad : 21
Localización : Tomada de la mano de Joe
Fecha de inscripción : 14/03/2012

MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Septiembre 9th 2012, 08:09

sigue sigue sigue sigue Smile
Volver arriba Ir abajo
http://www.twitter.com/iBatmanGirl
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA   Hoy a las 20:02

Volver arriba Ir abajo
 
♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 8 de 10.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente
 Temas similares
-
» ♥ El secreto de Joe (Joe y tu) TERMINADA
» Nuestro Pequeño Secreto (Joe&Tú) /SuperHot/
» un secreto en la family(joe y tu)(romantica) leanla pliz es super cool
» El Circulo Secreto..
» "Secreto de matrimonio" (Joe&Tú) Terminada

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Jonas Brothers Venezuela Foro Oficial :: Webnovelas/Fics :: Jonas Brothers: Fan ficts :: HOT-
Cambiar a: